Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Condiciones (One-Shot)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Popi-Chan
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : lobito´s heart
Cantidad de envíos : 85
Fecha de inscripción : 25/02/2008

MensajeTema: Condiciones (One-Shot)   22/3/2011, 23:30



Condiciones




-Cadey, por favor!-decía mi mama mientras golpeaba la puerta de mi cuarto
-No mama!, no tengo ganas de lidiar con una chica caprichosa!-dije molesta
-Tiene mucho años que no tratas con ella!, además si dejas una buena impresión con su madre podría considerarte para algún puesto en la empresa-me contesto mi mama intentando convencerme –Erin no es una mala chica-me dijo mi mama, pero simplemente no quería!

Y al final termine cediendo y ahora estoy para enfrente de la enorme casa de la jefa de mi mama, según me había comentado mi madre su jefa estaba sufriendo por ideas sobre un nuevo juego que iba a salir al mercado, y no se le ocurría nada para la imagen y tampoco el slogan del producto, mi mama tenia años trabajando para esa empresa (por cierto se dedican al desarrollo de video juegos), desde antes de que yo naciera, y tenía una buena relación con su jefa, tanto así que cuando nací me vi obligada a venir a jugar con su hija “Erín” una niña mimada, fastidiosa y con la mentalidad de que todo debe ser como ella dice, me caía pésimo aun que ella se la pasaba pegada a mi (aun que dándome ordenes) pero por alguna razón que no recuerdo deje de venir a jugar a su casa y por lo tanto también deje de hablarle.

Yo había terminado hacia unos meses la carrera de publicista, y aun no me animaba a buscar trabajo ya que mi mama ganaba lo suficientemente bien como para vivir de parasito un tiempo, o al menos hasta que me animara a buscar trabajo, pero al parecer mi mama tenía otra idea en mente y esa era entrar a la misma empresa donde ella trabajaba. Sabía que eso de ir a ayudar a su jefa no era más que una especie de prueba para demostrar lo que podía hacer, ya que conozco a varios de los compañeros de mi mama y tanto ella como sus compañeros eran muy buenos y tenían ideas geniales.

Mire la puerta y luego el timbre, entonces suspire pesadamente, sabía que no iba a ver a Erin si no a ayudar a su mama con su nuevo producto, pero aun así no tenía ganas de tocar el timbre, aun así lo presione y espere a que alguien atendiera.

Se abrió la puerta y se asomo una señora ya mayor que se me hizo sumamente familiar, me vio fijamente varios segundos para luego sonreír.

-Vaya que has crecido pequeña-me dijo sin borrar su sonrisa, entonces recordé, era la nana de Erin
-Nani!-ese no era su nombre pero así solía llamarle cuando venía a jugar con Erin
-Sí, que bien que no me has olvidado, la señora Val me dijo que vendría-se hizo a un lado para dejarme pasar –Toma asiento en la sala ella regresara en un rato-
-Está bien- dije entrando a la casa y caminando hacia la sala, un segundo! Que es lo que acababa de decir!?- No se encuentra la señora Valeria?-pregunte algo angustiada
-No tuvo que salir a buscar algo a su oficina, dijo que regresaría enseguida-cerró la puerta – Quieres agua o algo?-me pregunto sonriente
-No, gracias-conteste mientras me dejaba caer en el sofá
-Bueno si necesitas algo avísame, iré a continuar con mis tareas-tras decir eso se retiro

Me quede sentada en la sala de esa gran casa, sola, y vi directamente a la tele apagada, tome el control de la televisión y la encendí, empecé a cambiar los canales buscando algo que poder ver mientras esperaba, entonces la puerta de la casa abriéndose me interrumpió en mi misión, me asome a ver quién era la persona que había entrado y entonces me encontré con Erin, esa chica rubia de ojos color miel con la que tenia años que no hablaba, a diferencia de cuando éramos niñas ahora tenía su cabello corto (a la altura de los hombros) y un flequillo largo que cubría sus ojos (supongo que por eso lo había atrapado con un broche dejando despejada su frente) tenía un semblante serio y una paleta en la boca, eso le quitaba algo de seriedad a su expresión, por lo que me reí atrayendo así su atención y al verme puso cara de sorpresa.

-H-hola!-me anime a saludarla y no se su fue me imaginación pero su ojos se iluminaron y se sonrojo levemente y justo cuando abrió su boca para decir algo.
-Oh! Ya estás aquí!-entro su mama a la casa
-Si, llegue hace poco-conteste
-Muy bien! Entonces vayamos a mi estudio a trabajar!-dijo caminando hacia las escaleras y yo la seguí, pero no sin antes mirar a donde estaba Erin ella me miraba con algo de… tristeza?

Lo primero que hizo la señora Valeria fue ponerme algunas capturas, y escenas de juego, estaba situado en la época medieval, un RPG (Role Playing Game) contenía varias razas, armas bastante originales, al igual que las vestimentas, excelentes gráficos de batalla y diseño de personajes, los puzles eran bastante inteligentes, me pareció un muy buen juego, según me decía la señora Valeria sería el primero de una serie de video juegos, que saldría con una nueva consola, y en lo que necesitaba ayuda era con la imagen del juego y el slogan para el juego y la nueva consola.

-Entonces te lo puedo encargar?-me pregunto
-Claro que si, pero necesito probar ambas cosas!-dije tomando el juego y la consola
-Jajaja, podrás quedártelos si todo sale bien-me dijo riendo
-No hay problema!-dije con toda seguridad
-Veo que no has cambiado para nada-me dijo acercándose a mi y acariciando mi cabeza como si fuera una niña pequeña –Aun tienes ese vicio por los videojuegos-
-Mas o menos-conteste dejando en su lugar “mi proyecto”-Para cuando quiere que le de mis ideas?-pregunte seria
-Pues… te doy 3 hrs!-dijo sonriendo
-Vaya así que 3 horas…-mire al techo y…-3 horas!-reaccione
-Si, 3 horas, mientras checare los próximos proyectos-y sin decir más me saco de su estudio –Como iba a lograrlo en tan poco tiempo! ?- busque en mi mochila algo para tranquilizarme y lo encontré mi PSP, me dirigí a la sala donde me senté en el sofá y comencé a jugar “God of war: Ghost of Sparta”

Necesitaba que mi mente se despejara, debía tranquilizarme, para poder lograr cumplir con lo que la señora Valeria me había pedido, pero el jugar solo estaba logrando que el tiempo pasara mas rápido.

-No vas a lograr relajarte así, solo harás que el tiempo se te acabe-puse pausa y alce mi cabeza para ver a la dueña de esa hermosa voz que tenía toda la razón, pero solo se trataba de Erin
-No importa, solo puedo relajarme de esta manera-dije quitando la pausa y continuando con mi juego

Ella se agacho viéndome a los ojos, y haciendo que me quitaran gran parte de mi HP, me di con la mano izquierda en la cabeza, por distraerme y seguí, ella hizo y puchero y se levanto, yo seguí con lo mío mientras sentía su mirada fija en mi.

-Sabias que ya paso hora y media desde que te sentaste a jugar?-fije mi vista en ella, no sabía que ya había pasado la mitad de mi tiempo, me levante de golpe quedando a la altura de Erin, aun que teniéndola tan cerca y frente a mi noto que ella es más alta que yo.
-Vaya!, creciste mas que yo-dije alzando un poco mi cabeza para tener lograr un contacto visual, ella sonrió con algo de melancolía en sus ojos.
-Cuando te vi aquí creí que ya había cumplido con las condiciones que me pusiste, cuando vi que era porque mi mama te llamo, me sentí muy no se… desilusionada…-dijo bajando su vista al suelo
-Condiciones?- de que me estaba hablando? Que yo le puse condiciones, y de ser así cuando fue que paso eso!?

Entonces la televisión llamo mi atención(la que por cierto olvide apagar antes de irme con la señora Valeria a su estudio), era un comercial sobre un juego más de la saga The legend of Zelda, y eso me hizo recordar que me quedaba poco tiempo, reprimí un grito al darme cuenta de lo anterior, y me senté una vez más en el sofá, puse mis manos en mi cabeza y cerré mis ojos con fuerza, ese juego tenía que ser mío a toda costa!

-Lo tengo!-exclame emocionada Erin hasta dio un saltito – Ya se que slogan ponerle a la consola!-
-Un problema menos…-dijo Erin para después suspirar
-En cuanto al juego…-me puse a pensar en los personajes y en la trama, luego vi mi PSP que tenia el “game over” en la pantalla suspire y luego mire a Erin, que seguía inmóvil mirándome, entonces recordé lo que ella acababa de decir, que yo le había puesto condiciones, pero cuales eran y para que?

Eso me estaba distrayendo más que el juego minutos atrás, entonces recordé la ultima visita que le hice a Erin…

Flash Back:

-Me gustas de verdad Cadey!-ya me tenia harta todo el tiempo era lo mismo con ella, me ordenaba todo el tiempo, que le pasara las cosas, que jugáramos lo que ella quería y como ella quería y además me trataba como si fuera de su propiedad, íbamos a la misma escuela primaria, en ese momento estábamos en su habitación, en aquel entonces tenia su cabello rubio largo y mi cabello castaño era corto(actualmente lo tengo largo) incluso mucha gente creía que yo era niño la ropa que me ponía mi mama no ayudaba mucho.
-Solo tenemos 7 años no puedes decir eso tan así- le dije molesta
-Pero! Cadey! Yo quiero que estés conmigo siempre! Quiero que nos casemos!- eso me había tomado por sorpresa, siempre fui una niña muy despierta para mi edad, así que tenia la firme idea de que yo era una especie de mascota o juguete para Erin, y ya me estaba cansando así que decidí quitármela de encima como fuera.
-Bueno tu ganas, me casare contigo-dije Erin se puso sumamente feliz –Pero, hay condiciones que tienes que cumplir para eso-
-Está bien! Hare lo que Cadey me pida!-dijo sonriendo
-Muy bien escucha lo que te voy a decir Erin, porque solo lo diré una vez-ella se quedo callada y puso una cara seria.
-Tienes que cambiar tu actitud! No quiero estar con una niña mimada, caprichosa y berrinchuda, antes que nada tienes que madurar, y mientras eso pases debemos separarnos, tu tendrás prohibido buscarme o hablarme, tienes que ser una buena persona!- ella ni parpadeaba mientras me escuchaba
-Y si no puedo buscarte o hablarte como sabré que ya cumplí con las condiciones- me dijo cambiando su expresión seria a una de preocupación.
-Por que cuando eso pase yo personalmente vendré a verte para decírtelo!-dije seria

Fin del Flash Back

Ella acepto las condiciones que le puse y luego de ese día no volvimos a hablarnos, termino ese año en la escuela en la que yo estaba, y luego se cambio de escuela, no volví a venir a jugar con ella, no se que le habrá dicho a su mama para eso, pero nunca me regaño mi mama por haberme peleado con Erin, así que nunca me había preocupado por eso…

Ahora entendía, la razón por la que sus ojos se iluminaron al verme, porque su tristeza al darse cuenta de los verdaderos motivos por los que yo estaba ahí y… comencé a sentirme mal.

Todos estos años yo había olvidado “eso”, y mientras ella trataba de cambiar para mí, yo salía con mis amigos, tuve parejas, disfrutaba de mi vida, ella…
-Y-yo… bueno tu…- no pude seguir hablando me sentía mal, ella estaba esperando que yo dijera algo mas pero las palabras no lograban salir de mi boca.
-Se te acaba el tiempo Cadey-me dijo triste

Entonces vi el reloj, era cierto me quedaba una hora, Erin se dio la vuelta y camino hacia las escaleras, imagine que iba a su cuarto, mis pies se movieron contra mi voluntad y camine hacia ella.

-Puedo?…-ella volteo a verme –Puedo ver tu habitación?-ella me dedico una sonrisa sincera y asintió con la cabeza.

Subimos las escaleras y entramos a su habitación, era diferente a lo que recordaba, antes estaba llena de peluches y juguetes, ahora tenía posters pegados y dibujos, pero nada referente a los video juegos, eran pinturas, fotos, collages, tenía varios libros de arte, y materia de pintura y dibujo, su cama, su computadora y un minicomponente. Sonreí al recordar el mío, tenia poster pero de video juegos, mis libros eran acerca de video juegos y electrónica, tenia peluches de personajes de video juegos, creo que la que debía madurar era yo y no ella.

-Tu cuarto es muy diferente a lo que me esperaba-dije sonriéndole
-Bueno… yo en algún punto de mi desarrollo le agarre amor al arte-bajo su vista otra vez

Ya viéndola detalladamente, es una chica bastante bonita, por lo que no puedo creer que ella haya estado esperando todo este tiempo a que yo viniera a buscarla, por lo que le tuve que preguntar.

-Y dime… T-tienes novio?-me costo trabajo pero pude hacer la pregunta, ella me miro sorprendida
-Q-que dijiste?-me fijo con un tono de voz que no pude descifrar
-Que si tienes novio?-volví a preguntar, ella se molesto, pude notarlo por su expresión, se acerco a mi y me tomo por el cuello de la playera.
-Como puedes preguntarme eso!?-dijo molesta –Todos estos años yo! Te…!-la voz se le corto y una lagrima corrió por su mejilla, eso me hizo sentir realmente mal
-Me esperabas?-pregunte tomando sus manos que aun estaban aferradas a mi playera, ella asintió con su cabeza –Lo siento…-dije captando su atención –Yo lo olvide… Y hice mi vida con normalidad, tuve parejas y…-ella me interrumpió
-Lo se… Yo no cumplí con una de las condiciones, yo si te busque mas no te hable, todo este tiempo yo, te he visto haciendo tus actividades normales, algunas salidas con tus amigos y también vi con algunas de tus parejas, porque no podía esta sin verte-me dijo aun llorando
-Lo siento… -volví a decir entonces ella me soltó
-No tengo novio, nunca eh tenido uno-me contesto secándose sus lagrimas, vaya que se había convertido en mejor persona.
-No dice nada tu madre sobre eso?-ella solo sonrió ante mi pregunta
-Tomare eso como un no-me senté en su cama.

Ella se recargo en la pared con los brazos cruzados viéndome con esa cara de tristeza que había puesto casi desde que llegue a su casa, mire a mi alrededor y luego a ella, y creo que ella merecía que cumpliera con mi promesa, aun que…

-Aun no sé si has cambiado todos los puntos que te dije en aquella ocasión-le dije
-Lo se, te olvidaste de mi por completo…-dijo esa de manera muy fría, tanto que sentí algo clavándose en mi pecho.
-Eso sonó muy feo-puse mi mano en mi cara
-Pero es que así fue-me contestaste sin cambiar tu tono
-Y lamento mucho eso de verdad-le dije siendo lo más sincera que podía-Ven-le extendí mi mano, ella lo dudo un poco pero termino por tomarla entonces la jale hacia mí y cayó encima de mí en su cama.

Tome su cara con ambas manos y antes de que pudiera reaccionar la bese, aun que al principio se petrifico con el beso termino correspondiéndome y convirtiéndolo en un beso que mas que ser tierno era apasionado, nos separamos solo por la falta de aire, a ella se le escurrió una lagrima por su mejilla, yo la seque con mi mano y luego volvimos a acercarnos para volver a besarnos, estábamos completamente perdidas en lo nuestro cuando alguien abrió la puerta de golpe.

-Erin! No has visto a Ca…-era su mama y no había terminado de hablar ya que yo tenía a Erin encima de mí y yo tenía mis brazos alrededor de su cuello.

Como pude y reaccionando lo más rápido que me fue posible, le di vuelta a Erin dejándola en su baca boca arriba, di un brinco para quedar de pie frente a su mama, y luego comencé a reír.

-Yo…-no me dejo terminar la señora Valeria
-Vaya entonces todo salió bien, eh! hija-dijo sonriente la señora a su hija
-Mama!-reclamo ella
-Que? Como?-pregunte
-Veras Cadey, ya tiene un par de años desde que cuestione a mi hija sus motivos por los cuales se negaba a tener un novio o novia, y ella me conoto acerca de su promesa, pero al ver que tu estabas en tu propio mundo sin la intención de siquiera volver a hablar con mi hija tuve que platicar con tu madre –tomo mi cabeza y la acaricio –Y ella estuvo de acuerdo con este reencuentro, es verdad que tengo problemas con el slogan y diseño de la caratula de ese producto pero ese es trabajo de tu madre, el que tu me ayudaras era solo una excusa para atraerte aquí y el resto era trabajo de Erin- se alejo de mi y camino hacia su hija –Pero si Erin no aprovechaba esta oportunidad que secretamente le di la iba a obligar a conseguirse a alguien, no me gusta ver a mi hija sola y triste-dijo la señora Valeria con un semblante triste.

-Entonces! No tengo que seguir pensando en el juego!?-pregunte confusa
-No… -me contesto la señora Valeria –Tu solo tienes que concentrarte en mi hija-dijo caminando hacia la puerta del cuarto
-P-pero! Yo quería esa consola y juego!-dije algo angustiada
-Ah, y eso es algo que podría regalarle a mi nuera-tras decir eso salió de la habitación cerrando la puerta, yo me quede tratando de analizar lo que acababa de pasar.
-Esa mi mama…-dijo Erin riendo
-Te quiere, por eso te acepta, y por eso hizo esto-dije acercándome a ella
-Si, tienes razón-me subí a la cama dejándola boca abajo
-Demuéstrame entonces que cumpliste con lo que te pedí-ella me sonrió
-Y nos casaremos?-me pregunto con una hermosa sonrisa
-No, para eso tienes que convencerme-ella puso cara seria
-Tu dijiste!-la interrumpí con un beso
-No te precipites, aun que tu hayas cambiado para bien, no significa que yo también, ha pasado mucho tiempo, puede que no te guste como soy ahora-le dije sonriéndole ella puso su cabella en mi hombro y me abrazo con fuerza.
-Ok, entiendo pero eres tu a quien he querido todo este tiempo-yo correspondí a su abrazo
-Si, pero primero, hay que conocernos bien…-nos separamos un poco –Quieres ser mi novia?- al igual que cuando me vio hace rato cuando llego a su casa se le iluminaron los ojos.
-Si!-me contesto sin dudarlo
-Que bien!-le conteste para volver a besarla…

Luego de un rato bajamos y nos encontramos con mi mama (que no se desde cuando estaba ahí) y la mama de Erin, platicaban alegremente, cuando se percataron de nuestra presencia nos felicitaron, y nos pidieron que nos sentáramos con ellas a platicar, y eso hicimos, mi madre me regaño por ser tan desconsideraba con Erin, y la señora Valeria le decía que no fuera así conmigo, luego me preguntaron que si se me había ocurrido algo sobre el proyecto y cuando les dije mis ideas (las cuales fluyeron después de despejar mi mente con Erin en su cuarto) les encantaron, tanto que me regalaron la consola y juego, la señora Valeria dijo que más que por ser su nuera me daba esos regalos por mis buenas ideas, aun que los motivos no me importaba realmente, TENIA UNA CONSOLA Y UN JUEGO QUE AUN NO SALIAN AL MERCADO! Ese había sido un gran día, tenia vicio nuevo y una linda novia nueva! Por cierto también me dio 2 pistas de los grandes misterios del juego, esa mi suegra era super.

Luego de un rato nos despedimos y me fui a casa con mi mama, pero a partir de ese día visitaba frecuentemente a Erin, y cuando yo no me aparecía en su casa ella iba a separarme de mis video juegos, y ella realmente había cambiado y se había vuelto una persona maravillosa, por lo cual su madre estaba sumamente agradecida conmigo, ya que según ella había días en que ni ella la soportaba antes, y Erin decía que no había cambiado realmente nada, ósea que mi madurez emocional seguía siendo la misma que tenia cuando dejamos de vernos, es cierto que yo era muy madura para mi edad, pero no dejaba de tener una madures inferior a la de un adulto, pero no importaba Erin decía que era feliz conmigo tal y como era y sigo siendo, y creo que eso es lo que realmente importa…
Volver arriba Ir abajo
http://yuricoliseum.blogspot.com/
juagar
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 22
Localización : en un lugar oscuro......mi cuarto
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 27/06/2010

MensajeTema: Re: Condiciones (One-Shot)   24/3/2011, 01:13

wauu me encanto la historia esta super chevere
Volver arriba Ir abajo
 
Condiciones (One-Shot)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Campana: La UOCRA reclama se actualicen condiciones laborales de trabajadores en la parada de Tenaris.
» Israel, organizacion belicista y planes varios. Palestina, condiciones sociales, nacionalismo,lucha de clases.
» Primera patera española llega a Marruecos
» Busco equipo para trabajar en Grupo Ocaso
» EL VS FILTRA INFORMACION SOBRE EL SERVICIO Y A CAMBIO PONE SUS CONDICIONES

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: Para todos los públicos-
Cambiar a: