Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 No siempre fue mentira...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 18:49

libica-sokaara escribió:
Buenas señorita, como ha estado? Su examen lo rindió bien?
Han pasado varios días y hoy es navidad. Mis buenos augurios por las fechas festivas que se cursan y aproximan.

Sabe he leído este capitulo y como es normal esta impecable en cuanto a su contenido, da nuevas esperanzas para un final “feliz” y eso es muy bueno para las que te leemos, una buena moraleja si quieres verlo de esa forma.
Es largo como bien lo dijo Ais, pero el contenido no es denso. Lo que si note es que los pensamientos pueden resultar confusos o al menos para mi lo fueron, por momentos llegue a confundirme, pero puede ser que sea yo la que tenga esa dificultad. Se nota que esta tratando de cerrar la idea y estos momentos culmines por los que esta transitando la historia atrapan bastante al lector (en mi opinión, claro).

Pido disculpas por los celos de mi linda dama, si mencionó la palabra es que los siente, basándose en nada, pero ella es de las que se ahoga en un vaso de agua.
Ja! así que estamos en presencia de la madre Teresa, mis respetos y disculpas, pues he pecado porque he tenido pensamientos impuros. Aunque creo que de las tres (y esto lo doy por hecho) que la mas pervertida eres tu mi linda amiga.

Me despido, saludos.




No me creo que puedas dar por hecho de que soy mas pervertida que ustedes!!
para defenderme tengo que escribir que soy lo mas centrada del mundo y se aplica tambien al estado etilico en el que no muy seguido caigo, se puede decir que siempre que conversan conmigo por medio de parrafos se hacen ideas distintas de mi personalidad .

Con respecto a los pensamientos, tengo que decir que he vuelto a buscar en libros el como los estructuran y eso para que sea entendible y llegue a la conclusion de que nunca se es lo suficientemente esntendible el pensamiento en los libros o yo no se como meterlo en mi historia, ahora si hay alguna recomendacion bienvenida sea.
Ah!!! y por eso de un final feliz, pues va bien encaminada hacia donde pretendo la istoria, pero no te confies.

Celos...entonces ais esta enojada conmigo :(?
por eso mi comentario en esta actualizacion de su parte fe tan cortito.....

PD los resultados de los examenes los sabre en enero y pos me carga la navidad soy mas bien un grinch pero gracias por los buenos deceos, de mi parte para ti y los que te rodean les deceo lo mismo.

bye libica.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 18:51

Ekaryl escribió:
QUE LINDA CONTI..





GRaciassssssssss >.<
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 18:52

*Miya* escribió:
Me encanto la continuacion!!
Muy buena!! ^^




Me alegra no haber decepcionado mi linda miya!
gracias por el comentario :)
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 20:17

Y yo sabia que no iba a ser así, confió en que no vas a decepcionarme!! ^^
No, por nada, es un gusto leer y comentar!! Perdón si el comentario fue un poco, como decirlo... insulso(?) XD, es que se supone que estaba estudiando y me andan vigilando para que sea así, por eso termine de leer rápido y comente tan cortito!! XD Fue casi una misión imposible, pero la cumplí con éxito! XDDDD
Besos Alex...
Cuídate mucho... como siempre, estaré esperando la ansiada continuación!!! ^^
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/12/2010, 10:44

Creo que no he sabido explicarme correctamente, no la llamaba pervertida a usted, sino que me refería a Ais. Lamento el mal entendido.

Por lo de la historia, veré si encuentro alguna manera de cómo expresar los pensamientos, aunque creo que la del problema he sido solamente yo, ya que nadie más lo ha mencionado.
El tema del final no es que este confiada o algo así, es solo que como se lo viene señalando, ya se el desenlace real de esta historia. Para ser mas concisa, viví o vivimos algo similar es por eso que hable de un “final feliz”, por como relataste este capitulo parase que se esta alejando de lo que yo conozco, que es “feliz” en un sentido humanístico.

Por los celos no voy a desmentirlo, celosa esta, pero no es por ti. Y el que te diera un comentario tan insípido es porque no esta con mucho animo (para no decir deprimida).
Así que la culpa es completamente mía.
Si las cosas me salen bien, todas tendrán a la simpática y jovial Ais devuelta en un módico lapso de tiempo.

Respondiendo la PD: navidad es un día más para los no creyentes (como en mi caso), los augurios son una rutina cordial.
Gracias por los deseos.

Mis saludos.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/12/2010, 16:00

*Miya* escribió:
Y yo sabia que no iba a ser así, confió en que no vas a decepcionarme!! ^^
No, por nada, es un gusto leer y comentar!! Perdón si el comentario fue un poco, como decirlo... insulso(?) XD, es que se supone que estaba estudiando y me andan vigilando para que sea así, por eso termine de leer rápido y comente tan cortito!! XD Fue casi una misión imposible, pero la cumplí con éxito! XDDDD
Besos Alex...
Cuídate mucho... como siempre, estaré esperando la ansiada continuación!!! ^^


Se como es eso de hacer cosas que no debes mientras estudias !emocionante ! XD
da igual el comentario cortito, vale como sea :).
la contiestara antes de lo que pense ( tengo mucho tiempo libre ahora)

Besos para ti tambien miya :D
cuidate bye.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/12/2010, 16:22

libica-sokaara escribió:
Creo que no he sabido explicarme correctamente, no la llamaba pervertida a usted, sino que me refería a Ais. Lamento el mal entendido.

Por lo de la historia, veré si encuentro alguna manera de cómo expresar los pensamientos, aunque creo que la del problema he sido solamente yo, ya que nadie más lo ha mencionado.
El tema del final no es que este confiada o algo así, es solo que como se lo viene señalando, ya se el desenlace real de esta historia. Para ser mas concisa, viví o vivimos algo similar es por eso que hable de un “final feliz”, por como relataste este capitulo parase que se esta alejando de lo que yo conozco, que es “feliz” en un sentido humanístico.

Por los celos no voy a desmentirlo, celosa esta, pero no es por ti. Y el que te diera un comentario tan insípido es porque no esta con mucho animo (para no decir deprimida).
Así que la culpa es completamente mía.
Si las cosas me salen bien, todas tendrán a la simpática y jovial Ais devuelta en un módico lapso de tiempo.

Respondiendo la PD: navidad es un día más para los no creyentes (como en mi caso), los augurios son una rutina cordial.
Gracias por los deseos.

Mis saludos.



Entiendo entiendo pero no me moleste ni nada paresido.
AH!! y no me digas usted te lo suplico desde el fondo del musculo que me permite vivir XD!

Y esfuerzate para que la señorita Ais suba el animo, me valen los comentarios largos si no esta bien y algo sombria.

Creo que a medida que me reencuentre con el ritmo que perdi al trabajar y estudiar que provoco continuaciones forzadas, quizas puedas preveer el final, o quien sabe.

Saludos bye.
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/12/2010, 20:44

siii estuvo super buennaa
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   28/12/2010, 11:02

Mis disculpas, es la costumbre.
Me es casi imposible tener un trato no cordial con las personas. Hasta cuando bromeo utilizo la formalidad de mis palabras.
Tratare de ser menos natural en cuanto me dirija a ti.

Veremos que tan caprichosa y orgullosa es mi amiga (espero aun lo siga siendo), porque yo ya hice algo vergonzoso para obtener su perdón y la verdad es que si no lo logro con eso, la he perdido… nuevamente.
Pero, como dije veremos que es lo que ella hace, solo hay que esperar.

Tranquila a mi me gustan las sorpresas, creo que esto de esperar por un capitulo es excitante y mas cuando la historia es tan atrayente como la tuya. Aparte ya tengo dos posibles finales, por lo que llevo una apuesta interna.

Saludos.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   28/12/2010, 15:48

gomen, gomen, gomen si que fui mala al comentarte.
me perdonas Mi Alex???

veamos, me enmendare, si que... aqui voy.

claro que no es un moto, es una Ducati, una de las maquinitas mas bellas que existen en la faz de esta inmensa tierra.
dime que modelo es, una 848,
996R,
superbike 999,
una linda 1098,
una monster 696,
una superbike 749
o mi bella y adorada (y futura esposa) :groov: Ducati 1000 ds

como es que Sahian pudo hacerlo en esas condiciones!!!??? yo ni me muevo, quedo como pez fuera del agua -despues de varios minutos-

jojo, vivir juntas? en una casa, mientras tienen un departamento para las dos solitas en donde se... puedenportarmalacualquierhoradeldiayyanodiferenciarencuantoterminaunoycomienzaelotro
-casi me muero por falta de aire-

traduccion: pueden portar mal a cualquier hora del dia y ya no diferenciar en cuanto termina uno y comienza el otro.

tengo una duda -ademas de las anteriores- que haras con Isa?, pobresita me da lastima

uffff creo que escribi mucho.
espero me perdones Mi Alex, no quise ser borde y mucho menos con mi escritora favorita.

un beso -o todos los que quieras- y abrazo gigante -o chiquitito, es a eleccion tambien-

bye-bye

Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   1/1/2011, 04:42

Mis mujeres le deceo lo mejor este maldito año que empieza a entretejerce.
Las respuestas a sus queridos comentarios se las dare otro dia.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   1/1/2011, 06:51

venga que eso sono a haren! jaja
gracias Mi Alex, mis deseos para vos y todas las cosas que quieras hacer, que si el maldito año quiere ser maldito que se joda solo ^^.

besos!

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   2/1/2011, 13:48

Ahora si puedo respónder.

Lo estupido del comentario que puse arriba de que les responderia otro dia fue porque a mi sobrina en el cibercafe se le ocurrio ir al baño, mi rana es especial.

Bueno mi querida lectora y bella Ais no tengo nada que perdonarle ni mucho menos, que va.

con respecto a lo de la moto no le di mucho enfasis porq no queria que se notara hasta cuando escribo que se me cae la baba por la figura de una ducati y tengo que decir que la de Sahian es una 1098 porq se parece mas a la mia que no es ducati pero ya la obtendre jojojo.
Y me tendras que prestar la tuya cuando la tengas si???? *.* yo te presto la mia XD

Sahian pudo porq yo pude asique es posible y seria mi respuesta, soy algo brusca y doliera o no por andar montada lo que sea XD.

Lo de Isabel no la deje votada de echo la llevare a la casa para tenerla como personaje fijo asiq q no te de penita.
y el que esten en la casa y el departamento solitario tiene motivos, tranquila tranquila que ya todo lo desenredare de una vez.

bueno y eso seria todo si se me olvida algo lo siento :)
bye.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   2/1/2011, 13:57

libica-sokaara escribió:
Mis disculpas, es la costumbre.
Me es casi imposible tener un trato no cordial con las personas. Hasta cuando bromeo utilizo la formalidad de mis palabras.
Tratare de ser menos natural en cuanto me dirija a ti.

Veremos que tan caprichosa y orgullosa es mi amiga (espero aun lo siga siendo), porque yo ya hice algo vergonzoso para obtener su perdón y la verdad es que si no lo logro con eso, la he perdido… nuevamente.
Pero, como dije veremos que es lo que ella hace, solo hay que esperar.

Tranquila a mi me gustan las sorpresas, creo que esto de esperar por un capitulo es excitante y mas cuando la historia es tan atrayente como la tuya. Aparte ya tengo dos posibles finales, por lo que llevo una apuesta interna.

Saludos.


Se agradece la pasiencia y consideracion con mi fundida actitud.

Hay que pedir a Dios para que mi mente se quede en blanco y se llene de la historia para poder narrar extasiantemente y de manera que yo tambien quede conforme, si no pasa pues me ire de vacaciones.

Me intriga saber con que saldre esta vez en la historia para poder volver al camino que perdi con esas conti de relleno ya que asi voy al grano pero sin sintetizarlo demaciado para no perder esos detalles pegajosos q traigo conmigo.

Despues cuando acabe la historia situacion que aun no me planteo del todo pero sera alguna vez me diras si llegue a uno de tus dos opciones de termino.

bueno sin mas bye :)
Volver arriba Ir abajo
BURST ANGEL N.S
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : cerquita de tu corazoncito...
Cantidad de envíos : 67
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   2/1/2011, 21:08

alexandra escribió:


Se agradece la pasiencia y consideracion con mi fundida actitud.

Hay que pedir a Dios para que mi mente se quede en blanco y se llene de la historia para poder narrar extasiantemente y de manera que yo tambien quede conforme, si no pasa pues me ire de vacaciones.

Me intriga saber con que saldre esta vez en la historia para poder volver al camino que perdi con esas conti de relleno ya que asi voy al grano pero sin sintetizarlo demaciado para no perder esos detalles pegajosos q traigo conmigo.

claro que esperaremos a una mega super duper sexi escritora como tu...
toma tu tiempo en escribir esa conti, que te esperaremos pacientememente...claro sin dejarnos colgadas heeee... ^_-
te deseo lo mejor y sige escribiendo estas contis tan buenas solo como tu las sabes hacer...
besos...
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/1/2011, 03:12

Mis deseos para que todo te resulte como esperas y pretendas.
Se que tomaras el camino correcto a su tiempo con la historia y escribirás eso que tienes dando vueltas en la mente.

Bueno, me despido Alexandra, ha sido un placer interactuar contigo.
Prometo que seguiré tu historia y que al finalizarla te are saber si has acertado o no con una de mis opciones.

Spoiler:
 

Adiós.

Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/1/2011, 13:29

Mi Alex!
jojo tienes moto o.o, porque!? , porque tu tienes una linda maquinita y yo tengo a Mora, eso es injusto, yo quiero una moto .
oi, cuando tenga a mi esposa no podre prestartela, esas cosas no se hacen, pero si tu quieres prestarme la tuya, me va bien, la amare y protegere hasta que tu nos separes jajaja.

una chica ruda no es asi y ya creo que por andar "montada" harias lo que fuera ^^.

voy a estar a la espera del proximo capitulo para que me desenrredes las cosas.

un beso y mis disculpas.

bye-bye.


Última edición por ais el 3/1/2011, 13:32, editado 1 vez (Razón : en vez de poner "la amare" mis manos escribieron un lujurioso "lamere" ups!)
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   6/1/2011, 16:45

Tengo la siguiente continuacion, la colgare antes de irme a arreglar la choza familiar en la playa y cuando me vuelva el animo que me quito el resultado de las pruebas
sera hasta ese momento chicas, gracias por los comentarios me suben el animo.
adios.


Última edición por alexandra el 17/1/2011, 19:47, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   12/1/2011, 19:35

Es un capitulo separado por ser muy largo.
Es uno pero en dos publicaciones si me entienden, espero que si
sorry si encontraron el comienzo raro pero es que a falta de tiempo en el cibercafe y tras haberme gastado el dinero que me sobro en golosinas me salio algo confuso lo del principio lo siento. Pero si es la continuacion.

Al acabar de cerrar la gran boca que había abierto para gritar, me quede en un completo e incomodo mutismo por la escena que presenciaba sin querer en ese momento en aquella oficina.

—Perdón-exclame y salí de ahí corriendo.

No me lo podía creer, con razón empatizaba tanto en mi relación con Alicia ¡como no lo vi! bueno haber-parándome en medio de la cancha- respira Sahian si no es nada del otro mundo, aunque prácticamente pude respirar sus intenciones y me dio calofríos, pero no es nada del otro mundo, ahora concéntrate en lo que te trajo aquí y búscalo para dejar de pensar y ver esa imagen en tu mente, si, búscalo.

—Sahian Alessandri ven aquí— era Antonia.
—Ebbb…no…no, tengo que hacer por allá—apunte tras de mi de manera algo robotizada por los nervios.
—Que vengas…—puso cara de suplica al ver que no había nada a nuestro alrededor.

Respire hondamente y la seguí a paso lento a su oficina. Entre con recelo ya que sabía que había otra persona dentro y dicha persona sabía que la acababa de ver en algo que quizás las metería en problemas y estaría seguramente a la defensiva. Aunque si no se asustaran tanto por la situación y lo pensaran un poco, pues yo no diría nada, si no soy de las que busca problemas aunque los causo al fin y al cabo pero eso es ya otra cosa.
Por otro lado no podré actuar despreocupadamente como suelo hacerlo cuando; como ha pasado últimamente. Me relajo conversando con Antonia por sus asuntos psicológicos, ya que después de esto me va a dar vergüenza sacar cualquier cosa de contexto o que ella lo haga

—Em-rompió el silencio Antonia-este…Sahian ¿Qué viste?
— (¿todo?)Pues yo…yo…-el corazón me latía a mil.
— (Suspiro) Respira mujer si no te asesinare ni nada—dijo sentándose en su escritorio y mirando a la persona que estaba a su derecha.
—…
—Sahian tranquila.
—Sahian no entiende y se pone muy nerviosa Antonia—articule al fin.

— Enserio estas nerviosa-se lamento-pues mira —poniéndose a mi espalda mientras posaba sus manos en mis hombros— La preciosidad de mujer que esta frente a ti — sonriéndole—se llama Samanta, tiene mi misma edad, 22, esta en camino a ser la mejor doctora del mundo y es mi novia.

Bien, Alto, tengo que procesar lo ocurrido porque todo fue muy rápido, pensé en ese momento.
Primero entro y me encuentro una demostración de deseo inimaginable sobre el escritorio: Inimaginable porque ni ha mis padres los había visto y gracias a dios nunca toque dicho escritorio o me hubiera dado algo de asquito.
No se como describir esa posición movimientos y los tenues sonidos en esta oficina, pero me arriesgo a decir que eso era sexo.
Segundo ¿novia? Alguien la puede soportar después de todo es increíble. Y quien diría que le van las mujeres, que pequeño es el mundo.
Tercero, bien no se que poner de tercero pero creo que ahora me dirán algo mas para poder rellenar luego.

— OK me queda claro—respondí
—Antonia ven— llamo nerviosa Samanta.

Mientras veía como ambas cuchicheaban, creo porque Samanta no me conocía y se debía de estar armando un mundo de los problemas que les traería, me moví al sillón y sin pensarlo me senté. Ambas al oír el sonido que hice al caer me miraron y Antonia volviéndose a la chica y tranquilizándola se volteo luego a mi y ambas calladas me quedaron mirando en silencio.

—Antonia sabes, viene a juntarme con Natalia ¿me dejas ir? —pedí infantilmente.
— No tardaremos en esto, y siento hacértelo pasar pero comprenderás que ella no tiene la misma confianza contigo que yo.
—Entiendo, que mas remedio -susurre por lo bajo- pues haz lo que tengas que hacer.
—Bien Samanta —dijo tomando su mano— ella es Sahian Alessandri es una estudiante recién llegada de la cual me he hecho cercana y en la que creo-mirándome- puedo confiar.
—Hola—atine a decir levantando mis dedos en son de paz.
—No te preocupes que esto no va a arriesgar mi estancia aquí amor—le susurraba Antonia a su novia.
— ¿Pero estas segura? —Preguntaba mirándome de medio lado.
—Completamente—respondió sonriéndome.

Me empecé a incomodar por las miradas asesinas de Samanta y no lo disimulaba nada bien por lo que me levante para irme, pero fui retenida nuevamente.

—Espera Sahian yo…
—Antonia mírame-patalee- estoy completamente incomoda en esta situación—me voltee a samanta— es un placer conocerte fuera de las circunstancias y todo eso y no te preocupes porque no diré nada, y no me mires así que me torturas mentalmente ¿si?
—OK ya me convencí Antonia—rió Samanta mirando a Antonia—para mi también es un gusto y siento lo de las miradas, pero como no te conozco, las circunstancias y lo evidentemente innegable de la situación en que nos encontraste, la compromete—apuntando a Antonia— tenía que asegurarme de que eras de confianza.
—Entiendo y admito que esto me llevara mucha terapia borrarlo—dije seriamente.
—Hay Sahian para que te haces si cuando menos te lo imagines estarás en lo mismo con Alicia
— ¡Que!-me sonroje- no me metas en tu saco-nervios- y ya mejor me voy y procura cerrar la puerta para la otra…NECESITADA.
Pegué un portazo y desaparecí de la escena.

—Vaya, si que es especial la chica-exclamo Samanta.
—Ni te lo imaginas, en su sombra lleva el peso de una especial forma de ver las cosas.
—Me asombra de ti que siempre que se trate de ella seas tan profesional.
— Tú crees—rió— pero, es que…-suspiraba- es lamentable que haya escogido la forma mas dolorosa como experiencia.
— No has pensado que le estas dando muchas vueltas, si se ve muy fuerte y capaz.
— Se nota que eres doctora. Eso es una fachada, y esta tan convencida de que esta bien que cuando le toque algo malo, se va a empezar a cuestionar todo y no va a faltar que alguien aparezca, o deje de estar que la haga entender lo contrario del estado que afirma es propietaria. Sahian entrega todo muy rápido y sin tapujos, pero no se muestra sincera al hacerlo y eso le traerá dolor si no es bien comprendida.
— Antonia-la abrazo-al parecer si te es interesante esa chica como me lo contaste.
— Es que su historia y la historia de la chica con la que se junto hace nada, me trae intrigada, así como el fans de una serie de suspenso, ya lo veras tu también.


Dejando a Antonia y a su novia Samanta en su nido de amor fui en busca de Natalia al gimnasio techado y al llegar pude ver en todo su esplendor a la capitana de voleibol toda concentrada y dedicada a su equipo. Me pasee por los costados hasta que me vio y fue a un rincón a ver la hora, sí, ya eran las dos y ella aun ni se cambiaba. Cuando volvió a mirarme le hice una seña de que la esperaría afuera ya que en el lugar hacia mucho calor, salí y me senté a la sombra del árbol de siempre a esperar.
En el intertanto me puse a revisar mi celular, esperaba alguna llamada perdida o mensaje de Alicia para poder hacerme la victima por su rechazo y enojo pero nada. Todo lo de la pelea se me vino a la cabeza ahí sentada y debo admitir que me arrepentí de haber aceptado la cita con Natalia, no sabía bien que haría con ella ni que quería ella conmigo cuando me propuso esto específicamente. Si bien la invite a mi casa ya que me acabo de acordar, ahí esta Alicia y más aun, enojada ¿esto es un problema? ¿Tengo que preocuparme o simplemente dejo que todo pase y le bajo el perfil? Esto no me late a problema grave ni nada, auque nunca se sabe con mujeres y de eso si me tengo que preocupar.

—Siento el atraso es que se me paso el tiempo y…
—No te preocupes, era de esperarse dicha dedicación de parte de la capitana-sonreí
—Me avergüenzas no es así-ruborizándose.
—Te acabo de ver por eso lo digo, aparte te ves muy bien con el equipo de voleibol-levante mi dedo en son de aprobación.
— ¿Tu crees?
—Sep.
— Pues gracias.
— ¿Vamos?

Nos llevamos el camino a mi casa hablando cosas sin sentido del equipo y de lo que le gustaba hacer, se notaba que algo había estado informándose de mi porque sabía de donde venia, que no conocía a mis padres, que tenia una hermana y aunque me pareció raro no me quise meter en ello ya que la que tendría que dar las explicaciones de acuerdo al tema sería yo, ya que se trataba de mi. Aunque muy pronto sabría como obtuvo la información.

Mientras íbamos a mi casa solo oía sin emitir comentario, ya que si bien aparentaba perfectamente que me agradaba la compañía de Natalia, sentía un peso mortificante por lo que estaba haciendo de llevarla a la casa.
Por un lado me servia para conocer a mas gente, ya que es una buena chica, sabe bien lo que quiere, tiene problemas como todos, secretos, pesos culpables, además de que es algo desconfiada en cuanto a sus amistades. Pero se nota que es de esas chicas que para dejarte entrar en su vida la tienes que dejar entrar a ella en ti también.
Pero así y todo, confiando en lo buenas chicas que son ambas, me siento nerviosa por lo que pueda pasar si la situación se llega a descontrolar. Además, por mas que lo pienso ¿como llego a ser Alicia alguien de confianza para ella si practícame no habla nada de su vida o nada creíble al menos para que no sepan sus problemas? Es raro.

Llegamos a la puerta y antes de entrar le advertí que no estaba sola. Recibí de respuesta un movimiento de cabeza y entramos, estaba todo en silencio y en perfecto orden, se me paso por la cabeza que Alicia se había marchado y mire bien por la sala alguna nota resentida y rápidamente olvidando a Natalia subí y entre a mi cuarto encontrándola ahí con los cuadernos y libros por toda la cama haciendo los deberes.

—Llegue-no recibí respuesta-¿Vas a seguir con la indiferencia? (demonios) Alicia no seas infantil respóndeme.

No me miraba, hacía como que estaba sola y lo peor era que le salía natural, qué mas mal me podía sentir por ello.

—Me harta esta situación sabias-dije entre dientes sin mirarla.

Todo lo que sea indiferencia me hace sentir pésimo desde niña, no lo soporto mucho, ahora mismo quiero arreglarlo todo disculpándome y ya, pero no cederé, si quiere hacer esto, veremos cuanto lo aguanta de vuelta.

— Está Natalia abajo al menos háblale a ella. Saliendo de la habitación.

Baje y ahí en la puerta se encontraba aun Natalia, le pedí disculpas por haberla dejado eh hice me acompañara a la cocina. Prepare algo de comer y mientras seguíamos hablando y comiendo me pregunto quien me acompañaba, pero antes de poder yo responder la respuesta apareció en la puerta.

—Alicia-dijo con asombro-¿Qué…por que estas aquí?

Yo me quede mirándola para ver y oír cuando se decidiera a hablar, la extrañaba, no servía para estar enojada, no es lo mío, pero aun así aguantaría hasta que no pudiera más.

La respuesta llego pero desvió completamente su mirada de la mía y se acerco a Natalia para saludarla de beso en la mejilla.
Mientras se informaban de todo me levante y fui a mojarme la cara, sentía mi cuerpo pesado, era triste estar en silencio con quien mas quieres hablar. Además parecía una gran pelea y mi cuerpo y mente sentían que para poder volver a la Homeostasis (normalidad en mi cuero y mente) tenía que solucionar primero la situación, pero no pienso hacerlo; al menos aún. Por ende todo lo que estoy sintiendo ahora me lo gane por orgullosa y por darle de su propia medicina también.

Baje y Natalia sugirió habláramos entre las tres para que fuera mas interactivo pero de inmediato me negué dando como excusa que yo quería estar sola con ella y no con Alicia, ya que por eso le pedí viniera a mi casa.
Al mirar las impresiones Alicia se veía sorprendida y Natalia algo ruborizada y contenta así que no se negaría.
Viendo que mi estupidez cumplió su misión abrace a mi cita y salimos al patio, intente aparentar mejor animo y nos lo pasamos riendo toda la tarde bajo la ventana de mi cuarto. La verdad Natalia era buena compañía, tenia siempre de que hablar y yo solo seguirle la corriente, hubieron escasas veces que se acerco un poco mas a mi, me rozo un par de veces la mano intentando defenderse diciendo que tenia manos para el voleibol, pero como era de esperarse me desentendí de todo ello y dejamos pasar las horas.
Ya para cuando iban a dar las ocho de la noche Natalia se sacudía los pantalones para marcharse, la acompañe a la puerta y antes de que se marchara pretendí sacarme unas dudas de encima.

— Natalia
— ¿Si?
— ¿Tu como te hiciste amiga de Alicia?
— A eso…pues amigas, amigas no, es solo que ella me permitió estar cerca.
— (No entiendo) Pero…
— Lo que sucede es que me Agradan las personas misteriosas -beso mi mejilla- pero no mas que tu claro.
— Ya veo- reí cínicamente.
— Bueno me voy, veré como le hago para llegar a casa y no me maten en el camino, aunque valió la pena completamente.
— No te pasara nada, además tengo otra preguntita.
— ¿Si? Dime entonces.
— ¿Cómo es que sabes tanto de mí?-metí las manos a mis bolsillos aparentando seriedad.
— … bueno, no quiero que te molestes ni nada pero abuse un tanto de mi poder de hija.
— ¿Poder de hija?
— El director es mi padrastro y pues para agradarme hace lo que pida. Pero no me creas una malcriada que todo lo que he conseguido es por mis meritos y ahora la curiosidad me podía mas y…y
— Entiendo, no me molestare y la verdad con eso me basta, pero hazme un favor si. Cuando quieras saber algo pregúntalo y ya, porque solo dos cosas pueden pasar, que serian que te responda o no.
— Lo siento mucho Sahian— acercándose y tomando mi mano — se que es de mal gusto lo que hice y te prometo que te preguntare.
— No te disculpes si no soy un juez que dictamina que es correcto y que no—apreté su mano— Y con lo de las preguntas espero no abuses o me cabrearas y así de seguro pasara una sola cosa y será que no te responderé nada-reí soltándola.

Creo que después de esa pequeña pero contundente charla me sentí menos hipócrita, durante todo el día no le di la menor importancia al hecho de que estuve con una chica que se interesa por mi vida, que a pesar de que aun no declara lo que quiere se esfuerza y es agradable conmigo. Y por lo mismo lo menos que se merece es respeto y que me interese también en su situación, no por obligación sino porque me nace.
Además, no puedo seguir ya con este juego de frialdad que me gane por sentida ¿qué diría Isa si me viera así? de seguro ya ni me abrazaría, no me miraría a los ojos ya que siempre me decía que al poder tenerme cerca y dejarla reflejarse en ellos la liberaba del peso de sus deseos frustrados, deshacía en ella todo lo que la acongojaba. Sería vergonzoso que me viera en este plan tan opaco y tan ajeno a lo que he sido siempre.

—Tomare de todos modos eso de las preguntas y tendré mesura al hacerlas, pero compréndeme tu también, me interesas y eso incluye completamente todo.
—Eres excepcional-reí- gracias por la tarde y por querer comprenderme.
—De nada Sahian-se hecho el bolso al hombro-bueno me marcho ya.
—Cuando dije que no te pasaría nada es porque te acompañaría, así que vamos.
—Que modesta-golpeo mi hombro- pero gracias.

Llegamos a la parada y antes de poder decir algo mas el bus llego, nos despedimos ambas muy sonrientes; creo que no me reía así hace bastante. Natalia me pidió la despidiera de Alicia y que nos veíamos el Lunes.
Así la capitana de Voleibol se marcho y yo me volví a paso lento a la casa, no se me salía de la cabeza que el día hubiera sido perfecto si cierta persona no hubiera estado enfadada y si cierta estupida no le hubiera seguido el juego.

Al llegar me tire al sofá en completo silencio intentando saber que hacía Alicia, era increíble lo mal, vacía y desechable que me sentía. Prácticamente ya veía imposible poder volver a la normalidad con ella siendo que peleábamos por una estupidez, se me apretaba el corazón. Nunca pensé que un mínimo de orgullo pudriera tanto mi resistencia, mi calma y mis sentimientos por ella, y era solo porque ya se me hacia demasiado tiempo el que llevábamos sin hablar—Éramos unas infantiles— ¿Se sentirá ella como yo? ¿Qué pensara de esto? ¿Se sentirá tan estupida como yo por haber dejado pasar tanto tiempo?

— ¿Sahian?

Apareció en la puerta de la sala una figura delicada, mitad escondida tras la pared y algo triste. Ya de pijama y lo mas importante, hablándome otra vez.

— ¿Estoy soñando?
Quizás me dormí pensaba en esos momentos, anhelaba tanto ya dejar esa estupidez y poder hablarle, mirarla, darle un beso. Oh dios como moría por un beso.
—Perdóname…ya, ya no aguanto no oírte y quiero abrazarte, perdóname.
—Alicia —Sonriendo me dirigí donde se encontraba.

Me apoye igual que ella del otro lado de la muralla, veía la mitad de su cuerpo, me miraba solo uno de sus ojos y solo tenía una mano a mi alcance y me era suficiente.
Al respirar, notándola ahí, recibiéndome con toda su atención, pude sentir mi cuerpo de vuelta otra vez. Me había salvado al volverme a hablar.

—Te extraño —saliendo de la puerta y abrazándome.
— Soy muy tonta… esto no hubiera pasado si no me hubiera sentido porque no me hablaste, aun tengo mucho por aprender. Y yo también te extrañe mucho —dije todo de una vez para no olvidar nada luego.
—Ambas tenemos mucho por aprender.

Las palabras acabaron, sus brazos pasaron tras mi cuello y como buscando calor escalo mi cuerpo y en unos segundos tenia sus piernas entrecruzadas a mi cintura y sus labios sobre los míos.
Esos momentos inexplicablemente geniales—no se como más expresarlo— me hacían grande, mas fuerte, afortunada y agradecida. Prácticamente llegaba a complementarme y de toda forma posible, me hacia comprender con cada beso y con cada manera de probar al amarla que ya no era una niña. Que cuando me dejaba amar por ella no había sensación desplazada, porque apenas caigo en sus brazos ni pensamiento pesimista logra inducir alguna duda si quiera.
Yo era inexplicablemente feliz con la compañía de esa chica, era mi primer experiencia de amor y no me interesaba saber de las que podrían venir o que a futuro digieran son mil veces mejor ¡porque me quedaba a ojos cerrados con ella!

—Me era suficiente y aun así no pude retenerla para que se quedara…

—Alicia-susurraba escondida desde su cuello- gracias por permitirme sentir tanto, gracias.
—Prometo nunca dejar de hacerlo — sentía como al decirlo aferraba su mano a mi cabello— porque no creo que haya algo mejor que esto que estoy empezando a conocer contigo Sahian.
— Yo, yo prometo que te retendré a mi lado por toda mi vida-La abrace mas fuerte.

Me doy cuenta ya después de tantos años, que luego de algún conflicto o situación tensa y difícil, la reconciliación potencia un cierto vigor en nuestra alma para arriesgarse un poco más. Puede ser para amar, entregarse, confiar, retribuir con un compromiso la falta que se cometió al distanciarse por un motivo específico, etc.
Pero nunca medimos el daño de lo que confiamos en caso de que no se pueda cumplir, no reparamos en que dicha promesa por el hecho de haberse dado en esos momentos es especial, es mas valiosa y hasta inolvidable porque marca el fin de la superación de la adversidad en la relación. Porque cuando alguna de las dos en el futuro diga —recuerdas esa pelea hace unos años y lo hermosa que fue su reconciliación, lo que marco en nuestras vidas ¡y nos tiene aun aquí! una frente a la otra amándonos por haber aprendido.
Es una maldita ironía poder oír en la calle, ver en la tele y hasta en las películas como le funciona eso a las parejas, como hasta los psicólogos lo apoyan; “De las peleas siempre se obtiene una enseñanza y un pilar para afirmar los cimientos de lo que juntos van construyendo al superar los obstáculos”. Es tan triste compararte a todos esos ejemplos y sentirte una simple y atornillable casa de madera sin cimientos, que fue forzada a ser una “atornillable casa de madera” por perder sus pilares, intentando no verse destruida tratando de encontrar un punto medio, malo, feo, simple y de fachada, para poder guardar dentro de las delgadas y débiles paredes, las promesas sin cumplir, los interminables planes a futuro que se quedaron así…como planes. Para esconder ante todos que a quien le hizo y de quien recibió promesas la dejo sola cuando apenas tenían la hoja de su plano.

Mientras dejaba a Alicia en el suelo mis arrebatados sentimientos aun reclamaban la necesidad de abrazarla, olerla y sentirla con algo de desesperación. Pero al no estar segura de hacer tantas cosas con ella no comprendía del todo lo que podía y no podía.
Me es sensacional por un lado tener por aclarar tanto sobre ella, la electricidad que siento cada que recuerdo aquellos momentos de amor me dejan en procesos profundos y relajantes de respiración debido a lo desconocido e inexplicable que me hace sentir, además, el solo hecho de descubrir más, me provoca un constante deseo de deslizarme a su cuerpo sin un mínimo espacio de por medio para procurar calmarlo.
Por esto mismo si cuento que ha sido un día larguísimo sin ella, me temo que después de todo algo si cambio. Y es que simplemente ya no podré negarle a Antonia el que ya quiero con demasiadas ganas conocer de otra manera el cuerpo de Alicia, sin importarme que me quede lo demás aún.

Decidí salir de la vista de Alicia que detenidamente me miraba desde el sillón, ya que sentí en ese momento que había leído mi mente provocándome un molesto sudor frío que me invadió cobardemente.
Me excuse con que iba a darme un baño y subí rápidamente para no oír objeción, ya pensaría mejor todo esto ultimo y se lo plantearía a Antonia, pero por el momento tenía que pensarlo bien y procurar no provocar mal interpretaciones.

Decidí armarme de valor y terminar la pequeña pelea porque no resistí mas hacerle la ley del hielo y porque mi cuerpo no resistió el frío acusante de que había cometido un grave error en mi accionar cuando note lo mal que se sintió al ignorarla.

Me enfade porque se iba sin mí, porque sus excusas fueron molestas y porque no me dijo antes que saldría y yo tenía planeado hablarle de algo que de seguro olvido sobre cierto día que se metió a la casa de Víctor por la ventana.
Se que aun así fui muy infantil, pero llevaba tanto mentalizándome a ello que el que se fuera así juntamente ese día me enfureció, me ahogue en preocupación porque esta testaruda que amo tanto no sospecha que esta en peligro todos los días jurando que podrá protegerme de todo sea lo que sea. La amo por ser así y prometérmelo tan dulcemente y es por miedo a perderla que me veo acongojada si no se lo cuento, posiblemente se exponga a una batalla innecesaria por mi, una simple chica que no tiene nada digno que ofrecerle a quien ama, soy solo una inmunda por la que no vale la pena luchar, perdí la inocencia y lo único completamente mío que idealmente tenía que ser entregado a quien yo escogiera y no ser arrebatado como me ocurrió hace ya muchos años.
Me he visto reducida a basura desde que esto me sucedió, no entiendo como aun así puede existir alguien que lo sepa y me sonría por tenerme a su lado, no puedo creer que sienta deseo por este cuerpo todo magullado, lleno de cicatrices…profanado. Tengo miedo de que llegue el día en que con tu traicionera seducción me embeleses de ti y sin poder resistirme me encuentre dejándote conocer los recónditos lugares de mi cuerpo, dándote paso a la decepción quizás asco-sollozos- me he dado cuenta de que soy tan débil cuando se trata de tu cariño.
Acabo de ver en tus ojos ese profundo pensamiento y no puedo evitar querer descubrir que te tenia tan inmersa en ello ¡que hago si quieres mas conmigo! Que hago si aunque no quiera verte retroceder por lo que veas no me puedo resistir a lo que pidas.
Por qué apareciste-se abrazo a si misma- cuando ya me había conformado con lo que le tocaba a mi penosa existencia, ahora por ti no quiero pero a la vez si, dejar de ocupar oxigeno innecesariamente en este mundo, ya casi no se que hacer…

— ¡Alicia quiero hablar conti…¡que pasa! Te sientes bien
— Yo...-sollozo-
— Ey mírame ¿estas bien?
— Sahian que hago…-pregunto mirándome.

No entendía nada, Alicia de repente lloraba desconsolada entre mis brazos y no me respondía porque estaba así, estaba nerviosa, me sentía nerviosa, preocupada y no sabía que hacer.

—Que haces de que, hay algo que te aprobleme, puedes contármelo y lo sabes, estoy para lo que quieras aq…-beso-
—Porque tienes que ser tan deseable Sahian-me dijo con una mirada y tono serio.

Respondí en esos momentos que no sabía, pero con miedo por el tono y el como me había dicho lo anterior.
Alicia tenía algo diferente después de la pelea también, fui muy estupida en creer que nada nos ha pasado con la discusión o ignoro si es la causa pero sus ojos, su animo, su manera de besarme fue…fue tan resentida, me pareció mas un reclamo que un beso.

—Sahian creo que es mejor que nos vayamos a dormir, estoy cansada y hay que darle aire a lo que nos paso, no fue grave ni nada pero hay que darle aire-mirando el suelo.
—Yo no quiero darle aire a nada, además ¿Qué es eso de darle aire?-pregunte enojada- me estas preocupando.
—No te hagas la inocente quieres, solo te pido que nos vamos a dormir en paz para dejar todo atrás.
—Bien-dije resignada-será como digas.


La noche trascurrió muy tranquila, logre dormir por segunda vez ya que mi cuerpo recordó con Alicia la compañía de Isabel quien era la que cada día dejaba me acomodara en ella y durmiera profundamente. Me iba acostumbrando de a poco, pero tenia un miedo horrible por los enojos inesperados en los que estábamos empezando a caer y no quería que sucedieran pero se escapaban de todo tramo normal. Prácticamente sin motivo este último me trato muy fuerte y no soy buena aparentando que estoy bien.

A la mañana siguiente desperté antes que Alicia y me dirigí al patio, ya hacia un tanto de calor por lo que metí mis pies a la piscina y me quede ahí sin pensar si quiera, solo a mover mis pies en el agua y nada más.
A eso que ya llevaba casi dos horas ahí aparece la chica más preciosa que he visto nunca tendiéndome un vaso de jugo, el cual recibí sin mirarla siquiera y siguiendo con lo mío en el agua.
Notaba como era observada esperando me decidiera a mirar también pero no me atrevía, en esos momentos pensaba cuanto mas iba a estar mirándome porque ya me tenía incomoda y no me agradaba. Para mi buena suerte esta se levanto pasando por detrás de mí para irse, pero antes de yo poder hacer algo fui empujada al agua.

— ¡PE-RO QUE T-E PASA!-grite tratando de recobrar el aliento.
—A mi nada-contesto lanzándose al agua.

En medio de la piscina tiritando de frío me encontré yo, mi mente sufría una temporal furia que no tardo en dejarse ver apenas Alicia se abrazo y me beso, ya que antes de que pudiera siquiera meterme la lengua la empuje y volví a empujar lejos de mi dándome tiempo para salir y quedarme de pie mirándola desde la orilla.
Había sido muy brusca al empujarla por lo que dude el no entrar para ayudarla a salir, pero aun así seguí en mi posición fuera de la piscina y antes de hacer nada oigo las palabras que me había estado repitiendo desde anoche ahora provenientes de su boca “tengo miedo”. Alicia llego a la orilla donde me encontraba y me tendió las manos para que la ayudara a salir, estuvo algunos minutos mirándome y yo a ella, aun no me enfriaba por la rabia pero ese rostro mojado que escondía muy mal las lagrimas me devolvió a mi sitio, me recordó que la chica en el agua era prácticamente mi mejor compañía, mi amante, era a quien le confesé sentimientos que no conocía, era todo lo que necesitaba.
Ya no tarde más y la saque de ahí. Me aproveche del silencio por lo que cruce mis manos por su cintura acercándola para mirarla después de tantas horas sin hacerlo. Un calor bastante intenso me invadió cuando me sumergí en sus ojos, su mirada calida de redención me nublaba el juicio y me desconcertaba, porque si llegaba a no estar mas para mí como llenaría tanto espacio vacío.
Como nunca sus labios fríos me sumergían en una encrucijada sin mesura y su cuerpo completamente mojado y terso por los calosfríos me excitaba tanto y por primera vez de manera clara, que al volver a la realidad note que la rozaba toda y de una vez con mi piel.

—Eres muy mala conmigo Alicia-besando su frente- prácticamente terminaras por hacer un rompecabezas mi pobre corazón.
—Lo siento mucho-besando mi mentón- (hay tanto que hablar, tanto que no te he contado y tienes que saber) tengo tanto miedo de que te pase algo, tanto miedo de verte dejarme.
—Pero qué me va a pasar, estoy aquí y me he cansado diciéndote que estaré por siempre para ti, que no voy a dejar que nada te pase, que haré lo que sea para que dejes de sentirte sola y…
—Lo lograste-llorando- y te he escuchado cada palabra todas las veces que me las has dicho, me encanta oírte decirme que te quedas conmigo, pero no es tan fácil Sahian y tu te crees invencible y no te esfuerzas en engañarme para que lo crea y no deje de temer. Dejas que te golpeen una y otra vez, te he visto sangrar… no puedo creer a ojos cerrados.
— ¡Entonces hazlo fácil!-grite conteniendo mi llanto- Me estoy sintiendo tan miserable últimamente por no poder hacer nada, pero es porque no me dejas Alicia-dije impotente.
—Es que yo…
— Tu no confías en mi -busque su mano- yo a ti no te he preguntado nada porque se lo molesto que es un interrogatorio y eh esperado pacientemente que te decidas a confiar en mi o que te esfuerces en superarlo para notar que no me necesitas tanto porque puedes con tus problemas, pero no pasa nada, no me dices nada y sigo viéndote entre bien y mal, entre sincera y no, y la verdad me dañas mucho mas de lo que piensas me protegerías si me lo contaras.
— Oye…oye- decía entre llantos- oye…-tomaba mi polera
— Dime –la abrace-
— Pro-meto que te lo diré… bueno, lo haré, ya…ya había planeado hacerlo y te fuiste en busca de Natalia y acabamos en esto, pero creo que fue lo mejor no.
— Óyeme tú a mí ahora, no me voy a cansar nunca de decirte que estoy aquí, quizás te aburra pero lo diré y lo repetiré y repetiré y siento haber ido por Natalia si terminamos así…(sabía que era mala idea después de todo)
— Nunca me cansare de oírlo Sahian, nunca…
— ¿Y sabes? no temas porque-sonrojo- no hay ni una sola cosa de ti que no me guste locamente.
— No digas eso, aun no conoces tanto de mi y-
— No me importa, estoy segura que te amo entera-reí- te lo aseguro-mirando evidentemente su cuerpo.
— Pero Sa…
— Ya, termina con el sufrimiento Ali, no digas mas- susurre entre besos.

La guié de la mano dentro de la casa para secarnos, y aunque entre ambas reinaba el silencio, de mi parte no era por nada más que porque me moría por tocar su cuerpo. No sabía que me pasaba pero me sentía tan débil para poder detenerme que prefería no tentarme arriesgándome a hablar. Ahora, el porque ella no me habla y solo me mira entre risitas no contribuye mucho y no se porque será.
Por otro lado fue muy mala idea venir a cambiarnos al mismo lugar, el ver como se seca a menos de un metro de mi sin la parte de arriba del pijama es…es-trago saliva- definitivamente mala idea, creo que estoy empezando a desvariar.

— Sahian
— Eh que, lo siento mucho-dije de carrerilla y muy roja.
— Yo...yo ¿Por qué te disculpas?- grito muy roja también.
— (ahora o nunca)La verdad Alicia es que-me acerque- quiero…
Las manos me temblaban y la respiración se tropezó con mi lengua apenas note su sonrojo. Era increíble lo rápido que me vi envuelta en un mar mas intenso de emociones, incluso el calor que sentí afuera es más grande aquí dentro siendo que estamos resguardadas de todo rayo del Sol.
—Quiero hac…-sonó el celular- era de esperarse-me separe saliendo del baño para buscar el aparatejo ese. Era ¿Antonia?
— ¿Aló?
—Sahian soy yo ¿puedo ir a tu casa?
—Em estoy con Alicia
—No importa, si lo del otro día lo dije de broma
— ¡Ah! (maldición) ¡OK! entonces creo no hay problema
—Oye espera ¿Por qué estas tan agitada? ¡No me digas que!
— ¡NOOO! No es eso-quede mucho mas roja
— ¡Bueno no tienes para que gritar! y ábreme que estoy en la puerta.
— ¡Que! Ya estas aquí, pero…pero
—Vamos rápido que quiero ir al baño-colgó.

Corrí al baño encontrándome a Alicia completamente desnuda. Cuando notó mi cara de boba se tapo nerviosa reclamándome que no fuera tan evidente para mirarla que la ponía nerviosa y no se hacia responsable de las consecuencias.
Entre disculpas y más caras azoradas le conté lo del llamado del teléfono y como un rayo se vistió. Yo aun con la ropa mojada baje a abrirle la puerta a Antonia quien me dio un empujón y a saltitos me pedía el baño.
— Arriba a la derecha le dije sobandome el hombro.
Salio corriendo y se oyó el portazo en el baño.

— ¡Aff que alivio! vaya me moje el hombro pero…ah cuando empuje a Sahian porque esta toda mojada, aquí esta todo mojado—ladeo su cabeza- y eso es un ¿pijama mojado? Pero Sahian no estaba desnuda ¿o si? No, no lo estaba entonces es de Alicia-risas- no que no te metiera en mi saco Sahian, mira como te pillo.

Mientras tanto, en la sala, teníamos una pequeña discusión.
Sahian deberías ir a cambiarte te vas a enfermar—No Alicia déjame así, primero tengo que ver la cara de Antonia que se metió al baño y evitar una masacre— Pero Sahian –tomando mi camiseta—Alicia ya déjalo si apenas saludes a Antonia subo y me cambio— Hay Sahian como si no la conociera—Se que la conoces por eso yo…— ¡Ejem!-¿interrumpo?

— Para nada-respondí
— Hola Alicia ¿como estas?-sonrisa.
— (por que esa sonrisa) Muy bien gracias
— Me alegro-se voltio a mi-Sahian, por que estas toda mojada
— Em…este…yo-juntando mis dedos índices.
— Porque la empuje a la piscina-respondió Alicia al ver mi traba de lengua.
— Ya veo-sentándose-pues te vas a enfermar, por qué no te vas a cambiar.
— No, estoy bien así y-
— Ves vete a cambiar Sahian no seas porfiada-apoyo Alicia a Antonia que en ese momento me miraba divertida.
— Bien-dije secamente y subí refunfuñando.
Tengo miedo de lo que pueda hacer Antonia, es tan, tan…inesperada.

— ¿Y hace cuanto que están juntas?
—Hace unos días me vine a quedar.
—Pero yo me refería a las “dos” juntas—movió sus cejas.
— (¿Sahian le contó?)
— Soy psicóloga lo deduje fácilmente por los extremos cambios de animo que obtuvo Sahian luego de que te conoció. (Y porque lo confeso-risas mentales-)
— (enserio lee mentes como dijo Sahian ) Creo que es cierto después de todo.
— Sonrisa- lo sabía, pero para serte sincera Alicia no vine por Sahian hoy, sino que por ti.
— ¿Por mi? Para que.
— Ten-extendió una hoja blanca-lee.
— ¡Y esto como! es falso—miro fríamente- mi madre murió no pudo haber firmado esto.
— Mira la fecha ¿te convence ahora?
— Es obligación-pregunto resignada.
— Me temo que al igual que lo de Sahian mi respuesta es si.
— Si me niego a ir que hará- se puso a la defensiva.
— Trasladare a Sahian del colegio por problemas de comportamiento a una correccional (miento)
— ¡No seria capaz usted-
— Baja el tono-murmuró-Yo nada, las cosas como son, o vas, o ella se marcha, porque tengo el poder de sus padres firmado y ella lo sabe.
— ¿Sahian sabrá que iré?
—Pues si (ella me lo pidió después de todo) y estará presente en alguna de tus sesiones por los problemas de horarios que tiene el colegio.

—Ya me cambie dije reapareciendo ¿Qué les pasa? Tan mal se caen.
—Y a ti que te importa pervertida.
—Por que me dices así-ruborizándome de nuevo.
—Piénsalo, yo a penas llegue lo note y ahora mas, mira tu ropa.
—Que…que tiene mi ropa-dije tirandola
—Es muy provocativa, mira una polera con la que se te escapa un hombro y Shorts apretados (pantalones cortos) crees que uno es de piedra, pobre de Alicia que te tiene que ver así y reprimirse para no hacer nada.
— ¡Que dices!-se puso roja Alicia ahora.
—Es la verdad no, estabas toda mojada porque ella no resistió tus provocaciones y te empujo para enfriar su mente que piensa igual que la tuya y luego se lanzo ya que no pudo enfriarse del todo porque eres ¡muy sexy!- me apunto.
—Yo…yo no sabía que provocaba eso, me voy a cambiar será lo mejor.


Última edición por alexandra el 17/1/2011, 19:36, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   12/1/2011, 19:37

—Sahian, no es verdad, bueno un tanto si (demonios como sabe esto) pero espérame.

Antonia quedo sola y muerta de la risa en el sillón—hay dios que fácil de manejar son los jóvenes de ahora, creo que mi imaginación y esto me alcanza para una buena novela- volvía a reír.
Bueno creo que ya logre mí cometido aquí y me marchare, espero que Alicia no le diga nada a Sahian hasta el día que se vean en sesión ambas frente a mí o tanta mentira será en vano ya que de seguro esta buenaza le confiesa que no sabe nada de una correccional y se va todo al trasto de la basura.

Al bajar, yo poniéndome un polerón y Alicia tratando de quitármelo porque no era necesario y era una estupidez nos encontramos con la sala vacía y una nota que decía
“Una recomendación, dedíquense a conocer todo de la otra, sea bueno malo o termino medio, descubran, prueben cosas nuevas-eso me cayo como anillo al dedo-Disfruten al máximo sus preciosas personas porque se hacen mas bien que todo el mal y problemas que creen acarrean” PD: me excitan del solo echo de mirarlas a los ojos cuando se buscan entre ustedes. Antonia.

—Tonta-dije caminando a la cocina mientras tiraba el polerón al sofá.
—Será más lo bueno que lo malo…
Me quede en el sillón viendo la nota, pensando en todo lo que me dijo Antonia, en que tendré que asistir a sus clases psicológicas, enfrentar mis miedos…enfrentar a Sahian. Seguramente esta será la oportunidad de confiarle mis miedos para poder empezar a lidiar con ellos, o al menos parte de ellos.
No puedo cambiar drásticamente lo planeado.
Quizás luego de que deje salir todo lo que me pudre quede sola, quien sabe, después de todo uno dice muchas cosas cuando ama pero no las puede cumplir todas, porque después te das cuentas que muchas pesan mas de lo que puedes resistir.

Mientras preparaba mis magníficos Sándwich pensaba en lo que iba a confesarle a Alicia antes de que sonara el teléfono.
¿Estaré preparada para ello, será solo un arrebato del momento, una provocación mas grande por la situación y el como se dio? No lo se, pero como aun no se me pasan las ansias de lo que quería confesar en esos momentos la idea palpitante en mi mente para solucionarlo es decirlo y hacerlo.

—Alicia ten-dije sentándome a su lado
—Omm gracias amor, se ve rico.
—Me sonroje- ¿amor?
—Si, Mi amor-mirándome fijamente.
—Electrificante…-nervios- (creo que después de todo no estoy preparada para hacerle frente a semejante mujer y sus provocaciones)
—Entonces te lo repetiré todo el tiempo-beso mi mejilla.

Luego de comer ambas nos dedicamos a preparar el uniforme ya que mañana era lunes, me puse a revisar los cuadernos y recordé que no hice los deberes. No me importo ya que tenía que estar con Antonia el primer periodo, demás alcanzaba a terminarlos.
Termine de arreglar todo y me senté frente al computador a revisar mi correo, pura basura, nada interesante, no había con quien hablar, siempre que me metía me ilusionaba pensando en que podía estar conectada Isabel pero no. Me puse a dar vueltas lentas en la silla mientras cerraba los ojos un rato, me detuve al poco tiempo por el mareo tirandome a mi cama.
Estaba cansada física y mentalmente por lo que cerré mis ojos y me deje llevar, sentí en un momento que a mi lado se tendía Alicia quien dulcemente le regalaba sus labios a mi piel y me susurraba canciones al oído. Poco a poco sentía como esperaba me moviera para acomodarse junto a mi y cuando lo consiguió solo recuerdo que me abrace y me dormí profundamente.

Al otro día caóticamente entre besos risas y miradas cómplices nos levantamos, bañamos, vestimos, desayunamos y salimos a tomar el bus ya que despertamos 15 minutos antes de las ocho. Se me había olvidado poner el despertador y pasamos de largo, pero no hubo conflicto ya que al llegar al colegio nos dejaron pasar sin problemas por orden de Antonia. Me despedí y antes de irme con Antonia me fui al baño a mojar, tenia mucho calor. Al volver entre como si nada tire al bolso al sillón y me senté parándome rápidamente.

— ¿Alicia? Que haces aquí-pregunte alterada.
— Pasar más tiempo contigo-respondió tenuemente.
— Ella estará el mismo tiempo que tu en sesiones conmigo, estamos a 16 de octubre y como ambas tienen buenas calificaciones saldrán a medidos de noviembre del colegio que será la ultima clase conmigo también; a no ser que decidan hacer la Medía aquí.
— Eso planeo-respondí- bueno…me da igual lo acepto no me mires así.
— Es que ya te dije que te dejaras de tratar de meterme información falsa de ti porque se cuando lo haces.
— Yo no lo se aun-dijo Alicia ignorandonos.
— Ya lo discutirá luego la parejita, empecemos.

De las nueve a las once y media las preguntas solo iban a ir para Alicia.
Antonia trato de tener paciencia ya que esta no le respondía de inmediato, sino que se quedaba callada creo que planeando que decir o sacando fuerzas para hacerlo. Por mi parte me puse lejos de ambas y me dedique a hacer mis deberes, no me resulto fácil ya que estaba pendiente de lo que hablaban pero lo logre de todos modos.
Antonia le hacia a Alicia lo mismo que a mi el primer día “bajarme la guardia” y lo conseguía porque ya respondía mas despreocupadamente y sin problemas, pero lo cierto es que aun no empezaban las verdaderas preguntas.

—Sahian
— ¡Si!
— Sal de aquí, vete a dar algunas vueltas.
— ¡Qué! Esta bien-respondí dejando la oficina.

— Alicia, quiero que me entiendas una cosa, aunque trates casi tan bien como Sahian de ocultar tus problemas, yo noto cuando lo haces.
Sabes, con Sahian tuve miedo porque si ella no quería contar algo y me inventaba otra cosa yo me lo creería, pero lo que le jugo en contra y me permitió hacerla ceder es lo blanda que es cuando quiere.
— ¿Como es eso?
—Si ella no te hubiera conocido y no se hubiera enamorado; porque viste como llego de arisca. No hubiera podido hacer nada por ella. Pero estos juegos míos, como el que viste ayer, de inventarle cosas, provocarla a gritar y a enfadarse es lo que me permitió saber como llevarla, nada mas.
— Lo recuerdo, y nadie asegura que este enamorada de mi por lo demás-mirando el suelo- puedo oír muchos te quiero y que le hago bien, pero tarde o temprano se enterara de lo que tanto aseguraba quería saber de mi y se marchara.
— Yo no lo creo, si tu lo piensas así permíteme decirte que eres una tonta y que además, si Sahian tuviera mas edad no dudaría ni un segundo en quitártela así de fácil-chispeo sus dedos.
— ¿A si? pues no me la quitaras así de fácil-imitándola-ella es mía y de nadie mas.
— ¿Tuya? Acaso la marcaste, acaso ya le hiciste el amor para reclamarla.
— ¡Ganas no me faltan!-sonrojo- Y no la he marcado ni nada pero confío en lo que dice porque la amo y-
—Eso bastara por ahora, pero si yo que tengo mas experiencia la provocara-tocándose los pechos- porque con lo que vi ayer ya sabe cuando y como se siente cuando se tiene ganas, de seguro si le doy lo que quiere y satisfago su curiosidad cuando tu no le des lo que te pida, vendrá conmigo hasta que se quede definitivamente a mi lado y te dejara antes de lo que piensas.
— ¡Yo nunca le negare nada! Yo-sollozos- (la perderé)
— Tú que ¡tú nada! la perderás porque yo tengo más experiencia y me robare su primera vez tatas veces que ni pensara en probar contigo.
— ¡No fue mi culpa el terminar así!-tapaba su rostro- yo no elegí…-lloraba- yo no elegí ser envilecida por ese maldito… ¡si pudiera borrarlo lo haría! No le puedo dar todo a Sahian porque ni siquiera estoy completa, estoy enteramente sucia, me doy asco y estoy segura que Sahian también lo piensa, no me la merezco-con un hilo de voz…
—Excusas niña, solo excusas porque Sahian no ha dicho nada
—Pero es obvio, ella es muy buena, honrada, dulce, apacible, confiable eh inocente para mí, es perfecta-tapaba su rostro-Cuando la miro sin que lo note me siento afortunada y desgraciada a la vez porque al entregarse lo hará por entero, no hay nada de ella manchado ¡en cambio yo! Estoy prácticamente muerta-secaba sus lagrimas- no hay cosa que desconozca completamente a mi edad… ¡hasta el deseo que siento por ella!… No puedo creer que la perderé. (Y que caí en tu juego.)
—Tonta… no me perderás-me agache a abrazarla.
—Sa…Sahian ¿oíste…oíste todo?
—Sí, y al contrario de lo que crees no te dejare ni cambiare ya tranquilízate-la bese.
— (Creo que fui muy lejos, a veces me gustaría ser menos certera en las provocaciones que escojo) Sahian-me miro Antonia preocupada.

Yo le hice una seña para que nos dejara un momento cosa que no dudo en obedecer.

—Alicia oye por favor ya no llores, no te quiero ver sufrir así-buscaba sus mejillas con mis labios.
—Pero es que es inevitable, se que a una mujer usada nadie la aprecia…-volvía a llorar.
—Oye, espera, a mi no me importa, te amo tal cual, se que no elegiste esto que te paso, pero estamos aquí para dejarlo atrás.
—Es que me sigue pasando Sahian-rompió nuevamente en llanto- me dejaras, me dejaras.
—Co…como que sigue pasando.
—Es-e día que te mentí diciéndote que me había quedado en casa, que nos peleamos y te golpearon aquí en la escuela, el me llevo a uno de esos sitios en que pagas por mujeres y como siempre me dejo como prenda para el poder ir y revolcarse con una mujer que le agrado mucho mas que yo.
— A...a…
Tenia que ser fuerte, no podía dejarme vencer por el asombro la pena y el coktail de amargos que sentí en mi boca. Si yo no era un buen apoyo, ella no le permitiría a nadie más ayudarla y se alejara de mí. Y no lo podía permitir.

— Sahian lo siento, si quieres alejarte lo comprenderé, después de todo, mírame, no hay manera de que olvide lo que me ha pasado durante años, no te recriminare el que me hayas ilusionada para tratar de afrontar todo-se levanto- puedes dejar de sufrir y ser feliz con alguien mas- toco mi mejilla.
—Y tú…tu crees que es tan fácil dejar de amarte-sujetando su mano.
— Alguien en estas condiciones es fácil de desechar, mi madre logro hacerlo ya que no tuvo coraje para enfrentar lo que sucedía.
—Y aun así quieres dejarme ir, siendo que yo no me quiero rendir por ti- tome su cintura.
—Ni mi madre pudo entiéndelo, nada me asegura que tu te quedes-apoyándose en mi pecho- no quiero morir otra vez de decepción, de soledad, prefiero dejarte libre.
—Entiende primero entonces que no soy tu madre, son dos tipos de amores diferentes, ahora si tu madre no pudo, yo si, y me da igual que no me creas porque ni aunque quieras me iré.
— ¿Por que eres tan testaruda Sahian? Entiéndeme.
— Porque te amo y no voy a entender si es para alejarme.
— Dejaras de amarme cuando quieras más de mí y no pueda dártelo.
— Entonces no me des nada pero quédate conmigo-suplique.
— Sahian no puedo asegurar tal cosa porque sabes que ni tu te resistes, entiéndeme no te podré dar lo que quieres.
— No me importa que no me dejes tocarte, me haré a un lado, no me dejare embelesar por ti, pero quédate conmigo.
— Pero a mí si me importa y la embelesada soy yo.
— Entonces solo déjate llevar.
— No puedo-cerro sus ojos.
— Por qué…-la mire triste.
— Mi pasado, lo que te acabo de confesar, no me hagas repetirlo-me pidió tristemente
— Alicia-me acerque a su oído- aun después de oír todo lo pasado, en lo presente robaría mil vidas condenándome, por hacer –trague saliva- hacer el amor contigo.
— No tienes idea de lo que dices-desvió su rostro del mío.
— Pero si se lo que pido, mírame.
— ¿Lo dices enserio?
— No sabes cuanto-la bese.

La tormenta paso y pude calmarla. Entendí que me quedaba mucho por saber de su vida, pero comprendí también que sin forzarla a que me lo contara, cada que le aproblemara algo de su pasado iba a terminar tarde o temprano confiándomelo; y teníamos una vida para que así fuese.

—Veo que ya esta todo arreglado-dijo entrando Antonia.
—Por qué vienes con los ojos llorosos ¿acaso te quedaste oyendo tras la puerta?
—Eso es de muy mal gusto-rió Alicia.
—Y que querían que hiciera si no puedo andar dando vueltas en el pasillo cuando se supone tengo trabajo y oficina propios, además ambas son mis pacientes-secándose las lagrimas- y tengo que saber como evolucionan.
—Ni que fuéramos Pokemon-dije seria.
—Ya Sahian no seas tan dura con ella-defendió Alicia- Gracias Antonia, después de todo resulto algo bueno de todo esto.
—De nada, y creo que mas que algo-nos guiño el ojo- bueno ya acaba el receso y tienen que entrar a clases que tengas un buen resto de día.

Alicia me dejo para ir al baño a lavarse la cara, yo tome lo bolsos y me acerque a Antonia quedándome fija en sus ojos—Oye…por poco no lo logro-empecé a llorar desconsolada- por poco me gana su pena—Oh vamos enana –me abrazo-no me llores, lo hiciste muy bien-me susurro- eres muy buena chica así que no temas perderla que no pasara. —Si llego a perderla te voy a odiar-reí entre lagrimas-fuiste muy certera en la provocación-seque mis ojos —Si, me sirvió haber ido a tu casa, pude darme cuenta de muchas cosas con solo mirarlas. —No informes a mis padres de esto, ya creo que es bastante de pasarla a llevar para que soltara estos problemas que la acongojaban. —Lo entiendo no te preocupes—Gracias Antonia, no se que haría sin ti—Vamos lárgate de mi oficina.

Salí de la Oficina y me dirigí a la Sala, antes de llegar alguien ya mas conocida se me abalanza para abrazarme, Natalia.

—Hola Sahian como... ¿estas bien?
—Hola, si estoy bien, el psicoanálisis que logra sacar cosas que no recordaba.
—No parece nada bueno-dijo triste Natalia.

Tras nosotras se escucho un pequeño alboroto, varios chicos y chicas que andaban por el pasillo se acercaron a Alicia que venia caminando con los ojos hinchados de tanto llorar, era increíble como tenia tanta gente interesada en ella y no les permitió ayudarla. Muchos la saludaron le preguntaron si estaba bien como era de costumbre, le ofrecieron agua, pañuelos ayuda. Yo me excuse con Natalia y camine a su encuentro, dispersando al grupo de chicos le tendí mi mano con una gran sonrisa en mi rostro, esta la recibió devolviéndome con su mirada el amor cómplice que teníamos y me la lleve sin pronunciar una sola palabra. Mientras caminábamos se escuchaban los murmullos, comentarios. Notábamos las miradas, unas de agrado, otras de celos y de todo la verdad, pero a quien le importaba, a mi no.

Las clases acabaron antes de que les pudiera prestar atención. Salimos del colegio y a los pocos pasos recordé que me quedaba una única cosa por hacer. A la otra cuadra estaba el café de Alejandra, esperaba que no estuviera enfadada por plantarla el otro día así que sin pensarlo mas entramos y la mande a llamar.

Pensaran que es raro que estando con 45 chicos de mi edad, cinco días a la semana y nueve horas por día, me llevara mejor con una chica 5 años mayor a quien veo cinco días a la semana y a lo mas por una hora al día; pues no deberían pensarlo así. Fuera de que fui algo gruesa con ella el primer día y que al segundo que llegue había un pedazo de cartón en mi media luna, entre grito y grito nos largamos a reír y así nos empezamos a conocer. Yo le hacia sugerencias sobre el café y los pasteles para acompañarlo ya que siempre he sido fan de el café y sus acompañantes, valga la redundancia, y en una de esas conversaciones sobre sugerencias, al no poder explicarme bien, le dibuje la idea y ahora en cada pared hay ampliado un dibujo a pedido que le hacía mientras comía, el cual tenia adjuntado un perfecto menú; perfecto porque yo lo sugerí.

—Te dignaste a aparecer, y con compañía por lo visto
—Hola me llamo Alicia.
—Lo siento, pero he tenido algunos conflictos-dejándome caer en la silla junto a la mesa de siempre.
—Hola me llamo Alejandra, te apetece algo, un café, te verde, te rojo, un helado, algún pastel, ya que por ser amiga de LA insufrible de Sahian te mereces algo dulce para aguantarla los dos meses que quedan.
— ¡Ey!-alegue suspirando.
— Bueno un Helado estaría bien y no para soportarla, ella es muy dulce aunque no lo creas.
— Ver para creer, sale un helado.

Alejandra levanto la mano y se acerco Demian, un chico de pelo negro cortó a los lados y más largo en frente, muy bien parecido, nada altanero por su facha, la verdad era un buen chico, estudiaba en la sala contigua a la nuestra y era del mismo grado. Lo único que según yo tiene malo es que me miraba insoportablemente meloso, de echo fue una suerte que no corriera a acomodarme la silla para sentarme.

— Demian un Helado para la amiga de Sahian.
— A la orden-dijo el chico sin despegarme la vista.
— Vaya que le gustas, cuando le darás una oportunidad es muy buen chico.
— Cuando sea soltera- dije de mala gana mirando a Alicia.
— ¡Que ya tienes pareja!
— Publícalo-dije mirando por la ventana.
—Bueno no es nada raro, eres preciosa con esa melena castaña y tus puntas locas, esa personalidad foránea con el mundo y los ojos de tu padre.
— ¿Como sabes que son de mi padre?
—Ah pues—rasco su cabeza — porque para las reuniones de tu colegio yo cierro mas tarde y los padres vienen mucho y pues después de intercambiar unas palabras con el y tu madre me entro la duda y le pregunte si tenían alguna hija y bingo.
—Aquí esta el Helado, que lo disfrutes Alicia.
—Gracias Demian. —le sonrió.
—Lo conoces-pregunte poniendo ambas manos en la mesa.
—Pues si, después de todo vamos en el mismo colegio.
—Lo se, no te le acerques-dije celosa-En fin, para que me necesitabas el otro día.
— ¡Anda! yo que tu Alicia la mando a volar por semejante celada.
— Antonia-la mire asesinamente-estoy cansada ve al grano quieres.
— Tu padre es un amor ¿que te paso a ti eh?
— Lo conocí hace menos de un mes perdóname-dije irónicamente
— Oh…lo siento
— Da igual vamos dime de que se trata.
— Pues se trata de una petición y una invitación.
—A ver déjame oír-apoye mi mejilla en mi mano.
—Necesito dibujos de lo mismo que ya me has confeccionado pero algo más veraniegos.
—Entiendo se me vienen ideas ¿y lo otro?
—Vacaciones, en el café tenemos un lugar al que vamos desde el pasado año y te quería invitar ya que prácticamente parte de ti esta dentro del café.
—Ah pero-mire a Alicia.
—Si quieres invitar a Alicia no hay problema, y a tus padres.
—Bueno lo agradezco, pero tengo que conversarlo con ellos ya que no soy libre.
—Por supuesto, aun eres una enana.
—Si enana que es de tu mismo porte-reí.
—Wau estaba riquísimo el Helado, muchas gracias Alejandra- Hablaba Alicia que desapareció de la conversación mientras comía.
—Creo que tengo otra clienta frecuente-froto sus manos.
—Así parece –reí- oye ¿por que de repente aparecieron tantas jovencitas por aquí?
—A bueno es que necesito alguien femenina que le ayude a Demian ya que cada vez vienen mas personas.
—Am… ya veo
— ¿No te interesa?
—No
—Cielos que pesada
—A mi si-dijo Alicia
— ¿Enserio?-ambas
—Si, necesito un ingreso para poder vérmelas por mi misma
—Genial, eres incluso mejor que Sahian ya que empatizas muy fácilmente y eres preciosa también.
—Que superficial eres, ósea que esa niña medio pasada de peso no sirve aunque tenga muchas ganas de trabajar.
—Claro que no-reía.
—Me das miedo, vamos Alicia yo tengo el numero de teléfono de Cruela de Bil para que se pongan de acuerdo en los otros asuntos.
—Bien, esperare sus llamados
—No esperes y llama porque nos la pasamos ocupadas y no gastare mi saldo por tu beneficio.
—Sahian no seas tan pesada-golpeo mi costado.
—Siempre es así no te preocupes.
—Eso…eso me dolió-frotándome.
—Bueno adiós Alicia nos vemos pronto, ahora correré a todas estas postulantes-volvía a reír.
—Bye Sahian-beso mi mejilla, espero mis diseños.
—Oka adiós.

Salimos rápidamente ya que no queríamos presenciar como esa maniática mujer expulsaba a todo el mundo del café y llegamos al paradero.

—Wau Sahian no tenia idea que conocieras a alguien así, es genial, me sorprende, me cayó bien.
—Así lo noto, me alegra que quieras trabajar ahí ya que puedo confiar en ella para dejarte un rato a su cuidado si se me presenta algo que hacer-tome su mano.
—Será un paso a la libertad-se paro a besarme
—Así es, ahora a casa.

A eso de las nueve llegamos a la casa, al poco rato me fui a dar un baño para luego irme a la cama, necesitaba relajarme y dejar correr todas las lagrimas que deje caer y recibí. Al salir Alicia también se había bañado y estaba a medio vestir de espaldas a mí. Me acerque y abrazándola esparcí unos besos por sus fríos hombros, al tenerla así y que no me huyera y yo no estuviera nerviosa por sus cicatrices me replanteaba un paso mas en esta historia de amor locura y…
Ahí inmersas en la situación no pude evitar sugerir mis provocativos deseos porque durmiera así, con solo la parte baja del pijama, esa noche. Yo me había vestido en el baño por lo que la mirada de Alicia a mi persona cuando se volteo fue de injusticia, en mi defensa le dije que ella era la que perdía por no pedir. Respuesta algo golpeada ya que aun no lograba hacerme a la idea de ver sus cuerpo desnudo, sus pechos firmes, su abdomen perfecto, me desconcentro toda ahora que lo tengo en frente.

Mi petición fue aceptada y tuve el privilegio de abrazarme a su piel. Al apagar las luces mis manos buscan las suyas y al encontrarlas de cierta manera le doy inicio a uno que otro juego de su parte conmigo. Sus piernas se apoderan de las mías y sus manos me llevan a su espalda para envolverla y darle un poco de calor, estableciendo de alguna forma u otra una situación en la que no hay noche en la que no termine siempre y por algún rato sobre ella besándonos.
Estas últimas noches no habíamos hecho tal cosa por estar enojadas o por el cansancio, pero esta noche ni el cansancio lo impediría ya que ahora ni siquiera soy yo quien esta sobre ella.

—Alicia-me separe de su boca- si no dormimos mañana no despertaremos (y no me responsabilizare de lo que estoy empezando a querer hacerte).
—Sahian-besaba mi cuello- ahora que te tengo así-mis mejillas-me doy cuenta lo mucho que te extrañaba-y mi boca.
—Me tendrás así por tres semanas mas, no tienes que preocuparte-saque un mechón de su rostro.
—No me preocupa, pero siento-mordía el lóbulo de mi oreja-que no habrá mucho descanso.
— ¡AH! por dios Alicia, ten piedad.
— ¿Piedad de que-pasaba su lengua por mi cuello-mmm?
—De…de esto que me estas haciendo—suspiraba.
—Es que no creo poder tener piedad contigo-tiraba mi labio con sus dientes.
—No…-sonrojo-no me respires así…
Ya no tenía fuerzas para nada.
— ¿Así como? ¿Así?-volvía a respirar sobre mi- vamos Sahian si te gusta.
— Si me gusta y …y

Antes de poder tratar de decir algo los besos no dejaban espacio, sentía lentamente como dejaba que mis manos se movieran por su cuerpo y como las suyas se movían por el mío. Me quito de a poco la polera asegurando que en su mente lo había pedido ya muchas veces, la sensación de el tacto de sus labios en cualquier parte de mi cuerpo provocaba el aviso eléctrico que al poco rato dejo una evidente pero desconocida humedad entre mis piernas.

—Veo que resistirme no tiene caso-le dije aprovechando que me acariciaba el rostro.
— ¿Acaso yo me he resistido cuando me tomas para besarme?-pregunto mientras depositaba pequeños besos en mi pecho.
— Soy culpable lo acepto.

Siguió así mi cuerpo recibiendo besos y mordidas, no podía moverme aunque quisiera ya que los espasmos por los roces en lugares que nadie había rondado si quiera me dejaron evidentemente delatada. Estaba agitada, casi no soportaba el latir de mi propio corazón, pero a la vez nerviosa porque no sabía como responderle.
Quise volcar la situación y empecé desde sus labios tímidamente mordiendo ya que no sabía que mas hacer pero me detuve porque no pude con mi débil contraataque.

—Alicia ya no resisto mas ¿hasta donde planeas hacerme llegar? — Pregunte muy agitada.

Sentí que sus manos resbalaron como agua de mi cuerpo entendiendo así que todo acababa ahí.
Ahora me quedaba claro eso de que no había nada que desconociera a su edad, ella sabe como provocarme aun mas de lo que yo creía y lo acabo de entender por esa forma voraz y hambrienta que me dejo ver de repente mientras me regalaba mas que besos. Solo aparentaba ir lento para yo no sentir que me quedaba atrás, pero ella sabe lo que quiere de mi y como conseguirlo mucho antes de que yo supiera lo que quería de ella.
Quizás si no la hubiera frenado ahora con mi inocente pregunta estaría descubriendo con ella sobre mí que tanto sabe.

—Oye Ángel-la tome por la cabeza y la acerque para besarla- tranquilízate y respira que no hay problema alguno.

Ambas sentadas con las piernas dobladas, contemplábamos nuestros cuerpos acompañados por el silencio de la habitación y el contorno de nuestras siluetas. Ayudadas por la poca luz y la brisa que se colaban por la ventana no podía ver mas que parte de su mejilla derecha pero sabia que estaba a centímetros de mi boca, con los ojos brillantísimos, completamente sonrojada, hirviendo por todos lados, con los labios al rojo vivo y el latir de ambos corazones como música de fondo, intentando esconder la humedad entre las piernas, eran esos palpitos que parecían oírse fuera de mi que me permitían arriesgarme a deducirlo.

— Te das cuenta que no es fácil separar los deseos ¿estarás segura cuando pase? Porque pasara y lo sabes tan bien como yo ahora—pregunto recostándose sobre mí.
— Yo no se bien si quiera cuando un tipo de deseo te lleva a esto, solo se que mientras seas tu no me lo voy a cuestionar.
— Pero será tu primera vez conmigo—alejo un mechón de mi rostro.
— Y tu primera vez conmigo—sonreí— será la primera vez de ambas.
— Entonces trátame bien—dijo besándome en susurros.
— Eso debería decirlo yo.

El tiempo paso lento mientras ahí abrazada al cuerpo de Sahian trataba de descubrir como alejar las sombras de mi pasado y presente que llegaban a buscarme cada noche. No se bien cuanto tiempo mas sentí las caricias de sus labios rozar mis hombros y cuello, pero si sabía que me había faltado nada para no haberme podido detener. Era irreal lo poco consiente de mi deseo por ella que había estado, el guardarme por mas tiempo los secretos que me tenían hundida en la mas estupida pena fue un desperdicio, porque debí haber confesado antes todo esto, después de todo ella fue puesta en mi camino para hacerlo mas sencillo, para ayudarme a resistir, para hacerme sentir persona por primera vez en mi vida. Pero ahora es tan tarde, apenas he confesado la punta del iceberg y lo demás no saldrá de mi boca, al menos como verdad.
La veo dormir despreocupada conteniendo mi cuerpo sobre ella y entre sus brazos, hasta podría arriesgarme a decir que feliz, su vida comparada con la mía es muy sencilla y además esta tratando con todas sus ganas de planificarse para poder hacerla mas sencilla aun. Se arreglara con sus padres, dejara de lado rencores, dará el siguiente paso y yo me quedare estancada aparentando avanzar.
Siento miedo del futuro, se que esta paz que siento no me durara mucho y me estoy arraigando penosamente a su cuerpo en estos momentos de silencio, a sentir su aroma y su respiración calma para tener reservas cuando decida alejarse. Odio ser pesimista pero cuando quise no serlo mi decepción fue extremista. Ahora con suerte tendré tres semanas mas así y luego de que acaben desconozco lo que pasara, de seguro seguiré ocultando lo que me pase, aparentando que estoy bien y mintiendo para no arriesgarte mi vida-acaricie su mejilla. Me encantaría estar aquí contigo para siempre, pero no me lo permitirán, y aunque se que harás algún escándalo para detenerme, acabo de descubrir con que lograr que no te decidas a hacer nada estupido por mi.

Llego el martes y ni Sahian ni yo teníamos terapia con Antonia pero de todos modos esta la llamo y me dejo sola por un rato. Al volver estuvo callada, podría decir que hasta evitándome por lo que no quise tentar mi suerte y la deje. Entre las clases sentía como se posaba su mirada sobre mí, pero al tratar de corresponderla para solucionar lo que estuviera pasando miraba a otro lado y me dejaba un sabor triste por dicha indiferencia.

Al terminar las clases como nunca nos demoramos en llegar a la casa ya que se dio vueltas innecesarias a mi parecer por el colegio. Fue a ver a Natalia al gimnasio con la excusa de que se preparaban para el campeonato entre colegios y quería animarla, fue al baño, se paseo por la oficina de Antonia volvió a la sala y luego de todo eso nos marchamos. El trayecto fue igual de silencioso pero apenas bajamos del bus la oí suspirar pesadamente y tomarme la mano, me sonrío triste y no sabía porque pero al menos ya no me evitaba. Al llegar a la puerta de la casa me miro y soltó otro suspiro para tiernamente decirme—Feliz cumpleaños Alicia—
Mientras abría la puerta y dejaba ver a Antonia, a otra chica que no conocía, Natalia Alejandra y hasta Demian salir a abrazarme, comprendí todo.
Mi cumpleaños había sido el 11 de octubre y ya estábamos a 17, perfectamente la cara de Sahian se explicaba ahora, estaba sentida porque no se lo conté.
Luego de recibir abrazos presentes y todo lo demás Antonia me presento a su novia Samanta y me sugirió fuera por Sahian al cuarto ya que había subido a la habitación luego de abrir la puerta y no había bajado. Obedecí y al entrar al cuarto me encontré todo obscuro dándome a pensar que se había acostado enojadísima, cosa que descarte cuando por detrás sentí sus manos rodear mi cintura y su frente pegarse a mi hombro.

— ¿Por que no dijiste nada?
—Me creerías que lo olvide completamente-me voltee tratando de recompensar su desilusión.
—Esta es una de las cosas que no se olvidan Alicia-rasco su mentón.
—Nunca he celebrado alguno, de echo es una suerte que el primero sea para mis 15-la abrace-no te enfades conmigo, no era mi intención.
—No me enfado, solo me sentí muy mal por no haberlo sabido y porque si no hubiera sido por Antonia seguiría ignorándolo.
—Pero yo ya tuve el mejor regalo de cumpleaños y fue quedarme contigo, después de todo mi cumpleaños coincidió con esos días.
—Aun así tengo algo para ti-extendió su mano- vi cuando entre a tu cuarto que te gustan las cosas artesanales, pulseras, aros y eso y pues esto me lo dio mi abuela y aunque carece de valor monetario, el sentimental es incalculable, por eso mismo-se sonrojo- quiero darte a ti este collar con esa arrogante roca de lapiz lazuli y…Feliz cumpleaños otra vez-me beso.
— Eres muy tierna lo sabias, lo atesorare con mi vida-me abrace fuertemente a ella.

Por suerte no hubo más que aclarar y ambas bajamos con los demás a celebrar, nunca me había reído tanto y nunca había tenido una fiesta así, me sentía feliz porque me daba cuenta de que ya no estaba sola fuera de lo tarde que lo comprendí.

Las horas pasaron Antonia no me soltaba y yo solo quería ir a donde se encontraba ella. Era imposible lidiar con una psicóloga cuando estaba pasada de copas, era muy inconsciente al estar así y además muy fuerte. Por otro lado Natalia llevaba bastante tiempo rondando a Sahian ya que también estaba pasada de copas y a pesar de que no podía evidenciar los celos no iba a dejar se pasara de la raya como la típica novia Light, pero cierto agarre de Antonia no me dejaba.
Basto hacer que Samanta se apiadara de mi estado para salir libre y sin pensarlo dos veces tome a Sahian dando como excusa que bailaríamos como los demás.
Una vez agarradas en medio de la sala y entre las parejas que bailaban, aproveche la luz tenue y empecé a reclamar a “mi mujer” que ni siquiera se alejaba un poco cuando la rondaban, porque estaba evidentemente celosa y Sahian lo noto haciéndomelo oír con un susurro.
No pude evitar reír y abrazarme más a mi pareja de baile, que por lo demás lo hacía muy bien. Durante varias canciones fui tentada vilmente para besar, pero a razón de que no todos sabían lo que éramos ambas, sin ánimos de causar molestias y con el dolor de mi alma me contuve, todo fue solo baile hasta que la música acabo.

Bien chicas-hablaba Antonia son las 4 de la mañana, hoy es miércoles, estoy ebria y tengo trabajo, Alicia-mirándome- Espero que perdones lo poco eh improvisado pero que valores el esfuerzo y cariño con que se hizo, deseo como te dije cuando llegaste que seas la chica mas feliz del mundo y que para conseguirlo nunca olvides mirar a tu derecha—Ahí estaba Sahian con las manos en los bolsillos mirando el suelo— bueno nos vamos ¿alguien quiere que lo dejemos en su casa?-pregunto. Todos levantaron las manos y rápido y no sin antes darme otro abrazo y algunos besos se marcharon dejándonos ahí en completa paz.

—No se como puede sostenerse en pie y mas aun, hablar algo coherente-dijo sentada esa preciosa mujer sacándose las zapatillas
—Sahian, gracias por todo esto.
No me aguante las ganas de retener mas tiempo un beso así que me acerque y sentándome cuidadosamente sobre sus piernas, mientras la empujaba para que se apoyara completamente en el respaldo del sofá, la empecé a besar
—No me agradezcas yo so… —la volví a besar.
— Aun así gracias-dije cerca de su boca y mirándola fijamente a los ojos.
— Yo solo estoy aquí para recibir tus besos-reí- ya que desde hace poco no me dejas terminar ni de hablar.

Esa madrugada me abrace como nunca a Sahian, me sentía acongojada pero feliz por haber podido tener algo así con alguien como ella, nunca la olvidaría, como hacerlo si es lo mejor que me ha pasado en mi corta vida.
Nos dormimos al instante y despertamos a las pocas horas somnolientas y algo lentas para ir al colegio. Durante el día nos dormimos en clases, a Sahian le llamaron la atención por el descaro de desparramarse sobre el escritorio, además a Natalia la mandaron a hablar con el director por roncar, no hubo una que no se salvara. Los recesos se nos alargaron ya que ni comer pudimos sin caer rendidas, despertábamos desorientas y completamente congeladas por escoger la azotea para dormir. No hubo sesión con Antonia ya que el poco rato que estuvimos despiertas fuimos a verla y tenía la oficina cerrada y se oía como roncaba dentro. No estábamos acostumbradas a trasnochar pero significaba mucho el que todas estuvieran así por habérnosla pasado juntas hasta tarde.

La semana luego de eso acabo muy rápido, el fin de semana voló prácticamente entre trabajos y todo lo demás, la semana que la siguió fue mas rápida aun ya que por el campeonato deportivo salíamos mas temprano, o nos la pasábamos en la azotea del casino mientras todos animaban o se marchaban tiradas en el suelo besándonos como si se nos acabara el mundo y mas de alguna vez con algunas prendas menos ya que solo íbamos con el buzo del equipo de deportes.
Todo era especial cuando estaba con Sahian, desde conversa, hasta estar en silencio.
Cada que se quedaba mirándome con esas ventanas grises sentía latir más fuerte mi corazón, me ardía toda la piel, la extrañaba incluso más que nunca ya que nos quedaba solo otra semana y yo no perdía oportunidad para robarle besos y caricias porque descubrí no hace mucho que era la única forma de olvidarme de todo. Hubo un par de veces que debido a esto también sentí que iba más lejos con mí accionar sobre ella, quien no oponía ni una sola resistencia cuando yo me acercaba, que me recibía de brazos abiertos a pesar de todo. Pero usando una enorme voluntad paraba para no arruinar nada.
La semana que venía sería de deportes también por lo que se pasaría rapidísimo y ya nada sería color de rosa como ahora, nada.

Paso el fin de semana con más trabajos y además con Sahian diseñando los bocetos para Alejandra, teníamos poco tiempo, me molestaba que se decidiera a hacer eso ahora, quería pasármela abrazada como una niña pequeña recibiendo mimitos, pero no podía y era agobiante además saber que nos separaríamos. Era casi natural convivir con ella, no había contraste malo en todo aquello sino que todo lo contrario; pero como el dicho “todo lo bueno tiene que acabar” empecé a mentalizarme para poder mantener alejada de todo problema a mí ser amado.

— ¿Alicia?
—Aquí estoy ¿Ya acabaste con lo de Alejandra preciosa?
— Si, no estoy segura de cómo quedo, pero ya simplemente no pude ocupar toda mi mente en ello y ganaste tú metiéndote en ella para recordarme que te vas-me dijo triste sentándose a mi lado.
—No desapareceré lo prometo. (eso espero)
—Por favor quédate, que hago para que lo consideres ¿a quien recurro para que te haga entender? no me veo sin ti y no podré dormir, no va a bastar con lo que te vea en el colegio.
—Se que no bastara, pero no puedo ir en contra de Víctor, no quiero problemas o ¿acaso me quieres perder?
— ¿Q...que? –Abrió sus ojos- como que perderte-se levanto-¿estas jugando no?

No debí haber dicho cosa semejante, no pude optar mas que por el silencio en razón a su pregunta, ni una sola mentira podría dejarla conforme por tal estupidez que dije.

—No, no me refería a eso Sahian…
—Alicia quédate, si te pierdo no se que pasara conmigo, ahora me dices esto y no es nada que no se me haya pasado por la cabeza yo-
—No seas tonta, nada me pasara-aparente enojo.
—Pe…pero yo tengo miedo de todas formar-se quedo en silencio.
—Pues eres muy cobarde, ni yo tengo miedo y eso que soy la que soporta todo.
—Eso, eso es injusto…
— ¿Injusto dices? No sabes de lo que hablas, mejor ya déjate de estupideces quieres-Salí de la habitación.

La semana que faltaba nos la pasamos peleadas, la verdad yo mantuve la pelea ya que los insistentes suspiros de Sahian, su mirada de disculpas sin haber hecho cosa alguna, sus acercamientos para tratar de zanjar el conflicto iban por el otro lado.
Así llegó el día de partir, recibí un llamado de Víctor y no tuve mas opción, me despedí de Sahian con un beso en la mejilla, dejándola ahí completamente triste, se veía completamente indefensa por mi culpa, la tenía en un estado deplorable por esconder aun mis mentiras, pero no podía dar pie atrás o perdería lo único que valía para mi.

Las sesiones con Antonia acabaron ya que el mismísimo Víctor intervino, no hubo objeciones, solo una acusante preocupación en la cara de esta que de seguro se la haría ver a Sahian.

Por otro lado el maldito no había llegado de buen humor y pague las consecuencias el mismo día que regrese a la casa, fue lo de siempre y lo soporte como venía haciéndolo no hace mucho, no podía dejar que eso le tocara a alguien más o que me llevara a esos lugares que tanto detestaba. Así que con el dolor de mi alma personificado en cada dedo de él sobre mi cuerpo volvía a ser ultrajada y ensuciada mas profundamente, se me venía a la cabeza Sahian, mi amor, pero la sacaba luego ya que la ensuciaba al pensarla en esos momentos en que me sentía morir por cada penetración, por cada golpe, por cada arremetida cobarde contra mi persona. Me era difícil sacarla ya que siempre estaba presente, y no pude evitar llorar por la impotencia, dándole más placer y excitación al verme ceder en lo que pedía cuando me hería con sus bruscos movimientos dentro de mí. Pero luego de un rato podía dejarla libre y seguir soportando.

Generalmente los dolores y el sangrado por tales sucesos me dejaban postrada por días de depresión eh intentos frustrados de acabar con mi vida, pero esta vez no sería así y como pude me levante y llegue al colegio para ver a Sahian, para poder llevar a cabo mi plan. Ahora correspondía que solucionara el conflicto que creé para marcharme de su casa, la necesitaba para aguantar, para sacar fuerzas y no arriesgarla por mí. Tengo que lograr que me perdone, que me perdone todas estas mentiras que me veré obligada a decirle.
Solo deseo que no se de cuenta de nada, yo no quiero se preocupe mas por mi… de nada.


*************************************************************************
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   16/1/2011, 13:10

Mi alex! perdon!!!! todavia no pude leer la continuacion (no estoy con la capacidad para hacerlo ), pero te prometo que en estos dias paso a comentarte como se debe.

gomen!
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   16/1/2011, 18:31

comenzaste la contti al6o raro no?? si es la contnuacion??
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   17/1/2011, 19:38

Ekaryl escribió:
comenzaste la contti al6o raro no?? si es la contnuacion??



Es la continuacion, siento lo confuso :)
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   17/1/2011, 19:42

ais escribió:
Mi alex! perdon!!!! todavia no pude leer la continuacion (no estoy con la capacidad para hacerlo ), pero te prometo que en estos dias paso a comentarte como se debe.

gomen!

Espero no sea nada grave y no te preocupes que esta vez sere yo quien no pueda lleer tu esperado comentario ya que me voy a la playa por una semana a trabajar asiq cuando vuellva espero mi plana mensual eh!!!

te cuidas saludos!
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   18/1/2011, 21:37

tranquiss..... =) es solo que no se de donde salio la tal natalia esa
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/1/2011, 17:49

Mi Alex, aun no pude leerte , en realidad pude, pero ya te habia mencionado q tu historia es especial para mi, asi que no puedo tomarlo como cualquier fic.

me tomare unos dias lejos de la cuidad (ya q en el trabajo me dieron vacaciones y me forsaron a tomarmeslas ¬¬), si estoy dentro de mis parametros tendras tu comentario la semana proxima.

te me cuidas.
luego me cuentas como te fue en la playa, vale
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   31/1/2011, 17:50

Ekaryl escribió:
tranquiss..... =) es solo que no se de donde salio la tal natalia esa


de las profundidades de mi imaginacion....naaa
solo compañera de clases de este capitulo, es el comienzo de la aparicion de unos cuantos antes del fin.
saludos
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   31/1/2011, 22:19

okis... 6racias por la aclaracion..y con respecto al fin.. NO QUIERO QUE LLE6UE!! tu historia me tiene tan dentro del mundo de esas chicas que no quiero que acabe =(.... 6racias por compartir tu hhistoria con nosotras... besos
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/2/2011, 15:31

Ekaryl escribió:
okis... 6racias por la aclaracion..y con respecto al fin.. NO QUIERO QUE LLE6UE!! tu historia me tiene tan dentro del mundo de esas chicas que no quiero que acabe =(.... 6racias por compartir tu hhistoria con nosotras... besos



Puedes preguntar lo que se te d la gana ya que yo existo aqui para responder asi que cualquier duda ya sabes :)
Y gracias por esas palabras, se siente genial leerlo.

bye.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/2/2011, 15:38

ais escribió:
Mi Alex, aun no pude leerte , en realidad pude, pero ya te habia mencionado q tu historia es especial para mi, asi que no puedo tomarlo como cualquier fic.

me tomare unos dias lejos de la cuidad (ya q en el trabajo me dieron vacaciones y me forsaron a tomarmeslas ¬¬), si estoy dentro de mis parametros tendras tu comentario la semana proxima.

te me cuidas.
luego me cuentas como te fue en la playa, vale


Entiendo que necesites tiempo, me fui al cerdo con esta continuacion, pero ya aterrice y si me sale larga la partire para que no les duelan los ojos a pesar de que segun los comentarios que me dieron por otro lado no estaba pesada XD

Y si no te sientes con el animo simplemente no comentes, prefiero que te des mas tiempo para ti, que esto es un fic y no es tan importante como tu, espero que estes mejor con los dias de vacas, respira y relajate.
Las mias fueron mas tortura solo fui a hacer trabajos dehogar, clavar cortar y cosas asi, practicamente me broncee por estar clavando y aumente la masammuscular de un brazo por estar dale que dale, pero con el martillo... a todo sol.

Te me cuidas un monton bye.
Volver arriba Ir abajo
JACKY
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Mi cazita... XD
Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 03/12/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   11/2/2011, 15:38

Me encanta definitivamente la amo tienes que continuar bn saludos te cuidas bye
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   28/2/2011, 05:08

no tengo perdon!
ha pasado mas de un mes desde que publicaste y yo lo unico que puedo decir es un simple y estupido "continua"
lamento haberme demorado tanto y no ser mas... comunicativa? (no se si seria el termino adecuado u.u)
en fin, espero estes bien Mi Alex, te leo luego
bss.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   28/2/2011, 18:54

ais escribió:
no tengo perdon!
ha pasado mas de un mes desde que publicaste y yo lo unico que puedo decir es un simple y estupido "continua"
lamento haberme demorado tanto y no ser mas... comunicativa? (no se si seria el termino adecuado u.u)
en fin, espero estes bien Mi Alex, te leo luego
bss.



Ya luego me vuelve el Net y publicare.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   10/3/2011, 19:43

Lectoras aviso que publicare pronto, tuve un imprevisto con la historia y tuve que reescribir lo avanzado y entre el enojo y todo me demore pero ya lo hice.

Antes de lo que piensan continuo y aviso que ahora terminare (ahora si que si)

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   10/3/2011, 20:17

joooooooooooooooooooo conti!!! mujer!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: No siempre fue mentira...   15/3/2011, 14:05

Luego de una larga batalla con la tecnologia del foro he logrado que quede el texto igual a como lo tenia en el office (soy un desastre para esto).
Sin darles mas lata espero sus comentarios y/o dudas.


Llego el domingo muy lento para mi gusto ya que por la tierna manera de curarme de mi madre el sueño brillo por su ausencia y me pase prácticamente la noche entera dando vueltas en la cama, maquinando los pasos para averiguar sin levantar sospecha, recordando esa foto, intentando unir alguna pieza de toda esa información como primer paso. Pero era inútil, porque de todas maneras no podría salir de la casa hoy ya que me matarían y castigarían y aunque moría de curiosidad y ganas de encontrar una pequeña esperanza, tenía que ser paciente y dar por el momento un paso a la vez aunque me costara un mundo.

Al poco rato se empezó a oír movimiento por la casa y mi desayuno a la cama no tardo en llegar, sabiendo yo que todo no podía ser perfecto llego una revisión algo brutal; Helena seguía enfadada. No pude reclamar cosa alguna por miedo a más alcohol así que soporte en silencio y ya pasado el sufrimiento me dedique a buscar mi ropa para ser ayudada luego a bañarme y poder dejar la habitación.
Mentiría si digiera que la pierna no me duele porque lo hace y demasiado, me siento como Dr. House cuando no tiene Vicodin. Pero en mi caso si no aparentaba mejora no me dejarían sola en ningún momento y no me hacía mucha gracia, ya que ni siquiera les bastaba con que estuviera con Sandra al lado, ellos tenían que estar igual ahí con sus ojos sobre mi, cuidándome, intimidándome.
A eso de las cuatro de la tarde me encontraba tirada en el suelo de mi habitación tratando de resistir la desesperación por no poder moverme y por el ardor que me lo daba a entender. Me sentía algo aburrida porque no lograba darme ánimos tampoco para arrastrarme un poquito y agarrar el block de dibujo que tenía bajo la cama o el portátil para vagar por la Net, pero como si se compadecieran de mí llego Sandra caída del cielo para poder distraerme. Al entrar se quedo mirándome unos segundos y antes de unírseme fue por gasas y se sentó junto a mi pierna para untarme unas cremas raras que al comienzo picaban, pero que al paso de algún rato ya habían calmado el dolor que ocupaba toda mi mente.
No tarde en sentarme para poder ver como me clavaba esa fiera mirada a medida que avanzaba por el suelo y se sentaba a mi espalda para que pudiera reposar en su pecho. No entendía su silencio ni las caricias acompañadas con dulces besos en todo mi rostro, pero había logrado en nada dejarme libre de dolor pudiendo darle descanso a mi mente y eso me tenía completamente muda pero reticente a poder hablar.

— ¿San?
—Dime amor.
—No me molesta el silencio ni nada, pero sabes- la mire desde mi posición- Te amo-sonreí.
—Incoherente-me beso.
—Los silencios son algo difíciles de romper, más cuando son tan perfectos.
—No lo había pensado, mis ideas son débiles por la falta de ánimos para fortalecerlas con lectura.
— No tiene nada que ver eso-sonreí-y ahora que dices leer, no he revisado mis cuadernos y no se si tengo tarea para mañana ¿me alcanzas el bolso que esta a tu derecha?
—Claro, ten.
—No tengo nada, pero presiento que será un día de retos de parte de mis profesores-suspire.
—Tendrás que afrontar ya que te lo ganaste por faltar.
—Y lo dice la causa que provoco mis faltas-reí-apropósito Sandra, tu donde estudiaste.
—Pues Básica la hice en mi ciudad natal, Iquique, y Media en el colegio Bernardo O´Higguins.
— ¿¡Lo dices enserio!?-me incorpore sorprendida-yo hice el ultimo año de básica ahí, bueno parte.
— ¿Y por que no continuaste?
—Bueno, es que- baje la cabeza- al término de ese año.
—Lo siento ya entendí no expliques -me abrazo fuerte.
—Si, no importa, entonces hiciste toda la Media ahí.
—Si, completa.
— ¡Sandra! Entonces estuvimos en el mismo Colegio.
—Ahora que lo mencionas –se largo a reír.
—Quizás cuantas veces me cruce contigo ¡que tonta!-golpee mi frente.
—Pero no hubiera significado nada, ese no era mí tiempo para ti, ni tu tiempo para mi, tenía muchos problemas, los típicos adolescentes por no conocer a mis padres; conductuales y eso. De hecho tenía sesiones con una orientadora de la que me hice muy amiga, se llamaba…
—Antonia
—Si ¿Cómo?
—También estuve en sesiones con ella-me levante del suelo dando brincos-pero…al perder a Alicia desaparecí, decidí desaparecer a todos después de casi un año. Que pequeño es el mundo no.
— ¿No la has vuelto a ver desde hace cuatro años?
—A ella y a unas cuantas personas más ¿aun sigue en el colegio, sabes algo al respecto?
—Sigue allí-se acerco a mi-entonces quizás eras tu esa chica que siempre tomaba como ejemplo y que le dejaba algo triste y enfurecida-me abrazo.
—Quizás-cerré mis ojos- siempre no fui mas que un dolor de cabeza para ella en esos tiempos. Deberíamos ir a visitarla no crees, le debo unas disculpas.
—Por supuesto-beso mi mejilla.

Quizás me correría a patadas por lo insensata que fui con ella, agregando también lo infantil y resentida. Porque… Dios en esto si que paso tiempo y no es tiempo del bueno, quizás como lo tome.

—Chicas-entro Helena- ¿Se animan a Salir?
—Dónde-pregunte- porque yo no puedo cargar todo lo que se te ocurra.
—Hay que dices si para eso ahora llevo a Héctor, vamos a pasear, comer algo, cine, que se yo ¿van?
—Yo digo si-paso un brazo Sandra por el cuello de Helena.
— ¿Y tu hija?
—No me quiero quedar sola así que esta bien.
—Genial, en una hora mas nos vamos.
—OK-ambas.

Nos empezamos a prepara para salir, cada una busco algo de ropa ya que hacía frío fuera. Yo pensaba vestirme y ya pero a Sandra se le ocurrió darse un baño y eso me incluía, me intente negar pero fue inútil y en menos de cinco minutos estábamos bajo el chorro de agua caliente. No era que estuviéramos sucias por pasarnos algún rato en el suelo, solo era la forma mas eficaz que había descubierto Sandra para que no nos interrumpieran cada que quería al menos acabar un beso como era debido.
De esa forma, entre besos mojados y roces húmedos decidimos parar antes de que fuera imposible y comenzamos a vestirnos lentamente ya que había tiempo según la perspectiva de ese pequeño momento; porque así podía mirarla mas, dedicarme a no interrumpir el mínimo espacio que usaba para sentarse, pero que a la vez me arrinconaba con la sola presencia, con todo lo que llena a mi alrededor.

— ¿Por qué eres tan linda?-sonreí
— Que-pregunto riendo también
— Nada amor-me acerque a abrazarla.
— Dime, algo es…y hueles delicioso-se separo- bajemos-salio de la habitación.
— Claro que es algo-susurre- y es que no se como pude haber elegido no ver por tanto tiempo, por que elegí no verte sino hasta ahora.

Pasaron las horas y a pesar de que con Héctor no avanzamos mucho, ya que Sandra fue vencida por el lado oscuro de la ropa y se fue con Helena, la pierna no me aguantaba más. Paramos a comer y entre risas, indirectas y algunos enfados nos dieron las doce de la noche, por lo que sugerí nos fuéramos ya que tenía clases. Así se hizo y llegamos a eso de la una a la casa y a penas puse un pie dentro fui directo a mi habitación, me cambie y me largue a dormir, estaba muerta.
A la mañana siguiente perezosa y lentamente para no despertar a Sandra me levante, tome mi equipo de deportes (pantalones polera y un polerón) y me metí al baño. Salí al poco rato, me puse mis Converse, tome mi bolso, bese al ángel que dormía placidamente a mi lado y me largue. Al salir vi ahí cubierta mi preciosa maquina, era una lastima que no pudiera usarla aun porque no era mayor de edad, pero me quedaba hasta el sábado y no me tendría que preocupar de esos detalles.
Por otro lado la pierna me había amanecido mejor y como estaba acostumbrada a caminar al Liceo no me presentaba alguna dificultad hacerlo aun así, solo me repetía en mi mente que no se me cruzara nadie conocido para que no se me arruinara el día y todo seria perfecto.
Llegue con diez minutos de anticipación y como era habitual en mi rutina pase directo al casino por un café y me dirigí a la plaza de siempre. Estaba disfrutándolo como nunca hasta que se sientan a mi lado, era Lisette.

—Hasta que apareciste-dijo mirando al frente.
—Aja-dije sorbiendo mi café.
— ¿Estuviste con Sandra todo este tiempo?-se oyó algo triste.
—Si te sientes mal por que te empeñas en preguntar-inhale hondo.
—Porque la ultima vez que te vi, dijiste que te rendías y no he visto a Sandra tampoco.
—Masoca-dije mirando a un lado- y si, estuve con ella y para que puedas hacer tu vida en paz, estaré siempre con ella, y ya no la vayas a buscar al departamento porque esta viviendo conmigo así-
—Piensas prohibiere que la vea-se paro frente a mi.
— ¡Que! —Grite para callarla- te saldrá mejor ir a mi casa si la quieres encontrar-me voltee a verla- Lisette, yo nunca te prohibiere nada porque el solo hecho de meterme en problemas contigo me da dolor de cabeza, además-le dí otro sorbo a mi café-te debo mi felicidad, y más aun porque me la diste a costa de la tuya.
—Me arrepiento de haberlo hecho sabes-caían sus lagrimas- porque ahora que esta con alguien mis esperanzas se van abajo pero el sentimiento que la ama no.
— (Me recuerda a Isa) No soy buena para consolar y no lo haré porque no te servirá, conozco la prueba viviente de ello. Solo no te dejes ahogar Lisette, se muy bien que no quieres terminar como yo, tienes amigas que te quieren y están en todas contigo, en eso ya eres una ganadora porque yo aleje a todos y si no es por ti seguiría así-la abrace.
Te mereces a alguien excepcional que te quede claro, y limitándote al sufrimiento por algo que dentro de ti sabes que seguirá así para siempre no la estas dejando encontrarte.
—Suspiro—Si que has cambiado Sahian, al menos algo bueno salio de esto-agarro su ropa a la altura del corazón.
— ¿Algo? Es mucho más Lisette, mucho más-tome su mano.

Sonó el timbre y mi tragedia griega empezaba, use las clases de Ética para ponerme a copiar toda tarea pendiente habida y por haber y no me fue difícil obtenerlas ya que mi cínica simpatía tenia a mas de algún chico y chica dispuestos a todo, por lo que no presté atención a nada mas y me dedique a salvar mi futuro.
Era increíble que por unas semanas ausente ya prácticamente estuviera al borde de reprobar, pero con los deberes debidamente copiados y la justificación médica que dejo en dirección mi madre tenía que salvarme y así fue.
A eso que faltaban unos minutos para salir yo yacía muerta en mi escritorio, había logrado safar de todo lo que tenía el día y además me llevaba lo que esperaban los otros. Me esperaba mucho trabajo por lo que no muy animada salí y me dirigí al baño a despejarme. Salí del Liceo y antes de poder darle ánimo a mí mente veo a Sandra caminar con esa sonrisa preciosa hacia mí acabando con un abrazo y su dulce beso.
Por un lado todos nos miraban, por el otro seguro tendría problemas si alguien se lo contaba a algún profesor o al mismo director, pero fuera de eso no rechazaría un beso de la chica que amo jamás.

—Salgamos de aquí-reí al separarme.
—Déjalos que disfruten del espectáculo-tomo mi mano.
—Creo que con el beso fue suficiente, ya bastante mal se deben de sentir porque una mujer como yo les levanto a la diosa de sus sueños.
— ¿Tú crees? A mi no me consta, te parece que te bese otra vez para que sea seguro-pregunto tomando posesivamente mi mentón.
— Lo que quieras.

Otro beso y nuevamente las miradas, no podía evitar reírme mientras me besaba ya que hasta sonidos extraños hacía, era una faceta completamente nueva la que acababa de conocer, eran embelesantes recuerdos que le agregaba a una lista; mas necesidades de mi parte por ella.
Luego del espectáculo llegamos a casa, comí algo y subí para cambiarme y empezar a pasar en limpio todos los cuadernos que me prestaron, estuve así hasta las diez con Sandra mirándome en silencio. Me dolía horrores la espalda y los ojos me pesaban pero lo había logrado y lo mejor es que tenía casi nueve horas para dormir.

—Por fin soy libre —dije completamente tendida en la cama.

Recibí sorpresivamente el cuerpo de Sandra sobre mi y sentí a la par con sus besos esas ansias por llegar a “mas” que conocía muy bien porque afloraban cuando estaba un buen rato sin mi rondándola.
Ya cuando me empezaba a mentalizar a que no tendría nueve horas de sueño se separo de mí y fue por el botiquín de primeros auxilios empezando como si nada a curar mi pierna.

—Eres muy extraña lo sabias-dije aun tendida.
—Es que te extrañe y sabes lo que pasa cuando se extraña-beso mi pierna.
—Creo que si…-dije más bajito.
—Se ve mucho mejor la pierna, esta cicatrizando genial ¿te dolió hoy?
—….
—Sahian…te dormiste-acaricio mi rostro- te ves preciosa dormida mi amor-me beso.

Salí de la habitación luego de desvestirla y arroparla para que no pescara un resfrío y baje a la sala, se merecía un descanso por el esfuerzo.

—Sandra puedes llamar a Sahian, quiero hablar con ella
—Me temo que no podrás porque se durmió Helena.
— ¿Tan temprano? estará mal de la pierna-se preocupo Helena.
—No creo que mal, pero el esfuerzo por caminar le paso la cuenta, además que todo este rato que estuvimos arriba se dedico a pasar en limpio las materias que le faltaban y en cosas así ni a mi me toma en cuenta.
—Ya veo-respondió agradada- pues entonces ven y siéntate conmigo.
—OK
—Sabes tengo unas dudas, dime ¿tu como ves a Sahian?

Sin entender me acabe de sentar frente a ella, ya que no quería solo compartir tiempo conmigo sino que hablar seriamente, razón que comprendí por el semblante de su rostro. Además de que no se ha hecho ni por mera casualidad en el trascurso de estas líneas.

—Como la veo en que sentido-pregunte ya sentada.
—No te asustes ni nada, pero es que no se bien que se te pasa por la cabeza con esta desquiciada y la verdad te pregunto para tratar de hacerme una idea segura sobre si puedes con ella o tratar de preveer lo que se pueda venir.
—No me asusto ni nada Helena, en parte entiendo-respondí comprensiva.
—Sabes mi niña, ese día que las encontré durmiendo juntas y luego de irte, te defendió con garras y dientes. Sabes que hice el escándalo y me enfade pero comprendí en ese mismo momento que iba enserio, ya que desde que la trajimos con nosotros solo demostró sus sentimientos en una oportunidad, dos con esta, pero solo una durante cinco años.
—Entiendo, pero Helena-tome su mano- conmigo al principio no fue nada fácil, yo prácticamente puse todo en juego ya que era lo ultimo por mi enfermedad, así que no la saque fácil ni menos como para desentenderme fácil también.
—Eso no lo sabía-sonrió.
— Yo fui egoísta, discutimos, llore, la hice sentirse quizás de que maneras ya que siempre supo todo; hasta mis manipulaciones en algunas cosas las aguanto, y creo que preguntarme como la veo es algo que no sabría como responder. La amo y eso no tienes que dudarlo y si buscas preveer el futuro de ambas para prevenir su bienestar…de lo único que debes de preocuparte es de cuando yo no este, porque será la única razón inevitable que la dejara sola de parte mía.
—Es a eso a lo que le temo, ya que solo logramos avanzar con ella cuando sale de sus abismos. Apenas conozco a mi hija y es por estas situaciones; la de Alicia y la tuya. En que lo lamento mas, porque no se como confortarla, apoyarla, sacarla adelante, ya que ha tenido la mala suerte de enamorarse de profundos dolores.

Apareció Héctor como avisado por sus instintos de que su mujer había empezado a dejar caer unas lágrimas y tenia que confortarla. Yo me quede callada ya que entendía su posición, Sahian en el instante mismo que se queda sola trae de vuelta todos los rencores y se aísla, Lisette me lo contó y yo no me lo creí ya que se mostró tan diferente cuando la vi la primera vez, de echo si no lo hubiera sabido me lo habría tragado sin sospechar nada.

—Mi niña no me tomes como que diera por echo lo de tu enfermedad porque al igual que mi hija mis esperanzas siempre son lo ultimo en huir, es solo que a veces me gana toda la situación y al ver a Sahian tan normal me descoloca un tanto.
—A mi también me parece anormal y me acongoja que este fingiendo para no recordarse lo que pasara, pero ni reclamarle puedo ya que después de todo no quiero que sufra y es precisamente lo que voy a lograr.
— ¿Crees que lo quiera hablar?
—No lo se, bueno la verdad si te soy sincera…lo dudo.
—Pero acaso…
—No la culpo, pero cada que sale el tema la veo desmoronarse y aunque un par de veces he llegado hasta muy lejos, no me alcanzan las fuerzas para verla así mas veces, aunque sea para comprender.

La conversación se desvío completamente al sosegar el alma de Helena y al notar que lentamente me iba a negro culpándome, por lo que no pasamos de una hora más en la sala y nos fuimos a dormir. Me sentía en parte culpable del estado de preocupación de ambos ya que yo solo me empeciné en quedarme con Sahian, de hecho aun sabiendo que si la enamoraba y moría iba a sufrir no di pie atras. Pero entre intento e intento de reconfortarme o expiar mis culpas logrando alivianarme, no falta el momento de debilidad que me clava mi egoísmo sin reparar daños en mi mente y me dice que estar con ella no tiene mal alguno, fuese cual fuese el medio que usase para llegar a ello.

Desperté desorientada sin Sandra a mi lado y perdida sobre la hora. Quizás ya había amanecido pensé sentándome en la cama para luego ir a vestirme, pero fui aterrizada por la chica de mis sueños que venía entrando y me informaba que a penas llevaba dos horas dormida, así que me recosté y aunque planeaba dormirme nuevamente no pude evitar despertar al sentir como con tono maquillado me preguntaban si sentía rencor por enamorarme y saber que me dejarían sola tarde o temprano.

—No tengo qué perdonar -respondí- pero odio que aun sin siquiera sentirte mal te alejes con esos pensamientos para siempre de mi.
— ¡Pero Sahian!
—Pero nada Sandra, si te sientes culpable-mire a sus ojos ahogada en lagrimas- por que seguir torturándome-golpee la cama-no crees que no lo merezco.
—Lo siento, lo siento…-escondió su rostro en mi brazo.

Que mas razones necesitaba para salir cuanto antes a buscar alguna solución a nuestro dolor, no tenia duda alguna que si había alguna posibilidad la encontraría pero esto cuartaba mis fuerzas y volvía a caer, volvía al… que pasa si mientras no estoy la pierdo.
Reuní fuerzas y como pude respondí que no quería seguir el tema, que la amaba y me era suficiente. Así que nos fuimos a dormir ya que la oscuridad siempre sabía disfrazar muy bien las penas cuando no quería que las notaran. Y este era ese cuando.

A la mañana siguiente desperté habiendo logrado dormir aun después del trago nocturno de amargura, no fue suficiente porque aun así me sentía agotada, sin ánimos y sabía que si me quedaba ahí viendo su rostro de disculpa silenciosa me sentiría mas miserable, por lo que me levante y fui de todos modos al Liceo.
El día completo ahí en esa cárcel fue tortuoso, andaba de mal animo, muy mal animo y no se acabaría al llegar a casa y era algo molesto saber todo tan bien.
En esos momentos extrañaba a Isabel mas que nunca, no había nadie más a quien dejar compartiera mi pena porque además no tenía a alguien más, solo a Sandra y era injusto ocasionarle mas problemas y mas en esta ocasión. Me cabreaba sola al darle vueltas y vueltas al encerron del que me sentía presa y terminaba inevitablemente ahogada en mi miseria, como siempre me pasaba.
Al salir decidí irme por el parque, caminando a paso lento y desanimado fue que recordé cuando me quede sin Alicia y tuve cerca la compañía suficiente para “repartir el dolor” y sobrellevar todo sin querer matarme a cada minuto, pero no lo acepte, y ahora con este problema muero por una pizca de ayuda aunque sea insignificante.
Al llegar a la casa, indecisa decidí finiquitar todo con un beso y no quebrarme la cabeza. Si seguía así no resistiría por lo que lo hice. Sabía que no era la forma o quizás si, eso es a criterio de cada uno, pero funciono esta vez y dejamos el tema bajo el tapete porque ciertamente ese anexo del gran tema de ambas me rasguñaba y ardía siempre.

—Se que tienes claro que me estoy evadiendo de esto pero ni respirar me funciona para tratar de responder algo coherente-me excuse tirada en el sofá.
—No, no hay problema-subió a la habitación.
—Dios…

Los días pasaron y evidentemente el ambiente estaba algo tenso, las miradas tenían culpa, las bromas iban con miedo y hasta acercarnos se nos planteaba difícil; al menos a mi me pasaba así. Se sentía horrible, pero quien dice que todo es lindo, nadie asegura que el camino no tenga baches en el recorrido.
Aun así llego el sábado, por consiguiente mi cumpleaños y el entorno me ayudaría a tratar de revertir la salida fácil del problema que me resulto bastante caro. Un cliché, si, nada mas que eso.

Ya era legalmente mayor de edad, legalmente responsable de la mayoría de mis actos, legalmente capaz de caer en prisión-que susto- por beber en las calles y todo el cuento.
Recibí un apretado abrazo de Héctor acompañado de una suplica -No te enloquezcas con la moto porque si te pasa algo me matan. Luego unos besos de Helena quien para variar lloraba ya que repetía incansablemente que ya tenía alas para emprender a no se donde y por ultimo pero no menos importante, sino que todo lo contrario, un apasionado beso de la mujer que amo, remedio y solución perfecta a todos los problemas que nos creamos.

—Ahora Sandra -susurre abrazada a ella-puedes reclamarme para toda la vida como tuya.
—Sonrojo-Lo tendré presente, para toda la vida…-agacho la cabeza.
—Si, para toda la vida, tendremos una casa, niños si quieres, o un perro, viajaremos, porque tenemos toda la vida.
Era egoísta al hablar así sobre ello y no tomar en cuenta los desganos de su voz, pero ya tenía que parar de pensar que moriría.

—Lo ocupare no lo dudes…-nos separamos un poco.
(Silencio)
—Lo siento mucho (ambas)

Terminamos mas que abrazadas y con mas de una palabra atrapada en la garganta, siempre quedaba algo.
No tardaron en llegar los regalos, mi balón, ropa, un juego de cascos para mi medio de transporte, dinero y un sarcasmo de parte de mi padre— Sahian creo que ya tienes edad para…irte de la casa y además saber que eres adoptada del basurero de aquí a la vuelta—Acompañado de risas maléficas pero soportables.
Ya acabado todo, comida, más abrazos y lo usual solo faltaba mi gran regalo, Isabel.

—Bueno si me disculpan voy a descansar un rato después de tanto afecto ya que me agobia.
—No te agobiara mucho cuando llegue Isabel, te lo aseguro-dijo Helena.
—Estas en lo correcto, solo espero su cariño-subí al cuarto.

Ya eran las siete de la tarde y no llegaba, de verdad que esperaba con muchas ansias a Isabel, la necesitaba, la extrañaba, la quería conmigo.

Sonó el celular—Por fin -respondí con una sonrisa—Estoy por llegar al terminal ¿vienes por mi? — Claro ¿traes muchos bolsos? —No solo uno, planeo hacerme de ropa en la ciudad— Perfecto entonces espérame. Corte y baje corriendo donde mis padres—Me llamo Isa así que iré por ella—Esta bien, aunque no entiendo porque nos lo dices si lo sabíamos-río Helena—A bueno porque iré en la moto. Su risa se borro en segundos, y antes de oír un “no” suplique por la aprobación poniendo de excusa que era mi cumpleaños.
Las tácticas nunca han sido lo mío pero esta dio resultado así que disparada salí a destapar la moto y antes de arrancar un tiron en la chaqueta me hizo mirar tras de mi.
Ahí estaba Sandra, con unos mechones cubriendo su rostro, con los labios rojísimos por el frío, y con esa sonrisa que me derretía— ¿No te despides de mí? —Lo siento es la emoción claro que me despido-la bese—Ten cuidado quieres-se mostró preocupada—Iré con cuidado lo prometo, no puedo dejar que me pase alguna otra cosa y privarme mas tiempo de estas ganas de acostarme una noche mas a tu lado-la volví a besar—veo que lo tienes entendido, bueno ve que Isa te tiene que estar esperando—cierto, nos vemos.

Con precaución me estaba tardando demasiado así que apenas podía probaba la rapidez y el embelesante ronroneo de mi moto apurando notablemente mi llegada. Estacione y al paso de mi pierna empecé a buscar a mi hermana, me habré dado unas tres vueltas por el lugar hasta que alguien me sostiene el brazo y me da un golpe leve en la cabeza.

— ¡Pero quien!-dije tapándome la cabeza.
—Eres imposible-volvía a pegarme- pasaste tres veces por delante de mi y no me viste, esperaba que al crecer fuera para mejor pero veo que los milagros existen solo para algunos.

Ahí estaba, mi querida hermana con el ceño fruncido, toda despeinada e intimidándome con esos ojazos café claro, un tanto ofuscada y con las manos en sus caderas.

— ¡Ya estas aquí!-me colgué de su cuello ignorando lo demás
—Creo que aun vengo en el bus espera y voy a asegurarme-ironizo.
— ¿Y el moño rosa?-me cruce de brazos tipo berrinche
—A pues mira para allá
—No me lo creo, de verdad traías contigo un moño rosa-brillaban mis ojos.
—Si-avergonzada-pero la criatura esa se largo a llorar y pues al acercarme a preguntar si podía ayudar me vio el moño y se tranquilizo de la nada así que lo demás es obvio.
—Gracias por estar aquí-me abrace como se debe esta vez-en verdad te extrañe y te necesito.
—No hay nada que agradecer, sabes que por ti hago lo que sea rabanito
—No me digas así ¡dios! si somos del mismo porte-me escondí en su cuello.
—Bueno, es mi derecho como hermana mayor y ya sepárate que me mojas el cuello con tu respiración.
—Lo siento-me seque la baba- ¿vamos a casa?
—Vamos.

Caminamos en medio de la gente abrazadas, me sentía evidentemente feliz por estar con ella otra vez y no la quería soltar ni dejar ir.
Por el camino empezamos a hablar sobre los abuelos ya que no era fácil para nadie acatar sus últimos deseos pero no nos quedaba de otra. Se le notaba preocupada por ello ya que estuvo en sus peores momentos y la entendía, pero tal como me paso a mí, Helena la confortaría para que se quedara tranquila y no se sintiera culpable y estaba segura de ello.
Llegamos a casa y los abrazos empezaron nuevamente, estuvimos todos bastante tiempo más junto al calefactor conversando, yo específicamente comiendo golosinas apoyada en Héctor que me seguía, no era sociable ni nada y la verdad si hablaba se irían contra mí y me molestarían con cualquier cosa, por lo que solo deje pasar el tiempo y ya cuando vieron que me dormía como una pequeña Isabel me ayudo para ir a mi cama.

—No que ya eras mayor-me abrazaba a su cuerpo- mira como te duermes en todos lados.
—Quizás es porque se que estas al pendiente de mi y me siento completamente relajada.
—Remilgada, solo me usas para que te consienta.
—No, solo te uso para que me consientas-reí.
—Quieres que te tire por la escalera graciosa.
—No, porfa que se me abre la herida y llega mi madre otra vez y llorare.
—Llorar, no me digas que
—No se que te imaginas pero no es, pasa que es muy satánica para curar.

Llegamos a mi cama y me tiro sin misericordia mientras se sacaba su chaleco, miro durante un buen rato la habitación, se acerco a la ventana, se metió al baño y luego se me quedo mirando como diciendo ¿y ahora que hago?

—Ven y acuéstate un ratito conmigo-extendí mi mano.
—Me dormiré si lo hago, estoy cansada sabes.
—Ven solo un ratito y luego te llevo a tu habitación
—Tengo que ordenar las cosas y eso Sahian.
—No tendrás que hacer nada, yo ya hice todo, solo espero te guste así que sácate las zapatillas y consiénteme como dices.

Nos quedamos calladas mirando el techo, yo como con nadie más que ella y Sandra me encontraba abrazada a su cuerpo con mi cara metida en su cuello y bien pegada. No falto imaginación para ponerse a espantar el sueño con pellizcos, mordidas, chistes malos, era como traer el pasado al presente ya que lamentablemente no se podía hacer lo opuesto, pero seguía siendo igual de agradable.
Entre juegos y juegos empezamos peleas de piernas y fue descubierto mi secreto.

—Sahian tienes la pierna mojada, se te abrió la herida-dijo prendiendo la luz.
—Tranquila, es solo que esta algo infectada ya que no me la he curado y pues…
— ¡Que! No puede ser muéstrame.
—No le digas a mi madre-dije sacándome el pantalón- o me vengare.
—Sahian esas gasas están amarillas ¿por que no te curaste?
—Te estaba esperando para que lo hicieras-reí.
—No me hace gracia, dime donde esta el botiquín
—No te enojes, por ahí-señale.

Mi tortura volvió, al parecer Sandra era la única cuidadosa porque entre Helena e Isabel prefería cortarme la pierna.
Luego de las curaciones y un buen sermón acompañado de pellizcos en mis mejillas caminamos a la habitación que prepare para Isabel, le mostré donde estaba que cosa, le deje un peluche que me traje cuando llegue aquí ya que era su favorito, y desde el fondo de mi corazón espere en ese tiempo al menos así viniera aquí, pero no funciono. Sabía que me iba a pedir disculpas otra vez por eso, así que solo la bese y le desee buenas noches.

—Oye-me paró.
— ¿Yep?-me voltee.
—Aun te debo algo-me acerco
— ¿Y que sería? –susurre cerquita de su rostro
—Un feliz cumpleaños-me beso y luego abrazo.

Le devolví un pellizco en el trasero y me fui a mi cuarto.

Al día siguiente Sandra me llevo el desayuno a la cama y mientras comíamos me dijo que había hablado con cierta psicóloga; sin nombrarme a mi claro, y que como se encontraría hoy domingo arreglando papeleos en el Colegio iría a verla. Yo trague saliva ya que si bien quería verla porque cuando me la nombró el otro día me invadió la curiosidad de saber que tanto había cambiado, si seguía tan loca como siempre, si me…odiaba, y cosas así. No me sentía con la personalidad ni el coraje para hacerlo ahora mismo y no estaba segura tampoco si llegaría alguna vez esa personalidad.
Sandra dejo a mi elección el si iba o no donde Antonia, por lo que mientras yo miraba como se paseaba de aquí para allá ordenando y preparando su ropa para darse un baño e irse, inhale profundo y dije que la acompañaría.
Así busque unos jeans negros, mis zapatillas rojas, mi polerón Gris con capucha y una bufanda para ayudar a mi personalidad a no sentirse intimidada.
Ya resignada me metí al otro baño y procure demorarme lo menos posible, baje luego a hablar con mi madre para que supiera donde nos metíamos y antes de sentirme lista nos subimos a la moto y partimos.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/3/2011, 17:27

Mi Alex solo llegue hasta la mitad y seguiria si no tubiera que ir a buscar a una señorita a la Universidad.
pero mas tarde termino y comento como se debe.

Enamorarse de profundos dolores... lindas y tristes palabras.


EDITADO
casi cinco horas despues lo termine y no como la ultima vez que me llevo un mes, perdon por eso .

asi que Antonia, curioso, no esperaba leerla nuevamente, que tramas?
Isabel, que linda esa mujer, estoy necesitada, me la prestas!?

maravilloso capitulo , como siempre.

te cuidas, si .
beso grande.

(lamento la cantidad de emoticones, tenia ganas de usarlos!)


Última edición por ais el 15/3/2011, 22:30, editado 1 vez (Razón : termine mi pendiente, jeje)
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/3/2011, 22:47

ahhhh =) que super buena conti =) de veras!!!!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   20/3/2011, 10:46

ais escribió:
Mi Alex solo llegue hasta la mitad y seguiria si no tubiera que ir a buscar a una señorita a la Universidad.
pero mas tarde termino y comento como se debe.

Enamorarse de profundos dolores... lindas y tristes palabras.


EDITADO
casi cinco horas despues lo termine y no como la ultima vez que me llevo un mes, perdon por eso .

asi que Antonia, curioso, no esperaba leerla nuevamente, que tramas?
Isabel, que linda esa mujer, estoy necesitada, me la prestas!?

maravilloso capitulo , como siempre.

te cuidas, si .
beso grande.

(lamento la cantidad de emoticones, tenia ganas de usarlos!)




Nada que disculpar mujer no te preocupes, hay cosas mas importantes como ir a buscar a siertas personas :)
Con lo de isabel lo pensare, soy medio egoista y ni te imaginas lo que tramo con Antonia asi que a esperar.

Gracias por comenar y poner emoticones lo hace mas entretenido.
cuidate bss
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   20/3/2011, 10:47

Ekaryl escribió:
ahhhh =) que super buena conti =) de veras!!!!

Gracias me subes el animo hasta el mismo cielo:3
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   

Volver arriba Ir abajo
 
No siempre fue mentira...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
 Temas similares
-
» Enorme mentira de Moratinos
» Presentación del libro La Mentira y sus Mochilas de Miguel A. PIzzio.
» El capitalismo siempre ha existido, un "mall" de 3500 annos!
» aquí todo es un cuento y mentira, las cooperativas están llenas de medallas y galardones, fotos del líder etc., menos de productos. ...
» Hasta siempre

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: 18+-
Cambiar a: