Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La Delantera Nueva [completa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: La Delantera Nueva [completa]   12/2/2008, 14:10

Este es el primer fan fic que postearé aquí, espero que les guste, está inspirado en las chicas de t.A.T.u...

Espero les guste en verdad
La Delantera Nueva


Esa mañana tenía muchas cosas que hacer. Había que jugar un partido importantísmo, era la final de la copa en la que estaba desde hace dos meses. Era el día de gloria para ella en el aspecto deportivo. Despertó emocionada. Se metió a bañar y desenredó su pelirroja cabellera. Untó en su cuerpo bastante bloqueador solar, por que luego la cara le ardía mucho, además de que su pecosa y suave piel era muy delicada. Se puso un pequeño short, arriba uno más grande. Unas calcetas largas color rojo, finalmente una camiseta blanca y ajustada. Su anatomía era perfecta: 1. 72 m de altura, anchas caderas, buen tamaño de busto, pequeña y delineada cintura. A eso sumémosle unos preciosos ojos grises. Sí, así es mi amiga Lena Katina. Bajó a desayunar después de haber arreglado su maleta. Comió algo ligero, pues no podía comer otra cosa antes del juego. Yo la miraba desde la sala, estaba con ella en todo momento: Masha y Lena eran invencibles juntas. Finalmente salimos de su casa, cuando faltaban tan solo 15 minutos para la hora indicada. Llegamos al campo con dos minutos de retraso, y atrás de ella ya estaban una decena de chicas saludándola. Ya quisiera yo tener tantos hombres tras de mi. Ella se colocó la camiseta de su equipo, se paró justo en medio del campo, frente a su compañera. Volteó a ver que todo estuviera en su sitio, estaba en realidad concentrada, por lo que no le prestó interés a sus adversarios. El silbato sonó, y el balón empezó a rodar. Era en extremo agradable ver a Lena jugando foot ball. Tenía demasiada clase, un control absoluto, una derecha perfecta, sobre todo en los tiros de “volea”. Sus pases eran también exactos y precisos, dignos de una alfombra roja. En un intento, una de sus compañeras equivocó un pase y una delgada y pequeña chica de cabello negro tomó el balón. Su velocidad era increíble, su control también, era totalmente aferrada a sus objetivos, cada que perdía el balón luchaba por recuperarlo y no se quedaba sin hacerlo. Me imaginé un cuadro de ambas jugando juntas. En eso estaba pensando cuando finalmente Lena se escabulló y anotó un magnífico gol después de burlar a dos chicas y golpear el balón con un estupendo efecto razo. Nuestra porra saltó de emoción, mientras la delgada chica de cabello negro agachó la cabeza. Estuve observándolas a las dos, y durante el transcurso del partido intercambiaban coquetas miradas, pero ninguna se atrevió a hablarle a la otra, por que en ese momento eran rivales. Le quedaban dos minutos al partido, y se marcó un tiro de esquina a favor del equipo de la pelinegra. Los empujones dentro del área empezaron. Tan solo se veían codazos y patadas. Lena se bajó a defender, pues solo estaba a dos minutos de ganar la copa que tanto ansiaba. Se puso justo enfrente de la delgada joven Y entre ellas intercambiaron nuevamente miradas. Yo veía la escena de manera divertida y a decir verdad estaba un poco angustiada. El tiro lo cobró una chica rubia, lo mandó directo a donde estaba Lena, por lo que mi amiga brincó sin darse cuenta de que también Julia lo estaba haciendo. El resultado fue desastroso: ambas chocaron en el aire y se golpearon en la cabeza. Bueno, como la otra chica era de menor tamaño le dio a Lena en la nariz con su frente. Lena empezó a sangrar, pero aún así continuó jugando como si nada. 30 segundos después sonó el silbato que indicaba el final del encuentro. Resultado: Moscú 1- 0 San Petersburgo, resultado dos: la nariz de Lena desviada. Todas la del equipo contrario a mi linda amiga estaban tristes, sin embargo la pelinegra se veía intranquila. Inmediatamente se acercó a donde estaba Lena tendida en el suelo y con unas gasas en la nariz, que seguía llena de sangre.

“En verdad estoy apenada”- le dijo en tono sincero- “Lo siento, todo lo que se tenga que pagar irá por mi cuenta, perdón linda” Se acercó más a ella. De lejos era preciosa, pero cuando veías de cerca sus ojos te enamorabas al instante “Que bellos ojos. Perdón, no quise decir nada”

Lena tan solo la miraba sorprendida. En realidad no le dolía para nada el golpe, solo le molestaba un poco esas cosquillas que sentía recorriendo su tabique nasal.

L: “No te preocupes, estoy bien. Me dijo el doctor que tengo desviada la nariz, pero eso se arreglará pronto. No tengas cuidado...”

“Julia” completó la frase la otra mujer “Me llamo Julia Volkova, ¿y tú?”

L: “Lena Katina. Mucho gusto en conocerte”

J: “Me hubiera gustado mas conocerte en otras circunstancias y no aquí, en verdad estoy muy apenada. Dime, ¿hay algo que pueda hacer por ti?

El paramédico que había llegado a atenderla interrumpió.
P: “Al parecer fue una falsa alarma. Solamente está sangrando por el impacto, pero la hemorragia ya se detuvo, eso indica que no está desviado tu tabique. No sabes de la que te salvaste”

Ambas suspiraron de alivio

J: “Ya no me siento tan mal. Pero insisto, ¿hay algo que pueda hacer por ti?”

L: “No lo sé, es que pues creo que las chicas van a ir a festejar nuestra victoria”- Pero no siguió, sintió que sería descortés y arrogante hablar de ese tema con Julia- “Lo siento”

J: “No te preocupes, tu gol fue excelente. Tienes una buena técnica, además de que tienes algo a tu favor: tu belleza. Me di cuenta de que cuando una de las chicas se te acerca está tan ocupada mirándote que se olvida del balón”

Lena enrojeció. Era cierto, aparte de sus dotes naturales para el foot ball, su belleza era clave.

L: “Jaja, que cosas dices, Julia, ya me hiciste enrojecerme”

J: “Ese rubor te sienta de maravilla”

L: “Gracias”

J: “¿Entonces te vas a ir a festejar? Mmm, me alegra, pero me pregunto por que ninguna de ellas se ha acercado para ver como estás”

L: “Ellas son así, son unas malagradecidas me tratan medio feo, jaja. Pero es que es el único equipo que conozco, y como me apasiona tanto jugar, pues me aguanto”

J: “Eso no es un equipo. Un equipo se apoya en todo momento, y ellas no lo están haciendo”

L: “Lo sé, tienes razón. Que se queden con su copa, yo mejor me voy a mi casa”

J: “¿Te podría llevar?”

L: “Lo siento, es que me están esperando” Le dijo Lena señalando hacia donde estaba yo, que le mandaba besos desde lejos. Seguramente Julia llegó a la conclusión de que yo era pareja de Lena, jaja, ya me imagino ¡yo con mujeres!

J: “Ah, ok. Supongo que se irán a celebrar de una manera más íntima” le dijo Julia tratando de aparentar indiferencia.

L: “Jajajajaja. Ella no es mi pareja”

La esperanza regresó a Julia.

J: “Oh, yo lo siento. Antes que cualquier otra cosa tenía que preguntarte si tú... bueno, ya sabes...” agachó la mirada.

L: “No, solo chicos” le dijo Lena

La reacción de Julia fue chusca, empezó en sorpresa, se convirtió en tristeza y acabó en resignación. Lena soltó una carcajada

L: “No es cierto, lo correcto es “solo chicas”, jaja. Te engañé, jaja”

J: “Jajaja, esa es vieja y no la recordé. Bien, pues entonces... ¿ella es tu pareja o no?

L: “No. Solo es mi mejor amiga. Ven, te la presento”

Se dirigieron hacia donde estaba yo. Cuando iban caminando juntas se veían muy lindas una al lado de la otra. Finalmente llegaron, y Lena nos presentó. Vi los ojos de Julia; eran de un azul hermoso, y brillaban de una tierna manera. Su corte de cabello trataba de hacer rudas sus facciones, pero aún así se veía lindísima con esa blanca piel y esa nariz en forma chata que culminaba su notoria belleza.
Le dije que me había encantado conocerla, pero seguramente que a Lena le encantó más, jaja. Ambas enrojecieron cuando hice el comentario. Supe que estaba estorbando un poco, así que emprendí mi plan.

M: “Bueno, Lena, me llamó mi abuela para que fuera a recoger a mi perro a la tintorería” le dije en tono de broma

L: “Estás loca. Pero dijiste que me ibas a llevar, por eso no me traje mi carro ”

M: “Si, pero puedes irte... mmm... Julia, ¿tienes algo que hacer ahorita?”

J: “No. Al contrario, me ofrecí a llevarla”

M: “Bien, Lenita amada, ahí está la solución. Te lo agradezco Julia. Nos vemos en la casa Lena, te cuidas. Julia, gusto en conocerte, espero verte pronto”

Y sin decir más, me fui dejando a Lena con la palabra en la boca. Después de dos minutos de silencio, Lena habló.

L: “Bueno, pues ya me voy. Gusto en conocerte”

J: “Te llevo. Es una orden, jaja”

L: “Jaja, bueno, ante tus órdenes supongo que nadie se niega”

J: “Así es”

Se subieron al auto de Julia, y emprendieron camino. La morena manejaba rápido, pero de una manera adecuada y cuidadosa. Lena le indicó el camino hacia su casa. Cuando llegaron a una esquina se detuvieron, y Lena bajó del auto. Se despidió de Julia con un par de besos en las mejillas y se dirigió hacia su casa. Julia estaba embobada con su imagen desde ese ángulo, pero finalmente después de unos segundos reaccionó.

J: “Hey, ¡Lena!”
La pelirroja regresó.

L: “¿Te puedo ayudar en algo?”

J: “Sí. Me dijiste que no conocías a otro equipo. Pues bien, yo tengo uno, aparte de las chicas contra las que jugaste hoy. Los partidos siempre son por estos rumbos. Te dejaré mi número para que me llames por si quieres meterte a él, necesitamos a una “superstar” delantera, que sea bella y carismática y tu cumples con todo. Piénsalo y me llamas”

L: “Gracias por los comentarios y por pensar en mi. Voy a meditarlo, pues ya estoy algo cansada. Gracias... por todo”

J: “No hay de que”

L: “Insisto. Gracias”

J: “¿Por qué?”

L: “Por haberte conocido. Nos vemos”

La noche se sorprendió, al igual que el viento que era testigo del inicio de algo mágico que no había sido claro del todo. Julia no supo que decir, por que cuando se dio cuenta Lena ya estaba adentro de su hogar.

Esa noche, Lena estaba pensando mucho en Julia, y Julia, estaba queriendo pasar la noche con Lena.

Mi Amiga tomó el teléfono, y marcó un número...


Última edición por Crazyforkatina el 12/6/2008, 16:06, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/2/2008, 14:13

m eencanta este fantic ^^


gracia spor compartirlo!
Volver arriba Ir abajo
Saya_86
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : al fondo a la derecha, dnd están todas las cosas
Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 06/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   14/2/2008, 09:41

buen fic espero q lo sigas prontitu
Volver arriba Ir abajo
Kuga
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en mi loca realidad yuri
Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   19/2/2008, 18:38

como llo dejas asi!!!!!!!!!!!!!!!!
esta suuuper
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   3/3/2008, 01:26

con ti conti conti
Volver arriba Ir abajo
Kuga
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en mi loca realidad yuri
Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   14/3/2008, 20:07

julianna-sama escribió:
con ti conti conti
yo estoy de acurdo
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   27/5/2008, 21:14

Kuga escribió:
julianna-sama escribió:
con ti conti conti
yo estoy de acurdo


conti conti!!!!
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:53

Dos veces timbró el teléfono, la muy zonza me estaba marcando a mi, para decepción de todos. Le contesté, a pesar de que ella me estaba interrumpiendo un momento muy coqueto con el chico de la papelería.

M: “¿Bueno?”

L: “Hey Masha... ¿vas a tardar? Es que necesito consejos urgentemente”

M: “Tardaré un poco, así que mejor dime ¿qué te pasa?”

L: “Es que... otra vez esa cosquilla en mi panza... otra vez esa sensación de mariposas libres y seguras a través de mis emociones... otra vez ese puñado de alegría que pelea con mis demonios internos...”

M: “Estás enamorada... ¡que bien!”

L: “Es que no entiendes, no está bien. ¿Observaste bien a Julia?”

M: “No le puse tanta atención como tú, jaja, ¿qué pasa con Julia?”

L: “Es que, es idéntica...”

M: “¿A quién?”

L: “¡A Alexandra! . Todas sus facciones son parecidas... su manera de caminar, ¡carajo! ¡hasta hablan igual!”

Lena estaba loca, pero tenía razón. De momento me quedé pensando, recordando e hilando información. Llegué a una conclusión; ¡en verdad era idéntica!. Alexandra fue la primera novia de Lena, fue la persona con la que descubrió su gusto por las chicas. Bien, dicen que el primer amor nunca se olvida, y pues claro que es así. Siempre se queda marcado en la piel el propio susurro de las caricias que te brindan las manos, los besos, y el alma de la primer persona a quien decides entregar tu corazón. Esta vez no era la excepción. Lena había tenido muchas parejas después de Alexandra, pero ninguna había logrado hacer en ella lo que la joven hizo. Era una relación prácticamente perfecta, pero los padres de Alexandra se enteraron, y la enviaron a estudiar a Paris. Lena nunca supo nada de ella. Ya no recordaba mucho de ella después de la interminable lista de parejas de Lena, pero mi amiga tenía razón, hice memoria y en efecto, era totalmente idéntica. Regresé del “flash back”, e intenté entender la reacción de Lena.


M: “Tienes razón, pero yo no le veo problema a eso”

L: “Pues yo sí, y mucho. Es que cuando vi a Julia inmediatamente sentí algo muy fuerte, volé en el mismo momento, pero después mi mente asoció con ella la imagen de Alexandra. No sé que es lo que pasa conmigo”

M: “¿A que te refieres exactamente?”

L: “Creo que Julia solo me gusta, pero no sé si sienta algo más, eso parece”

M: “Sigo sin encontrarle inconvenientes”

L: “Sea lo que sea lo que pasa con ella, no sé si sea por ella misma o por el recuerdo de Alexandra disfrazado y escondido entre la impresionante y vibrante Julia Volkova”

M: “Bien, creo que entiendo. Pero Lena... ¿te parece si hablamos más tarde? En unos 20 minutos llego a la casa”

L: “Bien, no tardes súper Masha, te necesito”

M: “Jaja, ok. Nos vemos”- le dije, después continué platicando con el chico y me fui a casa. Cuando llegué la vi en la sala, ella me abrazó sinceramente, yo solo correspondí a su llamado. Esa noche Lena era frágil totalmente. Nos la pasamos toda la velada hablando de su recuerdo vivo llamado Alexandra, y aprovechamos para tomarnos algunas copas de wisky... Bueno, ella tomó, creo que le sentó bien, le hacía falta desahogar algunas cosas. Al final la llevé a su cama, le puse la pijama y se quedó dormida. Yo me fui a mi habitación. En la mañana Lena estaba totalmente desubicada, nada que ver con la deportista que el día anterior cargaba un trofeo. Le dolía la cabeza y se despertó hasta tarde, lo bueno es que era domingo y no tenía entrenamiento, ah, por que no había mencionado el hecho de que ese es su empleo; entrena a un equipo de foot ball femenil. Le pagan bien, pues es en una escuela particular, además de que también contamos con los ingresos de mi empleo y una cantidad que nos aporta su papá cada mes.

Quise iniciar el día de una manera diferente, y no abordar un tema que pudiera hacerla sentir incómoda, así que le empecé a hablar de política, tema que ella maneja a la perfección, igual que la historia y en general cualquiera que requiera una manera exquisita de expresarse. En eso estábamos cuando sonó el timbre de la puerta. Al verla tan “cruda” me levanté a abrir, no sin antes asomarme por el ojillo de la puerta. Mis ojos no podían creer lo que estaban viendo; en la puerta estaba parada Julia con un inmenso ramo de flores. Le avisé a Lena, provocándole algo cercano a un ataque de histeria.

M: “Lena, es Julia y un ramo de flores más grande que ella jaja ¿qué hago?”

L: “No sé, hagamos de cuenta que no estamos”

M: “No seas cobarde, mira, tengo una idea mejor: vete a bañar y por piedad maquíllate esas ojeras, mientras yo me quedo con Julia, ¿ok?”

L: “Me parece bien, por favor atiéndela de la manera que se merece”

M: “Jaja, claro”

Lena se metió a bañar, cosa que agradecí, pues no era común verla en las fachas en las que estaba en ese momento. Le abrí la puerta a Julia, y le invité un vaso de agua. Ella también tenía unas ojeras tremendas, y no pude aguantar la curiosidad de preguntarle por que eran.

M: “Al parecer pasaste una noche muy buena, o muy mala, jaja”

J: “Yo diría muy buena. Estuve pensando mucho en...”

M: “Jaja, creo que ya sé en quien”

J: “No, estuve pensando en muchas cosas”- me dijo apenada. Mi entendimiento me indicó que ese “muchas cosas” era un suplantador frustrado de un “Lena”, pero mejor no dije nada. Esa Julia es muy agradable, de inmediato empezamos a platicar de todo, mientras Lena se estaba bañando. Pasaron alrededor de 45 minutos, yo estaba presionando a Lena, quien finalmente salió de su cuarto, muy linda, de verdad puso empeño en arreglarse y los resultados fueron magníficos.

M: “¡Vaya Lena! ¡Hoy si te bañaste! Julia, deberías de venir más seguido, solo así se baña, jaja”

Sus caras fueron geniales por que ambas enrojecieron, Julia lo hizo justo después de una pequeña sonrisa. Lena me miraba con cara de que quería asesinarme.

L: “Muy graciosa. Hola Julia, disculpa la tardanza, es que en verdad preferí hacerte esperar antes de espantarte por el estado en el que estaba, era horrenda, jaja”

J: “No te preocupes Lena, pero no te creo, tú debes ser hermosa en cualquier circunstancia”
Otra vez el rubor en el rostro de ambas. Yo decidí dejarlas a solas.

M: “Voy a comprar... mmm... una bolsa... mmm.... al rato regreso, Julia, te quedas en tú casa. Nos vemos”. Me salí del lugar, dejándolas a solas.

L: “Y dime, Julia, ¿qué te trae por acá?”

J: “Vine a traerte estas flores, las vi y me parecieron hermosas, por lo que pensé en ti. Además ayer no te felicité por tu victoria”

L: “Gracias, Julia, no te hubieras molestado”

J: “No es ninguna molestia, además eran el pretexto perfecto para venir a verte”

L: “¿A qué te refieres?”

J: “Este... mmm... es que .... no me has dicho nada de la propuesta que te hice de mi equipo... si, ¡eso! ¿si vas a meterte?”

L: “Pues a mi me encanta la idea, solo avísame que días se juega y donde consigo el uniforme, y todo eso”

J: “El uniforme te lo consigo yo. Mira, el próximo domingo tenemos un partido, no sé si quieras venir para que conozcas a las demás chicas”

L: “Por mi encantada, el domingo está bien”

J: “Entonces el Domingo paso por ti para irnos, ¿te veo a las 9?”

L: “Si, a esa hora está perfecto”

J: “Bien, pues entonces ya quedamos. Me tengo que ir, tengo algunas cosas que hacer, te veo el Domingo”

L: “Sí, Julia, muchas gracias por las rosas, las pondré en agua ahora mismo, y gracias por venir”

J: “De nada. Pórtate bien”

Lena acompañó a la chica a la puerta, en cuanto la cerró, ahí quedaron, una de cada lado, recargadas en la misma base, sincronizando un suspiro...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:54

A penas era Lunes, y la espera se estaba volviendo agonizante, Lena sin darse cuenta había penetrado poco a poco en el corazón de Julia, quien ya moría de ganas por mirar esos grises ojos que la cautivaron en el mismo instante que los vio, pero Lena también sufría los efectos de ese encuentro; aveces estaba demasiado feliz, otras demasiado confundida o preocupada, pero una cosa era cierta; también necesitaba ver esos azules y paralizantes ojos de Julia.
El Martes pasó lentamente, todo como siempre en la casa. Ya para el Miércoles era notorio que Lena estaba desesperada, así que decidió salir a pasear un rato para despejarse de todas las cosas que iban rondando por su mente desde que se conocieron. Decidió irse al lugar donde podía estar realmente en calma; las canchas cerradas de foot ball que estaban en el parque central. Me dijo que la acompañara, pero la verdad es que yo estaba demasiado cansada después de un día largo de trabajo, así que se enfundó en su ropa deportiva de color gris y se salió cargando en una mano el balón y en la otra una botella de agua.
Caminó tres cuadras y llegó a donde quería, afortunadamente para ella las canchas estaban vacías, debido a que era un día nublado, no parecía que fuese a llover, sin embargo el ambiente le encantaba a Lena para “fortalecer su condición” como decía ella. Dejó el agua en el suelo junto a la portería y tomó la distancia adecuada. Empezó por dar diez vueltas trotando alrededor de la cancha, después corriendo a su máxima velocidad, después tomó el balón y empezó a dominarlo y a patearlo, practicando así sus tiros. Llegó un momento en el que estaba realmente cansada, por lo que se dirigió a la portería para tomar un trago de su agua; pero esta ya no estaba. Lena se extrañó un poco, y empezó a buscarla por todas partes. En eso estaba cuando una voz que provenía del otro poste le llamó.

“Hey, Lena”
Lena volteó para distinguir finalmente de donde provenía esa sensual voz con el gis maravilloso que arrastra al hablar. Encontró a Julia frente a sus ojos.

L: “¡Julia! ¡Que sorpresa!”

J: “Ya ves... es que aquí vengo cuando me siento con muchas cosas en la cabeza. Me sirve para despejarme un poco de todo”

L: “Yo también vengo a lo mismo”

J: “Oye... ¿de casualidad buscabas esto?” – le dijo, enseñándole la botella, que estaba en sus manos, y esbozando una linda sonrisa.

L: “Sí, jaja. ¿Dónde estaba? – le preguntó devolviéndole pícaramente el gesto.

J: “Junto al poste, donde la pusiste. Llevó aquí más de media hora y ni cuenta te habías dado. Me quedé observando como practicas, ahora veo por que eres tan buena. Además, haces un gesto muy lindo cuando estás concentrada”

L: “Jaja. Gracias. Pues sí, es que estaba muy concentrada, es importante tener buena condición”

J: “Así es. ¿Qué te parece si jugamos?”

L: “Ok, pero promete que me dejarás ganar, por que he visto como te aferras al balón, jeje”

J: “Eso mejor promételo tú”

L: “Jaja, bueno, mejor que ninguna de las dos se deje”

J: “Sí, pero hagámoslo más interesante, ¿no?”

L: “¿Cómo?”

J: “Si yo gano, te doy un beso”- le dijo, al tiempo de guiñarle el ojo
L: “Jaja, bueno, pero ¿si yo gano?”

J: “Tú me lo das a mí, jaja”

L: “Trato hecho, jeje”

J: “Bien, pues dejemos de hablar, vamos a jugar”

Julia tomó el balón y empezó a correr hasta la otra portería, tratando de burlar con su rapidez a las hábiles piernas de Lena, que en menos de un abrir y cerrar de ojos ya había recuperado el esférico. La pelirroja era muy hábil para los tiros de larga distancia, por lo que desde donde se encontraba le tiró. El balón llegó rodando a la portería y se metió. 1-0.
Julia solo reía, por que otras dos ocasiones pasó lo mismo. Finalmente, Lena, que era más penosa, decidió dejarse ganar, a fin de que Julia fuera quien la besara a ella. En esas circunstancias le facilitó todo a la otra chica, pues ya no marcaba su superioridad en marca y calidad, si no que más bien aprovechaba cualquier movimiento para tomarla por la cintura, abrazarla por la espalda o simplemente mirarla. El marcador final: 5- 3 favor Julia.
Estaban muy contentas, divertidas, como hace mucho no se la pasaban, entonces Lena se dio cuenta de que lo suyo no era precisamente predecir el estado del tiempo, por que una lluvia comenzó a caer en la cancha. Por un segundo se miraron, y entonces Julia fue por su chamarra, que estaba colgada en el poste de su portería. Regresó y se la colocó a Lena en la espalda.

L: “No, Julia, gracias, tápate tú, es mi culpa por no traer chamarra”

J: “No quiero que te enfermes, por favor, tápate y no me veas así. Anda”

L: “No, Julia, gracias de verdad”

En ese momento la lluvia se convirtió en una tormenta.

J: “Mira, ya empezó a llover más fuerte, ¿tienes algún plan?”

L: “Sí... ¡corre! ¡Solo sígueme!”

La pelirroja echó a correr, con Julia cuidándole las espaldas. En un momento encontró un lugar que parecía perfecto para esconderse de la lluvia, a pesar de que era muy estrecho, y tal vez presentarían dificultades para entrar. Miró a Julia por un momento, y con la mirada le preguntó algo parecido a “¿Entramos?” a lo que la chica contestó “Sí”. En efecto tuvieron un poco de dificultades para entrar; era algo parecido a un callejón, pero aún más estrecho y también un poco oscuro, fue entonces cuando comprendieron que era mucho tiempo el que habían pasado juntas y que a causa de esto ya se había oscurecido. La lluvia estaba incesante y ellas muy mojadas. Para distraerse un poco comenzaron una agradable charla que incluyó los más diversos y extraños temas, pasando por cosas sin sentido, y acabando en el tema más doloroso para ambas: el amor.
Julia le contó de todas las veces que había sido rechazada por ser [irónicamente] tan popular. Lena le contó casi de todos sus amores, solo omitió el más incómodo: Alexandra.

La lluvia cedió un poco, y supieron que ese era el momento justo de actuar.

J: “Te llevo a tu casa, al fin que no está lejos”

L: “Gracias, pero ya está oscuro y las calles a esta hora y en esta ciudad están muy inseguras. Nada más ven sola a una mujer joven y bella como tú y ya se aprovechan de eso”

J: “Por eso te quiero acompañar, por que tu eres una mujer joven y muy muy muy bella, no quiero que te pase nada”

L: “Jaja, eres más necia que yo. Sí, vámonos ahora que la lluvia no está tan fuerte. Bueno, si está fuerte, pero no como hace rato. Aprovechemos la oportunidad y vámonos”- le dijo, dando la vuelta. Julia la jaló suavemente del brazo y la acercó a su cuerpo de una manera exacta. Quedaron a muy poco centímetros sus miradas y sus labios. Sus pechos estaban juntos, y se sentía la agitación en ambas, tan de cerca que pronto se confundió en una sola.
Unos segundos se miraron, sin saber exactamente que hacer.

J: “Te gané”
L: “Sí, es cierto”
J: “¿Puedo cobrar mi victoria?”
L: “Claro” le dijo en un susurro, mientras su estómago estaba en plena revolución.
J: “No quiero que te sientas obligada”
L: “De no querer que pasara no hubiera aceptado”
J: “Solo es por compromiso” – le dijo alejándose poco a poco
L: “No, Volkova”- La tomó por la cintura y ahora ella la pegó a su cuerpo- “¿Crees que esto solo es por compromiso?”
J: “No”- Ahora sus manos se aferraban a la espalda de Lena.
Bruscamente Julia la besó, con una ansiedad inconcebible. Aquello sobre pasaba cualquier definición de beso que se haya podido imaginar alguna vez; el beso ya era insuficiente y las manos de ambas comenzaron a explorar sus cuerpos que ahora estaban tan unidos que parecía querer fundirse con un lenguaje silencioso.

En ese momento sonó el celular de Lena, haciendo que ella y Julia se apartaran, un poco sorprendidas por lo que había pasado. Sé que interrumpí el momento, pero me puedo excusar con el argumento de que Lena nunca demora más de dos horas cuando sale de casa.
Lena contestó un poco molesta, mientras Julia solo miraba el suelo.


L: “¿Bueno?”

M: “Hola Lena, soy Masha, ¿estás bien?”
L: “Lo estaba, Masha, lo estaba”
M: “Lo siento, ¿interrumpí algo importante?”
L: “Sí”
M: “Discúlpame, y dile a Julia que me perdone, de seguro ese momento especial lo estabas pasando con ella”
L: “Sí, Masha, ¡bruja!”
M: “Jaja, lo siento. ¿Ya vienes hacia la casa?”
L: “Vamos en camino”
M: “¿Vamos? Uuuuiiii eso significa que Volkova viene, ¡ok! Apresúrense por favor, que se va a cortar el servicio eléctrico y no quiero estar sola”
L: “Si, Masha, nos vemos”
Lena me colgó, seguro en ese momento quería asesinarme.

L: “Era Masha”
J: “Supongo que ya está preocupada. Vámonos mejor”
Julia la tomó de la mano y comenzaron a correr lo más rápido que pudieron, pues ya estaban algo cansadas de correr toda la tarde. Finalmente llegaron a casa de Lena.

J: “Bien, la princesa está en su castillo. Ya me voy, te cuidas, nos vemos el domingo”

L: “Ok, Gracias por acompañarme”

J: “No hay de que”
Julia dio la vuelta y comenzó a caminar. Lena no pudo evitar que un impulso por no dejarla ir se apoderara de su cuerpo y sin sentirlo ya le estaba llamando,

L: “¡Julia! Regresa por favor”
Julia corrió lo más rápido que pudo.
J: “¿Qué pasa? ¿Necesitas algo?”
L: “Sí, por favor entremos a casa para que te seques el cabello”- dijo titubeante, no muy convencida de que esa excusa fuera muy buena

J: “Vivo cerca, no hace falta”

L: “Es una orden , y mis órdenes, como las tuyas, tampoco se desobedecen”- le dijo mientras le hacía un puchero

J: “Gracias”

Entraron a la casa y yo estaba en la sala viendo una película en la sala. Saludé a Julia y me hice como “transparente” para que ellas no se sintieran incómodas.
Lena invitó a Julia a bañarse para que no se enfermara, a lo que Julia después de pensarlo mucho le contestó que sí. Yo le ofrecí una de mis pijamas, que le quedaban un poco “largas” pero que finalmente eran de su talla, no me quiero imaginar como le hubiese quedado una de Lena, sobre todo de la parte del busto jeje.
Justo cuando salió de bañarse, Lena le tenía preparado un té, que le ofreció inmediatamente. Se sentaron a platicar un rato, y decidieron [con mucha insistencia de mi parte] que Julia se quedara a dormir. De eso estábamos hablando cuando se fue la luz, sin motivo aparente.
M: “Se los dije. Ahora podemos platicar a oscuras o irnos a dormir” comenté en la oscuridad del lugar, pero nadie me respondió. Fui a encender una vela que estaba en el centro de la mesa, y en cuanto la luz iluminó un poco me di cuenta de por que ninguna de las dos me había respondido; ¡Se estaban besando!. Sintieron la luz sobre sus rostros, y en ese momento grité: “¡No!” para ver su reacción. Al instante se separaron, algo avergonzadas.

L: “¿No que? ¿Qué pasa?”

M: “¡Que no voy a poder ver el final de la película!”- dije en una carcajada que las contagió. Esa imagen nunca la voy a olvidar: Julia y Lena sonriendo a la tímida luz de una vela, y con las manos entrelazadas...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:55

En ese momento llegó la luz, para mi fortuna y para su desgracia. Ya con todo iluminado les dio más pena estar juntas y se separaron un poco. Yo preferí irme a dormir, por que estaba de “mal tercio” ahí.
Esa noche se la pasaron platicando de muchas cosas, pues había tanto que contar que ni siquiera les dio tiempo. A las 4 de la madrugada estaban ya demasiado cansadas por lo que se fueron a acostar. Lena durmió en la sala y Julia en su recámara.

A las 8 sonó el despertador y Lena tenía que irse al trabajo, intentó despedirse de Julia, pero ella dormía tan plácidamente que decidió no despertarla. La imagen de Julia recostada de esa manera en su cama la hizo estremecerse al recordar la primera vez que durmió con Alexandra, hasta estaban en la misma posición.
Alejándose un momento de los recuerdos, pasó a mi recámara a despedirse y a pedirme que por favor le preparara a Julia algo de desayunar. Más que un favor, fue una orden, pero lo dijo de una manera tan amable que decidí obedecerla.. También me dio una nota que había escrito con su delicada caligrafía.
Me levanté en ese momento, me metí a bañar y fui a preparar el desayuno, mientras agitando las manos me despedía de Lena que en ese momento salía por la puerta con una ancha sonrisa.
Preparé el plato para Julia y se lo puse en la mesa, esperando la hora en que se despertara. No pude evitar leer la nota, la curiosidad me mató, así que vigilando que Julia no me sorprendiera la leí.
“ Gracias por todo lo que pasó, desde el Domingo hasta la tarde de ayer. Tuve que irme al empleo, pero te vi tan linda en tu sueño que preferí dejarte entre los brazos de Morfeo, al que por cierto envidio por que te tuvo. Después me comunico contigo, disfruta el desayuno y piensa en mi. Atte Lena”

Mi cara de sorpresa debió de ser genial, pero no tanto como lo fue la de Julia, cuando 15 minutos después leyó la nota. Se puso roja y sus azules ojos brillaron de una manera especial.
Desayunamos juntas, ella se bañó y se vistió, mientras yo leía en la sala. Salió vestida con la ropa del día anterior y charlamos un par de minutos.

J: “Gracias por todo, me han tratado muy bien”
M: “Yo no, jaja, es Lena la que con esos detalles te hace sentir bien. En verdad espero que ustedes... Espera.... ¿si hay un “ustedes”?

J: “Aún no, pero claro que quiero que lo haya, Masha, no sé si sea correcto que te lo diga, pero Lena me está haciendo enamorarme de ella”
M: “Julia, no sé si es correcto que te lo diga, pero Lena al parecer está sintiendo lo mismo, jeje”

J: “Ojalá así sea. Bueno, me voy por que ya molesté por mucho tiempo, además necesito cambiarme de ropa. Muchas gracias, de nuevo. ¿Le puedes entregar esta nota a Lena?”- me dijo, ofreciéndome un pedazo de papel
M: “Claro”
J: “Gracias, nos vemos después”
Salió de la casa y en cuanto estuvo afuera leí la nota que esta vez ella había mandado [ es que mi curiosidad me domina].
“Morfeo no me tuvo, pues el tiempo que dormí tú estabas entre mis sueños. Espero tu llamada, para ir a comprar de una vez tu uniforme. Gracias por cruzarte en mi camino. Tuya, Volkova.”

Me contagiaron su cursilería, digo, su “dulzura” e inmediatamente me sentí feliz por Lena y también por Julia, por que a ambas las vi emocionadas y risueñas, como hace mucho no estaba Lena.
Pasaron las horas, y yo me fui también a trabajar, pero como en semanas anteriores había adelantado mucho trabajo salí temprano y llegué a casa casi al mismo tiempo que Lena. Aún venía sonriendo, con esa actitud tan linda que tan bien le sentaba.

M: “Estás feliz, ¿verdad?”
L: “No... jaja. ¡SÍ! Me siento muy bien, no sé que me pasa, pero cada que veo a Julia me siento poderosa”
M: “Es amor”
L: “No quiero etiquetarlo, pero es muy cercano a lo que sentí por...”
M: “Lena, no empieces con eso, no es necesario que lo hagas”
L: “No lo quise hacer, ese es el problema. No quiero empezar con Jul algo sin estar segura de que ya dejé el pasado en donde pertenece”
M: “Nada pierdes, además se nota a leguas que Julia está dispuesta a ser feliz, y que tiene todo lo necesario para que olvides a Alexandra”
L: “No sé, es que no entiendo como podría olvidar algo con otra cosa que es idéntica a ello”
M: “Sé que es un poco contradictorio, pero nada pierdes con intentarlo, ¿no crees?”
L: “No sé”
M: “Tal vez esta nota te de una idea más clara”
Le entregué el papel que Julia me dio, y cuando terminó de leerlo esbozó una sonrisa sincera.
L: “Es muy linda”
M: “Lo es”
L: “Y detallista”
M: “Lo es”
L: “¡Y muy parecida a Alexandra!”
M: “¡Ay Lena! ¡No empecemos otra vez! ES JULIA, SOLO JULIA, y si quieres un consejo, te lo doy: prueba conocerla y dejarte llevar por lo que estás sintiendo, deja el pasado ATRÁS y sé feliz en el maravilloso presente que te espera con una persona así”
L: “No me regañes u_u”
M: “No te regaño, te lo digo por que te quiero”
L: “Lo sé, Masha, gracias”
M: “De nada, y dime ¿vas a llamarle?”
L: “No tengo su número, y no es excusa”
M: “Lo sabía, por eso se lo pedí yo, jaja”
L: “Eres tremenda”
M: “Lo sé. Mira, aquí está, llámale”
L: “Bien”
Lena marcó el número. Un timbrazo, dos timbrazos. El tercero y una voz al otro lado de la línea.

J: “¿Hola?”
L: “¿Julia?”
J: “Así es, ¿Lena?”
L: “Claro. Te llamo para ver si mañana vamos a ir a ver lo del uniforme”
J: “Sí, ¿a que hora puedes?”
L: “¿Te parece bien a las 4?”
J: “Me parece perfecto
L: “Bien, entonces, mañana nos vemos, ¿en donde?”
J: “Paso por la princesa a su castillo”
L: “Jaja, ok, bueno, te dejo descansar... te cuidas, nos vemos mañana”
J: “Te extraño”- dijo Julia sin pensarlo
L: “Yo también”
J: “Perdona. Nos vemos mañana, pecosita”
L: “Ok”
Colgaron el auricular, y Lena se quedó pasmada. Julia le había dicho como Alexandra siempre le llamaba: “pecosita”. Sin poder evitarlo, me miró en silencio y nos abrazamos, mientras yo sentí una lágrima resbalando por su rostro.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:55

Después de unos segundos nos soltamos.
M: “¿Qué pasa, Lena? ¿Julia te dijo algo que te ofendiera?”
L: “No, para nada, es que parece que la vida me tiene una dura prueba. ¿Sabes cómo me llamó?”
M: “¿Cómo?”
L: “Pecosita”
M: “¡Oh! No sé que decirte, Alexandra siempre te decía así ¿no?”
L: “¡Sí! Esto no es justo, no lo es
M: “La vida nunca lo es, pero tampoco es ninguna villana y te da oportunidades que debes aprovechar. Lena, yo veo a Julia muy ilusionada contigo, no es lógico que te atormentes por el pasado. Julia es bella, inteligente, maravillosa, buena para los deportes, saludable...”
L: “Parece que eres vendedora promocionando un producto, jaja”- dijo, al tiempo que se secaba las lágrimas y me ofrecía una sonrisa encantadora.
M: “Eso soy, te estoy ofreciendo un producto: la felicidad. Quítate todo lo que traes y dedícate a tu Julia”
L: “Lo intentaré, aunque todavía no es “mi” Julia”
M: “Eso tiene solución”- le dije, guiñándole el ojo
L: “Jaja, me das miedo, hasta creo que ya me quieres casar para que me vaya de esta casa y te quedes a hacer tus travesuras bugas”
M: “¡Claro que no! Cuando Julia y tú se casen [y si por algún milagro biológico tienen hijos] se van a quedar aquí”
L: “Jaja, te tengo miedo, en serio”
M: “Jaja”
Toda la noche nos la pasamos bromeando respecto al tema, hasta que el sueño nos venció en la sala y cada quien se fue como pudo a su recámara. Al otro día Lena amaneció feliz, se enfundó en su uniforme del trabajo [que no era más que ropa deportiva ajustada color azul] y se fue, igual que yo.
A las 3 de la tarde Lena llegó a la casa, se dio un baño y esperó a Julia, quien llegó a las 4 en punto. Se miraron por unos instantes y después se dieron un beso en la mejilla.
J: “¿Nos vamos?”
L: “Sí, ya vámonos”
Salieron de casa y se dirigieron a la plaza comercial más cercana. Se compraron un helado y platicaron un rato en una banca que estaba cercana a la tienda de ropa deportiva, a la cual entraron después de 15 minutos.
En cuanto entraron, una joven de unos 22 años, con cabello castaño y unos grande ojos verdes se abalanzó sobre Julia de una manera efusiva.
J: “Hola Ana”
A: “Hola Julia, ¿qué milagro que me visitas?”
Julia como respuesta dio una sonrisa nerviosa, mientras Lena la miraba algo extrañada y a decir verdad, levemente celosa.
J: “Es que no habíamos contratado a alguien en el equipo hace mucho, pero valió la pena la espera, te presento a la hermosa, linda, divertida, magnífica y adorable Lena Katina”
A: “Mucho gusto Lena, me llamo Ana y soy la mejor amiga de esta “cosa” que se llama Julia”
Los celos de Lena se calmaron un poco, sin embargo algo había en Ana que no le agradaba del todo, pero prefirió omitir esos pensamientos de su mente.
L: “El gusto es mío”
J: “Bien, pues a lo que venimos. ¿Tendrás listo un uniforme de mi equipo, como de la talla de ella?”
A: “Sí, es el último que me queda, solo dime que nombre y que número debe llevar”
J: “En mi opinión debes de ser el 10, eres la mejor del equipo”
L: “Gracias, pero eso me suena medio arrogante. ¿Cuál es tu número favorito?”
J: “El 4”
L: “Que sea el número 4, Ana, y que diga solo “Katina”, por favor”
A: “Ok”
J: “Gracias, preciosa”
L: “De nada, Jul”
Estaban a punto de besarse, pero Ana interrumpió el momento con una tos.
A: “¿Cuándo lo necesitas?”
J: “Ese es el problema, lo necesito el Domingo, ¿crees que lo tengas?”
A: “Por Volkova cualquier cosa”
J: “Gracias, bien, ¿dónde lo recojo?”
A: “Yo te lo llevo, hace mucho que no te veo jugar, muero de ganas”
J: “Jaja, verás que Lena te va a sorprender”
A: “Me imagino. Pero en fin, ¿a que hora juegas?”
J: “A las 11, en las canchas de siempre”
A: “Ok”
J: “Gracias, ya nos vamos, te encargo mucho eso”
A: “No te preocupes”
J: “Hasta luego”
L: “Mucho gusto, nos vemos”
A: “Adiós”
Julia y Lena salieron de la tienda y se dirigieron al cine. Entraron repletas de dulces, pues a Julia le gusta mucho comer.
La película estaba sumamente aburrida, por lo que en un momento de silencio Julia se recargó en el hombro de Lena, simulando que dormía. Eso a Lena la mató de risa silenciosa.
De pronto empezaron a hablar en un susurro.
J: “Lena, yo sé que no es el mejor momento, pero quiero aprovechar la oscuridad del lugar para que no notes el rubor que seguramente ya está en mis mejillas”
L: “¿Qué pasa Jul?”
J: “Desde el primer momento en que te vi supe que necesitaría algún día estar a tu lado. Yo sé que es muy poco el tiempo que llevamos de conocernos, pero a mi me basta para darme cuenta de que me gustas demasiado, y que tienes muchas de las cosas que yo necesito para ser feliz. Bueno, no quiero marearte, así que seré directa; ¿Quieres intentar algo conmigo?”
L: “Tienes toda la razón, es muy poco el tiempo que hemos pasado juntas, y tengo muchos miedos que necesito vencer. No sé si esté lista para iniciar algo, pero...”
J: “¿Pero...?”
L: “Si, Julia, si quiero. Me encantas y creo que ya te necesito conmigo”
J: “Como quisiera gritar lo feliz que soy, pero nos sacarán del cine si lo hago, así que mejor aprovechemos el silencio”- le dijo en tono pícaro
L: “No se me ocurre como, ¿y a ti?”- respondió poniendo cara de inocente
J: “Tengo una idea”
L: “¿Cuál?”
J: “Acércate para escucharla”
Lena se acercó y empezaron a besarse tiernamente. Se la pasaron así toda la película, cuando por dentro algo les decía que probablemente se la pasarían así toda su vida.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:56

Era Sábado por la mañana, y Julia le llamó por teléfono a Lena, para confirmar si al día siguiente iría a jugar al partido que habían quedado.
J: “Hola princesa”
L: “Hola amor, ¿cómo estás?”
J: “Mejor ahora que volví a escucharte”
L: “Eres muy dulce, Julia”
J: “No siempre, pero esta vez es diferente”
L: “¿Ah si? ¿Por qué?”
J: “Por que estoy enamorada de una pecosita preciosa, que me trae de cabeza”
L: “Que envidia”
J: “Es bellísima, tiene una mirada gris tan penetrante que con una vez que te vea te deja enamorada, además, juega muy bien foot ball, es madura, es sincera, es hermosa y seguramente se ha de ver preciosa con el uniforme del equipo. Ella se llama Lena, y la quiero como no tienes idea”
L: “Jul, yo también te quiero, y mucho”
J: “Yo más. Oye, amor, ¿qué crees?”
L: “¿Qué pasa, bebé?”
J: “Ya me trajo Naztya tu uniforme, te lo tienes que probar para mañana”
L: “¡Perfecto! ¿Cómo le hacemos?”
J: “Si quieres te lo llevo ahorita mismo”
L: “¿No es molestia?”
J: “Para nada, pero me tendrás que pagar con algunos besos”
L: “ Ok, me parece muy bueno el trato”
J: “Muy bien, pecosita, voy para allá, ¿en cuanto tiempo te veo?”
L: “ Una hora, es que me puse a arreglar el cuarto de Masha y no me he bañado”
J: “Jaja; ok, en una hora te veo”

Colgaron el teléfono y yo tenía que salir a comprar algunas cosas para mi empleo, por lo que me despedí de Lena, después de 15 minutos en los que ella se puso a encargarme cosas que quería que le comprara, como un par de espinilleras nuevas y una venda para que se pusiera en su pie, además de su bebida hidratante.
Me salí de casa y ella inmediatamente se metió a bañar. Pensé que no le daría tiempo de arreglarse en lo que llegaba Julia, por lo que no quise ser descortés y hacerla esperar y dejé en la puerta un recado para ella, indicándole que le había dejado las llaves tras el tapete.

Pasaron los otros 45 minutos y Lena aún no salía del baño, mientras que Julia leyó el letrero de la puerta, por lo que entró a la casa y se puso a ver la televisión.
Esperó ahí como 3 minutos, cuando de pronto un grito de Lena la angustió un poco. Fue corriendo en búsqueda de ella, pues no estaba segura de donde estaba, finalmente, entró al baño, y pudo mirarla ahí, desnuda, con su piel camuflageándose entre el color marfil del baño, así, sin ninguna tela, sin ningún maquillaje.
Se quedó atónita ante tal belleza, pero después de unos instantes reaccionó.

J: “Lena, ¿Estás bien?”
L: “Masha, te he dicho mil veces que no permitas que se queden las arañas cerca, casi muero del susto”
J: “Yo no soy Masha”
Lena se asomó lentamente, con una mirada curiosa, tras de la cortina del baño.
Se sonrojó considerablemente, y se tapó como pudo.
L: “¡Julia!”
J: “Lo siento, Lena, es que escuché que gritaste y pensé que algo malo te había pasado” le dijo Julia, mientras tapaba sus ojos con ambas manos.
L: “No, yo estoy bien, solo que una araña me espantó un poco”
J: “Bien, entonces te dejo, para que termines de cambiarte”
L: “Gracias” le respondió avergonzada.

Julia salió del baño, aún apenada y aún hipnotizada por la imagen que estaba segura de que nunca olvidaría. Se sentó nuevamente en la sala, y prendió la televisión, donde pasó casi 20 minutos más, en los que Lena aprovechó para vestirse y arreglarse. Salió de su recámara y miró a Julia, ambas estaban todavía ligeramente avergonzadas, pero se saludaron como si nada, con un leve beso en los labios.
J: “ Aquí está tu uniforme, ¿te lo mides de una vez?”
L: “Claro”
Lena se quitó la playera que traía puesta, quedando en brassier (Julia claro, estaba embobada con esa imagen) y después se puso la playera del equipo, que era de color rojo con una estrella fugaz de color amarillo que empezaba en el hombro izquierdo, pasaba por el pecho de una manera inclinada y terminaba en la cintura. Le quedaba ajustada, se le veía realmente preciosa, según la opinión de Julia. Después Lena tomó el short, y se iba a bajar el pantalón, pero se arrepintió y solo lo abrazó.
L: “Ahora vuelvo”
J: “Por mi no hay problema”
L: “Bien solo será un segundo”
Se bajó el pantalón y Julia estaba realmente impactada con esas blancas piernas torneadas y tan bien moldeadas, tan bellas. Lena se puso el short, que también ajustó de manera increíble en sus caderas.

J: “Te ves hermosa”
L: “Gracias, pero yo lo veo un poco corto”
J: “Te aseguro que se te ve divino, no te mentiría yo”
L: “Te creeré”
Volvieron a besarse.
J: “¿Estás nerviosa por mañana?”
L: “No, bueno, solo estoy un poco curiosa por como son nuestras compañeras”
J: “Son geniales, muy buenas en lo que hacen, además de divertidas, leales y sinceras”
L: “Me alegra que sea así”
Se miraron por un momento, Julia estaba aún sentada en el sillón.
J: “¿Y Masha donde está?”
L: “Comprando algunas cosas que nos faltan, le encargué un par de espinilleras y una venda para mi pie, por que me ha estado molestando un poco, es que desde que tuve un esguince no ha vuelto a ser el mismo, jaja”
J: “Si quieres lo dejamos para otra ocasión, para que no te duela”
L: “Para nada, solo molesta un poco, pero se me quita rápido”
J: “Bueno, pero ¿Por qué no me dijiste para que fuéramos por tu venda y tus espinilleras?”
L: “Por que quería que Masha saliera y nos dejara solas”
J: “¿Ah si? ¿Y eso como para que?” le dijo Julia, en tono coqueto
L: “¿No te imaginas?”
J: “¡Para hornear galletas!”
L: “¬¬ ¿quieres hornear galletas?”
J: “Jajaja, claro que no”
L: “¿Entonces?”
J: “Pues, lo que quiero es esto”
La jaló sutilmente hacia ella, haciendo que quedara encima de su vientre, mientras empezaban a besarse pasionalmente. Sus manos estaban entrelazadas, y de pronto se soltaron para empezar con la lluvia de caricias que querían que las inundaran. Pronto la mano de Julia estaba debajo de la playera de Lena, en un segundo ya estaba en sus pechos. Las manos de Lena tampoco se quedaban atrás, pues también tocaban cada parte de ese pequeño y frágil cuerpo de Julia. Pronto su cadera empezó a hacer movimientos en forma de círculo sobre Julia, y ella estaba disfrutando de ese contacto.
Las cosas subían cada vez más de nivel, fue entonces cuando...

Toqué el timbre jaja.
Ellas se levantaron rápidamente y se acomodaron la ropa, mientras decían expresiones como “Rayos”. Toqué 5 veces, y hasta la última salió Lena, totalmente roja y agitada y con el cabello despeinado. Me miró furiosa y me dijo que me pasara. Inmediatamente tuve la sospecha de lo que había interrumpido, y me dio bastante risa. Me dirigí a la mesa y coloqué las bolsas sobre ella, mientras veía a Julia mirando el suelo, muy apenada.
Después Lena me miró nuevamente.
L: “Masha, tú siempre tan oportuna”- me dijo con ironía.
M: “Lo siento, no quería interrumpir, pero es que tú no me dijiste que necesitabas que yo estuviera más tiempo fuera de casa”
L: “Que graciosa”
La miré un momento y no se me ocurría decir nada, así que simplemente se me ocurrió poner la mirada seria y decirles:
M: “Bueno, véanlo por el lado amable”
L: .........
J: ..........
M: “Mañana no estarán cansadas en el partido”
Julia soltó una risita leve, mientras Lena me miraba aún molesta. Después de unos segundos, ambas empezaron a reír fuertemente, mientras yo las miraba, también riéndome.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:57

Esa tarde Julia se quedó a comer con nosotras y nos la pasamos platicando de cosas sin sentido, después nos fuimos a ver una película a la sala, pero yo me aburrí bastante pues la película no estaba entretenida para nada, y lo mismo ocasionó que Julia y Lena se dedicaran solo a besarse.
Me metí a dormir a mi cuarto, despidiéndome de Julia con un beso en la mejilla.
Al siguiente día, Lena se despertó muy temprano, ya que, contrario a lo que ella esperaba, si estaba nerviosa por el partido. Alistó sus cosas, como siempre, guardó la playera del uniforme en su mochila, junto con su bebida y una toalla para secarse el sudor. En esta ocasión amarró su cabello para no sentirse tan acalorada.
Se puso una lycra, su short, y sus calcetas y se puso a desayunar conmigo.
M: “Estás nerviosa ¿verdad?”

L: “Para nada... bueno, si la verdad es que estoy nerviosa, es decir, no es como otras veces, ahora Julia estará ahí y no sé, me da miedo caerme o hacer el ridículo enfrente de ella”

M: “No va a pasar nada, tu actúa como siempre lo haces, sabes que esa derecha tuya es infalible, no temas amiga, además, si alguien te hace algo, voy y le parto su...”
L: “Madre Santa! Que vocabulario tienes Masha!”

M: “Jaja, tú lo dijiste, Lena, tú lo dijiste!!!”

L: “Jaja, por eso ya me estás empezando a caer bien Masha”

M: “¬¬ que chistosita, apuesto a que no podrías vivir ni un día sin mi, soy tu mejor amiga, además ¿qué mas quieres? Soy bella, educada, decente, buena onda, responsable, trabajadora, y estoy bien buena, y sobre todo, soy modesta”

L: “Jajaja, claro, claro... mejor abre la puerta, de seguro debe ser Julia”

Me dirigí hacia la puerta, y en efecto, era Julia, quien venía ya con el uniforme puesto.

M: “Buenos días Julia”

J: “Buenos días, señorita Oportuna, jaja”

M: “Jaja, yo no tengo la culpa de que estén haciendo sus cochinadas en la sala, para esto está la recámara”

Julia me iba a responder algo, después de reírse un poco, pero Lena llegó tras de mi, a regañarme como siempre.

L: “¡Masha! Deja en paz a Julia. No le hagas caso amor, la señorita Oportuna está en sus días”

M: “¬¬ Eso ni es cierto, jaja, pero en fin, pásale Julia, que esta pecosa apenas está desayunando, por cierto ¿no quieres algo tú?”

J: “No gracias, acabo de tomar jugo, es que si como algo más ni puedo correr”

L: “Bueno, pues vamos a la mesa ¿no?”

Nos dirigimos hacia la mesa y Julia y Lena se sentaron juntas, por lo que yo quedé de frente a ellas. Julia le empezó a dar de comer en la boca a Lena, quien solo sonreía ante esa ocurrencia y la miraba tiernamente. La verdad me empalagaron un poco, por lo que mejor me fui a la sala. Por fin terminaron, Lena se fue a lavar los dientes y por su mochila, mientras que Julia se sentaba junto a mi.
M: “¿Nos vamos a llevar tu carro o el mío?”

J: “No sé, hay que preguntarle a Lena. Lenaaaaa!”- Gritando desde la sala

L: “¿Qué pasa?”
J: ¿ “En mi carro o en el de Mashi?”

L: “Jajaja, ¡Mashi! Jajaja, pues en el de ella, para que ella maneje, ya que tanto se preocupa por que NO ESTEMOS CANSADAS jaja”

M: “ ¬¬ jajaja, aparte de que me preocupo por su condición... bueno, si, yo manejo Julis”

J: “Jaja, Amor, Mashi me dijo Julis ¬¬”

L: “Jajaja, ya amor, no pelees con Mashi”

M: “ Ya amor bla bla bla, que cursi eres Leni”

L: “Jajajaja, ya cállate Mashi”

Lena salió del baño por fin, y nos dio una sonrisa, como hace mucho no se reía.

L: “¿Ya nos vamos?”

J/ M: “Síiiiii”

Salimos de la casa y ellas subieron en la parte de atrás del auto. Iban tomadas de la mano y yo solo me dediqué a mirar hacia las calles, poniendo atención y observando a uno que otro chico. No tardamos ni 10 minutos cuando ya estábamos en la cancha.
Bajamos del auto y ellas se metieron a la cancha, mientras yo me quedaba en la tribuna, para gritarles desde ahí.

Se acercaron a un grupo de chicas que llevaban el mismo uniforme, y que inmediatamente respondieron al llamado, saludando con la mano a Julia.
Julia y Lena llegaron tomadas de la mano.
J: “Lena, te presento a tu nuevo equipo”
L: “Mucho gusto, chicas, Soy Elena Katina, pero me pueden decir solo Lena”
“O solo Katina”
Todas voltearon al escuchar esa voz, algo sorprendidas.
Julia se sacó un poco de onda, pero no dijo nada.
Una chica de cabello castaño y piel blanca estaba ahí, parada, junto al poste de la portería. Era muy bonita, tenía unos ojos verdes impresionantes, y miraba con recelo a Lena.
“Bien, como al parecer nadie me va a presentar, pues me presento sola. Me llamo Klavdiya Solovov, y soy la portera del equipo. ¿Tú eres la nueva delantera?”
L: “Sí, soy yo”
J: “Hola Klavdiya, ¿ya estás mejor? Es que el partido pasado se lastimó, amor, por eso le pregunto” – le explicó Julia a Lena.
K: “Si, ya estoy mejor, gracias por preguntar Jul, pero “¿amor?”, ¿así le dijiste?”
J: “Sí, ella es mi novia”
K: “Ah mira, la nueva...pues yo...”
Una chica de cabello negro y largo la interrumpió a propósito, diciendo: “Yo me llamo Alina , Lena y espero que te guste como jugamos, nos dijo Jul que juegas muy bien”. Su voz sonaba sincera y llena de emoción.
L: “Gracias, pues espero no defraudarlas”
A: “Para nada, oye Jul, que novia tan linda tienes”
J: “¿Verdad que sí? Jaja”
Esta vez quien interrumpió fue Klavdiya.

K: “Ya basta, concéntrense, hay que calentar, rápido, pónganse a trotar”
Todas las chicas la obedecieron, como que le tenían algo de miedo a pesar de que físicamente no se notaba más fuerte que ellas. Julia se quedó parada, ni se movió, al igual que Lena.
J: “Te agradecería que no des ese tipo de órdenes, la capitana soy yo, eso me corresponde a mi”
K: “Sí, como digas Julia, es que como te vi tan ocupada con la nueva, pues preferí no molestar a la “princesita pelirroja”” Dijo, haciendo una reverencia.
Lena se molestó un poco, pero prefirió no decir nada para no causar molestiaas, sin embargo Julia no se quedó callada.
J: “Hey, no seas irónica y a Lena la respetas, por favor”
K: “Claro Volkova, como digas tú” respondió despectivamente para después dar la vuelta e irse.
J: “Lo siento, cariño, esta chica está loca”
L: “Y celosa, creo. ¿Ella y tú?....”
J: “Sí, pero ya tiene más de tres meses que terminamos. Pero yo lo superé hace como un mes, jaja, además te conocí y me robaste mi corazón”
L: “Gracias, pero al parecer ella no lo ha superado”
J: “Yo sé que soy inolvidable, jaja” dijo con aires de grandeza.
Lena solo sonrió y le dio un leve golpe en el estómago, a lo que Julia solo respondió con una risa.
J: “Te voy a cobrar ese golpe con besos”
L: “Si es que me alcanzas” le respondió Lena echándose a correr e integrándose al grupo que antes ya había empezado. Julia fue tras ella y la alcanzó. Le dio un beso en los labios y después continuaron calentando.
La tribuna se iba llenando, al igual que el campo, pues ya había entrado el otro equipo.
Pasaron 20 minutos y las chicas se acomodaron justo como Julia se los había indicado: Klavdiya en la portería, después una alineación 4,3,3, con Lena como central, Alina como lateral derecha y otra chica [cuyo nombre era Katia] como lateral izquierda. Julia esta vez actuaría de volante.
Se acomodaron en el campo, mientras Julia hacía el volado para ver quien haría el saque inicial. La capitana del otro equipo se le hizo conocida a Lena, pero no pudo recordar de donde.
Finalmente, Julia ganó el volado y eligió que sacaran ellas.
Lena se puso en el centro del campo, el silbato sonó y ella se la pasó a Katia...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:58

Katia se la regresó a Lena, quien burló a un par de chicas para después pasar el balón hacia Alina, quien le gritaba desde lejos. Alina lo tomó y dos chicas la cubrieron de manera perfecta, por lo cual tuvo que retroceder y entregarlo a Julia, quien le dio con fuerza para llegarlo así hasta donde estaba Katia, quien no brincó lo suficiente y fue rebasada por una chica rubia del otro equipo. La chica se lo pasó a otra, que inmediatamente comenzó a correr con él. Su destreza era mucha por lo cual pudo esquivar a 2 del equipo de Julia, pero finalmente se topó con Lena, quien con un juego de pies le robó el esférico de inmediato, ante la sorpresa de la chica, que la miraba atónita. Lena echó a correr con el balón y se lo pasó a Katia nuevamente, quien lo pasó a Aleksandra, la delantera. Ella tomó el balón y una defensa la empezó a cubrir, dejando libre un espacio que Lena distinguió y en el cual se escabulló sin que nadie lo notara.
L: “Aleksa!!!” Gritó Lena mientras alzaba la mano. Aleksandra la escuchó en inmediatamente le dio un acertado pase que iba directo a su cabeza. Lena brincó y giró el cuello con rapidez, para así impactar el balón, que entró en el ángulo de la portería.

M: “Goooooooooool” grité como loca, después de brincar y tirarle el hot dog al señor de al lado
M: “Disculpe señor...... Gooooooooooooooool!!!! De Lenita!!!!!”

Julia también estaba brincando, y fue con Lena inmediatamente a darle un abrazo y un suave beso que casi nadie notó.
J: “Muy bien Pecosa, 1 – 0”
Todas la felicitaron.
Otra vez el saque desde medio campo. La chica del otro equipo la tomó y dio el pase a una chica morena muy veloz, que empezó a correr hacia la portería contraria, se topó con Lena, quien con una mirada la puso nerviosa, haciendo que se enredara con sus propios pies y soltara el balón. Julia solo sonrió ante la escena, y Lena solo la miró con cara de “yo no fui”.
Estaba tan entretenida mirándola que no se dio cuenta de que atrás de ella venía una chica de cabello largo que le quitó el balón. Aleksandra llegó y se lo quitó con facilidad, para pasarlo a Katia, quien en un arrebato de locura, dio un tiro al comienzo del área chica. El balón se elevó demasiado, sin embargo tomó un buen efecto y se metió a la porteria. Nadie lo podía creer, pero igual lo celebraron.

M: “GOOOOOOOOOOOOL” Dije nuevamente brincando, mientras el señor de al lado protegía sus palomitas [por si corrían la misma suerte que el hot dog, jaja] Bueno, ahora no fue de Lena, pero si fue de...¿de quien?”
Me acerqué al campo y miré a la autora del gol, que estaba de espaldas a mi. “Katia” así se llamaba.
M: “Katia, felicidades muy buen gol” le dije cuando ella se iba. Al escuchar su nombre volteó. Su mirada era color miel, con unas pestañas muy largas y bonitas que hacían perfecta armonía con su rostro, que en general era muy bello. Su cabello castaño brillaba bajo la luz del sol. Sin quererlo me sonrojé cuando ella me miraba, y solo se me ocurrió sonreír. Ella correspondió mi gesto, y su sonrisa era realmente bella, lo cual me hizo enrojecerme aún más. Me senté mientras ella se alejaba para seguir el juego.
Pasaron 35 minutos más, haciendo que faltaran solo dos más para acabar el primer tiempo. Un saque de manos cerca de la portería que resguardaba Klavdiya. Una defensa equivocó en una barrida, tirando a la delantera del equipo contrario. ¡Falta! gritó el árbitro después de silbar. Sin reclamos le ayudaron a levantarse y vino la chica que era capitana a cobrarla. El silbato. La chica le pega pasando a la barrera, con efecto, el balón iba directo al ángulo, pero Klavdiya se lanzó espectacularmente y detuvo el balón con un manotazo. Otra vez el silbato, fin del primer tiempo.
Todas felicitaron a la portera por ese lance.
Lena se dirigió a las gradas, donde la esperaba yo con una sonrisa. Venía tomada de la mano de Julia, y platicando con Katia.
M: *Diablos, viene con Katia* “¡Lena, que buen gol!”
L: “Jaja, gracias pero también el pase fue precioso”
K: “¿Y para mi no hay felicitación?”
L: “¿Ustedes se conocen?”
M: “No, pero puedes presentarnos, ¿no?”
L: “Claro, bueno, ella es Katia y ella es Masha”
K: “Mucho gusto”
M: “Igualmente”
J: “Bueno ya, jaja. Masha, a mi no me felicitas ¬¬”
M: “Claro que si, Julis, jaja, muy bien jugado”
J: “Mira Mashi, jajaja”
K: “Mashi suena lindo, jaja”
Yo me apené ante ese comentario, algo extraño estaba pasando y Lena lo notó, por lo cual tuvo la idea de cambiar el tema.
L: “Chicas, vámonos con las demás. Te vemos al rato, Mashi, jaja”
M: “Maldita ¬¬ jajaja, ok”
Se fueron otra vez al campo, no sin que antes Katia me mirara de manera extraña que me provocó una reacción rara.
Descansaron un poco y después regresaron al partido. Esta vez sacó el equipo contrario. Un par de pases, un par de barridas, y un gol.
M: “Ay que defensa tan ... vale... ¡Madre Santa! Otra vez mi boquita!”
El señor de al lado me miraba aún con desprecio, creo que si tenía antojo de hot dog, jaja. Yo ya no dije nada. Se marcó un tiro de esquina a favor del equipo de Julia, y lo cobró Katia. Otra vez al centro del área chica, donde Lena no tuvo más opción que aventarse una “chilenita” donde impactó el balón acertadamente y este se metió. La capitana del otro equipo se quedó sorprendida, mientras Lena festejaba de lo lindo con Julia y Aleksandra. *Katina... has mejorado” pensaba la otra capitana.
Minuto 46 del segundo tiempo, el silbato sonó e indicaba el final del partido. Resultado: 3 – 1.

Las chicas festejaron un poco, para después llegar todas a las gradas donde se reunieron con las personas que fueron a verlas.
“Felicidades” dijo fríamente Klavdiya a Lena, y después se fue.
Lena se acercó otra vez, con Katia y Julia.
M: “Felicidades, pecosa, ¡esa “chilenita” fue genial!”
L: “Lo sé, soy genial, jaja” dijo, imitando a Julia.
M: “Julia te está afectando, ya hasta la falta de molestia te pegó por conducto salival jaja”
J: “¬¬ jaja, te pasas”
K: “Jajaja, ¿ya ves lo que haces Volkova?”
J: “Calla, Katia, calla”
M: “Oigan, ¿les parece si nos vamos a celebrar?”
L: “ ¡Pero estamos todas mugrosas!”
M: “Tú siempre andas igual, jaja”
L: “¬¬”
J: “No le hagas caso, amor, estás mugrosa, pero eres encantadora”
L: “¬¬ no me ayudes Julia!!!”
J/L/M/K: “jajajaja”
M: “Pues vamos a la casa y ahí te cambias y después nos vamos a otro lado”
K: “Bueno, yo ya me voy”
L: “Ah eso si que no!!! Vendrás con nosotras, por favor”
Lena hizo su mirada de “gato con botas” con lo cual Katia no pudo resistirse y aceptó.
K: “Pero dame tu dirección y las alcanzo ahí, pues ni modo que yo también me vaya toda mugrosa”
M: “Mejor tu danos la tuya y pasamos por ti”
Apuntó su dirección en el celular y después yo la copié al mío.
J: “Yo me voy con ustedes, pasamos a mi casa y voy por mis cosas y así me baño en tu casa para estar todas listas”
L: “Claro”
Nos disponíamos a salir del lugar, cuando una voz gritó: “¡Katina!”
Lena y Julia voltearon , y era la capitana del otro equipo.
“Ya ni recuerdas tus amistades añejas...soy Tonya, del equipo de la primaria”
L: “Jaja, te recuerdo, te me hacías conocida, pero no me acordaba de donde”
T: “Puedo ver que has mejorado realmente, antes no sabías ni pasarla”
L: “¬¬ jaja, siempre me molestabas, ¡mala!”
T: “Solo era para que aprendieras a jugar y me alegra ver que has mejorado mucho, y también te has puesto muy linda eh”
Julia no pudo evitar toser y casi ahogarse con el agua que estaba bebiendo al escuchar ese comentario.
L: “Je... pues gracias. Por cierto, te presento a Julia, ella , bueno... ella es mi novia”
T: “Mucho gusto, Julia”
J: “Igualmente”
T: “¿A poco tú?...”
L: “Jajaja, si”
T: “Ya lo sabía, esa forma de mirar a las niñas no era normal jaja”
Lena enrojeció, y solo cambió el tema.
L: “Mira, ella es Masha”
T: “¡Masha! Que sorpresa... no pensé que aún conservaran comunicación”
M: “Jaja, pues si, me suplicó que viviéramos juntas y tuve que aceptar, jaja”
T: “No entiendo, pensé que tu pareja era Julia”
L: “Jajaja, claro que lo es, Masha solo es mi amiga”
M: “¬¬ No se te quita lo mensa a ti Tonya, a mi ni siquiera me gustan las...”
Lena me pisó, haciéndome notar que estaba ahí Katia.
M: “Las uniones libres” tuve que completar, para no hacerla sentir mal.
T: “Chapada a la antigua, que bien”
Todas reímos.
J: “Amor, creo que ya es hora de irnos, ¿no?”
M: “Pienso lo mismo, ya tengo hambre “
K: “Yo también!”
T: “¿Y a donde se dirigen? Claro, si se puede saber...”
J: “A comer y a recrearnos un poco”
T: “Ok”
L: “¿Quieres venir con nosotras?”
T: “Me encantaría, pero ahora tengo un compromiso, veré si puedo zafarme, ¿a dónde van a ir?”

L: “Pista de patinaje... por favor”

J: “ A la pista de patinaje, por que ahí quiere mi reinita”
M: “¬¬ no existe la democracia para ustedes? Bueno, a la pista”

K: “Síiii!”

T: “Bien, trataré de alcanzarlas ahí, pero cualquier cosa, te doy mi celular por si necesitas algo, Lena”
Lena asintió y apuntó el número en su celular.
Katia se fue, al igual que Tonya.
Nosotras nos subimos al auto y nos dirigíamos a nuestra casa. Intentaba concentrarme, pero Julia y Lena no me dejaban por tanto beso y abrazo. Iba a reclamarles, mirándolas a través del retrovisor, pero en ese momento estaban “intensas” por decirlo de alguna manera y la mano de Julia estaba tocando un seno de Lena.
O_O No pude evitar hacerlas enojar, jaja.

M: “¡¡¡Esa mano árbitro!!!”. Grité interrumpiendo su concentración.
Ambas se separaron al instante, sorprendidas y apenadas.
Julia se acercó y me metió un tremendo zape, mientras Lena reía de mi ocurrencia.

M: “Puercas pervertidas” les dije en tono de broma.

Reímos nuevamente y nos fuimos a nuestra casa.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:58

Después de cada escena que vi con ellas, preferí solo mirar hacia enfrente, tratando de concentrarme. Pasamos a casa de Julia por su ropa para que se bañara. Finalmente llegamos a nuestra casa y la primera que se metió a bañar fue Lena [es que a ella le hacía más falta jaja]. Salió del baño y se puso una ropa cómoda, pero igualmente se veía muy bien con su chamarra rosita, toda gay jaja.
Yo también me bañé, a pesar de que no me hacía falta, pero quería verme presentable. La última fue Julia, quien tuvo el trabajo más fácil pues ni siquiera tuvo que peinarse ni nada. Después de aproximadamente una hora y media pasamos a casa de Katia, que no vivía muy lejos de ahí. Ella se veía realmente hermosa... bueno, es un decir, es como si dijera “esa pintura es hermosa” o “esa...mmmm....”, ejem. Bueno, el chiste es que ella se subió al auto en la parte de adelante, conmigo.
Después de un rato, llegamos a la pista de patinaje. No había mucha gente, por lo que nos sentimos con total libertad para patinar. Lena se puso los patines inmediatamente y empezó a dar piruetas por el área, mientras Julia la observaba anonadada. Katia se quedó sentada, al igual que Julia. Me acerqué a ellas para preguntarles por que no se unían a Lena y a mí. Ambas me contestaron que no sabían patinar y en ese momento llegó Lena, quien alcanzó a escuchar. Tomó de la mano a Julia y se la llevó, sosteniéndola poco a poco de la cintura. Se hizo un pequeño silencio.
M: “Bien, creo que tu instructora te cambió por su novia”
K: “Eso veo”
M: “Ven, yo te enseño” le dije, y no fue nada, sino que no podía dejarla ahí sola, eso no se hace, je.
La tomé de la mano y sentí como se aferraba a mí, después ella casi cae y tuve que tomarla de la cintura. Pude notar como ella se sonrojó y eso me hizo enrojecer a mí. Miré sus ojos por un momento, ese verde color esmeralda resplandecía. Terminé el contacto visual, al notar que Lena y Julia nos observaban pícaramente. Me hice la desentendida y la volví a tomar de la mano.
Pasaron alrededor de dos horas y nosotras nos divertíamos como enanas. Katia se me cayó un par de veces, pero aún así seguíamos insistiendo en que aprendiera. Tras un momento, en su última caída me jaló y quedé encima de ella . Sus labios se acercaron a mí, yo solo cerré los ojos. En ese momento:
L: “Mira, ahí está Tonya” dijo Lena casi en un grito, mientras me miraba. La magia se acabó entre Katia y yo y nos separamos. Miré a Lena un momento, no sé como fue mi mirada, no sentí, pero ella me dijo divertida “ya me debías muchas”. Solo me sonrojé y ella me sonrió.
Julia se dirigía hacia la salida justo cuando cayó y al parecer se lastimó el tobillo. Katia ya se había levantado y como pudo llegó con ella.
K: “¿Estás bien?”
J: “Sí, solo me duele un poco el tobillooo, aaaaah! Me duele muchooo! Moriré!!!”
K: “No exageres”
J: “Me duele, en serio.”
Lena no se había percatado de lo ocurrido, pues ya estaba platicando con Tonya. Después de unos minutos Tonya se fue y Lena se acercó a donde estábamos nosotras.
L: “¿Qué hacen aquí sentadas?”
M: “Es que Julis se lastimó”
L: “Amor! ¿estás bien?”
J: “Si amor, solo que me duele un poco el tobillo”
M: “¿No puedes estar más zonza, verdad Julia? ¬¬”
J: “No fue a propósito”
L: “Ya lo sabemos. ¿Puedes moverlo?”
Julia pudo moverlo, lo cual indicaba que no tenía fractura, sin embargo le dolió mucho y lo hizo notar con una ligera queja.
L: “Tenemos que llevarte al hospital”
Todas salimos de ahí y nos dirigimos hacia el hospital. A Julia le vendaron el pie, y lo que nos dijeron es que tenía un esguince. Julia se desanimó, pero Lena se veía peor aún.
Me la llevé para interrogarla.
M: “¿Por qué estás así?”
L: “Por que va a tardarse más de tres semanas en recuperarse”
M: “Pero se va a recuperar”
L: “Lo sé, pero es que no sé si viste que hace rato fue Tonya a la pista”
M: “Sí, claro que la vi. Interrumpiste algo ¬¬”
L: “Jajaja, lo siento. El chiste es que me dijo que tiene un amigo que es promotor de futbolistas, y que le había ofrecido irse a España a jugar, pero ella no puede, entonces, le dijo que yo podría, y también estaba pensando en Julia pero... el problema es que va a ir el próximo partido. Julia no va a jugar. Esa podía ser su oportunidad de triunfo”
M: “¿Le vas a decir?”
L: “No sé”
M: “Deberías de decírselo”
L: “Lo pensaré, mientras tu cállate y conquista a Katia”
M: “o_O No sé de que hablas”
L: “No te hagas mensa Mashi, jaja”
M: “Sabes que me gustan los hombres”
L: “Eso dices. Lo que veo es que te gusta Kati, y ella no es hombre”
M: “No me gusta”
L: “Como tú digas” me dio la espalda y se fue caminando, mientras cantaba de una manera apenas audible : “Masha es lesbiana reprimida”. Solo me puse a pensar en el asunto.
Llegamos a donde estaba Julia y yo la tuve que sacar cargando.
M: “A ver si ya le bajas a las tortas, estás flaca, pero pesas eh”
J: “Lena, Mashi me molesta ahora mismo”
L: “Mashi, deja en paz a Juli”
J: “Mejor no me defiendas”
K: “Ay Juli suena lindo”
J: “¬¬, síguele Katia”
L: “Ya amor, jaja”
Subimos al auto y pasamos a dejar a Katia a su casa. Cuando se despidió de mi la vi con ganas de decirme algo, pero las miradas de Julia y Lena no nos lo permitieron.
Pasó una semana y llegó el otro partido. Esta vez, Julia no jugó y Lena anotó 3 goles, Katia 1 y Aleksandra 1 también. Los goles de Lena fueron fantásticos y Julia y yo los mirábamos desde la tribuna: fue uno de volea, uno con una tijerita y otro de cabeza. Para nuestra suerte, el promotor del que nos había hablado Tonya estaba al lado. Cada que Len tocaba el balón, él apuntaba algo en su libreta. Como notó que Lena siempre iba a nuestro lado a festejar se animó a hablarnos.
“Hola chicas, me llamo Vladimir Bystron. Me preguntaba si ustedes conocen a Katina.
M: “Sí, es mi amiga”
V: “Tu amiga juega muy bien, y es hermosa”
Julia soltó una tosesilla, mientras yo solo la miraba.
J: “Ella es mi novia” dijo, presunciosamente
V: “Lo siento... en verdad. Bien pues yo solo soy promotor de foot ball. Tonya me mandó para acá, me dijo que había dos jugadoras muy buenas en este equipo, lo raro es que a la otra no la veo. Se llama Julia Volkova, ¿la conocen?”
J: “Sí, soy yo”
V: “Lo siento. Pensé que jugarías”
J: “Es que me lastimé la semana pasada”
V: “Ah, entiendo. De todas maneras, veo que el equipo es muy bueno”
J: “Gracias”
V: “Esa chica también juega muy bien” dijo, señalando a Katia
M: “Así es. Ella es Katia Ivanova”
El promotor apuntó su nombre
V: “Gracias chicas. Me tengo que ir, ¿podían decirle a Lena y a Katia que las quiero ver a las 5:00 pm en este lugar, hoy mismo?” nos entregó una tarjeta con una dirección.
M: “Claro”
Vladimir se fue y Julia se quedó sorprendida. Por una parte estaba muy contenta en que un promotor se fijara en su novia y en su mejor amiga, pero por otro lado maldijo el momento en que se lastimó.
No tocamos el tema, hasta que ellas salieron y les dimos la tarjeta.
Estaban sorprendidas, pero aceptaron ir.
Se bañaron y nos vimos en el lugar indicado.
Ahí estaba Vladimir, sentado.
Ellas se fueron a su mesa, mientras me quedaba con Julia en otra mesa. Al parecer a Lena le había caído muy bien Vladimir, al igual que a Katia ¬¬.
Después de un rato de hablar, él se despidió y en cuanto se fue las chicas se pasaron a nuestra mesa.
L: “Nos dijo que quiere meternos a un equipo profesional, pero que es muy difícil, así que preferimos no hacernos ilusiones”
K: “Es verdad, solo es una escasa posibilidad”
J: “Pero existe”
M: “ Eso es cierto. Ánimo las dos”
Besé a Lena en la mejilla, como lo hacía siempre. Después me fui con Katia, y por un impulso hice lo mismo. Ella se sonrojó un poco, mientras que Lena le decía a Julia “lo bueno que las puercas somos nosotras”.
Todas reímos, excepto Julia.
Lena la miró extrañada, le dio un leve beso en los labios.
M: “Sí, las puercas son ustedes jaja”
Otra vez risas, menos Julia.
L: “¿Qué tienes, amor?”
J: “Nada amor... nada...”
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:58

A pesar del poco tiempo que tenían de conocerse y estar juntas, Lena conocía perfectamente las reacciones de su pelinegra, por lo que no se quedó tranquila.
L: “Estoy segura de que algo te pasa, puedes decirme”
Julia la jaló de la mano y la llevó a un lugar más retirado.
J: “Me siento muy bien de que Katia y tú tengan esta oportunidad, pero...”
L: “Pero te hubiera encantado que Vlad también te viera jugar a ti”
J: “Sí” dijo Julia agachando la cabeza
L: “Ay amor. Mira, en primera lo de Katia y yo no es nada seguro, pues a penas se nos está presentando como una posibilidad y hemos decidido no hacernos ilusiones. Esto llevará tiempo cariño, y tú mientras puedes recuperarte y demostrarle a él que también tienes el talento como para entrar a algún equipo español portugués, brasileño, inglés, italiano o lo que sea. No te desanimes por favor, chaparra”
J: “Pero es que Lena... el problema no sería que te fueras o que yo no me integrara a un equipo, pero... ¿tienes idea de lo que te voy a extrañar si te vas?”
Lena le lanzó una mirada comprensiva, solo atinó a besarla suavemente.
L: “No nos adelantemos al futuro, mi vida. Hay que vivir el presente”
J: “Lena... yo sé que nunca te lo he dicho, pero.... te amo, pecosa, y no sabes el miedo que me da perderte”
L: “Yo también te amo, Jul”
Yo solo veía esta escena desde lejos, entonces cuando menos lo sentí, Katia me estaba tomando la mano. Juro que no fue por descortesía, pero la solté sin querer, algo espantada por esa electrizante sensación que me estaba causando. Me miró desconcertada y a decir verdad ambas estábamos apenadas. Ella iba a decir algo, pero en ese momento se acercaron Lena y Julia.
M: “¿Ya todo arreglado, cochinas?”
L: “¬¬ jajaja, si Mashi, ya todo bien”
J: “Oigan... ¿les parece si vamos a comer algo? Es que ya tengo hambre”
K: “No sé como le haces para comer tanto y estar así de flaca, Julia”
J: “Tengo mis secretitos jeje”
L: o_O, “Bueno... sin detalles, jaja”
J: “Es que es como si yo te preguntara que como haces para estar tan hermosa”
M: “Ay ustedes ya van a empezar con sus cursilerías”
J: “Solo nos demostramos lo que sentimos, Masha, no seas amargada”
L: “No es amargada, es solo que aveces no sabe demostrar lo que siente, pero es muy dulce”
K: “Aunque si dijera lo que siente lo sería más”
M: o_O, “¿A que te refie...”
K: “Me tengo que ir, nos vemos después”
Katia se marchó sin decirnos nada más, haciendo que nos quedáramos con cara de sorpresa. Lena mE miró extrañada.
L: “¿Qué fue eso?”
M: “No lo sé”
J: “Es más que obvio niñas”
M: “Este... bueno, yo acabo de recordar que tengo una cita con un CHICO, nos vemos después”
L: “Ay Mashi, bueno, nos vemos al rato en la casa”
Me fui sin decir nada más, estaba un poco apenada por la escena.

L: “Amor, Masha ya se fue... ¿ya quieres que vayamos a comer?”
J: “Sí, por favor, estoy desmayándome de hambre”
L: “Jajajaja, no exageres Jul. Pero bueno, ya vamos”
Ellas se quedaron en la misma mesa y ordenaron,comieron muy a gusto, dándose bocados la una a la otra, a pesar de alguna miradas de las personas que estaban a su alrededor.
Después de un tiempo se fueron a la casa, estaban besándose, justo cuando sonó el celular de Lena.
L: “¿Bueno?”
“¿Lena?”
L: “Sí, soy Lena”
“Hola, soy Tonya”
L: “Hola Tonya”
Julia hizo una cara de fastidio, ya que Tonya no le caía precisamente bien. Julia decidió dejarla sola, platicando con ella para que no sintiera su molestia.
Lena se tardó aproximadamente 15 minutos hablando con Tonya, mientras Julia solo iba de aquí para allá en la cocina, buscando más cosas para comer. Finalmente Lena colgó el teléfono. Su cara se veía contrariada, como si lo que hubiese escuchado la confundiera mucho, o incluso la pusiera entre la espada en la pared.
Julia se acercó a donde estaba ella, quería preguntarle algo, pero solo vio la televisión.
L: “Amor.... habló Tonya”
J: “¿Ah si? ¿Qué te dijo?” le respondió indiferente y sin voltear a verla
L: “Vladimir mandó hoy mismo su reporte a España. No sé que tanto decía, pero, el proceso se ha acelerado un poco”
J: “No entiendo”
L: “Bien. Hay dos noticias”
J: “Dime por favor”
L: “La primera es que a los dueños del equipo les interesó mucho tenernos a Katia y a mi. El equipo es la rama femenil del Barcelona, y quieren hacernos pruebas lo más pronto posible”
Julia sonrió, de verdad estaba feliz por el éxito que estaba teniendo su novia, y esta vez, al notar que ese era el tema de la conversación de Lena y Tonya, se tranquilizó y le puso atención, después de darle un abrazo.
J: “¿Y cual es la segunda noticia?”
L: “Como te dije, tenemos que irnos lo más pronto posible para España. Y lo más pronto posible es mañana mismo” le dijo Lena agachando la cabeza.
Inmediatamente la cara de Julia cambió. Sus ojos entristecieron un poco.
L: “Amor, solo es una prueba. Tengo que hablarle a Katia para decirle que aliste sus cosas, pues ya tienen listos nuestros boletos y, mañana salimos temprano”
J: “¿Cuánto tiempo estarás fuera?”
L: “Dos semanas”
J: “¿¡¡¡Qué!!!? En dos semanas...”
L: “¿En dos semanas que, amor?”
J: “No, nada”- mintió Julia, estando un poco dolida, pues en dos semanas cumplirían un mes y al parecer Lena estaba tan emocionada que ni siquiera lo recordaba.
L: “Bueno... amor, ¿me das el teléfono de Katia?”
Julia lo apuntó en un papel y se lo dio, después se fue hacia la cocina otra vez.
L: “¿Katia?”
K: “Si Lena”
L: “Tengo que decirte que...”
K: “Sí, ya me habló Tonya... ¡¡¡es genial!!! ¿no?”
L: “Lo es, en verdad lo es”
K: “Así es, ahorita ya estoy arreglando mis maletas”
L: “Ok, entonces te dejo, para que te apures. Nos vemos mañana en el aeropuerto”
K: “Ok”
En cuanto Lena colgó, el teléfono empezó a sonar nuevamente.
L: “Ay, este teléfono”
L: “¿Bueno?”
M: “Lena... solo llamo para avisar que no voy a llegar a dormir a la casa. ¿Recuerdas a Viktor?”
L: “Sí, claro”
M: “Me lo encontré, y bueno, nos vamos a ir a una fiesta, tú sabes...”
L: “Ok, Masha, pero tengo que decirte que...”
M: “No empieces otra vez con lo de Katia, ya me voy”
L: “No es eso, pero es que...”
M: “Nada Lena. Llego mañana temprano, como a las 6”
L: “Por favor llegas, aquí pasa algo importante”
M: “Claro que llego”
Colgaron, mientras Julia regresaba otra vez al sillón.
L: “Dijo Masha que no va a llegar”
J: “Ah”
Julia seguía triste, y ¿cómo no estarlo? Al día siguiente el amor de su vida se iría, aunque fuera por un tiempo.
L: “¿Solo me vas a decir “ah”?”
J: “No sé que quieres que haga”
L: “Pues yo sí lo sé”
Se acercó lentamente a ella, mientras la besaba pasionalmente.
L: “¿Puedes quedarte esta noche conmigo?”
Julia olvidó todo lo anterior, ahora las circunstancias le daban toda la libertad para amarse con su niña.
La miró por un momento a los ojos, para después empezar a besar su cuello. Lena estremeció y empezó a acariciar sus senos, mientras trataba de sacar la playera.
J: “Lena; te amo”
Lena no respondió con palabras, pero sus acciones lo dijeron todo. Otra vez se miraron, para después dirigirse hacia la habitación entre caricias. A pesar de que no sería la primera vez que tuvieran ese tipo de contacto con alguien, para ellas era como si lo fuera. La ropa empezó a desvanecerse lentamente, y la danza de las caricias tenía como música los sonidos de sus respiraciones entrecortadas. Los “te amo” aparecieron al instante, mientras Lena estaba debajo del cuerpo de Julia, ambas estaban temblando. Los movimientos de cadera de Julia aumentaban de velocidad, con un ritmo increíble que a Lena la estaba haciendo enloquecer. Después la boca de Julia empezó a recorrer la blanca piel de la pelirroja, mientras ella estaba alcanzando ya su máximo punto. Lena estalló cuando Julia se detuvo en su entrepierna y exploró el territorio con esa mezcla exacta de ternura y ansiedad...
Toda la noche estuvieron amándose, cuando alrededor de las 6 de la mañana llegué yo ya estaban dormidas, abrazadas, y yo ya no quise esperar más detalles. A las 7 en punto ambas estaban listas. Yo ni siquiera me había acostado, por eso las vi. Lena me explicó todo, mientras Julia solo nos veía.
Nos fuimos al aeropuerto, y ellas se veían más enamoradas que nunca. Estábamos en la sala de espera cuando llegó Katia, y yo desvié la mirada.
Unas horas después, el sonido del lugar pidió que abordaran su avión los pasajeros del vuelo a Barcelona.
Me rompió el corazón ver a Lena y a Julia tan tristes.
L: “Te amo Jul... en un par de semanas estaré de vuelta, no te vas a librar de mi”
J: “Jjaja, te amo Lena, mi pecosita preciosa”- le dijo Julia, mientras una lágrima caía por sus ojos.
Lena estremeció, pues justamente así le había dicho Alexandra cuando se fue a Paris. Una lágrima salió de sus ojos, ¿y si todavía la amaba?.
“No, no lo creo” pensó, mientras se aferraba a Julia. Después de unos instantes y un húmedo beso fue conmigo.
L: “Espero que puedas vivir sin mi en este tiempo”
M: “Será como respirar”
L: ¬¬ “no sé por que eres mi amiga”
M: “Por que soy adorable”
L: “Jajaja, eso es cierto. Nos vemos Masha, te encargo a Julia”
M: “Claro”
Nos abrazamos por un momento y ella se fue hacia el avión, para hacer menos dolorosa la despedida.
Julia estaba con Katia.
J: “No sé que voy a hacer sin mi novia y sin mi mejor amiga”
K: “Ay Jul... te voy a extrañar”
J: “Yo también”
K: “Oye, te encargo mucho a Masha”
J: “Claro. ¿Te gusta verdad?”
K: “No solo es eso, pero no importa. La cuidas”
J: “Si, Katia. Te quiero”
K: “Yo también”
Se dieron un pequeño beso en la mejilla, después un abrazo.
Katia se dirigió hacia mi.
M: “Que te vaya muy bien”
K: “Gracias. Igual a ti”
Un ligero beso en la mejilla, después ella dio la vuelta y se marchó, pero después de unos segundos regresó a mi.
K: “Yo sé que no tengo esperanza, pero tampoco tengo miedo. La distancia me ayudará, a mi y a ti” me quedé confundida, no dije nada, mientras ella se acercaba. Después de un momento me besó en los labios y yo solo me estremecí.
Después se fue corriendo, sin darme oportunidad de decir nada, y que bueno, pues no sabía que decir.
Las vimos abordar el avión, por medio del cristal.
Los azules ojos de Julia estaban llorando y sin pensarlo la abracé. Ellas se perdieron de nuestra vista, para después notar que yo también estaba llorando...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:59

Después de algunas horas de vuelo, Katia y Lena llegaron al aeropuerto, para después hospedarse en un hotel, que, según las indicaciones que les habían dado, estaba cercano al estadio.
Llegaron cansadas, por lo cual inmediatamente se fueron a dormir.
Al otro día, muy temprano llegó Vladimir al hotel y les dijo que esa tarde tenían que presentarse en el estadio para hacer su prueba.
Sin duda estaban nerviosas, sin embargo lo supieron disimular muy bien.
Pasaron la mañana conversando de cosas sin importancia para poder distraerse, lo cual funcionó, pues cuando menos lo sintieron ya estaban en camino al estadio.
Llegaron y un hombre alto las recibió en la entrada. Se veía rudo, pero en realidad era muy amable. Las llevó hasta adentro del estadio, y las dejó con otro hombre que estaba vestido en ropa deportiva, que inmediatamente las saludó en inglés, por ser el único idioma en común.
“Hola, yo soy Miguel Fernández, soy el entrenador del equipo”
L: “Yo soy Lena, mucho gusto”
K: “Me llamo Katia Ivanova”
M: “Mucho gusto en conocerlas... Vladimir me ha hablado maravillas de ustedes, esperemos que sea cierto, chicas”
L: “Jaja, pues esperamos no defraudarlo”
M: “No lo creo. ¿Empezamos ya?”
K: “Claro”
El entrenador les indicó una rutina a seguir. A ninguna de las dos se les hizo pesada, pues su condición física era excelente. Después les indicó un entrenamiento más específico, que incluía pases, tiros, dominadas, puntería, control del balón, velocidad, etc.
Después de aproximadamente dos horas terminaron, dejando a Miguel gratamente sorprendido.
M: “Wow, esto es mejor de lo que pensaba, en verdad son buenas. Lena, tu derecha es fulminante, vale oro, y ese control es también excelente. Katia, no sabes que bueno es tu “sprint” me fascina en verdad, además de que tus pases son muy precisos. Verán.... en mis manos está si entran al equipo o no, los directivos confiaron en mi, y por eso yo confío en ustedes. Por mi, están dentro, solo falta que me digan si aceptan”
Los ojos de ambas se llenaron de emoción.
L: “¡Claro que sí!”
K: “Por supuesto”
M: “Bien, todo es cosa de hablar con Vlad, quien fue el que las promovió. Ustedes mismas deciden si quieren que el las maneje. Antes que nada, es un buen muchacho, además de muy honrado.”
L: “Se nota, claro que sí queremos que sea él”
M: “Bueno, pues, entonces hablen con él ... ah miren, justo ahí viene”
V: “Hola Miguel... ¿qué te parecieron las chicas?”
M: “Son oro puro”
Vlad las miró, sonriendo.
K: “Vlad, queremos que nos representes... ¿nos harías el honor?”
V: “El honor sería mío, claro que sí”
L: “Gracias!!!”
M: “Bueno, chicos, me tengo que ir ahora. Vlad les va a explicar todo, pues me parece que mañana tienen una junta con los directivos”
L: “Gracias, Miguel”
El hombre salió y Vlad se ofreció a llevarlas al hotel. Cuando llegaron, les indicó que las vería al siguiente día para explicarles bien todo.
La noche llegó y Lena llamó a la casa para contarnos todo. Pusimos el altavoz, pero hubiera preferido no escuchar cuando le dijo a Julia “gracias por lo de esa noche” o_O.
Cuando colgó, Julia se quedó en la casa, pues estábamos pensando en que se mudara conmigo, ya que tanto ella como yo estábamos acostumbradas a la compañía.
Lena cayó como roca y al otro día amaneció contenta, cuando Katia ya estaba bañada y arreglada, después ella siguió.
Llegaron al lugar que Vladimir les indicó, justo a la hora. Estaban ahí un par de hombres que eran los directivos del club. Entre ellos y Vladimir les explicaron que al jugar en ese país podían obtener su nacionalidad si lo deseaban. Les explicaron también que el sueldo de Vladimir sería el %5 del total de sus ganancias, con lo cual estuvieron de acuerdo. Vladimir estaba traduciendo algunas cosas, pues ellos siendo españoles y ellas siendo rusas no tenían muchas cosas en común. Llegó a la mente de Lena la idea de aprender español.
Después de una agradable plática y un nada despreciable plato de “paeya” firmaron el contrato, que estaba hecho en inglés, por lo cual ambas le entendieron. Los directivos les indicaron que tenían una semana para descansar, pero que al término de ese plazo tenían que presentarse a los entrenamientos para conocer al equipo.
Esa semana se fue rápido pues ellas se dedicaron a pasear por la bella ciudad.
Mientras Julia se había mudado a mi casa y solo nos veíamos en la noche. Ella me platicaba de su amor por Lena, mientras yo le platicaba de mis confusiones con Katia.
Llegó la tarde esperada, esa en la que Lena y Katia por fin conocerían a sus compañeras.
Miguel presentó una por una, hasta llegar a una tímida defensa, que tenía el cabello parecido al de Julia, pero más largo. Esa chica miraba al suelo, como si jamás hubiera puesto atención al asunto.
Cuando Miguel llegó con ella, empezó a hablar.
La chica levantó la mirada y Lena se dio cuenta de que no solo su cabello se parecía al de Julia, sino también sus ojos, sus labios, incluso su movimiento de cejas.
L: “¿Alexandra?”
La chica se quedó pasmada, para después abrazar a Lena fuertemente.
A: “Lena!!!!!”
Todos se quedaron sorprendidos de esa reacción.
Lena se había reencontrado con su primer amor....
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 15:59

Después de unos minutos se dieron cuenta de que las demás personas del equipo las observaban de una manera rara, por lo que se soltaron, ante la sorpresa de Katia.
M: “Veo que ya se conocen... jeje, que bien. Ella es la mejor de nuestras defensas, es muy buena”
Lena seguía impactada, era indescriptible lo que había sentido en ese momento. Katia también estaba sorprendida del parecido que tenía Alexandra con Julia, pero prefirió no decir nada.
Se dedicaron después a entrenar y ambas se adaptaron muy bien al equipo, cosa que alegró mucho a Miguel. Durante el entrenamiento Alexandra y Lena no se dejaban de ver, aunque sin descuidar sus cosas.
Al término, Katia estaba muy cansada, por lo cual fue con Lena.
K: “Ya vámonos, por favor, creo que moriré”
L: “Jaja, pareces amiga de mi chaparra. Si , claro, ya vámonos...”
K: “Lena, ¿cómo la conoces? A Alexandra...”
L: “Fue mi novia, pero...”
En ese momento llegó Alexandra.
A: “Lena, yo me preguntaba, bueno, si tú podrías hablar un momento”
Katia entendió la situación, creyó prudente dejarlas a solas, a pesar de que se sentía traicionando de alguna manera a Julia, pero por otro lado, tenía ya mucha confianza en Lena.
K: “Yo ya me voy al hotel, por favor me alcanzas allá”
A: “Yo te la llevo, Katia...”
K: “Gracias”
Katia se fue y se hizo un pequeño silencio, que interrumpió Alexandra.
A: “Me alegra verte otra vez, pecosita”
Lena estremeció, confundida al no saber si esa sensación era por Julia o por Alexandra.
L: “A mí también me alegra, pero... ¿qué haces aquí? ¿No estabas en Paris?”
A: “Estaba, pero mi papá me cambió a estudiar a acá, pues una vez un reclutador fue a Paris y me vio jugar en un equipo que estaba y pues... aquí estoy”
L: “Que bien, ¿sigues jugando igual de bien que cuando te conocí?”
A: “Jajaja, pues ahora ya por lo menos no me la quitan tan fácilmente como la vez que te conocí”
L: “Fue divertidísimo”
A: “Es que me pusiste nerviosa con tu mirada. A penas tenías 16 años y tu mirada ya intimidaba... ¡era tan sexy! Claro, no tanto como ahora, pero igual ponía nervioso a cualquiera”
L: “Jajaja, pero no cualquiera hubiera metido gol en su propia portería”
A: “Ya ni me recuerdes, que aún me acuerdo los reclamos de mi equipo. Pero no me importaba, yo estaba mirándote a ti, que reías muy divertida de la escena”
L: “Ni modo que me pusiera a llorar, gracias a ti ganamos”
A: “Jajaja, cierto, y después vino la bronca campal, y después...”
L: “Tú y yo nos escapamos a platicar y hacernos amigas...”
A: “Hasta que una tarde te dije que te amaba y tu me dijiste que me correspondías”
L: “Nuestra relación fue perfecta hasta que tu papá nos vio besándonos”
A: “Y mi mandó a Paris”
Estaban llenas de nostalgia y un poco de tristeza, y se miraron un momento.
A: “No sabes como me encantaría regresar el tiempo. Revivir todo lo que pasamos”
L: “Eso sería muy lindo, pero no se puede”
A: “Lo sé”
Alexandra se acercó poco a poco a Lena, quien la miraba sorprendida.
L: “No puedo”
Se alejó, aún contra su voluntad.
A: “Lo siento... ¿tienes algo con alguien?”
L: “Sí...”
A: “Perdón”
L: “¿Tú no tienes nada?”
A: “No, Lena, no he podido, no podré...”
L: “Ale, me tengo que ir, me dio gusto hablar contigo”
A: “Nos vemos”
Lena se dirigió al hotel, aún muy confundida por la escena. Llegó al cuarto y Katia le preguntó la historia. Lena la contó, pues le hacía falta hablarlo con alguien, aunque claro, omitió el detalle del intento de beso de hace unas horas.
La otra semana pasó rápido, entre miradas de coquetería y de vergüenza.
Julia había decidido prepararle una sorpresa a Lena, y Katia la había ayudado.
Llegó el final de un entrenamiento y Lena se quedó platicando con Alexandra.
A: “¿No estás nerviosa? En dos días te presentan ante la prensa...”
L: “Sí, un poco, pero he estado nerviosa antes, y tú estabas conmigo”
A: “Y aquí sigo... ¿te refieres a la primera vez que tú y yo... estuvimos juntas?”
L: “Sí... yo moría de nervios, por defraudarte, pues no era tu primera vez...”
A: “Si lo era, pero quería que no tuvieras miedo, por eso te dije que no”
L: “Tramposa, me hiciste sentir nerviosa”
A: “Pero no me puedes negar que fue bellísimo”
L: “Lo fue”
Por un momento Lena olvidó que estaba con Alexandra, esta vez los papeles había cambiado y ella miraba claramente a Julia en esos ojos azules. La nostalgia invadió el momento y poco a poco se fueron acercando. Lena en verdad pensaba que era Julia, pero algo pasó de pronto. Se besaron apasionadamente, recordando cada sensación juntas, sin estar del todo conscientes de lo que estaba pasando.
En ese momento, se escuchó un pequeño ruido que interrumpió ese beso. Voltearon, y Lena pudo ver a Julia, con un ramo de flores a sus pies. Fue entonces cuando entró en conciencia; los labios que estaban besando no eran los de ella, sino los de Alexandra.
La miró sin saber que decir, Julia salió corriendo, después de soltar una lágrima.
Al otro día cumplían un mes... y la visita de Julia era su sorpresa...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:00

Julia se quedó en silencio contemplando esa escena... su silencio era tan profundo que se pudo distinguir el sonido de su propio corazón rompiéndose.
Empezó a correr si saber exactamente el lugar a donde iría. En ese momento estaba nublada su vista por unas inquietas lágrimas que salían en contra de su voluntad. Dentro de todos los planes que en ese mes se había hecho con Lena jamás estuvo incluído ese de encontrarla besándose con otra mujer.
Alexandra se quedó un poco sorprendida y a decir verdad muy apenada, pues Lena salió corriendo inmediatamente atrás de Julia.
Después de unos pasos, por fin la encontró cerca de la salida.
L: “Julia, por favor, detente un momento”
J: “¿Para qué? Mejor regrésate y sigue besándote con ella” le dijo con la voz quebrada
L: “Julia, por favor... en serio que...”
J: “¿Qué no es lo que parece? Por favor, Lena. Nadie me contó, yo misma te vi”
L: “Lo sé, y no quiero justificarme, solo déjame explicar como pasaron las cosas”
J: “Mejor a mi déjame explicarte...”
Lena se quedó en silencio, también ella estaba empezando a llorar.
J: “Las cosas pasaron así: Te conocí jugando foot ball, y desde el momento en que te vi me hiciste caer... tus ojos me hicieron sentirme tan bien como jamás me había sentido. Después llegó ese bendito incidente en que chocamos, de alguna manera fue mi oportunidad para estar cerca de ti... después de eso... ah si, empecé a conocerte y a creer en ti... pensaba en ti noche y día... después vino la lluvia y nuestro beso. No hizo falta preguntar nada, por que simplemente todo se dio, y empezamos una relación... pasamos ratos agradables y antes de que un estúpido tipo te separara de mi para traerte a triunfar, hicimos el amor... dime ¿solo para eso me querías? Era más fácil que lo dijeras Elena...”

L: “Julia, las cosas no son así... escucha, yo te quiero”
J: “Que buena manera de demostrarlo”
L: “Yo sé que lo que viste...”
J: “Tú no sabes nada!!!! Lo que vi... ja, me rompió el corazón Lena, por que ¿sabes? Yo no te quiero... yo te amo y me duele mucho ver que yo para ti solo fui un juego”
L: “Las cosas no son así, Julia, entiende por favor”
Julia tomó aire. Estaba invadida por la furia, sin embargo en esa gris mirada encontró esperanza y esa voz también reflejaba súplica. Nuevamente inhaló y funcionó pues se calmó.
J: “A ver, Lena... explícame”- le dijo sentándose sobre el suelo.
L: “Mira... ella... es Alexandra. Se que nunca te hablé de ella, pero es que es una parte de mi pasado, solo eso. Mira... ella fue mi primer pareja. Duramos más de 4 años, hasta que su papá nos descubrió y... bueno, la mandó a estudiar a Paris... No sé si te diste cuenta del parecido que tienes con ella..”
J: “Claro que me di cuenta... me pareció enfermo ver eso”
L: “Cuando te vi... me recordaste a ella, pero... no sé, contigo las cosas fueron tan diferentes que sin darme cuenta ya estaba totalmente enamorada de ti...y pues...”
J: “Lena, mejor no trates de arreglar las cosas”
L: “No, es que esta situación...”
J: “Lena, entiendo que estés confundida, pero eso no te da el derecho de jugar con los demás”
L: “No lo estoy haciendo Julia. Nunca había hecho nada que pudiera dañar lo nuestro, pero es que hace rato, te juro que miré sus ojos y sentí que quien estaba ahí delante de mi eras tú...”
J: “Mira Lena... no quiero discutir contigo, ni siquiera sabes a que había venido”
L: “Claro que lo sé. Hoy cumplimos un mes de andar”
J: “Sí, nuestra relación duró un mes”
L: ¿Cómo que “duró”?”
J: “Pues como lo oyes. Yo no puedo estar contigo si al mismo tiempo tú estás con otra persona. Lena, de verdad hubiera querido que todo fuera distinto, pero las cosas no salieron como las planeé. Mira, no tengo rencor, pues es imposible sentir algo así por alguien como tú, y de verdad no me sentiría bien, así que quiero que por favor quedemos como amigas. Yo sé que con el tiempo vamos a sanar nuestras heridas, entonces... cada quien por su lado por ahora, pero siempre vas a contar con mi amistad”
L: “No me hagas eso por favor”
J: “Yo no lo hice Elena, pero en serio... dedícate a ser feliz y a triunfar. Recuerda que te amo. Muchas suerte”
L: “Por favor Julia...”
J: “Nos vemos”
Julia se dio la vuelta y Lena fue a alcanzarla. La tomó por la cintura y bruscamente la volteó hacia ella. En un arranque de desesperación la empezó a besar y Julia la correspondió, sin embargo después de unos momentos se separó de ella.
J: “Buena despedida. Suerte”
Y sin más salió del lugar, dejando a Lena anonadada.
Katia estaba esperando a Julia afuera del estadio, y yo también, pues hice el viaje con Julia.
Cuando ella salió, estaba llorando, y Katia solo la abrazó en silencio, pero yo pensé que necesitaría hablar.
M: “¿Qué pasó, Jul?”
J: “Pasó que soy una imbécil. Tu amiga estaba besándose con una tipa cerca de los vestidores... eso pasó...” –Empezó a llorar con un sentimiento que jamás creí ver en ella, mientras Katia y yo nos mirábamos sorprendidas.
K: “¿Estás segura?”
J: “Claro que sí, yo las vi”
M: “No puede ser, Lena siempre ha sido muy fiel”
J: “Pues conmigo no lo fue”
K: “¿Y quien era la estúpida esa?”
J: “Eso es lo peor... es una chava que se parece mucho a mi...”
K/M: “¿Alexandra?!!!!”
J: “¿Qué demonios dicen? ¿Ustedes sabían?”
K: “No, pero... Alexandra es muy parecida a ti, por eso lo pensé...”
M: “No lo puedo creer”
J: “Yo tampoco”
M: “Es que pensé que Alex estaría en París.... eso era lo lógico”
J: “¿Alex? Masha, dime por favor que no eres su amiga”
M: “Bueno, sí, si lo soy, pero es que antes ... nos conocimos en un partido de Lena y bueno...duraron 4 años, es imposible no conocerla”
J: “Me lleva la “#$%!”/”
M: “Ya Jul cálmate, sabes que en este momento estoy de tu parte ¿no?”
J: “Gracias Masha”
K: “También cuentas conmigo”
J: “Lo sé, Katia, gracias”
M: “¿Y que piensas hacer?”
J: “Eso es obvio... ya corté con Lena”
M/K: “¿Qué?”
J: “Lo que oyeron. No se imaginarían que quedaríamos como pareja ¬¬”
M: “Jul... no te precipites, además, primero déjame hablar con Lena, ¿no?”
J: “Ya cortamos”
M: “Pero déjame verla, además... recuerda que estamos de vacaciones en el trabajo y bueno... ya pagamos el hotel para estar una semana!!!”
K: “¡Que bien que te vayas a quedar Masha!”
J: “Y Julia que se pudra no?¬¬”
K: “Ya sabes que no, chaparra”
M: “Ejem... bueno. Voy con Lena... Katia, como quedamos, nos estamos hospedando en el mismo hotel que ustedes, en la habitación 534, enfrente de la suya. Si quieren adelántense y yo mientras voy por Lena”
J: “Ok, necesito despejarme”

Ellas subieron a un taxi, mientras yo esperé a que Lena saliera del Estadio.
Estaba ella junto a la puerta, fue entonces cuando me miró y fue corriendo hacia mi.

L: “Masha!!! ¿qué haces aquí?”
M: “¬¬ Si, yo también te extrañé ¬¬”
L: “Jaja, que bueno que estés aquí, pero ¿cómo?”
M: “Acompañé a Julia...”
L: “Ah”
M: “Lena... ¿es cierto?”
L: “Sí... Alexandra... Julia... estoy confundida”
M: “Lo sé, pero lastimaste mucho a Julia”
L: “Lo sé, pero no puedo hacer nada... Alexandra regresó!!! ¿Y si nunca dejé de amarla y me involucré con Julia para olvidarla?”
M: “Yo no sé que decirte, Lena, eso lo sabes tú, pero no debes de lastimar a nadie”
L: “Lo sé”
M: “Pero yo no quiero regañarte. Oye Lena, ¿qué crees? Nos quedaremos una semana”
L: “Me parece muy bien, pero solo por ti, por que no sé si soporte ver a Julia cerca sin abrazarla. Pero en fin... ¿qué crees tú?”
M: “Que te acabas de dar cuenta que eres hetero? O_o”
L: “Claro que no, tonta”
M: “Jejeje, ¿entonces?”
L: “En dos días me van a presentar a la prensa... a mi y a Katia... harán una fiesta, y por supuesto quiero que estés conmigo”
M: “¿En serio?. Wow... vas a ser importante!!!”
L: “Jajaja, solo nos van a presentar a la prensa, ni que fuéramos a ser parte del dueto ruso más famoso del mundo o_O” [jajaja]
M: “Bueno, eso sí. Oye Lena... ¿nos vamos ya?”
L: “Claro”

Nos dirigimos al hotel en un taxi mientras Lena me platicaba de todo lo que le había pasado desde que llegó a España. No tardamos mucho en llegar, y nos fuimos a su habitación y no estaba Katia allí, por lo que supusimos que estaría en la otra habitación.

L: “¿Te puedes quedar conmigo?”
M: “Pero Katia es tu compañera de cuarto”
L: “Pero ahorita seguro ella y Julia necesitan platicar”
M: “Tienes razón, pero hay que avisarles”
L: “.......”
M: “¬¬ yo voy”

Salí del cuarto y me dirigí hacia la habitación de enfrente. Toqué un par de veces pero se tardaron un poco en abrir. Después de unos segundos abrió Katia, con una bata y una toalla en la cabeza. Cuando me vio, enrojeció un poco, mientras yo notaba la humedad en su piel.

M: “Lo siento... si quieres regreso al rato”
K: “No, pásale, ya estoy casi lista jeje. Disculpa que me haya tardado, pero es que pues obviamente me estaba duchando y Julia está dormida”
M: “¿Cómo sigue?”
K: “Mal... llegó a dormirse por que todo el camino se la pasó llorando y le dolían sus ojitos... si está afectada”
M: “Que mal, lo siento en verdad”
K: “Nunca la había visto así, por eso voy a aprovechar que mañana no entrenamos y nos vamos a ir al rato a bailar y a brindar por ellas, jejeje. Sirve de que se distrae un poco”
M: “¿Por ellas? No me digas que tienes pareja...” le dije en tono seco
K: “No, pero si me gusta alguien”
M: “Ah... ¿y quien es?”
K: “Tú lo sabes perfectamente”
M: “No lo sé, pero te deseo mucha suerte ¬¬”
Ella se acercó poco a poco a mi, mientras yo no me movía. Después de unos momentos, nos estábamos besando y yo correspondía a ese sentimiento que tenía guardado, sin embargo aún era mucho el miedo.
Me separé de ella.
M: “Esto no debió de pasar”
K: “Perdón, fui yo”
M: “Me tengo que ir... que se diviertan al rato”
K: “Masha,... ¿qué te da tanto miedo?”
M: “No sé de que me hablas”
K: “Lo sabes. Hablo de ti y de mí...”
M: “Entre tú y yo no hay nada. Me gustan los hombres, Katia. Lo siento. Nos vemos”
Me di la vuelta, y escuché como ella empezó a llorar, pero ya no me dijo nada. Me sentí fatal, pero sabía que aún no estaba lista para vencer mis miedos. En realidad tenía terror... ¿ y si me gustaban también las mujeres?.
Al llegar al cuarto Lena miró mi expresión, por lo que me preguntó del asunto y yo le conté todo.
L: “Eres una closetera, Masha jajaja”
M: “¬¬ Ya cállate Katina, eso no es cierto”
L: “Te niegas tu realidad”
M: “Déjame en paz!!! Mejor dime... ¿qué vas a hacer con Julia?”
L: “No sé. Necesito pensar todo”
M: “Eres una indecisa”
L: “Lo sé, pero no quiero pensar en eso ¿ok?”
M: “Ok... mejor vamos a jugar... mira, traje mi x box”
L: “Jajaja, es la única manera en que sabes jugar foot ball”
M: “Así es. ¿Jugamos?”

Nos pusimos a perder el tiempo, cada vez me ganaba Lena, pero yo seguía insistiendo hasta poder ganarle al fin... en eso sonó el teléfono y ella se levantó a contestar.
Inmediatamente su rostro cambió.
L: “¿Qué? Vamos para allá...”
Colgó el teléfono y se veía angustiada.
M: “¿Qué pasa?”
L: “Pasa que tu noviecita y Julia están haciendo un show allá abajo... tenemos que ir por ellas, están en el Bar...”
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:01

Salimos lo más aprisa que se podía de la habitación, para después de un tiempo llegar al Bar del hotel. Cuando llegamos no podíamos creer lo que nuestros ojos estaban viendo.
Katia estaba encima de una mesa, al igual que Julia. Ambas bailaban de la manera más sensual que podían, mientras estaban atrayendo las miradas de todos los que estaban ahí. Se notaba a leguas que estaban hasta el tope de alcohol, y que éste mismo era el que las estaba ayudando a actuar de esa manera. Nos acercamos un poco más para poder bajarlas, pues el espectáculo que estaban dando era bastante vergonzoso.
Cuando llegamos ellas se quedaron como si nada, como si no se hubieran visto.
M: “Bájense de ahí en este momento”
K: “¿Por qué? ¿Quién nos va a obligar?”
M: “Por favor Katia”
K: “No, yo quiero estar aquí... hay cosas que quiero y que no puedo tener, pero esto lo quiero hacer y simplemente lo estoy haciendo”
M: “Mira Kat...”
Julia me interrumpió, ella estaba aún peor.
J: “Ya Masha, no pasa nada, no la regañes, sabes perfectamente por que está así...”
L: “Julia, estás muy mal, por favor ya bájate tú también”
J: “Lena, déjame en paz, yo hago lo que se me da la gana, además, mira, yo no tengo por que rendirte cuentas”
L: “Yo no te estoy pidiendo cuentas, solo te pido que por favor no hagas el ridículo”
J: “El ridículo? El ridículo lo hice hace rato... soy una cornuda fracasada”
L: “No digas eso por favor”
J: “Solo es la verdad... pero ¿sabes qué? No me importa en lo más mínimo... Katia y yo venimos a divertirnos y eso es lo que estamos haciendo, ¿verdad Katia?”
Volteamos todas al lugar donde tendría que estar ella, pero no la vimos, por lo que la buscamos por todos lados. Finalmente yo la encontré. Estaba platicando con un chico y cuando notó que yo la miraba lo empezó a besar, a pesar del asombro de todas. No pude evitar que me diera coraje, pues este tipo se estaba aprovechando de la condición de mi amiga, por lo que fui directamente hacia donde estaba.
M: “Katia ¿que rayos haces?”- le dije, al tiempo en que los separaba bruscamente
K: “¿No ves? Estoy besándome con él”
M: “Sabes a lo que me refiero...”
K: “Solo estoy tratando de investigar por que te gustan los hombres... no les encuentro nada de bueno”
El chico se sonrojó un poco, mientras yo lo miraba de una manera muuuuy fea.
M: “No hagas tonterías Katia”
K: “Tú tampoco las hagas... Masha, acepta lo que eres por favor”
M: “No es momento de hablarlo Katia, vámonos por favor”
K: “No, yo quiero hablar ahorita”
M: “No sé de que hablas, vámonos por favor”
K: “Hablo de esto...”
Se abalanzó sobre mi y empezó a besarme, yo no pude evitarlo, a pesar de que las circunstancias no eran propicias. Después de un tiempo me separé, al escuchar que el tipo estaba hablando.
“Vaya... lesbianas... esto está mejor...¿saben chicas? Me acaban de cumplir mi fantasía... ¿qué tal si vamos a mi habitación?”
Me dio tanto coraje esa falta de respeto hacia Katia que sin pensarlo le solté una bofetada a ese chico, que me miró desconcertado. Detrás de él salió una chica.
“¿Qué te pasa, por que le pegas a mi novio?”
M: “ No me J.odas pregúntale al imbécil”
“A mi no me hables así, tarada”
M: “Déjame en paz, ya. Vete al demonio”
Tomé a Katia de la mano y nos íbamos a ir, cuando de pronto sentí como la chica empujaba a Katia, haciendo que ella cayera de una manera muy fea al suelo. Inmediatamente vi como su pie se dobló y ella empezó a gritar del dolor. Regresé a darle un golpe con el puño a la chica, lo que hizo que se armara una batalla campal.
Golpes volando por todas partes, patadas, etc. Como pude fui a recoger a Katia, para llevarla a la habitación.
Lena y Julia se habían acercado a ver todo, al parecer con el susto se le había bajado el alcohol a Julia. Me llevé a Katia cargada hasta la habitación.
M: “¿Te duele mucho?”
K: “Sí” me dijo llorando
Tomamos nuestras bolsas y salimos hacia el hospital.
Saldo: una fisura en el pie de Katia. Lena no sabía que le iba a decir a Miguel, pues ya faltaba muy poco tiempo para la presentación a la prensa.
Cuando llegamos a la habitación, le marcó por teléfono. Sus gritos se escuchaban en todo el cuarto. “Ivanova, eres una inconsciente!!!” y otras cosas fue las que le dijo, pero que no puedo escribir por educación o_O.
Julia estaba consciente de lo grave de la situación, al igual que todos.
K: “¿Qué voy a hacer Volkova?”
J: “Yo voy a hablar mañana con él”
K: “¿Qué le vas a decir?”
J: “Que no te corra del equipo por favor?”
K: “No creo que te haga caso”
J: “Déjame intentarlo, fue mi culpa”
K: “Gracias Julia...”

La noche pasó sin más contratiempos, yo me quedé con Lena y Julia con Katia. Por la mañana Julia tocó a la puerta.
J: “Masha, buenos días... ¿está Lena?”
M: “Sí, claro, deja le hablo”
No fue necesario, pues Lena estaba justo detrás de mi.
L: “¿Qué se te ofrece?”
J: “Bueno, es que hoy voy a ir a ver a Miguel... ¿me podrías acompañar?”
L: “Claro que sí. Vamos... ¿vas Masha?”
M: “Mmm no. Necesito hablar con Katia”
L: “Uuuuuuuy jajajaja”
M: “Jajaja, es serio”
J: “Pues no te quedará más remedio que ir conmigo”
L: “No lo digas así, para mí sería un honor”

Se encaminaron hacia el estadio, pues las fuerzas básicas si tendrían práctica, por lo cual Miguel estaría ahí también.
Lo encontraron rápidamente, entonces Julia tomó aire y empezó a hablar.
J: “Buenas tardes, me llamo Julia Volkova y... quiero saber si puedo hablar con usted”
M: “Claro... Lena, hola”
L: “Hola”
Empezaron a hablar de Katia, pero más bien parecía que Julia estaba diciendo un monólogo que afortunadamente se vio interrumpido por que uno de los defensas lanzó el balón directamente hacia donde estaban ellos.
Julia tenía excelentes reflejos, por lo que la recibió con el pecho, para después bajarla hasta sus pies y dominarla algunas veces, y finalmente reventarla hacia donde estaba el portero.
Todos se quedaron sorprendidos ante tal habilidad.
M: “Julia... te decía que Katia seguirá en el equipo por que es muy buena, pero obviamente hay que esperar a que se recupere. Mira, los directivos del equipo me están presionando pues le prometimos a la prensa presentar a dos nuevas jugadoras, y pues ahora solo está Katina”
J: “Solo quiero que el lugar de Katia esté seguro”
M: “Lo está, pero, quiero que sepas que la jugadora que tenemos que conseguir para presentar a la prensa tiene que esperarse para firmar un contrato”
J: “Solo vengo para ver que no la corran a ella...”
M: “Y tiene que entrenar mucho, pues la próxima semana jugará el partido...”
J: “¿Y a mi que me importa eso?!!!”
L: “Julia, no sé si eres mensa o te haces...”
J: “Es que no entiendo por que me dice eso a mi!!!”
M: “Julia... si quieres tú puedes cubrir a Katia por ahora!!! Eso te quiero decir!!! Te necesitamos y veo que sabes jugar muy bien!!!”
J: “Sigo sin entender”
M: “Bueno, ahí va: ¿Quieres entrar al equipo?!!!!”
J: “o_O ¿¡Qué!?”
M: “Lo que escuchaste Julia. Mira, las cosas con Katia tenían que suceder de cierta manera, pero por irresponsabilidad de ella misma tienen que cambiar un poco. Como te digo, su lugar dentro del equipo está seguro, pero se tiene que recuperar y eso seguramente va a ser hasta la mitad de la temporada, es obvio que no podemos esperar más, por que le prometimos a la prensa que presentaríamos a dos adquisiciones, y es importante cumplirles para que sigan apoyando el foot ball femenil..”
J: “Pero ¿cómo serían las cosas?”
M: “Tienes que conseguir antes que nada un representante para que él te diga si es que te conviene el trato”
L: “Pues ahí está Vlad... si quieres le llamo para que te represente él..”
J: “Sabes que no me cae muy bien...”
L: “¿Por qué?”
J: “Por que le gustas... digo, lo siento, se me olvidó que tu y yo ya no...”
M: “Ej... chicas, por favor. Mira Julia, te propongo esto; te presentamos como nueva adquisición, juegas hasta mediados de temporada y después alternarás con Ivanova para que ambas tengan la oportunidad ¿qué te parece?”
J: “Pero ella es central y yo más bien soy defensa, lateral izquierdo para ser precisos...”
M: “Pues puedes ser defensa central... serás la versión femenina de Rafa Márquez...jaja y bueno tomando en cuenta que Lena es como “Ronaldinha” o la señorita Messi será un placer verlas juntas je”
J: “¡Sí! Claro que quiero... pero hay un problema”
M: ...........
J: “Que la presentación es mañana, y el primer partido es en tres días... no creo estar preparada”
M: “Claro que sí, mira lo que podemos hacer es que juegues solo algunos minutos para que no se te complique tanto, además estoy seguro de que Lena te va a ayudar a entrenar... ¿no Lena?”
L: “Claro, por mi encantada n.n”
M: “¿Ya Ves? Entonces no se diga más, nos vemos mañana, en su hotel, ahí se va a hacer la conferencia de prensa, y después me dices si quieres que Vlad te representa y vemos que pasa con lo de tu contrato y todo eso... Bueno chicas, ahora descansen un poco y a partir de mañana te veo en el entrenamiento Julia”
Se despidieron de él y empezaron a caminar hacia la salida. Julia estaba feliz, pues por un incidente se había perdido la oportunidad de que la vieran jugar, pero por otro incidente la estaba recuperando. Miró un momento a Lena y le dieron muchas ganas de darle un beso, sin embargo se contuvo pues la herida estaba aún muy fresca. Llegaron al hotel y le contaron todo a Katia y a mi, que estábamos en su habitación.
Katia lejos de molestarse se alegró mucho por Julia, pues sabía el potencial de su amiga y las ganas que tenía de destacar en ese deporte. Después de unas horas, Julia se fue a la habitación que compartía con Katia y optó por dormirse, después de acordar con Lena que se verían al día siguiente a las 10 para preparar todo lo de la conferencia. Lena también se notaba un poco cansada, por lo que después de darnos un beso en la mejilla se fue a dormir.
Un silencio incómodo se hizo entre Katia y yo.
K: “¿Ya ves? Sirvió de algo que me lastimara”
M: “Jaja, pero hubiera sido mejor que no, ¿a poco no te duele?”
K: “Ay cosas que me duelen más”
M: ... No sé que decirte Katia
K: “Dime Masha... ¿te parezco bonita?”
M: “Claro, eres muy bella...”
K: “Entonces ¿por qué no?”
M: “No quiero lastimarte. Mira Katia, en verdad me pareces bella, inteligente, carismática... eres perfecta, de hecho me atraes” le dije sorprendida de mis propias palabras
K: “Pero...”
M: “Pero no quiero hacer nada hasta que esté segura de lo que quiero... no quiero que si se da algo entre nosotras sea solo un experimento fallido”
K: “Entiendo, pero Masha, es la primera y la última vez que te lo digo; quiero arriesgarme a todo por ti, por que te amo...”
Seguimos charlando y , en efecto, empezamos una relación. Se quedó a dormir en la habitación [solo a dormir] y al otro día despertamos abrazadas, ante la mirada sorprendida y hasta cierto punto tierna de Lena. Eran cerca de las 10, cuando salió del cuarto y fue con Julia, que ese día se veía realmente linda. A decir verdad, ambas se veían hermosas.
Llegaron al segundo piso del hotel, donde se encontraba la sala de conferencias, que ya estaba abarrotada por personas, entre las que rápidamente encontraron a Vlad.
V: “Hola chicas... ammm... bueno, solo les recomiendo que no se pongan nerviosas pues en esta conferencia les van a hacer preguntas de todo tipo, que por supuesto, si no quieren no deben contestar, pero siendo educadas, ¿ok?”
L/J: “Claro”
*** que odioso es este tipo*** pensaba Julia, mientras Lena se sentía todavía un poco nerviosa.
Se sentaron en una mesa colocada sobre la tarima que ya tenía puestos micrófonos con anuncios de marcas deportivas y bebidas hidratantes. El orden fue el siguiente: El señor Valencia [directivo] El señor Villalvazo [directivo] Lena, Julia, Miguel y Vlad. Sonó un timbre que indicaba el inicio de la conferencia. Todas las preguntas estaban en inglés y en ocasiones Lena o Vlad traducían a Julia lo que no alcanzaba a entender. Una periodista empezó con la tanda de preguntas.
P: “¿Cómo se sienten al ser parte de un equipo tan importante en un deporte que para la mujer hace unos años era casi “prohibido?”
L: “Muy bien, el foot ball es lo que amo y lo que sé hacer, además de que representa de cierta manera ese poder femenino..”
J: “I feel great” se limitó a decir Julia
Muchos periodistas empezaron a hacer preguntas de toda clase, hasta que llegó el turno del último programado por el tiempo.
P: “¿Qué les gusta hacer, aparte del foot ball? ¿Tienen novio?”
Las chicas se sonrojaron un poco para después voltearse a ver.
L: “Me agrada leer, el patinaje sobre hielo y cantar”
J: “Ver televisión”
P: “¿Ninguna va a responder a la segunda pregunta?”
V: “Eso es la vida privada. Gracias a todos por venir”
Se levantaron de la mesa y cada quien mostró su camisa al público. “Katina #4” [ya ven, si es Rafaela Márquez jaja], “Volkova #9” [Aaaay como Omar Bravo jeje].
Unas cuantas fotografías, algunas miradas e inclusive sus primeros autógrafos. Cuando todo acabó se fueron a nuestra habitación, donde estábamos Katia y yo abrazadas y recostadas sobre el sillón, viendo el canal por el que estaba pasando la rueda de prensa. Julia nos miró extrañada, se veía medio indecisa a preguntar, por lo que Katia me miró.
K: “¿Les decimos?”
M: “Claro”
J: “¿Qué pasa?”
M: “Katia y yo empezamos una relación”
L: “Síiii!!! Que bien Masha, ya lo sabía!!!”
J: “Wooow, me alegro mucho por las dos, si ya sabía yo que hetero hetero lo que se dice hetero no eras Masha”
M: ¬¬ “Jajaja, pues si”
Lena se puso a tararear, para después ponerle letra a la canción.
L: “Masha ya no es una lesbiana reprimida... ahora me da miedo por que es más gay que yo... y espero que Katia le tome la medida... pues me duele el Golpazo que por cantar me dio...”
Todas reímos de la ocurrencia de Lena, a decir verdad estábamos felices. Entre risas, se escuchó el timbre de la habitación. Julia se levantó a abrir, y cuando la puerta estaba ya abierta vio a una mujer hermosa de cabello negro y ojos café claro, piel blanca y un cuerpo de diosa que le mostraba una sonrisa preciosa.
“Buenas noches Julia...”
Julia no pudo articular palabra, pues estaba impactada con tal belleza.
“¿Julia?”.....
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:01

Julia seguía pasmada ante esa imagen, hasta tal punto que Lena se desesperó un poco y fue a donde estaban
L: “Hola... ¿qué se te ofrece?”
“Hola, me llamo Carmen y quisiera hablar con Julia”
L: “Claro Carmen, yo soy Lena, por favor pásale”
Apartó a Julia de la puerta, para después susurrarle al oído “Ya puedes cerrar la boca”
Carmen se sentó y empezó a hablar en inglés con todas nosotras.
C: “Me enteré allá abajo que Julia aún no tiene representante y a eso me dedico yo, por eso vine para ofrecer mis servicios” dijo, estirando la mano y dando a Lena y a Julia una tarjeta.
L: “Muchas gracias, Julia te llamará después que haya decidido que hacer”
J: “Si Carmen, yo te llamo, gracias”
Carmen se despidió y salió del cuarto, mientras Lena miraba furiosa a Julia.
L: “Casi la devoras con la mirada Julia, si quiera pudiste disimular un poco”
J: “Eso no es cierto Lena, y si lo fuera ¿qué?”
L: “¿Cómo que qué?”
J: “Pues si, ya no tengo novia”
L: “Tienes razón. Llámale para que sea tu representante y con un poco de suerte te acuestas con ella”
Julia iba a responder algo.
J: “Mira Lena...”
L: “Buenas noches, nos vemos mañana a las 7 para el entrenamiento”
Sin decir más se fue a su cuarto, dejando a todas sorprendidas.
J: “¿Qué carajos le pasa a su amiga?”
M: “Está celosa...es obvio”
J: “¿Con qué derecho puede celarme? ¡Ella lo echó todo a perder!”
K: “Cálmate Julia, Lena te va a escuchar”
J: “Que escuche...eso quiero. La Amé demasiado, viajé hasta acá por ella para encontrarla besándose con su ex!!!” dijo exasperada y al borde de las lágrimas, mientras efectivamente, Lena estaba escuchando y también estaba casi llorando, cuando finalmente no soportaron y ambas empezaron a llorar.
M: “Julia, tienes que ser fuerte y tratar de no juzgar así a Lena, entiende que muchas veces hacemos cosas sin pensarlas, tal vez ella estaba pasando por un momento así. Entiende, fue su primer amor, lógicamente no la iba a olvidar tan fácilmente...”
J: “Eso no es pretexto y tú lo sabes perfectamente. Masha, Katia fue mi primera novia, por si no lo sabías...”
M: “Ah... pero no es lo mismo”
J: “Claro que no, por que yo no beso a Katia...”
M: “Tienes razón, Julia, perdona... pero también tienes que ponerte a pensar en una cosa que al parecer no has examinado Julia...”
J: “¿Qué cosa?”
M: “Pues... no sé que sientas tú por Lena, pero tienes que trabajar en tu paciencia y tolerancia, pues ahora verás diario a Alexandra...”
J: “Si es cierto Masha, no me había puesto a pensar en esa...”
M: “Tendrás que sacar de ti tu lado más maduro para poder tolerar... antes que nada, debes de tener en claro que ellas probablemente se lleven demasiado bien.... ¿qué vas a hacer con eso?”
J: “Nada, Lena y yo ya no tenemos relación alguna... ella puede hacer lo que quiera por que yo también lo voy a hacer...”
K: “Te gustó Carmen, ¿verdad?”
J: “Es muy bella...”
M: “Pero ni siquiera sabes si es gay, Julia, deja de hacer las cosas por despecho”
K: “Masha tiene razón Julia, piensa las cosas”
J: “Pues si no es ella ya será alguien más, pero me tengo que sacar a Lena de la cabeza”
M: “Para eso están los entrenamientos y una carrera futbolística que será muy exitosa si tu lo quieres...”
J: “Pero necesito representante”
K: “Pues ahí está Vlad...”
J: “¡QUE NO ME CAE BIEN!”
K: “En serio que no te entiendo Julia... se me hace que solo es un pretexto para estar cerca de Carmen”
J: “No es mala idea... mañana mismo le llamaré. Buenas noches chicas, nos vemos mañana”
Sin decirnos más salió de la habitación. Katia y yo nos quedamos “platicando” [jaja, claro que si platicamos] un rato, comentando nuestros puntos de vista con respecto al tema.
K: “Creo que necesito hablar con Julia, ya me voy, así que descansa preciosa”
M: “Si Katia... nos vemos mañana temprano”
Nos dimos un beso y después ella salió del cuarto ayudada con sus muletas, mientras yo iba al cuarto de Lena para ver que le pasaba. La encontré llorando y solo me abrazó para decirme lo arrepentida que estaba por lo que hizo.
Después de un rato le ordené que fuera a dormirse pues era muy importante mantener una buena condición, así que me obedeció y se fue a su cama.
Pasó la noche y a la mañana siguiente muy temprano ya estaba Julia en la habitación, al igual que Katia.
Con muchos esfuerzos mantuvieron una comunicación levemente cordial para después tomar un taxi que las condujo al estadio.
Cuando llegaron empezó el entrenamiento. Lena aún estaba apenada con Alexandra, por lo cual procuró no tener demasiado contacto con ella, pero si empezó a conocer a sus demás compañeras, todas muy agradables y de diferentes nacionalidades, pero que al igual que ella, adoraban el foot ball. Julia por su parte, a pesar de que era su primer entrenamiento también ya había hecho algunas amistades, por su forma de ser tan abierta y alegre, contraria a la de Lena que era amable, pero seria.
El entrenamiento pasó sin más contratiempos, entre tiros de esquina, tiros con efecto, y prácticas de jugadas. Al final se dividió al equipo en dos y una parte se puso una casaca color verde, mientras las demás una blanca. Se colocó una red similar a las que se usan en el tenis y cada sección se fue de su lado, el objetivo era dominar el balón sin que se cayera. Lena quedó en el equipo de Alexandra y Julia en el contrario. Empezaron a pasar el balón, obviamente quien más clase tenía en cuanto a recepción y lanzamiento era Lena, pero en general todas las chicas eran muy buenas.
Julia toma el balón y lo domina un poco para después pasarlo del lado contrario, Alexandra lo espera y le da con la punta con mucha fuerza, haciéndolo dirigirse violentamente hacia el rostro de Julia, quien no pudo evitar un fuerte golpe en la cara. Le dolía mucho, pero no tanto por el golpe en sí, sino más bien por que era justamente ella quien se lo había dado. Después de unos instantes se puso de pie y buscó con la mirada a Alexandra quien la veía con una ligera sonrisa burlona en los labios. Sintió tanta furia que en el mismo momento trató de abalanzarse sobre ella, sin embargo Lena se atravesó para evitar una pelea.
L: “Julia, cálmate no fue a propósito”
A: “Hey, lo siento Volkova, no medí la fuerza”
En el momento estaba tan cegada por la rabia que no se dio cuenta de que Lena estaba evitando la pelea para protegerla, pues Alexandra además de futbolista practicaba Tae Kwon Do y fácilmente sabría como lastimarla, sin embargo esto Julia lo tomó como una ofensa al creer que Lena estaba defendiendo a Alexandra. Unas lágrimas de coraje salieron de su rostro mientras daba la vuelta y se iba a sentar un poco. Miguel fue tras ella y empezó a decirle que los problemas personales los alejaran de su lugar de trabajo. Julia asintió y comprendió lo que le decían, así que siguió el entrenamiento de una manera normal, sin embargo a su llegada al hotel, empezó a discutir con Lena.
J: “¿Por qué la defendiste?”
L: “Te defendí a ti, tonta, mejor si no sabes no hables”
J: “¿A mi? No digas tonterías, yo fácilmente le rompo la cara
L: “No puedes lastimarla por una razón”
J: “¿Por qué?”
L: “Por que es de tu equipo y debe haber compañerismo”
J: “Ja...[irónicamente] yo pensé que me ibas a decir que no puedo lastimarla por que ahora es a ella a la que le bajas los pantalones”
Lena no toleró esa ofensa y le propició a Julia una cachetada tremenda, que hasta le volteó la cabeza. Aún sorprendida de su propio acto, trató de disculparse con Julia.
L: “Lo siento Julia”
Julia no dijo nada, solo dio la vuelta y se dirigió a la habitación, donde estábamos Katia y yo. Nos contó lo sucedido y después de eso tomó la tarjeta de Carmen, marcó su número y se recostó en el sofá.

J: “Acepto tu propuesta” dijo, mientras Lena entraba a la habitación y alcanzó a escuchar lo que dijo Julia. Se quedó sin saber que hacer y después se salió malhumorada.
En todo el día no salió de su habitación, solo la vi un rato por la noche antes de dormir, pues al otro día también tenían entrenamiento.
Por la mañana Julia no pasó por ella, por lo que se vieron hasta que estaban en el entrenamiento, pero no se hablaron y muy pocas ocasiones se miraron. Cuando terminó el entrenador tomó la palabra.
M: “Chicas, mañana empieza la liga, muchas ya pasaron por esto, pero quiero pedirles que les den todo su apoyo a Lena, que por supuesto jugará como la nueva delantera y a Julia, quien estará en la defensa”
Alexandra alzó la mano, después de haber hecho un gesto de sorpresa y confusión. Miguel le cedió la palabra.
A: “Disculpe entrenador... ¿en qué posición juega Volkova?”
M: “Defensa central...”
A: “Y entonces ¿yo dónde me voy a acomodar?”
M: “Julia solo jugará el segundo tiempo y tu el primero”
Esta noticia a Alexandra le cayó como balde de agua fría, pues en todo el tiempo que llevaba ahí nadie había logrado arrancarla de su posición ni siquiera un minuto...
Alexandra hizo una mueca de enfado, mientras Julia curvaba lentamente una sonrisa de satisfacción, pues ahora con esta acción, el marcador era : Alexandra 1- 1 Julia...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:02

Una multitud de personas abarrotaban el estadio. Sábado, 8: 00 pm.
Era la noche de gloria, su consagración en el fútbol español. Lena y Julia estaban en los vestidores, al lado del resto del equipo. Miguel tomó la palabra.
M: “Chicas, hoy empieza la liga, recuerden que hemos tenido problemas en los puntajes respecto a la tabla de descenso... pero estoy seguro que con Katina y Volkova van a ser diferentes las cosas... hemos practicado, hemos estado atentos a todo lo que pasa, solo queda salir y ganar. Bien, ya saben las alineaciones. Volkova, entras en el segundo tiempo por Alexandra... Katina, tú entras de titular”.
Todas las chicas salieron al campo, Lena era la última en la fila y Julia se acercó con ella.
J: “Sé que últimamente no hemos estado bien, pero mucha suerte pecosa... sabes que este es el momento, ve y mete muchos goles, te am...”
Alexandra regresó a donde estaban ellas.
A: “Yo te la cuido Volkova” le dijo en tono burlón, mientras jalaba a Lena hacia el campo.
L: “Gracias Julia”
Pero Julia ya no la escuchó, pues estaba pataleando del coraje y fue a sentarse a la banca junto a Miguel.
Samantha Ibarra, la capitana del equipo contrario estaba en el centro del campo. Alexandra era capitana del equipo de Lena.
La otra chica ganó el volado y eligió que sacara el Barcelona. Suena el silbato y.... arranca.

Narrador: “Esta noche debutan para el Barcelona dos nuevas adquisiciones que vienen de Rusia, Elena Katina y Julia Volkova, quien por cierto en este momento se hace del balón, para después reventarlo a donde se encuentra su compañera, la señorita Sánchez... uy que bien tira la rusa... Sánchez toma el balón, lo controla un poco y regresa para apoyarse en Martínez, que empieza a correr por todo el campo como si tuviera pólvora en los pies, que manera de correr, finalmente suelta el balón y ahora por fin lo toca Katina... que buen control tiene Katina... va corriendo, es imparable, ¿qué rayos le pasa a esa defensa?... en un momento de desesperación se barren y le cometen falta. Un tiro libre para Barcelona ¿quién lo va a cobrar? Al parecer todas están de acuerdo con que sea Katina... esta es su oportunidad...”
Lena tomó el balón para colocarlo justo en la línea en que empieza el área chica. El silbato suena y Lena perfila su derecha, para lograr impactar el balón con la parte interna. El balón sale disparado y... se mete directo en el ángulo.
N: “Goooooooooooooooooooooooool de Katina!!! Vaya que los directivos no se equivocaron, no han pasado ni 20 minutos de juego y esta señorita ya anotó...”
Lena fue directamente hacia la banca, donde estaba Julia brincando de la emoción “Para ti” articuló sin sonido, mientras la veía. Después llegaron las demás jugadoras y se abalanzaron sobre ella después de tirarla hacia el suelo. Se levantó algo sorprendida, pues en Rusia no acostumbramos ser tan efusivos con las demás personas pero ya después comprendió las cosas. Otra vez se fueron al centro del campo para el saque del otro equipo. Una chica de piel morena clara tomó el balón.
N: “Después de esta joya de gol que nos acaba de entregar Katina, veremos si el equipo de Valencia logra recuperarse... Torrado la toma y se la pasa a Gutierrez quien la domina por un momento, ahora el balón es de Smith, que corre por la banda izquierda y manda un centro al corazón del área... Torrado mete la cabeza, le gana en el salto a Loskova [Alexandra] y... gooooooooooool del Valencia”
En efecto, empate por que Alexandra no brincó a tiempo y la portera tampoco pudo reaccionar.
N: “ Grave error de la defensa.. ¿qué le pasó a Loskova? Es muy raro ver eso en ella... Pero bueno, es de humanos...”
Pasaron algunos minutos más, entre errores de la defensa y aproximaciones de gol de Lena que solo se quedaban en intentos cercanos.
N: “Es el minuto 42... el director del Barcelona pide un cambio, al parecer sale la capitana del equipo, con el #7 sale Losvova y con el número 9 entra Volkova, debuta la segunda chica rusa... Al parecer a Loskova no le cae muy bien la noticia de que su compatriota entre ahora, pero debe de entender que ha cometido errores... se dirige hacia la banca, como es la capitana se quita su banda y se la avienta a Volkova, quien solo se la pone y entra a jugar. Al parecer Loskova se pone a discutir con el director técnico, quien solo le indica que se vaya a los vestidores.
Primera acción de Volkova, quien se barre para despojar del balón a Smith de una manera limpia y después la pasa hacia donde está Martínez que hace una señora recepción... bien, ahora después de un pase la tiene nuevamente Katina que recorre la banda derecha y manda un centro, ahora la tiene Sánchez... ¡Sánchez! Hace una finta dejando a Katina sola, le pega razo... goooooooooooooooooooooooool de Katina... las cosas nuevamente se ponen con ventaja para el equipo azulgrana ... que belleza de gol, se nota el trabajo del equipo”

Lena esta vez corrió hacia la defensa y sin pensarlo mucho le dio un abrazo a Julia que otra vez esta emocionada y le dio un beso en la mejilla, después de ella llegaron las demás. Otra vez el balón en el centro del campo y un silbatazo que indicó, después de un toque de balón, el final del primer tiempo. Todas se fueron a los vestidores, ante la ovación del público azulgrana.
Alexandra estaba sentada en el suelo, con la mirada baja y se notaba molesta.
M: “Bien hecho chicas, han jugado muy bien.... Volkova, eres genial”
A: “Es una maldita suertuda”
M: “Alexandra por favor respeta, sabemos que este no es tu mejor momento, pero antes que nada debe haber compañerismo”
A: “Lo siento Miguel pero es que nunca antes me habías removido de mi posición”- dijo, casi al borde de las lágrimas
M: “Lo siento, pero fue lo más prudente Alex... no estabas funcionando bien ¿qué pasa?”
A: “No sé, una mala racha. Disculpa Volkova por la ofensa”
J: “No tengas cuidado” le respondió Julia en un tono sincero pero un tanto desconfiado.
M: “Lena, tus goles fueron geniales, eres la delantera que esperábamos, en serio”
L: “Gracias, es que son un buen equipo chicas” dijo abrazando a las chicas que tenía al lado
M: “Muy bien, todas sigan como hasta ahora, solo haré una pequeña modificación, Julia, si gustas puedes tener más movilidad hacia el medio campo”
J: “¡Gracias! Pero ese no es trabajo mío jeje, mejor me quedo abajo”
M: “Como gustes, pero si es necesario te quiero más arriba”
J: “Claro”
Descansaron un poco, tomaron bebidas hidratantes y después salieron al campo. La parte complementaria estuvo más bien un poco reñida pero sin acciones importantes por parte de ningún equipo, hasta finales del tiempo, cuando se cobró un tiro de esquina a favor del equipo de Valencia. Todas brincaron dentro del área, por ser la última acción del partido. El balón se coló entre todas, para quedar en manos de una chica rubia que sin pensarlo le pegó con todas sus fuerzas, colocándolo por el lado izquierdo. El balón estaba casi adentro, cuando de pronto apareció la pierna de Julia y lo sacó con una barrida que lo mandó afuera del área. Sonó el silbatazo final.
N: “¡Vaya! ¡Que acción de Volkova! Se acaba el partido de la manera más emocionante con la pierna de oro de Volkova... primer triunfo de Barcelona en la liga...”
Todas fueron con Julia, para abrazarla, incluso Alexandra.
Después de charlar un rato, encontramos a Lena y a Julia saliendo del estadio después de que se ducharon. Cuando las vimos corrimos a abrazarlas.
M: “Muy bien Katina!!! Ya sabía yo que al entrenarte tanto iba a lograr que fueras buena”
L: “¬¬ si tu siempre me decías que ya dejara el balón en paz!!!”
M: “Jajaja, pero utilizaba la psicología inversa”
L: “Jajajaja, pero de todas maneras, gracias por estar aquí”
K: “¡Hey! Ya fue mucho abrazo por hoy a mi chica”
L/J/M: “Jajajaja”
L: “Pero es mi mejor amiga y yo la puedo abrazar las veces que quiera”
K: “Masha, decide, ¿abrazos de Lena o los míos?” dijo cruzándose de brazos fingiendo altanería
M: “De las dos”
L: “Eres una puerca Katia jajaja”
M: “Jajaja, no me refiero a eso, es que quiero un abrazo comunitario ¿si?”
J: “Bueno”
Todas nos abrazamos y después subimos a un taxi que nos llevó al hotel. Cuando estuvimos en la habitación ordenamos dos botellas de Vodka para celebrar la victoria. Después de unos cuantos vasitos de vodka, empezaron los brindis típicos de borrachos.
M: “Yo.. hip... brindo por la aam mis tad.. por tenerrrlas aquí conmigo”
“Salud” dijeron al unísono
K: “Yo brindo por el amor que nos tenemos entre todas”
L: “Jaja, si Katia yo te amo”
M: “Jajaja, deja de estar de Volkova Lena”
J: ¬¬ “jajajaja”
L: “Bueno no te amo, solo te quiero musho jaja”
M: “Lena sacó la frase típica de alguien ebrio jaja... te quiero musho jajaja”
J: “Jajaja, que mal ejemplo Lena. Yo brindo por... ay ya se me olvidó por que iba a brindar jaja”
L: “Lo bueno que la ebria soy yo jaja”
M: “Ay Julia, estás más alcoholizada que el borracho de mi tío Yagor jaja”
J: “Calla Katia... ya me acordé por que iba a brindar... yo brindo por la borracha de Lena y pos sus goles, y por la manera en que me abrazaba y por la manera en que me abrazaba” dijo en un repentino cambio de humor.
K: “Ay no te pongas Katina Julia”
M: “Jajajaja, ¿ya ves Lena?”
Lena miraba a Julia quien estaba con la mirada clavada en el suelo y después se fue corriendo hacia el pasillo para llegar a la puerta, pero Lena la detuvo antes de que la abriera.
La pelinegra aún seguía mirando el suelo.
L: “¿Qué pasa Jul?”
J: “Que no puedo hacer de cuenta que no me duele lo que me hiciste”
L: “Perdóname Julia, en serio que yo no quería que eso pasara. No entiendo que tengo que hacer para que me perdones”
J: “Es que yo tampoco lo sé Lena, me duele mucho aquí” dijo señalando su corazón. Lena levantó su cabeza y le susurró “te amo” al tiempo en el que se acercaba a ella y secaba sus mejillas mojadas por unas traicioneras lágrimas. Ya era casi nula la distancia entre sus bocas cuando el timbre de la habitación sonó y ellas se separaron. Después Lena abrió la puerta y se encontró con la persona menos indicada para ese momento.
L: “Carmen ¬¬” dijo con fastidio...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:02

Julia se puso delante de Lena al escuchar el nombre de Carmen.
C: “Hola buenas noches, espero no interrumpir nada”
L: “Bah!”
Lena dio la vuelta y se fue nuevamente a la sala.
J: “¿Qué se te ofrece Carmen?”
C: “Hablar contigo, pero veo que no es el momento más conveniente, si quieres mejor nos vemos mañana en la tarde ¿puedes?”
J: “Claro, solo dame la dirección y ahí te veo”
Carmen apuntó la dirección de un restaurante de comida china y se la dio a Julia, quien después de despedirse de ella fue hacia la sala.
M: “¿Qué quería Carmen?”
J: “Una cita para hablar conmigo”
L: “¿Solo para hablar?”
J: “Sí, solo para hablar ¿por qué? ¿estás celosa?”
L: “¿No es obvio?”
M: “Mmmm... chicas, Katia y yo nos vamos a dormir a la otra habitación, así sirve de que hablan un poco”
K: “Sí... nos vemos mañana...”
Salimos del cuarto y ellas se quedaron conversando a solas.
J: “Lena ¿por qué echaste esto a perder?”
L: “Por estúpida Julia, solo por eso. Pero no es tarde, chaparra, yo lo sé”
J: “Lena, yo te amo, pero me sigue doliendo”
L: “Déjame quitarte ese dolor”
J: “¿Crees que se pueda?”
L: “Sí, Julia, por favor déjame demostrarte todo lo que siento por ti”
J: “Pero prométeme que jamás volverá a pasar...”
L: “Te lo juro. Es más... vamos mañana mismo a buscar una casa para ti, para Katia y para mí... ¿quieres vivir conmigo?”
J: “Claro que quiero Lenita, pero mañana no puedo”
L: u_U “¿Por qué?”
J: “Ammm... tengo una cita con Carmen”
L: “Ah. ¿Carmen te gusta?”
J: “No te voy a negar que es muy bella, pero Lena, sabes perfectamente que estoy enamorada de ti”
L: “Pero eso no le quita lo bonita a ella”
J: “Pero estás más bonita tú”
L: “Pero mañana vas a salir con ella”
J: “Si quieres puedes venir tu también y después vamos a ver lo de la casa”
L: “No quiero quitarte tu espacio, tu libertad”
J: “Pero yo quiero que me acompañes”
L: “Entonces sí jeje”
J: “Lenita, amor, ¿te digo algo?”
L: “Claro, dime”
J: “Extraño mucho tus besos”
L: “Eso tiene solución”
Empezaron a besarse apasionadamente y después las cosas se pusieron tan intensas que no nos dejaron dormir a Katia y a mi [nota: estábamos en la habitación de enfrente o_O].
Al otro día despertaron sonrientes, las cosas volvieron a ser como antes.
Nos contaron de sus planes para ese día y de los que llegarían en el futuro y después salieron del hotel y se fueron hacia el restaurante que Carmen había indicado. Cuando llegaron la vieron y se sentaron en su mesa.
C: “Hola Julia, hola Lena... Jul, pensé que vendrías sola”
J: “No, no podría hacer esto sin Lena”
C: “Ok. Mira, si estás aquí es por que quiero representarte, como ya te lo había mencionado antes. Lo que yo puedo ofrecerte es que tengas un patrocinador, o bien que promociones algo, como ropa deportiva, bebidas, etc... Todo esto es algo seguro, en verdad, bajo la ley y todo”
J: “Suena bien... ¿cuál sería tu sueldo?”
C: “El 7% es lo que pido”
J: “Me parece muy bien. ¿Tú que opinas amor?” le preguntó a Lena, haciendo que Carmen se sorprendiera un poco.
L: “Lo que quiera la princesa está bien, cariño, tú sabes
C: “¿Le dijiste “amor”?
J: “SÍ, ¿POR QUÉ?”
C: “Por que creo que aquí va a haber un pequeño problema...”
L: o_O “¿Qué pasa?”
C: “¿a poco no se enteraron del caso de Alexandra Loskova...?”
J: “NO, ¿QUÉ PASÓ CON ELLA?”
C: “Que se declaró homosexual y casi la corren del equipo y del país”
L/J: o_O
L: “¿Por qué?”
C: “No sé, es que hubo un escándalo muy fuerte con ella, se suscitó en un antro gay. Creo que una chica ofendió de alguna manera a la novia que en ese entonces tenía Alexandra y lógicamente ella la defendió, entonces se armaron los golpes, se pusieron feas las cosas. El gobierno se llena la boca diciendo que promueve la tolerancia y la igualdad, pero son ellos mismos los que le echan tierra a los grupos minoritarios. Alexandra nunca había promulgado su vida privada, pero después de esa pelea todos la supimos, pues para ese entonces ella ya tenía fama en el football femenil. Para acabar con su carrera hubo personas que empezaron a involucrarla en otro tipo de cosas como el consumo de drogas y el alcoholismo...”
J: “Pero ¿por qué?”
C: “Machismo, intolerancia, fanatismo religioso... fue difícil que ella saliera de eso, y de hecho más bien a las personas se les olvidó el tema, más nunca lo enterraron. Ustedes deben de comprender que el escándalo en este caso sería mayor por tratarse de una pareja... la prensa muchas veces se deja llevar por el morbo”
L: “Algunas veces, pero no tiene por que interesarles nuestra vida privada mientras nosotros los respetemos”
C: “Eso lo entienden ustedes, pero no todas las personas lo ven igual. Mira, yo no les digo que se separen solo sean discretas, y en serio se los digo por su bien, pues no quisiera que pasaran por situaciones incómodas”
L: “Gracias”
J: “No entiendo por que tenemos que hacerlo, pero tendremos cuidado, gracias Carmen”
C: “De nada. Entonces... ¿si puedo representarte?”
J: “Por mi está perfecto”
C: “Ok, entonces preparo un contrato y te veo el martes, ya tengo con los directivos una cita hecha. Ahí lo revisas y lo firmamos”
J: “Me parece bien. Gracias”
C: “Ok. Ahora me voy, pues tengo algunas cosas que arreglar”
J: “Está bien, nos vemos el martes”
Carmen salió del lugar y Lena y Julia se quedaron a solas, aún un poco extrañadas por lo de Alexandra.
J: “Len... ¿qué quieres de comer?”
L: “Eh?”
J: “Digo que si quieres algo de comer...”
L: “No gracias Jul, no tengo hambre, pide tú”
J: “¿Qué tienes?”
L: “Nada, solo me sacó un poco de onda lo que nos dijo Carmen”
J: “¿Por qué? ¿Por Alexandra?”
L: “No empieces otra vez... seguramente que ella sufrió mucho”
J: “Seguro que sí, no me puedo poner en su lugar”
L: “No soportaría que alguien te ofendiera de ninguna manera, solo somos deportistas, no dejamos de sentir ni de tener un vida propia”
J: “Mejor no hay que pensar en eso princesa ¿si?”
L: “Si Jul”

Julia pidió su comida y después de un rato salieron del lugar para irse a buscar la casa, cosa que hicieron en las inmediaciones del estadio para mayor comodidad. La búsqueda resultó un tanto fácil pues se acababa de inaugurar un conjunto habitacional que cumplía con todas sus expectativas y que de inmediato las convenció. Regresaron al hotel, donde estábamos Katia y yo y nos contaron todo lo que habían hecho a lo largo del día.

M: “Pues entonces es cosa de que tengan cuidado”
K: “A mi no se me hace justo que tengan que ocultar lo que sienten, pero si no hay otra opción lo tendrán que hacer”
L: “Sí, lo sabemos, ¿y que van a hacer ustedes?”
M: “¿Nosotras?”
L: “Pues sí Masha, recuerda que Katia dentro de poco entrará también al equipo”
M: “Yo no me pienso esconder de nada”
K: “Yo tampoco, si ellos no lo entienden es su problema”
J: “Ustedes que valientes, también nosotras tenemos que serlo”
L: “Sí, Julia, eso vamos a hacer. Pero bueno... ¿qué opinan de lo de la casa que vimos?”
K: “Pues por lo que me cuentan está bien, yo confío en lo que ustedes decidan”
J: “Gracias Katia. Oye Masha ¿y qué vas a hacer tú?”
M: “¿De qué?”
J: “¿Vas a regresarte a Rusia?”
M: “Pues sí, no queda más, no puedo dejar todo lo nuestro allá, pero en un mes me voy a regresar, buscaré una casa aquí”
K: “¿Cómo que una casa? Vive con nosotras, anda...”
J: “Sí Masha, con nosotras”
L: “Anda Masha, para que me defiendas de Julia si me quiere violar o_O”
J: “O_O ay Lenita, ¡que cosas dices!”
L: “Puede pasar...”
M: “Jajaja, ya regresaron a ser las mismas puercas de siempre”
L: “Claro que sí, Masha, pero mejor ni nos critiques que tú y Katia también lo son”
K: “No es cierto... bueno, no mucho jaja”
M: O_O me dan miedo”
L: “Ya lo sé jeje”
J: “Entonces ¿cuándo te vas a regresar Masha?”
M: “Mañana...”
K: “¿Qué? No pensé que sería tan pronto”
M: “Ni yo, pero en el trabajo me avisaron hace rato que tengo que volver. Katia, ¿cuánto falta para que te recuperes?”
K: “Un mes...”
M: “Pues acompáñame a casa y regresamos en un mes”
K: “¡¡¡Sí!!!”
M: “Entonces ya estuvo, mañana mismo salimos y regresamos en un mes”
L: “Las vamos a extrañar, me voy a quedar sin la chica más lesbiana que conozco [después de Julia y de mí] y sin mi amiga “bicicleta” jajaja”
M: ¬¬ “Amaneciste Volkova jaja”
J: “¡Hey! Jaja ¿y a que hora salen mañana?”
M: “En la noche, les da tiempo para acompañarnos al aeropuerto después del entrenamiento”
L: “Sí, nosotras vamos a dejarlas”
J: “Pero no se pongan tristes, solo será un mes, mejor hay que disfrutar la última noche juntas”
K: “Ok ok, pero ni pienses en tomar o desvelarte, tienes que estar en forma para mañana”
Nos quedamos platicando otro rato y dormimos en la misma habitación. Al otro día en la mañana ellas se fueron a su entrenamiento, que pasó de manera habitual y sin conflictos. Cuando estaban en los vestidores empezaron a comentar el asunto de Katia y Masha y entre pláticas salió el tema de que tenían que estar en el aeropuerto pronto. Alexandra se encontraba detrás de las regaderas y alcanzó a escuchar lo que decían, pero no le dio mucha importancia. Cuando salió, las vio besándose, pero no dijo nada pues más que otra cosa se sintió incómoda, sin embargo alguien más las observó e hizo una misteriosa llamada.
“Van a estar en el aeropuerto como a las 8, haz bien tu trabajo”.
Las chicas salieron del estadio y se dirigieron al hotel, en donde nosotras ya las estábamos esperando con todo y maletas. Abordamos un taxi que nos llevó al aeropuerto, yo tomé de la mano a Katia y empezamos a caminar al lado de ellas que también iban tomadas de la mano. Después de dos horas los pasajeros con destino a Moscú empezaron a abordar y nosotras caminamos.

L: “Te voy a extrañar, pequeña Masha ex buga jajaja”
M: ¬¬ “Yo también pecosa mugrosa”
L: “Y a ti también Katia Luppin jajaja”
K: “¿Por qué Luppin? O_O”
L: “Por el mago de Harry Potter, el profesor Remus Luppin que saca a los boggart del clóset, así tu sacaste a La Buga de Masha de su armario”
K: “jajajajajajajaja, que JK Rowlin estás hoy jajaja”
L: “Lo sé jaja”
M: ¬¬ “jajaja, no sé como a aguantas Julia”
J: *.* Es que es encantadora. Las voy a extrañar chicas”
K: “Y nosotras a ustedes, pórtense mal”
L: “Nosotras siempre jaja”

Después de un par de abrazos abordamos el avión y ellas nos despidieron con la mano. Después se besaron por un momento, fue entonces cuando a lo lejos se vio el flash de una cámara que las enfocaba y que no era la primera vez que había captado una imagen de ambas juntas....
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:03

Habían pasado dos meses desde esa tarde en el aeropuerto... yo había arreglado ya lo de la mudanza a Barcelona, vendí nuestra casa en Moscú con todo y muebles y con el dinero dimos el enganche para la nuestra en España, además de que a ellas ya les iba muy bien respecto a su sueldo. Katia ya se había recuperado, y en dos días entraría a su primer partido, cosa que nos llenaba de emoción a las cuatro, pero que a Lena le causaba algo de incomodidad y de lástima, pues Katia entraría en lugar de Alexandra, pues Julia se había vuelto titular, y es que... ¿cómo no serlo? El equipo estaba excelente, por una parte el medio campo y la delantera se había fortalecido mucho con Lena y la defensa era casi imposible de pasar con Julia ahí.

Estábamos una tarde en casa, cuando de pronto empezó un programa de espectáculos. Julia se levantó para cambiar el canal, pues a ninguna de nosotras nos gustaba, pero por un momento se detuvo al escuchar el nombre de Lena Katina y el suyo. Julia subió el volumen, para encontrarse con algo desagradable de sobre manera. La mujer del noticiero comenzó a hablar:

“Y recordando lo que sucedió con Alexandra Loskova hace un año, hoy la historia se repite. En el periódico de hoy salió una nota que involucra sentimentalmente a la delantera del equipo Barcelona, Lena Katina con su compañera de equipo, la defensa Julia Volkova. En el artículo explican que ellas mantienen una relación desde que estaban en Rusia, y aquí nadie se hubiera enterado de no ser por el fotógrafo de ese periódico, que captó una secuencia de imágenes en donde ambas chicas aparecen besándose y abrazándose, mientras despiden en el aeropuerto a otra supuesta pareja de la cual también es parte otra defensa del Barcelona, Katia Ivanova, que va a debutar este domingo en juego. ¿Será acaso que es necesario ser gay para formar parte de este equipo? ¿Cómo se tomará esto el D.T. del equipo? ¿Qué harán los dirtectivos al respecto? Aún queda mucho por saber... Y en otras noticias...”
Julia apagó la tele y fue a donde estábamos nosotras. Lena estaba algo triste, a punto de llorar, por lo que Julia solo la abrazó, mientras yo hacía lo mismo con Katia.
J: “No te pongas mal por esto, son unos imbéciles que tienen una vida tan poco interesante que tienen que buscar algo en la vida de los demás. Por favor no permitas que eso te afecte, tú solo dedícate a tu tuyo ¿ok?”

L: “Está bien, pero ¿qué va a decirnos Miguel?”

K: “No creo que él tenga problemas con eso, pues a Alexandra la defendió”

J: “Si es cierto”

Pasamos el resto de la tarde platicando sobre el asunto y ellas trataban de no sentirse más además de que estaban planeando qué hacer en caso de que su relación no fuera aceptada.
Al otro día se dirigieron al entrenamiento, donde sus compañeras las miraban de una manera un poco extraña, pero no les decían nada. Cuando terminó, Alexandra se acercó a ellas.

A: “Sé que hemos tenido un poco de problemas, pero quiero que sepan que en este caso las apoyo. Tal vez vengan tiempos un poco difíciles, pero de todas maneras sean fuertes por favor. Miren, cuando se descubrió lo mío, el club optó por tomar ciertas decisiones con las que yo estuve de acuerdo por no tener otra opción en mente, y quizá les propongan lo mismo, solo les pido que acepten si es que lo que tienen es algo serio y fuerte ¿ok?”

J: “¿A que te refieres exactamente?”

A: “Bueno, lo que a mi me propusieron fue un novio “ficticio” para acabar con las especulaciones respecto a mi sexualidad. Ese tipo me acompañaba a todas partes e incluso nos dejábamos ver juntos con tal de que me dejaran en paz. Funcionó muy bien, pues hasta la fecha ya no me molestan los paparazzi”

L: “Pero eso es injusto, solo es una preferencia que no marca o distingue lo que hagas en el campo”

A: “Pero no todos lo ven igual, Lena, lamentablemente no lo entendemos igual todos”

J: “¿Crees que en verdad el club nos proponga eso?”

A: “Sí. Tal vez no a ambas, pero por lo menos una debe de hacerlo, según creo yo”

L: “Gracias por avisarnos”

A: “De nada Lena. Bueno, ya me voy, por que tengo algunas cosas que hacer”

Alexandra se despidió cortés, más no amigablemente, y después de ella llegó Miguel.

M: “Chicas, el señor Villalvazo quiere hablar con ustedes ahora mismo”

L: “Gracias Miguel, ¿está en su oficina?”

M: “Sí, ahí está. Chicas, yo solo quiero que sepan que cuentan con mi apoyo en lo que decidan hacer, pero si pueden mejor hagan lo que él les recomiende... ¿ok?”

J: “Sabemos a que te refieres Miguel, y claro que tenemos que meditar que pasará... Gracias”
Ellos se fueron hacia la oficina del señor Villalvazo y se sentaron después de una orden suya.

“Chicas, este asunto es más complicado de lo que parece, como ya sabrán, en las noticias salió un artículo suyo y... puede ser grave. Antes en este club hemos pasado por lo mismo, por lo tanto no nos sorprende tanto, pero necesitamos una solución”

L: “Ya sabemos a que se refiere y no estamos muy seguras de querer eso para nuestra vida personal”

“Sé que es difícil, pero también deben de ponerse a pensar que su carrera está en riesgo y que pueden perder mucho, además, si su relación es tan estable, no habrá inconveniente alguno ¿no creen?”

J: “Pues sí, pero la verdad no nos parece justo”

“Lo sé, por eso la decisión está en sus manos, miren... ustedes pueden pedírselo a alguien en quien confíen, por ejemplo un amigo, y así será todo más fácil, pero si les pido que sea en calidad de urgente pues pasado mañana tienen programada una conferencia de prensa en donde van a presentar a sus “novios” y aclarar todo el asunto”

J: “¿No hay otra opción?”

“Lo siento, pero no, ustedes deciden... Ahora chicas, las dejo, pues tengo que ir a arreglar algunos asuntos ¿ok?”.

Ellas se quedaron ahí por unos minutos para después dirigirse a casa, donde nos comentaron todo lo que les habían indicado.

M: “Pues el asunto es un poco delicado, creo que tienen que pensar de una manera fría lo que van a hacer y no solo dejarse llevar por asuntos de índole personal, ya que, como dijo el señor ese, su carrera está en juego”

L: “Sí, Masha, pero no es justo en serio...”

K: “No, Lena, pero tienen que pensar en todo”

M: “Además, tenemos una ventaja, ustedes pueden conseguir al tipo”

L: “Sabes que no le hablo a hombres O_O”

M: “Jajaja, sip... ¡¡¡ya sé!!! ¿y si le hablo a mi primo Dimitri?”

L: “Bueno, el es un buen chico, pero... ¿crees que se preste a esto?”

M: “Claro que sí, además... Lena, él es el indicado, ya ves que hasta vive cerca de aquí...”

L: “¿Es el que vive en Mallorca?”

M: “Sí, ¡ese!... además bicicletón como yo!!!”

L: “Ay Masha, por Dios, tú no eres bi, tú eres “Mashi gay Mashi gay” [jajajaja XD]”

M: “Mmmm eso no importa ¬¬ el chiste es que él puede ayudarnos ¿y si lo llamo ahora mismo?”

L: “¿Tú estás de acuerdo Julia?”

J: “Supongo que no tengo otra opción más que estar de acuerdo ¿no?”

L: “Ok, gacias”

Le marqué en ese momento a mi primo, y le planteé la situación [y de paso lo amenacé con decirle a su familia que tiene novio O_O], por lo que el aceptó “encantado” y quedamos de pasar al otro día por él a la central de autobuses, después de la presentación de mi amada Katia ante la prensa *.*

La conferencia de prensa de Katia estuvo muy padre, por que la presentaron como “otra rusa al equipo... más calidad al mismo” además de que le hicieron toda clase de elogios en cuanto a su belleza [ay mi novia es tan linda].
Después de que terminó, nos fuimos en taxi al aeropuerto a recibir a mi primo, quien bajó del avión y la verdad estaba casi irreconocible. Él es alto, delgado, pero tiene marcados sus músculos. Su cabello, como el mío, es rubio y sus ojos, también como los míos, son entre verdes y miel. La verdad mi primo está muy guapo, pero... no tiene novia.
Cuando me vio, corrió hacia donde estaba yo y me dio un abrazo y después lo presenté a las chicas.

M: “Lena, Julia, Katia, el es mi primo Dima, el que nos va a ayudar”

D: “Hola chicas mucho gusto” dijo de una manera un tanto delicada.

L: “Igualmente” dijo Lena tomándolo de la mano, y a decir verdad un tanto atontada con él.
Detrás de él, salió un chico de piel morena y cabello oscuro con ojos verdes que nos miraba insistentemente.

D: “Lo siento, miren él es Luis, un amigo que vino a acompañarnos.
Me quedé igual de atontada que Lena, pero yo viendo a Luis. Esos ojos eran hermosos...

Katia y Julia solo nos miraban y su rostro reflejaba algo parecido a... celos...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:04

Mi primo se presentó con cada una de nosotras de una manera muy galante, pero en especial con Lena, a quien no dejaba de mirar al igual que Luis hacía conmigo. Después del algunas palabras nos fuimos hacia la casa para después comer un poco y platicar un rato acerca de lo que haríamos en la conferencia del día siguiente. Julia no parecía estar precisamente contenta, pero sin embargo prefirió no decir nada y simplemente seguirnos el juego.

D: “Y bueno, ¿nos vamos a besar?”
L: “Pues igual y eso lo hace parecer más real, pero no sé”
D: “¿Por qué no sabes?”
L: “Por que le puede molestar a Julia...”
J: “Pues la verdad es que si me molestaría, pero si se tiene que hacer, ni modo”
L: “Trataré de hacerlo solo en caso de que sea realmente necesario ¿ok chaparra?”
J: “Está bien, pero no te pases de listo eh Dima...”
D: “Para nada, soy muy bien portado, pregúntale a Luis”
J: “¿Eso es cierto, Luis?”
Pero Luis no les respondió, por que en ese momento estaba platicando conmigo de otras cosas, mientras Katia estaba en el baño.

D: “¡Luis! Te habla Julia...”
L: “Lo siento, ¿qué pasó?”
J: ¬¬ “Ya nada”
L: “Hey Katia y tú novia... ¿dónde anda?”
M: “No lo sé Lena”
J: “Búscala, no se te vaya a escapar”
M: “Jaja, no creo, debe de estar nerviosa por mañana, ¡por fin es su primer partido!”
J: “Tal vez sí, pero ya deberías de ir a buscarla ¿sabes? Ya tardó mucho...”
Fui a buscar a Katia tal y como me lo dijo Julia, y la encontré en la habitación de nosotras, tumbada sobre la cama con los ojos rojos, pero sin una sola lágrima.

M: “¿Qué tienes Katia?”

K: “Nada Masha...”

M: “Dime, ¿qué tienes?”

K: “Es que me da miedo que de cualquier momento a otro me dejes... por un hombre”

M: “Ay tontita, sabes que eso nunca va a pasar”

K: “¿Me lo prometes?”

M: “Claro que sí, no sé como puedes dudar de mi de esa manera”

K: “Discúlpame, es que seguramente que estoy algo alterada por el partido de mañana”

M: “Si, Katia, no te preocupes ¿ok?”

K: “Ok, pero por favor no me defraudes, por que me dolería mucho”

M: “Si Katia...”

En ese momento entró Lena a la habitación y salió Katia, pues según dijo, quería ir a hablar con Julia de algunas cosas. Lena me miró un momento y después se sentó junto a mí, mirándome de una manera que yo sentía demasiado familiar; así me miraba cada vez que se sentía preocupada por algo.

M: “¿Qué tienes Lena?”

L: “Mashi... ¿crees que lo que pasa entre la chaparra y yo dure mucho?”

M: “Se ve que se quieren y que se llevan muy bien, además ya van para cuatro meses, digo, puede sonar a que es muy poco, pero han pasado por muchas cosas que demuestran, según yo, que si sienten algo especial... ¿por qué lo preguntas?”

L: “Pues... es que... ay Masha. A ver dime, cuando tú empezaste a notar que te atraía Katia... ¿cómo lo supiste?”

M: “Bueno, pues... fue difícil debido a que no estaba contemplado entre mis planes enamorarme de una mujer, pero también pensé en que no sería bueno cerrarme a nada, ¿por qué?”

L: “¿Qué pensarías si te digo que me está sucediendo lo mismo?”

M: “Pero a ti ya te atraen las mujeres!!! O_O ¿o te atrae Katia? Ay dime que estoy malinterpretando...”

L: “Obvio si, mensa, pero me refiero al caso contrario...”

M: “¿En serio Katina? ¿Me estás hablando de chicos?”

L: “Bueno... sí. Obviamente no me refiero a todos los chicos que veo, pero, no sé, de pronto me dio curiosidad de revivir aquellas épocas de la adolescencia... no sé, simplemente creo que me siento atraída por uno de ellos...”

M: O_O “Ya decía yo que mirabas de una manera extraña al tipo que vende hot dogs en la esquina...”

L: “Ay mensa ¬¬ claro que no es él...”

M: “ A ver Lena, lo importante no sería saber quien es, sino, más bien... ¡está Julia! O sea, no le puedes jugar otra mala pasada, ¿no crees?”

L: “Yo lo sé, y no lo pienso hacer, solo te lo quería decir para sentirme menos mal...”

M: “¿Y si no es el de los hot dogs, entonces, ¿quién es el hijo de su re finísima...?”

L: “Tú...”

M: “Lena, yo no soy hombre, además no estoy disponible O_O”

L: “No!!! Masha!!! No eres tú obvio, no tienes tanta suerte!!! Es tu... tu primo Masha... Dima”

M: “Ay no me ames Lena!!! ¿Sabes qué? Mejor olvida esta plática y hagamos de cuenta que no escuché nada... vamos a la sala”

Retumbaba en mi cabeza la confesión de Lena, y ella no me ayudaba mucho a olvidarla, pues entró en un juego de coquetería con Dima que cada vez se volvía más descarado. Después de conversar un rato y pasar una agradable tarde, llegó la noche y nos acomodamos en nuestros respectivos cuartos para dormir. Dima y Luis se quedaron en la sala. Esa noche me libré de malos pensamientos y malos ratos, ya que no se escuchó ningún ruido “extraño”, pues, afortunadamente, al otro día habría partido y después conferencia de prensa para aclarar lo de la relación entre Julia y Lena y presentar a su “novio”. Katia también se quedó muy quieta conmigo [buuuuu!!!] pues estaba algo nerviosa, pero consciente de que tenía que descansar para el día siguiente.

Llegó el sol, colándose por la ventana. Me levanté a abrir el despertador, faltaban ya 5 minutos para las 9. Katia aún dormía tranquilamente, y la desperté con un suave beso en los labios. Nos levantamos a preparar nuestro sano desayuno [eso de vivir con puras deportistas me ha hecho bajar de peso y quedar aún más de lo delgada que estaba O_O]. Después de unos 20 minutos se levantaron Dima y Luis y nos alcanzaron en la cocina (el muy gay de Dima hasta mandil se puso jaja). Julia y Lena se bañaron juntas [cosa nada rara en ellas] y después de arreglarse salieron al comedor y todos juntos desayunamos.

Eran ya las 10:50 am, solo contábamos con 10 minutos para llegar al estadio del otro equipo, que también nos quedaba cerca de nuestro hogar, por lo que salimos a prisa de la casa y ellas se metieron a los vstidores, mientras Luis, Dima y yo nos íbamos a la tribuna.

11:30 am, da comienzo el partido esperado. Lena toma el balón y lo pasa hacia atrás, hacia donde está Julia, quien entró de titular. Julia hace un par de fintas y se la pasa a la señorita Fernández, quien al recibirla echa a correr por la banda... manda un centro que Lena baja muy bien con el pecho [acá entre nos, no me había fijado bien en el pecho de Lena... ay Lena ¡cómo has crecido! =O]. Bueno, baja el balón con el pecho, con una clase inigualable, la coloca en su pie derecho y.... gooooool, la pone ahí, donde las arañas tejen su nido XD. Lena nos ubica en la tribuna y va a festejar con nosotros, para después ir con Julia y darle una palmada de una manera un tanto indiferente. El marcador es 1 – 0. Pasa el primer tiempo sin más emociones y todas se dirigen al vestidor.
Silbatazo y arranca el segundo tiempo. Julia ahora está en la banca después de una excelente actuación y un par de bloqueos dignos de un “balón de oro”. Ahora en la cancha se encuentra Alexandra, quien va a estar ahí hasta el minuto 25 para después cederle el lugar a Katia.
Luis me observa mucho, pero prefiero desviar la mirada, pues hay veces que mi bisexualidad sale demasiado a flote. Después de un par de pases, llega nuevamente el balón a Alexandra, quien lo patea con todas sus fuerzas, haciéndolo llegar a Smith... Smith da media vuelta y la pasa a Lena, quien después de un par de recortes queda sola frente a la portera, que se avienta como mujer en barata de ropa y le comete falta... ¡¡¡penalty!! El árbitro marca penal a favor del Barcelona.
Lena coloca el balón en el manchón y se concentra. Suena el silbato y ella empieza a correr. Le pega con fuerza y un efecto hacia la derecha y... gooooool de Lena, las cosas se ponen 2-0.

Saque de medio campo. Una joven morena del otro equipo [que ya se ve bastante desesperada] comienza a correr hacia la portería del Barcelona. Lola [una defensa de buena pierna de “nuestro” equipo] se lanza sobre ella y le quita el balón limpiamente, sin embargo la chica morena engancha su pie y al parecer la lesiona, pues ella pide inmediatamente el cambio. Por suerte Katia ya estaba calentando, por lo que inmediatamente entra, alrededor del minuto 20, con lo cual ya no es necesaria la salida de Alexandra. Katia toca inmediatamente el balón, pues ella misma cobra la falta antes cometida a su compañera. Su debut es genial, las personas de la tribuna al parecer son amigables con ella, pues tiene un ángel especial que la hace resaltar de sus compañeras. Algunos “flash” de cámaras que captan su momento debut y algunas miradas de hombres y mujeres ¬¬.
El equipo contrario la recupera en un área de peligro y una chica rubia se le alcanza a escapar a Alexandra, quien por más que corre no la alcanza. Ahora solo está esa chica frente a la portera, que sale de manera equivocada y le regala el espacio... sin pensarlo mucho, está dispuesta a tirarle cuando de pronto Katia se barre y logra quitarle el esférico, para después mandarlo de una manera precisa hacia donde estaba Smith, quien le tiró y gol, del Barcelona.
3- 0. Alexandra alcanza a Katia y sin pensarlo mucho la abraza (que confiancitas ¬¬)
Y lo peor es que Katia le recibe el abrazo y hasta un beso en la mejilla le da ¬¬.
El partido acaba con el marcador del 3-0 y ellas se dirigen a la ducha, celebrando esa victoria, que por cierto, se me había olvidado el pequeño detalle de mencionar que es... ¡la semifinal de la liga!.
Después de aproximadamente una hora todos salimos del estadio, para dirigirnos hacia una dirección que nos dio Miguel y a donde teníamos que llegar para la conferencia. En el camino me porto de una manera un poco indiferente con Katia [la verdad estoy molesta por su actitud con Alexandra] y casi no le hablo, pero ella tampoco lo hace.
Llegamos al lugar, donde ya estaban esperando reporteros y camarógrafos. Dima tomó a Lena de la mano y juntos entraron al lugar, mientras que Julia hacía lo mismo con Luis, con quien ya habíamos hablado antes pare pedirle que nos ayudara. Después de unos minutos está todo organizado y llegan al lugar los directivos del equipo, es entonces cuando las chicas toman asiento, ellas juntas, al lado de los señores.
La conferencia da inicio y el señor Villalvazo le entrega a Lena una hoja en donde hay algo parecido a un discurso, que le ordena a Lena que empiece a leer.
L: “Buenas tardes, antes que nada les agradezco su presencia en este lugar, ya que tanto para mi, como para mi compañera Julia Volkova es sumamente importante aclarar de una buena vez toda esta serie de especulaciones que se han presentado a raíz de un reportaje en una cadena de noticias que nos involucra sentimentalmente” Julia y Lena se voltean a ver, tratando de darse fortaleza. “Como primer punto, es importante aclarar que nuestra postura con respecto a la sexualidad que maneje cada persona es de total tolerancia y respeto, sin embargo, necesitamos remarcar que no es este caso por el que nosotras estamos pasando y creemos necesario que lo sepan, pues no nos gusta ver como se malinterpreta el estrecho vínculo afectivo que tenemos entre nosotras...” se hizo un nudo en la garganta de Lena, quien sentía que ya no podía continuar más. Otra vez volteó a ver a Julia, quien solo la miraba de una manera serena, tratando al mismo tiempo de conservar la calma.
En la parte de debajo de ese pedazo de texto, estaba escrito Julia seguido de otra parte de escritura, por lo cual Lena suposo que era el turno de ella.

J: “Al decir “estrecho vínculo afectivo” nos referimos a la gran amistad que mantenemos desde hace algunos meses en Rusia y que no queremos sea manchada por el escándalo que con malas intenciones quieren provocar ciertas personas, y que puede afectar de una manera notable nuestra vida familiar, social y de pareja, ya que ambas contamos con una pareja estable en este momento, quienes se pueden ver un tanto aturdidos por este tipo de especulaciones. Sin más por el momento, les agradecemos su atención, pueden formular las preguntas que consideren necesarias” dijo Julia, con la voz también un poco quebrantada por toda la serie de emociones por las que estaba atravesando en ese momento. Por debajo de la mesa tocó la mano de Lena, quien le dio un ligero apretón para que se diera cuenta que había entendido su mensaje.
Cuando terminó, se guardó un poco de silencio y una reportera alzó la mano.

R: “Entonces, ¿con esto quieren decir que no hay relación alguna entre ambas?”

L: “Sí” dijo Lena antes de soltar un suspiro de resignación.

R: “Entonces, ¿sus preferencias sexuales son hetero?”

J: “No creo que sea necesario contestar eso...”

R: “Con eso se deja la duda en el aire ¿no?”

J: “No lo creo, la respuesta es clara”

R: “No lo es... ¿usted tiene pareja?”

J: “Sí, si la tengo”

R: “Supongo que es un chico ¿no?”

J: “¿No es obvio?” dijo Julia algo invadida por un repentino coraje que no supo disimular.

R: “Es que la situación no es del todo clara...”

L: “Mire... en primer lugar nuestra vida personal no tiene por que importarle a nadie, ¿qué quiere usted?”

R: “Tal vez conociendo a sus parejas se pueda acabar con estas especulaciones... usted misma mencionó que se encuentran aquí”

L: “En efecto”

R: “¿Ellos podrían dar la cara?” dijo al reportera de una manera un poco retadora. En ese momento Dima y Luis se pararon y pasaron hacia enfrente para colocarse cada quien detrás de su respectiva “pareja”.

J: “Él es Luis Sánchez, mi novio”

L: “Y él es Dimitri Kristnov, mi pareja”

R: “Si no fuera mucha molestia ¿podrían besarse?” Lena se sintió ofendida con ese comentario, además de exhibida, hasta cierto punto ridiculizada. Volteó a ver a Julia, quien reflejaba en su rostro un poco de dolor y resignación, y entonces se sintió aún peor, pues momentos atrás se había visto obligada a negar al amor de su vida. Ambas se levantaron y quedaron al frente de su “pareja”. Lena se sintió profundamente triste, pero sintió que ya no había marcha atrás por lo que se acercó lentamente a Dima, cerró los ojos y empezó a besarlo. Era tanto su coraje y su confusión que una lágrima resbaló por su mejilla, después de ver que Julia estaba haciendo lo mismo...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:04

La situación se tornaba incómoda y en lo personal me causó mucha molestia, pues no creí necesario tal punto de humillación. Lena se detuvo en el beso, mientras Julia hacia lo mismo. La prensa fotografió ese momento, seguramente estaría como portada en los periódicos deportivos del día siguiente.
Dieron por terminada la conferencia y todos nosotros salimos rumbo a nuestra casa. Cuando llegamos, en el ambiente se respiraba cierta incomodidad, era como si alguien hubiera actuado de una manera incorrecta. Dima abrazó a Lena por la espalda.

D: “Ya Lena, no pasa nada, mira... esperemos que ya con esto dejen de joderte la vida”

L: “Gracias, en verdad no sabes cuanto nos ayudaste. Y gracias a ti también Luis, sin la ayuda de ambos no hubiéramos podido hacer nada”

“De nada” dijeron al unísono, mientras Luis le daba a Julia un beso en la mejilla.

Luis: “A ver niñas, no pasa nada ¿ok? ¿les parece si tomamos un poco de jugo y nos la tratamos de pasar bien ahora?”

M: “A mi me parece una buena idea, para que quiten su cara de perro apaleado que tienen”

J: “Bueno, no perdemos nada, además yo quiero celebrar el ROTUNDO ÉXITO de mi Katia preciosa... ¿vieron que manera de defender?”

M: “Sí, lo vimos... es genial mi novia ¿no?... pero también vi que entre Alexandra y ella ya creció cierta confianza...”

L: “¿Estás celosa Masha?”

M: “¿Celosa yo? Para nada...¬¬”

Lu: “Ay bueno chicas, este... quiero felicitarlas por el partido, las tres estuvieron maravillosas, me gustó mucho como jugaron”

D: “Sí, la verdad es que juegan mejor que muchos hombres, al menos mejor que Cuahutemoc Blanco...”

L: “¿Quién es ese?”

M: “Jajaja, olvídalo, pero bueno... ¿qué les parece si nos servimos algo de comer?”

L: “Si!!! Ya hace hambre!!!”

M: “Ay Lena, mira que Julia te ha pasado muchas actitudes que no eran comunes en ti...”

L: “Solo me ha contagiado lo tragona... ¿verdad amor?”

J: “Si, pero si quieres te enseño otras cosas...” le dijo en tono pícaro alzando una ceja.

L: “Jajaja, ay amor, no me provoques, por que...”

M: “Ejem!!! Perdón chicas, pero es horario familiar, no estén de puercas aquí”

L: “Ash Mashi gay, Mashi gay... jaja, rompiste nuestro momento kodak jaja”

M: “Lo siento, solo protejo la integridad moral de los presentes y de mi novia, no vaya a ser que aprenda sus mañas...”

K: “Las puedo aprender, te conviene Masha...”

M: O_O “Amm... ¿qué quieren de comer?” dije tratando de desviar el tema, pero seguí coqueteando con ella...

L: “Ensalada!!!”

M: “Ya me aburrí de comer ensalada con carne”

L: “Pues sí, pero eso es lo que debemos comer, no querrás que perdamos nuestra excelente condición física”

M: “Jaja, nop... ¿quién cocina?”

J: “Yo voto por Mashi gay”

K: “Yo también ^^ ”

L: “Opino lo mismo”

M: “Se aprovechan de mi nobleza, como dice el chapulin colorado...”

J: O_O “¿Quién es ese?”

M: “¬¬ Ay olvídalo. Bueno, yo cocino...”

Me fui hacia la cocina y empecé a preparar todo, el único que me estaba ayudando era Luis.

Lu: “¿Siempre te ponen a cocinar?”

M: “Jajaja, sip, a ellas se les quema hasta el agua!!!”

Lu: “Pero el agua no se quema...”

M: “Ya sé, solo es una manera de decirlo...”

Lu: “Jajaja, eres muy simpática Masha...”

M: “Lo sé jajaja”

Lu: “No sé por que las que son casi perfectas resultan gays...”

M: “¿Por qué?”

Lu: “Para ser más claro, me gustas jeje”

M: “Ammm... bueno, este yo... estoy con Katia”

Lu: “Lo sé, además nunca te fijarías en mi”

M: “¿Por qué?”

Lu: “Por que soy hombre...”

M: “Y yo soy bisexual...”

Lu: “Bueno, yo también soy bi...”

Katia llegó en ese momento a la cocina, y me dio un beso (de esos que hasta te hacen quedar en shock). Luis se fue hacia la sala, dejándonos a solas.

K: “Lo siento... ¿interrumpí tu momento de coquetería con Luis?”

M: “¿Qué dices?”

K: “Que si quieres me voy para que sigas coqueteando a gusto con Luis...”

M: “Katia, no empieces por favor”

K: “Es que se nota que se gustan, por Dios, no me lo niegues...”

M: “Pues Katia, en este momento estoy contigo, no deberías de confiar un poco en mí...”

K: “Si confío, María, claro que confío, pero es que pues me da miedo, ¿qué tal si yo para ti soy solo una confusión?”

M: “Katia, si yo decidí empezar algo contigo fue por que estaba 100% segura de lo que quería hacer con mi vida. Tú sabes que tardé mucho en aceptar esta realidad, pero ahora que estoy contigo, sé que no solo es “la realidad” si no que es “mi realidad” y la acepto tal cual es... mira... yo quiero que tú confíes plenamente en mí, por que lo que siento en este momento no tiene comparación con lo que he sentido antes, por lo cual te agradecería mucho evitar este tipo de escenas entre nosotras... ¿ok?”

K: “Masha, discúlpame es que eres hermosa y además se nota que le gustas a Luis... no me puedes negar eso...”

M: “Pero a mi me gustas tú” le dije al tiempo en que le daba un abrazo y después empezamos a besarnos. Pude mirar en sus ojos más seguridad y me sentí bien. El beso estaba en su mejor momento cuando entró Julia a la cocina...

J: “Si no se separan a las tres... les voy a echar agua”

M: “Jajaja, mensa”

K: “¬¬ ¿qué quieres Julia?”

J: “Jajaja es que mi mujer ya tiene hambre y vine a ayudarles a la comida”

M: “Pues ya está listo esto, solo hay que llevarlo a la mesa...”

J: “Ok ok... oigan ¿puedo preguntarles algo?”

K: “Claro”

J: “¿No han notado que Lena se lleva demasiado bien con Dima?”

M: “Yo ... mmm... pues no”

K: “Yo tampoco Julia, ¿estás celosa?”

J: “Un poco, pero mejor voy a olvidar esto...”

M: “Mejor olvídalo”

Julia salió de la cocina con algunas cosas y después nosotras la seguimos para irnos todos al comedor y empezar a comer, pues ya teníamos bastante hambre.

Después de comer, Luis se ofreció a lavar los trastes y no quise estar cerca de él para no hacer enojar a Katia. Nos pusimos a jugar baraja un rato, para después organizar juegos en el x box, para ser más exacta, hicimos torneos de tenis, que ganó Lena, para variar.
Llegó la noche y los llevamos a la central de autobuses para que regresaran a Mallorca, después de agradecerles todo lo que hicieron por nosotras. Regresamos a casa y nos pusimos a conversar acerca del asunto, pues no nos sentíamos muy bien con ellos dos ahí.

L: “No saben lo mal que me hicieron sentir hace rato esos malditos despiadados de la prensa”

J: “Yo también me sentí fatal, sobre todo al besar a Luis... hace siglos que no besaba a un hombre... ¡diac! Jajaja”

M: “Jajaja, ay Jul... eres taaaaaaaaaaaaan gay”

J: “Lo sé jaja”

K: “Yo no quisiera besar a un hombre”

M: “Pues de aquí soy la menos gay, yo si lo haría, pero no ahora, estoy enamorada”

J: “Lena, estás muy callada, ¿a caso a ti si te gustó el beso de Dima? Jajajajaja”

L: “Jaja” respondió Lena, con algo de dificultad

J: “Lena ¿te gustó el beso?”

L: “Ay Julia...”

M: “Mmm este amor, vamos a nuestro cuarto a “no dormir” ¿no?”

K: “Jajaja, sip, vamos amor, aún no me canso tanto...”

Nos dirigimos a nuestra habitación, pues creímos prudente dejarlas a solas.

J: “¿Qué tienes Lena?”

L: “Nada ¿por qué?”

J: “Pues es que no me has contestado... ¿te gustó el beso de Dima?”

L: “No entiendo por que me preguntas eso Julia”

J: “Pues es que tú no me dices nada y además como que lo observas de una manera extraña”

L: “¿Estás celosa?”

J: “Obviamente que estoy celosa Lena... tengo motivos para tener desconfianza de ti... ¿lo olvidas?”

L: “Pensé que ya lo habías olvidado...”

J: “Nunca lo voy a poder olvidar, aunque cada día duele menos sigue estando ahí y ya no sé si confiar tanto en ti...”

L: “Pues entonces piensa lo que tú quieras, ahora, si me disculpas me voy a dormir, hasta mañana” le dijo para después cambiarse y lavarse los dientes, y acostarse a dormir en su cama.
Julia se quedó pensando ¿y si ahora a Lena le atraían los chicos?...
Pasaron los días, hasta llegar al viernes anterior al día de la final, que sería el domingo siguiente y Miguel eligió hablar con ellas para inculcarles confianza en ellas mismas.

M: “Bueno chicas, en dos días disputamos la final... después de tanto esfuerzo de su parte, después de haber estado a punto del descenso el Domingo jugamos la final y no importa si ganan o no, lo importante aquí es que den todo su esfuerzo en la cancha. Tenemos todo para ganar, empezando por la portera, que cada vez es mejor y no deja pasar nada a su portería, claro, lo poco que alcanza a colarse por nuestra excelente defensa, quien por cierto, esta vez se va a acomodar de una manera diferente. Miran, hace rato en el entrenamiento Sánchez se lastimó y obviamente no va a poder jugar, por lo cual se va a dar una formación única que estoy seguro de que va a ser un éxito; por el lado derecho va a jugar Loskova, por el centro va a estar Ivanova y por el izquierdo va a estar Volkova. En el medio campo estará Smith, Fernández, Martínez y Gómez... en la delantera, claro que estará por el lado izquierdo Juárez y por el derecho la señorita goleadora Katina.
Chicas, tenemos todo, no se pongan nerviosas y luchen con el corazón. La tirada del partido será: buscar la movilidad en el medio campo, por lo cual todas las defensas tienen permiso para subir si es necesario, siempre y cuando no descuiden su posición... Bueno chicas, mejor no las entretengo más, váyanse y descansen, nos vemos el Domingo a las 12:00 en el acceso “a” del estadio... Lena y Julia, quiero hablar con ustedes un momento por favor”...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:05

Se dirigieron hacia su oficina, él tenía un semblante serio, que por momentos se tornaba preocupado.

M: “Chicas, antes que cualquier otra cosa, quiero que sepan que no estoy de acuerdo en lo que pasó en la conferencia de prensa en donde presentaron a sus supuestos novios... yo respeto su orientación sexual y me llenó de coraje ver la escena que les hicieron armar los directivos, por lo tanto quiero proponerles algo, aunque les advierto que tanto como para ustedes como para mí, implica muchos riesgos”

Eso fue todo lo que nos platicó Lena, pues según ella, Miguel le pidió total discreción.
M: “¿Entonces no nos vas a decir nada?”

L: “No es que no confiemos en ustedes, pero Miguel nos hizo prometerlo”

K: “Ok, yo las entiendo”

M: “Bueno, pues yo también, saben que las apoyo y que las amo”

L: “Ay cuanto amor Masha!!!”

M: “Jajaja, es en serio pecosa mugrosa!!! Neta que sí las amo”

L: “Nosotras también Masha, yo también amo a las tres”

K: “Y yo también”

J: “A mi ya me caen bien jaja”

M: “Ay Volkova, arruinas nuestro momento ¬¬”

J: “Jaja, pero bueno ya basta de palabras, ¿qué les parece si salimos a dar una vuelta?”

L: “No se puede amor”

J: “¿Por qué?”

K: “Por que Miguel nos dijo que no saliéramos y que nos quedáramos en casa a descansar”

J: “Bueno, pues ya que no hay más opción, quedémonos aquí, pero hay que hacer algo divertido”

L: “Uuuy tampoco eso podemos jaja”

J: ¡Ay Lena!, yo me refiero a un juego, si tampoco soy marinero para aguantar tanto, no seas malpensada jaja”

L: “Jaja, la malpensada eres tú, yo también me refería a un juego”

Empezamos a jugar caras y gestos XD... por supuesto, ganamos Katia y yo, pues ellas serán muy buenas para los deportes, pero se nota que no han visto películas de Disney jajaja.

Al otro día nos dedicamos a descansar y ellas se durmieron temprano, para despertar a la mañana siguiente nerviosas, pero llenas de energía y emoción.

Eran aproximadamente las 9 de la mañana y ellas empezaron a bañarse por turnos y después se arreglaron . Katia se veía preciosa con su uniforme, y tenía una sorpresa para nosotras: ¡se tiñó su cabello de negro y colocó unas coquetas manchas azules en él! La verdad se veía totalmente preciosa, y sus ojos claros resaltaban de una manera maravillosa.

M: “Wow amor, que sexy te ves”

K: “Es para que no andes viendo a nadie más amor...”

M: “Jaja, créeme que no”

Lena también se veía muy bien, pues dejó su cabello suelto y solo amarró una parte, además de hidratar sus rizos con crema para peinar, haciendo que se vieran muy bien. Julia no se quedó atrás, pues ese día más que otras ocasiones, revolvió su cabello con spay haciendo que le quedara un muy buen peinado.

M: “Muy bellas las tres, ¿qué significan estos cambios en ustedes?”

L: “El comienzo de algo nuevo, supongo”

K: “Ok ok, que misteriosas andan”

J: “Jaja, si, solo confíen...”

L: “Oigan chicas, ¿ya nos vamos?”

M: “Sí, no quiero que se les haga tarde en la final!!!, por cierto, felicidades, les deseo lo mejor a las tres, Lena, mete muchos goles, y Katia y Julia, eviten que se metan... las amo”

L: “Gracias Masha”

J: “Gracias”

K: “Gracias mi vida, te amo”

Nos fuimos hacia el estadio y ellas entraron por el acceso que habían acordado, mientras yo me reunía con Dima y Luis que llegaron solo para verlas jugar, y venían tomados de la mano.

D: “Bueno, me di cuenta de donde está mi lugar”

M: “Yo también, más te vale que no le hagas nada a mi primo eh Luis”

L: “Claro que no Masha, y yo quiero que hagas feliz a Katia”

M: “Claro que sí”

Entramos al estadio, que ya se estaba abarrotando con las personas y con la prensa que llegaba al lugar y que estaba pendiente del final del partido y la celebración del ganador.
Después de unas cuentas palabras, las chicas salieron al campo y se colocaron en él.
El equipo contrario era el Florencia, sabían de antemano que sería un poco complejo, pero se sentían plenamente preparadas para vencer cualquier cosa.
Sonó el silbatazo inicial, sacaba el Barcelona. Lena la tocó suavemente para pasarla a Fernández, quien echó a correr con ella...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   12/6/2008, 16:05

Se dirigieron hacia su oficina, él tenía un semblante serio, que por momentos se tornaba preocupado.

M: “Chicas, antes que cualquier otra cosa, quiero que sepan que no estoy de acuerdo en lo que pasó en la conferencia de prensa en donde presentaron a sus supuestos novios... yo respeto su orientación sexual y me llenó de coraje ver la escena que les hicieron armar los directivos, por lo tanto quiero proponerles algo, aunque les advierto que tanto como para ustedes como para mí, implica muchos riesgos”

Eso fue todo lo que nos platicó Lena, pues según ella, Miguel le pidió total discreción.
M: “¿Entonces no nos vas a decir nada?”

L: “No es que no confiemos en ustedes, pero Miguel nos hizo prometerlo”

K: “Ok, yo las entiendo”

M: “Bueno, pues yo también, saben que las apoyo y que las amo”

L: “Ay cuanto amor Masha!!!”

M: “Jajaja, es en serio pecosa mugrosa!!! Neta que sí las amo”

L: “Nosotras también Masha, yo también amo a las tres”

K: “Y yo también”

J: “A mi ya me caen bien jaja”

M: “Ay Volkova, arruinas nuestro momento ¬¬”

J: “Jaja, pero bueno ya basta de palabras, ¿qué les parece si salimos a dar una vuelta?”

L: “No se puede amor”

J: “¿Por qué?”

K: “Por que Miguel nos dijo que no saliéramos y que nos quedáramos en casa a descansar”

J: “Bueno, pues ya que no hay más opción, quedémonos aquí, pero hay que hacer algo divertido”

L: “Uuuy tampoco eso podemos jaja”

J: ¡Ay Lena!, yo me refiero a un juego, si tampoco soy marinero para aguantar tanto, no seas malpensada jaja”

L: “Jaja, la malpensada eres tú, yo también me refería a un juego”

Empezamos a jugar caras y gestos XD... por supuesto, ganamos Katia y yo, pues ellas serán muy buenas para los deportes, pero se nota que no han visto películas de Disney jajaja.

Al otro día nos dedicamos a descansar y ellas se durmieron temprano, para despertar a la mañana siguiente nerviosas, pero llenas de energía y emoción.

Eran aproximadamente las 9 de la mañana y ellas empezaron a bañarse por turnos y después se arreglaron . Katia se veía preciosa con su uniforme, y tenía una sorpresa para nosotras: ¡se tiñó su cabello de negro y colocó unas coquetas manchas azules en él! La verdad se veía totalmente preciosa, y sus ojos claros resaltaban de una manera maravillosa.

M: “Wow amor, que sexy te ves”

K: “Es para que no andes viendo a nadie más amor...”

M: “Jaja, créeme que no”

Lena también se veía muy bien, pues dejó su cabello suelto y solo amarró una parte, además de hidratar sus rizos con crema para peinar, haciendo que se vieran muy bien. Julia no se quedó atrás, pues ese día más que otras ocasiones, revolvió su cabello con spay haciendo que le quedara un muy buen peinado.

M: “Muy bellas las tres, ¿qué significan estos cambios en ustedes?”

L: “El comienzo de algo nuevo, supongo”

K: “Ok ok, que misteriosas andan”

J: “Jaja, si, solo confíen...”

L: “Oigan chicas, ¿ya nos vamos?”

M: “Sí, no quiero que se les haga tarde en la final!!!, por cierto, felicidades, les deseo lo mejor a las tres, Lena, mete muchos goles, y Katia y Julia, eviten que se metan... las amo”

L: “Gracias Masha”

J: “Gracias”

K: “Gracias mi vida, te amo”

Nos fuimos hacia el estadio y ellas entraron por el acceso que habían acordado, mientras yo me reunía con Dima y Luis que llegaron solo para verlas jugar, y venían tomados de la mano.

D: “Bueno, me di cuenta de donde está mi lugar”

M: “Yo también, más te vale que no le hagas nada a mi primo eh Luis”

L: “Claro que no Masha, y yo quiero que hagas feliz a Katia”

M: “Claro que sí”

Entramos al estadio, que ya se estaba abarrotando con las personas y con la prensa que llegaba al lugar y que estaba pendiente del final del partido y la celebración del ganador.
Después de unas cuentas palabras, las chicas salieron al campo y se colocaron en él.
El equipo contrario era el Florencia, sabían de antemano que sería un poco complejo, pero se sentían plenamente preparadas para vencer cualquier cosa.
Las banderas se ondeaban al compás del agradable viento que estaba en el lugar. En la sección del estadio del lado derecho había colocada entre la afición una enorme bandera del Barcelona. Gritos de euforia había en todo el lugar, gritos de emoción que enchinaban la piel y aceleraban los sentidos a su máximo esplendor. La alineación era muy buena, on todo listo para ganar: en la portería Sánchez, en la defensa estaban colocadas del lado derecho Alexandra, en medio Katia, del lado izquierdo Julia. En el centro Smith como apoyo de Lena, quien esta vez cumpliría con la función de medio de contención, aunque según las órdenes del propio Miguel, podía subirse en el momento en que lo quisiera a la delantera, donde se encontraban Fernández, Rodríguez, García y Hernéndez.
Sonó el silbatazo inicial, sacaba el Barcelona. Lena la tocó suavemente para pasarla a Fernández, quien echó a correr con ella...
Los gritos aumentaron. Las emociones llegaron por fin.
Fernández en su recorrido se lleva a dos personas, para después tocarla de una manera sutil hacia Smith, quien después de algunas fintas se la regresa, al tiempo en que Lena da un par de pasos hacia atrás y alza la mano. Fernández la mira y se la pasa, Lena echa a correr con el esférico y la pasa hacia donde está García, quien en un movimiento de piernas abre el campo, contemplando perfectamente a Lena, quien venía cerrando por el centro. Manda un pase exquisito hacia donde ella está y lo coloca justo en su cabeza. Lena gira el cuello y gol!!!!.
Otra vez los gritos aumentan. El marcador es 1-0. Lena corre hacia la defensa y le da un beso a Julia y otro a Katia, a Alexandra tan solo la abraza de un manera cariñosa.

Saque de Florencia. En el medio campo una chica de cabello castaño y piel morena echa a correr con el balón. Tropieza un par de veces, pero para su fortuna logra mantener el esférico, para después pasarla hacia su compañera. Va el minuto 43 de la primera mitad, las cosas siguen 1-0. Otra vez la toma la chica de piel morena y la pasa a la defena, quien sale a toda prisa. Un pase corto, otro más largo, y el balón llega al área chica. Julia se barre pero no puede detenerla, después llega Alexandra y aleja el balón con rotunda fuerza, hacia donde está Katia, quien lo “revienta” lejos del área, hasta el medio campo.
Minuto 45, silbatazo que indica el final del primer tiempo. Las chicas se van hacia los vestidores.
Después de una charla, regresan al campo. Saben que tienen la victoria en sus manos.
Saca el Florencia... un par de pases, otro par de burlas. Un sombrerito a Smith... ellas están dispuestas a arrebatar la gloria.
Minuto 34, no se ha podido hacer mucho, la defensa está impenetrable... Julia corre muy rápido, Katia tiene buen control, Alexandra es muy fuerte... no se puede hacer nada contra ellas.
Una chica rubia toma el balón. Sabe perfectamente que el tiempo se agota. Está desesperada, se acerca al área... Katia cree que tiene todo bajo su control y así parece ser, pues le quita el balón. La chica se frustra, le da una patada de una manera mañosa, logra tumbarla. El árbitro no se percata y deja correr la jugada. La chica se dirige a la portería, las demás defensas y la portera están desconcertados y ella lo aprovecha. Mete gol, las cosas se ponen 1-1.
Lena reclama, Alexandra va a ver si Katia se encuentra bien. Julia le grita “ciego” al árbitro, tarjeta amarilla para Volkova. Lena trata de tranquilizarla y la aleja de ahí. El otro equipo festeja cínicamente, ahora las cosas están parejas, ya va el minuto 45. El auxiliar decide aumentar tres minutos, ¿serán suficientes? No, el silbatazo final suena, es un empate, ahora las cosas se van a definir en una tanda de penaltys.

Florencia: Vázquez, Martínez, Noriega, Romero, Caballero.

Barcelona: Fernández, Ivanova, Loskova, Volkova.... Katina. Miguel puso su confianza en ellas. Las rusas serán las que decidan.

Vázquez se enfila.. toma vuelo, le da al balón con efecto razo. Gol 1 de 1

Fernandez mira al cielo, se persigna, cierra los ojos y espera el silbatazo. Buena técnica de golpeo, gol. 1 de 1

Martínez coloca el balón, le golpea de mala manera, sin embargo la portera no atina el lado. Gol. 2 de 2

El turno de Katia. Yo la veo nerviosa, estoy en la última primera fila de la tribuna, justo detrás de la portería. “te amo” alcanzo a gesticular, ella sonríe. Toma vuelo, le da en la parte de en medio al balón y este sale disparado con fuerza al lado derecho. La portera se queda inmóvil... gol. 2 de 2.

Noriega retrocede dos pasos, le pega al balón con poca fuerza, la portera reacciona bien y la detiene. Lena salta, se siente feliz. 2 de 3

Loskova... Alexandra, la niña tierna que trajo problemas... la niña a la cual no se le podía negar cariño a pesar de todo. Julia se acerca y le dice “tu puedes”, ella sonriendo le contesta “gracias” y coloca el balón. Voltea a ver a Lena, sus recuerdos la alientan. “Vamos” gesticula Lena. Alexandra toma vuelo, le da al balón con la parte inferior, al balón rueda, gira sobre su propio eje, engaña a la portera. Gol... 3 de 3.

Romero. Buena técnica, buen perfil. Le da al balón y mete gol. 3 de 4

Volkova [ay Julita si la fallas te mato!!!]. Mira a Lena, quien le dice “te amo”. Recuerda todo lo que ha pasado desde que tocó un balón. Recuerda que por un balón conoció a Lena. Se concentra. Silbatazo.. Julia corre de manera simpática de puntitas, le da al balón con la parte externa, lo manda al lado izquierdo, La portera lo desvía, pero solo cambia un poco su dirección, el balón se mete. Gol. 4 de 4

Caballero lo sabe. Si mete gol le da esperanza a su equipo, si lo falla, todo acaba. Se prepara, tira... gol. ¿Es suficiente?

Katina [mi amiguis!!!!]. No se siente nerviosa, sabe que el partido está en sus manos. Recuerda las tardes con su padre practicando balompié... se llena de fuerzas. Da unos pasos hacia atrás. El silbato suena... ella toma fuerza y le pega con toda ella, el esférico se dirige al travesaño... rebota en el suelo, justo detrás de la línea blanca. ¡Que estilo! Lo metió como Zidane [solo que ella no agrede con la cabeza jaja].
Todas las jugadoras en fila se van sobre ella. El estadio estalla en júbilo. Gritos fuertes... “Barcelona!!!!”
Gritos fuertes “Katina!!!!”. Miguel entra al campo, el partido acabó Lo bañan en shampagne... a las chicas también. Se quedan a festejar por largos minutos... se preparan para la conferencia de prensa, pero antes bailan un poco en los vestidores... ¡todos están felices!. Alexandra se acerca con Lena, se abrazan sinceramente... llega Julia y se une al abrazo. “Te quiero Alex” dice Lena. “Yo también Lena. Julia, hazla feliz” otro abrazo.
Yo llego como puedo a los vestidores... abrazo a Katia y la felicito, la beso, nadie me dice nada... todos siguen contentos. Llega la hora de la conferencia, las jugadoras seleccionadas por todo el equipo son Lena y Julia.
Directivos, Miguel, Vlad, Carmen y las chicas sentados en la mesa. Las preguntas empiezan.... las felicitaciones salen a flote, entonces Miguel toma la palabra.

M: “No encontramos ante una victoria merecida, por la que todo el equipo trabajó por mucho tiempo. Justo aquí están dos piezas claves de todo éste éxito. Estamos ante dos mujeres en toda la extensión de la palabra... dos mujeres que merecen nuestro respeto, tanto como deportistas como las personas que son. Antes que nada, quiero decir que apoyo cualquier cosa que ellas decidan y que estoy fielmente a su lado. Pero ahora mejor les cedo a ellas la palabra”

Todo mundo se quedó un tanto sorprendido, la palabras de Miguel eran claras y sin embargo no tenían un sentido aparente.

L: “Gracias Miguel. Nosotras dos queremos aprovechar esta conferencia y el apoyo que nuestro D.T nos ha brindado para salir por fin de este engaño del cual hemos sido parte. No nos importa lo que pueda pasar a partir de ahora, pues logramos demostrar que nuestra vida privada no afecta nuestro desempeño en el campo, lo digo cargando esta copa que tengo a mi lado. Me siento dichosa por que la tengo a ella, y por que tengo cn quien compartirla. Me siento enamorada totalmente y eso no me da vergüenza. Julia Volkova es la mujer que yo quiero tener a mi lado y no nos parece justo cargar con la vergüenza de los demás. Abiertamente y ante los ojos de ustedes me estoy declarando gay... pero ante mis ojos solo estoy dejando de negar el amor”

J: “Lena Katina es la persona que yo más amo en este mundo, y como ella dice, no quiero negarlo más. No queremos hacer escándalo, solo creémos merecer respeto, pues nuestra forma de vida es la que comparten millones de personas en el mundo... El amor no da vergüenza, y yo quiero vivirlo con ella, sin importarme más. Ahora se los digo delante de mis directivos, no tengo miedo de lo que venga después, pues ya nos mostramos como somos, dentro y fuera de la cancha.”

Todos se quedaron sin saber que decir, hasta que Súper Mashi [o sea yo ] empecé una tanda de aplausos, llorando por que en verdad me conmovieron las palabras de mis niñas. El resto me siguió [claro, muevo masas jaja]

Ellas se abrazaron... después todo volvió a la normalidad cuando estábamos en casa.
Al día siguiente los encabezados de los periódicos eran en su gran mayoría mensajes que felicitaciones y orgullo por esta hazaña de las chicas.
Alexandra encontró lo que tanto buscaba, y empezó una relación con una periodista que hizo una entrevista el día de la final... en verdad se ve muy contenta, y Lena se siente feliz por ella.

Lena consiguió un contrato muy importante con una marca deportiva que sacó una fragancia con el nombre de “Sergevna”. La fragancia se ha vendido muy bien [estoy pensando en comprarla pronto, aunque no sé si quiero oler a Katina jaja]
Julia, por su parte, participó en un comercial de bebidas hidratantes [jaja, se veía muy chistosa en él]
Katia impuso moda con su look y después ya hasta la querían poner a modelar ropa interior pero claro, no quiso hacerlo... [que suertuda soy!!! SHE´S MY... ONLY MY JAJA].

Y yo, súper Mashi Gay, simplemente me dedico a vivir la vida al lado de unas mujeres maravillosas que me iluminan el mundo y que me hacen sentirme orgullosa de cada palabra, de cada mirada y de cada... ¡¡¡Perversión!!! Jaajajajaja.

FIN
Volver arriba Ir abajo
Kuga
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en mi loca realidad yuri
Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   4/7/2008, 11:54

suuuuuuuuuuuper
Volver arriba Ir abajo
hInAtA-sama
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : por ahi...
Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 09/07/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   9/7/2008, 19:07



que superrrrrr!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Lena_Tenjou
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : En Mi Cueva o.O
Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 19/05/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   14/7/2008, 14:51

Me encanto el fic ñ_ñ!!!!!!!!!! lo empece a leer ayer y le agarre mucho vicio xDDD siempre me ha gustado Lena ñ_ñ!!!!!!!

Escribes genial!!! Felicitaciones!!!
Volver arriba Ir abajo
florecitarockera
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 29
Localización : mexico
Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   11/9/2008, 15:44

hahahaha que tienen contra el temo???.. nomas porque es feo, no sabe bailar y lo demas, no quiere decir que sea malo jugando... o si??? hahaha.. bueeeniiisimo el fic
Volver arriba Ir abajo
shimmyki-san
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : canada
Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 21/07/2008

MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   24/9/2008, 01:37

GRACIAS POR EWSTE FANFIC ESTUVO SUPER
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Delantera Nueva [completa]   

Volver arriba Ir abajo
 
La Delantera Nueva [completa]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Nueva sede de la fundación Rei Alfonso Henriques en Braganza
» Conoce la nueva cara pública de Wikileaks: Hrafnsson Kristinn
» Año nuevo, vida nueva...a cojones
» Como montar una alarma nueva ?
» La nueva emisora ESRADIO entrevista 2 veces a Rosa díez la misma semana

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: