Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lera_karel
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : DREAMWORLD: algo más alla de la realidad, dnd todos los sueños pueden llegar a realizarse.
Cantidad de envíos : 344
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl   31/1/2010, 11:26

Os dejo con otro fic de Dahl. Espero que os guste. ^^

-------------------------------------------------------------
La temporada de Quidditch se acercaba peligrosamente y el equipo de
Gryffindor se vio sometido a agotadoras sesiones de entrenRating: NR -13

Disclaimer: Los personajes de esta historia son propiedad de JK Rowling. Yo no gano nada con esto.

Avisos: Femslash. Historia ubicada en el sexto año. No se tiene a cuenta el sexto libro.

Comentarios:

Hace mucho que no escribo, pero alguien me dijo ayer que me pasara por
el reto de Parejas extrañas – Slash y Femslash, y me he animado a
participar. Estoy bastante oxidada con el tema, así que espero no haber
metido muchos patones y sobre todo espero que os guste. ¡Y reviews,
claro que espero reviews! X)

--oooooooo--

La temporada de Quidditch se acercaba peligrosamente y el equipo de Gryffindor se vio
sometido a agotadoras sesiones de entrenamiento. Sin los gemelos Weasley
y Angelina Johnson nadie esperaba grandes logros de Gryffindor en La
Copa de las Casas
. Bien era cierto que Harry era un buscador
excepcional y que Ron había mejorado notablemente como guardián, pero el
equipo estaba ahora formado en su mayoría por jugadores nuevos, por lo
que tenían una gran descoordinación. Y Ginny, la nueva capitana, no les
daba tregua alguna. Su mente estaba ocupada con un único pensamiento:
ganar a Ravenclaw en el primer partido de la copa.El esfuerzo
estaba siendo titánico por todos los Gryffindors; muchos de los leones
trataban de colaborar. Había quienes ayudaban a los miembros del equipo
con sus respectivos deberes, como Hermione, que dejó de tejer bufandas
para los elfos por tantos deberes descuidados. La mayoría se decantaba
por personarse en los entrenamientos y les lanzaban gritos de ánimo,
cuando no; se esforzaban por enviarles mil y una sugerencias desde las
gradas.Ginny no podía decir que no estuviera satisfecha. El curso
pasado nadie hubiera adivinado la estrella que se escondía bajo la más
pequeña de los pelirrojos Weasley y ahora, con las peores de las
condiciones, estaba reviviendo el espíritu de Gryffindor ante uno de los
mejores eventos deportivos que se sucedían en Hogwarts.En el
aire se respiraba la furia roja del león, la del fuego de su pelo cada
vez que, subida en su vieja y destartalada Barredora, gritaba desaforada
cambios en las estrategias de juego, o señalaba errores que debían
modificar.El objetivo de tanto esfuerzo estaba más que claro para
todos en la torre de Gryffindor y Ginny era el estandarte que les
guiaba para conseguirlo. A nadie se le ocurrió considerar que la
flamante capitana tuviera más motivos que ninguno de ellos, ni mayores
intenciones que conseguir la primera victoria del curso.Quería,
deseaba, necesitaba vencer a Cho Chang.Cho tenía algo especial,
algo que emanaba de ella, algo natural y salvaje. Y Ginny, que la odiaba
con todas sus fuerzas no podía evitar dejarse embrujar por sus miradas
felinas de ojos rasgados, cada vez que se cruzaba con ella por los
pasillos.La primera vez fue desconcertante. Estaba llorando,
escondida del mundo, en los límites del bosque prohibido. Ginny no
pretendía interrumpirla, ni siquiera la vio hasta que ya era demasiado
tarde. Y por primera vez, la chica más popular de todo el colegio miró a
la pequeña de los Weasley.La quiso consolar, con la lengua
trabada y la sensación de que se estaba metiendo donde no la llamaban.
Pero Cho no le pidió que se marchara, ni hizo ningún gesto para
apartarla.Se sentó a su lado, apoyada contra las raíces nudosas
de un árbol destartalado. Dudó sobre si debía abrazarla o darle unas
palmadas en el hombro. Se decantó por la segunda opción, temiendo
invadir su espacio personal. Y ella se volvió a mirarla, pugnando por
contenerse y no sentirse tan vulnerable.Y Merlín sabe que hay
cosas que no se pueden prever, como que Cho necesitaba que la mimasen, y
Ginny se hipnotizó mirándola. Y ninguna de las dos, por muchas vueltas
que le dieron y por más que cavilaron, supo jamás como llegaron a
acercarse tanto, y como un encuentro casual, se convirtió en un beso
apasionado.La mañana del partido, todos los alumnos de Hogwarts
se levantaron inusualmente pronto. Durante el desayuno el comedor estaba
plagado de un revoloteo constante de alumnos que iban de un lado para
otro recorriendo las mesas y haciendo comentarios con otros compañeros.
El bullicio reinaba en la sala. Solo en la mesa de Gryffindor había
siete personas comiendo en silencio. El equipo entero estaba angustiado,
dependían de que Harry cogiera la Snitch lo más rápido posible.Media
hora antes del partido se dirigieron a los vestuarios y comenzaron a
ponerse las túnicas de juego.-- Es muy, muy importante que cojas
la Snitch en el menor tiempo posible, Harry. –dijo Ginny mirándole a los
ojos. Y dirigiéndose ya a todos añadió– podemos hacer un buen partido
de todas formas. ¡Ron, atento a los cazadores! Y vosotros dos – les dijo
a los nuevos golpeadores -limitaos a mantener las Bludgers apartadas
del equipo.Se empezaron a escuchar los gritos de la gente que ya
estaba llegando al campo y sentándose en las gradas. A cada momento se
impacientaban más ahí afuera y se agobiaban más los que estaban en el
vestuario.En cuanto se abrió la puerta que daba al campo, el
equipo se alzó en sus escobas y se lanzaron a ocupar sus posiciones
sobre el campo de juego.-- Por fin el momento que todos
esperábamos. Primer partido de Quidditch de la temporada. Gryffindor vs.
Ravenclaw. ¡Los jugadores ya están saliendo al campo! –la aguda
vocecilla de Colin Creevey retumbaba por todo el estadio.Abajo,
la profesora Hooch miraba a los equipos con la caja negra bajo el brazo.
La abrió y las Bludgers salieron disparadas. Soltó la Snitch, y Harry
la observó durante unos segundos antes de que esta saliera disparada y
desapareciera. Ginny siguió también el movimiento de la Snitch, pero no
dejó de prestar atención al bullicio de las gradas, a las posiciones que
iban tomando los Ravenclaws sobre el campo y a la mirada desafiante de
Cho Chang antes de perderse tras la pelota dorada.Las miradas de
Cho siempre eran así, un desafío. Después de aquel beso en el bosque,
todo continuó como si no hubiera sucedido. ¡Pero sucedió! Para Ginny
hubo un antes y un después, pero la actitud de Cho no presagiaba lo
mismo. Ella continuó inmersa en su propia vida, sus estudios, sus
amigas.Era en sus ojos donde Ginny leía la verdad. En esas
miradas que se cruzaban por los pasillos, dónde ella le explicaba que
había sido algo más. Donde le aclaraba que no lo hizo por vengarse de
Harry u olvidarse de él. Donde la intensidad de sus ojos marcaba un
sentimiento que jamás se atreverían a expresar con palabras.Por
fin, la profesora levantó el vuelo con la Quaffle en la mano y tras
utilizar el silbato la lanzó al aire.-- ¡Roger Davies, de
Ravenclaw se ha hecho con la quaffle! Davies avanza hacia los aros de
Gryffindor. Se la pasa a Chambers. ¡Dios mío! –el chillido hizo que la
profesora McGonnagall diera un respingo a su lado- Una bludger ha estado
a punto de derribarlo pero la ha esquivado bien –Colin no podía estar
más alterado.– Chambers gira sobre si mismo y lanza la Quaffle. ¡Ron
Weasley le ha impedido marcar!Ginny emitió un suspiro de alivio,
giró sobre si misma y avanzó hacia una posición más avanzada en el
campo. Localizó a Harry cerca de los aros de Ravenclaw, dando vueltas
preocupado por la Snitch. Cho estaba solo a unos metros de distancia,
mirando hacia él.Expulsó aire tratando de contener la rabia e
hizo un movimiento brusco para esquivar una Bludger. Debía concentrar su
mente en el juego o acabaría cayéndose de la Barredora.¿Cómo era
posible odiar tanto a alguien y no poder soportar que mire a otras
personas? Porque lo que Ginny y Cho habían tenido se había entretejido
con sus miradas, las de ambas. Por más vueltas que le dio, no recordaba
haber cruzado palabra alguna con ella.Esa otra vez, después de
las clases, cuando todos los alumnos estaban de camino al comedor o a
sus salas comunes. Cuando se encontraron frente a frente en un pasillo
vacío. Y los ojos de una trataban de inundar los de la otra, cuando Cho
movió la cabeza y le señaló una pared vacía. Cuando – Ginny no sabe como
– ambas tenían una idea tan clara y precisa en sus cabezas, que una
puerta se abrió de la nada para dejarles pasar. Donde las miradas se
convirtieron en nuevos besos y las manos se perdían entre la ropa.Alcanzó
a ver el pase de Katie Bell con tan poco tiempo que le pareció
milagroso que hubiera podido alcanzarlo. Ahora tenía la Quaffle y volaba
como un rayo hacia los aros de Ravenclaw esquivando las Bludgers.
Davies le bloqueó el paso y la pelirroja le pasó la Quaffle de nuevo a
Katie Bell.Jasón Samuels le lanzó una Bludger con demasiada
fuerza y, por segunda vez, la chica estuvo a punto de caerse de la
escoba.Mientras hacía equilibrios imposibles por volver a
incorporarse volvió a ver a Cho, que volaba en círculos unos metros más
abajo. La Ravenclaw miraba hacia ella y parecía reírse. ¡Maldita sea! Se
dijo Ginny para sí misma mientras salía disparada detrás de Chambers y
la Quaffle, que se acercaban peligrosamente a los aros de Gryffindor.
Llegó demasiado tarde.-- ¡Diez a cero para Ravenclaw!Durante
los veinte minutos siguientes Ravenclaw consiguió colar la Quaffle
siete veces más. Harry estaba desesperado, volando de un lado a otro del
campo tratando de ver la Snitch sin éxito, las gradas de Gryffindor se
tornaron especialmente silenciosas según se evadían sus esperanzas de
victoria.El sabor de la derrota. Tenía que hacer lo posible por
ganar ese partido, porque solo Merlín lo sabe, no seria capaz de asumir
otra derrota ante Cho.Se sentía bien cada vez que, a pesar de
mirarla desde la distancia y estar rodeadas de gente; cada caída de
párpados, cada gesto cargado de picaresca y sensualidad eran una
dedicatoria para ella. Y se sentía mejor cuando se encontraban en
pasillos vacíos y encontraban la manera de robarse besos a escondidas.Incluso
con todo el rencor que la estaba consumiendo desde hacía ya bastante
tiempo, no podía evitar abandonarse a aquellos recuerdos y, durante un
momento, solo un momento en el que olvidaba la realidad, conseguía
sentirse pletórica de nuevo.-- ¡Bell ha recuperado la quaffle
para Gryffindor! Se la lanza a Ginny Weasley. Ginny avanza hasta los
aros de Ravenclaw. Roger Davies se ha cruzado con ella, parece que no la
va a dejar lanzar. Weasley asciende por encima de los aros. Corner le
pisa la escoba. Se la pasa a Thomas ¡Tanto! ¡Tanto! ¡Tanto! –Colin
estaba rojísimo y chillaba como un poseso.- ¡Primer tanto para
Gryffindor!El equipo rojo pareció ganar confianza con el tanto de
Dean Thomas y empezó a jugar mejor. Katie Bell marcó dos tantos
espectaculares, pero el equipo de Ravenclaw seguía manteniendo la
ventaja.Ginny se hizo con la Quaffle una vez más, sorteó varias
Bludgers y a Chambers, que trató de arrebatársela de las manos.--
Weasley avanza hacía los aros de Ravenclaw. Ron Emmetson no podrá con
la furia del león. ¡Va a lanzar! ¡No! ¡No! ¡La tiene Katie Bell!, se la
devuelve, ay, ay ¡Tanto para Gryffindor!Por mucho que se empeñe
no habrá victoria que le sane el corazón. Siempre conservará el sabor de
la derrota en sus labios.Un día cualquiera, en un pasillo vacío,
esa fina línea que marcaba las miradas entre las dos, que las invitaba a
acercar sus labios se rompió para siempre. Porque Cho apartó la vista y
continuó su camino, porque nunca más existieron los pasillos vacíos, ni
los besos, ni las manos perdidas por la ropa, ni jadeos, ni sonrisas. Y
si no había habido palabras para el amor, porqué habría de haberlas
para el desamor. Solo quedó el desconcierto de una despedida demasiado
amarga... y silenciosa.Ginny voló hacia atrás con el puño en
alto. Iban ciento diez a cuarenta, el partido dependía de la Snitch,
pero su mente seguía concentrada en la victoria, amarga, pero victoria
al fin y al cabo. Había marcado un tanto espectacular y pensaba llevarse
otros antes de que apareciese la bola dorada.Porque no le cabía
otra idea que la de ganar. A Ravenclaw, a Cho, y a sí misma.Se
volvió para retroceder hacia su campo. Fue cuestión de unos segundos, un
reflejo dorado, unos ojos castaños y las yemas de unos dedos ansiosos.--
Chang y Weasley están inmóviles en el suelo.¡Menudo golpe! La profesora
Hooch acaba de llegar a su lado. ¿Pita el final del partido? –Colin y
el estadio entero estaban expectantes para ver si la buscadora de
Ravenclaw había atrapado la Snitch– ¡Chang tiene la Snitch! Ravenclaw ha
ganado el partido por doscientos sesenta a cuarenta. ¡Mierda! ¡Menuda
paliza!Ginny abrió los ojos, lo veía todo borroso y estaba
mareada-- Ah, al fin te has despertado –oyó que decía la
enfermera Pomfey.Parpadeó varias veces, y comenzó a resoplar
angustiada mientras le llegaban retazos de imágenes del partido.--
Lo siento – dijo una voz a su lado. Se volvió.Cho estaba sentada
en la cama contigua, seguía vestida con el uniforme de quidditch y se
mordía el labio inferior con avidez.-- No pasa nada, es un golpe –
le respondió la pelirroja con frialdad.-- No, no por eso... ya
sabes... lo siento.Por primera vez, Ginny se encontró con una
mirada limpia, sincera, con una disculpa. Se dio la vuelta sobre la cama
y se tapó la cara con las manos. Había ganado el partido.
Volver arriba Ir abajo
http://www.lerakarel.blogspot.com
kelly_20
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl   8/5/2010, 15:21

wao me lo he leido y me ha gustado mucho pero me hubiera gustado que hubiera algo de espacio entre las palabras xq se ve un poco desordenado pero de resto estuvo muy bueno
Volver arriba Ir abajo
Yarina
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Pucallpa
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 20/01/2009

MensajeTema: Re: Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl   12/9/2011, 18:04

Genial!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl   

Volver arriba Ir abajo
 
Sin Palabras - Femslash: Ginny-Cho Autora:Dahl
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Palabras del tirano y auto-hipocrita y farsante ,Fidel Castro
» Rajoy intenta aprender un mínimo de 1.000 palabras básicas en inglés para defenderse cuando asista a cumbres internacionales como presidente del Gobierno
» Palabras que terminen en mente
» El poder de las palabras ...
» ¿Apoyas las palabras del Rey?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: Harry Potter-
Cambiar a: