Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 No siempre fue mentira...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   13/11/2010, 18:20

Vaya, mi querida tarada lleva la razón, es usted una persona temible.

Antes que nada, un placer. Como mencioné anteriormente, mi querida tarada, la personita que se autodenomino y que ustedes conocen por el seudónimo de Ais, es mi amiga.
La razón por la que estoy aquí dejando este mensaje es porque se le dio la paranoia de que la autora y yo somos la misma persona. Desacredito eso totalmente y estoy segura que no seré la única.

Si bien las similitudes de esta historia o mas bien sus personajes –llámense Alicia, Sandra, Sahian y me atrevo a decir Isabel- con algunas de sus características y situaciones son muy cercanas a la realidad, juro solemnemente por la persona que adoro, que yo no soy la que relata esta historia.

Eso era lo que se me encomendó, aunque debo acotar que es una buena historia. La forma del relato y el camino de los sucesos me agradan. Mis felicitaciones a la autora por saber tejer tranquilamente las palabras.
Creo que es le debo una disculpa, por lo que mejor le doy una explicación.
Cada ves que nosotras nos escribimos, como nota final siempre coloco “por lo menos te acordaste de mi y te percataste que me necesitas, supongo que gracias, gracias por lo que me toca”.
Espero sepa disculpar el malentendido.


(Y esto es para ti idiota que me haces pasar vergüenza. El que omita cosas no significa que mienta y lo que es peor, que yo crea que el dolor es necesario no quiere decir que sea masoquista. Tienes suerte de que ella me lo haya pedido, porque sino me vale lo que tu pienses, pues creo que ya ni neuronas tienes).

Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   13/11/2010, 20:07

QUIERO CONTIII!!!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/11/2010, 11:41

ais escribió:
MI ALEX el porque me quede prendada de tu PD, pues es que algo similar me dice alguien quien conozco y hace añares que no veo. el que lo escribieras me extraño bastante, porque esa persona sabe todo y cuando digo todo es todo.
es eso nada mas, una jodida curiosidad que me aterra de algun modo.
jeje asi que no te preocupes por la explicacion, creo que mis temores seran sanados cuando publiques la continuacion. aunque si quieres darme otra explicacion va en ti.
si consigo convencer a esta persona para que se sume al foro, entenderas porque mi curiosidad.
besos. bye-bye



Woo tienes tus motivos por eso las dudas, lo entiendo asique es comprensible no problem.
con respecto a la conti, sera una larguisima XD y ojala no sea tan sosa como lo siento al releerla :D
no quiero dar mas explicaciones porq como dice solo fue ironica vanidad de mi parte por tanto alago (se me subio a la cabeza)

y con respecto a lo ultimo, me intrigas...espero esa persona se una algun dia para develar lo que hay tras la curiosidad de Ais.

Se me cuida mucho
bye!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/11/2010, 11:48

BURST ANGEL N.S escribió:
alexandra tu historia me tiene cada dia mas enganchada...espero que la continues pronto y te deceo lo mejor en todo...
mi super duper sexi escritora...jeje ^//^





Pero si no es mi super sexy preciosa escritora
que alago que se pase por la historia de esta triste plebella de las letras y le sea de agrado lo escrito.

Gracias por los lindos comentarios compatriota (se puede decir que somos las unicas aqui?)
Espero le vaya de maravillas bye!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/11/2010, 12:17

libica-sokaara escribió:
Vaya, mi querida tarada lleva la razón, es usted una persona temible.

Antes que nada, un placer. Como mencioné anteriormente, mi querida tarada, la personita que se autodenomino y que ustedes conocen por el seudónimo de Ais, es mi amiga.
La razón por la que estoy aquí dejando este mensaje es porque se le dio la paranoia de que la autora y yo somos la misma persona. Desacredito eso totalmente y estoy segura que no seré la única.

Si bien las similitudes de esta historia o mas bien sus personajes –llámense Alicia, Sandra, Sahian y me atrevo a decir Isabel- con algunas de sus características y situaciones son muy cercanas a la realidad, juro solemnemente por la persona que adoro, que yo no soy la que relata esta historia.

Eso era lo que se me encomendó, aunque debo acotar que es una buena historia. La forma del relato y el camino de los sucesos me agradan. Mis felicitaciones a la autora por saber tejer tranquilamente las palabras.
Creo que es le debo una disculpa, por lo que mejor le doy una explicación.
Cada ves que nosotras nos escribimos, como nota final siempre coloco “por lo menos te acordaste de mi y te percataste que me necesitas, supongo que gracias, gracias por lo que me toca”.
Espero sepa disculpar el malentendido.


(Y esto es para ti idiota que me haces pasar vergüenza. El que omita cosas no significa que mienta y lo que es peor, que yo crea que el dolor es necesario no quiere decir que sea masoquista. Tienes suerte de que ella me lo haya pedido, porque sino me vale lo que tu pienses, pues creo que ya ni neuronas tienes).


ME dijiste usted...me siento una bil anciana gracias.
y lo de temible por que??? hice algo malo?

Quien iba a pensar que por un momento de estupidez "mio" se fuera a desencadenar esto pero bueno...
nunca se me pasaría por la mente que me pensaran como a otra persona, de echo hubiera sido mas rapido que me preguntara quien era pidiera una foto o que se yo XD

GRacias por el comentario sobre la historia, me esfuerzo lo que puedo para que sea entendible y no desviarme. Al parecer le atine en uno de los nombres o personalidad (Tengo que admitir que me hace gracia en cierto sentido)

No son necesarios las disculpas que no me hace problemas ni nada, asique no te procupes y otra vez gracias po lo de la historia.

Con respectoa lo del final no entendi para quien iba pero filo
bye!
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/11/2010, 16:23

MI ALEX espero que hayas develado tu curiosidad, pues mi estupida amiga ya lo explico y hasta se disculpo como si yo fuera una niña chiquita. como me molesta que haga eso, aunque tiene toda la razon en este caso.

ahhh! y no te preocupes que ella trata asi a todos, es algo condesendiente avaces -o siempre- es la clasica malumorada, aunque cuando te deja entrar en sus tiempo te das cuenta cuan fiel y cariñosa es.
eso de temible, es porque ahora mismo esta viendo Madlax y le quedo justo, como yo te dije me daba algo de temor lo que habias comentado.

jeje y lo del final es para mi exclusivamente, es que cuando se enoja me dice idiota, jeje, la hice enojar bastante, no me habla desde hace unos dias, lo fantastico es que por lo menos me va a perdonar, pues me dijo "no me jodas con tus inseguridades estupidas por lo menos hasta el martes. idiota". es tan cariñosa que hasta lloro sangre. aunque si no me quiere hablar mañana hablare con "ella" y todo solucionado, jeje tengo ese as bajo la manga, ñaka-ñaka.

venga y la continuacion va a ser larga, de verdad!? fantastico, estoy deseosa!

besos.

pd: me parese a mi o te cayo bien mi amiguita? agradeciste mucho, no le estaras coqueteando, mira que en mi personita adorada y no pienso entregarsela a nadie.

bye-bye. cuidate...
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   15/11/2010, 22:41

ais escribió:
MI ALEX espero que hayas develado tu curiosidad, pues mi estupida amiga ya lo explico y hasta se disculpo como si yo fuera una niña chiquita. como me molesta que haga eso, aunque tiene toda la razon en este caso.

ahhh! y no te preocupes que ella trata asi a todos, es algo condesendiente avaces -o siempre- es la clasica malumorada, aunque cuando te deja entrar en sus tiempo te das cuenta cuan fiel y cariñosa es.
eso de temible, es porque ahora mismo esta viendo Madlax y le quedo justo, como yo te dije me daba algo de temor lo que habias comentado.

jeje y lo del final es para mi exclusivamente, es que cuando se enoja me dice idiota, jeje, la hice enojar bastante, no me habla desde hace unos dias, lo fantastico es que por lo menos me va a perdonar, pues me dijo "no me jodas con tus inseguridades estupidas por lo menos hasta el martes. idiota". es tan cariñosa que hasta lloro sangre. aunque si no me quiere hablar mañana hablare con "ella" y todo solucionado, jeje tengo ese as bajo la manga, ñaka-ñaka.

venga y la continuacion va a ser larga, de verdad!? fantastico, estoy deseosa!

besos.

pd: me parese a mi o te cayo bien mi amiguita? agradeciste mucho, no le estaras coqueteando, mira que en mi personita adorada y no pienso entregarsela a nadie.

bye-bye. cuidate...



Tengo que decir que...aun sigo meramete impactada por lo que resulto de mi comentario, dios mio, eh usado esa frase apenas tres veces y a la tercera resulto esto XD!!

respecto a lo de que te trata como niña pequeña resulta lindo, tener a alguien con ese tipo de personalidad siempre es la mayor suerte y mejor compañia, ademas la sabes apreciar, siempre las personas asi somos incomprendidas :D
Por lo de anciana no me procupare, tratare de superarlo con terapia...
Me alegra que te perdone y que lo digas tan feliz, es graciosa la dedicada pasiencia que se tienen, las envidio >,<

ah... la conti, te digo que sera muy pero muy latera por eso es mas larga así que prepara los lentes para la ceguera que te provocare...

y de lo ultimo, no le coqueteo a nadie!! pero como por la forma de escribir dejo ver un "ser" intelectual o cuerdo (mas que todas nosotras XD) es mas que bien bienvenido su comentario y apreciado.
no te la quitare asi que descuida, que atras sin golpes es mi ideologia momentanea.

abrazos y un beso Ais.


Última edición por alexandra el 23/11/2010, 23:11, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   18/11/2010, 11:34

y la conti'???!!!
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   23/11/2010, 23:24

Creo que estoy perdiendo el camino....La respuesta quizas la tendre pronto.

Bueno, siento la tardanza, pero debo admitir que pensaba tardarme aun mas ya que se supone estoy estudiando. Para mi mala suerte me desconcentro a penas una mosca pasa a kilometros de mi y sin mas me quedo mirando el techo imaginandome a mi ex distrayendome y la verdad me resulta mucho mas interesante que las ecuaciones.

Siento lo latera de la continuacion pero, la verdad no tengo excusa salio así y ya.





El día de clases termino tranquilamente y mientras íbamos camino a la casa de Alicia una notoria sonrisa se me escapaba cada que la miraba o me rozaba con ella. Me sentía tan tontamente feliz otra vez, que se me vino a la cabeza cuando le ganaba a mi hermana Isabel en algún juego o simplemente teníamos una buena tarde—hace mucho que no la veía—.
Entramos a la casa y Alicia se disparo a su cuarto a cambiarse y a buscar los libros que nos tocaban para mañana, yo por mi lado me puse a merodear por la sala, no estaba Víctor y la verdad no me molestaba pero se me hacia raro ya que su llegada podía cortar la paz que se sentía demasiado bien para mi.

—Estoy lista Sahian ¿Qué haces?
—Em… te ves preciosa—sonreí— pues hace poco nada, pero me acabo de encontrar esta nota de Víctor ¿la habías visto?
— Gracias—sonrojo— ¿Nota?
— Al parecer no—reí— ven toma, creo que te interesara.

Espere quedara ella a un escalón de mi para entregarle la carta, pero pensándolo mejor la atraje a mí en un pequeño acto infantil, mientras quitaba el papel de su vista. Se me hacia imposible no intentar alguna cosa así, ya que me aceleraba a mil del solo hecho de pensarlo y pasaba a dos mil al hacerlo, y se sentía genial.

— Qué te traes eh…—me pregunto en susurros.
— Acción y reacción física común—sonreí.
— Gracias por hacerlo—me abrazo.
— Por que me agradeces si no hay otra cosa que quiera mas ahora que a ti.

Se que me puse algo demasiado cursi pero me sentía tan ¡bien! a su lado que no me importaba en absoluto y eso que me daba cuenta.
Estar abrazada a ella, inventar ocasiones para acercarme, buscar una segunda oportunidad para volver a besarla, se me erizaba toda la piel de solo pensarlo y prácticamente lo pensaba a cada segundo. Tener mi frente pegada a la suya, ambas mirándonos y riéndonos cómplices de lo que estábamos comenzando a construir, ir de a poco sintiendo como se atrevía a aferrarse a mi de otra forma me reinyectaba toda la energía y fe que había perdido y simplemente ya no coexistía pensamiento cuerdo con la embriaguez de la que estaba siendo presa por su causa.

— A mi también se me vienen a la cabeza inventar estas situaciones, pero no me resultan tan bien como a ti; de hecho aun ni siquiera logro intentarlo.
— No te preocupes, ahora que me lo dices—sonrojo— mas segura estoy de querer lograr que me hagas algo tu a mi.
— Eso…eso sonó algo pervertido —rió nerviosa— pero yo también quiero poder hacerte “algo”.
No pude evitar quedarme pérdida en esas palabras, sobre todo porque ese “algo” que salio de su boca, contaba como lo primero medianamente provocativo que me admitía.

— La verdad Alicia es que no se de donde me ha salido todo esto, ni de donde lo pude haber aprendido, pero de algo estoy segura.

Me puse algo seria luego del comentario y me acerque un poco más a su boca. No sabía de donde habían aparecido estas sensaciones y acciones. Cómo saber de donde saque tan sutil manera de hacerme a su lado naturalmente y de manera tal que su cuerpo y el mío quedaran armoniosamente juntos, de dónde había sacado la sensibilidad, sensualidad y destreza para tomarla de las caderas y asiduamente mientras intentaba robarme sus suspiros sentirme hervir a su lado y por su cuerpo, esperando y logrando aunque fuese una minima respuesta de su parte. ¡Que alguien me explique! Dónde, mi respiración mis latidos y hasta mi circulación habían aprendido a copiar las suyas para lograr y querer transmitirle lo mismo que sentía mi entero “yo” en ese instante mismo y que hace nada ignoraba por completo.

Ni idea, pero lo hacia, esos inexplicables sucesos de las películas por fin me quedaban claros, con amor uno logra lo impensado.

—Y se puede saber…—seguía susurrando— de que estas tan segura —acercándose también.
— (tenia tan planeado que fueras tu quien buscara otro beso pero al parecer no me puedo contener, y menos si te me acercas) —Pues…de que consigo todo lo que “ambas” queremos—llegando casi a sus labios.
—Umm…eso me gusta mucho…— dijo mientras recibía mi boca.

Tenía en cuenta que apenas y hace un par de horas había compartido mi primer beso con la chica que entre nerviosa y risueña me miraba en ese momento. Podía sentir claramente la sensación de seguridad que me decía que quería llegar a probarlo otra vez, y era ¡tanto así! que por miedo a que me creyera un animal salvaje traté de esconderlo entre mi mirada y mis manos—admito que fue una estupidez pero era joven — fue tan mala mi elección, que no basto más que ver como ese ángel relamía sus labios para que cayera en cuenta de que mis manos me traicionarían a la primera que mis ojos le mandaran dicha imagen—elegí la peor pareja de apoyo—La luz verde para mis novatos sentidos de que podía besarla libremente y además no dejarla huir usando mis amigas y enemigas armas era esa sin duda.

Debo admitir que después de un minuto máximo y para ser mas sincera aún, de rendirme también a la idea de que me vería como animal de todos modos. Ya eran tantas las ganas de besarla que sin más me despreocupe de parecer animal, y a causa del minuto de represión, se potenciaron tanto y más dichas ganas que quise sin recelo ni cuestionamiento lo que pedía en silencio para mí en esos momentos… todo y nada.
Probar hasta llegar al punto de no sentir—si es que se podía ¿tenía que averiguarlo no? —
Pero no alcancé a morder por completo su labio inferior y sonó el maldito teléfono.

— ¡Que mal karma demonios! —dije enfadada separándome para que contestara.
— … (¡Dios por que tenia que sonar justamente ahora!) Enojona.
— Pero…pero… es que…no se vale —tirandome al sofá.
— Lo siento aquí no vive ningún Mateo esta equivocado, si, si no se preocupe, de nada.
— ¡Que! Para mas remate estaba equivocado— grite histriónicamente dejándome caer como baleada al sofá nuevamente.
— Eso creo…pero…
— Voy al baño—Subí corriendo sin perder tiempo
— Pero... podemos continuar si quieres—dijo para si misma sonrojada al ver que la idiota—yo — había salido corriendo al baño.
— Tenía mucho calor —exclame bajando toda mojada — ¿nos vamos ya?
— (¡¡me muero por un beso sabes!!) Si, vamos.
— ¿Pasa algo? —pregunte inclinándome para mirarla de frente y fijamente.
— Pues si, pero no me atrevo a decirlo…
— Entonces tiene que ver con “ese algo” no es así.
— Si, pero hay otra cosa y creo que esa si la puedo decir— dijo con una hermosa sonrisa.
— ¿A si, que es? — pregunte enderezándome.
— Sexy
— ¿Sexy? a que vienes eso—reí.
— Que te ves muy ¡sexy! —recalco—así toda mojada sin corbata y con el cuello de la blusa mas desabotonada de lo habitual.
— Enserio me veo así…me da algo de vergüenza, si te molesta me abotono bien y eso…
— No me refería a eso—río— pero cualquiera que te viera en la calle ahora que vamos de salida, pensaría que te hice algo, mas aún ahora que ni mientras caminas dejas de intentar provocarme.
— Abbb…a…
— No digas nada, no me molesta ni mucho menos, solo te lo estoy contando ya que se que no te importa nada a tu alrededor mientras te mueves.
— Nada mas que tu la verdad—aclare dedicándole una sonrisa.
— Bueno y eso también.
— Alicia… cuando te decidirás a hacerme “algo” —desubicada y al grano.
— …Pues no me presiones, no lo se, puede ser…Ahora.

Mataría por sentir otra vez la tibia sensación de inexperiencia de aquella situación de ambas.
Mientras recibía su amor sentía un pequeño titubeo de su parte entre hacerse paso con la lengua o esperar que yo tomara la iniciativa como la primera vez, y a pesar de eso sus labios y la misma lengua hacían alusión de brusca iniciativa costase lo que costase pero luego se detenían. Sus dedos rozando mi cuello apenas con las yemas por inseguridad me descontrolaban por el mero echo de intento, su cuerpo estaba alejado a escasos centímetros, pero aun así lejos me incitaba a la perdición absoluta de sus limites, su respiración agitada me daba a pensar que era la causa de que no se relajara y me tomara a su antojo por no poder controlarla, pero así y todo me estaba besando.

Avergonzada al ver que no hice mas que corresponder en antagonismo—por que me encontraba divagando— sin ahondar mas en las caricias, sin apresarla contra mi, sin tratar de quedarme con su sabor besándola mas profundamente. Se separo mirando hacia los lados nerviosa y quedándose estática derepente viéndome a los ojos a mi, que completamente tranquila y conteniendo la ternura que sentí de aquel beso; que fuera de todo lo fue. Se encontraba en silencio correspondiendo su mirada.

Alicia no decía nada dándome a pensar que estaba nerviosa por lo que acababa de hacerme. —(Me sonrojo de solo plantearme esa palabra “hacerme”) — Se me dibujo una sonrisa por ello en todo mi rostro, pero al parecer incomodo a mi compañera que retrocedió dispuesta a girarse y salir de mi vista.

— Espera —dije reteniéndola y aferrándomele.
— …(no me digas que no te gusto o moriré de vergüenza…)
— ¿Me besas y te vas?
— Eso no fue un beso…—respondió triste desviando su vista de la mía y rojísima.
— Para mi si lo fue, Alicia no me temas—susurre a su oído—sujétame si quieres—lleve su mano al cuello de mi blusa para que la sujetara—rózame si sientes que me provoca—pose mi mejilla en la suya— tócame para saber si la piel que parece sin objetivo dentro de la vida logra agradarle a tu tacto —quite mi mano de su cadera y busque la suya para juntar ambas y luego rozar todo el contorno de su brazo.
—No es…no es que te tema Sahian… pero es que no se hacer esto, todo es nuevo, apenas te tocaba hace poco y sentía hervir toda mi sangre—sonrojo—no comprendo todo, pero si cuando me besaste por primera vez no hubieras estado medio dormida hubieras visto que casi me derretía a tu lado mirándote con ganas de que se repitiera mas y mas veces porque eras tu la que lo había comenzado.
— Lo se, lo se—reí cómplice de lo que oía—a mi también me pasa, también siento vibrar todo mi ser y hervir mi sangre cada que pienso en la minima posibilidad de otro beso y siento haber estado dormida esa vez. No estas sola en todas esas sensaciones, y me encanta oír de tu boca que no te soy indiferente y quieres probar conmigo tanto como yo contigo. Pero resulta que no podrás saber que otras cosas te provoco si no te decides a obedecer a esos instintos que muero por recibir yo también.
—…entiendo, y quiero poder hacer tantas cosas contigo—cerro sus ojos como conteniendo la electricidad—hace nada empezamos esto y ya siento que te conozco completamente, nada mas me falta…Gracias—poso su frente en mi pecho.
— Mírame estoy aquí frente a ti y puede sonar masoquista o lo que quieras pero puedes hacer lo que quieras o te parezca conmigo por el bien de la ciencia—reí.
— Hablo en serio Sahian—me reprocho.
— OK lo siento…—susurre— ¿sabes? ahora cuando me besaste—sonreí—sentí a medias y con miedo todo lo que te pedí hace poco, pero lo provocaste tu y fue genial—me sonroje.
— Lo se pero es que no lo había echo antes y veras…—nervios.
— ¿Por que no lo intentas nuevamente? digo, ahora que sabes algo nuevo—me puse nerviosa al caer en lo que pedía así de liviana.
— …
— Vamos…
— Sahian…
— ¿Entonces por que…?
— …( demasiados sentimientos)

Yo solo buscaba provocarla nada mas, no era que sintiera que la asustaba. Bueno no estaba segura completamente de ello pero no me calentaría la cabeza dándole vueltas. Por el momento solo era conseguir se enfadara y me demostrara que estaba equivocada y creo que lo conseguí.

— Entiéndeme algo Sahian yo no te temo —me dijo tomando ahora con ambas manos el cuello de mi blusa— y ya que estamos en esto de aprender cosas nuevas te aseguro—acerco su boca a la mía—te aseguro que cada vez que aprenda no tardare mas de diez minutos en empezar a practicarlo contigo—corto la nada de distancia que quedaba.

Sabía que mi plan iba a funcionar, siempre funcionaban, pero me agradaba más el hecho de que se comprometiera con más de lo que yo intentaba que hiciera, y no habrá momento en que no se lo cobre de ahora en adelante.

— ¿Con…conforme…?—recuperando el aliento

Se preguntaran si aprendió algo (…) pues sí, y de hecho tanto y tan rápido que me dejo atrás ahí mismo, a mí que me pensaba con algo más de experiencia y provocante decisión que ella.
Ya no había titubeos, distancia o roces mínimos, simplemente un baile de su lengua en mi boca, un castigo divino de sus dientes a mis labios cuello y el lóbulo de mi oreja, una presión asesinamente excitante de sus manos, que empezaron por mi cuello y de ahí bajando paulatinamente hasta los hombros, recorriendo desde allí mis brazos con sus uñas hasta llegar a mis dedos, para luego al pasar a mi espalda acercarme ansiosamente a sus pechos, y “sugirió” por el frenesí con que me clavaba las uñas, que las caderas serian el limite por el momento ¡pero solo por el momento!

—… (Tomando aire) Donde…donde…de donde sacaste todo esto…—tratando de articular y ordenar bien las palabras.
— Tú...tú… me lo acabas de enseñar no—rió.
— Eres muy…

Me acerque yo esta vez tome su rostro con una de mis manos y empecé a besarla, me había dejado con ganas, muchas ganas de hacerlo así que no lo pensé mucho.
No sabía bien si en ese momento todo lo que sentía significaba estar enamorada, pero me daba a entender que quizás iba por el camino correcto.

Nos separamos y con un leve movimiento de mi cabeza dirección puerta mi compañera entendió que era hora de irnos. Tome su bolso y el mío, ella se guardo las llaves cerro la casa y sin remordimiento alguno o pesar, se agarro de mi meñique envolviéndolo con toda su manita mientras emprendíamos paso al camino.
La verdad es que yo esperaba poder salir así de esa casa no en mucho tiempo con ella pero definitivamente sin tener que permitirme dejarla sola y en peligro.

— ¿Que piensas Sahian?
—Futuro—mirando al camino
—Es mucha ambición…
—No lo es, te prometo que te sacare de aquí lo antes posible. —pasando mi brazo por su hombro para abrazarla.
—No dudo eso, pero no todo resulta color de rosa—dejándose acariciar por la mano que acababa de abrazarla
—Alicia se que hay una mísera posibilidad que de todo lo bueno algo salga mal, por eso no procurare matar lo inmortal, pero si dejar que pase con su caos lejos de ti.
—Y de ti—mordiendo mi pulgar.
—…si eso también mi gatita—rozando su mejilla con mi nariz.
No me importaba que me pasara a mí, total seria una comparada con toda las de ella, pero no podía admitírselo, no era mi intención incomodarla con mis pensamientos de niño súper héroe.

— Sahian ahora que lo recuerdo, la carta.
— Amm…te la doy a cambio de otro beso.
— ¡Hecho!
— Eso fue muy rápido pero no protestare por el momento ten.
— Veamos…
— ¿Y que dice?
— Quien lo diría, me puedo quedar contigo.
— ¿De que, por que lo dices?
— Su empleo, es fuera de todo un buen guardia de seguridad
— Es irónico.
— Lo se…le dieron pasajes para viajar a Iquique y perfeccionar lo aprendido en el curso anterior de defensa personal y profundizar sus conocimientos de paramédico. Estará un mes fuera y dice que es recomendable que me quede contigo.
— En eso estamos de acuerdo, no tengo problemas en ello—reía— ojala no regrese.
— …

Tomamos el bus y durante el trascurso solo obtuve una notoriamente preocupada Alicia mirando por la ventana. No quise preguntarle nada para darle algo de tiempo y espacio a sus ideas, ni siquiera intente tocarla o traerla a la realidad para que me prestara atención o algo parecido, tenía que aprender a saber actuar de acuerdo a la situación y no dejarme llevar por el solo hecho de que desde que la bese quiero hacerlo a cada rato; pero al llegar a la casa buscaría alguna explicación si es que me la quería dar por supuesto.

Al bajarnos del Bus la abrace nuevamente y al cabo de unas cuadras empieza a sonar mi celular, era Helena. Me comunicaba que ya casi llegaban a Sao Paulo que Héctor me mandaba un beso y que volverían dentro de casi un mes si no es que menos. Que depositaron dinero en mi cuenta, dejaron las cuentas al día y que me portara bien y ojala consiguiera que Alicia se quedara para hacerme compañía.
Me alegro oír lo ultimo incluso me hizo un poquito de gracia saber que tanto mis padres como el otro tipo querían que Alicia y yo estuviéramos juntas, era una buena señal. Aunque sin señales de todos modos ya venia o yo haría algo para que lo hiciera.

—Adivina—le dije sacándola de su mutismo con un beso en su cien.
—Dime —correspondiéndome con un fugaz roce de labios.
—Eso fue muy rápido otra vez—mirando las naranjas nuves—pues que era Helena dando ordenes desde el país mas grande de America del Sur y sugiriendo que ojala me hagas compañía.
—No hay problema, te la hago todo lo que tú quieras.
—Gracias, no se que haría sin ti—sonreí.
—De nada.
Pensar que me agradeces siendo que soy yo la que te debe tantos y mas agradecimientos por estar aquí conmigo, me siento tan mayor, tan capaz de todo contigo, tan viva de nuevo, esa sonrisa que ahora me regalas sin esperar nada a cambio es la mejor prueba de que me quieres y me ahogo de felicidad por sentirlo aun sin estar tocándote, tanto que el pecho no me aguanta, y mi cuerpo me pide todo lo que signifiques tu para ahondar mas sentimientos en mi por ti, y todo te lo debo a ti, mi misterioso alguien.


Llegamos y entramos de inmediato, al pisar apenas el umbral de la puerta entendí que todo estaba tal como me informo Helena, no dejaron cabo sin atar en la casa, estaba todo limpio ordenado, al caminar a la sala me encontré con mas indicaciones y al ir a la cocina y abrir el refrigerador (nevera) comprobé que había comida como para un regimiento.

— Como se nota que se acaban de ir—exclame rascándome la cabeza con una risita tonta.
— ¿Por que lo dices?
— Porque siempre que se marchan la casa queda bien aprovisionada.
— Entiendo
— Pero se nota su ausencia cuando esas provisiones se van y tu servidora no se interesa en reponerlas.
— ¿Los extrañas?
— Por que debería, apenas los conozco
— Pero son tus padres
— Empezaron a serlo apenas hace un mes, recuerda que no vivía aquí.
— ¿Como? con quien vivías entonces
— Con mis abuelos y mi hermana
— ¡Tienes una hermana!
— Si, por que te pones tan ansiosa—reí triste al recordarla.
— Porque no me la imagino, será alta, fuerte, llevada a sus ideas, mimosa, inteligente, celosa, cariñosa y preciosa como tú.
— ¡Alto, alto! me avergüenzas y desprestigias a la vez.
— Lo siento pero es lo que pienso con lo que llevo de conocerte, ahora si no es así lo iré descubriendo, aunque creo que todo lo que acabo de decir es completamente verdad—acercándose a abrazarme.
— Pues no se, tendrás tus respuestas a medida que pase el tiempo—correspondiendo el abrazo.
— Si, ahora dime por que de pronto te pusiste triste.
— Lo notaste…—respondí mientras me escondía en el espacio que dejaba su provocador cuello.
— Fue por muy poco pero se te noto.
— Pues por mi hermana…Isabel, ella no es nada igual a mi, ni un poco, si no que mil veces mejor. De echo el como me vez y conoces ahora ni se le acerca a como he sido por trece, ya casi catorce años.
— Me contarías por que.
— Claro que si.

Me separe tomando su mano y comenzando a subir la escalera hacia mi cuarto, al entrar y dejarla sentada en mi cama empecé a contarle lo que había sido mi vida desde el comienzo, mientras me paseaba de un lado a otro.

Chica normal, con una familia normal —aunque no supiera quienes eran mis padres— una vida feliz suficiente y sin preocupación alguna.
Atento mi ángel oía todo lo que le hablaba mientras me cambiaba el uniforme del colegio sin reparar en que ella estaba presente. Le conté como era Isabel, como me influenciaba a tratar de vencer mis miedos y ser menos llorona —según ella—prácticamente como me entrenaba para ser más fuerte, pero no más que ella ya que siempre se encargaba de dejarme claro que era su responsabilidad cuidarme y que le gustaba hacerlo.

Mientras juntaba los sucesos vividos y pasados para relatárselos a Alicia, recordé la carta que me mando Isabel luego de ella haber llegado al campamento que yo no logre ingresar por ser débil —y fue literalmente por eso.
Recuerdo que la carta la rompí indignada luego de leerla ya que para mi en el momento en que ya estaba aquí esperaba como única esperanza que ella llegara y golpeara a todo el mundo y nos volviéramos donde los abuelos pero no fue así, decía que no me molestara en tratar de entablar contacto desde aquí con ella, porque no le interesaba en lo mas mínimo si no era cara a cara y tanta otra cosa que creo mi mente borro para no hacerme sentir peor.

Seguí con el relato contándole esto también y Alicia con cara de conformidad se levanto y se acerco a mi que me encontraba sentada el la silla junto al ordenador, sentándose en mis piernas preparando su conclusión.

—Entonces—decía con el índice en su mentón— esto que he conocido yo no es mas que una mala faceta tuya, una mascara de rencor por decepcionarte de todo lo que pensabas no funcionaba sin ti.
—si, eso creo.
—Entonces tú de ambas eres la menor y eras la débil…mmmm
— Si, y odio que me digan débil ya que solo no me gustaba andar trepándome árboles de mas de dos metros entre rama y rama, amarrar una cuerda y hacer de tarzan y si es que se podía ya que la mayoría de las veces se comía el pasto y todo.
—Así que la débil…

Parecía que Alicia se estaba armando una imagen de mi tal y cual se la relate y por consecuencia no tomaría ni por si acaso en cuenta lo que acababa de decirle, por un lado era molesto pero no me lo podía negar ya que fue así y no me queda más que aceptarlo ahora.

—Ya puedo reclamar la atención en tiempo presente de ti— pregunte buscando su cara.
— ¿Sahian y porque ahora eres así?
— ¿así como?
—Entre dulce y dura.
—Creo que al haber probado ambos extremos el centro resulto ser lo normal para mi ¿no te gusto así?
—Sonrojo—Na…nada de eso, si te quiero mucho, me… me… gustas tal cual.
— Menos mal porque si te hubiera quedado gustando una de las otras facetas te hubieras alejado al no poder yo volver a ellas y no sabría que hacer ya sin ti—apoyando mi frente en su hombro.
—No lo haría nunca, no te preocupes.

La charla sobre mi quedo ahí, de vez en cuando Alicia preguntaba lo que se le ocurriera y yo le respondía pero nada más que eso. Mi vida ahora que la comparaba con la de ella no se balanceaba como problema sino que como un mero capricho por lo que no le daría mayor importancia y empezaría a planear como solucionar lo referido a Isabel y mis padres para acabar con todo.

Era tarde ya casi las diez. Cuando no quisimos seguir hablando nos tendimos en mi cama muy abrazadas a dejar que pasara el tiempo, yo aproveche las horas dedicándome a gravar su aroma, su calidez y sus suspiros en mi cabeza, y de paso descubrir como se le erizaba la piel cuando yo movía su polera para rozar su espalda.
Alicia al rato de empezar las caricias me pidió que delicadamente pasara mis uñas por donde llevaba acariciando hace un buen rato. Para cuando complete el ciclo ahora con las uñas tal y cual me lo había pedido sentí como me respiraba encima pero dormida.

No pensaba despertarla pero me moría de hambre así que empecé a librarme de la mitad de su cuerpo que me cubría para ir a la cocina por algo de comer. Poco a poco me levante logrando el objetivo de no despertarla pero no alcance a dar un solo paso y empieza a sonar la melodía—que me pareció escandalosa en ese momento— de mi celular.
Solo a mi se me ocurría tener con todo el volumen la canción Empire State of Mind como tono predeterminado hasta para un mensaje. Pague las consecuencias de mi celular, desperté a Alicia que por lo demás se veía preciosa dormida y acurrucada y todo por un mensaje de Helena que decía —llegamos, cariños y cuida bien de Alicia. ¡Cómo demonios sabía que estaba con ella dios! ¿Acaso era psíquica?
Volví a la realidad a mirar la cara de —no se en que momento me dormí ni que hora es, y me siento rara—de la chica de mis sueños.

—Hola… siento mucho haberte despertado —dije acercándome y muy quedo besando la comisura de sus labios.
— (Suspiro) No hay problema si siempre te disculpas así.
—Enserio—reí—lo tendré siempre presente desde ahora.
—Dónde ibas—fregándose el ojito
—Por algo de comer ¿te vienes conmigo?
—Por qué no mejor traes algo para acá y vemos una película.
—Mañana tenemos clases ¿esta segura?
—Acabo de despertar tengo mínimo dos horas más para que me baje el sueño otra vez
—OK, entonces me serás buena compañía de insomnio por dos horas.
— ¿Cómo de insomnio?
—Es que no duermo mucho desde que llegue, el ruido y todo el entorno…no me sitúo aún.
— Conozco un modo de solucionar eso, ya veras como te duermes conmigo.
—Me sorprendes cada vez mas, voy por la comida, prepara todo y busca una película—besándola fugazmente y desapareciendo.

Prepare lo mas rápido y que me apetecía en ese momento comer “tacos a la chilena”—raro no— pesque tomate, paltas (aguacate) champiñones, pollo, una que otra verdura y la infaltable mayonesa; por supuesto que prepare cada cosa como se debía.
Subí ya con los tacos listos encontrándome de frente con un cuerpo semidesnudo.

—Lo…lo...siento —me voltee nerviosa.
—Por que te volteas tontita, yo prácticamente te vi desnuda hace unas horas y no hay nada en mí que desconozcas.
—Es que yo soy yo, y pues no puedo saber si te incomoda o no que te vea y…
—No me incomoda ya mírame
— ¿Ya estas vestida?
—Sahian voltea
—O…key—…
—No estoy completamente desnuda vez, solo me falta la camiseta y no me mires así de extrañada.
—No estoy extrañada, solo, algo azorada por la imagen y situación.
—Pareciera que fuera yo la que te incomodara así…
— No, nada de eso, es solo que, tu dices que no hay nada que desconozca, pero a pesar de ambas ser mujeres y todo, si lo pensamos desde el punto de vista de que ahora eres mi …pareja—sonrojo—prácticamente no conozco nada de tu cuerpo en este ámbito.
— ¿No conoces? (somos pareja)
— No he probado tu cuerpo (lo dije)
— Ah…—mordiendo su labio— ya entendí.
— No me malinterpretes , no es que quiera-
— No te malinterpreto no te preocupes, ahora vamos a ver la película.
— ¿Refresco o jugo de manzana? —había que cortar por la tangente.
— ¿Cómo?
— Cual quieres de beber—sonreí.
— Jugo de manzana
— Enserio? Vaya no soy la única después de todo, voy entendiendo porque me enamore de ti—dije burlonamente

Baje por el jugo y cuando subí ya estaba todo listo, la película elegida “como si fuera la primera vez” (o mis 50 primeras citas) ya la había visto un par de veces, pero del solo hecho de que estuviera entre mis cosas era porque me gustaba así que fue buena elección. Entre la oscuridad de la noche y la luz de luna de verano que entraba por la ventana que tenía en la cabecera, comimos tranquilamente. Luego de acabar nos recostamos sin pronunciar palabra alguna aun viendo la película, yo distraída me puse a mirar el techo provocando que mi compañera me empezara a prestar más atención que a la tele. De a poco se abrazo a mí y apoyo su cabeza en mi pecho, se quedo así hasta que de un salto recordó que hace un rato atrás iba a hacerme dormir con su táctica infalible.

Se incorporo en la cama pidiéndome que me pusiera boca abajo, de a poco y sin objetar empecé a sentir sus manos por mi espalda, masajeando cariñosamente para relajarme. Al cabo de un rato en ello y notar que yo seguía igual me empezó a levantar la camiseta hasta sacarla— ¿que haces Alicia? — no recibí respuesta, empezó nuevamente con los masajes pero ahora era completamente diferente, sentía vivamente como sus dedos tocaban y acariciaban mi espalda en figuras creadas por su mente, de pronto aceleradas, de pronto lentas, mezcladas en perfección de tiempos y acompañadas por ese calor con que mis sentidos la caracterizaban —era muy buena— Cesó de pronto el masaje y extrañada por ello intenté levantarme para mirar que pasaba pero un suave movimiento de sus manos en mis hombros y un –tranquila —que salio de sus labios— me volvió a mi lugar. Luego de ello se sentó en mis muslos, recibiendo un ligero reclamo de mi parte, ya que tenía moretones en las piernas, costados de la cadera y una herida en la ceja y boca. Apoyo enseguida su torso en parte de mi trasero y espalda cuidadosamente. Mientras sentía aquello sus manos subían desde mis caderas hasta el cuello en el mismo sentido que se apoyaba, y al bajarlas se levantaba para luego volver a empezar.
Yo pase de los nervios a la extrema calma en un parpadeo, el placentero vaivén que conseguía extender sobre mi espalda un hormigueo reconfortante y tibio me estaba envolviendo completamente, me provocaba de a poco a ceder más y dejarme llevar completamente por la sensación.
Ya la película era como la música de fondo del contexto silencioso de ambas, de un momento a otro el vaivén de sus manos y cuerpo sobre mi espalda se hizo mas lento, ocupaba perfectamente lo que tardaba en solo exhalar para llegar apenas a la mitad de mi espalda—una dulce tortura.

—Estoy en el cielo y si no es así, lista para morir y llegar—susurre.
— En serio te sientes así— susurro a mi oído y sobre mi espalda soltando una risita.
— Lo juro eres genial y un amor… mi amor—sonreí.
— Que sutil.
— Que puedo decir, aprovecho las oportunidades.

Mi masaje siguió mientras ella se alejaba a roces por mi espalda, de la nada me fue regalado unos cuantos besos que sentí quemarme, lo sorpresivo le dio libertad a mi descuidada boca y no pude evitar emitir un quejido que provoco mi masajista se sentara sobre mi en silencio. Me sonroje a más no poder ya que había gemido, si eso acababa de hacer ¡que vergonzoso resultaba! que pensaría Alicia, que iba a decir yo al respecto— ¿estoy excitada? — ¡Claro que no podía decir algo así! cómo, si no se ni como se debe de sentir, al menos no del todo.

Me voltee un poco para mirar a una Alicia igual o mas sonrojada que yo, se veía preciosa así pero los nervios me pudieron mas al pensar qué se le pudo haber pasado por su cabeza al oír aquel “quejido”
Todo acabo ahí, se bajo yo me puse la camiseta, quedamos las dos mirándonos nerviosas sin decir nada, paso a lo mas un minuto y rascándome la cabeza intente interactuar con el típico —eh…eh… —y luego, sintiéndome morir exclame un — ¡Alicia por favor no me temas!—alce la voz mirando con pena mis manos que agarraban fuertemente las sabanas, ya que ahora si me preocupaba que lo pensara ya que no era un juego

La verdad es que había ido un tanto lejos, quizás uno se dice —pero si fue un gemido y ya— pero resulta que apenas llevamos un día, y al decir apenas es porque aun no pasa un día y yo prácticamente parezco querer ir mas rápido, la he besado, me he desvestido frente suyo, le digo sin pensarme lo que se me venga a la cabeza, parezco una completa pervertida, o experimentada lesbiana—si, sabía que me iban la mujeres— acariciado mas que ella a mi ¡pero esto fue involuntario! y si la asustó y empieza a dudar que haré, cómo lo explico, no quiero asustarla y que me deje por ser tan…tan…no se como expresarlo pero me entienden.

— Em…Sahian…yo
No se que decir, la verdad no se por que se puso así; bueno si lo se, pero como le explico que no pasa nada, de hecho me ha dejado muy contenta que haya pasado porque eso significa que…que le provoco algo, yo… ¡yo! Que ni me comparo con ella, con ese cuerpo, ya que estoy toda marcada. Quiero decírselo pero sin que suene tan burdo ya que bastante pena me da admitirlo, pero no quiero que sienta que me asusta, iremos a una velocidad adecuada para ambas pero como le explico esto ahora.

—No digas nada…vamos a dormirnos que mañana tenemos clase y además yo tengo terapia con Antonia.
—…

Se acostó sin esperar mi respuesta, se nota triste, me enternece que se sienta tan mal por pensar que quizás le temo o algo parecido ya que me daba a entender que se preocupa mucho por mi.

Me acosté de frente a ella pero se volteo desviando la vista que parecía además contener algunas lágrimas.

—Sahian….Sahian te quiero.
—Estas segura que es eso y no otra cosa…
—Sahian, ahora puedo creer que eras llorona como me dijiste.
—No te burles, no es un juego para mi sentir que te repelo por que me temes, y porque voy muy rapido.
— ¿Quien te ha dicho que te temo?
—Pues…nadie pero es que con todo lo que ya he hecho y además esto ultimo me da a pensar que…
—Te provoco cositas—sonrojo.
—Pues eso, pero se supone ya lo sabias y no había para que ratificarlo con esto y asustarte y…
—Pero si a mi me ha gustado ratificarlo como dices y no me asusté ni nada ¿te han dicho que usas unas palabras rebuscadas?
— ¿Entonces no te hice sentir mal o presionada?
—No, para nada tontita
—Oye no uso palabras rebuscadas, y no me digas tontita—puse cara indignada.
—Claro que si, y no me importa el ritmo de la relación, confío en que sabremos adecuarla a ambas (veo que olvida rápido)
— OK… ¡y ya te dije que no soy rebuscada! Ya veras.

Se abalanzó sobre mi y empezó a hacerme cosquillas, entre jugueteo y jugueteo se quedo encima, me tenia presa de ambos brazos, agitada al igual que yo por el forcejeo mutuo y mirándome fijamente. Yo solo atine a terminar de reírme por las cosquillas y sin más recibir su boca que se acercaba.
Es tan delicada para acercárseme, tan sutil para sugerir con un roce todas sus intenciones sin excepción, tan confortable al momento de profundizar el beso y reclamar mi lengua con la suya, prácticamente siento que aquellas mordidas, el como lame la comisura de mis labios mientras se acerca y aleja centímetros para respirar, dicen te amo.
Ya desde que me beso ayer mientras dormía me di cuenta de que si se decide a chantajearme por algo y dice beso no tendré mas que ceder porque es simplemente grandiosa en ello, el éxtasis del que soy presa por la novata incursión me descontrola mientras estoy bajo su cuerpo que a medida el beso termina y vuelve a empezar, se deja caer sobre el mío, y al suceder no puedo pensar en nada mas que—lo agradable que es dormir con compañía.

— Estas conciente…—reí por el doble sentido—…de que no has logrado más que despertarme en vez de dormirme.
— Aunque me avergüence admitirlo—dijo a ojos cerrados—… aun necesito más…—susurro.
— (¡y yo!) Creo que lo puedo solucionar.

Sí, ella sabía leerme como libro abierto. Así como yo aprendía como seducirle, ella aprendía a saber que tanto esperaba me correspondiera y hasta donde quería llegar. Yo parecía tener experiencia y saber justamente como hacer para que no me negara nada, pero no era así, lo he estado aprendiendo ahora, desde hace unas horas atrás. Y es todo con el fin de entregarle lo que más pueda de mí.

Luego de otro momento de besos e intercambio equivalente de ambas, me acosté a un lado y esta vez yo pose mi cabeza en su pecho aprovechando que no se movió ni un milímetro ahí abajo; Salvo para cazar mi boca cunado hacia ademán de que la iba a besar y me alejaba para ver como se desesperaba y reclamaba con su mirada mis labios y cuerpo sobre ella.
Empecé a sentir delicadas caricias a mi cabello, mejillas y hombros, después de un rato, no sabría decir certeramente cuanto, deje de pronto de sentir y caí profundamente dormida.

Desperté cegada por el sol que entraba en su plenitud por la ventana a mi cara, me voltee buscando a Alicia y no la hallé hasta cuando entro por la puerta con el desayuno y vestida con el uniforme de colegio.

— ¿Por qué no me despertaste para que te ayudara?-pregunte al notar que se había esmerado en el desayuno.
— Se notaba que estabas cansada, dormiste del mismo modo toda la noche, no te separaste ni un poco de mí así que preferí dejarte dormir.
—Ya veo… ¿es muy tarde ya?
—Pues, te recomendaría que te ducharas te vistieras y luego desayunamos, así mientras preparo tu bolso, que si estoy en lo cierto no dejaste preparado anoche.
— Correcto, lleva premio—me acerque a besarla.
—Primero haz lo que te acabo de decir y luego hablamos de premios vale—poniéndose de pie y saliendo de la habitación.
—Buuu yo quería…bueno al baño.

Me duche lo más rápido que pude por los moretones que tenia por la golpiza y salí en ropa interior para vestirme. Busque la blusa, la falda, las calcetas y los zapatos, estaba casi lista salvo por la corbata que no la encontraba. Me fui a peinar y a tratar de ponerme un parche en la herida de la ceja que se me había vuelto a abrir y no podía manchar la blusa porque era para mas remate blanca, solo el bordado difería ya que era rojo azul y blanco que hacia alusión a los colores del signo patrio y con un león y no se que otra cosa porque era difuso. Me puse a revolver todo en busca de la maldita corbata, bajo la cama dentro de los muebles de ropa interior, en la lavadora, donde tenia los zapatos, por el techo que daba desde la ventana—una vez la encontré ahí— y nada, ya resignada a que tendría que ir así y bancarme la anotación por desobedecer el uniforme, entro mi salvadora con la corbata en la mano y una sonrisa ya que de seguro intuyo que no sabía donde la había puesto.

— Veo que buscabas algo—rió
— Pues si, justamente eso que traes en las manos ¿donde estaba?
— En tu bolso, ya estas lista por lo que veo, me agrada seas obediente—me lanzo la corbata— ¿desayunamos? tenemos diez minutos, son las siete y cuarto.
— Como órdenes.
— ¿Te pasa algo? —se acerco y tomo la corbata de entre mis manos y empezó a anudarla.
— No, no es nada, anda después me veo la corbata comamos.

Diez minutos después íbamos saliendo, con paso lento y siempre mirándome iba Alicia que ya casi me tiraba de la corbata para que me la pusiera como correspondía, pero debido a mi mirada algo sombría se contuvo.

— ¿Enserio no te pasa nada? estas rara…
—No me pasa nada no me mires así.
—Vamos no me niegues, si ya note que algo te pasa.
— Es solo que me he acordado de que estaré con Antonia hasta el primer recreo y no te veré y además…—sonrojo—no voy a poder besarte cuando quiera.
— Per…pero—nervios—no seas tonta, si no morirás con un par de horas sin verme.
—Y tu que sabes acerca de lo que me pasara cuando no te veo—susurre mirando el suelo mas avergonzada.
—Pues no se—mirando el suelo también— idea alguna solución para que puedas aguantar hasta las cuatro y media de la tarde sin un beso.
— Por el momento solo tengo esta, y que conste que es momentánea
— ¿Cuál…

En el paradero del bus—si así se les puede llamar a esas atrocidades— con apenas un par de personas—algo raro—al otro extremo en sus mundos, me acerque y la empecé a besar.
Al faltarnos aire me aleje un poco mas de lo necesario para ver su reacción, ya que solo la había besado antes en presencia de cuatro paredes y sabía que objetaría algo, si no era ahora, sería después pero lo haría.
Por mi parte no sentí que fuera a reclamar ya que su mirada estaba mas como sorprendida, aunque para asegurarme preferí que no fuera “ahora” que digiera algo y la mordí para escuchar algún reproche o darle razones para salir del asombro y me hablara, pero no hubo ni un tipo de rechazo ni nada.
La abrace mucho mas que al principio, junté mi frente a la suya para tomar nuevamente aire mientras pasaba mi dedo por la comisura de sus labios a modo de preparación para volver a comenzar. Al mismo tiempo de aquella situación empecé a mentalizarme en que no la podría besar cada que quisiera al estar fuera, y especialmente en el colegio. Pero al ser momentánea esta opción, y yo una imaginativa incorregible—cuando me conviene—creo que crearé varios momentos como excusa para no dejar de tenerla cerca, al menos hasta que me reclame el abuso.

—Que quede claro que es momentáneo…—repetí.

Subimos al bus y el trayecto no fue más que roces de dedos en las palmas de las manos, ambas traíamos una risita cómplice por uno que otro que insinuaba mucho más de lo que quizás habíamos pensado. Bajamos y caminamos normalmente por las calles que faltaban; a excepción de nuestras manos ya que yo no le soltaba el meñique. Aunque este pasaba desapercibido entre todos los de los colegios cercanos y del nuestro que iban por ahí. Llegamos y a mi pesar tuve que soltar del todo su mano, con una mirada cómplice y mas triste por mi parte, partimos cada una por diferente camino.

Al tercer paso que di oigo que me llama.
— ¡Sahian!
—Dime—conteste con una boba sonrisa en mi cara.
—TE…
— (¿lo va a decir?)
—Sonrojo—…espero donde siempre.
— Y Yo—sonreí nuevamente— voy a ir a buscarte apenas sea libre.

Movió su mano en son de despedida y desapareció de mi vista.
Camine sin ánimos donde Antonia, note al entrar que estaba algo seria pero no le di importancia y me acerque a sacarla de su mudo pensamiento mientras me agachaba diciéndole hola y terminando de beso en la mejilla.

—Sahian lo siento, estaba en otra—levantándose y devolviéndome el saludo con un beso en la mejilla también.
—¿¡En que mundo estas!?—Reí— ¿te puedo ayudar en algo?
—Creo que eso lo veremos luego de la sesión de hoy.
—Me resulta raro que me digas esto, ya que serás consiente de que ahora que me lo contaste toda respuesta a cualquier pregunta que me hagas, quiera yo o no tendrá influencia en la duda que me acabas de plantar.
—Lo se, pero por algo estoy aquí, se diferenciar cada cosas de otra, así que no te preocupes y vamos a empezar.
—OK, a tus órdenes.
—Ya no esta enfadada conmigo que bien, te fue bien con Alicia y todo eso ¿no?
— ¿Que…que… a que te refieres con todo eso?
— Conste Sahian, que yo solo te pregunte para que te relajaras y eso, no me hago responsable de lo que me des a interpretar, y que al mismo tiempo me llevara a hacer mas preguntas.
—Tu solo…quiero decir yo no he hecho nada, ni dicho nada—mirando a cualquier lado que no fuera Antonia.
— ¿Y bien?
— Que remedio, sí, estoy bien con Alicia, solucione mis problemas y…eso—no pude evitar sonrojarme.
— Claro y esperas que a vista de ese rubor que te subió a las mejillas al decir su nombre no te pregunte nada más.
— ¿Tengo que hacerlo?
— Confía en mí, no es tan difícil hablar con alguien, admite que me necesitaras tarde o temprano si tienes alguna duda de cualquier índole.
— Es que no es fácil decir…cosas co…
— ¡Facilítalo!
— ¡Aun así me cuesta!
— ¡Hazlo ya!
— ¡¡¡Estoy con Alicia!!! —Grite a ojos cerrados.
— Vez, no costaba tanto y ya puedes abrir los ojos —dándome la espalda y dirigiéndose a su asiento.
— Que se supone que tengo que pensar ahora.
— No se, no estoy en tu mente siéntate. Entonces…doy por hecho que ya la besaste o aun no te dio el coraje.
— ¡Cómo que no me dio el coraje si ya lo hice y muchas veces!(maldición caí en su trampa)
— OH, ya veo, entonces la pregunta cambia ¿le has hecho el amor?
— ¡¡¡Ahhh!! —nervios— ¿Qué? ¿Por qué ni te arrugas al preguntarme algo así? no…no…Por que…eh... —quede en blanco.
— Veo que no—rió— no te pongas nerviosa, recuerda de de aquí no saldrá nada de lo que me hables y ya ten compostura que no eres una pequeña, del solo hecho de tener este tipo de relación se infiere que su nivel de madurez es mucho mas avanzado para su edad, y eso es despreciando de que sean mujeres y que maduren antes y bla…bla…bla.
— Es que aun así es difícil…por que es algo mas importante… creo.
— Hm.. —esbozo una tierna sonrisa— veo que en cuanto a como llevar una relación y todo eso no te haré falta, pero aun así cualquier cosa ya sabes bien.
— Creo que a eso diré solo gracias.
— Es suficiente, bueno como íbamos, entonces no han tenido contacto mas profundo y ¡ah! Pero por su puesto casi se me olvida ¿tú lo has pensado?
— ¿El… el tener sexo? Pues la verdad es que no me lo he planteado siquiera, salvo en una que otra duda por mis comportamientos con ella—mordí mi labio— pero creo que por el momento estoy conociendo las bases con ella y me son suficientes ¿me entiendes?
— Perfectamente, algo más que agregar.
— Creo que estoy completamente enamorada de ella—admití rascando mi cabeza algo avergonzada.
— ¿Como llegaste a esa conclusión?
— La verdad ahora que se lo admití y hable a alguien—refiriéndome a ella claro— me di cuenta de que ya no tengo corazón, suena cursi y es que no hay otra forma de expresarlo, pero pareciera que tuviera una ligera brisa pasando sin obstáculo por donde debería de estar. Es raro pero el vacío se siente tan completo y suficiente de todo que no me molesta ni un poco.
— Me muero de ganas por oír lo que tiene para decir Alicia.
— ¿También le tocara?
— Haré algo para tener su versión
— Y... ¿puedes contarme lo que diga?
— ¿Acaso te gustaría que contara la tuyo? No puedo.
— No, pero, es ella y si le dices lo mío no importaría.
— No se, ahora sigamos con tu familia, ya has satisfecho mi morbo con lo que se traían.
— Oye antes de esto ¿en verdad me escucharas cuando necesite de ti fuera de aquí?
— Que no te quepa duda, además me caes muy bien (¿que se traerá en mente?)
— OK, empecemos con lo de mi familia (quizás me ayude con lo de Víctor)

No me hacía mucha gracia tener que hablar sobre las personas que me criaron y todo, pero si no me portaba bien de seguro no me dejaría en paz por lo que queda de año y no quería ello.
Las horas para el receso pasaron rápidamente para mi sorpresa, tanto que ni las sentí, Antonia se dedico a hacer las típicas anotaciones psicológicas en su libreta y con cada pregunta que le respondía sentía que me sacaba un peso innecesario de encima y la verdad me parecía genial, ya que, después de todo si resultaba útil hablar y mucho mas con ella que sin tanta explicación comprende mucho.

—Bueno es todo por hoy, dame tu celular que hay algunas noticias que no esperaran a verte en el colegio.
—Bueno pero tú me das el tuyo también—respondí.
—No puedo soy docente del establecimiento ¿que pensaran si una chica guapa como yo, le entrega su numero personal a otra guapísima chica como tú? Tendríamos problemas con nuestras parejas de seguro—me guiño el ojo.
—No me interesa, dame tu numero ya—ordene con cara de pocos amigos.
— ¡Que miedo! te lo daré, te lo daré.
—Bien estonces esto fue todo por hoy, gracias por escucharme eres genial ¿lo sabías? estamos hablando, ya que en una de esas te llamo y vas a entretenerme a la casa.
—Ah cierto, pero cuando no este Alicia creo, porque no quiero ver sexo en vivo —dijo poniéndose en pose pensativa mientas miraba hacia arriba.
—Que graciosa…si sabes que no lo haré nunca.
—Eso ni tu te lo crees, Bye preciosa nos vemos.
—Pe…ya para que me esfuerzo.

Fui al baño antes de que diera la hora del receso para poder mojarme la cara y despertar, me quede sentada en el borde de uno de los lavabos moviendo mi cabeza con los ojos cerrados mientras oía como crujía mi cuello, al detenerme y enfocar encontré frente de mi a cierta chica que me hablo en la sala “naty”

—Emmm se te perdió algo—pregunte al notar que no hacia mas que mirarme.
—Si te digiera que lo encontré ¿opondrías resistencia para que lo obtuviera?
—Para nada, porque no me incumbe en lo más mínimo—respondo bajándome del lavabo y pasando a su lado para salir.
—Sahian ¿estas enojada o algo?
— No, para nada, te molesto mi tono o actitud…lo siento pero ya lo mejorare.
— No te preocupes, no tienes que cambiar (cambia de tema) te estaré esperando mañana OK—salio antes que yo.
—OH, es cierto mañana…y no que venia al baño, bueno eso a mí que me interesa.

Mientras caminaba sin rumbo haciendo la hora para ir con Alicia pase al lado del colegio donde este dejaba de serlo y se convertía en liceo. Era aplastantemente más grande ya que iban los de un año hasta tres mayor que yo, tenía unos patios gigantes sin dejar de mencionar que los baños también hacían gran diferencia, pero por sobre todo lo que me llamo más la atención fue la salida al techo del casino que había por detrás de este. El casino era común para Básica que era la que estaba acabando de cursar yo este año y Media que era la que corresponde al liceo y nunca lo había notado; bueno llegue hace nada así que eso lo explica también. Pero con esto tengo la otra solución momentánea para no dejar de estar con Alicia tan cerca como quiera.

Mire el celular ya las diez de la mañana y preciso como siempre sonó el timbre, emprendí el camino al árbol de siempre y ya cuando iba bajando vi a Alicia pero no estaba sola, estaba con la chica de ayer, no puedo decir que me agrado pero ahora sería diferente, porque el ángel con el que conversaba la extraña era mío y me lo llevaría.

— ¡Hola quien seas! Permiso y…¡¡¡adiós!!! —tome a Alicia y me la lleve sin parar si quiera o preguntar si podía.
—Sahian –dijo entre risas— ¿por que acabas de hacer esto?
—Porque este tiempo es nuestro —dije mirándola sin dejar de movernos
—A dónde vamos entonces
—A un lugar que puede que conozcas pero que encontré hoy.

Rápido ya que me urgía llegar, nos encontramos ambas paradas mirando a todos desde arriba.

— ¿Y era tan importante esto?
—Claro que si…—susurre besándola luego
—Creo—nervios—que ya entendí el punto
— ¿Si?
—Umm…es la solución que encontraste ¿no?
—Si—sonreí feliz— ahora, si no te agrada que haga esto, no tengo mayor problema en aguantar.
— ¿Segura?
— ¡Bueno me costaría demasiado! Pero por ti hago lo que sea, como sea y cuando sea.
— Entiendo y tengo que admitir que me molesta…
— Cara triste—…
— Que te retractes de lo que haces—sonrió.
— Procesado….entendido, vamos por algo de comer.
— Que rápida, vamos.

El resto del día pasó rapidísimo, las clases se hicieron cortas, las horas prácticamente fueron minutos, ya no invente situación para besarla, de pronto el sol se escondió y ya estábamos en casa terminando de comer y cada una en su mundo, haciendo todo y a la vez nada, viviendo casi naturalmente una relación de años.


Me gustaría poder en cualquier momento, lugar y circunstancia, demostrar lo que estoy empezando a sentir, dejar libre y con rienda suelta esta impaciente sensación, la incesante necesidad de saciar las condenadas señales que su cuerpo indirectamente me lanza cada vez que va conmigo. Puede que este alucinando, viendo mas allá de lo que es, que quizás me esté adelantando demasiado siendo que a penas llevo un día—porque ahora si paso un día—pero ¿como lo controlo? ya quiero demasiado, simplemente estoy loca por ella…y me gusta.
No se si estaré enloqueciendo y en un futuro no muy lejano en mi ya no exista cordura para controlarme, me asusta el punto sin retorno con respecto a ella del que estoy siendo presa fácil. Será paranoia mía por estar siendo atacada por tantos sentimientos, quisiera al menos estar segura de que mis hormonas funcionan correctamente para descartar un desastre biológico en mi, pero si me siento así, es definitivamente porque no me funciona absolutamente nada normalmente.

—Lo único que pedía en ese momento y todos los demás que alcance a vivir con ella, fue que me alcanzara la vida para descubrir que tanto mas feliz podía llegar a ser, que ese que se hace llamar Dios me dejara ayudarla y quitársela completamente a Víctor, no me importaba si no me podía vengar tanto como quisiera, o tal vez nada. Pero poder salvarla de todo lo que necesitaba ser salvada— ¿Y que obtuve por respuesta?...

Nos fuimos a dormir, después de conversar sobre la escuela, además de una tierna interrogación de gustos personales de Alicia hacia mí.
Al día siguiente me levante a eso de las diez y media para prepararme ya que había quedado con Natalia, me sentía algo acongojada ya que sabía las intenciones de esta y aun así iba. Además si Alicia se enteraba de todo porque me preguntaría al volver en que andaba, le haré daño confesándole que acababa de tener una cita con una de sus “amigas”
Creo que este será mi primer conflicto, pero tengo a mi favor que se a lo que voy, no soy tan ilusa como para ignorar todas las indirectas; incluyendo la de ayer en los baños. Espero poder salirme de esta sin ningún rasguño ni conflicto, ya que quedare como una mujeriega, pero sin mujeres, ya que se enojaran conmigo y me dejaran.

—Alicia…Alicia…despiértate.
— ¿Que pasa? es sábado, tengo derechos
—¿Que derechos? –rei
—Derecho de dormir hasta más tarde y derecho de estar contigo…derechos.
—Ya veo— seguía riendo.
—Voy a Salir así que creo que te quedaras con un derecho por el momento, no tardare tanto…bueno no lo se, pero quedas como dueña de casa.
— ¿Donde vas? te acompaño ESPE...
— ¡No! No… (¿Que digo?) Voy al Colegio, no creo que quieras ir un sábado, mejor espérame.
—Pero me quedare sola y…
—Te prometo que te lo compenso, como sea, salimos donde quieras o hacemos lo que desees.
—Veo que aunque diga cualquier cosa no me dejaras—volteando su cara fuera de mi vista.
—Alicia porfa, no me ignores.
—…
—Alicia, Alicia… ¿no tendré beso de despedida?
—…
— (detesto que no me respondan por muy enojo que sea) Conste que yo no inicie esta indiferencia.

Salí enojada, enfurecida a mil, ya que si había algo que detestaba eso era el que no me respondieran, no entendía del todo el enfado— o de que se colgó Alicia, pero yo si se de cual me cuelgo yo, y a pesar que de aquí a que tome la micro se me pasara, no cederé tan fácil al volver.

Caminando dirección colegio recordé para mi mala suerte que ayer, Alejandra me había pedido que pasara a hablar de no se que con ella—maldición— no podía ir ahora ya que sábado y domingo cierra, tendría que esperar a lunes para saber y pedirle disculpas—ojala no me haya esperado mucho tiempo.

Llegué una hora antes, era la una de la tarde y aun estaban todos en sus respectivos equipos, no vi a Natalia pero me preocuparía por encontrarla cuando fuera el momento. Camine mirando a las canchas, viendo como todos se ejercitaban y votaban sus tensiones—Idiotas—me dije largándome a reír.
Sin más me dirigí a ver si estaba Antonia, su puerta estaba entreabierta por lo que rápidamente inferí que se encontraba dentro, empuje fuerte la puerta y bulliciosamente entré exclamando un infantil ¡HOLA!
Al acabar de cerrar la gran boca que había abierto para gritar, me quede en un completo e incomodo mutismo por la escena que presenciaba sin querer en ese momento en aquella oficina.

Continuara
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   23/11/2010, 23:27

Ekaryl escribió:
y la conti'???!!!






ya esta la conti :atrapado:
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   24/11/2010, 17:45

siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii GRAAAAAAAAACIASSSS!!!! ^3^
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   25/11/2010, 14:21

Waaaaaaaa!!! Al fin la conti!!!
Muchas gracias Alex, muchisimas gracias!!! ^^
Aunque bueno... la razon por la que subiste antes no es muy buena... pero no soy quien para decirte nada... porque me pasa lo mismo... tengo que estudiar, me pongo 1 o 2 semanas antes...(o un par de dias) y en vez de estudiar, ando persiguiendo moscas con la mirada... o leyendo fics! XD
Asi que bueno.. te deseo suerte con esos estudios y fuerza para concentrarte...
Voy a estar esperando la continuación... me intriga saber que presencio Sahian.. Ó_Ó
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/11/2010, 20:15

mis disculpas si te he tratado como "ansiana" no es la intencion, ademas soy mayor asi que si tu eres una ansiana yo soy una momia.

no fue estupides tuya, claro que la conclusion y todo lo demas llevan a una confusion para una mente debil como la de "esa" tarada. aparte se me hace que fue para que me metiera por aqui y diera la opinion de tu historia, que permiteme decirte, la leo desde hace tiempo ya que la publicas en otro foro desde donde me la pasaba alguien mas.

mis saludos.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/11/2010, 20:53

Mi linda, adorada y fantastica Alex, PERDON!!! estube algo distraida esta semana y me acabo de dar cuenta que ya es viernes estoy en el horno, me quedan un monton de cosas y me voy ni por la mitad .
dejando mis problemas de lado, prometo que para mañana o mas tardar el domingo te tengo un comentario, ademas le pedire -o mas bien jodere- a mi estupida que segun tu es "un ser intelectual" para que se pase por aqui y haga lo mismo. haber si me ayudan ustedes a sacarle palabras y esas extraña hermitanidad que tiene.

oye! aunque no la he leido no creo que este "latera", escribes muy bien.

espero recuperes la concentracion, pues los estudios y mas en esta epoca son muy importantes. deja de imaginarte a tu ex, o almenos hazlo por las noches,

besos gigantes mi señorita.

pd: menos mal que desististe de quitarme a mi estupida, sino aqui iba a correr sangre
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/11/2010, 21:37

*Miya* escribió:
Waaaaaaaa!!! Al fin la conti!!!
Muchas gracias Alex, muchisimas gracias!!! ^^
Aunque bueno... la razon por la que subiste antes no es muy buena... pero no soy quien para decirte nada... porque me pasa lo mismo... tengo que estudiar, me pongo 1 o 2 semanas antes...(o un par de dias) y en vez de estudiar, ando persiguiendo moscas con la mirada... o leyendo fics! XD
Asi que bueno.. te deseo suerte con esos estudios y fuerza para concentrarte...
Voy a estar esperando la continuación... me intriga saber que presencio Sahian.. Ó_Ó




Jajajajaj! gracias por la comprension miya
ya me da igual lo de perder el tiempo comprobe que si no lo hago aunque sea una hora al dia no me puedo concentrar ni un minuto XD asi que lo deje fluir en mi.

la proxima continuacion no la tengo aunnnnn pero he soñado bastantes cosas truculentas y se las metere como siempre .

gracias por seguir leyendo
besos :)
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/11/2010, 21:52

libica-sokaara escribió:
mis disculpas si te he tratado como "ansiana" no es la intencion, ademas soy mayor asi que si tu eres una ansiana yo soy una momia.

no fue estupides tuya, claro que la conclusion y todo lo demas llevan a una confusion para una mente debil como la de "esa" tarada. aparte se me hace que fue para que me metiera por aqui y diera la opinion de tu historia, que permiteme decirte, la leo desde hace tiempo ya que la publicas en otro foro desde donde me la pasaba alguien mas.

mis saludos.


No seas tan formal que no pasa nada con eso de la edad :D solo son instrionismos mios.
(conste que no le estoy tirando los cortes a ella Ais )

con respecto a lo de Ais, no la trates tan mal, estaba en su derecho de dudar y armar este gran show, resulto interesante debo aceptarlo, es una pagina a enmarcar en mi historia, hasta en los comentarios hay accion, me agrada.

Por lo de la hisotria, esta siendo distribuida sin mi conocimiento por lo que me querellare (broma)
bueno se hace lo que se puede para que aun sea leible lo agradezco, y tengo que decir que eso de los comentarios no me parece mala idea, si deberias de comentar hay bastantes historias muy buenas me atrevo a decir, y siempre es bienvenido un ramo de oraciones asertivas para animarse a continuar.

Saludos tambien.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/11/2010, 22:02

ais escribió:
Mi linda, adorada y fantastica Alex, PERDON!!! estube algo distraida esta semana y me acabo de dar cuenta que ya es viernes estoy en el horno, me quedan un monton de cosas y me voy ni por la mitad .
dejando mis problemas de lado, prometo que para mañana o mas tardar el domingo te tengo un comentario, ademas le pedire -o mas bien jodere- a mi estupida que segun tu es "un ser intelectual" para que se pase por aqui y haga lo mismo. haber si me ayudan ustedes a sacarle palabras y esas extraña hermitanidad que tiene.

oye! aunque no la he leido no creo que este "latera", escribes muy bien.

espero recuperes la concentracion, pues los estudios y mas en esta epoca son muy importantes. deja de imaginarte a tu ex, o almenos hazlo por las noches,

besos gigantes mi señorita.

pd: menos mal que desististe de quitarme a mi estupida, sino aqui iba a correr sangre


Respira en paz mujer haz lo que tengas que hacer que me agobio de solo leer que tienes cosas por terminar y quizas debido a que motivos no llevas ni a medias XD
Creo puedo resistir las ansias de leer "tu comentario" solo lo creo...
o que escribas algo para entretenerme ya que la continuacion que subi ahora ultimo esta falta de contenido a mi persepcion pero no pude hacer mas.
Con respecto a lo de el ser intelectual, decidira por si misma si merezco comentario, en eso no me metere.

¡¡¡oye que tu tambien escribes bien, de echo genial!!!! me agrada mucho en verdad :3

por lo de concentracion omitire comentario, de todos modos gracias por la recomendacion

Besos tambien :)
PD: y yo no desisti de nada porque ni siquiera lo empece :naaah:
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/11/2010, 17:44

Mi Alex! tranquila, puedo respirar, el oxigeno lo llevo a todos lados,jeje.

sabes lei la continuacion y estaba en lo correcto,quedo bien, pero creo saber el porque te parece insuficiente, pero venga nujer que es necesario bajar un cambio cuando se entra en una curva, este capitulo es vitalicio, pues no sabiamos mucho de la relacion de Sahian. creo que el pasado es muy importante para entender los porques de su actuar en el tiempo presente y el afan desesperado por su relacion actual.
me parece a mi o quedo confuso. de todas formas es un buen capitulo,no te desanimes,aparte la dejaste picando con ese final y mas sabiendo que hay que esperar dos capitulos para saber que vio.

que mas... ah! si que mala con eso de mi comentario, es un buen consejo.
mi adorada estupida comentara, dalo por hecho.

bss. te me cuidas

Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   27/11/2010, 21:31


¬_¬ no me desanimo pero admito que quedo rancio confuso y lo que sea, y todo a pesar de que lo leí mil veces para que fuera coherente.
Esto me deja una leccion al menos, asi que lo compensare que es lo que me reconforta.

lo del comentario no lo dije de mala que conste jajajaja

gracias por comentar Ais cuidate.
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   28/11/2010, 20:34

Y LA CONTI??
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   29/11/2010, 19:48

Buenos días, tarde o noche (dependiendo de la hora en que se lea esto), un placer pasarme nuevamente por aquí, mis deseos de que se encuentren bien.
He decidido dejar un comentario, pues, tengo a alguien que me esta calando la cabeza para que lo haga, pero esa no es la razón fundamental de mis palabras, sino mas bien porque note el desanimo de la autora con la continuación y la falta de concentración que esta llevando.

Aludiendo a la falta de concentración, no hay mucho que decir, mas que no le prestes atención a las estupideces que “esa” tarada pervertida te dio.
Es algo normal en esta época, después de todo otro año más se va, las clases se terminan y las tareas abundan, dímelo a mí que por estas fechas tenia que aprenderme o en definitiva memorizarme una cantidad horrible de reacciones.
Hay que tratar de relajarse, tengo la seguridad de que tienes tus métodos, sino, creo que tomar un poco de aire fresco por unos minutos siempre funciona.

En lo que respecta a la historia, puede que este capitulo, para ti, resulte soso por la simple razón de que esta más metida en el tiempo presente; algo entendible a decir verdad, ya que, creí leer entre los comentarios que en la anteúltima publicación los sucesos te resultaron muy personales. Creo que eso es algo complejo, aquí entre nos, esa es una de las razones por las que yo dejara de escribir, Ais puede dar fe de ello, mis palabras destilaban tanta melancolía y tristeza que lo único que lograba era que se preocupara por mi.
Volviendo a tu historia, este capitulo me pareció necesario. El que relates el pasado y las inseguridades de una niña que descubre el deseo por el ser amado, habla también del como se siente frente a este nuevo amor que no tiene futuro y solo le traerá dolor; básicamente creo que se postula el temor o miedo en tus últimas palabras.
Otra de las cosas que note es que, sembraste la duda, pues recurriste a la incógnita de los acontecimientos venideros para dejar prendadas a las que te leemos. Lo que no logro saber es si lo hiciste para ti misma o para nosotras.

Por lo que dijiste de los comentarios para otras historias, lo tomare en cuenta, pero por el momento estoy en este foro leyéndote exclusivamente. Cuando deje o terminen las demás cosas que estoy siguiendo me pasare con tiempo por aquí a leer y comentar como se debe.
Por lo de Ais, bueno eso es difícil, la verdad no se merece que la trate bien, siquiera que le hable, ella sabe que odio que dude de mí, ya que no miento cuando me pregunta algo. Debería contar lo que me hizo como para que sepan todas el porque de esta extraña relación.

Sin más, mis saludos.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   30/11/2010, 14:40

libica-sokaara escribió:
Buenos días, tarde o noche (dependiendo de la hora en que se lea esto), un placer pasarme nuevamente por aquí, mis deseos de que se encuentren bien.
He decidido dejar un comentario, pues, tengo a alguien que me esta calando la cabeza para que lo haga, pero esa no es la razón fundamental de mis palabras, sino mas bien porque note el desanimo de la autora con la continuación y la falta de concentración que esta llevando.

Aludiendo a la falta de concentración, no hay mucho que decir, mas que no le prestes atención a las estupideces que “esa” tarada pervertida te dio.
Es algo normal en esta época, después de todo otro año más se va, las clases se terminan y las tareas abundan, dímelo a mí que por estas fechas tenia que aprenderme o en definitiva memorizarme una cantidad horrible de reacciones.
Hay que tratar de relajarse, tengo la seguridad de que tienes tus métodos, sino, creo que tomar un poco de aire fresco por unos minutos siempre funciona.

En lo que respecta a la historia, puede que este capitulo, para ti, resulte soso por la simple razón de que esta más metida en el tiempo presente; algo entendible a decir verdad, ya que, creí leer entre los comentarios que en la anteúltima publicación los sucesos te resultaron muy personales. Creo que eso es algo complejo, aquí entre nos, esa es una de las razones por las que yo dejara de escribir, Ais puede dar fe de ello, mis palabras destilaban tanta melancolía y tristeza que lo único que lograba era que se preocupara por mi.
Volviendo a tu historia, este capitulo me pareció necesario. El que relates el pasado y las inseguridades de una niña que descubre el deseo por el ser amado, habla también del como se siente frente a este nuevo amor que no tiene futuro y solo le traerá dolor; básicamente creo que se postula el temor o miedo en tus últimas palabras.
Otra de las cosas que note es que, sembraste la duda, pues recurriste a la incógnita de los acontecimientos venideros para dejar prendadas a las que te leemos. Lo que no logro saber es si lo hiciste para ti misma o para nosotras.

Por lo que dijiste de los comentarios para otras historias, lo tomare en cuenta, pero por el momento estoy en este foro leyéndote exclusivamente. Cuando deje o terminen las demás cosas que estoy siguiendo me pasare con tiempo por aquí a leer y comentar como se debe.
Por lo de Ais, bueno eso es difícil, la verdad no se merece que la trate bien, siquiera que le hable, ella sabe que odio que dude de mí, ya que no miento cuando me pregunta algo. Debería contar lo que me hizo como para que sepan todas el porque de esta extraña relación.

Sin más, mis saludos.











********

Buenas! espero ambas esten bien.

Temo que no me queda mas que admitir la absoluta razon de tus letras sobre lo que mencionaste de la historia.
Pero tal como me dices que te psasa a ti, me pasa a mi y es algo que practicamente parece ya incluido en mi, o es pena o resignacion o un odio inmenso pero es algo. y se destila invetablemente.

Para defenderme y no sentirme tan descubierta me encantaria decir "no tiene nada que ver conmigo" pero no me puedo mentir.
Perdi mi camino y fallé desde la primera parte de esta historia que publique. Y se debe a la unica y lastimosa razon de que no hay escrito que se salve de mi pasado y parte de mi presente, y ahora ultimo menos.(es gracioso pero esta muy arraigado)
No es un fallé que me moleste ya que la historia así y todo me agrada desarrollarla, es algo inexplicablemente placentero, creo que dentro de mis placeres culpables la compararia a uno en particular que me apena admitir :D ya que me resulta extasiante.
¡¡pero y siempre hay un pero, y es que lamentablemente me consume por completo, llevandome veces muy seguidas a las lagrimas y eso mina fundamentalmente mi animo. (como ahora ultimo)
Procure, ya que si bien siempre me pasa esto de que en algunos puntos gane la realidad. Que en la historia a medida que escribia y me imaginaba las situaciones, lograra separarlas de mi vida, pero es dificil y no lo consigo aun( simplemente mezclo y pego todo sin mas remedio)

Por lo del final, debo decir que ya habia planeado dejar ambos tiempos en sierto suspenso, y ademas me ayuda a un comienzo mas facil para proseguir.

Gracias por la recomendacion de relajo, ahora mismo la pongo en practica leyendo ya que gracias a mi extrema bipolaridad en este mes, me siento increiblemnete feliz debido a que el primer puntaje de las pruebas que di ayer lunes y hoy martes es satisfactoriamente superior a mis expectativas. (todo para entrar a la jodida facultad de medicina)

AH!No me imagino que habra pasado con ais para que se merezca eso pero lo claro es que es un tema de ambas que de seguro sabran solucionar, solo siento haber escrito esas palabras XD!

Saludos y gracias por el honor de comentar mi triste historia.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   1/12/2010, 16:58

vaya que raro el como se tratan.
Mi Alex, a que te dio un lindo comentario, no!? jeje
felicidades por tus buenos resultados en la escuela , espero que en adelante te vaya aun mejor.
y venga que seguro a ella no le molesto que "me defendieras" en cuanto al trato que me da, pues, como bien dijo en realidad no meresco nada de su parte y sin embargo esta para mi cuando la necesito cosa que no fue o es igual por mi parte.

un beso y espero que nos des una fecha estimada del proximo capitulo.
bye-bye
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   1/12/2010, 22:55

Por que raro XD?
Lo admito me agradan los comentarios largos, malos o buenos me encantan!!!

Ya no voy a la escuela desde el año pasado, son pruebas de admision para las que estudio, espero poder ser la mejor kinesiologa de esta larga y angosta faja de tierra para poder tocar, digo componer varios dolores de chicas, osea pacientes XD.
No entiendo mucho de su situacion ya que soy una chica algo niño a veces y nada me encaja pero de seguro ustedes saben bien a lo que van, y fuera de todo estan para la otra y dejame decir que me encanta leerlo, porq yo tambien tengo una constante compañia que no merezco pero simplemente esta y me entrega lo que necesito, en pocas palabras... me salva cada dia sin importarle nada.

por lo de la conti ahora si que me tendras que esperar porq ya aprendi la leccion, mejor una continuacion demorada pero con contenido que a una rapida y insulsa.
ademas se me viene duro ya que me titulo y tengo que hacer una de cosas que encantada le dejaria a otro pero no puedo.

sin mas adios mi señorita Ais, espero me perdone por ser demorona pero esta conti promete, creo..XD
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   2/12/2010, 15:37

Buenas señorita, felicidades por sus resultados en sus exámenes.
Se por experiencia que medicina es difícil, que kinesiología es una carrera maravillosa la cual yo también curse por una temporada, pero por cosas del destino me quedo como masajista, al fin y al cabo terminamos tocando gente ambas. (Que bárbaro se me pego la perversión, no de ti, claro)

Comenzando a responder.
Es complicado separar lo personal del entorno, después de todo pertenecemos al mundo (pero nunca al revés, aunque algunos se crean con tal decoro), cuando uno escribe de cierta manera se desnuda y confiesa muchas cuestiones, a veces no totalmente, pero siempre hay algún rastro en el escrito que es nuestro, como también esta la ocasión de identificarnos con lo que leemos.
El destilar esos sentimientos, pensamientos o lo que fuere, es liberador. Entiendo claramente tus lágrimas, aun sin saber exactamente tu realidad y lo que sucede en tus minutos. La imaginación es grande y las sensaciones muchas, si lo sabre yo.

Por otro lado, el final ha sido para ti, ya me lo veía venir. Concuerdo contigo se te será mas sencillo proseguir la historia desde ese punto.

No hay nada que disculpar por lo de Ais (como ella bien supuso) y las palabras que colocaste, la verdad es que no me molesta, es mas habla bien de ti por querer que nosotras nos llevemos bien, sin siquiera conocernos completamente. No lo tomes a mal, ni pienses en nada extraño, pero creo que ella es una niña caprichosa aun y le gusta que se interesen por ella (apuesto que le sacaste una gran sonrisa), eso me hace quedar como la mala de la película, pero que importa al menos salgo.

Estaré esperando el próximo capitulo.
Que le vaya bien y el honor es mío.
-quedaría muy bonito una reverencia y un beso en la mano, pero no hagas caso estoy de buen humor y termino imaginando cosas raras-
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   2/12/2010, 23:12

Dicen por ahí que la perversion no se pega sino que la traemos incluida y solo la perfeccionamos luego, asi que ya sabes (no es por delatar XD)

Asi que estudiaste Kine...que emocion, mi ex y otros tantos me preguntaban que estudiaria y al decir Kinesiologia nadie sabia que diantres era y me daban ganas de cachetearlos por inveciles.
yo no puedo estar mas convencida que es lo mio (despues del arte claro, ya que me han hecho escoger y tuve que procurar encantarme de la carrera) manosear es lo mio jajajaja.

Creo que me descubriste con lo de la historia, suelo irme por lo facil cuando me veo en aprietos, eres genial.

sobre lo personal de la Historia, todo gira siempre en el circulo vicioso y cotidiano de mi vida (es un mero desastre) trato de hacer una que otra locura para implantarsela pero estudiar no es muy arriesgado, no puedo imprimir la emocion que me da cuando resuelvo algun problema de campo magnetico y esas cosas XD.

Y bueno si no hay nada que disculpar pues no me meto, yo aqui soy un punto central que nada tiene que ver (del planeta central) y con eso de que habla bien de mi, pues me agrada y se lo agradezco, ya que siempre es agradecido no ser base de malas conversaciones o comentarios.
Y eso de llevarnos bien pues, no nos llevamos mal compartiendo comentarios; ya que suele pasar que hasta las letras de siertas personas me chocan, sus personalidades emanan molestamente. Pero no es nada del otro mundo, es lo interesante de estos foros creo yo (incursiones nuevas para mi)

Sobre los caprichos, creo que si piensas que es así, a mi percepcion no es mas que por que sabe que cerca hay alguien que puede satisfacerlo, o bien tu al notarlo tienes en frente las armas a usar, de la manera que sea ¡hasta! la que necesita (teoria) y si quieres ser la protagonista se infiere el actuar me explico? XD

Bueno parando mis desvarios me despido, la conti espero tenerla prontito ya que me queda poco para liberarme de la prueba de admision que es a mitad de mes.
GRacias por el animo cuidate.

HAce gracia lo de la reverencia y admito sería interesante, ademas se nota de todas maneras tu grato humor.


Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/12/2010, 18:31

Buon giorno, signorina.

Por lo de la perversión, tienes toda la razón, aunque es uno de los puntos que no me gustaría pulir sabiendo que hay otras cosas en las que trabajar.
Así que no sabían que era Kinesiología… los hubieses lesionado directamente así les demostrabas que es con exactitud.
Me alegro que tengas la seguridad de que es lo que quieres, el futuro es muy importante y también que sepas cuales son tus deseos.

No creo que tu vida sea un desastre, si respiras es un punto a favor, si sonríes otro, si tienes humor y las ganas para ver que habrá mañana, tienes unos tantos mas. No siempre se obtiene un 10 en todo y créeme que al menos zafar ya es demasiado.
Supongo que la “emoción de resolver un problema de campo magnético” si se imprime en lo que escribes, después de todo una simple palabra llega a delatarte el humor que tienes. Por ejemplo, yo estoy de buenas porque termine mi baúl, la instalación de luz de mi habitación (en realidad lo hice como se debe) y unos trabajos que me remuneraran la semana que viene. Si lo se, soy bastante rara y sencilla después de todo, pero aun así estoy de humor y estoy contestando todos los mail que me llegan en menos de 48 horas y eso es mucho.

Con los caprichos le diste en el clavo. Me gusta que las pocas personas que conozco y a las que les tengo cariño estén bien, fantástico de ser posible, así que trato de darles lo que quieren y esta a mi alcance.

Como ya había mencionado (en otro comentario) mucha suerte con tus exámenes.
Esperare la próxima entrega para comentarte, así que hasta esa fecha te dejare descansar de mi y mis palabras.

Miss, ci vediamo dopo.

Me olvidaba, gracias por ese eres genial. Si la reverencia te resulta interesante, entonces digamos que la he hecho aunque no me vieras.

Ciao, cuidate.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   3/12/2010, 21:18

Sabia que tenia la razon con las perversiones, soy experta!!!

Me alegra andes de buen humor, y si bien es sencillo y te conformas, pues mejor, yo soy feliz cuando logro sacarle punta perfectamente a mis grafitos para dibujar (aunque me ensucie toda) asi es mas facil alegrarse, sin tener exigencias muy altas para cambiar el animo.

Vale la pena cumplir siertos caprichos a mi parecer.
Por mi parte pido reembolso en distintas modalidades de pago, es interesante XD.

Gracias por la reverencia, me la imaginare.
bye.
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   6/12/2010, 10:22

contiii =(
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   7/12/2010, 00:36

Mi Alex! hola.
hace dias que no te escribia, pero no queria meterme en esa charla que estaban teniendo. y antes de que lo pienses no estoy celosa :creido1: solo es raro, ya lo dije.

no entendi nada, a mi me dijiste que ibas a demorarte en subir la conti y a mi Ricchan le dijiste que "prontito". cual de las dos .

jeje sabes eres realmente pervertida, mira que aplicar doble sentido y despues decirlo directamente.
y si mi Ricchan es pervertida como segun dice, yo soy la madre teresa, jajajaja.

mi autora hentai, hasta que nos leamos.

besos. bye-bye
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   7/12/2010, 20:48

Deviste de comentar y ya...todos los comentarios me hacen falta, los necesito para sobrevivir, y mas los tuyos...:)

Concuerdo con lo referente a los celos, ya que no tienes porque estar celosa si aqui no ha pasado nada y porque solo soy una normal escritora que interactua con sus lectoras.

Lo de tardarme, pues despues de la quincena me pondre las pilas y como tendre bastante tiempo saldra la continuacion, y si sera demoradacomo te dije, porque si se me hubiera pegado la gana ya estaria publicada y seria asquerosa pero estaria XD
aunque no es la idea ¿no?

No se como ¡como! todos llegan a un punto de interseccion en que me reflejo como pervertida (y eso que ni me estan viendo) es aterrador jajajaj.
pero mas aterrados es pensar como lo eres tu ufff si señor XD.

No soy escritora Hentai, si fuera asi, minimo habria sexo cada tres parrafos en la historia y llevaria apenas dos continuaciones porque por cada releida que le diera terminaria en otros lados haciendo quizas que cosa y...XD

Adiosin.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   8/12/2010, 12:51

gracias mi linda Alex.
esperare con ansias tu conti, la cual creo estara sensacional, despues de todo la escribiras tu
jajaja yo no soy pervertida, tengo deseos de ciertas cosas en algunas ocasiones :p.
y venga que sexo cada tres parrafos, he leido fics que los tenian cada menos.

besos.
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   22/12/2010, 20:19

Chicas siento la demora y juro iba a publicar ahora mismo pero en vista de que ya no tengo net estoy en otro pc y para mi rematada mala suerte no tiene el office y me es imposible abrir el escrito.
hare lo posible para publicar mañana o antes de que termine el año.
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   23/12/2010, 14:55

No hay ningun problema señorita Alex!!
Esta perdonada!!! ^^
Seguire acumulando las ganas de leer la continuacion!!! XD
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   23/12/2010, 19:21

Espero no se les haga tan larga, de frenton las continuaciones siguientes tendran ya el desarrolo que las llevara casi al final, y digo casi porq siempre me alargo siendo que es por peticiones que me llegan, o ya la habria acabado si fuera por mi.

sin mas espero les agrade mis queridas lectoras.



—¡¡SANDRA!! —la abrace.
— (¿Por que esta reacción suya?) Tran…tranquila, soy yo amor, estas bien (esta tan agitada)
— ¿No estas…—apretaba los dientes—no estas…—caían mis lagrimas mientras la apretaba histéricamente contra mi.
—Sahian estoy aquí ¿no me ves? tranquila, tranquila—intentaba calmarme.

Ahí en la cama y frente a mi Sandra tenía sujetado mi rostro reglándome caricias, eventualmente sacaba mechones de mi rostro y me sonreía con todo el amor el mundo aun sin comprenderme—la amaba— Yo en cambio, mientras me trataba de componer tenía mi mano colgando del cuello de su blusa para que no se volviera a ir, no sabía bien si dudaba si quiera el que se fuera a marchar, pero era mejor asegurarme.

Se veía bien, preciosa… pero se sentía sin vida al igual que en aquel mal sueño de hace poco — ¿será porque la perderé de todos modos? — ¡Maldición!... cómo evito pensar así Dios, sabes que no quiero que suceda pero aun así no soy lo mínimamente fuerte para gobernarme a mí y a mis miedos. Sé que haré todo lo posible para que no acabe así, pero ayúdame a que no suceda tantas veces en mi cabeza para destrozarme tan patéticamente ¡por favor!

— Por qué estas tan agitada ¿te duele mucho?
—Negué con la cabeza— ella no me comprendía.
—No te quedes ahí mirándome sin decir nada Sahian, respóndeme…
—No es nada, solo te necesito cerca ven…—susurre.
Lo mejor es dejar de pensar estupideces aunque esta estupidez pueda más. Después de todo, si la siento sin vida ahora que verdaderamente la tengo en frente no voy a dudar al revivirle aunque suene muy ambicioso y hasta estupido.

—Sinceramente es una estupidez… pero lo estoy pensando.

— ¿Que tan cerca? — Pregunto abrazándose fuerte a mi.
— Aun mas que esto…—escondiendo mi rostro entre su cuello.
Me siento así solo porque soñé que la perdía, y no conforme con lo real que fue, tengo que tocarla y pasar todo con ella una vez más para volver a grabármela a punta de sensaciones.
Prácticamente siento que al verla muerta, todo lo que habitaba de ella en mí destilo por mis venas hasta la tierra bajo mis pies, la cual afortunada la tendría eternamente entre sus brazos.
— ¿Puedes besarme por favor? — me pidió cortésmente San.
— ¿Puedo? —me sonroje.
— Claro que si tontita (¿por que esa reacción?)
— O…ok… (¿lo haré bien?)
No es malo ni mucho menos sentir que parto de cero ya que siento la misma calidez en mi corazón que sentí cuando me entregue por primera vez a ella, la misma novata sensación de satisfacción y de querer más. No es que me desagrade todo esto ni nada parecido… pero al mismo tiempo parecen despedidas indirectas que me duelen muchísimo.
Nunca se es el momento indicado para una despedida eterna.

—Sahian…—separándose del beso— ¿Por qué?

¿Me preguntaba el porque de mi forma de besarla? Claro que más iba a ser. Si bien estaba completamente acelerada y quería probarla sentirla y todo, la verdad es que hasta como fundirme en sus ritmos se me había olvidado, era penoso… pero nada superaba aun el dolor para poder disimular mejor.
Además no se porque perdí todo lo que pasamos, esto es tan injusto que me desespera.

—Sandra…—tome aire—me siento muy mal en este momento—desvíe mi vista de la suya comenzando a llorar.
—Mira si es por lo que hablamos antes de que me iría, no es verdad—comenzando a llorar conmigo—entiéndeme que te amo mas que a mi vida y siento y admito que soy la culpable ya que no te conté nada de mi situación, pero por favor no me dejes y …
—Espera…Espera—secándome las lagrimas— que yo no dije nunca que te dejaría, no llores mi amor, nunca te dejaría—susurre cerca de su boca.

Se que ella es mi mundo entero ahora, si yo lloro y ella también yo soy la mas fuerte que pisa la tierra para calmarla, si tengo problemas y ella también, soy la que busca incansablemente su solución, para verla feliz, para que esa felicidad que transmita se refleje en mi… para poder verme contenta también a sus ojos.

—Te duele mucho—pregunto tocando mi pierna tiernamente—nunca había estado tan asustada en mi vida, no despertabas y perdías mucha sangre…por un momento me sentí muerta sin verte sonreír—acaricio la comisura de mis labios— por suerte tener a Isabel es casi como tenerte a ti cerca y me tranquilizo— secaba sus lagrimas.
—Muerta eh…eso nunca va a suceder (le debo una a Isa) —mirándola tiernamente
—Sahian…—respondió con esa mirada de “no me preocupa lo que me pase”
—No digas nada Sandra, no pasara y punto (entiendo esa mirada) —me enfade un tanto al sentirme incapaz de lo que poco antes prometía.
—No puedes simplemente descartar la posibilidad porque no quieres que pase, yo puedo mo…
— ¡No lo digas! ¿Para que te haces la fuerte eh? No sabes lo terrible que se siente verte sin vida—explote—fue…fue insoportable tenerte en frente y saber que nunca mas te volvería a hablar o que nunca mas podría besarte y ser correspondida ¡porque te bese sabes! Y fue tan desgarrador sentirme completamente sola otra vez, te sentí tan…tan fría. No oír tú respirar o agitarte por mi causa me votaba a la realidad, decir te amo sin oírlo de vuelta fue fatal. Yo no pude ser fuerte sin ti ¿Por qué te empeñas en serlo tú sin mí? —apreté mi brazo— No sabes lo amarga que se volvió mi sangre al verte desaparecer en el fondo de la tierra dentro de un ataúd, no sabes las ganas que se me agolpaban en las fronteras de mi piel de seguirte sin importarme estar aun con vida—baje mi vista apretando las sabanas.

— Te amo.
— ¿Eh? Que dices… —respondí sacudiendo mi cabeza mirando mis manos.
— ¡Te amo! ¡te amo! ¡te amo! ¡te amoo! –cerrando sus ojos para terminar de repetirlo.
— Y ahora me sales con esto…— la mire riendo tristemente.

Mis lágrimas volvían a caer, no podía aun superar el haberla perdido aunque fuera en sueños—fue demasiado real—. No lograba aun hacerme entender que no paso y que la tenía igual que siempre, a mi lado, dedicándome su tiempo y que nada de todo esto que acababa de decirme me lo perdía o quedaba por pasar.

— ¿Cuándo me perdiste que no lo note eh…—pregunto recostándose sobre mi y besando el recorrido de mis lagrimas.
—Soñé…soñé lo peor que podría volver a pasarme…—cerrando los ojos mientras apoyaba mi cabeza en el respaldo de la cama.
—Creo no necesitar preguntar de que iba el sueño ya que solo con oírte decir “volver” me deja todo claro—se incorporo un poco para mirarme— Te das cuenta que tu también piensas en mi muerte.

La mire con miedo pasando luego a triste mutismo—mis fases delatoras—No lo podía esconder si quiera, la tenia cerca, sabía que todo había sido un sueño pero no me bastaba, ya que aun así me leía abiertamente. Le alegaba que no se hiciera la fuerte al hablar de la extinción de su propia vida, y en mi se leí fácilmente y hasta en Braile el que había pensado, tenido un deja vu, o como en este caso un sueño…de su muerte—con que cara lo hacia.

Si eso fue un sueño se llevo más que las ganas de dormir, mucho más que las ganas comer, reír, avanzar, retroceder, acompañar, vivir…en general todo y a la vez nada, porque hasta por inercia llevamos a cabo algunas de ellas, mera kinésica, mera rutina.

No entendía mucho el por qué tuve la desdicha de soñar aquello, me miraba y encontraba una mujer miserablemente desmantelada, estaba toda vendada, dolorida, y por dentro desmoronada ya que aquel sueño fue tan real que incluso entre mis uñas siento la tierra del fondo que toque al lanzarme como única salida que encontré a su tumba. Era cero resignación, era la poca voluntad para sobrevivir sola, ya que siempre he dependido de alguien que lamentablemente se termina marchando de un modo u otro.

¿Acaso este es un aviso para mi? Un aviso para que me prepare a lo inevitable y no sea tan penosa de querer terminar mi vida. Espero que no sea así…porque al mismo tiempo me condena a la vida viviendo sin compañía.

—Yo….

Antes de poder decir nada entro escandalosamente Helena y rápidamente me abrazo, me toco la cara, la espalda, me miraba con esos ojos cubiertos por las sombrosas ojeras que le cause por razones obvias, luego Héctor hizo lo mismo pero mas calmado, finalmente le tendí mi mano a Isa en muestra de cariño ya que ella no me abrazaba con público.

—Sandra quedamos con que me dirías cuando despertara—gruño algo enojada Helena
—Yo lo…
— Oye no la retes mamá —dije calmadamente tomando su mano ahora— yo tengo la culpa.
—Me...me dijiste mamá—llevo su otra mano por la emoción a tapar su boca y dejar caer unas lagrimillas.
—Si, tierno no —dije sonriéndole.
Tenia que procurar que no se dieran cuenta que me encontraba algo mal y además retribuirles a ambos lo que hacían por mi y Sandra. Ya que lo mas seguro que se me venía a la cabeza era que si me hubiera pasado algo ellos no la hubieran abandonado, tal y cual como en el sueño.

Helena me abrazo y luego se abrazo a Héctor que con un brillo de lágrimas contenido en sus ojos me miraba soltando largos suspiros de liberación.

—Puedes respirar tranquilo papá que ya estoy bien.
—Lo noto mi niña, lo...noto—beso mi frente.

Se creo un angosto silencio, ya que yo solo me dibuje una sonrisa y los miraba a todos fijamente para meterles en la cabeza que estaba bien y todo.

—Bueno te dejaremos descansar, y mañana hablaremos seriamente de porque terminaste en esto, ya que ya van a dar las 10 de la noche. —Me abrazo eufóricamente dándome reiterados besos por toda la cara.
— Es..es ..per…ESPERA—grite para que se alejara un poco—¿Dormí un día completo?
— ¿Sandra no te lo dijo? — rió Isabel acercándose a mi oído—esperare te mejores para saber que escondes—susurro y se fue junto a mis padres.
—Pe…esa mujer—dije una vez se fueron.
— ¿Quien?
— Isabel
— ¿Por qué?
— Sabe perfectamente que me pasa, al igual que tu mi vida.
— Mmm ya veo…—acomodándose a mi lado— Sahian ¿quieres que aclaremos lo que paso junto al río o prefieres dejarlo así?
— Solo te diré que ni aunque dijiste te marchabas pensé dejarte ir por mucho tiempo.
— ¿Irías en contra de lo que yo decidiera?
— Mil veces si fuera como esta vez, por mero orgullo.
— Pe…
— No puedes negarlo ya que me acabas de admitir hace nada que estabas consiente de todo lo que me decías y hacías.
— Pero debes de sentirte engañada, seguro ya el amor no es el mismo…
— Esto, de lo que me hablas ahora, lo pensé la primera semana que empecé a ir a verte y simplemente lo deje de lado, porque lo que te quería ya para entonces, que no era mucho tiempo, ya podía maaaass que todo—esto ultimo lo dije infantilmente.
Mejor solo hago que olvide esto que paso, porque si le salgo ahora con que por el sueño olvide como besarla y todo, la haré llorar y no puedo seguir siempre con mis estupideces o me mandara a volar y solo la quiero cerca por el resto de mi vida.
—Lo entiendo, pero aun así me molesta que digas ir en contra de una decisión mía. —suspiro mirando a otro lado.
—Me culpas por quererte para mí una vida entera—susurre irónicamente—lo siento mucho pero así es el amor Sandra Rivero.

Mareada por no adecuarme a la luz y todo me recosté para dormirme, me sentía pesada, algo vacía por todo lo de recuperar las sensaciones, pero ya una vez afrontado todo me invadía gradualmente una explicada felicidad; explicada porque se debía a que no había perdido nada. Creo que después de todo la sensación del mal sueño se va desvaneciendo, quizás por los calmantes que deben de haberme dado se han amplificado algún tiempo mas pero ya mañana estaré perfecta; al menos eso espero.

—Me harías el honor de quedarte a dormir junto a mi San—ladee mi cabeza para encontrármela de frente recostada de igual forma que yo.
—Por supuesto, no me separare de ti nunca.
—Es una promesa —dije rozando levemente su boca a ojos cerrados.

Sin mas me dormí ahí junto a sus labios, sentía la calidez llegar a mi rostro a causa de su respiración y me era muchos mas agradable el dejarme llevar. No se me vino a la cabeza que pudiera volver a soñar lo mismo o algo parecido ya que de verdad que la calma me había invadido completamente, solo me deje llevar por esas nubes que me sostenían y mecían en compases perfectos para acunarme hasta el siguiente día.

—¡¡Sahian!!Sahian despierta ¡SAHIAN!
—Todo…todo me da vueltas Sandra, tengo sed…
—Como no te va a dar todo vueltas si estas ardiendo en fiebre amor—acariciaba el contorno de mi cara— espérame voy por agua.
—No espera—la sujete—no te me alejes…me…me da miedo que te vayas y no regreses.
Mi respirar era agitado, me ardía la pierna y la cabeza se me partía, sentía que bajo mi espalda mi sudor tenia completamente inundado el colchón, veía sombras a mi alrededor y oía difusos sonidos…lo único claro ahí era Sandra.
—Amor no me tardare solo necesito traerte algo de agua, mírame, confía en mi, nunca podría separarme de alguien tan bella como tu.
— No me convence para nada…pero te iras igual así que….
—Espérame—beso mi frente y salio rápidamente de la habitación.

Ahí tendida las sombras se acercaban y se alejaban y los calosfríos aumentaban, les temía y la necesitaba conmigo para poder soportarlo, esos sonidos provocaban que quisiera gritar. No podía aguantar mucho aunque quisiera y ser fuerte nunca ha sido algo de lo que pueda jactarme así que como pude me senté en la cama y afirmándome de todo a mi paso salí de la habitación. Al llevar unos pasos fuera de ella mire y las sombras se acercaban muy lentamente, yo no podía apurar mi paso pero si seguía avanzando sabía que no me atraparían ya que la encontraría pronto. Llegue a la cocina y ahí estaba, inclinada cortando una toalla para hacerme quizás una compresa y bajar mi fiebre, di un paso para acercarme mas pero falle al no preocuparme de tener algo de que sujetarme y caí al suelo. Sandra me escucho y rápidamente entre gritos veía que se acercaba y me empezaba a preguntar por que estaba ahí que como se me ocurría, y luego de levantarme entre sus brazos solo me miraba.

—Sandra, ellos me asechan si tú no estas cerca, yo no puedo sin ti…
Sentí el golpe frío de la compresa en mi frente mientras a la vez recibía la textura de sus labios por mis mejillas mentón y frente.
A la tercera vez que cambio la compresa ya nada me daba vueltas, estaba mejor.

— ¿Estas mejor? (eres una ternura así de débil)
—Creo que si, hasta me atrevería a decir perfecta—me incorpore lentamente.
—No aun no perfecta—dijo palpando mi frente—aun tienes fiebre, anda ¿puedes levantarte? vamos a la habitación.
—Si…si…lo siento San...
—No te disculpes, aun así te amo, fuera de todo esto, así débil y a mi merced te ves tiernísima, solo me gustaría que no estuvieras tan herida por mi culpa.
—No es tu culpa amor, fueron las piedras— me largue a reír por mi mal chiste.
Por lo visto no estaba bien aun.

A paso lento llegamos a la habitación, ya nada había en ella, todo era normal, aun era de noche ya que a penas y habíamos dormido cuatro horas. Eran las dos de la mañana y estábamos ambas despiertas debido a mi débil cuerpo.

—Sahian ahora si espérame que iré por mas agua para ponerte mas compresas vale.
—OK...ahora si esperare, lo prometo.
—Y yo volveré como lo prometí—beso esta vez mis labios.

Espere con algo de frío ya que seguía con algo de fiebre, pero no tardo en aparecer Sandra quien rápidamente se hizo a mi lado y puso otra compresa en mi frente. Yo a ojos cerrados sentía como palpaba mi cuerpo para determinar si tenia fiebre aun, tenia la polera toda levantada y con suerte los pies tapados, de pronto, un choque eléctrico gigante me hizo abrir los ojos ya que mi compañera me había puesto la toalla en el estomago y luego de eso en los muslos de mis piernas. Quede tiritando instintivamente y no podía gobernar mi mente para que lo detuviese.

—Sandra me ha dado mucho frío.
—Lo siento aun tienes mucha fiebre —dijo derrotada y cansada.

Siguió poniendo los paños por los mismos sitios y ya al cabo de un buen rato note que el frío era como el habitual, el que se siente cuando estas bien.
Ella no me había palpado la frente ni nada por lo que seguía poniendo y poniendo paños y mientras lo hacia yo la seguía detalladamente con mi vista. Sus manos dejaban la toalla y acariciaban su entorno, tocaba mis piernas y mordía y relamía sus labios algo secos, se le veía cansada, pero aun así hermosísima.

—Sandra…—me sonroje.
—Dime—respondió sin mirarme y metida mirando no se que.
Tiene su cuerpo todo frío y tan…tan sugerente, el agua y los calosfríos han dejado en evidencia la turgencia de esos pechos y la textura a temperatura fría de su piel que me esta llenando la cabeza con ganas de querer calentarla.
Ya han pasado muchos días y yo sin tocarla sufro estos notorios efectos.
—Es...es…es que te ves preciosa, hermosa—corregí nerviosa— te ves muy sexy así como estas, me tienes completamente—mordí mi labio y desvié mi vista al techo—excitada.
—Aun sigues con fiebre… (Demonios supieras lo excitada que estoy yo)
—No ya no tengo mira—me senté y la saque de su labor tomando sus manos y acercándolas a mi rostro—ves, ya no hay fiebre, se completamente bien lo que digo, siento y…quiero—mirada fija.
—Sonrojo—Me alegra estés mejor mi amor. (perfecto pensamos igual, pero esta convaleciente, le hará mal, y si se pone peor será por culpa de las ganas que me provoque con solo tocarla; me siento tan fácil de provocar, pero tan fuerte para no negarme a evitar lo que quiero ahora con ella.)

Mientras la veía quizás hablar con su mente empecé a reunir coraje para lo que se me había venido a la mente, estaba segura por mi lado que esto no lo había olvidado y que una vez terminado, todo lo demás volvería tal como se fue, extrañamente.

—Es todo gracias a ti y siento no querer agradecerte mas con palabras, pero se me ocurren otras formas ahoramismo y…

No termine y me lance sobre ella, puse a cada lado suyo una de mis piernas y sin mas empecé a besarla mientras a manos enloquecidas la tocaba desesperadamente por esos sitios que ella frecuento todo el tiempo con la función de bajarme la fiebre; definitivamente esto no lo olvide. La buscaba casi con más sed de la que sentía cuando ardía en fiebre, ya habían pasado muchos días sin su compañía.

—Sahian—tomo mi cara—ten presente que después de esto puedes empeorar y me sentiré muy culpable.
—Pero y a mi que me…
—Espera, es que es para dejarte claro que me arriesgare porque lo deseo tanto que ya estoy completamente mojada esperándote, así que no se te ocurra empeorar hasta que acabes conmigo.

¿En verdad acababa de oír aquello? aquella chica ahí bajo mi cuerpo soltó mi cara quedando tumbada a mi merced. Como de inesperado me resulto dicho dialogo en “esos” momentos que mis brazos a su lado temblaban del mero éxtasis que nos aguardaba a ambas.

—Me ha quedado muy claro, además ahora que lo recuerdo te debo el haberte dejado por ir con Isa.

Me pose sobre su cuerpo y poco a poco se apodero de mi boca, estaba siendo devorada tan ansiosamente que llegue a un punto en que quise ahogadamente que ella acabara conmigo un par de veces y no yo con ella. Pero tuve que ser fuerte y a pesar de que su boca me castigara con esa pasión que había sido desencadenada quien sabe por que, saque su camiseta y sus pantaloncillos de mi vista para comenzar a deleitarme.
Quise comprobar la humedad que me aviso antes, por lo que deslice mi mano entre ambas llegando libremente al lugar ya que las puertas se me abrieron de par en par aun antes de estar completamente dentro de ella. —Sahian por favor... -decía entre suspiros-ya no me tortures más…
— Pero si apenas empecé Sandra…
Que desbordada me sentí en ese momento al oír que ya quería todo.

Decidí tomar las riendas y poco a poco mi boca mordía y lamia la suya agresivamente. Oía esos soniditos de placer que me enloquecían por cada acción que acometía en contra el lóbulo de su oreja, su cuello, sus labios y su todo.
Su cuello era el punto de partida hacia sus pechos los cuales recorrí incansablemente, la sola sensación en mi boca que provocaban sus pezones me indicaba que seguía esperando que bajara. Me comencé a deslizar por su abdomen perfecto, bese el lunar junto a su ombligo eh iba a llegar a su zona cuando su mano me toma de la camiseta y me jala hacia su rostro—Quie…quiero—me hablaba agitada— sentir tu piel… rozarme por todos lados, no una camiseta, así que quítatela.

—Sí, Sandra se ponía algo agresiva y ansiosa al hacer el amor.

Me quite la camiseta y los pantaloncillos, sentí un pequeño mareo así que me detuve y me quede unos segundo con los ojos cerrados sobre ella que al notarme se incorporo y tomo mi nuca para susurrarme que resistiera mientras comenzaba a besarme como si nada.
Yo procure resistir y seguir con lo mío, era solo un mareo y no la dejaría con las ganas, además, que se olvidara de mi bienestar por satisfacer sus deseos por alguna extraña razón me descontrolaba.

Poco a poco terminamos acostadas otra vez, ya no me iría con más rodeos y sin más mis dedos empezaron a hacerse camino ayudados por la humedad que se acrecentaba. Me deslizaba muy pegada a su piel, el movimiento de su cadera por la excitación nos balanceaba y me provocaba mas deseo por probarla, su calor corporal ya prácticamente me lo había cedido todo, sentía que tarde o temprano la fiebre volvería pero no me importaba volver a alucinar si estaba ella a mi lado.

Deje sus labios y baje pasando mi lengua por el centro de todo su cuerpo, apenas pase esta por su zona la tensión de su cuerpo se hizo presente a la par con un gemido, se notaba que era lo único que esperaba porque ni de acallar sus gritos se preocupo.
Me aproveche de su desenfrenado placer y me fui muy lento en el mover de mis dedos y lengua para torturarla un poco mas. No tardo mucho en notarlo y aferrada a las sabanas trato de juntar las palabras —No…noo…no me hagas esto Sahi... —ni siquiera pudo decirlo entero.

Entre movimiento y movimiento sus gemidos se apoderaban de mis sentidos, prácticamente me poseían e incitaban a acelerar descontroladamente el ritmo de mis dedos dentro de su ser, a medida que mas aceleraba, mi boca era mas cruel con sus pechos ignorando si el gemido se mezclaba con algo de dolor. El respaldo de la cama rebotaba contra la pared al compás de las revoluciones que le dedicaba; menos mal que nadie ocupaba la habitación contigua.
Oía sus te amo, sus ¡dame mas! el “ni se te ocurra parar” y así lo hacía…
Al poco rato deje sus pechos y parando un poco baje a probar el nuevo néctar que me brindaba, no tarde en pasar mi lengua un par de veces para volver a moverme rápida y fuertemente pero ahora con mi boca completamente dedicada a ese lugar en particular.
Debo admitir que de todos los momentos que le he hecho el amor nunca me había volcado completamente y la mayoría del tiempo a estar entre sus piernas, ya que, cuando empezamos algo, generalmente le gusta sentir que tengo y tiene todo el cuerpo ya completamente saboreado, palpado, rasguñado y mordido.

El momento tan esperado llego, oí un ultimo gemido perderse con el silencio de la noche cuando su cuerpo se pegaba mas a mi boca para extender el placer y sus uñas se enterraban y desenterrarse de mi espalda.
Me deslice suavemente a su lado para poder besarla una ultima vez al. Nos quedamos mirando el techo, sentía su manos buscar la mía para llevársela a la cintura, cuando lo consiguió me empecé a dormir, después de todo hoy no me tocaría a mí, y no creía poder llegar al momento sin dormirme antes.

—Sandra ya puedo cerrar mis ojos—me ladee y abrace a su cuerpo desnudo— tenia al brazo algo acalambrado, pero esa respiración agitada a mi lado lo valía todo y elevado al cubo.
—Gracias por seguir mis órdenes, Te amo…
¡Dios! como anhelaba esto, necesitaba tanto sentirla…—sonrojo—había pasado mucho.
Por otro lado, su cuerpo esta muy caliente, la fiebre le volvió y se durmió instantáneamente, espero se sienta mejor en la mañana porque de seguro se quedo con las ganas por mí.
Su piel deja ver que tiene frío, pero esta hirviendo, en verdad espero que no empeore.

Desperté y Sandra se acababa de levantar, eran las doce y la verdad ya no me dolía tanto la cabeza, me incorpore a la orilla de la cama y fui arrastrada al baño antes de poder poner bien los pies sobre el suelo.

—Nos merecemos un baño— besándome tiernamente.
—No creo que dure mucho en pie, me siento muy débil, lo siento.
—Lo se, ya te sentirás mejor.
La miraba y se veía tan inocente aferrada a mi para sostenerse, sus mejillas estaban rojas al igual que sus labios, sus ojos brillaban mas de lo común, aun se sentía malita y se le notaba, así que la compensaría.
—San…no me quiero bañar déjame ir afuera, quiero viento…
—Vamos amor yo si necesito un baño después de lo de anoche, además yo te bañare no harás ni un esfuerzo
—Bueno, en vista de que no puedo defenderme si quiera, y aunque me niegue lo harás… trátame bien.
— ¿Acaso no lo he hecho? Vamos que hay que aislar la herida de la pierna para que no se moje.

El baño resulto lo más agradable, entre el agua y las caricias que me regalaba no me arrepentía mucho de estar mojándome. Me despeje otro tanto pero aun me era necesario un apoyo por la pierna por el mareo. Por otro lado mientras veía como Sandra se bestia y mostraba esa faceta calma y pacifica, recordaba anoche como prácticamente me ordenaba en furiosa pasión que le hiciera el amor de una vez.

—De que te ríes eh…
— Yo…
Ya la tenía en frente, se veía verdaderamente radiante, que bien se sentía el que al menos pude con ella sintiéndome así. No es por pavonearme ni nada, pero seria bastante depresivo para mí el que no hubiera logrado hacerla llegar sabiendo que lo quería tanto.
—Si tu…
—Estas muy provocante y cariñosa hoy no te parece—seque una gota de agua que termino perdida entre sus pechos.
— ¿Lo crees?
— Sip—me acerque para besarla
—Es que anoche me hicieron el amor como nunca en mi vida—paso su lengua por la comisura de mis labios.

No se me olvidaban mis ganas guardadas por lo que mi sonrojo no pasaba a situacional, sino que se mantenía fijo.

—No me provoques así Rivero que no me siento capaz de poder soportar que me hagas el amor a mí en estos momentos, para que yo pueda decir lo mismo.
— (Sabía que se había quedado con ganas) OK te daré tu tiempo…pero apenas note que ya estas mejor no me detendré por nada una vez este sobre ti.

Evitando cualquier comentario innecesario, ya que por cada letra que pronunciaba recibía un beso, me empecé a vestir, tarde un tanto por la pierna pero ya una vez lista empecé a cojear a la cocina no sin antes ser detenida y vuelta a besar por mi “feliz” novia, escrito así con comillas porque su felicidad muy bien sabía yo de donde venía.

Al llegar a la cocina me encontré con el abuelo e Isabel quien no se veía de muy buen ánimo. Me acerque y bese a ambos para sentarme mientras me llegaba mi café y mis tostadas. El abuelo sobaba mi espalda mientras lentamente a causa de sus pocos dientes mascaba su tostada, Isabel por otro lado me miraba con la cara apoyada en su mano y con un rostro plano.

— ¿Donde están mis padres?
— Fueron con tu abuela al doctor, aprovecharon ya que se me salio que yo no lo hice por el escepticismo a los medicamentos. Son drogas ni más ni menos—se defendía el abuelo.
—Entiendo... ¿y hace cuanto fueron?
—Hace ya tres horas — respondió Isabel sin cambiar posición ni expresión.
—Deben de estar por volver—apareció Sandra besándome la mejilla y dejando mi desayuno—que lo disfrutes—susurro en mi oído.
—Vaya—susurro Isabel, quien sin un porque palmoteo la mesa y salio.
— Estoy en problemas con ella…
— Sep…—dijo el abuelo sin mirarme.
— ¿Que?
— Lo que sea que hayas dicho, yo digo sep.
— ¿Eso quiere decir, que no oyes la mayoría de las cosas que te decimos?
—.... ¡Sep!
— ¡Je!
Me levante y lentito llegue al lado de Sandra que estaba sirviéndose café, rodeé su cintura y le susurre yo esta vez—amor no es porque me disguste ni nada pero evita ser “algo”
Demostrativa; ya que solo fue un beso en la mejilla. ¿Si?

Me hice para atrás esperando la replica.

—Lo siento, tendré mas cuidado ya que note que causo rechazo—refiriéndose a Isa.
— (¡ufff! me salve) No creas que es rechazo por ser así, como decirlo, porque te van las mujeres.
—Solo tú de hecho.
—Como sea—me sonroje— es solo que con Isabel es todo diferente.
—OK…-se tiro a besarme y se sentó a la mesa.
— (acaso no me oyó nada)

— ¡Llegamos! —entro gritando Helena— ¡AH! ya estas en pie, perfecto.
Me pesco del brazo y salimos de la casa, de camino vio a Héctor y dijo que se apurara y fuera a nuestro encuentro luego de dejar a mi abuela en su cuarto.

— ¡Más despacio mi pierna!—grite ya de dolor.
—Que escandalosa.

El amor de anoche se había ido de su ser, ahora Helena iba a exigir respuestas y para eso no quería ser simpática ni una madre comprensiva, quería que empezara a hablar y que fuera ahora mismo.

—Comprendí el mensaje no seas tan bruta bueno.

Se acerco Héctor que algo mas consiente me agarro y me acompaño para sentarme.

—Bueno empieza de una vez, te escuchamos— Hablo Héctor esta vez.
—Bueno pues, la cosa paso así, el día ese, con Sandra estábamos en la rivera del rió en el que solía jugar antes de ustedes—los apunte depresivamente— nos pusimos a conversar y pues salieron unos temas que ustedes desconocen y que para acortar su sufrimiento omitiré. Estos temas llevaron a que Sandra se enojara, se sintió atacada al ver que yo sabía todo y no se lo había contado, en eso de gritos que me mandaba, como suele pasar, empezó a sangrar de la nariz y se desvaneció cayendo al río. Yo como no me lo esperaba me tire tan rápido como pude pasa sacarla y caí mal, ahí fue donde me provoque esto pero no note la gravedad hasta que ya estábamos ambas fuera, con ella inconsciente y yo toda preocupada de si respirara. Cuando despertó me miro y mas enojada se levanto y se marcho, yo trate de seguirla y ahí fue donde me di cuenta de esto, ella me oyó caer y no se fue, me vendo como pudo y a pesar de que le dije que me dejara y fuera por ayuda me cargo no se cuanto tiempo ni con que fuerza hasta que Héctor nos vio, al ya dejarme en manos de alguien ella se desvaneció y después de unas horas mu…

—De que hablas Sahian
— ¡Eh! (maldición que estoy diciendo) —los mire atónita
—Sahian eso no paso así que te pasa, deja de mentir—helena estaba furia.
—Ebb…yo…yo no…
—Helena tranquilízate—habló Héctor—Sahian, hija, por favor explícame de donde salio esto ultimo.
—Lo soñé, Lo soñé y fue lo peor que me ha pasado en años, lo siento si se me confundieron las realidades pero, no recuerdo que diablos paso ya que cuando íbamos caminando yo me desvanecí y aun quedaba mucho por caminar para ver si quiera la casa. Lo siento—comencé a sollozar.
— Bueno creo que ahí tienes la explicación Helena—se levanto de mi lado Héctor mientras se estiraba.
—Aun hay cosas que no se y me gustaría que me contaras Sahian—su tono había cambiado ya a uno pacifico—no es una orden pero me queda todo igual, solo me contaste como paso pero los “por qué” no los se.
Y menos aun eso de que a Sandra le Sangra la nariz se desmaya y ya es habitual ¿que quiere decir eso?
— Em…
¿Que hacía, se los contaba o no? quizás me metía en un problema en revelar esto sin hacérselo saber primero a ella. Aunque por otro lado mi madre ha dicho que no planea obligarme pero si se viera la cara que veo ahora, temería al obedecer aquello.
— ¿Y bien?
—Mamá, papá, no creo que tenga que ser yo quien se los diga porque no se trata de algo sencillo ni mío, yo creo que ni se lo han imaginado—baje mi cabeza al ver quien venia a lo lejos—ni yo me lo había imaginado y es muy complejo para mi decirlo sin el consentimiento de ella—apunte tras ellos a Sandra.

Sandra alcanzo a oír mi pequeño dialogo y sin mas se sentó a mi lado y tomo entre sus manos la mía. Acaricio suavemente cada uno de mis dedos, tomo aire y lo soltó.

—Tengo Leucemia.

Ahí quedo todo en silencio, yo no quería oír las preguntas que le harían ni nada así que saque mi mano y me pare a paso lento y patético. Me fui al establo, llegue al final de este, me metí a una de las separaciones y me tire en la paja, no paso ni un minuto y llego Isabel quien se tiro a mi lado y me dejo reposar la cabeza en sus piernas. Sus caricias me hacían tratar de ser fuerte y no llorar, me sugerían fuera valiente como la mujer que me las regalaba.

Escuche todo lo que Héctor y Helena le decían a Sahian, también oí el desvarío de esta ultima, lo que me da a pensar que por eso anoche trato de aparentarse feliz y despreocupada. Quizás que sintió…
A pesar de que me prometí que no me acercaría más así a ella luego de lo que inevitablemente escuche anoche. Estoy aquí, acariciándola a ojos cerrados imaginando que en algún segundo se levantara y me regalara un beso, pero no de hermana, sino que…de amor.
Pero pido demasiado y a la vez sufro demasiado porque este pensamiento mágico que tan pulido tengo; donde ella y yo somos las protagonistas de nuestra felicidad juntas y amándonos. No hace más que desilusionarme en mi realidad al ver que es más y más una estupida fantasía y además imposible.

—Hay Sahian… ¿Por qué todo tuvo que ser así? —suspiro Isa.
—Si lo supiera Isa, tengo por seguro que alguna mala palabra iría dirigida al causante diariamente y sin falta.

Sentía las manos de Isabel por mis mejillas y mi cuello, era tan suave, era tan tranquilizante estar con ella. Mi corazón era completo con ambas chicas, no hubo momento en que me sintiera así estando lejos de ella y me pone muy feliz el saber que ya puedo no dejarla ir nunca mas, ni aunque ella misma lo pida, es mi ángel incondicional, siempre esta ahí para mi…aunque yo sea la basura que la hace sufrir así.

—Oye—me incorpore quedando frente a Isabel que estaba de espaldas a la muralla.
—Dime—me dedico una sonrisa sacando un mechón de mi rostro.
—Gracias por estar con Sandra aun cuando te molesta.
— mm…no hay problema—apretó mi mentón y bajo su mano.
—Si lo hay…perdóname sí, siento no ser tan buena para sosegar tus penas, tus necesidades, tus sentimientos en general como lo haces tu conmigo. Te amo por eso, y perdón otra vez por no amarte mas.
—Con que lo intentes y no dejes de decirme cosas así, sabre que no te soy mero paño de lagrimas y si alguien importante.
—Entonces lo tendré presente toda mi vida, mereces a alguien que te lo diga de mas formas además de las mías y se que será una persona excepcional porque tu solo atraes a personas excepcionales.
— (Entonces por qué no estas conmigo)Mmm…
— Isa—susurre con mi frente pegada a la suya.
— ¿Si?
— Te amo hermana.
— Y yo a ti… (dolor) hermanita.
—Ayúdame a levantarme ¿si? (No puedes quedarte en el pasado Isa, será un desperdicio que alguien que quizás cuánto lleva esperándote no te pueda conocer y en parte sea por mi culpa.)

Salimos del establo y ya no había nadie, emprendimos camino y por lo lento que iba, cierta impaciente me cargo a la casa. Al cruzar la puerta y pisar el suelo un calido abrazo acompañado de unas lágrimas me abrazaron. Helena. Yo no dije nada y seguí hacia donde Sandra que estaba abrazada a Héctor, este la soltó, palmoteo mi hombro y se fueron todos con el. Yo vi los ojos de esa chica y comprendí que lo menos que podía hacer era dejarla creerse fuerte para soportar lo que le pasaba.

—Amor, ahora somos más los que no te queremos perder así que resígnate a que no nos dejaras—la levante y la abrace fuertemente a mí.
—O...Ok...ey —decía entrecortadamente.

Los problemas ya estaban mayoritariamente solucionados, volveríamos a Santiago mañana, Isabel se iría a la semana con nosotros ya que mi madre planeó sacarle un peso de encima a sus viejos y ponerle todas las comodidades en la casa para que solo se preocuparan de aprovechar el tiempo que les quedaba, pero a ambos solitos, ya que tenían acordado que querían estar hasta siempre; como lo recordaba Helena. Juntos, y morir juntos, después si querían se juntaban todos y los enterraban decían ambos.
Para mi pesar partimos a Santiago, no me agradaba pero, en las vacaciones volveríamos ya que tenía que preocuparme de estudiar y aprobar el año después de tanta inasistencia.

Antes de partir, mientras nos despedíamos y yo me tardaba más de lo habitual en hacer cualquier cosa, llegue al lado de mi abuelo a despedirme.

—Sahian, Feliz cumpleaños adelantado hija, esto es de parte de la abuela y mío.

Me lanzo unas llaves y supe lo que me esperaba, una moto, si, mi abuelo me regalo una moto, después me aclararon que Héctor tuvo que ver con ello y me lance eufórica sobre el porque no era cualquier moto, era una Ducati y de seguro algún pedazo de su cuerpo le costo. La cuidaría con mi vida, aunque era más posible que la perdiera sobre ella y eso provocaba una visible desaprobación en cara de mi madre que no tenía idea de aquel regalo.
A nadie le preocupo ya que sabían bien que no haría nada estupido así que la montamos como pudimos en la camioneta y la cubrimos.

Sin mas abrace a la abuela quien se veía muy feliz debido a que todos estábamos juntos después de todo, pero juntos. A Isabel le deje mi celular para que me llamara apenas viajara para ir por ella, no se veía muy convencida pero aun así habíamos quedado en dejar a los abuelos terminar tranquilamente.

—Nos vemos para tu cumpleaños Sahian—me abrazo y beso.
—Eres mi regalo así que ni se te ocurra no llegar, y que sea con un moño rosa ya que te gusta tanto—dije sarcásticamente lo del moño.
— ¡Ja! que graciosa, vamos vete de una vez. —me empujo.

Se acerco Sandra a nosotras y al descubrir a que iba me aleje unos pasos.

—Adiós Isabel, que estés bien—le tendió la mano.
— ¿Quién me crees mujer? — dijo jalándola hacia ella y abrazándola— siento la mala impresión que di y no espero me entiendas...o quien sabe—se retracto—pero lo siento vale, y no, no te detesto ni nada parecido, pero soy algo difícil de llevar cuando se trata de ella.
— Me alegra oír eso sabes, porque no sabia si podría competir contigo por Sahian.
— ¿Competir? —me metí yo desde atrás.
—Tu— me apuntó Isabel—a tu rincón.
—Bueno entonces, nos vemos Isa—ahora beso su mejilla.
—Por supuesto—sonrió

—Bien todos listos, adiós mamá papá, nos estamos comunicando
—Chao suegros—grito Héctor.
—Cuídamelas Héctor o ya veras—amenazaba el abuelo.

Quizás es la ultima vez que los vemos así Mamá…me apoye en la ventana despidiéndome mas veces ya que movían felices sus manos mientras los miraba.

No pienses así que yo estaba tratando de ignorarlo. Pero es lo que quisieron ellos a pesar de que me da mucha pena que si fallecen no estemos cerca.

Yo escondí mi cara en el brazo que tenia apoyado el la ventana para ocultar las lagrimas, ellos soy la parte de mi vida mas feliz, son los causantes de que no fuera tan basura y era la potencial ultima vez que los veía, tenía que dejarlos ir, porque aprender no podía.

A eso de las seis de la tarde llegamos a la casa, Sandra no se atrevía a decir que se tenia que ir por lo que en silencio fui donde Héctor y le mencione que la iría a dejar ya que tenia su departamento solo y eso. Lo que no le mencione fue que iría en la moto así que lo mas rápido posible tome a Sandra sus cosas, que no eran muchas, baje la moto de la camioneta nos pusimos los cascos y partimos.

Que libre me sentía arriba de aquella bestia y con Sandra bien aferrada a mí, el viento otoñal era el toque perfecto de dicho cuadro.
Se me venía a la cabeza el poco tiempo que ha pasado; ya casi un mes. Y si lo comparaba con lo que ya la amo lo supera inmensamente, pareciera que nunca estuve sola por cinco años, siento que la conozco de toda la vida a pesar de que aun ni de lejos puedo reconocerla inequívocamente.

Al llegar entramos rápidamente, pensar que hace tan poco termine aquí con ella a cuestas y toda ensangrentada, que luego vine apenas y a la tercera que la vi ya me había enamorado, todo se dio muy rápido y espero no acabe de la misma manera.

Mientras seguían llegando a mi mente esos recuerdo para nada lejanos, la miraba acomodar sus cosas, se veía libre en este espacio que era suyo; y ahora que lo pienso no se como lo obtuvo.
Po otro lado, eran ya las siete y estaba cansada, el esfuerzo empleado para que no notara el dolor cada vez que paraba en un semáforo y bajaba las piernas para no caernos, cobraba su venganza.

Di unos pasos y me tendí en la cama, era una cama desconocida y la verdad pensándolo bien no me hacia mucha gracia dejarla ahí sola, y para ser sincera me resultaba extraño el que fuera así, ya que, parecía mas común el pensar que vivía conmigo.
Se me había olvidado que ella tenía una vida antes de mi y que yo no tenía una antes de ella, y puede que sea lo que provoca que ya me sienta completamente proyectada en todo ámbito sin si quiera habérmelo y habérselo planteado primero.

—Sahian esa carita ¿Qué piensas?
—Por qué no te vas conmigo a la casa—silencio—si te soy sincera ya todo esto me resulta extraño.
—Pero este es mi departamento y no entiendo.
—No es por presionar ni nada de eso, pero ahora este rato que llevo mirándote prácticamente daba por hecho que dormiría abrazada a ti hasta que caí en cuenta de que vine a dejarte ¿no te resulta extraño?
—Sahian—reía— solo quieres tenerme cerca por lo de mi enfermedad.
—No es así mujer, lo prometo, ni se me había pasado por la cabeza. Solo voy al hecho de que como hemos pasado estos días juntas, ya prácticamente me es habitual el verte despertar contigo y todo y pues…—nervios—no se si a ti te pasa por eso pregunte, además soy de las que pide espacio, pero ahora solo quiero que tu lo ocupes todo.
— De donde sacas esas palabras tan tiernas por dios—conteniendo la electricidad.
— No lo se, me inspiras tal vez, además te miro y me dan unas ganas…
— No me provoques.
— De hacerte un retrato—sonreí.
— Ah, OK te creeré. Siguiendo con lo que me decías, pues a mi también me resulta extraño—tomando mi mano— pero no puedo simplemente dejar todo.
—No lo dejaras, solo quedara cerrado por un tiempo, pero yo en estos momentos deseo estar rodeada de todo lo que quiero, ahora y después de tanto, y eso te incluye ¿sabias?
—Lo se pero dame tiempo, lo haré pero de a poco ya que no es fácil, llevo aquí toda mi vida comprendes.
—Pero yo quiero dormir todos los días contigo—haciendo pucheros—me resulta un hecho imposible el que vaya a dormir sola hoy—rasque mi mentón mirándola de medio lado—debiste tener mas cuidado al enamorarme si me ibas a provocar todo esto Sandra.
— No hice gran cosa créeme, en cambio tu si, ya que la primera vez que toque tu mano cuando me saludaste simpáticamente, y como una persona sin problemas de algún tipo me saludaste. Note que en tu mirada se reflejaba todo lo contrario, y no se como explicarlo pero algo dentro de ti halo algo dentro de mi.
—Eso…eso no me lo habías dicho.
—Tú provocaste todo esto ya que sin mi permiso te adueñaste de mi alma.
—Te pasa por descuidada—dije avergonzada por lo que acababa de oír.
— ¿Y si no quiero tener mas cuidado que pasa?
— Pues tendrás que acompañarme o no se que pasara conmigo, quizás ni dormir pueda, porque dime que no extrañarías esa sensación de saciedad al despertar a media noche y sentir la respiración de quien amas, de ver como confía sus sueños y te deja mirarla aun sin recibir una mirada de vuelta, de tocarla sin que lo sepa, dime—inhale oxigeno— si no es genial esa sensación reconfortante de tener alguien con quien contar y por supuesto amar.
— Enserio me amas Sahian Alessandri—mirándome fija y seriamente.
— Eres muy inoportuna. Y si, te amo como no creí nunca volver a amar San.

No sabía a que venia la pregunta pero cuando se sentó en mis piernas y luego de un corto beso me abrazo y sin soltarme empezó a tararear, no me importo saberlo.

—Conoces la canción—me pregunto sin separarse.
—Es Magia de Cerati ¿no?
—Si, me recuerda a cada momento y desde que te conocí que eres lo mejor que me pudo pasar. Es genial
—Vaya tenemos significados muy diferentes de ella ya que yo la tengo como un mensaje medio Romántico a lo que ha sido mi “vida problemática”. Pero tú eres la de las canciones aquí—la abrace mas fuerte.
—Me lo imaginaba y aunque yo soy la de las canciones… tú eres mi mejor canción.
—Tu también sales con unas cosas muy tiernas sabías.
— ¿Es que sabes? así, como tú me explicaste que te sentías cuando despertabas conmigo, yo siento y no solo cuando te veo exclusivamente dormida, sino que durante todo el día. Que se tararean canciones dentro de mí, canciones que he oído y se a la perfección, que me gustan sus letras, que me enamoran sus compases, que me incitan sus mensajes y que me transportan lejos de todo problema que pueda agobiarme. Y es por tu causa.
Me hacen reinyectar fuerzas al hecho de que estar contigo es mi mejor última decisión.

—Estoy de acuerdo en todo menos lo último…—suspire.
— (amo esa desilusión que muestras cuando saco el tema, pero tienes que acostumbrarte) Lo se y lo siento, pero no lo puedo evitar—me beso— bueno ¿nos vamos?
—Sabía que te había convencido, vamos.

Odiaba oírla hablar refiriéndose al final pero no podía crear una potencial pelea o un disgusto por ello ya que lo odiaría aun más. Así que solo la ayude a cerrar todo el departamento y nos fuimos a la casa.
Al llegar Helena pregunto donde andábamos metidas y Héctor con una cara de ¿y no la ibas a dejar? Me miraba esperando respuestas, pero solo me acerque, deje las llaves de la moto en la mesita de centro y dije—paseo.

Vamos a hablar de esa moto Sahian y Héctor—rascándose el mentón— pero antes ve a comprar algo para preparar y comer ya que se me paso el tiempo ordenando la ropa y eso.

No quería ir a comprar pero era mucho mejor que quedarme ahí ya que seguramente ahora mi padre estaría siendo masacrado.
Salí, eran las nueve de la noche, estaba todo almacén de los alrededores ya cerrado, todo a excepción de esos Minimarket que tiene a jóvenes esclavizados en turnos nocturnos, pero el más cercano paradójicamente quedaba lejos.
Me hice el ánimo y me largue a caminar, ya que sacar la moto sería muerte segura.
A medida que avanzaba un poco de rabia me invadía; pensar que estas malditas calles no me ayudaron ni un poco cambiando su aspecto para no recordar que me faltaba alguien. Cuando pasaba con Alicia la mayor parte de las veces de la mano, otras tantas algo enojadas por lo tonta que éramos para comprender indirectas, y otras tantas igual que esta de ahora, para ir a comprar comida. Todo era igual que ahora, ni un solo cambio, era molesto antes y sigue siéndolo.

Son cinco años que acaban de empezar a valer la pena, y lo mas triste es que pueden empezar a dejar de valer en cualquier momento quiera yo o no.

Llegué al Minimarket y sorpresivamente en el maldito local vendían comida china, era increíble, prácticamente tenían de todo así que no tuve que comerme la cabeza para decidir que llevar. Antes de ir a la caja fui por unas bebidas y unas cervezas ya que se me antojaron, una vez en posesión de todo me dispuse a pagar.
Mientras hacia la fila me puse a leer los típicos avisos de las vitrinas, unos de arriendo, otros sobre mascotas otros de Abogados Afiliados a fuerzas policiales que buscaban cualquier cosa que a uno se le ocurría, de niñeras, de centros de adopción, y mentiría si digiera que no se me pasaron muchas cosas por la cabeza al leer esos avisos por lo que pague y rápidamente salí al paso que mas rápido me permitió la pierna a la casa.
Al llegar deje las cosas en la mesa y subí a mi habitación a buscar el portátil, rápidamente puse la dirección que había en uno de los avisos y llegue a la pagina de asistencia social, busque en la parte de adopciones y a pesar de que tuve que poner mis datos y evidenciar una buena situación económica—que invente—pude entrar a la pagina en si.
Estaban los nuevos registros de los niños y la información de la organización como la madre de todas sus ramas en el ámbito de la adopción, por lo que tendría que figurar ella de una forma u otra.
Después de unos diez minutos buscando fugazmente para que nadie me viera ni preguntara que hacia, llegue a los viejos registros, estaban ordenados por año así que no sería complicado buscar. Guarde rápidamente la pagina en los marcadores cerré todo, borre evidencia y baje a comer ya que mas tarde y con algunos datos que recaudaría ahora ingresaría mas tranquila.

La cena fue solo risas y preguntas Sobre la estadía de Sandra ya que Héctor le pregunto mientras no estaba por que volvió y ella les contó que encontró razón en mis palabras sobre estar todos juntos ahora.
También me entere de que mis padres no se irían por un tiempo y trabajarían en la ciudad así que lo que dije sobre todos juntos será así después de todo.

Helena por lo visto había sido convencida por Héctor sobre lo de mi moto, pero aun así ella no evito dejarme claro que no quería verme ni un solo rasguño. Yo sin alguna otra opción Asentí y me fui a la habitación a poner algo más liviano ya que me sentía muy pesada. La pierna me dificultaba todo y no aguantaba el dolor, por suerte era sábado y tenía todo el domingo para descansar y como estaban mis padres los usaría por primera vez en mi vida el lunes para justificar el que vaya con el equipo de deportes al Liceo hasta que mejore.

Llego la hora de dormir y yo con la excusa de ver TV me quede tirada en el sillón con Sandra que me parecía algo pensativa a ratos. Fui por un par de cervezas y como nunca había bebido con ella hicimos una competencia, quien acababa primero. Sorpresivamente gane—era obvio—ya que Sandra detestaba la cerveza y me lo dijo después de que se tomo casi la totalidad por no aguarme la fiesta.

—Oye San ¿Cuándo me dijiste que estabas de cumpleaños?
— En julio, el 25 de julio
— ¿Y en que año naciste?
—El 91
—A verdad que eres más anciana que yo.
—Graciosa—golpeo mi hombro— tu estas de cumpleaños el viernes ¿alguna petición en especial?
—Si
—Lastima no tengo dinero
—Pero...
—Es broma—se larga a reír.
— Me vengare, bueno fuera de broma, la verdad no quiero nada, o bueno quizás un balón de basquetbol ya que el que tenía lo arruine a patadas y a Isabel.
— ¿Juegas basquetbol? Isabel vendrá no me la pidas a mi.
—No, pero estaba viendo una serie y eso de hacer clavadas me pareció genial, no hago ni un solo deporte. Era por molestarte lo de Isa.
—Y de donde sacaste este cuerpo entonces
—Pues mientras crecía comía y dormía bien y es todo lo que puedo decir.
—Bueno yo si juego así que tendremos un juego y apostaremos algo.
—Lo que tú digas jefa.

Estaba esperando Sandra se fuera a dormir para poder seguir investigando pero al parecer y aunque puse la película mas mierda del mundo, no se movería, así que tendría que esperar.
Lo cierto es que me hacía ilusión encontrar información de ella, me daba esperanzas para poder ir contra su enfermedad, podía encontrar a algún pariente y eso, no podía descartar nada si no buscaba por lo que empezaría lo antes posible.

—Vámonos a dormir ya.
—OK vamos, yo te cargo a la habitación, déjame ¿si?
— ¿Cargarme? Si quieres…

Tontamente la tome y al dar un paso la pierna me cobro la cuenta, la herida se abrió y empezó la sangre a chorrear libremente.

— ¡HAA! maldita pierna inservible

Por los gritos Helena bajo, me vio y sin decir nada subió y volvió a bajar con el botiquín, yo estaba de pie; bueno a un pie ya que tenia retraído el otro. Mi madre me miro y sin misericordia me empujo al sillón, caí tan mal que me dolió horrores pero por su cara era que me lo merecía.

—Eres—decía mientras asesinamente me limpiaba— una burra—echando alcohol— irremediable.

Se me escaparon unas lágrimas porque me ardía, me ardía y me ardía, Sandra me miraba con cara de dolor por como me había curado mi madre, pero no podía meterse o saldría regañada.

—Vamos estas lista, ayúdame a llevarla arriba Sandra ¡mañana Sahian! Si te mueves un centímetro de tu habitación, te corto la pierna de una vez.
—Pero…PERo ¡por que eres tan satánica!
—Solo hazme caso o veras a Lucifer.

Me ayudo a acostarme llego a la puerta y nos miro a ambas—pobre de ustedes que escuche un mínimo ruido ¡duérmanse!

Sandra se sentó a mi lado y sin más me dio un beso y se acostó a mi lado. Yo tome el portátil y me puse a vagar por la Net, Sandra me miraba pero no decía nada ya que era obvio que el sueño se fue corriendo después de tanto dolor.
A las horas después Sandra dormía placidamente por lo que aproveche y me metí a la página de adopciones otra vez, ingrese los datos que le saque a Sandra y ahí apareció, su foto de pequeña, sus ¿padres adoptivos? Sus verdaderos apellidos, Astorga y Arellano. No Salía en ni un solo lugar la fecha de defunción de sus padres ni los motivos de que estuviera en ese centro, solo salía quien supuestamente la recibió en la organización Angelina Alarcón A.
No conseguía mucho con esa mísera información por lo que tendría que ir directamente al lugar ya que al menos tiene dirección.
Apague el portátil y me acomode frente a mi chica, mientras sacaba mechones de su hermoso rostro, se me venía ala cabeza la foto de pequeña, quizás como de infeliz fue su infancia. Quizás cuan sola ha estado tanto tiempo y no demuestra nada. Creo que ya es tiempo de que me interese mas aun de su pasado, le preguntare sobre lo que mas pueda mañana.
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   25/12/2010, 12:39

mi Alex, feliz navidad!
espero lo pasaras bien y no terminaras con resaca

muy buena conti, ha estado larguisima pero vale la pena si es algo tuyo.

te me cuidas, besos.
Volver arriba Ir abajo
libica-sokaara
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : en el mismo en el que naci
Cantidad de envíos : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   25/12/2010, 17:13

Buenas señorita, como ha estado? Su examen lo rindió bien?
Han pasado varios días y hoy es navidad. Mis buenos augurios por las fechas festivas que se cursan y aproximan.

Sabe he leído este capitulo y como es normal esta impecable en cuanto a su contenido, da nuevas esperanzas para un final “feliz” y eso es muy bueno para las que te leemos, una buena moraleja si quieres verlo de esa forma.
Es largo como bien lo dijo Ais, pero el contenido no es denso. Lo que si note es que los pensamientos pueden resultar confusos o al menos para mi lo fueron, por momentos llegue a confundirme, pero puede ser que sea yo la que tenga esa dificultad. Se nota que esta tratando de cerrar la idea y estos momentos culmines por los que esta transitando la historia atrapan bastante al lector (en mi opinión, claro).

Pido disculpas por los celos de mi linda dama, si mencionó la palabra es que los siente, basándose en nada, pero ella es de las que se ahoga en un vaso de agua.
Ja! así que estamos en presencia de la madre Teresa, mis respetos y disculpas, pues he pecado porque he tenido pensamientos impuros. Aunque creo que de las tres (y esto lo doy por hecho) que la mas pervertida eres tu mi linda amiga.

Me despido, saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 00:26

QUE LINDA CONTI..
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 15:13

Me encanto la continuacion!!
Muy buena!! ^^
Volver arriba Ir abajo
alexandra
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : santiago
Cantidad de envíos : 234
Fecha de inscripción : 25/03/2010

MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   26/12/2010, 18:28

ais escribió:
mi Alex, feliz navidad!
espero lo pasaras bien y no terminaras con resaca

muy buena conti, ha estado larguisima pero vale la pena si es algo tuyo.

te me cuidas, besos.





Feliz navidad para ti tambien Ais!!!

no termine con resaca y bien no lo pase ya que odio la navidad.
Me concentrare mas para que no salga tan larga ya que luego revisarlas en un lio.

gracias por sus comentarios se le agradecen y son siempre bien recibidos.
que tenga feliz año nuevo ya que me agrada mucho mas :)
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: No siempre fue mentira...   

Volver arriba Ir abajo
 
No siempre fue mentira...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
 Temas similares
-
» Enorme mentira de Moratinos
» Presentación del libro La Mentira y sus Mochilas de Miguel A. PIzzio.
» El capitalismo siempre ha existido, un "mall" de 3500 annos!
» aquí todo es un cuento y mentira, las cooperativas están llenas de medallas y galardones, fotos del líder etc., menos de productos. ...
» Hasta siempre

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: 18+-
Cambiar a: