Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15, 16, 17  Siguiente
AutorMensaje
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    7/1/2011, 21:08

que buuena continuacion.. que no diera por tener a una noviecita como la hermosa de mel??? =9.. me encanto la conti
Volver arriba Ir abajo
kelly_20
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 22
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    8/1/2011, 04:51

O_O huy podrian armar una guaderia infantil con tanto muchacho en camino xDD muy buena conti -w- feliz año y too eso
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    15/1/2011, 19:15

contii T.T
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    16/1/2011, 18:51

contiii
Volver arriba Ir abajo
Farrukilla
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 27
Cantidad de envíos : 45
Fecha de inscripción : 30/08/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    22/1/2011, 10:15

contiii
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    22/1/2011, 11:45

huelga!! nos han abandonado :araña:
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    22/1/2011, 15:39

waaaaa continualo pronto!
Volver arriba Ir abajo
sachiko18
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 28
Localización : tenerife
Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 25/04/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    22/1/2011, 17:51

por favor!!!!! continuala!!!!! no nos dejes asi!!!!
Volver arriba Ir abajo
Natsuki_sapphire
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : España
Cantidad de envíos : 43
Fecha de inscripción : 29/06/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    29/1/2011, 07:29

contiiiii!!! plis!!! me encanta la historia!! LU SEXTILLIZOS KE CAÑA JAJAJAJA!!!
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    29/1/2011, 15:07

contiiii
Volver arriba Ir abajo
Farrukilla
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 27
Cantidad de envíos : 45
Fecha de inscripción : 30/08/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    29/1/2011, 15:18

contiii la speraa nos mataa a todas
Volver arriba Ir abajo
feli
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en donde sea..(argentina)
Cantidad de envíos : 23
Fecha de inscripción : 02/11/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    29/1/2011, 19:17

quiero conti.................... la espera me esta matando ..........
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    1/2/2011, 15:28

la contiiiiiiiiiiiiiiiiii
Volver arriba Ir abajo
JACKY
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Mi cazita... XD
Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 03/12/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    1/2/2011, 19:48

SIII CONT PORFAVOR, ADEMAS CREO QUE TODAS ESTAMOS DE AUERDO QUE NOS DEJASTE PICADAS BUENO EN LO KE A MI RESPECTA SIII!
(LO ESPERO CON ANSIAS)
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    11/2/2011, 17:38

eyyy!! i al conti!!1 ia pasu muxo muxo muxizhiiiiiiiiiiiimoooooo tiempo!!1 buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    11/2/2011, 17:49

nos abandono xD
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    11/2/2011, 17:55

si, traigamola secuestrada :sacudida:
Volver arriba Ir abajo
hana-sensei
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 23
Localización : San Salvador,El Salvador
Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 13/01/2011

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    16/2/2011, 23:05

x DIOS!! CONTIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!
Volver arriba Ir abajo
JACKY
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Mi cazita... XD
Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 03/12/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    17/2/2011, 00:06

Ahhh conti.... Porfavor la espera es intrigante favor subelo pronto si??
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    20/2/2011, 15:09

Siento muchísimo la tardanza… me han pillado exámenes y es una época muuuu mala xD de veras que a partir de ahora intentaré continuar más rápido.
Muchas gracias por la paciencia y espero que os guste el cap
////////////////////////////////////////////
CONTINUA

Entonces puro y duro silencio. Ninguna de las dos quería hablar, o al menos, yo no. Pero comencé a escuchar la risa de Laura. ¿En serio… estaba riendo?

-Tía… me quieres explicar porqué te estás riendo ¿?-le pregunté con una ceja alzada.

-Lo siento, de verdad… pero es que me he puesto a pensar… y me hace gracia lo penosas que somos. Como podemos ser tan pringadas ¿? Estas cosas no nos pasarían si fuéramos… Alba y Mel por ejemplo.-rió Laura.

No pude evitar comenzar a reír también. Tenía toda la razón del mundo.

Y de golpe… ZAS ¡! Qué había sido eso ¿? Al mirar a Laura lo comprendí todo. Una bola de nieve cubría su cabeza y comenzaba a deslizarse pos su cara.

-Voy a matar a Lu… Me ayudas ¿?-me preguntó Laura sonriéndome de medio lado.

Giré mi cabeza para observar a Lu haciéndome una señal de silencio. Negué con la cabeza cuando vi como Laura corría tras Lu, abalanzándose sobre ella y comenzando a meter nieve dentro de su jersey.

-Para, por Dios, para ¡!-gritó una desesperada Lu.

-Por qué tenemos unas novias tan imbéciles ¿?-le preguntó Alba a Sharon apareciendo por la puerta.

-Creo que cuando me enamoré de ella estaba bajo los efectos del alcohol… o tal vez al borde del infarto cerebral, aunque puede que fuera por que llevaba una camiseta brillante ¿? Ya sabes que los colores brillantes me pueden.-respondió Sharon bromeando.

-Tú no disimules YLS, tú también eres imbécil, asique únete.-me señaló Laura.

-Hey ¡! Yo estoy aquí calladita, terminándome el cigarro y no le hago daño a nadie.-le respondí.

-Chicas… ah ¡! Estáis aquí… comienza la reunión, así que todas al salón.-interrumpió Clara.-En serio… que hacéis ¿?-preguntó Clara mirando a las chicas.

-Bueno… no os entretengáis. Yo me quedaré con los niños.-nos explicó Sharon.

-Yo me quedo contigo, ya he escuchado la historia.-dijo Lu, poniéndose en pie y comenzando a sacudirse la nieve.

-Entonces vamos. No hay tiempo que perder.-sentenció Laura caminando hacia mí y dándome la mano para ayudarme a levantar. Después agarró a Alba de la mano y las tres caminamos hacia el salón, donde Mel esperaba apoyada en el marco de la puerta.

Como podía ser tan sensual ¿? Mierda ¡! Estaba embarazada de prácticamente 5 meses y solo podía pensar en una cosa… Joder ¡! Ella y yo en una cama ¿? O en una ducha, o en una mesa… la verdad es que en esos momentos no era muy exigente. Me daba igual el lugar, sino la compañía.

-Ya has terminado de fumar ¿?-me preguntó agarrándome de ambas manos y tirando de mí hacia ella.

-Mmm, Mmm.-asentí empujando sus manos detrás de mi cuello y agarrándola por la cintura, apoyando su frente con la mía.

-Voy a entrar ahí adentro, te… te parece bien ¿?-me preguntó dubitativa.

Eso… para ser sincera no me parecía nada bien. Una cosa es que le contaran que era una asesina y otra muy distinta era que me lo escuchara decir a mí. Que viera como me derrumbaba poco a poco y frase a frase, cuando se suponía que debía ser fuerte y protegerlas.

Pero… yo no era quien para negarle nada.

-Mel, haz lo que quieras, yo no soy quien, para tomar decisiones por ti.-la besé suavemente.-Pero si decides entrar por esa puerta… todo lo que escuches… no te asustes. Hi-Hice co-cosas muy pero que muy malas.-le dije.

Quería prevenirla. Lo peor que me podía pasar en esa situación… era que Mel me dejara. No podría seguir con todo aquello sin ella.

-Te amo. Pase lo que pase… Te amo tanto que llevo a tus hijos dentro.-rió besándome, provocando que me temblaran las piernas.

Esta mujer era tan sensual… que solo podía aguantar la respiración al sentir sus labios sobre los míos. Me sentía tan inmune a ella…

-Vamos chicas… entrad, porqué por mucho que lo intentes Amy… ya está embarazada, no la podrás volver a dejar embarazada.-rió Javi dándome un golpe en la espalda.

-Como os gusta romper momentos bonitos.-protesté entrando, con Mel detrás. Mel cerró la puerta y observé a todas, incluso Patri y Alicia, todo el mundo de aquella casa estaba sentado en los sofás, a excepción de Sharon, Lu y los niños.

Mel y yo nos sentamos en el mismo sofá que Laura y Alba, en seguida sentí la mano de Mel sobre mi rodilla a forma de apoyo.

Todo el mundo en silencio, miradas sobre Laura y sobre mí. Laura parecía haber sentido las miradas tanto como yo, porque me miró, me giñó un ojo y comenzó a hablar.

-Como ya sabéis, cuando desaparecíamos íbamos camino a la cabaña. Cuando comenzamos a entrar en la zona más densa del bosque, Larisa apareció en la mitad de la carretera. Llovía muchísimo, y la pobre niña estaba empapada de arriba abajo, asique Amy y yo empezamos a discutir si bajábamos o no del coche para ayudar a la niña.-Laura se tomo unos segundos para coger aire profundamente.-Amy me advirtió de que no era buena idea, pero… la convencí…-no dejé que continuara. Porqué ahora iba a cargarse toda la culpa ¿? No era justo.

-Laura, no había otra opción. El camino estaba rodeado de arboles y no podíamos bordear a la niña ¡!-expliqué, más que a ella, a todos los presentes en aquella sala.

-Bueno, el caso es que utilizaron a la niña como cebo y distracción para cogernos desprevenidas. Nos cogieron los móviles, relojes, carteras… básicamente todo lo que llevábamos encima y nos ataron, tapándonos la cabeza con un saco. Cuando nos quitaron los sacos estábamos en una habitación cerrada, sentadas en sillas de metal… debía ser una sala de tortura, porque vi barias manchas de sangre seca en el suelo.-Yo ni me había fijado en las manchas del suelo… la verdad es que cuando vi que estaba atada a una silla… me cagué de miedo.-Entonces apareció el hombre ruso, con una mujer… que la verdad es que pensé que era hombre hasta que el hombre ruso nos dijo que era una mujer.-sonrió tristemente.-Nos pidieron que les dijéramos donde estaban Toño y “Run away”, nosotras le explicamos que no teníamos ni zorra idea y entonces él se fue, dejándonos con ella.-A Laura comenzaba a quebrársele la voz, así que decidí que era mi turno.

-Entonces comenzaron las palizas.-expliqué.-La chica nos pegaba por turnos, algunas veces con sus manos, otras veces con un palo, otras veces utilizaba chorros de agua helada.-Entonces Laura, que parecía haberse recuperado, me interrumpió.

-No te olvides de los ahogos y el puño americano.-un escalofrío me recorrió de arriba abajo y sentí como Mel me agarraba con más fuerza la pierna.-Solo nos daban de comer una vez al día… y además con las sobras de ellos… parecíamos perros. Teníamos que dormir en el suelo… la verdad es que fue una experiencia algo desagradable.-suspiró Laura.-Y un día, después de una gran tunda con un puño americano… estábamos durmiendo y comenzamos a escuchar gritos, como imploraban y suplicaban clemencia…-Laura tenía la mirada fija en un punto lejano, como reviviéndolo.-Esos gritos…-las dos temblamos.-Luego se abrió la puerta y era Toño. Había venido con el padre de Amy y con unos chicos a rescatarnos. A cambio de nuestras vidas… nos pidieron que acabáramos con el ruso y la mujer que nos pegaba. Los matamos y nos llevaron a casa. Toño, “Run away” y sus chicos… habían desmembrado y matado a todos y todas las que estaban allí… con machetes joder ¡!-gritó Laura negando con la cabeza.-Querían violar a Larisa… No… no podía dejar que lo hicieran, así que les pedí que me la dejaran.-terminó de explicar.

Patri, Vero, Alicia y Mel se tapaban la boca con la mano, no sé si por asombro o por arcadas. El resto, algunos apretaban la mandíbula, otros los puños… pero en general, sus rostros solo reflejaban rabia.

-Y Tania no hizo nada por vosotras ¿? Coño ¡! Hostias ¡! La he tratado como una hija, le he dado techo, comida, alojo, todo lo que ha querido y me ha pedido.-Mia parecía ser una de las más enfadadas.-A ella también la mataron ¿?-preguntó Mia.

-Sí.-respondió Laura.

-No.-respondí yo.

La gente puso cara de extrañez. Sabía que Laura lo hacía por mí… pero… debía ser sincera.

-A Tania la maté yo.-comencé. Udham intentó hablar, pero ya me imaginaba su pregunta así que continué.-Y no, no me obligaron a matarla. Lo hice porque… porque… pues la verdad es que no estoy segura del todo. Supongo que por odio…-suspiré mirando abajo.

En ese momento no me atrevía a mirar a nadie a la cara.

-Tania todavía se atrevió a pedirnos ayuda… después de no ayudarnos en cuanto ¿? Tres semanas, Cuatro de tortura ¿?-dijo Laura, no sé si a mí, o a todos.-La estaban violando… un montón de sangre por todas partes… Dios ¡! Amy… ya te he dicho que le hiciste un favor.-me dijo Laura.

-Mirad, lo que haremos…-Mia fue interrumpida por su móvil.-Cinco minutos.-nos pidió saliendo del salón. En la puerta se cruzó con Lu.

-Poned la televisión. Rápido.-inquirió encendiéndola.

“Aun no se han descubierto huellas, ni hay sospechosos, aunque los investigadores aseguran de que la teoría más probable es una colisión entre bandas”-la reportera, en la puerta de la casa de los rusos, rodeada de policías informaba.-“Este es el lugar de los hechos, donde han aparecido, al menos 20 personas desmembradas y violadas. Los forenses y policías no paran de trabajar. Inspector, que opina, crimen organizado ¿?”-le preguntó la reportera a un policía que había allí.

“Aun no sabemos nada, aunque está claro que estos asesinos son potencialmente peligrosos y muy agresivos. Creemos que es un ajuste de cuentas que tiene que ver con las drogas y…”-en ese momento dejé de escuchar y ver la televisión, para fijarme en Mia que acababa de entrar en el salón de nuevo.

-Hally acaba de llamarme. La misión será hoy.-apagó la televisión al ver que nadie le prestaba atención.

-Hey, estaban hablando sobre el crimen ¡!-protestó Clara.

Mia miró la cara de Laura, luego a mí y en vez de encender la televisión de nuevo, continuó hablando.

-Lu, quiero que vayas a ayudar como francotiradora y Alba… si no te importaría ir como hacker... si no siempre puedo llamar a alguna chica de la otra casa.-expuso Mia, Alba asintió, sin parar de agarrar a Alba- Javi, Clara, si no os importa ir… y creo que…-Mia se puso a pensar.

-Puedo ir yo.-se ofreció Udham.

-Tú tienes que ir a hacer las reparticiones de cocaína con Lidia.-le recordó Mia a Udham.

-Quiero ir yo.-levanté la voz.

La verdad es que no sabía de qué iba la misión… pero si era algo relacionado con Hally, eso solo podía significar que también estaba relacionado con niños, y sinceramente… en ese momento pensé que ayudando a algún niño, tal vez, se me olvidaría todo lo relacionado con los rusos y con Tania.

-Tú no.-me respondió secamente Mia.

-Mia creo que es una buena idea que venga. Ella es parte del equipo de elite, y además… nos vendrá bien sus dotes de conducción.-intentó defenderme Lu.

Aun no me podía creer que Lu se estuviera convirtiendo en una de mis aliadas más preciadas, o tal vez debería decir… amiga ¿?

-He dicho que no.-volvió a repetir Mia.

Sentí como Mel me apretaba con fuerza la pierna. No sé si porque no le gustaba la idea de que me fuera de misión o porque pensaba que respondería mal a mi madre.

-Pero Mia… le vendrá bien despejarse.-le susurró Javi.

-Miradle la cara… después de todo lo que ha pasado debería estar metida en la cama descansando, o comiendo. No voy a permitir que salga de esta casa. Está claro que se está convirtiendo en un objetivo de Diego… no voy a dejar que Diego la vuelva a ver ¡!-gritó Mia.

Porqué se ponía así ¿? Entendía que estuviera alterada… pero…

-Por favor… podría hablar con mi madre a solas un momento ¿?-les pregunté a todos.

-Claro. No te preocupes.-me respondió Laura, dispersando a la multitud.

Allí se quedaron, Mia, Mel, Udham y yo. Las dos sentadas, una en frente de la otra. No me importó lo más mínimo que Mel o Udham estuvieran allí, y comencé a hablar.

-Mama… se puede saber que pasa ¿?-le pregunté.

-Te tengo que proteger. Me escuchas ¿? Qué tipo de madre soy si no soy capaz de encontrarte cuando te raptan ¿? Mira lo que te han hecho… y todo por la YLS falta de seguridad. Os estuve buscando… tanto tiempo… y al final… te encontró tu padre.-Mia negó con la cabeza, mientras Udham comenzaba a acariciarle la espalda en señal de apoyo.-Todo esto me hace pensar… que tal vez te he metido en un lio. Tal vez… debí haberte dejado que siguieras tu camino en el equipo de Toño…-suspiró.

Miré a Mel, que estaba llorando.

-Mama… venir a este equipo es lo mejor que me ha pasado en la vida. Gracias a ti por fin tengo una familia, una vida, amigas… por fin me siento necesitada y necesito a alguien. Te debo mucho mama, tanto… que no creo poder compensarte nunca en mi vida.-dije agarrando la mano de Mel entre las mías.-De no ser por ti nunca habría conocido al amor de mi vida, ni a las madres de mi vida.-reí en eso ultimo.

-Pero… Pero…-Mia parecía comenzar a emocionarse con mis palabras.

-Mama… creo que la misión tiene que ver con niños no ¿?-le pregunté. Ella asintió.-Necesito salvar alguna vida. De verdad… lo necesito. Después de toda la mierda que nos ha pasado… lo necesito.-le repetí.

-Está bien.-cedió Mia finalmente.-Aun y así… no… ten cuidado ¿vale?-me suplicó.

Solté la mano de Mel para caminar hacia Mia y abrazarla con fuerza. La pobre mujer estaba triste y cabreada porque mi estúpido padre había podido encontrarme antes que ella.

-Mama… vamos a estar juntas, hasta el final. Incluso te cuidare cuando seas una ancianita con pérdidas de orina.-le sonreí.

-Gracias.-me susurró riendo y acariciándome la mejilla.-Me entiendes verdad ¿?-me preguntó, a lo que yo asentí.-Pues… ahora habla con ella, estaremos en la oficina… comenzando a explicar la misión.-me susurró Mia señalándome a Mel con la cabeza y besando mi mejilla para salir del salón con Udham.

-Mel… no… no vas a llorar verdad ¿?-le pregunté con una de mis mejores sonrisas.

Tarde, era demasiado tarde porque Mel ya tenía las mejillas bañadas en lágrimas, con los ojos llorosos.

-Porque lloras ¿?-le pregunté acercándome a ella y pasando uno de mis brazos por sus hombros.

-Porque… lo has pasado muy mal y… no sé… de verdad quieres ir a esa estúpida misión ¿?-me preguntó.

-Sí. Asesiné a Tania… y… salvando algunas vidas… seguro que me siento mejor.-le respondí.

-Amy… tú no tuviste la culpa. Además… estoy de acuerdo con Laura… yo si hubiera estado en su lugar… me habrías hecho un favor matándome.-me dijo.-Eso… debió ser un infierno… tienes pesadillas verdad ¿? Es por eso que esta mañana te levantaste tan temprano ¿?-me preguntó.

Sí, al parecer… me conocía mejor de lo que yo pensaba.

Me limité a asentir.

-Cariño.-susurró de manera cariñosa abrazándose a mi cuerpo.

Entonces recordé la conversación con Laura y Lu.

-Mi padre me dijo que me llamaría para hablar de unas cosas…-la informé.-Si me propone que nos mudamos a su equipo a cambio de inmunidad ¿? Qué hacemos ¿?-le pregunté.

Mel puso cara de sorprendida, luego cambio su expresión a una pensativa.

-No me gustaría abandonar a las chicas…-susurró.-Tú que has pensado ¿?-me preguntó.

-En rechazar la oferta. Los hombres con los que se ha juntado mi padre no me gustan un pelo y… la verdad es que tampoco me gustaría abandonar a las chicas, y menos aun atacarlas. Además Mia se sentiría hecha una mierda.-le expliqué.

-Y nosotras les ganamos en número, no ¿?-me cuestionó.

-No tengo ni idea.-le respondí.

A rescatarnos vino un gran número de hombres… pero lo más seguro es que hubiera más fuera de la casa, o guardando la base del equipo, no ¿?

-Ve a que te informen sobre la misión… y por favor… no dejes que te maten.-me dijo.

Le sonreí besándola con suavidad y acariciando su tripita.

-No te preocupes. Estaré aquí en un santiamén… además le dije a Celia que esta tarde iríamos todas al zoo.-le conté.

-Le has preguntado a Mia ¿?-me preguntó.

-Bueno… aun no… pero… seguro que dice que sí.-le guiñé un ojo.

-Que vas a utilizar ¿? La técnica de los ojitos llorosos o la voz de niña buena ¿?-me preguntó con una ceja alzada, volviéndome a besar, empujándome contra el sofá y sentándose encima.

-Tal vez utilice las dos… o puede que recurra a los niños, para que den pena.-reí entre besó y beso.

Pasé mis manos por su cintura, ajustándolas a su culo para poder acercarla más a mí.

-Te amo.-me dijo mirándome directamente a los ojos.-Aun con esa cara que llevas.-rió.

Sonreí volviéndola a besar, bajando una de mis manos desde su trasero, hacia su muslo derecho, deleitándome con la suavidad de su piel.

-Ya he llegado a mi cupo de echarte de menos… no quiero tener que echarte de menos de nuevo.-me susurró besando mi cuello, pasando la lengua poco a poco, despacio, tortuosamente lento.

-No lo harás, te lo prometo.-le contesté colando mi mano por su jersey con facilidad y acariciando hacia arriba.

Entonces sentí un ligero toque en la tripa. Al estar mi tripa y la de Mel en contacto, había sentido la patada de uno de los bebes como si estuviera dentro de mí.

-Ya estaban tardando en empezar a darte guerra no ¿?-le pregunté mirando su tripa mientras mi mano seguía su camino hacia arriba.

-Desde que estas aquí… no me dan nada de guerra. Están felices porque está su mami con ellos.-me respondió.

Entonces un portazo.

-Mama… diles que iremos al zoo. No me creen.-suplicó Celia arruinando un momento excepcional.

-Y pensar que dentro de unos meses tendremos este mismo problema, pero multiplicado por dos.-susurré sacando con rapidez la mano de dentro del jersey de Mel y apartándola hacia uno de los lados del sofá para poder ponerme en pie.

-Primero hay que hablar con la abuela Mia para pedirle permiso… pero en un principio sí. Vamos a ir al zoo y veremos a los pingüinos, las focas y los monos.-sonreí mirando a los niños de la puerta. Celia era la única que había entrado, Azahara y Alexander se habían quedado en la puerta.

-Y las jirafas.-añadió Azahara dando saltitos.

-Y los dinosaurios.-rugió Alexander.

-Me temo que a los dinosaurios no. Están extinguidos. Ya no existen.-explicó Mel, que parecía haber recuperado la compostura rápidamente.

-Chicos… porque no salís de aquí ¿?-preguntó Sharon apareciendo de la nada y mirándonos con cara de disculpa.

-No pasa nada Sharon, Amy ya se iba.-me sonrió Mel.

-Qué ¿? Me estas echando ¿?-pregunté haciéndome la ofendida.

Ella me besó con suavidad, pasando la punta de la lengua por encima de mis labios, una vez finalizado el beso.

-Ve a que te informen sobre la misión o no te enteraras de nada.-me advirtió dándome una palmada en el culo.

En serio Mel acababa de hacer eso ¿? Y delante de las narices de Sharon y los niños ¿? Mierda… maldita calentura que tenía encima.

-Tienes razón… será mejor que me vaya.-le contesté sacándole la lengua y marchando hacia la puerta, besando las mejillas de Azahara y Celia, y despeinando a Alex y Alexander también.

Caminé por los pasillos corriendo hasta llegar a la sala donde estaban todos.

-Y por fin se nos une la que faltaba.-me sonrió Javi, haciéndome un sitio a su lado.

-Te haré un resumen. Lu será la franco tiradora en el edificio de al lado del que queremos entrar y estará con Alba, que desactivará la alarma y las cámaras. Hemos pensado que podríais entrar por la ventana del tejado, escalando y bajar con arneses desde allí…-Mia fue interrumpida por Lu.

-Creo… que sería mejor que solo una persona entrara con el arnés, porque la distancia entre los dos edificios es bastante grande, y no sé si seré capaz de distinguir tres personas desde esa distancia.-comentó.

-Y una sí ¿?-preguntó Clara con una ceja alzada.

-Es más sencillo vigilar a una persona que tres. Solo la persona que baje con el arnés… debería llevar una marca identificativa de color brillante.-comentó Lu.

-Como una de las camisas de Javi ¿?-preguntó Udham riendo y produciendo que todas rieran.

-Oye… que seas una lesbiana sin gusto, no te hace con el derecho de meterte con mis camisas ¡!-se defendió Javi.

-Me has llamado chica sin gusto ¿?-preguntó Udham con cara de pocos amigos.

-Bueno, bueno… haya paz. Javi… tú escalabas bien no ¿?-preguntó Mia.

-Sí, creo que soy el mejor para ese trabajo.-contestó Javi.

-Eso significa que Amy y yo iremos por la entrada… Creo que ya sé cómo podemos entrar y despistar a los hombres esos para que se acerquen hacia la entrada.-sonrió Clara.

Esa sonrisa… me preocupaba. A saber que macabra idea se le ocurría a esta loca…

-Bien, porque si hacéis que todos vayan hacia allí tengo tiro libre.-dijo tocando una pantalla y haciendo que una maqueta del edificio donde estaban los niños y el de al lado apareciera en tres D.-Veis ¿? Si nos colocamos en esta ventana, se ve fenomenal la puerta delantera y también donde caerá Javi desde el tejado.-explicó Lu señalando un par de sitios de la maqueta.

-Entonces está todo dicho, iréis antes de comer, así que empezad a alistaros.-nos aconsejó Mia.-Cualquier problema llamad. Por favor.-nos suplicó.

Todos nos levantamos y enseguida apareció Javi desde atrás, abrazándome amorosamente.

-Hey ¡! Estas preparada para la misión ¿?-me preguntó.

-Claro que está preparada. Va a venir conmigo.-sonrió Clara subiéndose encima de Javi.

-Hablando de ir contigo… como pretendes entrar ¿?-le pregunté con una ceja alzada, mirando hacia arriba y mirando directamente a la cara de Clara, que asomaba por encima del hombro de Javi.

-Tienes que venir conmigo a mi cuarto y allí te prepararé para la misión.-me sonrió de manera macabra.

Esto era una mala idea… esto era una jodida mala idea… Estaría a tiempo de echarme atrás y no ir a la misión ¿?

-Puedo ir con vosotras ¿? Es que… me gustaría saber la idea que purula por tu cabeza.-sonrió Javi.

-Pues… arranca hombre caballo.-gritó Clara.

-No, espera, tengo que preguntarle a Mia si nos deja ir al zoo esta tarde.-recordé.

-Eso en la comida, después de la misión.-me dijo Javi, comenzando a caminar hacia la habitación de Clara, sin soltarme, supongo que sería por si me escapaba.

Clara se bajó de encima de Javi y entró la primera en el cuarto, sin borrar esa maldita sonrisa.

-Y ahora… bienvenidos a mi habitación.-dijo Clara caminando hacia el armario y comenzando a revolverlo.

-Tú habitación ¿? Fue mía primero.-comentó Vero, que estaba sentada en una silla dándole de mamar al niño.

Clara pegó un pequeño salto, pero en seguida se recompuso, sacándole la lengua a Vero y siguiendo con lo suyo.

-Mira que pequeñito.-sonrió Javi sentándose al lado de Vero y mirando con devolución como el pequeño se aferraba al pecho de su madre.

-Javi, deja de mirar las tetas de Vero con esa pasión o te tendré que pegar.-comentó Clara, parando por tres segundo para hacer el comentario y continuar.

-Me puedes decir que es lo que me quieres hacer ¿?-le pregunté.

-Quiero mantener el misterio… pero seguro que Mel va a estar muy contenta.-sonrió Clara.

-Yo no estaría muy contenta… de hecho… no estoy nada contenta.-dijo Vero con una ceja alzada.

Todo el mundo sabía el plan de Clara menos yo ¿?

-Toma, ponte esto y esto.-me sonrió Clara, dándome lo que parecía ser… Qué era eso ¿? Un bikini ¿? O ropa interior.

-Es una falda y un top. Vamos a ir de incognito ¡!-pegó un gritito Clara.

-De incognito ¿? Pero tú que te has fumado ¿? Vamos a ir de putas o que ¿?-le pregunté.

-Yo que tú no gritaría eso mucho por aquí, recuerda que vives entre exputas.-me advirtió Javi.

-Además, no todas las putas visten así.-me explicó Clara.

-Se puede saber de dónde has sacado esta ropa de mujer buscona ¿?-le pregunté zarandeando la ropa frente a ella. Entonces me fijé que miraba hacia Vero… y me giré para ver a Vero con la mirada inyectada en sangre.-Aunque es de colores muy bonitos.-comenté con una sonrisa más que incomoda.

-Cuidado con lo que dices… Porque aunque sea madre… puedo pegarte una paliza.-me advirtió Vero.

Joder ¡! Menuda cagada. Tenía la bocota demasiado grande.

-Bu-Bueno… Cre-creo q-que yo m-me voy a c-cambiarme.-dije saliendo de aquella habitación.

Caminé con la ropa rápidamente hasta mi cuarto y me cambié en un santiamén, mirándome al espejo.

Una diminuta falda vaqueta y un top que me tapaba justamente el sujetador. Unos taconazos acompañaban el modelito.

Si me agachaba con esta falda… se me verían hasta las intenciones… En serio esto era de Vero ¿? Pero si Vero nunca había sido prostituta… o sí ¿?

-Pero… tú quien… Oh Dios mío… Amy ¡! Se puede saber que haces así vestida ¿?-me preguntó Vero sin parar de reír.

-Es para la misión… aunque no sé todavía cómo voy a correr.-le respondí.

Se acercó a mí y me rodeó con sus brazos.

-No sé si me gusta la idea de que vayas a la misión con esta ropita.-me susurró Mel.

-Creo que ya sé cómo quiere entrar y atraer a los hombres de la fabrica esa.-reí besando su mejilla y acariciando la tripita.-No penséis mal de mama… mama va vestida así por una buena causa.-le susurré a la tripita.

-Voy a hablar con Clara ahora mismo.-dijo Mel negando con la cabeza.

Me agarró la mano y ambas juntitas llegamos hasta la habitación que compartían Vero y Clara.

-Se puede sabe que pasa por tu cabeza Clara ¿?-preguntó Mel nada más entrar con la voz algo alzada.-No pienso dejar que salga así a una fabrica llena de maleantes.-sentenció Mel cruzándose de brazos.

-Bueno, en realidad… era una broma.-sonrió Clara.-Vamos a ir vestidas sexy, pero esta es la ropa.-me señaló unos pantalones vaqueros, desgastados, y una camiseta palabra de honor muy ajustada.

Suspiré pesadamente. En serio… tanto se aburrían que no tenían otra cosa que hacer que meterse conmigo ¿?

-Me gusta esta camiseta…-comentó Mel, completamente tranquilizada.

Las hormonas…

-Javi… no mires, que me voy a cambiar aquí.-le advertí a Javi comenzando a quitarme el “top”.

-Yo creo que vas mejor con lo que llevas puesto.-susurró Javi, que aun seguía ocupado mirando a Vero dar de mamar al pequeñajo.

-Hombres… solo piensan en una cosa…-se lamentó Mel echando una mirada asesina a Javi.

-Deja de mirar las tetas de MI NOVIA.-gritó Clara.

-Que no le estoy mirando las tetas, que estoy mirando al niño ¡!-se excusó el pobre hombre.-Además… yo ya me he tirado a TU NOVIA.-rió Javi.

Javi se había tirado a Vero ¿? Mierda ¡! Había muchas cosas que aun no sabía… tal vez si mi padre me hubiera metido antes en el mundo de las carreras… Y además, era una sensación mía o todo el mundo se había acostado con todo el mundo ¿? Miré interrogante a Vero.

-Yo te mato.-apretó los dientes Clara levantando el puño y mirando a Javi.

-Pasó hace mucho tiempo… los dos éramos más jóvenes y solo pensábamos en alcohol, fiestas y… bueno… y sexo.-se excusó Vero.-Además… de nuestro anterior grupo solo me he acostado con tu padre, Javi, Marc y Yeyo.-me explicó Vero.

Yeyo ¿? Yeyo el novio de Sebas ¿? Me caguen la leche ¡! Y yo pensé que Vero era una amargada la primera vez que la vi.

-Casi todo en realidad.-susurró Javi riendo entre dientes, recibiendo un golpe de Vero en el antebrazo.

-Prefiero no saber de tu vida sexual anterior, de verdad te lo digo.-le confesó una Clara con cara seria.

-Pero ahora no solo se trata de sexo, yo te quiero.-le contestó Vero a Clara. Juro que por una milésima de minuto pude ver como a Clara se le caía la baba.

Entre tanta conversación yo ya me había cambiado la ropa.

-Me gusta mucho como te queda esa ropa.-me susurró Mel dándome un golpe en el culo.

-Mujeres… solo piensan en una cosa…-imitó Javi a Mel.

-Entonces cual va a ser tu plan secreto ¿?-le pregunté a Clara con seriedad.

Más o menos ya sabía por dónde iban los tiros, pero prefería no sacar conclusiones precipitadas.

-Atraeremos la atención de los hombres de ese sitio. Tú simplemente sígueme el juego, todo irá bien.-me sonrió sacándome el pulgar y comenzando a vestirse ella también.

-Ahora que lo pienso… creo que soy el hombre más afortunado del mundo. Rodeado de uno…dos…tres…cuatro mujeres hermosas y dos de ellas vestidas sexy.-sonrió Javi.

-Oye… que pasa que nosotras no estamos sexy ¿? –protestó Mel.

-Tú siempre cariño.-le susurré besando su mejilla.

-Ahora dale palmaditas en la cabeza a tu perrito.-rió Clara.

-No seas mala con ella.-le contestó Mel.

-No me digas eso, yo siempre me porto muy bien con él, verdad que sí Pitu ¿?-me dijo Clara acercándose a mí, ya vestida, y dándome palmaditas en la cabeza.

Los demás solo rieron ante su comentario.

-Algún día me vengaré de todos aquellos que osaron meterse conmigo.-le respondí con una mirada asesina.

-Se me olvidaba que serás tú la que herede el legado de tu madre.-me respondió Clara con cara asustada.

-Clara, estas lista ¿?-preguntó una voz al otro lado de la puerta, abriéndola acto seguido.-Estabais montando una fiesta y nadie nos dijo nada ¿?-preguntó Lu.

-Oye, se puede saber porque abres la puerta antes de que te conteste ¿? Y si hubiera estado con Vero a solas ¿?-preguntó Clara mirando a Vero y sonriendo al ver que esta estaba colorada.

-Pues… supongo que habría dicho algo como “Clara, has engordado desde la última vez que te vi el culo desnudo”.-rió Lu.

Sí, ese comentario reforzaba la teoría de que todo el mundo se había acostado con todo el mundo.

-Cuídate.-me susurró Mel besando mi mejilla.

-Claro, y tu también.-le contesté agachándome hacia su tripa y continuando.-Y vosotros dos cuidad a mama.-finalicé besando su tripa y saliendo por la puerta, donde no solo estaba Lu, sino que Alba se despedía de Laura y Larisa, esta ultima llorando y Mia, con todos los niños.

-Mama, volverás pronto ¿?-me preguntó Celia abriendo sus brazos para que la cogiera.

-Claro que sí.-le respondí besando su mejilla y dejándola en el suelo. Después caminé hasta Azahara y besé su mejilla también.-Cuidaras de Celia, tu mama y tus hermanitos en mi ausencia ¿?-le pregunté.

-Claro que sí mami. Las voy a cuidar súper bien.-me contestó con una sonrisa de oreja a oreja.-Pero… a ti no te pasara nada, verdad que no ¿? Y volverás pronto y no como la ultima vez, verdad ¿?-me preguntó la niña.

-Claro que sí. Alguien tendrá que cuidarte a ti también no ¿?-le sonreí.

Ambas niñas me abrazaron y se apartaron mirando como Lu, Alba, Javi, Clara y yo, salíamos de la casa dirección a un Ferrari SA APERTA de color negro, con los cristales tintados. 520 mil dólares sobre ruedas más modificaciones que seguro tendría.

-Y este cochazo ¿?-les pregunté.

-Bueno, tu madre pensó que te gustaría conducirlo, asique hemos cargado las armas y los civer inventos de Alba aquí.-me explicó Lu.

-Y mis cuerdas y mis botas de escalada ¿?-preguntó Javi mientras todos nos subíamos al coche y lo arrancaba.

-Todo en el maletero, ahora vámonos que Hally nos estará esperando.-nos indicó Lu.-En el GPS están las coordenadas de la fabrica en la que nos instalaremos.-me explicó encendiéndome el GPS, aproveché para empezar a seguir las indicaciones del GPS mientras Lu seguía hablando.- Hally está allí, con un autobús infantil. Cuando lleguemos os daré unos audífonos para que estemos en contacto, así avisaré cuando Javi tiene que saltar y cuando empezaré a disparar. Sacamos a los niños de allí y los montamos en el bus que Hally habrá aparcado en la entrada. Os subís los tres y Alba y yo nos vamos en el Ferrari.-nos explicó.

-El bus tiene modificaciones ¿? O solo corre 100 km/h. ¿?-pregunté.

-Como se te ocurre subestimarnos ¿?-rió Alba.-Quede con Hally el otro día y me trajo el bus. Le hemos cambiado el motor, tienes GPS, nitro y también le hemos instalado cinturones de seguridad un poco más modernos. Tope 260 km/h y el GPS detecta la frecuencia de radio de los policías, asique mientras sigas el GPS no tendrás problemas. Aunque si no superas los límites de velocidad no creo que ningún policía pare a un autobús lleno de críos.-me explicó Alba.

-Yo si fuera policía sí pararía a una conductora de bus escolar que vaya vestida así.-me señaló Javi.

-Ah ¡! No te he dicho nada, estas muy guapa Amy, y tú también Clara.-nos sonrió Alba.

-Hally tiene un jersey azul y una gorrita para ti.-me sonrió Lu.

Debía ser una broma… pero más tarde me di cuenta de que no. Con las misiones nunca se bromea.

El resto del camino fue en silencio, hasta que entré en el garaje de la fábrica abandonada donde estarían Alba y Lu.

-Empieza la fiesta chicos.-intentó animar Clara, saliendo del coche y comenzando a cargar con la bolsa de armas de Lu.

Alba cogió su maletín, que a saber que llevaría y Javi sus arneses. Todos subimos por las escaleras de la mugrienta fábrica hasta llegar a un piso superior. Desde la ventana, se podía ver la fábrica que asaltaríamos. Se veía a un grupo de niños, unos 17 o 20 a ojo de buen cubero trabajando en unas mesas con maquinas… parecían estar cosiendo.

-Que ninguno se asome a la ventana. Si nos pillan antes de tiempo no conseguiremos salvar a los niños.-se escuchó una voz a nuestras espaldas.

Era Hally, que estaba sentada en una silla llena de polvo, y nadie se había fijado en ella hasta ahora.

-Crees que podrás llegar desde aquí ¿?-le preguntó Hally a Lu.

-Sí, se ve de pleno. Si me atraen a la mayoría de hombres a la puerta los tumbaré a todos.-le contestó Lu.

Javi se había sentado al lado de Alba, que ya había encendido su portátil y comenzaba a teclear para apagar alarmas y cámaras del edificio contiguo. Clara en cambio se había sentado encima de un escritorio que había allí y se había encendido un cigarrillo.

-Tomad los audífonos.-nos dijo Lu, dándonos uno a cada uno. Parecían tapones.- Hally, Alba y yo nos quedaremos aquí, mientras vosotros vais a la fábrica. Pasáis a los niños hacía la puerta, que estará abierta si Amy y Clara consiguen atraer a los tipos a la entrada, los montamos en el bus y nos vemos en casa.-sentenció Lu.

-Chicas y chico…esto ya está. Tengo acceso a todas las imágenes de la fábrica y ellos están viendo un fotograma repetido. El hombre que está vigilando las cámaras está dormido, asique no se dará cuenta.-nos avisó Alba.

-Tú vas por detrás verdad ¿?-le preguntó Clara a Javi.

Esté asintió, con los arneses ya preparados en una mochila negra. Los tres bajamos las escaleras y mientras Javi salía por la puerta trasera de la fábrica, nosotras salíamos por la de adelante.

-Somos unas indefensas chicas que nos hemos perdido después de una fiesta.-me dijo Clara agarrándome la mano y caminando hasta la puerta de la entrada de la fábrica donde explotaban a los niños. “NIÑOS CORP.” En letras bien grandes adornaban la entrada. En serio le habían puesto ese nombre a la maldita fabrica ¿?

Clara tocó el timbre y sin soltarme la mano me giñó un ojo.

No tardaron en salir don hombres, que caminaron hasta la verja y abrieron la puerta.

-Qué hacen dos chicas tan guapas como vosotras por aquí ¿?-nos preguntó uno de los hombres.

Clara que no me soltaba la mano comenzó a hablar.

-Es que salimos de fiesta ayer… y la verdad es que todo está muy borroso, pero no sabemos ni dónde estamos y nos gustaría volver a casa. No tendréis un mapa por ahí verdad ¿?-preguntó Clara.

-Ya lo busco yo ¡!-gritó otro hombre desde dentro de la fabrica.

Para cuando quisimos darnos cuenta, teníamos a una docena de hombres a nuestro alrededor flirteando y enseñándonos el mapa.

-Si queréis os podemos sacar algo de beber. Cerveza o agua o… lo que queráis. También os podemos llevar en coche a vuestra casa. Os llevo yo.-sonrió uno de los hombres.

-“Chicas voy a empezar a disparar ya ¡!”-nos gritó por el audífono Lu. Los balazos no tardaron en llegar. Auténticamente precisos. 12 tiros, 12 hombres en el suelo.

-“Quedan tres hombres que van hacia la puerta. Encárgate tú Clara”.-se escuchó a Alba.

-Pero que cojones ha pasado aquí ¿?-preguntó uno de los hombres, con cara de alucine.

Clara sacó un arma de, a saber dónde, y disparó. Gracias al factor sorpresa… sino, con tantos hombre, lo más seguro es que alguna hubiera salido mal parada.

-Vamos para adentro.-me dijo Clara. Las dos corrimos hacia dentro donde Javi, que parecía haber aniquilado a cuatro hombres, se encargaba de calmar a los niños con ayuda de un niño, o un chico ya, que parecía ser el mayor de todos los trabajadores. Unos trece años.

-Hola, me llamo Javier.-nos sonrió el chico.-Gracias por ayudarnos.-nos dijo.

Asentí al niño fijándome en el estado de decadencia de ese lugar. Un par de cubos en una esquina, que creí, serían para que los niños hicieran sus necesidades, y un par de colchonetas viejas y mohosas. Había más niños de los que en un principio había calculado, eran unos treinta, y todos estaban sucios, con ropas rasgadas y claramente desnutridos, había niños de 5 a 13 años, la mayoría tendrían unos 8.

Moví la cabeza violentamente y comencé a coger a los niños más pequeños para sacarlos fuera. Allí, Hally nos esperaba con el autobús escolar. Tres vueltas más tarde, por fín, habíamos conseguido sacar a todos los niños, la mayoría de ellos asustados. Me puse el jersey y el gorrito de chofer y arranqué el autobús.

-La primera vez que conduces un autobús escolar ¿?-me preguntó Hally. Yo asentí, a lo que ella continuó.-Para todo tiene que haber una primera vez, tú piensa que luego te tocará comprarte uno, con tantos niños que os vais a juntar.-bromeó Hally.

Lo peor de todo es que tenía razón. Iba a tener que cambiar mi hermoso porche por un microbús, o al menos, un monovolumen.

-Ya he encendido el GPS, a donde vamos exactamente ¿?-preguntó Javi que andaba en el GPS.

Hally se lo cogió comenzando a marcar botones. Entonces vi como pasaban Alba y Lu en el Ferrari.

-“Tranquilos, creo que no nos sigue nadie, pero nos conviene ir rapidito”-nos sopló Lu por el audífono.

-Nos vamos al convento de las Teresinas de Dios. Allí podrán cuidar de los niños.-nos informó Hallý, colocándome el GPS a la vista.

-Niños, que os parece si cantamos una canción infantil ¿? Como la de…-Clara puso cara pensativa por unos instantes, poniéndose en pie en el bus.-El patio de mi casa, es particular, cuando llueve se moja…-Para mi asombro, los niños comenzaban a dar palmaditas, y algunos incluso reian. Realmente parecía un puto bus escolar.

Entonces comencé a escuchar a Hally y Javi, hablar con Javi junior. Parecía que habían aprovechado el despiste general de los demás niños con la cancioncita.

-Está en tus manos. Tienes trece años y puedes decidir si irte con las monjas del convento con los demás o venirte conmigo.-le ofreció Javi, que parecía haberle cogido cariño al niño con su mismo nombre.

Pero a mi… sinceramente ese niño no me daba buena espina. Su manera de mirar a los niños más pequeños que él… Tal vez me estaba obsesionando con desconfiar de todo el mundo ¿?

-Sí, creo que me iré contigo… pero puedo visitarlos a ellos no ¿?-preguntó el niño señalando la manada de críos que palmeaban a la payasa de Clara.

-Por supuesto. Te llevaré al convento cuantas veces quieras.-le contestó Javi.-Eso sí, a partir de ahora… te tendremos que llamar Junior.-rió despeinando al niño.

CONTINUARÁ…
//////////////////////////////////
Gracias por leer ^^

FERRARI SA APERTA


CANCION QUE CANTA CLARA EN EL BUS:EL PATIO DE MI CASA
http://www.youtube.com/watch?v=usqDjuhXnTk
Volver arriba Ir abajo
Farrukilla
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 27
Cantidad de envíos : 45
Fecha de inscripción : 30/08/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    20/2/2011, 16:39

ya exaba d menos la istoria, ya ni me acordaba como acabo un dia d estos tendre k volver a leermela entera xd, en la `proxiam conti aver si ai mas accion entre mel y amy , porcierto k coche mas xuloo
Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    20/2/2011, 17:10

demasiada buena, espero conti

animo
Volver arriba Ir abajo
harukatenou
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 30
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    20/2/2011, 17:30

hasta que cntinuas... tuvo buenisimo, solo espero que ese junior no sea de los amlos joder... siguele cuando puedas
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    21/2/2011, 01:57

OMG es eniño no me da buena espina!

me encanto est ecapi!!

espero q lo continues prontito!
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    23/2/2011, 14:31

Amo a los ferraris *-*. Ahora a el punto, la continuaciçon estuvo muy bien, al igual que Amy quede sorprendida al saber que todo el mundo allí se había acostado con todo el mundo. También voto por más acción entre las chicas, a las muy pobres no las dejan intimar, espero que Junior no sea un problema, o sí porque eso le daría más drama a la historia. Continualo cuando puedas, tod@s sabemos lo que es tener lo exámenes encima. Ánimo :love:
Volver arriba Ir abajo
JACKY
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Mi cazita... XD
Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 03/12/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    23/2/2011, 18:46

Yeahh me encanta y yo tambien voto y suguiero lo de tiempo para "ellas" bn estuvo padre gracias x el capitulo
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    24/2/2011, 16:40

Te abias tardado!! pero sta genial!! jeje io cantaba esa cancion tbm ejeje! era un vacile! weno spero la conti nu tarde muxo !
Volver arriba Ir abajo
kelly_20
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 22
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    26/2/2011, 20:56

T_T pense que no actualizarias de nuevo pero aqui estas *O* que buen capitulo... ya quiero saber q pasara!
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    28/2/2011, 06:07



esperare el proximo cap.

pd:maravilloso auto
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    4/3/2011, 17:15

conti D:
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    24/3/2011, 00:44

cuando pones contiii >.<
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    16/4/2011, 15:22

Muchas gracias por leer, espero que os guste ^^ y
miiiiiiiiiiiiil disculpas por la espera que habéis tenido que sufrir.





CONTINUA





En ese momento decidí dejar de escuchar y centrarme en el
GPS y la carretera. No aceleré más de 100 km/h, si no me avisaban de que nos
seguían, yo no pensaba acelerar más. Nadie querría que nos parara la policía,
no ¿?





El GPS no tardó en comenzar a pitar, avisándonos de que
estábamos en el lugar correcto, mientras de fondo, se seguía escuchando a Clara
cantar con los niños.





-Si no os importa… creo que bajaré yo con los niños, de
acuerdo ¿? Son algo exigentes con las personas que entran a su convento.-nos
explicó Hally, comenzando a decirles a los niños que la siguieran fuera del
autobús y dentro del convento.





-Yo voy con ella, luego vuelvo.-dijo Junior saliendo tras
Hally con un par de niños agarrados de las manos.





-Este niño me da mal rollo.-comenté susurrante una vez se
había ido.





-No crees que te estás obsesionando un poquito ¿? No todo en
este mundo es el enemigo.-me contestó Javi, que parecía haberse ofendido.





-Además Amy, es un niño.-comentó Clara sentándose en el
asiento más cercano a mi.-Son tan dulces los niños.-sonrió.





Tal vez tenían razón ¿? Tal vez me estaba empezando a
obsesionar con la desconfianza ¿? Igual era mejor comenzar a relajarme ¿?





No hubo más palabras entre nosotros, no me apetecía hablar.
Solo quería ir a casa y comer, que ya era hora.





-Aquí tenéis un coche para que volváis a casa.-me indicó
Hally asomándose al autobús.-El autobús lo dejamos aquí.-me explicó lanzándome
unas llaves.





Me asomé para ver el coche, un seat alhambra de color gris
plateado. Nada ostentoso como básicamente los demás coches que teníamos. Color
disimulado, precio disimulado… Salí del autobús y entré en el coche, mirándolo
un poco por encima.





-Es un siete plazas ¡!-advirtió Clara que se había sentado a
mi lado.





Nos haría falta un coche así.





-No tiene modificaciones, así que no te imagines que vas a
poder correr a 300 km/h con este coche.-me avisó Hally.-Es de tu madre, así que
devuélveselo.-me dijo.





-Oye… porque no vienes a casa a comer ¿?-le preguntó Clara
mirando el reloj.





-No, gracias de verdad pero me están esperando para comer en
casa.-sonrió Hally alejándose hacia su coche.





Javi se acercó a Junior y le indicó que se subiera al coche.





-Y entonces Javi… tú tienes novia ¿?-preguntó Junior.





-No, estoy soltero y entero.-le respondió Javi. El niño le
miró sorprendido.





-Oye… y ninguna de ellas es tu novia ¿?-preguntó
señalándonos.





Tanto Clara, como yo negamos enérgicamente mientras
arrancaba el coche y comenzaba a poner rumba a casa.





-Pero sois guapas… No tenéis novio ¿?-nos preguntó el niño.





Mira que estaba pesadito con los novios…





-No tenemos novios, tenemos novias.-le aclaró Clara.





El niño puso cara de niño que ha visto un marciano en su
garaje y arrugó la frente.





-Sois novias ¿?-nos preguntó señalándonos con un dedo a cada
una y juntando sus dedos.





-No, ella sale con una chica y yo con otra.-explicó Clara.





-Mira, al lugar donde vamos hay muchas chicas, y la mayoría,
por no decir todas, son lesbianas. Ya sabes, chicas que salen con chicas.-le
explicó Javi al niño.





Poco a poco el niño parecía comenzar a comprender.





-Pero no te preocupes, también hay niños, así que podrás
jugar con ellos.-continuó Javi.





-Yo no soy un niño, y yo no juego.-susurró el niño
comenzando a mirar hacia la ventana, dando por finalizada la conversación.





Clara y yo nos miramos extrañadas ante la respuesta del
niño, y me concentré en mirar hacia delante. No tardamos mucho en llegar, Alba
y Lu estaban fuera de la casa, sentadas sobre el capo de un coche hablando.





Al vernos llegar, comenzaron a reírse.





-Oye ¡! Que pasa ¿?-les pregunté saliendo del coche.





-Tú conduciendo un monovolumen ¿?-me preguntó Lu.





-Es el coche que me ha dado Hally ¡!-protesté.





-Chicas, os presento a Junior que vivirá con nosotros si la
santa Mia nos da permiso.-dijo Javi presentando al niño.





-Espera un momento, voy contigo que tengo que pedirle un
favor yo también.-le dije a Javi agarrándome a su brazo.





-Pues… nos vemos.-sonrió Javi despidiéndose de Lu, Clara y
Alba.





El niño, Javi, y yo subimos las escaleras sin decir ni una
palabra, hasta la habitación de Mia, tocando la puerta con fuerza.





-Ahora mismo estas a punto de conocer a la dueña de todo
esto, y además la jefa.-le explicó Javi al niño, que asintió con cara de susto.





Mia no tardó en abrir la puerta, algo sofocada y despeinada.
20 € a que Udham estaría con ella.





-Este es Javi Junior… lo hemos recogido en la misión… tiene
trece años y quiere quedarse aquí. Yo… Yo quiero hacerme cargo de él.-sonrió
Javi, ni si quiera intentando entrar a la habitación.





Mia asintió sin decir nada.





-Te parece bien ¿?-le preguntó Javi, algo impactado por la
falta de vocabulario de mi madre.





Ella asintió.





A saber que demonios estaría pasando detrás de la puerta.
Igual… era mejor no saber.





-Entonces ven Junior, te enseñaré la casa.-le dijo Javi al
niño, llevándoselo por los pasillos.





Mia me miro con una ceja alzada.





-Que quie…-se calló de golpe y miró dentro de la habitación,
susurrando algo que no logré descifrar y volviéndose a asomar.-Que pasa cariño
¿?-me preguntó.





LE iba a hacer sufrir un poquito.





-No me vas a invitar a entrar ¿?-le pregunté con una ceja
alzada.





-Recuerda que puedo vengarme.-me advirtió mirándome
fijamente.





Todo el mundo me podía interrumpir a mí, pero yo no podía
interrumpir a nadie.





-Esta tarde al zoo.-dije comenzando a alejarme.





-Espera ¡!-gritó Mia saliendo de su cuarto, en ropa
interior.





-Mama… no sabía que eras exhibicionista.-le sonreí.





-No me cambies de tema… al zoo ¿? Porqué ¿?-me preguntó con
los brazos cruzados, no sé si como intento frustrado de tapar su desnudez o
como intento frustrado de imponer respeto.





-Para hacer algo todos, incluidos los niños y para ver
animalitos.-le explique.





Mia parecía estar pensando y analizando lo positivo y
negativo de la situación.





Realmente lo más seguro es que llamáramos la atención,
eramos mucha gente… pero porque tenía que pasar algo ¿?





-En la comida hablaremos sobre ello. De acuerdo ¿?-me
preguntó mirando de reojo hacia su puerta.





Qué carajo pasaría allí dentro ¿?





-Sí, vale.-dije asintiendo.





Mia cerró la puerta y no tuve tiempo ni de procesar lo que
allí había ocurrido porque en seguida apareció Azahara corriendo.





-Escóndete mami, corre.-me dijo metiéndose en una
habitación.





Pero qué coño… ¿?





-Vamos, Celia, que tu mama también juega ¡! Corre escóndete
o te tocará quedártela a ti.-me dijo Larisa siguiendo a Azahara con una sonrisa
en su cara.





Bueno… estaba bien jugar con los niños. Me metí en otra de
las habitaciones, sin fijarme si quiera de quien era aquella habitación.





Al entrar y ver tanto ordenador, en seguida me di cuenta de
que se trataba de la habitación de Laura y Alba. Me metí debajo de la cama y a
esperar…





Cinco minutos…





Diez minutos…





Joder ¡! O me había escondido muy bien o Celia estaba
tardando mucho en buscar a la gente.





Tal vez lo mejor era que saliera y buscara a Mel. La pobre
se estaría preocupando no ¿?





Cuando estaba a punto de salir de debajo de la cama…





-Ven.-se escuchó en un susurró. Ruido de besos, gemidos,
respiración agitada… Oh mierda ¡!





-Laura… la niña…-se escuchó protestar no muy
convincentemente a Alba.





-Está jugando al escondite y tenemos un ratito antes de
comer. Además… me vas a decir que no quieres esto ¿?-le respondió Laura,
acompañando su comentario con una risa.





Luego se escuchó ruido de muelles. Genial ¡! Estaban encima
de la cama…





Bueno, lo mejor era salir de allí sin hacer ningún tipo de
ruido y con el mayor disimulo posible.





Salí de debajo de la cama, quedándome tumbada en el suelo y
de golpe, una camiseta encima de mí.





-Oh por favor.-se escuchó un susurró.





Mierda ¡! Ya no podía aguantar más ¡!





-Quietas ¡!-grité levantándome del suelo y quitándome la
camiseta de encima de la cara.





-Que haces aquí ¿?-me preguntó Laura con cara de pocos
amigos.





Alba solo rió nerviosamente, desnuda de cintura para arriba.





-Me voy a ir ahora. Vale ¿? No he visto nada.-sonreí
incomoda caminando hacia la puerta. Salí, con la cara roja como un tomate… que
situación más incómoda. Suspiré profundamente.





-Mama, te pillé ¡!-escuché un gritito.





-Mi princesita ¡! Que tal has pasado la mañana ¿?-le
pregunté cogiéndola en brazos.





Tenía ocho años y parecía una niña de cinco o seis. Estaba
muy delgada…





-Muy bien. No te encontraba y ya no sabía por dónde
buscarte.-me sonrió Celia abrazándose fuertemente a mí.





-Vamos con Mel. Que tal ha pasado ella y tus hermanitos la
mañana ¿?-le pregunté comenzando a caminar hacia la sala común.





-Bien, Azahara nos ha cuidado a todas un montón y mira.-me
dijo señalando su oreja derecha, con una bonita flor morada.





-Y esa flor ¿?-le pregunté.





-Me la ha regalado Azahara.-se sonrojó.-Dice que es tan
bonita como yo.-rió nerviosa.





Si es que esta niña era una dulzura con patas, y Azahara
otro tanto de lo mismo.





-Ah ¡! Y no sabes lo que ha pasado ¡! Los bebes han dado pataditas
y Mel me ha dicho que le toque la tripa ¡! Y lo he sentido ¡! He sentido como
los bebes se movían ¡!-me dijo emocionada la niña.





-Seguro que tus hermanitos están deseando salir para jugar
contigo.-le sonreí a la diminuta niña.





La niña me sonrió mientras entraba a la sala común,
observando a Mel, vestida con una camiseta que se ajustaba a su tripita de
embarazada, con un libro entre las manos y a Azahara apoyando la cabeza en su
regazo. Mel pasaba la mano delicadamente por la cabeza de su hija, dando una
imagen de relajación absoluta.





-Se parecen mucho, verdad ¿?-me susurró Celia, intentando no
interrumpir el momento madre e hija que estaban teniendo Mel y Azahara.





Entonces sentí como alguien tiraba de mi pantalón. Me giré
con cuidado para observar a la pequeña Larisa, que aun me producía escalofríos.





-Celia… ya la has encontrado, no ¿?-preguntó la niña algo
colorada.





Celia sonrió y me indicó con un gesto que la dejara en el
suelo. Abrazó a la pequeña niña y agarró su mano.





-Sí, ahora se la queda Azahara, pero mira.-le susurró
señalando a Azahara.-Podríamos jugar a otra cosa nosotras… que te parece si
paseamos a las muñecas ¿? Vamos, mama, ven con nosotras.-me susurró Celia.





Miré hacia Mel, que parecía estar absolutamente sumida en su
libro. Lo mejor era ir a jugar con Celia y Larisa.





-Está bien.-dije comenzando a salir del salón común y
siguiendo a Celia.-Pero… no tendremos mucho frio fuera ¿? Mira que no quiero
que os resfriéis.-les advertí a las dos niñas.





-No te preocupes mama. Podremos darle paseos a los bebes en
el garaje y tomar el té.-me sonrió Celia.





A qué tipo de juegos jugaban las niñas de hoy en día ¿?
Tomar el té, en serio ¿?




Llegamos al garaje, y para mi sorpresa, me
encontré con más coches de los que pensaba. Estaban mi porche, un Rolls-Royce
Phantom Drophead Coupe que seguro sería de Mia, que tenía una extraña obsesión
con los coches antiguos, o al menos, los que tenían aspecto de antiguos, un
Maybach Landaulet de color gris claro… Madre mía, que bonito era ese coche…
pasé la mano sobre él, acariciándolo mientras pasaba la vista hacia el coche
rojo que estaba a su lado, un Koenigsegg Trevita, menudo pedazo de
carro, por dios ¡! Todos esos cochazos allí y yo sin enterarme ¿? Mia tenía una
colección de coches increíbles… y también muy caros. Entonces vi una sabana
tapando lo que parecía ser un coche. Caminé directa hacia ello, con intención
de destaparlo, pero en cuando agarré la sabana…








-Mama, ven a jugar con nosotras, te he
preparado té.-me dijo Celia señalándome un diminuta silla en una diminuta mesa,
todo de color rosa.







En serio una madre tenía que hacer eso ¿?







-Celia, cariño, porque no dejas a mama ver un
poquito los coches de la abuela ¿?-le supliqué con la mirada.







-Juega con tu hija y deja eso, que es
privado.-me dijo una voz al otro lado de la sabana.







Joder ¡! Cuando había aparecido Lu ¿? Y que
mosca le había picado para comportarse así conmigo ¿? Yo pensaba que ya nos
llevábamos bien.







-Tía Lu, siéntate tú también. Hay té para
todas.-le ofreció Celia, sacando otra de las diminutas sillas rosas y sirviendo
té imaginario con una tetera a un bonito y pequeño vaso de porcelana.







JA ¡! Yo no podía mirar lo que había debajo
de la sabana… pero ella tendría que tomar el té también ¡!







Lu sonrió y se sentó en la diminuta silla, al
lado de Larisa, dejándome a mí el asiento al lado de Celia. También había un
par de carritos que llevaban a dos muñecos.







-Mi hijo se llama Juan.-sonrió Larisa.-Y
llora mucho.-dijo cogiendo al niño del carrito y comenzando a acunarlo.







-El mio se llama William como mi hermanito.
No llora mucho, pero come demasiado.-rió Celia bebiendo té imaginario.







En serio eso les divertía ¿? Porque la verdad
es que parecían dos ancianas hablando sobre sus nietos. Puff… en ese momento
solo deseaba que alguien me sacara de allí.







Empecé a tomar mi té imaginario mientras observaba
por el rabillo del ojo a Lu. No sabía exactamente que le pasaba… pero por su
expresión…







-Que te pasa Lu ¿?-le pregunté, aprovechando
que las niñas estaban cambiando los pañales a sus “hijos”.







Lu bajó la cabeza y negó lentamente. Le puse
la mano encima de la pierna y comencé a acariciarla con cariño, dándole apoyo.







-Tiene algo que ver que estés aquí y no con
Sharon ¿?-le pregunté. Ella asintió tomando un trago de té inexistente.







Esta situación cada vez se hacía más irreal.







-Tranquila Lu… cuéntame que ha pasado.-le
pedí.







-Veras… es que… no sé lo que le pasa pero ya
no es lo mismo… está rara, es como si ya no fuera la misma Sharon con la que
comencé a salir. Siempre nos estamos peleando y… a mi no me gusta pelearme.-me
suspiró Lu acercándose más a mí con la silla y apoyándose en mi hombro.







-Bueno… es normal pelearse. Más aun estando
embarazadas Lu.-le contesté.







-Mira, no me digas eso tú también. Que estén
embarazadas, no les da el derecho de poder gritarnos y hacer lo que les de la
%$#%&/ gana.-me contestó Lu.







-Tranquila Lu, está bien. Tienes razón, pero
aun y así, mientras ellas están con nuestros bebes dentro, nosotras estamos tan
tranquilas aquí… tomando… té.-le dije señalando la taza.







-No quiero que me grite más.-protestó como si
fuera una niña pequeña.







Aun me hacía gracia que Lu me mostrara su
lado más… vulnerable. Ella era la gran Lu ¡! Y ahora… más bien era la pequeña
Lu.







-Quieres que vaya a hablar con ella ¿?-le
pregunté.-Tranquila, no le diré que me has dicho nada.-finalicé.







Lu levantó la cabeza y me miró con una
sonrisa.







-Harías eso por mi ¿?-me preguntó.-Sí, por
favor, ve.-me suplicó.







-De acuerdo, pero cuida tú de las enanas.-le
dije levantándome y acercándome a Celia.-Celia, mama tiene que ir a hablar con
la tía Sharon, os cuidareis ¿? Por qué no me fio mucho de la tía Lu.-reí
besando la mejilla de Celia y Larisa.







-Sí. Mama no te preocupes que cuidaremos muy
bien de la tía Lu. Verdad que sí Larisa ¿?-preguntó Celia, levantándose de su
sillita y abrazando a Lu, que no podía esconder la tristeza de su rostro.







Ver a Lu en ese estado de sensiblería… tan
inmune. Muchas veces inconscientemente se nos olvidaba que todas allí eramos
seres humanos por igual y todas sentíamos y llorábamos. Lamentablemente, el
oficio que habíamos escogido, nos exigía borrar los sentimientos de nuestra
lista de prioridades, o, al menos, nos obligaba a esconderlos muy bien.







Me alejé de allí, con rumbo directo a la
habitación de Lu y Sharon. Toqué la puerta y la abrí lentamente, asomando la
cabeza. Sharon estaba sentada en la cama, mirando por la ventana, metida en sus
pensamientos.







-Sharon… Qué tal ¿?-le pregunté entrando y sentándome
a su lado.







-Bien.-me contestó en un susurró.







Dirigí mi mirada hacia donde la dirigía
Sharon, por si había algo por lo que me tuviera que preocupar, pero nada. Allí
no había nada, solo el mar a lo lejos.







-Ese “bien” no ha sonado muy convincente.-le
respondí pasando uno de mis brazos por sus hombros.







Entonces simplemente rompió a llorar. No
sabía por qué pero se apoyó en mi hombro y comenzó a sollozar.







-Sharon… que te pasa ¿?-insistí.







-No me pasa nada, es solo que soy una bomba
de hormonas… y quiero estar feliz… pero algunas veces no puedo… Estoy gorda, no
me puedo ni mover, me duelen los pies, también las cervicales, me canso con
facilidad y casi no puedo dormir… estoy cansada ¡! Por favor… quiero dormir
¡!-decía sin parar de llorar.







Bien, tampoco era tan grave. Simplemente
quería dormir, así que me tumbé en su cama y le señalé un sitio a mi lado. Ella
se acomodó apoyándose en mi brazo y abrazándome.







-Quiero dormir Amy.-continuó llorando Sharon.







-Tranquila mi niña… Estoy aquí contigo y me
voy a quedar contigo hasta que te duermas. De acuerdo ¿?-le pregunté. Ella
asintió.







A la mente me vino la imagen de Azahara y
Celia cuando tenían miedo… tal vez tenía miedo ¿? Era esa la razón por la que
no podía dormir ¿?







-Sharon... cierra los ojos… tranquila.-dije
mientras la abrazaba.-Ahora tienes que estar tranquila porque nada te puede
pasar. Lu te quiere mucho y no va a dejar que te pase nada malo, y yo
tampoco.-le susurraba mientras ponía algunos cojines en la zona de los pies y
le hice un gesto para que se tumbara.







Sharon se acomodó, poniendo los pies sobre
los cojines y apoyándose en mí, haciendo que me tumbara a su lado.







-Concéntrate en respirar con tranquilidad,
lentamente y con los ojos cerrados.-le susurré acariciando su cabeza con
suavidad.







En el fondo… esa situación hizo que llegara a
la conclusión de que todos teníamos un lado infantil, de niño, que nunca se iba
de nosotros y salía a flote en el momento menos oportuno.







Decidí que lo mejor era quedarme callada y
seguir acariciando sus cabellos con lentitud, mechón a mechón.







Diez minutos después comencé a escuchar la
respiración de Mel mucho más relajada. Estaba claro que ya se había dormido.
Intenté levantarme, pero…







-Angr… minnger…awerferv…-protestó en un
idioma desconocido Sharon, agarrándose con fuerza a mi camiseta.







Genial ¡! No me podía mover y no podía ir a por
Mel…







-Sharon, Lu, la comida ya está.-escuché la
voz de Mel al otro lado de la puerta.







Si Mahoma no iba a la montaña… la montaña
podía ir a Mahoma, no ¿?







-Mel.-susurré alzando mi voz lo mínimo
posible.







Mel abrió la puerta y me miró con una ceja
alzada.







-Se puede saber que haces ahí ¿?-me preguntó.







-Lu me ha pedido que viniera a hablar con
Sharon, y Sharon me ha dicho que no podía dormir y bueno… pues la he intentado
ayudar.-le sonreí señalando la mano de Sharon que se agarraba a mi camiseta.







Mel sonrió negando con la cabeza y
acercándose a mí para besarme ligeramente.







-Deberíamos despertar a Sharon para que baje
a comer.-me indicó Mel.







-Le viene mejor dormir, ya comerá más
tarde.-le contesté saliendo de la cama y soltándome del agarre de Sharon.







Mel la tapó con una manta y agarró mi mano
mientras salíamos fuera. Bajamos hacia el comedor y nos sentamos una al lado de
la otra y entre Celia y Azahara.







-Hey ¡!-llamó mi atención Lu.-Donde está
Sharon ¿?-me preguntó con cara entre enfadada y preocupada.







Lu se veía bastante desmejorada… de hecho en
ese momento creí que a Lu le había afectado más el embarazo que a la mismísima
Sharon.







-Tranquila, la he dejado durmiendo en vuestro
cuarto.-le expliqué.







Ella asintió y en silencio se puso a comer,
como todas. Cuando hacia hambre… ya se sabe. De todos modos yo tenía un tema de
conversación pendiente con Mia.







La miré, allí, feliz de la vida presidiendo
la mesa con la mente en a saber tú donde.







-Mia, que hay sobre lo que te he comentado
antes ¿?-le pregunté.







-Sobre qué ¿?-me preguntó ella despistada.







Suspiré profundamente apoyando mi frente en
la palma de mi mano.







-Sobre lo del zoo.-le respondí.







-Está bien, pero tendrás que darle las
gracias a Udham, que ha insistido tanto.-me advirtió Mia.







-Sí, seguro que ha insistido
profundamente.-susurré. Provocando una risilla en Clara.







-Gracias abuela Udham ¡!-escuché a las niñas
decir.







Miré hacia donde estaba Celia, sentada a mi
izquierda y con Lara pegada a ella. Lara al lado de Alba… madre mía, aun me
temblaban las piernas al recordar lo que había pasado…







Alba me sonrió de manera maternal, en cambio
Laura… maldita %$#%&/ celosa…







Continué comiendo, y no hubo mucha más
conversación durante la comida. Cuando nos dispusimos a recoger…







-Id al zoo, yo me quedaré a cuidar de Sharon
y me encargaré de recoger. Vero, Clara, vosotras también os quedáis no
¿?-preguntó Lu de una manera bastante sospechosa.







-Oye… qué carajo pa…-unos labios impidieron
que continuara mi pregunta.







-Vamos Amy, cuanto antes nos vayamos, antes
veremos a los animalillos enjaulados.-me dijo Mel tirando de mi brazo hacia la
puerta.







Esto cada vez me gustaba menos… me estaban
escondiendo algo ¿? Y si lo hacían… qué era ¿? Mmm… esto me daba muy mala
espina.







-Mel qué pasa ¿?-le pregunté preocupada.







No habrían recibido noticias de mi padre, no
¿? O de Toño…







-No pasa nada.-me susurró agarrando el cuello
de mi jersey y tirando hacia ella, besándome, tan suavemente… Dios ¡! Podría
besarla hasta la eternidad.-Por cierto… se puede saber porque no has venido a
visitarme después de la misión ¿?-me preguntó con una ceja alzada.







-Veras, primero tenía que hablar con Mia
sobre lo del zoo, luego Celia me pillo por banda y estuvimos jugando al
escondite, y después, cuando iba a ir a por ti, Celia y yo te vimos en el sofá
con Azahara y nos dio pena molestaros, asique nos fuimos al garaje a tomar té,
donde nos encontramos a Lu y me pidió ayuda con Sharon. Luego has aparecido
tú.-le expliqué.







-Has tenido una mañana completita.-me sonrió
frotando la nariz contra mi cuello.







-Te he echado de menos.-sonreí acercándome a
sus labios, pero…







-Mama, nos vamos a ir ahora verdad
¿?-preguntó Celia, con Larisa y Azahara, las tres dadas de la mano.







-Esta es tu novia ¿?-me preguntó Junior.







-Nos vamos o que ¿?-preguntó Laura.







-Oye, no os olvidéis de nosotros.-protestó
Alexander, con su hermano y Udham y Mia detrás.







-Viva la intimidad.-le susurré a Mel al
oído.-Sí nos vamos ahora, sí es mi novia, sí nos vamos y no, no nos vamos sin
vosotros.-respondí de carrerilla.







-Cuantos coches llevamos ¿?-preguntó Alba.







-Mira, Junior y yo iremos con Larisa, Alba y
Laura. Mia y Udham con sus gemelos y Patri y Alicia con Mel, Amy, Azahara y
Celia.-organizó Javi.







-En mi coche no entran seis personas.-le
respondí.







-Siempre puedes llevar el monovolumen.-sonrió
Javi.-O sino que una de tu coche vaya con los gemelos diabólicos.-sonrió Javi.







-Oye tú, viejo, no nos insultes.-le contestó
Alexander, mientras Alex, como siempre, inalterable, dibujaba en su inseparable
libreta.







-Ya voy yo con ellos.-dijo Alicia comenzando
a caminar hacia Alexander.-Vamos tronco… montaremos una gran fiesta en tu
coche.-rió Alicia despeinando al niño y corriendo hacia el coche de Mia.







-Bueno, vamos.-les dije a las chicas que
venían conmigo.-Yo os sigo.-le grité a Mia.







No tenía ni zorra idea de donde estaba el
zoo.







-Al coche niñas.-dijo Mel, acto seguido
Patri, Azahara y Celia estaban dentro del coche, y Patricia les ponía el cinturón a las niñas.







-Está noche tendremos tiempo para nosotras,
de acuerdo ¿?-le dije a Mel, acariciando su mejilla una vez estábamos dentro.







Se veía francamente con cara de fastidio, y
no me extrañaba, nada en absoluto. Preferí intentar ignorar la mirada de Mel y
arrancar el coche, acelerando y siguiendo a Mia desde cerca. Entonces comencé a
escuchar como murmuraban las niñas, Patri, que se sentaba en el medio, estaba
sonrojada a más no poder.







-Chicas… sobre que habláis ¿?-le pregunté con
una ceja alzada.







Mel en seguida viró la cabeza para mirar con
atención a las niñas y a Patri. Está ultima, ahora mucho más sonrojada.







-So-so-o-b-br-bre n-n-na-d-d-da,
n-n-n-na-a-a-d-da d-de v-ver-dad-d.-tartamudeó Patri.







-Creo que deberías quedarte callada, porque
ahora me está entrando mucha más curiosidad.-le respondí a Patri, acariciando
con mi mano la tripa de Mel.







Mel posó su mano sobre la mía con amor y
continuó mirando a Patri con atención.







-Mama, déjala, no pasó nada, de
verdad.-sonrió Celia.







Entonces Mel agarró mi mano entre las suyas,
la besó y se giró más cómodamente, mirando a Celia fijamente.







-Celia… deberíamos hablar sobre lo de mama y
mami. Creo que deberíais llamarnos Azahara y tú de la misma manera a Amy y a mí,
porque si no, cuando vuestros hermanitos sean mayores…-Celia no dejó que
terminara, pues ella terminó la frase.







-… se liaran y no sabrán como llamar a mama y
como llamarte a ti.-Celia entre cerró los ojos, pensativa y miró a
Azahara.-Como lo hacemos ¿? Las llamamos como las llamas tú ¿?-le preguntó a
Azahara.







Esta sonrió abiertamente y asintió con energía.







-Se me hará raro llamarte mami.-me dijo Celia
besándome la mejilla.







No le respondí. Estaba muy ocupada mirando a
Patri. No sabía que había pasado, pero esa chica… estaba rara.







-Patri… ya sabes que ha nosotras nos puedes
contar cualquier cosa, verdad ¿?-le preguntó Mel, que parecía haberme leído la
mente.







-No, de verdad, no pasa nada.-nos respondió,
ahora mucho más tranquila. Aun y así, algo raro pasaba.







Pero si quería que me contara algo… tendría
que pillarla a solas.







-Hey, y que animales vais a ver en el zoo
¿?-les pregunté a las niñas.







-Yo… quiero ver tigres.-sonrió Azahara
poniendo una cara muy graciosa, supongo que imitaba a un tigre.







-Yo quiero ver delfines.-dijo Celia con una
inmensa sonrisa decorando su rostro.







-Y tú Patri ¿?-le preguntó Mel.







-Pues yo… no sé… supongo que todos…-respondió
con duda Patri.







-Va, algún animal preferido tendrás.-insistí.







-Bueno… me gustan mucho las tortugas marinas.
No sé si habrá alguna.-admitió Patri.







Entonces vi como el coche de Mia aparcaba,
después de pasar por un gran cartel que decía, ZOO en letras enormes, con un
león animado señalando el cartel.







-Ya estamos, ya estamos.-gritó emocionada
Azahara.







-Niñas, cuando entremos al zoo, nos dais las
manos. Nada de corretear, ni alejaros. No quiero tener que estar buscándoos por
todo el zoo.-les advirtió Mel a las niñas.







-Sí mama.-dijeron las dos a coro.







A mi también se me haría raro escuchar a
Celia llamar a Mel mama.







Aparqué el coche y salimos todas. Las niñas
agarraron ambas manos de Mel, tirando de ella hacia la puerta del zoo. Aproveché
el momento y me acerqué a Patri. Que miraba con algo de miedo el coche de Laura
y Alba.







-Que pasa Patri ¿?-le pregunté.







En seguida se giró hacia mí, entonces me di
cuenta. No le pasaba algo raro, lo que le pasaba es que tenía miedo.







-Veras… es que… bueno… tal vez no… Primero
prométeme que no se lo dirás a nadie, y tampoco te enfadaras.-me dijo.







Ahora me estaba asustando. Asentí en
respuesta.







-Junior… se ha acercado a mí y bueno… estaba
en el sofá leyendo un libro que me dejó Mel y se me ha abalanzado. Las niñas
entonces han entrado, y el chico se ha separado.-me dijo con voz susurrante.







-Patri… eso significa que te ha intentado
violar ¿?-le pregunté directa.







Era tontería que me andará con chiquillerías.
Estas chicas eran fuertes, habían pasado mucho.







-No. Creo que también ha sido algo de culpa mía…-me
susurró con voz quebradiza bajando la cabeza.







En ese momento decidí romper mi promesa y
enfadarme.







-Culpa tuya ¿? Tú estás loca Patri ¿? Como… a
podido ser culpa tuya ¿?-le pregunté al borde de un colapso nervioso.







-Shhh Calla, no quiero que nadie se entere.
Simplemente me intentó besar, no pasó nada como he dicho porque han llegado las
niñas. Además, ha podido ser culpa mía, estaba en una posición tal vez un poco
atrayente.-me explicó Patri, sonrojada.







Qué ¿? En serio estaba disculpando al niño
asqueroso ese diciendo que la culpa era suya por leer en una posición atrayente
¿? Espera… era posible leer en una posición atrayente ¿? Y porqué estaba
leyendo en una posición atrayente ¿? O mejor aún, qué era una posición
atrayente ¿? Mierda ¡! No entendía una mierda.







-Patri, explícame ahora mismo que es una
posición atrayente.-le demandé.







Patri se puso aun más roja.







-Sentada en el sofá con las piernas cruzadas
¿?-me contestó dudosa.







-Patri, por dios, eso no es una posición
atrayente, eso es una posición para leer. Ese niño no tiene excusa, ahora mismo
voy a…-no me dejó continuar, Patri me agarró de los hombros y me miró a los
ojos.







-Por favor, me las puedo apañar sola. No pasó
nada, y si vuelve a pasar serás la primera en enterarte. Solo quiero pasar
desapercibida como hasta ahora, no me gusta estar en el punto de mira de las
chicas. Si le cuentas esto a alguna no podre salir sola de casa y tendré a Lu
pegada a mí todo el día. Así que por favor, no le digas nada a nadie.-me pidió.







Ah ¡! Patri también era la protegida de Lu,
no lo recordaba… y en eso tenía razón.







-Está bien, pero como vea algo raro en
seguida comenzaré a moverme. De acuerdo ¿?-le pregunté.







Ella asintió, besó mi mejilla y corrió hasta
Alicia que acababa de salir del coche de Mia.







Yo decidí comenzar a caminar hacia Mel y
quitarle a las niñas de encima, cogiéndolas a una con cada brazo.







-Mami suéltanos, no somos sacos de
patatas.-me pidió Azahara.







-Os vais a portar bien, verdad ¿?-le pregunté
con una ceja alzada.







-Sí, me han prometido que se portaran bien, o el castigo
será tremendo.-sonrió Mel.





Dudaba y mucho que las niñas tuvieran presente esa amenaza
con la cara sonriente de Mel.





-En ese caso os tendré que soltar.-dije soltándolas y
agarrando la mano de Mel. En seguida Azahara se agarró a la otra mano de Mel y
Celia a la mía.





-Tendremos que entrar no ¿?-preguntó Laura, que traía a
Larisa sobre los hombros y agarraba la mano de Alba.





-Vamos.-dijo Javi.





A partir de ese momento todo fue un agobio. Las niñas
querían ver todo el zoo, y lamentablemente el zoo era muy grande. Además, desde
lo que me había dicho Patri… no podía evitar echarle un vistazo al guarro de
Junior. El muy capullo se pasó todo el rato mirando a Larisa, Azahara, Celia y
Patri. En serio… ese crio tenía un problema. O tal vez era yo ¿? Que me estaba
empezando a emparanoyar un poco con el niño ¿? Tal vez me estaba pasando…





Igualmente, de aquí para allí y animal tras animal, a las 5
horas de entrar por fin salíamos de allí.





-Estoy cansadísima.-me confesó Mel.





-Y te extraña ¿? Estas embarazada de casi 6 meses, no sé si
5 horas de caminata son adecuadas.-le recriminé.





-Exagerada, hemos visto una función de una hora y media al
rato de entrar, además había buses y trenes para moverse por todas partes.-me
respondió.





Ahí tenía toda la razón del mundo… tal vez había exagerado…
pero igualmente estaba embarazada y no debía hacer excesivo ejercicio.





-Además nos vamos a ir a casa ahora.-me sonrió Mel.





Miré a Celia que estaba con Alex y Larisa, mirando el dibujo
que Alex había hecho de un delfín.





-Mama, y has visto cuando el tigre ha comido así ¿?-le decía
Azahara emocionada a Mel, imitando al felino.





Era una de las cosas más graciosas que había visto en mucho
tiempo.





-Como hacía ¿?-le pregunté agachándome a su altura.





La niña sonrió, mirando cómplice a Mel y saltando sobre mí.





-Grrrrrrrrr ¡!-gritó mordiéndome.- Grr.-volvió a repetir
entre mis brazos.





-Ayúdame Mel, tú hija es un animal ¡!-le dije a Mel con cara
fingida de asustada.





-Me pregunto quién es más animal de las dos.-me respondió
Mel.





-Mmm… yo creo que Mami.-rió Celia, que acababa de llegar.





-Qué ¿?-le pregunté agarrándola también.-Ahora entre Azahara
y yo… te vamos a comer ¡!-le dije comenzando a morderla con suavidad.





-De vuelta a casa no ¿?-preguntó Mia abriendo su coche y
mandando a la gente a subirse.





-La jefa a hablado, todas para adentro.-les dije a las niñas
abriendo mi coche también.





Patri no tardó en subir también al coche y arranqué dirección
a casa. Comenzaba a anochecer, y al llegar a casa la noche ya había caído,
dejando ver una increíble luna creciente.





Al bajar del coche… tenía una terrible sensación de que todo
el mundo sabía algo que yo no sabía, tal vez por las miradas, por las sonrisas…
no estoy muy segura.





-Bueno, nosotras nos vamos para adentro, así entretendré a
las niñas y vosotras podréis estar un ratillo solas.-me dijo Patri llevándose a
Azahara y Celia.





Miré extrañada a Mel.





-Qué está pasando ¿?-le pregunté. Ella me besó, rozando
nuestros labios en un amoroso y sonoro beso.-Mel… me he dado cuenta de que cada
vez que me escondes algo me besas para evitar la pregunta, así que contéstame.-me
pedí.





-Por qué eres tan desconfiada ¿?-me preguntó sin borrar su
sonrisa de anuncio de dentífrico de la cara y tirando de mi hacia la playa.





-Mel, en serio, quiero dar un paseo contigo, pero hace frio
y has dicho que estabas cansada.-le dije. Quería ir a casa, tanto era pedir eso
¿?





-Caminar por la arena de la playa es muy bueno para los pies
y con la circulación que tengo… me viene bien meter los pies en agua fría. Me
acompañaras o prefieres ir a casa y dejarme aquí sola ¿?-me preguntó.





No entendí entonces, ni entiendo ahora porque me hizo esa
pregunta, si ya sabía seguro que me quedaría con ella como un perrito detrás de
su dueño.





Suspiré y caminamos hasta la playa. Menos mal que no hacía
mucho frio, pero aun y así el agua debía estar congelada.





-De verdad vas a meter los pies ahí ¿?-le pregunté señalando
el mar mientras ella se quitaba los zapatos y los calcetines.





-No lo sé, de momento me conformo con pasear por la
arena.-me respondió agarrándome de la mano y comenzando nuestro paseo.





Realmente sobraban las palabras, la luna, las estrellas, el
ruido de las olas del mar y el abrumador calor que me trasmitía la mano de Mel
era suficiente para mí.





Ya no había problemas, ya no dudaba, ya no estaba alerta, ya
podía estar tranquila, porque tenía a Mel a mi lado y nada malo nos podía
pasar. Las palabras “relajación completa” creo que podrían describir ese
momento.





Entonces Mel paró en seco, dejando de caminar y haciendo que
parara unos pasos delante de ella y me girara.





-Hey, que pasa ¿? Algo va mal ¿?-le pregunté poniendo mi
mano sobre su tripita.





-Todo va genial, solo quiero… tumbarme un ratito contigo en
la arena.-me sonrió de medio lado.





No tarde ni tres segundos en dejarme caer sobre la húmeda
arena y levantar la cabeza para hacerle una seña a Mel para que se acercara a mí.





Agarré sus manos y la tiré con suavidad hacia mí, haciendo
que se sentara en mi regazo.





-Así podremos descansar.-le guiñé un ojo apoyando mi espalda
sobre el suelo y mirando hacia el cielo.





Entonces Mel se hecho sobre mí, dejando que observara sus
grandes ojos verdes, con ese indescriptible brillo.





-Tienes unos ojos preciosos.-le dije pasando una de mis
manos por detrás de su cabeza para empujarla un poco más hacia mí y poder
besarla, profundamente, metiendo mi lengua en su boca y disfrutando de su
sabor. Dios ¡! Como me gustaba ese momento.





Mel se acomodó, poniendo sus rodillas sobre la arena, una a
cada lado de mi cuerpo y apoyando las manos sobre la arena, a ambos lados de mi
cabeza.





-Y tú también. A parte de unos labios muy besables.-me
sonrió Mel, volviendo a besarme. Esta vez un beso mucho más pasional y
profundo, agitando la respiración de ambas. Empezaba a hacer mucho calor…





Pero… por mucho calor que tuviéramos… no podíamos
desnudarnos porque hacia frio y podríamos coger un resfri…





Cuando vi como Mel se quitaba la camiseta pre mama se me
olvidó las posibles consecuencias que podía tener hacer el amor en la mitad de
la playa en invierno cuando apenas días estaba nevando.





Dios ¡! Si es que Mel tenía un polvazo, daba igual que
estuviera embarazada o no.





-Tal vez podamos coger un resfriado pero… nos daremos calor
corporal.-me sonrió Mel besando mi cuello y quitándome la camiseta en mientras
lo hacía, separándose lo justo para poder quitarme la camiseta del todo para
luego volver a besar mi cuello con mayor intensidad. Madre mía ¡! Eso era estar
en la pura gloría.





Con mis manos comencé a acariciar los laterales de su cuerpo
con parsimonía y dulzura, trazando líneas hasta su sosten, que con una rapidez
casi increíble y magistral quité.





Mel se separó de mi cuello para protestar, momento que
aproveche para volver a aprisionar sus labios con los mios y comenzar a
acariciar sus pezones y engrandecidos
pechos con mis manos. El embarazo no solo afectaba a los cambios de humor…





-Amy, cuidado, porque están muy sensibles.-me susurró antes
de continuar besándome.





No había oído ningún quejido de protesta hasta ahora… asique
supuse que sería buena señal, y continué acariciando sus pezones con suavidad,
profundizando cada vez más los besos, con nuestras respiraciones cada vez más
agitadas.





Decidí progresar con una de mis manos y dejar uno de los
pecho de Mel para centrarme en otra parte importante de su cuerpo. Comencé a
bajar la mano, acariciando su tripita y soltando el botón de sus jeans.





-Me tienes loca.-me susurró soltando el botón de mi jean también
y metiendo la mano, comenzando a acariciar mi zona intima, al igual que yo le
hacía a ella, sorprendentemente acompasadas las dos.





He de admitir que con la tripa de embarazada de Mel era un
poco diferente… pero para nada malo.





Continuamos acariciándonos la una a la otra, mientras mis
labios viajaron a sus lechos, acariciando la aureola de su pecho derecho, luego
el pezón, y luego el otro pecho. Luego me centré en su cuello, mordisqueándolo con
suavidad, sintiendo como su piel se herizaba ante el contacto de mi lengua con
la piel de su cuello.





Antes de imaginárnoslo ambas habíamos llegado al clímax.
Podía ser porque hacía bastante tiempo que no estábamos ambas solas ¿?





-Sabes que te amo con todo el corazón verdad ¿? Y que nunca
nadie te va a querer como yo aunque te haya pringado de arena.-le dije mientras
Mel descansaba sobre mi pecho.





-Lo sé, tanto como tú sabes lo que yo te amo a ti. Además… también
te he llenado de arena yo ti.-me sonrió echándome
un puñado de tierra en el pecho.





-Oye… -protesté en un puchero.





Mel sonrió repitiendo su acción nuevamente.





-Mel… en serio quieres pelear contra mi ¿?-le pregunté echándola
a un lado y agarrando arena entre ambas manos.





-Está bien… está bien… me rindo.-me sonrió.-Pero es que
pones una cara tan graciosa… además ahora que la tienes menos hinchada…





Daba igual lo que hiciera… para mi… todo estaba bien si lo
hacía ella. Si mi cara le hacía feliz… mejor.





Entonces el móvil de Mel comenzó a sonar. Rebuscó entre su
ropa y lo encontró antes de que el que le llamaba colgará.





-Diga ¿?-preguntó Mel.





-…-ni idea de quien sería.





-Vale, cinco minutos… de acuerdo.-contestó Mel colgando.-Vamos
Amy, tenemos que ir a casa.-me informó.





-A pasado algo ¿?-le pregunté preocupada.





-No, relájate, simplemente se nos está pasando la hora de
cenar.-me explicó Mel comenzando a vestirse.





-Y si no vamos a la cena y nos quedamos aquí ¿?-le pregunté levantándome
y besándola cortamente.





-Vamos, vístete. No tienes hambre ¿?-me preguntó. Haciendo
que en cuanto acabara su frase comenzara a vestirme con rapidez. Tenía un
hambre…





-Que fácil a sido convencerte.-me sonrió Mel agarrando mi
mano y comenzando a caminar hacia la casa.





Abrí la puerta y me encontré a todas, en la entrada.





-FELICIDADES ATRASADAS ¡!-gritaron todas.





Miré a Mel con cara de confusión. Ella me sonrió y me lo
explicó.





-Tu cumpleaños pasó y nadie lo celebró… asique iba siendo
hora. Felicidades.-me susurró.





-Gracias.-le besé fugazmente mirando a las demás.-Muchas
gracias a todas ¡!





-Y a todos.-llamó mi atención Sebas.





-Mami ¡! Mira lo que hemos hecho para ti.-sonrió Celia enseñándome
un dibujo, claramente hecho por Alex, pintado delicadamente por las niñas.-Lo
hemos hecho todas.-sonrió Celia abrazandome.





-Gracias cariño, lo pegaré en el cuarto.-le sonreí.-Gracias
chicos.-les sonreí a los niños repartiendo besos.





-Ahora tendras que ir a mirar tu regalo, luego ya
cenaremos.-me giñó un ojo Mia.





-Mama… realmente… no hace falta que os molesteis y…-Mia no
me dejó continuar y comenzó a empujarme hacia el garaje, hasta el coche que Lu
no me dejó destapar.





CONTINUARÁ…


Realmente siento mucho la tardanza, espero tener un pokito
más de tiempo y así poder actualizar más seguido ¡! Espero que os guste.












seat alhambra 2011





Rolls-Royce
Phantom Drophead Coupe









Maybach Landaulet








Koenigsegg Trevita


Volver arriba Ir abajo
utena
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Costa Rica
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 12/08/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    16/4/2011, 16:21

waaa genial *---*

quiero ver que le regalaron x3

ese niño Junior no me gusta >____>
Volver arriba Ir abajo
harukatenou
Administrador
Administrador


Femenino Edad : 30
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    17/4/2011, 00:14

a ese crio, junior hay que matarlo... Como le haga algo a alguna de las niñas o chicas, yo mismo lo asesino... tuvo bueno seguirle cpronto
Volver arriba Ir abajo
kelly_20
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 22
Localización : Venezuela
Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    17/4/2011, 11:22

Waa la espera valio la pena como siempre, me ha encantado el capitulo +w+
Ya sabia yo que ese junior no me convencia jum
Sigue pronto!
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    17/4/2011, 15:24

que carro sera el regalo de ami'???????? porque esta claro que un carro debe ser
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    18/4/2011, 11:04

contii^.^
Volver arriba Ir abajo
JACKY
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Mi cazita... XD
Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 03/12/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    18/4/2011, 16:27

waaah estuvo super, me gusto por que
ahora si tuvieron tiempo para "ellas" (mel y amy) jejje
y seguro sera un coche super guay!!! el regalo de amy..
y siento q algo malo va a pasar con ese chikillo JUNIOR que bueno no me agrado desde el primer momento q lo vi bueno literalmente jejej
pero te quedobien gracias por otro capi... espero y sigas pronto
Volver arriba Ir abajo
ais
En Camino
En Camino
avatar

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 06/05/2010

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    19/4/2011, 02:20

buena conti!

y fantasticos autos *¬*
no puedo esperar a ver el regalo de Amy, porque seguro sera una belleza (despues de todo en este capitulo incluiste un Rolls Royce, y no es un auto es un Rolls Royce por todos los cielos!).
coincido con las chicas, desde que he leido a Junior lo traigo montados entre las cejas.

a la espera del proximo cap.

bye!
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    23/4/2011, 17:46

Ja ¡! Ahora si he sido rápida xD Muchas gracias por los
comentarios y el apoyo, de verdad que se agradecen.


Espero que os guste mucho el capitulo y lo disfrutéis ¡!





CONTINUA





Aun y sabiendo que era un coche… no sé, me sentía nerviosa.
Podía ser por tener tantas miradas encima o por el hecho de no saber que coche
era, no estoy muy segura. Agarré la sabana con fuerza y cuando me disponía a
retirarla un grito produjo que me parara en seco.





-ESPERA ¡!-gritó Udham dándome un sobre.-Primero tienes que
abrir esto.-me sonrió despeinándome.





Alce una ceja abriendo el sobre y descubriendo un carnet de
conducir. No pude evitar echarme a reír. En serio ¿?





-Por fin será legal que conduzcas.-comentó Sharon bien
agarradita por Lu.





-No nos tendremos que preocupar más porque te pillen sin
carnet.-dijo Mia.





Agarré el carnet y lo metí en la cartera, volviendo a la
sabana que tapaba el coche. Lo destape con rapidez para ver un cochazo… un
señor coche que solo era mio, mio y de nadie más. Un coche con el que había
soñado más de una vez.





Un Bugatti Veyron 16.4 Súper Sport, nuevecito, pintado de
azul metálico y con franjas blancas a los costados. Madre mía ¡! 1200 caballos
de potencia, más de 415km/h… Dios ¡!





-Que cara.-rió Mel dándome un pequeño golpe en el
costado.-Reacciona cariño.-llamó mi atención.





-Gracias, de verdad, a todas, gracias…-no tenía palabras después
de destapar ese pedazo de coche que era mío… solo mío.





Abrí el coche y me metí dentro, dispuesta a arrancarlo, pero
y las llaves ¿?





-De verdad pensabas que íbamos a dejar el coche con las
llaves para que te largaras por ahí y no supiéramos de ti en horas ¿? Pues va a
ser que no monina, asique saca tu culo del coche que tenemos que irnos a
cenar.-me advirtió Vero.





Ya decía yo que no todo iba a ser tan bonito…





Sonreí saliendo del coche, cogiendo las llaves que Vero me
mostraba y agarrando la mano de Mel.





-No nos iras a dejar abandonados ahora con el coche nuevo
verdad ¿?-me preguntó Mel acariciando su tripita y mostrando un irresistible
puchero.





-Ni por todos los coches del mundo os abandonaría.-le susurré
besando su mejilla.





-Vamos mami, mama, daros prisa que tengo hambre.-protestó
Azahara dándole pequeños golpecitos a su tripa.





-Ni un momento para nosotras.-me susurró a modo de respuesta
Mel agarrando mi mano y tirando de mí hacia el comedor.





La cena ya estaba servida, y la verdad es que cenamos en una
“anormal” tranquilidad, a la que no estaba acostumbrada. Era raro en aquella
casa, con tanta hormona suelta, hubiera tanta tranquilidad.





Y después de la cena, lo típico de los cumpleaños. Tarta, cancioncilla
y velas que soplar. En ese momento podríamos haber pasado por una familia
normal, pero, siendo sincera… me gustaba mi familia poco convencional.





Miré a Celia y Azahara. Celia impecable, comiendo la tarta
con una diminuta cuchara, en cambio Azahara… esa niña era otro mundo, se había
manchado toda la cara y parte del pelo de tarta y parecía más que gustosa
relamiéndose los dedos.





No pude evitar sonreír… No recuerdo que propósitos de vida
me haría de niña, pero estaba seguro que se acercaban mucho a lo que estaba
viviendo.





-Que pasa ¿? Te noto muy callada.-me dijo Mel.





-Nada, simplemente soy feliz.-le sonreí a Mel guiñándole un
ojo.





-Voy a acostar a las niñas y ahora bajo.-me dijo Mel
separando su silla de la mesa para ponerse en pie. Se lo impedí y me puse en
pie.





-Voy yo. Termina de comer tranquila.-le dije. Ella estaba
embarazada de casi seis meses… asique debía descansar y por una vez tomar yo
las riendas del cuidado de las dos bichos.





-Pero estamos celebrando tu cumpleaños y no…-no quise dejar
que continuara.





-Chicas ¡!-alcé la voz.-Muchas gracias por toda la
celebración, de verdad. Mi padre no solía celebrar los cumpleaños… y realmente
sois las mejores ¡!-les agradecí. Esperé unos segundos a que pararan de
aplaudir para continuar.-Voy a acostar a las niñas y ahora bajo.-me disculpé
agarrando a las dos niñas en brazos y caminando hacia su cuarto.





-Espera mami, nosotras también queremos celebrar ¡!-se
lamentó Azahara.





-Es tarde granuja… asique a la cama.-le contesté.





-Por favor, solo diez minutos más, si ¿?-me pidió con mirada
suplicante.





-No.-le contesté.





Más o menos ya conocía las artimañas de la pequeña diablilla
para no irse a la cama.





-Pues cinco minutos.-insistió.





-No.-le contesté de nuevo.





-Jo, mami, por favor, no tengo sueño, no me quiero ir a
dormir. Y no voy a dormir en toda la noche.-contestó la niña poniendo morros.





-Azahara, es que no entiendes que si no duermes bien mañana estarás
cansada y no podremos jugar ¿?-le intenté explicar de buena manera.





Porqué siempre tenía que pelear con Azahara para que se
fuera a la cama ¿? Como carajo lo haría Mel ¿?





-Pero mami… yo quiero jugar ahora…-se volvió a lamentar
Azahara.





-Ya vale Azahara, por mucho que protestes no van a cambiar
las cosas asique calla. De verdad que te daría un golpe.-dijo Celia por primera
vez en todo el recorrido.





-Pero Celia…-Azahara parecía impactada por la respuesta de
Celia.





Celia sonrió, le sacó la lengua a Azahara y se bajó de entre
mis brazos para sacar su pijama y comenzar a ponérselo.





Azahara en cambio me miraba como en busca de respuestas. Al
no obtenerlas de mi miró a Celia de nuevo y caminó hacia ella.





-Celia… no te enfades… de verdad que dormiré, si ¿?-preguntó
Azahara con expresión preocupada.





A decir verdad era muy gracioso ver a Azahara en ese modo,
con esa cara… no estaba muy segura de porqué, pero me recordaba a mí con su
madre. Como un cachorrillo castigado detrás de Celia.





-No me enfado tonta, solo que… algunas veces eres muy
pesada.-reía Celia abrazando fuertemente a Azahara.





A ver… yo se suponía que era la madre guay no ¿? Pues… tal
vez…





-Azahara, ponte el pijama, después iremos a ver mi coche
nuevo, que te parece ¿?-le pregunté despeinándola.-Pero luego promete que iras
a dormir directa.-le demandé.





La niña asintió rítmicamente, poniéndose el pijama en una
velocidad pasmosa.





-Me gusta mucho tu coche nuevo… aunque… es más bonito el
otro. Pero seguro que es muy rápido verdad ¿?-me preguntó Azahara agarrándome de
la mano.





-Sí, es más rápido que el otro.-le contesté esperando a
Celia.-Celia, coge una chaqueta para ti y otra para tu hermana.-le pedí.





-Jo mami, no la llames mi hermana.-protestó Celia tirándole una
chaqueta a Azahara y dándome la mano.





-Oh, perdóname cariño.-sonreí. Aun no me podía creer que
fueran novias.





-Oye mami… y tú crees que mi coche es más rápido que tu
coche nuevo ¿?-me preguntó Azahara poniéndose la chaqueta. Parecía estar muy
metida en sus pensamientos sobre coches.





-Mmm… no lo sé.-mentí.-Eso tendríamos que probarlo.-le reté.





Azahara me miró con una sonrisa enorme adornando su rostro.





-Te hecho una carrera mami ¡!-me dijo emocionada.





Iba a estrenar mi coche nuevo a 5 km/h… Los sacrificios que
había que hacer por los niños… Tal vez la mejor opción para que un coche que
corría a más de 400 km/h perdiera contra uno con un tope a 10 km/h era dejar el
coche en punto muerto…





-Vamos mami ¡!-tiraron de mí las dos niñas hacia el garaje.





Nada más llegar Azahara corrió hacia su coche y yo subí al
mio, sacamos los coches y los pusimos uno al lado del otro, Celia en medio.





-Vamos, da la salida.-le dijo Azahara a Celia.





-Tres, dos, uno ¡!-gritó Celia bajando sus manos de golpe y
produciendo que, como esperaba, Azahara arrancara y acelerara al máximo.





Yo me limité a seguirla, como bien pude.





-Vamos Azahara… rápido ¡! Le tienes que ganar, corre
¡!-gritaba emocionada Celia.





Baje la ventanilla y me asomé.





-Oye Celia, no se supone que tienes que animar a tu mami
¿?-le pregunté con una ceja alzada.





Ella rió y bajó de nuevo los brazos en señal de que había
acabado la competición.





-Y la ganadora es… Azahara ¡!-gritó Celia abrazando a la
ganadora.





-Mama… no es justo ¡! Tienes que conducir de verdad, y te
has dejado.-protestó Azahara.





Ups, tenía que haber sido menos evidente.





-Hija… pero es que no conozco muy bien el coche.-disimulé rascándome
la cabeza.





Azahara rodeó los ojos y se sentó encima del capó de su
coche.





Celia no tardó en seguirla y sentarse a su lado. Yo me senté
en el capó de mi coche y las miré con atención. La verdad es que eran unas
buenas niñas.





-Oye mami…-llamó mi atención Celia.





-Dime princesa.-le respondí.





-Cuando nazcan los bebes… nos seguirás queriendo ¿?-me
preguntó seria.





Ya decía yo que Celia últimamente estaba algo extraña…





-Por supuesto que sí. De donde has sacado esa idea ¿?-le
pregunté más que alucinada.





-Pues… bueno… Azahara es hija de Mel y los bebes serán hijos
de Mel y tuyos… y yo… pues…-Celia no continuó y simplemente miró hacia el
suelo.





Azahara en seguida le pasó el brazo por encima a Celia y
besó su mejilla.





-Celia, por mucho que te desagrade la idea…-bajé del capó
del coche y caminé hasta ella.-Eres mía. Tan mía como Azahara y tan mía como lo
serán Will y Maddi cuando nazcan. De acuerdo ¿?-le dije besando su mejilla.





-Creo que esto se merece… un… abrazo de grupo ¡!-gritó
Azahara abrazándonos con fuerza.





-Bueno… Celia… te parece bien mi respuesta ¿?-le pregunté.





En el pequeño núcleo familiar que habíamos formado Mel y yo,
yo era la que se metía en problemas, la que daba problemas y la que creaba
problemas, en cambio Mel era la que se encargaba de solucionar los problemas.
No era de mi estilo responder a ese tipo de preguntas.





-Me parece una muy buena respuesta y… te quiero mucho
mami.-me sonrió Celia.





-Bueno… pues creo que ya es hora de que nos vayamos a la
cama, no ¿?-les pregunté.





Y así despues de mucho tiempo y charla empleada logre meter
a las dos niñas en la cama. Seguro que Mel se estaba preguntando donde me había
metido.





-Mama, te quedaras hasta que nos durmamos ¿?-me preguntó
Celia haciéndome un hueco en la cama, entre ella y Azahara.





Asentí tumbándome entre las dos niñas.





-Entonces… cuando nazcan los bebes todo seguirá siendo como
ahora ¿?-me preguntó Celia, que parecía más que preocupada por el tema de los
bebes.





-Celia, de verdad te lo digo que todo seguirá igual. Bueno,
igual… no será igual. Yo dormiré menos, porque los bebes lloraran, cagaran y
lloraran más, también tendrán que comer y entonces… estaré más cansada, pero
por lo demás todo seguirá igual.-le sonreí a Celia.





En cuanto terminé la frase Azahara comenzó a reir sin parar.





-He dicho algo gracioso ¿?-le pregunté.





-Sí… has dicho cagar.-continuó riéndose.





-Pero es verdad, los bebes solo lloran, comen, cagan y
duermen. Bueno, algunos también babean.-les dije.





-Pero son muy monos y abrazables.-me contestó Celia.





-Y también rien.-dijo Mel entrando en la habitación.-Se
puede saber porque no estais dormidas ya ¿?-le preguntó Mel a las niñas.





-Bueno, pues… primero hemos hechado una carrera mami y yo, y
ahora estamos hablando de lo que pasará cuando los bebes nazcan.-le contestó
Azahara, que aunque parecía que estaba despistada… estaba más atenta de lo que
pensaba. Se acercó a su madre y la guió hasta la cama para que se acomodara.





-Me dejaras explicarle a mama que es lo que piensas ¿?-le
pregunté a Celia.





No quería que Celia se enfadara por compartir sus
sentimientos, al fin y al cabo… eran SUS sentimientos.





Celia asintió, asique miré a Mel, y le pasé el brazo por
encima.





-Celia piensa que cuando vengan los bebes nos olvidaremos de
ella. Porque según ella… no es nuestra hija.-le expliqué mientras empujaba a
Celia sobre mi regazo.





Azahara se había acomodado sobre la tripa de su madre y
Celia, ahora se poyaba en mi pecho, agarrando mi camiseta y escondiendo su
rostro.





-Celia… eres nuestra hija tanto como Azahara, William o
Maddi. Porque los seis somos una familia. Además, no sé cómo serán William y
Maddi pero Amy y Azahara son unas locas y necesito a alguien que me ayude y me
apoye y sea algo más responsable no ¿?-dijo Mel acariciando la mejilla de
Celia.





-Oye ¡!-protestamos Azahara y yo al unísono.





-No protestéis porque es verdad.-rió Celia pegándole un
pequeño golpe a Azahara y abrazándome.





-Creo que deberíamos hacer más cosas en familia, los seis
juntos. No sé… que os parece si mañana nos vamos al parque ¿?-preguntó Mel.





Las niñas sonrieron ampliamente.





-Pero… ahora tenéis que ir a dormir.-susurró Mel besando las
cabezas de ambas niñas y saliendo de la cama.-Tú te vienes conmigo.-me dijo cediéndome
la mano.





-Bueno pequeñas… me voy y nos vemos mañana.-les guiñe un ojo
besándolas y saliendo con Mel fuera.





-Llevaba días rara… sabía que pasaba algo.-suspiró
preocupada Mel.





Sabía que se refería a Celia.





-Bueno, lo hemos aclarado y ahora lo único que tenemos que
hacer es mantenernos unidas.-le dije besando su mejilla.








-Celia es una niña excepcional… realmente… la quiero como si
fuera mía…-decía Mel.





-Escucha, no te preocupes, todo estará bien. Ahora céntrate
en disfrutar de tu embarazo y tus niñas.-le advertí.





-Y en mi novia.-me sonrió escondiendo un bostezo.





-Uhhh… creo que alguien tiene sueño ¿? Vamos a la cama.
Supongo que estas querrán beber, bailar y hacer locuras y como soy una madre
responsable… esas cosas yo no las puedo hacer… así que…-sonreí cambiando la
dirección de nuestros pasos y caminando hacia nuestra habitación.





-Gracias… porque la verdad es que no me apetecía decirte que
me quería ir a la cama… contigo.-me sonrió Mel cambiándose de ropa y tumbándose
en la cama.





No tardé en seguirla y rodearla entre mis brazos. Me
encantaban esos momentos. Aun me ponía nerviosa y sentía como los latidos de mi
corazón aumentaban al estar a su lado. Tenerla así, apoyada en mi pecho,
respirando con tranquilidad y con dos hijos MIOS en camino… Uff… la verdad es
que por un lado estaba asustada, asustada de no poder dar la talla como madre,
como novia, como hija… asustada de que apareciera Toño o mi padre y cometieran algún
error…





Pero ahora solo tenía que concentrarme en el momento. Antes
de que quisiera darme cuenta estaba dormida.





Entonces comencé a sentir los labios de alguien en el
cuello, me giré con los ojos entre abiertos para ver como Mel me mordía el lóbulo
de la oreja.





-Estas despierta ¿?-me susurró Mel.





En serio me estaba preguntando eso ¿? Joder ¡!





-No.-le respondí girándome.





-Vamos, venga… no me mientas.-me dijo Mel besando mi cuello,
y comenzando a succionar.





Entonces caí… Y si… En seguida salté de la cama y comencé a
ponerme la ropa.





-Amy…-no había tiempo para escucharla… los bebes… algo
pasaba… rápido… teníamos que salir de casa…-Cariño… que haces ¿?-me preguntó
Mel.





-Los bebes ya vienen no ¿? Vamos, corre, al coche… corre.-le
dije mientras seguía luchando con los pantalones.





-Cariño… quien te ha dicho que vienen los bebes ¿?-me
preguntó extrañada.





Miré el reloj, las 2 de la mañana.





-No sé…-en ese momento me sentía estúpida.-A ver, son las
dos de la mañana pues… me has despertado y… tú estás bien ¿?-le pregunté todavía
medio dormida, cansada, con los ojos entre cerrados y aun semi inconsciente.





-Claro que estoy bien.-rió Mel.-Solo quería un vaso de agua…
aunque ahora me siento culpable por despertarte para pedírtelo.-me dijo Mel.





Suspiré, llevándome la mano al pecho.





-Me has asustado. Te voy a por el agua.-le dije, sintiendo
como aun me temblaban las piernas.





Salí de la habitación y aun podía escuchar su risa… Tendría
que mirar el lado positivo, esto era una especie de preparación para cuando
vinieran los bebes.





Bajé a la cocina, abrí el frigorífico, saqué una botella y
un vaso, y subí… pero al subir me fijé que la habitación de las niñas estaba
entre abierta y con la luz encendida.





Entré en nuestra habitación, Mel ya estaba dormida, asique
dejé la botella y el vaso sobre la mesilla y agarré el wali-talkie saliendo y “espiando”
a las niñas.





-Larisa… tranquila, no llores, podrás dormir aquí.-escuche
decir a Celia.





-Ya… snif… pero… snif…-Larisa sollozaba.





-Tranquila, seguro que Laura y Alba estarán en el salón.
Mañana ya las buscaremos.-dijo Azahara.





-Niñas… a estas horas deberíais de estar dormidas.-se
escucho decir a Junior.





Junior ¿? Qué coño hacia ese cabrón en la habitación de las
niñas ¿?





-Nos vamos a dormir ahora mismo, no te preocupes.-dijo
Azahara.





-Tal vez sea mejor que duerma con vosotras para asegurarme
¿? O… podemos jugar a médicos.-se escuchó reír a Junior.





-Oye tú, no te pases.-se escuchó gritar a Azahara.





-Mira, yo soy mayor que vosotras, asique… será mejor que me hagáis
caso. Vamos a jugar a lo que yo diga… a médicos… y tú pequeña Celia vas a hacer
de mi enfermera particular, podrías chupar mi chupa-chup´s… igual que Larisa… y
tú Azahara me caes mal, asique… tú puedes mirar y te quedas sin premio.-se
escuchó reír otra vez al cabrón sádico.





Pero que cojones se piensa ese puto… lo iba a matar. Tiré el
walkie-talkie y corrí hacia la habitación de las niñas, mirando como Celia,
llorando, se abrazaba a Larisa y Azahara se había interpuesto entre Junior y
Celia, con las manos extendidas.





-Que coño está pasando aquí ¿?-pregunté agarrando con fuerza
el hombro de Junior.





-N-na-d-da… de verdad… s-s-solo e-estábamos jugando verdad
que sí ¿?-preguntó Junior a las niñas.





Cabrón falso de mierda…





-Mama… está diciendo cosas raras… quería que Celia chupara
un palo o algo así…-Azahara no parecía comprender del todo la situación, en
cambio Celia…





-Lo mismo que antes… lo mismo que antes…-repetía Celia entre
sollozos, mientras Larisa acariciaba su rostro.





Agarré la camisa de Junior y lo miré con odio.





-Niñas, bajad al salón, seguro que Alba y Laura estarán allí.-les
dije, en seguida salieron del cuarto corriendo.-Y tú y yo Junior… nos vamos a
ir a dar un paseo.-le sonreí.





Bajé las escaleras corriendo, sin soltar su camisa. Salí a
la calle y lo empujé sobre el suelo húmedo.





-Mira… un consejo… no te metas con mis niñas, no te metas
con ninguna niña.-dije entre dientes.





Junior rió abiertamente, levantándose y sacudiéndose la
ropa.





-Haré lo que quiera.-me sonrió.





Pero como podía ser tan arrogante el puto niño este ¿?





-Perdona, pero si no te hubiéramos sacado de ese puto lugar,
ahora seguirías siendo un niño explotado que meaba en un puto cubo.-le grité.





-Ya, pero con chicas a mi disposición las 24h del día.-dijo
con normalidad.-No he hecho nada malo, no sé porque te enfadas. Solo iba a
darles un gusto a las niñas.-continuó.





Lo iba a matar… y lo peor de todo es que iba a disfrutarlo.





-Tú estás cuerdo ¿? Ibas a violar a unas niñas ¡!-le grité pegándole
un puño en la mejilla.





-Ja ¡! De verdad piensas que te voy a pegar ¿?-rió el
condenado niño.





Para cuando quise darme cuenta estaba sobre Junior, pegándole
una y otra vez, y el maldito niño seguía picándome.





-No será que estas celosa ¿?-me preguntó mientras forcejeábamos.-Tal
vez… quieras tú también jugar a médicos ¿?-rió





Médicos ¿? Eso es lo que iba a necesitar y con urgencia una
vez acabara con su %$#%&/ cara.





Lo agarré con fuerza que ni siquiera sabía que tenía y
comencé a darle más fuerte, y cada vez más fuerte… Sentía como mis puños se
comenzaban a impregnar con sangre del cabrón que estaba debajo de mí, pero me
daba igual.





-Quieta ¡! Para, para, para ¡!-escuché gritar a Laura, que
tiró de mi para que me separara de Junior y me tiró al suelo.-Qué haces loca ¿?






-Estoy dándole una lección al chico que casi viola a
nuestras hijas.-le respondí.





Laura me miró, abrió la boca, pero no salían palabras, miró
a Junior y esta vez se lanzó ella hacia él.





-Hijo de %$#%&/… te voy a matar por cabrón… como cojones has
podido asustar así a mi hija… y yo pensaba que había tenido una pesadilla…-murmuraba
mientras no paraba de golpear su cara.





-Pero que hacéis ¿? Pero que hacéis ¿?-gritó Javi
apareciendo de la casa y empujando a Javi.-Mierda ¡! Estais locas o que ¿? Pero
es que… que le habéis echo al pobre niño ¿?-preguntó alucinado Javi.





-Este niño a intentado violar a las niñas ¡!-le grité poniéndome
en pie y ayudando a Laura a ponerse en pie.





-No es posible…-negó Javi mirando a un inconsciente Junior
en busca de repuesta.





-De verdad Javi, te lo juro.-le grité.





-Mierda ¡!-suspiró Javi.-Mira, me lo llevo a la enfermería.
Mañana hablaremos.-dijo serio Javi llevándose al niño en brazos.





Laura me miró cómplice.





-Javi ya lo sabía. Estoy segura.-me dijo.





-Que ¿? Me estás diciendo que Javi sabía que su niño
violador atacaría y no ha dicho nadie ¿?-le pregunté alucinada.





-Entremos.-suspiró Laura agarrándome los hombros y caminando
hacia la casa.





En la puerta del salón estaban Alba, con Larisa entre sus
brazos, que nos indicaron que calláramos y nos asomáramos.





Allí Celia estaba sentada sobre el regazo de Azahara,
mientras esta le cantaba.





FIND ME
HERE
AND SPEAK TO ME
I WANT TO FEEL YOU
I NEED TO HEAR YOU
YOU ARE THE LIGHT
THAT IS LEADING ME
TO THE PLACE WHERE
I FIND PEACE AGAIN
YOU ARE THE STRENGTH
THAT KEEPS ME WALKING
YOU ARE THE HOPE
THAT KEEPS ME TRUSTING
YOU ARE THE LIFE TO MY SOUL
YOU ARE MY PURPOSE
YOURE EVERYTHING





Azahara le comenzó a acariciar la mejilla. Celia aun tenía
los ojos enrojecidos, con cara apenada y aun sollozaba, con los ojos cerrados y
apoyada en el pecho de Azahara.





AND HOW CAN
I
STAND HERE WITH YOU
AND NOT BE MOVED BY YOU
WOULD YOU TELL ME
HOW COULD IT BE
ANY BETTER THAN THIS
YOU CALM THE STORMS
YOU GIVE ME REST
YOU HOLD ME IN YOUR HANDS
YOU WONT LET ME FALL
YOU STEAL MY HEART
AND YOU TAKE MY BREATH AWAY
WOULD YOU TAKE ME IN
WOULD YOU TAKE ME DEEPER NOW





Azahara seguía cantando en susurros y la verdad es que lo
hacía muy pero que muy bien. Nunca la había escuchado cantar y madre mía. Celia
poco a poco parecía comenzar a tranquilizarse, aun y así Azahara continuó
cantando y acariciando el pelo de Celia.





AND HOW CAN
I
STAND HERE WITH YOU
AND NOT BE MOVED BY YOU
WOULD YOU TELL ME
HOW COULD IT BE
ANY BETTER THAN THIS

AND HOW CAN I
STAND HERE WITH YOU
AND NOT BE MOVED BY YOU
WOULD YOU TELL ME
HOW COULD IT BE
ANY BETTER THAN THIS

’CAUSE YOURE ALL I WANT
YOU’RE ALL I NEED
YOU’RE EVERYTHING
EVERYTHING





-Será mejor que las dejemos.-me dijo Alba, indicándonos a
Laura y a mí que la siguiéramos.





En la cocina, dejó a Larisa sobre la encimera de la cocina y
nos limpió a Laura y a mí los puños. Alba siempre tan maternal…





-Se lo merecía.-me dijo Laura.





Y tenía razón… pero…





-Es solo un niño Laura… tal vez podía haberlo amarrado. No
tenía porqué pegarle esa paliza.-suspiré.





En efecto, remordimientos ¡! Aun que pensara que se lo
merecía… no debía seguir actuando así…





En ese momento solo quería abrazar a las niñas y quedarme
con ellas.





-Un niño ¿? Solo para algunas cosas por lo visto.-me
contestó Laura besando la frente de Larisa.





-Me voy con las niñas.-les dije caminando de nuevo hasta el
salón.





No se habían movido ni un milímetro. En la misma posición
estaban hasta que me escucharon entrar.





-Mama ¡!-sollozó Celia estirando sus pequeños y delgados
brazos.





Se me partía el alma el verla así. Después de todo lo que
había pasado…





-No va a volver todo a ser como antes verdad ¿?-me preguntó
asustada.





Sabía a lo que se refería por lo de “antes”.





-No cariño, no te preocupes, ahora está aquí mama para
cuidarte y ayudarte.-la abracé amorosamente con uno de mis brazos, mientras con
el otro agarraba a Azahara, acomodándome entre ambas.-Y tú… no sabes lo
orgullosa que estoy de ti… eres muy valiente.-besé la cabeza de Azahara.





-No quiero ir a la cama.-susurró Celia acomodándose sobre la
parte izquierda de mi regazo. Azahara hizo lo mismo sobre el derecho.





-Pues entonces nos quedaremos aquí.-intenté sonreír.





No podía sonreír en una situación como esta. Que me hicieran
daño a mi era una cosa… pero a las niñas ¿? JODER ¡! Además, sabía que al día
siguiente tendría una gran discusión con Javi, porque habíamos dejado a su “hijo”
inconsciente.





A los pocos minutos las niñas estaban dormidas, las dos
aferradas a mí con ganas.





Se me haría imposible salir de allí sin despertarlas, pero
me daba igual. Por lo menos así podría protegerlas y si algo iba mal… podría
estar cerca de ellas para ayudarlas.





Y si Celia ya no recuperaba la sonrisa ¿? Y si comenzaba a
desconfiar de todo el mundo ¿? Y si… me culpaba a mi ¿? Yo le prometí que nada
malo le pasaría mientras estuviera conmigo… y ahora pasaba esto ¿?





CONTINUARÁ…


///////////////////////////////////


Espero que os guste ¡! No es un capitulo con mucha acción
pero… tranquilas que el siguiente lo tendrá ¡!


Bugatti
veyron 16.4 super sport (XD este coche lo tenía que poner)






La canción es Everything de lifehouse


http://www.youtube.com/watch?v=fjDojEOiMcE
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)    

Volver arriba Ir abajo
 
A todo gas(ultima actualizacion 8/12/11)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 14 de 17.Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15, 16, 17  Siguiente
 Temas similares
-
» Receptor Satelital Fta Azbox Smart Iii ngra* Iii
» azamerica s808
» Lista de receptores que tienen soporte para el 30w
» ACTUALIZACION NEWPRO
» Todo mi picasa a 1EUR la pieza

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: 18+-
Cambiar a: