Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 El destino os trajo de nuevo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: El destino os trajo de nuevo   10/7/2010, 00:12

Este One-Shot lo tengo en otro foro, pero lo traigo aquí, esperando que les guste, disfruten la lectura

Había una vez en un castillo lejano, una princesa que atreves de los años de infancia, observaba a una niña cabalgando un corcel negro como la noche, cada atardecer la infanta del corcel se bajaba y le hacia una reverencia a la princesa de cabello rubio, pero un color tirando a castaño claro, con un tono de ojos violetas hermoso a simple vista, la alteza solo observaba a la niña de cabello largo negro azulado con ojos de la misma tonalidad profunda que la miraban atentamente; cuando esta se bajaba del corcel; la princesa cuyo nombre era Himeko Kurusugawa la observaba desde lejos, mirándole aquellos ojos que le llamaban tanto la atención, sonrojándose levemente, pero al pasar del tiempo la niña del corcel despareció.

Pasaron los años, Himeko ya se encontraba en la adolescencia estaba por cumplir dieciséis años de edad, desde pequeña su mirada se torno melancólica, aquella que adquirió desde que dejo de ver aquella niña de los atardeceres. La princesa en sueños anhelaba volver a ver aquella infanta, ver esa tonalidad profunda de sus ojos, sentir esa pequeña sensación que recordaba, extrañamente Himeko sonría y sus mejillas se tornaban en un ligero color rojizo, cuando se daba cuenta que no dejaba de pensar en aquella infanta, no sabía por qué era así, pero tenía la necesidad de encontrarse con aquella mirada, que alguna vez solo fue de ella.

Un día que el cielo azul estaba despejado, y el sol brillaba radiantemente, la joven de cabellos rubios, decidió salir de compras por su reino, aunque no le gustaba salir, por el motivo; que siempre debía llevar a sus dos guardias reales Soma y Tenshi, los cuales le parecía demasiado molestos y amargados, pero esta vez no les tomo importancia, y aunque le prohibieron alejarse, Himeko los perdió en la multitud.

Mientras buscaba rollos de cámara, tropezó con una joven de cabellos largos de un tono negro azulado, vestía un traje de nobleza, reaccionando ante el choque la princesa rápidamente hizo una pequeña reverencia como toda dama, y cuando volvió a mirar la persona con que había chocado, quedo impactada de tal hermosura, observo que poseía una tez blanca como la luna, y unos ojos que la miraron por unos segundos, y después miraron su ropa, su cuerpo, la joven la estaba observando, reaccionando segundos después Himeko empezó a hablar tímidamente, para disculparse, pero la joven la joven le impidió hablar cuando le coloco dos de sus dedos en la boca, y se acerco a su oído y susurro pausadamente

“-No os disculpes, que el destino os trajo de nuevo”-

Cuando la heredera sintió el susurro en su oído, se empezó a sonrojar notablemente, causando que no se pudiera mover por los nervios, estaba completamente fuera de sí, a los lejos se escuchaba como los guardias la buscaban, eso trajo que Himeko reaccionara de su trance, la joven se separo y la miro a los ojos haciendo que sus miradas hicieron un estruendo en ambas.

“-Ahí está”-

“-Aléjate de ella, es una orden real”-

Se escucharon órdenes de los guardias para la noble, lo que hizo que Himeko los volviera a ver y dijo con un tono serio y de mandato

“-A callar, alejaos”-

Los guardias quedando impresionados por tal mandato, hicieron faena de reprochar, pero la mirada fría y acecina de la princesa hizo que se alejaran unos cuantos pasos atrás. Cuando percibió que estaban obedeciendo, miro al frente para disculparse por el comportamiento de sus cuidadores, pero el motivo real era para volver a mirar esos ojos que le recordaban a alguien, pero cuando lo hizo percibió que la chica ya no estaba.

“-No está”-

Un susurro triste se hizo presente, desilusionada, dio media vuelta cabizbaja, miro a sus cuidadores con enojo pero con la mirada menos fuerte

“-Llévenme al castillo”-

Menciono pasando entre ellos, donde Soma y Tenshi se quedaron un poco desubicados, acataron a seguirla, llevándole a su castillo; en el carruaje real camino hacia casa Himeko pensaba en aquella chica, y el recuerdo de sus palabras, la respiración en su oído, y la sensación de los dedos de la joven en sus boca, y se sonrojaba notablemente, mientras miraba el paisaje.

Cuando llego, se despidió de los guardias y se fue directamente a su habitación, quitándose el vestido, se tiro a la cama, donde que quedo mirando el techo, el candelabro y pensando en las palabras de la chica y como se las dijo

“-El destino os trajo…”-

Susurrando y se quedo dormida.

Entraban los rayos de sol por el balcón, pegándoles en los ojos a la princesa, despertándole levemente, era día domingo, la joven acostumbraba los domingos a tomarse su día sin obligaciones de ningún tipo.

Pero ese domingo fue diferente, Soma llego a la habitación entrando con el permiso de la heredera, haciendo una leve reverencia al verla en el balcón, cuando tomaba alguna fotografías del amanecer, ya bañada y vestida con un ligero vestido color rojo de verano, con bordes blancos, se veía hermosa, tanto así que el guardián se sonrojo cuando ella le miro y sonrió.

“-Ven, acércate Soma”- menciono la princesa con una sonrisa en los labios, pero aun así su mirada mantenía un tono melancólico.

“-Si, su majestad”-

“-¿Que deseáis?”-

La joven hablaba con él, mientras se volvía de nuevo a tomar sus fotografías.

“-Himeko, el rey le ha de solicitar”- menciono en un tono de confianza, acercándose a la princesa

“-Cuidado, Soma con lo que has de realizar en tus actos, no tomáis confianza por mi acto de amabilidad”-

Hizo mención, mientras se volvía y caminaba hasta la puerta, pero el guardián le tomo de la mano, sintiendo un choque electrizante en él, pero al parecer Himeko lo veía profundamente sin decir nada.

“-Os pido perdón”- indico, soltándole la mano y haciendo reverencia.

“-Que esto no suceda de nuevo, Soma”- murmullo saliendo de la habitación.

Himeko recorrió los salones, hasta llegar al salón principal, el cual la puerta fue abierta por los soldados, los cuales le dieron las buenas mañanas, ellas les miro y sonrió un poco.

-Para que ha de solicitarme mi padre, supuestamente hoy en mi día para mí-meditaba la princesa, entrando al salón real, donde miro a su padre le sonrió, y se acerco dándole un beso en la frente, notando que había una persona más en el salón, mirando hacia la ventana, noto que era una mujer ya que tenía el cabello largo, se parecía o era idénticamente igual al tono de pelo de la muchacha que tropezó ayer.

“-Papá, ¿me has llamado?”-

“-Si hija, debo presentarte a alguien”-

Hizo seña a la persona, donde esta se volvió a mirar a la princesa, Himeko le observo atentamente sus facciones, su cuerpo, sus ropas, su mirada, la cual se parecía mucho a la niña del corcel,

–Es hermosa, será ella, su mirada… -

Pensó, sus mejillas se empezaron a tornar de un tono rojizo, se quedo pensativa unos cuantos segundos, hasta que sintió le tomaban la mano, y hacia una pequeña inclinación como un caballero, depositando un suave beso en su mano, la joven de cabellos oscuros noto el sonrojo de la princesa y le sonrió.

Himeko no reaccionaba hasta que la ilustre se alejo y se puso al lado izquierdo del rey, reaccionando del trance la heredera hizo un saludo formal, y puso atención a lo que su padre debía decir.

“-Hija, ella es Chikane Himemiya, será tu guardiana real, como fue hace tiempo atrás en tu infancia”-

Esas palabras, hicieron que Chikane mirara directamente a los ojos de la princesa, buscando una respuesta, pero como no la hallaba, le sonrió elegantemente con un cierto encanto; que le llamaba la atención a Himeko, tanto así que suspiraba en las nubes y volvía a la Tierra, con esa sonrisa.

“-Deseo que te la relaciones con ella, y al cabo de tu cumpleaños me has de decir cómo te has de sentir con Chikane, ¿entendido?” - hizo mención el rey.

“-Si, padre”-

“-Iré a mi habitación”-

Dijo con una reverencia dando una mirada coqueta a la guardiana real, Chikane se abstuvo solo a sonreírle, después miro al rey y le hizo una reverencia, diciendo al final cuando se reincorporaba.

"-No se arrepentirá, mi señor"- dando media vuelta y marchándose

El rey se quedo pensando y miro al cielo por la ventana mencionando

-Eso espero, al final de la semana es el cumpleaños de mi hija, si llegas a cumplir lo que me has propuesto, no tendré impedimento para negarte lo que más expuesto-

Volviendo a su sitio con una sonrisa, recordando a su adorada Hikaru.
Recorriendo los pasillos del castillo, se ha de observar a la hermosa guardiana real, recordando sus tiempos en el castillo de niñez, pasando los salones del catillo hasta que al final se encontró con la puerta de la habitación de la heredera, se paro al frente y vio hacia los lados, percatándose que solo se encontraba ella, toco la puerta una vez y otra vez no hubo nadie al llamado, así que entro parecía que no había nadie en la habitación, observo que tenía un balcón y varias puertas, las paredes era de un tono violeta con rosado, y la cama era grande con un toldo transparente, dándole curiosidad a la comodidad, se acerco sentó en la cama, mirando después arriba y observo la belleza de candelabros y el arte pintado en él.

De pronto una de las puertas se abrió, Chikane reacciono levantándose de donde estaba, y se acerco sigilosamente, pero en eso miro que salía una figura de una mujer hermosa con una toalla alrededor del cuerpo, tapaba desde el comienzo de sus senos, hasta un poco arriba de su entre pierna, se podía observar sus brazos descubiertos y la belleza de sus piernas, tenia gotitas de agua que caían lentamente recorriendo su cuerpo, Chikane no pudo reaccionar estaba anonada viendo tal belleza que sus mejillas se tiñeron de un color rojizo. Himeko miro hacia el enfrente y se encontró con la mirada de la joven, quedo impactada tanto así que su cara cambio de color rojizo, y la toalla que rodeaba su cuerpo, le estaba dejando caer; Chikane ante esto reacción se acerco apresuradamente, se acerco y pasando una de sus manos por la cintura de la princesa y con la otra sostuvo el paño, por encima de los pechos de la heredera, un acercamiento por parte de las dos y una sonrisa dada, y un sonrojo notorio, en eso la guardiana, se acerco al oído de la princesa

“-Me retiro”- susurro pausadamente, donde rozo sus labios en este.
Himeko reacciono ante el tacto, y con un nerviosismo incrustado en su palabras, hizo mención “-Lo...lo...sie...Siento”- casi inaudible.
Chikane la miro, y se acerco a sus labios un poco donde su respiración rozaba los labios de la princesa, claramente estaban más cerca de lo permitido

“-No has de disculparte, que la belleza que he tenido, la dicha de ver, es un regalo para mi ojos”-

Se acerco un poco y soplo los labios de la primogénita, donde retiro sus mano del paño, y paso la otra recorriendo la cintura de Himeko, dando media vuelta y saliendo de la habitación, donde se recostó un momento en ella, se reincorporo y dando media vuelta se encontró de frente con Soma, el cual le hizo una mirada de interrogación, la cual la respondió con una mirada seria y profunda, pasándole de un costado, siendo indiferente.
Himeko aun en su alcoba, posando una de sus manos en sus labios, y cerrando los ojos, donde automáticamente se le venía en mente el roce de labios en su oído, la respiración cerca de sus labios, y ella, la que hacía que su corazón latiera rápidamente, sin poderlo controlar. Después de un rato de estar pensando le dio un ligero frio, entonces se empezó a vestir con una ropa de verano, la cual le resaltaba su belleza.
La princesa saliendo de su habitación, se encontró de frente con Soma, el cual miro con modo de sorpresa y después seriamente

“-¿Princesa, ha de ir a algún lado?”- interrogo, buscando algo en su respuesta

“-Disculpa Soma, pero lo ha mí respecta, ya no eres mi cuidador”- respondiendo en tono amable pero con cierto alejamiento, pasando a un costado del guardián

Él cual, la tomo de la mano y le tiro hacia la pared, lastimando a la princesa, donde esta intentaba zafarse, mirándole llena de furia, pero sus lágrimas, que descendían por su rostro, transmitían miedo

“-¿Qué pasa Himeko?, ya no puedes hablarme del mismo tono”- menciono con un tono repugnante

En eso un puñetazo se hizo presente en un costado derecho del rostro del guardián, donde cayó y dejando libre a la princesa, observando desde abajo quien era el causante de su agresión.

“-¡Tú!, ¿quién te crees para golpearme?”-

No hubo respuesta, solo lo tomo del cuello de la armadura, agachándose a mirarlo con unos ojos profundos fríamente. La princesa miro la situación, y se acerco limpiándose las lágrimas, tocándole el hombro a Chikane.

“-Guardias”- dijo una voz fina, con un tono frio.

“-Princesa, ¿Está usted bien?”-

“-S...Si”- menciono en un tono nervioso

“-Llévenlo al calabozo, esperara el castigo del rey”- menciono fríamente, cuando se lo llevaban

Mientras tomaba de la mano a la princesa y le miro, limpiándole con una mano las lagrimas de esta, mirándole con ternura, y después empezando a caminar. La princesa solo acato a seguirle, con la mira fija en su rostro de perfil, las mejillas las tenia de un color rojizo, después de tanto pasar por los salones, la llevo al jardín detrás del catillo, donde estaba listo su caballo, parecía que le estaban esperando los empleados reales.

“-Su caballo le espera, princesa Himeko, señorita Chikane”-

“-¿Princesa le gustaría cabalgar conmigo?”-

La princesa le sonrió, se acerco al corcel y se monto, Chikane le sigo con la mirada y sonrió, mientras se montaba detrás de ella, tomando las cuerdas del caballo, y haciéndole orden para que empezara a cabalgar, las dos en silencio, el ambiente no era tenso, ni parecía de princesa – guardiana, solo eran dos jóvenes que disfrutaban su recuerdo; se acercaba el atardecer así que volvieron a las puertas del jardín, Chikane se bajo primero y la princesa después con tomando la mano de la joven de cabellos oscuros, mirándose por unos segundos separaron sus manos.

“-Que tenga buena noche, mi princesa”-
Chikane, dio media vuelta y se marcho a su habitación, mientras Himeko miro las estrellas y sonrió, retirándose a su habitación, donde entro y se cambio sus ropas y se acostó en la cama, donde le gano el sueño a sus pensamientos.

Pasaron los días, hasta que llego un acontecimiento, faltaban dos días antes de la ceremonia real que se celebraría en el castillo para festejar los dieciséis años de la princesa Himeko, ese día también cumpliría años Chikane hacia que era invitada de honor.

En la noche viernes, la joven de cabellos oscuros toco la puerta como los días anteriores, para que fueran a recorrer los alrededores del castillo, la princesa Himeko salió al llamado, vestía un arreglado color azul marino, combinaba perfecto con el traje que llevaba la noble, Chikane la miro a los ojos, y le sonrió, haciendo que la primogénita se sonrojara, pero esa noche fue diferente, Himeko tímidamente le tomo la mano a Chikane y empezó a caminar hasta el invernadero del reino. Chikane la observaba de perfil, y sus manos se entrelazaban aun más, llegando al invernadero, Himeko soltó la mano de Chikane, y se acerco lentamente y debajo del las estrellas, y alrededor de los rosales, le dio un suave beso en los labios de la guardiana, después la miro a los ojos, y noto un sonrojo por parte de las dos, una mirada inolvidable de aquel momento, y dándole un beso en la comisura de los labios, salió corriendo a su cuarto, donde se observaba lagrimas derramadas, pero estas no eran de dolor, ni melancolía, sino de felicidad.

“-Hime...Himeko”-

Un susurro por parte de la cuidadora, mientras sus mejillas se teñían de un rojizo más fuerte, tomando una rosa azul, mientras le disfrutaba la fragancia, mirando las estrellas, dejando la rosa de un lado,, empezando a caminar, desapareciendo en la noche.

Era el día esperado, por dos días Chikane tuvo que salir del reino, así que después del beso; ellas no se habían visto, ni comunicado, esos días la princesa estuvo decaída, y desanimada, la melancolía se hizo presente de nuevo en sus ojos, se acercaba la conmemoración, en el castillo estaban presentes los habitantes nobles del pueblo, los plebeyos, y invitados de otros reinos, Himeko quien engalanaba un vestido pegado al cuerpo, de un tono rojizo; buscaba con la mirada a Chikane, pero no le hallaba, y ya comenzaba el baile.

-¿Donde estas?-

Pensaba mientras bailaba con los nobles del reino, y los caballeros de los otros dominios, hasta que el rey paro la música, y reunió a todos, alrededor del él, tomo de la mano a la princesa le miro a los ojos, sonriéndole con ternura, empezando a hablar

“-Caballeros, doncellas, hoy esta noche es especial, mi hija ha de cumplir dieciseises años, ya ha llegado el momento de que anuncie su compromiso con…”-

La voz del rey se hacía más lejana para Himeko, no lo podía creer -¿cómo que compromiso?, pero padre, no puedes hacerlo, yo...yo...- Pensaba, mientras trataba de mantener la compostura, pero sus lagrimas le ganaban, ni paso un minuto y sus ojos se veían lagrimosos

“-Con un ser, que me a me ha venido a pedir su mano y es..."-

De pronto, las puertas del salón se abrieron, se noto una figura entrando elegantemente, portaba un traje negro como la noche con tonos azules, y una rosa azul en su bolsillo, parándose al frente del rey y la princesa, tomando de la mano a la heredera, mirándole a los ojos, dando una sonrisa seria pero con un encanto natural, Himeko sonrojándose ante al acto inesperado,

“-La princesa Himeko, se ha de casar conmigo, yo Chikane Himemiya, primogénita del Reino Moon, he venido a tomar la mano de mi princesa Himeko, por el simple hecho que me he enamorado desde el primer día que la vi en las colinas de su reino"-

Himeko muy sonrojada, entrelazo su mano con la de ella, observo las expresiones de los invitados, y después observo la sonrisa inexplicable que tenía su padre, y noto como posaba su mano en el hombro a Chikane.

"-He analizado, observado a las dos durante una semana exacta, también los cambios de mirada, acciones y situaciones que han tenido las dos, la mirada de mi hija se ha vuelto más alegre, armoniosa, con un amor incrustado en esta”-

Hablaba con un tono fuerte, callando los murmullos de los presentes, y los aplausos de algunos.

“-El día que vino Chikane a pedirme la mano de mi hija, yo esperaba al aun caballero como todos aquí presentes, y les había hecho el mismo trato que le propuse a esta joven, el cual consistía en recuperar la mirada de amor de mi hija, aquel que lograra entrar en el corazón de mi hija, y pudiera darle una protección cuando yo no este, así que por estos motivos, yo Arthur padre, y rey de Himeko Kurusugawa, primogénita del Reino Sun, he de permitir el casamiento de esta dos jóvenes, y la unión de dos reinos”-

Terminando de hablar el rey miro a cada una, les sonrió, y se alejo un par de pasos atrás, las jóvenes se miraron sonriendo, Chikane buscaba con la mirada la respuesta que tanto anhelaba desde la época de su niñez.

“-Si, acepto”-

Menciono Himeko, entre lagrimas de felicidad, entrelazando mas su mano con su prometida acercándose, haciendo que los labios de las dos se unieran, en un beso profundo entregado al amor, enfrente de todos, dándoles la muestra de su decisión.

Fin…
Volver arriba Ir abajo
lolys
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi lugar favorito...!
Cantidad de envíos : 417
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: El destino os trajo de nuevo   10/8/2010, 20:49

O.o estubo bonito pero cortito!!!
pero le agradezco su aporte con tan linda historia!!
Volver arriba Ir abajo
Wiiz
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : venezuela/caracas
Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 12/08/2010

MensajeTema: Re: El destino os trajo de nuevo   13/8/2010, 20:10

hahahahahaha yo lo lei ! en el otro foro ! con razón tú nombre se me hizo conocido :D ! excelente, felicidades-
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/WiizNoto
felina
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : donde sea
Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: El destino os trajo de nuevo   28/5/2012, 21:56

me gusto mucho
te agradesco por esta corta historia
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El destino os trajo de nuevo   

Volver arriba Ir abajo
 
El destino os trajo de nuevo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» "NUEVO COUPE" VS HONDA CZ-R
» Nuevo grupo en Facebook en contra de los chantajes que el PP y PSOE aceptan para llegar al poder.
» Año nuevo, vida nueva...a cojones
» SAN ISIDRO. SERVICIOS MUNICIPALES EN FIN DE AÑO Y AÑO NUEVO.
» Hola a todas (tengo nuevo nombre)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: Kannazuki no Miko-
Cambiar a: