Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La carita que nunca borraré de mi zapatilla

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lera_karel
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : DREAMWORLD: algo más alla de la realidad, dnd todos los sueños pueden llegar a realizarse.
Cantidad de envíos : 344
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: La carita que nunca borraré de mi zapatilla   30/7/2013, 00:31

(continuación de las otras dos historias de una chica impulsiva y el día que la puse en su sitio)

Aquel día se quedó para siempre en mi memoria, ¿Cuándo se produjo? Pues varios días después del día que la puse en su sitio, tal vez una semana o dos, recuerdo que pasaron muchas cosas hasta que llegamos a este momento.
Antes de ello, se me declaró de un modo más directo que cuando la puse en su sitio, está claro que cuando se me declaró fue cuando estábamos a solas, pues no iba a montar una escenita como la que montó en clases de escultura de nuevo, pues muy masoquista tendría que ser para pasar por una situación así otra vez y delante de todos nuestros compañeros. No, el día que se me declaró directamente, sin usar una estratagema esta vez, fue cuando salíamos de clases de escultura un martes cualquiera de la semana siguiente a que la puse en su sitio, recuerdo que fue martes, pues escultura la teníamos todos los martes. Estaba recogiendo mis cosas y colocando mi caballete en la pared donde debíamos dejarlo, tenía varios objetos encima que debía colocar aun en su correspondiente lugar, cuando de repente me dice: - Estoy enamorada de ti.

Yo de piedra se me caen todas las cosas de las manos y en eso que reacciono para recogerlos, la veo a unos palmos de mi cara, ayudándome a recoger lo que se me había caído, me mira a los ojos, la miro a los ojos, el pecho lo noto más presionado que de costumbre y la respiración me va a mil, extiende su mano con una de mis herramientas modeladoras de escultura: - Toma - me dice dándome el utensilio - Va en serio, no es broma – secunda y yo sin saber que responder.

- ¡¡Tu estas tonta!! – le contesté, pues pensaba que era otra broma pesada de las suyas.

Recojo todo lo más rápido que puedo y me marcho de la clase lo más a prisa posible dejándola a ella sola en aquella clase donde pasaron tantas cosas.

Llego a clase de Anatomía, el corazón me late a 100 por hora y una vez sentada intento calmarme para pensar en lo que acaba de pasar.

¡¿Ella se me acaba de declarar?! – pienso alarmada, asombrada, atónita y sin creérmelo aún.

Al poco tiempo empiezan a entrar mis compañeros y se van sentando uno a uno en los correspondientes asientos que hay libres. Miro a mí alrededor y ella está presente, sentada al lado mío además, ni más ni menos.

Quiero que el mundo se acabe ahora mismo, pues no sé que va a hacer, ni que piensa en ese momento y no deseaba otra como la de la vez pasada delante de todos mis compañeros de nuevo.

De repente noto que algo toca el tacón de mi zapatilla, es ella, está pintándome algo.
-¿Te molesta? – me dice.
- mmm – pienso - mi madre no le suele gustar que pinte mi calzado – le digo - excusa estúpida, pues hace años que mi madre no me recrimina nada respecto a mí ropa, pues ya tengo 22 años y bastante crecidita estoy para saber que hacer y que no – pienso para mí.

-¿Te regaña? – me mira incrédula.
- Jaja, no, como crees, solo que no le gusta nada más y yo lo respeto. – le respondo, calmada y sonriendo.

- Bueno, si lo haces en un sitio donde no se vea mucho, mejor. – le digo, a lo cual me hace caso y sin más se pone a pintar – al mirarla a la cara, sonriendo, casi pareciera que me dijese, pienso hacer la mejor carita del mundo en un sitio donde no podrá decirte nada, así que no te preocupes. No se si la veo con mejores ojos, como para pensar que ella sea capaz de pensar eso, o si realmente es eso lo que piensa y percibo de ella. No me como mucho la cabeza y dejo que siga pintandome el zapato.

Aquellos 30 segundos como mucho, fueron los segundos más largos de mi vida hasta aquel recuerdo.
Dibujó una carita sonriente en la suela de mi zapatillas Adidas clasics blanca y a rallas rojas y después de eso, me quiso pintar el brazo también, pues no se quedo satisfecha con el pequeño detalle que tuvo, requería dibujar un dibujo más grande y para colmo no se quedaría tranquila, sino era en mi brazo. La dejé dibujar en mi brazo, fue un bonito dibujo, también una carita sonriente, pero distinta a la de la zapatilla, no recuerdo si me hizo algo más, esto fue hace varios años atrás y ni si quiera sé como recuerdo todo esto, supongo que se marcó en mi memoria, pues fue algo que no deseo olvidar nunca, un recuerdo hermoso de Ella, por lo demás, fue un día normal como cualquier otro, sintiendo que era observada por ella y sabiendo que yo le gustaba, no me molestaba ese hecho, pero me ponía nerviosa, y eso me molestaba, el ponerme nerviosa, al menos ya no me jodía la existencia, y por el contrario, me defendia si alguien se metía conmigo. Recuerdo aquella vez cuando me defendió del mejor amigo de Él, bueno, su mejor amigo en clases, seguramente fuera de la escuela, Él, tuviera más amigos y mejores que éste. El mejor amigo de Él, en clases, se metió conmigo, porque en una ocasión cuando haciamos las esculturas de los craneos que teniamos que modelar, mi craneo se había quedado como brilloso, debido al sudor de mis manos, el pregunto porque mi craneo brillaba y como hacía para que se viera así, como si quisiera darle el mismo efecto en el suyo.

- No se, creo que es porque me sudan las manos, tengo un problema, cuando iba al instituto y tenía examanes, de los nervios, dejaba la hoja toda arrugada, por el sudor, y cuando jugaba a los videojuegos tiempo atrás, cuando me enganchaba a uno, y era de los que te ponían en tensión, porque era un juego de terror, o miedo, o cosas así, el mando lo dejaba también mojado, el médico me dijo que podía deberse a nervios, o a un exceso de glandulas sudoriporas en mis manos, que en vez de tener la cantidad que tiene la gente de media, yo tenía muchas más.

La verdad, es que siempre he sudado más por las manos que por otras zonas donde suele sudar la gente como las axilas, nunca suelo marcar mis camisetas de sudor en esa zona, al menos tengo esa alegría, y no como ciertas compañeras que al levantar sus brazos, se les ve el chorreton de sudor en la axila marcado, a mi al menos, eso, no me pasa, es como si mi cuerpo transpirase por mis manos, no se si es peor o mejor, al menos así, nunca huelo mal, pues las manos me las suelo labar muy amenudo, y siempre estan limpias, si sudan, no huelen mal, ni si quiera se percibe olor de ellas. - me dijeron que podía curarlo si me operaba – le digo – pero no creo que merezca la pena operarme por algo así, corro más riesgo de que la operación salga mal y me quede peor por ello.
- Pues sí, no te supone un problema grave, ¿verdad? – decía ahora Él, el chico que me importaba más que los demás, el que tanto me gustaba, sí, al cual yo llamo Él. Al escucharle decir eso, me alegre mucho. ¿El motivo?, porque a él no le daba asco y eso ya me daba una felicidad muy grande – Si te causase un daño grave, como que te influyera en la salud, pero no es el caso ¿¿verdad??? – comentaba Él - No te operes, yo no lo haría – me dijo con una sonrisa – en ese momento me sentía muy feliz, por su respuesta.
- ¡Que asco!!! – dijo el mejor amigo de Él, al mirar la calavera y saber que el brillo, se debía a mi sudor, como si le diera un asco tremendo tocarla ahora y tocarme a mí. – Joder! ¿Cuando te dan la mano que haces?
- Bueno, me limpio el sudor y doy la mano y ya está. - le dije.
- ¿Cuando tengas novio y tengas que darle la mano, o algo peor, cuando tengas que tocarle y estes sudada...
- ¿Pero tu te has visto la cara chaval??? – en este momento fue cuando Ella me defendió – Tú si que das asco o es que no te miras al espejo??? – era un chico lleno de granos, no era feo, pero tenía muchísimo acné, nunca me dió asco por ello, y tampoco creo que a Ella, se lo diera, pero se molesto tanto, al oir lo que dijo de mí, que salto sin más a defenderme, esa era ella, cuando me defendía, supongo que por que le gustaba, sino, no lo hubiese hecho, no se... quizás si hubiese defendido a otro o otra, si le sentaba mal el comportamiento de alguien como en esta ocasión, ella era y es ese tipo de personas. Así era y es la chica que pinto la carita que nunca borraré de mi zapatilla. Más cosas pasaron entre nosotras dos, pero esa sería otra historia, más larga que contar, que prefiero mantener en mis recuerdos, y quizás algún día, os la cuente.
Volver arriba Ir abajo
http://www.lerakarel.blogspot.com
 
La carita que nunca borraré de mi zapatilla
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Muchas felicidades carita linda
» Moda de estar por casa
» Se acerca el momento esperado!!!!
» preocupada, confundida y malhumorada con las tomas de pecho
» Orgulloso yo...?!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics Cortos :: DRABBLES ORIGINALES-
Cambiar a: