Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   9/5/2011, 17:55

woow k lindo me encanto
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   9/5/2011, 22:33

conti quiero conti

revolucion
Volver arriba Ir abajo
shizuru
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : santa fe
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   10/5/2011, 23:58

adelantaste mucho en 5 dias que no leia muchas gracias asi no me queda la ansiedad de ver lo que pasa (al menos por mucho tiempo jeje) gracias


pd: espero contiii
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   12/5/2011, 12:11

niñas gracias por los mensajes, aqui les dejo un poco mas de la historia, que tengan un lindo dia.



CAPITULO 6 : Descubriéndome



Verdades Incomodas



Al abrir los ojos me encuentro en aquel lugar desconocido, últimamente me
despertaba en lugares desconocidos, y me encantaba, me encantaba sentir
aquella brisa de tierras lejanas entrelazándose entre mis cabellos, me
encantaba lo que mis ojos iban descubriendo al pasar de los días,
aquellos lugares nuevos que jamás había visto, la inmensidad del mar que
jamás había imaginado, aquella profundidad del océano al cual mis ojos
no podían llegar, la inmensidad del cielo estrellado mientras acostada
en aquel suelo inusual de madera sostenía su mano mientras le decía
aquellas palabras que mi mente dejo escapar.

Si, venir fue la mejor decisión que había tomado en mi vida, aquel destino que creía me
había condenado, en realidad me esperaba con aquellos ojos azules que me
hacían pensar que este era un sueño del cual no quería despertar. Pero
era una realidad, una dulce realidad que traía consigo aquella persona
maravillosa que me tenía totalmente deslumbrada con aquel reflejo que
prometió me mostraría con sus propios ojos, aquel reflejo del mundo que
ya no era tan desconocido pero del cual me faltaba mucho por recorrer.

-" ¡Mira! "- me dice con aquella voz llena de emoción por haber podido cumplir su promesa mientras me mostraba aquella tierra ya no tan lejana que lograba ver desde este ángulo del barco -" Allí está tu Inglaterra "- dice con aquella emoción que desprendían sus palabras.

Era un país hermoso, sobrio pero con aquella arquitectura exquisita que
podía ver en aquellas pinturas que trataban de reflejar el alma de aquel
país que siempre quise conocer pero nunca pude, y que ahora gracias
aquel destino tenía la oportunidad de ver con mis propios ojos.

Tenía razón, el mundo era demasiado grande para quedarse en un solo lugar,
era demasiado hermoso para no contemplar por completo aquella belleza
que cada país reflejaba con orgullo, cada lugar es tan diferente, pero
tan exquisito, cada país tenía su propia esencia, su propia atracción,
algo por lo cual le reconocerías si volvieras, algo por lo cual,
tendrías aquella idea de querer regresar.

Era diferente a Ellice, aunque cuando salí de allí realmente me di cuenta que no lo
conocía, no conocía mi propio país, aquel palacio era mi mundo, era
aquello que retenía aquel miedo que al cruzar aquel barco, se quebró con
las expectativas de una nueva tierra, se quebró con las expectativas de
aquella persona que se encontraba a mi lado, de aquella persona a la
que lentamente iba acercándome.

Y así llegamos al hotel, cansados del viaje, el cansancio era un sentimiento nuevo para mí, y el más
constante al haber salido de Ellice, este estilo de vida era excitante
pero agotante, el no poder quedarte quieta un solo momento, el vivir
corriendo contra el tiempo, el no tener a donde llegar y simplemente
esperar que haya algún lugar en el cual puedas quedarte, era agobiante,
pero me encantaba, aquella noche en España, si, aquella noche en la que
pude dormir en su hombro fue la mejor de todas, ¿Quien dijo que se
necesitaba una cama para descansar?, el solo poder estar con ella, era
todo lo que necesitaba.

A la mañana siguiente ya estábamos listos, no se había asomado el sol cuando empezamos a recorrer la calles
de aquel sobrio Inglaterra, las calles en contraste de aquella
arquitectura le daban un toque elegante al paisaje que se iba mostrando
ante mis ojos a medida que caminábamos, era hermoso, simplemente
deslumbrante, muy diferente a cualquier imagen mental que hubiera creado
tratando de imaginarme como sería el estar aquí, creo que mi falta de
palabras se debía aquellos ojos inquietos que sin saber dónde detenerse,
recorrían aquel lugar una y otra vez.

-" Demasiado costoso "- dice aquella frase que ya me era familiar.

Y allí estaba, discutiendo con aquel hombre por el costo de aquellos
sombreros elegantes que yacían en aquella mesa, no era nada como lo que
había visto antes, definitivamente tenían un toque singular aquellos
sombreros de paño.

-" 1.500 sombreros por 4.500 monedas de oro es demasiado "- dice mientras argumentaba de manera graciosa con aquel señor que tenía un acento muy divertido.

-" 3 monedas de oro por sombrero es lo mínimo en lo que te lo puedo dejar "- dice aquel hombre, quien por alguna razón no me quitaba la vista de encima.

-" ¿No cree que es un poco alto el costo que pone por ellos? "- pregunto mirando uno de los sombreros -" La calidad del paño de estos sombreros no es equivalente al precio que dice que tienen "- digo ahora mirándolo detenidamente -" Creo que deberíamos irnos "- le digo aquella chica de ojos azules que me miraba con algo de desconcierto -" Yo conozco un lugar en el cual podrían darnos estos mismos sombreros por 3.600 monedas de oro "- le digo mientras colocaba aquel sombrero en su lugar y tomaba su brazo arrastrándola conmigo.

-" Esperen "- dice aquel hombre al ver que trataba de llevarla conmigo -" Yo puedo igualar el precio "- dice mientras volteábamos a verle -" 3.600 monedas de oro por 1.500 sombreros "- dice finalmente mientras aquella chica de ojos azules me miraba detenidamente.

-" Prefiero ir a comprarlos en el otro lugar, pues es alguien de confianza y podría darme algún beneficio por la cantidad que estamos llevando "- digo volteando de nuevo y empezando a caminar.

-" Espera "- dice de nuevo haciendo que detuviera el paso -" 3.300 es lo mínimo en lo que los puedo dejar "- dice mientras volteo mi rostro hacia él.

-" ¿Podemos elegir los que queramos? "- pregunto con aquel deje de orgullo en mi tono de voz.

-" Si "- dice aquel hombre mientras me acercaba a él.

-" Me parece razonable su decisión "- le digo mientras elegía uno de los modelos -" ¿Este te gusta? "- le pregunto a ella mientras mostraba aquel asombro en sus ojos.

Esto de estar persuadiendo para que bajaran el precio me parecía divertido,
en realidad todo el asunto me parecía divertido, pero lo que más me
gustaba era ver aquel asombro asomarse en su mirada. Me encantaba
sorprenderla con aquel supuesto don de negociar que ella decía que
tenía, cuando en realidad yo era la que me encargaba de todos los dotes
alimenticios que entraban en el palacio, por lo tanto, negociar era algo
a lo cual estaba acostumbrada, pero me gustaba la forma en la que me
miraba, por lo tanto mantendría aquel secreto, y así, podría hacer que
tuviera su mirada fija en mí.

-" Eres increíble, ¿Qué hubiera pasado si en verdad nos hubiera dejado ir? "- pregunta aquella chica de ojos azules mientras terminaba de contar la mercancía.

-" Eso no iba pasar, pues él era consciente de que estaba pidiendo más de lo que debía "- le digo tomando un sorbo de agua.

-" Igual es increíble, a mi jamás se me hubiera ocurrido "- dice con aquel asombro en sus ojos -" Definitivamente me equivoque de vocación, en cambio a ti te sienta muy bien "- me dice con aquella sonrisa incrédula en sus labios.

-" ¿Y ahora? "- pregunto mientras veía aquellas cajas amontonadas en un rincón.

-" Pues la verdad gracias a ti, terminamos antes de lo previsto "- dice con aquel tono gracioso de voz -" Pero estaba pensando que a lo mejor te gustaría permanecer aquí por dos días más "- me dice sonsacando una sonrisa de mis labios -" Me encantaría mostrarte los alrededores de Londres "- dice con aquella emoción que sobresaltaba en su voz.

-" Claro, en realidad estaba pensando que era demasiado pronto para volver a montarnos en un barco "- dije aliviada ante sus palabras -" No lo tomes a mal, me encanta el océano y viajar es bastante agradable pero no he tenido oportunidad de ver los alrededores detalladamente "- digo mientras compartíamos aquella sonrisa.

-" Si, dos días más y podremos avanzar a nuestro próximo destino "- dice con aquel tono cálido que me transportaba a aquel océano que reflejaban sus ojos.

Y así nos vimos caminando por las calles de Londres, era temprano cuando
decidimos levantarnos para aprovechar el tiempo, Haniel dijo que ya
había recorrido Londres, y por lo tanto prefería dormir un poco más, así
que terminamos caminando hombro a hombro, en silencio, viendo como la
gente iba saliendo de sus casas al trabajo, viendo como aquella ciudad
se tornaba de ser silenciosa a todo el bullicio de aquel movimiento que
se podía observar en las calles, nos sentamos en una mesa, justo fuera
de una tienda a tomar té.

-" ¿Te gusta? "- me pregunta con aquella mirada ansiosa.

-" Es un país hermoso "- contesto reduciendo la ansiedad en su mirada.

-" Aún hay mucho por recorrer, tal vez el país del cual te enamoraras no ha sido observado por tus ojos aun "- dice con aquel tono suave en su voz.

-" ¿De qué país estas enamorada tú? "- pregunto con aquella curiosidad que surgió ante sus palabras.

-" No sabría decirte "- responde con algo de confusión en su voz -" Hay muchos lugares que me gustan "- dice sumergiéndose en aquel pensamiento que no lograba leer -" Pero supongo que Ellice está entre uno de ellos "- dice finalmente mostrando una sonrisa -" Podría decir que allí se encuentran las azucenas más hermosas que he visto en el mundo, una en especial "- dice con un tono gracioso en su voz para después dejar salir aquella risa nerviosa -" Es broma, es broma "- sin dejar de reírse y mirando hacia otro lado.

¿Estaba bromeando?, dicen que las verdades incomodas se dicen en broma, ¿Era
una verdad incómoda?, ¿Incomoda para quién y por qué?, aquella actitud
nerviosa que había descubierto en ella unos días atrás, para ser más
exacta, desde aquella noche donde sostuve su mano mientras permanecíamos
recostadas en aquel suelo de madera, si, aquella actitud donde decía
algo que me gustaba para luego retractarse y hacerlo parecer que lo
decía en broma. ¿A qué se debía?, ¿Era por lo que dije en aquella
ocasión?, inevitablemente note aquel cambio en su actitud desde que
empecé a acercarme con aquellas palabras sinceras, que de algún modo
llegaron a cambiarla, ya era más cautelosa al acercarse a mí, y pensaba
mucho antes de contestar cualquier pregunta que le hiciera, ¿A qué se
debía ese cambio?, quería saber por qué por más de que tratara de
acercarme, esta creaba una barrera que no lograba atravesar.

-" Yulia "- digo su nombre tratando de sonar casual.

Ella guía sus ojos hacia mí con algo de curiosidad en su mirada, pocas veces
le llamaba por su nombre, aun no me acostumbraba pero quería saber la
razón de aquellas "verdades incomodas", que habían girado su actitud en
aquella sombra de inseguridad que dejaba salir de vez en cuando.

-" Aquella noche en el jardín del palacio, ¿Por qué me pediste que viniera contigo? "- pregunto casualmente tratando de ver a través de aquel gesto confuso que salió ante aquella pregunta.

Ella me da aquella mirada confusa que estaba esperando, quería saber qué
había detrás de aquella actitud que había adquirido los últimos días,
si, allí estaba, ahí se encontraba esa mirada, aquella mirada indecisa
con algo te temor ante lo que pueda llegar a decir.

Permanecía en silencio, por más que pasaba el tiempo no hallaba aquella respuesta
que buscaba en esa confusión que reflejaba su mirada, y aquel silencio
solo consumía el tiempo al par con el aumento de mi ansiedad.

-" ¿Quieres más te? "- pregunta finalmente finalizando aquella espera, ¿Cambiando de tema?.

Se levanta rápidamente y tomando los dos pocillos entra a aquella tienda y
los llena de nuevo, se queda allí un rato mientras yo la espero sentada
en el mismo lugar, pasan algunos minutos antes que volviera acercarse, y
con aquella sonrisa pone aquel te frente a mi mientras toma su lugar.

-" Bastante tiempo para servir un te ¿No crees? "- pregunto mirándole a los ojos.

-" Si, hay bastantes clientes por lo tanto se demoraron un poco atendiendo "- dice mientras llevaba el pocillo a sus labios.

-" ¿Hay algo que te moleste? "- pregunto siendo un poco más directa -" Últimamente te veo un poco diferente "- pregunto sin apartarle la mirada.

-" ¿Diferente? "- me habla mientras pone el pocillo encima de la mesa -" ¿Qué raro?, hoy al mirarme al espejo me vi exactamente igual "- dice riendo ante sus palabras.

Si, ahí estaba de nuevo aquella actitud, ¿Que pasaba?, ¿Por qué aquel cambio repentino?, ¿De verdad había algo que le molestara?.

-" Sabes "- le digo pausadamente mientras llamaba su atención -" Los espejos solamente tienen el don de mostrar tu exterior, aquello que veo diferente en ti, no lo puede reflejar un espejo. "-

Ella aleja sus manos de aquel pocillo suspendiendo aquel intento por tomar
un poco de te, su rostro ahora mostraba aquella seriedad que estaba
esperando, aquella seriedad que me daría la respuesta que esperaba
escuchar.

-" Tienes razón "- me dice sin dejar de mirar aquel pocillo -" Si me siento un poco diferente "- dice mientras su manos buscaban donde detenerse.

-" ¿Es por mí? "- pregunto tratando de mantener aquella actitud que había mostrado hacia mi -" ¿Hay algo que te moleste? "- digo sintiendo aquella ansiedad que me tenía absorta -" ¿De pronto algo que dije? "- encontrando de nuevo aquella mirada que mostraba algo de confusión.

-" No "- contesta tratando de buscar las palabras -" No es nada que hayas dicho, ni nada que hayas hecho "- dice tratando de poner orden en sus pensamientos -" Realmente, no hay nada en ti que pueda llegar a molestarme "- dice con aquella mirada sincera que descubrí aquella noche -" Soy yo quien no encuentra sentido en mi "- confiesa mientras baja su mirada.

-" ¿Pero la causa soy yo? "- pregunto tratando de llegar a sus pensamientos.

Se queda en silencio, no me dice nada, ni trata de forzar aquel
pensamiento que le generaba aquella confusión, sabía que la respuesta
estaba en su cabeza, pero también sabía que sus palabras no me la
darían, algo estaba pasando, pero no le forzaría a que me abriera su
corazón, yo misma entraría sin tener que forzar la puerta de este.

-" ¿Qué opinas si caminamos un poco más? "- pregunto ante aquel silencio que se estaba interponiendo entre nosotras -" Hay una fuente que vi en el camino y a la cual me gustaría volver "- digo con una sonrisa borrando aquella confusión en su mirada.

-" ¿De verdad?, entonces vamos "- dice contestando aquella sonrisa con un poco de entusiasmo en su voz.

Empezamos a caminar, aquel silencio que se adueñó en el momento estaba lejos de
ser incomodo, yo me acerque un poco a su lado, dejando que su brazo
rozara con el mío, esta solo sonrío con aquella mirada que fija en el
suelo me alejaba de aquel océano que reflejaban sus ojos, pero la deje
allí, en aquel pensamiento inquietante que la tenía dispersa en su
mente.

Al llegar aquella fuente me senté en el borde y deje que
mis manos hicieran contacto con aquel agua helada que encontré en ella,
era refrescante el sentir del agua entre mis manos, ella se sentó a mi
lado, he igualmente jugando con el agua empezó a mostrar aquella sonrisa
que le había abandonado hace solo unos instantes. Siento la necesidad
de sentirle un poco más cerca, y recorriendo lentamente aquel agua que
se entrelazaba entre mis dedos llego a su mano, y entrelazándola con la
mía sostuve aquella posición. Su mirada se fijó en aquella unión que
yacía bajo el agua, y pude descubrir en sus ojos algo de alegría
acompañada con aquella confusión.

-" Hoy hace un buen día ¿No? "- pregunto tratando de dispersar eso que se encontraba en su mente.

-" Pocas veces se ven días como estos "- dice en medio de mi éxito por traer aquella chica cálida de nuevo a mi lado.

-" Ha de ser porque estamos aquí "- le digo animando aquella sonrisa que se adueñó de su rostro.

-" Ha de ser por que tus ojos finalmente encontraron estas calles "- dice con aquel tono natural de aquella noche.

-" Ha de ser porque estoy feliz de que estés a mi lado "- le digo haciendo que mirará mis ojos, pero aquella mirada confusa volvió de nuevo a su lugar -" O ha de ser porque simplemente hoy tenía que hacer un buen día "- me retracto para luego mirar aquel agua que yacía en la fuente.

-" Yo también estoy feliz "- dice con aquel tono natural en su voz -" Perdóname por alejarme y acercarme "- dice ahora con un tono cálido -" Perdóname por hacerte sentir ansiosa "- continua sin tratar de frenar sus palabras como lo hacía antes -" Creo que es algo nuevo para mí… "- pero cortando sus palabras encontré aquella confusión que escondía algo en aquel gesto silencioso -" Esto de tener una amiga "- dice finalmente cerrando sus ojos y mostrando aquel gesto confuso de siempre.

¿Era nuevo para ella?, ¿Tener una amiga?, ¿Una amiga?, ¿Era esa la forma en
la que me sentía hacia ella?, ¿Era esa la forma en la que ella se sentía
hacia a mí?, todo esto era igualmente nuevo para mí, confuso, ¿Pero
algo como una amistad genera tanta ansiedad?, ¿Algo como una amistad,
podría hacer sentir este latido ansioso en mi pecho cada vez que me
sentía cerca de ella?, ¿Algo como una amistad, podría generarle tantos
nervios cuando se encontraba cerca de mí?, tal vez este mundo era nuevo
para mí, tal vez este sentimiento lo era igualmente, pero de algo estaba
segura, lo que latía en mi pecho cada vez que le veía no era amistad,
lo que sentía al entrelazar mi mano con la suya, no era amistad, aquella
ansiedad que genera en sus ojos cada vez que me acercaba más de lo que
ella espera, no es amistad, y aquella confusión que la tenía sumergida
en aquel pensamiento insistente, definitivamente no era amistad.

¿Cuál era el pero que regía en su cabeza?, ¿Que era aquello a lo que le tenía
miedo?, ¿El aceptar que nos sintiéramos del mismo modo?, ¿O se trataba
de algo más?, aquello que se escondía detrás de su rostro sereno, estaba
lleno de confusión y duda, y solo acercándome poco a poco, lograría ver
en su interior la razón de aquello a lo que le tenia tanto miedo.
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   12/5/2011, 19:47

queremos conti¡¡¡¡
que,que????
queremos conti¡¡¡¡¡

yeahhhhhhhhhhhhhhhh

revolucion
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   12/5/2011, 20:32

SI ME ENCANTO ESPERO LA CONTI
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/5/2011, 14:01

Gracias por los mensajes niñas, aqui les dejo la continuación, que tengan un lindo dia y hasta el miercoles.



Despertando aquel Sentimiento


Y así salimos de aquel país que me mostró aquella elegancia sobria de sus
calles, aquel que descubrió aquella confusión en su rostro, aquellas
calles que hacían eco en aquella palabra, "Amiga", como dice mi padre,
amigo el ratón del queso, no sé si me sentía molesta, o decepcionada,
decepcionada de la carencia de fuerza de aquella palabra, decepcionada
de la palabra en sí, "Amiga", ¿Qué puedo hacer con una amiga?, no es que
sea experta en el tema, pues jamás tuve el privilegio de contar con un
amigo, pero que yo supiera, a una amiga no le pides que se escape
contigo mientras tu vida corre en peligro por enfurecer al rey, a una
amiga no le tomas de la mano disimuladamente, a una amiga no le puedes
desear.

¿Deseo?, ¿Es eso lo que siento por ella?, aquel deseo por
estar a su lado a cada instante, ese deseo de verle en la mañana, ese
deseo que siento al querer ver aquella sonrisa en sus labios, sus
labios, sí, he estado observándoles últimamente, ¿Por qué?, por qué cada
vez que centro mi atención en ellos, surge una sensación extraña de
querer…

¡Ho!, ya entiendo.

Aquellos pensamientos se cortan en aquella palabra que surgió en mi mente sin buscarla, aquella
respuesta que no lograba ver hasta ahora, aquella respuesta culpable,
¿De su misma confusión?. Mi mente empezó a adquirir sentido de mis
pensamientos, de sus pensamientos.

Si esta respuesta que descubrí, es la misma de la que es dueña ella, querría decir, que siente
lo mismo que yo, por lo tanto está confundida por la misma razón que
yo, pero no, hay algo más, algo más que le frena al tratar de expresar o
decir lo que siente. Es aquel pero en su cabeza, que no le deja
acercarse a mí.

Y así pasan los días, viajando por aquellas aguas que representaban el color de sus ojos, aquel azul intenso que me ahogaba cada vez que me sumergía en ellos, aquella mirada confusa que yacía en aquella tormenta que no lograba comprender.

Pasamos por Egipto, China, Corea, Japón, entre otros paises, debo admitir que cada
cultura es diferente, tan diferente, que cada vez que decía algo que
para mí era natural, resultaba insultando a alguien pues aquel
significado era lo opuesto a lo que trataba de decir, o peor, aquella
típica palabra que utilizas para todo, termina siendo algo obsceno que
tienes que tachar inmediatamente de tu vocabulario.

Tuve bastantes problemas a la hora de adecuarme a cada cultura en la que
estuvimos, pero pese a los problemas era simplemente fascinante, cada
cultura era digna de respetar, me encanto cada país que visitamos, la
gente era extremadamente educada, el nivel cultural estaba a otra
escala, era fascinante la manera en que se comunicaban entre sí, me
sentía como en Marte o Júpiter, era otro mundo completamente diferente
del que había venido.

Y así, en medio de aquel recorrido exhaustivo terminamos en Malta, una isla entre Italia y África, la cultura allí era diferente, parecida a la de Egipto, la gente era bastante brusca al hablar o tal vez se trataba del idioma en sí, el Maltés viene de la rama del Árabe, un idioma que suena bastante brusco al oído, afortunadamente nos comunicábamos en Ingles, de esa manera todo era mucho más fácil.

Nos encontrábamos en la mitad de la calle, con todo aquello que habíamos recolectado en nuestra travesía por el mundo, este era el primer país en el que veníamos a vender aquellas reliquias que fueron sigilosamente elegidas una por una, era increíble el cuidado con el que eran colocadas una tras otra en el suelo, se veían extrañamente atractivas ante la vista de la gente que pasaba y paraba para ver de qué se trataba.

-" Resalta el color de tus ojos "- le oigo decir a una de las clientas que hacía fila para que le atendiera.

No sé por qué me molestaba el oírle decir eso, pero me creaba una clase
de malestar el solo escucharla, no debería mentirle a la gente,
realmente no le resaltaba el color de sus ojos, nada podría resaltarle
aquellos ojos negros que poseía, ¿Estoy siendo demasiado egoísta?, ¿Por
qué me siento tan molesta?, era el primer día que salíamos a vender las
reliquias y ya me sentía molesta por lo que les decía a aquellas
mujeres, ¿Tendría que soportarlo todo el tiempo?.

Me sentí bastante incómoda por lo tanto me senté en la otra esquina de aquella
sabana que yacía en el suelo con toda la mercancía, desde aquí por lo
menos no tendría que escucharle lo que le decía aquellas mujeres. Pero
por algún extraño motivo aquello que me molestaba permanecía allí,
haciendo que este nuevo sentimiento ocupara mi cabeza sin darle un solo
momento de paz.

-" ¿Qué es esto? "- pregunta un muchacho robusto mientras alzaba uno de los objetos que tenía frente a mí.

-" Es un reloj de mano "- contesto ante aquella expresión de asombro ante sus ojos -" Es aquello que mide el tiempo "- termino de decir tratando de prolongar su asombro.

-" ¿Esto es lo mismo que se ve en las iglesias y las torres? "- pregunta con aquel asombro intacto en sus ojos.

-" Si, solo que en miniatura "- contesto ante aquella anotación -" Solamente lo usan las personas elegantes, es muy común en Londres "- le digo tomando una cadena y un sombrero que se encontraban en el suelo -" Mira "- le digo llamando su atención.

Tomo aquella cadena y la engancho entre la punta del reloj y el extremo de su pantalón.

-" Funciona así "- le digo al soltar el reloj y ver como se balanceaba de lado a lado entre su pantalón -" Ese movimiento llama la atención de las chicas "- digo viendo como las mujeres del lugar volteaban a verlo -" ¿Ves? "- pregunto ante aquella sonrisa que se posó en sus labios -" Luego colocas el reloj en tu bolsillo, y cada vez que estas frente a una chica lo sacas y dices la hora en voz alta, eso les encanta "- le digo mientras colocaba el sombrero en su cabeza -" El sombrero resalta la elegancia de tus pasos, y el saber la hora resalta tu inteligencia. "-

Le digo mientras aquel joven se trasladaba a algún lugar en su cabeza, me
imagino que trataba de dibujar aquel escenario donde todas volteaban a
verlo cada vez que mostrara aquel brillante reloj, aquel chico me mira y
con una sonrisa me da el dinero.

-" Gracias "- me dice con aquella sonrisa persistente -" Realmente soy muy malo con las chicas, si esto me ayuda te estaré agradecido "- dice mientras se aleja con aquellos objetos.

Me sentí fatal, mentirle para vender un reloj y un sombrero era demasiado,
no quería mentir de la manera que lo hacia ella, mas sin embargo, todos
los jóvenes que se encontraban cerca y alcanzaron a oír lo que le decía
aquel chico vinieron rápidamente a donde yo me encontraba y haciendo
fila, empezaron a pedir relojes y sombreros.

Era increíble lo que una mentirilla lograba, en un día prácticamente vendí la mitad de la mercancía que teníamos de relojes y sombreros.

-" ¿Cómo lo hiciste? "- me pregunto mientras contaba las monedas de oro -" Ni yo vendí la cantidad que lograste vender tu "- dice con algo de asombro en sus ojos.

-" Lo mismo que tú, hice exactamente lo mismo que tu "- conteste mientras me senté en la mesa del comedor -" Unas palabras mágicas y abracadabra "- dije al recordar las palabras de aquel mago que cruzamos en las calles de Inglaterra, aquel que sacaba conejos del sombrero.

-" ¿Palabras Mágicas? "- pregunta inquieta ante mi respuesta -" ¿Cuales Palabras Mágicas? "- tratando de pensar a que me refería.

-" Aquellas que le dijiste a aquella chica "- digo de manera seca -" Este resalta el color de tus ojos "- le imito mientras volvía a sentir aquel malestar ante el recuerdo.

-" Ha "- se queda pensando hasta recordar.

En ese momento, cuando recuerda aquellas palabras que dijo aquella mujer, empieza a reír, ¿Por qué?, no sé, lo cierto era que a mí no causaba gracia.

-" Lo dije solo con el fin vender aquella bufanda "- dice entre risa y risa.

¿Que era tan divertido?, este malestar irracional que sentía no era divertido, ¿Que pasaba conmigo?, ¿Por qué estaba tan irritada?.

-" Bueno, y yo solo dije lo que tenía que decir para vender aquellos relojes y sombreros "- dije finalmente dejándola allí, sola, con la palabra en la boca.

Era la primera vez que tenía un comportamiento tan inmaduro hacia alguien, ¿Que me pasaba?, porque no podía dejar de sentirme tan…

No encontraba las palabras de este nuevo sentimiento que desataba una lucha interna en mi cada vez que recordaba lo que le decía aquella chica.

-" ¿Hay algo que te moleste? "- me pregunta mientras se asomaba a la puerta de la habitación.

Se queda allí, soportando mi silencio y viendo aquel gesto malhumorado que
llevaba en mí, ¿Por qué era tan infantil?, yo no suelo ser así, dejo
que un suspiro entre y salga tratando de llevar consigo todo el malestar
que se posaba en mi cabeza, y tratando de calmar aquel malhumor.

-" Lo siento, la verdad es que no me siento bien "- miento con tal de que no se entere de que me molestaba algo tan infantil como eso.

-" ¿Estás bien? "- responde inmediatamente mientras se acerca y toca mi cabeza con su mano -" ¿Que sientes? "- dice con aquel tono de voz angustiado.

Estaba tan cerca, que escasamente pude escuchar lo que decía, pues aquello que latía en mi pecho sonaba tan fuerte que prácticamente era todo lo que lograba escuchar.

¿Por qué reaccionaba de esta manera cada vez que se acercaba a mí?, ¿Que pasaba conmigo?, este sentimiento egoísta de
que solo me mirara a mí, fue lo que genero aquel malestar al ver que se fijaba en alguien más, pero, ¿Por qué?.

-" Tal vez solo necesito descansar un poco "- le digo mientras esquivo su mirada.

-" ¿Quieres que te traiga algo? "- pregunta en busca de mi mirada -" ¿Tal vez un poco de agua? "- persiste preguntando mientras yo le esquivaba -" ¿Qué pasa? "- pregunta finalmente mientras tomaba suavemente mi rostro y me hacía mirarle.

Aquellos ojos azules me producían un sentimiento inexplicable, ¿Ya no sería
capaz de mirarle sin que aquel latido se exaltara?, ¿Que sería de mi si
no fuera capaz de manejar este sentimiento?, pero aquellos mismos ojos
azules que me adentraron en esta tormenta de malestar, fueron los mismos
que poco a poco me fueron quitando aquel peso que sostenía mi mente.
Llevándome lentamente al flote de su mirada.

-" ¿Hay algo que te moleste?, ¿A lo mejor, algo que hubiera dicho? "- vuelve a preguntar sin permitir que dejara de mirarle.

-" No hay nada sobre ti que pudiera llegar a molestarme "- dije olvidando aquel malestar que se esfumo en el océano de su mirada.

Dejo que aquel océano sostuviera aquella tranquilidad que logre sentir al
arrojar al mar de sus ojos todo aquello que me hacía sentir mal, deje
que el tiempo se detuviera por un momento mientras memorizaba los tonos
azules que le conformaba, quería ver a través de aquella profundidad en
la que me sumergía cada vez que tenía la oportunidad de verle en la
manera que le estaba viendo ahora. Y dejándome llevar por la magia de
aquel momento deje que mi mano se posara en su mejilla, y sintiendo
aquel tacto uno de mis dedos se fue deslizando hasta rozar sus labios.
Si, aquellos labios a los cuales mis ojos no podían dejar de mirar.

Pero aquella magia termino de gastase en el momento en el que ella tomo mi
mano y suspendiendo aquella conexión que sostenían nuestras miradas
coloco su mano en mi frente nuevamente.

-" Por lo menos fiebre no tienes "- dice al retirar su mano de mi frente -" Tienes razón, a lo mejor lo que necesitas es descansar un poco "- dice mientras soltando aquella mano que aun sostenía se fue alejando hasta verle desaparecer detrás de la puerta.

Me quedo allí, sin palabras, escuchando aquel latido, sintiendo esto
que se revolvía en mi pecho, recordando su mirada, y mirando aquella
mano que tenía rastros de su tacto. ¿Habría alguna forma en la cual
pudiera acercarme sin provocar aquella reacción?, si últimamente el
acercarme a ella le generaba tanta confusión, debería tratar otra forma
en la cual fuera ella la que tratara de acercarse a mí, ¿Pero cómo?,
otra pregunta más al cajón de las dudas, cada vez el tiempo se escurría
más entre mis manos, y aquellas respuestas que esperaba encontrar para
poder volver a Ellice, se habían convertido en una montaña de dudas que
cada vez iba despertando nuevas inquietudes, nuevos miedos, entre más
conocía y más sabia lo que me pasaba, mas era el miedo y la confusión
que se generaba en mí.



Indiferencia


Me veo de nuevo en aquella calle, la misma de ayer, viendo cómo se
acercaban nuevos rostros en busca de aquellas reliquias que les darían
una nueva visión sobre la evolución del mundo, como cada detalle que se
encontraba en aquel suelo, despertaba el asombro de aquella gente que
venía y llevaba algo consigo.

Lo único que realmente llamaba nuestra atención, era ver como los jóvenes pasaban con aquellos sombreros y los relojes colgando de un lado para otro en el extremo de su pantalón.

-" ¿Por qué no se los guardan en el bolsillo? "- pregunta Haniel mientras veía todo los relojes balancearse de manera muy graciosa.

-" No se "- contesto mientras trataba de no reír -" Yo les dije que lo guardaran. "-

En realidad dije que lo guardaran, pero parece que se quedaron en la parte
donde dije que llamaría la atención de las chicas, era una escena muy
cómica, mucho mejor que aquella que decía "Resalta el color de tus
ojos", si, aquel sentimiento incomodo que surgió de esa frase, le miro y
allí estaba, atendiendo a esa multitud de chicas que hacían fila para
que les atendiera, todas esperaban escuchar aquella frase que revolvía
mi mente, y no de manera positiva.

Por suerte mi mente se escurriría en mi propia fila, pues el balanceo del reloj entre los
pantalones se había hecho popular, y varios jóvenes estaban esperando su
turno para que les atendiera.

-" ¡De verdad funciona! "- dice uno de ellos que esperaba en la fila -" Ayer Matías con aquel balanceo del reloj consiguió una cita con Bilha."-

-" ¿Bilha? "- pregunta otro mientras se acercaba a la fila -" ¿De verdad?, ¿Estamos hablando de la misma Bilha?. "-

-" Si "- dice otro -" Ayer, justo cuando le dijo la hora y ella le contesto que era muy inteligente por poder leer aquel extraño artefacto. "-

No podía creer lo que escuchaban mis oídos, ¿De verdad funciona algo como
eso?, o este era un país parecido a Ellice, donde nada de lo que
vendemos es muy común, y claro, ¿Por qué otra razón vendríamos a una
isla como esta?, tan pequeña donde se vive a la antigua. Cada vez la
fila era más larga, por lo tanto Haniel empezó a ayudarme, y escuchando
aquellos murmullos.

-" Con que esa era la razón por la cual no guardan los relojes "- dice mientras me mira de reojo -" Debo admitir que es una historia bastante original "- ríe mientras me guiña un ojo.

-" ¿Y contigo no funciona? "- me dice uno de los clientes que estaba atendiendo -" ¿Que podría hacer para que alguien como tu tenga una cita conmigo? "-

Me quedo sin palabras, aquella historia de por si era demasiado absurda
como para no reírse, pero no sería tan descortés ya que por mi culpa se
había armado tal rumor.

-" No salimos con nuestros clientes "- Le oigo decir aquella chica de ojos azules mientras deja de atender su propia fila para venir a donde me encontraba -" Además, ella es una mujer casada. "-

Haniel y yo la miramos consecutivamente, ¿Una mujer casada?, ¿Desde cuándo?,
¿O era yo la ultima en enterarse?, ¿Que estaba pasando aquí?, ¿Y por qué
habría de importarle si alguien me invita a salir?, ¿No se supone que
esa era una decisión que me correspondía tomar a mí?, pero al ver
aquella mirada ansiosa simplemente no la pude desmentir.

-" Lo siento "- le digo aquel chico que mostró algo de desilusión en sus ojos.

Y así transcurrió aquella tarde, se había vuelto bastante agotador
aquellas jornadas de trabajo con tanta gente curiosa en este país, no
pasaba ni un minuto donde no hubiera alguien por atender. Mas era una
ventaja, pues de esa manera podía dispersar aquel sentimiento que se
generaba en mí cada vez que volteaba a ver aquellas chicas cerca de
ella, mirándole de esa manera tan descarada, haciendo que les hablara
más y más.

¡Concéntrate!, no puedo dejar que estas emociones controlen mi voluntad.

-" Por fin algo de agua "- dije finalmente mientras me sentaba en la silla y descansaba, estar parada todo el día era demasiado agotador.

-" ¿Fue un día bastante agitado no crees? "- me dice ella mientras se acercaba y se sentaba a mi lado.

-" Si "- contesto mientras tomaba uno de mis pies para masajearlo.

-" Déjame ayudarte con esto "- dice mientras se arrodillaba para tomar mi pie y empezar a masajearlo.

-" No tienes que "- dije mientras tomaba sus manos y las alejaba de mi -" Por favor no lo hagas "- digo ante aquel deje de angustia que se vio reflejada en su mirada.

-" ¿Estas enojada conmigo? "- pregunta mientras se vuelve a sentar y mostraba aquel gesto confuso de nuevo -" Sobre lo de esta tarde… "- dice mientras corta sus palabras al no saber qué decir.

-" Entiendo que haya una política en la que no se pueda salir con los clientes "- digo ahora con un tono seco en mi voz -" ¿Hay alguna otra de la cual debería enterarme?. "-

Ella se queda en silencio, con su mirada fija en el suelo y sin ningún ánimo
de contestar. Me quedo allí, mirándole mientras aquella confusión se
hacía más latente en su rostro, ¿Por qué tenía que ser tan difícil?, era
tan fácil como admitir que le importaba de la misma manera que me
importaba ella a mí, pero no, no cedería ante sus propios sentimientos,
por lo tanto yo tampoco cedería ante los míos.

-" En ese caso me voy a dormir, estoy algo cansada y presiento mañana será un día largo "- digo para pararme y retirarme de aquel lugar.

-" Espera "- dice mientras toma mi brazo sin dejarme ir -" No hay tal política "- continua exponiendo aquella mirada insegura que sostenía en el suelo.

-" ¿Entonces? "- pregunto con un tono de indiferencia en mi voz -" ¿Hubiera podido salir con él? "- pregunto de nuevo mirando aquellos ojos fijos en el suelo.

-" Perdón "- dice mientras me soltaba -" No volverá a suceder. "-

¿Por qué no podía mirarme?, ¿Que le impedía mostrarme aquel rostro que con
el pasar de los días se mostraba más confuso?, ¿Por qué?, cada vez le
entendía menos, y cada vez le sentía más lejos, no quería que se
alejara, pero si trataba de acercarme se alejaría mas, por lo tanto opte
por ser indiferente ante aquella actitud que me estaba causando
problemas.

-" Hasta mañana "- le digo mientras me retiro y la dejo allí, sumergida en aquel pensamiento desconocido para mí.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/5/2011, 14:32

muy buena ahor tendre k esperar asta el miercoles
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   18/5/2011, 15:57

Gracias por el mensaje zhayho, aqui te dejo mas de la historia...


CAPITULO 7 : Abro mis Ojos



Una de Esas Noches



Cada vez su indiferencia se hacía más latente, cada vez que me le acercaba
me respondía con aquel tono seco en su voz, sé que fui yo la que
propicio aquel comportamiento pero no lo toleraba. Sé que fui yo la que
quería se alejara pero me mataba la incertidumbre de su silencio, quería
que todo fuera como antes, pero no lo lograría si seguía dando pie a
esta situación.

-" Buenos días "- le digo mientras caminábamos hacia la calle de siempre.

-" Hola "- responde con aquel tono seco que yo misma impuse ante nosotras.

-" Después de que terminemos la jornada "- le digo mientras miraba aquellos ojos verdes que me esquivaban -" ¿Podríamos salir a dar una vuelta? "- termino de preguntar para inmediatamente sentir su mirada sobre la mía.

-" ¿Me imagino que es una invitación solo para dos? "- Dice Haniel mientras me da aquella mirada de los últimos días.

-" Lo siento Haniel "- le digo mientras vuelvo a mirarle.

Espero su respuesta pero esta se queda callada, se sumerge en aquel
pensamiento inalcanzable para mí, aquel pensamiento que había hecho de
aquella cálida voz de la que estaba acostumbrada una seca y carente de
emoción.

-" Esta bien "- dice con aquel tono indiferente.

Sonrío de manera que hago que involuntariamente corresponda con aquella
sonrisa que tanto había extrañado y abandonado los últimos días, en los
que aquella indiferencia y mi propia confusión se habían interpuesto
entre nosotras.

-" Es una cita entonces "- digo sin pensar en lo que decía -" De amigas "- termino de decir sin encontrar sentido a mis propias palabras.

-" Obvio "- me dice con aquella voz seca en su lugar -" ¿De qué más podría ser?. "-

Y allí estaba de nuevo, aquella mirada fría que me daba cada vez que me
retractaba o cambiaba el sentido de mis propias palabras, ¿Que pasaba
conmigo?, ¿Por qué no era capaz de decir nada sin tener que retractarme
por el miedo a decir algo indebido?, mi propio miedo a este sentimiento
que no dejaba de crecer se había encargado de alzar una barrera
indestructible a la hora de acercarme a ella.

Nos hicimos en nuestros lugares, ella como siempre se hacía en la otra punta de la
esquina de la sabana, lejos de mí, lejos del alcance de mi voz. Y esa
manada de bribones estaban en el lugar de siempre, mirándola,
acercándose, haciendo fila para ser atendidos. Cada uno detrás del otro,
ansioso por llegar, ansioso por verle.

Este sentimiento que surgía en mi cada vez que les veía sus intenciones inmersas en llevar
aquellos relojes y sombreros que ya deberían haberse acabado, me nublaba
el juicio hasta el punto de decir cosas sin sentido y actuar como una
persona totalmente irracional frente a ella, como aquella vez, donde
dije que era casada para evitar que se le acercara más aquel hombre que
la recorría con la mirada. Era insoportable este sentimiento que
consumía mi cabeza del solo pensar que podría acercarse alguno de ellos
más de lo debido.

Pero aquel tiempo fue considerado conmigo y acabo sin ninguna novedad más que el cansancio de siempre, a diferencia
que esta vez no habría espacio para el cansancio, pues me urgía hablar con ella.

Llevamos la mercancía que sobro a la habitación, y terminando de acomodar todo en su lugar.

-" ¿Vamos? "- le pregunto inmediatamente mientras le veía como se recostaba en la cama.

-" ¿Es tan importante lo que tienes que decir? "- dice mientras cierra los ojos.

-" Solo podrás saberlo si vienes conmigo "- le digo haciendo aquella curiosidad surgir mientras se levantaba de la cama.

-" Vamos "- dice mientras sale de la habitación para así seguirle los pasos mientras organizaba mi mente.

Caminamos fuera de allí, y seguimos caminando mientras caía la noche y mostraba aquel camino de estrellas que recorrimos alguna vez.

-" ¿Recuerdas? "- dije mientras señalaba aquellas estrellas que brillaban ante aquel camino que recorríamos.

-" ¿Es esta una de esas noches? "- pregunta mirando mis ojos.

-" Si "- le digo sin saber a qué se refiere, pero no daría oportunidad ni a mi mente ni a absolutamente nada que pudiera arruinar esta noche.

Me mira con aquella luz que creía perdida en sus ojos, y sonriendo se
acerca hasta entrelazar su mano con la mía, y así, dejo que este
sentimiento nuble mi juicio solo por esta noche, solo por este instante.

-" Hacia mucho tiempo que no teníamos una noche como esta "- dice mientras me muestra aquella sonrisa que empezaba a hipnotizarme.

-" Yo extrañaba una noche como esta "- le digo de manera sincera -" Pero esta noche es diferente a todas las demás "- dije haciendo asomar aquella curiosidad.

-" ¿Por qué diferente? "- contesta con aquella curiosidad palpable en su voz.

-" Porque lo lindo de una noche estrellada, es que siempre es diferente a la noche anterior "- le digo sacando a relucir aquella sonrisa que me tenía bajo su hechizo.

-" ¿Y en que es diferente esta noche? "- pregunta sin dejar de mirarme.

-" No solo el lugar, ni la dirección del viento, ni aquella posición que nos muestra la luna "- le digo sin apagar aquella curiosidad que mantenía su mirada fija en mi -" Si no aquellos ojos que aunque me miran se encuentran ausentes "- digo sin poder evitar apagar aquella sonrisa que le pertenecía hasta solo un momento.

-" Si "- dice con aquella voz ahora cálida -" Tienes razón, esta noche es diferente "- termina de decir desviando su mirada.

-" Lo es "- digo nuevamente sin dejar que aquel impulso por soltar mi mano terminara aquel contacto -" No la sueltes "- le digo atrayendo su vista de nuevo hacia mí -" Esta noche es diferente, pero sigue siendo de noche. "-

Aquella mano que no deje ir, se quedó en su lugar solo por esta noche, solo por
esta noche dejaría aquella barrera se derrumbara, solo por esta noche
dejaría el miedo a un lado, solo por esta noche callaría mi consciencia.

-" Es diferente, pero sigue siendo hermosa "- dice mirando aquella luna que se encontraba frente a nosotras.

-" Te lo dije, lo lindo de la noche, es que nunca es igual a la anterior "- digo mientras seguíamos aquel recorrido.

-" Pero han habido mejores "- dice con sus ojos fijos en el suelo.

-" Si, yo opino lo mismo "- le digo sin poder llegar a su mirada.

Aquella pelirroja me mira con algo de ansiedad en sus ojos, no podía saber lo
que pensaba, ni podría sentir lo que sentía al ser tan indiferente
conmigo, pero por lo menos podría tratar de ser más amena ante aquellos
sentimientos que no nos dejaban estar cerca.

-" ¿Cómo te ha parecido Malta? "- le pregunto quebrando aquel silencio.

-" Entiendo porque llegaste a Ellice "- dice mientras deja aquella sonrisa dominar su rostro.

-" Si, es verdad "- digo correspondiendo su sonrisa -" En esta clase de lugares la inocencia de la gente es más palpable "- dije haciendo que sostuviera su mirada hacia a mí -" Eso lo aprendí en Ellice "- sin apartar mi vista de ella -" Eso me lo enseñaste tú. "-

Se queda mirándome fijamente, aquella barrera que se había formado entre
nosotras se iba cayendo poco a poco, yo misma la alce, y yo misma me
encargaría de derribarla.

-" Alguna vez me preguntaste porque te había pedido que vinieras conmigo "- dije mientras miraba aquella luna brillante -" En realidad no sabría que decirte porque ni yo misma lo sé "- digo exponiendo mi mente ante aquella confesión -" Lo único que supe en ese momento es que quería que estuvieras conmigo, lo único que supe en ese momento, es que no te quería dejar allí, quería verte sonreír por siempre "- dije mientras sentía su mirada en mí, pero no le miraría, pues si lo hacía perdería lo que me quedaba de cordura -" Pero ahora aquella sonrisa se extravío por mi culpa, y no quiero que sea así "- dije sin poder evitar aquella mirada por más tiempo.

-" Lo siento "- me dice mientras volvía aquella actitud dulce y cálida que tanto extrañaba -" Prometo sonreír cada vez que una de estas noches se presente ante mi "- me dice mientras veía mis ojos -" Y prometo sonreír cada vez que esta barrera entre nosotras se ausente. "-

Correspondo su sonrisa ante aquella cláusula que acababa de poner ante mí, tal vez
debería dejar que esta barrera se ausentara por un tiempo más, mientras
pudiera controlar este sentimiento, aquella sonrisa podría brillar como
siempre lo había hecho.

-" Entonces, ¿Amigas? "- le pregunto mientras me dejaba contaminar con aquella cálida mirada.

-" Amigas "- responde sin apartar su vista de mí.

Y así terminamos aquel recorrido, con una sonrisa y aquella barrera
tumbada en el suelo, con aquellas manos entrelazadas entre sí, y aquella
luna guiándonos ante aquel camino estrellado que nos guiaría al final
de aquella noche.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   20/5/2011, 20:06

va muy bien espero la conti
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   25/5/2011, 14:39

Hola aqui dejo la continuación...



Las Cuatro Estaciones


Aquella barrera seguía ausente, había aprendido a manejar aquel sentimiento y
aquella sonrisa había vuelto a su lugar, habíamos tenido más noches como
esa, habíamos dejado aquella armonía progresar haciendo que cada vez me
fuera más difícil alejarme de ella, ya no habían barreras, pero este
sentimiento seguía creciendo, ya no encontraba forma de frenarlo, ahora
tendría que encontrar la forma de enfrentarlo sin cambiar mi posición
ante ella, pues no importaba que tan cerca estuviera, ella seguía siendo
una princesa.

Y así, otro duro día de trabajo concluyo, aquellos
pensamientos pasaban en mi cabeza mientras entraba al cuarto con un
vaso de agua para ella, pues había sido un día largo y agotador, y lo
mínimo que se merecía era una pequeña atención por tan larga jornada y
el esfuerzo que había empleado en el día, al abrir la puerta le
encuentro allí, sentada en el suelo y reposando su cabeza en aquel brazo
que yacía sobre la cama, con los ojos cerrados y el cansancio entrando y
saliendo por medio de su respiración.

Me acerco con cautela, tratando de no perturbar aquel sueño del que era dueña aquella princesa,
y sentándome frente a ella no pude evitarlo, mirar aquellas pestañas
que permanecían ocultando el color de sus ojos, aquel verde selva que se
enfrentaba día a día con el salvaje sol de verano de esta ciudad,
aquellas pecas que se esparcían en sus mejillas como aquel cielo
estrellado que tanto admiraba en las noches, en contraste con aquella
piel blanca que reflejaba la belleza de la nieve en el invierno, no
podría dejar atrás aquel cabello rojizo que me recordaba el color de
aquellas hojas que caen en otoño, y como olvidar aquellos labios que
escondían aquella sonrisa fresca y dulce como la primavera.

Esta princesa, no, esta persona frente a mí, reunía la belleza de las cuatro
estaciones mientras dormía plácidamente y yo la observaba como si fuera
un ladrón, un ladrón que de tanto mirarla y admirar su belleza, trataba
de absorber aquella imagen mental en la cual pensaría cada vez que no
pudiera tenerle cerca, estaba perdiendo la cabeza por aquella chica que
dormía frente aquel torbellino de pensamientos que inquietaban mi mente,
era inevitable el seguir observándola, mi mirada inquieta hacia un
recorrido por cada detalle que formaba aquella perfección, cada peca,
cada pestaña, cada cabello, cada curva que conformaba su rostro, sus
manos, su cintura.

Estaba totalmente perdida en aquel sentimiento
que por más que trataba, me era imposible frenar, ¿Que aria el día en
que realmente ella tuviera que irse, y no le pudiere ver más?, ¿Sería
capaz de simplemente seguir como si ella jamás hubiera estado aquí, tan
presente, tan palpable, removiendo cada uno de estos sentimientos que me
ensordecían?, no quería pensar, pero tampoco lograba callar mi mente.

En medio de mi lucha interna por apagar mi mente lo noto, aquel verde de
su mirada estaba ahora conectada con la mía, este ladrón había sido
atrapado en medio del delito, y mi condena seria aquel silencio que se
prolongó con la inmovilidad del momento causándome ansiedad, su rostro
permanecía cálido, tranquilo, aquella sonrisa de primavera se fue
dibujando en su rostro de manera fugaz, y yo, seguía allí, inmóvil, en
silencio, sin poder decir o hacer nada, solo observándola, detallándola ,
inmortalizando aquella imagen en mi mente.

-" Hola "- dice rompiendo aquel silencio que me tenía atónita en su belleza.

-" Perdón por perturbarte "- digo sin dejar de mirarle.

-" Ya he pasado por esto antes "- me dice con aquella sonrisa culpable de mi incapacidad de pensar claramente.

-" ¿A qué te refieres? "- pregunto un poco confundida, pues aunque era la segunda vez que tenía la oportunidad de contemplar su sueño, no le había detallado tanto como ahora.

-" Me refiero a que antes ya te he observado de la misma manera, ¿Recuerdas?, en aquella habitación, cuando aún no pronunciabas palabra ante mi "- dice ahora sumergiendo su mente en aquel recuerdo.

O si, ya lo recuerdo, aquel momento en el que desperté abrazando mí
libertad, y aquella libertad con la que había soñado era el reflejo de
mi abrazo hacia su regazo, ¿Cómo he de olvidarlo?, fue uno de los
momentos más confusos que tuve hacia ella. No sabía por qué se
encontraba allí, y no sabía por qué había dormido tan bien, justamente
cuando ella estaba presente.

-" Sobre aquella vez "- le digo sin apartar mi vista de sus ojos -" ¿Por qué te quedaste allí?, ¿Por qué dejaste que te abrazara?, ¿Por qué observabas sin decir nada?. "-

Ella me mira un momento, y dibujando en sus labios aquella sonrisa se sumerge en el recuerdo que yacía en su mente.

-" No lo sé "- responde sonriendo en medio de sus pensamientos -" ¿Y tú? "- pregunta ahora con aquel tono curioso -" ¿Por qué no me despertaste?, ¿Por qué me estabas mirando? "- dice con aquella mirada clavada sobre la mía tratando de hallar una respuesta a través de mis ojos.

La observo sin poder encontrar respuesta a su pregunta, no podría decirle
que la estaba comparando con las cuatro estaciones, ni podría decirle
que no podía apartarla de mi mente, ni mucho menos podría decirle que
trataba de memorizarla para cuando estuviera ausente.

-" No lo sé "- fue lo único que pude decir en medio de mis pensamientos.

-" Supongo entonces que estamos en las mismas "- dice mientras reincorpora su cuerpo para recostar su espalda sobre el borde de la cama -" Hay muchas cosas que no se Yulia, pero lo que si se, es que pienso bastante en ti "- me dice ahora mirando mis ojos -" ¿Está mal?. "-

Mi mente se queda en blanco, aquellos ojos invadieron cada espacio de mi
pensamiento, y aquellos labios me llamaban más que nunca, era increíble
como solo mirarla me imposibilitaba cualquier esfuerzo de retractar
aquellos pensamientos que dominaban mi cabeza, y aquel aroma natural que
desprendía y que podía sentir al estar tan cerca, tenía totalmente
dominado mis sentidos, ¿Está mal?, realmente no soy la persona más
adecuada para responder aquella pregunta, pues yo misma no podía
sacármela de la cabeza, mi consciencia me decía que estaba mal,
extremadamente mal, pero el resto de mi, quería creer que…

-" No, no está mal "- dejando salir aquel pensamiento a flote.

Ella me observa dejando salir algo de sorpresa en su rostro, por la forma en
que me miro, podría asegurar que no era la respuesta que esperaba, yo
misma estaba sorprendida hacia mi propia repuesta, no es lo que
normalmente hubiera dicho si aquello que latía en mi pecho no estuviera
dominando mis sentidos.

-" Entonces piensas, que pensar bastante en ti no está mal, porque tú también ¿Piensas de la misma manera sobre mí?. "-

Dice mientras se acerca un poco más, en realidad estábamos bastante cerca,
no había necesidad de acercarse de la manera en que lo estaba haciendo,
pero aquellos ojos me tenían atrapada, aquel latido estaba a mil, mis
nervios prácticamente me tenían inmóvil, y aquellos pensamientos que
pasaban como estrellas fugaces en mi mente me tenían absorta entre la
realidad y la fantasía de este momento, podría quedarme así por siempre,
simplemente mirándole, simplemente contemplándole.

Pero aquella fantasía en la que quería sumergirme se rompió al sentir sus mano sobre
mi mejilla, ¿Creo que ya había pasado por esto antes?, creo que ya antes
me había visto atrapada por su mirada, si, estaba pasando exactamente
lo mismo que aquella vez, aquella mano se deslizo hasta tocar mis
labios, si, ya he pasado por esto antes.

-" Dime Yulia "- dice sacándome totalmente de mi encantamiento hacia su mirada -" ¿Piensas de la misma manera sobre mí?. "-

Vuelve hacer aquella pregunta, aquella que ignore por estar absorta en su
mirada, aquel latido cada vez se volvía más insistente, y mis
pensamientos no ayudaban buscando una respuesta, aquella barrera que
había tumbado unos días atrás, volvió a levantarse haciéndome entrar en
estado de pánico ante lo que quería hacer y lo que debía hacer.

-" ¿Tienes sed? "- le pregunto mientras le paso el vaso de agua que había traído -" Yo tengo muchísima sed "- le digo mientras me paraba un poco perturbada por mis propios pensamientos -" Voy por más agua "- saliendo de aquella habitación.

¿En qué estoy pensando?, ¿Que se supone que quería hacer mientras estaba
allí con ella?, ¿Y por qué tengo que salir huyendo como una cobarde?,
¿Por qué tenía que entrar en pánico justamente cuando estaba tan bien
con ella?, cuando las cosas por fin estaban marchando bien entre
nosotras, como amigas, como lo que debíamos ser, mi cabeza se sentía
cada vez más confundida, y aquel latido resonaba en mi oído dejándome
excluida a cualquier cosa que pudiera pasar en el exterior, tomo un vaso
y llenandolo de agua lo dejo encima de la mesa mientras me siento, aun
no podía creer mi propio pensamiento, al mirar al frente se encuentra
allí sentada, mirándome con aquellos ojos que aunque intentaban esconder
aquella molestia, no lo lograba.

-" ¿Sabes?, Hay mejores formas de evadir el tema "- dice sin quitarme la mirada de encima.

-" ¿A qué te refieres? "- doy una excusa aun sabiendo perfectamente a que se refería.

-" Dime Yulia "- dice mientras acerca la silla quedando más cerca de mí -" Somos amigas ¿no? "- sin quitarme los ojos de encima.

-" Claro "- contesto ante aquella pregunta repentina.

-" Entonces puedes confiar en mi "- dice mientras acerca su rostro al mío para detenerse a unos cuantos centímetros -" ¿Qué es eso a lo que le tienes tanto miedo? "- pregunta mientras sus ojos se engarzaban en los míos -" ¿Por qué siempre sales huyendo cada vez que te pregunto referente a tus sentimientos hacia mí? "- dice mientras acerca su mano y toca mi mejilla -" ¿No es aquello que le llamamos amistad lo que desprende este sentimiento de querer estar cerca? "- dice mientras se dirige a mi oído -" Cada vez más cerca "- susurra para luego levantarse de la silla -" Si es esto una amistad no tienes por qué correr cada vez que hablamos "- dice mientras se aleja -" Si es esto una amistad, deja de huir de mi "- dice en voz alta mientras se retiraba.

Solo pude entender aquel sonido que se oía mientras cerraba la puerta para
quedarme allí atónita, jamás pensé que me enfrentaría de esta manera,
jamás pensé que tendría las agallas de hacer aquella pregunta que yo
misma me tenía prohibido plantear, ¿Si se sentía ella de la misma manera
que yo, que se supone que iba a hacer?, sus sentimientos no cambiaban
en nada la situación, ella seguía siendo una princesa, y yo no podría
estar a su lado porque nadie lo permitiría, ni su padre, ni Ellice, ni
el resto del mundo.

Y así pasan los minutos y yo permanezco allí,
en aquella mesa sin palabras, con aquel silencio que perturbaba mi
mente, ¿Qué era lo que quería de mí?, la comprendía, pero no quería
comprenderla, no quería dejar que este sentimiento me llenara la cabeza
de imposibles y fantasías que jamás llegarían a hacerse realidad, mi
mente me estaba jugando una mala racha de pensamientos en los que
imaginaba como seria si me dejara llevar por aquello que quería, pero no
podía, no podía dejar que mi imaginación volara tan alto, pues entre
más alto volara, más dura seria la caída al dejar que la gravedad
ejerciera aquella fuerza haciéndome poner los pies sobre la tierra de
nuevo.

En medio de aquel pensamiento mis ojos dejan el suelo para
mirar al frente, veo a Haniel quien se encontraba allí sentado en
silencio, simplemente mirándome, viendo aquel gesto perdido y confuso
que no podía borrar por más que intentaba, se encontraba allí, con
aquella sonrisa dibujada en su rostro como si algo le causaba gracia.

-" ¿Tiene su genio no? "- pregunta con aquella sonrisa insistente en su rostro.

-" No tienes idea "- contesto recordando sus palabras -" ¿Y tú por qué sonríes? "- pregunto un poco curiosa hacia su actitud.

-" A mí me divierte "- dice mientras sostiene aquella sonrisa -" Ustedes dos son tan obvias. "-

-" ¿Obvias? "- pregunto tratando de hacerme la desentendida.

-" Yulia "- dice mientras observa mi rostro confuso -" Aunque evadas el tema, no quiere decir que no resalte a la vista "- agrega mientras toma aquel vaso de agua intacto sobre la mesa -" ¿Tan mal te trae que ni siquiera puedes controlarte cuando estas frente ella? "- dice sin dejar de sostener mi mirada.

-" Haniel, ¿De qué hablas? "- le digo tratando de mostrar asombro en mi voz.

-" No insultes mi inteligencia "- dice mientras se acerca a mi oído -" Si lo que te preocupa es no saber cómo actuar puedo enseñarte un lugar donde puedes aprender "- susurrando en mi oído.

Mi rostro se sube en un color rojo vivo al escuchar la magnitud de sus
palabras, ¿Que era lo que me estaba insinuando?, ¿Y a qué lugar se
refería?, ¿Qué clase de lugares era los que frecuentaba cada vez que se
iba en las noches?, ¿Era este mi hermano?, ¿Donde aprendió esas mañas?,
eso no fue lo que yo le enseñe.

-" Haniel, ¿Que estas insinuando? "- le digo mientras replanteaba mi imagen sobre el -" ¿Y en qué clase de lugar podría aprender qué? "- digo con aquella mirada acusadora en mi rostro.

-" En la clase de lugar en la que he visto a dos mujeres besarse "- dice susurrando mientras mi rostro se torna en un gesto ilegible.

¿Qué?, ¿Entonces si existe tal comportamiento?, ¿Pero por que el habría de
saber y yo no?, mi mente se vuelve un nido de preguntas mientras veo
aquel gesto juguetón en su rostro, aquel gesto pícaro y sonriente.

-" Si quieres te lo puedo mostrar "- dice en voz baja mientras me mira con aquellos ojos retadores.

-" Yo no sé a qué te refieres "- digo mientras trato de que mi mirada no expusiera mi curiosidad -" Pero quiero saber qué clase de lugares frecuentas en las noches "- le susurro mientras me dejaba llevar por aquella curiosidad.

-" Entonces vamos "- dice mientras se levanta de la mesa y me jala del brazo consigo.

-" ¿Ya? "- pregunto incrédula mientras salíamos y empezábamos a recorrer la calle -" Haniel, ¿A dónde me piensas llevar? "- digo mientras este seguía caminando en silencio.

-" Ya verás "- dice mientras sostiene aquella sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   25/5/2011, 22:04

woow esto se esta poniendo bueno espero la conti no tardes plisss
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   29/5/2011, 01:01

donde la lleva,adonde la llevra ,ahhhhhh quiero saber jejeje
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   1/6/2011, 19:02

Hola niñas, gracias por la paciencia y aqui les dejo la continuacion...


Descubriendo Lo Desconocido


Y así fuimos recorriendo aquellas calles, el caminaba con tal
familiaridad que podría decirse que se sabía la ruta de memoria, ¿Qué
clase de lugar revelaría el final de este recorrido?, no lo sabía, lo
único que me cabía en la mente era aquella curiosidad por ver si lo que
me decía era verdad, si en realidad existía la posibilidad de que entre
dos mujeres pudiera surgir algo más que una amistad.

Recorríamos las calles de St. Julian's cuando me jala para doblar una esquina y
descubrir ante mis ojos una puerta totalmente roja que tenía impresa en
relieve unas letras negras que decían "Noche y Lujuria".

-" Llegamos "- me dice mientras abre aquella puerta y me hace entrar en aquel lugar sin dejarme decir una palabra.

Mis ojos se abren ante aquella imagen, era un sitio en el que la oscuridad
resaltaba ante aquella poca luz que se podía apreciar, aquella escasa
luz que se reflejaba era un rojo vino tinto que se esparcía por todo el
lugar, las mesas estaban llenas de hombres, y en cada mesa había un tubo
que atravesaba la mitad de esta del suelo hasta el techo, las sillas
eran acolchadas, poco comunes para un ¿Bar?, pues aquel tipo de sillas
solo se les podía encontrar en sitios para gente de poder, aquel tipo de
gente que solo se ve en la realeza. Y entonces veo como una mujer que
iba totalmente vestida de negro se iba acercando a nosotros, llevaba un
antifaz puesto, como toda la gente que se encontraba en aquel lugar,
llevaba consigo dos antifaces, y ya frente a nosotros nos los ofreció
colocando su mano en su hombro.

-" Hola Haniel "- dice con aquella voz seductora mientras le besaba la mejilla.

-" Dalila "- dice mientras hace lo mismo que ella con aquella familiaridad -" Esta es Yulia, mi hermana "- dice sonriéndole aquella mujer que ahora me observaba con curiosidad.

-" ¿Tu hermana? "- le pregunta mientras se hacendaba a mí -" Es dueña de una belleza deslumbrante "- prosigue mientras tocaba mi rostro con sus manos.

-" Por favor no me toque "- le digo mientras retiro sus manos de mi rostro, que atrevida, ¿Cómo se toma aquellas atribuciones sin siquiera conocerme?

-" Y bastante interesante "- dice mientras deja salir aquella sonrisa que no me causaba ni la más mínima gracia -" 100 monedas de oro por cada uno "- se dirige a Haniel mientras este sacaba el dinero de su bolsillo y se lo daba.

Esta dama nos coloca a ambos aquellos antifaces y dirigiéndonos por un
pasillo iba caminando y besando a mi hermano como si no fuera la primera
vez que lo hacía, ¿Con que esta era la clase de lugares a los que venía
cuando salía en las noches?, ¿Y que encontraría aquí que valiera la
pena haber venido?, esta clase de sitios no son lo que yo llamaría mis
favoritos, al contrario, jamás había pisado un lugar de estos, y jamás
se me habría ocurrido si no fuera porque fui arrastrada a venir aquí.

-" Por favor no se quiten los antifaces hasta llegar a la puerta de salida "- dice mientras se paraba al lado de la mesa que nos ofreció -" ¿Una o dos? "- pregunta a mi hermano sin poder entender aquella situación en la que me encontraba.

-" Dos "- dice mientras le sonríe aquella dama que se encontraba ahora sentada en sus piernas -" Pero quiero dos especiales "- dice ahora mientras besa su cuello.

-" ¿Está bien estando tu hermana aquí? "- pregunta dirigiendo su mirada hacia mí.

-" Si, está bien "- dice mientras aquella dama se levantaba dejando sus piernas.

-" 800 monedas de oro por la noche y lujuria especial "- dice mientras veo como mi hermano saca el dinero y se lo da.

-" Te doy 200 más para que traigas lo de siempre "- dice mientras veo como aquella mujer se retira cerrando la cortina.

Aquel lugar era como un teatro, la parte de abajo estaba llena de mesas una
tras otra separadas por mas o menos metro y medio de distancia entre sí,
aquellas mesas no poseían tubos como esta en la que estábamos sentados,
todos esos señores llevaban antifaces, igual que las chicas que se
encontraban en sus piernas, nosotros nos encontrábamos en una especie de
cabina que se encontraban en los costados del teatro, estas separaban
el ruido por medio de un vidrio que la rodeaba, y aquella cortina que
daba privacidad, nos encontrábamos en el tercer piso, por lo tanto
podríamos ver todo, pero nadie podría vernos a nosotros, que sitio tan
curioso era este, jamás había visto nada igual.

Y entonces oigo aquel ruido que me saca de aquella inspección que hacia afuera de
aquella cabina en la que me encontraba, para encontrarme con dos jóvenes
que difícilmente llegaban a los veinte años, ambas llevaban vestidos
negros, elegantes y provocativos, he igualmente ambas llevaban
antifaces.

Una de ellas era rubia y otra de cabello castaño,
apenas lograba distinguir el color de sus ojos con aquel antifaz, pero
por más que este les cubriera el rostro, no era muy difícil distinguir
que poseían facciones pulidas y hermosas.

Una de ellas se acerca con cuatro vasos y la otra con una botella de whisky, la rubia sirve y
reparte a cada uno aquellos vasos mientras se sienta junto a la de
cabello castaño en aquella silla que se encontraba frente a nosotros.

-" Haniel es un gran cliente "- Dice aquella rubia mientras entrelaza su mano con la de cabello castaño.

-" Si, siempre viene cuando se encuentra en el país "- dice la de cabello castaño mientras se recuesta en el hombro de la rubia dándole un beso en el cuello.

No acaba de entender muy bien la situación cuando me encuentro siendo
partidaria de aquel beso que se estaban dando mientras mi cabeza daba
vueltas tratando de asimilar lo que veían mis ojos.

-" ¿Haniel? "- susurro en su oído mientras mis ojos permanecían clavados en ellas.

-" Shhh "- me dice viendo entretenido la escena.

Al separarse fijan sus ojos en nosotros, Haniel tenía aquella mirada
lujuriosa al ver aquellas chicas hacer tal escena, mientras yo me
preguntaba ¿Por qué lo hacían?.

-" Hem "- digo aun tratando de poner mis ideas en orden mientras ellas fijaban su mirada en mi -" ¿Esto hace parte de su trabajo?, ¿Los clientes exigen esta clase de comportamiento? "- pregunto tratando de encontrar una explicación a aquel comportamiento.

-" En parte "- dice aquella chica de cabello castaño mientras se recostaba en el hombro de la rubia.

-" Y en parte no "- dice la rubia besando su frente.

-" ¿Entonces no les molesta tener que besarse en medio de este depravado? "- digo mirando a mi hermano quien borra aquella sonrisa para darme aquella mirada de desapruebo.

Ambas ríen mientras se paran en la mesa y deslizándose en aquel tubo terminan sentadas frente a nosotros.

-" Haniel es bastante decente "- dice la rubia regalándome una sonrisa.

-" Hemos tenido verdaderos depravados mirándonos "- dice la de cabello castaño mientras deslizaba su pierna por debajo del vestido de la rubia.

¿Que se supone que estaban haciendo?, ríen ante aquel gesto confuso que deja
salir rostro, y volviendo a acercarse vuelven a unir sus labios
dejándome sin alternativa más que seguir mirando, era extraño ver a dos
mujeres besándose, pero al mismo tiempo era bastante sensual, jamás
había visto nada más sexy que esto.

la de cabello castaño arrincona a la rubia en el tubo mientras deja de besar su boca para
arrastrar sus labios por su cuello, estaba totalmente engarzada en
aquella imagen, no tenia palabras para describir lo sensual que se veían
haciendo ese tipo de cosas, si el solo verlo me estremecía, ¿Cómo se
sentiría?, ¿Qué sensación podría despertarse al estar con otra mujer?,
aquella chica de cabello castaño ondulado fue llevando su mano por
debajo del vestido de aquella rubia que se dejaba llevar por esta,
aquellos besos cada vez se volvían más intensos y el ambiente en aquel
espacio en el que nos encontrábamos se había vuelto algo caluroso, hasta
que en el mismo instante en que escucho la voz de la rubia elevarse en
el aire cerré mis ojos ante lo que acababan de ver mis ojos.

-" Por favor paren "- les digo volteando mi rostro para encontrar la cara de Haniel quien permanecía con la boca abierta -" Haniel cierra la boca "- le digo mientras este me miraba con algo de desconcierto -" ¿Que se supone que van a hacer delante de nosotros?. "-

Digo sin encontrarle sentido a mis palabras, pues lo que debería haber dicho es…

-" ¿Que piensan que están haciendo delante de nosotros? "- corrijo aquella pregunta que hice inicialmente.

-" Bueno, te prometí que te mostraría lo que podías hacer con... "-

-" Suficiente "- digo cortando las palabras de Haniel mientras mi rostro se tornaba de un color rojizo.

Aquellas chicas pararon en el mismo instante en que les pedí que dejaran de
hacer aquello, ¿Cómo me estaba pasando esto?, yo sabía que venir con el
no era una buena idea, pero me deje llevar por la curiosidad, aunque
debo admitir, que fue bastante interesante hasta donde mis ojos pudieron
resistir.

-" Haniel, ¿Tú pagas por ver esto? "- pregunto aun incrédula ante la idea -" Debería darte vergüenza, consíguete una novia "- le digo mientras lo miro con aquel gesto de desacuerdo.

-" Me queda muy difícil ya que viajamos de un lugar a otro "- me dice cortando mi argumento -" ¿Crees que ya no tendría una si nos quedáramos en un solo lugar? "- continua dejándome sin palabras -" Pero ese no es el tema aquí, ¿No es acaso esto lo que te genera tanta confusión? "- dice esfumando mis pensamientos -" Chicas por hoy es suficiente "- les dice mientras estas se acomodan los trajes -" La próxima vez vengo solo "- dijo mientras les guiñaba un ojo.

-" Bueno, en ese caso nos retiramos "- dice la de cabello castaño mientras ayuda a la rubia a acomodarse el vestido.

-" Adiós Haniel, adiós Yulia "- dicen al unísono mientras se pierden de nuestra vista detrás de la cortina.

-" ¿La próxima vez vengo solo? "- fue lo único que se me ocurrió decir mientras veía sus ojos clavados en mí.

-" Si, es que saliste ser una muy mala acompañante de diversión "- dice mientras se servía whisky en su vaso -" Pero eso no responde mi pregunta Yulia "- continua tomando un trago y sirviéndome a mí -" ¿No era el no saber qué hacer lo que te frena con ella? "- pregunta sin dejarme escapatoria -" Porque si era eso, al menos alcanzaste a ver algo ¿No? "- pregunta con aquella sonrisa mal intencionada.

-" Muy gracioso "- digo tomando un trago de whisky -" Pero no, no es eso, bueno en parte si "- digo tratando de hacerme entender -" Pero no es la razón principal "- dije tomando lo que quedaba en el vaso.

-" Toma despacio "- me dice mientras llenaba de nuevo mi vaso -" Y cuéntame ¿Que es entonces? "- continua mirando mis ojos.

-" Lo obvio Haniel "- digo tomando un trago -" Ella es una princesa "- dejando el vaso en la mesa.

-" ¿Ella es una princesa?, ¿Esa es la razón? "- dice tomando un trago por su cuenta.

-" ¿No es esa razón suficiente? "- pregunto tratando de hacer mi punto visible -" ¿Qué crees que va a pasar el día que tenga que volver a Ellice?, ¿O acaso crees que se va a quedar aquí por siempre?, su hogar, su responsabilidad, su vida entera está en Ellice, yo no puedo pretender que renuncie a todo eso por mi "- digo mientras tomo otro trago -" Haniel, la única manera de estar juntas, sería que ella renunciara a la corona, pues una plebeya como yo por ley no puede estar con alguien de la realeza, no solo el hecho de que sea de la realeza, pero el hecho de que ambas somos mujeres, ¿Cuándo se ha visto algo como eso? "- le digo mientras veía aquel gesto en su rostro cambiar ante mis palabras -" No es lo mismo venir aquí y ver dos chicas besarse porque su trabajo lo requiere, a involucrarse sentimentalmente con alguien que no es para ti. "-

Aquella sonrisa que se mostraba en todo el tiempo
que estuvimos hablando se desvaneció con el final de mis palabras, él
sabía que yo tenía razón, ¿Por qué nadie entendía lo que era tan obvio?,
¿Por qué ella no lo entendía?, ¿No debería ser ella quien tratara de no
estrechar más los lazos que nos unían?, ¿No debería ser ella la que
tendría que luchar contra estos sentimientos que no desatarían nada
bueno?, pero no, era yo la que era consciente de la situación, era yo la
que sabía cuales serían las consecuencias de aquel sentimiento del cual
no me podía dejar arrastrar.

-" Pero aun cabe la posibilidad de que renuncie a la corona ¿No? "- dice con algo de optimismo en su voz.

-" Por supuesto que no "- contesto sin siquiera contemplar aquellas palabras -" No es solo el hecho de que sea de la realeza Haniel, no sé si te habrás dado cuenta, pero Elena es hija única, por lo tanto es la única sucesora "- digo sorprendiéndome ante la crudeza de mis palabras -" Es una irresponsabilidad el contemplar la posibilidad, es un país entero del que estamos hablando "- continuo tomando otro trago -" Agradezco la intención de todos modos "- le digo mientras servía otro trago -" Aunque por favor no me vuelvas a traer a un lugar como este, no estoy preparada para este nivel de entretenimiento "- digo al dejar salir una carcajada.

Ambos reímos mientras nos acabábamos aquella botella, terminamos cantando y
bailando en el recorrido de aquel "bar" al hotel donde nos estábamos
hospedando, mi cabeza daba vueltas mientras veíamos como el sol se
asomaba mostrando los primeros rayos en aquel camino que nos faltaba por
recorrer, mis pasos se sentían lentos como si llevara cadenas en los
pies, me pesaba el cuerpo y ya quería llegar para acostarme.

-" Yulia, Yulia, me pesan los pies "- me dice mientras se reía.

-" A mí también me están fallando, pero falta poco, falta poco "- contesto riéndome de aquella pesadez que sentía en los pies.

Seguimos caminando hasta que finalmente llegamos, mi único deseo era llegar a la cama y lanzarme en ella como una roca.

-" ¿Yulia? "- pregunta aquella voz melodiosa haciéndome parar el paso.

-" Shhh "- le digo mientras abría la puerta de mi cuarto -" Me vas a despertar "- digo susurrando mientras me quitaba los zapatos.

-" ¿Estas tomada? "- pregunta mientras ve a Haniel recostado en el marco de la puerta.

-" Fue mi culpa, fue mi culpa "- dice este mientras trataba de sostenerse en pie -" Yo le dije que fuéramos... "-

-" Por un trago "- le digo cortando sus palabras, pues aunque yo estaba tomada, el lo estaba mucho más.

-" Si, si, por un trago "- dice Haniel mientras se reía -" Hasta mañana, o pasado mañana, o mejor dicho hasta cuando me despierte "- dice mientras entraba a su cuarto y cerraba la puerta.

Ella se queda mirándome, mientras yo difícilmente podía mantener mis ojos
abiertos, necesitaba dormir, necesitaba estar en mis cinco sentidos para
poder seguir combatiendo aquel sentimiento que en estos momentos me
tenía arrinconada.

-" ¿Necesitas algo? "- pregunta sentándose a mi lado -" ¿Tal vez un vaso de agua? "- pregunta mientras se recostaba en mi hombro.

Inmediatamente la imagen de aquellas chicas se me vino a la mente y levantándome
bruscamente trato de alejar aquella sensación que me produjo el haberlas
observado.

-" Quiero dormir "- fue lo único que pude decir con aquella voz que se oía confusa por el alcohol, el sueño y la confusión.

-" Claro "- me dice parándose de la cama al ver mi actitud -" Que descanses "- dice sin mirarme mientras salía del cuarto cerrando la puerta.

Al verla salir sentí como el alma me volvía al cuerpo, no podría tolerar
ni que me tocara en este estado, pues si hubiera insistido
definitivamente hubiera hecho algo de lo que mas tarde me arrepentiría.

Y así, un poco más tranquila me dejo caer en la cama sumergiéndome en aquel sueño profundo en medio de las sabanas.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   1/6/2011, 21:09

nooooo ese era el momento adecuado para k pasara algo ... plizzz no tardes con la conti la stare esperando con muchas ansias
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   1/6/2011, 22:38

conti y por comentario final...............yo quiero un hermano asi jejejejejnaaaa no te creas jejejejej
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   8/6/2011, 18:43

Hola chicas, gracias por su inmensa paciencia, espero esten bien, abrazos, aqui les dejo la continución.





CAPITULO 8 : Revelaciones



Soluciones



El día transcurrió lentamente mientras ellos dormían en sus habitaciones, ¿Por qué llego tan tomada?, ¿Y en donde se la pasó toda la noche?, practicante no dormí por la incertidumbre de no saber dónde se encontraba, y al verla en aquel estado de embriagues me dio alegría de saber que estaba bien, pero al mismo tiempo me molesto, ¿Por qué no dejo siquiera una nota?.

Yo sabía que no podía reclamarle pues no soy nadie para decirle que hacer con su vida, pero aun sabiendo eso me molesta, aun sabiendo que siente lo mismo que yo no puedo hacer nada pues no soy nada de ella, soy simplemente una amiga, ¿Pero una amiga?, una amiga no puede reclamar el haber llegado tarde sin avisar, una amiga no puede acercarse de la manera que yo me quiero acercar, una amiga no debería sentir lo que siento, ¿Por qué una amiga?, ¿Por qué sabiendo que siente lo mismo que yo?, ¿Qué es eso que le frena a la hora de dejarse llevar por este sentimiento?, yo me quiero dejar llevar, pero no puedo si ella no se deja llevar por mí, por lo que sentimos, ¿Cómo podría solucionar esta situación?, ¿Cómo podría lograr que hablara conmigo sin esquivar el tema cada vez que me acerco a la respuesta?, en realidad lo que me sobraban eran preguntas, lo que me faltaba era soluciones.

Ya han pasado seis horas desde que llegaron, era un atrevimiento lo que estaba por hacer, pero necesitaba empezar a encontrar respuestas, así que deje la pena para otro momento y simplemente toque la puerta tres veces y aguarde. Pasaron cinco minutos antes de que abriera la puerta, y al hacerlo abrió sus ojos en asombro.

-" ¿Paso algo? "- me dice mientras se restregaba los ojos.

-" ¿Puedo hablar un momento contigo? "- le digo mientras se terminaba de acomodar la camisa.

-" Claro, cuéntame, ¿De qué querías hablar? "- pregunta mientras empezábamos a caminar fuera del hotel.

-" Es sobre Yulia "- digo mirando sus ojos azules -" Se que no debería involucrarte pero… "- corto mis palabras tomando el valor necesario -" ¿Podrías ayudarme Haniel? "- digo finalmente mientras me miraba con asombro.

-" No sé en qué podría ayudarte "- me dice mientras nos sentamos en una banca junto al parque que quedaba frente al hotel -" Pero puedo escucharte y tratar de buscar una solución juntos "- dice dándome algo de esperanza.

No sabía cómo empezar, ni sabía cómo contarle sin quedar en evidencia, pero no podía dejar pasar aquella oportunidad de hablar con la persona más cercana a ella, la única persona que conocía su interior, si ella no me dejaba acercarme, por lo menos podría saber que hacer hablando con él.

-" Como sabrás "- hablo tratando de encontrar las palabras -" Yulia y yo somos cercanas "- prosigo tratando de darle forma a lo quería decir -" Pero ella tiene esta conducta que no me deja acercarme de la manera que yo quiero "- digo mientras veía como en su rostro de dibujaba una sonrisa, ¿Fui demasiado obvia?.

-" ¿Cómo qué clase de conducta? "- pregunta sin dejar aquella sonrisa.

Sí, creo que fui demasiado obvia, pero a estas alturas no me importaba, todo lo quería era una respuesta que me dejara acercar a ella.

-" Lo que pasa es que cuando hablamos, y llegamos a un punto importante de la conversación "- dije tratando de organizar mi mente -" Ella evade el tema de una manera terrible, como si le estuviera huyendo a algo, o como si estuviera preocupada por algo "- digo sosteniendo su mirada -" Como si algo la frenara "- suelto finalmente aquel pensamiento insistente en mi mente -" ¿Por casualidad, tu sabes algo sobre eso? "- pregunto sin darle más vueltas al asunto.

El borra aquella sonrisa para en cambio mostrar un gesto serio y preocupado en su rostro, como si no supiera que decir, o como si no supiera cómo explicar lo que obviamente sabia sobre aquella situación, ¿Por qué el habría de saber y yo no?, ¿Cuándo le contó?, ¿Y por qué si puede hablar con él, no lo puede hacer conmigo?.

-" Yo creo que "- dice mientras esculca en sus pensamientos las palabras adecuadas -" No, no creo "- dice ahora contradiciendo sus palabras -" Yo la entiendo "- dice mientras fija su mirada en mí.

-" ¿Qué es lo que ocurre? "- pregunto sabiendo de ante mano que él tenía la respuesta a mi pregunta.

-" No me corresponde decírtelo, le corresponde a ella "- dice ahora con un tono serio en su voz -" Es una charla que solo pueden tener entre ustedes, a nadie más le corresponde intervenir "- dice sosteniendo aquella seriedad -" Ni siquiera a mí. "-

¿Que sería aquello que tendría tal importancia que ni siquiera él podía decirme?, ¿Era algo por lo que de verdad no podíamos acercarnos más y yo no me había dado cuenta?.

-" Tienes razón "- dije tratando de entender la situación -" Debo hablar con ella "- le digo mientras organizaba mi mente -" Pero "- pienso en aquel pequeño detalle -" ¿Y si ella hace lo de siempre y me esquiva evadiendo el tema? "- pregunto encontrándome de nuevo en aquel dilema.

-" Es cierto "- dice Haniel mientras pensaba en aquel detalle -" ¿Y? "- prosigue tratando de organizar su mente -" ¿Y si le das un pequeño empujón para que no pueda huir? "- pregunta mientras ve cómo surge mi curiosidad ante sus palabras -" ¿Y si le arrinconas sin dejarle salida?. "-

Lo que decía tenían sentido, ¿Pero cómo podría hacer algo como eso?, ¿Arrinconarla?, ¿Cómo?, mi mente vuelve a caer en aquel abismo de confusión.

-" ¿Cómo podría arrinconarla? "- digo dejando salir aquel pensamiento que no se resolvía por más de que tratara.

-" ¿Y si le das un beso? "- pregunta sacándome de un tirón de mis pensamientos.

-" ¿Qué? "- le pregunto en medio de mi asombro.

-" Perdón "- me dice mientras siento aquel tono de arrepentimiento en su voz -" Puede que esté equivocado "- dice mientras observa mi reacción -" Pero si no lo estoy "- prosigue viendo aquel gesto ilegible en mi -" Esa sería una buena forma de hacer que enfrente el tema a la fuerza. "-

Mis ojos desvían su dirección evitando aquella mirada, ¿A qué hora se había dado cuenta?, ¿Éramos tan obvias?, ¿Por qué si era tan obvio, éramos incapaces de resolver esta situación?.

-" Puede que tengas razón "- dije llegando a su mirada descubriendo aquella sonrisa de confirmación ante mis palabras -" Pero no estaría bien forzarla de esa manera ¿No crees? "- digo ahora pensando en la reacción que podría llegar a tener.

-" Si está bien o no está bien, eso solo podrás saberlo hasta que lo intentes "- dice con aquel tono seguro en sus palabras -" Créeme, es mucho mejor a sostener la situación en la que han estado en los últimos meses "- prosigue haciéndome reconocer aquella verdad -" Es algo por lo que van a tener que pasar tarde o temprano, ¿No es mucho mejor si terminan con tanta incertidumbre de una buena vez?, un día están bien, el otro están mal, ¿No te cansa esa situación? "- pregunta dejándome sin palabras.

Él tenía razón, estaba cien por ciento en lo correcto, pero.

Aquel pero inundo mi cabeza dejándome de nuevo en aquel dilema, ¿Cómo podría hacer algo como eso?, no era como si me le fuera a lanzar de la nada y así poder robarle un beso, el solo imaginármelo era descabellado, soy una princesa, jamás he hecho algo como eso, jamás nadie lo a intentado como para estarlo intentando yo, ¿Que se supone que iba a hacer?, su solución no era la más ortodoxa.

-" No es como si te le fueras a lanzar para darle un beso "- me dice riéndose ante mi gesto.

¡Grandioso!, ahora podía leer mi mente, ¿No era suficiente la vergüenza que sentía en el momento?, ¿Tenía que sentirme aún más avergonzada de lo que ya estaba?, le miro sin estar muy convencida de lo que estaba por decir.

-" No sé cómo podría llegar a esa situación "- digo dejando fluir aquel pensamiento -" No se cómo manejar ese tipo de situaciones "- dije finalmente cerrando mis ojos ante su reacción.

-" Me lo imagine "- dice mientras abro mis ojos para encontrarme con aquel gesto sereno -" Puesto a que nunca saliste del palacio, no dudo que no tengas ninguna experiencia en el tema "- continua, dibujando una sonrisa en su rostro.

-" Claro, claro, es bastante obvio "- dije correspondiendo aquella sonrisa.

-" Pero no hay instrucciones para eso, solamente se da, sabrás que hacer en el momento apropiado "- me dice con aquella sonrisa en su lugar -" Solo encuentra el momento apropiado "- repite aquellas palabras que resonaron en mi cabeza sumergiéndome de nuevo en mi mente.

Me dejo en las mismas, ¿Cómo iba saber qué momento sería apropiado para eso?, definitivamente no era la manera más ortodoxa de encontrar una respuesta, pero no podía negar que la idea me inquietaba, el solo pensar que podría acercarme de esa manera me hizo sonreír sin poder ocultar mi emoción ante la idea.

-" Si, tratare de encontrar el momento apropiado "- digo sonriendo ante aquel pensamiento.

-" Muy bien "- habla mientras nos levantábamos de aquel lugar -" Mucha suerte entonces "- dice mientras nos encaminábamos hacia el hotel.

Mi mente seguía ante aquella corriente de pensamientos que iba y venía tratando de encontrar el momento indicado en el que me atrevería a dar aquel paso que definiría nuestra relación. Ambos entramos en nuestras respectivas habitaciones dejando aquella chica de ojos azules seguir dispersa en aquel sueño que la mantenía alejada de aquella decisión que habría de cambiar el rumbo de las cosas.
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   9/6/2011, 17:11

ya por dios ,estas haciendo mucho de emocion,jeje,pero aun asi esta buena la historia,conti conti..........
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   10/6/2011, 00:39

mmm estoy deacuerdo con himeko1999 plisss k pase algo demasiado bueno en el prox capitulo plizzz... y la historia esta buenisima espero la conti muy pronto
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/6/2011, 16:58

Hola Chicas, gracias por los mensajes, aqui les dejo mas de la historia... nos vemos...


Encuentros


Aquel día paso sin novedad, Haniel siguió durmiendo durante el resto de la tarde, mientras yo salí a caminar al parque que quedaba frente al hotel, me siento en una de las bancas mientras observaba aquel atardecer que se iba llenando de colores como naranja, rojo, blanco, azul, y aquellas nubes que flotaban en el aire iban fusionando aquellos colores con suavidad, era un atardecer dulce y cálido, era el clima perfecto que solo se podría apreciar por una o dos horas antes de que cambiara de nuevo la temperatura. Cierro mis ojos dejándome llevar por aquella suave brisa que sentía entre mis mejillas y mi cabello, y así, deje que mi mente navegara por aquel pensamiento persistente de querer sentirme un poco más cerca de ella.

Lo suficientemente cerca para poder entenderla sin asustarla, lo suficientemente cerca para sentirla sin alejarla. ¿Cómo podría lograr aquel equilibrio en el cual pudiera encontrar aquella respuesta sin perjudicar nuestra relación?, sin perjudicar aquel avance que habíamos logrado con un poco de cautela silenciando lo que aquel latido en mi pecho me dictaba. ¿Era este aquel sentimiento por el cual mi padre jamás quiso volver a conocer a nadie después de que murió mi madre?, ¿Era este aquel sentimiento que producía en mi aquel temor y ansiedad al verla?, ¿Era este aquel sentimiento causa de tantas lágrimas y alegría en la gente que más quería?, ¿Si era tan fuerte su poder, porque no podría utilizar un poco de él para llegar a ella?, ¿Por qué no podría hacerle ver que si se puede?.

Abro mis ojos viendo como aquella tarde se fulminaba entre esta noche que se iba asomando con aquellos puntos luminosos en el cielo y aquel brillo silencioso de la luna, para darme cuenta que no me encontraba sola, que con cautela se había acercado a mi sin perturbar aquel pensamiento en mi cabeza.

-" Por un momento pensé que estabas dormida "- dice con aquel tono suave en su voz.

-" Solo pensaba "- contesto ante aquel océano que se reflejaba en sus ojos.

-" Pensaste bastante "- dice ahora dibujando una sonrisa amigable.

-" Hay bastantes preguntas por resolver "- digo mirando aquellos ojos que se tornaron esquivos -" ¿Como que fue lo que te paso esta mañana? "- pregunto en un tono divertido llamando su atención de nuevo hacia mí.

-" ¿Que paso esta mañana? "- pregunta con un asomo de confusión en su mirada.

¿No se acordaba de nada?, algo había oído de que el alcohol suele dejar parches en tu memoria, fragmentos de tiempo perdidos por los efectos de este, mas jamás pensé que fueran ciertos tales rumores.

-" ¿No recuerdas nada? "- pregunto con un tono juguetón en mi voz -" Que lastima "- digo ahora fijando mis ojos en el cielo ignorando su mirada.

-" ¿Hay algo de lo que debería enterarme? "- dice con aquel tono cauteloso casi agonizante en su voz.

¿Que podría haber pasado como para preocuparse tanto?, ¿Que parte de su comportamiento podría haber hecho la diferencia si hubiera tomado ventaja de aquel estado?, lo único que recuerdo, fue haber oído aquel tono brusco diciendo que quería dormir mientras me esquivaba.

-" Si no recuerdas "- digo ahora tomando ventaja de la situación -" Debe ser porque no tienes nada por qué preocuparte, todo quedo muy claro esta madrugada al salir de tu cuarto "- dije finalmente mirándole de reojo.

El gesto que dominó su rostro en ese preciso momento fue indescriptible, estaba lleno de confusión, vergüenza, asombro, algo de culpa, ¿Alegría?, se queda en silencio unos instantes mientras yo le miraba con algo de curiosidad ante lo que diría.

-" Perdón "- dice mientras cerraba los ojos y se tapaba el rostro con sus manos -" Si hice algo indebido perdóname. "-

No pude evitar sonreír ante aquella situación, ¿Que podría haber ocurrido que provocara tal reacción?, fuera lo que fuera me produjo un sentimiento de satisfacción.

-" Cuéntame "- dije mientras tomaba sus manos entre las mías y le miraba a los ojos -" ¿Qué parte de lo que paso esta mañana debería ser un problema para ti?. "-

Escuchando mis propias palabras sentí una sensación de pesar al saber que nada de lo que insinuaba era cierto, pero aquella mirada confusa que se fijaba en la mía, me transmitía algo que no podía descifrar, era un miedo que albergaba en sí que no lograba comprender. Esta broma había llegado demasiado lejos, no jugaría con sus emociones utilizando una mentira de por medio.

-" ¿Cuál es el problema? "- pregunto ante aquel silencio que no le dejaba pronunciar palabra -" Simplemente querías dormir, me pediste que me fuera y así fue, me fui "- dije viendo como aquella tranquilidad volvía a sus ojos al par con mis palabras.

Si, había algo que no la dejaba tranquila ante la idea de cruzar el límite conmigo, aquel limite que diferenciaría el nivel de cercanía entre nosotras. No podría obligarle que me dijera que pasaba, pero tampoco le rogaría para que me diera una respuesta.

-" ¿Contenta? "- pregunto ante aquel gesto en su rostro -" No pasó nada de lo cual tuvieras que arrepentirte "- digo mientras me levanto de aquel lugar -" Ahora soy yo la que quiere dormir "- dije sin mirarle a los ojos y retirándome de allí.

No le obligaría a que me diera aquella respuesta que tanto buscaba, pero tampoco quería que la ignorancia formara castillos de cristal en mi mente mientras ella cada vez estaba más confundida sobre lo que sentía hacia mí, tal vez era yo la que quería creer que se sentía del mismo modo, tal vez era yo la que había confundido toda la situación, pues no podemos controlar aquello que nos hace ver lo que deseamos ver, cerrando los ojos ante la realidad.

Cerré mis ojos con aquella esperanza de que al menos en mis sueños no tuviera que verle, no tuviera que sentir esta ansiedad por saber que pasaba en su mente, deje que mis ojos fueran invadidos por aquella pesadez que te deja en aquel trance de confundir la realidad con aquella fantasía que se genera en tu mente a la hora de soñar, y así, deje que mi cuerpo perdiera su fuerza para trasladarme aquel lugar que me mantendría alejada de la realidad.

Siento como mis ojos se abren a los cinco minutos, no podía dormir ni podía dejar de pensar en ella.

-" ¿Estás bien? "- me pregunta mientras toca mi frente.

Allí se encontraba, sentada en la cama a mi lado con aquel vestido azul que llevaba en el parque, con la diferencia de aquel rostro confundido el cual lo había remplazado por aquella sonrisa y aquel gesto cálido que solía darme en una de esas noches, si, una de esas noches donde esa barrera se caía para mostrar el esplendor de sus sentimientos.

-" ¿Es esta una de esas noches? "- pregunto mientras veía aquella sonrisa persistente hacia mí.

-" Si te digo que sí, ¿Que querrías preguntarme? "- me dice mientras dejo que aquella mirada traspasara la barrera de mis ojos.

-" Muchas cosas "- le digo en medio de aquel temor por levantar aquella barrera.

-" La respuesta es sí "- dice ante aquella mirada ansiosa que transmitía mis ojos.

-" ¿Si qué? "- pregunto sintiendo como aquel latido iba haciéndose más fuerte en mi pecho.

-" ¿A cuál de todas esas preguntas que albergan en tu mente, quieres darle ese sí? "- pregunta jugando con mi mente, ¿Se estaría vengando por lo que le hice en el parque?, pero no, no dejaría que me ganara en mi propio juego.

-" Tu sabes a cual pregunta quiero que me digas que si "- digo mientras trataba de sostener su mirada.

-" Esta es una de esas noches, y me atrevo a confesar que sí, mi repuesta es si "- me dice mientras se acercaba levemente a mi oído -" Tu sabes que lo quieres tanto como yo "- susurra en mi oído mientras siento como aquella voz automáticamente altera mis nervios acabando con lo que me quedaba de cordura.

-" Si lo que me dices es verdad "- digo mientras alejaba su rostro lo suficiente para verle, pero no lo suficiente para calmarme -" Entonces... "- corto mis palabras ante aquella cercanía, mi mente se torna en blanco, lo único que podía hacer en estos momentos era mirarle.

-" Esta es una de esas noches "- dice mientras toma mi mejilla en su mano -" Y quiero dejarme llevar "- prosigue mientras desliza su mano hacia mis labios -" Solo por esta noche quiero dejarme llevar por ti. "-

Las palabras se gastaron, no quería escuchar más, quería sentir más, así fuera solo por esta noche, tomaría provecho de aquella debilidad, tomaría provecho de aquella confesión que aclaro mi mente como aquel cielo despejado carente de nubes, aquel tacto de su mano en mis labios se fue trasladando hacia mi cuello, ahora era la punta de mis dedos los que rozaban sus labios, sentí como aquella distancia se iba acortando al ver aquel movimiento de su rostro hacia el mío, cierro mis ojos, dejando que su respiración se entrelazara con la mía, aquella cercanía se aria oficial cuando pudiera sentir sus labios, pero justo en aquel instante oigo aquella puerta insistente que no dejaba de sonar, me alejo de su rostro por un momento mirando aquel pedazo de madera argumentando.

-" ¿Están tocando la puerta? "- pregunto mientras la miraba en desconcierto.

Abro mis ojos, y aquella mañana se había infiltrado por la ventana haciéndome despertar, me sentía desubicada, no entendía lo que pasaba, esta no era la realidad que hace un momento estaba viviendo, pero al centrar mis ojos en aquella mañana se aclaró mi mente, aquella noche me había engañado, se había burlado de mí, me sentía totalmente perturbada en contraste con la realidad, aquella puerta que escuche todavía sonaba insistente hasta que le vi abrirse levemente dejando mostrar su rostro.

-" ¿Estás bien? "- pregunta mientras asomaba su cabeza por la puerta -" He estado tocando por un largo rato y al no saber de ti decidí abrir la puerta "- dice con aquella voz cautelosa del día anterior -" Disculpa el atrevimiento "- termina de decir sin decidirse si entrar o retirarse.

-" ¿Acabas de despertar? "- pregunto aun incrédula ante la fantasía y la realidad.

-" Si "- responde mientras miraba el suelo -" Haniel y yo te esperaremos en el restaurante "- dice con aquel gesto confuso en su lugar.

-" Iré en un momento "- digo finalmente para ver cómo se desvanecía detrás de la puerta.

Aun un poco perturbada me levanto de la cama, y sin estar segura de la realidad pellizco mi brazo sintiendo aquel tenue dolor que se incorporó en mi piel.

-" Si, ya no estoy soñando "- digo en voz alta tratando de poner mi mente en su lugar.

¿Por qué?, ¿Por qué tenía que ser un sueño?, esa debería ser la realidad, esa debería ser mi situación, pero no, aquel gesto confuso en su rostro aún permanecía en su lugar, y aquella barrera que creía caída estaba más fuerte que nunca, tal vez la conversación con Haniel tuvo influencia ante aquel sueño, pero lo que sentí en este fue tan real que aun podía sentir aquel latido insistente en mi pecho.

Deje aquel sueño a un lado y me metí a la ducha, y espere que aquel agua que recaía sobre mi piel pudiera borrar aquella sensación que un simple sueño produjo en mí.
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/6/2011, 20:31

no pudo dcreer que fuera un sueño ni modo
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/6/2011, 23:45

nooooo eso no es posible ya es hora d k alguien se anime plisss un pekeño kisss espero la conti
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   24/6/2011, 01:44

Gracias por los comentarios... aqui les dejo la continuación, espero tengan un lindo fin de semana..


Respuestas


Nos encontramos de nuevo en aquella calle, con aquellas reliquias tumbadas en el suelo, en una esquina se encontraba ella, rodeada de aquellas mujeres que buscaban sus palabras mientras este sentimiento molesto se acentuaba más en mí, al sentir aquella mirada disimulada de sus ojos hacia mí, reaccione inmediatamente volteando mi rostro de manera brusca, ¿Por qué me estaba comportando así?, esta no soy yo, yo no suelo ser tan egoísta, tan posesiva, ni suelo pensar mal de los demás, ¿Por qué me estaba convirtiendo en este monstruo?, ¿Por qué me era imposible manejar este sentimiento de molestia?, tenía que hacer algo para lograr que hablara conmigo, o por lo menos tenía que hacer algo con este sentimiento, ojalá fuera tan fácil arrojarlo como se arroja un papel a la basura, o simplemente quemarlo con aquella belleza del fuego, y que ni las cenizas quedaran para quitar cualquier posibilidad de que renaciera este sentimiento.

Pero no, no podía ni quemarlo, ni arrojarlo, ni olvidarlo, no me dejaba tranquila, no me dejaba en paz, estaba allí, como una semilla enterrada en mi pecho creciendo sin poder detenerla. ¿Si ella no me dejaba acercarme, cuál era el punto de este sentimiento?, no me servía para nada, no me ayudaba en nada, pero si me confundía, y me convertía en alguien que no quería ser, ¿Cuál es el punto de sentir, si no puedes dejarte llevar?.

Y así, aquel atardecer cálido se hizo presente, pero por más cálido que fuera este sentimiento de molestia seguía allí, consumiendo mi paciencia, consumiendo aquella persona que solía ser, para verme convertida en la chica impaciente, egoísta, malhumorada, fastidiosa, la cual no se aguanta ni a sí misma. Y aquellos ojos que me miraron todo el tiempo de aquella jornada, aquel océano en su mirada que tanto me gustaba navegar, me estaba ahogando con aquel agua que ahora era una tempestad.

Aun no me quitaba los ojos de encima, y yo no hallaba como evitarla, no le quería ver, no quería sentir, no quería ilusionarme con aquellas palabras que me elevarían de nuevo a aquel mundo de fantasía que había creado para las dos, no quería estar cerca de ella para no tener que escuchar este latido fastidioso en mi pecho, no quería verme arrullada por el sonido de su voz, ni quería verme reflejada en aquella mirada insistente que no se apartaba de mí.

Ella le dice algo a Haniel, y este crea una excusa para alejarse de aquel lugar, caminábamos después de aquella jornada larga y agotadora, estaba cansada, lo único que tenía en mi mente era aquella cama que con algo de esperanza me alejaría de la realidad.

Duda un poco, pero finalmente se acerca a mi lado mientras recorríamos aquel camino que nos llevaría al hotel.

-" ¿Quieres que salgamos a caminar esta noche? "- dice con un tono cálido mientras persistía en llegar a mi mirada.

Allí estaba, aquella chica de ojos azules que de vez en cuando tumbaba aquella barrera para regalarme una noche mágica, una noche donde podría ver oculto en sus ojos aquel sentimiento que haría aquel latido querer salirse de mi pecho, una noche donde encontraría aquellas palabras mágicas que me harían caer más en su hechizo, una noche donde haríamos aquel recorrido estrellado que me sumergiría hasta perderme más en aquel océano que reflejaban sus ojos.

-" ¿Es esta una de esas noches? "- pregunto aun sumergida en mi propio encantamiento.

-" Si "- dice mientras hacía que le mirara -" Esta es una de esas noches "- agrega tratando de sumergirme en su mirada.

-" En ese caso "- digo con aquella corriente de pensamientos que no dejaban en paz mi mente -" No gracias. "-

Su mirada mostró aquel deje de asombro y confusión ante mi respuesta, por primera vez, le hice caso a la razón y no me deje llevar, si dejarme llevar no me llevaría a ningún lado, entonces nadaría contra la corriente.

Afortunadamente se quedó callada, afortunadamente no dijo nada en el transcurso del camino, afortunadamente aquella confusión que vestía hace unos días no dejo que preguntara la razón de mi rechazo, afortunadamente sabía que no me buscaría, afortunadamente sabía que las cosas se quedarían tal y como estaban, ni más bien, ni más mal, solo tal y como están, ¿Afortunadamente?, ¿Qué tiene de afortunado?.

Entro finalmente a mi cuarto y dejo que mi cuerpo se deje caer para entrelazarme entre las sabanas, cerré mis ojos y este malestar me produjo un sabor amargo en la boca, un sabor amargo en mis pensamientos, un sabor amargo que latía en mi pecho. Oigo nuevamente aquella puerta, aquella de mi sueño, ¿Seria este un sueño?, ¿Afortunado o desafortunado?, vamos a averiguarlo, me quedo en silencio y espero a que esta se abra para mostrar aquel rostro que se escondía detrás de la puerta.

-" ¿Puedo pasar? "- dice al asomar su cabeza y mostrar aquel aura de confusión de la que era dueña.

-" Si, seguro "- digo de manera indiferente sin mirarle.

Se acerca, y sentándose a mi lado se queda en silencio, probablemente en mi sueño me hubiera dicho que lo quería tanto como yo, pero esta persona frente a mí lo único que quería era deshacerse de este sentimiento tanto como yo.

-" ¿Pasa algo? "- pregunta mientras dirige su mirada hacia mí.

-" ¿Te puedo hacer una pregunta? "- digo mirando aquellos ojos inseguros.

Aguardo a su respuesta, esperaría a que me dijera que no, o simplemente esperaría a que cambiara de tema como solía hacerlo.

-" Si "- contesta para mi sorpresa -" ¿Qué me quieres preguntar? "- dice mientras yo le miraba ahora con algo de curiosidad.

-" ¿Para qué te molestas en preguntarme que me pasa si igual no voy a encontrar ninguna respuesta en ti? "- contesto esperando a que huyera de mí.

-" Si te pregunto qué te pasa es porque me importas "- dice sin mirar mis ojos -" No quiero ver cómo te alejas cada vez mas de mi "- agrega mirando aquel suelo que le alejaría de mi mirada.

Sus palabras retumban mis oídos derrumbando aquella barrera que había alzado en su contra, ella era mucho más fuerte que yo, por más que lo intentara aquella barrera que había creado se comparaba con el barro, un poco de agua y se desmorona, en cambio la barrera de ella parecía ser de hierro, ni el agua ni el fuego podría contra ella.

-" ¿Y soy yo la que se aleja de ti? "- pregunto dejándome sumergir un poco en aquel sentimiento que estuve evadiendo todo el tiempo -" ¿Quién es la dueña de aquella barrera que nos separa? "- pregunto suavemente mientras tomaba su rostro entre mis manos.

Aguarde de nuevo esperando su reacción, este era el momento donde saldría huyendo de mí, este era aquel instante donde mis palabras le intimidarían y reaccionaria con aquella barrera que la llevaría lejos de mi alcance.

Pero para mi sorpresa se queda allí, en silencio, con aquella mirada esquivando el alcance de mis ojos, sumergida en aquel suelo y con aquel gesto confuso lejos de mi comprensión.

-" Por lo menos mírame "- le digo suavemente mientras caía rendida ante este sentimiento -" ¿No estás cansada de esta situación? "- pregunto ahora dejando salir las palabras retenidas en mi mente -" ¿No estás cansada de evadirme?, si tanto te molesta mi presencia, ¿Por qué simplemente no me dejas ir? "- pregunto sintiendo aquella nueva pesadez en mi pecho -" Si tanto te molesta que te haga preguntas, ¿Por qué no te alejas definitivamente de mí? "- pregunto de nuevo sintiendo aquella pesadez que influenciaba ahora mis palabras -" Si tanto te molesta lo que siento ¿Por qué no me lo aclaras de una buena vez?, acaba con esto de una buena vez "- digo mientras siento aquella mirada recorriendo la mía -" ¿Por qué?, ¿Por qué no me dejas ir? "- pregunto finalmente mientras sentía aquel nudo en mi pecho.

Ella sostiene mi mirada, y en aquel océano que podía apreciar en sus ojos se mostró aquel brillo que solamente se expone cuando se quiere llorar, cierra los ojos para no dejarme ver su vulnerabilidad, y tomándose un poco más de tiempo.

-" Porque no puedo "- dice finalmente mientras libera aquel nudo que se había formado en mi pecho -" Por más de que intento, no puedo "- repite una vez más dejándome sin voluntad.

La quietud del momento se fue convirtiendo en una tormenta que inundaba mi cabeza, ya no lograba escuchar mi consciencia, ya no lograba manejar mi voluntad, y así, sin poder aguantar más, y aprovechando aquella debilidad que encontré en aquellas palabras me acerque sin esperar un segundo más, sus ojos aún se encontraban cerrados cuando invadí su respiración con la mía, mi mente no se había despejado cuando mis labios rozaron los suyos dejándome probar aquella pequeña muestra de gloria que tanto había buscado, no le deje reaccionar, simplemente le arrincone sin dejarle salida, aquella quietud que no se alejaba de ella en un comienzo, se fue transformando en aquella armonía que sentía en sus labios dejándose entrelazar por los míos, aquel aliento que absorbí por medio de aquella conexión me fue transportando en aquella intensidad que sentí al besarle, aquel roce inquieto me buscaba de la misma manera que yo le buscaba, aquella ansiedad jugaba a la par con aquel desespero por sentir aquello que tanto queríamos, hasta que en medio del desahogue aquel contacto se fue suavizando con el pasar del tiempo, y aquella conciencia que se había ausentado en ella, volvió a recobrarla al separarse lentamente sin perturbar la tranquilidad de aquel instante.

-" Hem "- dice aun con los ojos cerrados -" Que "- tratando de aclarar su voz -" ¿Qué haces? "- dice alejando sus ojos de aquella oscuridad en la que se encontraba mientras le sentía.

-" Encontrando respuestas "- digo fijándome en sus ojos los cuales vacilaban en mirarme -" Creo que lo que siento por ti no es amistad "- susurro ante aquellos ojos indecisos -" Aunque es obvio ¿No?, de lo contrario no te hubiera besado "- digo sin apartarle la vista.

-" Elena "- pronuncia mi nombre mientras trataba de recobrar el aliento -" Esto "- prosigue no muy segura de sus palabras -" Esto no está bien… "- dice alejando su mirada para fijar sus ojos en el suelo.

-" ¿Que parte de esto no está bien? "- pregunto sin dejarle seguir hablando -" ¿La parte donde te bese, o la parte donde me correspondiste? "- dije tomando su rostro de nuevo entre mis manos -" Porque no me puedes negar que lo querías tanto como yo "- digo mirando aquellos ojos que se rehusaban a dejar el suelo.

-" No está bien "- dice nuevamente sin mirarme -" Debes tener en cuenta que tu posición y la mía se encuentran en lugares diferentes "- agrega tratando de darle forma aquellas palabras -" Eres una princesa, y yo… "- dijo recordándome mi lugar -" Yo soy una comerciante que viaja por el mundo y que jamás podría alcanzar tu posición "- deja salir aquellas palabras que me dejaron atónita.

-" ¿Todo esto se trata de quién soy? "- pregunto sin entender.

-" Todo gira en torno a quien eres "- responde mirando mis ojos -" No debes olvidar que tienes una responsabilidad con Ellice "- dice manteniendo su mirada en mi -" No debes olvidar quien soy "- agrega con aquella mirada confusa pero ansiosa.

-" Se perfectamente quien eres "- digo argumentando su posición -" Eres la persona más maravillosa que me he topado en la vida "- le digo con aquel tono cálido que me nacía cada vez que veía aquella mirada.

-" No, esto no está bien "- dice fijando su mirada en el suelo una vez más -" Esto no puede volver a pasar "- agrega cerrando los ojos ante sus palabras.

¿Qué le alejaba tanto de mí?, ¿Era tan relevante mi posición como princesa?, ¿Por qué debería ser ese un impedimento para estar juntas?, por un lado tenía algo de razón, pues tengo una responsabilidad con Ellice, pero por otro lado, era la misma situación a la que me enfrente con mi padre, estaba decidiendo por mí, estaba decidiendo en contra de mi propio deseo, pero era más que eso, mucho más que eso, pues eran nuestros sentimientos los que estaba frenando, ¿Por qué no darle rienda suelta a algo que ambas anhelábamos?, ¿Por qué el ser una princesa se estaba interponiendo en el camino?, ¿No se supone que ser quien era debería ser algo bueno?.

-" No estoy de acuerdo contigo "- seguía defendiendo mi posición -" Esto que sentimos no lo podemos borrar simplemente porque crees que no deberíamos "- le digo tratando de llegar a sus ojos -" ¿O acaso no sientes lo mismo? "- pregunto haciendo que dirigiera su mirada hacia a mí.

-" Ese no es el punto "- dice mirándome fijamente -" El punto es que por más que queramos, la realidad no nos da para estar juntas "- continua sosteniendo mi mirada -" No quiero que esto vuelva a ocurrir "- dice dirigiendo su mirada hacia un lado.

Y allí estaba esa mirada, aquella a la cual no podría derrotar así le demostrara que podríamos lograrlo, no podría obligarle a estar conmigo, no podría obligarle a que lo intentara, no podría persuadirle sabiendo que aunque sentía lo mismo que yo, no quería establecer nada conmigo.

-" No hay manera de que cambies de opinión ¿Verdad? "- digo sintiendo aquel nudo en mi pecho de nuevo.

-" No "- dice con aquella mirada persistente en el suelo.

-" Si así lo quieres "- le digo imitando la dirección de mis ojos hacia el suelo -" Así será, prometo no volver a decir nada "- agrego sin ningún tipo de convicción.

-" Gracias "- dice mientras se levanta y se aleja.

Me quedo en silencio, simplemente deje que aquel momento se acabara, para así poder ver como se desvanecía detrás de la puerta y me dejaba con este nuevo sentimiento, ya no solo tendría que lidiar con aquella confusión, sino también con aquel nudo en mi pecho que cada vez se hacía más tenue en mí.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   24/6/2011, 19:23

noooooooooooooooooooo eso es muy trajico le acaba de roper el corazoncito espero la conti grax por seguirla subiendo
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   4/7/2011, 13:58

Niñas Gracias por los mensajes, aqui les dejo la continuacion, bye.




CAPITULO 9 : Liberando las Barreras



Pretendiendo



Después de aquella noche no se volvió a tocar el tema, seguimos como si nada, como si aquel beso no hubiera existido, como si esos labios no hubieran tocado los míos, como si aquel sentimiento que se despertó en mi después de aquella noche, no me estuviera formando aquel nudo en mi pecho después de que le dije que no podía ser, después de que me negué a este sentimiento que todavía hace parte de mi, que todavía reprocha el no haberme dejado llegar.

Estábamos pretendiendo que nada paso, pretendiendo que no sentíamos nada, pretendiendo que esa noche jamás existió, pero por más que pretendiera, y por más de que tratara olvidar, el único recuerdo que albergaba en mi memoria era la suavidad de aquellos labios que tomaron por sorpresa los míos, lo único que permanecía palpable en mi mente era aquel movimiento inexperto que me fue llevando al lugar más remoto de mi consciencia hasta dejarla en blanco, dejándome totalmente inmóvil ante su cercanía, ante aquella ternura que me fue cobijando y dejando sin voluntad, en aquel instante donde me rendí ante ella y correspondí con algo de ansiedad, con algo de desespero, si, por más de que pretendiera que no me importaba, aquel latido que se agitaba al verla cada vez era más incontrolable, por más de que pretendiera que no quería estar a su lado, solo bastaba el verla para que mi mente me transportara aquel momento del cual niego existencia alguna, de aquel momento del cual no volvimos hablar, de aquel momento que aunque inexistente en mi consciencia, es definitivamente el más sentido que jamás había tenido en mi vida.

¿Qué iba a ser de mi si mi conciencia me volvía a fallar?, ¿Que iba a ser de mi si aquel latido volvía a controlarme?, ¿Que iba a ser de mi si llegado a un punto no podía sacármela de la cabeza?, ¿Que iba a ser de mi si llegado el punto ella terminaba por irse?, ¿Que iba a ser de mi si mis ojos llegaran a aquel día donde por más de que buscaran, no pudieran verle?, ¿Por qué me estoy arrepintiendo de aquello se que es correcto?, ¿Por qué hacer lo correcto no me hace sentir mejor?, ¿Por qué después de aquella noche, el no poder tocarle, el no poder besarle, me genera tanta ansiedad?, ¿Por qué después de aquella noche, que nunca debió existir, me siento feliz?.

Terminamos de alzar aquellas reliquias que se posaban en el suelo, y después de caminar aquel recorrido que sabíamos de memoria llegamos aquel hotel como cada noche, como cada día, como cada mes, llevábamos tres meses aquí, mas cuatro meses que estuvimos viajando por Europa, Asia y África sumaban siete, mas tres meses que estuvimos viajando de Ellice a Europa, suman diez meses, si, diez meses cerca y lejos a la vez, diez meses de aventuras, confusiones, barreras alzadas, barreras caídas, barreras reconstruidas, latidos inconstantes, palabras dichas que quedaron en el aire, otras que quedaron en el corazón, otras que aún resuenan en mi mente, otras que dije aunque no debía, otras que quería decir y no pude ni debía, aquel tiempo que se iba escurriendo entre mis manos, se iba reduciendo en dos, dos meses faltantes y aquella travesía que quedaría marcada en mi acabaría, pues al cumplir el año pactado, tendría que decirle adiós.

-" Llevamos diez meses viajando "- dice Haniel mientras terminábamos de acomodar la mercancía.

-" Es verdad "- dice aquella pelirroja que permanecía sentada en el mismo lugar de siempre -" Deberíamos celebrar "- agrega mientras se llevaba un sorbo de agua a la boca -" Nunca descansamos, nunca celebramos, solo trabajamos, ¿No es hora de que disfrutemos un poco? "- termina de decir mientras mostraba aquella sonrisa que dejo de pertenecerme desde aquella noche.

-" Estoy de acuerdo "- dice Haniel mientras se sentaba en la mesa -" Creo que deberíamos descansar por hoy, podemos ir a un lugar especial que conozco "- dice mientras me mira de reojo y suelta aquella sonrisa maliciosa que muy bien conocía.

-" O podemos ir a comer algo y luego venir a dormir "- interrumpo aquel entusiasmo que se había formado entre los dos.

-" Yulia no seas aburrida "- me dice aquella princesa mientras dejaba el vaso en la mesa -" Quiero probar el alcohol "- dice mientras sonreía con entusiasmo -" Quiero hacer lo que no podré al volver a casa. "-

Aquellas últimas palabras se clavaron en mi mente perturbando la tranquilidad que sentí por un momento, ¿Tenía que recordarme que pronto se marcharía?, ¿Tenía que recordarme que pronto no le volvería a ver?, tal vez no era tan mala idea grabar un último recuerdo antes de decirle adiós, tal vez algo de alcohol podría alejarme a si fuera por solo un segundo este sabor amargo que sentí en sus palabras.

-" ¿Aburrida yo? "- dije con aquella mascara que imitaba una sonrisa, aquella mascara que llevaba en mi desde aquella noche, aquella que pretendía que todo estaba bien y olvidado -" ¿Qué lugar tienes en mente Haniel? "- digo con aquella mirada retadora que le haría entender que no podíamos ir aquel lugar que alguna vez me mostró.

Este me mira entendiendo aquella señal y correspondiendo con una sonrisa dirigió su mirada hacia ella.

-" Conozco un lugar que es bastante tranquilo, iluminado, en el que podremos hablar con calma "- dice mientras me miraba de nuevo y sostenía aquella sonrisa.

-" Suena genial "- dice aquella princesa mientras dejaba salir aquel tono de entusiasmo en su voz.

-" Suena bastante bien "- acertó aquel comentario sintiéndome aliviada de que fuera un lugar iluminado y sin ningún peligro de perturbar aquella inocencia de la que aquella princesa era dueña.

-" Bueno, entonces que esperamos "- dice Haniel mientras se levantaba de la silla -" Vamos "- agrega mientras ambas lo mirábamos.

¿Por qué todo tenía que ser ya o nunca?, la idea de un último recuerdo me gustaba, pero olvide el detalle del alcohol, ¿Qué pasaría si este afectaba mi voluntad?, pero al caer en cuenta ya era tarde, pues ambos se encontraban caminando hacia la puerta mientras se detenían para mirarme de reojo.

-" Yulia ¿Pasa algo? "- pregunta aquella chica causante de mi preocupación.

-" Nada, vamos "- mentí al levantarme de aquel lugar y mostrar aquella mascara de los últimos días.

Al llegar aquel lugar sentí un alivio que recorrió mi pecho, pues no era nada descabellado, y para ser sincera era bastante agradable, nos sentamos en una mesa que aquella chica de cabello castaño señalo después de haber saludado a Haniel en la mejilla, ¿Habría alguien en esta isla que no le conociere?, mi hermano era mucho más popular de lo hubiera imaginado, al llegar allí nos sentamos en aquella mesa, yo al lado de Haniel, y ella al Frente de nosotros.

-" ¿Que quieren ordenar? "- pregunta aquella chica de cabello castaño mientras fijaba su mirada en nosotros.

-" Yo lo de siempre "- dice Haniel mientras le correspondía con una sonrisa -" A ellas dos dales un doble "- dice guiñando un ojo mientras aquella chica se marchaba.

-" ¿Un doble? "- pregunto sin entender a que se refería -" ¿Que es un doble? "- pregunto de nuevo con algo de desconfianza.

-" Algo perfecto para ustedes dos "- dice mientras me sonreía y fijaba su vista en ella -" ¿Qué te parece el lugar Elena? "- pregunta mientras esta terminaba de reparar el lugar.

-" Muy agradable "- dice mientras llevaba su vista a él -" Me gusta este lugar "- agrega mostrando aquella sonrisa.

-" También es mi primera vez aquí "- digo mientras recorría el lugar con mi mirada -" Tienes razón, es bastante agradable "- le digo mostrando una sonrisa.

-" ¿La primera vez? "- pregunta con algo de curiosidad -" ¿Entonces en qué lugar estuvieron la vez pasada?. "-

Dice mientras Haniel y yo nos mirábamos, obviamente no le diría la verdad, no confesaría que mi hermano me había arrastrado aquel lugar donde mi curiosidad por sentir aquellos labios se había hecho más tenue en mi hasta llegar el punto de no poder rechazar la oportunidad cuando se presentó, no confesaría que desde ese día, aquel deseo que sentía hacia ella, era tan grande que llegaba a traicionar mi voluntad sin dejarme salida.

-" No era un lugar muy agradable "- contesto su pregunta con una mentira, ¿Por qué estaba mintiendo tanto últimamente?, palabras falsas, sonrisas falsas, actitud falsa, solamente pretendiendo, fingiendo, mintiendo a mí misma para poder soportar el sentirla cerca.

-" Ya veo "- dice sin creer en mi palabra.

Aquella mascara era tan delgada que lograba ver a través de mí, era tan falsa, que ni yo misma lograba creérmela, solo estaba allí, pretendiendo que todo estaba bien, pretendiendo que no pensaba en ello todos los días, pretendiendo que no materializaba en mi mente aquellos labios segundo tras segundo.

Era tan patética que necesitaba de máscaras para poder seguir a su lado sin soltar aquellas palabras que tanto quería decir y no debía, aquel trago que me alejaría de este sentimiento llego, y tras un brindis por aquellos diez meses de haber estado juntos, tomamos al tiempo aquel trago que entro en mi quemando mi garganta, el cual lentamente quemaría este sentimiento por tan solo esta noche.

Haniel y yo reímos al verle, cerró los ojos y volteo su rostro al terminar aquel trago que tomo por primera vez.

-" Jamás me dijeron que era tan amargo "- dice mientras su rostro volvía a la normalidad -" Sabe bastante feo para ser tan famoso "- agrega mientras pasaba su mano por su rostro tratando de componer aquel gesto.

-" Todos pensamos lo mismo la primera vez "- dice Haniel mientras servía otro trago en su vaso -" Es por eso que siempre tratamos de nuevo, y de nuevo, y de nuevo, hasta que llega a saber bien "- dice con una sonrisa dándole aquella copa que ahora se encontraba llena.

-" Dudo mucho que pueda llegar a saber bien sin importar que tantos me tome "- dijo poco convencida ante sus palabras -" Pero nada se pierde con intentarlo ¿No? "- dice mientras me daba un mirada y dejaba vacía aquella copa.

-" Ese es el espíritu "- dice Haniel mientras volvía a llenar su copa.

-" Deberías tomar despacio "- digo al ver como dejaba de nuevo aquella copa vacía.

-" Es cierto "- dijo mientras fijaba sus ojos en mi -" Haniel no seas descortés, Yulia también quiere tomar "- dice mientras Haniel volteaba a verme y con una sonrisa llena mi copa.

-" Lo digo en serio, deberías tomar despacio "- dije nuevamente mirando sus ojos -" Mas si es tu primera vez tomando "- agrego tratando de razonar con ella.

-" ¿Que podría llegar a pasarme? "- pregunta mientras Haniel llenaba su copa -" Amanecer con dolor de cabeza no es problema para mí, siempre y cuando pueda divertirme y seguir pretendiendo que no pasa nada. "-

Tal parecía que su inexperiencia con el alcohol estaba dando sus frutos, aquellas palabras me dejaron en silencio, no podía responderle ni defenderme pues sabía que lo que decía era verdad, ¿Pero por qué tenía que sacar a relucir aquel tema justamente ahora?, ni ahora ni nunca hubiera sido mejor.

-" Es cierto "- dice Haniel mientras tomaba un trago por su cuenta -" Nada podría pasarle, además, se supone que vinimos a celebrar, déjala hacer lo que quiera "- me dice mientras me pasaba una copa llena -" Tal vez tu deberías hacer lo mismo, diviértete por esta noche, relájate un poco "- agrega mientras llevaba aquella copa a mi boca y me hacía tomar.

-" Eso, así se hace "- me dice aquella pelirroja que ahora aplaudía las palabras de Haniel -" Deja de ser aburrida Yulia, solo por esta noche deja la consciencia en casa "- dice mientras volvía a dejar su copa vacía.

Haniel vuelve a llenar mi copa y volviendo a ponerla en mi boca me hace tomar una vez más, no voy a negar que aquellos tragos estaban aliviando aquel peso en mi pecho, y tampoco iba a negar que quería divertirme aunque fuera solo un poco.

-" Que más da "- digo mientras tomaba otro trago -" Ahoguemos la consciencia por hoy "- digo chocando mi copa contra la de ellos y dejando está vacía una vez más.

Pasaron frente a mis ojos dos botellas, dos botellas de brindis, risas, silencios, he indirectas, mi cabeza daba vueltas y escasamente tenia noción de donde me encontraba, Haniel se levantó de la mesa y se dirigió donde aquella chica de cabello castaño a hacerle conversación, ¿Por qué tenía que irse y dejarnos solas?.

-" Haniel tenía razón "- dice mientras llenaba su copa de nuevo -" Copa tras copa va suavizando el sabor, no es rico, pero por lo menos ya no sabe tan mal "- agrega mientras se llevaba aquel trago a su boca.

-" Si, ¿Te sientes mareada? "- pregunto viendo como se recostaba en la mesa.

-" Un poco "- responde sin moverse -" Creo que no me puedo mover, mi cuerpo no responde "- agrega sin dejar aquella posición.

-" Te lo dije "- conteste mientras me levantaba de mi puesto y me sentaba a su lado -" No debiste tomar tanto "- agrego mientras tocaba su cabello.

-" Aun no entiendo "- dijo mientras reincorporaba su cuerpo para mirarme a los ojos -" ¿Por qué dicen que el alcohol es bueno para ahogar las penas?, el que se inventó eso estaba mintiendo, yo diría que las amplifica "- agrega sin quitar su vista de mí.

-" No lo sé, pero es cierto, no ayuda a suavizar las penas "- digo mientras tocaba su cabello -" Yo diría que nos hace más vulnerables a ellas. "-

Si, estaba perdiendo de nuevo contra mi voluntad, tal vez no debí acercarme, tal vez no, definitivamente no debí acercarme, aquellos labios que tanto extrañaba y los cuales se encontraban tan cerca, me tentaban mientras yo lidiaba con esta lucha interna por contradecir mis propios deseos, ¿Por qué tome tanto?, estaba a punto de hacer lo que no debía.

Pero aquel pensamiento se esfumo al sentir su mano acariciando mi mejilla, su mirada ahora se fijaba en mis labios, y aquel contacto estaba acabando con aquella mascara de indiferencia que estaba vistiendo desde aquella noche, aquella barrera que creía indestructible se estaba desmoronando con el sentir de aquel roce cálido sobre mi rostro, y aquella distancia que se interponía entre nosotras, se fue acortando al notar aquel movimiento de su rostro hacia el mío.

-" Dijiste que no lo volverías a hacer "- dejo salir aquellas palabras antes de que pudiera acortar más la distancia entre nosotras.

Se detuvo por un momento, aquellas palabras que creí no tendrían efecto en ella la frenaron de manera contundente, y algo muy dentro de mí me grito reprochando el haber hablado, si tan solo me hubiera quedado callada, le estuviera besando en este momento.

-" Yo solo dije que no volvería a hablar sobre el tema, mas jamás insinúe nada sobre no actuar sobre este "- dice ahora con una sonrisa mientras fijaba su mirada hacia abajo -" Lo siento, tienes razón "- agrega mientras alejaba su rostro de mí.

En ese momento me di cuenta que tal vez ella podría frenar aquel impulso por sentirme, pero desafortunadamente yo no, y así, terminando aquella distancia que ella trataba de alargar le tome por los hombros acercándole a mí, y en el mismo instante que aquel espacio que nos separaba se vio convertido en cero sentí sus labios de nuevo, esta vez fue ella la que quedó paralizada ante aquel repentino encuentro, pero no le daría espacio a que su consciencia interviniera en mi necesidad por sentirle, así que aprisionándola en un abrazo egoísta deje fluir aquellas ansias que me quemaban por dentro, para así finalmente sentir como aquellos labios correspondieron aquella urgencia que sobresaltaba en aquel beso, ahora era ella la que me abrazaba, y ahora era ella a la que le urgía sentirme, poco me importaba lo que pensara la gente que estaba alrededor, tal vez el alcohol no sirve para ahogar las penas, pero si sirve para desinhibir aquellos deseos que rondan en tu mente, aquel beso que se desato con urgencia ahora se sentía con cada movimiento que entrelazaban nuestros labios en aquella lentitud que nos sumergió en aquel momento, y aquel abrazo que no quería dejar ir se fue distanciando hasta vernos separadas por completo haciéndonos caer en la realidad y poniéndonos al tanto de aquella situación.

-" Lo siento "- fue lo único que pude decir ante aquel impulso que hace unos momentos se había adueñado de mis acciones.

-" Este no es el momento para hablar de eso "- dice mientras posaba su mano en mi mejilla -" Pero debemos hablarlo en alguna ocasión, no podemos seguir pretendiendo que nada pasa cuando sabemos que no es así "- agrega mientras aquella sonrisa seguía tentando contra mi voluntad.

-" Si, debemos hablar "- dije mientras me acercaba para besarle de nuevo -" Mañana "- murmure entre sus labios mientras volvía a abrazarle.

No sé en qué estaba pensando, ni el porqué de aquella urgencia por seguirle sintiendo, lo que si sabía es que no podía cortar aquel impulso que me tenía poseída entre sus brazos, entre sus labios, entre aquel tacto que me estaba volviendo adicta a ella, sintiendo aquella necesidad creciente por tenerle cerca, por besarle, por abrazarle, por sentirle, tal vez estaba cometiendo un error, pero no me importaba, dejaría que el alcohol expusiera mis deseos ante aquel beso que compartíamos, y dejaría que mis labios abrazaran los suyos hasta sentirme satisfecha.
Volver arriba Ir abajo
yoli
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 23
Localización : cordoba
Cantidad de envíos : 115
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   12/7/2011, 08:01

esta genial!! ^^ espero que la continues pronto
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   12/7/2011, 21:14

Hola Yoli, gracias por el comentario, espero la historia siga siendo de tu agrado aqui dejo la continuacion, hasta pronto.



Dando el Primer Paso


Al abrir mis ojos no podía tolerar aquel dolor de cabeza que me tenía imposibilitada a pensar en la noche en la que derrumbe todo aquel esfuerzo por mantener mi distancia hacia ella, ¿En que estaba pensando?, ha no, me olvidaba que el alcohol te imposibilita el pensar, me olvidaba que el alcohol me volvería vulnerable a este sentimiento que tengo clavado en mi pecho, me olvidaba de mi posición, pero más importante, me olvidaba de su posición, ¿A qué horas se me ocurrió seguirle el juego a Haniel?, ¿A qué horas se me ocurrió ponerme a tomar de esa manera?, yo misma sabía qué pasaría si tomaba demasiado, ¿Ahora qué voy a hacer?, ¿Con que cara le voy a decir que todo fue un error?, otro error que nos terminaría distanciando definitivamente, con las cosas como estaban, sabía que si decía las palabras incorrectas las cosas podrían terminar muy mal.

Mientras tanto en la cama frente a mi estaba el, dormido como una marmota, tranquilo sabiendo que él fue el culpable de lo que paso ayer, agarro la almohada que estaba a mi lado y tirándola sobre su cabeza le hice despertar pegando un brinco para después mirar para todos lados con su nuevo gesto horrorizado.

-" ¿Por qué hiciste eso? "- pregunta mientras se estregaba los ojos -" ¿Y por qué me despiertas si hoy no hay que ir a trabajar? "- dice mientras bostezaba y se estiraba.

-" Todo es por tu culpa "- digo mientras le tiraba otra almohada que le cayó justo en la cara.

-" ¡Yulia! "- dice mientras se quitaba esta del rostro -" ¿Qué te pasa?, ¿Amaneciste con el pie izquierdo o qué? "- pregunta mientras se tocaba la cabeza -" Ten más cuidado, escasamente puedo mover la cabeza del dolor y tu tirando almohadas "- agrega mientras cerraba los ojos.

-" ¿Por qué tenías que emborracharnos? "- pregunto mientras este me miraba -" Por tu culpa, no sé qué le voy a decir ahora, ni siquiera quiero verle de la vergüenza que tengo "- digo mientras me tomaba la cabeza tratando de pensar en algo.

-" ¿Paso algo anoche? "- dice ahora dejando asomar aquella curiosidad en su voz.

-" ¿Dónde estuviste todo el tiempo? "- digo mientras pensaba en lo que paso -" ¿No viste nada?. "-

-" No lo sé, si vi algo no me acuerdo, es más, no me acuerdo ni siquiera de cómo llegamos aquí "- dice forzando su mente -" ¿Paso algo? "- pregunta ahora dibujando aquella sonrisa maliciosa.

-" Nada "- contesto ahora restándole importancia a mis palabras -" Es por eso que estoy preocupada, yo tampoco me acuerdo y quería saber si hice algo que no debía "- le digo viendo aquel gesto de desilusión en sí.

-" Pues le preguntas a la persona equivocada, no me acuerdo de nada y hasta donde me acuerdo no había pasado nada fuera de lo común "-
dice ahora recostándose de nuevo -" Tal vez a quien le tienes que hacer esa pregunta es a ella ¿No crees? "- agrega volteándose de lado mientras evadía el sol que entraba por la ventana -" ¿Si estas tan preocupada, es por que pudo haber pasado algo? "- pregunta mientras sonreía de nuevo.

-" No se "-
digo desviando mi mirada -" No quiero ni siquiera contemplar la posibilidad de que haya sido así. "-

Tal vez a ella le pasaba lo mismo que a Haniel, tal vez no se acordaba de nada y podría salir bien librada de esta, sería perfecto si también sufriera de una laguna mental tal como él, esperaría sin decir palabra de lo que paso y simplemente tendría fe de que no recordara nada, sería mi secreto, y sería solo mi recuerdo.

Este siguió durmiendo mientras la incertidumbre se había hecho cargo de espantar el sueño que me quedaba, necesitaba saber si había corrido con suerte y en realidad no recordaba nada tal y como esperaba, salí de la habitación pero no había nadie, por lo tanto me entre a bañar y allí pude recordar lo que pasó la noche anterior, recordaba absolutamente todo, su tacto, su aliento entrelazándose con el mío, el ritmo de su respiración mientras compartíamos aquel momento, hasta podría decir que la intensidad con la que latía su pecho era la misma que latía en mí, pues aquel latido desenfrenado que me tenía bajo su hechizo, se movía al par con aquel pensamiento fugas de querer llegar más lejos, afortunadamente no tenía la fuerza para llegar a hacerlo, por lo tanto en mi memoria solo recaía la imagen de aquellos besos que compartimos durante la noche, no dijimos nada, no disfrazamos aquel momento con palabras que pudieran arrastrarnos aquella realidad de la cual huíamos, solo sentíamos el calor que aquellos labios transmitían en el interior de cada una.

Mi mente recordaba una y otra vez lo que paso la noche anterior, aquel dolor de cabeza se había disminuido con el baño, y ahora me encontraba peinando mi cabello mientras me alistaba para salir de aquella habitación nuevamente, aquel latido se aceleró ante la posibilidad de encontrármela de frente, pero no podía darme el lujo de dejar que los nervios me dominaran, actuaría como si nada hubiera pasado, y simplemente fingiría amnesia.

Salgo de la habitación y me encuentro con ellos en el comedor, habían preparado algo de comer, y probablemente esperaban a que llegara para servir la mesa, ella me da una sonrisa y pone los platos sobre esta mientras volvía a la cocina por el resto, me sonrío como siempre, no hubo nada en particular en su mirada ni había ningún gesto fuera de lo normal, ¿Todo estaba normal?, descanse ante la idea de que a lo mejor mis plegarias habían sido escuchadas y no recordaba nada, sería lo mejor para ambas si aquel recuerdo se encontraba exiliado de su memoria, sería lo mejor para ambas si aquella noche quedaba encerrada solo en mí, solo en mi mente, como mi bendición y mi castigo.

Ya sentados en la mesa no pronunciamos palabra, el ambiente era igual al de siempre y no sentía nada fuera de lo normal, si, ella había sufrido de aquel síntoma frecuente que llamamos laguna mental, aquella laguna que deja fragmentos de tiempo perdidos en tu memoria de lo que sucedió la noche anterior, era la primera vez que tomaba, por lo tanto era normal que no recordara nada, seguí comiendo dejando exaltar aquella felicidad que me domino por un momento, la idea de tener aquel recuerdo solo para mí me gustaba porque solo yo podía recorrerlo cada vez que quisiera sabiendo que existió, pero que solo existía en mi mente.

-" Te ves contenta "- me dice aquella pelirroja fijando su mirada en mi -" ¿Paso algo? "- dice mientras llevaba el tenedor a su boca.

-" Si, esto esta delicioso "- respondo mientras me llevaba un bocado a la boca.

-" Si, quien iba a pensarlo, cocinas bastante bien para ser una princesa "- dice Haniel mientras sonreía.

-" Debe ser porque tienen hambre "- contesta contrarrestando aquel comentario.

-" No, de verdad cocinas muy bien "- le digo con una sonrisa mientras me llevaba otro bocado a la boca.

-" Difícil no aprender viendo lo que solían comer "- dice mientras tomaba un poco de agua -" Siempre comiendo en la calle, o no comiendo para nada "- agrega con un gesto de desaprobación -" Tienen que cuidar más su salud para cuando yo no esté "- dice ahora fijando su vista en mí.

¿Por qué tenía que recordármelo?, aquella felicidad que sentí por un momento se esfumo dejándome aquella depresión al saber que el tiempo pisaba nuestros talones día tras día, por lo menos aquel ultimo recuerdo lo atesoraría como nada en este mundo, si no podíamos estar juntas por que el destino nos puso en mundos diferentes, por lo menos podría tener aquel pedazo de cielo que sentí al poder rozar sus labios con los míos.

Haniel se percata de aquel bajo en mi ánimo ante aquel comentario y borrando sus palabras empezó a reír.

-" Yo nunca aprendí a cocinar porque todo lo que preparaba me quedaba muy mal, pero no tanto como los desastres que prepara Yulia "-
dice mientras intensificaba aquella risa -" Quema hasta el agua, recuerdo una vez que le pedí que hirviera algo de agua, cuando menos pensaba la cocina se llenó de humo y el agua que dejo hirviendo se había evaporado, y ni hablar de la olla, quedo inservible "- agrega mientras cesaba la risa.

-" Y ni hablemos de ti, sinceramente no se como te las arreglas para cocinar tan condenadamente mal, la última vez que preparaste algo, terminamos en el hospital con dolor de estómago "- dije mientras me reía ante aquel recuerdo.

-" En resumen "- dice este mientras se volvía a reír de aquella anécdota -" Estamos más a salvo fuera de la cocina que dentro de ella, yo nos mando para el hospital, y Yulia podría llegar a quemar el hotel entero si trata de cocinar algo "- dice mientras se tocaba el estómago de tanto reírse.

-" Pero cuando cocinaste para mí no lo hacías tan mal "- dice ahora curiosa ante aquella observación.

-" Bueno, lo que pasa es que allá había gente que si sabía, y me fueron enseñando poco a poco, además, al principio lo único que tenía que hacer era picar fruta o verduras, eso hasta Yulia "- dice riendo mientras me miraba de reojo.

-" Bueno ya, te estás pasando "- digo mientras le daba un pequeño empujón -" En resumen, de verdad cocinas muy bien Elena "- digo mientras veía como dibujaba una sonrisa en su rostro.

Y así transcurrió aquella velada, a punta de risas y comentarios alegres que me hicieron olvidar de todo, no la pasamos todo el día contando anécdotas de nuestros desastres culinarios mientras esta reía al vernos competir por el trofeo al peor cocinero de la historia, al final la noche cayó sobre nosotros trayendo consigo el primer bostezo y gesto de cansancio en el rostro de Haniel, este estiro sus manos mientras se levantaba de la mesa.

-" Bueno niñas, ya que no me pude ganar el trofeo como el peor cocinero, si me lo voy ganar como el más dormilón "-
dice mientras nos daba un beso en la frente -" No se desvelen mucho "- dijo ¿Guiñándome un ojo? mientras se retiraba a la habitación.

-" Haniel es muy cómico "- dice mientras reía ante el recuerdo de aquella tarde de chistes y anécdotas.

-" Si, es todo un personaje "- digo mientras me levantaba de aquella mesa -" Ya es tarde, ¿No tienes sueño? "- pregunto mientras esta me sonreía.

-" ¿Yulia? "- me dice mientras mantenía su mirada fija en mi -" Tu y yo necesitamos hablar "- agrega con aquella sonrisa intacta en su lugar.

Rayos, si se acuerda, fue lo primero que se me vino a la mente al ver aquella sonrisa y aquella mirada intimidante puesta sobre mí, ¿Por qué la laguna mental se posó en Haniel?, era en ella en donde debía haberse manifestado, me quedo en silencio por un momento tratando de leer aquel gesto que tenía en si, tal vez un poco más de tiempo me mostraría la ventana que esperaba encontrar en medio de esta situación sin puerta de salida.

-" Sabes de qué tenemos que hablar ¿Verdad? "-
dice con aquella sonrisa mientras se paraba de allí para acercarse a mí -" ¿Sabes a qué refiero? "- dijo mientras tocaba mis mejillas con sus manos -" Anoche paso algo, y quiero que hablemos sobre eso "- agrega finalmente alejando la última esperanza que tenia de que no recordara la noche anterior.

-" Ha sí, sobre eso "- digo mientras tomaba sus manos y las retiraba de mi rostro -" Debemos hablar "- miro hacia el suelo tratando de encontrar las palabras adecuadas -" ¿Te parece bien si salimos a caminar? "- pregunto al ver aquel gesto indescriptible en sí.

-" Seguro, definitivamente es algo que no podemos discutir aquí "-
dice mientras caminábamos hacia la puerta y salíamos de aquel hotel, lejos de los oídos de cualquier persona que pudiera estar al tanto de la situación.

Caminamos en silencio por largo rato mientras lograba encontrar una manera de decirle que todo fue un error, pero por más de que rebuscaba el vocabulario en mi memoria, lo único que cabía en mi mente eran aquellos labios que todavía tenía deseos de probar, ¿Cómo haría para salirme de esta situación?, ¿Cómo haría para mentirle, y hacerle creer que yo creía que todo había sido un error?, lo único que quería era mandar todo al carajo y sentirle una vez más, pero no podía, no debía, habían miles de razones por el cual no debía hacerle caso a mis deseos, habían miles de razones por el cual no podía demostrarle que le quería, que me moría por besarle, no, debía eliminar esa clase de pensamientos, y enfocarme en la realidad.

-" Elena "- digo rompiendo aquel silencio que nos tenía absortas en el momento.

-" Antes de que digas algo "-
interrumpe aquel pensamiento que yacía en mi cabeza -" Quiero decirte que anoche fue el mejor recuerdo que he tenido desde que llegue a estas tierras lejanas que me eran tan desconocidas hace tan solo unos cuantos meses "- dice mientras parábamos el paso y me miraba de frente -" Que no importa lo que digas, ni importa que quieras convencerme de que todo lo que paso fue un error, no lo fue ni lo será jamás para mi "- agrega mientras miraba aquel cielo carente de luna -" No importa si terminas olvidando este sentimiento que recae sobre nosotras, yo lo atesorare como nada en este mundo, no importa si mañana olvidas mi nombre y mi rostro, yo siempre te recordare."-

¿Por qué me estaba diciendo esto?, ¿Se estaba despidiendo?, faltan dos meses ¿No?, ¿O acaso estaba pensando en irse antes?, mi rostro no pudo contener aquel gesto de confusión ante sus palabras, y aquella idea de no volver a verle empezó a martillar mi cabeza sin dejarme pensar claramente.

-" ¿Por qué me dices esto? "-
dejando salir aquella duda que retenía mi mente.

Pero su respuesta recae en un silencio ensordecedor y confuso que cada vez nublaba más mi juicio, solo vi cómo se acercó a mí, y sintiendo aquellos labios sobre los míos probé aquel sabor agridulce que me transmitió en aquel beso fugaz.

-" Perdóname la imprudencia solo por esta vez "- dice mientras chocaba su frente contra la mía -" Pero esta situación se ha vuelto insoportable para ambas "- dice casi en un susurro mientras se alejaba un poco -" Por lo tanto pienso marcharme la semana que viene, solo quería despedirme de ti apropiadamente. "-

¿Qué?, ¿Eso es todo?, ¿Quería despedirme de ti?, ¿Qué clase de respuesta es esa?, ¿Se iría así, sin más y sin menos que esto?, era demasiado pronto para decir adiós, mi mente se negaba a procesar aquella información, no podía ser cierto, tenía que ser una broma, ¿En que está pensando?.

-" ¿En qué estás pensando? "- dejo hablar mi mente mientras me acercaba un poco a ella -" Faltan dos meses, es el tiempo que habíamos pactado ¿Recuerdas? "- argumento ante aquella decisión precipitada, no estaba preparada para dejarle ir, no aun.

-" Uno, dos meses, ¿Cuál es la diferencia? "- pregunta mientras se voltea dándome la espalda -" ¿En qué hace la diferencia el quedarme uno o dos meses más? "- pregunta de nuevo mientras se alejaba de mi -" ¿De pronto uno o dos encuentros más como los de anoche? "- agrega ante aquella imagen que se iba llenando en mi mente -" ¿Cuál es la diferencia Yulia?, si al otro día me vas a decir que es un error y todo va seguir empeorando entre nosotras, ¿Mas sonrisas falsas?, ¿Seguiremos pretendiendo que no pasa nada?, porque si así van a ser las cosas prefiero irme antes de seguir dejando crecer este sentimiento. "- se voltea una vez más enfrentando mi mirada -" ¿No es esta la solución perfecta para ambas?, yo me voy, y tú te quedas tranquila por no tener que lidiar más conmigo, con aquello que te hago sentir y no quieres "- dice mientras se acercaba a mí -" ¿No es acaso esto lo que quieres? "- y quedando frente a mi detiene el paso mostrando aquel gesto indescriptible en su rostro.

Por más de que intentaba encontrar las palabras adecuadas estas no aparecían, tenía razón, era lo mejor para ambas, no tendría que decirle que fue un error, ni tendría que convencerle y convencerme a mí misma de que todo estaba bien, que no pasaba nada, pero no, no podía hacerme a la idea de simplemente dejarle ir así, no quería, no podía.

-" Tu silencio siempre me da la respuesta "-
dice mientras se alejaba de nuevo encaminando sus pasos hacia el hotel.

¿Que debía hacer?, debía dejarla ir, tenía que dejarla ir, era lo mejor tanto para ella como para mí, ¿Pero por qué tan repentinamente?, ¿Por qué de esta manera?, ¿Por qué estaba haciendo esto?, no era lo que tenía en mente, no era lo que esperaba que fuera, ¿Entonces que estaba esperando?, si esto no es lo que quería, ¿Entonces que quería?, toleraría el verle marchar así por el bien de ambas, ¿O que más podría hacer?.

-" No "- digo sin medir la magnitud de lo que pensaba decir -" No te vayas. "-

Aquel paso se frena en seco, pero sin voltear a verme, y simplemente quedándose inmóvil esperó a que dijera algo más, pero no podía decir nada más, no debía decir nada más, aunque con eso era suficiente para demostrar que no estaba de acuerdo con ella.

-" ¿Por qué no? "- pregunta tratando de romper mi silencio.

Me encontraba en aquella línea delgada que dividía lo correcto y lo que quería hacer, una sola palabra definirá un futuro que tenía dos posibilidades, la primera era dejarle ir, amarrar este sentimiento en aquel profundo océano donde nadie podría tocarle, ni siquiera yo, ahogar mis palabras en un silencio contundente mientras le veía marcharse, o estaba la otra posibilidad, desterrar mi consciencia obligándole a aceptar mi decisión, dejarme llevar y abrir las puertas a este sentimiento que nos llevaría a un futuro incierto a ambas, un futuro del cual no tendría idea de cómo iba a ser o como iba a terminar, un futuro ciego, tal vez la que saldría perdiendo era yo, tal vez no era la posibilidad que pintaba el mejor paisaje, pero si era la posibilidad que más deseaba, que más anhelaba, ¿Correcto?, ¿Que es correcto o incorrecto cuando se trata de tu vida?.

Por primera vez me abrazase aquella posibilidad a la cual le tenía tanto miedo, por primera vez me dejaría llevar sin arrepentimientos, ya no se trataba de Ellice, o del que fuera o no una princesa, se trataba de quien era, lejos de todas las responsabilidades que pudieran recaer sobre ella, se trataba de lo que ella representaba para mí, una simple chica en la cual mis ojos se fijaron sin un pero que les detuviera, sin una consciencia que cuestionara aquel sentimiento que crecía en mí, era simplemente la persona que quería, era simplemente aquella chica que despertó en mi lo que nadie jamás había despertado.

Aun se encontraba de espaldas, esperando aquella respuesta que definiría el mañana, me acerque con cautela hasta contar con la distancia necesaria para sentirle, pero no con la distancia necesaria para que se percatara de aquella cercanía, y allí, con aquella posibilidad que elegí, deje que mis manos se deslizaran desde la punta de las suyas en acenso hasta llegar a su cintura, y rodeándole con mis manos le atraje suavemente hacia a mí, para así acercar mis labios a su oído.

-" Preguntas ¿Por qué?, por qué es una pregunta bastante inconcreta para todas las respuestas que tengo para darte "- susurro mientras sentía como su cuerpo se giraba quedando frente a mí.

Se queda en silencio, mirando mis ojos, encontrando respuestas o al menos tratando de descifrarlas, nada de lo que le dijera seria lo suficientemente claro como para explicarle que pasaba por mi mente, solamente le brinde una sonrisa que podría suavizar aquel gesto inseguro que mostraba en sí, pero eso no era suficiente, no lo era para ella y tampoco lo era para mí, por lo tanto me acerque lentamente dando espacio a su reacción, pero no hubo tal reacción, solo permaneció inmóvil, esperando que terminara aquella distancia con aquella urgencia creciente de sentirle en los últimos días, mas sin embargo no dejaría que aquella urgencia dañara mis intenciones por dejarle claro que era lo que pretendía hacer, no era una urgencia, era un inicio, por lo tanto dirigí mis labios besando su frente, luego los dirigí hacia su mejilla disfrutando aquella reacción que generaba en ella, los deslice hasta su cuello dándole un beso que desenlazo aquel movimiento de su mano entrelazándola con la mía, la mano que me quedaba libre la detuve en su cintura acercando su cuerpo hacia mí, y la mano que le quedaba libre a ella la detuvo sobre mi brazo que sostenía su cintura, y allí, inmóvil ante mi voluntad, bese la mejilla que faltaba para finalmente arrastrar mis labios sobre los suyos, la respuesta fue inmediata, ya no había sorpresa en aquel beso, ya no había urgencia ni fugas de ansiedad, fue suave, lento, sin sentimientos de miedo, reproche o arrepentimiento, fue nuestro verdadero primer beso, o al menos como debió serlo.

Aquel encuentro de mutuo acuerdo se fue disipando cuando mis labios dejaron sin apuro los suyos para seguidamente aferrarme a aquel abrazo que dejaría contaminarme con su aroma, habían tres cosas que podía sentir en aquel momento y sabia quedarían grabadas en mi mente de por vida, la primera era la felicidad sin ningún tipo de arrepentimiento que logre experimentar al abrazar aquella posibilidad de seguir a su lado, la segunda fue la suavidad de aquel beso expontaneo que compartimos y que sabía iba ser el inicio de un futuro que aunque incierto, al mismo tiempo podía descifrar sería muy dulce, y la tercera era este abrazo, este abrazo que fue liberando las cadenas que ataban aquel sentimiento que ayer rehusaba dejar salir.

Aquel abrazo que compartimos seguía allí, no sabía cuánto tiempo había pasado, lo que si sabía es que no le dejaría ir, no dejaría que se alejara de mí siempre y cuando quisiera permanecer a mi lado, ya no sería yo la que pusiera aquel pero como un obstáculo entre nosotras, todo lo que quería, mi gran ambición en este mundo, era poder protegerle y proteger aquel sentimiento que nació entre las dos.

-" Quédate "- susurro en su oído mientras me aferraba aquel abrazo del cual no me quería separar.

-" Si "- dice mientras se aferraba igualmente a mí -" Me quedare un tiempo más. "-

¿Un tiempo más?, claro, era obvio, no era como si fuera a dejarlo todo por mi ¿No?, no le pediría eso, pero tampoco me rehusaría a dejar aquella posibilidad abierta a un futuro con ella, yo misma sabía que era un futuro incierto, fue mi decisión y tendría que lidiar con ella, con lo bueno y lo malo de ella, y aceptar las consecuencias de esta.

-" Si, un tiempo más "-
digo separándome de ella para mostrarle una sonrisa débil, no quería dejarle ir, pero el quedarse más tiempo conmigo no quería decir que se quedara para siempre.

-" Ho no "- dice mientras tomaba mis mejillas entre sus manos -" No me refiero a eso "- agrega mientras se acercaba para darme un beso en los labios.

-" Esta bien "- le digo ante aquel gesto confuso que mostró ante mis palabras -" Yo soy consciente de quien eres, y no te voy a pedir imposibles, yo sé que tarde o temprano tendrás que volver. "-

Pero más que decírselo a ella, me lo estaba diciendo a mí misma, tendría que concientizarme de que esto a lo mejor, no sería para siempre.

-" Yulia "- dice mientras volvía a abrazarme -" ¿Crees que esto es un juego para mí?, ¿O crees que te insistí tanto para al final simplemente irme dejándote sola? "- pregunta mientras se separaba de nuevo para mirarme a los ojos -" Encontraremos la manera juntas, pero no te voy a dejar ir. "-

Aquellas palabras me devolvieron la seguridad que estaba empezando a perder al tomar aquella decisión, y entrelazando sus manos entre las mías empezamos de nuevo aquel recorrido por aquel camino estrellado.

-" Entonces dejaremos que una de esas noches sea el inicio de todo "- digo mientras sostenía su mano en aquel camino estrellado.

-" Espero esta no sea una de esas noches, espero esto sea lo de siempre "- dice mientras miraba aquellos puntos deslumbrantes en el cielo.

-" Será lo de siempre, pues una de estas noches será nuestro para siempre "- digo mientras atraigo sus ojos hacia mí, y dibujando una sonrisa se acerca un poco más a mí.

-" Me gusta el sonido de "Para siempre" "- susurra en mi oído mientras frena aquella marcha quedando frente a mí -" Si esto es para siempre, entonces quiero que cada noche sea una de esas noches, ¿Te parece? "- pregunta acercándose un poco más a mí.

-" Es una promesa. "-

Digo en voz baja mientras acortaba aquella distancia con un beso, un beso dulce que sellaría aquella promesa del cual solo éramos testigos ella, yo, las estrellas, y una de esas noches.
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   14/7/2011, 00:10

genial,al fin aceptaron su amor n_n
Volver arriba Ir abajo
shizuru
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : santa fe
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   14/7/2011, 04:54

WOW ESTUBO MUY BUENA TE FELICITO ME ENCANTO NO PUDE LEERLA ANTES PORQUE SE ME ROMPIO LA COMPU Y HASTA HOY LA ARREGLARON PERO DE VERDAD ME ENCANTO
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   16/7/2011, 16:20

woow buenisima asta k se desidieron espero la conti no tardes plizzz
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   20/7/2011, 07:24

Niñas Gracias a todas por los comentarios... aqui les dejo mas de la historia, hasta la proxima.



La Caja de Los Tesoros


Aquellos cálidos rayos de sol que provocaron aquel despertar, produjeron en mi aquella sonrisa que no me había abandonado desde la noche anterior, aun no podía creerlo, no podía creer lo afortunada que era por poder estar al lado de ella de esta manera, todo parecía un sueño, un cuento de hadas, un cuento que se desato en una de esas noches, y que seguiría desarrollándose en las noches restantes.

Me levante sin querer dejar que el tiempo me quitara un solo instante en el que pudiera estar cerca de ella, me bañe y me vestí rápidamente y al verme en frente de su puerta me asegure de no hacer ningún tipo de ruido que pudiera perturbar su sueño, me acerque a donde se encontraba y sentándome al borde de la cama deje que mis dedos se entrelazaran entre su cabello, de ahora en adelante no quería perderme ninguna de sus reacciones, no, miento, no quiero perder ni un solo instante por lo que me resta de vida, al verle sonreír no pude evitar sonreír igualmente, ¿Qué estaría soñando?, me acerque un poco y robándole un beso en aquel sueño profundo sentí como sus labios me recibían mientras me abrazaba, ¿Estaba despierta?, ¿O solo reaccionaba inconsciente de sus actos?.

-" Buenos Días "- me dice mientras me regalaba una sonrisa -" Debo admitir que fue bastante cómico la manera en la que caminabas para no despertarme "- dice mientras reía.

-" ¿Estabas despierta? "- digo al ver aquel gesto juguetón -" ¿Fingías que dormías?, ¡Ha no!, eso no lo puedo pasar por alto "- digo mientras empezaba a hacerle cosquillas.

Esta chica frente a mí, aquella princesa juguetona empezó a reírse mientras trataba de hacerme cosquillas, era la primera vez que la veía reír de este modo, era la primera vez que siquiera habíamos jugado de esta forma, era una nueva etapa que conocía en ella.

Mientras nos tirábamos las almohadas y correteábamos por aquella habitación, en medio de aquella frenética casería de risas terminamos en la cama jugando y riendo como un par de chiquillas.

-" Ojalá todas las mañanas fueran como las de hoy "- dice mientras me abrazaba y recostaba su cabeza en mi hombro.

-" ¿Quieres que te despierte todas las mañanas a punta de cosquillas? "- dije mientras reía ante la idea.

-" Por supuesto que no "- dice riendo -" Me refiero a la manera en la que me despertaste "- dijo mientras se acercaba y rozaba sus labios con los míos -" Me refiero a esto "- y mientras acortaba la distancia que nos separaba me deje llevar por aquel instante.

Sí, yo también quería que todas las mañanas fueran como esta, que lo primero que viera al abrir mis ojos en la madrugada fueran los suyos, seguido de su sonrisa, para finalmente sellar cada mañana con la sensación de aquellos labios, eso sería la definición de una mañana perfecta para mí. Sentir el cálido abrazo de sus manos sobre mi cintura, y aquel tacto de sus piernas entrelazadas con las mías, no sé cuánto tiempo habíamos permanecido allí, dejándonos llevar por aquel instante, dejando que aquel sentimiento nos cobijara bajo aquel efecto de no querer separarnos ni por un segundo, de querer fundirnos entre sí, hay tantas cosas que quiero compartir con ella, tanto tiempo por recuperar por aquel miedo que me había imposibilitado el acercarme a ella, el dejarme llevar, ahora me sentía como si me hubiera quitado un peso de encima, me sentía más liviana, más libre, más tranquila, pero más que nada, más feliz.

-" ¿Qué te parece si salimos? "- digo después de finalmente haber sido capaz de separarme de ella.

-" ¿A dónde? "- pregunta mientras se negaba a dejarme ir -" No quiero salir, me quiero quedar aquí contigo "- dice mientras se aferraba más a mí.

Valla, otra etapa de ella que no conocía, una etapa caprichosa, mimada, ¿Cuántas cosas me había perdido en todo este tiempo?, es como si empezara a conocerla con cada detalle que la conformaba, cada gesto, cada tipo de mirada y sonrisa, definitivamente estoy perdida sin ella, ¿A qué horas me había enamorado?.

-" No seas perezosa mi princesita "- le digo mientras la abrazaba de nuevo -" Hace rato que no salimos por estar peleando. "-

-" ¿Peleando por culpa de quién? "- dijo mientras me miraba con desapruebo.

-" Si lo sé, lo sé "- le digo mientras empezaba a jugar con su cabello -" Es por eso que quiero compensar todo el tiempo que no estuvimos juntas. "-

Esta me mira con un deje de dulzura en sus ojos, y reincorporando su cuerpo de la cama finalmente se separa de mí, en su ausencia pude sentir aquel frío que se desato al tenerla lejos, era increíble la diferencia que sentía al poder estar así con ella, el poder hablarle sin ningún tipo de restricción, el no tener que estar preocupada por no dejar salir ninguna palabra que pudiera delatar mis sentimientos hacia ella, o el solo hecho de ni si quiera poder mirarla porque hasta así se podría dar cuenta de lo rendida que estaba a sus pies, ahora podría observarle libremente, ahora podría grabarle en mi memoria he inmortalizar cada detalle que la conformaba, desde aquel color rojizo de su cabello en contraste con el blanco de su piel, cada curva que conformaba su cuerpo era simplemente perfecta, y ni hablar del efecto que sus ojos provocaban en mi cada vez que se reflejaban en los míos.

Finalmente, podría mirarla y hablarle libremente sin ningún remordimiento de por medio, ¿No es eso lo que llamamos felicidad?, esta me observa mientras notaba mi mirada fija sobre ella, y sonriendo tímidamente pude notar como aquel color carmesí se posaba sobre sus mejillas.

-" ¿Sucede algo? "- pregunta al notar la manera en la que le miraba -" ¿Por qué me miras así? "- dice mientras aquel color carmesí se hacía más latente en su rostro.

Bueno, tal vez no debería mirarla tan libremente…

-" Nada "- dije mientras me levantaba de la cama y le daba un beso en los labios -" Te espero afuera "- le digo susurrando mientras me alejaba de ella.

Salgo de aquella habitación he inmediatamente siento como si el rostro se me estuviera quemando, ¿Tendría fiebre?, ¿Por qué me sentía tan agitada?, o era demasiado fuerte lo que ella provocaba en mí, o estaba empezando a tener problemas cardiacos, pues aquel latido resonaba en mi oído imposibilitando cualquier posibilidad de escuchar nada más.

-" Por undécima vez ¡Yulia! "- dice Haniel parado frente a mi mientras chascaba sus dedos en mis oídos -" ¿Estas bien? "- dijo observando mi rostro -" ¿Discutieron de nuevo? "- dice ahora dejando fugar aquel tono preocupado en su voz.

-" No "- digo dejando brotar la felicidad en aquella sonrisa que se dibujó inconscientemente.

-" ¿No?, entonces, ¿Paso algo entre ustedes? "- dice ahora con aquella mirada maliciosa -" ¿Acabaste de salir de su habitación? "- dijo mientras dejaba aquella malicia contagiar sus palabras -" ¿Pasaron la noche juntas?. "-

-" ¡No! "- digo ahora tratando de borrar aquella imagen mental que el pervertido de mi hermano acababa de formar -" Por supuesto que no "- dije ahora riendo ante aquel gesto de desilusión que mostró en aquel rostro desvergonzado -" Haniel, necesitas dejar de asistir a esos lugares, ese nivel de entretenimiento te está dañando el cerebro "- digo mientras reía ante aquel gesto de "yo no fui" -" Por supuesto que no hemos hecho nada como eso. "-

Y allí estaba de nuevo, aquella sonrisa maliciosa que dejaba poco a la imaginación.

-" Te refieres a, ¿No aun? "- dice ahora dejándome totalmente en shock ante lo volátil de su imaginación.

Por un momento no supe que decir, a que se refería con ¿No aun?, ¿Era tan obvia que de ante mano ya suponía que había pasado algo?, o definitivamente aquellas visitas nocturnas a ese tipo de lugares no le dejaban pensar en nada mas, para ser honesta, prefería inclinarme hacia la segunda opción.

-" Haniel…"- digo aun sin encontrar palabras, es como si mi vocabulario se me hubiera reducido a "Elena".

-" No te preocupes hermanita "- dijo al poner su mano en mi hombro -" Felicitaciones "- dice antes de alejarse y dejarme sin palabras.

¿Por qué no pude decir nada en aquel momento?, aunque, no es como si tuviera que ocultarlo, ¿O sí?, tal vez debería hablarlo con ella, en realidad habían muchas cosas que quería saber de ella y que jamás me atreví a preguntarle por no querer involucrarme demasiado, pero ya que todos esos miedos y peros habían desaparecido, ¿Por dónde empezar?.

-" ¿Esperaste demasiado? "- pregunta al verme allí parada, hundida en mis pensamientos.

-" Para nada "- respondo con aquella sonrisa que se me escapo al verle -" Estas "- y mirándola de nuevo -" Muy linda "- digo al recordar que tal vez no debería excederme con "esa" mirada.

¿Qué pasaba con mis ojos?, de nuevo vi cómo se iba sonrojando involuntariamente al mismo tiempo que desviaba su mirada hacia otro lugar, ¿Nunca terminarían los problemas?, antes el problema era que no le ponía atención por culpa del miedo, y ahora el problema era ¿Que le ponía demasiada atención?.

-" ¿Vamos? "- dice al decidir acercarse -" Se nos va esfumar el día si seguimos... "- cortando sus palabras por un instante -" Mirando "- dice finalmente al tomarme de la mano y empezar a caminar.

¿Mirando?, me pregunto, ¿Qué clase de mirada reflejan mis ojos para provocar aquella reacción en ella?, aunque por otro lado, era apenas natural que las cosas cambiaran, pues ya no éramos amigas, éramos mucho más que eso, ¿Qué más cosas cambiarían de ahora en adelante?, ¿Cómo debía tratarle ahora?, no es como si existiera una regla en general, simplemente me dejaría llevar por lo que sentía.

Nos encontramos en silencio, mientras dejábamos que los rayos del sol dibujaran aquel camino que recorríamos, el día de ayer no podía ver la belleza de cada mañana de verano que se asomaba en mi ventana, y hoy, se acentuaba con cada paso que daba, era increíble los colores que lograba ver a mi alrededor cuando estaba a su lado.

Nos encontrábamos en silencio, pero por primera vez aquel silencio no me pesaba en el pecho, ni me mataba la cabeza pensando, ¿Qué debo hacer para poder estar cerca de ella sin tener la necesidad de alejarla?, aquel tipo de pensamientos por una razón u otra se sentían lejanos ahora.

-" Me pregunto, ¿Ha donde nos llevara este camino? "- rompe aquel silencio al notar que caminábamos sin rumbo fijo.

-" Hay muchas posibilidades "- digo al ver aquella curiosidad asomarse en su rostro -" Pero me gustaría que fuéramos a un lugar en especial. "-

Esta me mira y con una sonrisa seguimos aquel camino, nunca se lo había mostrado, pero siempre había querido, en una de aquellas discusiones que sostuvimos recuerdo haber salido sin rumbo fijo, por este mismo camino llegue a un lugar que tenía grabado su nombre por todos lados, era un lugar hermoso, que me hacía recordar aquella noche que recorrimos juntas los alrededores del palacio por primera vez.

-" Es igual que… "- dice al dejarse deslumbrar por la similitud de aquel lugar.

-" Lo sé "- digo al dejarme influir por los colores que en contraste con el sol me hacían recordar aquellos eventos que llevaba en mi memoria.

-" Es hermoso pero... "- dice mientras se adentraba aquel colorido camino -" Nostálgico. "-

-" Si, lo sé "- digo mientras tomaba su mano y avanzábamos.

Aquel lugar rodeado de colores que de día brillaban con el sol, en la noche llamaba aquel resplandor con la tenue luz de la luna, si, era igual que el jardín del palacio, era tan similar que la primera vez que lo vi inevitablemente me transporte en el tiempo, en aquella noche donde por primera vez, se despertó aquel latido en ambas.

Hermoso pero nostálgico, esa era la definición perfecta que describía este lugar, nos sentamos en la sombra de un árbol, y dejándonos influir por aquel aroma que desprendían aquellos colores, nos relajamos en la mitad de aquel paraíso.

-" ¿Extrañas el palacio? "- pregunto mientras le miraba.

-" Te mentiría si te dijera que no "- dice ahora recostándose en mi hombro -" Extrañaba esta vista "- dijo mientras exhalaba el aroma que desprendían las flores a nuestro alrededor -" Hay muchas cosas que extraño, pero jamás me he arrepentido de haber venido, extrañaría más el no tenerte a mi lado "- dice ahora entrelazando su mano con la mía.

-" Yo me alegro que hayas venido "- dije mientras sonreía ante sus palabras -" No sé qué hubiera hecho si no hubiera tenido la oportunidad de verte de nuevo "- dije ahora llamando su atención -" Cuando fui a buscarte, después de que me dijiste que podía irme, me sentí extrañamente deprimida, es como si en vez de haberme liberado, me hubieras encerrado "- digo mientras me reía ante mis palabras -" No sé muy bien cómo explicarlo pero, cuando te vi llorando, sentí como si el mundo se me estuviera derrumbando. "-

-" ¿Por qué no me dijiste eso? "- pregunto inocentemente mientras me veía reír.

-" ¿Cómo te iba decir eso? "- digo ahora riéndome de su expresión -" Hubiera sonado raro. "-

-" No hubiera sonado raro, hubiera sonado romántico "- dice ahora mientras me daba un beso en los labios.

-" Por donde lo mires, no hay ni la más mínima posibilidad de que te hubiera dicho algo como eso "- dije mientras observaba aquel gesto de desaprobación -" Eres tan inocente "- digo dejando que mis manos se entrelazaran en su cabello.

-" ¿Estas queriendo decir, que soy muy niña? "- pregunta mientras en sus ojos se asomaba algo de molestia.

-" Si, eso fue lo que me enamoro de ti "- dije dejando salir aquel pensamiento que rondaba en mi cabeza los últimos días.

Aquella molestia que yacía en sus ojos, se disipo con tal velocidad, que cuando menos pensaba aquel color carmesí había dado lugar no solo a sus mejillas, pero a su rostro entero, era tan tierna, que me provocaba comerla a besos.

-" Se me había olvidado comentarte "- digo tratando de ahuyentar la vergüenza que se había adueñado de ella -" Creo que mi hermano se dio cuenta "- digo finalmente viendo como surgía efecto mis palabras.

-" ¿Se dio cuenta? "- pregunta ahora extrañada al ver mi gesto.

-" Algo así "- ahora era yo la que empezaba a avergonzarme -" Me vio salir de tu habitación, y al ver mi rostro creo que se dio cuenta "- dije ahora viendo aquel gesto ilegible -" ¿No debía? "- pregunte con algo de preocupación.

-" No veo por qué debería haber algún problema, al fin y al cabo, no tengo ni la más mínima intención de ocultar a la persona de la cual estoy enamorada "- dice sonriendo ante mi reacción.

Ahora era yo la que sentía mi rostro arder, y no solo mi rostro, si no aquel latido que se hacía más persistente en mi pecho, ¿Cuando me acostumbraría a esto?, ¿Se alteraría aquel latido cada vez que ella dijera cosas como esta?, su reacción al verme así fue más natural que la mía, ella simplemente me abrazo y me dijo "Eres tan inocente".

Ambas terminamos riendo y jugando, parecíamos un par de chiquillas, en ese momento caí en cuenta, que el amor es infantil de muchas maneras, la manera en la que te sonrojas de la nada cada vez que te dice algo que te gusta y te avergüenza al mismo tiempo, la manera en la que sonríes cada vez que te acuerdas de ella, atesorando cada recuerdo que para ti es especial, la manera en la que te pierdes en la mirada de ella sin razón alguna, y especialmente la manera en la que eres feliz simplemente porque la viste sonreír, ¿No es eso infantil?, tal vez por lo infantil es que es especial.

Y así transcurrió el primer día, el primer día de muchos más que vendrían con dulces recuerdos, recuerdos que iríamos recolectando y guardando en aquella caja que se encontraba en nuestra memoria, con un letrero que tenía grabada en ella, "La caja de los tesoros."
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   20/7/2011, 18:31

wii que lindo fic,quiero mas
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   22/7/2011, 17:39

woow esta super cada vez k leo kiero mas me encanta
Volver arriba Ir abajo
Lucai
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 88
Fecha de inscripción : 12/07/2009

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   23/7/2011, 15:50

me enamore del tu fic espero que lo continues pronto pronto!!!!!
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   3/8/2011, 15:25

Buenas Tardes, dias o noches chicas, siento la demora, he tenido una pequeña discusión con el tiempo, pues aunque he tratado de escribir, no me alcanza y los dias simplemente pasan sin encontrar espacio para concentrarme en la historia, pero bueno aqui les dejo la continuacion, gracias por los mensajes, y hasta la proxima.


CAPITULO 10 : Viviendo el Sueño



Vamos Despacio



Siento aquellos labios como cada día, como cada mañana, era el dulce despertar del cual me estaba volviendo adicta desde que finalmente pudimos ser honestas con aquel sentimiento que cada vez me hundía más en el océano de sus ojos.

-" Buenos días "- me dice al brindarme aquel beso casi fugas que dejo un dulce sabor en mis labios.

-" Hola "- digo mostrando aquella sonrisa que tenía vestida desde aquella noche.

-" Te espero afuera "- dice al darme un último beso y desaparecer detrás de la puerta.

Era como estar viviendo un sueño, era mágico y dulce, no, ni siquiera en un sueño sentiría la felicidad que siento ahora, en muchos aspectos parecíamos un par de chiquillas, pero era eso precisamente lo que le daba ese toque especial a mi relación con ella, cada mañana venía a despertarme con un beso, cada mañana me sentía viviendo un sueño, me alisto rápidamente para no hacerla esperar más, y al salir de la habitación allí se encontraba, como todos los días, vistiendo la misma sonrisa de siempre.

-" ¡Por Favor! "- dijo Haniel al vernos salir tomadas de la mano -" Dejen tanta Meloseria, me voy a derretir "- dice riendo mientras más nos juntábamos al contradecir sus palabras.

Reímos ante aquel comentario, el ambiente se había tornado alegre desde ese entonces, reíamos todo el tiempo, y cada segundo era tan dulce como el anterior, cada día que pasaba era simplemente perfecto, y su mirada, por una u otra razón cada vez me intimidaba más, era algo nuevo que no había notado antes, la manera en que me miraba era diferente a como solía hacerlo, estaba llena de ternura, dulzura, quizás algo de ansiedad, algunas veces no podía sostenerla pues sentía que si seguía mirando no podría volver a la realidad, y me quedaría atrapada en el profundo de aquel océano que se veía reflejado en sus ojos, pero aparte del intenso de su mirada, y de lo intimidante que esta era de vez en cuando, había algo más, algo que me inquietaba y me hacía sentir extraña, era como si me absorbiera en medio del silencio cada vez que aquella mirada se prolongaba más y más cuando estábamos a solas.

Pero no solo eso había cambiado, también yo sentía que de vez en cuando era yo la que ejercía esa clase de mirada en ella, me veía a mí misma hipnotizada mirándole mientras esta no se daba cuenta, era como un imán del cual no me podía zafar, me atraía con fuerza y me atrapaba en aquella belleza que se hacía más latente con el pasar de los días justo frente a mis ojos, aquel cabello negro intenso, la calidez de sus manos cada vez que tocaba mi rostro al besarnos, el aroma que desprendía su piel al estar cerca, al abrazarnos, y aquella mirada, causa de aquel hechizo que me tenía atrapada en el profundo océano de sus ojos, era increíble la magnitud de mis sentimientos hacia ella, pensaba en ella incluso cuando la tenía al lado, dibujaba su nombre en las estrellas, y suspiraba cada vez que un recuerdo se venía a mi mente, estoy tan perdida en ella, que me es difícil recordar como solía ser mi vida antes de conocerla.

No sé si es bueno o malo la manera en la que me he dejado llevar por estos sentimientos, lo único que sé, es que quiero dejarme llevar hasta el límite de estos, eso, si es que existe un límite, pues cada día me sorprendo dándome cuenta que le quiero un poco más.

Hemos estado dos meses juntas, riendo, abrazándonos, besándonos, jugando, pero por una u otra razón, siento que no es suficiente, que falta algo, cada vez que le beso surge una necesidad de sentirla más cerca, como si quisiera déjame absorber por aquel contacto hasta tocar el fondo de su alma, es una sensación extraña que no me deja pensar claramente cada vez que aquel beso inevitablemente se torna de alguna manera, intenso.

Pero cada vez que sentía me absorbía en aquel beso, en aquel momento, frenamos dejándome con aquella duda, ¿Qué pasaría si no frenamos?, ¿Qué pasaría si nos dejamos absorber por aquel instante?.

Cada día que pasaba, era una fracción de instantes que se escurrían en mi mano, hoy cumplía un año de haber salido de Ellice, hoy cumplía un año donde probé un poco de aquella adictiva libertad, he visto con mis ojos el mundo entero, he vivido, y he aprendido infinidad de cosas, pero más que todo, he aprendido que en la vida el que no se lanza al agua, no llega a la otra orilla, y de no haberme lanzado al agua, no estaría viviendo todo lo que he vivido, pero más que nada, no estaría sintiendo todo lo que siento.

-" ¿Qué piensas? "- me dice mientras sentía aquel suave tacto de su mano entrelazada en mi cabello.

-" Pensaba en lo rápido que pasa el tiempo "- contesto mientras sentía como sus manos rodeaban mi cintura abrazándome.

Nos encontrábamos en la cama, ahora pasábamos mucho tiempo en el cuarto, hablando, jugando, o simplemente abrazándonos como lo hacíamos en aquel momento, me gustaba recostarme sobre ella mientras esta me consentía el cabello y me daba besos fugaces en el cuello, era tan relajante que me provocaba quedarme allí por siempre, simplemente sentir que me tenía entre sus brazos y dejarme llevar por aquel instante donde solo cabíamos ella y yo.

-" Pienso en ti "- le digo mientras me volteaba frente a ella quedando arrodillada sobre la cama -" Siempre estoy pensando en ti. "-

Y allí se encontraba, aquella sonrisa que tanto me gustaba, la cual llevaría su mano hacia mi rostro, el cual se acercaría y finalizaría donde siempre lo hacía últimamente, y así, nos dejamos llevar como siempre lo hacíamos, era una costumbre que nos había arrastrado a permanecer así, lo suficientemente cerca como para dejar mi mente en blanco, pero no lo suficientemente cerca como para saciar aquella necesidad que empezaba a surgir precisamente en el momento que ella empezaba a separarse de mí.

-" Yo también siempre estoy pensando en ti, sin importar que tan cerca estés, inclusive aquí y ahora, sigues estando aquí "- dice mientras señalaba aquel lugar que albergaba su corazón -" Y aquí "- dijo seguidamente al señalar su cabeza.

No necesitaba escuchar nada más, sus palabras habían despertado de nuevo aquella necesidad que había surgido hace tan solo unos instantes, transformándose en un sentimiento irresistible en cuestión de segundos, no quería pensar, solo quería mantener mi mente en blanco dejando crecer esta sensación que empezaba a controlarme mientras prolongue aquel encuentro acercándome a ella de nuevo, sus labios se sentían más cálidos que antes, me encontré absorta en aquel abrazo, en aquellos labios, no quería hacer nada que no fuera estar cerca de ella, no quería hacer nada que no fuera sentirla, quería acercarme solo un poco más, sentirla un poco más, dejarme absorber por aquel beso, por aquel instante, aquella misma ansiedad me llevo a recostarla sobre la cama, y así, poder sentirle más cerca, era increíble la sensación que se despertaba en mi al sentir su cuerpo pegado al mío, al estar sobre ella podía inclusive sentir aquel latido que sonaba con fuerza a medida que seguíamos dejándonos llevar, pero por alguna razón aun no era suficiente, y aquella necesidad de sentirla en vez de disminuir, se hacía más fuerte.

-" Elena "- dijo entre aquel beso que nos tenía absortas en el momento -" Espera "- dice aun entre mis labios sin ejercer ninguna resistencia a aquel encuentro.

-" Aja "- respondo al intensificar aquel beso aún más.

Había perdido noción alguna de mis actos, era como si mi cuerpo me guiara hacia aquella necesidad de tenerla cerca, necesitaba sentirla más, ¿Cómo?, no sé cómo, solo sé que lo necesitaba, había surgido de la nada en mi aquella urgencia por tocarla, por besarla, por fundirme en ella, era una extraña sensación de querer llegar más lejos, tan lejos como aquella ansiedad que me llevaba a actuar de esta manera, me encontraba totalmente sofocada entre aquel beso que sentía insaciable, no era suficiente el besarle, ¿Pero cómo saciar esta necesidad que había surgido de la nada?, era la primera vez que me sentía así, era la primera vez que mi cuerpo reaccionaba de esta forma, aquella misma necesidad llevo mis manos a buscar el calor de su piel, aquella calidez que se desencadeno al dejar deslizar aquel tacto por debajo de su vestido.

-" Elena "- dijo mientras volvía a recobrar aquella conciencia que yo trataba de ahuyentar -" Vamos despacio "- me dice al separarse lentamente de mí.

¿Qué pasaba?, hace solo un momento podía sentir aquella misma ansiedad por parte de ella al besarme, y ahora se detenía frenando aquel impulso que nos estaba llevando a perder la noción del tiempo, nos quedamos inmóviles por un momento, solamente mirándonos y escuchando aquel latido que sonaba insistente mientras la respiración volvía a su curso normal, me sentía agitada y lo último que quería era parar, pero...

-" Vamos despacio "- vuelve a repetir mientras aquella ansiedad se desvanecía en sus ojos con el pasar de los segundos.

-" ¿Despacio? "- pregunto mientras sonreía -" Hemos ido despacio por un año "- digo riendo ante su observación.

-" No "- dice riendo mientras se sentaba a mi lado -" Si las cuentas no me fallan, llevamos dos meses. "-

-" ¿Quién es la princesa ahora? "- pregunto riéndome de sus cuentas.

¿Despacio?, ¿No habíamos ido lo suficientemente despacio desde que nos conocimos?, en estos momentos en lo único que pensaba era en poder tenerle cerca, en poder besarle, abrazarle, llegar al límite y cruzarlo con ella para poder saciar aquella necesidad que me tenía con aquel sentimiento de querer fundirme en ella, y que ella se fundiera en mí.

-" No se trata de eso, es solo que... "- corta sus palabras quedándose en silencio por un segundo -" ¿Cuál es el afán? "- pregunta mientras me miraba a los ojos.

-" Yo solo quería sentirte un poco más cerca "- dije con honestidad mientras ella me miraba con desconcierto.

-" Si pero, un poco más cerca se estaba convirtiendo en demasiado cerca "- dice mientras sonreía y miraba hacia otro lado.

-" ¿Te molestó?. "-

-" No, no es eso "- dijo automáticamente sin siquiera pensarlo -" Por supuesto que no me molesta, al contrario, me gusta, tenerte cerca es en lo único que pienso y quiero pero... "- dice mientras me miraba a los ojos -" Cual es el afán si igual "- dijo no muy segura de sus palabras -" Tenemos toda la vida para disfrutar de esto "- dice al tomar y darle un suave beso a mi mano.

No sabía que responder, lo que si sabía, es que me gustaba la idea de "toda la vida", me quede en silencio, sumergida en aquel pensamiento, últimamente era inevitable pensar en el futuro, que sería de nuestra relación, que pasaría con nosotras después de que pasara el tiempo y en determinado momento se nos acabaran las excusas, tenía que pensar en la manera de que Ellice no se interpusiera entre nosotras.

-" Bueno, tal vez no toda la vida "- dice al soltar mi mano y acomodar aquel vestido que se encontraba totalmente arrugado después de aquel encuentro.

El estar tan cerca, el conocer cada detalle de ella, también significaba poder leer los miedos y preocupaciones que en determinado momento rondaban en su cabeza de vez en cuando, aunque éramos libres a la hora de estar juntas, aun había rastros de aquel temor que se reflejaba en sus ojos cuando pensaba en el futuro.

-" Yulia, el hecho de que sea una princesa, ¿Todavía te frena? "- pregunto al ver aquel vacío que invadió sus ojos por un instante.

Esta me mira, y quedándose en silencio, ese silencio que me recordaba aquellos momentos donde sus miedos no le dejaban acercarse, ese silencio que por una u otra razón no la dejaba ser totalmente honesta con lo que pensaba, aquel miedo hacia el futuro todavía habitaba en ella, aquel miedo por mi posición como princesa, aun no la dejaba ser totalmente libre ante lo que sentía hacia mí, entraba en conflicto en momentos como este, algo la frenaba y terminábamos parando ante cualquier posibilidad de dejarnos llevar aún más.

-" No puedo negar que el hecho de que seas una princesa todavía me hace pensar de vez en cuando "- dice para mi sorpresa dejando fluir aquella honestidad en sus palabras -" No puedo negar que le tengo un poco de miedo al futuro, pues tu misma sabes que no se sabe que puede llegar a pasar "- dijo tomando mi mano con suavidad -" No eres una persona corriente, por una parte eso es lo fascinante de ti, eres inocente, siempre dices lo que piensas sin importar que sea, eres gentil y al mismo tiempo una persona fuerte, fuerte como lo que eres, una princesa, pero por otra parte, es justamente el hecho de ser quien eres, lo que más me aleja de ti. "-

Yo sabía que tarde o temprano tendríamos que hablar de ello, pero la manera en que me lo dijo me dejo sin palabras, le temía tanto al futuro como yo, lo que decía era cierto, era un futuro incierto, aunque trataba de encontrar una solución para poder permanecer juntas aun no veía la luz a aquella pregunta, ¿Que va a pasar el día que tenga que volver a Ellice?, si, compartíamos el mismo miedo, con una pequeña diferencia, yo estaba segura de que la quería a mi lado sin importar que, yo estaba segura que mi futuro, sin importar cual fuera estaría al lado de ella, pues esa fue la decisión que tome al dejarme llevar por esto que sentía, esa fue mi decisión desde el primer momento en que mis ojos se fijaron en ella.

-" Puede que tengas razón, una princesa es lo que soy, pero sin importar que tan princesa sea, sigo sintiendo como una persona corriente "- digo ante aquel impulso de honestidad en el que se había tornado aquel momento -" Pienso, tengo sueños, y me enamoro como una persona corriente "- dije al dejar que mi mirada llegara a la suya.

-" Lo sé, y precisamente por eso estoy contigo, y hasta el día que digas lo contrario, estaré contigo "- dice mirando mis ojos con aquella calidez que me hacía perder la cordura.

-" Entonces quédate conmigo por siempre "- Le digo mientras aquella distancia que nos separaba se veía interrumpida por el roce de sus labios.

Me beso con suavidad, como aquel beso que empezó todo, aquel que sentí cuando me pedía que no me fuera, he igualmente como aquel día, sentí que jamás quería dejarle ir, que quería que este momento durara para siempre. ¿Que podría hacer para disipar el miedo que habitaba en ella?, algunas veces me gustaría que pudiera leer mi mente, y tal vez así, se daría cuenta de lo comprometida que estaba con ella, tal vez así, podría ponerle fin a todos esos miedos que la frenaban en momentos como este, aunque no quería, y aunque mi cuerpo se negaba, me separe lentamente de ella dejando aquella ansiedad que sentía morir en mis palabras.

-" Iremos al ritmo que quieras "- le digo para ver aquella sonrisa que me llamaba tentando mi voluntad.

Ella sonríe, y ver su sonrisa fue suficiente para mí, el verla feliz era todo lo que quería, ¿Tiempo?, le daría todo el tiempo del mundo con tal de ver aquel brillo en sus ojos, pues ese mismo tiempo le mostraría que esto que teníamos no era de un momento, o de unos meses, esto que nacía y crecía entre las dos, era para siempre.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   3/8/2011, 16:26

me enkanta como va la historia grax por subir la conti

espero y no tardes muxo
Volver arriba Ir abajo
monse
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : en mis pensamientos
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   5/8/2011, 16:59

esta muii liinda la hiistoriia por favoor la contiinuaciion
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   23/8/2011, 00:29

porfis no la abandones mucho tiempo


conti conti conti
Volver arriba Ir abajo
gc_naty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : Buenos Aires
Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   23/8/2011, 19:53

Hola a todas y disculpen la demora, estaba de viaje y me fue literalmente imposible seguir con la continuación, mas sin embargo aquí estoy de nuevo, gracias por la paciencia, y disculpen las molestias...




Juego de Palabras


Allí nos encontrábamos, compartiendo un instante como si fuera el ultimo, compartiendo un beso como si se tratara de una despedida, sintiendo en silencio, comunicándonos sin palabras, solamente dejándonos llevar, comprando besos por medio de risas, vendiendo miradas para adquirir un creciente sentimiento que se esparcía en mi cuerpo, como aquel río que corre sin parar, como aquel sol que jamás deja de brillar, como aquel corazón que no dejaba de latir, o el aire que aunque fluía con dificultad en aquellos momentos donde me encontraba entre sus brazos, seguía allí, fluyendo en medio de besos, caricias, roces que llegaban a lo mas profundo de mi, pero no lo suficientemente profundo como para sentirle por completo.

-" Espera "- le digo en aquel intento de mantener mi promesa.

-" Aja "- me dices sin soltar mis labios.

Esta escena por alguna razón se me hace tan familiar, era como un dejavu inverso en un mundo paralelo, a lo mejor estaría soñando, no se me aria extraño pues ya antes había saciado mis ansias en sueños, aquel lugar donde la fantasía se hacia tan palpable que aunque intentaras no podías distinguir entre lo que era verdadero y lo que no, donde todo era posible, donde los problemas se esfumaban en el viento como polvo, como cenizas sobrantes de algo que solía ser, si ese era el caso, y si este era mi sueño, y solamente yo podía decidir que hacer y que no, entonces…

-" Te quiero mas cerca "- dije entre sus labios mientras tomaba el control de aquella situación.

Y así, fui silenciando la ansiedad, silenciado aquel sentimiento creciente entre sus labios, entre la calidez de sus manos sobre mi rostro, sobre mi cintura, no era como si no pudiera hacer esto en la realidad, ¿Qué era lo que realmente quería de ella?, ¿Qué era lo que realmente deseaba que sucediera entre las dos?, ¿De donde surgía esta ansiedad, y que era lo que la generaba?, eran sus labios, o tal vez la forma en la que me besaba, o tal vez el calor que contaminaba mi cuerpo al estar tan cerca, o a lo mejor era aquella fragancia que desprendía su piel, adentrandome en aquel mundo desconocido que hacia eco en mis sentidos para desprender aquel desenfreno que no me permitía dejar de sentirle, o tal vez era todo, los besos, la forma en la que su cuerpo me seducía en aquel silencio abrumador, en aquella vista que solo podía apreciar con los ojos cerrados, no era como si pudiera hablar sobre esto con alguien, pues a la única persona que podría decirle y definitivamente no podía era justamente a ella.

Si, allí estaba de nuevo aquella ansiedad, aquella necesidad de…

-" Te quiero en mi "- fue lo único que pude pensar y decir en aquel momento.

Era tan simple como eso, deseo, aquel que comparten los amantes en la mitad de la noche tras la puerta cerrada, a oscuras, a hurtadillas del mundo, a hurtadillas de la noche misma, escabulléndose entre la oscuridad y el silencio de la noche para dejar fluir aquel deseo que se torna en un torbellino de sentidos, en un torbellino de emociones.

Si, deseo, aquello de lo que nadie habla, pero que todos sienten, aquel momento donde las palabras empiezan a estorbar al igual que la ropa, aquella ropa que se iba esparciendo por el suelo mientras sus labios me iban quemando con aquel calor que iba contaminándome mientras mis manos recorrían la desnudes de su piel, era tan suave y tan adictiva como aquello que no puedes dejar de mirar, o aquel vicio que aunque quieres no puedes dejar.

El estar cerca de ella se había convertido en una adicción, era mas que una necesidad, era una urgencia por fundirme en ella, en cada detalle que la conformaba y me hacia sentir así.

Pero aquel sueño que me tenia absorta en su piel, se disipo al sentir aquellos labios que me llamaban a una realidad totalmente diferente, aquel mundo paralelo se desmorono, y quedo aquella realidad que se sentía en aquellos labios que insistían en disipar el sueño del cual me negaba salir.

-" ¿Tanto sueño tienes? "- pregunta al verme abrir los ojos con algo de decepción.

-" Hubieras venido en cinco minutos "- le digo al disipar aquel sueño que se escurría en mi mente.

-" Hola a ti también"- me dice al mirarme de manera graciosa.

-" Hola "- respondo al incorporar mi cuerpo de la cama, y terminar de escabullir aquel sueño que ahora veía lejano.

-" ¿Por que cinco minutos? "- pregunta dejando fluir la curiosidad en su voz.

-" Por nada "- le digo al brindarle una sonrisa y darle un beso en los labios.

Todo parecía indicar que la promesa seguía vigente hasta en sueños, ahora que me acuerdo, algo parecido había pasado cuando quería besarle por primera vez, es como si mi propio deseo generara esa clase de sueños, lo único malo era lo reales que se sentían.

-" ¿Te molesta? "- le digo al abrir la puerta de mi cuarto -" Necesito privacidad para alistarme. "-

Esta muestra aquella sorpresa que algunas veces dejaba revelar en su mirada, y después de levantarse de la cama se dirige hacia a mi.

-" Hoy estas... "- dice cortando sus palabras -" Diferente "- finaliza con una sonrisa divertida.

Sonrío ante aquella observación y cerrando la puerta descanso al ver que no le vería, prometí que iría al ritmo que ella quisiera, pero todo parecía indicar que mi cabeza no respetaba tal acuerdo, solo me quedaba esperar, y que el tiempo disipara sus dudas para así poder convertir aquel sueño, en una dulce realidad.

Al salir del cuarto esta se encontraba allí, como siempre, con aquella sonrisa que tan bien conocía.

-" ¿Vamos? "- pregunto al entrelazar mi mano con la de ella.

-" ¿No me vas a decir? "- pregunta mirando mis ojos.

-" ¿Qué?. "-

-" ¿Por qué cinco minutos? "- pregunta mientras sonreía al buscar una respuesta en mi mirada.

-" Te lo contare algún día "- le digo entrando en su juego.

-" Y ese ‘algún día’, ¿Podría ser un día de estos? "- pregunta balanceando mi mano de atrás para delante.

-" Podría "- le digo mientras salíamos del hotel -" ¿Dónde esta Haniel? "- pregunto al no verlo por ningún lado.

-" Hoy solo seremos tu y yo "- dice al observar mi reacción.

-" ¿De verdad? "- pregunto sonriendo ante la idea.

-" Si, así que esta es tu oportunidad "- dice al responderme aquella sonrisa con algo de malicia.

-" ¿Oportunidad? "- digo sin poder dejar de pensar en aquel sueño.

-" Si, es tu oportunidad para decirme, ¿Por qué cinco minutos? "- pregunta de nuevo mientras mostraba aquella sonrisa que cada vez se volvía mas irresistible.

-" ¿Otra vez con eso? "- digo al reír ante aquella insistencia.

-" No voy a parar hasta que me digas "- ríe conmigo mientras seguíamos aquella marcha.

-" Esta bien "- le digo mientras frenaba el paso -" Pero si te digo "- me acerco a ella dejando solo un par de centímetros de distancia entre nosotras -" Estas segura que sea lo que sea "- dije en un susurro al acariciar su mejilla -" ¿Podrás con lo que tengo que decir? "- no pude evitar dibujar una sonrisa ante aquel gesto confuso que dejo fluir a través de su mirada.

Me alejo dejando aquella sonrisa intacta y tomando su mano la arrastro conmigo continuando aquella marcha.

-" Es cierto que podría decirte, pero decido no hacerlo "- digo mientras esta me miraba en desconcierto.

-" Eso es trampa, me tomaste por sorpresa "- dice al argumentar mi decisión -" Sea lo que sea, puedo con lo que tengas que decir. "-

-" ¿De verdad? "- pregunto ante aquella protesta.

-" De verdad "- me dice mientras sonreía.

-" Pues la verdad es que... "- digo al dejarme influenciar por aquella sonrisa -" Cinco minutos es todo lo que necesitaba para seguir experimentando "- digo al reír ante aquel juego de palabras.

-" ¿Experimentar? "- pregunta al dejar salir aquella confusión ante mis palabras.

-" Si, experimentar "- digo al sonreír ante mi definición de "experimentar".

-" No entiendo "- dice sin entender aquel juego que revertí haciéndola entrar en el.

-" No tienes que "- dije al fijar mis ojos en aquel cielo -" La única que tenia que entender, era yo "- agregue al poder entender finalmente aquel sentimiento que aquella persona a mi lado producía en mi.

-" No entiendo a que te refieres pero… "- dice al sonreír -" Que bueno. "-

Lo bueno de un sueño, es que es individual, pase lo que pase en el, digas lo que digas, o hagas lo que hagas se queda allí, se siente tan real, y a la misma vez tan artificial, que quedas al flote de tus propias emociones al despertar y ver que todo se encontraba en tu imaginación, tal vez con un poco de confusión, tal vez con sorpresa, o algunas veces, con una respuesta.

Hay muchas maneras de soñar, pues nadie mejor que yo sabe que no se necesita estar dormido para hacerlo, lo bueno de un sueño es que todo es posible, puedes cumplir aquellos deseos que se encuentran guardados en aquel cajón que tenemos reprimidos en alguna parte de nuestra mente, en un sueño podemos ser libres, ser alguien diferente, y tener a alguien que deseamos, pero definitivamente la mejor parte, lo que mas disfruto en un sueño, es la posibilidad de hacerlo realidad al despertar.
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   24/8/2011, 15:15

eso del sueño noc por que me resulta familiar jejejejejeje

estubo muy bueno plisss

conti conti
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty   

Volver arriba Ir abajo
 
Mas Alla de La Eternidad// Por: Gc_Naty
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» El infinito matemático y la eternidad religiosa
» AMBIENTADORES
» RUTA DE LA CASCADA DEL PURGATORIO
» IU apoyará al PSOE a cualquier precio con tal de que no gobierne el PP.
» Para ponerlos en contexto de un tema de por alla, y con lo que se aparece un subnormal profundo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: