Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 19:36

Angélica y Andrea: historia de un amor

¿Crees que no se puede ser feliz con alguien del mismo sexo? Pues te equivocas.

Nota: Narrado en primera persona por Angélica

Capítulo 1

En este momento mi relación con Richard va de lo mejor, el es un chico que me quiere demasiado y pues, que prácticamente lo arriesgaría todo por mi. Richard es esa clase de personas que, prácticamente se preocupa por mí, por saber que me pasa, que necesito, es definitivamente el novio perfecto. ¡Creo que me he sacado la lotería con él!, además nuestra relación está en un muy buen momento, aunque a veces peleamos y discutimos como cualquier pareja normal.

Faltaban pocos días para graduarnos del Instituto, así que yo estaba muy feliz, al igual que Richard, mi mejor amiga Andrea y los otros chicos. Ya solo nos quedaba presentar los exámenes para ser admitidos en alguna Universidad y asistir a las entrevistas que nos hicieran en las Universidades, pero antes de eso, necesitábamos ensayar la ceremonia de Graduación en el auditorio del Instituto.

Subí a mi habitación, me di un rico baño y me coloqué el uniforme de Gimnasia, ya que íbamos a entrar en una jornada diferente al Instituto (en la tarde); al mismo tiempo, en mi maletín llevaba mi toga, mi virrete, un vestido y mis cosméticos para el gran día, que sería pronto.

Al llegar al instituto, noté que Richard me estaba esperando con sumo anhelo y ansias. En sus manos llevaba la toga y el virrete. Me moría de ganas por verlo vestido de graduando en el ensayo, solo por ver como le quedaba la toga.

-Hola amor, ¿como te acabó de ir? -dijo Richard-
-Bien, bien, ¿y a ti?-dije-
-Súper, por que estás a mi lado. Te quiero mucho-dijo Richard-
-Ja ja, ya párale, ni que te hubiera hecho tanta falta-dije-
-Si, me has hecho mucha, pero mucha falta. No sabría que hacer sin ti-dijo Richard-

En ese momento estábamos charlando muy entretenidamente, cuando llegó Andrea. La pobre estaba un tanto retrasada y corrió hasta el baño de chicas solo para terminar de retocarse y maquillarse para las fotos y el ensayo de la ceremonia de nuestro grado.

-Hoola chicos, vaya que se he hizo tarde, es que me quedé dormida en el sofá, bueno, los dejo, me voy a maquillar, bye-dijo Andrea de lo mas apurada mientras corría-

-Bueno Andrea, nos vemos en el auditorio-dije-
-Oye amor, sabes, esa amiga tuya, Andrea, es algo alocada, ¿no lo crees?-dijo Richard-
-Richard, no te metas con ella. ¡Si dices algo malo de Andrea, te las verás conmigo!-dije-
-Pos esta, ni que fuera tu hermana o tu novia-dijo-
-No lo digo por eso, es que Andrea es mi mejor amiga desde que comenzamos la secundaria y no consiento que malhablen de ella, ni siquiera mi novio-dije-
-Ah entiendo, pero igual me parece una rarita. Solo mírala, ella es la chica mas equis de todo el salón, la mas extraña tanto en su modo de actuar y de pensar. La verdad me siento muy incómodo con que tengas amigas así-dijo Richard en un tono lascivo e hiriente-
-Richard, quizás seas mi novio y hayas sido el primer chico en mi vida, pero tu no tienes derecho a elegir con quien debo andar y con quien no. Te permito todo, menos eso.-dije-
-Mira Angélica, no quiero que andes con ella y punto-dijo-
-Ya cállate. Además yo no me ando metiendo en tus cosas de chico y yo no te digo nada cuando miras a esas tetonas de tus amigas, ¿me oíste?-dije-

-Insisto en que no es bueno que andes con esa loca-dijo Richard
-Mira, ya deja el tema o si no-dije-
-O si no, ¿que? Que, ¿que me vas a hacer?-dijo Richard de un modo desafiante-

En ese momento, levanté mi mano y estaba a punto de darle una tremenda bofetada a Richard en su cara, él se dio cuenta de ello y me detuvo la mano.

-A mi no me levantas la mano, ¿me oíste?-dijo Richard-
-Richard, suéltame, me lastimas-dije mientras él apretaba fuertemente mi mano-

Finalmente Richard me soltó la mano y me advirtió que si me veía de nuevo con Andrea, se las vería conmigo. Es casi obvio, que como mujer, mis fuerzas no se comparan a las de Richard. Mi muñeca me dolía demasiado y en ese instante me dio algo de tristeza y de rabia.

Desafortunadamente, a veces el príncipe azul que aparenta ser Richard se transforma en un feo, horripilante y gigante Ogro.

-Amiga, ¿que te pasa? ¿Y por que tienes la mano morada?-dijo Andrea-
-Descuida, no es nada. Solo me cai al tropezar con mis tacones-dije-
-No mientas. Esto es de un fuerte apretón y no necesariamente de estrechar manos. ¿Quien te hizo esto?-dijo Andrea mientras tocaba y acariciaba suavemente mi muñeca de la mano derecha para calmarme el dolor-
-No pasa nada-dije-
-Mira Angélica, que conste que te quiero defender de ese abusivo o abusiva, ¿eh?-dijo Andrea-
-Si amiga, que lindas intenciones tienes al protegerme, pero deja así. Sabes, te ves re linda con tu traje de graduanda-dije-
-Que va, yo soy muy fea para verme bien y mas con estos trapos-dijo Andrea-
-Para nada, que pena contigo, pero tu eres hermosa y para mi nunca serás fea-dije-
-Gracias. Será que nunca me lo dicen, al menos me agrada oir que para ti yo si sea bonita, pero los chicos del Instituto piensan que soy un garabato con falda completo. Según ellos, el óxido se encargará de devorarme antes que un chico toque mi cuerpo, pero me vale poco lo que digan esos idiotas. Algún día encontraré a quien me quiera-dijo Andrea-
-Claro amiga, no les hagas caso. ¡Mándalos al Diablo!-dije-

Oops, vaya error. Se me olvidó por completo presentar a Andrea. Resulta que ella y yo nos conocimos desde que empezamos la secundaria. En ese entonces, Andrea venía de una Escuela franco canadiense religiosa llamada St Spica. A su madre la transfirieron de trabajo y entonces le tocó venir a Astraea, nuestro Instituto.

Cuando Andrea llegó al salón de clases, notamos que ella era un poco mayor que nosotros. A la postre nosotros teníamos 10 u 11 años, mientras que ella tenía 12 o 13 años. Al principio ella no se llevaba bien con las chicas y los chicos. Ella era una de las que se sentaba a desayunar y a cenar sola bajo la copa de un Roble, que es el símbolo de nuestro Instituto. Nadie quería ser amigo de la “gigantona” como era conocida.

Yo me arriesgué a conocer a Andrea, así que la sorprendí mientras esperaba en el lugar al que ella solía acudir. Al principio Andrea se mostró muy reacia y antipática conmigo y me obligó a que me fuera lejos y que si no lo hacía, me daría una paliza que me haría ver estrellitas. Yo le respondí que aunque me golpeara, quería ser su amiga incondicional, a lo que ella respondió con un puño en mi estómago, tirándome al piso.

Retorciéndome en el piso y mientras ella se alejaba del lugar, deduje que Andrea era una asocial y una salvaje, ya que la misma sociedad incomprensible la convirtió en eso (No hay nada mas triste que los otros chicos te hagan el feo y que te sientas así, en especial si eres nuevo y eres un par de años mas grande).

Insistí de mil maneras para llegar a ella y tras esas mil maneras (y palizas) llegó un punto tal, en que ella ya me consideraba su amiga. Hubo un momento en que pensé que ella me iba a pegar, pero en vez de eso, me atacó a punta de abrazos y besos. Andrea solo necesitaba cariño y comprensión.

Andrea me contó que cuando los otros chicos y chicas la hacían sentir mal, se encerraba en los baños del Instituto a llorar. ¡Con razón yo siempre escuchaba ruidos de llanto algunas veces que iba al baño!. Que tristeza sentí en ese momento, así que decidí abrazar muy fuertemente a Andrea y le hice saber que yo jamás dejaría de ser su amiga y que jamás la abandonaría. En ese entonces, yo solo tenía 10 años y no sabía exactamente lo que hacía. Solo puedo recordar que en ese instante las dos lloramos juntas.

Andrea solo necesitaba que alguien le abriera su corazón y que traspasara esas robustas e impenetrables capas de odio que ella misma había creado.

Hoy, siete años después, estamos a punto de graduarnos y de ir a la Universidad juntas, pero el tonto de Richard era el principal opositor a nuestra amistad

-Andrea, Richard no quiere que me siga juntando contigo. Él piensa que eres una mala influencia para mi, cree que eres una rarita grogy salida de una casa de reposo, pero así tu seas una ida del Zarzo, no me importa, eres mi mejor amiga y ni él puede cambiar eso. A ti te conozco hace 7 años y a Richard apenas hace uno. Nuestra relación de amigas es mas profunda que lo que siento por mi novio y si él no te acepta, simplemente no me tendrá mas. Soy capaz de que rompo con él solo para defenderte-dije-

-Angie, eres muy linda con lo que dices, pero no me quiero meter en broncas con Richard, lo mejor es que le hagas caso y dejes de hablarme. A lo mejor no te vaya bien con él. No quiero que te haga daño-dijo Angie-
- ¿Por que lo dices? -dije-
-No sabes quien es en realidad Richard. Él no es un chico “bueno”. A veces es todo un patán. Me enteré que una vez tuvo una discusión con su Ex, él le había sacado algo de dinero, ella se quejó ante sus padres y para desquitarse tras haber sido delatado, le dejó la cara vuelta nada y le dijo que si ella contaba algo, le hacía algo peor-dijo Andrea-
-¿Cómo sabes eso?-dije
-Resulta que cuando fui a comprar Tampones y unas cervezas en el MiniMart, una chica me preguntó por ti y me dijo que si te conocía y yo le dije que si, ella afirmó ser la Ex de Richard y me dijo que a veces él actúa de manera explosiva cuando no consigue lo que quiere y como ahora tu eres su novia, ella me mando decirte que tengas cuidado. No todo es lo que parece-dijo Andrea con un tono de voz serio-
-Amiga, Richard no es así conmigo, él es todo un angel, aunque peleamos como cualquier pareja, es lo normal, a uno a veces se le sube el mal genio y cuando explotas, dejas ir eso que te molesta-dije-
-Bueno, si te llega a pegar por mi culpa, no digas que no te lo advertí.-dijo Andrea-

-Chicas, pasen al auditorio, vamos a ensayar-dijo la profesora-

En ese momento practicamos el ensayo de nuestra ceremonia de graduación y nos hicimos tomar las fotos para el Anuario y el mosaico de la promoción de Egresados. En ese instante pensé: Richard no tiene por que malhablar pestes de Andrea y también sentí dolor ajeno por su Ex. Para demostrarle lo contrario a Richard (de que como amigas estaremos mas unidas), decidimos pasar en frente de él juntas y tomadas de la mano.


-Sabes Richard, después de todo si se te ve bien el traje-dije-
-Oye guapo, para mi te ves horrible. Ciao -dijo Andrea mientras le tocaba la puntita de la frente a Richard y lo empujaba-

-¡Grandisima putita!-dijo Richard entre dientes y en voz muy baja mientras nos alejábamos-

Después del ensayo, Andrea y yo fuimos a la Heladería y allí seguimos hablando de Richard. Que linda amiga es Andrea, ya que ella me invitó y me dijo que pidiera todo lo que quería, pero solo pedimos un par de malteadas con algo de pastel para cada una.

-Angie, hasta hoy nos vemos. Por un tiempo lo mejor será no hablarnos. Como te lo dije, es por tu bien y no quiero que te pase nada-dijo Andrea-
-Ah si, veo que olvidas un detalle: soy una amiga verdadera y no me importa. Además tengo un resistente cuerpo ya que recibí muchas palizas en el pasado de parte de una chica, ¿recuerdas?-dije-
-Ja ja ja-dijo Andrea-

Por alguna razón extraña para mi, me encanta pasar mi tiempo con Andrea mas que con cualquier otra persona. De hecho, es mas divertido estar con ella que con Richard, ya que él es egoísta y siempre hace lo que a él le gusta sin pensar en mi o dejarme decidir o ofrecerme alternativas; mientras que Andrea siempre piensa en algo para que hagamos y disfrutemos las dos. Lo que me encanta de Andrea es su madurez, su inmensa humanidad y sobre todo, su risa. Ya no era la cabizbaja que conocí hace mucho tiempo. Andrea ya era mas fuerte gracias a mi.

Cuando salimos de la heladería, nos encontramos con el sujeto en cuestión del cual estábamos hablando un buen rato.

-Angélica, te dije que no te quería ver con esta Zorra de cabaret-dijo Richard-
-A quien llamas Zorra, ¡fenómeno!-dijo Andrea-
- Los dos, ya, cálmense-dije mientras agarraba y forcejeaba a Andrea-
-Angie, que pena, pero no me voy a dejar tratar mal. Suéltame que ya te lo dejo envuelto como para regalo-dijo Andrea-
-Mira “Angie”, esta putita me dijo que me veía espantoso en mi Frack con mi toga. Que se disculpe-dijo Richard-
-Para tu información, ¡mas putita será la que te dió a luz!-dijo Andrea-
-Andrea, ya basta-dije-
-Tu vienes conmigo, Angélica-dijo Richard.
-Ah no, para nada. Yo la invité a salir y yo la llevo a la casa-dijo Andrea-

Richard me jaló a la fuerza y me separó de Andrea. Él me levantó la mano y me dio una tremenda bofetada, que dejó marcas en mi suave y tersa cara, que días tras él mismo había acariciado y besado.

-Eres un maldito-dijo Andrea mientras se dirigía hacia Richard con intenciones de pegarle-
-Y tu una sucia zuripanta-dijo Richard-

Richard empujó al piso a Andrea y se fue muy tranquilo, diciendo: ¿Ves lo que te pasa Angélica cuando no me haces caso?. Deja de verte con esta anormal o si no, te pesará.

Yo solo lloraba de la rabia. Ayudé a levantar a Andrea y nos dirigimos rápidamente a su casa en vez de la mia, aunque solo unas cuantas calles separaban nuestras casas.

-Angie, te voy a aplicar algo de base. No sería bueno que te vieran con esa cachetadota en tu rostro y mucho menos la gente de tu casa-dijo Andrea-
-Ese Richard es un...-dije-

-Tranquila amiga, no pasa nada. Yo estoy aquí. ¡Vaya que el malnacido ese tiene la mano grande!-dijo Andrea mientras terminaba de echar la base-
-Gracias Andrea. Me voy a casa-dije-
-Ah no, yo te llevo-dijo Andrea-
-Esta bien, como quieras-dije-

Andrea me dejó en la puerta de mi casa, me dio un abrazo y un beso en la mejilla opuesta a la del golpe y me dijo que ni le hablara al patán de Richard, a lo que yo le dije que si.

Ese día comprendí que Andrea, definitivamente era alguien muy especial para mi

Continuara....
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 19:43

Capi 2

Al día siguiente y después de mi desayuno, Richard fue a mi casa, llevándome unas cuantas flores. El muy idiota me saludó hipócritamente, pero mas idiota yo que lo dejé entrar.

-Mi amor, perdóname, lo siento mucho, no volverá a pasar-dijo Richard
-¿Como quieres que te perdone? Tú me pegaste y eso no tiene excusa. La cara me duele aún y me tocó decirle a mis padres que me había caído en la calle.-dije-
-Chiquita, mi vida, de veras que lo siento mucho-dijo Richard-
-Mira, yo creo que lo mejor es que te vayas, por favor-dije-
-En serio, perdóname-dijo Richard mientras colocaba ojos de cachorrito regañado y mientras me pasaba las flores.

Creo que el corazón de las chicas es muy voluble, por que hay ratos en que estás feliz, otros en los que estás enojada y así sucesivamente. El caso es, que se la perdoné por ésta vez. No se como le hizo, pero lo que Richard me dijo hizo que me sintiera menos enojada.

-Bueno, pero que no se vuelva a repetir, ¿eh?-dije-
-Dalo por hecho. Si quieres esta tarde te llevo a comer helado, ¿te parece?-dijo Richard-
-Está bien-dije-

Después de que Richard se fue, mi teléfono móvil sonó. Era Andrea quien me llamaba
-Hola Andrea-dije-
-Hola Angie, ¿cómo te sientes?-dijo Andrea-
-Bien, un poco mejor-dije-
-¿Ya disminuyó la hinchazón?-dijo Andrea-
-Si, si, solo me duele un poco-dije-
-¿Y el maldito ese? ¿Acaso te fue a ver después de lo que hizo?-dijo Andrea-
-Si, el vino hasta mi casa. Tan lindo conmigo, me puso ojos de perrito triste, me dio unas flores muy lindas, me pidió disculpas y me invitó a comer helado esta tarde ¿cómo la ves? -dije-
-Angie, perdóname por lo que te voy a decir: tú eres una real idiota, una estúpída y sobre todo, una tonta. Ese gusano te está viendo la cara de lela, si te pegó una vez, ¿no crees que lo seguirá haciendo?. El baboso de Richard no cambia ni cambiará-dijo Andrea-
-Pero él lo dijo de una forma muy sincera-dije-
-Angie, los hombres mienten, te enredan y manejan mucho su discursito de “niños buenos” ante las chicas, ese gusano tocapelotas no es para tí. Mereces a alguien que te quiera y que si se preocupe por tí.-dijo Andrea-
-Tienes razón, pero yo creo en Richard-dije-
-Entonces sigue en tu mundo de príncipes azules, unicornios rosas y mascotitas lindas estilo Polly Pocket o Hello Kitty -dijo Andrea-
-¿Por que lo dices?-dije-
-Angie, la vida no es color de rosa. ¿Sabes por que no tengo novio? Simplemente por que no quiero sufrir ni llorar ni que me hagan sentir esas cosas y mucho menos dejar que abusen de mi-dijo Andrea-
-No, yo no lo veo así. Yo si creo en que Richard me dará muchas cosas lindas como lo ha venido haciendo-dije-
-Amiga, los hombres se encargan de endulzarte el oído, pero en realidad lo que buscan es sexo, a ellos solo les interesa comerte las tetas y mordisquearte el trasero; para ellos penetrarte es como si anotaran goles en sus partidos de fútbol, y sabes cual es la mejor parte: entre mas mujeres tengan comiéndoles en la palma de la mano, mucho mejor. Ellos sienten que son Dioses cuando se tiran a varias chicas y las engañan con otras, como si fueran sus trofeos, ¡todos son unos putos cerdos!. Aunque hay algunos que si son lindos-dijo Andrea-
-Amiga, que pena contigo, es que me está entrando otra llamada-dije-
-Bueno, esta charla sigue pendiente, ¿eh? Te cuidas, nos vemos luego, que me tengo que ir a averiguar por si me dan un trabajo-dijo Andrea-
-Bye, suerte con eso y te cuidas-dije
----Cambio de llamada-----
-Hola bebé, ¿dime a que hora nos vemos?-dijo Richard
-Ah, si. ¿Que te parece a las 4:00?
-Excelente, entonces nos vemos allá-dijo Richard-
-Ok, vale-dije-

Dios, ¿será que Andrea tiene razón? Richard solo me quiere, ¿por mi cuerpo? En fin, han pasado muchas cosas y estoy confundida, pero lo mejor es que me voy a graduar pronto y que tengo a mi novio y a mi mejor amiga de mi lado.

-Angie, ven a almorzar la cena se enfría-dijo mi mamá-
-Claro, ya bajo-dije-

Me senté en el comedor y procedí a comerme mi cena, después subí a mi habitación, me dormí por un par de horas y al rato, mi móvil estaba sonando. Era Richard, quien me dijo que llegaría media hora antes y que me estaría esperando. Miré el reloj y eran las 3:10, ¡vaya que me había quedado dormida!

Rápidamente fui al baño a tomar una ducha, a pesar de que tuviesemos una cita, un baño es un baño y además Richard puede esperar.

Encendí el calentador de la ducha y con la regadera manual, esparcí el agua tibia sobre todo mi cuerpo, después con mis manos llenas de jabón, acaricié mis senos, mi vientre, mis genitales y mis piernas. Era fascinante tomar un baño sola, me encanta por que en el baño siento mas libertad y no hay presiones de ningún tipo. El baño es mi rincón para evadir el mundo real, pero a veces desearía compartir todos mis baños con la persona amada, aunque no creo que mis padres dejen subir a Richard a mi cuarto mientras me baño. Con la única que me he bañado ha sido con Andrea, pero igual, ella es mi mejor amiga.

Salí de la ducha, me coloqué mi ropa interior, mis medias, mi camiseta, una falda y finalmente mis sandalias. Me dirigí a toda velocidad hacia la heladería y allí estaba Richard, con cara de impaciente

-Amor, te tardaste mucho-dijo Richard después de que me dio un beso tras saludarme
-Perdón, es que me quedé dormida-dije-
-Bueno, no importa. ¿De que sabor quieres tu helado?-dijo Richard-
-Mmm, ya se: Fresa y Vainilla-dije-
-Está bien, yo pediré una malteada-dijo Richard-

En ese momento, el pedido de Richard llegaba en camino en manos de la mesera, pero tamaña fue nuestra sorpresa al ver que la nueva mesera era nada mas y nada menos que Andrea

-Aquí está su orden-dijo Andrea-
-Andrea, amiga, que sorpresa. No sabía que trabajabas aquí-dije-
-Si, este es el trabajo que te dije estaba averiguando. No pensé que mi jefa me lo fuera a dar tan pronto-dijo Andrea-
-Ejem, mesera, esta malteada no está fría. La quiero mas fría, por favor llévesela y colóquele mas hielo, para eso le pagan, ¿no? -dijo Richard en voz alta, tanto así que las otras meseras la escucharon-
-¡Richard! Ya párale, vas a hacer que regañen a Andrea. Tómate esa malteada así-dije-
-No se preocupe señor, ya se la cambio-dijo Andrea, como si se sintiera humillada-
-¡Andrea!-dije-
-¡Ves lo que hiciste! Otra vez te metes con ella, pero, ¿por que eres así con Andrea? ¿Que te ha hecho ella a tí?-dije-
-Ella a mi no me ha hecho nada, es lo que ella te ha hecho a tí-dijo Richard-
-Ya Richard, no vamos a comenzar de nuevo y menos aquí-dije-
-Amor, esa chica es rara. Recuerdo que ella nos miraba con odio a mi y a los otros chicos-dijo Richard-
-Si, ella hacía eso, ¿y sabes por que? Por que tú y los otros chicos la ignoraban, la hacían a un lado y la hacían sentir mal. Andrea solo necesitaba amigos y ustedes no la dejaron, es por eso que ella es así con algunos de ustedes. Ella me dijo que sentía alivio por que dejaría de ver a todos los que alguna vez le hicieron daño una vez nos graduemos-dije-
-En fin, ya no hablemos de eso-dijo Richard-

Mientras tanto, en la cocina de la heladería, Andrea (de lo ofendida que estaba) escupió sobre la malteada de Richard, la agitó bien y le agregó tanto hielo hasta disimular sus escupitajos. Ella regresó hasta nuestra mesa y le dió la malteada a Richard, él se la tomó enseguida y le dijo: Ahora si, la malteada está exquisita. Vaya que las preparas bien, ¡te quedó espumosa!

-Si, me quedó espumosa, ¿verdad?-dijo Andrea-
-Quedó espumosa por que me acabé todos mis escupitajos en ella, ¡maldito baboso! Es por eso que te la dejé en su punto-dijo Andrea en su mente y mostrando una sonrisa pícara en su cara-
-Bueno, al menos ya no están peleando. Ojalá esta paz dure tan siquiera dos dias mas hasta nuestro grado-dije-

Me terminé mi helado y Richard su malteada.

-Espérame aquí amor. Créeme, no voy a pelear, solo quiero hablar con Andrea y felicitarla por su nuevo empleo-dijo Richard-
-Si, ve, confió en ti-dije

Richard se devolvió y acercó a Andrea hacia él, para hablar con ella

-Sabes una cosa, yo no soy tonto, me di cuenta de lo que hiciste con mi malteada-dijo Richard
-Ah si, ¿te gustó? Apuesto a que extrañabas mi saliva, lástima que no la recibiste en un beso-dijo Andrea mientras tocaba los labios de Richard-
-Mira, por esta vez te la paso, ¡grandísima zorra!-dijo Richard-
-¡Ya bájale mi rey! Creo adivinar por que me odias tanto-dijo Andrea-
-Yo no te odio, ¡te aborrezco!-dijo Richard-
-Sólo me detestas por que fuí la única chica que no cayó en tus redes. Si, te gané Richard, ¡fui la única que no creyó en tus mentiras! Eres un falso, pero yo fui mas lista-dijo Andrea-
-¡Acertaste! Yo nunca pierdo y es por eso que te voy a separar de mi novia, para que no interfieras con mis planes-dijo Richard-
-Mira, si haces sufrir a Angie, te juro que lo pagarás bien caro, ¿me oíste?-dijo Andrea-
-Sabes, mejor ve a trabajar, creo que te necesitan por allá. Aunque éste no es el trabajo para ti, de pronto caerías mejor en un prostíbulo. Yo sería el primero en follarte, pero te dejaría irritada y de pronto con una enfermedad venerea, ja ja ja-dijo Richard
-Tranquila Andrea, estás en el trabajo. Se que le quieres romper la madre (---para las que no lo saben, la cabeza---) a este hijo de p..., pero te pueden echar. Calma, calma- se dijo Andrea a si misma-
-Vete, lárgate, pero recuerda, si Angie sufre por tu culpa, yo seré quien te haga sufrir a tí-dijo Andrea-
-Nos vemos, ¡amiguis!-dijo Richard con una sonrisa falsa-

-Y que, ¿hablaste con Andrea?-dije-
-Si, creo que ya vamos a hacer las paces. ¡Jamás había hablado tan bien con ella! Sabes, resalté lo mejor de nuestra amiga y lo mejor es que se lo dije sin enfadarme-dijo Richard-
-Eso esta bien, que sean amigos-dije-

Al día siguiente, fuimos al instituto a recoger las tarjetas de grado, las fotos que nos tomaron y los tickets para reclamar la comida y la bebida en el “Club La Ribera”, famoso centro de ceremonias de la ciudad. Solo teníamos que ir para eso

-Andrea, saliste re linda en todas tus fotos. Mírate, ¡que linda!-dije-


Continuara....
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:01

Capi 3

Andrea y yo mirábamos nuestras fotos y nos dábamos cumplidos entre si.

-¿Segura? No se, no me parece, aunque si lo dices, es por que es verdad-dijo Andrea-
-Sabes, tu también estás linda-dijo Andrea mientras miraba cada una de mis fotos.
-Hagamos algo: cada una se lleva una foto de la otra en su billetera, ¿vale?-dije-
-Claro, me encantaría tenerte en una foto-dijo Andrea-
-Amiga, mañana Sábado es nuestro gran día-dije-
-Si, un día agitado. Tendré que ir al salón para hacerme la manicura, que me pinten las uñas de los pies, cepillado en el pelo, después probarme el vestido, sentarme a tu lado, oir mi nombre de parte del director, recibir mi diploma y poder decirle a esos babosos que me hicieron el feo: ¡váyanse a la mierda!-dijo Andrea-
-Uy amiga, ¡que violenta!-dije-
-¿Te parece? Lo siento, pero eso es lo que pienso-dijo Andrea-
-Amiga, no dejes que el pasado te atormente, ya supéralo. Me tienes a mi y a nuestros otros buenos amigos como Jeannie, Ghisleane, Gary y Jhon.-dije-
-Si, si, yo los quiero mucho a ustedes, pero es imposible olvidar todo lo que sufrí-dijo Andrea mientras unas lagrimillas corrían por su rostro-
-Andre, ven aquí-dije mientras la abrazaba y le quitaba suavemente sus lágrimas con mi pañuelo azul-
-Vámonos a mi casa y te muestro la tiara que voy a usar-dijo Andrea-
-Bien, vamos-dije-
-Hey chicas, esta tarde nos vemos en el puesto de Hamburguesas para recochar y divertirnos un ratico-dijo Gary-
-Bien, entonces nos vemos allí, pero antes, muéstrame tus fotos-dije-
-Claro-dijo Gary-
-Uy, saliste bonito-dijo Andrea-
-Je je, gracias chicas. Bueno, nos vemos en la tarde-
-Si ves amiga, el es de los chicos buenos, de los lindos-dijo Andrea-
-Si tu lo dices-dije-

Al rato, llegamos a la casa de Andrea, subimos a su habitación y ella me mostró su tiara

-Amiga, ¡está hermosa! ¿A que hora la compraste?-dije-
-Esta la tengo de hace rato. Nunca me animé a usarla, pero creo que me vería linda si me la pongo-dijo Andrea-
-Seguro se te verá bonita con tu vestido color ámbar-dije-
-Bueno, cambiando de tema, ¿recuerdas nuestra charle pendiente? Lo que te voy a decir, prométeme que no se lo dirás a Richard y júralo-dijo Andrea-
-Que puede ser -dije-
-Lo que pasa es que hace dos años y antes de que te conociera, Richard intentó ser mi novio, pero yo no lo dejé-dijo Andrea-
-Ah si, curioso, je je. ¿Y por que lo rechazaste?-dije-
-Por que él se comporta como un cerdo con las mujeres. Él solo las quiere para que le den sexo, quizás algo de dinero y para engañarlas o tratarlas mal-dijo Andrea-
-No amiga, no digas lo que no es cierto. Richard no me engañaría. Creo que tú me quieres enredar con él solo por que ustedes dos se llevan como perros y gatos. Sabes, él me dijo que había hablado contigo y me dijo que harían las paces-dije-
-¡Vaya las mentiras de ese baboso!-dijo Andrea en su mente-
-Eso fue lo que él me dijo y yo le creo-dije-
-Si, si amiga. Haremos las paces como el te dijo-dijo Andrea-
-Ay amiga, que pesar siento por tí. Ese mentiroso te tiene envenenada la cabeza y te maneja a su gusto-dijo Andrea en su mente-
-Que bien, ¡excelente que ustedes sean amigos!-dije yo-
-Bueno, vamos al puesto de Hamburguesas de los papás de Ghisleane-dijo Andrea-
-Bien amiga-dije-

Inmediatamente nos dirigimos al puesto y allá nos encontramos con Ghis, Jeannie y con Gary. Nosotros hablamos por un largo rato y reímos a mas no poder. Eran casi las 9 de la noche y Andrea me dejó en mi casa. Le dije que nos quedáramos un rato mas, pero ella dijo que no, que se iba conmigo para mi casa para que no me regañaran. Andrea hasta parece hermana mayor ¡Vaya que se preocupa por mi!

-Bueno amiga, mañana será nuestro día-dijo Andrea-
-Si, si. Nos vemos, te quiero mucho-dije mientras le daba un beso en la mejilla a Andrea-

Mientras nos despedíamos, Andrea me dio una palmadita en el trasero, solo para molestarme
-¡Andrea, que traviesa!-dije-
-Te cuidas amiga-dijo Andrea-

Andrea era rara a veces, pero lo cierto es que ella se preocupa por mi y me quiere demasiado. Si ella fuese un chico, yo la amaría intensamente. ¿Pero que cosas digo? Andrea es mi amiga, aunque en ocasiones, siento cosas inexplicables en mi cuando estoy con ella. Andrea me da seguridad y confianza, además me mima mucho. Ella es muy tierna conmigo, me trata demasiado bien, eso debe ser por que soy su mejor amiga y la única que siempre creyó en ella.

Con mucha ansiedad y alegría, me acosté a dormir muy contenta, esperando por el grán día, pero extrañamente pensé en Andrea durante toda la noche. ¡No podía dejar de pensar en ella, pero no me importaba, al contrario, tenerla en mi mente hacía que durmiera mas tranquila! Algo raro en mi era pensar en otra mujer y no en mi novio. Rayos, Richard no me llamó para darme el beso de las buenas noches

Mientras tanto, Richard se encontraba en casa de Liza, teniendo relaciones sexuales a escondidas mías.

Amaneció, es Sábado, 12 de Julio. ¡Hoy es el día en que me graduaré al lado de mis mejores amigos!

Desde por la mañana, mi mamá separó una cita con Paulette, la estilista de por la casa. Después de tomar mi desayuno, fui al salón de belleza y allí me peinaron y me cortaron mi cabello, me hicieron la manicura y la pedicura, también me sugirieron la paleta de colores a usar en mi rostro. Menos mal ya ni se veía el golpe que me dió Richard.

Hablando de Richard, es raro que desde que nos comimos ese helado no me haya llamado. Él siempre me llama antes de ir a dormir y me desea el beso de las buenas noches, pero no lo hizo ayer.

Mientras la señora Paulette iba por un tinte, aproveché y tomé mi móvil para llamar a Richard.

-Suena ocupado y me envía a buzón de mensajes. Richard jamás apaga su celular y menos de día a menos que deje cargando su teléfono-dije-

-¿Que te pasa hija?-dijo Mi madre-
-Mami, Richard no me contesta desde hace rato. Es la décima llamada que le hago y nada que me responde, me preocupa que le haya pasado algo, quién sabe, a lo mejor lo robaron-dije-
-No, que va. A Richardcito no me le le ha pasado nada-dijo mi mami-
Mientras tanto, Richard estaba con Liza en su casa, pero estaban demasiado juntos aun después de lo de anoche. Mas bien, seguían haciendo el amor desaforadamente y a mis espaldas, sin yo saberlo.

-Ahh, si, si Richard, Uyyy, si, mas duro, mas duro, mételo, métemelo hasta al fondo-dijo Liza mientras gemía suavemente-
-Ohh, si, que rico trasero mi amor, te amo solo a ti, a ti y a nadie mas, Ohh-dijo Richard mientras penetraba salvajemente a Liza-

Después de un rato, Richard terminó y se corrió en el trasero de Liza. Después ella se sacó el pene de Richard de su trasero y le hizo sexo oral, finalmente ellos terminaron y Liza se cubrió con una sábana y se sentó a hablar con él

-Mira Richard, si tu dices que me amas, le terminas ya mismo a esa lagartija pálida de la Angélica-dijo Liza-
-Claro mi amor, ese es el plan. Yo solo uso a Angélica, nunca la he querido, solo finjo delante de ella. Tu eres mi todo-dijo Richard-
-Bueno, espero que le termines pronto, y ojalá después de nuestro grado, como para que tenga tiempo de reponerse en el verano-dijo Liza-
-Sabes, yo medio la quiero. Me encanta su YLS, la tiene estrecha y es deliciosa, pero no mas que la tuya-dijo Richard-
-Que gran idea tuviste al apagar tu celular-dijo Liza-
-Si, pero mejor lo enciendo, a lo mejor mis amigazos me llamaron para ir a jugar Play 2. Siempre hacemos eso los Sábados en las mañanas-dijo Richard-

En ese momento, en el móvil de Richard empezaron a llegarle SMS indicando que tenía muchas llamadas perdidas de mi número. Liza aprovechó parte de la distracción de Richard y le quitó el teléfono de sus manos, solo para mirar todas mis llamadas perdidas

-Uy, osea, ¡que tipa tan pesada resultó ser esa chava! Si que te dejó llamadas, como 15 en total-dijo Liza-
-Pues es lógico que ella ande preocupada por mi. ¡La traigo muerta y comiendo de mi mano! Mejor la llamaré-dijo Richard-

En el salón de belleza, me sonó el móvil y vi que era Richard e inmediatamente contesté.

-Hola amor, ¿que te pasó? ¿Por que no me contestabas?-dije-
-Chiquita, lo que pasa es que llevé el celular a donde Theo para que le reparara el micrófono del manos libres. Tu sabes que Theo es un freaky de la tecnología y de las computadoras y él me hizo ese favor. -dijo Richard-
-Ah, pero me hubieras dicho. Casi se me sale el corazón de lo preocupada que estaba, la próxima vez que eso pase, me llamas del celu de un amigo, así me dejas aliviada -dije-
-Si, pero, ja, ja, no te preocupes, ja ja, ya-dijo Richard mientras hablaba conmigo y al mismo tiempo Liza hacía ruidos y cosquillas a propósito solo para que yo escuchara.
-¿Que son esos ruidos? ¿Donde estás?-dije-
-Ah esos ruidos, son de un video que veo en Youtube en casa de Theo, ¿y tu donde andas?-dijo mi novio-
-Ando en el salón de belleza y sabes: ¡me pondré hermosa solo para tí! -dije-
-Bueno, quiero que te veas Sexy y candente amor. ¡Que los demás sientan envidia de nosotros!-dijo Richard-
-Bye amor, un beso y nos vemos mas tarde, je je-dije-
-Bye, mua-dijo Richard de un modo falso-
-Por fin colgó esa tonta ilusa-dijo Liza
-Sabes lo que me dijo: “me pondré hermosa solo para tí”, ¿no te parece linda?-dijo Richard
-Para mi, ella es una lambiscona que quiere impresionarte a toda hora-dijo Liza-
-Al menos ella si luce femenina, no como otras, que se arreglan cuando se les da la gana-dijo Richard-
-Ya cállate-dijo Liza

Después de eso, Richard se fue a casa de sus amigotes a jugar “Winning eleven” con la Play 2 de Theo, luego almorzaron y se fueron para sus casas a arreglarse para la ceremonia. Es obvio que los chicos solo necesitan 10 minutos para arreglarse y peinarse, por que con la Gel es suficiente para ellos, no como nosotras, que requerimos horas en el salón.

Después de que la señora Paulette acabó de peinar a mi mamá, iríamos a almorzar afuera como parte de un anticipo de toda una serie de regalos que me tenían preparados, pero que al final, solo serían el inicio de mi desgracia.

Mas tarde, fuimos al restaurante “Leños & Carbón” y pedimos un beef steak de carne asada, con patatas fritas y gaseosa (bueno, eso es lo que pedí) y mi mamá pidió Carne con papas, unas quesadillas, jugo y arroz.

Mientras nos llegaba la comida, llamé a Andrea para preguntar si ya se había arreglado para la ceremonia
-Hola Andre, ¿ya estás lista?-dije-
-Si mi linda Angie, ya casi terminan de arreglarme y tinturarme el cabello. Adivina que, ¡me hice rayitos!-dijo Andrea-
-Rayitos, genial amiga, que bien. Serás la mas linda del curso-dije-
-Si, pero no mas linda que tú. Angie, quiero verte bellísima-dijo Andrea-
-Si, yo también deseo verte pronto-dije-
-Acuérdate que a las 5 30 tenemos que llegar al Club para empezar la ceremonia de grado y a partir de las 8, ¡a festejar!-dijo Andrea-
-Si, me muero por bailar con mi Richard-dije-
-Ah, con lo que me sales. De tantos niños lindos, quieres al baboso ¡A mi me halagaría que me sacaras a bailar mil veces antes que a él!-dijo Andrea en su mente-
-Andre, ¿estás ahi?-dije-
-Si, si. Bueno amiga, tengo que colgar, me van a lavar el cabello. Recuerda que nos sentaremos juntas-dijo Andrea-
-Claro, un besote, bye-dije-

Mientras tanto en el salón de belleza en donde estaba Andrea, ella se sentía triste por mi, por que sabía que yo merecía a alguien mejor

-Ay Angie, ¿por que no fui hombre? Así te daría muchas cosas lindas y te haría sentir amor de verdad, no como hace ese patán contigo. Te quiero demasiado como para dejarte en sus garras-dijo Andrea en tono melancólico-

Después de una corta espera, nos llegó lo que mi mami y yo pedimos para comer. No solo nosotras estábamos cenando, Andrea también lo hacía, pero sola, ya que su padre no mantenía en casa y su madre estaba en la casa de su abuela. De su familia, el único que la vería graduarse era el abuelo.

-Angie, ¡como te quiero! No puedo soportar que estés en sus brazos, no consiento que él te toque, ni siquiera que te mire. Yo no te haría sufrir nunca-dijo Andrea mientras terminaba su cena y unas cuantas lagrimillas salían de sus ojos-

-¿Que te pasa, mijita?-decía el abuelo de Andrea-
-No es nada Abue, es solo un mugre en mi ojo-dijo Andrea-

Mi mami y yo llegamos a casa. Subí a mi habitación a darme una ducha, después de eso me sequé con mi toalla, me coloqué mi ropa interior y finalmente mi vestido de dos piezas para mi grado. Mi padre colocó la toga y el virrete en el auto y mi mami me ayudaba con el maquillaje. ¡Que lindo es cuando tienes a tu mamá al lado, ella es el mejor ejemplo de mujer que puedes tener y después siguen tus mejores amigas! Espero no perderla jamás. ¿Por que dije eso, de que la iba a perder? En fin, salimos directo al Club de la Rivera, ya que a las 5:30 se iniciaba la ceremonia de grado.

Ya en el lugar, el coordinador y nuestro director de grupo, nos dijo que nos diéramos los últimos retoques ante el espejo, que teníamos 15 minutos, debido a que tenían fallas con el sonido.

Aproveché y en ese momento hablé con mis amigas y entre nosotras nos decíamos “Que vestido tan lindo tienes”, “el rojo te queda bien”, “ese modelo con escote y raja en la pierna se te ve bien”, “amiga, ¡se te van a salir las tetas con ese escote, acomódalo!” y así seguimos diciéndonos cosas entre nosotras, aunque no llegaba la persona a quien yo quería ver: no, no es Richard, es Andrea.

-Hmm, la lagartija si que está bonita, pero Richard es mio-dijo Liza-
-Claro amiga, esa tonta no merece a alguien como Richard-dijo Tatiana-
-Aceptémoslo chicas. Angélica es la mas bonita de nosotras hasta ahora-dijo Tamara-
-Si, pero falta ver a la jirafona insípida de la Andrea-dijo Silvia-
-Apuesto 100 pesos a que se verá fea, ¿si les cae la idea?-dijo Mónica-
-La neta que lo que ustedes tienen es envidia, yo les apuesto esos mismos 100 pesos a que Andrea será la mas bonita del grado-dijo Ghisleane-
-Vas a perder, ¡la neta que si!-dijo Tamara-
-Angie podrá ser la mejor amiga de Andre, pero yo también soy su amiga y tengo todo el derecho de defenderla-dijo Ghisleane

El hecho es que yo jamás supe de esa apuesta.

Pasaron diez minutos y nada que Andrea llegaba, el director nos hizo saber que teníamos que formarnos con nuestro compañero.

Me explico: cada chica debe ir tomada del hombro con un chico y después nos separamos (chicos a la derecha, chicas a la izquierda) y según la forma que habíamos ensayado, la persona que se sienta a mi lado es Andrea, pero si ella no llegaba, otra chica ocuparía su lugar.

-Andrea, ¿por que no llegas?-dije de lo desesperada-
-Mi amor, que linda estás-dijo Richard-
-Si mi vida y tu no te ves nada mal ¿Que será que no llega mi Andre?-dije-
-¿Mi Andre? Explícate-dijo Richard-
-Mi Andre, es de cariño-dije-
-Y vuelve la burra al trigo. ¡Que te alejes de ella!-dijo Richard-
-¿Que ustedes ya no se llevan bien, tan pronto se acabó la paz?-dije-
-Ah, no, no, es que pensaba en otra cosa-dijo Richard-
-Hey Richard, hola-dijo Liza solo para intervenir
-Hola Liz, que onda, ¡estás lindísima! Amor, me das permiso, es que tengo que hablar con Liz, tú sabes, ella es como una hermana para mi. Tu sigue esperando a nuestra Andre-dijo Richard-
-Bueno, dale-dije-

-Que, ¿eres retrasada o que?-dijo Richard-
-Es que no soportaba verte con esa lagartija. Yo te quiero solo para mi-dijo Liza mientras su ágil mano descendió por el pecho de mi novio hasta llegar a sus partes íntimas.
-Liza, después habrá tiempo para eso. No hagas escenas, que nos pueden ver-dijo Richard-
-Richie, es que yo quiero ahorita, ¡quiero que me la des toda a mi solita, tú sabes que me gusta comértela!-dijo Liza, quien parecía una vagabunda de la calle suplicándole a Richard por sexo
-Mira, en la fiesta nos pegamos la escapada, ¿vale?-dijo Richard-
-Ok, si me quedas mal hoy, ¡te lo arranco!-dijo Liza apretando un poco el pene de Richard-
-Ya, vete, mas tarde nos vemos-dijo Richard quién se alejaba de Liza-

Liza se fue al baño de chicas, se tapó la boca para que no la escucharan y se masturbó por que se encontraba muy excitada

Richard está actuando muy raro conmigo, ¿por que llevarse a Liza y hablar tanto con ella? Ay Dios, Andre no llega áun-dije-

-Chicos, es hora de formar, ya hay auditorio lleno, sus padres y familiares ya esperan su salida y los ingenieros de sonido tienen todo listo-dijo el Director-

-Andre, ven rápido-
-Caray, ¿donde está Andrea?-decía Theo, su compañero
-Ay Theo, no se, Andre, ¿donde estás?-dije-
-Chicos, a ver, a formar-dijo la coordinadora-
-Profe, es que Andre no llega aún-dije-
-Entonces sal a formar con Theo y que Andrea forme con Charlie-dijo la coordinadora-

En ese momento, Andrea llegó sudando a mas no poder

-Andre, ¿que te pasó? Te tardaste demasiado, ya vamos a formarnos-dije-
-Al fin mi compañera, por poco y me dejas solo, ¡eh!-dijo Theo-
-Si amiga, lo que pasó fue que se me quedó el Virrete en casa y me devolví por él-dijo Andrea-
-Bueno chicos, Theo y Andrea a formarse. Al fin están listos, que pongan música clásica-dijo la coordinadora-
-Mi amor, ¿vamos? -dijo Richard-
-Claro-dije-

En ese momento, la música clásica comenzó a sonar y cada una de nosotras iba de la mano con un chico al lado. Theo y Andre, Liza y Gary, Ghis y Jhon y por supuesto, Richard y yo.

-Oye Liza, ¿tienes el vestido mojado y la mano resbalosa o me parece?-dijo Gary-
-Cállate y limítate a caminar y a respirar-dijo Liza

-Como me gustaría que las dos estuviésemos tomadas del hombro-dijo Andrea en su mente mientras me observaba-
-¿Te sucede algo? ¿No querías estar conmigo?-dijo Theo-
-No Theo no es eso, es que, la persona a la que quiero está aún lejos de mi alcance-dijo Andrea-

Finalizamos nuestra entrada separándonos chicos de chicas y tomando asiento. Justo en ese momento, Andrea se sentó a mi lado y me tomó de la mano como nunca lo había hecho antes

-Amiga, perdóname por haber llegado tarde-dijo Andrea-
-No te preocupes mi Andre, ya estamos aquí-dije-
-Si amiga, ya estamos aquí, juntas, así solo sea por este momento-dijo Andrea mientras tomaba suavemente mi mano-


Continuara....
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:12

Capítulo 4.

En ese momento, Andrea me estaba tomando de la mano, como si nunca en su vida hubiese tomado a alguien, era algo muy raro en ella, así que opté por preguntarle que le pasaba
--Andre, ¿te encuentras bien?-dije-
-Si Angie, lo que pasa es que he estado triste, son cosas que pasan y ya. No hay de que preocuparse, es que siento mucho dolor por alguien muy apreciado por mi-dijo Andrea-
-Mira, no es momento para tristezas, amiga, estamos a un paso de graduarnos del cole y tu preocupada, ¡deberías estar feliz!-dije-
-Angie, vaya que eres inocente, es una pena que no sepas que sufro por ti-dijo Andrea en su mente-
-Andre, dime, ¿que pasa? Te noto muy rara, ¿puedo ayudarte en algo?-dije-
-No amiga, fresca. Tu tranquila-dijo Andrea-
-Andrea, quiero que sepas que estoy aquí y sea lo que sea que te pase, estoy dispuesta a ayudarte-dije-
-Bien, gracias amiga -dijo Andrea de modo triste-
-Ayúdame dándome tu amor en vez de a ese gusano-dijo Andrea en su mente-
Después de los actos ceremoniales, de los discursos de los profes, directivos y de algunos/as de nosotros, llegó el momento mas anhelado: nos pidieron que tomáramos el cordel del Virrete y que lo colocásemos en el lado opuesto, como signo de graduandos. Luego de eso, el director comenzó a llamar a cada uno de nosotros para recibir su diploma.
Así, cada uno de nosotros se acercó al podio, hasta que llegó mi turno. Al llegar allí, saludé a cada uno de mis profesores y recibí de manos del director mi diploma y me hice al lado de mis amigos mientras mirábamos a los padres de familia y a los invitados. Mis padres me observaron muy orgullosos y yo les ofrecí una cálida sonrisa.
De vez en cuando, yo miraba hacia atrás para mirar a Andrea, ella se encontraba muy triste, quizás a lo mejor su tristeza se debía a que nadie mas de su familia vino a verla graduarse, salvo por su Abuelo, pero no, de eso no se trataba. Mi intuición me decía que se trataba de algo mas profundo y ella no me lo iba a querer decir por mas que le insistiera
-Andrea Rodríguez-dijo el maestro de Ceremonias-
En ese momento, Andrea se puso de pie y se dirigió hacia el consejo directivo, saludó a los profesores y recibió su diploma, pero justo antes de venir hacia nosotros, vi como una lágrima corría por su rostro.
-Andrea, eres la ganadora de la medalla de Excelencia de esta promoción de Graduandos-dijo la directora-
-Si señora, gracias-dijo Andrea-
-Linda, ¡te la ganaste!, es natural que llores-dijo la directora-
-Señora, yo no lloro por eso. Estoy así por que la persona a quien mas quiero está con un patán-dijo Andrea en su mente-
-No sabía que la bruja de la Andrea hubiese sido la Estudiante del año, pero si que está bonita-dijo Liza-
-Amiga, lo sabía. ¡Andrea es la mas linda de los dos Salones de Grado Once!-dijo Tamara
-Si, mira como la ven los muchachos y los padres de familia y esa tiara hace que se vea como una reina de belleza, ¡ósea!-dijo Silvia-
-Se nota que no le quitan los ojos de encima, ¿verdad? Ella sola es el centro de atención-dijo Mónica-
-A ver, páguenme, je je-dijo Ghisleane
-Ghis, tan confiada tu, ¿no?-dijo Tamara-
-Tamara, anda y pregúntale a los chicos populares quien es la mas linda del Prom y me dices si es Andrea o si me equivoco-dijo Ghisleane
---De Lexi: “Prom” de aquí en adelante es como decir “fiesta de graduación” pero en diminutivo----
Al rato, Tamara y Liza fueron a preguntarle a Charlie, a Hendrick, Jorge, William, Gary, Theo y a los otros chicos y chicas y la respuestas eran: “Andrea es la mas linda de acá”, “parece una diosa”, “la chica de mis sueños”, no se por que la ignoré tanto tiempo” y las chicas dieron respuestas similares ¡No hubo mas remedio que entre Tamara, Mónica, Silvia y Liza le pagaran a Ghis sus 100 pesotes!
-Estudiantes nuestros, en este momento siento dos emociones encontradas: la primera es que estoy feliz por que este es un nuevo paso en sus vidas y se graduarán, pero me siento triste por que a partir de este momento dejarán de ser nuestros alumnos. Ya es la hora de que saluden a sus padres y celebren su graduación, muestren su diploma y elévenlo alto para que sus familias lo vean-dijo la directora en medio de su emotivo discurso-
A partir de ese momento, todos nosotros tiramos nuestros Virretes al aire y nuestros padres e invitados nos aplaudieron durante un buen rato, después bajamos de la tarima y cada quien se dirigió hacia sus familiares.
-Mami, mami, por fin, ya me gradue, estoy súper feliz-dije-
-Si hija, felicitaciones -dijo mi mami-
-Hija, estoy alegre por ti, Dios te bendiga-dijo mi padre-
Me acerqué a donde Andrea, para felicitarla y ella se mostró mas animada y feliz a diferencia de hace unos momentos
-Amiga, que linda medalla, no sabía que tu eras la estudiante elegida por el consejo estudiantil. Wow, que bien, te felicito. Luciste imponente con esa tiara. Ghis me dijo que eres la mas linda del Prom-dije-
-Gracias Angie, felicidades para ti también-dijo Andrea-
Al rato, Richard llegó e interrumpió nuestro momento de amigas
-Mi amor, felicidades por tu grado-dijo Richard-
-¡Lo mismo para ti!-dije mientras le daba un tierno beso en la boca-
-Waaagh, que asco. Ojalá no se te pudra la boca al besar a esta cancerígena víbora leprosa-dijo Andrea en su mente-
-Vaya, hasta que al fin me libré de ti cariño, bueno, no del todo-dijo Andrea-
-Andre, amiguis, ¿que dices? ¡Marica, al contrario, antes empezamos a llevarnos bien!-dijo Richard de manera afeminada y hipócrita-
-Ay Dios, Richard, no nos engañemos. Estás feliz solo por que no me verás la cara nunca mas-dijo Andrea-
-Para nada amiguis, ¡me vas a hacer mucha falta, buaaa!-dijo Richard de modo hipócrita-
-Sabes cariño, puedo ser muy mala si me lo propongo. Déjame en paz-dijo Andrea-
-A ver los dos, ya no mas pelea. Por el contrario, ¡todos felices niños!-dije-
-Angie, permiso. Voy con mi Abuelo-dijo Andrea-
Al rato, los acomodadores del salón estaban arreglando las mesas y despejando la pista para que pudiéramos disfrutar de nuestra Rumba Crossover.
Mi papi me propuso tomarme unas fotos con la Toga, el diploma y mis padres. Naturalmente accedí a su petición, también me tomé fotos con Andrea, con mis mejores amigos y amigas y por último con el niño de mi corazón: Richard
Tiempo después, dejé en manos de mi mami la toga, el Virrete y el Diploma y lo mismo hicieron los otros chicos. Todos nos reunimos en la pista e hicimos una rueda entre todos, agarrados de las manos y cantamos “Amigos para siempre” de “Enanitos Verdes”, que es una típica canción que se suele poner en los Proms. Fue un momento nostálgico, por que ya no me vería mas con mis amigos.
Después de eso, la música se tornó muy Crossover y tocaron Salsa, Merengue, Regueton, Electrónica/Dance y una que otra canción de Prom que reflejara a los amigos.
En nuestro Prom, Richard me sacó a bailar la primera canción, que es una de las que está de moda. Los dos bailamos, pero por alguna razón yo no me sentía feliz a su lado. Yo sentía algo raro en él, no me sentía como su novia ni él como mi novio. Los dos seguimos bailando solo por que la canción ya estaba sonando y no es muy cortés dejar a alguien plantado en medio de una canción. Me sentía rara.
Durante la rumba de Prom, Richard fue mi pareja muy poco tiempo, ya que las demás chicas me lo pedían prestado y pues yo no me podía negar a mis amigas y la que mas me lo pidió fue Liza, pero en fin, no le dí importancia a eso, no me preocupa que me engañe, por que se que soy solo suya y de nadie mas.
-Angie, ya que Richard está con Liza, ¿quieres bailar conmigo?-dijo Andrea-
-Andre, ¡que onda contigo! Pensé que no me lo pedirías, de acuerdo, vamos-dije-
En ese momento Andrea y yo Bailamos como buenas amigas, de hecho ella se sentía muy feliz y ahi aproveché para preguntarle por que estaba tan triste
-Andrea, ¿será que tu andabas triste por que nadie mas vino a tu grado ó es algo mas?-dije-
-Si Angie, adivinaste. Estoy triste por que mamá no está y no he sabido nada de mi padre en mucho tiempo.-dijo Andrea-
-Estoy triste por que mamá no está aquí y por que no te tengo-dijo Andrea en su mente-
-Ah, pero bueno, bailemos con mas ganas, ¡que la noche está chida!-dije-
-Claro mi dulce Angie-dijo Andrea-
Yo sonreía al verla y ella me sonreía a mi. Sus ojos se notaban llenos de felicidad y alegría. Estoy segura de que Andrea deseaba estar conmigo en el Prom. No puedo negar que su mirada era atractiva y cautivante. Esos profundos ojos verdes me encantan y el sentir su larga cabellera negra eran lo mejor para mi. Las dos bailamos abrazadas, pero no mucho, ya que era un disco muy romántico, menos mal la gente no nos miró “rayado”, ni se dieron cuenta de nosotras, ya que estábamos como buenas amigas nada mas y el rincón en donde estábamos bailando era algo oscuro y retirado, pero aún así tenía suficiente luz como para admirarnos la una a la otra.
La canción que estaban tocando es una de las que mas me encantan: se llama “Enamorada de ti” , pero por lo que veo Andrea la estaba disfrutando mucho. Sea lo que fuere, Andrea estaba mejor que nunca. No se que era, pero se le veía feliz y radiante.
-Angie, tu compañía es lo que me devolvió las ganas de seguir en este Prom, por que si de mi dependiera, hace rato me habría largado de aquí, pero por fin estás conmigo-dijo Andrea en su mente-
-Que bien, que mi Andre esté feliz, pobrecilla, sin su mami en el Prom-dije-
Por un instante, mi cuerpo me decía que le diera un beso a Andrea, pero no podía hacerlo, Andrea es mi amiga, no entiendo que me estaba sucediendo. Yo quería tocar su rostro y ansiaba besarla y abrazarla mas. En un corto momento me dejé llevar y acerqué su rostro al mío
-Angie, ¿que pasa?-dijo Andrea-
-No digas nada-dije mientras tocaba sus labios -
-Angie, ¿estás segura de lo que haces?, nos están viendo-dijo Andrea-
-No me importa-dije-
-De acuerdo-dijo Andrea-
Justo cuando estuve a punto de acercarme, ese mismo impulso que me obligó a seguir, ahora me ordenaba detenerme
-Que, ¿que me pasa?-dije-
-Angie, tu estabas a punto de darme un beso-dijo Andrea-
-¿Que yo que?, pero, ¿cómo?-dije-
-No es nada amiga, a lo mejor estás subida de tragos. Entiendo perfectamente-dijo Andrea-
-Angie, pensé que por un instante tú y yo nos hubiésemos dado ese beso-dijo Andrea en su mente-
Era raro, muy extraño. Yo estaba completamente cuerda y además no había tomado mucho alcohol. Yo estaba perfectamente bien, es solo que ese “algo” se adueñó de mi. Me di cuenta de algo mas: a Andrea no parecía molestarle ese momento, pero, ¿por que? Es mas, ¡ella lo deseaba!. Desconozco muchas cosas.
Después de que bailamos las dos juntas, Gary me pidió la siguiente pieza de baile y Andrea salió por un momento.
Mientras tanto, Richard se fue hacia los baños de chicos y de común acuerdo con Liza, habían quedado de encontrarse en la última batería sanitaria. Al rato, Tamara le cubrió las espaldas a Liza delante de su familia y Liza se pegó la escapada hasta los baños
Liza entró disimuladamente al baño de Hombres, Richard se dió cuenta de su presencia, los dos apagaron sus móviles, cerraron la puerta del baño y comenzaron a revolcarse nuevamente a mis espaldas, ¡y sobre todo en el Prom!
Richard se sentó el el inodoro, se bajó los pantalones y Liza le hizo sexo oral, él se corrió en su boca y luego mi muy inteligente novio le dijo a Liza que masticara un pañuelo para que no la escucharan mientras gemía. Liza se dejó penetrar de Richard y gracias al pañuelo no hizo ruido durante la media hora que estuvieron allí. Gente iba y gente venia del baño, pero nadie los escuchó.
-Mmm, Aah, Mmmm, si-decía Liza con el pañuelo entre sus labios-
-Ooh, aaah, uff, uff-decía Richard-
-Que rico que me des por ahí, aah, siii, aaah. La lagartija ha de estar, ahh, con cara de, ooh, ssiii, tonta-dijo Liza cuando se sacó un rato el pañuelo-
-Si, Angie es lo que menos me importa. ¡Ahora te quiero comer toda!, uff, ooh, ooh-dijo Richard-
En ese momento, llegó Theo al baño a orinar y justamente entró a la batería sanitaria al lado de donde se encontraban ellos.
Mientras Theo hacía sus necesidades, alcanzó a escuchar los ruiditos y como por debajo de los baños se podía ver un poco, Theo observó fijamente los Zapatos de Liza, pero que en realidad Theo no sabía de quien eran.
Al rato se escuchó un palmoteo, ya que Richard le estaba dando nalgadas a Liza para que ella diera los grititos que a él le encantaban. Theo vió una ropa interior femenina caída hasta una cierta parte alrededor de las piernas de la chica y unos boxers caídos en su totalidad. Luego un Condón baboso y lleno de semen cayó al piso y al rato aparece un empaque vacío (a lo mejor se lo cambió para sexo anal)-Esto fue lo que oyó y vio Theo-
Acto seguido, Theo salió a buscar a alguien para decirle y a la primera que vio fue a Andrea y le dijo todo lo que escuchó allí.
-Andrea, te juro que había una pareja haciéndolo en el baño de Chicos y aunque no lo creas noté algo bien interesante-dijo Theo-
-¿Ah si? Y que, ¿que notaste?-dijo Andrea-
-Noté que la nena que se estaban tirando usaba unos zapatos igualititos a los de Liza. Sabes, esa nena gemía muy rico y bajito y yo escuchándolos, pues, bueno, tu sabes, soy hombre y tengo mis necesidades.....-dijo Theo-
-Theo, ¡te felicito por haberte masturbado en el Prom!, pero, ¿quienes eran?-dijo Andrea de un modo impaciente-
-No, no lo se, lo único que pude ver fue los Zapatos de la nena, pero escuché maravillas ¡Ay que rico!-dijo Theo-
-Mira Theo, para la próxima vez, consíguete una chica, ¡para que no tengas que andar de Voyerista! -dijo Andrea-
-¿De Voye que?-dijo Theo
-Ah y otra cosa: no le digas a nadie de esto. A nadie-dijo Andrea-
-Claro, no se lo diré a nadie, ¿pero que será ser Voyerista?-dijo Theo una vez Andre se fue-
-Hmm, ¿será posible que Richard haya llegado tan lejos y le haya hecho eso a mi Angie? No, lo mejor será vigilarlo e investigarlo. No es bueno que un escándalo como este se sepa en el Prom y mucho menos cuando lo estamos pasando bien. Desgraciado, ¡te voy a desenmascarar! Lo siento Angie, vas a tener que sufrir un poco por esa Rata, pero es lo mejor para las dos-se dijo Andrea a si misma-
Tiempo después, Richard salió del baño como si nada y fue directamente al Bar a tomar un trago con sus amigotes y argumentó que su demora fue por que según él, “algo de lo que comió le cayó mal y se había pegado una cagada”. Lenguaje de chicos, ¡que groseros!
Liza regresó a donde sus padres, argumentando que tenía un dolor debido a sus “días”, dijo haberse tomado una pastilla para el cólico menstrual y haberse colocado un tampón y después de eso, dijo haber salido a tomar aire. Que coartadas tan geniales, ¡y yo de inocente, comiendo pollito y bebiendo cerveza con mis padres y mis mejores amigos!
Continuara...
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:16

Capitulo 5 Este es para “agarrar pañuelo”

Me disfruté todo mi Prom al lado de mi familia y amigos, pero ya estaba algo tarde y además mi mami ya tenía un par de tragos que la habían Knockeado
-Angélica, será mejor que nos vayamos ya. Creo que ya celebraste y te divertiste. Mañana podrás seguir con tus amigos, además, mira a tu madre, apenas se puede parar-dijo papá-
-Pero papi, son apenas la 1 30 de la madrugada y el club lo cierran a las 3 am. Déjame un ratito mas-dije-
-No, para nada. Nos vamos ya. Ve y despídete de Richard y de los demás-dijo papá
-Andre, mira, ya me tengo que ir. Mamá está algo ebria y pues no aguanta seguir aquí si ella no se va a divertir-dije-
-Ah, sabes, yo también me voy. El Abuelo ya tiene sueño y por otra parte, él no soporta quedarse despierto hasta tan tarde. Tomaremos un taxi-dijo Andrea-
-Andre, ya se: ustedes se pueden ir con nosotros. Ven, despidámonos de nuestros amigos y yo le pregunto a mis padres, ¿vale?-dije-
-Está bien Angie-dijo Andrea-
-Otra cosa Andre: tú y yo tenemos que hablar de lo que pasó hace rato-dije-
-Amiga, ya te dije, que estabas un poco ebria y a lo mejor me confundiste con tu Richard-dijo Andrea-
-Mmm, está bien, pero esta charla no acaba aquí. Hablaremos después-dije-
-Okis-dijo Andrea-
En ese momento, Andre y yo nos despedimos de las chicas y de nuestros mejores amigos y por último me despedí de Richard
-Mi amor, nos vemos. Dame el besito de buenas noches-dije-
-Bueno mi vida, mua-dijo Richard mientras me besaba-
-Dame otro por el de la noche en que me lo quedaste debiendo-dije-
-Ay, vaya que Angie es como medio idiota, Liza tenía razón-dijo Richard en su mente mientras me daba el otro beso-
-Bye, chicas-dijo Liza-
-Adiós Liza, mua-dije-
-Si, adiós, my little Slut Bitch-dijo Andrea a Liza en voz muy baja-
---De Lexi: Andrea le dijo “pequeña YLS ramera” a Liza por lo sucedido en el baño---
-¿Uh?, no entendí-dijo Liza, quién no era muy buena para el inglés-
-Lo que te dije fue: amiga, te quiero mucho y estás preciosa-Dijo Andrea-
-Ah bien, bye-dijo Liza de un modo hipócrita-
Al rato, fuimos hacia la mesa en donde estaban mis padres y les comenté acerca de llevar a Andrea y a su Abuelo y ellos aceptaron. Después, los cinco estábamos en el parking y entramos al auto, con rumbo a casa. Mis padres estaban al frente, mientras que Andre, su Abuelo y yo estábamos en la parte de atrás de la camioneta. Entre Andrea y yo el ambiente se sentía enrarecido y callado, todo por ese momento en que casi nos besamos. Yo quería hacerlo, pero a la vez no. Aún no entiendo por que actué así.
En medio de nuestro viaje, me dió algo de sueño, entonces junté mis manos a manera de almohada y me acosté junto a la ventana del auto. En la carretera había un bache y el auto rebotó. Como consecuencia de eso, mi corto instante de sueño, se vió convertido en un golpecito en mi cabeza
-Ouch, ¡que onda!, papi, ¡ese bache me despertó!-dije-
-Lo siento hija, es que la carretera no se ve a esta hora-dijo papá-
-Angie, ¿que tal si te recuestas en mí? ¡Así no te golpeas mas!-dijo Andrea mientras miraba el chichón de mi cabeza-
-Bueno-dije-
El ambiente enrarecido entre nosotras desapareció y en poco tiempo, me quedé dormida de nuevo. Extrañamente ese “algo” regresó y se apoderó de mí, pero esta vez, me hizo abrazar intensamente a Andrea mientras estaba dormida. Ella respondió a mi estímulo, dándome un beso en mi cabeza y abrazándome también. Con Andrea a mi lado, me sentía muy bien, ¡incluso mejor que con Richard! Su calidez era genial y el estar en su regazo fue muy confortable para mi. Nunca había sentido algo así, ni siquiera con mi madre o con mi nana que me cuidaba años atrás.
Un rato después, llegamos a casa de Andrea y cuidadosamente se separó de mi y me dejó durmiendo en el auto, no sin antes darme el beso de las buenas noches. Ella y su abuelo agradecieron a mis padres y mi mami le dijo a Andrea que viniera en la mañana a mi casa para tomar el almuerzo.
El auto recorrió unas cuantas calles, hasta que llegamos a casa. Nuevamente me desperté, para regresar, pero a mi rica cama.
Me cepillé los dientes, subí a mi habitación y dejé tirado el vestido, la toga, el virrete y el diploma. Me fui a la cama en ropa interior y me arropé con mi manta. No dormí igual por el resto de la noche, por que la calidez de mi Andre me hacía falta. Utilicé mi móvil y le mandé un SMS que decía: “Andre, tú eres lo mas padre, chido y re buena onda que pueda haber. Gracias!”
Andrea sonrió al ver el SMS, después tomó una de mis fotos y le dió un beso a mi imágen y dijo: “Buenas noches, mi Angie” y se acostó a dormir.

Cuando amaneció, el sol entró por mi ventana y fue él quien me despertó ¡Vaya que tuve una gran noche!, pero ya era hora de iniciar un nuevo día

-Angélica, ve y organízate para que tomes el desayuno con nosotros y mires tus regalos de grado-dijo mami-
-Claro mamá, enseguida bajo-dije-
-Ven rápido-dijo mamá-
-¿Y papá?-dije
-Salió muy temprano en la mañana-dijo mamá
-Bien, será un día solo de chicas, je je-dije-

Inmediatamente fui a cepillarme los dientes y después a darme un gran baño. Según mi mami, había grandes regalos esperándome, pero lo mejor era que los iba a observar junto a Andrea, quién llegó un poco antes de la hora de almuerzo

Tiempo después, mi mamí, Andre y yo estábamos en la sala observando los regalos de mis parientes cercanos y de los más lejanos. Que puedo decir, ¡mi familia está llena de gente detallista!

Revisé cuidadosamente todas las tarjetas de felicitaciones y cumplidos que me mandaron, algunos de mis parientes me enviaron ropa, otros me mandaron libros de literatura clásica, bonos de descuento en boutiques, mi tío me envió un reloj y en fin, toda una serie de regalos inusuales, pero el que mas me iba a gustar era el de mi tía que vive en Maracaibo, Venezuela.

Ella me mandó una grabación de ella en un DVD y yo la coloqué a reproducir. En ella, mi tía me dijo las siguientes palabras

“Hola mijita, ¿como estás? Sabes, estoy aprendiendo esto de manejar los ordenadores, y quería ver si la grabación me ha quedado bien y parece que si, ¿verdad? Que gran idea se me ocurrió al mandarte este video”

“Te quiero decir que has cumplido un logro mas en tu vida y te felicito por lograr salir adelante y haber completado tus estudios. Es obvio que de aquí en adelante el camino no será fácil y habrá ocasiones en las que querrás desistir, pero tienes que ser fuerte y salir adelante. Es el momento de que des la cara al mundo con la frente en alto y des lo mejor de ti. Bueno, dejémonos de cháchara y de discursitos. Mijita, ¡dile a tu mamá que te pasé el sobre de Manila y disfruta tu regalo! Inviértelo como quieras”

Y como dijo mi tía, así se hizo..

“Otra cosa: escríbeme al correo que ves en pantalla, para que nos podamos ver por el messenger ese del que tanto hablan los muchachos y por si tienes Skype para que me llames, este es el número también en pantalla y si no lo tienes en el compu, en el sobre hay un CD en donde está el Skype.

Adiós mi amor, un beso y te cuidas”

Finaliza la grabación

-Hija, ten. Me tocó ir primero a cambiar el giro, por que la tía me envió esa lana en dólares y pues acá solo manejamos pesos mexicanos. No te preocupes, que no te he quitado un solo peso-dijo mamá-
-Tranqui mamá-dije-
-Vaya que tu familia te quiere mucho-dijo Andrea-
-Si, ¿verdad?-dije-
-Pero yo quiero hacerte feliz de verdad-dijo Andrea en su mente-

Wow, vaya, cuanta lana, jamás había tenido tanta en mi vida. 500, 1000, 2000, 3000, 4000, 5000 ¡5000 pesotes!-dije mientras contaba mi dinero-
-Que bien, tu tía te dio el súper regalo- dijo Andrea-
-Andre, ¿te acuerdas de los zapatos y de toda la ropa que vimos ese día en el centro comercial y de ese móvil, el Nokia N95? Sabes que haré, me los voy a comprar, je je-dije llena de la alegría-
-Angie, Angie. Tienes que dejar algo de dinero y guardar para los días difíciles, para que así no te haga falta. Así hago yo cuando me pagan-dijo Andrea

-Vaya, que previsiva y lista eres. Tú irás conmigo al Mall entonces para que me ayudes a comprar bien-dije-
-Bueno, pero te sugiero que manejes esa lana con cuidado, no sea que alguien se aproveche de ti-dijo Andrea-
-Niñas, me voy al mercado. Regreso en unas horas-dijo mamá-
-Bien mamá-dije-
-Y bien, ¿que hacemos?-dijo Andrea-
-Hablar de lo de anoche-dije-
-Angie, te lo digo por última vez: estabas tomada, ¿si?-dijo Andre-
-No, yo estaba muy consciente de lo que hacía y muy segura, pero no se por que lo hice-dije-
-Entonces, ¿por que lo hiciste?, ¿por que no me besaste?-dijo Andrea-
-Mira, yo quería hacerlo, pero eres mi mejor amiga, además alguien pudo vernos-dije-
-Angie, no se a que juegas, pero no me gustó para nada-dijo Andre-
-Y cual es tu interés en querer ser besada por mi, ¿es que te gusto o que onda?-dije-
-No, no es eso. A mi no me gustan las chicas-dijo Andrea-
-No me gustan las chicas, ¡me encantan y me gustas tú!-dijo Andrea en su mente-
-Entonces, ¿por que no me detuviste? Acéptalo, querías que pasara, ¿verdad?-dije-
-Está bien Angie, lo acepto: estaba bromeando contigo y quise seguirte el juego, je je. Creíste acaso que sería capaz de besar a una chica, ja ja ja ja-dijo Andrea-
-Si Angie, quería que pasara, ¿y que? Eres muy especial para mi-dijo Andrea en su mente-
-Ay, que idiota soy, ¿por que no le dije que si, que me gustan las chicas?-dijo Andrea en su mente-
-Bueno, a lo mejor fue el Ginger Ale que me tomé, je je-dije-
-Ay Angie, eso ni siquiera tiene Alcohol. Tu estás muy rara desde ayer-dijo Andrea-
-En fin, de pronto yo si andaba ebria, pero bueno, ya sabes, quedamos de ir juntas a comprar mis cosas, ¿eh?-dije-
-Claro Angie. Mira, ya se que podemos hacer: veamos tele-dijo Andre-
-Si, buena idea, pero haré pop corn e iré a la tienda por unas gaseosas-dije-

En ese instante salí a la tienda y Andrea se quedó sola en mi casa

-Angélica, creo que inconscientemente yo te gusto, pero te niegas a aceptarlo. En el instante en que bailamos juntas, parecías estar muy feliz, a diferencia de cuando estás con ese patán. Yo te haré ver la realidad-dijo Andrea-

Mientras tanto, Richard andaba caminando por la calle, pero andaba relativamente preocupado por si situación económica y como siempre, a la búsqueda de dinero fácil

-Rayos, no tengo un centavo para darle a Liza todo lo que me pide y además necesito dinero para comprarme Apocalipsis, el juego de PS2 que está de moda. Si mi viejo me diera lana, pero no, ¡tenía que ayudar a la Freaky Geek de mi hermana solo por que estudia en la UNAM! Necesito money, cash, billete, grasa, pasta, plata, maldita vida, maldita sea, en donde me conseguiré la YLS plata. ¿Será que empeño el LCD y los electrodomésticos de la casa?, ¿busco trabajo?,¿O me voy de prostituto a la agencia en donde trabaja Arán?-dijo Richard

En ese momento, Richard se encontró con mi mamá. Vaya error que significaría el inicio de mi desgracia.

-Mijo, ¡como me le va! Tan lindo ayer en el grado-dijo mi ma-
-Hola y gracias señora Salinas, ¿como está?-dijo Richard-
-Bien hijo, bien. Sabes, Angie destapó los regalos que le mandaron mis familiares y sabes que fue lo mejor, que a la niña le encantaron: le dieron un reloj, ropa, zapatos y la tía le mandó un señor giro de $500 dólares, pero como los cambie en Western Union, me dieron $ 4900 pesos y yo le repuse los 100 pesos que faltaban-dijo mi mami-
-Ah, que bien, ojala los disfrute, que para eso son-dijo Richard-
-Al fin, la luz que necesitaba de parte de la tarada de Angie. Uy, ¡así si la amo de verdad!-dijo Richard en su mente-

-Bueno mijo, me voy a hacerles de cenar a las niñas-dijo mi mami-
-Adiós señora, que esté muy bien-dijo Richard-

Mientras tanto, de vuelta en mi casa Andre y yo discutíamos acerca de que y cuando comprar.

-Andre, ya se cuando podemos ir de Shopping: sabes, el Mártes, que es 15 le pagan a mi papi y él quedó de darme un dinerito extra, así no gasto tanto de lo que me dió la tía y me podré comprar ese teléfono con camarita, bluetooth y Internet-dije mientras comíamos pop corn-
-Bueno Angie, entonces así será, pero prométeme que no le dirás nada de esa lana a Richard, ¿me oiste?-dijo Andrea-
-Tranquila amiga, él es de confianza-dije-
-Si es de confianza, dime entonces, ¿que le pasó a tu anillo que te regaló tu mamá en tu cumpleaños?-dijo Andrea-
-Amiga, Richard tenía una necesidad y tu sabes como es “El Dandy”, casito me lo matan por la plata que debía y una lo sacrifica todo por el ser amado-dije
-Claro, yo creo que lo primero que sacrificaste fue tu cerebro-dijo Andrea-
-Andrea, Richard no me va a quitar mi lanita, no, el no es así-dije-
-Bueno, pero recuerda lo de su Ex-dijo Andrea-
-Ya amiga, basta. Veamos tele, ¿si?-dije-
-Angie, no soporto tu ceguedad frente a lo que está pasando. Te voy a demostrar quien es en realidad tu adorado novio-dijo Andrea en su mente-

Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:20


Capi 5 Parte 2

Mientras tanto, en casa de Liza

-Amor, sabes, ya tengo la solución a nuestros problemas-dijo Richard-
-Si pajarito, entonces, ¿cual es? ¿Cómo le vas a hacer para comprarme esa pulsera y ese bolso Louis Vouitton que vi en el Mall-dijo Liza-
-Mira, así de fácil. Angie tiene 5000 pesos de regalo de grado y yo se los voy a sacar sin que ella se de cuenta. Yo se que ella siempre deja la plata por ahí, ella es una dejada y descuidada, además de inocente. Pobre Angie, pero va a ser mas pobre aún después de que la deje sin un solo peso y lo mejor de todo, es que le quitaré la lana en sus propias narices-dijo Richard-
-¿No será muy arriesgado? -dijo Liza-
-Para nada. Mira lo que acabo de comprar en la farmacia-dijo Richard-

Richard le enseñó a Liza un frasco pequeño de un somnífero potente

-Aqui dice que te da sueño en 3 minutos y que quedas como roca. Con solo 20 gotitas de esto en agua o cualquier bebida y zas, ¡Angie pobre y yo lanudo!-dijo Richard-

De Lexi:--Lanudo significa lleno de dinero--

-Ja ja, que bien pajarito. Sabes, quiero premiarte por tu idea-dijo Liza
En ese momento, Liza le abrió el pantalón a Richard y comenzó a hacerle sexo oral mientras él gemía de la emoción

-Ooh, Liza, vaya que eres insaciable. Esta mañana lo hicimos, ¿y aun quieres?, ooh, siii-dijo Richard mientras le sostenía la cabeza a Liza-
-Mmm, si, mmm, lo mejor, para, mmm, mi pajarito-dijo Liza mientras hacia la fellatió a Richard-

¡Una vez mas, esos dos me engañaban y planeaban el inicio del fin de mi vida!

Mientras tanto en casa, mi mami llegó, le ayudamos a hacer el almuerzo y cenamos las tres juntas.

Así, se me fue el resto de Domingo en medio de la tranquilidad de mi hogar, anocheció y me fui a dormir a mi habitación.

Era Lunes, me sentí algo rara por que ya no tenía que levantarme temprano para ir a estudiar, ¡ya no, ya no mas, wiii! Era libre al fin, libre de todas esas reglas del cole, me sentía feliz, pero vacía. No quería estar en casa aburriéndome como ostra y ver a mami hacer el almuerzo y hacer mandados todos los dias, yo quería estudiar e ir a la Universidad con Andrea, así que le propuse que fuéramos juntas a varias universidades a ver los pensums académicos y a buscar una carrera que nos gustara

-Andre, ¿que onda, te cae mi plan?-dije por teléfono-
-Bueno Angie, vamos de una vez, por que en la tarde tengo que trabajar en la heladería-dijo Andre-
-Entonces, ya se, vamos a la UNAM, a la Autónoma de Guadalajara y a la Estatal, ¿que tal?-dije-
-De acuerdo, pero ten presente que no tengo tanta lana, aun no me pagan-dijo Andrea-
-Fresca amiguis, de los pasajes de autobús yo me encargo. Es mas, iremos en Taxi-dije-
-Angie, no te gastes esa plata así, ¿que te dije?-dijo Andre-
-Bueno, “mamá”-dije-
-Listo Angie, voy para tu casa-dijo Andrea-

Al rato, Andrea llegó y las dos salimos directo a la UNAM para conocer el campus universitario e informarnos acerca de los requisitos para aplicar allí. Media hora después, llegamos allí y tomamos un autobús dentro de la universidad que nos dió el recorrido hasta llegar a la facultad de Psicología, que fue la primera que acordamos visitar.

-Híjole, esto es muy grande. Andre, ¿que tal si nos perdemos?-dije-
-Ay Angie, no seas tan tontita. Así mismo como es de grande, tienen mapas de ubicación, vigilantes y líneas de autobús internas que te llevan o te dicen a donde necesites ir-dijo Andrea-
-Ay, que chido, ¿cómo sabes tanto?-dije-
-Será por que soy dos años mayor que tú, lela-dijo Andrea-
-¡Oye!-dije-
-Angie, aquí es. Llegamos-dijo Andre-
-Bueno, señor, ¿cuanto le debemos?-dije-
-Linda Señorita, a los visitantes no se les cobra por el tour a la universidad, ni tampoco a los maestros o estudiantes que se desplazan de facultad en facultad-dijo el chofer-
-Ja ja ja ja, ¡que tontita!-dijo Andrea-
-Ouch, ¡Gracias!-dije apenada y con la gotita de sudor en mi frente

A Andrea le interesaba mucho la Psicología. El Director de ese programa de estudios nos presentó la información necesaria. Noté que Andrea estaba muy entusiasmada mientras se leía toda esa información. Por otra parte, lo mio no era la Psicología, pero con tal de estar con Andrea, sería capaz de estudiar algo que ni siquiera me gusta.

-Angie, ¿no te parece genial?-dijo Andre-
-Si, si, claro-dije-
-Angélica, asi te llamas, ¿cierto?. Desde hace rato te noto algo desinteresada ¿Que tal si siguen recorriendo la Universidad y encuentras un programa de estudios que te guste? Sabes, no me agradaría para nada que estudiaras una carrera a fuerzas solo por hacerle compañía a tu amiga. No se cuales sean tus razones, pero mi plan de estudios no es un centro de diversiones ni de cotilleo-dijo el Director del plan de Psicología-
-Ah, si, que pena, pero, ¿Cómo supo todo eso? Yo ni siquiera dije nada-dije-
-Exacto, analicé su comportamiento mientras estaban aquí. Para entrar a Psicología hay que presentar pruebas adicionales a las que pide la Universidad y una de ellas es una buena primera impresión, además, soy Psicólogo de profesión. Por la forma en que se tratan ustedes, noto demasiada dependencia emocional entre las dos y noté que deseabas aplicar a esta carrera únicamente por estar con tu amiga-dijo el Director de Ps-
-Bueno, me ha convencido. Yo si entro. “Quero ser toda una Sigmund Freud con mi diván y todo eso”-dijo Andrea-
-Andre, ¡pero me voy a quedar sola!-dije
-Angie, así es la Universidad. No siempre vas a estar conmigo-dije-

-Si eso es lo que les preocupa, pueden pedir un dormitorio para las dos. Acá hay departamentos y pisos para los estudiantes que vienen de lejos, pero yo les podría ayudar. Así no estarás separada de tu amiga-dijo el director de Ps-
-Bien-dije-
-Andrea, entonces si deseas aplicar para Psicología, aquí están los horarios y salones de las pruebas, después tienes que llevar los papeles que pide la carrera a Admisiones pagar la matrícula y por último el exámen médico, ¿te parece?-dijo el director de Ps-
-Bien, hasta luego-dijo Andrea-
-Si, hasta luego-dije
-Adiós, que tengan buen dia-dijo el director de Ps-

Después de eso, seguimos recorriendo la Universidad y no encontré una carrera que se adaptara a lo que yo quería: yo deseaba ser una Ingeniera, pero no de los estereotípicos ingenieros Civiles, de Informática o industriales.

-Angie, será mejor que vuelvas a Astraea y hables con la orientadora vocacional para que encuentres carrera La neta que se que quieres estudiar, pero no sabes que-dijo Andre-
-Si amiga, tienes razón. Soy una tonta. Te hice perder el tiempo-dije-
-Angie, para nada. De hecho, yo estaba pensando en venir estos días-dijo Andrea-
-¿En serio? Pero aún así, perdí mi tiempo acá.-dije-
-No seas lela, es cuestión de seguir buscando y ya-dijo Andre mientras me abrazaba-
¡Vaya que Andrea hacía de todo lo que podía para no hacerme sentir mal!

Así, en medio de mi infructuosa búsqueda, Andre y yo nos devolvimos para la casa. Noté en mi reloj que ya casi era la 1 pm

-Andrea, tu entras a las 2 pm-dije-
-Uy, se me hizo tarde. Bueno Angie, un beso y te cuidas-dijo Andrea-

Después de que Andrea salió al trabajo, yo regresé a casa muy desanimada. Al llegar, noté que no había nadie en casa, además estaba demasiado cansada de caminar (y recorrer en autobús) ese enorme campus. Fui a mi habitación y me tiré en mi cama.

Minutos después, el móvil estaba sonando. Era Richard, así que contesté inmediatamente

-Hola amor-dijo Richard mientras aún estaba con Liza-
-Hola Richie, ¿que onda, como estás?-dije-

-Bien, ooh, justo en el blanco-dijo Richard mientras se corría en la cara de Liza-
-Mi amor, ¿que haces?-dije-
-Ah, es que me alegré de la emoción al matar a un bandido en un video juego-dijo Richard-

Al rato, Richard estaba montando a Liza por detrás y se alcanzaron a escuchar sus grititos

-¿Que fue eso?-dije-
-Ah, es que agarraron a mi chica en el juego y la están violando. Ahora tendré que derrotar al malo-dijo Richard-
-Uy, sabes, ese juego se oye muy real-dije-
-Si, ¿verdad?-dijo Richard mientras montaba a Liza y le hacía de señas para que se callara-
-Ah bien. Sabes, ¿por que no vienes a mi casa? Estoy triste y sola y necesito que me mimes y me consientas-
-¡¡¡Asi pajarito, mas duro, mas duro, métemela toda y dame toditita tu leche!!!-dijo Liza gritando-
-Uy Richie, ¿que fue eso?-dije-
-Nada, es que le subí volumen al televisor, pero no pensé que la chica del juego fuera a decir eso. Que grosera-dijo Richard-
-Je je. Bueno. Ven aquí mi amor y después me enseñas a jugar ese juego, ¿vale?-dije-
-Bueno, voy para allá-dijo Richard-

Ay Richard, cuanta falta me haces-dije-

Richard terminó de tener sexo con Liza y antes de que ella le chupara el pene de nuevo, él la detuvo y le dio una bofetada en la cara

-¿Cómo puedes ser tan idiota? ¡No ves que Angie pudo sospechar! Menos mal ella es como retrasada mental, casi que parece niña Down o especial y por eso es que no se da cuenta de la realidad-dijo Richard-
-¡Por que me pegaste, pajarito!-dijo Liza muy triste
-Ven, ven acá. Lo siento-dijo Richard-
-Mi pajarito, a mi solo me gusta consentirte y hacerte el amor como a ti te gusta y tú me pegas por esa lagartija pálida-dijo Liza mientras sujetaba y observaba sutilmente el pene de Richard-
-Como enojarme contigo, sabiendo que lo chupas tan bien. Ooh, si, Liza, perdóname y castiga ese pene, ¡castígalo!-dijo Richard-

Muchas corridas después, Richard llegó a mi casa, le ofrecí Lasagna del microondas con algo de refresco y subimos a mi cuarto a ver una película

-Bien Richie, yo llevo los platos de Lasagna y tu llevas las bebidas, ¿si?-dije-
-Claro amor, claro que si-dijo Richard-

En ese momento, Richard tomó mi vaso de refresco y le adicionó 20 gotas del somnífero, le agregó Azúcar, revolvió bien con la cuchara para disimular el sabor y lo colocó del lado derecho de la bandeja para no confundirse

-Ah, menos mal le di de este somnífero a Liza para que dejara de follarme ¡Esa chava me tiene destrozado el pene, pero no me importa! Creo que ella es medio Ninfómana, pero no importa. Hoy seré rico gracias a ti, mi idiota y pobre Angie-dijo Richard-

Richard subió a mi habitación y me dió el vaso de Refresco con el somnífero

-Gracias amorcito-dije mientras bebía y comía Lasagna-

-De nada Angie, de nada-dijo Richard-
-Richie, hace días que tu y yo no tenemos intimidad-dije mientras me acercaba suavemente a Richard-
-Angie, sabes, no tengo ganitas de eso ahora. Quiero ver la película contigo-dijo Richard-
-Que, ¿acaso tengo el pene de Oro? Yo me canso también y por otra parte, ¡Liza me lo ordeña a cada rato! No te haré el amor, grandísima tonta-dijo Richard en su mente-
-Mi amor, el sexo es importante en la vida de pareja-dije-
-Otro día Angie, ¿si?-dijo Richard-
-Si, perdóname. Si no quieres, está bien-dije muy afligida-
-¿Que clase de novio tiene tan abandonada a su amada? Richard no es de los que dice “No” tan fácil-dije en mi mente-

Mientras nos veíamos la película, me entraron unas enormes ganas de dormir, me sentía mareada y veía todo borronoso. No sentía mi cuerpo, creí que iba a vomitar, todo me daba vueltas, no podía ver bien, no me daba cuenta de nada de lo que pasaba a mi alrededor, no sentía mis piernas ni me podía mover casi. Cada vez estaba más y mas rígida

-Richard, cre, creo que, me, ppasa, algo-dije con voz entrecortada-
-Angie, ¿que te pasa?-dijo Richard fingiendo preocupación-
-No se, creo, que, la Lasagna me hizo daño, ayúdame, p, por fav, favor, novio-dije entontecida-

Momentos después, perdí el conocimiento. Richard vió como yo quedé profundamente dormida y comenzó a buscar el dinero entre mis cosas, hasta que llegó a mi mesita de noche y dento de mi billetera rosada encontró los 5000 pesos que mi tía me regaló

-Bueno, si era verdad lo de la plata. Veamos cuanta lana hay-dijo Richard-

Richard comenzó a contar el dinero y lo separó en varios fajos de billetes, después escondió el dinero en sus Zapatos, en sus medias, en su ropa interior y en su propía billetera

En mi billetera, yo había dejado una lista de las compras que haría con Andrea, Richard la leyó, mas no le dió remordimiento de nada

La nota que escribí decía:

“Gracias a ti tía podré:
Comprarme mi nuevo móvil
Comprar una ropa y quizás algo de comer
Comprarme esos lindos Zapatos que vi en ese aparador el otro día
Comprar lo que necesiten en casa
Comprar algo para mi Andre, ahorrar lo que me sobre y por último, darle un regalito a mi novio”

-Ay, no seamos tan malos. Angie, para que veas que soy buena onda, te voy a dejar los 100 pesos que tu mamá puso para completarte lo del giro. Al menos te podrás venir en Taxi después de que en el centro comercial te vean la cara de idiota-dije-

-Bueno, con esta lanita me acomodaré por un buen tiempo. Ya tengo lo de mi video juego y lo del Bolso de Liza, además me sobra hasta para comprarme el conjunto mas reciente de marca “Tommy Hilfiger” que vi el otro día. Angie, preséntame a ti tía-dijo Richard-

-Bien, ahora tengo que hacer que esto parezca un robo. Ya se, me voy a golpear la cabeza y me voy a cortar el brazo para que luzca como que me hirieron-dijo Richard-

-Duerme Angie, sigue durmiendo-dijo Richard

En ese momento, el bruto ignorante de Richard se dió varios golpes en su cabeza, hasta que le empezó a salir sangre, luego con una cuchilla de afeitar, se hizo varias cortadas no muy profundas como para que no perdiera mucha sangre, después se tiró desde la parte baja de las escaleras y cayó varias veces, luego se golpeo con los utensilios de la cocina y la desordenó toda. Así mismo, desordenó una gran parte de la casa, como para que luciera como un robo

Richard abrió los gabinetes de la cocina, tiró abajo las sillas del comedor, volcó mi mesa de noche, destendió mi cama y me dio una patada aún estando dormida. También me rasgó la ropa, me quitó la ropa interior y puso algo de aceite de bebé en mi YLS, para que yo luciera como si me hubieran abusado sexualmente. El muy desgraciado me cortó y puso algo de mi propia sangre en mis genitales para que la violación fuese mas real.

Al rato, Richard siguió golpeándose a si mismo, hasta que ya no pudo mas, quedando exhausto. Richard fingió estar inconsciente y se tiró al piso mientras alguien llegaba a la casa.

Momentos después, mi mami llegó a la casa e inmediatamente vio el panorama, se asustó demasiado y llamó a mi papi y a la policía

-Ay Virgencita de Guadalupe, ¿que pasó en mi casa? ¡Todo está desordenado! Richard, Richard, mijo, ¿que te pasó?-dijo mi mami-
-Ay, ¿que onda? Aaah, me duele todo el cuerpo-dijo Richard fingiendo-
-Mijo, ¿que pasó?, ¿acaso los robaron?-dijo mi mami-
-No señora, no me acuerdo de nada. Solo recuerdo que alguien se me acercó por la espalda y me dio un golpe, después no se que mas sucedió-dijo Richard, quien habia fallado en su Coartada-
-Angie, Angie-decia mi mami desesperada-

Al rato, mi mami subió y notó el desorden de mi habitación. Ella también observó la sangre en mis genitales y el líquido baboso alrededor
-Angie, Angie, Hija, despierta-dijo mi mami-

El somnífero había perdido su efecto y poco a poco desperté de mi sueño

-Ay, mamá, me despertaste-dije-
-Angie, los robaron a los dos-dijo mi ma-
-¡Que!-dije-
-Y creo que también te abusaron-dijo mi mami mientras lloraba-

Al rato, aprecié la sangre en mis partes y vi mi ropa rasgada. Inmediatamente comencé a llorar y mi mami me abrazó muy fuerte

-Ya llamé al doctor Jiménez para que atiendan a Richard, lo golpearon demasiado.-dijo mi mamá-

Mi mamá me llevó hasta Richard y en ese momento, lo abracé como nunca lo había hecho mientras lloraba y le decía que me habían violado

-Ya Chiquita, ya. La policía está buscando al ladrón-dijo Richard-
-Grandísima idiota. Mi plan esta resultando a la perfección. El dinero está bien escondido y mi coartada es perfecta. Nadie sabrá que fui yo-dijo Richard en su mente-

-Richard, vamos a mi cuarto, no sea que me hayan robado el dinero-dije-
-¿Cual dinero?-dijo Richard-
-Una lana que está en mi cajón-dije-
-Si, yo voy a ver. Tu quédate aquí-dijo Richard-

Richard subió a mi habitación y colocó varios pedazos de papel y los envolvió en el billete de 100 pesos, como para darle volumen al rollo de dinero

-Angie, la plata está intacta. Hay 5000 pesos-dijo Richard-
-Si, yo creo en ti-dije-
-Entonces, ¿para que vino el ladrón?-dijo mi mamá-
-A lo mejor solo se dedique a violar chicas-dijo Richard-
-Angie, mañana bien temprano iremos a la Fiscalía de Guadalajara para hacer el denuncio y iremos a la unidad federal de abuso de menores, para saber que tan grave fue tu violación-dijo mami-

Minutos después, el Dr Jiménez atendió a Richard y le recetó los medicamentos y vendajes

-Oye chico, vaya que te lastimaron feo-dijo el Dr Jiménez
-Si, Doctor-dijo Richard-
-¿No te has caído en estos días jugando Fútbol?-dijo el Dr-
-No, no señor-dijo Richard-
-Hmm, estos golpes no son dados por alguien muy fuerte, de hecho, por el impacto, creo que era joven, así como tú-dijo el Dr-

Al rato, el Dr Jiménez me observó a mí y recogió muestras de los líquidos encontrados en mi YLS, además de muestras de fluido YLS, de mi orina y de mi propia sangre

-Señora Salinas, me llevaré unas muestras para saber si su hija fue violada, no obstante, vayan a hacer el denuncio formal. Yo le llamaré por si algo pasa-dijo el Dr Jiménez-
-si Doctor-dijo mi madre-

Al rato, mi papi llegó con la policía y ellos comenzaron a analizar lo sucedido en el lugar, luego los curiosos vecinos se acercaron a preguntar sobre lo sucedido. Richard le dijo a la policía que no había visto ni oído nada y ellos lo dejaron de interrogar.

Mi papi sacó a los curiosos vecinos de la casa y cerró con llave para que nadie más entrara

Horas después, los policías revisaron la casa de arriba abajo y determinaron que no hubo ningún robo y que fuimos objeto de una pesada broma. Mis padres ordenaron la casa de nuevo mientras Richard me acompañaba y me daba apoyo en ese difícil momento que yo creí era verdadero.

El Dr Jiménez llamó a mi mami y le dijo que el líquido a mi alrededor era aceite de bebé y que la sangre sobre mis partes era mía y que además, no se hallaron fluidos seminales en las muestras de fluidos vaginales y de orina, es decir que no fui violada. Mi mami me dijo la noticia y me puse muy feliz. La policía se fue de casa, se llevaron mi ropa rasgada para analizarla y recogieron muestras de lo que habíamos comido y nos dijeron que harían vigilancia a la casa de vez en cuando.

Al rato, el Dr Jiménez llamó de nuevo y le dijo a mi mami que habían encontrado trazas de un potente somnífero en mi orina. A lo mejor el bromista se lo adicionó a mi refresco y luego lastimó a Richard
Así, en medio de tanto desorden, acabó el día. No le dije a Andrea nada de lo sucedido y le dije a mis padres que no lo comentaran a nadie para no hacer escándalo.

Richard se fue a casa de Liza y ella se encargó de curarlo y de darle la medicina, además de contar y manosear mi dinero. Al menos esa noche no tuvieron sexo. El muy descarado del Richard le dijo a Liza todo su infantil plan del cual fui objeto de burla.

¡Richard, eres un pesado, llegar a hacer todas esas cosas solo por tu miserable ambición de obtener dinero. Maldito Cretino!

¡Por idiota llevaste la peor parte. ¿Lastimar tu cuerpo solo por robarme? Has caído bajo, muy bajo!

Al día siguiente, olvidé todo el incidente y llamé a Andrea para que fuésemos juntas al centro comercial a hacer las compras que tanto quería. Me confié de no revisar mi billetera solo por que Richard me dijo que el dinero estaba completo. Tomé un baño y me dirigí con Andrea al centro comercial, pero antes de eso, mi papi me dio el dinero extra que me prometió y me dijo que tuviera cuidado, no sea que el bromista me atacara de nuevo. Bromista, que era Richard, ¡y que obviamente no atacaría tras llevarse el botín!

Mientras tanto a mi casa llegó la policía llegó con los respectivos análisis y concluyeron que la persona que hizo todo ese caos, era un joven, con edad entre 17-19 años y de la misma complexión de Richard, también se dieron cuenta del somnífero en el jugo que me tomé. Desafortunadamente, no se dieron cuenta de que él fue quién hizo todo eso.

En el centro comercial, Andrea y yo fuimos separando la ropa que yo iba a llevar. Fui al probador y ella me vio lucir cada una de las prendas que escogí

-Angie, esa ropa te queda linda-dijo Andrea-
-¿En serio lo crees Andre?, ¡gracias!-dije-
-Es que la neta que a ti nada se te ve mal. Eres muy bella como para lucir mal, es por eso que soy tu asesora de moda, je je-dijo Andrea-
-Lástima que no podamos ser algo mas-dijo Andrea en su mente-

La compañía de Andrea me hizo olvidar aún mas la broma de la cual fui objeto, hasta que ya ni pensaba en eso. En ese momento yo solo quería compartir ese tiempo con ella.

Después fuimos a la sección de Zapatos y me probé los mismos que había visto en el aparador y le dije a la vendedora que los separara para mi, luego fuimos por mi nuevo teléfono móvil y entre Andre y yo lo probamos, nos tomamos algunas fotos y escuchamos algo de música

Finalmente, tras recoger todo el centro comercial, era hora de pagar todo lo que tenía. Hice fila detrás de una ancianita que llevaba pocas cosas y en poco tiempo, llegó mi turno.

La chica de la Caja fue tomando mis cosas y pasándolas por la lente registradora. Al final, le pregunté cuanto tenía que pagar y ella me dijo que eran 2150 pesos, yo le dije que me esperara y fui muy contenta a buscar en mi billetera.

Al rato, saqué mi supuesto rollo de billetes, lo destapé y solo encontré tiras de papel envueltas por un billete de a 100 pesos.

¿Angie, que pasa?. Rápido, págale ya-dijo Andrea-
-Ay no amiga, la plata, la plata, ¡donde esta mi plata!-dije-
-¡Que!, pero donde la dejaste-dijo Andrea-
-Estaba en mi billetera, te lo juro, pero ya no está-dije-
-Señorita, lo siento. Debo invalidar sus compras, regresar todo a su lugar y atender a los demás clientes en la fila-dijo la Cajera-
-Si, si, hágalo-dije mientras mis ojos se llenaban de lágrimas

Mientras eso sucedía alguien que estaba cerca de nosotros nos observaba.

Andrea y yo salimos del centro comercial y nos sentamos en la plazoleta. Andrea me consolaba mientras yo lloraba de la tristeza. En medio de mi llanto, le comenté toda la broma de la cual fui objeto y que a lo mejor, el bromista se llevó mi lana. En resumen, le dije todo lo que pasó ayer en mi casa.

-¿Y Richard estaba contigo?-dijo Andrea
-Si, pero él llevó la peor parte. El Bromista lo lastimó todo y a mi me dieron un somnífero y me hizo parecer como si mi hubiesen violado-dije
-Hmm, la plata de Angie esfumada y Richard todo lastimado sin que se robaran nada mas de la casa y esa pesadísima broma de la violación y el desorden de la casa, esto me huele mal, me huele a Rata podrida, me huele a Richard. Ay cariño, esta vez te pasaste, ¡pero te voy a dejar como Chile poblano en tortilla!-dijo Andrea en su mente-
-Bueno, pero gracias a Dios estás bien tú, tus papás y hasta ese gusano-dijo Andrea-
-En fin. Andre, lamento no haberte llevado a comer bien rico como te lo prometí, lo siento mucho amiga-dije mientras lloraba y agarraba a Andrea-
-Angie, te entiendo-dijo Andrea mientras me abrazaba fuertemente y compartía mi dolor llorando junto a mi-
-Angie, linda, tú has hecho mucho por mi y es la hora en que yo te devuelva el favor que me hiciste hace 7 años. Richard pagará, lo se. Es una maldita Rata cuzca, vil ladrón-dijo Andrea en su mente-
-Angie, mira, tengo cosas que hacer. Llamaré a tu mamá para que te recoja. Lamento no poder llevarte a casa como siempre suelo hacer-dijo Andrea-
-Si, no hay problema-dije

Minutos después, mi mami vino a recogerme y Andrea se despidió de nosotras.

-Angie, tienes que ser fuerte. Cuando termine lo que tengo que hacer, te llevo algo bien lindo a la casa, ¿vale?-dijo Andrea mientras me daba un beso en mi frente
-Si Andre-dije
-Adiós Andrea. Te cuidas mijita-dijo mi mami

Mi mami y yo usamos los 100 pesos que el bandido del Richard me dejó y nos fuimos a casa en autobús. ¡A lo mejor el maldito quería que me fuera en Taxi!

Al rato, Andrea se dirigió con rumbo a casa de Liza, pero un hombre la detuvo

-Un momento señorita, ¡deténgase ya mismo!-dijo el extraño Hombre-
-¿Quien es usted?-dijo Andrea-
Continuara....
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:27

Capítulo 6 Sorpresa.

El extraño se dirigió a Andrea lleno de varios paquetes y le dijo que había visto lo sucedido.

-Me conmovió mucho lo que pasó cuando estábamos en la caja registradora, así que yo pagué las cosas de su amiga y las estaba buscando por si las encontraba y menos mal estaba usted-dijo el Extraño-
-Si, vaya, ¡gracias señor!, pero por mas noble que sea su causa, no puedo aceptar nada de extraños-dijo Andrea-
-Señorita, eso es normal, pero no soy ningún extraño, yo soy el dueño de la cadena de helados “El Mantecado” a nivel de todo México. Gustavo Spencer, para servirle-dijo el acaudalado hombre-
-Ay Dios, no puede ser. ¡Usted es mi jefe, bueno, el jefe de mi jefa! Yo trabajo en el local del Barrio Gran León. Soy Andrea Rodríguez, mire mi identificación-dijo Andrea mientras estrechaba la mano con el aristócrata-
-Ajá, si, tu eres una de mis tantos empleados-dijo Spencer mientras miraba mi carnet-
-En ese caso, muchisísimas gracias señor. No se si contarle, pero a mi mejor amiga, es decir, a Angie le robaron el dinero que le dieron como regalo por su graduación del Instituto y solo le dejaron 100 pesos en la billetera-dijo Andrea-
-¡Que lástima! Es algo muy triste-dijo Spencer-
-Es verdad. Señor Spencer, ¿le puedo pedir un favor?-dijo Andrea-
-Si, dime-dijo Spencer-
-¿Podría adelantar mi salario, hasta llegar a 2850 pesos y completar los 5000 de mi amiga?-dije-
-Muchacha, ¿pero que dices? Es una locura, ¿que ganarías de sueldo? Estoy seguro que trabajas para ti y tu familia dado que estás muy joven y sabes, es muy lindo de tu parte el ayudar a tu mejor amiga. Ya se que haremos: haré que la jefa del local donde trabajas te descuente 500 pesos de salario durante seis meses y te daré los 2850 ya mismo, junto con las cosas que pagué ¿te parece?-dijo Spencer-
-La neta que usted es rebuenísima onda, ¡gracias! ¿Podemos hacerlo ahoritita mismo?-dijo Andrea de la felicidad-
-Enseguida, llamaré a la sucursal de Gran León avisando que iremos para allá, pero primero acompáñame al cajero automático. No es bueno retirar dinero solo-dijo Spencer
-Si. Una vez mas, gracias señor Spencer-dijo Andrea-
-No hay de que. Se nota que eres una verdadera amiga. Así deben ser los amigos siempre-dijo Spencer-

Tal cual como lo dijo el señor Spencer sucedió. Andrea aceptó la reducción de su sueldo por mi y firmó el acuerdo con el señor Spencer y su jefa.

Ay Angie, lo que hago por ti, pero esto es para que veas quién si te aprecia y ama realmente. Angie, vaya que eres de buenas. ¡Gracias Dios, gracias por permitirme demostrar a Angie mi amor hacia ella!

Acto seguido, Andrea tomó un Taxi para ir a mi casa y llevar todas las cosas que elegimos en el centro comercial.

Richard, esta guerra apenas empieza, desde mañana seré tu piedrita en el zapato y te patearé ese podrido culo que tienes-dijo Andrea en su mente mientras iba en el Taxi-

Momentos después, Andrea llegó a mi casa, pero no me dijo ni una palabra. Ella subió a mi habitación y comenzó a hablar conmigo.

-Angie, ¿puedo pasar?-dijo Andrea-
-Claro Andre, es solo que no quiero que veas mis ojos llenos de lágrimas-dije-
-Angie, ¿sabes que Dios es muy bueno, y que concede milagros, cierto?-dijo Andrea-
-Si, si, lo se, pero, ¿a donde quieres llegar?-dije-
-Angie, linda, lo que quiero decir, es que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. Es mas, quiero que salgas de este encierro y que mires al mundo con una nueva cara, con un rostro lleno de alegría y felicidad. Por otra parte, debes agradecer que al menos no te sucedió nada a ti o a tu familia, era solo dinero, dinero que, bueno, tu tía reunió con mucho esfuerzo, pero que al ladrón se le acabará pronto-dijo Andrea mientras me abrazaba y me acariciaba-
-Si amiga, a lo mejor se le pierda o se lo roben también, ja ja-dije en medio de mi tristeza-
-A ver, te seco las lágrimas. ¡La neta que no te quiero ver triste nunca!-dijo Andrea mientras sostenía mi rostro y me secaba las lágrimas y el rimmel del maquillaje corrido con un pañuelo
-Gracias Andrea, te quiero mucho, mucho de verdad-dije
-Te dije que te traería algo lindo al llegar y así hice. Ven, vamos a la sala-dijo Andrea

Y así hicimos. Andrea y yo fuimos a la sala y de repente mi mami me tapó los ojos y yo ya no pude ver nada mas
-¿Que onda, es una sorpresa?-dije-
-Espérate-dijo Andrea mientras esparcía las cosas que había comprado Spencer sobre el comedor

En ese momento yo solo escuchaba el ruido de muchas bolsas de plástico y de cajas abriéndose

-Listo señora Salinas, deje que Angie vea-dijo Andrea-

Cuando mi mami me abrió los ojos, vi que todas las cosas que habíamos separado antes del incidente en el Mall estaban sobre mi comedor. No lo podía creer: el Celular, los Zapatos, la ropa y todo lo que escogimos, estaba ahí frente a mis ojos. No entendía el por que de las cosas en mi mesa, así que inmediatamente se lo pregunté a Andrea.

-Andre, amiguis, ¡que padre!, pero ¿cómo recuperaste las cosas?, ¿que hiciste?-dije
-Si Andrea, esto está raro, no entendemos nada-dijo mi mami-

Bien, se los contaré-dijo Andrea, quien nos contó todo lo sucedido sobre su inesperado encuentro con Spencer-

-Vaya, que onda, ese señor compró todas mis cosas. Voy a darle la re mundial de gracias-dije-
-Eh, si, pero no. Angie, aún hay mas: yo acepté que me redujeran mi paga mensual en 500 pesos durante seis meses y aquí están los 2850 pesos mas los 2150 de estas cosas y ahi tienes tus 5000 pesos-dijo Andrea-
-Ay Dios, Mija, no se hubiera molestado. ¡Muchas gracias!-dijo mi mami-
-Andre, no tengo palabras, me quedo mas que agradecida contigo. Yo no sabría cuando o como pagarte ese dineral-dije-
-Angie, no es nada, además si intentas pagarme, no te recibiré nada. Haz de cuenta que es como un regalo de mi para ti por ser una excelente amiga-dije-
-Ay Andre, Gracias-dije mientras lloraba y abrazaba a mi mejor amiga-
-Ya Angie, no llores mas. No me gusta verte triste. En cuanto pueda, averiguaré quién es el que te ha hecho sufrir tanto y le daré la peor paliza de su vida, que lo hará ver estrellitas-dijo Andrea-
-Si, dale una de esas que me dabas antes, je je-dije
-Angie, te prometo que desenmascararé a esa Rata del Richard y también te haré ver que mi amor hacia ti es real. Ya lo verás-dijo Andrea en su mente-

-Bueno Angie, ya me tengo que ir. Aún tengo algo pendiente que hacer-dijo Andrea-
-¿Que harás?-dije
-Nada, solo iré a casa de una amiga. De hecho, es lo que tenía planeado hacer antes de encontrarme con el señor Spencer-dijo Andrea-
-Andre, una vez mas, gracias. De hecho, no puedo expresar con palabras esto tan lindo de tu parte. Quisiera pagarte de alguna manera-dije-
-Angie, con solo verte sonreír y ver que seas feliz, me siento conforme. No necesito nada mas-dijo Andrea-
-¡Andrea!-dije mientras abrazaba a Andrea con fuerza y lloraba-
-Angie, ya, ¡que onda!, me vas a romper las costillas-dijo Andrea-
-Angie, si tu eres feliz, yo también lo soy. Ojalá puedas aceptarme en tu vida pronto-dijo Andrea en su mente

Al rato, Andrea salió nuevamente con Rumbo a casa de Liza. Andrea sabia que Liza vivía sola, pero también sabía que ultimamente se encontraba mas acompañada que nunca.

Ding Dong a la puerta del departamento de Liza

Al rato, Liza salió con un parche en el ojo derecho. Se notaba que su ojo había estado sangrando

-Liza, hola-dijo Andrea-
-Ah, hola Andrea-dijo Liza-
-¿Que te pasó?-dijo Andrea-
-Nada, es que un sujeto me iba a robar y me golpeo en el ojo-dijo Liza-
-No, eso no es verdad. Yo se que te pasó: Richard te golpeó, ¿cierto?-dijo Andrea-
-¿Cómo lo sabes?-dijo Liza impresionada-
-Ustedes dos vienen engañando a Angie desde hace rato y tengo como comprobarlo: Theo los oyó en el baño del Club donde fue la graduación. Ustedes estaban teniendo sexo en ese baño y por otro lado, Richard casi no pasa tiempo con Angie y lo pasa mas contigo que con nadie mas. Lo de tu ojo era cuestión de tiempo para que la furia de él saliera en forma de golpes hacia tí -dijo Andrea-
-Si, es verdad, pero no te irás de aquí a contarle a tu amiga, ¿o si?-dijo Liza-
-No,aunque no lo creas, no se lo diré,-dijo Andrea-
-No se lo diré, ella lo verá y tu me ayudarás-dijo Andrea en su mente-
-De acuerdo, ¿cuanto por tu silencio?-dijo Liza-
-¿Cómo que cuanto?-dije-
-Te puedo pagar 1000 pesos para que te quedes callada o se los puedo pagar a alguien para que te ataquen por la espalda y te silencien, tu escoges. Prefiero que me rompan el otro ojo a que se sepa este engaño en la calle.-dijo Liza
-Y tu de donde dinero, ¿eh? Apenas te alcanza para vivir aquí sola-dijo Andrea-
-Ah. El dinero. Es una lana de Richard, la trajo hace poco, pero me castigó solo por que me fui a comprar algo de comer, él no estaba, yo tenía hambre y cuando él llegó de nuevo, se puso furioso, tiró mi comida al piso, luego me dio una bofetada, reñimos, discutimos y por último, me rompió el ojo. La sangre no dejaba de salir, él se fue otra vez y me tocó decirle al de la farmacia que me diera fiado un parche y algo de agua oxigenada para lavar la herida en mi ojo derecho-dijo Liza-
-Ay Liza, veo que tu eres una víctima mas de ese pedante. Me da un pesar-dijo Andrea-
-¿Por que?-dijo Liza-
-Richard le pegó a Angie hace unos días y una de sus Ex me dijo que la había lastimado solo por algo de dinero también. Ese Richard no cambia ni cambiará. Pero, ¿cuanto dinero trajo?-dijo Andrea-
-Mmm, unos 5000 pesos, de los cuales ya hay 2200. Richard fue a comprarse unas cosas para él y algunas para mi-dijo Liza-
-Ajá, los 5000 de Angie, ¿pero no tengo como probar que fue él? Ojalá Liza siga cantando como Canario-dijo Andrea en su mente-
-Liza, se que no te caigo bien ni tu a mi, pero eres Mujer y no es justo que abusen de ti así. No se que le ves a Richard, no se por que lo quieres tanto, eres tan devota a él, lo respetas, le entregas su cuerpo, lo adoras por mas que te pega, pero no es mas que un vil lobo disfrazado de cordero. Que va, él no es ni siquiera un Lobo, es un Zorro, por que el maldito es demasiado astuto. Yo quiero que me ayudes a desenmascararlo. Si no lo quieres hacer por Angie o por ti, hazlo por las otras chicas que lo conocen y han oído algo de él antes de que se involucren sentimentalmente con esa rata.-dijo Andrea-
Por un instante Liza se quedó pensando en todo lo que le dijo Andrea, pero aún así prefirió seguir como muchas chicas que no defienden su lugar: siguen protegiendo a monstruos como a Richard en vez de denunciarlos ante las autoridades competentes y optan por quedarse calladas. Pero algo estaba a punto de cambiar, al menos de parte de Liza.

Liza le dijo a Andrea que se fuera, por que de pronto Richard regresaba. Aún así, Andrea no tenía suficientes pruebas como para demostarme lo contrario de Richard.

-Liza, antes de irme, ¿podrías decirme que hizo Richard para traer ese dinero a tu casa?-dijo Andrea

En ese momento, Liza recordó que Richard le había dejado dicho de que si ella le contaba a alguien sobre el supuesto robo, le pegaría tanto, que la dejaría irreconocible. Es por eso que Liza decidió ser reservada y no le dijo mucho a Andrea. Luego Liza dejó de hablar.
-Solo vete ya Andrea-dijo Liza-
-Muy bien. Si sabes algo, llámame. Se que lo harás, por que como van las cosas, Richard te pegará de nuevo así sea por una bobada. Si te valoras como Mujer, no permitirás que ese salvaje te siga lastimando y devorando sexualmente a cambio de nada. Hay muchos chicos allí afuera, que son muchos mas lindos y tiernos que Richard. Haz memoria y piensa en el único chico que siempre te quiso en el Instituto, a lo mejor te sorprendas. Te repito, si sabes algo, llámame.-dijo Andrea-

Al rato, Liza cerró la puerta con llave y se fue al baño a cambiarse los vendajes de su ojo. En ese momento, ella miró su rostro en el espejo y recordó que Theo le dijo alguna vez que ella tenía un hermoso rostro y además, él le coqueteaba mucho, pero ella le ignoraba. Incluso una vez, Liza le rechazó una invitación a cenar, solo por su tonto orgullo de chica. Liza se arrepintió tanto por lo que había hecho con Theo, se estaba perdiendo de un gran chico y todo por un patán como Richard.

Momentos después, Liza pensó en el instante en que Richard la golpeó y en todo lo que Andrea le dijo. Liza había tomado una decisión.

Mientras en mi casita, yo estaba configurando mi nuevo teléfono móvil, probándome mi nueva ropa y guardando mi dinerito en un lugar seguro. Pronto pasaron las horas y me llegó la hora de dormir. Me fui muy contenta a mi cama y agradecí a Dios mil veces por Andrea y por el señor Spencer.

Esa noche, Richard deseaba tener sexo con Liza, pero ella no lo dejó. Por lo general, ella era quien lo buscaba siempre, sin embargo, Liza decidió levantar la cabeza y no dejarse mas, pero su rebelión le salió muy cara: Richard le pegó y le reventó los labios, ante esto ella se defendió y le arrojó cuanto objeto vio a su alcance. Desafortunadamente las fuerzas de Richard eran superiores a las de Liza y la ajustició a las malas, por último se acostó con ella a la fuerza aunque Liza se negaba a hacerlo con él, tanto así que las caricias que días atrás dejaban marca en su delicado cuerpo, esa noche se vieron reemplazadas por golpes, puños y patadas, que dejaron marca, pero de heridas abiertas. Esa noche Liza reafirmó su decisión y decidió ayudar a Andrea.

Días después, Andrea y yo salimos directo al centro comercial de paseo como buenas amigas. Aunque Andrea sabía que algo interesante estaba a punto de pasar.

-Angie, ¿que tal si vamos al segundo nivel, a ver que hay en los aparadores?-dijo Andrea-
-Si Andre, vamos-dije-

Andrea y yo estábamos observando los aparadores de varias tiendas, cuando de repente vimos a Richard con Liza besándose. Era casi obvio que Andrea sabía lo que iba a pasar puesto que lo había planeado con anterioridad en conjunto con Liza

-Hey, ese es mi Richie, ¡con Liza!-dije-
-Ah si, si, son ellos, pero, ¿cómo?-dijo Andrea fingiendo sorpresa-
-No se, pero ahoritita mismo le vuelo la carota-dije-
-No Angie, no. Tienes que agarrarlo con las manos en la masa. Sigámoslos-dijo Andrea-
-Bueno, como quieras, pero de esta no se salva. Mucho maldito, que rabia tengo-dije-
-Angie, debes ver esa escena. Aunque te duela, es lo mejor, así se libran las dos de él-dijo Andrea en su mente-

Andrea y yo continuamos en el seguimiento de esos dos, cuando de repente vimos que Richard le compraba casi todo lo que ella le pedía. Parecía que a Richard el dinero le saliera como por arte de magia, Liza siempre buscaba el momento apropiado y lo hacía gastar dinero, solo para que yo viera.

Después de un buen recorrido por el centro comercial, Liza y Richard se detuvieron al fin y pararon en un puesto de comidas rápidas. Ese fue el instante apropiado para cacharlos.

-Richard, sabes que, ya no te pediré mas cosas, no quiero que te gastes mas la plata de Angie en mi. Me da pesar-dijo Liza
-Tarada, cállate. Nadie sabe que me robé esa plata-dijo Richard-
-Si, pero ya no importa, eso fue hace una semana, ya ni se acordará la tarada esa-dijo Liza-
-Si, Angie es la que me ha mantenido estos días, esa tonta, ja ja. Y todo lo que me tocó hacer para arrancarle la lana, hacerme la víctima y para no dejar sospechas, decir que fue un violador-dijo Richard-
-Richard, bésame ya mismo-dijo Liza al ver que Andrea y yo nos acercábamos-

Excelente, esa es la señal. Justo como lo pensamos-dijo Andrea en su mente-

Richard y Liza se besaron y en ese instante los sorprendimos. Obviamente mis ojos se llenaron de lágrimas y rabia al ver la escena de infidelidad.

-Así te quería ver, maldito perro-dije-
-Angie, cálmate-dijo Andrea-
-Angélica, lo siento mucho, pero es necesario que lo sepas-dijo Andrea en su mente-
-Angie, ay, yo no quería hacerlo, pero así son las cosas-dijo Liza sobreactuando-
-Frescas, ¡que hay Richie para todas!-dijo el descarado de Richard-

En ese momento me llené de furia y emprendí una feroz embestida contra Liza, le jalé el pelo, le di una bofetada, la empujé al suelo y ella me jaló de la pierna, haciéndome caer. Liza y yo discutimos y inmediatamente la gente que estaba en el lugar se dio cuenta y nos vió

-Chicas, no se peleen por mi-dijo Richard haciéndose la víctima-
-¿No te da vergüenza? Jugaste con ellas y con sus sentimientos. Poco Hombre-dijo Andrea
-A mi no. De hecho no haré nada para detenerlas, me excita ver pelear a dos mujeres-dijo Richard-
-Me das asco-dijo Andrea

Momentos después, Andrea se metió en nuestra pelea y nos separó a las dos

-Andrea, ¿por que me separas de esta YLS? Déjame le doy una buena tunda-dije-
-Angie, quizás ella si te engañó con Richard, pero ella sufre lo mismo que tu con este gusano. Dile Liza, dile lo que te hizo-dijo Andrea-
-Angie, así no me creas, Richard me pega a mi también y la última vez que lo hizo, fue por que tomé algo de tu dinero para comprarme algo de comer-dijo Liza-
-Liza, YLS estúpida, ¡ya le dijiste!-dijo Richard-
-Richie, ¿tu te llevaste mi dinerito y hiciste todas esas cosas en mi casa?-dije-
-Angie, necesitaba el dinero, tenía un problema grandisimo y me daba pena pedirlo, así que fui a las vías de hecho-dijo Richard-
-¿Te gastabas mi dinero con Liza, me engañabas con ella y de repeso desordenaste mi casa y me hiciste pasar un enorme susto solo por la codicia y el dinero fácil? Me hubieras pedido el dinero, no me hubiese importado, ¿pero engañarme? No te lo voy a perdonar nunca, nunca-dije mientras lloraba de la rabia-
-Angie, Liza, al fin desenmascaramos a este patán. El plan resultó bien-dijo Andrea-
-¡Grandísima YLS, te voy a matar!-dijo Richard-
-Anda, hazme algo en medio de toda esta gente si te atreves. Sabes Richie, te descubrí y tengo como probárselo al fin a Angie-dijo Andrea-
-Andrea, ¿tu sabías de esto?-dije-
-Angie, era necesario que te enteraras, se que es muy duro por lo que pasas y dudo que lo entiendas, pero este te engañaba hace rato-dijo Andrea-

En ese momento, muchas emociones corrían por mi ser y lo mas razonable que hice fue salir corriendo a casa llorando. Eran muchas emociones las que sentía: mi novio me robó y me engaño con otra, hizo destrozos en mi casa y mi mejor amiga sabía del engaño y no me dijo nada, ¿por que me pasa esto a mi?

-Angie ven, vuelve-dijo Andrea-
-Tu Andrea, maldita seas. Ahora me metiste en problemas con Angie-dijo Richard-
-Mira mi Guey, ella es mi mejor amiga y no iba a permitir que la engañaras de esa forma, además Liza me llamó diciendo que ya no quería sufrir tus desmanes después de que hablé con ella tras esa noche de sexo forzado-dijo Andrea-
-¿Así que ustedes dos planearon esto?-dijo Richard-
-Richard, tu me pegaste, me lastimaste y con lo mucho que yo te quería, pero ya no. No quiero seguir contigo, antes no tenía las fuerzas para enfrentarte, pero Andrea me hizo ver la realidad y por eso tomé la decisión de hacerte caer, aunque eso supusiera el sufrimiento de Angie. Si, yo le hice daño a ella, pero tu me hiciste mas daño a mi, pero sobre todo a ella. Ahora te vas a quedar solo-dijo Liza-
-Liza, no te quiero ver mas. Traidora. Y en cuanto a ti Andrea, será mejor que te cuides la espalda, por que te juro que de esta no te salvas conmigo, de esta me desquito, por hoy ganaste, pero cuando menos lo esperes, no sabrás que fue lo que te pegó. Ah, y no me he olvidado de lo de la malteada-dijo Richard
-Si eres tan hombre bravo, ¿por que no me maltratas aquí y ahora? Se que te mueres de las ganas de ponerme la mano, anda, lastímame, se que lo deseas tanto, pero no puedes hacerlo por que estás en público y sabes que queda mal tu imágen de niño buenito que tienes. A ti te gusta sentir el poder de tu machismo en privado, por que sabes que nadie te dirá nada, gusano tocapelotas-dijo Andrea-

Richard se largó del lugar sin decir ni una sola palabra. Andrea se encargó de llevar a Liza a la casa de sus padres en vez de su departamento por temor a que Richard le hiciera algo. Después de eso, Andre fue a mi casa a consolarme y a explicarme mejor las cosas

-Angie, yo quiero que entiendas algo, no te quise decir antes, por temor a que no me creyeras, es por eso que necesitaba ganar algo de tiempo y también quería que tu misma vieras por tus propios ojos lo que sucedía. Estabas ciega antes, pero ya no-dijo Andrea-
-Andre, eso no estuvo bien de parte tuya. Si dices ser mi mejor amiga, me hubieras dicho en su momento, así no me habría engañado mas ni se hubiera gastado toda mi lanita-dije llorando-
-Si, pero, ¿en que habrían cambiado las cosas? Hoy, mañana, ayer, hace una semana, igual te hubieras enterado. El dolor que sientes es el mismo y me siento culpable por eso, pero es lo mejor para tí, así sufras-dijo Andrea-
-No Andre, tienes razón, pero Liza, no sabía que ella pasó por lo mismo que yo, no puedo creer que Richard le pegara a ella también-dije-
-Angie, Richard es un patán, no se si notaste la cicatriz en el ojo de Liza, es mas que prueba suficiente para que te des cuenta de quien es él-dijo Andrea-
-Si, si la vi. A todo esto, ¿que hizo Richard para quitarme mi lana?-dije-
-Liza no me dijo todos los detalles, pero me aclaró que desordenó tu casa, te aplicó un somnífero y se autolastimó para hacer mas realista su actuación y en algún instante, aprovechó y sacó tu dinero-dijo Andrea-
-¿Y como lo probamos? ¿Cómo hago para que él pague por tanto daño? -dije-
-Muy fácil. Sabes, tengo una grabación que hizo Liza mientras hablaba con Richard. En ella, él acepta haberte quitado el dinero y tu viste el engaño, es mas que suficiente. Si a eso le sumamos lo que encontró la policía ese día en tu casa, tendremos con que atraparlo-dijo Andrea-
-Andre, mis padres no me van a creer que Richard, el niño bueno, hizo todos los destrozos aquí. Además, la policía cree tener una sospecha pero está muy lejos de culparlo-dije-
-Si, es por eso que Liza está de nuestro lado. Ella se cansó de tanto abuso, aunque viéndolo bien, te hizo daño a ti. Esperemos que a Liza no le pase nada, ella sabe todo lo que él hizo, pero sin su testimonio, no nos servirá de nada inculparlo-dijo Andrea-
-Andrea, de todas formas, me siento muy triste por todo esto. Necesito asimilar estas cosas-dije-
-De hecho, antes que cuidar a Liza, tengo que cuidarme a mi misma. Richard me amenazó y me dijo que pagaría por lo que hice, de descubrirle su juegito-dijo Andrea-
-Ay Andrea, no, ¿será capaz de tanto solo para salir en blanco?-dije-
-Richard me desea con un clavel en las manos, bajo muchas capas de tierra, pero no se lo permitiré. Antes de que me haga algo, caerá-dijo Andrea-
-Ten cuidado Andrea. En serio, no me gustaría que te pasara nada. Como pude ser tan ciega, estando frente a ese monstruo todo este tiempo, ¡fui tan estúpida!-dije mientras las lágrimas y recuerdos alegres a su lado llegaban a mi mente-
-Angie, ya no llores mas, ya pasó lo peor-dijo Andrea mientras me abrazaba

En ese instante Andrea secó mis lágrimas, me miró al rostro y me dijo que de ahora en adelante la verdadera felicidad llegaría a mi vida. No entendí a que se refería, pero me hizo sentir bien y me hizo llegar su calidez

-Angie, al fin te libraste de esa alimaña. Espero poder hacerte feliz una vez te repongas de esto-dijo Andrea en su mente-

-Bueno Angie, me voy a casa. Mi abuelo me necesita-dijo Andrea-
-Bien. Gracias por todo-dije-
-Si me necesitas para hablar, llámame, yo me acuesto tarde. De hecho, te voy a ayudar durante tu rompimiento con ese idiota-dijo Andrea-
-Si Andre, pero yo solita también tengo que sacarme este dolor de encima. No se si pueda amar a alguien como antes-dije-
-Ya, deja de decir eso. Bueno, nos vemos-dijo Andrea-

En ese momento Andrea dejó mi casa y se fue a la suya propia. La noche llegó y no pude conciliar el sueño, muchas cosas me habían pasado este día, pero algo me era demasiado claro: a lo largo de nuestro noviazgo Richard ha sido mi apoyo, pero también mi perdición. Desafortunadamente yo no me imaginaba lo que me esperaba.

“Liza, aunque se que me engañaste con Richard y eres la culpable de mi tristeza, sufriste lo mismo que yo y entiendo perfectamente lo que es ser agredida físicamente por un truhán como ese. No me explico el por que, pero te perdono, no hay razones para odiarte ahora, él solo jugó con nosotras” Eso es lo que decía el SMS que le envié a Liza tras todo el incidente.
Al rato, Liza me devolvió un SMS que decía: “Angie, se que te hice mucho daño, pero al menos intenté arreglar las cosas. No se si podamos ser amigas algún día”

Lei el SMS y me fui a dormir. A lo mejor Liza no es mala persona, voy a pensarlo y a darle una oportunidad, ahora tengo que solucionar este dolor tan inmenso que tengo. Richard, eres de lo peor, ¡pero yo aun te quiero!

Continuara......



Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   27/12/2010, 20:34

Capítulo 7. Violación

Días después, en una mañana de Viernes desperté y me sentí extraña, mas que de costumbre. No sabía ni lo que iba a hacer o por donde comenzar. No, yo ya no era la misma de siempre. Algo estaba a punto de cambiar en mi. De hecho, no debí levantarme de la cama, o mas bien, si debía, aunque eso supusiera mas tristeza para mi.

Fui a cepillar mis dientes, tomar mi ducha y bajé al comedor a tomar mi desayuno. Aproveché el momento y le pregunté a mis padres si la policía seguía investigando sobre lo sucedido.

-Angie, creo que la policía sigue tras la pista del bandido, pero no vendrán mas aquí-dijo mi mami-
-Mami, en la casa tiene que haber algo, algo que el ladrón haya dejado, no se, huellas, pisadas, no se-dije-
-Hija, pero todo esto ya pasó. No te sucedió nada y gracias a Dios tienes a Andrea como amiga, ya que ella te trajo tus cosas que tanto querías. Ya no importa-dijo papi-
-Papá, estás equivocado, claro que importa. Esa persona ha hecho mucho daño y ya es hora de que lo detengan-dije haciendo referencia a Richard-
-Bueno, cambiando de tema,¿Richie no viene a almorzar hoy?-dijo mi mama
-No mamá, Richie no vendrá, ni hoy ni nunca. Terminamos por que me engañó con otra, pero no pienso sufrir mas por él, no después de lo que me hizo-dije-
-Vaya, no sabía eso-dijo papá-
-Mijita. Ustedes se aman y se que se van a perdonar-dijo mami-
-No mamá, esto ya no se arregla como tu crees. Ya no siento nada por él-dije-
-Ay, Hija, estás en la fase de negación, pero por dentro lo sigues queriendo. En fin, no debo intervenir, pero si darte consejo. Cuando quieras hablar, hablaremos, ¿de acuerdo?-dijo mi mami-
-Si mamá-dije-

Al rato, el móvil sonó y era Richard quien me estaba llamando, pero no sabía para que

-¿Que quieres?-dije-
-Angie, se que te hice daño, pero quiero enmendar las cosas. Por favor, dame una oportunidad-dijo Richard-
-No Richard, ya es suficiente. No vengas con cara de arrepentido y menos a estas alturas-dije-
-Angie mi amor, yo te quiero mucho, es por eso que yo quiero que tu y yo quedemos bien, ¿si?-dijo Richard-
-¿A que te refieres?-dije-
-Es que lo he estado pensando y pues, ya no quiero una segunda oportunidad, lo que quiero ahora es que tu y yo estemos juntos una última vez como pareja y después de eso, no te volveré a molestar-dijo Richard
-Richard, yo no puedo hacer eso. Me fallaste y de repeso quieres que te de sexo, eres un...-dije-
-Un hombre muy arrepentido, que al menos quiere despedirse de ti con algo bueno-dijo Richard con sonrisa pícara-
-En serio, pero, es que yo, no se. Está bien, aunque me hallas fallado, aún te sigo queriendo-dije-
-Bueno, entonces veámonos en el Motel que se llama “Sensaciones” que queda por la Calle 7ma. Escogí la sala Japonesa, es la mas especial de todas-dijo Richard
-Está bien, allá nos vemos-dije

No se como le hizo, pero Richard me tenía una vez mas comiendo de la palma de su mano. Richard es de esos que lo engatusan a uno y además es casi que imposible decirle que no, él es muy bueno manipulando a las personas. Desafortunadamente lo que me iba a pasar, iba a ser causal para que Richard pagara definitivamente por todo el mal que había hecho.

Richard y yo entramos a la habitación japonesa que él había reservado. Al rato, nos sentamos a hablar en la cama

-Angie, de ahora en adelante quiero cambiar-dijo Richard-
-No, que va, aun no me convences. A lo mejor sigues con Liza-dije-
-Yo ya no me veo con ella, la dejé por tí, mi verdadero amor. Es por eso que planeo reconquistarte y pensé en estar contigo de una manera especial y es por eso que estamos aquí, ¿entiendes?-dijo Richard, el encantador de Serpientes-
-Bueno, tienes razón, yo aún te quiero, pero volveremos solo si no me estás engañando de nuevo, ¿pero quién me asegura a mi que tu no volverás a tus andadas?-dije-
-Angie, lo que yo te digo viene de corazón, yo voy a cambiar. Seré un hombre nuevo-dijo Richard-

Acto seguido, Richard comenzó a besarme dulcemente por el cuello y poco a poco sus manos se deslizaban por el interior de mi blusa. En ese instante recordé todo lo malo por lo que me ha hecho pasar y decidí seguir en mi posición de hacerlo pagar por tanto daño

-No Richard, esto no puede ser. No puedo estar contigo, no quiero estar contigo-dije-
-¿Que te pasa Angélica? Ven aquí-dijo Richard casi enojado
-No Richard, me voy para mi casa-dije mientras trataba de abrir la puerta
-Angélica Vélez, ¡que vengas para acá! Ya te lo dije-dijo Richard-
-No, no quiero-dije-

En ese momento traté de abrir la puerta de la habitación, yo giraba el pomo de lado a lado y aun así la puerta no abría

Yo tengo las llaves, pero no te las daré hasta que terminemos aquí-dijo Richard-
-Gritaré si no me dejas salir-dije
-Si lo haces, será peor-dijo Richard mientras me apuntaba con su navaja-

En ese momento Richard se puso de pie, me tomó de los brazos, me agarró fuertemente y me tiró a la cama. Yo intenté darle patadas y puños, pero él me mandó el brazo a la cara y me abofeteo. En ese momento comencé a llorar

-¿Por que no haces caso Angie? Ya ves lo que pasa cuando me haces enojar-dijo el Salvaje de Richard-

En ese momento Richard tomó su navaja y rasgó parte de la funda de la almohada e hizo una especie de trapo y me lo metió a la boca. Le alcancé a morder los dedos, pero él me dio un puño en mi estómago por mi osadía. Richard logró amordazarme con trapos en mi boca, después amarró mis manos a los barrotes de la cama y con la misma navaja, rasgó toda mi ropa y me dejó completamente desnuda. Solo podía defenderme con mis pies, pero el muy habilidoso logró mantener el control, agarrando fuertemente mis piernas y abriéndolas.

-No Richard, no me hagas esto-dije mientras tenía la tela en mi boca-
-Angie, esto no te dolerá. Lástima que tenía que ser por las malas, yo no quería pero no me dejas elección-dijo Richard-
-Sabes, ya se, al verte así se me ocurre algo. Estás desnuda y además muy buena, ya se que haremos: yo te penetro y tu lo disfrutas, ¿vale?-dijo Richard-
Yo meneaba mi cabeza diciendo que no e intentaba zafar mis brazos, pero no pude. En ese momento Richard comenzó a penetrarme a la fuerza. Yo solo lloraba y cerraba mis ojos, esperando que ese horror pasara. Richard cayó muy bajo. Afortunadamente el muy idiota utilizó condones, solo por que no deseaba dejarme embarazada. Richard solo deseaba mi cuerpo, nada mas

-Angie, Ooh, esto es lo máximo. Tienes el coño estrecho, siiii, el de Liza es mas grade, pero el tuyo es rechiquitito y delicioso-dijo Richard-

Mientras me penetraba, Richard manoseaba mis senos fuertemente, como si fueran de goma y ni siquiera los lamía lentamente como para excitarme, al contrario, les daba lenguetazos feroces y me los mordisqueaba fuertemente solo para hacerme sentir dolor.

Cada vez mas, Richard me penetraba mas y mas fuerte, yo solo lloraba y de tanta tristeza no sentía excitación, solo sentía dolor. Es raro, una parte de mi estaba totalmente esperanzada a que él parara, por mas que le supliqué que no me hiciera nada, no lo hizo. Al final me rendí y terminé a su merced complaciéndolo, pero yo no quería. Ni siquiera me corrí o llegué al orgasmo durante eso.

Momentos después. Richard se corrió en mi, se sacó el condón y vació el contenido del mismo sobre mi cuerpo, luego me quitó el trapo de la boca y me hizo probar su semen.

-Angie, di que me amas-dijo Richard-
-No, no, no lo diré-dije-
-Dilo o te corto una teta-dijo Richard mientras apuntaba a uno de mis senos y pasaba la navaja sutilmente por la puntita de uno de mis senos-
-T, te am, amo-dije a la fuerza mientras lloraba-
-Di: Riche, quiero que me la metas por detrás y trata de sonar como si merecieras ese castigo-dijo Richard-
-Richie, métemela por detrás, he sido muy mala y merezco ser castigada-dije llorando-
-Di: Quiero que me des duro y sin piedad-dijo Richard
-Dame duro y sin piedad-dije llorando y con mirada triste-
-Di también que soy el mejor en todo y que soy mas inteligente que tu-dijo Richard-
-Eres el mejor en todo eres mas listo que yo-dije llorando-

Al rato, Richard me dió vuelta, amarró mis pies y puso su pene en mi trasero. Una vez mas, me amordazó para que yo no hablara. Seguí llorando, pero era inútil.

Yo nunca había tenido sexo anal y Richard se opuso a mis negativas e introdujo poco a poco su miembro y sentí un dolor espantoso. Mi trasero me dolía mucho, en especial mi ano. Traté de expresar ese tremendo dolor con mi rostro, pero él no se le dio nada. Siguió hurgando en mi trasero y de hecho, me penetraba duro a propósito. Mis ojos se desorbitaron de sus cuencas, pero aún así él continuó sin importarle lo molesto que era el dolor para mi.

Al rato, Richard comenzó a darme nalgadas, diciendo que yo había sido una niña muy, muy mala y me dijo que el mejor castigo era una felación. Así mismo, Richard me ató mas fuerte y me quitó de nuevo el trapo de mi boca

-Angie, chúpalo ya mismo. Quiero que me limpies el pene de tu mierda del culo-dijo Richard-
-No, no lo haré-dije llorando
-Angie, no voy a tener el pene sucio por culpa de tu puto trasero, hazlo ya, límpiamelo pasando tu lengua de YLS-dijo Richard-

Cerré mis ojos y aunque no lo deseaba, me toco lamer y succionar su miembro. Era muy desagradable probarlo, así que una vez mas intenté defenderme y le mordí su pene, pero eso me costó caró: Richard me golpeó muy duro en la cabeza, saqué mi boca de su pene y solo pude dar un grito de dolor mientras lloraba y observaba su figura amenazante.

-Angie, linda, si me la vuelves a morder así, te chuzo con esta navaja y te mato, ¿me oiste? Te mato-dijo Richard muy alterado-
-Eso sería lo mejor, que me mataras, así no tendría que sufrir mas estos abusos de tu parte-dije mientras lloraba-

-Crei que eras otra clase de hombre, pero ahora lo veo bien, tu eres un patán. Andrea tenía razón, Liza también. Como fui tan ciega, te di lo mejor de mi, pero tu te volviste malo, y aún cuando quieres enmendar las cosas, te vuelves y mas malvado. Eres de lo peor, poco Hombre. Tener que llegar a esto solo por sexo. Como te odio-dije mientras lloraba-

Richard callaba mientras escuchaba lo que yo le decía.

-Perdón, ¿dijiste algo? Estaba limpiando mi navaja por si de pronto me toca usarla-dijo Richard-
-Richard, algún día vas a pagar por todo lo que has hecho, no se como, pero vas a pagar. Te esconderás, pero te descubrirán, te atraparán y no podrás escapar y quien sabe si lo que me haces ahora, alguien te lo haga peor después-dije llorando y con mucha rabia-

Yo iba a seguir hablando, pero Richard me calló, él sujetó su pene y lo acercó hasta mi boca, hice mi rostro a un lado, sin embargo, Richard sujetó mi cabeza, metiendo su pene en mi boca y hizo que se lo chupara a la fuerza. Minutos después, Richard sentía que se iba a correr y finalmente pasó: rellenó mi boca con sus fluidos y terminó corriéndose en mi cara, dejándome toda chorreada. No contento con eso, siguió masturbándose y corriéndose en mi cuerpo, como si quisiera dejar su marca. Pensé que la tortura había acabado, pero no fue así

-Richard, suéltame ya, para esto. Por favor, ya no mas, no me hagas mas daño, ya estás feliz, ¿cierto?-dije-
-Angie, aun no terminamos. Tengo que seguir con esto-dijo Richard-
- Si quieres vuelvo contigo y no, no le contaré a nadie de lo sucedido. Es mas, le diré a mis padres que te den dinero y te mantengan, si, eso es-dije-
-Mmm, suena tentador, pero no. El dinero es lo que menos me importa y respecto a volver juntos, no lo creo, ya no me sirves. Sabes, quiero que tu misma escuches tu dolor-dijo Richard mientras me quitaba los trapos de la boca-

En ese momento Richard no me tapó mas la boca con el trapo, si no que comenzó a penetrarme violentamente. Tan dura fue la penetración, que, estaba comenzando a dejarme irritación en las paredes de mi YLS y además tanto dolor me hizo gritar. No conforme con penetrarme fuertemente, Richard sujetó mi cuello fuertemente y me estaba ahorcando mientras me penetraba. El hizo eso por un par de minutos y después me quitó las manos del cuello.

Yo respiraba agitadamente, tenía mis manos atadas y mis piernas abiertas, además de exhibirle mi irritada YLS al truhán de Richard. Era una imagen muy triste de mi.

Richard introdujo sus dedos en mi YLS y comenzó a explorarla. No se por que mi cuerpo reaccionó haciendo que me excitara a pesar del dolor y el maltrato recibido. Sus dedos entraban y salían constantemente y él se alegró de que yo estuviese mojada.

-Wow, al fin estás húmeda, ¿por que tardaste tanto?-dijo Richard-
-Richard, ya no sigas mas, ya es suficiente. Para ya, no mas, por favor, no mas, no, no no, nooo-dije mientras lloraba-
-Ay, la nena está triste, pero sabes, aquí la palabra NO simplemente, se usa poco, ni siquiera la conozco-dijo Richard-
-Richard, te lo ruego, no mas, ya párale, ¡que onda contigo!-dije de la tristeza, de la rabia y de la impotencia al no poder hacer nada-
-Angie, te noto un poco mal ¿que tal si te miras al espejo?-dijo Richard mientras sacaba sus dedos de mis partes íntimas-
En ese momento, Richard tomó un espejo y hizo que me viera. Desde mis ojos solo se veía correr mis lágrimas y en mi rostro se veía reflejado el dolor. Mi blanco rostro se vio enrojecido por tanto sufrimiento.

Eso, quiero que te veas, eres una sucia, una sucia, ramera, golfa, YLS, mi YLS personal, ja ja ja ja De hecho, repetiremos esto cada día de tu vida-dijo Richard-
-Mátame por favor y no me hagas sufrir mas-dije-
-No, no puedo. Si te mato no es divertido, te necesito viva, para que sientas y para que veas. Sabes Angélica, de hecho, esto es un castigo transferido. Si, la imprudencia de Andrea es la que hizo que yo te hiciera todo esto. Estás pagando por las culpas de tu “mejor amiguis Andre”-dijo Richard-
-Al contrario, ella me salvó de ti-dije-
-¿Será por eso que te está protegiendo ahora mismo? Acéptalo Angie, eres una lenta, una estúpida, una idiota cabeza hueca, no sirves, no eres nada-dijo Richard-
-Ya Richard, recapacita, tu no eres así-dije-
-Angie, tienes razón, yo no soy así, ¡soy peor! Y eso que esto no es nada, he hecho cosas mas malas antes-dijo Richard dándose aires de tirano-
-Richard, tu ganas-dije rindíendome-
-Bien, muy bien. Eso es justamente lo que quería escuchar-dijo Richard-

Al rato, Richard puso su carota en medio de mis genitales y comenzó a dar lenguetazos y a meter sus manos mas y mas profundamente. Tiempo después, sentí muchas ganas de ir al baño, pero Richard no me dejó. Entre mas ganas tenía de ir al baño, mas fuertemente introducía sus dedos, hasta que llegó el punto en que estallé, no aguanté mas y terminé orinándolo encima.

-Ay Angie, si, rico, sabe a cervezita y se siente calentito-dijo Richard-
-Richard, eres un maldito. Ya acaba con esto y déjame en paz-dije-
-Si, pero si quieres que todo esto acabe, deberás implorarme y rogarme-dijo Richard-
-No haré eso-dije-
-Ah, si no lo haces te ira mal, muy mal. De ahora en adelante debes decir: No pares, no pares. Solo eso me haría sentir mejor-dijo Richard-
-Ya basta, para esto ahora y no me hagas mas daño-dije-
-Di: Por favor, mete tu enorme pene en mi y que sea bien fuerte, di algo que suene exagerado-dijo Richard amenazándome con su navaja-
-Por favor, mete tu maravilloso y enorme pene en mi y que sea bien fuerte. ¡Ya no aguanto mas!-dije llena de tristeza-

En ese momento, mi móvil comenzó a sonar. Reconocí el Ring tone, por que le había asignado un tono especial en caso de que Andrea me estuviera llamando, ese tono es exactamente el mismo de la canción que bailamos en el grado (“Enamorada de ti”). En ese momento y después de sonar mucho rato, se activó el autocontestador, que reprodujo el mensaje dejado por Andrea

“Angie, hola. Oye, ¿donde andas? Cuando oigas este mensaje, me llamas. Necesito verte para que hablemos, bye, besos y recuerda que te adoro. Eres lo máximo”

“Necesito verte, te adoro, eres lo máximo” Solo por eso, te lo voy a meter tan duro que vas a perder la conciencia-dijo Richard de lo enfadado-

-Al menos ella si se preocupa por mi. Si ella hubiese sido chico, la amaría intensamente, no como a otros que tienen que rebajarse a tanto-dije en medio de mi impotencia-

Solo por decir eso, Richard me golpeó en la cara y acto seguido, introdujo bruscamente su pene en mi YLS y de hecho, cumplió con su amenaza de metérmelo duro. Mis gritos eran de dolor y de llanto. Tanto así que la pareja de Homosexuales de al lado escuchó.

-Ay Federico, ¿por que paras?-dijo uno de los Gays-
-Rafita, es que esa pobre niña grita mucho, como si la estuvieran violando-dijo el Otro gay-
-No, es que la están pasando bien, no nos incumbe-dijo Rafa-
-Bueno, sigamos, aunque si grita mas duro, llamamos a la policía-dijo Federico-
-Vale-dijo Rafa-

Mientras Richard me penetraba salvaje y bruscamente, mis ojos nuevamente se desorbitaban y mis expresiones faciales cada vez mas quedaban marcadas y reflejaban el intenso dolor que sentía.

Después de un rato, Andrea llamó de nuevo y Richard apagó mi teléfono celular

-Angie, esto está raro, ¿donde estás? Mejor me iré a buscarte, pero, ¿a donde?-dijo Andrea-

Finalmente y después de tan dura penetración, Richard logró lo que tanto deseaba conseguir: humillarme. Al poco tiempo, la irritación en mi YLS, hizo que me saliera algo de sangre

-Bueno Angie, terminamos. Es mas, hagamos algo: yo me voy a escapar muy lejos y no vas a volver a verme, ¿vale? Bien. Entonces, un beso y te cuidas y otra cosa, me saludas a mi amiguis Andre.-dijo Richard quien salió huyendo de la habitación.

Como ya no estaba, aproveché y hice tanto ruido, que una vez mas, hice que la pareja gay de al lado se detuviera.

-Auxilio, por favor, desátenme y sáquenme de aquí-dije gritando-

-Ay no, Federico, ¡ya íbamos a llegar al orgasmo!-dijo Rafa-
-Amor, esa niña está en dificultades, hay que ser buena gente. Ponte los pantalones y vamos a ver que le pasa-dijo Federico-

Al rato, la pareja gay se acercó a la habitación en donde estaba y forcejearon la puerta hasta que la abrieron y ellos observaron el terrible escenario de la habitación, rescatándome

-Ay Dios mio, niña, estás sangrando-dijo Rafa
-Desátala mientras le traigo algo para que se cubra. Ese malvado le cortó toda la ropita, descarado-dijo Federico mientras observaba mi ropa en el piso-
-No me hagan nada, por favor, ya no mas-dije llorando-
-Linda, tranquila, ya pasó el horror. ¿Tienes a quien llamar?-dijo Rafa mientras me desataba-
Si, mi móvil ha de estar caído en el suelo-dije-

Rafa me pasó el móvil e inmediatamente le marqué a Andrea y le dije en donde estaba. Minutos después, le conté a Andrea todo lo sucedido y entre la pareja Gay y ella me llevaron a una comisaría a hacer el respectivo denuncio. Al rato, Andrea llamó a Liza, para que denunciara a Richard también

En la comisaria...

-Señores, Richard Camelo ya tiene orden de captura con medida de aseguramiento-dijo el Inspector
-Muy bien, con lo que pasó, con la grabación, lo que pasó en casa de Angie y con los testimonios, Richard estará acabado en poco tiempo-dijo Liza-
-Si, pero Angie, esto que te hizo, no tiene perdón, es mas, ¡yo lo mato antes de que lo echen a la celda!-dijo Andrea-
-Andrea, Rafa, Federico, Liza, señores policías, gracias. Ustedes me salvaron de ese monstruo-dije Mientras lloraba-
-Ay Dios pobre niña, esto es triste. Oficial, como ya dejamos por sentado el denuncio, ¿nos podemos ir?-dijo Rafa-
-Si, como gusten-dijo el Oficial-
-Angie, tienes que ser fuerte. Ese criminal va a caer. Adiós chicas y buena suerte-dijo Federico

Me quedé con Andrea y mas tarde llegaron mis padres, quienes sintieron mucho dolor por mi después de haber sido expuesta a tan brutal carnicería.

Liza se encargó de decirle a nuestros amigos que si veían a Richard, inmediatamente llamaran a la policía. En esas, Richard llegó a donde Theo buscando escondite

-Theo, Theo. Abre la puerta rápido-dijo Richard-
-Si, ¿pero por que tanto escándalo?-dijo Theo
-Theo, es que Angie no quería tener sexo conmigo y tocó hacerle el amor a las malas. Poor fa no digas que estoy acá a nadie-dijo Richard
-Bueno. Espera, tengo una llamada, tranquilo, no le diré a nadie-dijo Theo
-Hola Theo, soy yo, Liz-dijo Liza-
-Si, hola-dijo Theo-
-Richard violó a Angie, estamos en la comisaría con Andrea y los padres de Angie, si lo ves por favor, dile que se entregue y que es inútil que se esconda-dijo Liza-
-Liza, no me eches cuento, yo creo en Richard, bye-colgó Theo-
-¿Quien era?-dijo Richard-
-La cansona de Liza pidiéndome Slots de expansión para la PS2. Y bien, ¿que tal si subes a mi habitación y te pones cómodo. Te haré algo de comer, seguro estás cansado de tanto correr-dijo Theo-
-Eso, tu si eres un buen amigo-dijo Richard-

En la cocina, Theo se encargó de dar aviso a la policía y después llamó a Liza y le pidió disculpas por haberle colgado y dijo que iba a hacer tiempo hasta que la policía llegara

-Theo, eres mi heroe, ¡te quiero mucho!-dijo Liza-
-Y bien, ¿donde está?-dijo Andrea-
-En casa de Theo, él ya llamó a la estación de policía de su casa-dijo Liza-
-Igual, iremos para allá, ¿donde es la casa de su amigo?-dijo el Oficial

Liza dio la dirección de la casa de Theo y en pocos minutos, Richard escuchó el sonido de las sirenas de las patrullas

-¿Pero como? Que onda, puto cabrón, Theo me denunció-dijo Richard-

Al rato, Theo abrió la puerta de su habitación y entró al lado de dos oficiales de la policía

-Theo, cabronazo de mierda, me vendiste-dijo Richard-
-Richard, hice lo que era mas conveniente para todos. Es mas, no te lo había dicho aún , pero eres detestable, insoportable y molesto. Me arrepiento de haberte conocido-dijo Theo-
-Richard Camelo, queda detenido por violación, el robo de 5000 pesos y maltrato a mujeres indefensas y solitarias-dijo uno de los oficiales

Minutos después, Richard estaba siendo aprehendido por los oficiales y antes de que lo metieran a la patrulla, Theo le dijo a los oficiales que se iba a despedir de su amigo

-Richard, esto es por Liza-dijo Theo mientras le daba a Richard una patada en las bolas-
-Y esto es por la pobre Angie-dijo Theo cuando le dió una bofetada, que rompió la boca de Richard-
-Y esto es por los años de falsa amistad-dijo Theo cuando le dio un gran puño a Richard en el estómago
-Pusilánime hijo de YLS malnacido. Ojalá la pases bien mal en prisión-dijo Theo-

Uno de los oficiales agarró a Theo antes de que le pegara mas a Richard

-Hey chico, ¡ya déjalo! El gusano este será procesado, tu regresa a tu casa o si no te llevamos a ti también-dijo el oficial-

Al rato, Richard llegó a la comisaría esposado y al lado de los dos oficiales que realizaron su captura

-Hola desgraciado, así te quería ver, ¡cabrón de la mierda! ¡Te voy a matar!-dijo Andrea mientras golpeaba a Richard-
Liza también se unió a Andrea y entre las dos le dieron una buena tunda. Uno de los oficiales separó a Andrea de Richard y otro oficial separó a Liza, pero esta vez mis padres se abalanzaron sobre él y también lo lastimaron feo.

Nuevamente los oficiales separaron a Richard de sus agresores (mis padres), pero antes le hicieron saber que tenía que hacer su llamada, pedir abogado y todos esos trámites legales.

-Richard, llegaste tan lejos y aun así no tienes nada. Te mereces todo lo que te está pasando. Sabes, estaré feliz, por que yo solo sufrí hoy, pero se que tu padecerás todos los días de tu sucia vida-dije-
-Ahora si pégale, pégale a Angie, pégale a Liza, pégame a mi, a ver, ¿que pasa? No puedes, pues ten-dijo Andrea quien le dio una bofetada a Richard-

-Alto, si lo siguen golpeando o agrediendo, los mando a todos a la celda-dijo el Oficial-
-Mejor, así se lo empaco a su mamacita como para regalo-dijo Andrea-
-Cálmense todos ya.-dijo el oficial.

Al rato, llegó el padre de Richard, pero tamaña fue nuestra sorpresa al ver que no se opuso a lo que le sucediera a sui hijo

-Oficial, se que es mi hijo, pero no haré nada para que se salve de esta. Señor y señora Vélez, Angie, Liza, lo siento mucho y les ruego mil disculpas. Haré lo que esté a mi alcance para reponer los daños que este idiota les causó. Por mi te quedas aquí hasta que seas viejo, mocoso de mierda-dijo el padre de Richard-

Richard fue condenado a 60 Años de prisión según la ley federal de Guadalajara y sin derecho a beneficios ni rebajas de condena por cualquier concepto, ya que fue considerado como sujeto potencialmente peligroso para la sociedad, debido a los actos cometidos y a su extraña forma de actuar. En fin, todo un proscrito de la ley.

Cuando llevaron a Richard a las celdas, el guardián grito a viva voz: “Este es violador y ratero”, luego lo tiró al suelo, cerró la reja y todos los demás prisioneros comenzaron a darle tundas y golpes. No se que mas le habrán hecho. Hasta donde se, escuché que en una noche cinco prisioneros entraron a su celda, lo golpearon y lo abusaron sexualmente, todos por turnos. Después fue llevado a la cámara de aislamiento, puesto que se le salió la rabia y atacó a cuchillo a uno de los internos del patio. Me enteré que durante tres ocasiones intentó quitarse la vida sin conseguir su cometido. Dicen que ya no habla, no come. Richard, te lo tienes bien merecido.

Por mi parte, yo me encuentro superando ese trauma que me dejó Richard y estoy asistiendo a sesiones con la Psicóloga y con la ayuda de Dios, de mis padres y de Andrea, logré superar ese triste episodio de mi vida.

Continuara....
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   23/4/2011, 19:07

quiero conti

revolucion
Volver arriba Ir abajo
shizuru
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : santa fe
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   24/4/2011, 23:39

YO TAMBIEN QUIERO CONTIIII
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   1/5/2011, 16:54

WOOW ESTA BIEN BUENA IOP TAMBIEN KIERO LA CONTI
Volver arriba Ir abajo
tiempo
Lektor
Lektor


Masculino Edad : 25
Localización : en las calles buscando la felizidad de los demas
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 05/04/2011

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 14:28

quiero saver que pasa con andrea y angelica D: nooo la duda me carcome
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:18

Hola amigas, les tengo el capìtulo 8, aunque en esta ocasión estuvo algo corto, veré si lo amplió en algo mas, Dios, estoy tan rendida que no pude escribir mas (k) besos y se cuidan


Capítulo 8 Felicidad

Andrea ha estado siempre a mi lado durante el proceso de mi recuperación. De hecho, hoy me acompañará a la última sesión con Cindy, mi psicóloga personal.

Había pasado ya un mes desde aquel incidente, las cosas han cambiado tanto para las dos. Con lo que me pasó, Andrea y yo nos volvimos cada vez mas y mas unidas, mucho mas de lo normal.

Después de un rato, la psicóloga concluyó sus escritos en el diario de las sesiones y dió por terminado el ciclo.

-Muy bien, terminamos la serie de sesiones. Según mi opinión profesional, y en lo personal, creo que ya lo has superado, no obstante, si deseas hablar de algo, lo que sea, llámame que yo apartaré el espacio para ti-dijo Cindy, mi psicóloga-
-Claro que si-dije-
-Eso Angie, tienes que volver a ser la misma de antes, para poder quererte mucho-dijo Andrea en su mente-
-Muchisisisimas gracias Cindy, de no ser por ti, no hubiera salido de esta. ¡La neta que te quiero mucho!-dije-
-De hecho, fue todo un placer que trabajáramos las tres juntas-dijo Cindy-
-Adiós Doctora y gracias por todo-dijo Andrea-
-Adiós Chicas. Que tengan suerte y éxito en sus vidas-dijo Cindy-

He estado pensándolo mucho y Andrea se ha portado mas que bien conmigo: ella reunió mi dinerito y tuvo suerte de contar con el señor Spencer para reponerme mis cosas, después ideo un plan con Liza para atrapar al malvado de Richard, lo denunció luego de mi ultraje, luego de eso, me acompañó a cada sesión con la psicóloga y además, siempre busca como entretenerme (me lleva a Cine, a pasear, de rumba y party), es alguien que me comprende, que me conoce, que me entiende y además me ha dejado compartir muchos lindos momentos a su lado. Es hora de que yo le corresponda como debe ser. Cada vez que yo la observaba sentía admiración, respeto. Alegría y unas enormes ganas de decirle muchas cosas lindas.

Una vez Andrea y yo salimos del consultorio, nos dirigimos al parque para charlar un rato y nos sentamos en una banca junto al estanque de los patos. Andre y yo les arrojamos algo de pan y de comida. Después de mirar a los patos, nos sentamos a hablar.

-Andrea, sabes, tu me has sido de gran ayuda desde siempre, yo no sabría como pagarte tanto, en serio, eres mi mejor amiga y te quiero mucho-dije-
-Angie, no hay nada que me tengas que pagar. Si tu eres feliz, yo lo soy también-dijo Andrea-

En ese momento, decidí tomar la mano de Andrea y respiré hondo para decirle algo realmente importante

-Andrea, ¿recuerdas ese dia en que bailamos en nuestro grado y que yo intenté besarte?-dije-
-Si, lo recuerdo, ¿por que?-dijo Andrea-
-Es que desde esa vez, sentí que por alguna razón, íbamos a estar mas unidas que nunca-dije-
-Ah si, pues, tienes razón Angie. Hemos estado super unidas como amigas desde pequeñas, a lo mejor estamos destinadas a estar juntas pase lo que pase-dijo Andrea-
-Andre, sabes, a pesar de que no me fue muy bien con Richard, lo que me pasó con él me enseño a ser mas fuerte, menos ingenua y sobre todo mas madura. He superado todo ese dolor, lo siento en mi interior y es por eso que estoy dispuesta a amar de nuevo y se que no me equivocaré con esa persona a la que adoro tanto. De no ser por esa persona, yo no sería tan feliz y no me hubiese recuperado de tan duro golpe. Con ella voy a entregarlo todo, le daré lo mejor de mi-dije-
-¿Y se puede saber quien es?, ¿la conozco?-dijo Andrea-
-Andrea, esa persona tan linda y especial eres tú. Yo te quiero mucho, pero no puedo amarte como quisiera, quiero hacerlo, pero no lo se-dije-
-¿Que dices?-dijo Andrea a mis expectativas-
-Andre, esta bien, lo voy a decir: yo deseo amarte, por que has sido mas que requete especial conmigo, pero no puedo, por que tengo mucho miedo de lo que lleguen a pensar de nosotras. Si fueras un chico, hace rato te hubiese convertido en mi nuevo novio y te lo hubiese dado todo-dije-
-Espera un poco Angie, a ti no tiene por que importarte lo que otros piensen o digan de ti, entretanto seas feliz, no importa la demás gente. Angie, yo te adoro y créeme que estoy mas que dispuesta a quererte y a hacerte feliz y lo sabes, Mira, yo tengo que admitir que tu me gustas mucho desde hace rato y pues, me daba miedo decírtelo, pero hoy me has facilitado las cosas un resto. Sabes, no me importa si Dios no me hizo hombre, el caso es que te quiero amar por quien soy-dijo Andrea-
-Andre, es que tengo muchas dudas, yo no se. Quiero aceptarte, pero no se-dije-
-Déjame te aclaro las dudas-dijo Andrea

En ese momento Andrea se acercó lentamente a mi, tomó mi rostro con su mano y me dio el mas delicioso beso que me haya dado alguien en toda mi vida. Es raro, pero al sentir los labios de Andrea me sentía muy feliz, desde hace tiempo yo quería probar sus suaves, rosaditos y dulces labios, así que cerré mis ojos y me dejé llevar por el momento. Nuestras lenguas y labios se batían en un intenso y prolongado duelo húmedo.

Mientras nos besábamos, yo acaricié el rostro y el cabello de Andrea. Sentí como cada hebra de su pelo se deslizaba entre mis dedos y pude percibir el olor de su perfume, era delicioso, como si los Angeles hubiesen rociado Ambrosía en el entorno. Entre mas intenso era el beso, mi corazón latía con mas fuerza. Ese beso me hizo recordar los buenos momentos que he vivido con Andrea hasta ahora y me hizo desear los que nos faltan por vivir.

Después de un muy agradable rato, Andrea y yo nos miramos a los ojos y nos regalamos una sonrisa y una tierna mirada la una a la otra.

-Andrea, te adoro. Quiero amarte de verdad-dije mientras miraba sus ojos-
-Y yo a ti-dijo Andrea mientras me observaba y deslizaba su mano en uno de los mechones de mi rubio cabello-
-Andre, yo te quería besar desde antes, en nuestro prom-dije-
-Aja, ¡lo sabía!, pero, ¿por que no lo hiciste? Deseaba intensamente que lo hicieras-dijo Andrea-
-Andre, yo no era feliz con Richard y tu eras en ese entonces un aliciente a mi felicidad, ya que eres mi mejor amiga, no se por que no lo hice, pero como seguía con Richard, yo te hubiese dado falsas expectativas y nuestros amigos y familias lo hubieran visto raro-dije-
-Si, tienes razón, pero ahora ya se que lo que sientes por mi es real y creo que te he dado a entender lo mismo desde siempre-dijo Andrea-
-Si mi linda Andre, te quiero mucho-dije-
-Sabes Angie, a diferencia de antes, he notado que has cambiado mucho como me decías hace rato, eso es genial, además así tenía que ser.-dijo Andrea-
-Ay Andrea, ¡gracias!-dije mientras la abrazaba-

En ese momento, le dije a Andrea que me quería recostar en la banca y usé sus piernas como almohada
-Sabes amor, se me acaba de ocurrir algo. Uy, me oigo rara diciéndote amor-dijo Andrea mientras me acariciaba pasando suavemente sus dedos en mi cuerpo-
-Pues vas a tener que acostumbrarme, mi linda y tierna Andrea-dije
-Si, ya me acordé, ¿quieres trabajar conmigo en la heladería? Así estaremos juntas en las tardes y no tendrás que esperar a que yo llegue. Sabes, puedo hablar con Spencer y decirle que necesitas el empleo-dijo Andrea-
-Es genial, así podré ayudarte y estar contigo, ¡wiii!-dije-
-Si mi linda Angie, estaríamos juntas en el trabajo. Finalmente ya somos felices-dijo Andrea-
-Andrea, quiero que seas mi novia para siempre, no quiero dejarte nunca-dije-
-Angélica, te prometo que conmigo no sufrirás jamás y siempre serás feliz, no voy a fallarte, todo lo contrario, te haré vivir cosas lindas y especiales-dijo Andrea-

Esas palabras hicieron que le diera a Andrea otro beso, pero mas corto.

-Andre, tus labios son deliciosos y se sienten muy bien al besarte-dije-
-Si, pero los tuyos me encantan mas-dijo Andrea-
-Andre, aun me siento rara con todo esto. No es que no te quiera, pero poco a poco me iré acostumbrando y ya verás que seremos una linda pareja-dije-
-Es cierto Angie, has pasado por muchas cosas, pero yo te haré saber que el amor si existe, dándote todo mi corazón-dijo Andrea

Después de nuestro paseo por el parque, nos dirigimos hacia mi casa y en el camino nos encontramos con Liza y Theo tomados de la mano y andando muy felices al igual que nosotras.

-Hey, ¡que onda!, ¿ustedes dos paseando?-dije-
-Si Angie, lo que pasa es que Theo y yo hemos estado conversando y decidimos, decidimos..ayyy-dijo Liza de la inmensa alegría que sentía-
-Angie, Andre, lo que Liz quiere decir es que estamos saliendo-dijo Theo-
-Eso mi Theo lindo-dijo Liza-
-¡Que bien por ti Theo!-dijo Andrea-
-Sabes, ya no vas a estar solo ni vas a tener que recurrir al voyerismo en los baños escuchando a otras parejas-dijo Andrea al oído de Theo-
-Je je je-dijo Theo-
-Chicos, estoy super feliz por ambos, son una hermosa pareja-dije-
-Theo es tan tierno, lindo, especial, es un chico único. No se por que lo ignoré tanto y perdí mi tiempo con el patán idiota ese-dijo Liza-
-Amor, yo también perdí mi tiempo con ese pedante, pero ya está en un lugar mejor-dijo Theo-
-Bien dicho,¡compañero!-dijo Andrea-
-Reunión de Chicas. Theo, espéranos aquí-dije-

En ese momento, Liza, Andre y yo empezamos a hablar acerca de lo de Theo

-Liz, dime, ¿como pasó?-dije-
-Si Liza, cuéntanos-dijo Andrea-
-Chicas, al principio Theo y yo empezamos con amigos y después nos dimos cuenta de lo mucho que nos mirábamos, la mucha empatía que sentíamos, la manera en que conversábamos, la forma en que la pasábamos bien juntos y por todo eso decidimos ser novios. De hecho, chicas, me entregaré a Theo solo por amor y no por sexo, ¡yo parecía una %$#%&/ cuando lo hacía a toda hora como Ninfómana con el idiota ese! Después de tanto sexo y engaños a ti Angie, yo me sentía vacía y sucia. Creo que muchas cosas han cambiado desde que comenzamos la relación, Theo me cambió completamente
-Si Liz, por que antes eras muy antipática-dijo Andrea-
-Andrea, eso es cierto, pero ya no. Hoy soy otra, tengo mas respeto de mi misma y estoy con un chico que me trata bien y al que adoro demasiado y al cual le voy a dar lo mejor de mi.-dijo Liza-
-Liza, la vida nos cambió a las dos, por que soy muy feliz con la persona que amo-dije-
-Ay Angie, no vayas a meter la pata-dijo Andrea en su mente, mostrando cara de preocupación-
-¿Quien es?-dijo Liza-
-Mmm, es un secreto, je je-dije muy alegre-
-Uff-dijo Andrea
-Bien, lo que cuenta es que todo cambió y adivinen: me voy a estudiar a la UNAM en la facultad de ingeniería junto a Theo. Yo haré Ing. Industrial y Theo va a estudiar Ingeniería de computadoras y ordenadores, ¿que les parece? Nos vamos a ver todos los días después de clases-dijo Liza-
-Ejemm. Liz, vamos a la casa, mamá nos espera para el almuerzo-dijo Theo.-
-Bueno chicas, debo irme. Hoy voy a conocer formalmente a mi suegris-dijo Liza-
-Que tengas suerte-dije-
-Si Liza y que te vaya super-dijo Andrea-

Theo y Liza se alejaban mientras iban caminado

-Oye cariño, ¿de que tanto hablaron? ¿Hablaron mucho de mi?-dijo Theo
-Si, algo, si-dijo Liza-
-¿Y fue algo bueno o algo malo?-dijo Theo
-¿Tu que crees?-dijo Liza-
-En serio, no se. Dime, anda, dime amor, ¿si?-dijo Theo-
-Ja ja ja, ¡no!-dijo Liza
-Anda, dime-dijo Theo
En ese momento Liza salió corriendo y un momento después Theo la alcanzó, la detuvo y la agarró suavemente por la cintura, dándole tiernos besos en el cuello

-Ay, ¡que lindo eres! De eso hablabamos, de lo lindo que eres-dijo Liza-
-Liz, que linda-dijo Theo-

Así, Theo y Liz siguieron caminado y demostrándose lo mucho que se quieren

-Andre, ¿como le vamos a hacer? Nuestros amigos se enterarán-dije-
-No necesariamente, podemos llevar lo nuestro en secreto-dijo Andrea-
-¿Como dices?-dije
Continuara....
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:19

Chicas, disculpen la tardanza, pero estoy muy liada de manos y llena de trabajo hasta el cuello, sin embargo, les tengo lo que deseaban: el Capi 9. Espero lo disfruten, aunque yo sugiero que se consigan un pañuelo y que se agarren fuerte

Besos para todas (k)

Capítulo 9 Tensión


Andrea y yo estábamos hablando acerca de lo de llevar nuestra relación en secreto

-Andrea, yo no quiero ocultar nada. Yo quiero amarte libremente, no me importa lo que otros piensen, entiéndeme-dije-
-Angie mi amor, yo también lo deseo así, pero si nos delatamos, perderíamos todo lo que mas queremos, incluyendo a nuestras familias y amigos-dijo Andrea-
-Andre, tu como siempre tan madura, sabes, tienes razón. Lo mejor será llevar lo nuestro en secreto por ahora-dije-
-Si mi linda, pero algún día nos aceptarán como lo que somos: un par de chicas que se aman mucho-dijo Andrea-
-Andre, cambiando de tema, ¿puedes recomendarme en la heladería como me dijiste?-dije
-De acuerdo Angie, no se diga mas: vamos a donde Spencer y le pides el trabajo, ¿que te parece?-dijo Andrea-
-¡Genial!-dije

Mas tarde fuimos a la oficina del señor Spencer, hablamos con él y luego nos dirigimos a la heladería y Mara, la jefa de Andrea, me dijo que podía comenzar al inicio de la siguiente semana, y me dijo que me quedara en el local, que conociera a los chicos y chicas que trabajan allí; y así mismo, me dijo que fuera aprendiendo como era el ambiente y el ritmo de trabajo y que me fuera acostumbrando
-Ay Andre, no se si pueda adecuarme aquí. Nunca he trabajado en algo así, no se si se me de bien-dije-
-Angie, mi amor, eres muy inteligente y se que no te va a quedar duro. La neta que es fácil, y además, para eso me tienes a mi, tu novia. Yo te entrenaré y te diré muchos tips para que te defiendas aquí-dijo Andrea-
-Bueno, eres lo máximo, mi Andre-dije-

El fin de semana pasó y durante ese tiempo, Andrea y yo disfrutamos de cada momento juntas, desde ir de paseo por el parque, hasta darnos una escapadita a la casa de Veraneo del abuelo de Andrea. ¡Vaya que Andrea siempre se las ingenia para darnos nuestro espacio y para hacerme feliz, que original! Es fenomenal todo lo que estoy viviendo y lo que me está pasando con ella, me siento muy feliz y lo que mas deseo es estar con Andrea en la intimidad, por que quiero ofrecerle todo mi ser.

El Lunes llegó de volada y en ese día yo empezaría a trabajar. Me fue muy bien, aunque tuve tropiezos, como cuando se me cayó al piso un vaso de malteada y tuve que limpiar, o cuando me resbalé con una cáscara después de preparar un Banana Split, pero Andrea siempre estuvo allí a mi rescate y ayudándome en todo. Así mismo, se pasó la semana de trabajo y llegó el Viernes. Afortunadamente Mara, nuestra jefa, nos dió libre.

-Chicas, ustedes han trabajado duro esta semana, así que les voy a dar libre hoy , disfrútenlo, se lo merecen-dijo Mara-
-¡Gracias jefa, que chido!-dije-
-Gracias Mara-dijo Andrea-
-
Al rato, salimos de la heladería con rumbo a mi casa, para pasar el resto de la tarde de una manera alegre y entretenida. Llegamos a mi casa y en el refrigerador había una nota de mi mami diciendo que se demoraría, pero que en caso de que tuviése hambre, fueraa comprar algo con el dinero que me dejó. Antes que pensar en comida, se me ocurrió proponerle algo inusual a Andrea.

-Andre, sabes, solo estamos tu y yo, aquí en mi casa, ¿que hacemos?-dije mientras miraba a Andrea a los ojos con gran felicidad-
-Pues no se, hagamos lo que tu quieras-dijo Andrea mientras tocaba uno de los mechones de mi cabello-
-¿Que tal si nos besamos intensamente, en mi cama?-dije-
-Angie, esa idea me agrada. Vamos a tu habitación entonces-dijo Andrea-

En ese momento, Andrea y yo subimos a mi cuarto y tal cual como lo dijimos, sucedió: Andrea se posó encima de mi y comenzó a acariciarme muy tiernamente por todo mi cuerpo, pasando delicádamente su mano por mis piernas y ascendiendo con ella hasta llegar a mi rostro, acariciándolo también. Los labios de Andrea y los mios una vez mas se entrecruzaban en medio de un intenso duelo, que nos produjo muchas sensaciones agradables y excitantes. Las manos de Andrea cada vez mas se apoderaban de mi ser, acariciándome léntamente y de repente nuestros besos y caricias empezaron a cobrar otro significado. Nuestras manos se unieron fuertemente y nuestros cuerpos se deslizaban alrededor de la manta de mi cama. Andrea y yo suspendimos nuestro beso solo para mirarnos la una a la otra y demostrarnos nuestro amor por primera vez

-Andrea, yo quiero que tu y yo estemos juntas, en este momento, quiero demostrarte todo lo que siento por ti, aquí y ahora-dije-
-Angie, yo también lo quiero así, entonces hagámoslo, igual tu mami se demora en llegar, ¿no? Eso nos da suficiente tiempo para expresarnos nuestro amor-dijo Andrea-
-Andre, es mi primera vez contigo y quiero que sea muy especial-dije-
-Descuida Angie, seré tierna contigo y te gustará. Te daré lo mejor de mi-dijo Andrea-

Al poco tiempo de hablar, Andrea empezó a darme muchos besitos en mi cuello y a su vez su mano se deslizó por el interior de mi camiseta, acariciando mis senos, mientras yo comenzaba a bajarme poco a poco mis pantalones. Mientras Andre me besaba, nos deciamos muchas cosas lindas la una a la otra

Mientras tanto, en la calle, mi madre llegaba de la tienda y se disponía a abrir la puerta

-Dios mio, estoy requete cansada. Estos paquetes si que pesan. Ya se, les voy a hacer unas ricas quesadillas a las muchachas por si llegan del trabajo-dijo mi mami mientras abría la puerta-

Al rato, mi madre entró a la casa, pero como Andrea y yo estábamos demasiado ocupadas en nuestra labor de amor, no nos dimos cuenta de su presencia.

-Ah, esa es la maleta de Andrea, entonces las chicas han de estar viendo televisión. Esas dos ya hasta parecen hermanas y hasta de goma, no se despegan la una de la otra, bueno, por algo es su mejor amiga, ya se, les voy a llevar el refrigerio-dijo mi mami-

Minutos después, mi madre ya tenía listas las quesadillas y las sirvió en una bandeja junto con un par de refrescos para nosotras.

Entretanto, Andrea levantó mi camiseta y comenzó a besarme en el pecho, hasta llegar a mis senos, besándolos y acariciándolos lentamente con su lengua sobre las puntitas, ejerciendo suaves movimientos circulares, que me hacían sentir muy excitada. El simple hecho de estar con Andrea hacía que yo me pusiera muy húmeda y caliente por toda la excitación que me transmitió.

-Ooh, Andre, que rico, no te detengas, me encanta-dije mientras Andrea lamía mis senos-
-Te gusta, ¿verdad?-dijo Andrea-
-Si, me encanta, sigue asi mi amor, ooh.-dije en medio de mi excitación-


En ese momento, tomé mis pantalones y los bajé un poco mas, exhibiendo mas mis piernas para mi amada y justo en ese instante, sucedió lo peor: fuimos sorprendidas por mi madre y ese fue el inicio de la desgracia.

-Chicas, les traje unas quesadilli....-dijo mi madre-


Intermedio De Lexi en la escena: (para que la imaginen, es decir, el cuadro de la escena)
*-*-*-*--*-*-*-*-*--*-*-*-*-*
Bandeja de Quesadillas cayendo al piso y rompiéndose
Madre de Angie con rostro de sorpresa, shock e impacto al ver a su hija con Andrea
Angie tapándose y cubriéndose con las sábanas de la cama y Andrea impactada al sentirse sorprendida
*-*-*-*--*-*-*-*-*--*-*-*-*-*

-¿Que diablos pasa aquí? ¡Exijo una explicación de inmediato!-dijo mi mami-
-Mamá, no es lo que parece, en serio-dije muy nerviosa-
-Y entonces, que, ¿que mierdas es lo que parece? Se estaban besando, por Dios, mi hija besándose con su mejor amiga y con la casa sola-dijo mi mami-
-Señora, puedo explicarlo, lo que pasa es que Angie y yo, bueno, desde hace rato...-dijo Andrea-
-Andrea, no quiero oir nada de ti. Has corrompido a mi hija, te largas inmediatamente de mi casa, antes de que me arrepienta de lo que te haga-dijo mi mami-
-Mire señora, yo la respeto mucho y adoro demasiado a Angie, pero si quiere pelea, ¡neta que se las va a ver conmigo!-dijo Andrea-
-No Andre, no pelees con mi mami, no peleen, ¡no! Mamá-dije mientras lloraba-
-Tu no me llames mas mamá y en cuanto a ti Andrea, si te vuelvo a ver, te arrepentirás, te has aprovechado de nuestra confianza, mi hija ha sufrido mucho como para que algo así le pase, ¡%$#%&/ vagabunda!-dijo mi mami-
-¡A mi me respeta!-dijo Andrea mientras le intentaba dar una cachetada en la cara a mi madre-

Mi madre alcanzó a detener la mano a Andrea y se la apretó fuertemente

-Mamá, suéltala, le vas a romper la mano-dije-
-Que va, debería partirle la madre de un golpe-dijo mi mami-

En ese momento, mi padre llegó a la casa, preguntó si había alguien y el escándalo de mi habitación lo guió hasta allí

-Te largas ya mismo, no te quiero volver a ver con mi hija-dijo mi mami al empujar a Andrea lejos de ella-
-Andre, no te vayas, ¡no te vayas!-dije llorando-
-No te preocupes mi amor, nos vemos mas tarde, por que esta señora, por mas mamá tuya que sea, no te puede impedir ser feliz y otra cosa, señora: por si no lo sabía, yo he hecho muy feliz a su hija, yo la adoro y la amo con todo el corazón y nunca dejaré de amarla por mas que usted lo quiera impedir-dijo Andrea-
-¿Que sucede aquí? Andrea, ¿por que te vas?, ¿pasó algo?-dijo mi papi al no saber lo que pasaba-
-Señor, su esposa me echó y yo me voy para no volver mas aquí a esta casa. Angie mi vida, te amo, te adoro, eres mi todo-dijo Andrea en un tono triste-

Al rato, Andrea salió de mi casa y en el camino a la suya, se puso a llorar.

De nuevo en mi casa

-¿Pero que pasa? ¡No entiendo nada de nada!-dijo mi papi desconcertado-
-Resulta que la muérgana esta de tu hija se estaba besando con otra chica y además estaba semi desnuda mostrando las tetas y pelando el culo, yo las vi, las vi-dijo mi mami muy alterada-
-Cariño, a lo mejor viste visiones, las chicas no harían algo así, ¿o si? Hmm, con razón son tan unidas. Angie, cariño, ¿por que no nos habías dicho antes? Lo hubiésemos entendido-dijo mi padre sosteniendo una gran calma ante la situación, un lado que no conocía de él-
-Papi, yo no sabía cuando decirlo, por que pensé que me rechazarían por que me gusta otra chica-dije llorando-
-Mi vida, somos tu familia, te queremos, apoyamos y claro que lo entenderíamos-dijo mi padre mientras me abrazaba y secaba mis lágrimas-

Mi madre se retiró de mi cuarto y pasó a su habitación sin decir nada, como si tuviera las intenciones de hacerme algo malo o de castigarme.

-Ahora yo no se que va a pasar conmigo, mi mami ya no me quiere mas-dije llorando-
-No, no es eso, ella está muy alterada y a decir verdad, a mi también me causa algo de impacto, pero entiendo bien lo que pasa por que eso ya es normal en estos días y en el mundo, se que hay chicas que quieren a otras chicas y chicos que están con otros chicos y así. Tu madre necesita tiempo para asimilarlo, por que ella es muy conservadora en ese aspecto y no tolera entender esta realidad acerca de comportamientos homosexuales-dijo papá-
-Papi, que bien que tu si me entiendes-dije-

Al rato, apareció mi madre

-Cariño, quítate de aquí, que esto es entre la niña y yo-dijo mi madre mientras sostenía un gran látigo doblado a la mitad en sus manos-
-Mónica, con pegarle a la niña no vas a lograr nada, no voy a dejar que la maltrates solo por querer descargar tu rabia sin sentido-dijo papá alterado-
-Es mi %$#%&/ hija y la trato como se me de la regalada gana, ¡te dije que te quites!-dijo mi madre de la rabia-

En ese momento, mi mamá le dió un fuerte golpe a mi papá en el estómago y lo hizo caer al suelo, finalmente me hizo quedar a merced del látigo.

Mi madre me agarró fuertemente y no me soltó, si no que me miró a los ojos con mucha rabia y me dio una gran cachetada y en cuanto llevé mis manos hasta mi rostro a causa del dolor, mi madre tomó su látigo y empezó a pegarme con él e inmediatamente lloré del dolor. Aún no acababa de vestirme, así que mis piernas quedaron descubiertas y en ellas fue donde mas recibí los violentos impactos del látigo. Después mi madre comenzó a mandarme violenta y fúricamente el látigo por el resto de mi cuerpo, yo alcancé a cubrir mi cara por miedo a que me sacara un ojo, pero no pude defenderme.

En ese momento, mi mami ya no era mi mamá, se había convertido en un ser despreciable que mordisqueaba, devoraba, maltrataba y hollaba a su presa a punta de latigazos. Mi madre es un ser al que odio profundamente hasta el día de hoy.

Las frases que mi madre me decía mientras me pegaba eran: “Muérgana malagradecida”, “¿por que lo hiciste?”, “Grandísima %$#%&/”, “malnacida”, “me arrepiento de haberte tenido”, “fuiste un accidente”, “me estás haciendo daño”, “te quería ver matrimoniada con un hombre y dándome nietos”, “eres una cagona de mierda”, “maldita seas”, “ten, ten, toma hija de %$#%&/”, “te voy a acabar a punta de látigo hasta matarte”, “me tienen que llevar a prisión y someterme para que yo no te siga pegando, por que por mi parte, no te dejaré de pegar hasta que entiendas mi dolor”

-Mamá, ya no mas, no me pegues mami, yo te quiero, pero no me lastimes-dije triste mientras lloraba y protegía mi cuerpo del inmisericorde fuete-
-Si me quisieras, no hubieras hecho lo que hiciste, ¡pedazo de mierda putrefacta! Te odio, no, no, odiar es poco, te aborrezco-dijo mi madre mientras me pegaba con ese látigo-

Yo solo suplicaba por que mi madre no me maltratara mas y mi padre se reponía del golpe, al rato él se levantó y agarró a mi mamá por la espalda, deteniéndola de sus brutales ataques hacia mi.

-Querida, no le pegas mas a la niña, ¿me oiste? Me vale un pito que me hayas pegado a mi, ¡pero a nuestra hija la respetas!-dijo mi papá en voz alta-
-Victor, quítame las manos de encima, por que yo a esa la requete acabo a fuetizas hoy. Es mucha la rabia que tengo como para que me sujetes así, ¡a Angie la vuelvo normal, la matrimoneo y le pongo un marido pa que me de nietos!-dijo mi mamá-
-Mónica, deja de ser ridícula, Angie no va a dejar a su novia por mas que le pegues, las cosas no son así, entiende que ya no es como cuando eramos chicos, el mundo ha cambiado mucho-dijo papá-
-Claro, como no lo vi, es tu culpa, por dejarla hacer lo que quiera, ¡alcahueta sinverguenza patrocina lesbianas!-dijo mi mami-
-Mira a tu hija, ¿no crees que ha sufrido lo suficiente? Mónica, por Dios, nuestra hija fue ultrajada, tuvo que ir a donde una psicóloga por mucho tiempo, el mismo tipo que la violó la robó, la engañó y la hizo sufrir, ¿por que no puedes dejar que sea feliz, así sea con alguien de su mismo género?-dijo papá-
-Ah si, entonces, ¿tu lo dices por que fuiste marica o que?-dijo mi mamá-
-Yo no, pero mi hermano Alfonso si, él tuvo una experiencia Gay y es por eso que comprendo lo que pasa con mi hija y cariño, aunque no me creas, siento lo mismo que tu puesto que no lo acepto, pero no me opondré a su felicidad, solo por que tu lo digas-dijo mi papí-
-Papi, mami, ya no peleen mas o me cortaré-dije mientras amenazaba con cortarme las venas de las manos con un cuchillo que tomé de la cocina de lo desesperada-
-Angie mi amor, suelta ese cuchillo, tíralo al piso mi amor, baja ese cuchillo ya-dijo papá-
-Ah, mejor, que se mate, así me evita la deshonra en la familia. Que tal, ¿yo con una hija Lesbiana?, por favor, ¡para eso la prefiero muerta antes que tirando con otra de esas mujeres llenas de enfermedades!-dijo mi mami-
-Querida, ¡ya basta!, es tu hija, vino de tus entrañas, siempre la hemos querido y la seguiremos queriendo y apoyando, ¡ya no digas mas estupideces!, y Angie, por favor, baja ese cuchillo, no sea que empeoren las cosas-dijo papi-
-Si papi-dije mientras tiraba el cuchillo lejos de mi-

-En cuanto a ti, no te quiero ver nunca, es mas, haz tus maletas y vete con esa mujer de una vez si tanto la amas, ¡desgraciada de mierda! Para ti estoy muerta, ya no soy mas tu madre y ni me vuelvas a decir mamá, y si tan siquiera le hablas a esa mujer, le haré pagar caro-dijo mamá-
-No te metas con Andrea-dije mientras le levantaba la mano a mi madre-
-Me cambias a mi, tu madre, ¿por defender a esa tipa salida de no se donde con enfermedades venereas y pulgas allá abajo? Angélica, para que sepas, ¡las mujeres tiran con hombres, no con mujeres!, pero adelante, cambia el amor de tu madre por el de una lesbiana que hasta %$#%&/ será-dijo mamá-
-Sabes que si, si te cambio, te cambio por ella por que tú no me entiendes, no eres una buena madre, tu no me comprendes, no me quieres, si me quisieras, me hubieras entendido y no me hubieses lastimado-dije llorando-

En ese momento mi madre me dió una bofetada en la cara y me hizo caer al piso por el impacto de su mano con mi cara y posteriormente me di un golpe en la cabeza. Inmediatamente mi padre me levantó y me llevó cargada en brazos a mi habitación, por que ese golpe y la dura caída me dejaron inconsciente

-Estarás contenta, ¿no? Tu hija quedó toda llena de marcas de fuetazos, con la piel lastimada y enrojecida y para colmo de males, la dejas inconsciente. Me das asco, ¡eres tu la que debería irse lejos y no la niña!-dijo mi papi-

Mi madre no le dijo nada a mi padre y salió de la casa como una loca sin rumbo. Las cosas en casa ya no serían iguales. Mi madre se dio cuenta de que soy Lesbiana y me aborrece. Ahora no se que planea hacer para alejarme de Andrea. Dios, ¿por que me pasa esto?

Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:20

Chicas, gracias una vez mas por sus comentarios (k) y aquí les tengo el capitulo 10, que seguro las sorprenderá. Fijense bien, por que sucesos futuros de la historia, dependen del capi que van a leer




Capítulo 10. Odio y desesperación.


Momentos después, yo me encontraba en mi habitación, con el cuerpo muy adolorido. Sentí un enorme dolor en mi cabeza y también advertí la presencia de mi padre, quien me estaba curando las heridas causadas y dándome ánimo

-¿Que, que me pasó?-dije-
-Tranquila hija, ya pasó todo. Estás conmigo y no dejaré que nada malo te pase. Vaya que tu madre te trató peor que a sus zapatos, Mónica está muy mal, la entiendo pero no era como para que arremetiera así contra tí.-dijo papá-
-Papi, es mi culpa. Yo debí decirles la verdad, pero Andrea y yo preferimos ocultarlo todo, por miedo-dije-
-Angie, mi amor, esas cosas no se deben de ocultar, por que pueden pasar cosas peores, además, lo que haces no es que esté mal, solo que la sociedad no lo ve bien, pero a ti no debe importarte lo que otros digan, solo tienes que ser tú misma y amar a esa persona especial, en tu caso, Andrea-dijo papá-
-Ay Dios, y ahora, ¿que hago? Mi mamá va a querer alejarme de Andrea. Necesito hablar con ella ya mismo-dije-
-Si, es buena idea, pero trata de no preocuparla demasiado-dijo papá-
-No papi, yo no quiero que ella sufra por este problema. Quisiera hacer algo, no se, para que mamá me entendiera.-dije-
-Hija, mejor llama a tu novia, después pensaremos en algo para que se sigan viendo sin que tu madre lo sepa-dijo papi-

En ese momento llamé a Andrea al móvil

-Bueno-dijo el Abuelo de Andrea-
-Si, buenas don Arcesio, ¿está Andrea, por favor?-dije-
-Mire niña, ella no quiere pasar, está muy triste. Ella me dejó dicho que si una tal Angie llamaba si la pasara al teléfono, si no eres Angie, no creo que quiera hablar contigo-dijo don Arcesio-
-Yo soy Angélica, Angie, su mejor amiga-dije-
-Angie, ¡hola!, no te había reconocido la voz. Bueno, ya te la paso-dijo don Arcesio-

El abue de Andre me la pasó al teléfono

-Andrea, ¿como estás mi amor?-dije-
-Angie, estoy demolida, devastada, me siento muy mal. La bruja de tu vieja va a acabar con nuestra relación-dijo Andrea-
-No Andre, no lo voy a permitir-dije-
-Angie, en este momento, tu madre ha de estar planeando algo para hacerte la vida de cuadritos a ti-dijo Andrea

*-*/-*-*-
De Lexi:
De cuadritos, significa hacer la vida imposible
*-*-*-*-
-Andrea, mi papá está de acuerdo con lo nuestro y nos va a ayudar-dije-
-Si, eso está bien, pero tu mamá no va a descansar, no te dejará en paz y te va a manipular a su antojo. Ahora mas que nunca te va a controlar la vida, hasta para ir al baño, no tendrás escapatoria-dijo Andrea-
-Mi madre no sabe quien soy yo. La vida me ha dado muchos golpes, pero soy mas fuerte ahora y se que puedo enfrentarla-dije-
-Angie, ¡ya deja eso y di algo inteligente, deja de jugar a hacerte la heroína! Sabes que no puedes contra ella-dijo Andrea-
-Tienes razón amor, sabes, mi mamá me pegó con un látigo y me hizo quedar inconsciente. Me dejó las marcas del látigo y las heridas en mis piernas, menos mal mi papi me curó-dije mientras lloraba-
-Solo por eso, tu mamá se las va a tener que ver conmigo, esa señora me va a oir-dijo Andrea-
-Ahora eres tu la que actúa como una niña-dije-
-Andre, no quiero perderte nunca y no se que hacer, no se, no se-dije-
-Angie, veámonos ya mismo. Necesito verte, no soporto estár sin ti-dijo Andrea-
-No se, mamá puede llegar en cualquier momento-dije-
-Angélica, solo ven, quiero besarte, quiero acariciarte, me siento muy triste y quiero reponerme de esa tristeza, ¡maldita sea, solo ven!-dijo Andrea-
-Bueno Andrea, ya voy para allá. Le diré a mi padre que me cubra-dije-

En ese momento me escapé y me quedé una buena parte del resto de la tarde con Andrea, consolándonos mutuamente y disfrutando de nuestras quizás últimas horas de felicidad al lado de la otra.

Mientras tanto, mi madre estaba hablando con una de sus mejores amigas de manera indirecta sobre mi problema, puesto que mi madre le comentó que su problema era el de “la amiga de la amiga de la amiga”, solo para no pasar pena. Bueno, al menos me guardó el secreto, pero eso no cambia las cosas en nuestra relación madre-hija

-Ay Dios, pobrecita doña Ernestina, debe estar sufriendo por culpa de esa chica mundana-dijo doña Olivia-
-Si, pero bueno, dime, ¿que puedo hacer, por, Ernestina?-dijo mi madre-
-Pues yo creo es que esa niña tiene una especie de Demonio de esos que se le meten a los que son gais o, ¿como es que se dice?
-Gay, se dice gay-dijo mi madre-
-Ah si, “gei”. Lo que tienes que hacer es ir a donde el padre Rogeles, él hace exorcismos, por que fíjate que le llevaron una muchacha endemoniada desde Sonora y el padre le sacó ese demonio. Esa niña pataleaba, hablaba en lengua rara, actuaba como loca y el padre la calmarizó echándole agua bendita y echó fuera a ese demonio. El padrecito sabrá que hacer con la hija de Doña Ernestina-dijo doña Olivia-

Resulta y acontece que la niña nunca tuvo un demonio. Esa niña es epiléptica y el Sacerdote no la curó, lo que pasa es que la medicina actuó y la tranquilizó, pero como la gente se deja llevar de chismes, en fin. Según eso, ahora soy yo la que tiene un “demonio lésbico”, y el caso es que mi madre va a querer llevarme a donde ese cura. ¡Vaya que la gente conservadora es falta de mente abierta!, y lo peor: a eso se le suma la desinformación, la intolerancia y la incomprensión frente a una tendencia sexual como lo es el lesbianismo, hasta el punto tal de no aceptarlo y rechazarlo rotundamente.

Al rato, mi madre se despidió de la Sra Olivia, fue a la capilla y habló con el sacerdote Rogeles y acordaron de realizar el exorcismo delante de la comunidad, de los fieles, diáconos, monjas, y otros sacerdotes de la localidad. La hora fijada fueron las 8 de la mañana del dia de mañana. Esa misma señora Olivia, sería la que le daría mas ideas locas para expulsarme los “demonios lésbicos”

Momentos después, llegue a casa antes que mi madre, me encerré en mi habitación para no levantar sospechas. Cinco minutos después, mi madre llegó e hizo de cenar.

A pesar de todo, mi madre sigue siendo mi mami y pues, me llevó la cena a la habitación, mas no se la quise recibir.

-Angélica María Vélez Salinas, abre la puerta, traigo tu cena, no sea que ahora te mueras de hambre por que no te di de cenar-dijo mamá-
-No gracias, no tengo hambre y tampoco quiero nada que provenga de ti. Te odio-dije-
-Angélica, abre ya la maldita puerta, si no lo haces, no te doy de cenar-dijo mamá amenazando-
-¿Para que quieres que la abra?, ¿para que me pegues mas?, o, ¿para pedirme falso perdón por tu actitud hacia mi?, ¿planeas fingir ser mi amiga para deshacerte de Andrea o enemistarme con ella? Si es eso lo que quieres, no te dejaré, por mas madre mia que seas, no te dejaré hacer lo que quieras conmigo, señora Mónica Salinas-dije-
-Angélica, o abres o yo-dijo mamá-
-¿Tu que?, ¿que harás?-dijo papá deteniéndole la mano a mamá-
-Victor, deja corregir a la niña. Se hace rebelde cada vez mas y por culpa tuya que le das aires-dijo mamá-
-Mónica, ya esta bueno, es suficiente, mejor ve a ver alguna telenovela, o busca que hacer, que yo le paso la comida a la niña, ¡déjala tranquila!.-dijo papá-

Mi madre no tuvo mas remedio que irse a su habitación y al rato dejé entrar a mi padre a mi habitación. Mientras comía mi cena, mi padre me dijo que fuera pensando en reconciliarme con mamá, que volviéramos a la terapia al consultorio de Cindy Carolina, nuestra psicóloga y que remediáramos la situación, a todo eso, yo le dije que no estaba de acuerdo, por que no estaba haciendo nada malo, yo solo deseaba tener mi primera vez con mi novia y eso es todo. Mi madre fue quien se equivocó conmigo y no le pienso perdonar todavía.

-Está bien hija, entiendo. Buenas noches, pero entiende esto: quiero recuperar el ambiente familiar y no puedo estar mas de neutral en esta situación, soportando sus peleas y discusiones-dijo papá-
-Tranquilo papi, yo lo arreglo, buenas noches-dije

Al terminar mi cena, salí al baño a cepillar mis dientes, me coloqué mi pijama y me apliqué algo de crema analgésica para disminuir la hinchazón y el dolor en mis piernas. Era increible: ¡apenas eran las 8 de la noche y yo ya estaba dormida!, sbaiendo que a veces me acuesto hasta mas tarde

Al día siguiente, mi madre me despertó muy temprano, lamentablemente mi padre no estaba para defenderme y por eso tuve que ir a esa estúpida iglesia que le dijo la señora Olivia, ¡vieja bruja!

-Angélica, levántate, por que nos vamos para la capilla del padre Rogeles, él aceptó ayudarme y nos vamos ya mismo. Báñate y desayuna algo-dijo mamá-
-¿Que si no voy?-dije-

En ese momento, mi madre me dio una bofetada en la cara y me tiró al piso

-Si no vas, pues ¡te acabo a golpes! Tu decides-dijo mamá-
-¿Por que no lo entiendes de una buena vez?, ¿no puedes aceptarlo?-dije-
-Angélica, ve a bañarte y no quiero mas excusas-dijo mamá-

Luego del baño y del desayuno, mi madre y yo estábamos en la capilla del cura ese y acto seguido, me dijo que debía rociarme con agua bendita. Los sacristanes me agarraron de los brazos y las monjas me sujetaron los pies y mi madre estaba sentada, viendo todo lo que me hacían sin tan siquiera protestar.

-Padre Rogeles, por favor, sáquele ese demonio de Lesbianas a mi hija y haga que Dios me le de marido, haga que ella vuelva a desear a los hombres, ¡haga que se la folle un Mandingo!-dijo mamá
-Hija, está bien. “In el nomen del patre, del fili y del spiriti sancti, amene. Deus, per favore, ilumuni para sacare tuto demonen a esta, tu fila”-dijo el sacerdote en latín-
-Amen-dijeron los clérigos, corifeos y monjas-

-Dios mio, por favor, ayúdame a sacar los demonios de tu hija, Angélica. Ella ha sido corrompida por Satanás, quien se ha aparecido en forma de una mujer llamada Andrea. Satanás, vete fuera de la hija de Dios, déjala y libérala, oh señor Dios, expulso a estos demonios lésbicos de tu hija. Señor Dios, esta agua bendita simboliza tu pureza, así que con esa misma pureza, te suplico, te ruego, te imploro por favor, que liberes a esta, tu hija Angélica.-dijo el sacerdote mientras me aplicaba el agua bendita-

Obviamente, nada pasaba, por que yo no tenía ninguna clase de demonios, así que grité y patalée para que me quitaran las manos de encima

-Ay Dios, el Demonio tiene fuerza sobrehumana, quiere liberar a su receptáculo-dijo uno de los clérigos-
-¡Que demonio ni que nada!, suéltenme ya, partida de idiotas-dije-
-Uy, ¡ese demonio es bravo!-dijo una monja-

Forcejee, hasta que me pude soltar. Los clérigos, monjas y hasta el mismo sacerdote estaban asustados por la “fuerza descomunal del demonio”, pero de la rabia y el enfado que sentía.

-Ya basta, ustedes son de tan poca mente abierta, en especial tu mamá, ¿por que no puedes contemplar la idea de que dos personas del mismo sexo se amen y se quieran?, ¿por que no puedes entender que tu hija es lesbiana?, ¿te da miedo aceptarlo? Ya, acéptalo, no quiero tener marido, ni penes, ni negros corpulentos Mandingos ni nada. Yo quiero, adoro y amo a Andrea. Entiende que no soy igual a ti mamá, debería darte vergüenza hacerme pasar por estas cosas-dije-
- Padre, muchas gracias y que pena con usted, ya nos vamos-dijo mamá-
-Señora, queda usted excomulgada. No podrá tomar la comunión en ninguna iglesia de este barrio, todo por culpa de su hija y en cuanto a ella, llévela a una casa de reposo de locos. Dios santo, bendice el templo y libranos de esta mala vibra, “vade retro, sataná” -dijo el padre Rogeles

Como acto final, antes de irme, derribé una estatua del padre Rogeles, que estaba sobre un pedestal y se hizo añicos al caer al piso.

-Sabe padre, su cerebro es como esas piedras de la estatua quebrada: ¡lleno de pequeños fragmentos inútiles e inservibles!-dije al salir-

Al rato, mi madre, muy descontenta, se devolvió conmigo para la casa, echó llave a la puerta principal y se fue a donde la Sra Olivia a que le recomendara otro método para volverme “¡Normalita matrimoniada, pa´ darle nietos, para así desear hombres, penes y Mandingos!

Ya en casa, yo pensaba en diversas maneras para escaparme, en caso de querer verme con Andrea. Es desesperante estar encerrada en la casa, como si fuera una prisionera y lo peor de todo, tener que soportar tanta humillación por parte de mi mamá, así que se me ocurrió una idea y decidí llamar al único que siempre se escapaba de casa cuando no lo dejaban salir: a Theo

-Hola Theo-dije-
-Angie, hola, ¿que onda?-dije-
-Theo, ¿tu sabes como escapar de casa, verdad?-dije-
-Si, si se, ¿por que? ¿Acaso te portaste mal y te dejaron encerrada?-dijo Theo-
-Mmm, algo así, pero ya, dime, ¡que hago!-dije
-Lo primero que debes hacer es ver desde que parte de tu casa puedes escapar, si desde tu habitación hay cercanía a un árbol o cosas así, el resto es tener adrenalina para pegarse los saltos desde el techo, teniendo cuidado de no desnucarte o de romperte una pierna-dijo Theo-
-Mira Theo, la única forma para mi es liar sábanas y frazadas entre si y atarlas a una pata de la cama y descender con cuidado, según veo-dije-
-Uy, tienes madera para los escapes-dijo Theo-
-Ja ja, es que lo vi en la tele, en una peli de una chica que se voló de casa-dije-
-¿Y todo está bien en tu casa?-dijo Theo
-Si, mas o menos. Oye Theito, dame mas tips que sepas-dije-
-Aparte de lo de la sábana que tu dices, ya se que puedes hacer: saca una copia de la llave en cuanto tus papás bajen la guardia, aceita las bisagras de las puertas y coloca topes a las puertas para que al abrirlas no hagan ruido y trata de inventar coartadas diciendo que estás en casa de algún amigo que te cubra.-dijo Theo-
-Wow, vaya que tu si sabes eh. -dije-
-Bueno, para algo sirvieron tantos años de escapes. Espero haber sido de ayuda, si me necesitas, llámame a donde Liza, por que ya me voy para allá, ¿bueno?-dijo Theo-
-Listo Theito, bye, te quiero mucho, mua-dije-

Con los tips de Theo, ya estaba preparada en caso de que me encerraran como animal para la próxima vez.

Mientras tanto, mi madre hablaba con la señora Olivia

-Olivia, entonces, ¿que le digo a Ernestina?, por que no le sirvió eso de ir a donde el padre Rogeles-dijo mamá-
-Mi alma, ya se, dile que lleve a su hija a donde “El Hermano Fe”, que dicen que ese señor es un pastor que hace milagros, allá vos podeis ver como las ayuda y si quereis ir, el hermano Fe es la solución y espanta toditititas las enfermedades y los demonios que la niña tenga-dijo la Sra Olivia-
-Bueno, ¿y eso en donde queda? -dijo mamá-
-A unas calles de aquí, de hecho, ahora están en culto, dile a tu amiga que vaya cuanto antes, para que calmarizen a esa muchacha-dijo Olivia-
-Bien, me voy a casa a hacer mis oficios, le llamaré a Ernestina y le diré lo que me dijiste-dijo mamá-

De lo aburrida que estaba por el encierro, decidí conectarme en el msn a ver quien estaba presente y chatear y vaya la sorpresa que me llevé cuando encontré que mi tía estaba conectada, así que decidí hablar con ella sobre lo que estaba pasándome. Me coloqué mi diadema y ajusté la cámara y el micrófono y saludé a mi tía

En el msn

-Hola Tia, ¿que onda, como estás?-dije
-Mijita, ¡que sorpresa de verte!, Dios te bendiga-dijo mi tia Rosmery-
-Y que hay de nuevo allá en Maracaibo-dije-
-No, pues mija, yo acá con mucho trabajo, pero como ya es mi hora de descanso, estoy recobrando energías para seguir, ¿y tu, tus padres, como anda todo por allá?-dijo Rosmery-
-Tia, las cosas acá han sido un infierno para mi. Crei que con Richard se me acabaría el sufrimiento, pero sabes, tengo que confesarte algo y espero no me vayas a odiar-dije-
-Dime mijita, ¿que es lo que me vas a decir?-dijo la tia Rosmery-
-Tia, es que a mi me gusta una chava, ella es mi mejor amiga de toda la vida, Andrea, tu la conoces.-dije-
-Oh, por Dios, Angie, linda, eso, eso es algo que yo no me esperaba, me ha caído como un balde de agua fría, es decir, yo nunca pensé que una de mis sobrinas, pero..-dijo mi tía-
-¡No tía!, ¿tu también vas a empezar con eso de lo tradicional? Si me vas a regañar y a maltratar también, mejor cierro la sesión-dije-
-No mijita, no. Mira, lo que pasa es que me sorprende mucho, de hecho, no estoy enojada, por que eso ya es normal en este mundo moderno, ¿y por que dices eso, de que te iba a maltratar?-dijo la tía-
-Tia, lo que pasa es que mi mamá me sorprendió con Andrea, por que estábamos muy cariñosas en mi cama, ella la echó a patadas de la casa, luego mi padre llegó, pero no pudo evitar que mi madre barriera el piso conmigo. Mi mamá me pegó muy fuerte, me lastimo las piernas, mira, y después me dio un golpe que me hizo quedar inconsciente anoche y esta mañana, muy temprano, me llevó a donde un sacerdote para que según una amiga de ella, me sacaran los “demonios lésbicos” y ahora no me va a dejar estar con Andrea nunca mas y me está haciendo la vida imposible. El único que me entiende es papá-dije mientras recordaba y lloraba-
-Ya mi amor, no llores mas, que eso tiene solución. Algún día mi hermana Mónica tiene que entender que tu simplemente te sientes atraida a alguien de tu mismo sexo y por mas que lo intente y por lo que me dices, el amor que ustedes sienten, es mas fuerte que cualquier cosa-dijo mi muy comprensiva tía-
-Ay tia, gracias, tu también me entiendes, si mi madre pudiera entenderlo, pero ella no me va a dejar en paz, hasta según ella, “regresarme a la normalidad”, no se que hacer, yo me quiero largar lejos, para no aguantarme sus abusos, ¡estoy encerrada en mi propia casa y voy a tener que pedir permiso hasta para ir al baño!-dije-
-Ya, ya. Mira, se que vamos a hacer: ¿que tal si te vienes a vivir por un mes conmigo, te parece?. Maracaibo es bonito, hasta se parece a Guadalajara, de hecho, es la segunda ciudad mas importante después de Caracas. ¡Acá hay de todo y hasta lo que ni te imaginas!, además, así me haces compañía y cuidas el departamento mientras yo trabajo. Y si te decides, hasta te pongo a estudiar en la Universidad, dime, ¿te cae?-dijo mi tiíta-
-Tia, gracias, pero, yo no me puedo ir así no mas. No puedo irme y dejar a Andrea, no puedo abandonar a mis amigos, no puedo abandonar todo lo que he logrado aquí. No se tia, lo voy a pensar con la almohada, a veces quiero irme lejos, pero pienso en Andrea y cambio de opinión-dije-
-Entonces mijita, si aceptas, me dices y hago la reservación de los Tickets y te arreglo la habitación, ¿bueno?-dijo mi tía-
-Si tia, gracias. Si algo, neta que yo te escribo-dije-
-Bien, Angie mi amor, te dejo, tengo que volver al trabajo. El Msn es muy improductivo, no lo digo por ti, si no por los otros contactos que me distraen, mejor me pongo como “No conectada”. Un beso y nos vemos. Te quiero mucho y te apoyo en todo-dijo mi tía antes de desconectarse-

Gracias Dios, que bien que hay mas gente de mi lado, que en mi contra. Mi tía, mi padre, Andrea, ¡pero quien sabe si mis amigos lo entiendan!

Minutos después, mi madre abrió la puerta principal y me dijo que ibamos de salida nuevamente, pero esta vez a otro lugar: a una iglesia cristiana o de Evangélicos. Al rato, estábamos sentadas en el templo, escuchando “las proezas y milagros” del hermano Fe, ante los feligreses y asistentes a la iglesia

Música estridente y ruidosa

-¡Es hora de revivir con el poder sanador del hermano Fe!-dijo una religiosa
-“Escuchemos, al santo espíritu, no le teman, solo ámenlo, el trabaja desde el cielo, 24-7, para tu vida y abre tu biblia en Juan 2:11, Aleluya, oh, yeaaaah”-dice el Hermano Fe mientras cantaba y bailaba sutilmente al son de la música
-Uy, este tipo parece mas un pastor del Soul, así como el tal James Brown ese de “I Feel Good”, je je-dije-
-¡Calla niña!-dijo mamá-
-Muy bien, ¿quien quiere ser sanado hoy?-dijo el Herm. Fe-
-Yo, yo, yo-dijo un hombre con el codo torcido-
-Me torcí el codo y ahora no puedo colocarlo del otro lado, Hermano Fe-dijo Cleto, el hombre lastimado-
-Muy bien, veamos. Este brazo, sana, sana, ¡Cristo y el poder de la fe te lo demanda!-dijo el Herm. Fe

En ese momento, el hermano Fe jaló del brazo de Cleto, colocándolo en su lugar, nada raro cuando se trata de una simple torcedura y según ellos, fue un milagro.

-Aleluya, me ha sanado hermano fe-dijo Cleto-
-¿Quien mas quiere ser sanado?-dijo el Herm Fe.
-Señor, señor, hermano, necesito que cure a mi hija, cúrela, cúrela-dijo mamá
-¿Que te sucede, que predicamento inhibe tu vida, hermana de la luz?-dijo el pastor ese dirigiéndose a mi-
-A mi nada, o mas bien si me pasa algo, quiero que le de un poco de mente abierta a mi madre-dije-
-¿Que le pasa a su hija, hermana? Veo que Satanás se ha aferrado con fuerza a ella-dijo el Herm Fe-
-Me da pena decirlo delante de usted, pero lo haré: mi hija es Lesbiana y quiero que se le quite eso y la endereze, para que me de muchos nietos y tenga un marido-dijo mamá-

El pastor puso su mano en mi cabeza y dijo la proclama siguiente: “En este momento, te declaro sana de esa pecaminosa tendencia, sana, sana, sana”,mientras su mano deliberadamente se acercaba a uno de mis senos

-Oiga, ya, no sea ridículo, ¡déjeme en paz y suélteme mi teta, pervertido hijo de %$#%&/!-dije gritando-
-Vaya que si, Satanás está pegado a esta chica, como el chicle a mi zapato y me ordenó tocarle su seno, feligreses, sáquen a esa ramera de babilonia por haber tentado a su pastor-dijo el Hermano Fe-

La gente se atumultaba y nos hacían a un lado, expulsándonos de la iglesia

-Mejor continuaré con otra sanación, ¿quien quiere ser sanado, quien, quien?-dijo el Herm Fe.

-Ay Dios, ¡se ve que no tienes componedero niña! ¿Por que Dios me castiga así?-dijo mamá-
-Pero mamá-dije-
-¡Pero nada! Nos vamos ya para la casa y te vuelves a quedar encerrada hasta que yo llegue-dijo mamá
-No, no lo haré-dije mientras salía corriendo lejos de mi madre-
-Angélica, vuelve acá, ¡¡Angélica!!-dijo mamá-


Continuara...


Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:21

mis niñas muchisimas gracias por sus comentarios hacia mi historia.

Adivinen que: les tengo la primera mitad del Capi 11


Capi 11


Corrí a lo lejos, pero aun asi no fue suficiente, por que la bruja de mi madre me atrapó enseguida, pero aproveché que Liza andaba cerca y hice suficiente ruido como para hacerme notar

-Ah, de aquí no te me escapas, muérgana. ¡Con esa tipa no te juntas!-dijo mamá mientras me sujetaba con fuerza-
-Ah si, no lo creo, mamá. ¡Liza, Liza, Liza, aquí amiga, ven!-dije-
-Hola Angie, ¡que onda!, ¿como estás?-dijo Liz-
-Liz, ¿recuerdas en que quedamos de ir a la tienda a comprar tampones? Vamos-dije-
-Pero si yo no recuerdo nada de...-dijo Liza-

En ese momento, me acerqué a Liza, le tapé la boca y le dije en voz muy baja, que me ayudara a escaparme un rato de mi mamá y ella aceptó ayudarme.

-Si, si, los tampones, ay Dios, soy una lenta, como se me iba a olvidad, ja ja ja-dijo Liza entre nerviosa

-Ah, que bueno, entonces yo voy también con ustedes, ya se me están acabando algunas cosas-dijo mamá-
-Mamá, osea, son cosas de Chicas-dije-
-¿Que acaso no soy chica, eh? No se diga mas y vamos juntas a la tienda-dijo mamá-
-Señora, es que queremos ir Angie y yo, las dos nada mas, por que queremos hablar de nuestras cosas-dijo Liza-
-Entonces hagamos una plática las tres, ¿vale?-dijo mamá-
-Uy, que señora tan cansona y intensa, con razón me pediste el favor de ahuyentarla-dijo Liza en su mente-

Tuvimos que ir al MiniMart a comprar unos estúpidos tampones que ni siquiera utilizo y además, Liza tuvo que pasar por el terrible espectáculo de mamá al acompañarnos a todas partes, por que Liza necesitaba ir a hacer unas diligencias personales, pero yo no podía estar solo con ella, ya que mamá estaba atrás, como cual sombra que se refleja o cual perro guia que sigue a su amo ciego.

En fin, el hecho es que a donde iba yo, iba mi madre. De pronto, mi madre andaba conmigo mucho mas tiempo del que una se puede imaginar: no había momento en que yo estuviera con mis amigos sin que mi madre llegara de sorpresa o de imprevisto. Todo eso hacía que la odiara mas y mas, pero lo que me sacó de quicio fue, que la señora Olivia le recomendó a un Chamán para que me quitara esos “demonios lésbicos”

Resulta pues que mi madre me llevó a donde ese Chamán, conocido como el Indio Kama-Kun. En el papelito que tenía mi madre decía lo siguiente:

“Reto a brujos y desafío al que sea”
“Atraigo, amanzo, ahuyento amantes, evito separación, robos, envidias, cárcel, doy números de lotería, consigo trabajo, atraigo clientes a su negocio, doy amuletos, quito vicios, quito transtornos sexuales (Homosexualismo, Travestismo, y Lesbianismo), curo dolores, enfermedades extrañas, impotencia sexual y eyaculación precoz, no duerme, sufre, llora”
“Trabajos a larga distancia garantizados, no importa el país que sea”. “Garantizo trabajos rápidos y económicos en 3 horas”
“Yo le ayudo INDIO KAMA-KUN, leo cartas, ojos, manos, la lengua NO me diga nada, yo le diré su problema y si no le gusta mi consulta le devuelvo su dinero”

Al rato, entramos a la oficina del Indio (vaya que ese guey es moderno, por que tiene una PC portatil, un super celular y una lindísima secretaria). En fin, creo que ese tipo se la vive de gorra timando y robando a pobres tontos y en nuestro caso, pobres tontas, pero como mi palabra ya no vale, decidí seguir aguantando este lánguido suplicio en el que me puso mi madre.

-Hermanas, oh, la luz decirme que me necesitan. Seguro tener problema grave con hija-dijo Kun
-Si, Indio, ¿usted puede hacer que esta niña deje de acostarse con mujeres? Es que ella es lesbiana y eso no es bueno para mi apellido ni para la estirpe familiar. En mi familia nunca han habido lesbianas ni homosexuales y no quiero ser la vergüenza, es por eso que quiero que enderezes a mi hija y la hagas desear a los hombres con gran intensidad-dijo mamá-
-Madre, ¡ya basta, maldita sea!-dije mientras estaba enojada-
-¡Cállate impertinente y deja que te compongan!-dijo mi madre-
-Si hermana, tener razón, en sus ojos verse el amor que sentir por esa mujer. No temer, que yo, el Indio Kama-Kun tener la respuesta a su problema-dijo Kun
-Niña, necesito que tu desnudarte y entrar a la tina llena de Tequila, por que el Alcohol lavar tus impurezas-dijo el Indio.

Mi madre y el Indio me llevaron hasta la dichosa tina llena de Tequila y terminé ebria pero del mareo que sentía por el olor a alcohol.

Después del alcohólico baño, el Indio salió un momento (se fue al baño), regresó y de su abrigo tomó un frasco con un líquido blanquecino y me echó encima, según él, algo de “fluido de león” (después me di cuenta que el tipo se había masturbado y me untó su asqueroso semen) y luego me mostró dos huevos (testículos) de toro y me los pasó por toda la espalda. Con esos mismos huevos y el pene de un toro y de un caballo recién decapitados de un matadero, preparó un caldo, que bebí a la fuerza, ya que me ataron de manos y me lo hicieron pasar por un embudo, ya que me negaba a abrir mi boca.

-¡Guácala, esto sabe horrible!-dije
-Angélica, para volver a desear los penes, deber probarlos y los mas ideales ser los de nobles criaturas como ser toro y caballo. Sus órganos viriles hacer desear al viril de macho hombre-dijo el Indio Kun
-Yo tener ganas de que tu rubia sexy probar mi viril y hacerme llegar al Achichamay-dijo el Indio en su cochina y sucia mente-

-Dios mio, ¿por que no puedo ser feliz con Andrea? Por que tengo que pasar por esto. Quisiera irme lejos de aquí, para siempre-dije en mi mente mientras unas lagrimillas corrían por mi rostro y mientras por mi garganta bajaba ese asqueroso caldo

-Ya casi completar el ritual de sanación, solo faltar el baño con hojas de Ruda, eucalipto y sábila-dijo el Indio Kun-

Al rato, me bañaron con agua extraída de las plantas anteriormente mencionadas y finalmente me agregaron moho del que le da ese feo olor a algunos quesos. Mi cuerpo olía a queso rancia, pero el Indio dijo que “era por mi bien” y que “solo así se me quitaría el mal”, pero no fue así, por que yo no sentí absolutamente nada, ya que en mi corazón yo seguía amando a mi Andre. El Indio no es nada mas que otro charlatán que estafa y roba a los tontos e ingenuos que caen en sus redes. ¡Vaya la ceguera de mi madre y su falta de mente abierta! Mamá, me das mucha lástima. Me vale gorro lo que me estás haciendo o lo que me hagas, por que ya para ti mi voz no vale y mi libertad tampoco, ¡pero me da mucho mas dolor el que no me entiendas y no me aceptes solo por amar a Andrea!

-Señora, cuando lleguen a casa, haga estos baños a su hija durante 3 días-dijo el indio kun-
-Claro-dijo mi madre-
-Estas son las “Sales místicas del yurupangui hosen katamarca”, un poderoso río de mi vereda indígena que curar el mal mas pesado-dijo el indio

Resulta que el contenido de los sobres para el baño, no eran las “Sales místicas del yurupangui hosen katamarca”, simplemente eran uñas y cabello cortados del Indio y molidos, que por cierto, apestaban. La crema que le dío el indio a mi madre como regalo por la consulta, era su “fluido de leon” y supuestamente se la regaló pata las arrugas

-Muy bien, hermanas, ahora es hora de ustedes ayudarme a mi. Hora de cancelar consulta-dijo Kun-
-Si indio, ¿cuanto es?-dijo mi madre-
-Son 700 pesos-dijo Kun-

Obviamente mi madre le pagó los 700 pesos y solo por eso, dejó de comprarse la cadena de plata por la cual había ahorrado tanto.

-Muy bien, tenga. Gracias Indio, espero que diga la verdad y que se cumpla su trabajo-dijo mi madre-
-Claro que si-dijo el Indio-

Cuando llegamos, corrí inmediatamente a mi ducha a sacarme el olor a peste que tenía, aproveché que mamá bajó la guardia y deseché por el drenaje el contenido de los sobres y además, tiré lejos el “fluido de león” del indio Kama-Kun. ¡Maldito pervertido! La neta que el padre Rogeles, el Hermano Fe y el Indio Kama-Kun son una pervertida combinación
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:21

Que onda mis niñas, he vuelto con el resto del capítulo 11 y anunciando el final de esta linda historia. Espero que les guste y ojalá se vayan haciendo una idea de lo que sucederá.

Niñas, las quiero mucho, gracias por toditititos sus comentarios y besos para todas (k)

Ah se me estaba olvidando. El capítulo 11 se llama Decisión



Capítulo 11 parte 2
Decisión




Después de que me bañara y aseara completamente, utilicé los trucos de escapes de Theo para ir al trabajo y así poderme ver con Andrea. Afortunadamente mi padre me ayudaba montando las mejores coartadas cada vez que yo lo hacía, hasta que llegó el punto en que mi madre, de veras, se pasó de la raya conmigo.

-¿Donde está Angélica? Quiero verla enseguida-dijo mamá-
-¿Para que la quieres, acaso para llevarla a donde esos brujos hechiceros y para que te sigan sacando plata?-dijo papá-
-Victor, cállate y dime en donde está Angélica, ¿ella está en su habitación, verdad?-dijo mamá-
-Si, es mejor que la dejes, ella está durmiendo-dijo papá-
-Victor, ¡quítate de la puerta que quiero pasar a verla!-dijo mamá-
-Mónica, no es necesario, ella duerme plácidamente-dijo papá mientras disuadía a mi madre de entrar a la habitación, haciéndola a un lado.

Mi madre insistió tanto, que quitó a papá de la puerta y descubrió que yo había diseñado mi ruta de escape con las mantas de mi cama bien amarradas y formando una soga hasta el jardín

-¿Con que durmiendo plácidamente, eh? Victor, ¡dime ya a donde se fue! ¿Acaso se ha ido con esa mujerzuela?-dijo mamá-
-Tu sabes que Angie trabaja en la heladería y eso si no puedes prohibírselo-dijo papá, quien cometió un grave error al decir en donde estaba yo-
-Ajá, con que allá está. Me voy ya mismo para ese lugar-dijo mamá-
-Mónica, Angie no es una prisionera y tu no eras así con ella, te has vuelto muy sobreprotectora con la niña. Según tu lógica ella no puede salir ni llamar o hablar con nadie, ¿es que acaso tiene que verse siempre con Andrea? ¿No puede simplemente ver a sus amigos o ir a trabajar como una chica normal? Vienes controlándole la vida desde hace días y eso no es justo. Ella no ha hecho nada malo ni la hemos castigado como para que la trates así ¡Déjala en paz de una buena vez! -dijo papá-
-¡En tus sueños, Victor!-dijo mamá mientras se iba-

Me escapé de casa para irme a trabajar en la heladería y así aprovecharía para verme con Andrea. Inmediatamente llegué, me puse el delantal, me reporté ante Mara, mi jefa y después me vi con Andrea y muy en secreto (a escondidas) nos dimos un tierno beso. Hace días no me veía con ella y la única forma de estar juntas, era escuchando la voz de la otra por medio de nuestros móviles o chateando.

Después de besarnos, Andre y yo comenzamos a hablar.

-Me hacía falta besar tus deliciosos labios, mi amor-dijo Andrea-
-Y yo te he echado bastante de menos-dije-
-Me hacía falta acariciar y sentir tu piel-dijo Andre mientras tocaba suavemente mi rostro-
-Andrea mi amor, te he extrañado muchísimo. La neta que no se como he podido aguantarme sin tí-dije mientras unas lagrimillas corrían por mi rostro-
-Ya mi amor, ya estás aquí. Bueno, al menos por ahora, mientras tu madre no venga a separarnos-dijo Andrea mientras sacaba mis lágrimas, me abrazaba tiernamente y yo la abrazaba fuertemente a ella-
-Chicas, luego habrá otro momento para saludarse y abrazarse ¡A trabajar! y Angie, me debes pasar los justificantes de tus faltas al trabajo, sabes que para no despedirte te lo quitaré de la paga-dijo Mara-
-Si jefa-dije-

Al rato que se fue Mara, Andre y yo seguimos hablando

-Angie, ¿por que tu madre no puede dejarte ser feliz conmigo? No he sido mala contigo y no se por que, pero pareciera que la mala de la historia para ella soy yo, sabiendo que he sido tu mejor amiga y que yo nunca le he faltado al respeto a esa vieja bruja-dije-
-Andre, eso no es nada. Mi madre me ha llevado a donde un cura, un pastor y un falso brujo, para que me quiten lo lesbiana, he pasado por cosas horribles, pero eso no me importa. Yo sufro todo eso por nuestro amor. Esas adversidades me han hecho saber quien está de mi lado y quien no y se que mi madre no lo está-dije-
-¿Como así? ¿Tu mamá te hizo eso? Ignorante-dijo Andrea-
-Si, si linda, tienes razón, pero ella solo se guía de lo que le dice la harpía de la vieja Olivia-dije-
-¡Tenía que ser esa vieja loca chismosa y metiche!-dijo Andrea-
-Pero bueno, mi amor, eso ya no importa. Vamos a trabajar como siempre-dije
-Si-dijo Andrea regalándome una cálida sonrisa-

Mas tarde y después de atender a un par de clientes, mi madre llegó en una manera muy alborotada haciendo ruido y gritando demasiado y preguntando por mi, claro está

-¿Donde está esa sinvergüenza de mi hija? ¡¡Donde está esa %$#%&/ vagabunda de mierda!!-dijo mamá gritando-

Los clientes solo la miraban en su actuación de vieja maniática orate y Mara, nuestra jefa le habló muy educádamente para que se calmara.

*-*-*-**-*-*
De Lexi:
Orate significa Loco, loca
*-*-*-**-*-*


-Señora, creo que el camino a la casa de reposo es por allá, si quiere llamo para que la recojan-dijo Mara-
-¡Usted se calla y me respeta, por que no estoy loca!-dijo mamá-
-Sabe que si, usted parece estar muy Orate. Anda muy grosera y eso espanta a mis clientes y le da mala imagen a mi negocio-dijo Mara-
-A mi me importa un pepino su negocio. ¿Donde está la muérgana esa de mi hija? Me la llevo a casa ya mismo-dijo mamá-
-Señora, si se calma le doy un Banana Split cortesía de la casa, pero ya no grite mas que me espanta a los clientes-dijo Mara-
-Que llame a mi hija, ¡cagona empresaria parida por su %$#%&/ madre!-dijo mi maleducada madre-

Al rato Mara nos dijo que debíamos salir todas las niñas, por que una señora loca gritona estaba preguntando por su hija para llevársela a la casa y yo quise esconderme, pero por mas que le dije a Mara que Andre y yo no queríamos salir, ella nos ignoró y dijo que si nos escondíamos, la loca de mi madre no se iría, así que a Andrea y a mi nos tocó enfrentar la vergonzosa situación que se tornó en pelea.

-Muy bien señora, ¿cual de ellas es su hija?-dijo Mara-
-¡Esa es! Angélica Vélez, te vienes ya mismo para la casa, pero, ay Dios mio, ¡no puede ser, esta hija de la chingada %$#%&/ aquí!-dijo mamá-
-¡A mi me respeta señora!-dijo Andrea alzando la voz-
-Andre, no pelées con mi madre aquí. Te pueden echar-dije-
-Me ha faltado al respeto señora y le ha hecho cosas muy feas a Angie, eso no tiene perdón-dijo Andrea-
-Que cosas feas ni que nada. Mala mujer, arruina hogares, daña familias, %$#%&/ %$#%&/ malnacida que tienes la cabeza llena de mierda y la intimidad de ladillas, ¡devuélveme a mi hija!-dijo mamá-
-¡¡Ya cállense!!, ¿que es lo que sucede aquí?-dijo Mara-
-Que no se meta, ¡empresaria de mentiritas!-dijo mi madre-

Al ver y oír la discusión, los pocos clientes que estaban se fueron del lugar con una muy mala impresión e incluso sin pagar-

-Señora, ¡voy a llamar a la policía ya mismo, por que me ha espantado la clientela! Llévese a su hija y no me moleste mas-dijo Mara-
-Angie, tu no vas a ningún lado-dijo Andrea-
-Andre-dije muy nerviosa-
-Angélica, ¡que vengás ya mismo o te saco a la fuerza!-dijo mi madre-

Nuestras amigas del trabajo no entendían nada y se fueron a la cocina para no meterse en el asunto, pero eso si, pararon oreja y escucharon atentamente la pelea como buenas entrometidas

-He tenido que llevar a mi hija para que la regresen a la normalidad por su culpa, he gastado miles de pesos en brujos, pócimas y todo eso solo para que mi hija consiga marido-dijo mi madre-
-Señora, usted es una ignorante. Angie es una chica normal y quizás usted no lo sea. Solo mírese, ¡parece una maniática! Actúe como una mujer adulta, ¡se ve como una chica inmadura!-dijo Andrea

Al rato, mi madre le fue a tirar una cachetada a Andrea, pero ella la esquivó y la hizo tropezar

-Levántenme-dijo mi madre, a lo que nadie hizo caso-

Mi madre se levantó por si sola, entró al mostrador y me sacó a la fuerza. Al rato, le dijo a Mara que me despidiera

-Señora, yo no puedo despedir a Angélica. Ella trabaja bien aquí y se ha sabido defender-dijo Mara-
-¡Que la despida! Si no lo hace, le doy aviso a las autoridades competentes y la denuncio y usted sabe muy bien por que-dijo mi madre-

-¡Usted no puede hacer eso!-dijo Mara muy nerviosa-
-Se lo advierto, ella es menor de edad y trabaja sin contrato-dijo Mi madre-
-Mara, ¿no le harás caso?, ¿verdad?-dije-
-¿Te vas a dejar chantajear por esta bruja?-dijo Andrea-
-Angie, lo siento, acuérdate que tu entraste a trabajar aquí sin un permiso de tus padres siendo menor de edad y si esta señora abre la boca, me sancionan ante el D.F. por darle trabajo de manera ilegal a menores de edad. Me duele mucho, pero tengo que despedirte-dijo Mara-
-Mara, ¿le vas a hacer caso a esa vieja bruja ignorante?-dijo Andrea-
-Andrea, no tengo opción. Esta señora puede denunciarme o quien sabe que mas pueda hacer. Tengo un negocio y una reputación que cuidar-dijo Mara-
-¿Te importa mas tu negocio y tu reputación que darle trabajo a la gente? Si ese es el caso, yo renuncio también-dijo Andrea-
-Andre, no, no renuncies por mi-dije-
-Señora, ¿ya estará contenta? Ha hecho despedir a su hija-dijo Andrea
-¡Lo que sea para alejarla de una %$#%&/ como tu!-dijo mi madre
-Ahoritita si, me va a ver-dijo Andrea sacando los puños como en los viejos tiempos-
-Andre, ya-dije mientras sujetaba a Andrea-
-Angie, suéltame, que no me quiero enojar contigo por esta señora-dijo Andrea-
-Andrea, no pelees con mi mamá, por que ni tu ni yo nos vamos de aquí. Se va ella-dije muy nerviosa e insegura-

Al rato mi madre me separó bruscamente de Andrea y me llevó a la fuerza y lejos de ella

-Andrea, te quiero mucho-dije llorando mientras me alejaban-
-Angie, no, no, no se la lleve. ¡Maldita bruja!-dijo Andrea llorando y gritando-

Tiempo después, mas clientes entraron al lugar, pero Andrea no estaba en la caja registradora o en la cocina como suele hacerlo. Andrea estaba muy destrozada como para trabajar y solo sollozaba en la cocina.

-Andrea, ¿que te pasa? Uno no se pone así solo por un amiga-dijo Mara-
-Mara, Angie es mi novia y la bruja de su madre la quiere alejar de mi-dijo Andrea llorando-

Las otras chicas de la heladería escucharon atónitas lo que pasaba y solo murmuraban y Andrea amenazó con darles una paliza de esas que me daba a mi años atrás solo por meterse en lo que no les incumbe.

-Andrea, ya. Déjalas, pero, ¿por que no me dijiste desde el comienzo? A lo mejor nada de esto hubiera pasado-dijo Mara-
-Claro, por que no la habrías contratado. Solo lo hiciste por que Spencer te dijo que lo hicieras-dijo Andrea-
-No, nada de eso. Ya no importa. Si lo deseas, puedes seguir aquí todo el tiempo que quieras-dijo Mara-
-Mara, no te hagas la hada buena del cuento. Lo que dijiste me ha dolido mucho-dijo Andrea-
-No sabía que era tu novia. No se por que no lo noté. Lo siento-dijo Mara-
-Y lo peor es que la bruja de su madre la ha hecho pasar por cosas terribles solo para separarnos-dijo Andrea-
-Andrea, ve con ella. Es mas, hagamos algo: no te dejaré renunciar así por así y te dejaré ir temprano cada día para que puedas verte con ella sin descontarte de tu paga, ¿te parece?-dijo Mara-
-¿Por que insistes tanto en echarle sal a la herida? Ya te dije que no trabajo aquí sin mi novia-dijo Andrea-
-¡No seas tonta! Solo por que no van a estar juntas por unas horas, no significa que dejen de ser novias-dijo Mara-
-Mara, tu no entiendes. ¡Se trata de amor!-dijo Andrea
-No digas mas. Anda, ve con ella. Hablen y buena suerte-dijo Mara
-Mara, si estuvieras en mis zapatos, me entenderías-dijo Andrea muy alifida y en voz baja

La razón por la cual Andrea no trabajaría sin mi, era por la compañia y la ayuda que nos hacíamos la una a la otra. Eso era lo que nos motivaba a trabajar juntas e incluso hasta antes de que todo esto pasara, esa misma motivación hizo que fuésemos las “empleadas del mes” pasado.


Minutos después, Andrea salió del local escuchando los odiosos comentarios de nuestras ex compañeras de trabajo y se fue muy desconsolada a su casa a seguir llorando.

Entretanto, yo también me encerré a llorar a mi habitación y esta vez, nadie me consoló, ni siquiera papá, y eso por que no estaba. Lo único que hice fue conectarme al msn y pensé en buscar a mi tía, pero no estaba conectada, así que le dejé un correo diciéndole lo que había sucedido en la heladería.

Traté de curar mi tristeza navegando en la red revisando mi facebook, mi hi5 y mensajes nuevos en un foro llamado “Déjame probar”, pero todo fue en vano. Las lágrimas se apoderaron de mi, ya que yo no dejaba de llorar frente a mi compu.

Minutos después y casi que de milagro, mi tiíta Rosmery apareció como “Conectada” y allí decidí hablar con ella

En el Msn:

-Hola Tía-dije llorando frente al micrófono y a mi Webcam-
-Mijita, ¿que pasó ahora?, ¿por que tan triste?-dijo mi tía Rosmery-
-Mi mamá me hizo renunciar en la heladería, solo por que me vió con Andrea y me quitó el Chip del teléfono celular y el celular para no hablar con ella y ahora me tiene mas encerrada que antes-dije-
-Ay Dios, ¡Mónica ha llegado muy lejos! Angie, ¡tu te vienes ya mismo para Venezuela!-dijo mi tía-
-Tía, eso es precisamente de lo que te iba a hablar, yo ya no aguanto mas esta situación. Mi mamá me hace la vida imposible y de repeso, ¡me lleva a donde brujos y me quiere separar de Andrea!-dije llorando-
-Ya, ya no llores mas. Voy a comprar ya mismo los Tickets de avión. Tu te vas a escapar a escondidas, te vienes al aeropuerto con tu papá para que firme la orden de salida y te vienes a vivir conmigo. -dijo mi tía-
-Si, tía, así será. Ya he tomado una decisión, me iré lejos de aquí-dije en medio de mi tristeza-
-Ay que pesar irte de México. Sabes, esto le servirá de lección a Mónica. Así aprenderá a valorarte como hija-dijo la tía Rosmery-
-¡Que va! A esa solo le interesa que le den nietos y que su apellido no se manche con mis “demonios”-dije-
-Mónica tan rigorista. Ella no sabe como está el mundo hoy, pero bueno, allá ella con su mente de maní pequeña y cerrada. Yo te voy a tratar muy bien y cuidaré de ti, conmigo no te va a faltar nada, es mas, hablaré con Víctor para pedirle su consentimiento y comentarle la idea acerca de tu custodia, ¿te parece?-dijo mi tía-
-Si tía. Lo dejo todo en tus manos-dije mientras me secaba las lágrimas-

Al rato, me despedí de la tía Rosmery y cerré la sesión. Una vez mas, me acosté a dormir temprano. ¡Vaya forma de desperdiciar las vacaciones de Verano! Un verano que era un infierno para mi y para Andrea, ¡pero que simplemente era Verano para todos los demás! La tristeza estaba a la orden del día, pero pronto tanto dolor y sufrimiento acabarían, al menos para mi.
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:22

hola mis niñas, ¿que onda?

Como ya estoy un poco menos ocupada, les traigo el capítulo final de esta historia, por que se que a muchas las cautivó el ver este amor de Angelica y Andrea :-D

muchas gracias a todas por ser tan fieles lectoras y besos para todas
(k)

esten pendientes del capitulo especial y de la revelación del por que hice la historia. Seguro se sorprenderán

No siendo mas, las dejo con el último capítulo de esta historia

Capi 12 (final)

Exilio y libertad. Una nueva vida comienza....

Decidí levantarme muy temprano e iniciar el nuevo día de una manera totalmente radical y diferente. En este día yo aceptaría mas que nunca mi amor por Andrea y empezaría a hacer todo lo necesario para alejarme de este infierno de mierda en el que estoy viviendo.

Mi padre me llevó el desayuno a la cama y después de desayunar y aprovechando que mi madre no estaba, llamé a Andrea desde el teléfono de la sala y quedé de verme con ella en el parque en donde nos dimos nuestro primer beso, para que habláramos de algo importante. Además, mi padre ya había hablado con la tía Rosmery para darme a ella en custodia e inició todo el papeleo legal para salir de México

-Bueno mi vida, te cuidas y regresa pronto eh, no sea que tu madre llegue y te acabe a patadas-dijo papá-
-No te preocupes papá, eso no sucederá-dije-
-Por cierto, tu madre no lo sabe, pero ya pude rescatar tu celular y el chip de donde los tenía escondidos, para que llames a Andrea a toda hora sin que seas molestada-dijo papá-
-Gracias papi, ¡te quiero mucho!-dije de la alegría mientras di un brinco y abrazaba a mi padre-

Después de que papi rescatara mi teléfono, me di una ducha, me vestí y sali directamente hasta el parque y allí me vi con Andrea.

En el parque

-Mi amor, hola, ¡me has hecho tanta falta!-dije-
-Hola Angie, ¿como estás?-dijo Andrea en un tono muy triste mientras me miraba-
-Andre, ¿que te pasa? Estamos juntas al menos por ahora, ¡disfrutemos este momento!-dije-
-Angie, así sean solo cinco minutos que estemos juntas, un milenio, o lo que sea, tu madre siempre va a idearse algo para separarnos y nos impedirá ser felices. He estado pensándolo mucho y no es bueno que ni tu ni yo suframos mas, así que lo mejor es que terminemos esta relación-dijo Andrea-
-¿Pero que dices?, ¿acaso te estás rindiendo y le estás dando gusto a mi madre? No, la Andrea que conozco y amo no es así, ¿que rayos te pasa, idiota?-dije-
-Angie, tu eres la lela e idiota aquí, ¿es que no lo ves? Mientras la bruja de tu madre esté cerca, no podremos ser felices-dijo Andrea-
-Andrea, estás muy equivocada, por que de alguna manera, si vamos a poder ser felices de nuevo. No te lo iba a ocultar mas, sabes, mi tía Rosmery me propuso irme para Maracaibo, Venezuela. Ella me garantiza estudio, casa y comida y una mejor vida allá-dije-
-¡Que!, pero Angie, tu, tu no puedes hacerme esto, no, ¡no me puedes dejar sola!-dijo Andrea-
-Ajá, ¿la neta que querías terminarme, eh?-dije-
-Angie, es que simplemente no me puedes dejar-dijo Andrea-
-Andre, es lo mejor para las dos, solo así podremos ser felices. La distancia no destruirá nuestro amor-dije mientras tomaba de las manos a Andrea-
-Angélica, tienes que entenderme, estoy sumamente destrozada y a lo mejor hablé sin pensar, lo siento, pero tu no me puedes hacer eso, no te puedes ir lejos de mi-dijo Andrea-
-Andrea, creeme que te llamaré todos los días, es mas, estaremos conectadas por el msn cada día y te mandaré cosas y lindos detalles, solo para tí-dije

En ese momento, Andrea interrumpió mi alegórico discurso, dándome una cachetada en el rostro.
-Andrea, ¿por que me pegas?-dije
-¡Es que no lo entiendes tonta!, no es lo mismo, no quiero que te vayas. No es lo mismo hablar por una camarita a tenerte aquí, ¿como vas a comparar un abrazo, o tomarte de la mano o darte un beso con esos regalitos de hi5 o facebook y con ecards?, ¿como piensas que voy a reemplazar el besar tu rostro por besar un monitor? No Angie, yo te necesito aquí, a mi lado-dijo Andrea-
-Mi amor, por favor, respeta mi decisión. No hay nada de que preocuparse, yo no te engañaré con nadie-dije-
-¿Y tu como vas a saber? ¡De pronto se te aparece una “Maracucha” que te enamore y yo acá haciendo quesadillas con guacamole y tamarindo!-dijo Andrea-
-Entonces, según eso, tu no confías lo suficiente en mi y en lo que te he dado, tu no me quieres-dije-
-No Angélica, no digas eso, no es verdad. Ven aquí, ven, perdóname por esa cachetada y por lo que dije, es que no me siento bien-dijo Andrea mientras me abrazaba-
-Andre, entiende que solo así estaré en paz. Yo quisiera que tu te fueras conmigo, pero tienes a tu familia acá y además, ellos no entenderían el por que te vas así de repente-dije-
-De acuerdo Angie, mi amor, te dejo ir, pero por favor, no me vayas a olvidar, te voy a extrañar muchisimo-dijo Andrea mientras lloraba-
-Andre, antes de irme quiero que hagamos algo mas-dije-
-¿Que sería?-dijo Andrea secándose las lágrimas-
-Quiero que nuestros amigos y amigas sepan de lo nuestro-dije-
-Angie, ¿estás segura? Puede ser un duro golpe, incluso mas de los que ya has y hemos recibido. Es mas, hasta me puedes meter en problemas a mi-dijo Andrea-
-Andrea, eso ya no me importa. No es nada comparado con lo que sufrido. Lo mejor es que se sepa de una buena vez. Quién me importa eres tu y no me interesa lo que se diga de mi-dije-

En ese momento Andrea aceptó y llamó a Liza, a Theo, a Gary, a Ghis y a otros de nuestros amigos.

Momentos después, nuestros mejores amigos estaban en el parque, junto a nosotras, murmurando acerca de para que los habíamos llamado.

-¿Que onda chicas? No manchen y dígannos para que nos hicieron venir hasta acá-dijo Gary
-Si niñas, supongo que es algo importante, ¿no?-dijo Ghis-
-Adelante chicas, ¡dígannos que es!-dijo Theo-

Andrea y yo estábamos tomadas de la mano y por un momento dudé de lo que iba a a hacer, pero Andrea me dijo en voz baja que adelante, que les dijera.

-Amigos, los hemos reunido aquí, para, para decirles que me voy para Venezuela en unos días-dije
-¿Como es la cosa?-dijo Liza
-Angie, ¿por que no nos habías dicho antes?-dijo Theo-
-Cierto-dijo Gary-

Los demás estaban asombrados e impresionados y se cuestionaban acerca del por que de mi viaje

-¿Pero por que te vas? ¿Acaso hay problemas en casa o te vas de intercambio estudiantil-dijo Ghis

-Yo me voy por que, por que Andrea y yo...-dije mientras titubeaba-
-Oye, ¿por que Andrea te toma tanto de la mano? No necesita hacer eso-dijo Theo-
-Theo, que lelo eres mi amor, creo saber que es lo que pasa-dijo Liza-

Andrea se me acercó al oído y me dijo en voz muy baja: “ diles mi amor, que si ellos son nuestros mejores amigos, lo entenderán”

En ese momento, decidí dejarlo ir y quitarme ese peso de encima: salí del Closet con Andrea delante de nuestros amigos

-Chicos, les dire la verdad: yo tomo así a Andrea de la mano, por que es mi novia y la amo demasiado. Lo siento mucho, pero mi corazón y mi amor hacia ella son mas fuertes que la amistad que nos une, espero nos perdonen y nos entiendan. Se que si son mis verdaderos amigos, no me dejarán de querer y me apoyarán en mi decisión. Ahora entiendo que se respira mejor fuera del Closet que dentro de él. Si, amigos, soy, no, somos Lesbianas, ¿y que? -dije-
-Eso Angie, así se hace mi amor-dijo Andrea-
-Ajá, con razón es que no le gustaba a ningún chico, ¡vaya que la grandulona salió tortillera lame coños!-dijo Freddy
-Óyeme guey, ¡te voy a poner como santocristo si sigues hablando mal de mi!-dijo Andrea mientras se acercaba a Freddy levantando su puño -

En ese momento, Theo intervino y tomó suavemente el puño de Andrea, bajándolo y llevándola lejos de Freddy

-Andrea, no te pongas a pelear con este pedante. Eres mi mejor amiga y no puedo permitir que pelees por esas bobadas. Ustedes me ocultaron lo suyo por este tiempo y créeme que estoy enojado por eso, pero supongo que ustedes ya la han pasado muy mal como para que mas gente se ponga en su contra. No me importa si son tortilleras, o lesbianas, o lo que sea. Son mis amigas y las quiero mucho-dijo Theo-
-Chicas, aprendí a conocerlas y a quererlas. Antes las detestaba, pero ahora entiendo que son muy especiales para mi y aunque sean lesbis, no me importa. De hecho, estoy muy feliz por que ustedes se aman y así debe ser, ¡son una pareja muy linda!. Por mi parte, la neta que no estoy enfadada, incluso, ¡hasta mas de una vez me lo imaginé! Son mis mejores amigas y me siento muy feliz por las dos-dijo Liza-
-A mi no me importa que sean lesbianas, yo también las quiero por lo que son-dijo Gary-

Afortunadamente Gary, Theo y Liza estaban de nuestro lado, pero Ghisleane se puso a llorar y se sintió muy ofendida, solo por que no le habíamos dicho acerca de nuestra relación. ¡Vaya que Ghis nos quiere mucho, ya que ella es muy sentimental y aprehensiva en ese sentido!

-Angélica y Andrea, ustedes son unas mentirosas y además me lo ocultaron durante tanto tiempo. ¿Acaso era mucho problema decírmelo antes? Lo hubiese entendido y asimilado mejor, pero ustedes traicionaron mi amistad. No me interesa su tendencia sexual, pero traicionaron mi confianza, ¡las odio, las odio!-dijo Ghis-

-Ghis, entiende. Tienes que estar en mis zapatos. No sabes por lo que hemos pasado-dije-
-No tienes excusa. Soy una de tus mejores amigas, ¿como es posible que me hayas ocultado tanto tiempo tu noviazgo con Andrea?, ¿por que no me lo dijiste?-dijo Ghis llorando
-Ghis, sabes, mi mamá ha hecho de todo para separarnos y es por eso que me voy lejos. La gente como tu, mi madre, la vieja Olivia, el indio kama-kun, el hermano fé y el sacerdote de la capilla solo se pone en mi contra y me impiden ser feliz. Hasta hoy somos amigas-dije de la rabia-

-Vámonos chicos, dejemos a las lesbianas-dijeron algunos de los que creíamos eran nuestros amigos-

Solamente se quedaron con nosotras Gary, Theo, Liza y Ghis, pero ella se sentía muy ofendida por ocultarle lo nuestro.

Después de un rato y de mucho insistir, Andrea y yo le explicamos mejor las cosas a Ghis acerca de lo que nos ha pasado y poco a poco ella nos entendió, pero no lo aceptaba del todo.

-Chicas, perdónenme. No sabía lo que sentían ni por lo que pasaban. La neta que les han hecho mucho daño. ¡Ahora si quiero que sean muy felices para siempre! Las quiero mucho-dijo Ghis mientras lloraba y nos abrazaba
-¡Yo también te quiero Ghis!-dije mientras lloraba y la abrazaba
-Igual yo. Gracias Ghisleane por aceptarnos-dijo Andrea mientras lloraba y nos abrazaba también

-Theo, mejor vámonos. Es mejor que ellas lo solucionen solas-dijo Liza-
-Si, tienes razón. Chicas, nos vamos. Si necesitan algo, lo que sea, solo dígannos. Ah y otra cosa: Angie, cuando te vayas para el aeropuerto, llámanos para ir a despedirte-dijo Theo-
-Si Theito, así será-dije mientras secaba mis lágrimas-
-Chicas, yo las quiero como son. ¡Ustedes son de lo mas buena onda y de lo mas padre que puede haber! Las quiero mucho. ¡Nos vemos!-dijo Liza al despedirse-

De camino a su casa, Theo y Liza hablaban

-Theo, recuerda que no le podemos decir esto a nadie, ¿me oiste?-dijo Liza-
-Eso es obvio mi amor. Nadie lo sabrá. Les guardaremos el secreto-dijo Theo-

Al rato, Ghis también se despidió de nosotras

-Angie, antes de irte, me dices para irte a acompañar al aeropuerto, ¿si?-dijo Ghis
-Claro-dije-
-Bien chicas, nos vemos-dijo Ghis-
-Adiós-dijo Andrea-

En el camino, tanto Ghis como Gary iban pensando y decidieron guardar nuestro secreto al igual que Theo y Liza. El problema está con los que ya no son nuestros amigos, por que a ellos si no les importa regar el chisme.

Mientras tanto, en el parque

-Al fin, me siento liberada. Ya no tengo nada que ocultar-dije-
-Ay Dios, Angélica, ahora que lo pienso, ¡mira como eres de lela!. Si tu madre no le ha ido con el chisme a mi abuelo, esas harpías de nuestros ex amigos lo harán. Dios mio, mi Abuelo se puede morir, sabes muy bien que sufre del corazón-dije-
-Tranquila Andrea, que si tu abuelo te quiere, no se dejará intimidar de lo que se diga de ti. Además, esa gente no le irá con el chisme a él. Es mas, dile para que lo vaya asimilando y lo entienda-dije-
-Angie, no se como ves siempre el mundo color de rosa, pero sabes, tienes razón. Si le digo al abuelo, puede que lo entienda y no le pase nada, aunque no lo se. -dijo Andrea-
-Andre, mi amor, estoy haciendo todo esto por las dos. Es mas, antes de irme, quisiera que tu y yo concluyéramos lo que iniciamos-dije-
-¿En serio? ¿Tu quieres eso, que tengamos nuestra primera vez?
-Si Andrea y será muy especial-dije-

En ese instante, salimos directo a casa de Andrea y para cuando llegamos su abuelo estaba dormido. Entramos a la habitación de mi Andre y allí se dió el tan anhelado momento: Andrea y yo nos hicimos el amor por primera vez.

Después de acabar nuestro ritual de amor, Andrea y yo comenzamos a hablar

-Mi amor, cuanto te quiero-dije mientras besaba a Andrea-
-Y yo a ti-dijo Andrea mientras me acariciaba dulcemente-
-Fuiste tierna y especial, gracias por darme este bello momento-dije-
-Angie, tu me diste todo de ti y yo me entregué a ti, me encantó todo lo que sentí-dijo Andrea
-Si. Andre, sabes, me vas a hacer mucha falta una vez me vaya-dije-
-Angie, yo te esperaré hasta el momento que sea necesario. Te amaré siempre-dijo Andrea-
-¡Andrea, te amo!-dije mientras lloraba-

En ese momento, Andrea me abrazaba suavemente y su pecho recibía mis lágrimas. En su habitación solo estábamos las dos, con una manta blanca que cubría la desnudez de nuestros cuerpos. Muy en silencio, Andrea me consoló mientras yo lloraba. Sus manos se deslizaban por mi cabello mientras me acariciaba. Era un momento muy triste para las dos.

Minutos después, mi padre me llamó y me dijo que me fuera corriendo para la casa, por que había visto cerca a mi madre. En ese instante, me despedí de mi Andre, llegué a mi casa y me encerré en mi habitación.

Al rato, mi padre me confirmó que en dos días tendría que tomar el vuelo. Los papeles estaban firmados y listos y el vuelo estaba asegurado. Para no despertar sospechas, fui empacando en secreto todo lo que me iba a llevar.

En un abrir y cerrar de ojos, esos dos dios días pasaron y ya casi era la hora de tener una nueva vida.

Como lo había prometido, llamé a Gary, Ghis, Theo y Liza para que me acompañaran a mi y a Andrea hasta el aeropuerto. Unicamente había un problema: mi madre. Ella descubrió que yo tenía menos ropa de lo normal en mi armario y encontró la maleta lista.

-¿Y tu por que empacas? ¿Es que acaso te piensas escapar con esa mujer? Sobre mi cadaver-dijo mi madre-
-Mamá, no empieces, ¿si? Mejor vete y déjame terminar de empacar. Tengo mucho que hacer-dije sin sentir temor hacia ella-
-¡Tu a mi no me hablas así! Me haces el favor y acomodas esa ropa de nuevo en su lugar-dijo mi madre-
-No lo haré-dije-
-Angie, que lo hagas, ¡o si no!-dijo mi madre-
-O si no, ¿que?-dijo mi padre quien entró a mi habitación
-Victor, ¡no te metas!-dijo mi madre-
-Mónica, ¿sabías que Angie ya no será mas tu problema? Deberías estar feliz por que tu “hija lesbiana” se va. Después de todo, ¿no era eso lo que querías?-dijo papá-
-Tu sabes que eso es una mentira. Yo solo quiero que sea normal-dijo mi madre-
-Mónica, tu eres como lenta, ¿no? Angie es, ha sido y será una niña normal y por si no lo sabías se irá para Venezuela con su tía. Si, lo conseguiste, ¡ya no vas a tener de que avergonzarte!-dijo papá-
-Si no estoy de acuerdo y no firmo, ella no se va, ja ja ja-dijo mamá-
-Al contrario, solo se necesita el permiso de uno de los padres y alguien que responda por ella en ese país y tanto tu hermana Rosmery como yo ya firmamos todos los papeles y por si piensas destruirlos o esconderlos, he sacado varias copias, para que no te salgas con la tuya-dijo papá
-Permiso-dije-
-Angélica, tu no te puedes ir-dijo mi madre-
-Dije permiso, madre-dije-
-¡Victor, Angélica, regresen!-dijo mi madre mientras nos veía alejarnos

Al sentirse impotente, mi madre se echó al piso a llorar y después de desahogarse, se fue al aeropuerto.

Ya en el Aeropuerto, Andrea, Gary, Ghis, Liza y Theo nos esperaban ansiosos, pero a la vez tristes por mi partida

-Mi amor, al fin seremos felices, aunque no como quisiéramos-dijo Andrea llorando-
-Andre, yo no quería que fuese así, pero nada puedo hacer-dije-
-Ay, esto es muy triste, ¡amiga, me siento muy mal!-dijo Ghis-
-Dios, no pensé que fuera a sentirme así. Angie, me vas a hacer mucha falta-dijo Gary mientras me abrazaba-
-A mi también me vas a hacer falta. Ya no tendré con quien hablar-dijo Liza-
-Angie, te extrañaré muchísimo-dijo Theo-

Minutos después y para por fin despedirme, Andrea, mis amigos y yo nos dimos un abrazo grupal y derramamos una que otra lágrima durante un momento que fue muy emotivo para todos. Entre Andrea,Gary, Theo, Liza y Ghis, me hicieron una tarjeta muy linda en donde me decían muchas palabras lindas y me dieron una foto en donde estábamos todos en el puesto de hamburguesas. En ese momento no hice mas que llorar por que no volvería a ver a mis amigos y a mi novia durante un largo tiempo.

-Su atención por favor: el vuelo 777 con destino a Maracaibo, Venezuela saldrá en cinco minutos, por favor, a todos los pasajeros de este vuelo, número 777, acercarse a la puerta A5 para abordar-dijo una chica por el altavoz-

-Bueno hija, creo que te llaman-dijo papá-
-Ay papi, cuanta falta me vas a hacer-dije mientras lo abrazaba fuertemente-
-Descuida mi amor, que te llamaré cada día y siempre vas a estar aquí presente, en mi mente y mi corazón-dijo mi papá-
-Papi-dije mientras abrazaba a mi padre-
-Mejor ve hacia la salida. Anda, ve con Andrea-dijo papá-
-Si-dije

Había llegado la hora de despedirme, así que Andrea y yo nos dirigimos juntas hasta la puerta A5. Una vez allí, nos detuvimos para darnos nuestro último beso.

-Angie mi amor, te voy a extrañar muchísimo. Mucho, mucho de verdad. Te amo, te adoro. Te llevaré cada día aquí en mi mente y también en mi corazón.¡Eres lo mejor que me ha pasado!-dijo Andrea mientras lloraba-
-Andre, no te preocupes por mi, tienes que ser fuerte. Nuestro amor tiene que durar y la distancia que nos separa no nos derrotará, eso te lo puedo asegurar-dije

Justo en ese instante, Andrea y yo nos dimos un beso prolongado y apasionado, que fue interrumpido momentaneamente por la azafata que cuidaba la puerta A5.

Después de despedirme y de mirar hacia atrás a mis amigos, a mi padre y a mi novia, decidí partir, miré de nuevo hacia atrás y en ese instante vi como una señora corría hacia la puerta de salida. Por momentos pensé que era una pasajera mas, pero al verle de cerca, me di cuenta de que se trataba de mi madre

-Angie, hija, por lo que mas quieras, no te vayas. Lo siento mucho, siento haberte hecho tanto daño-dijo mamá muy arrepentida-
-Ya es muy tarde madre. A pesar de todo, yo te sigo queriendo-dije-

En ese instante la azafata cerró la puerta y me dijo que abordara el avión. Me dirigí lentamente hacia él, pero en mas de una ocasión volteaba a mirar hacia atrás. Andrea estaba muy triste, pobrecilla, estaba llorando en los brazos de Liza y mi madre estaba llorando amargamente por mi partida.

Poco a poco los dejé de ver y en ese instante unas lagrimillas corrieron por mi rostro. De veras que era el adiós.

Abordé el avión y me dirigí a la sección de clase turista, me senté y me abroché el cinturón de seguridad.

Después de recibir las instrucciones del manual de seguridad, se encendieron los motores y el avión despegó.

Al mirar por la ventana, noté que México es superpequeño, ya que cuando se está tan alto, todo se ve como si fueran hormiguitas en su agujero. El mirar por la ventana mitigó mi tristeza, pero aún así, ya nada sería igual para mi.

Sobrevolé pueblos, mares y ciudades enteras que ni yo conocía. Una vez dejé Guadalajara, México, el avión hizo escalas en el DF, en Panamá, en Medellín y en Bogotá, Colombia, luego pisé territorio Venezolano, en Caracas y finalmente el destino final, Maracaibo, fue alcanzado tras 23 largas horas llenas de escalas, de paradas y ¡de idas al baño!.

Una vez me bajé del avión, mi tía Rosmery me recibió con mucho entusiasmo y ganas, pero me puse a llorar de nuevo, por estar pensando en todo lo que dejé atrás ¡vaya que he llorado mucho!, pero ya no mas.

Ya en Venezuela

-Mijita, ¡al fin estás aquí!-dijo mi tía-
-Tía-dije mientras la abrazaba fuertemente y lloraba-

Después de encontrarnos en el aeropuerto, nos dirigimos al apartamento de mi tía y ella me mostró mi nueva habitación y además me enseño el resto del vecindario, pero regresamos rapidamente a casa, por que me sentía cansada y extraña.

Esa noche, me conecté al msn y Andrea estaba allí. Hablamos durante mucho tiempo, es mas, no recuerdo cuanto estuve conectada, pero de algo si estoy segura: ya no era lo mismo, ya no es igual.

Poco a poco me fui acostumbrando al nuevo vecindario, a las nuevas locaciones, a los nuevos vecinos, a las rutas de autobús y me fui insertando en la cultura de aquel país raro, pero interesante.

El tiempo pasó y conocí nuevos amigos y amigas, es mas, presenté una prueba de admisión para la Universidad de Maracaibo y aprobé (y eso que mi tía me sugirió que lo intentara, pero yo no quería ¡que tal que no le hubiese hecho caso!).

Ya es Septiembre y estoy en primer semestre de Ingeniería Ambiental, tengo nuevas amigas y amigos: Cheryl, Claudia, Nathaly, Oriana, Gaby, Victor, Jorge, Luciano y Hendrick. En fin, un nuevo comienzo ha llegado a mi vida, pero mi amor por Andrea es mas fuerte a pesar de la distancia.

Curiosamente, mis nuevos amigos me dicen “la Maracucha mexicana” por que saben que soy de Guadalajara, es mas, hasta me estoy acostumbrando a su rara forma de hablar, ¡vale con esos chamos, que onda!

A pesar de todo, sigo extrañando a Andrea.
En una noche en la que no tenía sueño, abrí la ventana de mi habitación y me puse a mirar las estrellas, deseando estar con mi Andre.

En ese momento se vinieron a mi mente todos esos bellos recuerdos de cuando estábamos juntas, allá en México.

Si, es triste dejar todo atrás y si, no me importa lo que digan de mi solo por que amo a otra chica. Mis nuevos y viejos amigos lo saben y me aceptan como soy, simplemente por que vivo de tal manera que lo malo que se diga de mi no me haga daño, aunque no sea verdad.

Siempre creí que Andrea y yo ibamos a tener un final color de rosa, pero no. Los finales color rosa solo se ven en las historias de cuentos de hadas, esto es la vida real y la misma vida te hace madurar. A veces la vida es dura y es blanda contigo, el caso es que hay que estar preparada para lo que se te venga encima, pero lo único que se, es que mi amor por ti, Andrea, cada día crece mas, a pesar de la distancia que nos separa.

Fin
Volver arriba Ir abajo
lexi
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 57
Localización : Nowhere
Cantidad de envíos : 108
Fecha de inscripción : 09/11/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   5/5/2011, 15:24

¡Orale mis chavas!,¿que creen?

Angélica y Andrea: capítulo especial

Una vez Andrea y yo llegamos a su casa, subimos por las escaleras hasta su habitación, pero antes habíamos notado que su abuelo dormía plácidamente en el sillón, así que sin hacer ningún ruido, entramos a la habitación de mi Andre.

-Angie, ¿tu quieres que esto pase entre nosotras, ahora?-dijo Andrea-
-Si Andrea, yo quiero que pase y sabes, será muy especial-dije-
-¿Estás preparada?-dijo Andrea mientras me miraba con dulzura-
-Claro que si, mi Andre-dije segura de mi decisión-

En ese instante, Andrea comenzó a besarme muy tiernamente. Sus labios se entrecruzaron con los mios, al igual que cuando nos besamos la primera vez. El beso fue muy prolongado y lleno de emociones que cubrían todo mi ser. Los besos de Andrea cobraron lentamente otro significado, anunciando lo que iba a pasar.

Poco a poco, Andrea fue acariciando mi cuerpo, deslizando suavemente sus manos en mí. Las manos de Andrea rozaban con la tela de mis jeans mientras tocaba mis piernas. Luego nos separamos por un corto instante y fuimos quitándonos la ropa la una a la otra. Andrea me quitaba la ropa a mi y yo a ella. Empezamos con la camiseta, luego los jeans y de último la ropa interior.

-Andre, ¿quieres que te quite la ropa lentamente?-dije-
-Si, despacio, no hay de que apurarse. Haz que el momento dure-dijo Andrea-
-Claro-dije-

Entonces le quité su camiseta y allí pude apreciar sus hermosos senos cubiertos por el sujetador, jamás en mi vida hubiera imaginado (o pensado) que tuviera tanto. ¡La neta que no se le ven tan grandes cuando usa ropa!

Deslizé mi rostro sobre sus pechos y con mi mano derecha le solté el sujetador. Acerqué mi rostro mas hacia sus senos y comenzé a lamer las puntas de los mismos. Mi lengua y mis manos se apoderaron de sus senos lenta y suavemente mientras ella emitía pequeños y tiernos gemidos producto de la excitación.

-Ooh, Angie, te quiero-dijo Andrea-
-Y yo a ti mas, mi amor-dije mientras besaba sus senos-
-Me encanta, ooh. Sigue así-dijo Andrea

En pocos minutos, las puntitas de los senos de Andrea se pusieron duras. Mi cálida lengua dejaba sus rastros en las rìgidas puntas de sus senos y entre mas los lamía, mas se excitaba Andrea y se retorcía de gusto en la cama. No quería dejar de probar y tocar sus enormes senos, simplemente quería dejar mi huella ahí, para que nadie la pudiese borrar nunca.

Después Andrea decidió quitarme la camiseta a mi y se dió cuenta de mis no muy grandes senos, por un instante pensé que se iba a decepcionar, pero no, Andrea no dijo nada y con sus manos y su lengua, acarició dulcemente mis senos.

-Andrea, oooh, las mias son, ooh, tan, peque...ñas, oooh, si-dije-
-¿Y quien dijo que a mi me importa el tamaño de tus tetas? Quiero lamértelas y besarlas, mi amor-dijo Andrea-

En pocos instantes y con solo lamer mis senos, Andrea me hizo sentir muy excitada y a causa de eso, di un pequeño grito de placer y me corrí. Yo solo cerraba los ojos y me dejaba llevar por lo que me hiciera. El reflejo de mi humedad se sintió en mi ropa interior y me encantaba sentir ese toque mojado en mis genitales. Mis fluidos resbalaban por toda mi intimidad y para sentir mas placer, junté mis piernas y comenzé a ejercer algo de presión.

Andrea notó esto, así que decidió quitarme mis jeans y descubrió lo mojada que estaba

-Wow, ¿tan pronto te pusiste así?-dijo Andrea mientras palpaba mi ropa interior con sus dedos
-Si, Andrea, tu haces que yo me ponga así siempre, es solo que no te lo había dicho antes-dije-

Con una sonrisa pícara en el rostro como de niña mala, Andrea quitó lentamente mi ropa interior y descubrió mi húmeda intimidad. En ese momento ella colocó su rostro allí y comenzó a lamer mi clítoris. Al rato yo estaba estallando de placer al ver que ella tenía su rostro instalado allí en mi sexo.

Su lengua exploraba mi sexo completamente, lamiendo y succionando los labios mayores, los menores y mi ya muy endurecido y caliente clítoris. Todo eso hacía que yo me moviera de un lado a otro en la cama de Andrea, arrugando la sábana que la cubría. Sus movimientos con la lengua eran muy sutiles, casi que perfectos y hacían que me electrizara de pies a cabeza, al tiempo que me hacían gemir y jadear. Yo le correspondía a sus lamidas, acariciando su cabello y tomando su cabeza suavemente.

Mientras mas me excitaba, mi espalda se arqueaba y se levantaba un poco por encima de la cama y todo mi cuerpo se dejaba caer, una y otra vez, hasta que lo conseguí: había llegado a mi primer orgasmo (nunca lo alcancé con el chico que me inició en el sexo ni con Richard). Mi corazón latió fuertemente, es mas, como nunca en mi vida había pasado, al tiempo que me quedé sin aire.

Por unos segundos quedé semi insconsciente y en ese tiempo, sentí que de mi interior brotaba un líquido viscoso, con un fuerte olor a sexo. Líquido que naturalmente Andrea succionó y tragó hasta que no salió mas.

Mi respiración era copiosa y difícil. Por un instante Andrea se había asustado y pensó que me estaba ahogando. Al rato pude percibir el sudor que recorría mi espalda y buena parte de mi rostro y pecho. Todo ese sudor me hacía sentir calor.

-Angie, ¿sucede algo, estás bien?-dijo Andrea
-No, no es nada, es que sentí un enorme bochorno de calor. No se que me pasó-dije-
-Es que parece ser que orgasmaste por primera vez. Sabes, a cada mujer le pasa distinto. Si quieres espero a que estés mejor-dijo Andrea-
-No Andre, sigamos, ya me siento bien-dije-

En ese instante regresamos de nuevo a nuestro ritual de amor y en esta ocasión Andrea tomó sus dedos índice y medio y comenzó a introducirlos lenta y suavemente en mi sexo, haciendo que diera pequeños grititos.

Sus dedos se deslizaban con gran agilidad al interior de mi húmedo portal. Eso es Andrea, adelante, atrás, hacia adentro, hacia afuera, si, eres toda una experta.

-Oooh, sigue Andre, que rico, la neta que se siente muy bien-dije-
-¿Te gusta?-dijo Andrea-
-Si mi amor, no te detengas, ooh-dije

Aparte de penetrarme con sus dedos, Andrea colocó su rostro de nuevo sobre mi sexo y comenzó a lamer y chupar mi clítoris, eso hizo que diera mas gritos de placer y al poco tiempo, de mi interior salía el cálido y espeso líquido.

Andrea sacó sus dedos de mi intimidad, los lamió y probó mis líquidos mientras me miraba otra vez con cara de chica mala, después tomó un poco de aquellos fluidos y los llevó hasta mi boca. En ese momento probé mis líquidos directamente desde los dedos de mi amada.

-Mmm, si, deli-dije
-Je je, veo que te gustó-dijo Andrea-
-Sabes, me encanta esa cara de chica pícara. Se te ve linda-dije-
-Y a mi me encanta verte esa cara de chica inocente y buenita-dijo Andrea-

En ese momento Andrea se acostó en la cama, dándome a entender que le quitara sus jeans. Ella levantó sus piernas y lentamente le quité los pantalones y descubrí lo mojada que estaba desde hace rato.

-Andrea, estás muy mojada, ¡tanto o mas que yo!-dije-
-Angie, a mi me gusta correrme y sentirme mojada sin decir ni una palabra, me encanta sentirlo y disfrutarlo mientras me pasa, es por eso que no te lo había dicho-dijo Andrea-
-Vaya, ¡que interesante!-dije-
-Si, es mi manera especial de sentirlo, no se por que-dijo Andrea-

En ese momento, me acerqué a Andrea y le di un enorme beso en el rostro y lo acaricié dulcemente.

Después de besarnos, la miré a los ojos y simplemente ese fue un momento muy especial: su mirada no se despegaba de la mía. Sus ojos verdes y mis ojos azules estaban admirándose entre sí. El contemplar su delicada y femenil figura hizo que me extasiara y que yo soltara una alegre sonrisa. Andrea me devolvió esa tierna sonrisa y para agradecerme ella se tiró encima mio, besándome apasionadamente.

Mientras ella acariciaba mi rostro y nuestros labios se encontraban en ese húmedo campo de batalla de nuestras bocas, mis manos ascendían por su ser hasta llegar a su liso cabello color negro. Mis dedos se perdían en medio de su larga cabellera y ella decidió hacer lo mismo, mientras tocaba mis mechones dorados.

-Andre, eres muy muy linda, te amo-dije-
-Yo te amo mucho mas-dijo Andrea-

Al rato, mi instinto de chica mala salió a relucir, ya que rapidamente deslicé mi mano hasta el sexo de Andrea y empecé a toqueteárselo, es mas, ni ella se lo esperaba, simplemente la agarré de sorpresa, así como ella hizo con el beso.
-Angie, ooh, si, sigue, que bien lo haces, de verdad, no me lo imaginaba-dijo Andrea-
-Si Andre, disfrútalo-dije-

Para facilitarme las cosas, Andrea se acostó en la cama, abrió sus piernas y me permitió ver su inmenso y húmedo portal, al cual seguí accediendo por medio de mis manos.

Mis dedos bordeaban la superficie de su intimidad, recorriéndola de arriba a abajo. Aun no había pensado en penetrarle. Simplemente dejé que mis dedos se resbalaran en ese monte húmedo.

Su clítoris estaba durísimo y entre mas yo se lo toqueteaba, mas deseaba llevármelo a mi boca. Sin vacilar y sin pensarlo dos veces, cerré mis ojos, me lo puse en la boca y mi lengua empezó a ejercer movimientos circulares sobre ese duro puntito rosado y Andrea respondió con grititos y moviéndose en la cama. Al rato ella se corrió muy en silencio, solo gimiendo y en voz baja como a ella le gusta.

Sentí que mi rostro era humectado y quedaba cubierto por sus cálidos fluidos y me encantaba tener esa sensación.

-Andrea, te amo y te siento explotar en mi lengua y correrte caliente en mi boca-dije-

Las manos de Andrea estaban metidas entre mis cabellos y a medida que se corría, frotaba mi cabeza en su sexo para fijar ese sabor en mi sin soltarme hasta que se corriera totalmente.

-Llénate Angie, siénteme. Quiero dejar mi huella en ti-dijo Andrea
-Si Andrea, márcame mi amor-dije

Al rato Andrea y yo decidimos finalizar nuestro ritual de amor entrecruzando nuestras piernas y formando una tijereta. Andrea y yo iniciamos pequeños movimientos, de modo que se diera la rozadura de mi pierna con su intimidad y viceversa.

Pronto mi intimidad estaba rozando con la suya, las dos gemimos a la vez y en poco tiempo y la cálida humedad se hizo notar. Era una sensación única: nuestros líquidos imprimiendo ese encantador efecto resbalozo y lubricando nuestros genitales y piernas.

Andrea incrementó el ritmo del movimiento y yo hice igual, luego y después de un rato, habíamos encontrado nuestro ritmo y nos estábamos moviendo simultaneamente.

Ella y yo seguimos haciendo movimientos muy suaves y progresivos, solo para sentir mas placer. Y ese placer se veía reflejado en nuestros rostros y en los pequeños grititos que emitíamos. El escucharla hacía que me excitara cada vez mas.

Los movimientos fueron tales que, al cabo de un rato yo sentí un cosquilleo en mis genitales que anunciaba que algo estaría a punto de pasar. Yo lo sentía perfectamente: estaba a punto de correrme, así que empecé a incrementar la velocidad en mis movimientos y Andre hizo igual.

El momento estaba muy cerca, así que yo quería disfrutar lo mas que pudiera del mismo.

Noté que Andrea se acercaba cada vez mas, a lo mejor por que ella también quería correrse conmigo.

Decidí tomarme de la mano y agarrarme de Andrea lo mas que pudiera, luego ella también se aferró a mi y sus manos no me soltaron. Las dos dimos un grito al unísono que anunciaba nuestro máximo momento de excitación.

-Ahh, Angélica, te adoro, oooh-dijo Andrea-
-Andrea, ¡te quiero mucho, mi amor!-dije-
-Aaaaah-dijimos juntas-

Andrea y yo cerramos nuestros ojos mientras dimos ese último grito y disfrutábamos del tan anhelado momento.

El caso es que, Andrea y yo nos corrimos juntas tras sentir una cálida y agradable fricción, las dos no solo nos corrimos, si no que experimentamos un orgasmo mutuo. Los líquidos de Andrea inundaban mi sexo y los mios cubrían y lubricaban el sexo de ella. Ese instante fue muy lindo, ya que estábamos disfrutando de nuestro primer orgasmo simultaneo.

Una vez mas, perdí el sentido y sentí que mi respiración y el aire me abandonaban. Me dejé caer sobre Andrea y ella me acarició suavemente.

Andrea y yo nos ofrecimos muchas cosas lindas. Aparte de los besos, miradas, caricias y de entregarnos la una a la otra, fue mucho lo que pude percibir y sentir de ella, aunque yo misma sabía que esta experiencia iba a ser irrepetible por un largo tiempo. Yo quería que este día no se acabara nunca. Quería estar allí, para siempre al lado de Andrea. Si, las dos allí,desnudas,con nuestra ropa tirada en el suelo y cubriéndonos con una sábana blanca por toda la eternidad.

-Andre, mi amor, gracias por darme todo tu amor y ofrecerme lo mejor de ti. Fuiste tierna y especial conmigo. Me hiciste sentirme segura de mi misma y me diste confianza. Te amo-dije mientras le daba muchos besitos en la cara-

-Angie mi amor, tu me diste muchas cosas lindas hoy. Mientras te observaba a los ojos, me di cuenta de que eres una gran chica, eres mi sueño hecho realidad, eres lo que he deseado siempre y lo mejor que me ha pasado. Te amo demasiado. Quiero estar a tu lado para siempre, te adoro linda, te quiero-dijo Andrea mientras me acariciaba-

-Ay que tierna eres, mi amor- dije mientras me abrazaba a ella-

En ese momento, me acerqué mas a Andrea y me apoyé en su pecho mientras cerraba mis ojos y pensaba en la triste realidad que quería ocultar al menos durante este bello momento.

-Mi amor, cuanto te quiero-dije mientras besaba a Andrea-
-Y yo a ti-dijo Andrea mientras me acariciaba dulcemente-
-Andre, me vas a hacer mucha falta una vez me vaya-dije-
-Angie, yo te esperaré hasta el momento que sea necesario. ¡Te amaré siempre!-dijo Andrea-
-¡Andrea, te amo!-dije mientras lloraba-

En ese momento, Andrea me abrazaba suavemente y su pecho recibía mis lágrimas. En su habitación solo estábamos las dos, con una manta blanca que cubría la desnudez de nuestros cuerpos. Muy en silencio, Andrea me consoló mientras yo lloraba.

De aquí en adelante, la historia continúa, tal cual ustedes la leyeron

Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   6/5/2011, 12:15

buena historia,me gusto

revolucion
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)   

Volver arriba Ir abajo
 
Angélica y Andrea: Historia de un amor (Finalizado)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Teoría del taper
» acuamigos en san martin de porres
» Leyenda China del Tao (Fénix y Dragón)
» Una historia de amor
» Mariano Belen, continua la historia de Amor y Humor GH 2015

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: 18+-
Cambiar a: