Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Only For You Por flakayulia [completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:46

Only For You
flakayulia
Only For You
Abril 2006
Entre bastidores y gritos de fans y los gritos de los guardias de seguridad; Estaba Yulia sola en el camerino mientras Lena estaba discutiendo algunas cosas en el pasillo de los camerinos con Jonson el coordinador del evento donde se presentarían ellas; Empezó a escurrir una pequeña lágrima en el Rostro de Yulia mientras recordaba el primer beso entre ella Lena:
-Eran tan suaves sus labios, tan húmedos; Dios; en ese momento no sabia que hacer, fue tan repentino, tan intenso… y ahora… ni siquiera en el hotel, ni en los conciertos se acerca, yo siempre soy la que tengo que agarrarle la mano o tocarla, ella sólo vive para… ese idiota.
-Yulia!! ... Yulia!!...¿me estas oyendo? Heyyyyyy!!!!!!- le gritaba Lena.
-Mande?!-dijo Yulia
-¿Estás bien?, ¿Por qué lloras?- le pregunto Lena
-No estoy llorando, jajajajajajaja- se empezó a carcajear Yulia- ¡Ya alucinas Mujer!
-No-dijo Lena seriamente- No alucino, pero si te encierras en tu mundo y no quieres decirme nada es tu problema, yo trato de ayudarte pero por lo visto te pones a la defensiva… niñita
-Tres minutos para salir al foro chicas!-gritó Jonson,
-Ya oíste, vamonos-le dijo Yulia parándose de la silla, se retoco un poco el cabello y aventó el peine al tocador.
Mirándola de arriba abajo pensó Lena:
-Si tan sólo le pudiera explicar… aún te deseo Yulia a pesar de todo te deseo…
… He Loves me, he loves me not
She loves me, she loves me not
Loves me not…
-¡¡Thank you guys!! ¡¡We :love: everybody!! –Gritaban las chicas a los fans que habían ido a verlas al programa en donde se habían presentado en St. Petersburgo.
-Esta vez cantaste con mucho sentimiento esta canción Lena- le dijo Yulia con una sonrisa rara.
-¿Cuál?- pregunto Lena.
- No te hagas, LOVES ME NOT, me di cuenta de que la cantaste diferente a otras veces, no se, con mucho sentimiento.
-¿Eso crees? – le dijo Lena con una sonrisa un poco sarcástica.
-¿Acaso te sientes confundida?-Acercándose cada vez más a Lena le pregunto Yulia.
-¿Yo confundida? ¿De que hablas?
-Ya sabes de que, me sigues amando, ¿no es así?; sigues deseándome, como al principio – le susurro al oído Yulia, mientras deslizaba su mano por su pecho y llegando al ombligo en ese instante Lena le agarro la mano con fuerza a Yulia y le dijo:
-No juegues conmigo Yulia, sabes que ahora tengo novio y que desde que te embarazaste ya no es lo mismo entre nosotras, conmigo NO JUEGUES.
En ese momento Lena le aventó la mano a Yulia y siguió diciendo:
-Y si fíjate, si la cante diferente, sabes con que propósito? Dedicándosela a ustedes dos, ¿algún problema?- le pregunto Lena a Yulia.
-¡Eres una descarada!- grito Yulia- ¿Por qué Lena? ¿Por qué me haces esto? ¿Tienes el descaro de suponer que nos amas a las dos? O con que fin según tu nos la dedicas?
-Lo mismo te digo a ti Yulia, ¿cómo tuviste el descaro de embarazarte de ese tipo? Claro que me encanta la idea de que tengas una hija, pero lo me revienta es que la hayas procreado de esa manera, como una P………-hizo una pausa Lena mirando hacia el suelo.
-¿Cómo una que? Termina!!! ¿Sabes por que lo hice? Porque tú ya no me amabas! Te daba un beso y te limpiabas, te abrazaba y ponías tu cara de descontento, además crees que fue lindo para mí verte besándote con otra vieja? Por eso lo hice, por venganza, por despecho y si tu quieres por Piruja!!!-gritó Yulia y en ese momento se le empezaron a llenar los ojos de lagrimas.
-Cállate, Cállate!!!!! Ya no digas más, se que no tiene ningún caso discutir toda la vida de esto, ahora ya pasó todo, tu tienes a Vik y yo lo tengo a él, y si se las dedique a los dos fue porque… asshhh… no tiene ningún caso decírtelo- dijo Lena molesta.
-Pues no fíjate, no me interesa ni lo que digas, ni lo que pienses ni mucho menos lo que hagas- le grito Yulia llorando – Pero de nada sirve esto si en la fantasía en la que vivimos como t.A.T.u nos amamos no? Al fin y al cabo no importa lo que pase en nuestras vidas privadas porque simplemente lo que importa es el show y el espectáculo ficticio que damos. –le reitero Yulia a Lena.
-¡Chicas! ¡Chicas! Los fans están locos por ustedes, Gritan, cantan las canciones, wow wow Esto es impresionante- entro Troy emocionado al camerino donde estaban discutiendo.
-Pues vamos a salir ¿no Yulia? Vamos a dar nuestro SHOW; porque todo esto es un show ¿NO? –Le dijo Lena a Yulia riéndose de una manera burlona, y salió del camerino azotando la puerta.
-¡Estupida! No entiendo porque la sigo queriendo, ¿Por qué la sigo amando? ¿Por qué Troy? ¿Por qué? –le pregunto a Troy abrazándolo
-Ay niña… lucha, lucha por ella, si aún la amas lucha por su amor.
-No Troy, después de todo lo que ha pasado como ella dice, ya no es lo mismo, yo tengo una hija, ella tiene novio y parece que ya le va a dar el si para casarse, ¿te das cuenta? Mi niña hermosa se casa, si tenia una pequeña esperanza, cuando se case la voy a perder completamente.
En ese momento Yulia se soltó a llorar como una niña chiquita en los brazos de Troy.
AL DIA SIGUIENTE…
-“PASAJEROS DEL VUELO 180 CON DESTINO A PARIS, FRANCIA, FAVOR DE ABORDAR POR LA PUERTA 115.
-Es hora de irnos- les dijo Henry a Yulia y Lena.
-Si, claro. –dijo Yulia.
Mientras abordaban el avión y acomodaban los maletines en el avión Lena le dijo a Yulia:
-Escucha… emmm… quiero pedirte una disculpa por tomar esa actitud ayer cuando acabo la presentación. Estaba molesta y triste porque no habías querido decirme lo que sucedía cuando te sorprendí llorando en el camerino y de alguna manera quise desquitarme de la misma forma.
-No te preocupes, creo que las dos estábamos en una mal momento ¿no crees?- le respondió Yulia.
-Creo que si- le dijo Lena sonriéndole y tomándola de la mano.
Después de dos días de descanso, las chicas asistieron a sus oficinas en la disquera a ensayar nuevamente algunas canciones; mientras estaban tomando un café y leyendo el periódico, se acercó Henry, su manager, y les dijo:
-Les tengo una buena noticia, esta confirmada su presentación en México.
-¿enserio? ¡Que bien! Vamos a regresar allá, me gusto como nos recibieron los fans el año pasado-dijo Yulia.
-Si esta genial, pero cuantas presentaciones vamos a dar? –pregunto Lena.
-Van a dar 2 conciertos, uno en la capital del país y el otro en una ciudad que se llama…Guadalajara.
-Guadala…. ¿que? –pregunto Yulia confundida.
-Guadalajara niñas, esta vez darán una firma de autógrafos solamente allá OK? En la capital ya no.- les dijo Henry.
-mmm bueno, espero que vayan más fans que el año pasado- Le dijo Yulia a Henry.
-Posteriormente pues ya saben… las entrevistas con la prensa y todo eso, y ahhh se me olvidaba, también estamos viendo la posibilidad de que asistan a un programa en vivo ¿Qué les parece?
-Perfecto, aunque nos vamos a cansar mucho todos esos días, van a ser muy pesados, pero… ahhhh espero que haya si pueda tomar aunque sea unas copitas jajajajaja –dijo Yulia riéndose.
-Tú solo piensas en embriagarte Yulia!! ¿Y donde queda Victoria? ¿Qué no te importa tu hija?
-Claro que me importa Lena, ósea el hecho que me divierta no tiene nada que ver con que me importe o no mi hija, no voy a ser una ama de casa ni una madre amargada que no pueda disfrutar de la carrera y divertirse, Vik esta muy bien cuidada con mi mama y es obvio que si me interesa, amo a Vik! –le respondió Yulia muy molesta a Lena.
En ese momento Henry salio del cuarto donde estaban, porque le llamaba Troy. En ese instante se quedaron solas las dos, no había nadie en el cuarto, sólo ellas.
-No te enojes Yulia, simplemente lo dije para que tengas muy presente a Vik y no te olvides de esa bebe que necesita a su madre.-dijo Lena.
-¿y yo no necesito a nadie? ¿Crees que soy de piedra? Necesito olvidar todos los problemas emocionales y sentimentales que traigo en la cabeza, soy un ser humano y necesito olvidarme de todo, necesito olvidart…-en ese momento Yulia hizo una pausa y siguió diciendo:
-olvidar a alguien.
-¿A quien?- le pregunto Lena.
-¿Qué no sabes? ¿No te imaginas? Ahorita te vas a dar cuenta. –en ese momento Yulia empezó a buscar en la computadora algo y le subió el volumen a las bocinas…
Out of sight
Out of mind
Out of time
To decide
Do we run?
Should i hide?.....
-¿30 minutes? ¿Qué tratas de decirme? –le pregunto Lena confundida a Yulia.
-Que… tu sabes bien que Lena… -En ese momento Yulia tomo de la mano a Lena, le quitó el papel que tenia en la otra mano y poniendo Yulia sus dedos entre los dedos de Lena; le empezó a cantar al oído la canción que había puesto, cuando se acerco el coro, Yulia agarro de la cintura a Lena y empezó a respirar cada vez mas rápido, el corazón de ambas latía tan fuerte, Lena sólo esperaba el momento, lo deseaba, deseaba aunque fuera sentir la humedad de los labios de Yulia, Yulia entretanto acerco su boca a la mejilla de Lena, empezó a deslizar sus labios a su nariz, mientras Lena sentía el respirar intenso de Yulia, no sabia que hacer, estaba muda ante la situación.
-¿Con esto no adivinas que trato d decirte?
-ah ah ah No.- dijo Lena, pero lo había dicho por que sabia que con decirle no Yulia la besaría, era lo que deseaba Lena.
-Entonces necesitare demostrarte de otra manera.- le dijo Yulia al oído de Lena.
De nuevo deslizó sus labios por su mejilla, hasta que llego el momento donde sus labios rozaron con los de Lena…
-No –dijo Lena volteando la cara –Lo nuestro ya no es posible y lo sabes bien Yulia.
-¡Lo sabia! –le grito Yulia aventándola. –sabia que ibas a reaccionar así, claro, soy una estupida al tratar de besarte… ahhh pero no fuera la imbecil de Ana porque hasta cogerias con ella! –le grito Yulia.
-No tienes porque meter a Ana en esto, lo que paso con ella ya fue, ni siquiera la he vuelto a ver desde que tu nos sorprendiste Yulia!
-¿Pretendes que te crea? Osea primero me engañas con esa vieja y luego resulta que tienes novio, ¿Cómo quieres que te crea esa mentira eh? ¿Quién me asegura que dices la verdad?
-Yo Yulia… yo que te sigo deseando y amando igual que el primer día que empecé a hacerlo. –le dijo Lena y en ese instante comenzó a llorar.
-¿¿Qué?? Repite lo que dijiste Lena, ¡repítelo!
-No, no supe lo que dije olvídalo por favor.- le dijo Lena y siguió llorando.
-No, si supiste y sabes lo que dices Lena! Explícame porque en la presentación dijiste que nos dedicaste la canción ¿Por qué lo hiciste?
-¿Quieres saber porque lo hice? ¡Por esto! –le grito Lena y aventó todas las cosas que estaban sobre el escritorio donde estaba la computadora y agarro a Yulia de la cintura; la empezó a besar y la recostó sobre el escritorio, Yulia le dijo:
-¿Qué haces Lena? No, espera, por favor alguien puede entrar, espera…
-Shhhh, nadie va a entrar, no me digas que no deseabas estos momentos Yulia…
-No, no los deseaba, ah ah ah… suéltame por favor Lena suéltame. –le decía en voz baja Yulia a Lena mientras Lena le besaba su suave cuello, Que seguía teniendo ese mismo olor a jazmín que siempre había tenido Yulia, luego del cuello siguió besándole el pecho, le alzo la playera y le desato el brasiere, en ese momento Yulia le dijo: -¿Qué haces? Lena por favor no hagas eso, tu no querías que jugara contigo, ahora tú no hagas lo mismo por favor.
-No estoy jugando contigo Yulia, simplemente después de tanto tiempo sin tenerte entre mis brazos, ya no puedo aguantar este deseo que siento por ti, ya no puedo…
En ese instante, Yulia agarro a Lena de la cintura y la recostó, ahora la que estaba encima era Yulia, le empezó a desabotonar la blusa a Lena y le dijo:
-Yo también lo deseaba Lena, yo también deseaba que se repitiera este momento, hace tanto que no sentía tus labios besando los míos…
Entonces Yulia también le quito el brasiere a Lena y le empezó a besar el pecho, mientras Yulia le metía la mano por debajo del pantalón, Lena solo respiraba fuerte y le acariciaba todo el cuerpo a Yulia con pasión, en ese momento sus cuerpos se unieron, no importaba nada, solo ellas, amándose como nunca, Yulia le empezó a desabrochar el pantalón mientras seguía besándole el busto, Lena se empezaba a excitar cada vez mas, mientras Yulia tocaba a Lena con sus dedos, las dos estaban a un éxtasis inmenso, en ese momento las palabras no importaban, sobraban, pero Yulia le susurro al oído a Lena:
-Aún eres mía Lena, aún te puedo sentir mía, todavía te hago sentir esto ¿verdad? Todavía sigues gimiendo cuando te toco, todavía tiene tu cuerpo ese sabor tan rico y tan excitante, Lena, aun Te amo.
Cuando le dijo eso; Lena también le desabrocho el pantalón a Yulia y al igual que ella, la empezó a tocar por debajo de su pantaleta.
-ah! Ah! Ah!, Lena, Lena, Amor Mío.-decía Yulia entre gemidos.
-¡Lena mira te traje una sorpre…
En ese momento entro Tom el novio de Lena al cuarto.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:47

(SEGUNDA PARTE)
-¡Tom! – Grito Lena. Enseguida se empezó a abrochar la blusa.
- ¡¿Qué no sabes tocar antes de entrar?! – dijo Yulia, subiéndose el pantalón.
- Creo que esta demás preguntar lo que estaban haciendo; pero… ¿Por qué Lena? ¿No se suponía que habías dejado atrás esto? Lena yo te amo mas que a mi vida, ¿Cómo pudiste? –le decía Tom a Lena, de momento los ojos de Tom se le empezaron a llenar de lagrimas, se acerco a Lena acariciándole la cara.
- JA, vaya, pensé que ibas a hacer un escándalo como los demás. –le dijo Yulia a Tom de una forma sarcástica.
- ¡Yulia! ¿Podrías hacer el favor de callarte?
- ¿saben qué? Yo me voy de aquí, arréglense ustedes dos ¿ok?
-No Yulia, tu te quedas, quiero que Lena me diga todo lo que tenga que decirme enfrente de ti. – dijo Tom jalándola del brazo.
- Tom, en verdad estoy muy apenada por esto, no se que decirte; no te voy a mentir, los sentimientos que nacen de mi al estar con Yulia son únicos, es la mujer mas maravillosa con la que estado, pero por otro lado contigo me siento protegida, consentida, me siento como una niña a la que tu le cumples todos sus caprichos, ¿me entiendes? –le pregunto Lena a Tom.
- Pero… tú me dijiste que lo de Yulia contigo había terminado.
-No Tom, no ha terminado, como ya lo oíste Lena aun siente fuego por dentro cuando la toco pero desgraciadamente también siente algo por ti.
- Tom perdóname por no decirte toda la verdad a tiempo. No pensé que nos fueras a encontrar así.
- Yo ya me voy de aquí –les dijo Yulia a los dos.
Cuando Yulia se salio de la oficina no pudo aguantar las ganas de llorar y de hacer el coraje.
- ¿Qué paso Yulia? ¿Por qué lloras? – Encontrando a Yulia en el pasillo le pregunto Henry.
- Henry; yo se que te va a molestar esto que te voy a decir pero Tom… Tom nos sorprendió en la oficina a Lena y a mi en una situación… desagradable para el. –le platicaba Yulia a Henry.
- ¿Cómo que desagradable para Tom? Yulia, no me digas que tu y Lena…
- Si Henry, fue un momento en el que las dos ya no aguantamos y pues ya te imaginaras.
- No no, ni me cuentes, mira Yulia lo único que puede decirte o mas bien decirles, es que en la carrera en la que ustedes están esto puede… no sé, nos pueden volver a censurar, a vetar los videos, o puede que nos de mas éxito.
- Mira Henry eso es lo que menos me importa en estos momentos, lo he sentido por Lena todos estos años ha seguido tan vivo como desde el primer día en el que me di cuenta de que la amaba. Ella también siente eso por mi, lo que pasa es que esta confundida, lo que ella siente por Tom es otra cosa no es amor es cariño, es agradecimiento por que ese tipo la ha cuidado y la ha protegido; mientras yo estaba embarazada me tuve que alejar y en esos momentos llego Tom. Pero hace dos días me di cuenta de que Lena estaba confundida, más bien esta confundida. Henry yo amo a Lena, la amo con toda mi alma y yo se ella también.
- Ok mira si quieres ve a tu casa, y luego hablare con las dos ¿esta bien?
- Ok Henry, nos veremos pronto, adiós.
En esos momentos Yulia se dirigía a su coche y tristemente pensó: -Ojala que Lena termine definitivamente con Tom y por fin se de cuenta de que nadie va a amarla tanto como yo.
Cuando llego a su casa encontró a su mama dándole de comer a Victoria.
-¡OH! ¡Mi niña hermosa! ¿Cómo esta la bebe más hermosa del planeta? Se parece tanto a mí. –dijo Yulia.
- mi nieta te a extrañado mucho Yulia.
- Si, lo sé mama, yo también la e extrañado mucho, es mi razón de vivir.
- ¿Cómo te fue en la oficina hija?
- mmm, un poco mal. Le dije a Lena que yo todavía la amaba pero Tom se entero de que también ella me seguía amando, ya te imaginaras.
- Ay hija, esa muchacha nunca sabe lo que quiere, pero bueno, se me olvidaba decirte que me voy a llevar a la niña con sus tíos abuelos. Espero no te incomode. –le dijo la mama Yulia.
-No mama, al contrario me da gusto que conozca a toda la familia.
Después de que se fue su mama, Yulia ceno y agarro las llaves del coche y enseguida fue a casa de Lena.
- Hola Lena, ¿puedo pasar?
- Yulia, son las doce de la noche, ¿Qué haces aquí?
- Vine a hablar contigo Lena, quiero saber que paso con Tom.
- Pues… le pedí perdón y todo quedo como si nada.
- ¿Cómo? ¿Te quedaste con Tom? Lena ¿no se suponía que lo ibas a dejar definitivamente?
- No Yulia, yo jamás te dije eso, mira, lo que paso hoy en la disquera fue algo… pasajero, ya, olvídalo. Yo voy a seguir con Tom.
- Debí saberlo, a pesar de todo, tu no me amas como yo a ti. Tú no sientes lo que yo siento por ti. ¡Eres el ser humano mas bajo y mas cruel que he conocido!
En ese momento Yulia salio furiosa de la casa de Lena, se subió a su coche y empezó a manejar sin rumbo. Yulia iba destrozada, manejaba como si no el importara nada ni nadie. Después de casi manejar cuatro horas Yulia llego a su casa, desconsolada, dolida. Lo único en lo que podía pensar era en Lena, su amada Lena, recordaba cada centímetro de su cuerpo, de su boca, el brillo de sus ojos cuando las dos se decían “Te Amo”. Yulia no soportaba tanto dolor, en ese momento se dirigió al baño, abrió las llaves de la regadera para tomarse una ducha. No dejaba de recordar lo que había vivido con Lena esa tarde. No dejaba de sentir aun su piel tan suave de Lena, en ese momento Yulia mientras se enjabonaba empezaba a tocarse todo su cuerpo imaginando que la que la tocaba era Lena. Pasaba sus manos por todo el cuello, tocándose el pecho, tocando cada uno de sus senos; mientras el agua caliento mojaba su bello y perfecto cuerpo. Yulia decía en voz baja el nombre de Lena, imaginaba como sus cuerpos se iban fundiendo con la caída del agua, imagino a Lena bañándose con ella, los brazos de Lena rodeaban la pequeña cintura de Yulia, llego el momento en que se besaban como nunca antes lo habían hecho; en ese instante Lena volteo a Yulia de espaldas hacia ella, el agua cayendo en el cuerpo de las dos era lo que mas excitaba a Yulia. Lena empezó a tocarla, sus manos resbalaron por todo el cuerpo mojado de Yulia. Para Yulia tocar la piel de Lena era si tocara la brisa del mar, tan delicada y suave a la vez. Besar sus labios era como si el tiempo se detuviera en ese instante sólo para ellas. Tocar su cintura era como tocar una nube suave, cuando se tocaban los senos ambas surgía un éxtasis inmenso y apasionado.
En ese momento Lena fue bajando su mano por en medio de los senos de Yulia, llego a su ombligo, y empezó a descender mas y mas lento, Yulia solo pronunciaba su nombre entre el ruido del agua que era como si las dos estuvieran dentro del inmenso mar…
-¡Yulia! Hija ¿Dónde estas? Llevo horas tratándome de comunicar contigo. Por favor llámame al celular cuando llegues.
Le había dejado un mensaje en la contestadora la mama de Yulia en ese momento.
-¿Ehhh? ¿Lena? ¿Dónde estas? –abriendo los ojos y escuchando el mensaje de la contestadora se pregunto Yulia.
Era solo la imaginación de Yulia, había deseado tanto a Lena en ese momento que pareció tan real ese pequeño instante que solo duro unos cuantos segundos pero a Yulia se le hicieron eternos.
Cuando se dio cuenta de que en verdad era ella la que se estaba tocando, se soltó en un llanto inmenso. Se sentó en la regadera, encogió sus piernas y no paro de llorar.
Estuvo en depresión muchos días; no quería ver a nadie, ni siquiera a su hija.
Un día decidió salir de su casa e ir a buscar a Tom.
- ¿Quién? – pregunto Tom cuando escucho el timbre.
- Soy yo Tom, Yulia.
- Dime que es lo que quieres y ¡lárgate! Por que yo no tengo que hablar nada contigo.
- ¡Solo vine a decirte que te vas a arrepentir de haberme quitado a Lena! Te vas a arrepentir – le grito Yulia furiosa.
Cuando Yulia subió a su coche, solo golpeaba el volante y maldecía a Tom. De repente, oyó que se abría la puerta de casa de Tom, volteo por que pensó que había salido para pelear con ella, pero no, en ese instante Yulia vio claramente como Tom salía de su casa con otro hombre que Yulia no conocía, puesto que Lena le enseñaba siempre las fotos de la familia de Tom. A Yulia se le hizo muy extraño ver salir de la casa de Tom a otro hombre; se dirigieron al coche de Tom y en ese instante Yulia se pregunto:
- ¿lo seguiré? – era tanta su curiosidad que no podía dejar de preguntarse quien demonios era ese tipo, así que decidió seguirlos.
Los siguió hasta que llegaron a un antro gay, y Yulia sospecho y pensó:
- si es lo que me estoy imaginando; que guardadito se lo tenia este imbecil, ¿pero si no es eso? Entonces ¿a que diablos vino aquí?
Cuando Yulia vio que entraron rápidamente se bajo del coche y también entro, y obviamente como era Yulia, enseguida la dejaron entrar. Empezó a buscar a Tom y a ese chico, fue a la barra y en lo que lo buscaba con la mirada, pidió una copa, se la tomo enseguida y siguió buscando, cuando subió por las escaleras no lo podía creer, estaban Tom y su acompañante en una mesa besándose.
- ¡Eres un hipócrita! Mira que nadie pero nadie se lo hubiera imaginado; pero anda, preséntame a tu “amigo”. – dijo Yulia riéndose y a la vez sorprendida.
- ¿Me seguiste hasta acá estupida? No puedo creer hasta donde llega tu obsesión por Lena que fuiste capaz de seguirme. ¿Pero sabes una cosa? Lena jamás te va a creer ¿entendiste niña estupida? – tomándola del cuello y apretándola le grito Tom.
- No me toques. – Le aventó el brazo Yulia a Tom – y ya veremos, te aseguro que con esto Lena va a dejarte, por que eres una basura, aparte de imbecil resultaste .:.:.; y te aseguro que Lena va a correr a mis brazos cuando sepa la clase de insecto que eres, cunado lo sepa te aseguro que sentirá asco por ti. Jajajajaja.
- Mira estupida YLS, si tu dices algo, olvídate que eres madre ¿oíste?
- ¿Y crees que me afectan tus amenazas? Por favor Tom, aquí y en China yo soy y seré mejor que tu; tengo influencias por todos lados y te aseguro en cuanto le pase algo a mi hija tu ya no vas a existir ¿oíste? – dijo Yulia muy segura de si misma. Salio del antro y rápidamente se dirigió a casa de Lena; mientras tanto Tom le decía a su pareja: no te preocupes, nadie lo sabrá. La tontita de Lena jamás le va a creer esto a Yulia, hay que estar tranquilos.
Dijo Tom bebiendo una cerveza. Cuando Yulia iba en camino recordó lo que le había dicho Tom sobre su hija y pensó: Si se atreve a ponerle una mano encima a Victoria, juro que lo matare, lo juro.
Llego rápidamente a casa de Lena, eran exactamente las 2:15 a.m., después de tocar varias veces el timbre, Lena bajo de su cuarto y pregunto:
- ¿Eres tu Tom? – abriendo la puerta Lena, Yulia dijo:
- No Lena soy Yulia.
- Ay Yulia estas no son horas de venir a hacer tus berrinches, vete y mañana hablamos. Le dijo Lena casi cerrándole la puerta en la cara a Yulia.
- No, lo que te voy a decir es muy importante Lena, por favor déjame pasar y explicarte, es sobre Tom y… otra persona.
- ¿sobre Tom? Haber Yulia pasa y dime lo mismo de siempre de siempre, que Tom ocupo tu lugar, que es un idiota, que te arrebato a la mujer de tu vida…
- Tom te engaña con alguien Lena –interrumpiendo dijo Yulia. –te engaña y quien sabe desde cuando; y no precisamente con otra mujer.
- ¿Qué estas diciendo Yulia? Por favor ya resígnate, amo a Tom y el me ama, ¿oyes bien? Me ama y jamás se atrevería a engañarme, es más, hace un rato acaba de estar aquí conmigo, en MI CAMA. – reitero Lena esa frase.
- ¿a si? Pues debería de darte asco, o más bien yo no se como ese imbecil con una mujer y con otro hombre.
- ¿Qué? ¿Qué tonterías dices Yulia?
- Así como lo oyes Lena, sorprendí a Tom con otro hombre en el antro al que íbamos todos los sábados tu yo. Esta noche fui a su casa a reclamarle, sin pensarlo espere en el coche y lo vi. Saliendo de la casa con otro hombre y no era nadie de su familia, Lena, Tom te ha estado utilizando como pantalla para ocultar sus joterias y tú ni siquiera lo sospechabas. Lena, Tom no vale ni la mitad de lo que vales, no se merece que lo ames como tú dices.
- No puedo creerlo Yulia. –dijo Lena asombrada y triste a la vez.
- Yo tampoco lo creí Lena, pero te juro que cuando vi a Tom besando a ese wey…
- No puedo creer hasta que grado eres capaz de mentir Yulia. –interrumpiéndola le dijo Lena.
- ¿Qué dices? ¿Crees que estoy mintiendo? Lena yo los vi., ¡Los vi con mis propios ojos! ¡Créeme Lena! –le suplicaba Yulia a Lena.
- jamás pensé que tu eras capaz de esto Yulia, creí que tu obsesión por mi era pasajera, te has vuelto loca, mientes a tal grado que hasta tu misma te la crees. No quiero oír más mentiras Yulia, ¡vete de mi casa! –Le grito Lena, empujando a Yulia.
- Lena no me hagas esto! Por favor créeme, te lo juro por victoria
- No te atrevas a jurar ¡y menos por esa pobre niña que no tiene la culpa. ¡Lárgate! Eres una vil mentirosa ¡Estas loca! Eso no es amor Yulia, lo que tu tienes capricho, pero has rebasado el limite ¡Vete de mi casa! –Le grito a Yulia sacándola a fuerza de su casa.
- Lena, no, no me digas esas cosas, yo te amo, moriría por ti, daría la vida entera por ti Lena, en cambio Tom esta jugando contigo.-le decía llorando Yulia a su amada Lena.
Yulia se hincó en la puerta de la casa de Lena, repitiéndole que la amaba, que la vida sin ella no tenia sentido, las lágrimas mojaban la piel suave del rostro de Yulia, ella no paraba de llorar. Mientras Lena daba vueltas y vueltas en su cuarto pensando: No, Tom no puede hacerme eso, el seria incapaz, Yulia se ha vuelto loca, se ha vuelto completamente loca.
Yulia se quedo dormida, ahí sentada junto a la puerta hasta que amaneció. Se dirigió cabizbaja hasta su coche, y se fue. Después de 10 minutos Tom llego a casa de Lena, un poco crudo, su cinismo era tan grande que no le importaba que le Lena lo viera así, cuando entro a la casa de Lena le grito:
- Lena, amor mió, ya vine por ti para irnos, baja, ¿quieres que te prepare un café?
Bajando de la escalera, ojerosa y cansada, Lena le dijo:
-si, prepárame un café.
- Princesa!, ¿por que estas tan cansada? ¿No dormiste bien? le pregunto Tom.
- Tom ¿Es cierto que… estas saliendo… con otro hombre como tu… amante?
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:48

(Tercera parte)

-¿Qué dices Lena? –le preguntó Tom muy nervioso.
-Lo que oíste Tom; responde con la verdad.
-¿Pero de que hablas princesa? Te juro que no tengo idea de lo que estas diciendo.
-¡Por favor Tom! Sabes muy bien de lo que te estoy hablando respóndeme ¿estas saliendo con un hombre? ¿Me estas engañando?
-¿Quién te dijo esa estupidez? Lena tu sabes que yo solo vivo para ti. – le decía Tom a Lena mientras le agarraba las manos.
-Ayer vino Yulia a decirme que te sorprendió en un antro besándote con un chico, y por eso no pude dormir, dudando si era verdad o mentira lo que me había dicho ella. Tom te juro que si es cierto…
-Ahh de eso hablas, no, no para nada mi amor, ese chico con el que nos vio Yulia es un amigo mío, bueno mas bien amigo de mi primo y pues vino de visita para Moscú y pues yo lo invite para tomar unos tragos, pero para nada nos estábamos besando como dice la loquita de Yulia. Pobrecita ya alucina.
-Tom, no creo que Yulia haya venido hasta acá tan tarde a decirme mentiras, de verdad que la vi muy convencida, además ¿Por qué nunca me dijiste que había venido un amigo de tu primo? –le pregunto Lena a Tom muy confundida.
-Pues… porque… apenas llego hoy, cuando llegue a mi casa ya estaba el ahí y pues me pidió que lo llevara a conocer un bar o un antro y lo lleve. ¿Por qué no me crees Lena? Seguramente le crees más a Yulia que a tu propio novio, no puedo creer que le creas a ella, sabes que esta loca y que haría lo que fuera por volverte a tener, desde mentir hasta suicidarse.
-Pues si ella se muere, yo también me moriría Tom. Y sabes algo? No te creo nada, todo tu teatrito que estas armando no te sirve de nada conmigo así que no te quiero volver a ver ¿me entiendes? Que tonta fui al dejar a Yulia por ti, no vales nada Tom, ¡Nada! – en ese momento Lena empezó a llorar y se subió corriendo a su recamara.
Tom se enfado tanto que rápidamente fue a buscar a Yulia a su casa.

-¿Por qué ya no me amas Lena? Si sabes que yo muero sin tu amor; sabes que nunca me van a faltar lágrimas para llorarte; sabes que me hace falta tu cuerpo junto al mío para poder sobrevivir en este maldito mundo; ¿Cuándo me dejaste de amar Lena? ¿Cuándo dejaste de vibrar con mis besos? ¡¡¡¡¡¡¡ ¿Cuándo?!!!!!! .- gritó Yulia, mientras lloraba por el desprecio que le había hecho Lena al no creerle lo que era capaz de hacer Tom, lloraba y lloraba mientras estaba sentada con las piernas encogidas en su cuarto.

-¡Ábreme Yulia! ¡Ábreme o te juro que tiro la puerta! ¡Tengo que arreglar un asunto pendiente que tengo contigo! Y sabes muy bien cuál es. –Le gritaba Tom a Yulia para que le abriera mientras tocaba fuertemente la puerta.
En ese momento Yulia oyó los gritos de Tom abajo en su puerta y se le dibujo una sonrisa en el rostro y pensó:
-Es Tom, seguramente Lena ya le dijo, y por eso viene reclamarme, si, si ¡Por eso es! ¡Lena me creyó! Seguramente ya lo corto, gracias Dios mió, ahora por fin nada ni nadie nos va a separar. –bajó rápidamente las escaleras y sin abrir la puerta Yulia le grito a Tom:
-¡¿Qué quieres que hablemos?! Tú y yo no tenemos que arreglar nada, te dije que le iba a decir a Lena lo que le estabas haciendo, le dije que la engañabas con otro wey y por lo visto me creyó. ¡Lárgate de mi casa! Resígnate porque Lena te va a dejar, por fin se dio cuenta de que en verdad no la amas y que gusto me da por ella fíjate, por fin vamos a estar juntas, Lena ya se dio cuenta de tus engaños y me siento muy orgullosa de habérselo dicho yo, de haberle abierto los ojos yo así que ¡Vete de mi casa y púdrete!
-Si Lena me deja, ya te dije que te olvides de que eres madre Yulia, no sabes con quien te metiste y no sabes de lo que soy capaz. –En ese momento Tom tiro la puerta de una patada; Yulia se fue corriendo a la cocina, tomó un cuchillo y dijo:
-Dime que piensas hacer, Victoria no esta aquí, esta en un lugar donde ni tu ni nadie la van a encontrar, y no creo que te atrevas a hacerme algo, no tienes las agallas para hacerme algo a mi o cualquier mujer.
-¿Eso crees? –Pregunto Tom- Pues que equivocada estas. En ese momento Tom rápidamente se acerco a Yulia, le agarro el cuchillo y la tomo del cuello, acercándole el cuchillo al su cuello.
-¿Ahora si me crees capaz? Le pregunto Tom a Yulia.
-No te tengo miedo Tom, si me haces algo sabrán que fuiste tú y no te la vas a acabar. Lena terminara por odiarte aún más de lo que ya lo hace. –le dijo Yulia mientras la ahorcaba cada vez más con el brazo.
-¡No! Ella no me va a odiar, además me va a rogar que me quede con ella, ¿sabes por qué? Porque se va a quedar sin un centavo y me rogara para que no la deje en la calle. –dijo Tom riéndose.
-¿Qué? La estas estafando? ¡Eres un hijo de .:.! A ella no la vas a dejar en calle, ¿me oíste? Te voy a denunciar por estafador y te vamos a refundir en la cárcel maldito. –grito Yulia mientras Tom empezaba a cortarle el cuello suavemente con el cuchillo.
-Ay Yulia, se ve que no sabes todavía nada de los negocios, Lena me ha dejado como su titular en todo lo que le paguen y como pronto seré su esposo, pues me quedare con todo su dinero. –dijo Tom.

-Pues fíjate que no me voy a casar contigo, Eres una basura Tom, que tarde me di cuenta de la clase de imbécil que eras.- dijo Lena llegando a la casa de Yulia.
-¡Lena! ¡Amor mío! Viniste por mí.-dijo Yulia asombrada por la presencia de Lena.

-¡Suéltala Tom! Ya no tiene caso que le hagas algo por ya se todo lo que te proponías hacer, y déjame decirte que sólo ibas a ser el titular si me casaba contigo, así que… se te acabó el teatrito. ¡Suéltala y vete de aquí! –grito Lena.

-¡No la voy a soltar! Es su vida o el dinero, tú decides Lena; o me dejas todo el dinero que tienes en el banco o te olvidas de que existe tu Yulia.-dijo Tom
-¡Agarra la pistola que esta en ese cajón Lena! –le grito Yulia a Lena y en ese momento logró safarse de Tom, quiso correr pero Tom la agarró de nuevo del brazo.

-¡Déjala ir o disparo Tom! –Grito Lena apuntándole a Tom.
-¿Serias capaz de matarme Lena? En tu vida has tomado una pistola así que si disparas le puedes dar a cualquiera de nosotros dos. -Le dijo Tom mientras le jalaba el pelo por atrás a Yulia.
-¡¡Dispara Lena!! –grito Yulia
En ese momento Lena le quito el seguro a la pistola y aunque estaba muy nerviosa Lena tratando de apuntarle a Tom cerró los ojos y jaló el gatillo… ¡¡¡¡BAM!!!!!
Ese instante se oyó un silencio inmenso, y Lena abrió los ojos…
-¡¡¡¡¡¡Yulia!!!!!
Gritó Lena corriendo hacia Yulia.
Yulia se miro hacia el estomago agarrándose mientras le brotaba la sangre tan rápido y se desvaneció hasta caer al suelo; mientras Tom le decía a Lena: -¡La mataste Lena! Eres una asesina ¡Mataste a Yulia! –Cuando termino de decirle eso Tom pensó que también le iban a echar la culpa a él y decidió escapar de ahí como un cobarde y salió corriendo de la casa.
-¡¡¡¡¡Yulia!!!! Amor mío, no quise herirte a ti, ¡Te lo juro! –le decía Lena a Yulia mientras la abrazaba estando en el suelo y tratando de pararle la hemorragia que había causado el disparo. -¡Déjame llamar a una ambulancia!
-Lena… gracias por creerme… que bueno que viniste y te diste cuenta de lo que te trataba de hacer ese tipo… -decía Yulia tosiendo y con una voz muy débil.
-No hables Yulia, no hables… -dijo Lena e inmediatamente llamo al número de emergencia y pidió una ambulancia, Lena estaba angustiada y lloraba porque no quería haberle hecho eso a Yulia, en esos momentos cuando veía a Yulia tan débil y tan vulnerable, Lena se dio cuenta de seguía amando a Yulia, no quería que se muriera, quería que seguir su vida y estar con ella para siempre. Lena se dio cuenta en esos momentos de que cometió un error muy grave al enamorarse de Tom y se arrepintió de haber rechazado el amor incondicional y puro de Yulia.
-¡¡¡Yulia!!! Por favor perdóname por dejarte, perdóname por haberte hechos sufrir con mis desprecios, perdóname por haber hecho que gastaras tus lágrimas en mi. Te juro que jamás quise que te pasara algo malo, Yulia yo te sigo amando, no quiero que me dejes, por favor no me dejes. –decía Lena llorándole a Yulia mientras a Yulia cada vez le pesaban más los parpados, cada minuto que pasaba perdía mas sangre y le costaba más trabajo mantenerse despierta en lo que llegaba la ambulancia.
-Lena… mi amada Lena… Yo siempre te amé, que bueno que te diste cuenta de lo que trataba de hacerte ese tipo, me da gusto que saber que todavía me amas, sólo espero que… -en ese momento Yulia empezó a toser demasiado y terminó diciendo: -espero que no sea demasiado tarde… para seguir amándonos…
-¡Yulia! No te mueras, ¡Yulia! ¡No me dejes! ¡Por favor quédate conmigo! ¡Yulia! –llorando y gritándole Lena a Yulia porque en ese momento Yulia había cerrado sus ojos.

Pero en ese preciso instante llegó oportunamente la ambulancia a la casa donde habían sucedido todos estos momentos trágicos de angustia y desesperación, momentos en los que Lena jamás se imagino que Tom sería capaz de hacer y mucho menos Yulia pensó que ese tipo hubiera sido capaz de tratar de matarla con tal de obtener dinero a costa de que Lena se quedara en la calle; mientras Yulia en su agonía y en su intento de luchar contra la muerte, pensaba en lo infeliz que iba a ser Lena sin su amor y que su hija iba a crecer sin una madre, porque a pesar de todos los desprecios que Lena le hizo mientras Yulia le rogaba que dejara a Tom y le demostraba que por lo único que vivía era por Lena, Yulia sólo tenía dos grandes amores, su hija y por supuesto Lena.
Cuando llegaron al hospital, enseguida llevaron a Yulia a cirugía para extirparle la bala, mientras tanto Lena declaraba al licenciado del ministerio todo lo que había sucedido y aprovechó para demandar a Tom por intento de estafa y por intento de homicidio a Yulia. Lena ya había avisado a la mama de Yulia todo lo que había sucedido. La cirugía duró aproximadamente 3 horas… los familiares de Yulia, Henry y Lena estaban esperando que todo saliera bien, Lena deseaba que Yulia viviera para poder recompensar todo el tiempo perdido.
-Lena… Vik… ¿Dónde estoy? –despertó Yulia, cuando se le había pasado la anestesia por la cirugía.
-Cálmese, necesita descansar, perdió mucha sangre y necesita reponerse, todavía esta débil. –le dijo la enfermera que atendía a Yulia.
-¿Dónde esta mi hija? ¿Dónde esta Lena? Quiero ver a mi hija… quiero ver que esta bien, por favor enfermera, quiero ver a Lena.

-Cálmese, enseguida le llamo al doctor para preguntarle si ya puede recibir visitas.
Enseguida el doctor fue con los familiares y con Lena para avisarles sobre el estado de Yulia.
-Logramos sacarle la bala, pero todavía esta un poco grave puesto que perdió mucha sangre, aunque se despierte todavía estará débil, en estos momentos sólo puede pasar una persona a verla, pero no por mucho tiempo por favor, la paciente necesita descansar y reponerse.
-Tú pasa Lena, seguramente Yulia te quiere ver, después pasare yo OK? –le dijo la mamá de Yulia a Lena.
-¿Esta segura de que no quiere pasar usted primero? –le preguntó Lena.
-Segura, no te preocupes, por lo menos ya sabemos que está bien y eso es lo que importa. Pasa tú Lena.

Cuando entro Lena a la habitación donde estaba Yulia y la vio, no resistió las ganas de llorar, se sentía tan culpable por lo que había hecho.
-Yulia, me duele tanto verte así por mi culpa, perdóname por causarte tanto sufrimiento, perdóname Yulia. –Le decía a Yulia cuando estaba sentada junto a su cama.
-Lena… eres tú, estás aquí, ¿Dónde está mi hija? No le ha pasado nada ¿verdad Lena?
-No, no te preocupes, tu hija esta muy bien cuidada y no le ha pasado nada. Ahora debes estar tranquila y tratar de reponerte, tu mama y Henry están afuera, estaban muy preocupados esperando a que nos dijeran como habías salido de la cirugía.
-Lena, quiero que sepas que Te amo, y que no quiero que te sientas culpable por lo que paso. Aquí el único culpable es ese desgraciado.
-Ya no hables más Yulia, Tom recibirá su castigo por lo que trato de hacerme.

Después de estar en recuperación por 4 semanas Yulia salió del hospital con mucha alegría y felicidad de que le había ganado esta batalla a la muerte y de por fin iba a estar junto a su amada Lena y junto a su hija. Después de todo lo que había pasado en casa de Yulia, no le habían quedado ganas de regresar y recordar todo lo que había pasado en ese lugar, así que decidió vender su casa e irse a vivir con Lena y con su hija. Ellas ya habían olvidado lo que había pasado porque seguían con su carrera, y siguieron ensayando para poder presentarse en los conciertos que iban a realizar en México.
Pero todavía quedaba un asunto pendiente. Tom había escapado y a pesar de las acusaciones que había hecho Lena en su contra, la policía aún no lograba capturarlo.
El día del concierto en México se estaba acercando, Yulia y Lena estaban felices por regresar a ese país donde los fans las habían recibido con una euforia muy grande y eso les gustaba mucho a ellas.
Durante los ensayos, Yulia había contratado a una niñera, cosa que cuando Lena supo no el pareció mucho que digamos.
-¿Y para que vas a contratar a una niñera Yulia? Nosotras podemos cuidarla muy bien ¿no crees? –le pregunto Lena a Yulia muy molesta, a lo que Yulia le respondió:
-No Lena, tu cada vez estas más ocupada y yo también tengo cosas que hacer, y se me complica mucho dividirme en dos partes para trabajar y para ser madre, además ya la conseguí, me la recomendaron y dicen que es muy buena, es joven, un poco mayor que yo pero pues es lo que necesito de ella, experiencia para que sepa cuidar a la niña, y además es muy bonita, demasiado bonita. –después de que dijo eso, Lena se molesto todavía más y dijo:
-¿Osea que la vas a contratar por bonita? Y ¿Cómo se llama la susodicha?
-Katia, se llama Katia, es bonita, tiene experiencia y eso es lo único que necesito. –respondió Yulia de una manera orgullosa. Los problemas entre Yulia y Lena se iban a complicar más con la llegada de esta nueva mujer a sus vidas y Lena lo sospechó…
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:49

(cuarta parte)
La mayoría del tiempo la niñera estaba junto a la niña y junto a Yulia.
-Katia, no sabes como me has ayudado, tu sabes que esta carrera a veces te separa de tus seres queridos, mi mama no puede estar a su cuidado todo el tiempo y mucho menos Lena. Con eso de que ella es la que se encarga de hacer los diseños para los souvenir de nuestra tienda… pero en fin, me has ayudado mucho Katia y te lo agradezco mucho. –le dijo Yulia a Katia mientras estaban en la oficina de la disquera con la niña.
-No tiene que agradecer nada señorita, lo hago con mucho gusto y usted sabe que desde que conocí a Victoria me enamore de su sonrisa y eso es lo que me mantiene a su cuidado incondicional. –le respondió Katia a Yulia.
-Katia ¿Cuántas veces te he dicho que no me hables de usted?
Háblame de tú, creo que ya hay la suficiente confianza para que me hables así, además te tengo mucho agradecimiento y me caes bien.
-Está bien Yulia, por cierto, ¿Cuántos días se va a ir la señorita Lena de vacaciones con su familia? –le preguntó Katia a Yulia muy interesada.
-No sé, mañana se va y creo que van a ser 10 días, van a ir de vacaciones a Sydney, Australia y yo creo que se la van a pasar muy bien, a Lena le hace falta un descanso. –respondió Yulia un poco triste.

Mientras tanto Lena hablaba por teléfono con Henry…
-No sé Henry, a pesar de todo lo que paso hace tiempo, me sigo sintiendo muy culpable por lo que paso. Fui una tonta y no merezco el amor de Yulia, después de todo lo que le hice, creo que lo mejor es alejarme de ella por un tiempo, además a pesar de que estamos juntas en los ensayos, ella se la pasa platicando con la niñera de Victoria y eso me pone muy celosa, esa tal Katia, no me cae bien. –le platicaba muy molesta Lena a Henry.
-Lena, no digas eso, osea Yulia sólo vive por ti, ¿no me digas que crees que… pues que esa Katia tenga algún interés en Yulia? –le pregunto Henry a Lena.
-Pues quien sabe, pero cada vez pasamos menos tiempo juntas. Hemos peleado por cualquier tontería y por lo que me he dado cuenta Yulia va y le cuenta todo a Katia, se va a consolar con ella y eso a mi no me gusta. –dijo Lena. –Mañana me voy de vacaciones con mi hermano y con mi mama y Yulia se va a quedar sola con esa tipa, no se que me da el saber que se quedan solas en mi casa.
-Ay Lena, por favor no empieces a pensar esas cosas, no creo que Yulia se fije en esa muchacha, además se ve que es buena y que sólo hace su trabajo esa niña ¿no crees? –le dijo Henry tratando de calmarla.
-Eso espero Henry, la verdad es que no vamos muy bien que digamos en nuestra relación Yulia y yo y pues… todo se puede esperar, pero bueno ya me voy, te llamo cuando llegue, bye… -terminó despidiéndose Lena de Henry.

Mientras tanto, Yulia pensaba lo mismo, se estaba preguntando en su cama:
-¿Por qué a pesar de que ya estamos juntas, no podemos ser felices, sin peleas, sin discusiones? Que nos esta pasando, la vida que estamos viviendo Lena y yo no es igual. Cada vez nos alejamos más y más, o debería de pensar que ella es la que se esta alejando de mi. Presiento que se quiere alejar de mí, ¿pero por que? Si yo no le he hecho nada malo, mi amada Lena ya no me ama como antes.
-Perdón Yulia, sin querer te escuche pensando en voz alta y oí lo que dijiste sobre tu relación con Lena. No te debes de sentir triste. –entro Katia a la habitación diciéndole todo eso a Yulia, se tomó muy en serio lo de la confianza que hasta se acostó junto a Yulia en la cama y le siguió diciendo agarrándole la mano:
-Si tú crees que a pesar de todo lo que han pasado, su relación no funciona; pues a mi parecer ya no deberían de seguir juntas. No tiene caso que sigan como pareja si ni siquiera se dan tiempo, como tu dices en los ensayos sólo cantan, después ella se va, y tu te quedas sola, y sólo se ven en la noche. Y perdóname por ser intrometida pero me he dado cuenta de que ya no se despiertan tan felices, como cuando yo llegue a vivir aquí.
-¿Cómo te has dado cuenta de eso Katia? –pregunto Yulia.
-Pues desde que la señorita Lena trabaja en otras cosas, y desde que yo llegue a vivir aquí con ustedes, usted ya no se levanta con esa sonrisa, a lo mejor dice que soy muy fijada, pero me llama la atención que tú, siendo una mujer tan hermosa, tan fina y con una sonrisa increíble, se levante por las mañanas triste y demacrada; perdóneme pero eso significa que Lena no te esta complaciendo en algo o no te esta dando el tiempo que necesitas Yulia. –respondió Katia y siguió acariciándole la mano a Yulia.
Yulia estaba tan triste que no le importo que Katia le agarrara la mano, al contrario, se sintió tranquila y sintió que Katia si la entendía. Y le Yulia le dijo a Katia:
-Gracias por estar aquí Katia, yo creo que sin tu presencia aquí me sentiría sola, además tu si me entiendes como me siento, tu si comprendes algunas de mis tristezas.
-No sólo algunas Yulia, sino todas tus tristezas, todas; y si de algo te sirvo aparte de cuidar a tu hija pues ya sabes que aquí tienes a una amiga. –le respondió Katia a Yulia con una sonrisa un poco rara.
-Gracias Katia. –dijo Yulia abrazándola. Ese acto de Yulia a Katia le pareció muy raro y Katia empezó a sentir como su corazón empezó a latir cada vez más rápido. Katia se dio cuenta de que el contacto de Yulia la ponía nerviosa y la hacia sentir un no se qué dentro de su corazón.
-La niña está llorando. –dijo Yulia.
-Si, no te preocupes, yo voy a verla. Tú quédate aquí descansando.

Cuando Katia salió de la habitación de Yulia, Yulia la miro de una manera… diferente, la vio de arriba abajo y pensó:
-No me había dado cuenta de que Katia es una mujer maravillosa, bonita; jamás pensé que ella me iba a entender todo por lo que estoy pasando. Creo que estando aquí ella y con Victoria, ni siquiera me voy a acordar de que extraño a Lena.

Faltaba exactamente 1 mes para el concierto en México. Lena le había hablado a Yulia para decirle que todavía no iba a regresar por que de Australia se iba a ver con unas amigas de la infancia en París, Francia.
-No, yo creo que regresare en 15 días a Moscú, quiero pasármela bien con mis amigas y divertirme un poco. –le dijo Lena a Yulia cuando le había hablado por teléfono.
-¿Cómo que en 15 días Lena? Tenemos un mes para preparar todo para el concierto y las presentaciones posteriores regresando para acá.
-Ya lo sé Yulia, entiende que quiero distraerme un poco, sabes que casi no tenemos vacaciones y necesito descansar de todo el trabajo que tenemos allá. –le respondió Lena un poco molesta por la reclamación de Yulia.
-¿Y yo que? Mientras tú estas allá divirtiéndote yo estoy aquí cargando con todo el trabajo de las canciones, preparando todo, ensayando yo sola, así no tiene sentido Lena. Sabes que Henry me presiona mucho y más estando yo sola. Pero bueno, quédate allá el tiempo que quieras, no me importa estar sola como perro.
-¿Sola? Claro que no estas sola Yulia, estas con tu querida súper niñera Katia.
-No metas a Katia en esto Lena, ella no tiene nada que ver con que tú no vengas y no te ocupes de tus propios asuntos. Entiende que yo soy la que te necesito a mi lado, últimamente, incluso antes de irte, te has estado alejando mucho de mí. ¿Qué he hecho mal? Dime Lena, por que no entiendo tu actitud hacia mí… ¿Ya no me amas? –le preguntó Yulia a Lena.
-No digas tontería Yulia, sabes que si te amo, sino, no estuviera a tu lado, con Victoria y mucho menos viviendo contigo, simplemente que… pues las dos hemos estado un poco ocupadas, yo mas que tú, eso es todo. Te he extrañado.-le respondió Lena a manera de tranquilizar a Yulia.
-Pues no entiendo como puedes estar a mi lado, y como puedes decir que me amas y que me extrañas cuando acabando tus vacaciones con tu familia te largas a Francia con tus amigas, valiéndote madres que yo este aquí sola.
-No me vale Yulia, y ¿sabes que? Contigo no se puede hablar, te veo cuando llegue del viaje. ADIOS.
-Lena no me cuelgues, ¡Lena! ¡Siempre hace lo mismo!
-¿Qué paso Yulia? ¿Cuándo regresa Lena? –le pregunto Henry.
-La reina se va a ir a Francia con sus amiguitas, ¿Cómo vez? –le contesto Yulia muy enojada a Henry.
-¿A Francia? Y ¿los ensayos? Los preparativos, todo lo que tenemos que hacer ¿Qué? ¿No va a venir para eso? Cuando llegue voy a hablar muy seriamente con ella, no te puede dejar todo a ti sola, es un grupo, tú no eres la solista. –dijo Henry Molesto por la actitud que había tomado Lena de irse otra vez de viaje.
-Pues lo mismo le dije, pero por lo visto le vale. ¿Sabes qué? Vamonos a chupar a algún bar, no tengo ganas de quedarme en mi casa de amargada, le voy a hablar a Katia para avisarle que llegare tarde y que vigile a Victoria. –dijo Yulia mientras sacaba su celular para marcarle a Katia.
-Me parece perfecto, ¡Ya era hora de que nos fuéramos de borrachos Yulia! Jajajaja. –dijo Henry riéndose.
-Si, de lo que se pierde Lena. –dijo Yulia riéndose también.
En cuanto Yulia le aviso a Katia, salieron en el auto de Henry rumbo al bar al que siempre iban cuando festejaban algo.
Enseguida de que llegaron, Yulia empezó a tomar demasiado, primero Vodka, luego algunas Cubas, uno que otro tequila y al ultimo empezó a tomar cerveza.
-¡¿Sabes una cosa Henry?! ¡No me voy a preocupar por lo que haga o no haga Lena! ¡Ella puede hacer de su vida un cacahuate! Ya no me voy a interesar en ella. ¡Lena ya no me ama! –dijo Yulia emborrachándose todavía más de lo que ya estaba. Le gritaba a Henry por que en el bar donde habían ido había mucho ruido y la música estaba muy fuerte. De repente llego una conocida de ellos e invito a Yulia a bailar.
-Hola Yulia, tanto tiempo sin verte, Esta noche te ves muy guapa, ¿quieres bailar conmigo? –le pregunto Carolina, la chica, a Yulia.
-¿Cómo vez Henry? ¿Voy o no voy? –le pregunto Yulia Henry un poco indecisa pero muy borracha.
-¡Pues diviértete! Si ya no te importa lo que te diga Lena haz lo quieras princesa. Además Carolina se puso mucho más buena, aprovecha que estas libre en estos momentos. –le dijo Henry, haciéndole ver que le valiera lo que pasara con Lena.
-Bueno, entonces vamos a bailar y a chupar! –le dijo Yulia a Carolina agarrándola de la mano y llevándola a bailar.
Cuando empezaron a bailar, Carolina agarró a Yulia de la cintura bailando y le preguntó:
-¿Y donde dejaste a la aburrida de Lena?
-Pues anda de viaje y me dejó sola, así que decidí venir a divertirme un rato, y pues por lo visto tu también, además después de tanto tiempo de no vernos, la verdad te has puesto muy, pero muy bien. --dijo Yulia mientras tomaba la cerveza que traía en la mano. En ese momento Yulia le tomó de la cintura a Carolina con una mano y siguieron bailando. Por la música que estaba poniendo el DJ el baile se volvía más sexy y más candente, Carolina cada vez se le acercaba más a Yulia, y Yulia también, pero a la vez estaba más borracha.
Mientras estaban bailando, Carolina no aguantó las ganas y empezó a besar a Yulia y empezó a tocarle todo el cuerpo, Yulia estaba tan borracha que no le importaba nada, y también empezó a agarrarle todo el cuerpo a Carolina mientras bailaban y también la besaba.

Llegó un momento en que Yulia ya ni siquiera podía abrir los ojos y se sentía demasiado mareada por tanto que había tomado, Carolina se dio cuenta y la llevo a que se sentara. Henry y los amigos con los que había ido se dieron cuenta, Yulia no sabia lo que pasaba, sólo se reía y decía tonterías, de pronto Yulia empezó a Vomitar de tanto alcohol y cerveza que había tomado, Así que Henry decidió llevarla a su casa.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:49

-Vamonos Yulia, ya estas muy mal y no quiero que se corra el chisme, se te pasaron las copas más de lo que creí, Vamonos anda. –dijo Henry mientras la cargaba con ayuda de Carolina al auto.
-No, No, déjame, yo me quiero quedar con Carolina, déjame. –decía Yulia entre dientes porque ya ni siquiera podía hablar.
Henry no le hizo caso y la llevó a su casa, cuando llegaron salió Katia, la niñera, a ayudarlo a cargar a Yulia.
-Se emborracho demasiado, la tuve que traer porque ya estaba en un estado muy mal, si se le pasa dale café y cuando se acueste haz que deje un pie debajo de la cama OK?
-Si, esta bien, no se preocupe. Yo aquí la voy a atender. –dijo Katia mientras Henry la acostaba en su cama.
-¿Dónde estoy? ¿A que hora me trajiste? ¡Ahh me siento mareada! –dijo Yulia cuando la acostaron, estaba tan borracha que no sabia ni lo que pasaba a su alrededor.
-Ya Yulia, aquí estoy, no te preocupes, ahorita te vas a sentir bien. Te voy a preparar un café para que te sientas mejor. –le dijo Katia a Yulia mientras salía del cuarto con Henry.
-Bueno yo me voy, ahí le dices que mañana no vaya a la disquera, dile que se tome el día OK? –Le dijo Henry a Katia y se fue.

Mientras Katia le preparaba el café a Yulia; Yulia estaba mareada en su cama, pero se estaba acordando de Lena.
-¿Por qué no estas aquí Lena? ¿Por qué ya no me amas? –decía Yulia agarrándose la cabeza y quejándose.
-Shhhh, no hables Lena. Mira te traje un café bien cargado para que te lo tomes y te sientas mejor. –Le dijo Katia a Yulia tratándola de sentar para que se tomara el café.
-¿Qué hora es? –pregunto Yulia.
-Son las 3 de la madrugada. –respondió Katia.
-Ahora si me emborrache como nunca, jajajaja; si hubiera estado con Lena, ahorita ya estuviéramos dormidas y sólo con unas cuantas cervezas. –dijo Yulia riéndose.
-¿La extrañas verdad? –le preguntó Katia acariciándole el cabello a Yulia.
-¡Para nada! Por eso me fui de borracha. Ya no me importa lo que haga, me fui para no estar aquí pensando en ella. –le dijo Yulia tomándose lentamente el café, pero como no podía agarrar bien la taza, de repente no pudo sostenerla y se le cayó al suelo.
-¡Ay! Perdón Katia, ya te manche, perdón, perdón.
-No te preocupes. –dijo Katia levantando la taza. –Ahorita vengo, voy por algo para limpiar. –dijo Katia levantando la taza del suelo.
-No, no ya déjalo así, ya apaga la luz, por favor. -Dijo Yulia un poco mareada todavía y por supuesto, borracha aún.
-¡Ay! ¡No puedo quitarme los pantalones, no tengo fuerzas, jajajaja, ¿me ayudas Katia? Si no es mucha molestia. –dijo Yulia riéndose, pero a la vez un poco apenada.
-¿El pantalón?, este… si claro… -dijo Katia sorprendida y poniéndose un poco colorada de la cara.
Katia ya había apagado la luz, Yulia tenía los ojos cerrados, estaba acostada en la cama. Katia empezó a desabrocharle el pantalón a Yulia, entre la luz de la luna, Katia miraba la cintura perfecta de Yulia, mientras Katia le bajaba el pantalón a Yulia le veía las piernas tan sexys que tenía. Cuando dejó sin pantalones a Yulia, Katia empezó a fantasear con el cuerpo de Yulia, no sabía que no sólo Yulia era hermosa de su rostro, sino también de su cuerpo.
-Oye… ¿ahora me ayudas a quitarme la blusa? Es que te juro que no me puedo mover, me siento muy mareada y no tengo fuerzas Katia, jajajaja. –le dijo Yulia riéndose de nuevo, pero Yulia seguía con los ojos cerrados por lo mismo de que seguía borracha.
-¿Tam… también la blusa? –preguntó Katia tartamudeando.
-Si, por favor, pero ándale que me estoy muriendo de calor.
Katia se acercó hacia Yulia y le empezó a desabrochar la blusa tan escotada y sexy que traía Yulia. Cuando Katia le vio su pecho a Yulia, le empezó a latir fuertemente el corazón y también empezó a respirar muy rápido. Le quitó la blusa y Yulia quedó semidesnuda. Estaba tan borracha Yulia que no se dio cuenta de que Katia solo la veía con deseo, tenía tanto calor Yulia que ni se dio cuenta de que se estaba quitando el brassiere, Katia se quedó sorprendida viendo como Yulia en su borrachez y por tanto calor que tenía, se tocaba su pecho y se mojaba los labios. En ese momento Katia no pudo resistir ver a Yulia desnuda, se sentó junto a ella y empezó a tocarle las piernas estando Yulia acostada, parecía increíble, Yulia no decía nada, sabía y sentía que la estaba tocando Katia, pero no quiso hacer nada. Yulia empezó a darse cuenta de que Katia la tocaba con un pequeño grado de lujuria. Katia empezó a subir su mano por sus piernas de Yulia, tocó su entrepierna y siguió hasta el ombligo, Yulia se empezó a excitar tanto sintiendo las manos de Katia sobre su cuerpo que no hacia nada, sólo respiraba al mismo ritmo de Katia, rápido y fuerte; Katia le empezó a tocar los senos a Yulia y en ese instante Yulia tomó del cuello a Katia y la empezó a besar, la empezó a besar apasionadamente; Katia estaba tan excitada como Yulia, se empezó a desvestir y se acostó en la cama donde dormía Lena con Yulia; A Yulia no le importó, entro de su emborraches le valió pasar la noche con Katia, Katia le empezó a decir a Yulia mientras tocaba con sus dedos a Yulia por debajo de su tanga:
-Yulia, tengo que decirte que te amo, que te deseo desde el primer momento en que vine a vivir aquí. No he dejado de pensar en ti, y de desear este momento Yulia, Te amo, te deseo, deseaba desde hace mucho tocarte, besarte, sentir tus gemidos míos, Yulia te deseo.
Mientras Katia le decía todo eso, Yulia sólo gemía pensando en Lena, si, en Lena, Yulia a pesar de todo pensaba en Lena, a pesar de que estaba borracha pensaba en Lena, pero ya no podía hacer nada y pasó la noche con Katia.

-¡Ayyy! ¡Que dolor de cabeza! –gritó Yulia cuando despertó al día siguiente.
-¿Te sientes mal? –pregunto Katia a Yulia.
-¡Katia! ¿Qué haces aquí en mi cama? No me digas que… pasamos tú y yo la noche… ¡Juntas!
-¿Qué tiene de malo eso Yulia? Tú estuviste de acuerdo con lo que hicimos. –le respondió Katia abrazándola.
-Katia, ¡Estaba borracha! No supe lo que hice, por favor no me mal interpretes pero si hubiera estado en mis 5 sentidos jamás hubiera hecho contigo, ni con nadie. Eres linda y tienes todo lo que cualquiera podría desear en una mujer como tú, pero sabes que amo a Lena y a pesar de los problemas por los que estamos pasando la amo Katia.
-No te creo, ¿crees que no me he dado cuenta como me miras? Me he dado cuenta como miras mis labios cada vez que platicamos, y ayer cuando me desvestí me miraste con tanto deseo, Yulia no ocultes tus sentimientos hacia mí. –le dijo Katia a Yulia tocándole el pecho.
-¡No Katia! ¡Suéltame! Mira me voy a bañar y después seguimos hablando.
-Pero Yulia no te enojes, no me lastimes así, te amo más de lo que Lena te puede amar. –dijo Katia mientras Yulia se metía al baño para darse una ducha.
-Si Yulia se atreve a decirme que no quiere saber nada de mí, soy capaz de hacer que Lena la deje. Estoy segura de que haré eso; Yulia no puede hacerme esto, ¡No puede! –gritó Katia aventando las cosas que estaban en la mesa junto a la cama.
En ese momento mientras Yulia se bañaba, empezó a sonar el celular de Yulia, Katia sabía que si contestaba ella, iba a perjudicar mucho más la relación entre ellas, Yulia no se dio cuenta de que sonaba el celular y entonces contestó el celular:
K: ¿Bueno?
L: ¿Quién habla?
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:50

[tr][td class=postbody valign="top"]TODO POR UN BESO (quinta parte)
K: Katia, ¿con quien quieres hablar?
L: ¿Qué diablos haces contestando el celular de Yulia?
K: Ahh, eres tú Lena, este… Yulia está dormida, y pues no quisiera despertarla, ayer tuvimos una noche agitada… tu sabes, está cansada de tantas cosas que hicimos aquí.
L: ¿Aquí dónde? ¡Pásame a Yulia!
K: Pues en donde más, mi querida Lenita, en su casa, en la cama donde siempre duerme Yulia. Y ya te dije que está dormida, así que… déjanos descansar. Bye.
L: ¡Pásame a Yulia!...
Katia le había colgado a Lena con tal de que ella supiera que pasaron la noche juntas. Mientras tanto Lena no podía creer lo que le había dicho Katia.
-No lo puedo creer, ¿cómo fue capaz de hacerme esto Yulia? Y aparte de todo tener el cinismo de dormir en nuestra cama con esa estúpida. Cuando llegue a Moscú Yulia me tiene que dar una explicación de lo que hizo, seguramente no es cierto, yo sé que Yulia me ama y sé que nunca me haría eso. Yulia sólo vive para mí y yo vivo para ella.
- ¿Qué haces con mi celular? Preguntó Yulia a Katia cuando salió de bañarse.
- mmm nada, sólo quería hablar con alguien.
- Pues ahí tienes el teléfono, no necesitas mi celular, dámelo por favor. –dijo Yulia molesta.
- Mira Katia, lo que paso ayer no significa nada par mí, ni debe significar nada para ti, yo estaba borracha y pues para mi mala suerte no me di cuenta de lo que hacía, hicimos algo mal, algo que no quiero que se vuelva a repetir y pues… lo siento mucho pero voy a tener que despedirte.
- ¿Qué? No Yulia, tú no puedes hacer eso sólo porque pasamos una noche espléndida, no me digas que no lo disfrutaste tanto como yo.
- No te voy a contestar eso ok? –dijo Yulia
- Ok despídeme como niñera, pero por favor dime que vas considerar lo nuestro, te aseguro que yo te puedo dar mucho más que Lena, ella seguramente ya no te ama como dice, tu misma me lo has dicho Yulia, date la oportunidad de estar con alguien que te puede dar todo, y que te puede amar más ella.
- ¡No Katia! No puedo darme esa oportunidad porque no quiero, porque amo con toda mi alma a Lena, y si quisiera darme una oportunidad NO sería contigo, entiende que no quiero nada contigo.
- No te creo Yulia, me estas diciendo una cosa cuando tus ojos me dicen otra; me voy a ir, pero no creas que me voy a dar por vencida, voy a luchar por ti, por tu amor, y vas a ver que voy a lograr que olvides a tu querida Lena.
- Katia, vete por favor. Dijo Yulia muy nerviosa. Cuando Katia salió de la habitación, Yulia se puso a llorar, se sentía muy mal por lo que había hecho, pues se suponía que ella amaba a Lena.
- Tanto tiempo que luche para que volviéramos, casi di mi vida por ella, ¿para qué? Para pagarle haciéndole esto, acostándome con la niñera de mi hija. Lo peor de todo es que no estaba tan borracha, cuando estaba acostada en mi cama, ya no estaba tan borracha y si supe lo que hice; no se porque me dieron tantas ganas de tener a Katia en mi cama, tenía tantas ganas de que me tocara y de tocarla, de besarla, de que me besara, ¿por qué Dios mío? ¿Por qué sentí todo esto por Katia? Ay algo de ella que me atrae muchísimo, pero se supone que yo amo a Lena, “se supone”. – Pensaba Yulia mientras lloraba en la cama, quito todas las sabanas para lavarlas, se sentía tan mal Yulia, que no podía dejar que esas sabanas se quedaran en la cama donde dormía con su amada Lena.
Después de eso Yulia fue con su hija y se la llevo a casa de su mamá, se quedo toda la tarde en casa de su mamá contándole todo lo que había pasado entre ella y la niñera; su mama le aconsejo que le hiciera caso a su corazón, que no se dejara llevar por la pasión, y que se quedara con el amor de su vida, o sea, Lena. Al otro día se fue con Henry a la disquera para contarle todo lo que había pasado.
- ¿¿Qué?? ¿Te acostaste con esa tipa Yulia? No lo puedo creer, no debiste haber hecho eso, y menos en la cama donde duermes con Lena. ¿Te gusta Katia?
- No, no Henry, ¿cómo crees que me va a atraer si es la niñera de Victoria? No sé como paso, cuando desperté estaba junto a mi, en la cama…
- Hay Yulia, Por favor, a mi no me engañas; claro que supiste lo que hiciste, si no eres una niña chiquita. No te puso una pistola en la cabeza, dime la verdad Yulia, ¿Te gusta Katia?
- mmm… Pues… no… bueno si; si me gusta, pero yo amo a Lena y no se que voy a hacer con Katia, ella quiere que de alguna manera le responda por lo que pasó, pero yo no quiero que se vuelva a repetir, Lena no puede saber lo que pasó y si se entera me va a dejar para siempre, esta vez no voy a tener oportunidad de recuperarla. ¿Que hago Henry? –le preguntó Yulia desesperada y con las manos en la cabeza.
- Pues es que no te entiendo Yulia, dices que amas a Lena y te andas acostando con la chacha esa.
- No es mi chacha, es la niñera. –le reitero Yulia a Henry, como defendiendo a Katia.
- Hasta la defiendes. Pues mira, Lena se va a enterar de una formas u otra y pues no le vas a poder mentir.
- No, si tu te quedas callado. – dijo Yulia.
- Pues obvio que me voy a quedar callado, ¿pero tu crees que la tal Katia se va a quedar con los brazos cruzados? Claro que no Yulia!
Ella va a usar esto para quedarse contigo, y pues para que Lena te deje. – afirmó Henry
- Pues yo le voy a decir que no diga nada, que lo que pasó lo olvide.
- ¿Qué olvide que? ¿De quien hablas Yulia? – Lena había llegado de su viaje, escuchó parte de lo que estaban platicando Yulia y Henry.
- ¡Lena! ¿Qué haces aquí? – le preguntó Yulia asombrada y nerviosa por la impresión.
- Lena, que bueno que llegas, Yulia me estaba diciendo que… su mamá… perdió por accidente la pulsera que le habías regalado hace tiempo… ¿verdad Yulia?
- Ahh este… sí claro, de eso hablábamos, pero pues ya ni modo, nos cachaste jajaja. –dijo Yulia apoyando lo que había inventado Henry, con tal de que Lena no sospechara nada.
- Ay Yulia, pues ya ni modo, no te preocupes por lo que hizo tu mamá; luego re regalo otra. Ven y dame un abrazo que te extrañe muchísimo mi niña hermosa. –Lena jaló a Yulia y la abrazó y la beso también con mucho cariño demostrándole que la había extrañado mucho en su viaje.
- No sabes como me hiciste falta, te prometo que nunca me vuelvo a ir sola de vacaciones. Para todo estaremos juntas ok?
- Si Lena, para todo; yo también te extrañe muchísimo, muchísimo.
Dijo Yulia abrazando a Lena pero con una mirada de arrepentimiento, porque sabía que le estaba mintiendo de alguna manera, y lo único en lo que pensaba Yulia era que Lena jamás se enterara de lo que había pasado entre ella y Katia.
- ¿Por qué pones esa carita Niña? ¿Qué no te da gusto verme? – preguntó Lena a Yulia.
- Claro que me da gusto, lo que pasa es que me sorprendió tu visita y pues ya sabes que soy algo melancólica.
- Pues váyanse a festejar el regreso de Lena, hoy no tenemos mucho trabajo, así que pueden ir a descansar o lo que quieran, mañana nos veremos por aquí.
- Vamonos entonces Yulia! Tengo tantas que contarte, sobre todo lo que hice, además te traje muchos regalitos de allá, la ciudad es tan hermosa, no sabes como hubiera querido que estuvieras conmigo. Es más, el próximo año nos vamos sólo tú y yo ¿Qué te parece?
- ¿mande? Disculpa, estaba pensando en otra cosa, no te puse atención. – le respondió Yulia a Lena.
- ¿Pues en que mundo estas Yulia? O más bien ¿En qué o en quien piensas?
- No, no pienso en nadie, sólo estaba recordando los días que no estuviste conmigo.
- Si, me imagino, estuviste todos estos días sola, y claro con Victoria. – dijo Lena pensando obviamente, en lo que diría Yulia acerca de Katia, Lena todavía estaba con esa duda de cuando Katia contestó el celular de Yulia; por eso había regresado antes de lo planeado, porque Lena sabia que esa tenia que regresar para saber lo que estaba pasando entre Yulia y la niñera.
- Si, estuve con Victoria y con Katia. – respondió Yulia tratando de que todo se viera como algo normal.
- Ahh, ahora le dices Katia, antes le decías “la niñera”. Veo que en este tiempo agarraste mucha confianza con ella ¿verdad? – preguntó Lena tratado de que Yulia le dijera lo que había pasado esa noche con Katia.
- Pues… ya lleva tantos días con nosotras, además quiere mucho a Victoria y pues… me sirvió de compañía en el tiempo que tu te fuiste, dejándome sola. – le dijo Yulia a Lena, como tratando de justificarse.
- Si, claro, Katia… y por cierto, ¿esta en la casa con Victoria? – preguntó Lena.
- No, Victoria esta con mi mamá. Katia… se fue; lo que pasa es que se sentía un poco enferma estos últimos días y le di permiso para que se fuera a recuperar, ni modo de que se quedara cuidando en ese estado a Victoria. – le respondió Yulia a Lena sumamente nerviosa.
- Bueno, pues entonces Vamonos a cenar para festejar mi regreso, y después vemos que hacemos ¿te parece? – dijo Lena.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:51

- Si, me parece perfecto. – respondió Yulia, tratando de tranquilizarse, puesto que estaba muy nerviosa con los cuestionamientos de Lena. Y pensó: “Lena está muy sospechosa, me está preguntando cosas como si supiera lo que paso con Katia, pero eso no puede ser; si acaba de llegar no hay forma de que se haya enterado de lo que pasó. Bueno ya, no debo estar nerviosa por eso, si no Lena me va a estar preguntando más cosas y no voy a resistir, tengo que actuar de manera normal y tocar lo menos posible el tema de Katia y Victoria”.
Lena llevó a cenar a Yulia al restaurante donde siempre festejaban algo, uno de los restaurantes más lujosos de Moscú. Lena le platicaba y le platicaba todo lo que había hecho allá con su familia y después con sus amigas. Mientras tanto Yulia sólo recordaba lo que había vivido esa noche con Katia, recordaba lo bien que se había sentido estar con otra mujer, recordaba la piel suave y tersa de Katia, recordaba la forma tan diferente en que Katia le había hecho el amor. Pero también recordaba la ternura y la delicadeza con que Lena le hacía el amor; formas tan diferentes de amar, lo único que le quedaba muy claro a Yulia es que la forma en la que hacia el amor con Lena era con amor y en cambio lo que hizo con Katia sólo había sido en realidad por la pasión que se había desbordado entre ellas dos.
Después de cenar se fueron a la casa, enseguida Lena hizo que subieran al cuarto; Lena deseaba tanto estar de nuevo con Yulia, en cambio Yulia al entrar a la habitación volvió a recordar lo que había pasado en esa cama.
- Enséñame lo que me trajiste de Paris Lena; ya quiero ver mis regalitos. –dijo Yulia con tal de perder tiempo y no hacer lo que Lena ya tenia pensado hacer, el amor, por supuesto.
- Después, ahora quiero hacer una sola cosa, tenerte. –dijo Lena agarrando a Yulia por la cintura. Empezó a besarla tan fuerte y tan apasionadamente, empezó a tocarla como sólo ella sabía tocar a Yulia.
Yulia no quería eso, cada caricia de Lena le recordaba a Katia, se sentía muy por lo que había pasado, pero no hacia nada por impedirlo, no quería hacer nada que enfadara a Lena y mucho más que haría sospechar lo que había pasado en esa cama. Yulia sentía como las manos de Lena recorrían todo su cuerpo y la hacía sentir el amor de Lena. Lena mientras tanto empezó a quitarle la ropa abulia desesperadamente, casi rompiendo la blusa que traía Yulia; cuando Lena tocó los senos de Yulia sintió como si fuera la primera vez que se los tocaba, le besaba el cuello, el suave cuello de Yulia, los pechos hermosos de Yulia, Lena extrañaba todo eso, sin embargo, Lena tampoco podía sacarse de la cabeza esa llamada tan extraña y tan dudosa que tuvo con Katia. Yulia quiso hacer lo posible por olvidar a Katia y empezó también a tocar tiernamente a Lena, mientras acariciaba la suave piel del rostro de Lena, la besaba tan tiernamente, tratando de amarla, tratando de olvidar ese encuentro.
En ese momento Lena llevo a la regadera a Yulia, abrió la llave caliente y se metieron desnudas a la ducha; Lena hizo lo que alguna vez había imaginado Yulia en la regadera, la volteó de espaldas hacia ella, y empezó a tocarle los pechos a Yulia, mientras el agua mojaba el perfecto cuerpo de ella, Yulia se acordó de lo que había imaginado en la ducha con Lena y quiso olvidar por fin completamente a Katia. Lena empezó a bajar lentamente la mano por en medio de los pechos de Yulia llegando al ombligo y después… un poco más abajo… Lena extrañaba los gemidos de su mujer, mientras Yulia empezó a imaginarse algo inaudito, empezó a imaginar que la que la tocaba no era Lena, sino Katia. Lena besaba el cuello de Yulia mientras tocaba el punto exacto donde explotaba de pasión… nuevamente, entre el ruido del agua al caer, se oían los gemidos de Yulia; a Lena le gustaba tanto ver el cuerpo mojado de Yulia, le excitaba tanto que llegó el momento en el cual las dos empezaron a gemir de tanta pasión que desbordaban, pero Yulia sólo pensaba en alguien, pensaba y recordaba los gemidos de Katia. En ese instante, Yulia se volteó para empezar a besar a Lena, e igualmente empezó a tocar los pechos de Lena, los grandes y perfectos pechos de Lena; cuando abrió los ojos, y vio a Lena, tuvo una sensación muy extraña, claro, la que estaba amando no era Katia, sino Lena. Los cuerpos de ambas estaban mojados, los cuerpos de ambas estaban ardiendo, cada centímetro de su piel pedía a gritos una caricia erótica. En ese momento, Lena empezó a besar los pechos de Yulia, mientras ella hacía su cabeza hacia arriba, le encantaba tanto sentir los labios de Lena en sus senos que no podía resistir el gritar de placer, Lena empezó a bajar más y más hasta llegar al ombligo, pasaba todos sus labios sobre la cintura de Yulia y por debajo de su ombligo, hasta que empezó a besar ese “punto exacto donde cada una explota al amar”
- Ha, ha, Ahh, Ahh. – gemía Yulia mientras veía hacia abajo los ojos de Lena mirándola mientras le hacia… el oral que tanto le gustaba a Yulia. Después Yulia empezó a hacerle lo mismo a Lena, primero empezó por besarle el cuello a Lena junto con la caída del agua, después empezó a bajar su boca por los senos de Lena y por en medio de ellos, llegando a al ombligo de Lena, Yulia empezó a hacerle lo mismo, a tocar ese punto exacto con sus labios y lengua. Cuando Yulia termino y se paró para besar a Lena, ella le dijo:
- Yulia… Te amo, Te amo, Te amo; no sabes cuanto deseaba estar contigo de nuevo, estar con mi mujer de nuevo. Tenerte entre mis brazos y no saber nada del mundo; besarte y sentir que el tiempo se detiene; Tocarte y tocar una estrella al mismo tiempo.
- Yo también te extrañé mucho Lena, y te necesite mucho todo este tiempo. – dijo Yulia acariciándole el rostro a Lena.
- Vamos a la cama…
- ¡No! A la cama no, mejor… muéstrame todo lo que compraste. –insito Yulia.
- ¿Por qué estas tan empeñada en ver lo que traje Yulia? Vengo muy cansada de todas las horas de viaje y quiero ir a dormir. –dijo Lena.
- Bueno, ahorita te alcanzo. –le respondió Yulia.
Cuando salió de la ducha Lena, Yulia se quedó bañándose y dándose de topes en la pared pensando:
- Soy una tonta ¿Por qué mientras estaba amando a Lena, pensaba en Katia? Tengo que olvidarme de ella por completo, tengo que olvidar lo que pasó esa noche. Ojala que Katia se aleje de mi por completo, si regresa y Lena se entera, lo perderé todo, perderé todo el amor que me queda de Lena, y no quiero que pase eso.
Después de que termino de bañarse, Yulia bajó un momento a la cocina. Mientras Lena se quedó a costada en la cama viendo la televisión y pensó:
- Hoy sentí tan diferente a Yulia mientras estábamos amándonos, ¿Acaso estaría pensando en esa estúpida de Katia? Yo se que Yulia me ama, pero no sé las intenciones que tuvo Katia mientras yo no estaba, le voy a preguntar a Yulia que hizo antes de que yo le hablara en la mañana.
En ese momento sonó el celular que estaba en la bolsa de Yulia, por fortuna la bolsa estaba abajo, en la sala, y Yulia corrió rápido a contestar:
Y: Hallo?
La que había hablado al celular era Katia,
K: Hola Yulia, ¿sabes quien habla?
Y: ¿Por qué me llamas al celular? No te puedo atender en estos momentos, Lena está en la casa y no quiero que sospeche nada ¿me entiendes?
K: Pero Yulia, tenemos que hablar sobre lo que pasó, quiero saber que va a pasar de ahora en adelante; Te amo Yulia, no puedo dejar de pensar en ti,
Y: Katia, escucha, lo que hicimos aquella noche no significa nada para mi, debes olvidar todo lo que pasó, debes olvidarte de mi porque yo no voy a dejar a Lena por nadie, y como te dije, mucho menos por ti. Perdóname si me porto fría y sin compasión por ti, pero la verdad es que me siento muy por lo que hice, no es nada contra ti, sino que yo ya tengo mi vida hecha con Lena y no quiero perderla, por favor entiéndeme Katia.
K: No, no te entiendo, y no acepto tu negativa. Te vas a arrepentir de lo que me has hecho Yulia, Lena se va a enterar de todo esto, porque no es justo para mi lo que me hiciste.
Y: ¿Qué? Oye, te recuerdo que tú te metiste a mi cama como una .:., en todo caso, tú te vas a ver mal si le dices algo a Lena.
-¿Con quien hablas Yulia? –le pregunto Lena a Yulia mientras bajaba las escaleras.
- Con… ¡Ay! Se cortó la llamada; este… estaba hablando con Henry.
- Yulia, dime la verdad; ¿Qué paso con Katia antes de que yo llegara?
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:51

- Lena… ¿de que hablas?
- Sabes bien a lo que me refiero Yulia, aquel día que estuviste con ella en la noche, te llame al celular al siguiente día y me contesto Katia, ¿sabes que me dijo? Que pasaron la noche juntas.
En ese momento volvió a sonar el celular de Yulia, Lena se lo arrebato de la mano.
L: ¿Quién habla?
De nuevo había llamado Katia, pero cuando oyó la voz de Lena, colgó.
L: ¡Bueno! ¡Bueno! ¿Quién habla?

- ¿ya vez? Yo creo que es Henry y no puede comunicarse. .- dijo Yulia nerviosisima.
- ¡No Yulia! – Gritó Lena. - ¡No era Henry! Era Katia! Y en este momento me vas a explicar lo que paso esa noche.
- Lena… - dijo Yulia llenándosele los ojos de lágrimas. – Lena… ¡Perdóname! ¡Por favor perdóname! – gritó Yulia arrodillándosele a Lena.
- Yulia. ¿Por qué lo hiciste? ¿Qué paso? Dime. Dijo Lena llorando.
- No sé, No sé, llegue de un antro, había tomado mucho y te juro que no lo hice sobria, estaba borracha, bueno la verdad es que no tanto, pero te extrañaba tanto Lena!! Estaba tan triste, ya estaba cansada de saciarme yo sola. No me estoy justificando, pero no sé tal vez fue un momento en el que no aguante y Katia se metió al cuarto a ayudarme y en eso empezó a quitarme la ropa y…
- Calla Yulia, no quiero saber nada más, no quiero saber nada más.
Dijo Lena llorando como nunca lo había hecho en su vida; sintió como si le hubieran clavado una daga en el corazón, sintió tanto dolor en ese momento que no podía reclamarle, ni enojarse con su niña, con Yulia.
- Lena, amor mío, por favor perdóname, te juro que estoy arrepentida, te juro que no quiero volver a saber nada más de esa tipa, ya le he dicho que no me busque, le dije que a la que amaba era a ti. Y que no te iba a dejar ni por ella ni por nadie, perdóname por favor Lena, perdóname! Decía Yulia mientras estaba arrodillada a los pies de Lena, pero Lena ya no quería decir nada, no podía decir nada, sabía que en parte era su culpa, porque no le había dado todo lo que Yulia quiso, pero aún así Lena se sentía tan lastimada, sentía que ya habían ocupado su lugar, y ese lugar lo ocupaba Katia, la niñera.
- Lena, Lena, por favor dime algo, dime que me perdonas, dime que vas a olvidar lo que te hice, Lena, amor mío, ¡dime algo!, ¿porqué te quedas callada? ¿Lena? - preguntaba Yulia a Lena, desesperadamente por que Lena simplemente no decía nada. En ese momento Lena se subió al cuarto sin decir ni una sola palabra.
-¿Lena? ¿A dónde vas? ¿Lena? Por favor dime que me perdonas ¡Lena!
Gritó Yulia siguiendo hincada y llorando.
- ¿Qué hice Dios mío? He perdido todo, he perdido el amor de Lena y no se que hacer para recuperarlo.
Yulia tuvo miedo de subir a buscar a Lena al cuarto, Yulia sabía que no tenia caso seguir ahí, en esa casa, sabiendo que le fue infiel al amor de su vida.
En ese momento salió corriendo de la casa de Lena y fue a buscar a Katia. Cuando Lena vio por la ventana que Yulia salía de la casa pensó: ¿Por qué Yulia? ¿Por qué me lastimaste tanto haciendo eso? No sé que vaya a pasar ahora, no lo sé, pero lo único de lo que si estoy segura es que Te amo Yulia, por sobre todas las cosas te amo.
Cuando Yulia llegó a la casa de Katia toco y tocó como loca el timbre.
- ¡Ábreme Katia! ¡Soy yo! Yulia. – Cuando Katia oyó la puerta y se asomó, se puso contenta; pero cuando abrió la puerta Yulia le soltó una cachetada.
- ¡Eres una estúpida! Por tu culpa Lena me va a dejar, ¡Sólo llegaste a nuestras vidas para destruirlas! Y eso jamás te lo voy a perdonar, ¿me oíste? Amo Lena, métetelo en tu cabecita hueca, la amo y no quiero que te acerques a nuestras vidas ¡Nunca! Ni quiero que te le acerques a mi hija por nada del mundo. Me has destruido mi vida al lado de Lena, ¿y sabes una cosa? No disfrute la noche contigo, que pena me da que solo estando borracha te hice caso, y que te hayas portado como una piruja conmigo.
- Oye, oye, oye, bájale a tus insultos ok? En primera yo nunca me acosté contigo sin tu haberlo permitido, y en todo caso ¡tú eres igual que yo Yulia! Y a mi casa no vas avenir a pegarme ¿entendiste? – dijo Katia muy enojada y gritándole a Yulia.
- Yo voy a venir a gritarte y a pegarte las veces que yo quiera, recuerda que tú aquí no eres nadie, ¿sabes quién soy yo? Soy Yulia Volkova, una cantante exitosa, que tiene todo un futuro con Lena, su pareja, y tú no vas a venir a arruinarme la vida, y si yo quiero te puedo hundir para toda la vida, te puedo destruir y no vas a poder hacer nada por impedirlo. –dijo Yulia agarrando a Katia del brazo y apretándola.
- Pues sabes que? No te tengo miedo, haz lo que quieras y que bueno que Lena te va a dejar, que bueno porque eres una basura que no vale nada, y no importa lo que hagas, NO TE TENGO MIEDO. – reiteró Katia.
- Pues lo vas a tener, así que cuídate porque en una de esas va a oír de mí. – dijo Yulia e inmediatamente se fue de la casa de Katia.
Yulia utilizó contactos para que sacaran a Katia fuera del país, porque Katia era de Ucrania, y se había ido a Rusia para poder conseguir trabajo; pero gracias a Yulia deportaron a Katia 3 semanas después de que había sucedido todo eso. Yulia tenía tres semanas de no ver a Lena después de eso, pensaba que si buscaba a Lena, ella la iba a rechazar como antes, y que jamás la iba a perdonar por lo que hizo.
Mientras tanto Lena no salió de su casa, estaba tan triste, tan deprimida, sentía como si Yulia ya no la amaba como antes, Lena pensó que Yulia jamás iba a regresar a la casa.
- ¿Bueno? – sonó el teléfono en la casa de Lena.
- ¿Lena? Habla Yulia.
L: Yulia! Pensé que jamás me ibas a volver a hablar
Y: no te hable este tiempo por todo lo que había pasado, supuse que jamás me ibas a perdonar por lo que te hice y pues obviamente que jamás me querías volver a ver.
L: lo sé. Sé que pensaste todo eso de mí, y que sentiste que jamás te iba a perdonar; pero… no sabes cuanto te he necesitado durante todas estas semanas, no sabes cuanto te he extrañado y te he necesitado a mi lado, Yulia, por favor vuelve, te lo suplico, por favor vuelve.
Y: No Lena, perdóname otra vez, pero esta vez no regresare a tu casa, creo que no merezco vivir contigo, creo que todo lo que ha pasado entre nosotras jamás va a volver a ser igual. No tiene caso que me ames cuando yo te he sido infiel, no merezco tu amor Lena, perdóname, pero no lo merezco. - En ese momento Yulia le colgó a Lena.
L: ¿Yulia? Espera, no me cuelgues, Yulia, mi amor.
Cuando Lena se dio cuenta de que Yulia le había colgado y de que además la había rechazado a pesar de lo que le había hecho no lo podía creer.
- Me colgó, Yulia me colgó; ya no me quiere… seguramente se quedó con Katia, si es eso, se quedó con Katia. Me dejó por ella; claro seguramente ella le daba cosas mejores que yo, seguramente ella le va a dar el tiempo que Yulia necesita para amar a alguien.
En ese momento Lena salió corriendo de su casa, salió a su coche y arrancó. Lena no sabía para que rumbo manejar, lo único que pensaba era en Yulia, pero a la vez alejarse de ella porque Lena pensaba que Yulia estaba ahora enamorada de Katia. Mientras tanto Yulia estaba sola en casa de su cama con Victoria y pensaba mientras la arrullaba:
- Perdóname Lena, perdóname por ser tan cruel contigo, pero ya no quiero lastimarte más, no quiero que cada vez que me veas recuerdes lo que te hice con Katia; ahora lo único que nos va a unir va a ser el trabajo, y sólo para eso nos veremos y tan sólo me quedas tú Victoria, tan sólo tú, mi bebe hermosa.

- Yulia, Yulia, no puedo vivir sin ti, ¡No puedo! – gritaba Lena mientras manejaba a alta velocidad por una de las autopistas de Moscú, y escuchaba uno de los más grandes éxitos que habían tenido ella en la radio, All The Things She Said; - Tanto éxito que tuvimos cuando nos amamos, ahora en cada presentación, nada va a ser lo mismo, nada. - lo que Lena había decidido era irse lejos donde nadie la encontrara, se sentía tan mal, tan sola, tan triste, sentía que sin Yulia la vida ya no tenía sentido, pero Lena amaba tanto a Yulia que lo único que quería es que fuera feliz lejos de ella y al lado de Katia.
En ese momento Lena le estaba marcando al celular a Yulia mientras manejaba:
Y: Halo?
L: Yulia, mi amor
Y: Lena, escucha lo que te dije hace rato es verdad, por favor no insistas…
L: no, no voy a insistir, sólo te llamo para despedirme de ti, a lo mejor es una tontería pero me voy a alejar de ti, y únicamente nos veremos en cada presentación o cuando la disquera lo requiera.
Y: pero Lena, ¿A dónde vas a ir? Recuerda que en más de un mes tenemos un concierto en México…
L: no importa a donde vaya, te prometo que días antes del concierto regresaré, no te preocupes, no dejaré que pierdas dinero.
Y: Pero Lena, dime a donde vas, por favor, tan sólo dime porque te vas.
L: me iré lejos de ti, así tú puedes hacer tu vida al alado de Katia, yo no me voy a interponer. Adiós Yulia.
Y: … Pero Lena, espera, yo no tengo nada que ver con… ¿Lena?
- Dios, mío, no, Lena piensa que estoy con Katia, tengo que aclararle todo. – Dijo Yulia en cuanto Lena le colgó, le marcó más de 5 veces al celular de Lena, pero ya era tarde, Lena ya había apagado el celular e iba en camino hacia su nueva vida lejos de Yulia.

- ¿Henry? Que bueno que me contestas. – Yulia le había marcado a Henry para avisarle lo que estaba sucediendo.
H: ¿Qué pasa Yulia? ¿Por qué me hablas con tanta urgencia?
Y: Henry, Lena se fue de la ciudad o del país no sé, pero se ha ido Henry.
H: ¿Qué dices? No, no, no, es una broma verdad Yulia? Como puede haberse ido Lena? A que hora fue eso?
Y: hace apenas cinco minutos me acaba de hablar para decirme que se va a ir a otro lugar, pero me dijo que según ella iba a estar antes del concierto en México, mira Henry, eso es lo que menos me importa, lo único que quiero es saber donde está. Lena piensa que estoy con Katia pero tú sabes que eso no es cierto, sabes que esa estúpida ni siquiera está en el país; Henry necesito que me ayudes a encontrar a Lena y a decirle todo lo que pasó con Katia.
H: ok Yulia no te preocupes, cálmate, voy a investigar si Yulia ha salido del país, si hay un vuelo registrado o si esta hospedada en algún hotel, no te apures que yo me encargo de todo.
Y: Henry, haz lo posible por localizarla, por favor. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   18/12/2008, 23:52

- Lena, no otra vez no, otra vez no quiero sufrir tu ausencia, Lena, ¡Regresa! Me amada Lena, regresa. – decía Yulia mientras lloraba cargando a Victoria. Afortunadamente en ese momento llegó la mama de Yulia y Yulia le encargó por un momento a Victoria.
- Mamá, Lena se ha ido del país, necesito ir a buscarla junto con Henry; Mamá, no quiero perder a Lena, no otra vez.
En ese momento Yulia salió rápidamente en su auto a la disquera para encontrarse con Henry.
- ¿supiste algo? – preguntó a Yulia a Henry en cuanto llegó a la disquera.
- No Yulia, no hay indicios de que Lena saliera del país en avión, y ya me localizaron en todos los hoteles de Moscú y en las ciudades aledañas y no la hemos localizado, pero no te preocupes que la encontraremos. – dijo Henry apoyando su mano en el hombro de Yulia.
- Henry, ¿en dónde estará Lena? ¿A dónde se abr ido? No la quiero perder de nuevo, esta vez no. – dijo Yulia con los ojos llenos de lágrimas.
- Gracias, que bueno que me recibiste en tu casa Lenin, aquí nadie me podrá encontrar, nadie. – dijo Lena al entrar a la casa de un amigo que tenía en
- Pero… ¿Qué ya no vas a seguir con tu carrera ni con Yulia? – preguntó Lenin, el amigo de Lena.
- si, si voy a seguir con el grupo y todo, lo único es que tuve un problema muy grande con Yulia, y he decidido alejarme de ella hasta que sea la nueva presentación, porque vamos a tener un concierto en México, un país de América. – dijo Lena mientras sacaba todas sus cosas de la maleta.
- ¿la sigues amando verdad Lenita? – preguntó Lenin.
- La amo con toda mi alma Lenin, pero a veces parece que el destino está empeñado en separarnos. Ni una palabra de que estoy aquí Lenin; te pagaré lo que sea por tu silencio…
- No, no, ¿Cómo crees que te voy a cobrar? Si para eso estamos los amigos. Bueno Lena te dejo, porque tengo una cena con unos amigos, estás en tu casa. – dijo Lenin mientras salía de su casa.
- ¡Gracias! – le respondió Lena.
- Ahora, sólo me queda estar sola, recordando los besos de Yulia, recordando sus manos, recordando su cuerpo, recordar eso ojos.
Lena sólo tenia en mente una imagen, el rostro hermoso de Yulia.
Como Lena ya se sentía un poco cansada se preparó algo rápido para cenar y se fue a la cama.
- Aquí jamás me encontrara nadie, es más, creo que nadie me esta buscando. Eso es bueno. Pero te extraño tanto Yulia, te extraño tanto. – pensaba Lena, y en ese momento se quedó dormida. Mientras estaba dormida empezó a soñar algo…
- Tengo que encontrar a Lena.- decía Yulia mientras manejaba a toda velocidad en la carretera de
- ¿Haló, Henry? ¿Qué crees? Por fin investigue donde esta Lena, y en este momento voy para allá. – decía Yulia emocionada mientras hablaba con Henry en el celular.
- Yulia, ¿pero en donde estás? – preguntó Henry.
- Estoy en la carretera hacia
- ¿Qué? ¡No Yulia! Regrésate en próximo retorno que veas! -le gritó Henry por el celular a Yulia mientras ella manejaba con una sola mano.
- ¿Pero por qué Henry? ¿Qué pasa? – preguntó Yulia extrañada por la actitud de Henry.
- Yulia, ¡Regrésate en este mismo momento! ¡Esa carretera es muy peligrosa! – dijo Henry insistiendo.
- Jajaja, ¿Cómo que peligrosa? Que tonterías dices Henry… ¡Dios! ¡¡¡¡Ahhhhhh!!!!!! – en ese instante el auto de Yulia había chocado contra un camión que venía en sentido contrario. Por las condiciones en las que Yulia había chocado, y por la forma en que el auto había quedado de lado; el cuerpo de Yulia estaba destrozado de la cintura para abajo; Yulia había muerto.




- ¡¡¡¡Yulia!!!!! – gritó Lena.
- ¿Qué pasa Lena? ¿Qué tienes, que soñaste? – preguntó Lenin entrando inmediatamente al cuarto de Lena.
Afortunadamente había sido sólo un sueño que tuvo Lena.
- No tengo nada, esta bien, sólo tuve una pesadilla con Yulia. No te preocupes, sólo fue eso.
Después de eso Lenin salió de la habitación y le dijo a Lena que descansara; cuando Lena se acostó de nuevo, viendo hacia la foto que había puesto de Yulia sobre el buró, pesó:
- Me moriría si le pasara algo a Yulia, me moriría con ella.

Pasó más de un mes y jamás pudieron localizar a Lena.
- Ya pasó más de un mes Henry, y no hemos sabido nada de Lena, ya falta poco para el concierto. ¿Sabes algo? Esa es mi única esperanza, que vuelva antes del concierto para verla, para ver a mi amada Lena.
- Pues esperemos que llegue a más tardar mañana, sino la disquera nos corta el cuello Yulia. Y tú, Lena y yo nos quedamos sin trabajo.- dijo Henry a Yulia muy preocupado.
- Vas a ver que llega hoy, esperemos que llegue hoy, esperemos. –dijo Yulia mientras se tocaba el cuello.

Al otro día, Yulia llegó más temprano de lo normal a la disquera, tenía esperanzas de ver a Lena.
-Henry, ¿no ha llegado o ha hablado Lena aún? – preguntó Yulia.
- No, y si no llega hoy, olvídate del concierto. – dijo Henry muy molesto.
- Buenos Días. – en ese momento había llegado Lena, saludando muy seriamente.
- ¡¡¡Lena!!!, que bueno que llegaste, pero… ¿en donde estabas? Te buscamos como locos Henry y yo, no sabes que angustia teníamos de que no llegaras; ya te queríamos ver. – dijo Yulia emocionada por la llegada de Lena, pero por el contrario, Lena no estaba tan feliz, por dentro estaba tan emocionada como Yulia al verla, pero tenía que disimular su indiferencia.
- Pues… ya estoy aquí, ¿que hay que hacer? Henry. – dijo Lena quitándose de encima los brazos de Yulia.
- Este… pues déjame avisar que ya estas aquí, y ahorita les digo que es lo que tienen que hacer las dos. – dijo Henry, extrañado por la actitud de Lena.
- ¿Qué te sucede Lena? ¿Qué no te da gusto verme? Te extrañe mucho, no sabes la travesía que hicimos Henry y yo al buscarte. –le dijo Yulia a Lena, emocionada.
- Mira Yulia, si me aleje, fue por algo, me aleje de ti, para que hicieras tu vida junto a Katia, que por cierto, ¿No debería estar a tu lado? – preguntó Lena igual de seria que como llegó.
- Lena, no estoy con Katia, por si no lo supiste, hice que la deportaran del país, era de Ucrania y afortunadamente no tenía sus papeles en regla e hice que la sacaran del país para que me dejara en paz. – dijo Yulia.
- ¿Hiciste que la deportaran? Eso no lo sabía. Pero eso no cambia nada entre nosotras.
- Ya chicas, ya hable con los jefes, y pues a ensayarle, que es lo que no hemos hecho ¿verdad Lena? – dijo Henry interrumpiendo a Yulia y Lena.
- Pues vamos, al fin que Lena tiene muchas ganas de ensayar, ¿verdad Lena? –dijo molesta.
Mientras estaban ensayando, Yulia no dejaba de mirar a Lena, pero a la vez se sentía tan triste, porque ella tenía muchas ganas de ver a Lena, y no podía creer que Lena estuviera tan indiferente a pesar de saber lo que paso con Katia.
En ese momento llegó de ensayar la rutina de la canción de Gomenasai y Yulia aprovechó para cantarle a Lena.
Lena sabía lo que estaba haciendo Yulia, pero lo que pensaba Lena era que si volvían ellas dos, alguna otra cosa las iba a separar, o las iba a lastimar, y Lena se resistía a hacerle caso a Yulia.
Durante tres días estuvieron yendo a la disquera a ensayar, y a ver la agenda para ponerse de acuerdo como iban a manejar todas las presentaciones de t.A.T.u. en México.
Yulia estaba tan molesta por la indiferencia de Lena, que no podía dirigirle la palabra. Llegó el momento de partir hacia México.
Mientras iban en el avión, Yulia se sentó lo más lejos posible de Lena, se sentó con Henry.
- No se que le pasa a Lena, ya le explique todo sobre Katia, y aún así no me hace caso, parece que ahora si Henry, todo entre Lena y yo se ha acabado. – dijo Yulia muy triste.
Mientras tanto, Lena estaba mirando por la ventana del avión y pensaba:
- Como quisiera estar con Yulia en estos momentos, a pesar de que estamos tan cerca, a la vez estamos tan lejos, pero no puedo ceder a vivir un destino que siempre nos a separar.
Habían llegado por la noche a la ciudad de México, era jueves y las dos sólo querían descansar del largo viaje que habían tenido.
Lena había decidido que las pusieran en diferentes habitaciones. Eso le molestó mucho a Yulia, pero al fin de cuentas lo aceptó.
- Que mala onda de Lena, ¿porque decidió ahora estar en habitaciones diferentes? – preguntó Troy a Yulia.
- No sé, tu sabes que desde que regresó de no sé donde, está así. Hasta tu te diste cuenta de que en los ensayos ni siquiera me volteaba a ver, sólo se limitaba a cantar y ya. – dijo Yulia enojada y a la vez triste.
Había llegado el viernes, durante el día Lena se fue a almorzar con unos amigos que formaban parte del grupo que las acompañan, mientras Yulia se quedó en su habitación del hotel sola.
- Lena, ahora si, definitivamente Lena ya no me ama, no sé que vaya a suceder en este concierto. Pero no va a ser igual, creo que ni siquiera va a voltearme a ver.

Después de almorzar se dirigieron rápidamente al Hotel Lena y los demás y se prepararon para ir al Palacio de Los Deportes donde se presentarían ellas. Donde se presentaría… t.A.T.u.
-¿Sabes algo Henry? Esta vez no tengo muchas ganas de cantar, me siento triste, creo que ya no va a ser lo mismo el grupo y mucho menos con Yulia. – dijo Lena mientras la estaban maquillando en el camerino.
- Lena, dime una cosa; ¿sigues amando a Yulia?
- Con toda mi alma Henry, pero es imposible estar con ella ahora, creo que ya me esta odiando. – dijo Lena con cara de decepción.
- Ja, si como no, la estoy odiando, ella es la que me odia. – pensó Yulia mientras oía a escondidas lo que Henry y Lena hablaban.
- ¡Diez minutos para salir al escenario! – anunció el coordinador del concierto.
-Ya es hora, ya es hora de salir a hacer el show que hemos dado, es hora de actuar. – dijo Yulia tristemente.

Durante el concierto, la relación entre Yulia y Lena se había vuelto menos alejada, las dos aprovecharon su actuación para poder dedicarse todas las canciones que se podía para demostrarse su amor.
Pero al finalizar, todo siguió igual de serio entre ellas.
Cuando llegaron al hotel después de haber ido a cenar todos y finalizado el concierto, Lena se fue rápidamente a su habitación, Yulia ya no aguantaba tanto desprecio por parte de Lena y se armo de valor y entro a la habitación de Lena.
-¡Yulia! ¿Qué haces aquí? ¿Te puedo ayudar en algo? – le preguntó Lena a Yulia en cuanto la vio entrar al cuarto.
- si, me puedes ayudar en muchas cosas. Empezando por explicarme tu comportamiento y tu indiferencia hacia mi. – dijo Yulia sentándose en una de los sillones tan lujosos de la Suite.
- No sé de que me hablas Yulia, creo que está muy claro el porque de mi “indiferencia” como tú dices. Las dos nos hemos lastimado mucho y las dos hemos sufrido por cosas que nos hemos hecho; por eso he decidido alejarme de ti, porque es más que obvio que el destino nunca nos va a dejar estar juntas. – le dijo Lena, explicándole el porqué de su actitud.
- Pues no acepto eso Lena, sabes que Te amo con toda mi alma, ¿Por qué te cierras a ser feliz? ¿Por qué no nos damos esa oportunidad? Nuevamente esa oportunidad de amarnos.
- Yulia, Te amo. Pero… no estoy dispuesta a permitir que nos vuelva a suceder lo mismo cada que tengamos un pequeño problema y entonces se haga grande. –dijo Lena.
- shh, calla, no hables. –dijo Yulia, y en ese momento empezó a besar a Lena, la empezó a besar como hace mucho no lo hacía, Lena no pudo resistir los besos de Yulia, los había deseado desde hace tanto, y las dos no pudieron resistir ese amor que se tenían aún, las dos se empezaron a tocar, a besar, a amar. Empezaron a amarse como nunca, como si hubieran pasado décadas sin verse, sin amarse.
Besarse en el cuello, besarse el cuerpo, besarse los pechos era algo que no podían dejar de hacer, mirarse a lo ojos mientras de amaban.
Yulia y Lena habían pasado la noche juntas como desde hace mucho no lo hacían.
Había llegado el momento de irse a Guadalajara, las dos al verse por la mañana para irse rápidamente al aeropuerto, se sonrieron, a pesar de que habían pasado la noche juntas no habían dejado nada claro sobre su relación.
Durante el vuelo hacia Guadalajara, Yulia y Lena se sentaron esta vez juntas, pero no sabían que hacer, se sentían como niñas chiquitas que habían hecho algo malo, cada vez que se veían les daba pena y se sonrojaban.
Mientas las estaban maquillando, Yulia y Lena sólo se veían, no decían nada, sólo se veían y se reían, Yulia se sentía tan feliz y estaba segura de que ahora si, todos sus problemas habían terminado.
-¡5 minutos niñas! Wow, las dos se ven hermosas, y muy felices. Por cierto los fans están emocionados por verlas, así que esta vez den todo lo que puedan en el escenario. Ok?
-Yulia, quiero decirte que Te amo y que he decido una cosa…
-Yo también te amo Lena, dime, ¿qué es lo que haz decidido?
-¡Chicas, chicas! Ya ya, salgan. – entró Henry, interrumpiéndolas y jalándolas del brazo para que ya salieran al escenario en la Arena.

Esta vez Yulia y Lena estaban felices, cantando con todos los fans, y emocionadas del tan grande éxito que estaban teniendo, mientras cantaban la canción, en el coro, Lena le dijo a Yulia:
- Yulia, te quiero decir que he decidido pasar el resto de mi vida contigo, quiero compartir todo contigo, y ya no quiero alejarme de ti.
-Lena, ¡Te amo con toda mi alma!
-¡Yo también te amo Yulia!
Yulia y Lena, habían decidido estar toda la vida juntas sin importar lo que había sucedido, esta vez, era para siempre; y terminaron diciéndose todo eso, con un beso de amor…
FIN
Volver arriba Ir abajo
qlau
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 25
Localización : En la lunaaaa :)
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 18/01/2009

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   17/4/2009, 15:54

Que historia tan... preciosa
Volver arriba Ir abajo
flakayulia
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 30
Localización : D.F.
Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2011

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   28/2/2011, 01:08

Busque mi Nick en Google y la primera pagina que aparece es esta, Muchas Gracias x publicar mi fan fic hace AÑOS literal que no lo leia...De verdad Gracias!
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   7/4/2011, 18:47

me enkanto super historia no me kanso de leerla...
las adoro
Volver arriba Ir abajo
Mely_m
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Somewhere Maybe Nowhere
Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 29/07/2011

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   3/8/2011, 15:41

buenisimaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Mitsuka
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : santiago_chile :D
Cantidad de envíos : 359
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   12/5/2012, 12:28

hermoso!
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/havetobebroken
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Only For You Por flakayulia [completo]   

Volver arriba Ir abajo
 
Only For You Por flakayulia [completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» AYUDA CHICAS NECESITO KIT COMPLETO PARA UÑAS DE GEL
» Desmontar salpicadero completo.(Desmontaje finalizado)
» COMPRO ESCAPE COMPLETO/ PARCIAL DE 1.8 16V 130 CV DEL 2000
» 7 Dias 7 noches seguridad privada programa completo
» despiece completo de fiat coupe 2.0 16v turbo plus del 96

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics 18+ :: 18+ :: T.A.T.U-
Cambiar a: