Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Asgard : La llegada de la Gran Era.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Asgard : La llegada de la Gran Era.    27/6/2010, 02:14

BUENO GENTE UNA NUEVA ERA DE YURILYRICAL SECRETS ESTA ACERCANDOSE A PASOS AGIGANTADOS...

A PARTIR DE FEBRERO SE ABRIRA UN ROL GENIALOSO , ES UNA APRTIDA ABIERTA, TODO EL MUNDO STA INVITADO A PARTICIPAR. ESTAD ATENTOS!!!!

A CONTINUACION POSTEARE LAS REGLAS BASICAS... SI HAY REGLAS INQUEBRANTABLES

POR FAVOR ALGUNA PREGUNTA, SUGERENCIA SED BIENVENIDOS DE POSTEARLAS AQUI ^^

POR LO PRONTO EL ROL SE BASARA EN 3 GRUPOS, ALQUIMISTAS, MAGOS Y HUMANOS


AQUI EXPONDREMSO LAS CARACTERISTICAS DE CADA GRUPO Y EVENTUALMENTE SE IRAN COMPLEMENTANDO UNAS NOTAS BASICAS PARA EL BUEN DESARROLLO DEL ROL.

ACOMPAÑANOS EN ESTA NUEVA ERA!



ALQUIMISTAS


-Fuego: Los Alquimistas que elijan este elemento podrán invocar al fuego, y estudiaban en la torre del fuego situada en la región de los volcanes

Nivel 1….podrán hacer una hoguera o quemar un árbol
Nivel 2…. podrán crear llamaradas y murallas de fuego como protección
Nivel 3…..Podrán crear bolas de fuego y dominarlas
. Tienen en contra que no son inmunes al fuego, si el hechizo se les
descontrola, resultaran heridos.

-Aire: Los Alquimistas que elijan este elemento podrán invocar al Viento,
estudiaban en la torre del aire, en el valle entre las altas montañas, donde
los fuertes vientos que soplan ayudan a sus aprendices
Nivel 1… podrán crear ráfagas de aire
Nivel 2… podrán crear corrientes de aire y controlarlas
Nivel 3… podrán controlar el viento y la temperatura de éste a su antojo, por lo que podrán crear tifones y huracanes

-Agua: Es el antagonista del fuego, la torre del agua estaba ubicada en la
costa

Nivel 1…podrán crear pequeños remolinos de agua y moverlos
Nivel 2…podrán crear murallas de agua pero no desplazarlas
Nivel 3…podrán crear tsunamis y desplazar grandes masas de agua a su gusto
Tienen en contra que no pueden respirar bajo el agua.

Tierra: la torre de la tierra se encontraba en las grandes llanuras

Nivel 1…podrán entrar en armonía con la naturaleza
Nivel 2…podrán hacer crecer las plantas para hacer barreras de protección o
trampas entre las ramas

Podrán crear pequeños temblores
Nivel 3…podrán crear terremotos y maremotos

Nota…Todos los alquimistas pueden intentar aliarse para conseguir otros
elementos. Por ejemplo: Agua y tierra pueden unirse y formar arenas
movedizas. Agua y viento: tormenta. Aquí ya queda la imaginación de cada uno.


Luz: Torre extinta.


Esta torre fue la primera en caer ya que sus miembros, al contrario que el resto de alquimistas, solo contaban con hechizos de sanación y protección. No son ofensivos. Solo
queda un alquimista y no se sabe de su paradero.


Sus hechizos son curaciones, cúpulas de protección para reducir el daño y extracción de venenos. Pueden silenciar a sus contrincantes por lo que estos no podrán usar la magia, no se considerará ataque ofensivo, sino defensivo, ya que se defiende de posibles ataques que puedan realizarse


-Los alquimistas, al ser personas dedicadas al estudio, consideran que el uso de las armas es algo inútil, por ello no saben usar ningún arma de filo o a distancia (arcos, ballestas...). Su arma es la palabra y la magia.

-Él único arma que podrán usar/llevar sera un bastón, una vara.

-Los alquimistas solo podrán elegir un poder. No podrás controlar ninguno de los otros. Si eres fuego, no podrás hacer hechizos de tierra, aire o agua.

-Los alquimistas que elijan, durante un combate, invocar un elemental, deberán tener en cuenta que cualquier ataque realizado al jugador afectará al elemental. Pero no viceversa.

-Los alquimistas que durante un combate invoquen a un elemental, una vez éste finalice habrá que tener en cuenta las energía que consuma esta invocación y actuar como tal.

-Las armaduras que podrán usar serán solo telas.

-Si algún alquimista es interrumpido a la hora de lanzar el hechizo o estar preparándolo, éste hechizo se descontrolará, pudiendo resultar herido el alquimista.



MAGOS
Nivel 1….
podrán hacer pócimas simples, filtros de amor, pócimas para dormir etc…etc

Nivel 2….
podrán hacer pócimas complejas y hechizos básicos, pócimas para controlar a los animales y personas, Hechizos para quemar cosas, moverlas de lugar

Nivel 3….
podrán hacer hechizos complejos, con los que podrán crear bolas de fuego, terremotos, maremotos, tifones y huracanes etc…etc…crearlos, no obtener su control.

Nivel 4…
podrán dominar animales pequeños/medianos.

Los magos surgieron cuando los alquimistas abandonaron sus torres y decidieron estudiar e investigar por cuenta propia.

-Los magos, al ser antiguos alquimistas, pueden usar poderes de alquimia pero más limitados.

-Los magos, al contrario que los alquimistas, pueden usar dagas, varas y bastones.

-Tienen conocimientos de plantas venenosas, curativas...

-Solo podrán usar armaduras de telas


HUMANOS


-No tienen ningún poder mágico. No pueden usar magia o pociones mágicas.

-Los humanos, pueden usar cualquier tipo de arma en referencia a su clase. Espadas, dagas, arcos, ballestas, escudos, mandobles, etc...

-Los humanos podrán elegir facción. Es decir, no todos los humanos están a favor de la princesa, mercenarios, soldados a favor de los magos, nobles corruptos, etc...

-Podrán usar cualquier tipo de armadura... en relación a su profesión. Un ladrón, que necesito el silencio y la oscuridad es un poco absurdo que use armaduras completas... usará cuero o telas.


NORMAS GENERALES


-Debido a que la única raza es la humana… todos sabemos que al realizar una serie de actividades nos cansamos, habrá que realizar descansos, dormir, comer… Si hay combates, uso de magia, carreras, cabalgadas etc… el personaje se cansa, por ende, para ser realistas habrá que descansar.

-Sed realista con la época que estamos, ropas, armas…

-Se creará un personaje, el cual sera controlado por los líderes del rol para resolver conflictos que haya, redirigir la historia por si se pierde el hilo… Este personaje solo podrán usarlo los líderes y solo será usado en situaciones límites en los que no se llegue a acuerdos. Así se evitan problemas.


Última edición por Yulia el 11/1/2011, 00:00, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    5/9/2010, 18:20

INTRODUCCION




Al principio de todo nuestra tierra era un lugar tranquilo libre de ambición y pecado, tal era nuestra comunión con lo que nos rodeaba de que los dioses nos dieron su bendición y entre nuestros hijos nacieron aquellos que eran especiales, unos cuyo lazo con el mundo en que vivía se manifestaba con más fuerza residiendo en ellos un pacto sin igual con la naturaleza, la luz fue la primera en manifestarse en ellos, luego la tierra, el agua, el viento y el fuego hicieron acto de presencia en sus corazones.

El principio de estos estudios fue algo caótico llevando consigo el temor del pueblo, pero pronto el orden privo en su interior dando nacimiento a las cinco grandes torres cada una dedicada al estudio de un elemento, cada una entregada a formar a sus hijos de una manera recta y ecuánime, vivieron las hermanas durante años en perfecta armonía, todas bajo las miradas atentas de los soberanos de nuestro reino, en la cual afirmaban ellas mismas descansaban grandes secretos y bendiciones para nuestro reino.

¿Pero no es la ambición parte del corazón humano? ¿No es el poder algo que puede corromper hasta el corazón más puro? Claro que sí y los llamados alquimistas amos de los elementos no estaban exentos de ella, muchos años después de la creación de las torres cuando las huellas de los primeros alquimistas habían sido borradas por el viento y el temor en los corazones de quienes vivían a su alrededor había desaparecido, cuando los soberanos supremos compartían responsabilidad con el consejo supremo que vivía en cada torre, de una de ellas surgió la ruina del reino entero, llevado por la ambición y las ansias de poder se instruyo en artes mas allá de las que su elemento le permitía, permitió a la ambición y las ansias de poder corromper su alma.

Como ave de rapiña cortando los vientos lanzo su ataque letal haciendo caer a cada torre ante su poder la luz, la tierra, el fuego y el agua sucumbieron ante él, de una u otra forma logro que la oscuridad penetrara en ellas, destruyendo sus cimientos, arrastrando consigo a los que en ellas quedaron, asegurándose que los amos de aquellas torres desaparecieran para siempre.

Luego volteo sus fauces deseosas de poder hacia los soberanos engulléndolos en un ataque letal, a pesar de los valientes esfuerzos de aquellos que vivían para defender sus vidas, derramando su sangre por cada rincón del castillo plateado, haciendo que cada pared en el bebiera la sangre que por lealtad se derramaba, el monstruo engullo todo a su paso y dejo en manos de su hija la muerte de la heredad de aquel trono…. Pero al esperanza por alguna extraña razón siempre logra colarse en los resquicios que la oscuridad deja en ocasiones y permite cruzar pequeños rayos de luz… la menor de las hijas del rey se salvo y desapareció durante años…

Años en que la oscuridad reino por doquier, en que el reino en que se crio se transformo hasta la entrañas, años en que olvido quien era y de donde venia. Años que transformaron la alegría convirtiéndola en miseria, la princesa se crio en Avalón la ciudad fronteriza antaño prospera y ahora miserable. Llena de miserables y desafortunados, así como de ricos y nobles en otra de sus partes, era la muestra del contraste mismo en que vivía el reino.

Los ladrones corrían por las calles con tranquilidad amparados por su inteligencia y la joven princesa encontró en el orfelinato de ropas deshechas y comidas distanciadas, corazones cálidos, amables y gentiles que en ocasiones se escondían en largos silencios. Elizabeth la mayor de sus “hermanas” con unos ojos rojos particulares tanto como los suyos era vivaz y despierta, parecía tener una fuerza motriz dentro de ella incontenible que le llevaba a labrar su propio camino día a día, con ella se sentía protegida, cubierta siempre de sus cálidos abrazos, sus bromas amistosas y de una lealtad que no sabía de dónde provenía.

Pero si Elizabeth era vivaz y despierta le bastaba con girar su rostro para dar con un océano de tranquilidad y silencio, representado por unos extraños cabellos rojos y blancos acompañados por unos ojos como arcoíris, estaba Raina, siempre ecuánime, inteligente más allá de lo humanamente posible, encerrada siempre en ella misma. Dos personas tan contrastantes pero tan esenciales para su pequeño universo; dos personas como ella sin pasado alguno, sin recuerdos sobre el siquiera.

La profesión de todo huérfano se decía era ladrón aunque Agatha la gentil mujer que cuidaba aquel orfelinato cuidaba que no fuera así, sin embargo la mente de vivaz de Raina no tardo en razonar que con trabajo honrado y caridad su hogar no sobreviviría no tardando en comunicar aquello a sus “hermanas” tomando con ellas la decisión de convertirse en ladronas para conseguir aquello que el mundo les había negado y siendo Raina quien era se volvió excepcional en su nueva profesión, de robos pequeños a grandes hurtos que no tardaron en darle a los ladrones de Avalón la fama más temible de todas, la joven princesa no paraba de reír con las peleas entre sus hermanas a como el tiempo corría y sus cuerpos cambiaban dejando atrás a las niñas y formando a las mujeres en ellas dejando tras de sí un lazo irrompible.

Para su cumpleaños dieciocho suponía ella era su cumpleaños dieciocho, el mundo cambio del todo y en Avalón el bien y el mal estaban dispuestos a desarrollar su más temible batalla, escondidos en las profundidades del mundo los alquimistas sobrevivientes habían continuado con la formación de los pequeños que nacían bendecidos por algún elemento, pero en su encierro les habían vuelto débiles al no enfrentar la realidad del mundo, necesitaban pues el despertar de la princesa para recuperar su fortaleza y el nacimiento de la valentía en el corazón de sus jóvenes por lo que los esparcieron a los cuatro vientos quedando solo los más antiguos en su escondido hogar, del cual una paloma blanca voló hacia el Bosque que todos llamaban prohibido, despertando en él una tradición milenaria que se suponía muerta y extinta para la eternidad.

El animal de blancas plumas descendió en la mano de una joven rubia comunicándole su misión y la confrontación con un pasado del cual ella misma vivía huyendo Miranne de LordGraerion debía honrar un pasado que prefería olvidar y todo por una promesa hecha años atrás, sus ojos azules profundos se llenaron de enfado ante aquella realidad, sin embargo encamino sus pasos a Avalón sin temor alguno para cumplir con la misión encomendada, afrontando el largo camino, dejando atrás su adorado bosque, a su gente y la paz que había conseguido, enrumbándose en lomos de su amada yegua Noche a la tierra de la miseria y las nieves eternas Avalón.

Para cuando Miranne se enrumbaba a cumplir su misión, dos jóvenes mas llegaban a Avalón para visitar amistades y desvelar su pasado, Wind siempre educada y amable y Caris decidida, sin temor alguno en su interior cada una con una amiga diferente en su haber, pero ambas relacionadas con la princesa de esta historia sin saberlo.
Wind era amiga de Raina y Caris el amor de Elizabeth, cada una cargaba tras de sí un pasado extraño y misterioso que exigía ser revelado con premura y sin embargo su llegada trajo consigo una discusión titánica entre Raina y Elizabeth, que desencadeno en una reto que separaría a las hermanas un buen tiempo llevándolas por caminos diferentes del todo por vez primera en su existencia.

Para la joven princesa que vivía en un mundo de silencios al no poder hablar, la distancia de Raina y la distracción de Elizabeth le permitió el descubrimiento del amor gracias a Wind, sus atenciones y amabilidades, porque el reloj de la vida había empezado a latir en su interior y le exigía estar lista, de pie ante los cambios que en ella se presentaba.

Al mismo tiempo que Elizabeth recuperaba el amor de Caris, Raina y Miranne tenían su choque personal con el destino en medio de la nieve que envolvía el bosque, uno no muy grato entre ambas que desencadeno en una pelea verbal y una tregua parcial llevada más por el dinero que le ofrecieron a Raina por fungir de guía que otra cosa.

¿No han notado que a veces nosotros tenemos unos planes pero la vida tiene otros?, yo lo note hace mucho pero no creo que Raina y Miranne lo hubieran notado hasta el momento que se dieron la mano sellando su trato de aquella sencilla manera mirándose a los ojos de manera retadora.

Caris empezó sus investigaciones sobre su pasado, lo mismo que Wind cada una a su manera y tiempo, a su estilo la primera como la reina del disfraz, la segunda como la diosa del sigilo, descubriendo poco en realidad y distrayéndose mucho en el proceso debido cada una a dos huérfanas que habían captado su atención de lleno. Ninguna conociendo el impacto real de sus investigaciones, ignorando ambas que la maldad también se había empezado a mover y que el monstruo que dominaba esas tierras había enviado a sus secuaces a buscar también a aquella princesa que veía como la única amenaza real a su poder ¿Pero que puede temer alguien tan poderoso a una simple niña? Creo que eso aun es un misterio.

Eris reina del caos, enviada del mal estaba rondando en Avalon con sus compañeros, sembrando muerte y destrucción más que otra cosa, sin centrarse mucho en su investigación en realidad, más preocupada por aumentar el número de víctimas en su haber que otra cosa, y sin embargo acercándose peligrosamente a la princesa sin saberlo siquiera… pero Eris tenía un pasado que le distraía sin saberlo si quiera y que estaba por regresar a ella.

Los cambios en los universos de cada persona se dan de una u otra manera, en el caso de Miranne se dio por la testarudez de Raina que le hacía batallar un día tras otro, para cambiar su comportamiento, pero ¿Un ladrón no es un ladrón toda su vida?. Al parecer Miranne no estaba dispuesta a dejar que la joven de cabellos bicolores se rindiera a su destino y no comprendía de donde le venía aquella testarudez tan grande quizás como la de Raina, cambio las ropas de la joven, le empezó a educar muy a su particular manera, a pasar tiempo con ella tanto que cuando la ausencia se interpuso entre ellas, sintió a su corazón resentirse sin comprender bien es hecho, echándole la culpa al retraso esencial que tendría su misión por la ausencia de la joven más que otra cosa. Tres días sin Raina le supusieron un reto mayor al esperado no solo al investigar sino porque sin saber el porqué la soledad se le hacía incomoda.

Pero el regreso de Raina lejos de traerle tranquilidad le genero una creciente inquietud porque la joven en cuestión regreso el día del amor, haciendo alarde de toda su belleza delante de ella, una que sin darse cuenta le producía escalofríos en la piel y desconcentraba del todo su interior. La felicidad parecía pasearse por doquier en Avalon todo el día del amor, el día siguiente en la fiesta de fundación parecía darle la prorroga de paz a la ciudad con aquella fiesta de disfraces sin igual en la que la vida le llego de repente a Miranne sin darse cuenta siquiera.

Para Raina no fue diferente cuando se dio cuenta su cabeza estaba en el cielo, con las estrellas que tanto adoraba ver cuando se dignaban a aparecer, estaba disfrazada de lo que era en realidad al Reina de los Ladrones de aquella ciudad, su secreto mejor guardado uno que nadie conocía, uno que guardaba en sus silencios con tanto recelo pues ser Rey de los Ladrones exige algo más de ti de lo deseado… pero con aquel disfraz y delante de una Miranne estaba segura también disfrazada no temió ser quien era y empezar a jugar con ella.

La princesa se encontraba también sumida en la seguridad de su amor recién estrenado que empezaba a llenarla de valor, Caris y Elizabeth enfrentaban a su manera el pasado que empezaba a revelarse lentamente ante sus ojos creando mas misterio que respuestas; fue cuando el caos estallo en Avalón con fuerza trayendo consigo la muerte y la destrucción a la ciudad, probando la templanza del carácter de cada una de las presentes.

Caris, Elizabeth, Wind y Miranne arriesgaron sus vidas salvando a las huérfanos del orfelinato que amenazaban con morir en una incendio provocado por Eris, y al mismo tiempo intentando organizar todo para salvar a los atrapados en el derrumbe de las graderías de la fiesta, Raina había corrido para firmar un pacto con su homónimo Rey de los Asesinos enfrentando un desafío de vida o muerte para ello, llevándose la victoria consigo pero también la seguridad de la muerte por recibir una herida mortal en su cuerpo.

Los pasos tambaleantes de la Raina acabaron deteniéndose en el orfelinato encontrando a una rendida Miranne en el suelo, llevándola consigo a su escondite a pesar de que sabía que su secreto se revelaría poco le importaba ya ante la seguridad de la muerte, lo que Raina no sabía es que Miranne a su vez tenía sus propio secretos era ella la ultima de los alquimistas de luz, en ella la magia era tan natural como el aire, y no estaba dispuesta a perderla… empleo sus habilidades de sanación para rescatar a la joven de la muerte, esperando una lluvia de preguntas que fue sustituida por besos dulces y cariñosos.

La princesa estaba de pie ante el caos que era ese lugar que consideraba su hogar…. Yo estaba de pie viendo mi hogar destruido e ignorando mi pasado, me sentía como una niña pérdida que el destino amenazaba por engullir, pero en el momento más crítico recordé que no estaba sola…. Nunca lo he estado gracias a los dioses, Elizabeth en su pasado escondía un glorioso legado marcado por su padre el capitán de la guardia real… mi fiel Elizabeth llevaba su lealtad hacia mi marcada en su sangre, Caris es una noble leal también a mi familia. Nuevos aliados se han unido a la lucha Nyrea, Horus y Aquelaronte surgidos de las profundidades del Bosque Místico para rescatar un alma de la maldición de los brazales de Nekel. Mi adorada Raina con un pasado tan sorprendente como irreal traerá con ella también una fuerza inacabable a esta causa y por supuesto Miranne con todo el poder de su fe no nos dejara flaquear.

Yo soy Ekaterina Princesa de Valhalla y en mi sangre guardo el legado de los grandes guerreros y esta amigos míos es mi historia…







Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    3/1/2011, 02:52

Avalón se convulsionaba por el sonido lejano de los tonos de guerra que retumbaban en sus laderas nevadas y amenazaban con engullirse todo.

La lastimada ciudad se estremecía asustada y tambaleante ante el destino que parecía tener cara de perro para ella de nueva cuenta, un mundo que se convulsionaba bajo el único canto de la destrucción.

Los participantes de la partida estaban ubicados en su lugar, organizados por la maldad misma y valiéndose de la confusión humana para llevar a cabo su macabro juego.

Una ciudad asediada por dos ejércitos rivales, y un fuego cruzado que amenazaba con destruir inocentes y culpables por igual. Por lo que una inmediata evacuación era requerida, ¿Mas quien se encargaría de tan titanica labor?

El silencio envolvió todo en el momento en que la primera catapulta se activo y el destino de Avalón fue sellado para siempre....

Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    3/1/2011, 14:50

_ Espero que tu diosa no se sienta ofendida de que una servidora de Cibeles te ame...porque Miranne yo te amo con todo mi corazón_ la miro adolorida_ aunque en este momento no esta bien segura siquiera de quien soy.
Esas palabras sinceras le hicieron sonreír de forma involuntaria mientras sus ojos devolvían la mirada con cierta chispa en ellos de la cual su propia dueña desconocía el significado. “¿Cómo podría enfadarse mi diosa por algo así? Si las antiguas enseñanzas hablaban de un amor sincero entre Cibeles y Elunerae, ¿se repetiría la historia en el mundo terrenal?” pensó antes de bajar la mirada dejando de enfocar aquella espalda que caminaba decidida hacia la puerta más cercana y meditar sobre sus propias palabras mientras acomodaba sus cosas en Noche, en el fondo creía que no era merecedora de aquello. Había hecho el equipaje porque no sabía como acabaría la aventura en aquella ciudad, no en vano tendrían que usar la magia para ayudar a Raina en su tarea y quizás debieran escapar después si eran descubiertas. No olvidaba donde se encontraba porque…

Una indescriptible sensación de peligro cortó de raíz todas sus cavilaciones para notar como sus piernas echaban a correr por si mismas en dirección a Raina. Se abalanzó sobre la chica en un acto desesperado mientras sus oídos escuchaban un sospechoso silbido que se hacía más cercano por momentos. ¿Qué estaba por suceder? Eso se preguntaba su mente entre miles de desesperados pensamientos mientras sentía como sus brazos rodeaban una cintura y obligaban a aquel cuerpo a acompañarla en su más que evidente camino hacia el suelo varios metros más allá. El aire de sus pulmones se le escapó de golpe acompañado de un leve quejido cuando su espalda impactó violentamente contra el suelo con la chica encima suyo, no pudo evitar ver como aquellos ojos que adoraba la miraban con cierta confusión tiempo antes de enfocar como una enorme piedra impactaba con violencia contra un edificio cercano y lo reducía a escombros al instante. “Catapultas… varias” logró articular con dificultad mientras abrazaba con fuerza a Raina.

- Debes ponerte a salvo… -le dijo en tono bajo mientras la miraba con urgencia- están atacando la ciudad, no se quien pero… -un estruendo cercano hizo que se pusiera en pie delante de Raina y mirara horrorizada al horizonte.

Las dos líneas en el frente se veían claramente diferenciadas aunque la distancia no permitía que los ojos de Miranne identificaran los estandartes. Un rápido análisis de la situación la llevó a una espantosa conclusión. “estamos en medio, van a hacer pedazos la ciudad para luego matarse entre ellos…” murmuró antes de girarse y ayudar a Raina a levantarse.

- Avisa a tu gremio, hay que evacuar la ciudad lo antes posible… -decía mientras tomaba entre sus manos la cara de la chica- evita pensar siquiera en tu hermana, tenemos otros problemas más graves ahora así que manda a algunos hombres a despejar un camino de huida, otros a organizar la evacuación y, por favor, Raina… escapa lo más rápido posible de aquí, no soportaría que algo te pasara. Nos encontraremos en la cueva en la que nos vimos por primera vez, ¿te acuerdas? –le sonrió con falsa tranquilidad- Me quedaré e intentaré organizar a los guardias para ayudaros en la huida… y me reuniré contigo allí.

Sus labios se fundieron en un beso cuyo sabor sabía tan amargo como una despedida, podría significar más que un “hasta luego”… pero la rubia no consentiría que aquello pasara.

- Cuídate, mi Reina de los ladrones… -le sonrió nuevamente- nos veremos en un rato, lo prometo. No tienes de qué preocuparte… ahora vete, Raina… y recuerda que te estaré esperando en la cueva.

--------------------------------------------------------------------------------------

El cuerno de batalla ha sonado.... A POSTEAR!
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    3/1/2011, 18:03

Un estruendo fue la causa de mi despertar, la ventana de mi habitación yacía en miles de pedazos, recorrí la vista por la habitación, cuidadosamente, esperando que no fuera ningún intruso, pude observar resto de pólvora en el marco de la ventana.

Hice un movimiento, zafándome de los brazos de mi protegida, acomode mi cabello, y empecé a vestir, tome lo necesario y lo puse en un bolso, acercándome a ella, la vi como dormía plácidamente y sonríe, la desperté, y me miro con ternura.

_Hola_

_Nos tenemos que ir, ha llegado el momento_ le dije en movimientos agiles, trague pesadamente

Ekaterina me miro con sorpresa, trato de sonreír, cosa que no le salió muy bien, se levanto con apuro, y se alisto en un momento, tomo el bolso, y se lo puso de medio lado, me dio un beso en la comisura.

_ ¿Lista?_ me dijo, solo le tome de la mano y salimos del lugar, dejando nuestros miedos atrás y la hora de empezar el inicio de la guerra.
Las personas corrían los rumores de guerra se sentía la desesperación en las calles y algunas personas, con movimientos sutiles aprovechamos para tomar dinero, y comida para el viaje, el primer paso, era encontrarse con Elizabeth.

La mente de Ekaterina estaba en otro lugar, lo pude observar cuando en un movimiento casi la descubren, y mi mente maquinaba preguntas ¿Estaba preparada, para todo esto? Me preguntaba, mis respuestas me decían que no, pero mi corazón otro, me quedaría en confiar en ella, después de todo ya no es una niña.
______

Mi mente viajaba, tenía algo de miedo, hacia lo posible para que mirada no me traicionara, solté la mano de Wind, y adelante el paso, sabía que me seguiría, y cuidaría, pero ¿si no lo hacía? Que iba hacer, nada iba a hacer, solo confiar en ella, y todos los demás, ¿estaba lista para esta guerra? Eso ni yo lo sabía, pero estaba dispuesta a descubrirlo.

Cada paso era un tormento, y con el una jugarreta en mi mente hacia que me cayera un compromiso que a lo mejor no tenía que soportar, pero lo hacía.

Estábamos separadas, cada una por nuestro lado, pero nos volveríamos a reunir, teníamos que hacerlo, Elizabeth, Caris, Raina, ¿Dónde están? Había que encontrarlas, y con eso íbamos a poder ¿sobrevivir? Nadie lo sabía, pero iba a hacerlo.

-Wind- pensé, detuve mi paso, y en eso sentí que jalaron de mi mano, no supe reaccionar solo dejarme llevar, - un caballo, ella..- visualice su sonrisa, su mirada ansiosa, el viento movía mis cabellos, dejando todo miedo atrás, era hora de demostrar, con cada trote del caballo, nos acercábamos al inicio de nuestra lucha.
Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    5/1/2011, 20:13

Nyrea caminaba algo contrariada, vio como la pared de un edificio se destrozaba en pleno ante el impacto de una gran roca, por lo que dio un bostezo "Se habra muerto el jamelgo inutil?" penso fugazmente mirando a Miranne despedirse de la joven a la que había rescatado "que cursis" miro alrededor, por culpa de esas tontas catapultas y la guerra y todo no iba a poder ir a buscar a la hermana de la chica esa que tanto le habia gustado, estaba remaldita y parecía medio loco... pero muy sexosa.

Empezó a correr esquivando el ataque antes del silbarle a su halcón Horus que descendió en picada esquivando las rocas, ante la mirada antenta en la distancia de Aqueronte que pensó fugazmente " Si ese pájaro le dieran seguro soltaría un gas que nos matara a todos"

El jamelgo corrio buscando a su dueña para dar con ella creyendo recibir un abrazo cariñoso y un llanto descontrolado ante su presencia, mas no le tomaron del arnes y le dijeron " Muevete jamelgo del demonio ¿Donde te habías metido?, en segundos sobre su lomo no solo estaba su dueña sino la amiga de esta, como si el no estuviera suficientemente cansado_ Debemos salir de aqui_ le escucho decir a Miranne_ esto es fuego cruzado_ Iremos por Noche y nos largamos cuanto antes mejor, tu chica nos espera en la cueva y yo quiero salir entera para abusar de su hermana si es que le logramos quitar lo loca.

Volver arriba Ir abajo
sussy34
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 40
Localización : chile
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 06/01/2011

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    6/1/2011, 01:29

Satis paseaba al rededor de aquel que ahora no era mas que un cuerpo casi sin vida, el odio reflejado en su mirada y una media sonrisa mezcla de burla y asco adornaban su bello y cruel rostro.

-Barduk.. Barduk.. Barduk.. donde ha quedado el mago mas poderoso del que se haya conocido hasta ahora? Que ha sucedido con el poderoso mago que derrotaria a sus enemigos solo con pensarlo? Jajajajaja.. no eres nada!! Te he arrebatado cada uno de tus sueños de poder!

*Satis se arrodilla cogiendole fuerte del rostro obligandole a mirarla..

-Observame bien! Quiero que sea mi rostro lo ultimo que veas! Que sea mi rostro el que te atormente por la eternidad que viviras en el infierno! Soy yo quien te ha arrebatado todo! He tomado tu vida y sueños! Una nueva era ha comenzado barduk y sere yo quien gobernara en ella!! Jajajajaja..

*Satis murmuro algunas palabras.. un pesado suspiro escapo de la garganta de barduk junto al ultimo rastro de vida que quedaba en el, en ese preciso instante sonaban unos fuertes golpes en la puerta abriendose de par en par..

-Señor el ataque ha comenzado!! -los ojos del recien llegado iban del cuerpo sin vida en el piso hasta la mujer que admiraba el paisaje desde la ventana..
-Barduk ha muerto! Yo Satis he vencido al mas poderoso mago! Que el mundo se entere que hay una nueva gran maga!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    9/1/2011, 14:10

Las horas pasaban lentamente, había dejado a caris junto con unos hombres para finiquitar algunos detalles sobre cómo enfrentar a Barduk, estaba totalmente inquieta ante todo esto, tanto que por voluntad de Caris me dejo escapar para tomar aire, camine sin rumbo hasta entrar en una posada casi a las afueras de la ciudad, sentía una pesadez en el ambiente, todos a mi alrededor me miraban con nerviosismo, era claro que en algún momento hice de las mías por estos lugares y al esparcir ciertos rumores…todo cambio, sonreí tristemente al recordar que necesitaba tiempo para calmarme, siguiendo algunas indicaciones del posadero entre a una habitación modesta con vista a la calle, escuche vagamente lo que decía el encargado, algo de moderación, tranquilidad, nada de robos, desorden, etc; pero no lo escuche simplemente me encamine hacia la ventana casi hipnotizada atormentada de algunos recuerdos que se acumulaban en mi mente sin cesar…cerré los ojos un momento para recordar mi presente, el cómo gozaba de buenas amistades, de la calma y la tormenta de Raina, de esos ojos espectaculares de Ekaterina, de esa sonrisa tan exquisita de Caris, sonreí tontamente al recordar la mirada de esta ultima al momento de despedirse de mí, algo me decía que esta noche seria especial… lo seria pero un zumbido sonó con fuerza haciendo que abriese mis ojos de par en par para comprobar que aquel pueblo tranquilo estaba envuelto en llamas y en destrucción, los gritos desgarradores no tardaron en llegar así como también otra serie de zumbidos haciendo que la tierra temblase ante su paso.

- Pero que rayos…_ me encamine a la salida de mi habitación cuando vi a aquel encargado tomándose de su pecho, sin duda la fuerte impresión lo tenía así, lo ayude a levantarse para caminar tambaleantes hacia la salida de la posada_ no se muevan de aquí…_ le comente a el y a una señora mayor que se encontraba temblando, sin dejar de mirar hacia el humo negro que se alzaba sin compasión me encamine serenamente hacia el _ ha empezado… sin duda…_ comencé a correr como desquiciada por un rio de gente que se venía en dirección contraria a la mía, presa de la desesperación empecé a dirigirme a una estructura recién destruida por el impacto anterior, trepando hacia lo mas algo pude ver la inmensidad del daño, no había sido solo un golpe sino varios los que se alcanzaban a ver y junto con ellos pequeños incendios que cobraban vida al paso del tiempo _ Raina…_apreté las manos con fuerza_ Ekaterina…_ cerré los ojos con fuerza par abrirlos una vez más_ Caris…espero que estés bien…

- ¡Muchacha baja de ahí, es peligroso!_ oí decir a un hombre gordo que estaba parado tomando un respiro en su loca caída_ ¿estás loca muchacha?

- Así es señor, voy en búsqueda de mi familia…_ sonreí cínicamente para seguir mi camino rumbo al centro de la ciudad.
Volver arriba Ir abajo
Yandark
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 25
Localización : Badajoz ._.
Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 27/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    9/1/2011, 18:03

Cuando Elizabeth partió del edificio Caris suspiró y acudió a la llamada de su hermano, ya todo el mundo estaba organizándose, se habían avistado a las tropas llegar y tenían que hacer algo con la defensa de la ciudad.
Cuando Caris fue a juntarse con Arthuden éste, estaba poniéndose su armadura, charlaron largo rato hasta que la primera explosión les puso en alerta, cuando salieron corriendo a las calles el caos ya estaba instalándose.
-Caris, recuerda el plan y, ante todo ten cuidado.
-Tranquilo Arthuden, regresaré.
Partieron cada uno a un lado. Caris tenía que reencontrarse con las demás y ver qué pasaba, además de contarles lo descubierto. Arthuden, corría a las murallas junto con otros caballeros, intentarían proteger Avalon o, al menos, darían tiempo a sus ciudadanos para que se pusiesen a salvo.

Caris:

“Había que ayudar a la gente, tenía que encontrar a Elizabeth y las demás y, además, sobrevivir a un asedio… ¡fácil!” Pensó mientras corría entre la gente, algunos guardias se habían quedado en el centro de la ciudad organizando las grandes movilizaciones de gente que intentaban huir con sus cosas personales.
Algunos ciudadanos, a pesar del pánico, tenían un mínimo de paciencia y ayudaban a los demás subiendo parte de sus objetos personales o a los más pequeños a los carros que había para huir más rápido. Caris corrió ayudar a un carro cercano subiendo a los más pequeños y a los mayores.

Arthuden:

-¡A las murallas! Intentemos organizar los soldados y organizar la defensa de Avalon.
Arthuden subió a su caballo y no tardó en llegar, junto con más caballeros a las murallas, subieron y el paisaje les dejó boquiabiertos. Arthuden tragó saliva miró a los soldados.
-¡Calentad el aceite! ¡Arqueros, ballesteros, cuando estén a tiro esperad la orden de disparo! ¡Manteneos firmes soldados!
Los soldados dudaron. Pero la repetición de la orden por parte del capitán del escuadrón les despertó. El capitán empezaba a dar órdenes y las murallas poco a poco se fueron organizando. Arthuden respiró hondo, volvía a su ciudad… y lucharía por ella.
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    9/1/2011, 18:22

Raina vio marchar a Miranne antes de girarse de mala gana "maldita mujer ¿de verdad crees que te obedecere?, razono la joven para correr perdiéndose en una alcantarilla en nada, corría escuchando las detonaciones en al superficie antes de ver un túnel colapsándose a su lado.

Retrocedió alarmada ante la explosión que genero, para levantarse y sacudir sus ropas esquivando el derrumbe notando algunas partes de cuerpos en ellos_ LA DIOSA MADRE TENGA MISERICORDIA_ afirmo haciendo un suave movimiento que retiro lo que le impedía el camino, para saltar... escuchaba los gritos horrorizados mientras entraba en la cámara de los ladrones_ HAYA PAZ!_ vio los cientos de ojos asustados enfocarle_ TENEMOS QUE ABANDONAR LA CIUDAD, VAN A HACERLO SIGUIENDO EL TÚNEL NORTE HACIA LAS CUEVAS_ sintio varias manos aferrarse a sus piernas con terror.

_Mi Reina vendra_ dejo escapar un anciano asustado.

_No.. debo ayudar a la gente a escapar_ afirmo con seguridad_ quiero que los que deseen acompañarme me ayuden a guiarlos por estos túneles_ vio los rostros asustados_ Erica quedara a cargo durante mi ausencia_ afirmo mirando a la joven que le negaba con la cabeza_ confio en tu buen corazón_ se marchara con ustedes mis amados miserables y los cuidara.

_Mi reina_ levanto la mano con delicadeza evitando la proxima palabra.

_Prometo volver _ asevero dedicando la sonrisa mas segura que le surgió de su interior_ recuerden que soy un demonio inmortal.

Se giro escuchando la voz de Erica organizando a todos para salir de ali, mientras unos cuantos la seguían por lo que sonrió satisfecha al emerger de las profundidades de la ciudad era posible ver la magnitud del ataque... escucho los gritos de sus miserables llamar a las personas a refugiarse en las alcantarillas antes de despedirse de ellos y correr en dirección al orfelinato.

Esquivo una enorme piedra sin dificultad era como si le susurra la trayectoria, llego a la casa donde estaban ubicados los niños para ver el rostro asustado de Agatha antes de indicarle una alcantarilla y empezar a meter a los niños en ella.

La anciana la miraba asustada cuando dio un grito horrorizado al ver aquella enorme piedra volar en raz de suelo hacia ellas, Raina movio las manos provocando que volara desviandose del todo.

_NOS VOLVEMOS A ENCONTRAR HERMANITA!_ retrocedio empujando a Agatha dentro de la alcantarilla para cerrarla_ LISTA PARA LA GUERRA!.

_GEA ESPERA NO ES EL MOMENTO!.

_PARA TU MUERTE ES EL MOMENTO INDICADO!!

_ENTONCES MORIREMOS LAS DOS!


Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    9/1/2011, 23:48

- No puedo irme, no hasta que hayamos entretenido el tiempo suficiente a esos lobos para que ella y los suyos logren salir de la ciudad –sentenció mientras miraba a su alrededor y veía intentar escapar a varios guardias- ¡Atajo de cobardes!

Después de que su grito hiciera que cuatro de aquellos hombres dejaran de correr como gallinas y frenaran en seco, pudieron ver con asombro como la chica saltaba sin esfuerzo desde el lomo del caballo en plena marcha.

- Nyrea, se que adoras galopar conmigo pero… a Noche la hemos dejado atrás- sonrió con cierta malicia mientras se llevaba unos dedos a la boca para producir un potente silbido- No te culpo si quieres huir como este grupito de niñitas asustadas... –señaló con desgana a los hombres- no se vosotros… pero yo me voy a la muralla a intentar hacer algo por esta ciudad a pesar de que no es la mía, es un poco irónico, ¿verdad? De todas formas, si no os hicisteis vuestras necesidades encima… ¡corred hacía la maldita muralla delante de mí o juro ante todo Dios conocido que os mataré yo misma!

Su gesto iracundo y la espada que los apuntaba sin saber en que momento había sido desenvainada fue motivo suficiente para que los guardias volvieran sobre sus pasos con visible urgencia. Miranne se quedó estática mirando fijamente a Nyrea mientras Noche se ponía a su altura. Ya desde la silla, cerró los ojos y los volvió a abrir lentamente.

- No te diré que te marches y no te pediré que te quedes… -su tono había cambiado a uno más firme y serio- pero ten por seguro que no saldré de aquí sin hacer lo que tengo que hacer y… puede que no te guste lo que veas.

El peligro, la muerte y la guerra no eran nuevos en su vida… más bien había nacido para afrontar este tipo de cosas y tenía demasiada experiencia en el campo, aunque no por ello pondría en riesgo la vida de alguien cercano… se limitó a espolear a su negra yegua dejando a la chica atrás. “No se a quien nos enfrentamos, no se cuánto aguantaremos… pero sí se con total certeza que me reuniré contigo en esa cueva, Raina… aunque tenga que jugar mi última carta y me aterre” se decía a sí misma mientras se colocaba el arco y el carcaj en la espalda para después perderse en el interior de una de las torres de guardia camino de las almenas. Sus ojos enfocaron con horror el color de los estandartes y banderas a lo lejos, su peor pesadilla y su mayor sueño se hallaban ahí… frente a ella. La bandera negra de los ejércitos de Barduk ondeaba desafiante en la distancia mientras caía en la cuenta de que el miedo podía palparse entre los hombres y mujeres que tenía por compañía.

- ¿Veis a esos pobres tontos que se acercan a vuestra ciudad? –Innumerables caras la enfocaron con confusión al escuchar su risa burlesca- ¿No parecen corderos camino del matadero? –alzó la voz al tiempo que colocaba una flecha en su arco y lo tensaba- ¡Pues recibámoslos como tal!

El vuelo de la flecha fue asombrosamente largo. La trayectoria perfecta. ¿El blanco? El corazón de uno de los capitanes de Barduk. “Si vencen su miedo y el ejército del Reino de Pearl nos trata como aliados, tendremos una posibilidad” pensaba mientras múltiples personas palmeaban su espalda y la vitoreaban. Dio instrucciones sin descanso, alentó a los arqueros para que dispararan más rápido y se comportó, a pesar de que muchos no la conocían más que de verla por la ciudad, como lo que era… una líder nata.

- ¡Seguid disparando! ¡Seguid disparando y que no pongan un solo pie cerca de las murallas! –decía al tiempo que escupía flechas sin descanso- ¡Mandadlos de vuelta al jodido infierno del que han salido! Aquí hace demasiado frío, seguro lo echan de menos… -sutiles risas se escucharon a su alrededor.

Sus sentidos hicieron que saltaran todas las alarmas en su interior, levantando la vista en el acto y divisando una enorme bola de fuego que se dirigía presurosa hacía su posición. Aunque se cubrieran tras la muralla y con los escudos lo más probable es que de impactar, esa mole de fuego vivo causaría incontables bajas… “bueno, si deciden matarme después de salvarles la vida es que no merecían a la pena, Diosa mía…” pensaba al tiempo que levantaba su mano derecha hacia el cielo.

-¡Al suelo! –exclamó con todo lo que daban sus pulmones mientras de la palma de su mano comenzaba a surgir una luz blanca.

Se mantuvo erguida, con el brazo en alto y soportando la barrera de luz que cubría buena parte de la muralla hasta que la bola de fuego fue historia. Frunció el ceño mientras sentía las miradas entre confusas y asustadas a su alrededor.

- ¡Por Elunerae que si quieren acabar con nosotros tendrán que hacerlo mejor! ¡Levantaros y matad a esos malditos magos hasta que no quede uno porque no dejaré morir a ninguno de vosotros si puedo evitarlo! –volvió a gritar a pleno pulmón mientras tiraba de la cota de malla de dos arqueros hasta levantarlos del suelo- Confiad en mí y saldremos vivos de ésta hasta que las tropas de Pearl lleguen…

“Raina, sólo pido que estés bien y a salvo…” ese fue su último pensamiento antes de proseguir con la lluvia de flechas en compañía de sus nuevos camaradas. No bajaría la guardia con la magia nuevamente, seguro no sería la última vez que tendría que intervenir… y debía vigilar su espalda pues en ningún momento olvidaba la ciudad que estaba defendiendo y su rechazo hacia lo arcano.

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    11/1/2011, 00:45

Intentaba ver a través de las gruesas paredes de humo negro que se levantaban frente a mí, podía ver como la gente corría despavorida, podía ver en sus rostros el miedo verdadero, un miedo que contagiaría a cualquiera pero no a mí, estaba totalmente tranquila, sabía que sucedería, estaba preparada…
Sin dudarlo dos veces tome con mis desnudas manos un pesado madero para hacer palanca y liberar a lo que fue en el pasado, el mejor panadero de la ciudad, su mirada de suplica me recordaba cuando le implorábamos comida para nuestros hermanos… cínicamente sonreí al momento de alivianar el peso para dejar que el, como pudiera salir de allí, recordé cada instante en que rogamos, lloramos y pedimos alimento, la ira invadía mis venas, un puño se alojo en el rostro de aquel hombre.

- ¡ahora le debes tu vida a Aghata! _ le cogí de la camisa para que mirara bien mi rostro_ solo por ella estoy aquí, ahora largo, ya sabré buscarte…_ balbuceos de su parte escuche mientras emprendía su huida, era demasiado cobarde para luchar por sus tierras.

- ¡estas viva!_ un grito conocido hizo que volviese mis pasos, frente a mí una hermosa pelirroja tiznada de arriba abajo me sonreía_ todo esto…_bajo la mirada

-¡donde esta!_ la tome por los hombros_ por favor dime…_ mi voz se suavizo_ al menos ellos están fuera de peligro?_ le apreté los hombros par a que reaccionara_ Luka... por favor

- lo están…_ su mirada encaro la mía_ y los demás están preparados a tu señal…_ juro que vi lagrimas en sus ojos luchando por salir_ al menos lo están…_ abrazándola con fuerza le transmití todo el apoyo que podía darle

-y seguirán estando bien…_sonreí_ te lo prometo…_ separándome un poco de ella, tome mi chaqueta y se la di para que se cubriera un poco, su ropa había perdido su esencia dejándole entrever sus cualidades…_ yo…_ un beso fugaz corto todo intento de habla.

- no digas nada, lo se…_ me miro con extrema tranquilidad_ debes buscarla… yo me encargare de lo demás…solo no mueras_ me dijo al retirarse rumbo a la zona este.

-lo mismo para ti…_susurre al continuar mi camino hacia el centro de la ciudad.
Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    11/1/2011, 01:36

Nyrea miro a Miranne saltar a su yegua y soltar un discurso que se le hizo mas que aburrido mientras pensaba "los héroes están en el panteón y son los que tienen las tumbas mas grandes" mirando a Aqueronte al ver perderse a Miranne en la distancia para decirle _ ¿Quieres una tumba grande jamelgo?, porque parece que buscaremos una.

El caballo la miro y pensó "Si yo tuviera una tumba grande seguramente ese maldito pajarraco buscaría la forma de llenármela de adornos, dígase también usarla de toilette, pero a la madre todo sea por el honor". Sintió a Nyrea acomodarse sobre su lomo empuñar su espada y gritar a puro pulmón _ TENGO HAMBRE!!_ mientras Aqueronte dejaba salir un relincho mariconesco traduzcase _ POR EL HONOR, PERO NO QUIERO MORIR!!!...

Nyrea al cabalgar dejo que su mente divagara como era común en ella "Cuanto muerto, luego va a apestar... ¿Donde estará ojitos bonitos?... estúpida guerra podría estar con una hermosa mujer en la cama... o comiendo... no acá espada en mano buscando mi muerte y no acá detrás de mi rubia señora que parece loca... tanto grito, ni caso el hacen... que exagerada... uy y como llegue acá" se detuvo a observar las puertas de la muralla delante de ella y al enorme ejercito que a pesar de sus bajas continuaba su avance.

_Señores y Señora el acto de magia preferido de la casa de Atlantis_ dijo mirando los rostros asustados en la muralla y el rostro iracundo de su señora_ Ahora me ven, ahora no me ven_ movió sus manos invocando su magia y creando un espeso y frió banco de niebla, aprovechando la forma del elemento que regia su vida antes de silbar con fuerza provocando que Horus descendiera PAJARRACO SOBREVUELA AL ENEMIGO E INDÍCANOS SU UBICACIÓN QUE LA VICTORIA ES NUESTRA Y LA COMIDA MIA!

Horus miro a su ama y razono su prematura muerte, una muerte con honor y dejo que esta encendiera sobre su lomito una pequeña tea antes de hacer círculos sobre la extensión del ejerciTo enemigo descubriendo su ubicación "soy el halcón mas chingon que existe".
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    13/1/2011, 21:23

El paisaje era devastador la gente huía, y caía en el pánico, muerte y destrucción era lo mínimo que podíamos observar, detuvo el caballo en un callejón sin salida, la mire con extrañeza, sin quitar mis manos de su cintura, ella me miro mi sonrió, aunque su mirada transmitía otra cosa.

_Estamos en la mitad de la ciudad, necesitamos un plan_ dijo, mientras acariciaba mis cabellos

Solté su cintura, y la mire con algo de preocupación

_Necesito hallar a Elizabeth_ mis ojos se pusieron lagrimosos y Wind me abrazo, para después darme un beso en la frente

_Nos tenemos que separar_

_No_ susurre por miedo

_La otra idea, es ir en dirección al orfanato y tal vez tener suerte de hallarla_ sus ojos se mostraban seria

Esa idea me agradaba más, pero mis pensamientos me atormentaban de nuevo ¿Y si solo quiero sentirme protegida? Moví mi cabeza en forma de negación, tratando de sacar mis pensamientos de mi mente, y escuche una risa de mi acompañante.

_Haremos el plan B_ por fin algo coherente pensé, si Elizabeth me fue a buscar por el orfanato regresaría al centro de la ciudad, de regreso podríamos alguna posibilidad de vernos

_Y si no funciona, nos separamos_ me dijo, en su mirada se mostro triste

-Te quiero- pensé muy dentro de mí, y baje la mirada, -si llegamos a separar no olvides que te encontrare de nuevo- mis pensamientos volvieron pero con ellos venían recuerdos de mi infancia, algo muy confusos, y escalofriantes, cerré los ojos, respire hondo, no debía preocuparle, no debía darme por vencida, nadie debía saber que estaba teniendo recuerdos perturbadores probablemente de mi pasado, aquel que ni yo conocía.

_Wind, vamos_ le dije, con una sonrisa fingida

_Como ordene, mi amada_ siempre lo logra sacarme sonrisas de la nada
Decidimos dejar el caballo en callejón, tomar lo necesario y empezar a visualizar algún rastro de Elizabeth, unos minutos antes, Wind me dio su cuchillo y me dio su libro vino, me sorprendí al acto

_Si pasa algo, úsalo_ le sonríe afirmativamente.

_Cualquier cosa, huye_ no dijo mas y empezamos a abarcar terreno, la experiencia de ser ladronas nos ayudaba entre tanta gente, y tanto pánico, alrededor de dos horas sin éxito alguno, visualice a Elizabeth de milagro, empecé a correr hacia ella, pensando que Wind me seguiría, pero tal vez…
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    14/1/2011, 15:42

Raina retrocedió mirando alrededor en la zona algunas personas aún corrían asustadas, miro con a Gea de nuevo "no es ella misma" recordo las palabras de Nyrea enfocando aquellos ojos azules.... era verdad su hermana tenía sus ojos como ella de mil colores.

Dio un salto hacia atras viendo aquellos brazales que brillaban suavemente_ Te ves asustada hermanita_ escucho la voz cruel antes de sonreír.

_Yo diría que la única asustada aquí eres tu hermana mayor_ afirmo riendo notando como ladeaban la cabeza delante de ella para sonreir con seguridad tomando una extraña posicion de ataque.

_Ya lo recuerdas_ vio la sonrisa en el rostro antes de saltar para atrás esquivando una enorme columna de roca surgida de la tierra que amenazaba con golpearla en la cara, dirigió su puño raudo hacia la pared haciéndola volar en añicos mientras su puño chocaba con el de su hermana en el aire provocando una fuerte sacudida en toda la ciudad.

_Si, pero supongo que deberé convencerte de hacer lo mismo_ sus manos se entrelazaron en una lucha de fuerza provocando que la tierra cediera por presión generando una irregularidad bajos sus pies, mientras las pocas personas que aun se paseaban por allí corrían asustadas.

_Yo no tengo nada que recordar_ Raina no dijo nada mientras se concentraba con los recuerdos de una entrenamiento infantil arremolinándose en su mente para generar una enorme mano de piedra que atrapo a su hermana para lanzarla lejos mientras ella corría revistiendo uno de sus puño de piedra.

Intento conectar el golpe pero un enorme escudo se lo impidió giro en el suelo a la derecha al ver una roca de una catapulta envuelta en fuego pasar a donde segundos antes había estado haciendo a todo estallar en llamas. El impacto en su rostro no se hizo esperar antes de ver a su hermana saltar hacia atrás hundiendo la mano en la tierra y extrayendo de ella una enorme espada de roca incandescente.

Observo el movimiento imitándolo para extraer dos dagas de tierra envueltas con extraños brillos de diamante enfocando la sonrisa burlona mientras Eris se giraba dándole una enorme patada a una bola incandescente que voló de un extremo de la ciudad al otro ante la mirada asombrada de Raina.

Eris sonrió mientras sentía a la joven envestir haciendo despliegue de toda su habilidad física en aquella lucha de vida o muerte que sostenían y que llevaban a sus armas a chocar una y otra vez.

Las piedras incandescentes de las catapultas volaban a su alrededor mientras ambas estaban concentradas la una en la otra determinadas a exterminarse mutuamente, la ausencia de magia en su pelea se hizo evidente luego de un rato, siendo empleada nada mas para evitar alguna interrupcion del exterior.

El ejercito aliado no tardo en invadir la ciudad con el fin de detener las fuerzas invasoras de Barduk pero para las hermanas Alterra aquello era irrelevante mientras se enfrentaban mutuamente. Cada golpe de sus armas al chocar iba revestido de un recuerdo de su pasado que se hizo añicos ante la ambición de alguien mas.

Todo aquel que intento detenerlas retrocedió asustado llegando a la conclusión de que lo mejor era que se destruyeran mutuamente y sin embargo tal era su concentracion en la batalla que coordinaron mal aquel ataque conjunto de catapultas que se sernia sobre ellas y que acabo mandandolas a volar en dirección contraria.

_Maldito descuido el mio_ dejo escapar Raina surgiendo de un monto de polvo con el brazo severamente lastimado. Sus ojos buscaron a su hermana para verla intentar salir de un montón de escombros confundida llevándose las manos a la cabeza con dolor. "Uno siempre debe reconocer su oportunidad".

Se olvido de sus heridas corriendo a prisa para caer sobre su hermana viendo el color identico al suyo mientras los ojos se abrian entre los gritos "los brazales te dan momentos de lucidez antes de que su victima se vuelva a perder del todo" esa era la explicacion de Miranne la sangre corria desde sus heridas hacia las heridas de su hermana mezclandose, vio el brillo de aquellos metales malditos para ubicar ambas manos sobre ellos sintiendo como le quemaban.

_DEJALOS Y MATAME!_ escucho el grito enfocando las lágrimas y el dolor, esa era su hermana atrapada... torturada y destruida.

_NO!_ le grito con ira escuchando los gritos de guerra alrededor, sintiendo el calor del fuego, el agotamiento de su cuerpo_ ERES MI HERMANA, MI FAMILIA!_ siguio intentando liberar aquellas cosas usando toda su magia mientras sentía sus palmas arder_ NECESITO QUE ME AYUDES HERMANA!!.

_ Gaia_ escucho su voz brotar con suavidad de los labios antes de ver los ojos empezar a cambiar de color de nuevo.

_GEA POR LA DIOSA MADRE QUE DEBES AYUDARME... SOMOS IGUALES... SOMOS HERMANAS Y AUNQUE EL JODIDO MUNDO SE ACABE SIEMPRE ESTAREMOS JUNTAS!!.

_Porque somos Gea y Gaia_ le escucho musitar antes de sentir la fluctuación de magia uniéndose a la suya y aquellos malditos brazales quemandole las manos, minutos antes de que un ruido seco invadiera sus oídos y la mandara a volar.

Una liberación de magia oscura, una enorme aura oscura que parecía liberarse con el eco de la maldad misma rompiendo el espacio y estremeciendo todo corazón antes de desintegrarse en la nada, Raina se acerco arrastrándose a Gea con dificultad para ver a la joven inconciente del todo, aliviada de que estuviera con vida... la cargo como pudo en su espalda reparando por vez primera en el caos que era la ciudad enfoco su ruta de escapar aunque eso le conllevaría tardarse mas tiempo del recomendado para reunirse con Miranne..

Sus heridas ardían, la boca tenia un extraño sabor y el peso de su hermana junto con el suyo suponían una pesada carga a superar...


Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    15/1/2011, 02:34

Llovía fuego por todo el lugar, así como también el llanto de las mujeres hacía eco por toda la ciudad, era un sonido aterrador, podía sentir una enorme aura de maldad paseando por las calles de la ciudad, el aire parecía más denso y toxico.


Incendios a lado y lado de las calles se alzaban, así como también corría la gente despavorida haciendo más incomodo el transitar en dirección contraria a ellos, era necesario pensar rápido y actuar pronto, un caballo desbocado apareció en el camino, siendo una clara oportunidad de moverse sin dificultad, haciendo uso de sus habilidades pudo tomar la brida para con un esfuerzo sobrehumano detenerlo.


- auch_ un sonido de crujido sonó en su hombro derecho_ eso dolerá por algún tiempo_ tomándose el brazo con molestia lo sobo por unos momentos_ bien amiguito serás participe de una batalla épica_ sobando al animal, decidió montarlo para tomar calles alternas, debía llegar al orfanato lo antes posible, Agatha estaba allí y posiblemente su pequeña Ekaterina le esperaría allí_ vamos amigo corre!_ rodeando los escombros que caían a su paso pudo avistar una luz cegadora en la lejanía para luego terminar todo en un silencio devastador_ esto no es bueno , ¿dioses que paso allá…? vamos camina amiguito_ le susurraba al caballo para que no pensara en huir por lo espantoso del lugar, estaba claro que el nerviosismo estaba a la orden del día y aquella luz que se vio no era una buena señal_ por acá muchacho…_susurre muy bajo mientras veía lo que quedaba de la panadería más prestigiosa de la ciudad_ que desperdicio…_susurre con clara molestia, un sonido de pasos apresurados me llamo la atención… volteando mi mirada pude ver una figura conocida, deteniendo mi caballo me baje cuidadosamente tomando la rienda en mi mano pude sentir un tirón en aquel brazo, estaba claro que lo había lastimado seriamente_ me debes una jamelgo del demonio_ susurre enfadada a aquel animal… el humo podría ser engañoso, frente a mi estaba mi adoración, las lagrimas se agolparon en mis ojos dejándolas salir sin permiso, limpiándome rápidamente me acerque rápidamente para fundirme en ella por medio de un abrazo_ tranquila cariño…_ le susurre al sentir sus brazos apretarme con fuerza, su cuerpo temblaba intensamente_ ¿Dónde está wind?_ pregunte apena s me separe un poco de ella para comprobar que tenía solo rasguños menores en sus brazos_ ¿esta ella bien?_ mirando detrás de ella_ tenemos que encontrar a los demás_ hace un rato vi una luz extraña por allá…_señale detrás mío_ pensaba ir a investigar e ir también al orfanato, tengo que asegurarme que Agatha y los chicos estén bien…_apreté los puños con un claro gesto de impotencia


- Agahta es una mujer de recursos…_Asevero la más pequeña al tomar de la mano a Eliza_ wind nos encontrara, lo sé…_afirmo con seguridad_ lo siento aquí…_señalando su corazón con una sonrisa, contagiando a eliza_ vamos a investigar.
Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    15/1/2011, 19:21

La vida es un continuo camino de cambios pero si algo tenía claro Miranne era que dos cosas nunca cambiarían: que ella era quien era a pesar de haber intentado olvidarlo y… que Nyrea no la dejaría atrás dijera lo que le dijese. Sin dejar de dar órdenes, alentar a las tropas e interceptar los ataques mágicos enemigos le veían a la cabeza imágenes de su niñez… parecía tan lejana aquella escena en la que dos niñas correteaban por los jardines de palacio que podría pertenecer a otra vida. Después de la noche en que lo perdieron todo, tardaron en reencontrarse largos años… la imagen de Nyrea descendiendo de aquel árbol le provocó una leve sonrisa involuntaria. La chica guardó su secreto y no desveló su identidad, se acercó a ella con su peculiar forma de ser e insistió en que no dejara el bosque sola para responder a aquella misteriosa llamada que requería su presencia en esa condenada ciudad que ahora defendían. ¿Lealtad? ¿Honor? Puede, pero ella lo veía como una amistad que había sobrevivido al tiempo y las adversidades.

Los embates mágicos cada vez se hacían más frecuentes y uno estuvo cerca de pillar a la rubia por sorpresa. La niebla que Nyrea se esforzaba en mantener tenía su lado bueno y a la vez una parte contraproducente… bien era cierto que el enemigo tenía que disparar a ciegas pero el vuelo de Horus no dejaba del todo claro donde se encontraba la línea de vanguardia de aquel condenado ejército. Uno de los soldados recorrió la muralla para informar de que las tropas de Pearl comenzaban a tomar la ciudad, era un arma de doble filo… la niebla había ayudado a ganar terreno a las tropas aliadas pero eso también significaba que las de Barduk, más cercanas al inicio, pronto llegarían a su posición… por eso el aumento de los ataques mágicos. La mano que había llevado a su espalda le indicaba que su carcaj estaba vacío en el mismo instante que sentía una enorme corriente mágica proveniente de la ciudad. “Raina…” susurró por lo bajo mientras se giraba mirando a la ciudad y quedando expuesta. Su descuido se saldó con una flecha atravesando su hombro izquierdo, flecha que rompió con molestia y sin muestra alguna de dolor mientras volvía a situarse al resguardo de la muralla.

- ¡Asegurad las puertas! –exclamó a pleno pulmón mientras miraba fijamente a Nyrea- Ya vienen… puedo sentirlos. Necesitamos aguantar un poco más, sólo un poco más… -le dijo a un hombre que parecía uno de los oficiales mientras lo zarandeaba- que la mitad de los arqueros ocupen el tejado de las casas mientras el resto se queda aquí… los soldados intentaremos frenarlos abajo… Pearl no tardará en llegar hasta nosotros y con suerte saldremos vivos y victoriosos de ésta.

Los primeros soldados en abandonar la muralla se quedaron atónitos al verla a ella y a Nyrea saltar desde semejante altura y tocar el suelo sin mayor esfuerzo. Miranne observó fijamente como colocaban algunas carretas con urgencia contra la puerta y alrededor de la calle mientras todo el mundo ocupaba sus posiciones. Miró al cielo y murmuró una pequeña plegaria mientras desenvainaba su espada y tomaba otra con la mano izquierda. El infierno se desataría en cuanto la puerta se hiciera añicos, bien lo sabía… pero los primeros soldados aliados empezaban a llegar hasta su posición.

- Sólo un poco más, damas y caballeros…-dijo haciendo un suave gesto con ambas espadas- sólo un poco más y podréis contar a vuestros nietos qué se siente al aplastar insectos…

Los recién llegados informaban a Miranne de cómo las tropas de Barduk se habían visto obligadas a luchar en dos frentes, detalle que trajo esperanzas renovadas para los allí presentes. Con aguantar un poco más el trabajo estaría hecho y podría reunirse con Raina. La preocupación hacía mella en su interior como un cuchillo, confiaba en la chica y en su fortaleza pero era consciente de que no se encontraba en las condiciones necesarias para enfrentarse a un rival como su hermana. Rezó otra plegaria en silencio e intentó concentrarse en aquella puerta que empezaba a ser golpeada con furia desmedida desde el otro lado… el momento del choque de las espadas estaba cada vez más cerca y podía notar como su sangre hervía como antaño, pero no, no estaba dispuesta a dejarse llevar. Revistió su armadura de cuero con una leve capa mágica de protección, sólo tenían que terminar de repeler el ataque… sólo eso.

- Una vez entren… -se irguió tan imponente como era- ¡matadlos a todos!

La moral era importante, bien lo sabía… y las personas que infestaban aquellas calles no se podían permitir flaquear ahora.
Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    16/1/2011, 02:22

Horus volaba dando giros desesperados contra el ejercito invasor, cada tanto en su agil vuelo esquivaba alguna flecha que tenía como fin exterminar su vida, y sin embargo él se mantenía en el aire orgulloso y altivo. Nunca en su vida se sintió tan impulsado de cumplir fervientemente una misión como aquella y su pequeño pecho ardía como la antorcha que llevaba sobre su cuerpo vivaz y lleno de orgullo.

Sin embargo ni toda su habilidad le fue suficiente para esquivar tan cruel agresión y una flecha le hirió amenazándole con la muerte "me lleva ahora si me cargo la huesuda... ¿sera sexy? mucho hueso no es bueno", pero el no se iría así nada más jamás haría eso... se iría a lo grande, se lanzo en cruel picada contra el general de aquel ejercito gritando a viva voz en su lenguaje halconil "BATALLA, MUERTE Y DESTRUCCION... LARGA VIDA A LOS VALIENTES!!!!!.... su pequeño cuerpo hizo impacto con violencia en el rostro de aquel general revelando la ubicación de la primera fila ante los ojos consternados de Nyrea.

La indicación de la lluvia de flechas hacia aquel determinado punto en la niebla no se hizo esperar y sin embargo las puertas estaban por ser abatidas, Nyrea sentia la fluctuacion de magia a su alrededor por lo que se giro a su jamelgo tirando de sus riendas_ YA NOS CARGO A TODOS HUESUDA, PERO POR TODOS LOS DIOS MI FIEL AQUERONTE HAZ DE ATRAVESAR LA CIUDAD Y ENCONTRAR A MI AMOR, SI YA SE QUE NO SABES QUIEN ES JAMELOGO INUTIL, PERO ESTA CON LA NOVIA DE MI SEÑORA... BUSCALA, CARGALA SOBRE TU LOMO Y CUIDALA COMO YO LO HARIA... AHH Y UNA COSA MÁS... HA SIDO UNO HONOR CABALGAR SOBRE TI... ASI QUE CORRE AQUERONTE CORRE!!!

EL jamelgo asustado, sorprendido y conmovido se dio vuelta alejándose del lugar, detrás de si dejaba a su familia, al ahora honorable halcón pestilente y a su dueña que demostraba un valor que el nunca creyo ver en ella, estaba en sus cuatro patas recompensar aquel honor... salvando aparentemente lo más valioso para su dueña, aunque el pensaba ¿Que tanto le durara el enamoramiento?, desconociendo por completo que Nyrea en su vida habia visto a Gea y que sin embargo en el calor de aquella entre la vida y la muerte podía asegurar que aquella desconocida era el amor de su vida... asi pues Aqueronte se perdió entre las ruinas en un cabalgar desquiciado hacia lo desconocido.

Nyrea se volteo escuchando la puerta ceder y formando un escudo de hielo mientras empuñaba la vieja espada de su padre revistiendola en hielo para aumenta su dureza, volteo fugazmente a ver a su amiga de toda la vida, aquella rubia loca que la metía en incontables problemas... pero que debía admitir seguiría ciegamente al infierno mismo, no porque fuera su señora o su amiga... sino porque para ella era familia..

La puerta cedio al mismo tiempo que la niebla que ella producía que ella desaparecio_ BIENVENIDOS AL INFIERNO_ grito a viva voz avanzando sin temor alguno contra las numerosas tropas del ejercito enemigo, utilizando su magia y sus habilidades para aniquilar a los soldados a su alrededor.

Una batalla perdida eso era aquello, pero ella no se detendría por la sencilla razón de que la persona a su lado tampoco lo hacia, ofrendaría su vida si así mantenía el honor, la paz y la seguridad de quienes amaba. Los ataques de los magos del ejercito enemigo no tardaron en llegar.

La fuerza del rival pronto se hizo evidente pero ni ella ni Miranne retrocedieron un centímetro, escuchaba los gritos de guerra de su amiga retumbar en sus oídos infundiéndole valor antes de pegar su espalda a Miranne y decirle_ Si salimos vivas de esta Miranne me vas a pagar_ levanto su espada girando espalda con espalda para acabar con los enemigos_ con una rica cena y un cuarto lleno de mujeres solo para mí_ afirmo girando su espada en el aire e incrustandola en un cuerpo_ porque no pienso compartir.

Se separo de ella envistiendo a un mago que lanzo un hechizo que a duras penas esquivo_ QUIEN TEME A LA MUERTE YO NO, ES UNA BELLA DAMA QUE ME COLMARA DE PLACERES!!!_ en sus oidos retumbaban los gritos del ejercito de Pearl que finalmente llegaba en su ayuda, siendo un baño de sangre en el caos reinante.

Una lluvia de flechas, de cuerpos que caian inertes y heridas que surcaban la carne, su sangre se derramaba sobre la nieve antes de sentir el firme impacto de un hechizo sobre su cuerpo, vio a Miranne avanzar mientras ella intentaba incorporarse y alcanzarla, sin embargo a pesar de los refuerzos a ella la ayuda no llegaba al final vio a su amiga caer, no sin dejar una pila de cadáveres a su alrededor, ¿Pero cuantas veces se había levantado ya Miranne? era obvio que estaba agotada había dado todo de si...

_Como siempre tendré que salvar el día _ dijo sonriendo dolorida para incorporarse con dificultad creando una marea de agua nieve que cayo del cielo helando hasta los huesos y haciendo escorser las heridas como una maldición, genero un ataque con aquel elemento en necesario para una distracción, antes de cargar a su amiga e intentar sacarla del campo de batalla a pesar de sus protestas.

A lo lejos escuchaba los gritos victoriosos del ejercito de Pearl el esfuerzo y sacrificio de Miranne había rendido frutos.. ¿Pero que tan alto fue el precio a pagar?, arrastro a su amiga hacia un surco para revisar la enorme herida en el costado de esta con horror, antes de intentar cargarla lejos del todo de la batalla... escuchando sus palabras enfurecidas ya que una "LordGraeron nunca huía"

A lo que ella respondio_ Mi padre siempre decía que el que huye ahora friega otro día_ le asevero logrando alcanzar a Noche con dificultad_ Así que mi Señora mas le vale decirme en que cueva nos espera su preciosa novia... pues espero que traiga con ella a mi futura esposa....
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    17/1/2011, 01:17

Raina dio un grito ahogado dando todo de si para caminar en la nieve usando su magia para evitar que sus botas se hundieran en ella, le ardían horrores las heridas de su cuerpo, sentía sus huesos entumidos y el cansancio apoderándose de su ser a cada paso firme que daba alejándose del pueblo.

Se giro en una pendiente que dejaba ver el pueblo, esta ocupado por el ejercito de Pearl que al parecer había ganado la batalla... su pueblo no volvería a ser nunca mas el mismo, como ella ya tampoco era la de antes.

A cada paso que daba alejándose con dificultad de aquella ciudad dejaba tras de si un recuerdo que le había hecho la persona que era en aquel momento, cada latigazo, desprecio y maltrato recibido a lo largo de su vida en aquel lugar convertido en un pueblo de caídos. Todos aquellos rostros desfilaban en su cabeza uno después de otro, ¿Y si pudiera cambiar la historia? sintió la respiración pausada de su hermana en su cuello... viendo sus cabellos entrelazarse con los suyos.

_No cambiaría nada_ dejo escapar al aire_ nunca he sido de reprochar el pasado no empezare ahora_ repitió quedamente_ ¿Cierto Miranne?_ sonrió al recordar la forma en que había conocido a aquella rubia que sabia dueña absoluta de su corazón, y como de a pocos la había ido cambiando_ No cambiaría nada porque te pude conocer_ sintió su peso balancearse antes de caer rendida en la nieve respirando con cansancio.

Sintió el peso sobre sus espaldas ese era su presente y a partir de el construiría su futuro_ Vamos hermana tenemos que ponernos a salvo_ dijo haciendo alarde de fortaleza para levantarse de nuevo_ yo soy alguien muy complicado _ dijo quedamente_ no creia en el amor, o que conocería alguien para mí, pero la conocía a ella_ afirmo quedamente caminado con dificultad_ tiene los ojos mas hermosos que había visto en mi vida, fue lo primero que pensé cuando la vi... pero no se lo vayas a decir... y sus manos son tan suaves, me calman tanto el alma, el dolor que tengo... yo..._ sintio las lágrimas recorriendo de manera rebelde sus mejillas _ no la quiero perder... la amo mucho y ni siquiera se lo he dicho de forma correcta Gea......

_Gaia_ escucho la voz queda_ se lo dirás_ se detuvo en seco dejando a su hermana en el suelo para mirar la turbación en aquellos ojos que parecían revivir miles de pesadillas_ yo... yo... _ vio la joven llevarse las manos a la cabeza dolorida y aturdida viendo la sangre que empapaba la ropa de ambas antes de acercarse a ella y abrazarla con fuerza.

_Te extrañe_ murmuro llorando con fuerza pegada a ella_ me sentía tan sola... diferente y... y....

_ La diosa madre nunca me perdonara_ aumento el abrazo al escuchar aquello_ yo ... yo...

_No eras tú... nunca harías algo así _ trago grueso al recordar el ataque a la torre de la tierra, los gritos, el fuego y el dolor pero ante todo las palabras de su madre " no la mires... no es ella"_ porque Gea solo tiene amor para dar...

_ Espíritu de la Tierra_ escucho su nombre sintiendo su corazón latir con fuerza_ no tienes que... que ... fingir... que..

_No quiero pensar_ admitió quedamente_ solo quiero estar contigo hermana y encontrar a Miranne... necesito tanto a Miranne... el pasado, la guerra... ahora es demasiado para mí... Tierra necesito que me entiendas.

_ Comprendo_ sintió como la abrazaban con fuerza_ todo esta bien hermanita... ya estoy aquí_ sonrió tontamente al escuchar sintiéndose una niña pequeña de nuevo entre aquellos brazos, antes de separarse.

_Debemos rodear la montaña para llegar a donde Miranne me espera_ dijo tirando con suavidad de su hermana_ es por allá, Gea estoy muy cansada_ sintió como la cargaban con fuerza.

_Entonces descansa un poco me toca a mi agotarme_ sintió los pasos igual de temblorosos que los suyos momentos antes, para dejar que el silencio se instalara definitivamente entre ellas.





Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    17/1/2011, 16:41

Su cuerpo tocó el suelo sin delicadeza alguna pues bien parecía que sus piernas ya no la sostenían. Se sentía agotada, la batalla tenía gran parte de la culpa… pero la sangre que brotaba sin parar de su costazo lo empeoraba aún más. “Sólo aguantar,¿eh? No debía esforzarme demasiado, tan sólo conservar la posición y al final…” llevó su mano con molesta a la herida tanteando su estado.

- Quítame la coraza…-le pidió a Nyrea, la cual acababa de sentarse a su lado- y si todavía puedes mantenerte en pie enciende fuego y calienta esta daga… -dijo al tiempo que sacaba el mencionado cuchillo de una de sus botas- sólo tengo energía para frenar momentáneamente la hemorragia, debes cauterizar la herida o me desangraré… No te preocupes por la estética, ya sabes que de sobrevivir la cicatriz desaparecerá.

De la camisa blanca poco rastro quedaba tras el enorme tajo que la lanza de aquel soldado había dejado en su cuerpo. Algún que otro pequeño corte poblaba su anatomía rematando con aquella punta de flecha todavía incrustada en su hombro. Al menos seguía entera, se decía para sí mientras se recostaba en el frío lecho de roca… “te recordaba más amable y cálida, Cibeles” dijo por lo bajo mientras miraba con interés un punto perdido de aquella cueva. “Si evades tu mente y abrazas el dolor éste no hará mella en tu alma y dejarás de sentirlo… mañana todo será un mal recuerdo, Miranne… y dentro de poco ella estará contigo” se remetía una y otra vez mientras la sombra de Nyrea indicaba que el principio del tormento estaba por comenzar.

- Si algo me pasara… -dijo sin desviar la vista de la pared- ¿podrías hacer algo por mí? Espérala, cuídala y protégela de los tiempos que están por venir, amiga mía… y dile tan sólo que la sangre que baña este suelo es la mía, es la mía… y servirá como juramento de que siempre estaré con ella porque ni la muerte podría alejarla de mi amor.

Sonrió adolorida ante los comentarios de Nyrea… a veces se ponía demasiado dramática pero si algo caracterizaba a Miranne era el estar preparada para cualquier cosa que pudiera ocurrir, su propia muerte incluida. Se colocó un palo entre los dientes y apretó los puños con todas sus fuerzas cuando vio la sombra de la daga bajar. Imágenes, cientos de imágenes venían a su mente de forma rápida y desordenada… casi todas de Raina. Su sonrisa, su mirada amenazante, la chispa innata que poseía ésta, ese interrogante continúo que manifestaba su rostro pero no se atrevían a articular sus labios, la noche que pasaron juntas… esos maravillosos recuerdos venían a ella para hacerla evadirse del sufrimiento de su cuerpo pero aquella niña rebelde había hecho lo que nadie antes, algo muchísimo más importante, había despertado su quebrado corazón y había aliviado el llanto continuado de su alma. Sólo por ella se había arriesgado hasta ese punto, sin tomar precauciones, medir las posibles consecuencias… no le importaba la ciudad ni sus gentes, no le importaba nada que estuviera más allá de darle a su amor el tiempo necesario para abandonar aquel lugar.

Neycrel, su fiel guardián, había llegado justo al final de su tormento colocándose preocupado a su lado. El sudor frío recorría su cuerpo en contraste con el ardor que el metal había dejado en su carne mientras la rubia respiraba trabajosamente y sentía su garganta resecarse más y más… ¿cuánto tiempo llevaba en la cueva? ¿Por qué Raina no había llegado ya? Luchaba por mantenerse consciente a pesar de las hierbas que había sido forzada a ingerir, quería verla y asegurarse de que estaba bien antes de rendirse ante un sueño que a cada segundo se volvía más y más tentador.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    19/1/2011, 13:26

- Agatha es una mujer de recursos…_Asevero la más pequeña al tomar de la mano a Eliza_ Wind nos encontrara, lo sé…_afirmo con seguridad_ lo siento aquí…_señalando su corazón con una sonrisa, contagiando a Eliza_ vamos a investigar.


Escuchando aquellas palabras detengo en seco mi caminar, cerrando los ojos complacida, en medio de tanto caos me daba el lujo de disfrutar este momento.

- mi niña ha crecido…_susurre para volver a abrir los ojos y encontrarme con ella, sonriendo y arrodillándome la encaro_ mi dulce princesa renuevo mis votos ante una mujer madura y decidida, es verdad Agatha es una mujer de recursos pero también puede llegar a ser una mujer terca como Raina…_ una punzada se sintió en el pecho_ nuestra hermana nos necesita_ colocando una mano en el pecho_

-levántate, no quiero venias ni saludos, quiero acciones y a mi hermana caminado ala par conmigo_ de un jalón quedo parada frente a ella

- vamos…_ tomo su cintura para impulsarla hacia el caballo_ pero por este lado…_ señalando hacia otro punto diferente a aquella explosión, ante la mirada interrogante de ekaterina sonrió al explicarle_ si fue una explosión como tememos deben haber escombros que estorben el paso.

-oh es cierto…_me saco la lengua para poner en marcha al caballo

El sonido caótico de la ciudad volvió a nuestros oídos, gritos de auxilio aumentaban la tensión, así como el olor a carne quemada que inundaba el lugar, el paso a caballo se hacía más dificultoso, la nieve se volvía mas gruesa y densa, además de que las nubes se arremolinaban rápidamente amenazando llover.

-esto no es bueno_ susurre a lo bajito_ inmensas columnas de llamas se alzaban a lado y lado de la calle, dejando ver muy poco hacia el frente_ debemos salir de aquí cuanto antes.

-pero…_ la tímida protesta de Ekaterina enterneció mis pensamientos

- la gente sale de aquí, la completa destrucción es inminente, debemos salir hacia allá_ señalando una montaña_ recuerdo la reunión …_ recordando a caris_ ese es nuestro camino pero por ahora…_quitándose la capa y rodeando a Ekaterina_ abrígate bien_ tapándola por completo pese a las protestas de su pequeña hermana_ que te dije de sujetarte bien cuando estés a caballo?_ aquel mini regaño sirvió para distraer ala pequeña princesa mientras emprendía carrera pasando entre esas dos columnas de llamas que se alzaban ante nosotros, _ vamos amiguito ayúdanos a salir de aquí…_ Eliza apretó los dientes al sentir como la piel de sus brazos escocían mientras sujetaban a Ekaterina para que no resbalase ni se deslizase aquella capa que de alguna manera la protegían del intenso calor_ tranquila hermanita aguanta un poquito más…_ unos metros más, aquel intenso calor fue golpeado por una ola de frio proveniente de las montañas,_ lo hemos conseguido…_ suspire pesadamente

- ¿estás bien?_ Ekaterina mientras se acomodaba la capa comprobó con desconcierto que ya no estaban en aquel pueblo infernal, contemplaba las llamas desde la distancia, recordando cada trago amargo que ese pueblo maldito le brindo a ella y a sus hermanas_ es el final…._susurro _ Eliza…_ su voz preocupada alerto a la mayor de las hermanas _ tu brazo…

- no es nada pequeña…_sonriendo_ ahora lo que importa es alejarnos un poco mas de aquí y…_ volteando a ver hacia el costado una figura conocida era siendo arrastrada dificultosamente_ espera!

- Raina!_ de un alto Ekaterina quedo en el suelo aun sujetando la capa, la habían encontrado_ ¡Raina!

- Espera..._ baje rapidamente del animal y le abrace por la espalda..._ mira bien..._espera...

-Raina!_ grito la menor
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    20/1/2011, 00:50

Gea se giro en automático con su hermana en brazos escuchando aquellos gritos y observando aquella joven, sintiendo como la menor descendía de sus brazos situándose pasos delante de ella.

Raina noto como Ekaterina se detenía en seco mirando confundida a Gea y regresando su vista a ella mientras era alcanzada por Elizabeth. Vio la boca de la chica abrirse como queriendo decirle algo sin lograrlo, tenía entendido que su aspecto y el de su hermana mayor no eran los mejores, además el increible parecido entre ambas seguramente era lo que tenía a Ekaterina tan preocupada_ ¿Gaia conoces a estas personas?_ se giro al escuchar la suave voz de Gea llamarla antes de asentir.

Raina sonrio con tristeza al ver la inseguridad de Ekaterina y la pose protectora de Elizabeth_ ¿Asustadas?_ cuestiono suavemente enfoncandolas_ deberian_ agrego recordando vagamente su niñez mientras las miraba_ te equivocaste Elizabeth_ le dijo con mas soltura y seriedad notando las caras consternadas_ ¿Lo recuerdas?_ afirmo quedamente_ treinta azotes para asegurarse que no era un monstruo, treinta azotes que repitieron hasta el cansancio porque mi color de cabellos no podía ser normal y mis ojos menos_ Gea enfoco a su hermana con sorpresa al escuchar el tono dolorida_ y al final era exactamente lo que ellos afirmaban_ aseguro Raina formando una bola de barro compacta que se levito en el aire como si nada_ un monstruo

Río amargamente recordando el día en que llego al orfelinato, la cara sorprendida de Agatha al ver el color de sus cabellos y ojos, las constantes burlas de los otros niños y en medio de aquello la voz firme de Elizabeth demandando que la dejaran en paz y dándole la primera lección importante de su vida "Todos merecemos respeto" .... que simple e importante frase, la primera lección que le enseño Elizabeth y que permitió surgir en ella esa carácter dormido, su capacidad de liderazgo y su entereza.

Sí la vida había sido infinitamente injusta, pero en cada injusticia que le regalaba siempre tenia la mano firme de aquellas dos chicas para levantarse, sin embargo ahora sentía que había un mundo de diferencias entre ellas, uno marcado por la mirada asustada de Ekaterina enfocando aquella bola de barro flotando en el aire y la pose protectora de Elizabeth delante de su hermana.

_ Recuerdas las palabras de las personas del pueblo?_ cuestiono enfocando a Elizabeth con intensidad_ los malditos... aquellos que son semejantes a dioses porque los elementos les obedecen_ la tierra dio un fuerte sacudon mientras Gea enfocaba a su hermana dándose cuenta de los interminables años de dolor que había padecido_ todas las veces que me defendiste estabas en un error.... que mal ¿no?_ dejo escapar con ironia.

_Gaia_ escucho la voz de su hermana llamarle con suavidad notando el dolor que reflejaban los orber multicolor.

_Quizás si estamos malditas_ afirmo mirándola_ porque son malditos aquellos que han perdido todo en la vida y cuando lo recuperan no saben que hacer con ello_ se giro enfocando a Ekaterina_ ALLI ESTA TU PUEBLO!_ le grito señalando la ciudad en ruina_ EN LUGAR DE VENIR POR MI QUE SOY UN MONSTRUO SALVALOS A ELLOS!!!_ los ojos multicolores brillaron con ira_ VE CON AGATHA YO YA NO PUEDO!_ le dio la espalda de neuva cuenta tomando aire_ NO TENGO TIEMPO PARA PERDER CON USTEDES SIMPLES HUMANAS.. DEBO IR POR MIRANNE....!!!

Gea vio a su hermana ubicarse a su lado antes de ver a aquellas dos jóvenes y enfocarla de nuevo, sentía que había algo terriblemente mal, hasta que enfoco a la que parecía la menor de las jóvenes _Princesa_ murmuro provocando que Raina se girara a mirarla con sorpresa_ es un alivio que se encuentre con vida_ murmuro quedamente_ todos tenemos un pasado hermana... a veces es igual de pesado.

_A mí en este momento solo me interesa cumplir una promesa que hice_ asevero avanzando siendo seguida por Gea, el cansancio seguia allí y las imágenes de su pasado se entremezclaban unas con otras cada vez con mayor intensidad_ porque a ellas ya nos la puedo llamar hermanas y a esa ciudad ya no le puedo llamar hogar...








Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    21/1/2011, 00:39

Mis ojos no dejaban de ver a los ojos de Raina se podría decir que destilaba chispas dentro de ella, era imposible no notarlo, así como también el estado en que se encontraba su cuerpo, aprovechando su pequeña distracción con su acompañante aproveche para pasear mi mirada en su cuerpo herido, estudiando su manera de respirar tan agitada, lucia agotada, su mirada casi perdida por momentos me alertaba, pareciera que se debía por aquel sangrado que se entreveía entre sus ropas, intente dar un paso hacia adelante, necesitaba sentirla a mi lado, pero los brazos de mi hermana mayor me detuvieron abruptamente, era evidente que algo malo pasaba, esa mirada no era la de siempre, hasta su misma postura me indicaba que algo había cambiado en ella. Escuchando cada palabra que dijo, sentí mi corazón encogerse y los brazos de mi hermana temblar como hojas, las palabras que brotaban de su boca, eran como pequeñas dagas que se clavaban en mi alma, cada frase destilaba el odio contenido de tantos años de maltrato, su mirada reflejaba dolor, engaño, mentira pero sobretodo una tristeza profunda.

El frio se hacía de nuevo presente, dando así a aquella ladera de la montaña un escenario perfecto para una despedida, las palabras de Raina tenían un extraño eco haciendo que su mensaje fuese más oscuro y dolido.

No soportaba escuchar tan lastimeras afirmaciones, ella siempre será mi hermana fuera mago, duende o demonio, no podía tan solo olvidar todo lo que había vivido a su lado, soltándome del abrazo protector de Eliza pude dar unos pasos más, antes de que las palabras de Raina comenzaran de nuevo su ataque, era evidente que en su pecho ya no aguantaba otra afrenta mas, suspiro pesadamente al escuchar sus últimas declaraciones.

Sentía la cercanía de mi hermana mayor, voltee a verle, estaba tan ensimismada en las palabras de su hermana Raina que se podía ver claramente como asestaban como puñales, Eliza mas que nadie en el mundo sabía cuando había sufrido su hermana, cuantos azotes habría recibido, azotes que también la misma Elizabeth recibió por defenderle en ocasiones, la mirada perdida de Eliza, estaba completamente segura que estaba recordando uno a uno aquellos momentos vividos, se le notaba en el rostro, mi vista se devolvió a Raina quien hacia levitar una bola de barro, mis ojos no podían creerlo, hablaba de ser un monstruo con tal melancolía, tanta tristeza y odio profundo que dolía escucharle, dolía verle.
Nuevamente fue intervenido su monologo por la otra chica, era increíble el parecido que tenia con aquella persona, le nombraba extraño y esta hacia cambiar de humor, al contemplarse la una en la otra podían ver devoción y cariño profundo; de nuevo sus palabras arremetieron contra nosotras…

Simples humanas… fue lo último que escuche de ella, NO TENGO TIEMPO PARA PERDER CON USTEDES SIMPLES HUMANAS... DEBO IR POR MIRANNE....!!!, esa frase se arremolinaba en mi cabeza. Vi como lentamente se alejaba, quería gritarle que no se fuera, quería decirle que se detuviera…pero la mano de Eliza detuvo esos locos pensamientos, una puntada en mi cabeza hizo que me arrodillase del dolor sin dejar de tomarme la frente con fuerza, miles de recuerdos invadían mi mente turbándome completamente.

- ¡Raina!_ grite por última vez…ya no era la misma chica de antes, todo estaba cambiando y junto con ello, nosotros tomábamos un ritmo diferente…esta era una clara muestra


El ver aquel dolor en aquellos ojos, hizo que mis pensamientos se nublasen por completo.
Cada palabra, su mirada insistente, su odio contenido, desemboco contra mí, mi corazón se paro al momento en que empezó a recordar tiempos lejanos, aquellos en donde el sufrimiento y el dolor estaba a la orden del día.

Vi que no estaba sola, que su compañía nos miraba de un modo extraño, haciendo que optase en proteger a mi pequeña, como evitarlo, si entregue mi vida al cuidado de ambas, y ahora que todo se sabía, acerca del pasado de Ekaterina era necesaria todo tipo de precaución.

Un nudo en la garganta encontré al escucharle de nuevo….
¡ALLI ESTA TU PUEBLO!_ le grito señalando la ciudad en ruina_ EN LUGAR DE VENIR POR MI QUE SOY UN MONSTRUO SALVALOS A ELLOS!!!_ los ojos multicolores brillaron con ira_ VE CON AGATHA YO YA NO PUEDO!_ le dio la espalda de nueva cuenta tomando aire_ NO TENGO TIEMPO PARA PERDER CON USTEDES SIMPLES HUMANAS.. DEBO IR POR MIRANNE....!!!

Monstruo…esa palabra revotaba en mi mente, como olvidar que finalmente me había expresado así de ella en un momento de furia, un error que jamás fue perdonado… mis manos se empuñaron al recordar como su mirada se posaba en mí. Como esa mirada orgullosa paseaba por su cuerpo y sobretodo vi como se alejaba lentamente, tanto Ekaterina como yo estábamos en una sola pieza, ninguna supo cómo reaccionar ante tal momento, comprendía sus palabras, entendía su dolor pero sin embargo… su lengua fue nuestro verdugo…baje la mirada al verle irse, cerré los ojos por segundos, meditaba su cometido, quería ir con su Miranne pero en sus condiciones no llegaría lejos, ninguna de las dos, abriendo los ojos pude contemplar aun la espalda de la chica, retrocedí unos pasos para ir en busca de aquel negro caballo como la noche que esperaba dócilmente por nosotros; mirándolo detenidamente sonreí hacia el animal, lo sobe con ternura…

- necesito que les lleves a su destino…_susurre en su oído_ es mi hermana ¿sabes?..._suspire tristemente_ y aunque probablemente sea la última vez que nos veamos… no soporto esa mirada llena de dolor…_bufe por lo bajo tomando la rienda y caminado unos pasos más adelante que Ekaterina _ cabeza dura…._susurre para mí al ver la espalda de Raina alejarse con dificultad…_ ve con ellas amiguito…_ palmee la cadera del caballo para q se fuese en línea recta a trote lento_ mire a Ekaterina con cierto interés, su rostro denotaba una tristeza profunda, sonreí para animarle, voltee a ver el paso del caballo para luego gritarle a esa persona que llame hermana alguna vez…
- ¡toma este corcel!_ grite con todas mis fuerzas…_ ¡tómalo por favor!_ vi como esa otra chica voltea totalmente contrariada al ver aquel caballo acercarse_ cuídala…_ susurre cerrando los ojos_ cuídala bien… es mi única familia_ abrí los ojos para luego escuchar el grito de mi pequeña hermana, un grito lastimero, un intento desesperado por ver sus ojos otra vez…allí parada frente a ella le mire comprensiva, camine hacia a ella despacio para ayudarle a levantarse.

-princesa…_ sonreí al verle que reaccionaba_ nuestra amada hermana tiene otros asuntos que resolver…_ limpie las lagrimas que corrían por sus mejillas, detestaba verle así…_ en cuanto de desocupe y este más calmada estoy segura que volverá…_esta asintió sin dejar de ver como se alejaban_ mientras debemos irnos en esta dirección, de acuerdo a las instrucciones de caris, estarán todos allí…incluso puede que este Wind_ le guiñe el ojo al ver a una Ekaterina totalmente sonrojada_ apresurémonos… los lobos habitan por aquí.
Volver arriba Ir abajo
sussy34
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 40
Localización : chile
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 06/01/2011

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    21/1/2011, 01:54

Satis se paseaba de un lado a otro dando ordenes a todo el que pasara por su lado, su potente voz se hacia escuchar sobre el ruido de las explosiones..

-No os detengais!! seguid atacando la ciudad!!

Satis no habia vencido a barduk solo con su poder, sabia muy bien que su astucia e inteligencia eran sus principales aliadas para lograr sus objetivos, toda su vida habia sido de la misma forma y ahora una vez mas necesitaria de ellas..
Estaba segura que el asedio a la ciudad no seria suficiente sus enemigos eran poderosos.. Necesitaba de algo mas para vencerles, una nueva estrategia comenzaba a tomar forma en su cabeza..

-Donde esta Beliaris?
-Esta organizando la salida de las tropas en la torre norte..
-Ve por ella! dile que le quiero aqui ahora mismo!!

No le gustaba depender de los demas, pero si debia confiar en alguien esa seria Beliaris, sabia que esa chica haria lo que fuera por ella y eso era de mucha ayuda..

-Que quieres de mi Satis?
-Ven conmigo!

Sus pasos hacian eco en las paredes, a medida que avanzaban por el pasillo las explosiones y los ruidos de la guerra se oian mas lejanos. Satis se detuvo de golpe girandose para encarar la mirada de Beliaris..

-Beliaris, necesito hacer algo y solo puedo confiar en ti..

Satis conocia muy bien el efecto que causaba en beliaris, a medida que decia estas palabras acortaba la distancia entre ellas.

-Sabes que puedes pedirme lo que quieras Satis..

Una vez mas todo su aplomo y fortaleza habian desaparecido ante la cercania de Satis, le amaba desde hace mucho y odiaba que produjera ese efecto en ella. Retrocedio unos pasos hasta que el muro le impidio seguir haciendolo.

-Beliaris, eres una chica astuta y sabes muy bien que nuestro asedio a la ciudad no sera suficiente para vencer a nuestros enemigos..

Satis casi susurraba las palabras mientras pegaba su cuerpo al de la chica que a estas alturas parecia que fuera a desmayarse.

-Necesito aprovechar la oportunidad de que nuestros enemigos no conocen el hecho de que he vencido a barduk, fuera de estos muros nadie sabe quien soy, podria moverme entre nuestros enemigos con libertad y asi conseguir la victoria que tanto anhelamos..

Beliaris asintio lentamente mientras un escalofrio le recorria por la espalda..

-Y que necesitas de mi?

Lo habia conseguido, una media sonrisa se dibujo en los labios de Satis mientras recorria el cuello de Beliaris con ellos..

-Quiero que en mi ausencia te quedes al mando, mantendre comunicacion solo contigo y te ire informando de cada paso que de, necesito que uses tu habilidad y tomes mi forma, no quiero que en mi ausencia se forme una revuelta.

Beliaris dejo escapar un suspiro mientras intentaba alejarse de ella.

-Si es eso lo que necesitas de mi.. lo hare!

Satis le beso apasionadamente mientras acariciaba su cuerpo, de pronto se separo bruscamente de ella.

-Ve con cautela..
-Regresare!
Satis giro sobre sus talones y desaparecio..
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    21/1/2011, 16:10

Mi costado empezaba a sangrar constantemente, me recosté en un árbol, cerré los ojos y tome fuerza para lo siguiente, con mi mano derecha tome la flecha, la saque de mi cuerpo, sin remordimiento alguno, un grito de dolor se escucho por el bosque, mire mi sangre y sonreí por inercia.

“- Necesitan más de estas para poder vencerme”- tragando pesadamente, empezado a quitarme las mangas de mi camisa, para poder hacer una venda.

Flashback

Mis pensamientos me atormentaban, debía llevar a Ekaterina lo más pronto con las demás, necesito protegerla, pero sería mejor… mi pensamiento fue interrumpido, dándome cuenta que la había perdido de vista entre tanto humo, y gente en caos no podía hallarla.

“- Maldición”- maldije con fuerza, empezando por el perímetro donde la vi por última vez.

“- ¿Donde estas? ¡Si te pasa algo será mi culpa!”- me recriminaba con fuerza.

Empecé a correr esquivando todo lo que estaba a mí alrededor, a toda velocidad con lo que daba mis fuerzas, chocando con algunas personas, de pronto a lo largo, se escucho una explosión, detuve mi paso un momento para retomar aire.

“- Te fuiste con Eliza, lo sé, lo siento”- me dije para mí misma, retomando mi carrera hasta la salida de este infierno, debía cruzar por donde empezó la explotación, era mi única salida.

A lo largo las distinguí, entre tanto humo y las columnas en llamas, estabas con Eliza, y el animalejo, mi cansancio con el frio me hacían perder el equilibrio, el humo se apoderaba de mis pulmones, faltaba el oxigeno.

“- Ekate…”- no pude continuar nombrándote, una flecha perdida dio con mi costado, y un dolor inmenso se apodero de mi, pase mi mano a mi parte herida, mirando algo borroso la escena, mire al frente y las había perdido de vista de nuevo.

“- Lugar seguro”- paso por mi mente, retome algo mi postura, mi respiración era algo más calmada, y empecé a correr de nuevo, presionando mi costado, tratando de sacar la flecha incrustada.

Fin del Flashback

Suspire, vendando bien la herida, mirando el camino entre las montañas, mire la nieve, mis pasos se habían marcado notablemente, por mi sangre.

“- Tendré alguna compañía no deseada, si no me muevo, ¿verdad lobos?”- empezando a caminar entre la nieve, tratando de calentar mis brazos

“- Espérame, ya voy por ti”- dije suavemente…
Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    24/1/2011, 17:51

Nyrea habia seguido al pie de la letra las indicaciones de Miranne, que parecían mas bien de un carnicero que otra cosa, lo que si no se explicaba era la cantidad que le había tenido que meter para que se diera su pason con ellas.

Sus ojos color río enfocaban la tormenta que se empezaba a desarrollar con preocupación, el tiempo pactado para la reunión había pasado hace mucho... aquello era signo de dos únicas cosas algo les había atrasado o estaban muertas, se llevo la mano al pecho con pesar habia perdido los dos unicos recuerdos que le quedaban de su padre el jamelgo inútil y el viento soplon, digase Horus.

Se giro enfocando a Miranne tenia que tomar una decisión esperar mas o llevarla a casa a recuperarse de sus heridas confiando en que Raina y su hermana podrían darles alcance y dada la situacion solo le quedaba la ultima opción.

Miro a Neycrel seria_ gatito, gatito schu, schu_ se acerco a una reticente Miranne que se negaba a abandonar la cueva_ Yo confió en mi futura esposa que no conozco, tu deberías confiar en la tuya..._ al ver que rubia continuaba resistiéndose y que si le metía mas hierbas no era recomendable, pidió perdón a los dioses y descargo un fuerte golpe con el mango de la daga en la nuca dejándola inconsciente Ya me mataras luego_ murmuro quedamente_ tirando de la rienda de Noche para acomodar el cuerpo de Miranne sobre la silla... el siguiente destino seria El Bosque Mistico.

¿Que habrá pasado con el valiente Aqueronte?, se pregunto fugazmente... espero que la haya encontrado.

Aqueronte cabalgo entre la gente, el humo, el fuego, la muerte y la pestilencia intentando cumplir la petición de su querida dueña, sus ojos cabellescos se movían entre la gente intentando reconocer el tono de cabellos, dio un rodeo evitando incendios para acabar fuera de la ciudad.... vio entonces en lo alto de la colina cuatro figuras con otro jamelgo "malditas me atrase un poco y ya buscaron otro caballo" troto con premura apartando al otro animal con fuerza para acabar hociqueando a Raina, la cual lo miro sorprendida.

En el momento mismo que enfoco los ojos de quien buscaba con tanto esmero se desmayo... escuchando a lo lejos una voz extraña de tono similar a la de Raina que decía "se murió de hambre... cortemoslo en cachos y comamoslo... así no sufriremos las misma suerte..."

Nyrea abandono la cueva con Miranne sobre la silla, alentando a Noche a correr cada vez mas rápido en pos de llegar a la brevedad al Bosque Mistico y confiando en la fuerza y habilidades de quienes dejaba atrás.
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    25/1/2011, 11:31

Raina escucho el grito de Ekaterina deteniendo todo movimiento en ella, todo su cuerpo le llamaba a acudir a aquel llamado, era igual a cuando se colgaba de niña de su ropa pidiendole ayuda o simplemente por que la embargaba la tristeza. Habia escuchado su voz... al parecer Ekaterina la había recuperado, la revelación de su hermana le instaba a permanecer allí. Sin embargo esa decision le fue arrebatada por Elizabeth misma que le cedía su montura y se marchaba, ni siquiera podia hacer que su cuerpo reaccionar.

Gea paso a su lado por lo que la miro con sorpresa tomar las riendas de aquel animal, para encaminarse con calma hacia Ekaterina y Elizabeth fue en ese momento que finalmente se giro enfocando a su hermana y escuchando la suavidad de su voz_ Deben permanecer con su caballo_ le dio las riendas a Ekaterina_ pues necesitan mantenerse a salvo y estar sin montura en un escenario como este no es conveniente_ afirmo_ mi hermana_ se giro a ver a Raina_ les tiene en alta estima y profundo cariño, pero deben por favor comprender que otros asuntos nos requieren_ tomo las manos de Ekaterina para besarlas con suavidad_ la casa de Alterra siempre le ha sido leal princesa y por esa casa juro solemnemente regresar a su lado con mi hermana.... a la que se usted guarda estoy segura un cariño igual de profundo que el mio_ Gea sonrio mirando a Elizabeth antes de erguirse cuan alta era delante de ella_ yo hare llegar a mi hermana a buen resguardo, para que regresemos con prontitud, mis heridas no son nada pues ahora tengo una promesa que cumplir a mi princesa... asi pues ruego que la protejas con tu vida.

Se giro con firmeza enfocando a Raina con seriedad mientras se encaminaba hacia ella antes de oir un galope y ver un caballo darle un empujon al otro para acabar frente a Raina justo antes de irse al suelo_ se murió de hambre... cortemoslo en cachos y comamoslo... así no sufriremos las misma suerte_ golpe la tierra sacando una espada de hielo, sin reparar si Elizabeth o Ekaterina seguían alli.

_Hermana mayor ese es el caballo de una amiga_ le afirmo Raina poniéndose de rodillas frente al animal_ y supongo que lo enviaron por nosotras.

_Eso no quita que si esta muerto lo podemos comer_ asevero Gea de nuevo.

_HERMANA!_ hizo desaparecer la espada en la tierra para observar como Raina movia con fuerza al animal_ ves esta muerto_ noto la mirada asesina que le dirigían por lo que se distrajo revisando sus heridas con interes.

_ Aqueronte_ llamo Raina quedamente_ si te levantas te llevare a ver un linda yegua y te daré comida, Gea miro sorprendida como el animal se levantaba de una empezando a trotar presumiéndose, antes de que Raina tirara de su rienda con fuerza para subir en su lomo y estirar su mano para que ella hiciera lo mismo.

Le dio un fuerte golpe en el costado instándolo a cabalgar mientras intentaba ignorar el cansancio y sus heridas, sintiendo a su hermana firmemente sujeta detrás suya, cabalgaron dando un rodeo a aquella montaña antes de terminar en la cueva donde se suponia debia ver a Miranne.

_No esta_ dijo quedamente ingresando para observar la enorme mancha de sangre en el piso y empezar a respirar agitadamente antes de dar un grito que hizo temblar a la montaña con él_ MIRANNE!!!!!

Gea sintio el movimiento mirando a su hermana antes de pasear sus ojos por la cueva analizando el escenario completo del lugar, habia un herido grave, por el olor le hicieron cauterizacion para detener la hemorragia y por las marcas de las herraduras del otro caballo no mas de tres horas tenia su marcha. Se giro mirando al caballo si no lo dejaba descansar no resistiria pero su problema real era saber a donde se habian dirigido.

_Sabes a donde podrian ir de aqui?_ cuestiono al ver las sacudidas mermar mientras su hermana lloraba sobre aquella mancha de sangre.

_Bosque Mistico_ murmuro Raina quedamente_ una vez oi ese nombre...._ agrego la chica recogiendo la sangre con tierra_ Cibeles dime que Elunerae no se ha llevado su vida, como tu has bebido tu sangre, diosa madre pidele a tu amor imposible que no me castigue con tal sufrimiento_ afirmo la joven antes de sentir la mano sobre su hombro.

_El amor de la diosa madre hacia sus hijas es infinito, fría al primer contacto y cálida por todo el amor que es capaz de dar... confía en ella... por ahora debemos dejar descansar al animal o no lo resistirá...

_Resistir que?.

_El largo viaje que estamos por emprender.
Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    26/1/2011, 13:33


- ¿De verdad tenemos que quedarnos aquí? –preguntó Zapa a la persona que tenía a su lado- Las hojas de estos matorrales me hacen cosquillas en…
- ¡Cierra el pico y concéntrate! –Zipa le dirigió una mirada seria cargada de reproche- Si sigues hablando nos descubrirán… y esas tres pueden ser una buena adquisición para el lote que le llevaremos al Maestro Zagreus.

Zapa asintió volviendo a mirar al frente buscando evaluar a las cuatro chicas que espiaban desde la distancia, “¿Cómo tres? Si yo veo cuatro… ¿volveré a tener visiones porque no pude desayunar en condiciones? Además, se las ve enclenques y debiluchas… ¿qué interés pueden tener?” pensaba mientras se rascaba la nuca. A veces, por no decir casi siempre, no lograba entender los propósitos e ideas que tenía su hermana pequeña. La miró de reojo, podía distinguir por el brillo de su mirada que se imaginaba estar contando una enorme bolsa de oro… nunca cambiaría.

- Esas dos nos traerán problemas, deberíamos esperar a que se separaran… -intentó escucharla con atención- sólo entonces actuaremos, será nuestro momento.
- ¿Tendré que atizar a alguien? –su hermana asintió, lo que le produjo cierta sensación de felicidad- Eso me gusta.

MOMENTOS MÁS TARDE

Zipa agarró del hombro a su hermana y la atrajo hacia ella mientras señalaba a las dos chicas que se iban. Le explicó de forma simple el plan de acción y rápidamente ambas tomaron posiciones. El caballo caminaba despacio bajo los árboles con las dos chicas sobre su lomo, todo parecía tranquilo y en calma hasta que tras un fuerte estruendo ambas se precipitaron al suelo.

- ¡Sorpresa! –gritó Zapa con un garrote entre sus fuertes manos antes de atizar a la mayor en la cabeza y dejarla sin sentido sobre el suelo- Qué fácil… así no es divertido, Zipa.
La mujer descendió del árbol con algo de trabajo para ponerse al lado de su hermana y mirar a la chica con cierto placer. Se veía confundida y algo asustada, una reacción que consideraba ventajosa hasta que vio cómo se levantaba y echaba a correr.
- ¡Zapa, por el amor al dinero! ¿Por qué no la has amordazado? Vete tras ella, atrápala y reúnete conmigo y con los demás en el lugar de descanso de la caravana –le ordenó sin dudar a su hermana mayor- Esa niña vale su peso en oro y no podemos dejar pasar esta oportunidad.
- ¡Dalo por hecho! –dijo el mastodonte con nombre femenino para luego empezar a correr persiguiendo a la niña- Esto sí es más divertido…

Varios minutos después, aparecía con un peso muerto cargado sobre el hombro derecho como si de simple paja se tratara. Había disfrutado de la persecución, incluso le habían plantado cierta resistencia… pero nada tenía que hacer una mosquita muerta como aquella ante una mujerota como ella. Sonrió sonoramente mientras la introducía en una jaula y se iba en dirección a su hermana.
- Fue divertido… -aplaudió levemente como si se tratara de una niña- pero tengo hambre, ¿hay lentejas? –sonrió de oreja a oreja.
- Siempre hay lentejas… -contestó su hermana poniendo los ojos en blanco- habla con el cocinero y pídele luego que me explique cómo puedes tener unos gustos culinarios tan extraños y simples… ¿por qué comer lentejas si tienes venado?

La caravana emprendió la marcha con sus dos jefas al frente e innumerables guardias detrás mientras los dos últimos iban borrando las huellas de los carruajes por seguridad. Acababan de raptar a alguien y para rematar estaban en zona de guerra… cualquier precaución era poca se repetía Zipa.



--------------------------------------------------
Galatea dice: muajajajajajaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
sussy34
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 40
Localización : chile
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 06/01/2011

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    27/1/2011, 15:39

Sabia bien que aquel bosque estaba dentro de los limites de la ciudad, mis pasos crujian sobre la nieve por mas que intentara no hacer ruido al caminar, lucia desierto y solo se oia el rumor de las hojas al ser movidas por el viento y algun que otro animalillo que correteaba por alli.. pasaron algunos minutos mas cuando de pronto llego a mis oidos un ruido totalmente ajeno a los propios de un bosque, me acerque lenta y sigilosa intentando no hacer ruido..
Una involuntaria sonrisa se formo en mi rostro.. definitivamente los astros estaban a mi favor y me concedian una grandiosa oportunidad de llevar a cabo mis intenciones de entrar en la ciudad.

Cubri mi cabeza con la manta que llevaba y sali al encuentro de la chica que lentamente se acercaba en sentido opuesto.. Cuando estaba a unos cuantos metros de ella su voz se dejo oir fuerte y clara a pesar del evidente
estado de debilidad en el que se encontraba..
-Detente!! -me ordeno-
-Descubre tu rostro y di tu nombre!! -se notaba el esfuerzo que hacia para mantenerse en pie-
-Satis, mi nombre es Satis.. -dije mientras descubria mi rostro lentamente-
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    27/1/2011, 18:45

Por Wind, y Satis
_________________________________________

Después de ver su rostro, y saber su nombre, me acerque más, para poder observarla mejor, tener más posibilidades de cualquier conflicto.

En medio del bosque era un lugar de cuidado para cualquiera.

"- ¿Eres forastera, Satis?"- pregunte

Detuve mi paso, observe como mi herida comenzaba a sangrar mas, debía cicatrizar pronto la herida, si no terminaría como comida para lobos. Mire con recelo a la joven así que me quede a pocos metros de ella, recostándome en un árbol, tomando fuerzas para continuar.

“- Si, llevo días viajando, pensaba quedarme en esta ciudad a descansar un par de días para luego continuar mi viaje”- Sabía bien que mientras menos mintiera, menos motivos tendrían para sospechar de mí.

“- Y tú, ¿eres de aquí?…”- para después continuar con mis preguntas

“- Disculpa no pregunte tu ¿nombre?”-

"- La ciudad está en llamas, es mejor que retomes tu viaje a otra ciudad"-mencione con algo de dificultad”-

“- Mi nombre es Wind"- mencione mirando su rostro, la verdad era muy bella, pero debía concentrarme si no hallaba fuego, o algo para cerrar mi herida, ahorita era carnada fácil para cualquiera.

“- Seguiré tu consejo Wind, pero después de que revise esa herida que tienes”- con paso firme me acerque a donde se encontraba, me quite la manta poniéndola sobre un árbol que estaba tumbado a unos pasos de ella, pase su brazo sobre mis hombros para luego ayudarla a sentarse sobre la manta..

“- Tendré que romper la tela”- murmuraba

Estas palabras tanteaban la idea de deshacerme de ella, cosa que descarte casi al instante, no era buena idea, alguien podría estar esperándole.

No estaba acostumbrada a que se me acercaran tanto, mantenía mi distancia con la mayoría de personas, Satis no era la excepción, pero mi condición lo ameritaba, la mire con dolor, si no hacia algo podía caer inconsciente

"- Gracias”- susurre apenas, observando cada facción, sus ropas, el estilo de la forastera, asegurarme que no había peligro alguno.

"- Y dime, ¿de dónde vienes?, ¿cuál es tu pueblo natal?"-

“- Mi pueblo natal es Somnones, mi familia pereció allí hace muchos años”- respondía a sus preguntas de forma natural, con esa tranquilidad que te da el saber que lo que dices no es más que la verdad.

La herida se veía bastante profunda, sangraba copiosamente y comenzaba a tomar un tono verdoso a causa del frio.

“- ¿Cuando te hiciste esta herida? tiene muy mal aspecto”- mientras decía esto hice ademan de buscar algo entre mis ropas.

"- Eka...”- tosí un poco, respirando hondo

"- Una flecha perdida, tenía que salir lo más pronto de donde estaba, no me percate y esta la consecuencia"-

"- Creo que es mejor, cicatrizarle"- mencionaba ya muy débil, sintiéndome muy mareada

"- Si me salvas, estaré en deuda Satis"-

“- Esto dolerá pero creo que será suficiente para detener el sangrado y llegar a la ciudad”-

Odiaba tener que hacer menesteres de humanos corrientes, pero si no quería levantar las sospechas de Wind tenía que ser así. Vertí un poco de agua en la herida limpiándola lo mejor que pude, me regocijaba viendo las muestras de dolor en el rostro de la chica mientras murmuraba disculpas por mi torpeza; cogí la pequeña rama de un árbol y se la pase.

“- Muerde esto, no queremos que los lobos se acerquen al oír tus gemidos”- diciendo esto comencé a coser su herida con lentitud, pasado unos cuantos minutos todo había acabado, rasgue una de mis prendas y vende su pierna lo mejor que podía.

Ahora se veía aun más pálida pero sabía que no moriría... al menos no ahora...

"-Gracias"- respirando profundo, tomando su mano y se la bese

"- Has sido de mucha ayuda, pero por el momento, es mejor encontrar una cueva o algo para pasar la noche"- mencione levantándome, tomando mis cosas y acomodándomelas, saque una bolsita con oro, poniéndosela en las manos

"- Esto es de mi agradecimiento, y te será útil, cuando sigas con tu camino"-

La mire aun con desconfianza, pero si no fuera por ella me hubiera comido los lobos

"- Por esta noche pasaremos juntas, después tendré que seguir mi camino, me esperan"- le dije, empezando a caminar, haciéndole un ademan de que me siguiera
Eche a andar tras ella, tenía dos buenas razones para hacerlo, la primera es que no podía arriesgarme a ponerme al descubierto por culpa del ataque de unos lobos hambrientos y roñosos, la segunda y más importante era conseguir llegar a la ciudad en su compañía..

“- Dijiste que te esperan? tienes familia o algún amor tal vez?”-

No era que me importara en lo más mínimo, pero si quería ganarme su confianza tenía que usar todo lo que estuviera en mi mano.

La mire de reojo

"- Se podría decir que es todo eso"- mis pensamientos volaron donde Ekaterina, debía hallarles a alguna, debía retomar el paso a su lado, no podía dejarle sola.

Ekaterina, Ekaterina... eran mis pensamientos mientras caminaba, al final di un gran suspiro.

"- Satis, hay algo que debo dejar claro, al amanecer debemos estar separadas"- le mire con decisión.

Tenía que ser así, si llegaran a verla conmigo, podía correr peligro, no quería involucrar a personas inocentes.

Si algo había aprendido en todos los años que pase junto a Barduk era que existían personas como esta, no puedo decir que les haya conocido pero Beliaris seguro se acercaba mucho a ellas.

Por un momento me perdí en la imagen del rostro de Beliaris, en sus labios, en su aroma y en lo que despertaba en mí, sacudí la cabeza intentando quitarme esa imagen, no podía perder de vista mis metas.

Tenía mis dudas con respecto a Wind y habría querido preguntarle la razón de la urgencia por separarnos, pero algo en su mirada me decía que era sincera, asentí con un gesto de la cabeza y susurre “- De acuerdo, como digas”-

Ya me estaba cansando de simular ser una chica cualquiera, quería vencer a mis enemigas y gritar al mundo quien era yo realmente.
Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    29/1/2011, 14:20

Nota: Este post no es especialmente relevante para el rol, sólo echaba un poco de menos a Miranne y me apetecía escribir :D Ignorarlo si no os apetece leer ^^

* * *

“La Luna parecía tener una coloración especial en el negro cielo estrellado, cada constelación se veía de forma nítida creando un ambiente casi mágico para esos ojos azules que lo observaban con detalle, admiración y una fe ciega en el reino de la que llamaban Madre Celestial. Cerró los ojos mientras respiraba profundamente para escuchar el susurro del agua, el suave silbido del viento, la caricia de la tierra sobre su piel y un suave movimiento a su lado. De nuevo sus ojos se abrieron lentamente para observar una constelación completamente diferente sólo formada por dos inmensos y abrasadores soles que chispeaban con la intensidad de mil estrellas y le impedían la visión del cielo. ¿Impedían verlo o se dibujaba de nuevo en el interior de esas pupilas oscurecidas y multicolores? Una de sus manos se elevó para acariciar ese rostro que la observaba con detalle en completo silencio mientras en su interior sentía con fervor que por el amor de esa mujer sería capaz de renunciar a todo cuanto era, todo cuanto conocía y todo lo que aún restaba por conocer.

- ¿Cómo pasó? –preguntó justo en el momento en que su acompañante amenazaba con comenzar su avance.
- No lo sé, ¿te arrepientes? –negó con un leve movimiento de cabeza mientras mantenía la vista fija en aquellos ojos que le estaban robando el alma- ¿Entonces?

Atrajo a la chica para fundirse en un beso lento, intenso y lleno de mil sentimientos diferentes indescriptibles para cualquier ser humano. Quizás los dioses pudieran inventar las palabras concretas para describirlos… quizás no, pero ella sabía que la diosa terrenal que devoraba sus labios no solo los comprendía sino que los compartía también. ¿Podría existir tal milagro? Abrazó esa espalda para después, lentamente, girar sus cuerpos hasta invertir las posiciones.

- Estaba predestinado… -susurró sobre aquellos dulces labios antes de volver a fundirse con ellos.

Hicieron el amor con pasión, completa entrega y con la necesidad que implica la creencia de que eso llevaba pasando por siglos, milenios quizás… porque nunca podría imaginar una piel y un alma diferentes a los de la persona que hacía a su corazón latir de esa manera y se hallaba entre sus brazos.

La noche transcurría en calma y armonía mientras dedicaba toda clase de atenciones a esa cabeza que descansaba sobre su pecho pareciendo estudiar con extrema atención el sonido de sus latidos. Un ruido anormal entre la vegetación hizo que su cuerpo se tensara de golpe detalle que no pasó desapercibido para su acompañante, la cual se incorporó cubriendo su cuerpo desnudo con las pieles que hasta ese momento las resguardaban del frío nocturno.

- Vístete… -susurró por lo bajo mientras ella comenzaba a hacer lo mismo- no estamos solas.
- No noto nada anormal… -le dijeron mientras obedecían su orden- ¿Estás segura?

El simple gesto de desenvainar su espada tras acabar de vestirse respondió por sí mismo a la pregunta, provocando que la persona que la había pronunciado tomara posición de combate… atenta ante cualquier movimiento que viniera de la oscuridad. Miranne miró a la chica y tras una pequeña seña levantó la mano creando una inmensa bola de luz que iluminó la totalidad del bosque alrededor de ambas. La visión era aterradora, centenares de sombras y monstruos deformes las rodeaban por completo.

Lucharon con eficacia, coraje y una sincronización más que perfecta pero ahí donde caía uno de sus adversarios volvían a levantarse dos. Las fuerzas de ambas se iban evaporando con rapidez ante semejante situación, hasta que los brazos de Miranne fueron inmovilizados por una especie de tentáculos contra los que luchaba sin descanso intentando soltarse. Su acompañante se hallaba en similar situación frente a ella, simplemente no podían hacer nada y se miraban sin entender lo que estaba pasando.

Una figura luminosa se abrió paso entre las monstruosas hordas, el contorno del cuerpo y la forma de andar no eran desconocidas para la rubia… eran demasiado familiares. Cuando la figura se paró frente a ella y pudo distinguirla bien… sus ojos de cielo se abrieron horrorizados al dibujarse frente a ellos la figura de su hermano.

- He aquí la única razón de mi desdicha… -dijo el hombre señalándola- aquella persona que está destinada a robarme todo cuanto es y será mío. Pero hoy no es ese día, hoy te robaré aquello que me pertenece y también lo que no… -se giró hacia la otra chica que lo miraba sin entender- Es preciosa, ¿verdad?
- Näil, por favor… no le hagas daño –rogó mientras continuaba intentando zafarse del agarre de sus captores- llévate mi vida si así lo deseas pero respeta todo en ella… -Miranne no pudo evitar que su voz temblara ante la sola idea de perderla o de que algo le pasara, seguida por su cuerpo después.

Una macabra risa inundó el espacio erizando la piel de cualquiera que la escuchara, la viva imagen de la maldad parecía provenir de ella. El hombre chasqueó los dedos y sus secuaces tiraron del cuerpo de la chica con total intención de llevársela mientras la rubia luchaba con todas sus fuerzas por impedirlo ante la mirada arrogante y divertida de su hermano.

- Nunca supiste proteger lo que te importaba, lo que has amado… -le dijeron mientras la postraban de rodillas e intentaban hacerla inclinar la cabeza- ¿Cómo pudiste pensar que esta vez sería diferente?

Las imágenes se iban difuminando entre las sombras mientras todo se volvía tan negro y frío como una tumba. Sus oídos sólo escuchaban sus propios gritos desesperados llamándola, rogando que no se la llevaran, que la dejaran libre… que ella no era culpable de nada. Lloró, lloró lágrimas amargas mientras escuchaba las risas a su alrededor… las voces le decían que ese era su destino, perderlo todo.”


- Gaia, Gaia… -ese nombre escapaba como un quejido dolorido de los labios dentro de su estado delirante.
El galope de Noche bajo el mandato de Nyrea provocaba que su cuerpo se resintiera más y más a cada metro que avanzaban. El dolor, sin duda, hubiera sido insoportable de encontrarse consciente… era casi como un peso muerto que se mecía al compás de los movimientos del caballo. Neycrel intentaba contactar telepáticamente con ella para hacer de su inconsciencia un estado más ameno pues la pantera había sentido como suyo el sueño de su dueña… tentado estuvo de cruzarse en el camino para obligar a Nyrea a parar y despertarla pero no lo hizo, se limitó a seguir corriendo a su lado.

“- Estés donde estés y aunque no te conozca, Gaia… -pensaba el animal para sí- ruego a Elunerae por ti y tu buena fortuna… o serán dos las pérdidas que tendremos que lamentar.”

Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    29/1/2011, 17:07

Nyrea sabia que estaba exigiendo de mas a las yegua, aunque también tenía claro que su jamelgo inútil era lo mejor que había porque le podía decir que caminar miles de millas durante días y lo haría ciegamente. Rogaba porque Noche tuviera la misma resistencia.

El peso muerto de Miranne estaba pegado a su cuerpo, y ella rogaba de nuevo porque el vaiven de los senos la hipnotizaba, y eso no podia ser porque ella pronto seria una mujer casada y esa rubia era su mejor amiga, era el equivalente a hacer incesto...

Sintio de repente la mirada de Neycrel, una mirada acusadora que le decia "Te estoy viendo pendeja" a lo que respondio_ Ya se... soy una pervertida, el mundo lo sabe y yo no intento ocultarlo, pero prometo cambiar Neycrel veras que cambiare".

En la entrada del bosque místico una única cosa rondaba la mente de Nyrea_ Morire de hambre y esta rubia no despierta_ detuvo el galope para ingresar a paso suave al bosque evitando alterar su equilibrio para dirigirse a un claro dentro del mismo_ OIGAN SI HAY ALGUIEN HACE HAMBRE!!_ grito con fuerza antes de ladear la cabeza y mirar a Miranne_ AHH SI Y NECESITO UN MEDICO!!.

No obtuvo respuesta por lo que maldijo por lo bajo, esa aldea estaba llena de vagos tendria que conseguir ella sola la comida, el médico podía esperar "porque esta sigue durmiendo, no creo que se muera ella pero yo morire de hambre".

Llego a la aldea causando gran alboroto mientras dejaba a la rubia en manos seguras que atendieran adecuadamente sus heridas y a Noche a buen resguardo, Neycrel la miro con agradecimiento según su apresiacion, y tal vez un "ya veras le diré que le agarraste las bubis.. ahh no eso solo paso en mi cabeza... " para ir a su casa, lavarse la cara y tomar comida... estaba cansada, tenia heridas que requerían atención pero antes de todo eso solo tenia una cosa en mente... esperar, esperar a que Aqueronte cumpliera su misión.

Mientras tanto Aqueronte empezaba apenas a salir de la cueva luego de un día de descanso, no podía decir que lo maltrataron pero si podía aseverar que la mas alta de aquellas chicas que suponía era la novia de su dueña, había insinuado en repetidas ocasiones que la carne de caballo no sabia tan mal, cosa que efectivamente la convertía en la pareja idea para su dueña "un par de humanas que solo piensan en comer, es mejor que no engorden xq entonces no las cargare".

Sintió como dirigían con firmeza su andar, sin apresurarlo pero tampoco llevando un ritmo calmo, sintiendo en ello la urgencia de su viaje... se sorprendió al ver que el camino no era el usual al bosque místico mientras escuchaba las voces que decían_ Sera mas tardado pero seguro....



Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    29/1/2011, 17:50

Gea cabalgaba guiando a aquel animal por un estrecho camino en medio del bosque, el frió propio de las montañas le golpeaba con fuerza, pero ella estaba acostumbrada, sentía su costado sangrar aun levemente a pesar de las atenciones que había puesto en sus heridas y las de su hermana.

La respiración pesada de esta le llegaba cada tanto tenían un día de camino y ella calculaba les quedaba al menos 4 mas de camino al ritmo que llevaba aquel caballo al que no deseaba presionar de más, perderle sería su condena y un atraso considerable.

Se acomodo en la montura sintiendo las manos aferrarse a su cintura con fuerza, no había hablado con su hermana mas que de los detalles de aquel viaje, era como si un abismo se extendiera delante de ella ¿Pero porque habría de ser diferente?. Fueron sus manos las que destruyeron su sagrado hogar, a pesar de que suya no era la conciencia, si sentía como propio el pecado, tantas vidas habia cegado bajo la esclavitud de aquella maldición que sentía su estomago revolver de solo razonarlo.

¿Si muriera le importaría a alguien realmente? sintió las manos entrelazarse delante de su cuerpo y el peso de la cabeza sobre su espalda_Gaia_ la llamo quedamente.

_Gea_ escucho la voz suave que le llamaba_ te quiero_ parpadeo varias veces sintiendo los ojos arder al escuchar aquello y su corazón llenarse de un profundo alivio_ perdóname ¿Le pedían perdón acaso no debía ser alrevez?_ yo.... te amo_ le repitieron provocando que estrechara aquellas manos que se entrelazaban delante suyo_ pero es dificil para mí porque se que no eras tú y sin embargo...

_La cara del asesino es la mía_ admitio quedamente_ si me odias no tiene nada de malo Espiritu de la Tierra.... igual te llevare con ella a salvo aunque mi vida quede empeñada en ello_ duerme yo cuidare de ti... hermanita querida.

Raina parpadeo un par de veces mientras cerraba los ojos intentando relajarse permitiendo a su mente inundarse de recuerdos distantes _ Hermanita... hermanita_ veia al fin el rostro que siempre se acercaba a ella cuando se caia_ eres tan pequeñita y torpe... pero yo siempre cuidare de ti... Gaia.... hermanita.... yo soy Tierra y te quiero... te quiero...

Se estrecho con mas fuerza al cuerpo de su hermana mientra unos ojos azules hacian acto de aparicion en sus recuerdos_ Bella Raina_ la suave voz de Miranne hizo eco en sus recuerdos.

- Es demasiado hermoso, bella Raina, asemejándose a tus ojos pero sin llegar a estar a su altura. Gracias por este nuevo regalo.

_Gracias a ti Miranne por estar aqui conmigo


Se apretó mas a su hermana sintiendo sus heridas arder y su cuerpo reclamar alimento y descanso pero consciente de que Gea no se detendría hasta llegar a donde debían_ Miranne espérame por favor.... no mueras.. no sabría que hacer si te pierdo_ su voz era un suave murmullo que sin embargo no paso desapercibido para Gea.

_VEAMOS DE QUE ESTAS HECHO AQUERONTE!_ agito las riendas con fuerza empezando a cabalgar en medio de la nevada, dispuesta a no fallarle a su hermana
Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    2/2/2011, 10:36

La mañana de Eveline empezó más temprano de lo esperado cuando sus nietos le trajeron a la última persona que esperaba ver en tan malas condiciones. “Por Elunerae, ¿qué has hecho, Miranne?” dijo para sí mientras ordenaba a los muchachos que la dejaran sobre la mesa y observaba las heridas con angustia.

- ¿Quién la trajo? –preguntó mientras apartaba la ensangrentada camisa- ¡Por todos los dioses! Esto parece la obra de un carnicero.
- Nyrea acaba de traerla, dijo que estaría en casa… -le respondió la muchacha llena de preocupación- ella parece estar herida también pero prefirió ir a descansar, abuela.
- Está bien, está bien… vete hirviendo agua y dejadme a solas con ella. Tiene fiebre, parece delirar y ha perdido mucha sangre… -se irguió de pronto para mirar fijamente a la chica- ¿Qué hierbas necesitaría para tratarla? Piénsalo mientras sales al huerto y me las traes, date prisa.

La mujer se frotó las manos y recitó una pequeña plegaria mientras volteaba a la rubia para cortar sus maltrechas ropas dejando así bien a la vista sus heridas. La visión del tatuaje de su espalda la sorprendió más de lo esperado, confirmando una pequeña sospecha… en el fondo no era tal, siempre lo había sabido pero verlo ante sus ojos la dejó descolocada durante un momento. “Cuánto escondes y cuánto llevas sobre tus hombros, pequeña… tal carga nunca debió ser tu legado” susurró por lo bajo mientras volvía a colocarla boca arriba sobre la superficie para llevarse una nueva sorpresa. Recordaba con nitidez los desgraciados acontecimientos del pasado mientras acariciaba con curiosidad esa cicatriz sobre el abdomen de la chica… las viejas historias estaban erradas, no eran tales… no, no lo eran… su salvador en realidad era salvadora.

- Has dado tanto y pedido tan poco… -decía mientras colocaba una de sus manos sobre la sudorosa frente- que no dejaré que te vayas de este mundo sin contarles la verdadera historia, no volveré a permitir que calles tu verdad. No es lo que quiere la diosa.

De las manos de la mujer brotó un sutil destello blanco que por breves momentos inundó la habitación mientras sus oídos escuchaban un nombre brotar como un suspiro de labios de la rubia.
Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    8/2/2011, 02:44

Nyrea pensaba en el maldito jamelgo del demonio "habra muerto el desgraciado antes de cumplir con su palabra... es verdad el idiota no habla, pero sus ojos pispiretos de algun modo me decían que había comprendido lo que le pedi, vaya no es retrasado mental o eso creia yo.."

Encamino sus pasos hacia la entrada norte del bosque mistico, esperaba que el jamelgo fuera lo suficientemente conciente para tomar el camino más corto mientras pensaba "huelo feo, si ella llega me va a encontrar en esta facha, pero me vere tan heroica" asevero mientras meditaba la situacion "¿Como estara la rubia del demonio?, podría ducharme con ella pero dudo que Eveline me deje, mmm comida, baño una mujer hermosa a mi lado, ohhh si que mas se le puede pedir a los dioses... es verdad no tengo una mujer a mi lado" _ MALDITO JAMELGO INUTIL!!_ se subio con calma en un árbol que le permitia tener un panorama mas o menos completo del bosque.

Espero con paciencia durante dos días todo un record teniendo en cuenta su inquietud y sus heridas que continuaban sin ser atendidas adecuadamente, los mensajeros le habian traído noticias de Miranne que al parecer se recuperaba lentamente mientras sus ojos rio permanecían atentos en el horizonte.

Aqueronte mantenía la cabeza en alto ya que lo habían humillado tantas veces del golpe que hasta su equinaestima estaba en el suelo, todo habia empezado cuando la mayor de aquellas chicas al parecer había pescado un resfriado, el lo sabía podía sentir el cambio en sus riendas como el cuerpo apenas se sostenía en sus lomos por inercia lo que no entendía era como la menor no lo había notado, por lo que intento detenerse dando como resultado la degradación mas grande de un caballo en la historia (del rol) haya sufrido en su caballa vida, no lo bajaban de yegua, pocas pezuñas, tortuga, burra con pelo, etc etc... la lluvia de insultos habia sido tal que el queria que se lo tragara la tierra, le pedia a los dioses que Horus apareciera y lo fulminara con uno de sus gases malolientes o que de perdida le permitiera verlo bañar con su aroma a las crueles bestias que lo habian humillado.

Porque si por tal comportamiento aquel jamelgo inútil sentía que podía llamarlas bestias, porque solo una bestia no se daría cuenta cuando alguien de su raza esta enferma y solo una bestia mas grande negaría su enfermedad de una manera tan heroica. Ahh que situación mas incomoda sentia aquel caballo, el tiempo no pasaba, no llegaban a su destino y al hacerlo su ama le gritaria mucho, pero nadie podia negar que cumpliria su honrosa palabra que no serviria de nada porque llegaba tarde.

!OH CRUEL DESTINO ME MALDICES UNA VEZ MAS! exclamo al sentir un cuerpo recostarse de lleno en su cuello, asi que detuvo su galope a solo pasos del bosque mistico para ver caer el cuerpo de.... !EL ESTABA MALDITO, SIN DUDA LO IBAN A MATAR PORQUE LA QUE ESTABA EN EL SUELO ERA LA FUTURA ESPOSA DE LA MOCOSA ESTUPIDA POR TANTO LO MATARIAN POR NO ENTREGARLA ENTERA, HABERLA MATADO DE HAMBRE FUE SU PEOR ERROR HUBIERA PREFERIDO MORIR EN LAS FAUCES DE ESA MOCOSA QUE AHORA ESTABA EN EL SUELO SEGURAMENTE MUERTA DE HAMBRE!!

Su caballesco corazón latía con nerviosismos mientras orquestaba un trote ridiculo perdiendo el valor, la serenidad y el orgullo para escapar como cobarde hacia el interior del bosque.

Nyrea estaba pensando mientras miraba el cielo !OH CRUEL DESTINO ME MALDICES MI MUJER NO LLEGA!!! ¿ACASO LOS DIOSES ME MALDICEN AL NO PERMITIRME ESTAR CERCA DE LA MUJER QUE YO AMO!!!!, rio quedamente que poética soy si mi amor te estoy esperando esto y más vas a tener, desvio sus ojos al oeste para que su risa se esfumara de golpe al ver pasar al que ella creía su valeroso corcel, huyendo como si los lobos lo persiguieran y aun peor sin nadie en su lomo, por lo que saco su espada de un modo valeroso apuntando al cielo _ QUIEN OSA PERSEGUIR A A MI CORCEL!_ grito con enojo provocando que el jamelgo se parara en seco.

Aqueronte miro a su ama con espada en mano y penso "fuck" por lo que razono "corro o me hago el infartado" con sus ultimas fingidas fuerzas señalo hacia la direccion contraria de donde habia llegado, donde seguramente la mujer de su ama estaba tirada muerta.

Vio las piernas de su ama pasar a su lado mientras le decian_ Yo te vengare mi fiel jamelgo, tu que entragaste tu vida en pro de cumplir tu promesa, yo sabia que no eras un miserable, que me entendias, tu y mi valeroso Horus que han estada junto a mi su corta vida... _ sintio su caballesco corazón encogerse ante el alcance de su mentira y sin embargo ¿Seria verdad que su ama lo quisiera tanto?, pero al mismo tiempo anhelaba sentirse querido de ese modo.... y sin embargo se quedo tirado en el suelo esperando lo mejor... tal vez creerian que lo de la chica era contagioso.

Nyrea estaba a medio camino de su destino cuando sintió una fuerte sacudida que se la llevo al suelo por lo que abrió los ojos sorprendida, el bosque atacaba a alguien y ese alguien se estaba defendiendo, lo cual no podia ser bueno porque todo magia que se usaba con el bosque se regresaba en tu contra "por favor amor quedate quieta" penso fugazmente antes de levantarse y echar a correr...



PD: Creo que me mande Sorryy::glasses::
PD2: SOMBRITA TE AMO AND HAPPY BIRTHDAY
Volver arriba Ir abajo
galatea
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 32
Localización : Spain
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    10/2/2011, 12:03

La mujer intentaba poner orden en aquella habitación mientras rezaba en silencio para que la muchacha que tenía a su cuidado despertara. Parecía que la fiebre remitía pero las graves heridas que surcaban su cuerpo no se recuperaban al ritmo esperado. ¿Qué estaba ocurriendo? Por la naturaleza de la rubia y tras los cuidados de Eveline su cuerpo debería empezar a curarse por sí sólo, así era y había sido siempre con sus semejantes. Se acercó a la camilla y retiró el paño mojado que la chica tenía en la frente para comprobar nuevamente la temperatura.

- Bienvenida… -dijo la mujer al ver que los ojos se abrían poco a poco- ¿vuelves a casa hecha un desastre? Deberías cuidarte más o a este paso nunca llegarás a la relajada vejez.
- ¿Quién me trajo? –preguntó Miranne con visible esfuerzo mientras intentaba incorporarse y su cuerpo no le respondía- ¿Cuánto tiempo llevo aquí?
- Nyrea entró en el pueblo contigo a cuestas… bien parece que te ha pisoteado una manada de animales y algunos llevaban armas –sonrió con dulzura- Mi nieta y yo cuidaremos de ti.

Si algo la caracterizaba era su condenada cabezonería. Después de que Eveline le contara todos los detalles desde su llegada se empeñó en que la llevaran a su casa. Tras una ardua negociación que puso a prueba la paciencia de la anciana, dos muchachos ayudados de una camilla la llevaron a su hogar con la condición de que Eveline y su nieta pasarían a verla todos los días y una se quedaría con ella hasta que Nyrea volviera. Más alejada del resto del poblado y sobre un terreno levemente elevado se hallaba una cabaña de dos pisos bastante espaciosa. Sus ojos azules repasaban sus dominios con detalle, todo seguía en su lugar y estaba tal y como lo había dejado. Pidió que dejaran abiertas las contraventanas del enorme ventanal de su habitación, el segundo piso de aquella casa tenía unas vistas perfectas de gran parte del poblado, las cercanas montañas y el hermoso cielo azul.

Tendida sobre su cama con el cuerpo dolorido y una debilidad que nada le gustaba, intentó evadir su mente en uno de los finos cuadros de la pared cuando la incertidumbre comenzó a oprimir con fuerza su pecho. Ella no había ido a la cueva, la esperó durante horas y no había llegado… se negó a comer e intentaba resistirse a los cuidados de Eveline mientras silenciosas lágrimas surcaban sus mejillas ante la mirada contrariada de la mujer. Podía sentir con total nitidez como todo en su interior se resquebrajaba y derrumbaba sin remedio, se estaba rompiendo… no, en realidad estaba rota. A pesar de todos sus esfuerzos lo más posible es que Raina hubiera muerto, no debió dejarla sola, era su culpa por haber fallado… era cierto, nunca supo proteger lo que en verdad le importaba.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    10/2/2011, 14:51

off topic
Bueno gente me es muy triste admitirlo, pero m eveo en la obligacion de dimitir mi puesto en este rol, no paso por un buen momento por lo que ha generado q desvie mi atencion y mi tiempo en otros menesteres, quizas en otra ocacion pueda compartir otro rol con ustedes, mi falta de cosntancia en este ha entorpecido el buen desarrollo del mismo asi q dejo libre los personaejs q manejo.

muchas gracias por todo.
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    11/2/2011, 12:39

Gaia miraba con preocupación a su hermana tirada en el suelo a solo pasos de ella mientras aquellas ramas rodeaban sus piernas arrastrándola lejos del cuerpo por mas que extendía la mano no lograba alcanzarla y se sentía tan débil que ni siquiera podía invocar a su elemento.

La vio girar sobre la tierra antes que aquella rama la alzara de una pierna para su horror al tiempo que ella intentaba resistirse ante el arrastre que a su vez sentía en las suyas_ GEA_ grito con desesperación_ HERMANA_ enterro las manos en la tierra intentando invocar a su magia sin éxito "cuando tu cuerpo no pueda más, recuerda que a un Alterra lo que le sobra es valor como a Cibeles corazón", _ MALDITO BOSQUE DEL DEMONIO_ grito con ira provocando una fuerte sacudida dirigida a aquel árbol que sostenía a su hermano y que fue arrancado de raíz, viendo caer el cuerpo de Gea, sintió como sus piernas eran tiradas con fuerza.... aquello no podía acabar allí...

Desde la altura en que la elevo aquella maldita rama vio el charco de sangre debajo de su hermana, ella había sido injusta con Gea, su hermana había cumplido hasta el ultimo momento su capricho, le dio su abrigo, su agua y alimento, ella en cambio la descuido porque en su mente solo se repetía aquella escena en que la torre de tierra había caído en manos de aquella malditos brazales que su hermana llevaba.

No le dirigió la palabra y no reparo en su agotamiento y heridas hasta que callo del caballo, sin embargo su hermana se había erguido de nuevo para ingresar a aquel maldito bosque, para enfrentarse a lo desconocido, protegiéndola a toda costa... Gea era su hermana mayor y cumplía al pie de la letra aquel juramento de cuidarla siempre y ella ni eso había podido hacer, se sintió precipitarse a tierra antes de que todos sus huesos sonaran de golpe ante el impacto, las lágrimas brotaban de sus ojos mientras la volvían a elevar y miraba fijamente aquel charco rojo_ GEA_ la llamo con desesperación antes de escuchar un fuerte crujido, siendo liberada para enfocar a su hermana irguiendose con dificultad.

_ NADIE TOCARA A MI HERMANITA vio las ramas dirigirse hacia ella por lo que se levanto con la poca fuerza que le quedaba dagas en mano cercenando toda rama que se interponía en su camino, para terminar abrazandose con fuerza a ella.

_No importa ya_ le dijo quedamente_ es suficiente ella sabe que la amo, sabrá que lo intente hermana.... déjame morir en tus brazos.... sintiendo las manos mas dulces del mundo.

_Gaia_ escucho la voz quebrada mientras la obligaban a ponerse de rodillas y la abrazaban con fuerza sobrehumana_ que Cibeles proteja nuestras almas _ sintió el movimiento de tierra mientras aquellas murallas de tierra se levantaban a su alrededor y Gea caía inconsciente en sus brazos al haber regalado lo último de su energía en aquel escudo de tierra que se rompía ante el ataque inclemente del bosque, la abrazo con fuerza besando la frente... "Miranne perdóname ya no puedo mas".

_YA BASTA!!!!_ escucho el grito potente acompañado desde algún lugar perdido que ella no lograba enfocar, mientras sus ojos se empezaban a cerrar con pesadez.



Volver arriba Ir abajo
Shana
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en tus Sueños
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 11/02/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    11/10/2011, 02:13

Nyrea dio el grito al tiempo que toda rama en el bosque detenía su embate cualquiera, respiro con pesadez para enfocar como la joven que reconocía como el amor de su Señora irse al suelo pensando “la cague” por lo que se acerco abriendo los ojos desmesuradamente al reconocer a quien juraría era el amor de su vida tirada al lado de la chica.

Se movió con incomodidad consciente de que le era imposible cargar a las dos, si tan solo su fiel jamelgo estuviera en condiciones pero sin duda debía encontrarse tan agotado como aquellas chicas, reviso a la tal Raina notando que tenía un brazo bastante lastimado pero debidamente atendido por lo que simplemente se giro a revisar a la hermana de la joven tragando grueso al percibir la frente ardiendo y una herida sangrando abundantemente. En ese momento todo broma posible se esfumo de su cabeza mientras silbaba esperando que su caballo le hiciera un último favor.

Aqueronte el silbido con preocupación porque bien podían ser dos cosas o su ama realmente lo necesitaba o lo que quería hacer salchichón por descuidar a su mujer, pero tuvo valor en su debilidad incorporándose y trotando con inseguridad a donde había dejado a las jóvenes, observando con sorpresa y desagrado como se las volvían a cargar en el lomo ¿Nadie entendía que él estaba cansado?, ¿Qué era un héroe silencioso e incomprendido?, sin embargo de nueva cuenta cumplió con su labor.

Sus canallescas orejas se movieran al empezar a escuchar a su ama_ No te puedes morir_ miro de izquierda a derecha pensando que hablaban de él hasta que reparo en que su ama aparte de su sujetar sus riendas acariciaba la mano de la joven mayor que el sabia estaba en malas condiciones y entonces pensó “Comida o si cuando ella me alimentaba pero no hoy piensa en matarme seguro”_ yo te he estado esperando mucho tiempo, … más allá de todo lo malo siempre tuve la esperanza de que llegara alguien para mí_ casi se infarta allí mismo al escuchar el tono de voz revestido de una extraña seriedad y cariño_ y se que no me conoces pero cuando te vi en la nieve aun con esa maldición encima supe que eras tú… así que por favor no me dejes ahora_ sus orejas se movieron con inquietud mientras aceleraba el paso por inercia no podía dejar que su dueña sufriera porque bien sabía que el corazón de Nyrea de Atlantis estaba lleno de amor.

Eveline salió afuera de la casa de Miranne donde estaba luego de administrarle unas hierbas casi a la fuerza a aquella rubia cabeza dura para que durmiera mirando sorprendida a Nyrea traer en su caballo a dos jóvenes visiblemente lastimadas, observo a uno de los hombres cargar con una chica mientras la otra era sujetada por la joven con firmeza ingresando a la casa_ No dejes que muera_ la miro sorprendida al ver las lágrimas anegarse en los ojos color río_ por favor Eveline hare lo que quieras pero no dejes que muera…_ asintió suavemente mientras le daba indicaciones a su nieta para atender a ambas jóvenes que manera conjunta, una inspección rápida le permitió ver que las heridas no eran graves aunque la temperatura de la joven a la que Nyrea no soltaba la mano era un claro signo de una posible infección.
Observo a su nieta atender eficientemente las heridas de la otra chica y empezar a limpiar los rastros de sangre seca y la suciedad del rostro, luego de darle unas hierbas que suponía la anestesiarían un buen rato, reviso ágilmente las heridas de la otra chica ante la nerviosa mirada de Nyrea_ estará bien anda suéltala_ sujeto la mano separándola de la chica_ lleva a su hermana a descansar en la parte alta donde también está tu Señora, hay muchas habitaciones libres.

_ Creo que la llevare a la habitación_ tomo a Raina en brazos con firmeza_ a la de Miranne y puede que me quede un rato no le vaya a regresar la fuerza a la rubia y quiera comérsela… digo comer, así que quizás vigile mientras atiendes a mi ojitos bonitos, porque dijiste que estaría bien y yo pues.._ Eveline movió la cabeza de manera negativa escuchando a la joven divagar mientras subía las escaleras.

Giro en el segundo piso notando a su amiga de infancia dormida y sonriendo mientras depositaba a su lado en la cama aquello que sabía que tanto extrañaba y esperaba que al abrir los ojos una alegría desbordante llenara de vida el que sabía un dolorido corazón, se detuvo en el umbral de la puerta enfocando a la jóvenes sumida cada una en un profundo sueño_ Cumplí mi promesa Miranne_ murmuro quedamente cerrando la puerta.

Bajo las escaleras a prisa antes que la nieta de Eveline la mandara a bañar cosa que hizo con prontitud solo para regresar cambiada al lado de la que sabía el amor de su vida percibiendo la palmada de Eveline en su espalda y sujetando la mano con fuerza_ Cuando despiertes te cocinare_ murmuro besando la mano_ algo rico para ti… la comida… anima… no hay nada mejor que una buena comida…
Volver arriba Ir abajo
Sombra234
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 34
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 259
Fecha de inscripción : 27/01/2008

MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    12/10/2011, 23:50

Agitación y paz eso sentía dentro del extraño sueño en el que estaba sumergida uno cargado de miles de recuerdos…

_Naciste de amor_ le explicaba una voz suave y cariñosa_ eres la muestra del amor que tenemos tu mami y yo al igual que tu hermana_ sus manitas enredaban unos cabellos bicolor como los suyos sonriendo_ de ahora en adelante veras las estaciones pasar, te unirás a la tierra y valoras cada día como el último_ sonrió moviéndose de arriba abajo en los brazos antes de pegar su nariz al cuello con cariño percibiendo el olor_ ¿Espíritu de la Tierra estas prestando atención?_ dejo escapar una risita divertida antes de que la abrazaran con fuerza_ eres un traviesa pero mentiría si no dijera que te amo profundamente.

_Mami_ escucho su propia voz mientras correspondía el abrazo antes de verse aplastada por otro cuerpo y gritar divertida viendo unos cabellos negros y unos ojos verdes fugazmente antes de cambiar de brazos y que la giraran con fuerza_ ¿Cómo esta mi bebé?_ risas tantas risas a su alrededor, tanto amor envolviéndola.

_Mamá harás que se enferme_ escucho una voz infantil seria mientras la dejaban en el piso y recibía el abrazo de un cuerpo apenas más grande que el suyo_ ¿Estás bien hermanita?_ asintió enfocando la carita infantil delante de ella_ mamá descuidada.

_Diosa Madre eres unas sobreprotectora Gea_ escucho decir a su madre de cabellos negros mientras se separaba de Gea y le tendía los brazos con emoción_ ya voy mi amor_ sintió sus pies dejar el suelo de nuevo embargándose del olor de Deméter de Alterra_ Amargada_ le escucho sentenciar antes de enfocar a su hermana en brazos de Ki.
_No mami soy grande ya_ le escucho protestar y sin embargo se aferraba con fuerza al cuerpo de Ki revelando que sus deseos como los suyos eran lo de no abandonar aquellos brazos.
_Ustedes siempre serán mis bebés… las amo tanto.

Se revolvió en el lecho incomoda dentro de su sueño, aquellos recuerdos alegres eran como puñales que se clavaban en su corazón llenándolo de pesar al saber que nunca volvería a ver a aquellos ojos cariñosos, que sus manos nunca volverían enredar aquellos mechones y que esos olores que adoraba no vivirían más que en sus recuerdos, una lágrima se paseo por su mejilla aun dentro de su sueño.

Sus recuerdos se cerraron en oscuridad antes de abrirse con la claridad de la nieve, blanca y fría que se precipitaba en el vacío mientras era movida por el viento, vio sus manos algo más grande atrapar un copo antes de recibir el impacto directo de una bola de nieve y enfocar a un niña de cabellos negros que le sacaba la lengua_ Perro idiota.

_No me llames así torpe_ vio la niña correr pero a pesar de ello la bola conecto perfectamente su espalda_ maldita maldita como lo logras siempre…

_Porque eres un perro inútil_ repitió antes de gritar al ver a la más grande empezar a perseguirla dispuesta al parecer a darle una paliza, sus piernas se movieron dando círculos alrededor de una niña más pequeña que reía en silencio y aplaudía como loca al verla esquivar una vez y otra a Elizabeth al grito de perro...

La vida era tan contrastante, inesperada e irónica llena de extraños momentos, como aquel en que por necesidad había robado y terminado en brazos de aquel hombre al que llamaban Rey de los Ladrones a su lado empezó a dejar la infancia atrás, aprendiendo a pelear y mejorando técnica, siendo perfecta a la hora de robar, aumentando sus silencios, disminuyendo sus risas… pareciéndose sin saberlos cada vez más físicamente a su amada madre, aprendiendo que la vida no siempre era justa y que por tanto ella tampoco debía serlo.

Recordaba las manos crueles de aquel hombre que sin embargo para ella solo tenían cariño, quizás lo que más le asusto entre su sueño fue recordar aquel día en que el hombre le solicito sacarse la camisa y ella obedeció sin cuestionar si quiera, El Rey de los Ladrones era conocido por su crueldad e indiferencia pero ese día ella vio algo que nunca creyó ver cuando se volvió a ubicar la camisa y lo miro, los puños firmemente apretados y los ojos cansados dejando escapar gruesas y silentes lágrimas_ Eres tan pequeñita aún_ lo miro sorprendida_ y sin embargo… ¿Quién le haría eso a alguien tan pequeñita?_ vio la mano callosa y ruda acariciar su mejilla con torpeza antes de que le hombre tirara de su cuello abrazándola con fuerza y llorando como un niño pequeño _ Te convertirás en el demonio que tanto desean, tomaras sus bienes, su riqueza, pisotearas su orgullo… mi hija la más grandiosa Reina de la Miseria que habrá tenido esta ciudad, cuidaras a los desprotegidos y ellos cuidaran de ti… no recibirás un azote más y quien se atreva a dártelo perderá algo más que la mano…

Su destino trazado sin consultarle siquiera, suyo era aquel trono de piedra en medio de la miseria, creció ligada a él aprendiendo a liderar, a guiar, a demandar y condenar… termino de convertirse en mujer cuidando a miserables y cambiando risas por responsabilidad y sin embargo aún le gustaba intentar atrapar copos de nieve entre sus manos, lanzar bolas directo a la espalda de Elizabeth y escapar dando vueltas en círculo alrededor de Ekaterina, al grito de perro inútil… rio dormida al recordar las fiestas de cumpleaños, los abrazos de Agatha, los paseos con las que consideraba sus hermanas… su vida tan llena y tan vacía.

Azul profundo y mágico azul… cambiando la tonalidad de su vida delicadamente, azul… su color favorito sin duda ya… azul… el azul oscuro de los ojos de Miranne cuando la miraban con reproche o enfado, azul claro cuando la miraban con diversión o incredulidad, un azul que no comprendía cuando la miraron con amor… amor…. Miranne le dio amor, tan profundo, tan simple embargándolo todo…. Amor de mujer terminando de llevarse a la niña que había en ella de la manera más hermosa de todas, con ella no necesitaba palabras solo sus labios uniéndose en perfecta sincronía, su sueño… esa parte del sueño le gustaba mucho, se veía a sí misma discutiendo con Miranne fuerte y alto, acurrucándose en sus brazos, riendo con ella, paseando con ella… siendo solo una chica más, lloro de nuevo abriendo los ojos y despertando del todo sin poder detenerse ¿Por qué la vida le arrancaba todo lo que amaba?, miro el techo intentando controlar su llanto un techo desconocido… sin duda alguna jugarreta de su mente, lo más probable era que estaba muerta y los dioses continuaban burlándose de ella, miro a su costado dando con unos cabellos rubios y un rostro cansado… se llevo la mano a la boca maldiciendo mentalmente, era una crueldad que la castigaran así… la vida como todo acababa pero si eso era lo que había después no lo quería, un reflejo de algo que deseaba profundamente… pero nunca volvería a tener ya… si la muerte era una eternidad contemplando el rostro de Miranne… entonces sería dolorosa y hermosa, pero que mas daba ella sabía de dolor…. De alegría sabía poco pero lo poco que sabía sentía era lo más importante, la alegría tenía el olor de Deméter y los cabellos de Ki, la carita seria de Gea, los abrazos de Agatha, las riñas con Elizabeth, los ojos de Ekaterina… la alegría era el nombre de Miranne escapando de sus labios, y su amor envolviéndolo todo… Alegría era cada una de las personas que había amado en su recorrido, estiro una mano acariciando el rostro con suavidad antes de respirar profundo cerrando los ojos_ Te amo_ dejo escapar quedamente_ gracias por dejarme amarte…_ bajo la mano del rostro pegándose al cuerpo que juraba era un espejismo con suavidad… _ Miranne_ percibía las lágrimas recorriendo su rostro… pero que importaba ya… estaba muerta y ese era el cielo de Cibeles, su infierno y su alegría…
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Asgard : La llegada de la Gran Era.    

Volver arriba Ir abajo
 
Asgard : La llegada de la Gran Era.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» La Cuba del gran papiyo
» LLEGADA A LOS ESTADOS UNIDOS
» Porra gran hermano
» En el Cine Gran Ituzaingó. Cientos de vecinos ovacionaron de pie a "Los Amados".
» Un bebé muere al caer en una fuente de Arguineguín (gran canaria)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: YLS ROLL :: Asgard : La llegada de la Gran Era-
Cambiar a: