Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Olvidarte

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Olvidarte   8/6/2010, 23:37

El viento soplaba, haciendo que mi pelirroja cabellera volara libremente y acariciara mi rostro, no dejaba de pensar en lo que iba a hacer ¿acaso era correcto? ¿Era prudente que lo hiciera?, siempre fanfarronee de mi forma particular de controlarme, de cómo con un simple deseo podía bloquear mis sentimientos al punto de volverme totalmente insensible, ja!, una farsa que todos creyeron, todos…. Menos yo.

Juguemos al circo de mi vida, donde soy el único payaso que no sabe reír, solo llorar, mis pasos resuenan en el callejón donde dejaré todo, sonrío levemente ante la idea de que al fin tomé la decisión más equivocada y menos recomendable, no sé si me ganó la paranoia, la desesperación, el corazón, mi inmadurez, no lo sé en verdad, solo sé que me dirijo a un abismo del cual no saldré.

Comienzo a tener miedo, miedo a la oscuridad que lentamente se apodera de mí ser, mientras llego a mi destino, respiro hondo, mi corazón se acelera, mientras toco esa puerta de metal, al final del callejón, en las frías calles de Moscú.

- Pase adelante Madame Grushenka le espera – me dice un hombre alto, fuerte pero con la mirada totalmente perdida, sus ojos no denotan nada, no reflejan nada.
- Bienvenida jovencita ¿Cuál es tu nombre?- dice mi interlocutora
- Elena Katina- respondo con un poco de temor, mientras mi pensamiento se pierde al recordar lo mágico y místico de mi país, yo que soy tan incrédula al fin caí ante la tentación de los poderes ocultos, era hora de probar una nueva aventura, con el simple propósito de no continuar con mi forma de vida
- Bello nombre damisela, veo en tus ojos verdigrices, la tristeza profunda, la represión, el dolor, pero también siento el amor- dijo la mujer tragando un poco de saliva
- No importa solo apresúrese- dije desesperada
- Si haces esto no habrá marcha atrás, no hay regreso, no hay final feliz
- Lo sé, no me da miedo, por mis emociones estoy como estoy, por ser tan frágil, tan susceptible, ya no quiero ser así, dando ayuda a otros, enseñándoles que se puede salir de los problemas y ¿yo?, CREE QUE ES LINDO VIVIR ASI?, siendo la psicóloga de todos, la que tiene la última palabra, quien ayuda en situaciones difíciles, dando apoyo, esperanza, pero ni siquiera puedo con mi vida!!
- Nadie dijo que por ser psicóloga fueras expertas en el ser humano, eres compleja, apasionada, no hay necesidad de hacer lo que quieres hacer
- No me importa, necesita dinero TOME!!- exclame tirando enfrente de la mujer un fardo con miles de rublos
- Ah!- expreso quejumbrosa- no es el dinero lo que me interesa, es salvarte, no quiero que te pierdas y no puedas regresar, date una oportunidad
- Ya me la di, ya intente y mis errores me arrastran como una cadena pesada que me lleva al fondo del mar- exclame comenzando a llorar
- Dolor, dolor te rige, dolor te consume, ¿Por qué vives para los demás y no para ti?
- Vivo para mí pero cuando me doy cuenta me encuentro en lo mismo, viviendo para otros, complaciendo, teniendo cara alegre siempre
- No hablas Elena te quedas con todo, no eres indestructible
- Parece un dialogo conmigo, es como si fueras mi espejo, deja de hacer Terapia de Rogers y dame lo que quiero
- Te dolerá mucho, se irá todo, no abra dolor, sufrimiento…
- Eso es lo que quiero
- Tampoco habrá amor, alegría, felicidad, autorrealización, satisfacción, placer, ya no abra nada, quedaras como un cascaron, dime de nuevo ¿es lo que quieres en verdad?

Ante sus palabras comencé a dudar, mi mente haciendo uso de su imaginación comenzó a representar una vida sin emociones, sin nada, vacía totalmente, ¿para qué estar así?, no serviría de nada, no hay propósito ni razón, no es lógico, no quería morir, pero estaba tan bloqueada que no encontraba soluciones de nada, muchas veces fui con otros psicólogos con el fin de buscar ayuda y no lo encontré, no hubo empatía, un método adecuado, ni un dialogo interno me sirvió, entonces con la mirada baja y resignada acepte continuar.
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   8/6/2010, 23:37

- No importa ya, terminemos con esto
- Está bien, es una lástima perder a tan bella joven, arriba Elena Katina es momento, bebe esto…

Sin preguntar que era bebí ese liquido azul que tenía un olor espantoso y un sabor aun peor, comencé a toser sintiendo como me faltaba el aire, como si fuera parte de un sueño escuchaba a la mujer pronunciar algo que no entendía, sentía como la cabeza me dolía, mis sienes palpitaban, el aire se me acababa, mi corazón se aceleraba, me creaba sensaciones tales que solo puedo describir como fuego, un fuego que quemaba mi cerebro y mi corazón, todo giraba a mi alrededor mientras que la voz de la mujer se hacía más confusa y más fuerte, de pronto tomó mi mandíbula fuertemente y…..

-Lena……
Y tu nombre me vuelve a despertar
-Lena……
¿Cuándo acabará?
-Lena….
¿Qué te pasa Yulia? Es hora de olvidar, aun no puedo creer que siga pensando en ti, se supone que ya no te amo, que ya no te quiero en mi vida Lena, se apago esa pasión que me hacia feliz, entonces, no debo pensar en ti, eres capítulo cerrado, pero lo cerré hace poco, de una forma nada agradable, me aleje de ti, te hice sufrir, porque pensé que así tu me olvidarías y no te dolería tanto, tantas veces me dije que debía continuar, y tantas veces me di cuenta que ya no debí hacerlo.

-Despierta dormilón- le digo al apuesto galán que hoy comparte mi cama
-No, aun es temprano, deja que me quede Yul- me dice con la esperanza de que vuelva a caer en sus brazos, sus bien dotados brazos, ese cuerpo escultural, esa voz profunda, esos besos, un deleite ¿Cómo no caer ante tales tentaciones?, sonrío y decido continuar con la pasión, pero es como dije pasión, acá no hay amor, solo capricho, deseos, nada más.

Salgo a la calle para despejar la mente, mientras camino recuerdo cuanto tiempo pase al lado de mi pelirroja, -¿Qué estará haciendo ahora?- me pregunto en voz alta al ver el anillo que me obsequio, no sé porque lo sigo usando, creo que es por costumbre, sí, eso debe ser.

- Buenos días- digo al ver pasar a las personas
- Buenos días- contestan

Sigo mi camino pensando en lo que he hecho, ya han pasado seis meses desde que poco a poco comencé a alejarme de Elena, primero comencé con la dosis de frialdad, desinterés, falta de ánimo, las peleas constantes, la hacía sufrir, en parte me gustaba esta sensación, me daba poder, fue tonto lo sé, tantas veces me pregunto ¿Pasa algo amor? Y conteste no, nada, déjame, fue lo mejor, estoy convencida, si seguíamos la iba a dañar de igual modo, se lo deje claro desde que me conoció, sufrirás conmigo, así que técnicamente ella se busco el sufrir ¿verdad?

-Lena….

Otra vez esa voz resonando en mi cabeza y ahora ¿Por qué es?, ah! Ya veo, sus chocolates favoritos, esta tienda que tiene los que más le gustan, ¿Cuáles eran?, si ahora recuerdo, los de vino y chocolate amargo, extrañas combinaciones, pero cuando provenían de su boca…creo que debo irme, comienzo a recordar…

El aire, la gente, los lugares, todo grita tu nombre, ¿Por qué no funcionó? ¿Por qué tuvo que acabarse?- es una lástima- pienso al encender un cigarrillo y seguir caminando, como odiabas que fumara, pero no me presionabas a dejarlo, decías que era mi decisión y mi propio proceso, ja! Palabras de psicóloga- Mi psicóloga- pienso para mí.

Saco mi celular y busco tu número, deseo llamarte, escuchar tu voz, pero si vez que soy yo no responderás, mejor te mando un mensaje, no, eso es tortura, no responderás, es mejor llamarte, necesito una cabina, vamos debe haber una en estas calles. Por fin encuentro mi objetivo, automáticamente marcó esos números que tantas veces presioné, la llamada entra, dos tonos después… nada….cuatro… vamos contesta…

- Aló?
- ….- no puedo responder, solo escucho tu voz
- Aló?- dices más fuerte, ¿Quién habla? Aló?
- …- tengo un nudo en la garganta, no puedo articular palabras y sin más remedio cuelgas.

Que cobarde fui, debí decir “hola”, algo una palabra, pero nada, atada de nuevo a mis inseguridades, conclusión, la sigo amando, pero ya no debo hacerlo, estamos separadas, es lo mejor, con el tiempo lo entenderé, además Lena estará bien, es fuerte, confío en ella, lo superara ¿verdad?
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: Olvidarte   10/6/2010, 11:11

UHmm!1 q fue lo q se tomo???
spero conti
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   13/6/2010, 21:21

Gracias por pasar a leer, ya veras conforme avance la historia que fue lo que se tomó Lena n_n saludos!!

Es hora de continuar mi camino, no hay marcha atrás, Lena es parte del pasado, y ahí se tiene que quedar, no es posible que continúe lastimándome por su causa, mirando al cielo trato de recordar, cuáles fueron las últimas palabras que le dije – es lo mejor para ti créeme, solo quiero…tu felicidad- claro, ahora recuerdo, el famoso, “yo estoy bien si tu lo estas”- Me vale ya, es pasado- digo un poco enojada, pero no con ella sino conmigo, últimamente ni yo me soporto.

Mientras continuo mi camino a la oficina decido pasar a una tienda a comprar café, en la fila de compra encuentro a dos empresarios platicando amenamente sobre sus citas al psicólogo, vaya, ahora se han roto los tabúes sobre las terapias y ya no creen que ir con el psicólogo significa que estás loco.

Mi psicóloga es genial, es muy buena, presta bastante atención, me deja expresarme, voy a mi ritmo, la verdad me siento muy a gusto- dijo uno sumamente emocionado
Creo que yo también debería ir con ella, el que tengo siento que no me ayuda ¿Cuál es su nombre?- pregunto interesado el otro
Se llama Elena Katina- al escuchar su nombre casi tiro el capuchino que acababa de comprar, otra vez Lena en mi día, ¿acaso el destino confabulaba contra mí?, si ya sé, no debí tratarla así, pero nunca me puso quejas, entonces, ¿Cómo se que estoy actuando mal si no me dicen que está mal?
Vaya no tengo la menor idea de quién es
Es bastante joven, pero no te engañes es muy preparada, y sobre todo hermosa, es una pelirroja espectacular- al escuchar esas palabras sentí enojo, era de mi Lena de quien se expresaba así… un momento… ¿Mi Lena?, no, ya no es mía, ni yo suya, se acabo, trate de martillar esa idea en mi cabeza.

Por fin llegué a la oficina, espero que el trabajo me ayude a despejar la mente, no quiero pensar en Lena, últimamente pienso mucho en ella, debe ser que se acerca la fecha en la cual cumpliríamos dos años de relación -vamos Yulia no es tan malo, solo se acabo, pronto encontraras a alguien más- me digo como consuelo, suspiro y comienzo a trabajar.

El día transcurre normal, nada fuera de lo común, muchas llamadas, contactar a los clientes y los inversionistas, ser la jefa es un trabajo duro, mientras ordeno unos papeles mi celular reclama mi atención, por favor que sea Lena, que sea Lena…. Rayos, no es ella….

Hola Ivanna
¿Qué tal Yulia, como te fue con Vaslav?
Excelente jajaja ¿Cómo podría irme mal?, por favor, estamos hablando de mi
Jajaja que modesta eres en serio
Si lo sé, soy única
Y de nuevo Yulia, jajaja
Lo sé ya me comporto
Y dime… ¿Cómo es en…? Ya tú sabes…
¿En la cama? Muy bueno, es imparable, una vez y otra vez y otra vez
Eeeh… Yulia demasiada información
¿Por qué tomas la sexualidad como tabú? No te avergüences de ella, además tú preguntaste
Ok como sea, oye vamos de nuevo a la discoteca hoy
¿Hoy? Mmm, tengo que pensarlo…está bien vamos
Vaya que rogada eres
Jajaja no me molestes que me enojo fácil y ya no iré
Está bien, tranquila jaja, paso por ti a las nueve
Perfecto nos vemos
Cuídate
Chao


Última edición por ishisu el 13/6/2010, 21:23, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   13/6/2010, 21:22

Y de nuevo me voy de fiesta, ¿Qué sigue?, otra vez encontrar al tipo más guapo del lugar, coquetearle, llevarlo a mi apartamento, tener sexo, llenarme de soledad y fingir que estoy feliz. Voy a ser totalmente sincera, cuando termine con Lena me sentí liberada, al fin no estaba “atada” a alguien y ya podía estar con quien se me pegara la gana, hacer lo que quisiera sin tener que darle explicaciones a nadie, si me enojaba, explotaba y no tenia porque pedir perdón si hería a alguien, si no quería hablar simplemente no lo hacía, todo sencillo, sin complicaciones, ¡que alegre es vivir así!... error…, con el tiempo me comencé a sentir vacía, ya el llenar mi cama de pasiones baratas no me servía, cuando me enojaba ya no tenía esas dulces palabras de “Si necesitas algo amor, ya sabes, estoy contigo”, si necesitaba llorar ya no tenía ese abrazo tibio que me protegía, ya no habían razones para sonreír, no tenía ese hermoso rostro al despertar que me daba un suave beso y acariciaba mi rostro…lo admito Lena, a pesar del tiempo, aún te amo.

Dejemos el sentimentalismo, es suficiente por ahora, es momento de arreglarme para impresionar y destacar entre tanta gente, tomare mis jeans más ajustador y sensuales, me adornaré con una blusa con provocador escote, maquillaje para destacar mis ojos, cabello lacio, perfume embriagante- si fuera otra persona ya me hubiera seducido- digo presumida ante mi reflejo en el espejo, dejo un zendo beso en este, tomo mi bolso y me voy con Ivanna para otra noche de excesos. Escogí con una blusa con provocador escote, maquillaje para destacar mis ojos, cabello lacio, perfume embriagante- si fuera otra persona ya me hubiera seducido- digo presumida ante mi reflejo en el espejo, dejo un zendo beso en este, tomo mi bolso y me voy con Ivanna para otra noche de excesos.

El ambiente está al cien por ciento, hay tanto ruido que apenas escucho lo que Ivanna me dice, luego de tres vodkas seguidos comienza a subir mi temperatura, con la mirada hago un estudio rápido de la gente, tratando de buscar a alguien interesante, encuentro a un joven muy apuesto, le comento a Ivanna mientras la conduzco hacia él y su amigo, por suerte hay para ambas.

Pero que bellezas adornan esta noche- comenta el rubio que llamó mi atención
Son un par de diosas Niko- comenta el hombre
¿Niko eh? Que nombre tan sexy, ¿me invitas a bailar?- digo sensualmente
Claro preciosa, contigo lo que quieras- dice sonriendo
Ve tranquila chiquita que tu amiga y yo nos quedaremos ocupados- dice el otro hombre tomando a Ivanna por la cintura y comenzando a besarla, ante tal acto, solo me rio y me llevo a Niko a la pista de baile.

Mientras la música sigue su curso, me muevo sensualmente mientras Niko se dedica a babear por mí, juego con él, no dejo que me bese aun, tiene que desearme, tiene que enloquecer, es tan sencillo, sumamente divertido, al fin toma mi cintura y me pega contra su cuerpo, siento ese bien formado abdomen, paso mi mano sobre él, ya deseo besarlo y así lo hago, mientras lo hago, tengo vistazos de mis besos con Lena...

¿Pasa algo?
No, nada, no me hagas caso, solo bésame- le digo mientras lamo sus labios y nuestras lenguas comienzan una danza enérgica, mientras tanto el Dj comienza a hablar presentando a una banda de rock que cantará.

Los muchachos se alista, Niko y yo dejamos de bailar, él me abraza por detrás mientras nos preparamos a escuchar la canción, comienza como una balada romántica, para ser rock se escucha muy Pop al principio- Lena…- esa voz otra vez, no le presto atención – Lena…- ¿de nuevo? Rayos… y la letra comienza.

Otra vez
camino sin dirección
acompañado por la inmensidad
de una noche fría y gris.
Y la luna

¿La luna?, esa luna que amabas Lena, la bendita canción me hace pensar en ti…

Me siento tan triste amor,
tan infeliz
tan lleno de ansiedad
no sé qué nos separo,
y como negarle a mi corazón...
...que aún te amo
que aún te extraño
los días sin ti
son como morir
aún...
...te amo

Esa canción comienza a tener sentido para mí, eso como me siento en estos momentos ¿Por qué tu recuerdo me tortura así?

Oh me haces tanta falta
que vale el orgullo
si me siento así
si eres gran parte de mi
dónde supones que
debo ocultar
el dolor que llevo de ti?....
Si aun te amo
si aun te extraño
los días sin ti
son como morir
aun...
...te extraño

Lagrimas comienzan a rodar por mi rostro, me duele el hecho de pensar que aun la amo, pero que dejo dejarla, fuera el orgullo, fuera el capricho, aun te amo, la música continua la letra resuena en mi mente, mientras partes de nuestra vida juntas desfilan alegres ante mis ojos

No sé que nos separo
y que puede hacer
este abismo entre los dos
no quiero esta soledad
te quiero a ti
te quiero solo a ti!
Aun te amo
aun te extraño
los días sin ti
son como morir
Aun...
...te amo...

No puedo evitarlo, siento ganas de comenzar a llorar, le hablo a Ivanna y le digo que me iré con Niko a mi apartamento, ella gustosa acepta, tomo a mi amante nocturno de la mano y lo conduzco a la salida de la discoteca.

Luego de conducir un poco llegamos a mi apartamento, la canción aun resuena en mi cabeza, me abrazo a él y comienza a besarme con pasión, me levanta y mis piernas se amarran a su cintura, me lleva a mi cama y comienza a quitarme la ropa, mientras yo acaricio su cuerpo, quito su camisa y… Lena salta a mi mente…me trato de concentrar en Niko y lo sigo besando.

Con ansias salvajes muerde y lame mis senos mientras comienzo a excitarme, pero no es suficiente, siento los suaves labios de Lena en mi cuello, trato de acelerar las cosas, quitándole el cinturón y bajándole los pantalones, lo tiro a la cama y comienzo a besarlo mientras el remueve mi brasier, acaricio su cuerpo con el mío, necesito excitarme más, necesito desearlo –Lena…..Lena…- no por favor no comiences ahora, no podré hacerlo.

Te daré lo que quieres chiquita- dice sonriendo y colocándome debajo de el
Apresúrate- digo desesperada, el cuarto comienza tener el aroma de Lena, con locura beso a Niko y hago que me acaricie, que recorra mi cuerpo, que me excite, pero no puede

-Lena…- otra vez esta voz, no!, no sigas, déjame saciar mis deseos, habla después, Niko no puede, no sé qué pasa, no sabe excitarme, o yo no puedo excitarme, no lo sé, estoy desesperada, no lo soporto más.

Detente
No, espera, aun no comenzamos lo bueno
Basta Niko ya no quiero
No me salgas con eso, vamos se que quieres, siente lo fuerte que estoy
YA TE DIJE QUE NO!- le dije tirándolo de encima de mí- Lárgate ya ¡VETE!- le dije tirando su ropa
Eres una loca, primero quieres sexo y ahora no, me voy, claro que me voy- dijo colocándose su ropa- Ja! Demente- dijo al salir de mi cuarto
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Olvidarte   5/6/2011, 01:34

orale si k estubo interesant plizzz sube la conti
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   10/6/2011, 12:14

Oye muchas gracias por dejar tu comment, se me habia ido el animo de publicar porque pense que no les habia gustado la historia, muchas gracias en serio!!!!

Me metí a la ducha y comencé a bañarme, mientras el agua caliente caía sobre mi cuerpo inició mi llanto, estaba desconsolada, me sentía muy mal, repetía “te amo Lena”, estaba destrozada, no sabía nada de ella ¿Por qué la deje? Ella me amaba de verdad, pero muchas veces cometí errores que ella con una hermosa sonrisa perdonó – Soy una imbécil- dije golpeando la pared con furia. Mi llanto se mezclaba con el agua que escurría por mi cuerpo, mientras sentada en la esquina de la ducha, abrazando mis piernas contra mí, seguía llorando como si hubiera muerto una parte de mí.

-Yulia….- digo suspirando sigo dando vueltas en mi cama, por alguna extraña razón no tengo sueño, se supone que todo está bien, pero en verdad no lo sé. Me levanto dirigiéndome hacia el baño, enciendo la luz, abro el grifo, lavo mi rostro y me veo al espejo, no hay nada interesante, mi rostro no dice nada, no siento nada, luego de mi sesión con madame Grushenka no tengo emociones, mis ojos no dicen nada, están fijos en un punto imaginario, parezco como si estuviera inmersa en un sueño profundo, mis ojos, ya no brillan, si aun sintiera algo diría que me daría tristeza pero… ya no recuerdo cómo se siente eso.

Me tiro a mi cama y trato de dormir, se que Yulia me llamó hoy en la mañana, recuerdo su forma de respirar, cuando me llamaba lo hacía entrecortado y profundo, no vale la pena que me busque, no gana nada, si busca que la ame ya no puedo, he olvidado todo sentimiento, no puedo decir que eso me hace feliz, porque como bien dije, ya no sé qué es eso.

Luego de una noche “normal”, me preparo para ir al trabajo, reviso la agenda, me visto, salgo de mi casa, preparada para un nuevo día. ¿Cómo puedo describirme ahora?, fría, sin sentimientos, pero en verdad no los tengo, no sé que tenía ese liquido que bebí pero ya no siento nada y Madame Grushenka me lo comprobó, me abofeteo cuando me ahogaba y no sentí nada, el golpe no me provocó ninguna sensación, besó delicadamente mis labios después y de nuevo, no sentí nada, comenzó a llorar y su tristeza no me conmovió, me pidió que me fuera que jamás regresará, ahora entiendo porque el hombre que se encontraba ahí tenía esa mirada, él, al igual que yo, ya no tiene sentimientos.

Esto me ha traído algunos beneficios, mis pacientes se sienten muy cómodos, algunos claro está, solo a los que les gusta ese método, me concentro fácilmente, analizo de manera profunda, soy objetiva, estoy en otro nivel, ya no hay sensaciones de que algo me falte, no deseo nada, lo único es que los efectos de esto no pueden ser duraderos, siento a veces lo que conocía como “duda” y he pensado en Yulia, lo cual no es bueno, porque mis sentimientos podrían regresar.

Caminando con las calles de Moscú veo el parque y la banca en la cual Yulia me besó por primera vez, solo recuerdo lo vivido, en como al verme salió corriendo hacia la banca donde estaba sentada y me besó sin previo aviso, si, recuerdo lo vivido, pero no recuerdo lo que sentí.

Llega un nuevo cliente, dispuesto a buscar conmigo el esclarecimiento que necesita, soy una guía más no soluciono todo, tampoco soy omnipotente, estoy consciente de mi trabajo, es algo necesario, la higiene mental es importante, es irónico que yo lo diga, pero no todos somos iguales ni manejamos nuestros problemas de igual forma.

Luego de una jornada normal, mis colegas me invitan a unas copas para liberar el estrés, desconozco el estrés ahora, eso es una ventaja ¿no creen? En el bar ellas piden el trago de moda, dicen que te hace sentir muy bien, lo bebo, no siento nada, todo tranquilo, es otro liquido, pero no piensen mal, si me excedo me embriagaré, no tengo sentimientos pero si puedo embriagarme.

Me voy caminando del bar a mi casa, por suerte, mi trabajo y el bar queda a pocas calles de mi apartamento, el viento sopla fuerte, el invierno ha comenzado, pero no me importa, las calles están bien iluminadas, no siento miedo. Cuando doblo a la esquina creo ver a Yulia, pero es seguida de cerca por dos tipos, no sé porque acelero el paso tratando de alcanzarla, veo que está caminando sin razonar porque se dirige a un callejón, error Yulia eso no se hace…

Desde que salí hoy de mi casa he estado sumamente distraída, lloré hasta que me quedé dormida, me levante sin ánimos de nada, solo bebí café y me fui a trabajar, estuve distraída, me hablaban y sentía que no era conmigo.
Esa voz que pronunciaba el nombre de Lena me torturaba continuamente, no me dejaba en paz, a cada momento resonaba en mi mente, no la podía detener. Me fui caminando a casa, aunque quedaba lejos de mi trabajo, no me importo, creo que estaba dormida puesto que no me daba cuenta de nada, -Lena, Lena, Lena…- otra vez la voz, lagrimas caían por mi rostro, el frío me hacia estremecer y el dolor en mi corazón me debilitaba aún más.

Cuando me di cuenta, dos tipos me perseguían, comencé a caminar más rápido, pero ellos también aumentaban el paso, no sé cómo ni cuando fui a dar a un callejón, ahora ya no eran dos tipos, eran tres…

- ¿Qué quieren de mí?- dije desafiante
- Nada mi amor, solo te vamos a dar algo para que te alegres
- Aléjense de mi o sino…
- Sino ¿qué? No puedes hacer nada, somos tres y tu una, nos la vamos a pasar bien ya verás flaquita.
- No me toquen maldi…- apenas pude decir cuando uno de ellos, me tapó la boca mientras otro me sostenía
- Si no cooperas te mueres aquí mismo pendeja- dijo uno de los tipos enseñándome un cuchillo y pasando el lado sin filo por mi garganta
- ¡Suéltenla!- dijo una voz muy familiar para mí
- Otra nena que se une a la diversión, tú ve por ella- dijo el tipo que me tapaba la boca.

Mis ojos se abrieron al ver a la mujer, era Lena, el tipo que se acercaba a ella era el sumamente grande, la podían lastimar, comencé a moverme pero los otros dos no me dejaban, es más, me pusieron de tal forma que observara todo lo que iba a suceder.

- Déjala ir y no te lastimare idiota
- ¡Ja! Una preciosidad como tú no tiene fuerza
- No me provoques, solo déjala

El tipo se abalanzó contra Lena, pero esta se movió rápidamente, con un giro lo golpeo en la espalda, los otros tipos comenzaron a reír, lo que hizo enfurecer al atacante de Lena, la trato de golpear pero ella fue más rápida y con la palma le quebró la nariz.

- Tu ve por ella- dijo el tipo que me sostenía
- No la sueltes- dijo el otro

Tomando un pedazo de hierro que encontró en el callejón, fue con Lena para golpearla, pero ella se movió hacia él y lo pateó con mucha fuerza, lo había olvidado por completo, Lena sabía karate, fue campeona nacional, aun así me preocupaba que la lastimaran, eran tipos grandes.

Esquivaba todos los golpes y otros los contenía con su manos, tomando un palo que encontró lo utilizó como arma y lastimo al tipo, con golpes contundentes y veloces derribó a su oponente, cuando el hombre calló, Lena se quedó viendo fijamente a el tipo que me sostenía, ese hombre tan grande, tan fuerte, comenzó a temblar, me soltó y salió corriendo.

-Lena ¿Está bien?
- Si, no te preocupes vamos, salgamos de aquí- me dijo tomando mi mano y llevándome a no sé dónde.

Luego de correr por las calles de Moscú llegamos a un parque bien iluminado, ahora estaba cerca de mi casa, no sé cómo llegamos ahí, aun no salía de mi asombro, Lena había peleado por mí, me salvó la vida, eso quiere decir que aun me ama, tal vez aun me ama.

- Debes prestar más atención a lo que haces- dijo viéndome fijamente
- Lena….tus ojos…- dije al verla, no tenia expresión, no se veía cansada, tenía la misma expresión, fija, fría, no era la mirada que siempre tenía, dulce, amorosa, no había nada, su rostro no decía nada
- No te fijes en eso, ahora que ya estás bien debo irme
- Espera…- le dije apresurada
- Que quieres Yulia- dijo sin cambiar de expresión
- ¿Qué sucede contigo?, tu mirada cambio, no tienes expresiones, estas extraña
- Jumm, ya veo, no lo sé en verdad, yo me veo igual todos los días
- Que sucedió amor, que te hicieron
- ¿Amor? No me digas así Yulia, no soy nada tuyo
- Si, lo sé perdóname, he estado tan mal que...
- Hablaremos en otra oportunidad, acabas de sufrir un trauma emocional
- Deja la psicología Lena y escúchame
- Te escucho- dijo clavando su mirada en mis ojos, sentí miedo en ese momento
- No me veas así por favor
- No lo puedo evitar, habla antes de que me vaya
- Está bien, aun te amo Lena
- Debes estar equivocada, tu ya no sientes nada por mi
- Tu no lo sabes, este tiempo lejos de ti me hizo pensar en todo
- No han razón para que me busques, yo no puedo amarte
- ¿Por qué no? Dímelo- dije tratando de no llorar
- Porque no siento nada por ti
- Pero… tu me salvaste, te arriesgaste por mí
- No entiendes Yulia, ya no tengo emociones, sentimientos, estoy vacía
- Eso es imposible
- Todo es posible
- No, no es cierto, lo dices por despecho- le dije abrazándola- dime que no sientes nada ahora
- No, todo sigue igual- dijo sin estremecerse
- No te creo aun- dije y la bese, mordí sus labios, la besaba con pasión pero ella no hacía nada- por favor Lena- dije con la voz entrecortada- bésame, por favor
- No, y déjame ya- dijo seria, cuando la vi su expresión no había cambiado, su mirada perdida, esa mirada que penetraba mi ser y me hacía temblar de miedo
- Esto es por mí culpa ¿verdad?
- Deja de echarte la culpa de todo, esto es mí culpa, yo me permití llegar a este punto, yo sola tomé la decisión, así que quédate tranquila, esto lo hice por mi y no por ti
- Perdóname Lena, perdóname por dejarte, creí que era lo mejor
- Y así fue, ahora que no siento nada me siento tan…- y se quedo callada
- ¿Tan qué?- dije desesperada
- No lo sé, estoy igual…
- Lena no puede ser que no tengas emociones, me niego a creerlo
- Quieres una prueba ¿verdad?, mírame a los ojos Yulia, no los apartes de ti, te voy a hacer llorar y veras que tu dolor me es indiferente
- ¿Qué vas a hacer?
- Escúchame, cuando nuestra relación empezó me sentí feliz, aunque no recuerdo cómo es eso pero bueno, imaginamos una vida juntas, todo estaba planeado, pero ¿Qué paso?, las peleas, nuestras discusiones, todo eso me afectaba pero trataba de ayudar con la relación porque yo en ese momento te amaba, no sé si fue dependencia o algo más, pero no me di por vencida, soporté tus desprecios, tus horas sin hablarme, el hecho que remataras conmigo por lo que te pasaba en el trabajo
- Nunca me dijiste que estaba mal- dije con lagrimas en los ojos
- ¿Nunca? Siempre te pedí hablar, es la base de toda relación y te negaste, vamos dime una cosa, te sentirías feliz si yo te comparará con todas las personas que he conocido
- Yo…. Es cierto lo hice- dije llorando y su expresión no cambiaba- pero no me dijiste nada, que eso te lastimaba por eso lo seguía haciendo
- Claro fue error mío también, el no hablar, fueron muchos errores, sentí dolor y me lo callé, yo misma me lo busque, pero recuerdo muchas situaciones, mas no lo que sentí, en las cuales te decía “te amo” y tu como si nada
- Que no lo dijera no quiere decir que no lo sintiera- decía llorando aun más
- Varias veces me gritaste que deseabas estar sola, que ojala nunca me hubieras conocido, que estabas atada a una chiquilla sentimental que por todo te reclamaba y sentía que tenia las soluciones a todos los problemas, que te aburría, te daban ganas de salir corriendo y dejarme
- Lena yo…- dije bajando la mirada
- Mírame Yulia, mírame bien, nada me afecta, nada me quiebra
- Tu mirada sigue igual- dije mientras mi voz se quebraba
- Así es, ya no duele, el hecho de que te fuiste varias veces de fiesta, que fuiste infiel y te perdone, trate de buscar en mi errores y solucionarlos, pero no sirvió, te puse un alto, nos dimos un tiempo, regresaste a mí, te perdoné, todo funcionó, hablábamos, comentábamos, todo era mejor, pero luego, a lo mismo ¿verdad? Comparaciones, peleas, y lo que derramo todo ¿recuerdas? Lo que te dije el día que te abofetee
- Sí, me dijiste, “Te amo mi amor”
- Y ¿Qué respondiste?
- Déjate de idioteces Lena, guarda el sentimentalismo y la dulzura para alguien más- dije comenzando a llorar
- Exacto y me contestaste así porque te había ido mal en el trabajo
- Lo sé Lena perdóname, perdóname
- Ya no hay marcha atrás
- Por favor, ya no me mires así, aunque esa enójate, tu mirada me mata
- No la puedo ni quiero cambiarla
- ¡Basta Lena!
- Quédate con esta mirada grabada, no me busques, no te tortures por mí, aléjate y déjame.
- No puedo, no quiero, cometí tantos errores, quiero remediar lo que hice
- Tu batalla es contra ti, a mí no debes volver- dijo dando la vuelta y alejándose
- Espera… ¡Espera!-dije gritándole pero no me escuchó, se alejó caminando y yo me quede llorando.
Volver arriba Ir abajo
monse
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : en mis pensamientos
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Olvidarte   5/9/2011, 20:31

la contii pliis
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   8/9/2011, 20:37

Mientras caminaba sin mirar atrás, podía escuchar como Yulia seguía llorando, no regresé, seguí mi camino hasta llegar a casa, algo no estaba bien conmigo, entré al apartamento e instintivamente fui a verme al espejo, mi mirada estaba igual pero… estaba llorando, las lagrimas salían sin control, eso no era bueno, por más que las secara seguían apareciendo, por un momento mi garganta se secó, hacerle eso a Yulia me afectó, pero yo ya no tengo emociones, ¿Cómo es posible que este llorando?, tenía que ver a Madame Grushenka, era urgente.

Tomé la ruta que recorrí el día que perdí toda emoción, o al menos eso pensaba, al tocar mi rostro comprobé que seguía “llorando” – ¿a qué hora acabara esto?- dije en voz alta, ¿acaso estaba enojada?, no, mis emociones no podían regresar. Toque la puerta y el mismo sujeto volvió a abrir.

- ¿Qué haces aquí Elena? Te dije que nunca volvieras
- Míreme, se supone que no tengo emociones entonces ¿Por qué estoy llorando?
- ¿Cómo que estas llorando?- dijo asombrada tocando mi rostro- mira, tus emociones están bloqueadas no destruidas
- Entonces destrúyalas
- Es imposible
- Inténtelo
- No puedo
- No quiero arriesgarme a despertar mis emociones haga algo
- ¿Por qué te pusiste a llorar? ¿Quién despertó tus emociones?
- Yulia, mi ex, fui con ella, la hice llorar y luego yo… pues míreme, no dejo de llorar
- Ahora lo veo, pues es imposible que vivas alejándote de ella
- Así que esa es la solución, alejarme de Yulia
- No, si te alejas de ella, seguirás llorando, por lo visto aun la amas
- No, la amo, no sé qué es eso
- Entiendo, mira tendrás que lidiar con eso, más no puedo hacer
- Demonios…
- ¿Enojo?- dijo Madame sonriendo- esa chica es poderosa
- No estoy enojada, solo hable en voz alta
- Ya veo…- dijo viéndome incrédula- es hora de que te vayas

Alejarme de Yulia no iba a funcionar, pero si estaba con ella mis emociones podían despertar, pero, si la trataba normalmente puede que siguiera bloqueada, si esa es la solución, tratar a Yulia de forma normal, sin hacerla llorar, sin hacerla sentir nada, si ella no siente nada, entonces yo tampoco – Elena, eres brillante- dije para mí misma cuando llegué a casa, tomé una ducha y me dormí profundamente.

¿Cómo es que no sintió nada?, me lastimó, me dijo tantas cosas que… son ciertas, ahora comprendo porque le dolió tanto la situación, no entiendo porque le hice todas esas cosas, yo la amo, pero, no lo sé, las tentaciones son fuertes y…, no, no es eso, fui inmadura, egoísta, solo pensaba en mí, en tenerla solo para mí, la quise absorber, y cuando quiso arreglar las cosas salí con pendejadas, con chantajes, ya no aguantó, explotó y yo también y todo comenzó a ser un caos.

Me duele haberle contestado de esa forma, había olvidado esa vez que me abofeteo y me fui del apartamento, que bien merecido me lo tenía, ella siendo cariñosa y yo, por estar frustrada en el trabajo termine descargándome con ella, tantas veces me dijo, no hagas eso Yulia, no remates conmigo eso, me lastimas, y contestaba, si bebe, cambiaré lo prometo, lo decía sin importarme ¡SIN GANAS!, ¿Cómo pude?.... ¿Cómo pude?

Después de una noche tan difícil llego a mi apartamento, me tumbo en la cama y sigo llorando, y es cuando volví a escuchar esa voz…
-Lena…, Lena…- decía sutilmente la voz
- ¡Al diablo con Lena! ¡Déjame en paz no la buscaré más!, grite con toda mi fuerza restante, pero de nuevo
– Lena…no la dejes…. Amala
- ¡Sal de mi cabeza! Grite de nuevo no quiero amarla, quiero olvidarla ¿para que luchar por ese amor?, no vale la pena- dije entre sollozos, ya no habían razones debía olvidarla.

Continué dando vueltas en mi cama, ahora estaba más calmada, para mi suerte la voz no había parado de hablarme, en un momento de lucidez decidí ayudar a Lena – Se que dices que no es mi culpa, pero voy a ayudarte, voy a regresarte tus emociones, no puedes ser un cascarón, deseo que regrese la antigua Lena aunque decidas no regresar conmigo, será mi pago por el dolor que te he causado, lo lograré Lena ya lo veras- dije sonriendo- lo lograré.

Al fin llega la mañana, veo mi rostro en el espejo, sigo con la misma mirada perdida – Perfecto- exclamo para mí, me preparo para ir al trabajo, tomo todos mis documentos, antes de salir me vuelvo a observar, se ha vuelto una obsesión, al ver que mi mirada esta igual pienso, así debe continuar, no hay dolor, no hay alegría, no hay nada, todo está normal.

Bajo de mi apartamento rumbo al trabajo, compro el periódico y lo alzo para leerlo más tarde en la clínica, apenas llevo unas cuantas cuadras recorridas cuando siento una fragancia muy familiar, los chocolates que tanto me encantaban, el capuchino tal cual me gustaba y el perfume de…

- Yulia, deja de seguirme- dijo sin ver atrás
- ¿Cómo sabias que estaba siguiéndote?
- Para empezar, eres de las pocas personas que conozco que utiliza tanto perfume, que conoce mis gustos por el chocolate amargo con vino y que sabe de mi gusto por el capuchino con un toque de vainilla
- Vaya, quedaste sin emociones, pero desarrollaste el olfato- dijo riendo
- Si puede ser- dije viéndola a los ojos, eso debía hacerla temblar e irse
- Ya, no me veas así, te traje esto
- ¿Así piensas arreglar las cosas y que corra a tus brazos? Ya te dije no puedo amarte
- Si, lo sé, seamos amigas Lena ¿Te parece?- dijo con rostro suplicante, si tuviera emociones me hubiera derretido con ese puchero, pero ahora, no sucedía nada
- No necesito amigos- dije sin quitar mi vista de sus ojos
- Claro que si, anda, dame un mes de prueba, si no le hayas sentido a que este contigo prometo irme, lo juro, con mi garrita derecha- dijo sonriéndome
- ¿Aun recuerdas lo de la garrita?- dije sin cambiar expresión
- Claro, osita- dijo sonriendo ampliamente
- Está bien Yulia Volkova, tienes un mes- dije sin pensarlo, además, que podía perder, tenía que aburrirla y así me dejaría en paz
- Excelente no te arrepentirás, ahora, ¿no quieres el café y los chocolates? Son especiales para ti
- Como sea, es descortes no recibirlos
- Gracias, anda te acompaño a la clínica
- Tu deberías estar en el trabajo
- Tranquila avisé que llegaría un poco tarde
- De acuerdo- dije siguiendo mi camino

Que Lena aceptara mi propuesta era un avance, debía tratar por todos los medios de que recordara sus emociones, debía llevarla a lugares importantes para nosotras, ya fueran felices o tristes, era mi oportunidad de jugar mis últimas cartas si eso fallaba debía alejarme de ella para siempre lo cual significaba que se quedara sin emociones, no podía permitírmelo.

- Hemos llegado princesa- Le dije abriendo la puerta de su clínica
- Gracias- respondió a secas- y gracias por el café
- ¿Estuvo bueno?- respondí con la esperanza de que hubiera sentido algo
- Es una bebida ¿Qué quieres que sienta?- contesto fríamente
- No, nada- dije bajando la mirada- bueno debo irme Lena cuídate pequeña- y la tome entre mis brazos, no me correspondía el abrazo así que tuve que enseñarle- Creo que se te ha olvidado abrazar
- No se me ha olvidado, no deseo hacerlo, no tiene razón ni lógica
- Mira, solo pon tus brazos alrededor de mi- dije colocando sus manos en mi espalda baja- no las muevas deja que haga el resto- dije abrazándola y colocando mi rostro en su cuello- extrañaba tu aroma Lena, tu cuerpo tibio- dije respirándola
- Debes irte Yulia, deja de perder el tiempo- dijo soltándome
- Está bien, ya me voy, cuídate, pero antes…

La tome por los hombros y le robe un beso y como una chiquilla salí corriendo antes de que hiciera algo. Al salir la vi, seguía de pie, sin cambiar expresión, salí derrotada de la clínica y justo cuando la puerta se iba a cerrar la escuche exclamar- Jumm atrevida- no me pude contener y con esperanzas renovadas abandoné la clínica riéndome, estaba avanzando- todavía puedo recuperarte Lena- y sintiéndome más feliz que antes volví a reír.

Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   8/9/2011, 20:38

No puedo creer que Yulia me haya besado, no puedo permitir que vuelva a pasar, no es porque me importe, simplemente se ilusionará y lo que quiero es alejarla, tengo que tener más cuidado con lo que hago, aunque por otro lado, fue extraño volver a besarla luego de tanto tiempo.

Luego de atender a todos mis pacientes en la jornada de trabajo, me dispuse a ordenar la papelería del trabajo, mi celular timbró con tono de mensaje, era Yulia, decía que me esperaría afuera, esa mujer no sabía cuando renunciar, en fin qué más da, ella no puede devolverme mis sentimientos.

Al salir ella me esperaba con un ramo de lirios y otro de orquídeas…

- Estas tratando de impresionarme Yulia
- No, solo trato de ser amable amiga
- ¿Amiga? Ahora resulta que besas en los labios a tus amigas
- Emmm yo…este… lo siento Lena no lo pude evitar- dijo bajando la mirada
- Porque no?- pregunte recibiendo los ramos
- Porque tienes los labios mas deliciosos que he probado- dijo acercándose de nuevo a mí, rozó sus labios con los míos y no hice nada por detenerla, no sé que me pasaba.
- Te dejaste besar…- dijo ilusionada
- Es un beso, no siento nada- dije clavando mi mirada en sus ojos
- Entonces me dejarás besarte cuando quiera
- No abuses Yulia
- Tú dijiste….
- Está bien- dije sin cambiar expresión, ¿Por qué acepte?

Qué buena es la vida, Lena me ha dejado besarle, eso puede ayudar a que recobre sus sentimientos, no me voy a dar por vencida. Tenía tanto tiempo sin probar su boca, no me dejaran mentir, tiene unos labios preciosos, exquisitos y su sabor, no tiene comparación, no hay boca que me provoque tanto como esa, la amo, simplemente la amo.

- Este lugar es muy familiar
- En serio?
- No te hagas la que tiene amnesia, en este parque me pediste ser tu novia
- Si, lo sé
- Algún motivo en especial para traerme aquí
- No, ninguno Lena lo juro
- De acuerdo- dijo corriendo hacia una loma cercana

Se acostó en la grama, se veía hermosa, con sus ojos fijos en el cielo, sin expresión alguna – Que tanto me ves?- dijo al ver que me perdía en su cuerpo, - No nada, solo… nada no te preocupes- dije sonriendo.

Me recosté a su lado, juntas encontramos mil formas a las nubes, mientras la noche casi llegaba, tome tu mano y con la otra le indicaba la forma que en el cielo observaba, sin querer nuestras vistas se encontraron y se perdieron por unos instantes.

- Sabes? Cuando estábamos juntas me encantaba pasar horas viéndote
- Claro, por eso terminamos verdad?
- Lena lo siento, cometí muchos errores, te dañe y ahora estas así
- Ya te dije que esto no es tu culpa, es decisión mía
- Con influencia mía
- Que no, no esas necia
- Si ya se, estoy bien pendeja
- No lo eres, deja de llamarte así
- Te molesta?- dije sonriendo
- No, pero no me parece apropiado- dijo viéndome a los ojos
- Olvidemos el pasado y comencemos de nuevo- dije acariciando su rostro.

Esa forma en la que Yulia me miraba, tan especial, reflejaba mucho de sus sentimientos hacia mí, podía deducir que aun me amaba, era sincera, sus caricias, su piel contra la mía, no sé que me estaba pasando pero cuando pude reaccionar, estaba besando lentamente a Yulia.

Me tomó de sorpresa la reacción de Lena, me estaba besando, como lo hacía antes, creo que con mayor intensidad, sus ojos estaban cerrados, su boca aprisionaba la mía, no me dejaba respirar, se colocó encima de mí, la noche comenzaba a llegar, el parque estaba solitario.

Sentía como sus manos exploraban mi cuerpo, Lena jugaba con su lengua en mis labios, estaba excitándome, por mi parte succionaba su lengua, mordía su labio, acariciaba su espalda. De repente sentí como besaba mi cuello, mis hombros, acariciaba mis senos, yo respiraba entrecortado, ella no se detenía, besaba de nuevo mis labios, nuestras lenguas jugaban, con un giro quede sobre ella, mordí su cuello, mientras Lena despeinaba mi cabello, quise darle un poco más de pasión a nuestra situación, acaricie sus senos, los cuales brincaron un poco al contacto de mis manos, Lena me aprisionaba a su cuerpo, de nuevo giro y los besos continuaban, le dije Te amo, se separó de mí, me vio a los ojos, estaba agitada- debo irme- exclamo, se levanto corriendo, fui tras ella pero no le di alcance.

Entré corriendo a mi departamento, lavé mi rostro, me vi al espejo, mi rostro ruborizado, ese jadeo, pero la mirada vacía, sentía esa humedad en mi entrepierna- Rayos, estoy excitada- exclame, me deje llevar, fui instinto total, bloquear los sentimientos no es algo sencillo, no es una solución definitiva, estar así con Yulia me llevó a besarla, a recorrer su cuerpo, pero lo necesitaba, es decir, no sé qué me pasa, creo que lo deseaba. No puede volver a ocurrir.

El ser humano es tan complejo, tan misterioso, sus procesos mentales y emocionales son distintos de persona en persona, ¿Cómo pude pensar que con una poción eliminaría mis sentimientos?, están bloqueados pero pueden surgir en cualquier momento y Yulia parece ser la clave para ello, debo ponerle un alto a la situación, pero por otro lado, tenerla así, junto a mí, besándome con “pasión” ¿Qué demonios estoy diciendo?, ya basta, no más, no puedo volver a hacer eso, seguiré con el plan, aburrir a Yulia, debe alejarse de mí por propia convicción no porque yo la obligue.

Me besó, me besó de manera intensa, ¿al fin habrá recuperado sus sentimientos?, fue tan perfecto, si no le digo que la amo estoy muy segura que hubiera continuado, pero no pude evitarlo tenía que decirlo. Su sabor en mi boca, su lengua jugando con la mía, entregándome ese sentimiento que ella cree bloqueado pero yo se que aun vive ahí, esperando a que yo lo libere.

Creo que no podré dormir, sentir su cuerpo otra vez, fue exquisito, no puedo dejar de pensar en ella- Ay Lena, Lena, Lena – y me sorprendí gritando su nombre, diciendo que la amo- esto no acaba aquí, lucharé por ti hasta que las fuerzas me aguanten.

Toco mis labios con la yema de los dedos y puedo sentir su boca que devoraba con ansias la mía, fue un beso increíble, ¿habrá sentido algo?, eso espero, me hubiera gustado sentir todo su cuerpo, hacerla mía y ser suya, entregarnos a la pasión, al amor que nos tenemos, aun está ahí solo debemos rescatarlo.
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   8/9/2011, 20:38

Ah que maravilla, pronto Lena, pronto saldrás de ese abismo, solo debemos esforzarnos, se que lo lograremos, tus labios vienen a mi memoria, ese beso intenso que por momentos me robaba el aliento y reclamaba toda mi pasión, no te hubieras detenido, no me hubieras quitado esa delicia, te hubieras quedado conmigo.
Sigo dando vueltas en la cama cuando mi teléfono suena, no quiero contestar, dejo que la llamada se pierda, siguen insistiendo, ¿Y si es Lena?, tomo el celular veo el identificador pero no es ella, es un número desconocido, igual contesto para ver quién me llama con tanta insistencia.

- ¿Aló? – pregunte desconfiada
- Hola Yulia, mi preciosa- dijo una voz sumamente sexy
- ¿Quién habla?- seguía sin reconocerle
- Tan poco tiempo ha pasado y no recuerdas mi voz, jajaja
- ¿Daria?- dije sorprendida
- Claro mi vida, que rápido recuerdas- su voz aumentó en sensualidad
- ¡Vaya tenia tanto tiempo de no saber de ti!- dije sumamente emocionada
- Tienes razón que te parece si vamos por unas copas y no me digas que no
- Eh no lo sé, no tengo muchas ganas
- Vamos Yulia- dijo provocativamente- tu nunca me decepcionas
- Cielos, tu voz…- dije sin contenerme
- Lo sé princesa, vamos ven conmigo ¿si?- dijo besando el auricular
- Eh… eh…- mi cuerpo se estremecía
- Tomaré eso como un sí, te espero en media hora en Cashar
- De…acuerdo….

Daria simplemente me ponía nerviosa, ella y Lena eran las únicas que con su voz me hacían estremecer, son tan sexys, no pude resistirme, además nada malo pasaría, solo bebería con ella, no había peligro de nada.

Aun no puedo creer que haya besado a Yulia, ya tomé una ducha fría, me puse a leer, he hecho de todo y aun siento sus labios sobre los míos, ese beso, el que provoqué, el que fui a buscar, no debí hacerlo, fue un error, ese tipo de errores no debo cometerlos y menos con Yulia.

Tengo que salir de mi apartamento, mi cabeza razona lo sucedido, necesito sacar de mi estos pensamientos, es buen momento para ir por una copa, aunque… debería ir a Cashar ese bar lo frecuentan muchos amigos de Yulia, si me ven con alguien más seguro le dirán, eso la pondrá celosa y verá que ese beso no significó nada para mi, si, es un buen plan, hay que ponerlo en marcha.

Regresaré a las conquistas, debe prepararme bien, sutil maquillaje, jeans ajustados, blusa negra con escote, vamos, tengo los atributos debo saber usarlos, mi perfume cítrico, rayos, espero que les llame la atención una mirada misteriosa, porque ahora la que tengo no me ayuda en nada, por hoy extrañaré mi sonrisa seductora – Lena debes trabajar con lo que tienes- me digo como consuelo.

Al fin llego a Cashar y veo a Daria, pero, ¿Desde cuándo esta tan preciosa y provocativa? – Cielos Yulia contrólate- me digo como reprimenda, me acerco lentamente, sin querer estoy coqueteando, lo voy a hacer, es como parte de mi personalidad, no debo, tengo que controlarme, pero me cuesta, pero tengo que hacerlo, por Lena, no puedo seguir siendo tan…
- Hola Dasha- digo besándole cerca de los labios- estas preciosa
- Y Tu mi vida, si no hubiera tantas personas te salto encima y te como
- Jajaja entremos de una vez- digo tomando su mano
- Claro vamos a desarmar este lugar

La música es la que me gusta, la que me provoca, y vaya que las tentaciones me asaltan, Daria se mueve de una manera que difícilmente me contengo para tocar su cuerpo, ya no entiendo lo que pasa en mi, amo a Lena, pero reconozco que Daria me sigue gustando, me atrae, pero es pura atracción física, su voz, su cuerpo, es demasiado, me encanta estar así con ella, que me baile despacio, que intente besarme, es una tentación andando.

Cashar, esta discoteca siempre fue la mejor para Yulia y para mí, siempre bailábamos acá, la pasábamos bien, nos divertíamos en la pista de baile y luego en el apartamento, en la cama, recuerdos… que ahí se deben quedar, voy a la barra a pedir un trago – Vodka por favor- sí, eso me relajara, luego de tanto tiempo puedo reconocerme signos de estrés. Veo a los alrededores a alguien a quien pueda llamarle la atención, luego de un rápido escaneo siento una mirada en mi, volteo la cabeza y veo una rubia hermosa, de ojos ámbar, cuerpo de diosa y muy deseosa de hablarme, ese mordisqueo de labio la delata.

- ¿puedo invitarte a una copa?- pregunta seductoramente
- Claro, vodka por favor- le digo acercándome a ella
- No todos los días veo a alguien tan bella
- Estas mintiendo
- ¿Por qué lo dices?
- ¿No usas espejos? Eres hermosa- digo viéndola a los ojos
- Gracias- dice sonrojada
- Solo digo la verdad- La he seducido, aun no he perdido el toque

Seguimos con nuestra platica, nada interesante en verdad, continuo con lo básico en seducción, un roce de manos, un suave beso cerca de los labios, una caricia, en verdad le gusto a esta chica, no puede quitarme la vista de encima, desea besarme y no la dejo, intenta de todo, como me gustaría poder reírme, mi mirada se dirige a la pista de baile, no puedo creerlo, ahí está Yulia…

Daria me tiene bajo su control, respira y delicadamente besa mi cuello, yo solo puedo cerrar los ojos, el deseo me muerde, pero no debo caer, tengo que ponerle un alto, queda de espaldas contra mí y comienza ese baile sensual que bien sabe acaba con mis fuerzas, deja que mis manos recorran sus caderas, lame mis labios, es un reto para mí. Se coloca de frente y acaricia mis labios con su dedo, lo tomo con mi boca y lo beso delicadamente, sin querer veo a la barra y encuentro a Lena muy bien acompañada por una rubia, los celos me corroen y voy directo a la barra dejando a Daria plantada.

- Hola Lena
- Yulia ¿Qué tal?
- Bien gracias, perdón por no avisarte que vendría acá
- No tienes porque hacerlo no soy nada tuyo
- Lo sé pero, de haber sabido que querías venir te hubiera invitado
- ¿Y arruinarte la cita? No gracias
- Tú qué me dices eh, estando con esta tipa- dije despectivamente
- Ella me acompaña al igual que Daria a ti, además ¿Por qué los celos?
- ¿Celos? Yo no estoy celosa
- Y has cruzado toda la pista de baile solo para saludarme, que amable
- Sí, soy educada, pero no te interrumpo sigue con tu p…
- Como quieras
- Pero no te preocupes no haré nada con Daria
- Yulia recuerda lo más importante
- ¿Qué?
- Haz lo que te dé la gana, vete con quien quieras, que a mí no me molesta, ya te dije no soy nada tuyo, ya no soy tu novia, así que despreocúpate
- Entonces en la tarde tu…
- Supéralo, anda ve a bailar, disfruta, se feliz, bebe, olvídame- dijo dando la vuelta y besando a la rubia

Me llené de rabia, quería llorar, pero no lo hice, tome a Daria, la bese y le dije ya sabes lo que sigue, vamos a mi casa. En el auto mientras el semáforo estaba en rojo, comencé a besarla, tratando de desabrochar su blusa, el deseo me comía viva, mordía sus labios, metía mi mano en su blusa, mientras ella acariciaba mi espalda – Mmm Lena…- dije sin querer.

- Ok Yulia basta, conmigo no vas a olvidar a Lena
- No, espera no fue mi intención, tú me gustas no lo hago por olvidar
- Mira Yulia, te deseo y me encantaría hacerlo contigo otra vez pero, ya no
- No seas así vamos, déjame hacerte mía una vez mas
- Tú no puedes olvidarte de Lena así como así, date tiempo
- Perdóname…
- Conmigo le fuiste infiel, aun eso no me deja tranquila
- Pero ahora no estoy con ella
- Igual Yulia no sigues con ella pero el sentimiento te ata
- Pero esto no es infidelidad, no estoy ya con ella
- Lo sé, llévame a mi casa
- Pero…
- Por favor llévame a mi casa
- De acuerdo….
- Escúchame, la vez que estuvimos juntas, estábamos borrachas y simplemente sucedió, no lo negaré lo disfrute y más al saber que tú estabas con Lena, siempre le tuve envidia, no sé qué te hago pero te descontrolo
- Ya ves, tú me gustas
- Lo sé y tu a mi pero por estar gustándonos arruine el amor que entre tú y Lena existía
- Ya estaba arruinado de todos modos
- Todo empeoró desde lo nuestro
- No te preocupes, nuestra relación ya no tenía solución
- Si la tenia, y por lo que veo, aun la tiene
- No te entiendo
- Dime sinceramente ¿aun la amas?
- No lo sé, tú me gustas y …
- Basta, quítate ya eso de “tu me gustas” te pregunte por Lena
- …. Aun la amo
- Entonces ¿Qué haces coqueteando conmigo? ¿ponerla celosa?
- ¿Celos? Esa mujer ya no siente nada, además estaba muy feliz con la p…
- Cálmate y piensa lo que haces, si la amas no la dejes- dijo saliendo del auto

Al llegar a mi hogar me di cuenta de mis sentimientos encontrados, por un lado amo a Lena, y quiero estar a su lado, hacerla sentir de nuevo, que recupere todo lo que dejo, pero por otro, grito por olvidarle, por sacarla de mi mente, estoy en una encrucijada no se qué hacer, pierdo las fuerzas, la razón, al imaginarla en estos momentos siendo acariciada por unas manos que no son las mías, siendo devorada a besos, esos besos que no provienen de mis labios, veo esa injusticia ante mí, todos mis errores se me vienen encima, como el golpe de un martillo, destruyéndome, acabándome – Olvidarte, hoy quiero olvidarte!!!.
Volver arriba Ir abajo
ishisu
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : Carcavia
Cantidad de envíos : 61
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: Olvidarte   8/9/2011, 20:39

Yulia se fue furiosa del bar, me imagino que es lo que va a hacer, se acostará de nuevo con Daria, en fin, no me preocupa, ya no siento nada, ni me hace sentir nada los labios de la rubia que están en mi cuello, ni sus manos acariciando mi cuerpo, es como si no existiesen, es extraño cuando besé a Yulia, si la sentí, y quería más pero con esta tipa, no hay nada.

- Ok me tengo que ir
- No espera preciosa apenas comenzamos, si quieres vamos a otro lado
- No, así estoy bien, ya me ayudaste

Deje plantada a la rubia en el bar, me dirijo a casa, se que Yulia en estos momentos debe estar muy entretenida con Daria, ahora se dará cuenta que ya no significa nada para mí, estoy mejor sin ella, esta mejor sin mí, ya no nos necesitamos, es mejor avanzar.

Al llegar a mi apartamento, me despojo de la ropa, desmaquillo mi rostro, sigue igual, no cambia nada, sin expresión, sin sentimientos, debí haber escuchado a Grushenka y no quitarme los sentimientos, ¿Qué hago ahora si no siento nada?, claro el dolor nos puede destruir, pero hay tantas cosas que nos pueden ayudar a sobreponernos, hay tanto porque vivir y ahora soy un cascaron.

Me tiro a la cama abrazo mi almohada, cierro los ojos, espero sentir algo, otra vez no hay nada, pienso en Yulia, en cómo debe ser amada por otra y no soy yo, mi vista se nubla, creo q estoy llorando, me levanto de golpe, unas cuantas lagrimas caen pero sigo sin sentir algo, no hay dolor, que bueno, no hay alegría, que desastre.
¿En qué momento considere esta una solución aceptable?, no debí, pero no hay marcha atrás, ya no puedo recuperarlos, se fueron, no sentiré jamás. Voy a la cocina por una copa de vino, la bebo de inmediato, el líquido pasa por mi garganta, no hay efectos, ni siquiera puedo enojarme por esta situación, ya no me siento humana.

Regreso a mi cuarto, decidí olvidarte, hice algo descabellado que para mí era la única solución después de haberlo intentado todo, pero, se me olvido haber cerrado el ciclo, no recordarte con odio, tomar lo bueno y seguir adelante, se me olvido vivir, por creer que tú tenias mi vida entera, deje de ser yo, para fundirme en ti literalmente y eso no debí hacerlo.

- Ay Yulia ¿se nos apago la llama?, y en mi afán de eliminar las cenizas, me hice esto

Trato de dormir y no puedo, sigo pensando en ti, debí superarlo, debí ser más madura, ya dejar de ser una niña, debí afrontar el problema de frente y no buscar la salida más fácil, creo que no encontré quien me pudiera guiar, quien me entendiera en ese momento, creo que me falto buscar una solución que no me destruyera.

Sé que aun me amas, que tal vez se hubieran arreglado las cosas, si ambas hubieras trabajado en ello, corregido nuestros errores, fortalecido nuestro amor, madurar juntas, no eliminarnos ni tratar de controlar una a la otra, si hubiéramos sabido amar, todo sería diferente, si te pudiera amar se que lograríamos nuevas cosas, pero no puedo, ya no lo siento y este hechizo no se arreglará.

Es hora de dar un giro, de que me sirve ser solitaria, de que me sirve este “logro”, de que me sirve ser una exitosa psicóloga, ayudar a las personas, hacerles ver una solución, darles herramientas para que trabajen en sus problemas, sino puedo sentir la satisfacción por lo que hago, de que me sirve saber todo esto, si en el momento en lo que necesite mi orgullo no me permitió decir “hoy soy yo la que necesito ayuda”, y no cualquier ayuda, ayuda efectiva, significativa, alguien que me entendiera, quería una solución inmediata, no la hay en la mayoría de los casos, ahora entiendo porque algunas personas sienten frustración durante las terapias.

Luego de esta reflexión ¿Qué queda por hacer?, no puedo volver a sentir, no hay nada que se pueda hacer al respecto, entonces ¿me voy a dejar vencer?, ¿me consumiré en esta vida sin emociones?, ya es tiempo de que madure, dejar de compadecerme por lo que me sucede, en mi esta la solución, la fuerza para un cambio, debe renacer una nueva Lena.

Entonces tomaré en cuenta lo que me propuso Yulia, seré su amiga, ¿Por qué no?, tengo que disfrutar la vida, aunque no la sienta, no puedo quedarme así, es momento de ser una nueva persona, de madurar, de crecer, de no dejarme vencer. Aceptaré mis errores, trataré de mejorar mis fallas, me aceptaré tal cual soy, y por primera vez en mucho tiempo me voy a amar.

Una noche difícil después de tanto llorar, he perdido todas esperanzas en Lena, y lo que paso con Daria anoche me hizo ver que no puedo seguir así, tiene razón en muchos aspectos, ahora soy yo la que no quisiera tener sentimientos.

Tomo el periódico de la mañana mientras bebo un poco de café, me detengo en los anuncios, para leer uno que me llama poderosamente la atención:

“¿Infortuna en el amor?, ¿falta de salud y dinero? ¿Quieres ya no sufrir?, tenemos la solución perfecta para ti, ven a lo de Grushenka, llama y no te arrepentirás”

Tenía un número en el apartado del anuncio, llamé e hice una cita, no creo en esas cosas pero había algo que me llamaba la atención, debía hacer caso a mis instintos. Bebí todo el café, tome mis cosas y me dirigí a lo de Grushenka, espero que esa mujer pueda ayudarme y hacer que pueda olvidarte.

Me interno en las calles de Moscú hasta llegar a un profundo callejón, es frío, pero siento que me llama, que aquí encontraré respuestas a lo que necesito. Llego a una puerta de metal, al tocar me abre un tipo, sumamente algo y con la mirada perdida, es la misma que siempre tiene Lena, entonces… ¿es aquí?, ¿es aquí donde Lena perdió los sentimientos?

Siento un poco de temor al internarme en la habitación, encuentro a una mujer enfrente de una mesa, lee las cartas, las estudia, y por fin levanta la vista…

- Bienvenida querida

Esa voz… esta voz es tan familiar…, la he escuchado antes, lo sé, lo presiento, yo conozco a esta mujer, no sé cómo, pero sé que la conozco.

- Acércate a la luz para que pueda verte mejor

Me voy acercando poco a poco, cuando por fin puede verme, la mujer parece asustada, se marea un poco, y tiene que sostenerse con la mesa, su rostro se vuelve pálido – tu…tu…eres…Yulia…..
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Olvidarte   10/9/2011, 09:48

xk se asusto y se kiso desmaiar

esta buenisima espero la conti
Volver arriba Ir abajo
xty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : En Mi ksa
Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 28/11/2012

MensajeTema: Re: Olvidarte   29/11/2012, 17:38

pucha debes de seguir escribiendo hasta el final :(
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Olvidarte   

Volver arriba Ir abajo
 
Olvidarte
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Como olvidar a tu ex
» cuanto tiempo pasa para poder olvidar

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: