Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 08:55

Capitulo 1:


Había pasado ya el largo verano que llegó tras la supuesta calma. Las Himes habían ganado, y ya no tenían que seguir luchando, ahora tocaba vivir una vida normal, eso era lo más difícil para Natsuki.

Tras ese día en el Karaoke todos quedaron en ir juntos a la playa a pasar las vacaciones, en el ultimo momento Natsuki se echo a tras, mientras la esperaban todos para subir al autobús una llamada corta al teléfono de Mai cambio los planes…sobre todo para Shizuru.

El verano pasó relativamente bien para casi todos, Mikoto seguía sin despegarse de Mai, mientras que esta no acaba de aclarar lo que había entre ella y Tate. Reito ejercía de Aniue de Mikoto, Shiho andaba tras los pasos de Yuuichi… Shizuru dejaba correr el tiempo en el reloj intentado imaginar que estaría haciendo Natsuki, se preguntaba por que no había ido, pero realmente no le sorprendía.
Natsuki, por su parte, había decidido quedarse en la academia, pensó que lo necesitaba para aclarar muchas cosas, además tenía que ponerse al día con muchos deberes si no quería repetir curso…

-¿Por que has decidido Repetir curso Shizuru?- Se preguntaba casi a todas horas, aun que sabia bien la respuesta, Shizuru lo único que quería era estar junto a ella.

Natsuki quería encontrar el que sentía ella… si aquel día, cuando la besó y la dijo que la amaba… y acto seguido se demostrara que era lo mas importante para ella… si eso fue verdad, si la quería como se quiere a una hermana, como a alguien a quien admirar… como a esa persona que te a ayudado… o como esa persona a la que abres tu corazón para que se meta dentro, y no salga…
Le aterraba la idea de perder la amistad de Shizuru al no poder darle nada más que eso, su amistad…

Poco a poco se acercaba el momento de volver a las clases. Natsuki temía enfrentarse a la mirada de Shizuru, realmente era ella la única que podía hacerla sentirse mal.
Decidió ir a buscarlos a la parada del autobús.

Una hora y media más tarde asomaba el autobús que les traía de vuelta. Las manos de Natsuki empezaron a sudar, y un sentimiento extraño le abordo el pecho.

La primera en bajar fue Mai, que se abalanzo a abrazarla. Uno tras otro iban bajando, con la mirada buscaba a Shizuru, para encontrar alguna replica o algo así.

Sin embargo al bajar del autobús y encontrarse la una con la otra, Natsuki no encontró eso. Shizuru tenía la mirada feliz de siempre

-Hola Natsuki, ¿Qué tal han estado tus vacaciones?- Pregunto despreocupada con una sonrisa en la boca.

-Bien…gracias- Le devolvió la sonrisa casi instintivamente, ella era también de las pocas personas que la hacían sonreír.

-Me alegro mucho- Dijo acercándose a Natsuki, para al final rodearla entre sus brazos.

Sin darse cuenta, al encontrarse allí, cerró los ojos, y desde el fondo de su alma se escapo un suspiro solo apreciable para Shizuru, que la apretaba fuertemente contra ella.

-Te e echado de menos- Dijo sin pensarlo

En ese instante, el mismo sentimiento en el pecho que había tenido Natsuki al ver llegar el autobús, se apodero del pecho de Shizuru, contestándola con un suspiro similar al que ella había dejado escapar.

Natsuki abrió los ojos al sentir como en pecho de Shizuru se llenaba de aire.
Shizuru se separo de ella mientras que sus compañeros miraban furtivamente, todos menos Mai, que intuyendo lo que sentían la una por la otra, miraba la escena como el que ve una película de amor.

-Tengo que coger mi maleta- Dijo al apartarse, soltando a Natsuki.

-¿Te ayudo?

Natsuki cogió la maleta de Shizuru, mientras la seguía recordándose a una de las múltiples fans de la castaña que había en la escuela, aquellas que la seguían donde quiera que fuera. Se detuvo en seco, no quería ser una fan más, y es mas, no lo era.

-Es tuya, llevala tu – Dijo lanzándola hacia Shizuru, mientras sonreía picaramente levantando una ceja en señal de superioridad y cruzando los brazos desafiantemente.

-Esta es mi Natsuki, ya me habías asustado, pensé que un verano sola había derretido a mi pequeño hielito- El gesto de Shizuru era tranquilo, como siempre, o eso dejaba ver, por que cuando Natsuki se ponía así, todo su interior se revolucionaba.

-Sabes que a mi, nada puede derretirme- descruzo los brazos para seguir el camino adelantando a Shizuru.

-Eso ya lo veremos Natsuki- Esto ultimo lo dijo casi para el cuello de su camisa, sin dejar que nadie lo escuchara.

Capitulo 2:

Shizuru entraba a oscuras a su habitación, a tientas se dirigió a la ventana para levantar la persiana, y así dejar entrar a la luz. Dejo la maleta en el suelo, y se sentó en la cama.
Al caer sobre la cama, le llego un olor familiar, se cogió la camiseta y se la acerco a la cara. Sonrió

-Vaya Natsuki, mi camiseta huele a ti

Cerro los ojos mientras aspiraba ese olor que tanto le gustaba, esa mezcla entre la colonia y el champú de Natsuki.

La conocía bien, y se merecía conocerla, ya que tardo mucho en hacerse hueco para que Natsuki le abriera un poco su corazón y le brindara esa confianza. El resto que sabia de ella, lo había ido aprendiendo… el significado de sus miradas, en el tono de su voz adivinaba lo que estaba pensando…

Pero aun desconocía muchas cosas, no entendía el significado de ese suspiro al abrazarla, pero no necesitaba saberlo, había hablado por si solo.

Temía equivocarse con ella, no quería volver a meter la pata, quería hacerlo bien.

Cuando se quiso dar cuenta del tiempo, había pasado ya una hora y media.

-Siempre estas en mi mente, el tiempo parece nada cuando pienso en ti… me gustaría saber como pasa al estar a tu lado- Se dijo para si misma soltando su camiseta, dejándola volver a su sitio.


Se levantó de la cama y comenzó a deshacer la maleta.

Mientras tanto, Natsuki llegaba al dormitorio que compartía con Mai y Mikoto acompañada por estas dos.

- Bueno, y ¿Qué has estado haciendo este tiempo Nat? – Preguntaba Mai mientras entraban.


- Lo primero… creo que destrozar tu cocina – Dijo colocando una mano en su cabeza y entrecerrando los ojos, con una medio sonrisa culpable.


- No creo que sea para…- Las palabras de Mai murieron en su boca al entrar y ver la cocina- Natsuki… ¿Qué has…?


Parecía que había habido por lo menos 3 guerras en esa cocina, Cacharros por el suelo, volcados por encima de la lumbre, bolsas de comida y cajas de platos precocinados encima de cualquier mueble que alcanzaba a la vista.

- ¿Necesitas organizar este desastre para acabar comiendo esto? – Mai decía esto mientras zarandeaba un bote de mayonesa por delante de la cara de Natsuki.


- Yo… bueno intente preparar algo en alguna ocasión, pero… es mas difícil de lo que pensaba – Miro a Mai con ojos de perrito abandonado- Sin embargo tu, cocinas tan bien… y es mas, no manchas casi nada y yo… - mientras Mai recibía con animo las alabanzas.


- ¿Cuándo Natsuki acabe de pelotear a Mai podemos comer? – Mikoto aparecía en la cocina precedida del sonido de sus tripas.


- Si… primero limpiemos esto…

Mientras Mai y Natsuki recogían, mandaron a Mikoto a comprar, ya que lo que había en casa se había echado a perder.


La niña iba andando en busca de lo que le habían encargado cuando una voz familiar la hablo por detrás.

- Hola Mikoto

Se giró para ver quien la hablaba.

- Naooo!! – Sonrió a la chica pelirroja que estaba a su espalda.


- ¿Qué tal? – pregunto mientras la miraba de arriba a bajo - ¿Has crecido?


- Muy bien – Se miro el cuerpo - Si, eso dice Mai, y ya puedo usar el sujetador que me regalo Natsuki- La niña hablaba con una sonrisa en la cara.
- ¿Quieres que te acompañe?


- ¡Claro!

Las dos se dispusieron camino de la tienda.

Mientras, en la habitación de Natsuki, ella y Mai acababan de limpiar el destrozo vacacional de la morena.
- De verdad que lo siento… es que no tengo paciencia… y acababa enfadándome con los platos y demás.
- Tranquila… -Le sonrió- ¿Aparte de batallar en la cocina, que has hecho este verano? Me quede muy preocupada por tu decisión de último momento.
- Bueno, e estado poniendo en orden cosas en mi vida… prioridades… y sobre todo, estuve estudiando.- Decía mientras frotaba el suelo intentando eliminar una mancha que parecía no querer irse.
- ¿estudiando?- Mai paro de frotar para mirarla con cara sorprendida - ¿Tu?

Natsuki bajo la mirada, pero se podía ver como sus mejillas adquirían un color rosado.

- Si, creo que… bueno, que se lo debo a alguien – Dijo en tono nervioso.

Mai sonrió, sabía a quien se refería perfectamente, le agradaba la idea de que por fin Natsuki se aclarara con respecto a esa persona.

- Pues la presidenta… la e notado un poco ausente estas vacaciones, creo que en su mente no estaba con nosotros, si no con otra persona…
- - Pues no me imagino con quien – Dijo Natsuki intentado disimular la sonrisa estúpida que se había dibujado en su cara
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 08:57

Capitulo 3

Se encontraban a dos días del comienzo de las clases, Natsuki no había podido pasar ni un momento con Shizuru, ya que esta se debía a sus obligaciones como presidenta del consejo estudiantil.

Extrañadamente, Natsuki no desaparecía temporadas como antaño, pasaba largas horas en la habitación estudiando. Al parecer intentaba recuperar lo que había perdido, pero en el fondo también lo hacia por Shizuru.

Ella se esforzaba mucho por que no dejara sus estudios, y le ayudaba en lo que podía con las dudas. Nunca nadie se había preocupado por ella, y hasta ahora no sabia como reaccionar ante ello, pero sabia que de ese modo, agradecía a Shizuru lo que estaba haciendo.

Últimamente solía sentarse en el pollete de la ventana, a mirar las estrellas, no recordaba la ultima vez que incluso ella misma se había preocupado un instante por su vida, se había cegado tanto con la venganza, que había perdido razón de ser… Tal vez ese miedo a aceptar lo que movía el motor para seguir su camino le hacia centrarse mas en los estudios.

En esas noches extrañaba no ver la estrella roja junto a la luna, esa estrella que solo veían las Himes, le costaba adaptarse a su nueva vida, pero sabía que no estaba sola…ya no.

Estaba terminando ya el día, para así cubrirse del manto oscuro el paisaje que tenia frente a ella, estaba mirando por la ventana mientras recogía unos libros de los cuales había estado sacando apuntes, desde donde se encontraba, podía escuchar el agua de la bañera, donde Mikoto se daba un baño. A su nariz le llego el olor de la cena que estaba preparando Mai, se sentía cómoda, en casa, pero notaba en su pecho una sensación de vacío, algo le decía que eso no era para ella.

En lo que se acercaba a su escritorio a dejar sus libros, alguien golpeaba con los nudillos la puerta.

-Ya abro yo – Dijo mirando a Mai - ¿esperas a alguien?

-Si, tenemos invitados a cenar hoy – Le dijo sonriendo – creí habértelo dicho

Natsuki llego hasta la puerta, tras ella se encontraban rostros conocidos, los primeros en entrar fueron Takumi y Akira, que eran el hermano menor de Mai y la novia de este.

Cuando ya se disponía a cerrar la puerta, alguien se puso por medio.

- ¿Me ibas a dejar fuera Natsuki?

- Shi…zu…ru – Dijo al tanto que sus mejillas se tornaban coloradas – Pasa, perdona, no te había visto…

- Lo sé Natsuki – Dijo sonriéndola – Yo a ti siempre te veo Natsuki, siempre te estoy mirando.

-
Estas palabras hicieron que sus mejillas se encendieran aun más, pero logro zafarse de su mirada, ya que se encontraba a su espalda cerrando la puerta.

- ¿Por qué en cada frase que me dices tienes que decir mi nombre? ¿Por qué lo repites tanto? – Pregunto, ya que le llamaba la atención que Shizuru siempre hablase así.


- ¿Quieres saberlo?- Ambas chicas se encontraban ya con el resto, los que estaban ya sentados esperando la comida


- Si… supongo -miraba recelosa a la mesa, donde Takumi y Akira, al igual que Mai y Mikoto miraban como el que va al teatro.


Shizuru cogió la mano de Natsuki hasta llevarla a su pecho


- ¿Lo notas? – Shizuru la miraba con un aire entre seriedad y ternura.


- Si… -El gesto de Natsuki era de sorpresa, sus cejas se arquearon para luego depositar sus ojos en los de Shizuru, mientras en su mano sentía el latir del corazón de la chica


- Pues el es el culpable, ya que solo reconoce tu nombre, dentro de el - Volvió a sonreírla- Natsuki – al añadir lo ultimo en su cara se podía ver un pequeño toque de picardía.

La morena, no sabia como reaccionar ante aquello, en su cabeza como eco, escuchaba como los demás entonaban al unísono un “ooooh”. Bajo la mirada un poco, para intentar ocultar su vergüenza.

-Shizuru… yo… - Sus manos empezaban a sudar de nuevo. Tal vez ya había llegado ese momento en el que tenía que admitir lo que sentía, y quería.

- ¿Cenamos ya o que? – La pregunta de Mikoto rompió el momento, la chica se sonrojo al ver como todos giraban la cabeza, como cuando hablas en el cine. – Perdón… es que...


- Mikoto tiene razón – Dijo Natsuki, algo aliviada de no tener que hacerlo aun, y menos delante de nadie.

Con la mirada encontró a Mikoto, la cual le dedico una sonrisa cómplice. *Gracias… * Pensó mientras le devolvía la sonrisa.

Al terminar de cenar, Shizuru se acerco a Natsuki para pedirle que saliera a la terraza a hablar un rato.

Takumi y Akira habían cogido asiento en uno de los sofás, Mai empezaba a dar cabezadas en el de enfrente, Mikoto se encontraba en el sillón más cercano a la terraza. Hasta sus oídos llegaban las palabras de Shizuru.

- Yo… quería pedirte perdón por lo que pasó Natsuki… - Su mirada se perdía en la gran luna que había ante ellas – No era mi intención...


- Lo sé Shizuru, no te preocupes- Añadió cortando la disculpa de la chica.


- Y también quiero que sepas una cosa, esta vez… lo haré bien- Le dedico una preciosa sonrisa a la chica por la que estaba dispuesta a dar todo- ¿No ibas a decirme algo antes?
- Si… Yo quería decirte… - Mientras formulaba su frase, por el salón andaba Mikoto cabreada hasta la puerta- El caso es que yo- Un fuerte portazo no la dejo terminar.

Mai se despertó de golpe casi saltando sobre su asiento. Natsuki y Shizuru salían de la terraza apresuradamente.

- ¿Qué ha pasado? – Preguntaba Mai mientras hacia un barrido a la habitación con la mirada.- ¿Dónde esta Mikoto?


- Onee-chan, yo la vi algo cabreada, y murmuraba cosas mientras iba hacia la puerta, pero no entendí que decía – le contestaba Takumi, mientras en su cara se dibujaban un montón de preguntas.


- Voy a buscarla – Mai corría hacia la puerta.


- Yo también voy – Añadió Natsuki, mientras cogia el casco de la moto.

Shizuru se marcho con Mai, Akira y Takumi se quedaron en casa por si volvía. Natsuki recorría las calles con su moto.

No había parado de correr desde que había salido de su casa, se sentía cansada, pero algo dentro de ella no le dejaba parar. Finalmente su cuerpo no quiso continuar huyendo. Callo de rodillas al suelo, cerca de un pequeño parque, donde por el día siempre había niños jugando.
*¿Qué me esta pasando? ¿Por qué?* Mikoto se preguntaba mientras se llevaba las manos a la cabeza y empezaba a llorar.

- ¿Mikoto? ¿Eres tú?


- Si… - Respondía a la pregunta intentando secarse los ojos rápidamente – Hola Yukino…

- ¿Estabas llorando?- Dijo la chica colocándose las gafas, y agachándose a su lado- ¿Te has perdido?

-NO! No me e perdido! Ya no soy una niña ¿Vale? – Dijo algo furiosa, y se le volvieron a saltar las lágrimas.

Yukino la miraba extrañada, y entendió que Mikoto no solo había crecido físicamente. La rodeo con un brazo. Mikoto se apoyo en su pecho y continúo llorando.

-Tranquila Mikoto, desahogate.

Tras que Mikoto se calmara un poco, ambas se sentaron en un banco.

- así que es eso lo que te pasa. – Dijo Yukino mirándola.


- Si… estoy cansada de que sigan pensando que soy una niña… y.. – bajo la mirada clavándola en el suelo – últimamente, me siento rara… se me pasan por la cabeza cosas que nunca pensé que lo harían- Apoyo su cabeza sobre sus manos.


- Eso es normal – Yukino se sorprendió al ver la manera de expresarse de Mikoto – Cuando uno va creciendo, van surgiendo nuevas cosas, nuevos problemas, sentimientos.

Mientras hablaban se oía el ruido de una moto cada vez mas cerca.
Natsuki ya no sabía por donde buscar, y su última idea fue ir al parque donde solían ir Mai y Mikoto algún fin de semana de picnic.

*¿Dónde estas Mikoto? No puedes haber ido muy lejos* Pensaba mientras que al llegar al parque reducía la velocidad. Por suerte, distinguió dos cuerpos sentados en un banco, al acercarse un poco mas pudo reconocerlas. Se quito el casco, y bajo de la moto. Al fin llego hasta donde estaban.

-Hola Kuga – Dijo Yukino, aun le sorprendía más el hecho de que fuera Natsuki la que iba a buscar a Mikoto.

Mikoto levanto la vista y se quedo mirando a Natsuki a los ojos.

- Buenas noches Yukino- Dijo y volvió a mirar a Mikoto mientras se acercaba hasta ella, se arrodillo justo enfrente, con la mano le quito dulcemente el rastro de lágrimas que había por la cara de la chica. - ¿Estas bien?


Mikoto asintió con la cabeza, pero al sentir la mano de Natsuki en su cara, las mejillas se empezaron a poner rojas.

*así que es eso… * Pensó Yukino mientras le aparecía una pequeña sonrisa en la cara *Te entiendo bien Mikoto… *

-¿Volvemos a casa?- Le pregunto Natsuki tendiéndole una mano con un casco a Mikoto.

- Claro – Dijo sonriéndola y cogiendo el casco.

Al levantarse del banco Mikoto, Natsuki se dio cuenta de que la niña ya estaba casi tan alta como ella, quería saber que la pasaba, pero no era momento de agobiarla.
Se despidieron de Yukino, y tomaron el camino hacia la moto.
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 08:59

Capitulo 4

Mientras tanto, Shizuru y Mai caminaban por la calle, sin saber bien por donde buscar. Mai parecía entre enfadada y molesta, andaba deprisa y con el gesto muy serio.

-Mai, ¿te encuentras bien?- Preguntó Shizuru un poco cortada.

-Si… -Mai se detuvo un momento- El caso es que estoy cansada de cuidar de Mikoto, Es peor que una niña pequeña, y siempre la tengo detrás, no puedo hacer mi vida así.

-Tal vez no quieras hacerla así – Sonrió Shizuru- Yo este verano noté a Mikoto más madura, tú la vez como tu hermana pequeña, y tal vez te cuesta ver la realidad.

-¿A que te refieres?- Se puso frente a Shizuru mirándola

-Pues… que Mikoto ya no es una niña… ¿hace cuanto tiempo no corre a por ti gritando tu nombre?

-Pues…- Mai estaba pensativa- hace ya bastante…

-Y ¿No puede ser eso lo que realmente te molesta?

-¿No estarás insinuando que…?- Mai la miro con los ojos muy abiertos

-No insinúo nada, solo que deberíamos seguir buscando – añadió sonriendo

Tras la pequeña conversación, Mai andaba mas ensimismada, una llamada a su teléfono la devolvió al mundo real.

-Era Natsuki, ya la ha encontrado, y dice que van para casa – El tono de voz de Mai parecía algo molesto, y apagado, como si hubiera querido ser ella la que encontraba a Mikoto.

-Entonces, vuelve a casa, yo me iré a mi dormitorio – Le dijo Shizuru- Nos vemos pronto

Ambas se despidieron y Mai tomo el rumbo hacia donde estarían Mikoto y Natsuki cuando llegaran.

-Natsuki… Nunca e montado en moto – Le dijo Mikoto cuando ya estaban justo donde la morena había aparcado.

-No te preocupes, ponte el casco y agarrate fuerte- Le sonrió dulcemente

-¿Dónde me agarro? – Pregunto con las mejillas coloradas al recibir la sonrisa.

-Pues puedes agarrarte aquí detrás – Dijo señalando la parte trasera de la moto- O si no, te agarras a mi.

-De acuerdo – Dijo poniéndose el casco- ¡¡Quememos la carretera!!

Natsuki se rió al ver a Mikoto con el casco, señalando hacia la carretera y soltando esa frase. De repente se sorprendió por que Mikoto se quitó el casco de golpe.

-Natsuki! – Gritó, haciendo que la chica se asustara un poco- ¿Y si en vez de a casa directamente, pasamos por algún sitio a tomar algo?

-Esto… Si, Claro, por que no… - Saco su móvil de la chaqueta- Espera que aviso a Mai, lo mismo quiere venirse.

Mikoto puso su mano encima de la de Natsuki sujetando el móvil.

-Solo dile que no vamos aun, ahora me apetece pasarlo bien solo nosotras dos- Dijo con una sonrisa, a la que extrañamente Natsuki no se pudo negar.

-De acuerdo – Le sonrió.

Mientras buscaba el número en las llamadas enviadas, se dio cuenta de que había sonreído varias veces a Mikoto, sin saber bien por que, mientras seguía dándole vueltas, Mai descolgó el teléfono.

-Mai, veras, que… no vamos ir a casa aun… hemos decidido ir a tomar algo antes, ¿de acuerdo?

Acto seguido Natsuki guardaba su teléfono en el bolsillo, con una cara de extrañada.

-¿Pasa algo? – Pregunto Mikoto

-Es que… e notado a Mai muy rara…

-Bueno, ya se le pasará, ¿vamos?- dijo poniéndose de nuevo el casco

-Claro…

Natsuki estaba un poco descolocada por las reacciones de Mikoto. Primero la encuentra llorando, después que si vana tomar algo las dos, y por ultimo, no le importa que Mai este rara.

Se montó en su moto, y acto seguido Mikoto subió detrás, agarrandose a su cintura. Natsuki sintió un pequeño escalofrió al sentir las manos de la chica.
Arranco y las dos pusieron rumbo a algún bar que estuviera abierto.

Mai ya casi estaba en casa. Iba con la cabeza agachada y le había molestado mucho que no fueran para casa.
Al entrar encontró que estaba la casa vacía, y había una nota: “Onee-chan, Natsuki llamo diciendo que había encontrado a Mikoto, así que nosotros nos marchamos, nos vemos mañana. Besos”

Arrugo en papel entre su mano, una pequeña lagrima corría por su cara. * No es posible que me pase esto a mi… no puede tener razón Shizuru… es imposible* Mai callo al suelo de rodillas y comenzó a llorar. No sabia si no podía ser, o no quería admitirlo, ella quería a Tate, y se había demostrado, no podía querer de igual modo a Mikoto, era como su hermana pequeña, pero, si era así, no entendía por que le dolía tanto el corazón ante esa situación.

Cuando Natsuki y Mikoto llegaron al bar, vieron como una pelirroja conocida entraba delante de ellas, un hombre entraba justo detrás de ella.
Aun así, las dos chicas decidieron entrar. Se colocaron en la segunda mesa más cercana a la puerta, y comenzaron a hablar de cómo había sido el verano de cada una. Natsuki realmente quería preguntarle por que había salido así de casa, por que la había encontrado llorando, pero prefería darle tiempo.

Mientras, desde la barra Nao diviso la melena de Natsuki. *Juraría que conozco ese pelo…* Mientras el hombre le hablaba de su trabajo, Nao se echaba mas de lado con su silla para conseguir confirmar sus sospechas. Tras el pelo de Natsuki, lo que consiguió ver era a Mikoto sentada enfrente riéndose, parecían pasarlo bien *No puede ser…Mikoto… * Pensó Nao * No puede…*

-AAAHHH!

De tanto apoyar la silla en dos patas esta se volcó, haciendo que Natsuki y Mikoto se asomaran a ver que había pasado.
Al ver a Nao con las piernas hacia arriba Mikoto empezó a reírse como el resto del bar, Natsuki por el contrario se acerco hacia la chica.

-¿Estas bien?-Dijo tendiéndola una mano.

-Si… - Dijo borde mente, al levantar la mirada y encontrar ahí a Natsuki cambió la cara, poniéndose mas roja aun mas roja de lo que ya estaba.- Gra-gra…cias… - añadió sujetando la mano de Natsuki

La ayudo a levantarse del suelo, y una vez de pie, Nao cayó sobre Natsuki.

-Ah! Mi pie – Al caer sobre ella, su mano fue a parar a uno de los pechos de Natsuki, haciendo que ambas se sonrojaran, y que más de uno de los del bar tuvieran que contener la sangre en su nariz.

Natsuki miro al bar desafiante.

-¡¡ ¿Por que no os metéis en vuestros asuntos? Será mejor que lo hagáis si no queréis que os de una paliza!!- Dijo en un tono un poco alto, pero volviendo la Natsuki que era antaño. Agarró fuerte a Nao y se dirigió hacia la puerta- Vamos Mikoto- Añadió borde mente.

Al llegar a la moto, y dejar a Nao sentada, Natsuki se daba media vuelta hacia el bar. Pero Mikoto la sujeto por el brazo.

-Venga déjalo, vamonos…

Al ver el tamaño de las dos chicas, no sabía como iban a ir las tres en la moto, y se quedo pensando. De repente, Mikoto la agarro por la cintura y la dio un beso en la mejilla.

-Nos vemos en casa, lleva a Nao – Dijo comenzando a caminar.

Nao se quedo con un gesto extrañado, pero mas extrañada estaba Natsuki que se había quedado sin saber como reaccionar.
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
ShaKit
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : España
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 28/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 16:21

Me ha gustado bastante y la verdad espero la sigas pronto owo
Volver arriba Ir abajo
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 17:09

Gracias por tus palabras Shakit, tengo escrito hasta el capitulo 14, lo iré colgando poco a poco. Me alegro de que te guste :)

-------------------------------
Capitulo 5

Natsuki subió en su moto, y casi sin hablar a Nao llegaron hasta donde estaban las habitaciones de los estudiantes. La morena tenia demasiadas cosas en la cabeza, y dejo un poco de lado a Nao.

-Hasta mañana Nao, espero que se mejore tu pie- Dijo sin ni siquiera mirarla y cogiendo el camino hasta donde estaba su habitación.
-Hasta… Hasta mañana – Terminó Nao, metiéndose en su habitación mientras observaba a Natsuki alejarse.

Por el camino, iba pensando en lo que estaba sucediendo, no podía ser lo que estaba imaginando de Mikoto, pero no podía dejar de pensar en ello. También recordó que había estado a punto de declararse a Shizuru en dos ocasiones, y las dos habían sido interrumpidas por Mikoto. Su pensamiento fue roto por un grito.

-¡Natsuki! – Grito la pelirroja frente a su habitación.

La morena se giró al escuchar a Nao.

-¿Estas bien?- Pregunto al llegar corriendo donde se encontraba la chica.

Nao, al ver la reacción de Natsuki se quedo algo bloqueada, no esperaba que ante su llamada la chica acudiera corriendo.

-Perdona… -Dijo ruborizándose- No quería asustarte, quería preguntarte si te apetecía pasar a tomar algo.
-Es tarde Nao – se disculpo colocando su mano en el hombro de la chica- Digamos, que me lo debes, ¿vale?- Añadió guiñándole un ojo, algo que hizo que el corazón de Nao se acelerara.
-De acuerdo, te lo debo, no lo olvidare.
-Eso espero- Le sonrió Natsuki- Hasta mañana
Al entrar en su cuarto, encontró la luz apagada, y a Mai ya en su cama. La chica al escuchar entrar se dio media vuelta, como si estuviera enfadada. Al no escuchar ni una voz, y tan solo oír pasos de una persona, se incorporo, viendo a Natsuki sola.

-¿Y Mikoto?
-A decidido volver andando a casa – Dijo quitándose las deportivas – Estará al llegar
-¡¡¿¿La has dejado volver sola andando!!??- dijo Mai saltando de la cama - ¿Cómo se te ocurre?
-Mai… - la miro Natsuki extrañada- Mikoto ya no es una niña, me quede sin sitio en la moto, y dijo que ella vendría andando.
-¿Pero y si la pasa algo? Ella no puede volver sola, voy a buscarla… - El sonido de las llaves callo sus palabras.

Mikoto entraba en la casa, con un gesto algo triste.

-Ya estoy aquí – Añadió dejando las llaves en la mesita del rellano- ¿Qué tal el tobillo de Nao?
-Al parecer igual, pero ya esta en su cuarto- Dijo Natsuki sonriendo a la chica de las trenzas.
-Me alegro, voy a comer algo, y me acuesto, si vais a dormir, procuraré no hacer mucho ruido.

Mai estaba completamente descolocada, realmente estaba viendo como Mikoto ya no era como ella pensaba. Y en su cabeza, empezaban a aparecer las palabras de Shizuru, y de nuevo su pensamiento de negación hacia los hechos.

Volvió a tumbarse sin decir nada, y se durmió.

Cuando se despertó la mañana siguiente para hacer unas compras, encontró a sus dos compañeras durmiendo. Observo a Natsuki, que dormía abrazada a su almohada con la boca abierta y babeándola. Luego cambio la vista hacia Mikoto la que parecía que había caído del techo, ya que su posición era boca arriba y completamente estirada. Se quedo bastante rato mirándola, no entendía como podía haber cambiado tanto esa chica. Aun así, quería comprobar una cosa, se hizo hueco en la cama de Mikoto, y la acarició un poco la cara, la reacción de la chica, sin despertarse, fue abrazarse a Mai, como solía hacerlo.

-Has crecido, pero siempre serás mi Mikoto – Dijo sonriendo y aceptando a la chica entre sus brazos.

No podía dormirse de nuevo, pero se encontraba muy a gusto en la cama, mirando de vez en cuando la cara de paz que tenia Mikoto *Tal vez, estoy negando algo demasiado evidente…*
Al cabo de unos minutos el despertador de Natsuki sonó, haciendo que la morena se levantara con los ojos medio abiertos y quejándose. Al parecer no se había percatado de que Mai se había cambiado de cama, y se dirigió al baño.

A Mikoto parecía no haberle afectado el ruido del despertador, y seguía cómodamente abrazada a Mai, cuando la chica recordó que tenía que salir a comprar unas cosas. Se deshizo como pudo de los brazos de Mikoto.

Cuando Natsuki salía del baño, escucho que cerraban la puerta de la calle, alguien se había marchado, al correr la puerta y ver la habitación, descubrió que había sido Mai. Con tan solo una fina toalla rodeando su cuerpo se acerco a la mesita, en la que la pelirroja había dejado una nota: “Chicas, e ido a comprar unas cosas, en dos horas, mas o menos, estaré de vuelta, os e dejado desayuno en la cocina.”

El sueño de Mikoto llegaba a su fin, y empezaba a abrir los ojos lentamente, frente a ella, veía una imagen bastante distorsionada, se froto los ojos, y consiguió ver a Natsuki, envuelta en la toalla perfectamente. La chica, se llevo la mano a la nariz, y sin decir nada, se metió corriendo al baño. Natsuki la miró extrañada, y se dirigió cerca de su cama, donde tenia la ropa, ya tenia planeado su día, primero iría a rondar por donde estuviera Shizuru para ver si podía pasar algo de tiempo con ella, si la chica estaba muy ocupada, le propondría quedar a alguna hora, y haría tiempo estudiando. Repasaba mentalmente los sitios por donde iba a ir buscando a Shizuru mientras se vestía.

Mientras, Mikoto, se taponaba la nariz con dos trocitos de papel, levanto la mirada, y se miro al espejo:

-¿Qué me esta pasando? – Dijo colocándose bien uno de los papelitos de la nariz – Es Natsuki…

Se dirigió a la puerta, y lo que descubrió en la habitación provoco un escalofrío por toda la espalda, Natsuki estaba subiéndose la falda, con tan solo el sujetador. Los ojos de Mikoto, no pudieron evitar situarse primero en el pecho de la morena, y recorrer con la mirada todo su cuerpo. Sintió como los papelitos empezaban a empaparse de sangre y decidió volver al baño. Natsuki giro la mirada tras el portazo que dio Mikoto.

En su habitación Nao se despertaba, aun con los ojos medio cerrados, comenzó a levantarse. Al poner el pie izquierdo en el suelo, el dolor le hizo caer para atrás de nuevo sobre su cama. “Estupendo… y ahora que hago…” Observo su tobillo, el cual estaba bastante hinchado. Por su cabeza rondo la idea de llamar a Natsuki para preguntarle que si podía llevarle al hospital. Se levanto como pudo y cojeando llego hasta la puerta. Cuando se encontraba en el pasillo, ya estaba agotada de ir dando saltos.

-¿Nao? ¿Qué te ha pasado? – Pregunto Mai que llegaba con unas bolsas mirando el pie descalzo de la chica.
-Bueno, es que ayer me caí y hoy me e levantado con el pie así…
-Eso tiene que verlo un médico – Empezó a andar hacia su habitación – Espera aquí un momento, voy a mirar si Natsuki esta en el dormitorio, y ahora le digo que si puede llevarte.
-Gracias… - Dijo Nao con una pequeña sonrisa adornando su cara con unos pequeños coloretes que le habían aparecido al escuchar a Mai.

Cuando consiguió abrir la puerta sin soltar las bolsas, lo primero que vio fue a Natsuki golpeando insistentemente la puerta del baño.

-Vamos Mikoto… no puedes quedarte ahí todo el día – Dijo sin parar de golpear la puerta- Al menos dime que te pasa.
-¿Qué le pasa a Mikoto? – Pregunto Mai dejando caer las bolsas al suelo.

La morena se giro más que por la pregunta por el ruido provocado por las bolsas.

-No lo sé, se encerró hace bastante tiempo… y dice que no quiere salir.

La pelirroja empujó a Natsuki de la puerta, y comenzó ella a gritar a Mikoto.

-¡Dejadlo, no quiero salir!- Se oía gritar a Mikoto desde dentro.
-Tal vez sea lo mejor Mai – Dijo Natsuki amarrándola del brazo.
-¡TU QUE SABRAS! – Grito a la morena – ¡YO CONOZCO A MIKOTO!

Natsuki se quedo paralizada ante la reacción de Mai. Y eligió salir de la habitación antes de entrar en una discusión con Mai, pero al abrir la puerta, Nao que estaba apoyada en ella, callo sobre Natsuki, haciendo que ambas cayeran al suelo, dejándolas en una situación un tanto embarazosa, ya que la pelirroja se encontraba encima de Natsuki, y sus caras se separaban por escasos centímetros.
Nao no pudo contener la rojez de su cara al encontrarse así. Mai había parado de llamar a Mikoto, y esta había abierto la puerta al escuchar el ruido.
Mai se giro a mirar a Mikoto, pero lo único que pudo observar antes de que la chica volviera a cerrar la puerta, era un gesto de enfado en su cara mientras miraba la escena que se estaba desarrollando en el suelo.
El portazo y una voz rompieron el silencio.
-Vaya Kuga-san, creo que mejor nos vemos en otro momento – Dijo Shizuru desde la puerta con una sonrisa que se tornaba algo falsa.
-¡Espera Shizuru! No es…- Añadió intentando quitar a Nao de encima- Lo que parece… Yo…
-Tranquila Kuga, no tienes por que darme explicaciones de ningún tipo, ¿no?

Mientras Natsuki se levantaba, solo alcanzó a ver a Shizuru ya casi al fondo del pasillo.

-Shizuru…
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
seylla
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Barcelona
Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 18:27

buenisima la conti, ya había empezado a leer el fanfinc y me kede a medias me alegra k lo continues. :D

Y sigue así pork me encanta como escribes!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   30/1/2008, 18:33

Gracias!! :)

-----

Capitulo 6

Natsuki solo pudo dar unos pocos pasos por el pasillo tras Shizuru. Contemplo a Nao en el suelo, sin poderse levantar y no podía dejarla allí. Le tendió su mano, a la cual la chica se agarró con fuerza. Una vez de pie, Nao comenzó a excusarse por lo sucedido, pero realmente no sentía lo que estaba diciendo “Me alegro de que Fujino-san nos haya visto así… daría todo por volver a estar encima de ti Natsuki…”

-Será mejor que te lleve al hospital, a que te venden el pie – Dijo la morena con un tono ciertamente apagado.
-Gracias… - Nao miro al suelo – ¿Te importaría ayudarme? No puedo andar muy bien- Añadió con un gesto que recordaba a un cachorro desamparado.
-Claro que no.

Nao paso su brazo por encima del hombro de Natsuki, casi obligando a esta a agarrarla por la cintura, ya que en esa posición era el único modo de sujetar a la pelirroja.

Salieron tras despedirse de Mai, que volvía a hablar con la puerta del baño.
De camino al hospital, Natsuki pensaba acerca de todo lo que estaba sucediendo “¿Es que se han vuelto todas locas?” Aceleró para llegar cuanto antes, al tanto que sentía los brazos de Nao alrededor de su cintura, sujetándose fuerte.

-¡Mikoto! ¡Abre de una vez!- A Mai le dolían ya las manos de golpear la puerta- por favor… - esto ultimo lo dijo casi en un susurro.

La puerta del baño se abrió, y de dentro salía la chica de las trenzas, esa que siempre tenia una sonrisa en la cara, pero que esta vez la había abandonado, tenia los ojos rojos, como si hubiera estado llorando.
Al ver a Mai, se abrazó a ella.
-Perdón Mai… - Dijo la chica mientras sus ojos se cristalizaban de nuevo- No quería asustarte
-No hay por que pedir perdón Mikoto- La pelirroja tras ver los ojos de Mikoto preguntó- ¿Qué te pasa? Creo que es hora de que hablemos.

Le cogió de las manos a la chica y la sentó en la cama. Le preparo un té y se lo acerco. Mikoto al ver el té comenzó a llorar levemente.

-¿Qué te pasa? - Mai estaba cada vez mas confusa- Pensé que te gustaba el té.
-Si me gusta… el caso es que… el té me recuerda a alguien- Se secó los ojos, y cogiendo el té miro a Mai- Siéntate, somos amigas, y yo, necesito contarte algo.
-Claro… - Añadió Mai extrañada de la forma de actuar y hablar de la chica.

Shizuru se encontraba en el despacho del consejo estudiantil, ultimando unas cosas para tener todo listo para el día siguiente. Pero por su cabeza no dejaba de pasar la imagen de Nao, completamente roja encima de Natsuki, luego a esa imagen le tomaba el relevo el intento de excusarse de Natsuki “Como si fuéramos algo” pensó. Ante todo, la presidenta, no demostraba en su gesto sus pensamientos, ya que sonreía mientras bebía te, a las propuestas de Yukino.
Por un instante se le pasó por la cabeza el recuerdo de que Natsuki había intentado decirle algo en dos ocasiones. Y aun sabiendo lo que quería contarle la morena, a Shizuru le gustaba hacerse un poco la dura. Ella había dado todo por Natsuki, ahora era su turno de por lo menos dar un paso hacia ella.
Una sonrisa mas amplia de lo normal se dibujó en su cara, al recordar como la tez blanca de la morena se teñía de rojo ante sus palabras. No podía evitarlo, esa chica era la dueña de todo su mundo, “Tal vez deba ir a hablar con ella, igual e sido un poco brusca al marcharme así” Pensó separándose un poco de su mesa, pero al hacerlo recordó que estaba en una reunión a la cual no estaba prestando atención.

Natsuki se encontraba en la sala de espera del hospital cuando su móvil empezó a sonar.

-Un mensaje… - Dijo la chica intentando disculparse con la gente que se encontraba allí, ya que el sonido de su móvil no era especialmente discreto. Sacó el teléfono de su chaqueta - ¿Shizuru?

“Natsuki, en media hora salgo de mi reunión, si quieres que nos veamos, puedes venir a recogerme, yo invito a comer. Lamento mi reacción de antes, con Amor, Shizuru”

Como solía conseguir siempre la castaña, Natsuki se puso colorada. Miró el reloj, aun no sabía cuanto iba a tardar Nao en salir. Ella quería ir con Shizuru, pero Nao no tenía manera de volver a casa, y más teniendo el pie mal. Tras pensarlo unos minutos, cogió su móvil de nuevo, y empezó a escribir.

“No sé si podré llegar a tiempo, si no, espérame donde nos conocimos, si no llego a tiempo, a comer invito yo. Besos. Natsuki”

-Así que es eso… - decía Mai mirando a un punto fijo en la pared
-Si – Asentía Mikoto sentada a su lado- Realmente no entiendo el por que, ni desde cuando, pero… desde hace varios días… cada vez que la veo… y cuando estoy con ella a solas… ni me reconozco…
-¿Estas segura de tus sentimientos? – Pregunto la pelirroja clavando sus ojos en Mikoto
-Si… Creo que si…
-Pues siento desilusionarte Mikoto… sabes que entre Fujino-san y Natsuki…
-¡YA! ¡YA LO SÉ! – Al escuchar el nombre de Shizuru, instintivamente se cabreó
-¿No puedes estar confundiendo cosas? Natsuki es una chica bastante guapa, tal vez sea simple atracción.
-No lo se Mai… - Se llevo una mano al pecho- Nunca e sentido amor, así que, no puedo compararlo.

La pelirroja abrazó a su amiga, mientras, sentía como si su corazón se partiera en mil pedacitos a cada uno mas pequeño, “Vaya, al final, Fujino-san tenia razón… si me hubiera dado cuenta antes…”

En la sala de espera, Natsuki se auto convencía de que tenia que decirle a Shizuru lo que pensaba y sentía, que alargar esa situación era innecesario, y a la vez, doloroso, ya que cada día que pasaba, Natsuki necesitaba mas estar al lado de Shizuru. Miraba el reloj cada minuto, esperando a que por fin saliera Nao, pero esto no sucedía y ya pasaban 2 horas de la fijada con Shizuru.
“No puede tardar mucho mas en salir…” El pensamiento se le corto por el sonido de su estomago.
De nuevo cogió su móvil, pero esta vez salió fuera, marcó un número y espero la respuesta.

-¿Si?
-¿Shizuru?
-Hola Natsuki…
-Quería decirte que aun me ha sido imposible salir de aquí, pensé que saldría antes..
-No pasa nada, al ver que no llegabas, me marché a casa.
-Lo siento… podríamos… al menos, ¿Cenar juntas?
-Si no te surge nada a última hora, por mi estupendo.
-De acuerdo, paso a buscarte por tu habitación, ¿Te parece bien?
-Si…
-Hasta luego Shizuru
-Hasta luego Natsuki.

Tras que la morena colgara el teléfono, de los labios de Shizuru se escapo un casi inaudible “Te Quiero”
Mientras devolvía su teléfono al bolsillo, con su mano derecha, acariciaba una pequeña flor, que al parecer acababa de despertar hacia poco, rodeada de una multitud de flores, en ese jardín, donde hacia ya varios años, había conocido a Natsuki. Sonrió levemente, y dispuso el camino hacia su habitación.

Por fin salía Nao de la sala de urgencias, con el pie vendado y una enfermera la llevaba en una silla de ruedas. Al ver a Natsuki, que estaba allí esperando sonrió. “Vaya Kuga… no me esperaba que siguieras aquí, ¿Querrá eso decir algo?”

-Bien, te llevaré a casa – Dijo en un tono bastante seco.
-Gracias Natsuki-chan – sonreía la chica abiertamente – Pero… mañana empiezan las clases… debería comprar unas muletas o algo para poder andar.
-Si… - Natsuki estaba empezando a cansarse de estar o con Nao o esperándola. – haré que lleven unas a tu cuarto, no te preocupes, ahora, vamonos.

Durante el camino, la morena no dejaba de pensar en que por fin, luego estaría con Shizuru.

Cuando cruzó la puerta, vio a Mai y a Mikoto viendo una película, la pelirroja estaba sentada en el sofá mientras que Mikoto apoyaba su cabeza en el regazo de la chica, y miraba la tele con ojos de dormida.

-Hola- Dijo en tono bajo para no molestar.
-Hola- Mai la contestó de un modo bastante frío. - ¿Qué tal Nao?
-Pues… - Recordó que ni siquiera le había preguntado a la chica que le había dicho el medico- bien, le han vendado el pie…

Tras no recibir mas preguntas, ni saludo de Mikoto, se dirigió hacia donde estaba su cama, de una pequeña caja, sacó una agenda. Y sentada, se puso a buscar en ella. A los pocos minutos, sacó su móvil y marco el número que había estado buscando.

-Hola, buenas tardes. Quería reservar mesa para esta noche. Dos personas. A nombre de Kuga, Natsuki. Muchas gracias. Adiós.

Desde su posición en el sofá Mikoto escuchó la llamada de Natsuki, a lo que se incorporó y la miró.

-¿No cenas aquí esta noche?
-No – Contesto algo borde. Y Mikoto volvió a recostarse sobre Mai.

Se dirigió al baño, algo indignada por el comportamiento de sus compañeras, el cual no entendía. Necesitaba darse un baño, sentía que olía a hospital.
Una vez Natsuki en el baño Mikoto volvió a sentarse.

-Mai… ¿Por qué te comportas así con ella?
-¿Cómo me he comportado con ella? – Sabia perfectamente como la había tratado, pero no lo hacía a propósito. Lo que parecían unos tremendos celos habían hablado por ella – Bueno… es que no quiero que te haga daño…
-Ella no me hace daño… soy yo sola la que me lo hago, además, también es tu amiga, no tienes por que ser así con ella- Mikoto se levanto y fue hacia su cama.
-Luego la pediré disculpas…

Shizuru, en su habitación, esperaba con ansias la llegada de Natsuki, llevaba ya rato lista para salir, pero como no habían quedado a ninguna hora, la espera se estaba haciendo aun mas larga de lo habitual. Lo único que deseaba, era que Natsuki, no le mandara un mensaje diciéndole que no podía ser.

Extraño en Natsuki, se atavió con una minifalda negra a tablas, y una camisa blanca. Lo que provocó las miradas extrañas de Mai y Mikoto. Sin decir nada se dirigió a la puerta.

-Adiós – Cerro sin darles tiempo a estas a contestarla.

Se dirigía hacia la habitación de Shizuru, la cual se encontraba en la otra residencia, justo cruzando un parque. Prefirió ir andando, así, luego irían dando un paseo hasta el restaurante, y tendrían tiempo de hablar. Andaba con paso decidido y algo rápido, pero algo la hizo detenerse en seco, una voz desgraciadamente familiar.

-Vaya Kuga-san, te veo muy bien… - Se escuchó una risa, mientras Natsuki giraba sobre sus talones para darse la vuelta- Mi Hime de Hielo…

Natsuki sintió como en su garganta se formaba un nudo, deseaba no haber escuchado esa voz, y esas palabras, y menos en ese preciso momento.

-Nagi… ¿Qué haces aquí?
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
ShaKit
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : España
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 28/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   31/1/2008, 17:57

Esta muy interesante, me gusta como manejas los personajes y lo que sienten owo Sigela cuando puedas ^w^
Volver arriba Ir abajo
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   3/2/2008, 09:35

Capitulo 7

Shizuru, cansada de esperar a Natsuki, cayó dormida en el sillón, cuando un pinchazo en la espalda la despertó de golpe. La castaña llevo su mano al lateral derecho. Se incorporó para mirar el reloj, eran las 12:00 de la noche…
En su habitación, Mai, llevaba su mano al pecho, por un repentino dolor que le había aparecido, y en su cama, Mikoto se quejaba en sueños agarrada a su brazo. Y lo mismo les sucedía a 9 chicas más.
A la mañana siguiente, ninguna le daba mayor importancia a lo que había pasado esa noche.
Mai se desperezaba en su cama cuando Mikoto saltó sobre ella, ataviada simplemente con una toalla alrededor de su cuerpo, toalla la cual al saltar en la cama, se desato dejando ver a Mai algo mas del cuerpo de la chica.

-Mai, mira – Dijo señalando su brazo, aun que Mai tenia la vista fija en otro sitio de Mikoto - ¡MAI!
-Perdona… que…- La pelirroja se había ruborizado bastante – No puede ser- añadió llevando la mano a su boca, al ver el símbolo en el brazo de Mikoto, ese símbolo que solo las Himes poseían.

Acto seguido descubrió su pecho desabrochando unos cuantos botones de su pijama, a lo que Mikoto respondió con el mismo acto que había realizado previamente Mai, mirando mas allá de lo que la amistad permitía. Para su sorpresa, Mai descubrió de nuevo ese símbolo, esa Luna atravesada por la estrella roja…

La puerta comenzó a abrirse para dejar entrar a Natsuki, la que llegaba bastante seria, y mirando al suelo.

-Natsuki, ¿Qué sucede? – Mikoto acudió a ella en busca de respuestas, ya que anteriormente las había tenido, para su sorpresa, esta vez también era así.
-La estrella ha vuelto, el festival de las Himes se va a celebrar de nuevo, con nuevas condiciones…
Mai se levanto de la cama y se dirigió cerca de la puerta donde se encontraban sus compañeras
-¿Cuáles son esas condiciones? ¿Y como lo sabes?
-No sé cuales son las nuevas condiciones, sé que sigue el arriesgar a tu persona más importante si aceptas tu poder, y no se nada mas – Natsuki bajo aun más la mirada pensando en Shizuru – Lo que sé me lo contó Nagi anoche, lo encontré de camino a la habitación de Shizuru.

Tras un silencio, las 3 decidieron prepararse para ir a clase, no podían perderse el primer día, aun que Natsuki tenia otras cosas en la cabeza. Y al llegar a la escuela se separó de Mai y Mikoto, tenía cosas que hacer.

Tras pasar la puerta del Fuuka Gakuen, varias chicas se acercaron a Mai a la que apartaron a un lado.

-¿Qué sucede Mai? Vuelvo a tener el símbolo de las Himes- Le preguntaba una Yukino bastante asustada
-Realmente no lo se Yukino-chan – Miró al resto, Akane y Nao también se encontraban ahí – Según Natsuki, todo ha vuelto, pero aun no tenemos nada claro.

Las chicas se miraban las unas a las otras, aun recordaban con claridad lo que había sucedido anteriormente, en el ultimo festival.
El timbre sonó anunciando el inicio del curso.

Shizuru se dirigía con gesto bastante serio hacia el recinto principal, para enseñarles a los nuevos estudiantes las instalaciones, cuando reconoció el pelo de Natsuki tras un árbol, al acercarse mas a observar por la ventana justo debajo, cuidando de unas plantas encontró al profesor, al cual veía mover la boca en señal de que estaba hablando, pero no alcanzaba a escuchar lo que le podría estar diciendo a Natsuki. Continuó su camino para encontrarse con los estudiantes.

-Mi nombre es Fujino, Shizuru – Sonreía falsamente a los nuevos, aun así, su sonrisa denotaba seguridad y amabilidad – Si me acompañáis por aquí, os enseñaré las aulas.
-Disculpe Fujino-Oneesama- Habló una jovencita de pelo verdoso – Muchas gracias por tomarse las molestias – La chica sonrió a Shizuru.
-No hay de que, es mi obligación, y lo hago encantada… ¿Tu nombre?
-Marguerite, Tomoe – Se sonrojo – Puede llamarme Tomoe si lo desea.

La presidenta comenzó con sus obligaciones con los nuevos estudiantes.

-Quiero saber que es lo que tu sabes de todo esto – Decía la morena tras el árbol
-Se ha formado un nuevo distrito, bajo el seudónimo de Garderobe, al parecer la aparición de la estrella contiene muchos secretos.
-Tengo todo el tiempo del mundo…empieza…
-No lo tienes Kuga-san, te recuerdo que soy profesor, y te pido por favor que acudas a tus clases, cuando las termines, te esperaré aquí. – Se incorporo y se dirigió a donde estaba Natsuki, la agarro los hombros con sus manos – Ten cuidado por favor – El profesor la abrazo, dejando a esta un poco descolocada.
-¿Y esto a que viene? – Pregunto la chica arqueando sus cejas por la sorpresa
-Natsuki, siempre te e visto como una hija para mi – Se le cristalizaron los ojos por unas inminentes lagrimas, tosió un poco y puso tono serio – Así que, vamos a clase, que ya llegas tarde.
-Luego nos vemos – Dijo sonriéndolo, cuando se había apartado ya un poco- Para mi, tu has sido lo mas parecido a un padre- Dijo sin mirarle y andando hacia delante

El profesor sonrió y siguió a sus labores de jardinería.

Ya dentro de la escuela, Natsuki que encontró de bruces con Shizuru y su sequito de nuevos estudiantes. Entre los alumnos se escuchaban comentarios acerca de Natsuki, pero una de ellos,
Tras percatarse de cómo se habían mirado la presidenta y ella, simplemente la miro con mala cara, y su gesto fue mas claro al ver como la morena apartaba a la presidenta del grupo cogiendola por un brazo.

-Shizuru, siento muchísimo lo de anoche, creo que ya te habrás dado cuenta de lo que sucede
-Si… - Dijo agachando la cabeza con una cara que rozaba el pánico, pero le podía la tristeza
-Tranquila- Dijo levantándola suavemente la cara con su mano, hasta dejar sus ojos clavados en los carmesí de la chica – no pasara nada.
-Nat…suki – No pudo contenerse y la abrazó- No quiero herir a Natsuki de nuevo, no podría yo…
-No sucederá Shizuru- Dijo la morena acariciando el pelo de su compañera, ante las miradas extrañas de los nuevos estudiantes – Luego hablamos, ¿Vale? Y te cuento lo que sé, y aprovechamos a comer juntas.
-De acuerdo – Añadió la castaña mientras Natsuki, le secaba unas pequeñas lagrimas con el revés de su mano – Gracias – Dijo acariciando la mano que le secaba las lagrimas.

Shizuru recupero el tipo ante los alumnos, y continuo con ellos andando por el pasillo, instintivamente, se giró sutilmente, para ver como Natsuki se alejaba en sentido contrario al suyo.
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   3/2/2008, 09:53

Con este capitulo empieza lo "bueno" jaja, lo que hace que mi fic no sea para algunos, lo que ellos esperanban, aun asi, espero que os guste ^_^ Gracias de nuevo por tomarse la molestia de leerlo.

Saludos!
-------------------

Capitulo 8

Sonó la campana haciendo saber que la primera clase había terminado, Mai salía corriendo de su clase para llevarle el almuerzo a Mikoto, ya que se le había olvidado dárselo a la entrada, y sabía como se pondría la chica si no tenía su comida.
Mientras corría por el pasillo la puerta del comité de estudiantes se abrió, haciendo que la pelirroja estampara su cara contra el cristal y cayera al suelo.

- Perdona… ¿Estas bien? – Oía la voz de una chica muy a lo lejos, mientras seguía viendo todo oscuro.
- -No Veo!! No Veo!!
- Tal vez sea por que tienes los ojos cerrados…

Noto como se ponía roja mientras abría poco a poco los ojos, le dolía mucho la cabeza y por ella de repente paso la imagen de una chica con trencitas…

- Mikoto!!- Abrió los ojos de golpe y se puso en pie quedando en frente de la chica que la había hablado.
- Me alegro de no haberte matado- Se giró dejando ondear su pelo oscuro y largo para girar sobre sus talones y marcharse
- Oye!! Por lo menos podrías disculparte!! – Grito Mai
- Es verdad – Añadió la chica sin darse la vuelta- Siento que seas tan torpe de no ver las puertas delante de tus narices…

Mai puso su típico gesto de cabreo y se dirigió a paso rápido tras la chica. Al alcanzarla la agarro del hombro para girarla, pero al colocar su mano, un grito casi rompe los tímpanos de la pelirroja. Ambas se dirigieron corriendo a la ventana, y vieron de donde procedía aquel grito.
Frente a ellas se encontraba un monstruo de unos 3 metros y abajo una chica de primero gritaba de miedo. Sin pensárselo Mai salto por la ventana, dejando que su elemento volviera a ella enfrentándose así al huérfano que había aparecido frente su escuela.

Mientras luchaba contra el en las alturas desde el suelo escucho a alguien gritar.

- Ryuk!! Carga cartucho de plata…

Acto seguido algo parecido a un perro metálico se materializo a los pies del huérfano y una sacudida golpeo con recuerdos la cabeza de Mai…

- ¿Dhuran?

Al mirarlo bien, vio que era completamente negro, con los cañones plateados, no podía ser Dhuran, justo al lado del perro se encontraba aquella chica, que tan borde le había parecido a Mai, y haciendo un gesto que a la pelirroja le recordaba mucho a Natsuki, estirando el brazo, dirigió al perro metálico contra el huérfano.
Mai continuo luchando contra el monstruo hasta que Ryuk y ella se deshicieron de el.
Mientras descendía, observo como el perro se acercaba a la chica y esta lo acariciaba cariñosamente.

- Tu… ¿de donde has salido?
- Tal vez te conteste cuando aprendas algo de educación – Añadió la morena sin mirarla si quiera – Bien hecho Ryuk.

Acto seguido el Perro se desintegro, y la chica volvía a caminar dándole la espalda a Mai.
La pelirroja no sabia que había pasado y no sabia como actuar, simplemente se quedo en el sitio viendo como lo que parecía ser otra Hime se perdía a lo lejos.

El jaleo de la pelea había llamado la atención de muchos curiosos que se colocaban en la ventana con cara de asustados y atónitos por lo sucedido.

Mikoto intentaba hacerse sitio para confirmar sus sospechas, y al llegar a la ventana, lo hicieron, podía ver a Mai, con sus aros de fuego en las muñecas y en los tobillos, y se dio la vuelta para correr hacia donde estaba, pero no llego muy lejos, sintió como alguien la cogia del brazo, una mano fría como el hielo…

-Natsuki… - Levanto la mirada para encontrar los verdes ojos de la chica mientras decía su nombre.
-¿Qué a pasado Mikoto? ¿Qué es todo esto? – La chica no miraba a Mikoto, si no que intentaba ver por encima de las cabezas del resto.
- Creo que ha aparecido un huérfano, por que Mai esta abajo, con su elemento materializado.
- Ya a empezado… - Dijo la morena con un claro gesto de ira en la cara, sus labios fruncidos, y su mirada la delataban – Vamos con Mai.

Mai les explico todo lo que había pasado, y desde que la pelirroja había mencionado lo de la otra chica y su “Dhuran” la cara de Natsuki no había sido la misma, estaba pensativa… “¿Significa eso que yo e perdido mi poder?” Tenia que encontrar a esa chica y hablar con ella, no le gustaba la idea de haber perdido su elemento, pero eso significaría que esta vez, Shizuru estaría a salvo…

Durante la última clase, Natsuki no hacía mas que garabatear en una hoja, no podía dejar de pensar que cabía la posibilidad de que eso que había sido toda su vida regresara, y esta vez sin contar con ella. Cuando la campana sonó, salió de la clase casi la última, una completa desgana invadía su cuerpo, andaba lentamente hasta la puerta del aula con la cabeza baja.

- Disculpa… ¿sabes como podría llegar al despacho de la directora? – Sin levantar la mirada, pasó por al lado de la chica que había hablado
- Si, pero mejor le preguntas a otro – Dijo siguiendo su camino.
- ¿Por qué? Estas demasiado ocupada contando las baldosas del suelo?
- Pues si – Dijo en tono seco

La chica se quedo un poco parada ante la reacción de la morena, no estaba acostumbrada a que nadie le contestara de ese modo, normalmente era ella la que trataba así a la gente. Giró la cabeza para ver como Natsuki se alejaba a paso lento, no estaba por la labor de dejar así la cosa, así que se coloco justo a su lado.

- No creo que te cueste demasiado indicarme el camino, no te pido que me acompañes
- Estate segura de que ni si quiera te hubiera contestado.
- Pues para el modo en el que lo has hecho, bien hubieras estado mejor callada…
- Si tanto te molesto, lárgate, no entiendo por que tienes que seguir molestándome.

Natsuki seguía pensando en sus cosas y no estaba por la labor de tratar mejor a la chica a la que si quiera había mirado. Un choque frontal la saco de su ensimismamiento, la chica se había puesto justo en frente de ella.

- ¿Pero que haces? – Dijo levantando la mirada, por fin conociendo el rostro de aquella que tan molesta le parecía.
- Shizuma – Dijo la chica morena tendiéndole una mano
- Natsuki – añadió sin devolver el saludo – Sigues este pasillo, sales, y cuando pases el jardín, es el primer edificio – Admiraba el valor de la chica por enfrentarse a ella.
- Gracias

Sin decir mas, cada una siguió su camino, Natsuki tenia que encontrarse con el profesor, estaba segura que no le gustaría nada lo que iba a escuchar, pero tenia que hacerlo.
Al llegar hasta donde este se encontraba, encontró vacío el lugar que solía ocupar medio arrodillado cuidando las plantas el profesor.

- Genial…

Escucho un chasquido a sus espaldas, y al girarse en la típica posición de Nagi acomodado en una rama, le vio.

- Tu…
- Solo quería decirte que el ambiente puede ser muy frío si juntamos dos hielos… que prefieres Natsuki ¿ Frío o calor?
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
Natsuki
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : Pegada a mi novia :3
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 30/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   6/2/2008, 06:36

Capitulo 9

Mai y Mikoto caminaban calladas camino de su habitación, su gesto era de incertidumbre y desconcierto, como podía haber empezado el carnaval de nuevo, y tan pronto. En la cabeza de Mai, se le pasaba la pelea por su mente una y otra vez, ¿Quién era esa chica? ¿Por qué tenia a Dhuran? ¿Natsuki estaba fuera del carnaval esta vez? Se le cruzó otro pensamiento… ¿Por qué había aceptado de nuevo sin pensarlo? No sabía que condiciones había esta vez… no sabía que tendría que poner en juego… miró de reojo a Mikoto, que andaba a su lado con la mirada perdida… “Mikoto… no puedo perderte…”

Mikoto volvió la mirada a Mai, la chica había sentido el peso de esos ojos morados sobre ella.
- Mai, ¿te pasa algo?
- No… sólo pensaba en… cosas

No quería preocupar a la niña, pero necesitaba hablar con ella.

- Estaba pensando… en que… que pasara ahora…
- No te preocupes Mai, pase lo que pase, estaremos juntas – Miro de nuevo al frente mientras la pelirroja sentía como su corazón latía mas fuerte frente a esas palabras – todas juntas… - Añadió

Mai recordó lo que Mikoto le había confesado con respecto a Natsuki, y su corazón no volvió a latir con normalidad, si no aun mas lento, mientras sus ojos perdían el brillo momentáneo que habían adquirido. No dijeron nada más en todo el camino.

En el despacho del comité estudiantil, Shizuru bebía una taza de té mientras un miedo se apoderaba lentamente de cada parte de su cuerpo, hasta llegar hacer a la tacita bailar en sus manos. De un golpe la puso en el escritorio, haciendo que varias gotas murieran en la madera.

- No puedo permitirlo, no quiero volver a hacer daño a Natsuki… no puedo- Una discreta lagrima mojaba el lado derecho de su cara, la que recogió con el revés de su mano.

Sonó el ruido de unos nudillos golpeando la puerta del despacho, Shizuru recupero su estado habitual con esa sonrisa que era ya su gesto mas común, esa sonrisa que quería demostrar inocencia y ternura.

- Adelante

Una melena verde atravesó la puerta

- Buenas tarde Fujino-san – Dijo la chica haciendo una pequeña reverencia en señal de saludo – Venía a ver como se encontraba- añadió coloreando sus mejillas.
- Buenas tardes Tomoe-chan, siéntate – La castaña dedico una cordial sonrisa a la chica señalándole la silla que tenia en frente.

Tomoe se sentó donde la presidenta le había indicado, sin dejar de mirarla se digno a hablar.

- La e escuchado hablar, sin querer, justo cuando estaba en la puerta, escuche algo acerca de una tal Natsuki…
- No es nada – dijo sonriendo más- ¿Qué tal tu primer día? – Se limito a preguntar para evadir el tema que le estaba destrozando por dentro “Natsuki…”

Natsuki no había sido capaz de contestar la pregunta de Nagi, se hacia suposiciones en la cabeza, pero no llegaba a ninguna conclusión clara, ¿A que se refería con el frió y el calor? ¿Dos Hielos? “¿Querrá decir ese niñato que yo sigo teniendo mi poder…? No puede ser, como va a haber otra…” Se paró en seco, recordó que aun no sabía que arriesgarían esta vez.

- Shizu… - Sus ojos se abrieron como platos, al descubrir que en su cabeza no había apareció la imagen que ella esperaba, la de la dulce presidenta que durante tanto tiempo había estado a su lado, sus labios articularon el resto sin el consentimiento de su cabeza – ma…

Sacudió su cabeza varias veces a ambos lados para que eso que había aparecido se esfumara de sus pensamientos. “Natsuki, ¿Estas tonta o que?”

La chica que había invadido por un momento la cabeza de Natsuki se dirigía al despacho de la directora, atravesando el jardín, podía percibir el dulce aroma de esas flores, esas hojas verdes, casi como esmeraldas habían llamado su atención.
- Ese color… - Las orbitas de sus ojos casi se desencajaron al mismo tiempo que sus pies dejaron de obedecerla dejándola plantada en el sitio, ese verde le llevaba a otro y un escalofrío cruzó toda su espalda – Natsuki… - Dijo en tono bajo.

Cambiando su gesto a serio y decidido siguió caminando sin mirar los alrededores del jardín “Venga ya Shizuma, que cosas se te pasan por la cabeza… “

Hasta los oídos de Nao había llegado la historia de lo sucedido en la escuela, tenía que encontrar a alguna para cerciorarse, le molestaba ir tan despacio por culpa de las muletas, y realmente no sabía donde ir, tal vez debería ir a hablar con la directora, o con Mai, que seguro estaría en su habitación, o tal vez, podía buscar a Natsuki, pero nadie sabía nunca donde estaba… Sacó a duras penas su móvil del bolsillo, cuando se disponía a marcar un leve terremoto hizo que su muleta cayera al suelo, con ella detrás.
El suelo comenzó a resquebrajarse haciendo que la cabeza de lo que parecía un sapo gigante con infinidad de ojos saliera de el. No alcanzaba su muleta, y el pánico solo la permitió gritar.

Shizuma no se encontraba muy lejos del sitio de donde se encontraba Nao, y corrió hacía allí tras sentir el terremoto.

- Dos en un mismo día, que suerte tengo… - dijo al llegar donde el huérfano nacía desde el suelo – ¡Tu! ¿Estas bien? – Le grito a la pelirroja tirada en el suelo.
- Si, pero… VETE DE AQUÍ!! Es peligroso tu no puedes…
- Cállate! Que sabrás tu de lo que yo puedo y lo que No… - Estiró los brazos dejando aparecer en sus manos dos pequeñas pistolas
- No puede ser… - Nao miraba alucinada desde el suelo las pistolas de la chica.

Se encontraban de cara al huérfano, Shizuma disparaba sin descanso balines de hielo contra él, pero parecía que no hacía mucho efecto… “Tendré que llamar a Ryuk”

- ¡Dhuran!

Un perro exactamente igual al suyo sobrevoló su cabeza de un salto, era completamente plateado pero por lo demás, era igual que su Ryuk. “¿Cómo…?” Giró rápidamente su cabeza para ver quien era el responsable de ese Child.

- Natsuki… - susurro mientras volvía la mirada al huérfano - ¡Ryuk!
Volver arriba Ir abajo
http://rpghogwarts.foros.ws
Mai
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 30
Localización : Por ahi..
Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 10/02/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   10/2/2008, 15:20

sigue asi, que estas llevando la historia muy bien Nat =)

Todos los que lo leemos nos quedamos nos quedamos enganchados porque tiene lo que un buen fic necesita: intriga, buena escritura y buena historia.

Continuala!!
Volver arriba Ir abajo
Saya_86
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : al fondo a la derecha, dnd están todas las cosas
Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 06/02/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   11/2/2008, 20:40

genial la historia y yo perdida por el mundo anda q... sigue así!
Volver arriba Ir abajo
Kuga
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en mi loca realidad yuri
Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   26/2/2008, 19:05

jeje este fic ta bueno segui subiendolo
Volver arriba Ir abajo
Hatsuki-chan
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Vagando, haber si me encuentran
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 10/02/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   15/3/2008, 16:08

ya me lo acabe de leer, más por favor, dale si, sube los otros caps
Volver arriba Ir abajo
Kuga
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en mi loca realidad yuri
Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   20/4/2008, 10:53

no seas asi subi el resto¬¬
Volver arriba Ir abajo
sumire_chan
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : chile
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 29/06/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   4/7/2008, 23:11

por fa siguelo siguelo siguelo ( q insistente jajajaj ) esa muy emocionante ai q muchas gracias
Volver arriba Ir abajo
Hotaka
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : ][Phobos][
Cantidad de envíos : 103
Fecha de inscripción : 07/05/2008

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   7/7/2008, 21:18

También quiero que pongas más capitulos...
esta muy buena tu historia
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   17/8/2009, 00:10

debes escribir un poco mas rapido..
Volver arriba Ir abajo
Hatskanu
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 31
Localización : Mi mundo aparte
Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 15/09/2009

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   17/9/2009, 05:30

tu historia está genial. sigue sigue porfaa : D mira que tenernos aqui a todos intrigados ! -_-
Volver arriba Ir abajo
Dayana Hernandez Garcia
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en alguna parte de tu corazon
Cantidad de envíos : 112
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   18/3/2010, 18:23

esta buenisimo continuala sigue asi me mata la intriga
Volver arriba Ir abajo
korihime
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : colombia
Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 21/02/2011

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   21/2/2011, 11:25

muy bueno
Volver arriba Ir abajo
Naty_21
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 27
Localización : venezuela
Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 05/10/2013

MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   17/10/2013, 01:23

  conti contiii xDDD omg quiero saber q pasara ahora q se encontraon y quiero saber a q se refiere nagi woooo y sin duda q pasara con nat y shiz ..  x faa sigueloooo   quiero saber q pasa   ..... x otro lado grandioso fic en verdad muchas felicidades     bueno estare al pendiente  
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)   

Volver arriba Ir abajo
 
El Regreso de la Estrella Roja (Mai Hime)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La bandera de la IIª República española toma las calles.
» [Roleo] El regreso de la Estrella de la Muerte.
» El origen moro de la bandera de la Junta de Andalucía y las mentiras de los "andalucistas"
» ¿me podeis recomendar una laca de uñas roja ?
» La Roja, modelo ideal

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics 18+ :: 18+ :: Mai Hime-
Cambiar a: