Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Destinos...anonimo [completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:15

“DESTINOS”



Capítulo I: “Una estrella fugaz”

Sábado a mediodía. “Una hora más, una hora menos”, pensaba Yulia con cierto desánimo mientras arrastraba las botas por la nieve. No parecía una buena hora para andar paseando y no exactamente por el alto nivel delincuencial que pudiera existir en una zona residencial a esas horas... sino más bien porque a esas horas las calles estaban desiertas, todos en algún lado de la gran Moscú o se preparaban para almorzar o ya lo estaban haciendo. Andar sola a esas horas, el mirar las calles, era un tanto deprimente, era como que significase que estabas sola, o que querías estarlo.
Yulia seguía caminando, cualquiera que la viera podría pensar que estaba perdida o que no tenía ningún rumbo en particular, pero no, ella intentaba llegar a su casa.
Recientemente estrenada pelinegra, se acababa de teñir el cabello de un negro azabache impresionante, que resaltaba perfectamente sus preciosos ojos azul cielo. Yulia no era vanidosa o narcisista, no lo hizo por simple moda o por algún otro motivo tonto o superficial; lo hizo porque siempre había pensado que las personas debían expresar en un cien por ciento como se sentían o que pensaban. En eso estaba incluido el cuerpo y por extensión su cabello. No era que detestara el color dorado, herencia familiar, que antes mostraba, pero para ella tanto las rubias como las pelirrojas lucían demasiado angelicales, y bueno, lo que menos se sentía ella era angelical. Era un tanto de la idea de que era más misteriosa, conflictiva, “un desastre”, como ella solía pensar, finalmente se dijo ese sábado por la mañana mirándose al espejo, como si hablara con su cabellera: “Bien, hoy demostrarás la esencia de mi alma” y fue y se lo tiñó de negro. Era raro verla así, tan pesimista y negativa, ella, que antes era tan jovial, divertida, rebelde, pero alegre. Sus padres se habían preocupado por su cambio de actitud, más que nada su madre, que era la que más convivía con ella. Había intentado por muchos medios acercarse a su hija e intentar que le diga que era lo que la hacía sentirse tan desdichada. Ése era justamente el problema: a veces, por no decir siempre, Yulia no sabía qué andaba mal con ella. Entre tantas charlas que tuvieron o que Larissa trató de entablar con su hija se había enterado de que ella tenía novia... La reacción fue de comprensión. Larissa era consciente de que ni ella ni Óleg habían sido los mejores padres del mundo y que por lo tanto le debían a su hija el brindarle comprensión. Al padre le había tomado más, mucho más tiempo y esfuerzo aceptarlo, pero finalmente la idea de perder a su única hija terminó por vencerlo y aceptó a su hija en esa faceta de su personalidad. A Yulia le había complacido gratamente las reacciones de sus padres, no se las esperaba. Pero el problema no residía exactamente en sus padres, no era que les tuviera rencor o algo por el estilo. Era ella. Simplemente ella.
Después de tanto caminar por un buen rato y haber despejado un poco su nebulosa mente gracias al impávido viento que le daba en el rostro, producto del invierno ruso, Yulia llegó a su casa.
Sacó las llaves y abrió la puerta.

- Mamá ya llegué.- sonrió un poco. Se dio cuenta de que a pesar de haberse vuelto un ser indiferente y esquivo aún no había dejado de lado la costumbre “cursi”, como ella la denominaba, de avisar con esa trillada frase que ya no andaba rondando por las calles como un lobo moribundo.
- Yulia, hija...- Larissa dio alcance a su hija que ya se aprestaba a subir a su habitación.
- ¿Sí?
- Veo algo diferente en ti... ¿será el maquillaje?

Yulia sonrió, su mamá siempre había tenido esa chispa jocosa y un tanto sarcástica que por instantes lograba hacerla sonreír.

- Creo que más bien es mi cabello.
- Oh, veo que tienes razón. ¿Puedo saber el motivo del cambio?
- Quise hacerlo, podía hacerlo, así que lo hice.
- Siempre tú tan específica y directa.
-¿Y papá?
- Salió a comprar algunas cosas, pero supongo que regresará en unos minutos, te llamaré para que bajes a almorzar cuando él llegué.
-Está bien mamá, voy a estar arriba. - Y subió.

Su mamá la observó alejarse. A veces se sentía tan inútil por no poder hacer sentir mejor a su hija, pero también sabía que ése era un asunto de Yulia. Siempre había sido tan independiente y autosuficiente. No le gustaba ser la víctima, no le gustaba que la ayudasen, eso sólo servía para incrementar ese sentimiento de vacío, soledad e inutilidad que llevaba en el pecho la ahora pelinegra. Su madre lo sabía, lo sabía muy bien, pero Yulia había puesto de por medio un gran escudo construido por sus decepciones y miedos y alimentado por sus tristezas y debilidades. Su madre lo sabía. Había intentado acercarse a ella, pero Yulia le había dejado en claro con actitudes y hechos que eso era algo que sólo ella debía solucionar, después de todo así era la vida. Su madre lo sabía.
Yulia subió, pero no precisamente a su habitación, sino que se fue hasta la azotea, al tejado. Esa era una de sus actividades favoritas. Subir al tejado, sentarse en él y mirar la ciudad, el horizonte, el cielo y cualquier cosa que pudiera calmar su ansiedad por que todo se componga de una buena vez.
Se entretuvo un par de minutos mirando el nublado cielo, predijo que dentro de un par de horas nevaría, sonrió otra vez, sabía que no era necesario ser una experta en metereología para predecir que nevaría en Moscú siendo invierno, y sin embargo allí estaba ella prediciendo el comportamiento del clima. Se recostó y miró el cielo, le gustaban los días nublados, eran más calmados y sentía como si la madre naturaleza se solidarizara con su causa. Cerró los ojos. Pensó, pensó en sus tres anteriores y fallidas relaciones; dos muchachos y una preciosa mujer que simplemente no habían hecho “aparecer el zinc” en su organismo al verlos. El primero: capricho, se lo propuso y lo logró, ¿el resultado? dos semanas de pavonearse con el chico más apuesto de la escuela y bueno, nada más, oh, claro, el inicio de ese sentimiento de vacuidad que ahora la ahogaba. El segundo: aburrimiento, el chico no estaba mal y Yulia sintió que debía cambiar su rutinaria y monótona vida, ¿el resultado? su casi muerte por el hastío de la cursilería del susodicho, se dio cuenta que no lo soportaba y sólo duraron una semana y tres días; claro además estaba el incremento del vacío. La tercera: sí le gustaba y mucho. Cuando la vio le dio igual, luego de conocerla le cayó bien y bueno, una cosa llevó a otra, no recordaba con precisión cuándo o cómo se habían convertido en más que amigas, pero ya no importaba. Tuvieron dos meses buenos, pero Yulia no sentía lo que se supone debía sentir una mujer enamorada. Se dio cuenta que en vez de una novia, sólo tenía una buena amiga. ¿El resultado? su firme resolución de encontrar algo que no la hiciera sentirse tan vacía. Encontró una parte del remedio: la música. Estaba estudiando en la escuela estatal de Moscú y para ser sinceros eso había mejorado un poco su condición. Pero se dio cuenta de que no sólo era algo, faltaba alguien. Yulia nunca había sido de las muchachas soñadoras que se pasaban horas imaginando su alma gemela, ni muchos menos, pero aunque sonara contrario a ella, aceptó que realmente el amor podría hacer maravillas con ella. Sin embargo ese alguien aún no llegaba. Tenía 19 años y no era que tuviera prisa, pero por instantes sentía unas ganas irreprimibles de que la abrazasen y le dijeran cosas lindas, sentía ganas de poder amar, de darse cuenta de que era capaz de amar. No era por egoísmo, no era porque quería ver si esa era la solución, era porque su alma exigía compañía, era porque sentía que hace muchísimo tiempo había perdido algo, algo muy valioso y ahora quería recuperarlo. Era porque su alma pedía a gritos la parte que le faltaba. A pesar de querer negarlo Yulia se dio cuenta de que en el fondo era una romántica empedernida. Se quedó dormida, allí, en la azotea, sin que nadie la observase. Soñó, tuvo un sueño muy raro: se vio en medio de la calle, había gente caminando por todos lados, todos ocupados, indiferentes, sin notar su presencia. De entre toda la multitud que pugnaba por hacerse espacio y seguir transitando, vio una silueta que estaba tan quieta como ella y que la miraba de frente, sin embargo el ir y venir de las personas le impedían ver con total claridad a quien también la observaba. Se acercó, se acercó lo más pudo y cuando estaba a unos pasos de ella toda la gente desapareció. Sentía una calma, una paz, una alegría al estar cerca de aquella extraña. Ella también se acercó y Yulia se tiró en sus brazos, sollozando de felicidad por haber encontrado lo que al parecer estaba buscando. Se aferró al cuerpo de su alucinación y sintió que era correspondida. Cerró los ojos. Sabía que era un sueño, pero la sensación era demasiado agradable como para dejarla ir. De pronto se escuchó a sí misma susurrándole a la bella muchacha: “Al fin te encontré...”. La otra chica se separó lentamente de ella y enfocó su mirada en los azules ojos de la pelinegra. Una mirada límpida, sincera, llena de tanto amor, que Yulia sintió se perdía dentro de esos bellos ojos gris esmeralda. Finalmente, lo deseado: el beso. La muchacha se había acercado buscando los labios de Yulia y ella no se había resistido a entregárselos. Un sobresalto. Yulia despertó, su madre la llamaba a almorzar, Óleg ya había llegado. Después de responder al llamado de su progenitora, Yulia se quedó pensando en esa fantasía, en esos ojos, en cuánto le gustaría encontrar a esa muchacha en otro lugar que no fueran sus sueños. Suspiró, sabía que no había sido más que una visión. Y a pesar de que lo sabía perfectamente, no podía quitar esa sonrisilla estúpida de su rostro.
El almuerzo pasó sin sobresaltos y sin ningún inconveniente en particular. Yulia había comido en silencio, sólo pensaba en el extraño sueño que había tenido y bueno, aún mantenía aquella cómplice sonrisa. Sus padres la miraban a ella y luego se miraban entre ellos, como preguntándose que había podido pasarle a su hija para que pareciese estar tan contenta. Yulia tenía la mirada fija en algún punto y sólo pensaba. A pesar de todo lucía un tanto radiante...

Finalmente llegó la noche, con ella, algo muy raro. Si bien a mediodía habían coposas nubes cubriendo el cielo, ahora estaba completamente despejado.
Eran aproximadamente las ocho de la noche, tal vez más, tal vez menos. La estrenada y callada pelinegra estaba recostada en su cama, con nada mejor que hacer que fijar su vista en el interesante techo de su habitación. A veces le costaba mucho trabajo encontrar algo con qué entretenerse, esa noche no había sido la excepción. Ironías de la vida, antes era tan adicta a la televisión que a veces le resultaba imposible a su madre separarla de la caja boba. Sin embargo hace un tiempo que Yulia había dejado de ser esa chiquilla explosiva y sonriente, con eso había dejado muy atrás su afición por las ondas televisivas. No era muy recurrente a pensar una y otra vez en lo mismo, sin embargo, no podía quitarse de la cabeza el sueño que había tenido. Era algo confuso. ¿Por qué le importaba tanto? ¿Por qué no podía quitarse esas imágenes de su mente? ¿Quién era ella? Esa muchacha... esos ojos... ese beso... Yulia parpadeó rápidamente, volviendo casi completamente a la realidad.
Si hay algo que Yulia siempre había sido era incrédula, sólo creía en algo cuando lo veía. Tal vez por ello descartó que fuese algún tipo de mensaje o señal celestial, algo como una premonición. Suspiró y cerró los ojos. El insomnio era su inseparable compañero desde que ella cambió. Sabía que esa noche no iba a ser la excepción.
Se puso de pie y se dirigió a su ventana. Le sorprendió un poco el ver el cielo estrellado en pleno invierno boreal, pero le agradó bastante la sorpresa. Había luna llena y podía vislumbrar aquellos luceros que tanto la enamoraban. De pronto la vio: una estrella fugaz. Sonrió. Recordó que sus compañeros de la primaria tenían diferentes hipótesis al respecto. Una vez escuchó que una niña decía que se trataba de ángeles, cada vez que vieras una estrella fugaz, se trataba de un ángel que bajaba a la tierra a cuidar de alguien... “Tal vez sólo deba pedir un deseo” - pensó Yulia. “Y apegarme a las costumbres tradicionales” - vocalizó, finalizando la observación que hacía del cielo. Se alejó de la ventana y se tumbó en su mullida cama, tal vez no era tan mala idea tratar de dormir. Tal vez.

En otra parte de la ciudad, un poco al sur, en una vieja y abandonada estación de trenes, una muchacha sentada en uno de los ya no utilizados bancos de espera, acababa de ver la misma estrella fugaz. Se preguntaba cuántas personas habrían pedido un deseo. Sonrió. Le gustaba la inocencia del ser humano, era como decía ella: “ejemplar”. Vestida de negro completamente, a excepción de la fina camisa blanca que llevaba encima y que era cubierta por su inseparable gabardina negra. Estaba completamente sola, era su lugar favorito, era feliz con sólo sentarse y mirar el paisaje. No sentía frío, hambre, tristeza, soledad. En realidad no sentía nada que no fuese algo de regocijo por ayudar a quien debía.
Se puso de pie y empezó a caminar, se alejaba poco a poco de la vieja estación. Pasearía hasta la mañana siguiente, jamás dormía, jamás sentía. Tenía un nuevo encargo que realizar, ya iban cinco, éste era el sexto, al día siguiente le darían más detalles, debía esperar instrucciones de quien ella consideraba su superior inmediato: Kryzstoff. A la mañana siguiente tenía que encontrarse con él en el mismo de lugar de siempre. Suspiró, en el fondo se preguntaba quién sería esta vez...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:16

Capítulo II: “Ella es...”

Eran las cinco de la mañana y el reloj seguía andando. Yulia había dormido un par de horas, pero como siempre su alarma natural interna no la había dejado dormido más que eso. Estaba ya dos horas observando la oscuridad de su habitación. No lograba entretenerse. Encendió la televisión, lo hacía sólo para recrear la vista, no estaba tan aburrida, pero el aparato ya no la aliviaba como antes.
La madrugada estaba fría, podía sentirlo; veía de vez en cuando hacia fuera por su ventana y perdía su mirada allí. Se preguntó si la muchacha de su sueño existiría en algún lugar del mundo, en ese tiempo, en esa vida. Suspiró. Pensó que empezaba a obsesionarse con el tema, con la idea de encontrarla. Encontrarla. Sería lo mejor. Lo haría algún día.
Las agujas del reloj continuaban su curso inconmovibles. La televisión estaba apagada hace unos minutos y Yulia yacía echada en su cama de costado, alternando su vista entre el reloj que estaba en su mesita de noche y el paisaje que divisaba más allá de su ventana.
Finalmente dieron las seis. La pelinegra pensaba que esas horas eran más aceptables para hacer más ruido, para comenzar su actividad diaria sin molestar o despertar a sus padres. Se quedó pensativa nuevamente, recapacitó y se dio cuenta que era domingo, el día más aburrido de la semana.
Pero algo la sorprendería y cambiaría la monotonía de ese día que estaba por iniciar. Unos leves golpecillos en la puerta de su habitación la hicieron reanimarse, sentándose en su cama, mientras preguntaba quién era.

- ¿Puedo entrar hija?
- Claro mamá.

Larissa se adentró en la pieza de su hija, la cual aún estaba oscura. Yulia tenía el ceño un poco fruncido, preguntándose qué llevaba a su mamá a visitarla a esas horas de la mañana.

- ¿Sucede algo?
- Sí, pero no es nada importante.
- Dime.
- Más bien quiero que me hagas un favor.
- ¿No me voy a condenar por ello, no?
- No, es más, creo que es todo lo contrario.
- Ve al grano por favor.
- Quiero que me acompañes a misa de siete.

Yulia estaba tratando de asimilar las palabras que acababa de pronunciar la mujer que tenía enfrente. Si había escuchado bien, su madre la acababa de invitar a misa, si no, simplemente estaba soñando.

- A ver, a ver.- dijo poniéndose de pie.
- ¿Quieres que yo, Yulia Volkova Olegovna, según tú la mujer más atea y menos creyente del mundo, te acompañe a misa?- interrogó con un gran toque irónico.
- Yo jamás he dicho que seas atea y...
- Pero lo piensas.
- A veces...
- ¿Entonces?
- Primero: creo que estás siendo un poco exagerada, créeme, no te vas a quemar si pisas la capilla. Segundo: conociéndote, debes estar despierta hace más de dos horas y sería bueno que salieras y te distrajeras y tercero: tu padre estás con un molesto resfriado, eso ya lo sabías y bueno, ahora ha empeorado.
- Es decir, que soy tu acompañante de repuesto...
- ¿Ahora te vas a hacer la ofendida?
- No, sólo bromeaba. Está bien, pero que quede claro que sólo voy por acompañarte.
- No te preocupes, en ningún momento cruzó por mi mente la idea de que te estabas volviendo una ferviente devota de Dios. Tranquila.- dijo riendo la madre de Yulia mientras salía de la habitación.
- Muy graciosa.- susurró la pelinegra.

Treinta minutos después ambas mujeres se encontraban camino a la capilla que Larissa solía frecuentar. El silencio fue el invitado más destacado. Era costumbre de Yulia no hablar, su madre ya se había adecuado, ya no le molestaba y por instantes podías asegurar que ya no le importaba. La pelinegra tenía la vista y la mente absortas en observar el paisaje, las casas, la gente que salía de las mismas y la fina pelusilla que se desprendía del cielo.

- Siempre te gustó la nieve...- susurró Larissa.
- Debe ser algo patológico.
- No, sólo es algo lógico. Lógico en ti.

Nuevamente el silencio. Yulia sabía que su madre la conocía mejor de lo que hubiera querido reconocer, pero bueno, era su madre.
Llegaron sin mayores contratiempos o retrasos a la capilla. Al comienzo Yulia quería quedarse en el auto, pero pensó que tal vez sería más “divertido” observar a las personas en misa, ver sus rostros, descubrir el verdadero fervor, la hipocresía, el temor de algunos porque piensan que han hecho algo que los va a condenar... era como ver un enorme cuadro, una enorme fotografía, poder descifrar tantos sentimientos en un solo lugar. A Yulia le gustaba observar. Su madre se asombró ante la resolución de Yulia de ingresar a la capilla y oír misa, pero en el fondo pensó que tal vez su pequeña necesitaba un poco de desahogo espiritual. Tal vez.
Las bancas de la capilla ya estaban ocupadas, excepto por un lugar en una de las últimas. Yulia le dijo a su madre que fuera y la ocupara, que ella se quedaría de pie al costado de la puerta. Y así fue.

En el centro mismo de la Plaza Roja se encontraba Elena, observando como algunas palomas aventureras salían de sus nidos para estirar y acicalar sus plumas. Le encantaba la pasividad de aquellos pequeños emplumados, la tranquilidad en la que vivían, la dedicación a sus crías. Le encantaba observar a los seres vivos, cualquiera fuera la especie. Se fijo en el reloj del Kremlin, pensó que ya debía ser hora de partir para llegar al lugar de su encuentro con Kryzstoff. Suspiró y cerró los ojos.
Yulia miraba atentamente la decoración interior de la capilla, todas las imágenes inspiraban tanta piedad, que sintió una enorme pena por sí misma.
Algo en su corazón, algo irracional, inconsciente, tan ajeno a ella, la llevó a elevar una plegaria, una charla interna que sintió era hora de entablar con el Creador. Cerró los ojos y juntó sus delicados y frágiles puños.
Elena se encontraba en las afueras de la capilla, avanzó hasta divisar a Kryzstoff, quien al verla sonrió complacido por la puntualidad de su dirigida. La pelirroja se acercó a él, también con una amplia sonrisa.

- Elena, ¿cómo has estado?
- Bien, como siempre.
- Bueno, esta vez, creo que no te va a gustar mucho el trabajo.
- ¿Por qué lo dices?
- Porque es una persona joven.
- ¿Que tan joven?
- Digamos que tendrías su edad.
- Vaya...
- Sí, pero no pongas esa cara, ya sabes que las cosas pasan por algo.
- Supongo, pero aún así, no dejo de pensar en las cosas que...
- ¿Qué sucede?
- ¿Es él o ella?
- Es una muchacha.
- Bueno, en ese caso, no dejo de pensar en las cosas que ella podría hacer o conseguir si siguiera en este mundo.
- Sabes que allá le va a ir mejor.- dijo el hombre señalando el cielo.
- Tienes razón, pero...
- A lo mejor y hasta la vuelven tu compañera.
- Sí claro.- Elena sonrió.

“Mi compañera”, pensó la pelirroja. Ella no necesitaba una compañera, no se sentía sola o necesitada de compañía, pero por algún motivo la idea de que hubiera alguien con ella le agradó hasta cierto punto. “Una compañera”, seguía pensando Elena.

- Ven, te mostraré quién es.- dijo Kryzstoff haciendo un ademán para que lo siguiera.

Yulia por su parte acababa de comenzar su oración: “Sé que probablemente pensaste que jamás iba a hablar contigo, y no te culpo por ello. Sé que soy alguien que no merece tratar de llamar tu atención y debes estar planeando desde ya mandarme con el de los cuernos, pero hay algo que tengo que decirte primero. No me siento con la capacidad suficiente para encontrar mi norte, necesito una pequeña ayuda para eso. Te prometo que jamás te volveré a pedir algo, sólo...”- Yulia suspiró, se le hacía un poco difícil expresar lo que sentía, aun si era una conversación interna con alguien a quien no conocía y que no estaría frente a ella para juzgarla o mostrarle un gesto de reprobación- “ sólo necesito una señal, mi vida es un desastre, lo sabes, si va a cambiar o mejorar en algo, por favor, dame una señal...”- dijo Yulia mientras cerraba con fuerza los puños y luchaba para que unas desobedientes lágrimas no brotaran de sus ahora cerrados párpados.
Lo hizo con fervor, con fe, con unas enormes ganas de que pasara en realidad, el envío de una señal...
Yulia abrió los ojos. Suspiró nuevamente. Enfocó su vista en un punto en el piso visible sólo en su mente. De repente, algo la hizo girar hacia la derecha.

- ¿Ya la ubicaste Kryzs?- preguntaba Elena una vez en el interior de la capilla.
- Sí.- dijo el superior de Elena deteniendo su rumbo.
- Bueno, ¿dónde está?
- A tu izquierda, la morena delgada de ojos claros.

Al mismo momento en que Elena giraba a la izquierda, Yulia hacia lo propio hacia la derecha. Sus miradas se encontraron. Kryzstoff observaba atento la escena.
Yulia vio en Elena la señal que pedía hace unos momentos y no podía dejar de verla, se llenó de una paz interna y una felicidad que hace muchísimo tiempo no sentía. Elena por su parte experimentó una confusión de sentimientos y verdades. Ahora ya lo sabía: se sentía sola. Ver a Yulia le hizo pensar que sí quería una compañera, es más, quería que fuera ella, Yulia, pero eso ya no estaba en sus manos. Era extraño como alguien que siempre estaba segura de lo que sentía podía darse cuenta en cuestión de segundos que todo en lo que creía no era verdad, que no se sentía bien. El simple hecho de ver a Yulia despojó a Elena de ese fino y por instantes placentero vendaje que cubría sus ojos: la mentira. Sí, sin dudas se sentía sola. Pero más extraño era el hecho de que había reflexionado sólo con ver a la pelinegra.
Yulia sostenía la mirada en los ojos de Elena, quien empezó a sonrojarse y asustarse por la insistencia de la morena. Elena se dio media vuelta y salió de la capilla. Kryzstoff la siguió. Yulia perdió de vista a la pelirroja y no le gustó mucho que eso sucediera. También salió a buscarla, pero cuando lo hizo no encontró rastro alguno de la hermosa muchacha.
Yulia se preguntaba como una persona podía desaparecer tan rápido. Miraba hacia todos lados y ya no la veía.

- Esos ojos...- decía en voz baja. - He visto esos ojos antes, pero ¿dónde...?

Yulia escudriñaba en sus pensamientos tratando de recordar de dónde podía conocer a la pelirroja fantasmal. “Maldita memoria”- refunfuñó. Miró al cielo y dijo sonriendo: Gracias...

- Así que ella es...- decía Elena más a sí misma que a Kryzstoff.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:16

CAPÍTULO III: “CLARO DE LUNA”


DESPUÉS DE MUCHO TIEMPO ERA EL RELOJ EL QUE DESPERTABA A YULIA Y NO YULIA LA QUE DESPERTABA AL RELOJ. ERA LAS SIETE Y TREINTA MÁS O MENOS. YULIA HABÍA DORMIDO DOS HORAS MÁS QUE LAS ACOSTUMBRADAS, ESO ERA BUENO. RECORDÓ QUE ERA LUNES, ASÍ QUE TENÍA CLASES.
LA MÚSICA SIEMPRE HABÍA RESULTADO CONFORTABLE Y RELAJANTE PARA YULIA, POR ELLO DECIDIÓ TOMARLA COMO PARTE DE SU VIDA, COMO SU PROFESIÓN.
DESPUÉS DE TOMAR LA DUCHA DE RIGOR, VESTIRSE Y SALIR CON UN DESGANO QUE POCO A POCO SE DESVANECÍA EN ELLA, YULIA BAJÓ A LA COCINA A TOMAR DESAYUNO.
LA INGESTA DE ALIMENTOS FUE RÁPIDA, SILENCIOSA Y SOLITARIA. YULIA HABÍA COMIDO SOLA. SU PADRE SE MARCHABA TEMPRANO DEL CALOR DEL HOGAR PARA DIRIGIRSE A TRABAJAR Y LA MADRE DE YULIA AÚN DORMÍA. A LA MORENA NUNCA LE GUSTÓ DESPERTAR A SU MADRE, SABÍA QUE NO ERA ALGO AGRADABLE INTERRUMPIR EL SUEÑO AJENO Y MUCHO MENOS SI ERA PARA QUE LE SIRVIERA EL DESAYUNO.
UN POCO DE CEREAL Y UN BUEN Y REFRESCANTE JUGO. SÍ, YULIA SIEMPRE PENSÓ QUE NO HABÍA NADA MEJOR QUE EL DESAYUNO. LAVÓ RÁPIDAMENTE LOS TRASTOS, TOMÓ SU MOCHILA, SUS LLAVES Y SALIÓ DE CASA.
EL CIELO SE ENCONTRABA NUEVAMENTE ENOJADO, PUES SE REHUSABA A PERMITIRLE AL SOL EXPONER SUS DORADOS RAYOS, LAS NUBES REINABAN Y OBSERVABAN IMPASIBLES A LOS MOSCOVITAS CAMINAR, ENTRE ELLAS A LA FRÁGIL E IMPASIBLE YULIA.
CAMINANDO Y CAMINANDO, ASÍ ESTABA YULIA. NINGÚN PENSAMIENTO EN PARTICULAR EN SU POR AHORA TRANQUILA MENTE, BUENO, NO ES QUE NO TUVIERA NINGÚN PENSAMIENTO, ERA MÁS BIEN UNA MARAÑA Y ENREDO DE MUCHOS, DE TODO TIPO, PERO LO QUE MÁS PREVALECÍA ERAN SUS OJOS, ESOS OJOS, LOS OJOS DE AQUELLA MUCHACHA DE LA CAPILLA.
NUNCA HABÍA SIDO CREYENTE O SUPERSTICIOSA, PERO, HABÍA SIDO UNA INCREÍBLE Y CERTERA COINCIDENCIA. ELLA PIDIÓ UNA SEÑAL Y ELLA APARECIÓ, A VECES TENER FE, ERA SIMPLEMENTE TENER FE Y MUY A PESAR DE SU PESIMISMO Y TODAS LAS IDEAS EN CONTRA DE LO NORMAL, MANTUVO ALGO DE FE MUY EN EL FONDO DE SU INMUTABLE CORAZÓN.
PERO AHORA, TODO EN LO QUE PODÍA PENSAR ERA EN LA SEÑAL QUE ESA MUCHACHA REPRESENTABA, EN SUS OJOS Y EN CUÁNDO PODRÍA VOLVER A VERLA. SIGUIÓ PENSANDO, AÚN NO RECORDABA DÓNDE LA HABÍA VISTO ANTES.
LLEGÓ CON UNA EXPRESIÓN INDIFERENTE, PERO UN TANTO PENSATIVA. LAS CLASES PASARON NORMALES, SIN NINGÚN SOBRESALTO QUE PUDIERA ALEGRARLA UN POCO O PREOCUPARLA, BUENO, TAL VEZ SÍ. EN EL RECESO SE ENTRETUVO PENSANDO EN SUS CALIFICACIONES, SU PONDERADO NO ERA MEJOR QUE EL ANTERIOR, HABÍA DISMINUIDO CONSIDERABLEMENTE. ESTO, MÁS QUE PREOCUPARLA, LA DEPRIMIÓ UN POCO.
ERAN LAS TRES DE LA TARDE Y YULIA ESTABA EN CLASES. PRESTABA ATENCIÓN, O AL MENOS LO INTENTABA, ESAS GRISES ESMERALDAS QUE HABÍA VISTO NO LA DEJABAN EN PAZ, ERA COMO SI ELLA QUISIERA DECIR ALGO, COMO SI SU ALMA QUISIERA CONECTARSE CON LA DE ELLA, ELLA, ¿QUIÉN SERÍA ELLA...?
SIN EMBARGO, ELLA, LA ESTABA OBSERVANDO. ELENA ESTABA APOYADA EN EL MARCO DE LA PUERTA DEL SALÓN DE CLASES. LE ENCANTABA OBSERVAR, VEÍA COSAS INTERESANTES, SENTÍA COSAS INTERESANTES. ALGUNOS TENÍAN HAMBRE, OTROS TENÍAN SUEÑO, OTRAS ESTABAN DESESPERADAS POR QUE LA CLASE ACABASE PARA REUNIRSE CON SUS GALANES, OTRAS, COMO YULIA, TENÍAN LA MENTE PUESTA EN ASUNTOS COMPLETAMENTE DISÍMILES DE LOS QUE COMPRENDÍA LA CLASE.
ELENA OBSERVABA, LA OBSERVABA, ESTUDIABA CADA PEQUEÑO E INTRASCENDENTE MOVIMIENTO QUE YULIA HACÍA, LA VEÍA PARPADEAR, VEÍA CÓMO SE ARREGLABA EL CABELLO, CÓMO BAJABA LA MIRADA PARA SEGUIR PENSANDO EN ESO QUE AUNQUE NO SE NOTASE, LA MANTENÍA REALMENTE OCUPADA.
EL TIEMPO QUE ELLA TENÍA EN SU “TRABAJO”, ERA MUY CORTO EN COMPARACIÓN CON EL DE SUS “COLEGAS”, SIN EMBARGO, HASTA AHORA Y CONTANDO A YULIA, YA ERAN SEIS CASOS. LOS DEMÁS ERAN PERSONAS DE EDAD, LA CUAL FLUCTUABA ENTRE LOS 40 Y 60 AÑOS. JAMÁS HABÍA TENIDO QUE OCUPARSE DE ALGUIEN TAN JOVEN, PROBABLEMENTE MÁS QUE ELLA CUANDO...
TENÍA POCOS RECUERDOS DE SU VIDA PASADA, MEJOR DICHO, NO TENÍA NINGUNO, SÓLO SABÍA CÓMO PASÓ Y QUE AHORA ERA UNO DE ELLOS. NO SABÍA MÁS.
SENTÍA UN POCO DE NOSTALGIA POR DISFRUTAR LA VIDA QUE LOS DEMÁS NO APRECIABAN, SENTÍA TRISTEZA AL SABER QUE YULIA TAMPOCO PODRÍA SEGUIR DISFRUTÁNDOLA...
SE DIO MEDIA VUELTA Y SALIÓ DEL AULA. ÚLTIMAMENTE ESE TIPO DE PENSAMIENTOS LA SEGUÍAN. NO ERA QUE NO ESTUVIERA CONTENTA CON LO QUE HACÍA, CUIDABA A LAS PERSONAS, PERO SENTÍA QUE ESA AYUDA AL PRÓJIMO, NO LA LLENABA COMO HUBIESE ESPERADO. SENTÍA QUE LE FALTABA ALGO, ALGO QUE NO PUDO ENCONTRAR CUANDO ESTABA VIVA, PERO QUE SIN LO CUAL POCO A POCO LANGUIDECÍA. VER A YULIA PROVOCÓ TODA ESA MAREA DE PENSAMIENTOS Y EMOCIONES, ELENA TRATABA DE ASIMILAR POR QUÉ.
SE DETUVO EN UN PARQUE, CERCANO A LA UBICACIÓN DE YULIA, SE SENTÓ EN UNA BANCA Y ESPERÓ A QUE LA MORENA TERMINARA CLASES. KRYZSTOFF SE APARECIÓ Y LE PIDIÓ UN “INFORME” DE LO QUE SUCEDÍA.

- ¿CUÁNDO SERÁ?
- ¿DISCULPA?- PREGUNTÓ EL HOMBRE.
- ¿CUÁNDO PASARÁ?
- ¿TE REFIERES A ELLA?
- SÍ.
- NO LO SÉ, SÓLO ÉL LO SABE, PUEDEN SER DÍAS, SEMANAS O MESES.
- ENTONCES, TAMPOCO SABES CÓMO.
- SERÁ UN ACCIDENTE, NO ESTÁ ENFERMA.
- IGUAL QUE A MÍ.
- LO TUYO TUVO MOTIVOS, ERA TU DESTINO.
- SÍ, ME CONVIRTIERON...- DIJO CON TONO CÍNICO, PERO INFINITAMENTE NOSTÁLGICO.
- TAMBIÉN ES SU DESTINO.
- PERO, ES TAN JOVEN, QUIÉN SABE CUÁNTAS COSAS BUENAS PODRÍA HACER...
- O CUÁNTAS MALAS.
- TAL VEZ, PERO HE SENTIDO SU ESENCIA, ELLA ES BUENA.
- ASÍ ES LA VIDA, ELENA, NI TÚ NI YO PODEMOS HACER MÁS DE LO NOS HAN ENCOMENDADO.
- YA LO SÉ.
- ¿A QUÉ VIENEN TODOS ESOS PENSAMIENTOS?
- NO LO SÉ, DESDE QUE LA VI PIENSO MUCHO EN MÍ, EN LO QUE ME PASÓ, EN ELLA, EN LO QUE LE PASARÁ.
- ME ESTÁN LLAMANDO, DEBO IRME.
- NOS VEREMOS LUEGO KRYZS.

EL HOMBRE SE ESFUMÓ Y ELENA SIGUIÓ OBSERVANDO Y OBSERVANDO.

YULIA TOMÓ SUS COSAS Y SALIÓ DEL AULA, EL FRÍO VIENTO INVERNAL INVADIÓ SU PIEL Y GOLPEÓ SU ROSTRO. SE ACOMODÓ SU ABRIGO Y SUJETÓ CON MÁS FUERZA LA MOCHILA QUE LLEVABA EN EL HOMBRO DERECHO. SEGUÍA TRATANDO DE RECORDAR ESOS HERMOSOS OJOS, DE DÓNDE, DE DÓNDE...
ELENA LA OBSERVÓ, VIO COMO SE ALEJABA Y SONRIÓ, ERA HERMOSA, REALMENTE HERMOSA. SUSPIRÓ, HABÍA SENTIDO ALGO CÁLIDO, MUY CÁLIDO Y ARRULLADOR EN SU CORAZÓN. YULIA POSEÍA ALGO QUE LA HECHIZABA, AUNQUE ELLA NO SE DABA CUENTA, PENSÓ QUE ERA SIMPLE SIMPATÍA, PERO, NO, NO ERA SÓLO ESO...
LA TARDE PASÓ ENTRE OSCILACIONES DEL TIEMPO, A VECES MÁS RÁPIDO, A VECES, MÁS LENTO. ELENA ESTABA SENTADA EN LA ACERA DEL FRENTE, FRENTE A LA CASA DE YULIA. OBSERVABA LA RESIDENCIA, SABÍA QUE YULIA ESTABA ADENTRO, ASÍ QUE NO HABÍA NINGÚN PROBLEMA.
HABÍA COMENZADO A NEVAR, YULIA ESTABA TIRADA EN SU CAMA DESDE QUE HABÍA SUBIDO A SU HABITACIÓN. A VECES LE SUCEDÍA, SINTIÓ UNAS ENORMES GANAS, UNOS IRREPRIMIBLES DESEOS DE TOCAR EL PIANO, SENTÍA QUE ESAS HERMOSAS NOTAS MUSICALES, ARRANCADAS DE LAS CUERDAS CON SUS DEDOS, PODÍAN LIBERARLA EN CIERTO ASPECTO, SENTÍA COMO SI FUERAN UNA BRISA FRESCA PARA SU ALMA, TAL VEZ SE SENTIRÍA MENOS CONFUNDIDA Y RECORDARÍA DÓNDE HABÍA VISTO ESOS PRECIOSOS OJOS ANTES.
SU MADRE ESTABA EN CASA, ASÍ QUE DECIDIÓ IR A LA ESCUELA, ALLÍ HABÍA UN PIANO QUE TENÍA UNA CONEXIÓN ESPECIAL CON ELLA, ERA SU MUDO CONFIDENTE Y SU FRÍO CONSUELO.
SALIÓ DE SU CASA, ERAN APROXIMADAMENTE LAS NUEVE DE LA NOCHE, MINUTOS MÁS, MINUTOS MENOS. ELENA LA OBSERVÓ, SE PREGUNTÓ ADÓNDE IRÍA A ESAS HORAS Y CON ESE FRÍO.
YULIA NO LA VIO, ELENA LA SIGUIÓ. EMPEZÓ A COMPRENDER CUANDO LA VIO ENTRAR A LA ESCUELA ESTATAL. SUBIERON AL TERCER PISO, ALLÍ ESTABA EL SALÓN DE MÚSICA, ALLÍ ESTABA EL PIANO QUE YULIA BUSCABA, TODO ESTABA A OSCURAS, COMPLETAMENTE OSCURO, SÓLO SE FILTRABA UN POCO DE LUZ ARTIFICIAL PROVENIENTE DE LOS POSTES DE AFUERA, QUE SE COLABAN A TRAVÉS DEL ENORME VENTANAL QUE ESTABA A UNOS TRES METROS DEL PIANO. EL VIEJO CONSERJE ERA AMIGO DE YULIA, LA QUERÍA COMO A UNA HIJA Y SABÍA QUE CUANDO IBA A ESAS HORAS, ERA PORQUE TENÍA ESA NECESIDAD DE TOCAR EL PIANO. LA LLAMABA “PEQUEÑA FANTASMA”, INCLUSIVE UNA LEYENDA CORRÍA, LOS VECINOS ESCUCHABAN DE VEZ EN CUANDO EL TOCAR DE UN PIANO, SABÍAN QUE ERA ESE PIANO, A VECES LO ESCUCHABAN EN LA MADRUGADA, A VECES EN LA NOCHE, CORRIERON EL RUMOR DE QUE ERA UN MELANCÓLICO FANTASMA QUE APROVECHABA LA SOLEDAD DE LA NOCHE PARA MANIFESTARSE. YULIA SONRIÓ AL ESCUCHAR LA HISTORIA, AHORA ERA UN FANTASMA.
LLEGÓ AL SALÓN Y SE DESPLAZÓ SIN MAYOR PROBLEMA, CONOCÍA EL CAMINO DE MEMORIA, NO TROPEZÓ CON NADA. SE QUITÓ EL ABRIGO Y SE SENTÓ FRENTE A AQUEL INSTRUMENTO QUE POR AHORA ERA LO ÚNICO QUE PODÍA AQUIETAR SU INTRANQUILO ESPÍRITU. SE ACOMODÓ PARA EMPEZAR A TOCAR EL ELEGANTE INSTRUMENTO. REFLEXIONÓ, ¿CUÁL SERÍA LA MEJOR PIEZA A INTERPRETAR...? LEVANTÓ LA TAPA QUE CUBRÍA LAS FINAS TECLAS DE MÁRMOL Y ÉBANO. LAS ACARICIÓ. SE PUSO DE PIE MIENTRAS ROZABA CON LAS YEMAS DE SUS DEDOS LOS DOS METROS SESENTA Y NUEVE CENTÍMETROS DE LA NEGRA SUPERFICIE DE ESE BECHSTEIN ANCESTRAL QUE POR INSTANTES PODÍA CONFESAR LA HIPNOTIZABA. ERA EN ESOS MOMENTOS CUANDO YULIA AGRADECÍA EL NACIMIENTO DE CRISTOFORI, EL INVENTOR DEL PIANO. FINALMENTE UNA PIEZA MUSICAL SE LE VINO A LA MENTE, RETOMÓ SU POSICIÓN FRENTE AL TECLADO Y TRATÓ DE RECORDAR CUÁLES ERAN LAS NOTAS CORRECTAS.
ELENA SUBIÓ SIN MAYOR PROBLEMA, EL CONSERJE NO PODÍA VERLA, NADIE PODÍA, MÁS QUE SUS “COLEGAS” Y ALGUIEN MÁS QUE LE IBA DAR LA SORPRESA.
ENTRÓ AL SALÓN Y VISLUMBRÓ ENTRE LAS PENUMBRAS LA DELGADA SILUETA DE YULIA ACOMODADA FRENTE AL INSTRUMENTO. SE APOYÓ EN UNA VIGA QUE ESTABA AL COSTADO DEL GRAN VENTANAL. SI YULIA HUBIESE VOLTEADO EN ESE MOMENTO HUBIERA VISTO EL CONTORNO DE UNA OSCURA SOMBRA, LOS RIZOS REBELDES DEL CABELLO DE ELENA, MAS NO HUBIERA PODIDO DISTINGUIR EL ROSTRO O LOS OJOS DE LA PELIRROJA.
YULIA EXHALÓ UN POCO Y FINALMENTE VOCALIZÓ, AUNQUE EN VOZ MUY BAJA: “AQUÍ VAMOS”. ESTIRÓ UN POCO SUS DEDOS, UN TANTO ENTUMECIDOS POR EL FRÍO Y EMPEZÓ A TOCAR.
NO HABÍA PODIDO HACER UNA MEJOR ELECCIÓN: EL PRIMER MOVIMIENTO DE LA SONATA Nº 2 EN DO SOSTENIDO MENOR PARA PIANO, OPUS 27, LA SONATA CLARO DE LUNA DE BEETHOVEN. ELENA SINTIÓ QUE LAS NOTAS ENDULZABAN SUS OÍDOS. LA MÚSICA ERA MUY TRISTE, ESO LE PARECIÓ, PERO MUY A PESAR DE LO NOSTÁLGICO Y HERMOSO DE LA COMPOSICIÓN Y DE LA MAESTRÍA DE YULIA PARA TOCARLA, ERA YULIA TOCANDO, TOCANDO PARA ELLA, ASÍ LO QUISO VER ELENA, ESA PRECIOSA MUJER ESTABA TOCANDO PARA ELLA, AUNQUE YULIA NO LO SUPIERA.
FUERON SEIS MINUTOS Y SEIS SEGUNDOS ETERNOS, ELENA TENÍA LA CABEZA APOYADA EN LA VIGA Y OBSERVABA CON OJOS ENTERNECIDOS A YULIA. LA MORENA HABÍA MANTENIDO LOS OJOS CERRADOS DURANTE TODA LA EJECUCIÓN Y FINALMENTE LO RECORDÓ: EL SUEÑO. HABÍA VISTO ESOS OJOS EN SU SUEÑO, ESE EXTRAÑO, PERO RECONFORTANTE SUEÑO QUE HABÍA TENIDO HACE ALGUNOS DÍAS. TERMINÓ DE TOCAR Y SONRIÓ, YA RECORDÓ DÓNDE HABÍA VISTO ESOS PRECIOSOS OJOS. YA NO HABÍA NINGÚN RUIDO, PERO YULIA SINTIÓ UNA PRESENCIA EN EL SALÓN, HABÍA ALGUIEN MÁS, PENSÓ QUE TAL VEZ ERA SU AMIGO, EL VIEJO CONSERJE. GIRÓ Y SE PUSO DE PIE Y LA VIO. SE SINTIÓ COMPLETAMENTE EMOCIONADA Y DEJÓ DE RESPIRAR POR UNOS SEGUNDOS, SIN EMBARGO, SÓLO PODÍA DISTINGUIR SU FIGURA Y LOS CAIRELES DE SU CABELLO, NO OBSTANTE, SABÍA QUE ERA ELLA, LA MUCHACHA DE SU SUEÑO, LA MUCHACHA QUE LA ABRAZABA Y LA BESABA. LA SEÑAL DE LA CAPILLA.
YULIA SE CALMÓ UN POCO Y UTILIZÓ UNA TÉCNICA SUTIL PARA EMPEZAR A HABLARLE. TOMÓ SU ABRIGO QUE HABÍA TIRADO EN EL PISO Y SE ACERCÓ AL VENTANAL. METIÓ LAS MANOS A SUS BOLSILLOS Y MIRÓ HACIA FUERA.

- SIEMPRE ME HA ENCANTADO LA NIEVE EN MOSCÚ, ES TAN HERMOSA, PÁLIDA, MISTERIOSA Y DA UN BUEN MOTIVO PARA PEDIR UN ABRAZO A QUIEN AMAS.

ELENA LA VEÍA AÚN CON ESOS OJITOS Y SONREÍA, ALGO EN ESE EXTRAORDINARIO SER LA HABÍA CAUTIVADO, PERO NO SABÍA QUE ERA ALGO TAN MARAVILLOSO Y SATISFACTORIO.

- ¿PUEDO SABER QUÉ HACE ALGUIEN TAN...UHM...HERMOSA COMO TÚ AQUÍ?- PREGUNTÓ CON UNA PRECIOSA SONRISA EN LOS LABIOS MIENTRAS GIRABA, PUDIENDO VER AHORA SÍ, A ELENA GRACIAS A SU POSICIÓN.

ELENA SE QUEDÓ DE UNA PIEZA, LE ESTABA HABLANDO A ELLA, LA ESTABA MIRANDO, LA ESTABA VIENDO. SE SUPONÍA QUE NADIE PODÍA VERLA Y AHORA YULIA...

- ¿TE SIENTES BIEN?

ELENA TRATÓ DE OCULTAR SU SORPRESA Y DESCONCIERTO. TRAGÓ UN POCO DE SALIVA Y VOCALIZÓ CON MUCHO NERVIOSISMO.

- SÍ, SÍ, ES SÓLO QUE...
- TRANQUILA, NO MUERDO.
- YA LO CREO.
- BUENO, DEJANDO ATRÁS EL SUSTO INICIAL Y LAS DESCORTESÍAS, MI NOMBRE ES YULIA, YULIA VOLKOVA.
- MI NOMBRE ES ELENA.
- PRECIOSO...

SE QUEDARON VIENDO MUTUAMENTE. YULIA NO CABÍA EN SÍ MISMA DE LA ALEGRÍA, ESOS ERAN LOS OJOS QUE LA HABÍAN EMBRUJADO. ELENA EMPEZABA A EMBRIAGARSE EN ESE MAR QUE REPRESENTABAN LOS OJOS DE YULIA. LA MORENA QUERÍA ABRAZARLA, DECIRLE QUE LA ESPERABA DESDE SIEMPRE, QUERÍA BESARLA, PERO SE CONTUVO.

- ELENA... ¿PUEDO LLAMARTE DE OTRA MANERA?
- COMO TÚ QUIERAS.
- ME GUSTARÍA PODER DECIRTE LENA.
- ME ENCANTA COMO SUENA, COMO LO DICES.
- NO ES PARA TANTO.

LENA SONRIÓ. YULIA SINTIÓ QUE YA PODÍA MORIRSE EN PAZ, LO MEJOR YA LO HABÍA VIVIDO, HABÍA VISTO ESOS OJOS Y AHORA ESA SONRISA.

- PARECES UN ÁNGEL.

LENA VOLVIÓ A SONREÍR.

- ¿QUÉ HACES AQUÍ TAN TARDE?
- BUENO...SOY NUEVA EN LA CIUDAD Y ESTABA DANDO UN PASEO. VOY A ESTUDIAR AQUÍ Y JUSTO CUANDO PASE ME DIERON GANAS DE CONOCER UN POCO EL EDIFICIO Y ENTRÉ, ESCUCHÉ MÚSICA Y QUISE SABER QUIEN ERA ESA DIOSA QUE TOCABA CADA FIBRA DE MI ALMA.- TERMINÓ EN VOZ BAJA, MUY SONROJADA Y SORPRENDIDA DE SU RECIÉN DESCUBIERTA HABILIDAD PARA IMPROVISAR O, BUENO, MENTIR.
- AJÁ.

DIOSA, LENA ACABABA DE LLAMAR DIOSA A YULIA, AHORA SÍ PODÍA MORIRSE EN PAZ. LENA ESCUCHÓ QUE KRYZSTOFF LA LLAMABA Y REGRESÓ A LA REALIDAD.

- DEBO IRME.
- TE ACOMPAÑO.
- NO, TAL VEZ NOS VEAMOS LUEGO.- DIJO MIENTRAS SALÍA RÁPIDAMENTE Y DESAPARECÍA LUEGO.

YULIA REACCIONÓ AL MOMENTO DE PERDERLA DE VISTA. SE APRESURÓ A SEGUIRLA, PERO AL SALIR DEL SALÓN, NO VIO A NADIE.

- ¡RAYOS! ES LA MEJOR DESAPARECIENDO. VOY A VOLVER A VERLA, VA A ESTUDIAR AQUÍ...ELENA, LENA Y...¡Y ME LLAMÓ DIOSA!

YULIA SALIÓ CORRIENDO DEL EDIFICIO Y CON UNA ENORME SONRISA EN SUS LABIOS. LA NIEVE SEGUÍA CAYENDO, ESTIRÓ LOS BRAZOS Y GRITÓ LO MÁS FUERTE QUE PUDO AL CIELO:

- ¡GRACIAS!

LENA SE ENCONTRABA EN MEDIO DE LA PLAZA ROJA, TAMBIÉN CON UNA ENORME SONRISA QUE SE ECLIPSÓ AL VER APARECER A KRYZSTOFF CON UNA EXPRESIÓN GRAVE EN EL ROSTRO.

YULIA LLEGÓ A SU CASA, ERAN LAS ONCE DE LA NOCHE Y NO QUISO DESPERTAR A SUS PADRES. SINTIÓ QUE HABÍA ENCONTRADO AQUELLO QUE SENTÍA PERDIDO...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:17

CAPÍTULO IV: “ESCAPANDO DE LA VERDAD”


KRYZSTOFF Y ELENA SE SENTARON EN UNA BANCA. LA PELIRROJA AÚN SE CUESTIONABA POR QUÉ YULIA FUE CAPAZ DE VERLA...

- ¿QUÉ HA SUCEDIDO?
- YULIA PUDO VERME.
- ¿QUÉ?
- ES MÁS, HASTA HABLAMOS.
- ¿ESTO ES UNA BROMA?
- NO..., YO QUERÍA PREGUNTARTE POR QUÉ PUDO HACERLO.
- NUNCA HE SABIDO DE UN CASO PARECIDO...
- ¿FUE ELLA O FUI YO?
- DEBES DE HABER SIDO TÚ, TAL VEZ ESTABAS MUY DISTRAÍDA. SÓLO PODEMOS SER VISTOS CUANDO QUEREMOS, YA SABES COMO CUANDO TENEMOS ESAS “MISIONES ENCUBIERTAS”.
- AHORA QUE LO DICES... SÍ, ESTABA UN POCO DISTRAÍDA, PERO AUN ASÍ, NO ENTIENDO, NO CREO QUE SEA SUFICIENTE MOTIVO PARA QUE PUDIERA VERME, NINGÚN MORTAL TIENE ESA CAPACIDAD...
- CUANDO NO ESTÁS CONCENTRADA EN LO QUE HACES, ESE ALGO TE SALE MAL.
- TAL VEZ, PERO AUN ASÍ, TENGO QUE AVERIGUAR SI PUEDE VOLVER A VERME.
- CREO QUE SÍ, RECUERDA QUE TIENES QUE VIGILARLA.
- SÍ, YA SÉ, DE TODAS MANERAS VOY A VERLA.
- ¿DÓNDE LA DEJASTE?
- ESTABA EN SU ESCUELA, PERO YA SE IBA, MAÑANA DEBO VERLA, SÓLO ESPERO QUE ELLA NO PUEDA HACER LO MISMO.
- LO PRIMERO QUE DEBES HACER ES CONCENTRARTE, EN CASO DE QUE VUELVA A SUCEDER, SERÁS RELEVADA.
- NO LO ENTIENDO, NO ME HABÍA PASADO ANTES.
- ¿EN NINGUNO DE LOS CASOS ANTERIORES?
- NO, SÓLO CON ELLA... AHORA QUE LO RECUERDO, EL DÍA QUE ME MOSTRASTE QUE ERA ELLA, SENTÍ QUE ME ESTABA OBSERVANDO DIRECTO A LOS OJOS, TAL VEZ ELLA SEA ESPECIAL.
- ¿ESPECIAL...?
- SÍ, NO SÉ, EN ALGÚN NIVEL.
- TAL VEZ SÓLO SEA ESPECIAL PARA TI...- MURMURÓ KRYZSTOFF, CON ALGO DE DUDA EN SU VOZ.
- ¿CÓMO DICES?
- NADA, QUE YA DEBO IRME. NOS VEREMOS LUEGO. RECUERDA: CONCENTRACIÓN.
- SÍ, CLARO.

Y ASÍ, EL SUPERIOR DE ELENA DESAPARECIÓ FRENTE A SUS OJOS, TAL VEZ ESO ERA LO MEJOR DE SER UN ÁNGEL... PODÍA DESAPARECER Y TELETRANSPORTASE CADA VEZ QUE QUISIERA.
ELENA SIGUIÓ PENSANDO EN LOS MOTIVOS POR LOS CUALES YULIA PUDO VERLA. AUNQUE SONARA RIDÍCULO, ELENA SENTÍA UNA CONEXIÓN ESPECIAL CON ESE CUERPO, CON ESA ALMA, SÍ, SIN LUGAR A DUDAS YULIA ERA ESPECIAL, AUNQUE NADIE LE CREYERA, YULIA ERA ESPECIAL, ESPECIAL PARA ELLA. EN EL FONDO, ELENA DESEABA QUE YULIA SIEMPRE PUDIESE VERLA COMO LO HACÍA, ADEMÁS DE LA SIMPLE CAPACIDAD, TAMBIÉN DESEABA ESA ATENCIÓN, ESA SORPRESA, ESA DEVOCIÓN QUE LE DEDICABA LA MORENA.

- YULIA VOLKOVA...- SUSURRÓ MIENTRAS SONREÍA Y CERRABA LOS OJOS. LA MADRUGADA YA ESTABA ENCIMA, ASÍ QUE IRÍA A DONDE SIEMPRE IBA, LA VIEJA ESTACIÓN.

YULIA ESTABA DURMIENDO, SÍ, INCREÍBLE, PERO CIERTO, LUEGO DE AÑOS, YULIA DORMÍA RELAJADA Y DESCANSADAMENTE, HACE MUCHO TIEMPO QUE NO LO HACÍA. SOÑÓ, VIO LO QUE QUERÍA VER, VIO A QUIEN QUERÍA VER Y SONRIÓ, DESDE ALGÚN DIFUSO LUGAR DE SUS SUEÑOS TRANSMITÍA E IRRADIABA FELICIDAD.
ELENA LO PENSÓ, NO SERÍA MALA IDEA PASAR ANTES POR LA CASA DE YULIA LUEGO IRÍA A SU LUGAR FAVORITO. SE MATERIALIZÓ EN LA RECÁMARA UN TANTO LÚGUBRE, PERO TAN LLENA DEL AROMA Y LA ESENCIA DE YULIA. ELENA SE ENAMORÓ EN SEGUIDA DE ESE AROMA. ABRIÓ LOS OJOS Y ENFOCÓ SU MIRADA EN YULIA QUE DORMÍA CON UNA SONRISA DIBUJADA EN SUS LABIOS. AL VERLA ASÍ, ELENA SINTIÓ QUE NINGUNA LUNA LLENA O NINGÚN CREPÚSCULO PODÍA SER MÁS BELLO. SE ACERCÓ A LA CAMA Y SE SENTÓ A SU LADO, ASÍ PODRÍA VERLA CON MÁS DETALLE.
SUSPIRÓ. EN ESE INSTANTE PENSÓ QUE EL DESTINO PODÍA SER TAN CRUEL Y BURLÓN. CRUEL CON AMBAS, ELLA, BUENO, ELLA YA NO PODRÍA EXPERIMENTAR LO QUE INCONSCIENTEMENTE QUERÍA, YULIA TAMPOCO... TAL VEZ NO ERA UN DESEO TAN INCONSCIENTE... ¿BURLÓN? SÍ, EL DESTINO SE BURLABA DE ELLA, PODÍA VERLA, LA TENÍA TAN CERCA Y NO PODER HACER NADA MÁS. SUAVEMENTE ROZÓ SU ROSTRO CON SUS FRÍOS DEDOS. YULIA SEGUÍA SONRIENDO, TAL VEZ PODÍA SENTIR QUE LA QUE ESTABA A SU LADO VIGILANDO SU SUEÑO ERA QUIEN EN POCOS SEGUNDOS ARREBATÓ SU RAZÓN...
NINGUNA ERA PLENAMENTE CONSCIENTE DE ELLO, YULIA CREÍA QUE ERA PURA CURIOSIDAD, CURIOSIDAD POR SABER LA CONEXIÓN DE LOS HECHOS: EL SUEÑO, LA ORACIÓN, LENA EN LA CAPILLA SEGUNDOS DESPUÉS, LENA OBSERVÁNDOLA TOCAR... PENSÓ QUE SÓLO QUERÍA SABER... CUÁN LEJANA ESTABA DE LA VERDAD, PERO, BUENO, ERA YULIA VOLKOVA, SE DARÍA CUENTA EN UN PAR DE DÍAS MÁS. ELENA POR SU PARTE PENSÓ QUE ERA UNA ESPECIA DE IDENTIFICACIÓN CON LA MORENA, AMBAS CASI DE LA EDAD, AMBAS TAN JÓVENES... PENSÓ QUE ERA NOSTALGIA, SOLIDARIDAD, HASTA COMPASIÓN, PERO NO, NO ERA NADA DE ESO. A PESAR DE QUE ELENA NUNCA HABÍA AMADO, ERA UN SER DOTADO CON UNA CAPACIDAD ENORME DE HACERLO, YA LO ESTABA HACIENDO, AUNQUE ELLA QUISIERA NEGARLO O TRATARA DE DISFRAZARLO PONIÉNDOLE OTROS NOMBRES. EL AMOR A VECES SE APARECÍA CUANDO MENOS LO BUSCABAS, EL AMOR SIEMPRE HABÍA ESTADO EN SUS CORAZONES. ELENA NO VIVIÓ LO SUFICIENTE PARA SABERLO Y YULIA NO HABÍA CONOCIDO ANTES A ELENA, AHORA TODO SERÍA DIFERENTE, AUNQUE ELENA CREYERA LO CONTRARIO, EL DESTINO NO ESTABA SIENDO CRUEL, SINO JUSTO, IBA COMPENSAR UN DAÑO CON UN ENORME BONO, ELENA NO SE IBA A ARREPENTIR, DESPUÉS DE TODO, ESE ERA EL DESTINO DE AMBAS, ERA UNA SOLO, ELLAS SIEMPRE HABÍAN SIDO UNA SOLA Y AHORA ESTABAN A PUNTO DE COMPLEMENTARSE.
LENA BESÓ A YULIA EN LA FRENTE, SABÍA QUE NO SE ATREVERÍA A MÁS. LA MIRÓ UN INSTANTE MÁS Y LUEGO DESPARECIÓ. YULIA LA RECLAMABA CON DÉBILES E ININTELIGIBLES LLAMADOS, “LENA...”, ERA LA ÚNICA PALABRA QUE PRONUNCIABAN SUS ADORMILADOS LABIOS.

KRYZSTOFF SINTIÓ UNA FRÁGIL MANO POSARSE EN SU HOMBRO DERECHO, GIRÓ. SE ENCONTRÓ DE FRENTE CON UN ANCIANO DE OJOS TAN CELESTES COMO EL MISMO CIELO. KRYZSTOFF NO SUPO QUE HACER, NO LO CONOCÍA, ASÍ QUE NO PODÍA SER UN ÁNGEL, POR LO TANTO...

- NO TE ASUSTES, NO SOY NI EL DIABLO NI UN MORTAL.
- ¿QUIÉN ES USTED?
- ME LLAMO LÍEV, SOY UN MENSAJERO.
- ¿MENSAJERO?
- ASÍ ES, SÓLO ME ENVIARON PARA DECIRTE QUE NO DEBES PREOCUPARTE, ELENA ESTÁ A PRUEBA.
- ¿A PRUEBA...?
- NO ES NADA MALO, ES ALGO MUY BUENO. SI PASA LA PRUEBA Y DEMUESTRA LO QUE QUEREMOS SABER SERÁ RECOMPENSADA CON LA VIDA Y EL AMOR.
- NO ESTOY ENTENDIENDO.
- TAMPOCO DEBES HACERLO.

KRYZSTOFF ATÓ CABOS RÁPIDAMENTE...

- ¿YULIA Y ELLA...?

EL ANCIANO MIRÓ HACIA EL CIELO Y EMPEZÓ A EXPLICAR.

- ¿HAS ESCUCHADO HABLAR DE LAS ALMAS GEMELAS?
- SÍ, TODOS LOS MORTALES TIENEN UNA, POCOS TIENEN LA SUERTE DE HALLARLA.
- ELLAS DOS ESTÁN PREDESTINADAS, PERO ELENA SE FUE DEMASIADO TEMPRANO Y YULIA LLEGÓ DEMASIADO TARDE.
- ASÍ, QUE AHORA LO ESTÁN ARREGLANDO...
- POR DECIRLO DE ALGUNA MANERA. TENÍAMOS QUE ENCONTRAR LA MANERA DE LOGRAR QUE ELLAS SE ENCONTRARAN, TANTO EN EL MISMO TIEMPO COMO EN LA MISMA DIMENSIÓN, POR ESO PASA LO QUE ESTÁ PASANDO. LA MEJOR MANERA ERA HACER DE ELENA ÁNGEL GUARDIÁN. DEJAMOS ABIERTAS LAS OPCIONES, SI LE GUSTA SER ÁNGEL SE QUEDA COMO TAL, PERO SI AL MOMENTO DE APARECER YULIA ELLA CAMBIABA DE OPINIÓN, LA REGRESAREMOS.
- POR ESO YULIA PUEDE VERLA...
- NO.
- ¿ENTONCES?
- YULIA NO DEBERÍA PODER Y SIN EMBARGO LO HACE, ESO NOS TOMÓ POR SORPRESA A TODOS, SÓLO ES UNA SEÑAL DE QUE ESTAMOS EN LO CORRECTO, ESO YA NO LO CONTROLAMOS. PARECE QUE ES AMOR VERDADERO.- FINALIZÓ EL ANCIANO SONRIENDO, PUES SÍ ESTABA SEGURO DE QUE LO QUE ESAS DOS SENTÍAN ERA AMOR.
- ENTONCES AHORA NO DEBO INTERVENIR.
- LO HARÁS CUANDO Y COMO TE DIGAMOS, ES UN BUEN PLAN EL QUE TENEMOS. DEBO IRME.

LÍEV CAMINÓ Y LUEGO SE PERDIÓ EN MEDIO DEL FRÍO VIENTO INVERNAL. KRYZSTOFF SONRIÓ, ASÍ QUE ERA ESO, LENA SE LLEVARÍA UNA ENORME SORPRESA CUANDO SE ENTERARA.

LLEGÓ EL VIERNES. LENA VIGILABA DE LEJOS A YULIA, NO QUERÍA QUE LA VOLVIERA A VER, PREFIRIÓ EVITARLO, ASÍ NO HABRÍA PROBLEMAS. EL DESPERTADOR HACE MUCHO QUE HABÍA DEJADO DE SONAR Y YULIA NO SE HABÍA DESPERTADO AÚN. FINALMENTE ABRIÓ LOS OJOS.

- ¡DIERMO!- GRITÓ, YA ERA UN POCO TARDE.

COMO PUDO SE ALISTÓ Y SALIÓ DE CASA PARA TOMAR EL AUTOBÚS, NUNCA LO HACÍA, PERO LA TARDANZA Y LA SITUACIÓN ASÍ LO EXIGÍAN. SUBIÓ AL MOTORIZADO, HABÍAN PASADO TRES DÍAS DESDE SU ENCUENTRO CON LA PELIRROJA Y NO HABÍA VUELTO A VERLA, TAL VEZ NO ERA TAN MALA IDEA BUSCARLA.
LENA CAMINABA AUSENTE, SÓLO PODÍA PENSAR EN ELLA, EL PECHO LE DOLÍA CUANDO NO LA VEÍA, PERO ERA LO QUE DEBÍA HACER, NO VERLA, ASÍ ERA MEJOR, SE DIO CUENTA DE QUE EMPEZABA A SENTIR ALGO QUE JAMÁS HABÍA SENTIDO. SE QUEDÓ PARADA EN UNA ESQUINA, CON LAS MANOS EN LOS BOLSILLOS DE SU GABARDINA. ESTABA DEMASIADO DISTRAÍDA. EL AUTOBÚS SOBREPARÓ PARA RECOGER A UN PAR DE CHICOS. YULIA VOLTEÓ Y LA VIO A TRAVÉS DEL PARABRISAS. NO LO PENSÓ, ALGO MÁS ALLÁ DE ELLA LA IMPULSÓ A PONERSE DE PIE Y BAJARSE. ¿SERÍA OTRA COINCIDENCIA...?
LENA SEGUÍA AUSENTE, SIN EMBARGO SINTIÓ UN CALOR FAMILIAR A SU LADO. GIRÓ, ERA YULIA. LA MORENA LA MIRABA DE FRENTE, TRATANDO DE CALMAR SUS EMOCIONES. A LENA SE LE CAYÓ EL MUNDO, ADEMÁS DE QUE PODÍA VERLA, BUENO, ESTABA ALLÍ Y LENA NO ERA DE PIEDRA, AUNQUE HUBIERA QUERIDO SERLO EN ESE MOMENTO.

- HOLA.- INICIÓ YULIA, EXPONIENDO UNA DE SUS MEJORES SONRISAS.
- HOLA.- CORRESPONDIÓ LENA, UN POCO MÁS TRANQUILA, DESPUÉS DE TODO SU MEJOR TRANQUILIZANTE ESTABA PARADA FRENTE A ELLA SONRIÉNDOLE COMO SI ELLA SE LO MERECIERA.
- ¿TE ACUERDAS DE MÍ?
- POR SUPUESTO, LA PRECOZ BEETHOVEN.

AMBAS SONRIERON. LENA CADA VEZ SE AUTO SORPRENDÍA MÁS, AHORA RESULTABA QUE TAMBIÉN ERA GRACIOSA.

- ¿VAMOS?
- ¿DISCULPA?- INQUIRIÓ LENA SIN ENTENDER LA INVITACIÓN.
- A CLASES.
- AH... ES QUE LO QUE PASA ES QUE MIS PAPELES AÚN NO ESTÁN EN ORDEN, YA SABES, ESTOY EN TRAMITACIÓN.
- PERO, PUEDES ACOMPAÑARME... SI QUIERES.
- SERÍA UN PLACER.
- ADEMÁS TE PUEDO HACER UN PEQUEÑO TOUR, YA SABES, PARA QUE VAYAS CONOCIENDO.
- SI TÚ ME GUÍAS, NO HAY PROBLEMA.

AMBAS HABÍAN CAÍDO EN EL JUEGO DEL COQUETEO Y DE LAS MIRADAS ETERNAS. YULIA REGRESÓ PRIMERO A LA REALIDAD Y SE DIO CUENTA QUE TENÍA QUE LLEGAR A CLASES, QUE IMPORTA SI ERA TARDE, ESTABA CON ELLA.
LENA LA MIRABA DE RATO EN RATO, TRATANDO DE NO SER SORPRENDIDA, PERO POR INSTANTES FALLABA Y ERA MEJOR SER DESCUBIERTA, PUES ASÍ PODÍA VER DIRECTO ESOS PRECIOSOS OJOS AZULES QUE LE INUNDABAN EL CORAZÓN Y LE ATRAVESABAN EL ALMA.
AMBAS ESTABAN NERVIOSAS, SE SENTÍAN BIEN UNA JUNTO A LA OTRA, PERO NINGUNA SE ATREVÍA A IR MÁS ALLÁ. LAS PREGUNTAS, EL CÓMO, POR QUÉ, INVADÍAN SUS MENTES.
LLEGARON, ENTRARON A UNAS CLASES, YULIA EMPEZÓ A HABLAR, LENA EMPEZÓ A RESPONDER, LENA ESCUCHABA, YULIA HABLABA, AMBAS OBSERVABAN.
LA MORENA TERMINÓ POR CONTARLE SU VIDA ENTERA, MIENTRAS QUE LA PELIRROJA NO SOLTABA PRENDA, DESPUÉS DE TODO, QUÉ LE IBA A DECIR, NO TENÍA PASADO NI HISTORIA COMO ELLA. LENA ERA FELIZ ESCUCHÁNDOLA. LE ENTRISTECÍA UN POCO NO PODER CONTARLE DE LAS TRAVESURAS DE NIÑA O DE LOS EX-ENAMORADOS, PERO, ERA FELIZ SÓLO CON ESTAR A SU LADO, PODER OÍR SU VOZ, PODER SUMERGIRSE EN SUS OJOS, ESO ERA SUFICIENTE. LENA TOMÓ CON COMPRENSIBLE AGRADO EL HECHO DE QUE YULIA HUBIESE TENIDO UNA “AMIGA CARIÑOSA”.
COMIERON ALGO, YULIA INVITÓ. SIGUIERON HABLANDO Y HABLANDO, LENA SENTÍA QUE YA CONOCÍA A YULIA, DEFECTOS, VIRTUDES, MANÍAS, GUSTOS, PENSAMIENTOS, E INCLUSO SE ATREVÍA A DECIR QUE SENTIMIENTOS. LENA MINTIÓ, SE INVENTÓ PADRES, HERMANOS, UNA CASA, UNA VIDA EN FAMILIA, MAS NUNCA INVENTÓ ALGO EN TORNO DE ELLA.
LUEGO DE UN PAR DE SEMANAS YULIA VEÍA A LENA COMO LA MEJOR AMIGA DE TODO EL MUNDO, PERO ERA CONSCIENTE DE QUE LE GUSTABA. NO, GUSTO ERA UNA COSA, CARIÑO, OTRA, AMOR, ESO ERA, AMOR. PARECÍA IRREAL, INCREÍBLE, PERO ESTABA ALLÍ, EN SU CORAZÓN, PERSONIFICADO EN LENA, SÓLO EN ELLA.
LENA LE DIJO QUE HABÍA HABIDO UN CAMBIO DE PLANES Y QUE AHORA ESTUDIABA EN LA UNIVERSIDAD ESTATAL, QUE ESTUDIABA PSICOLOGÍA, EN EL FONDO ESO LE HUBIERA GUSTADO ESTUDIAR. YA HABÍAN PASADO TRES SEMANAS, TRES MARAVILLOSA SEMANAS. YA NO ERAN EXTRAÑAS, LENA ERA MÁS ABIERTA, MÁS COQUETA, YULIA DIFÍCILMENTE SE RESISTÍA, PERO NO PODÍA CONVENCERSE DE QUE LENA CORRESPONDIERA EL CIEGO AMOR QUE SENTÍA POR ELLA. CONSERVARLA COMO AMIGA, ESO ERA LO MEJOR. LENA Y YULIA SALÍAN, SE DIVERTÍAN, SE CONOCÍAN, YA SE AMABAN, EN SILENCIO, PERO LO HACÍAN. ALGÚN DÍA YULIA SE ATREVERÁ, PENSABA LENA, ANHELABA LENA. PERO LUEGO RECORDABA QUE YULIA SE ALEJARÍA DE ELLA, RECORDABA QUE NO DEBÍA, PERO YA ERA DEMASIADO TARDE, LA MAGIA MÁS PODEROSA Y EL PECADO MÁS REDENTOR LA HABÍAN TOCADO Y YA NO HABÍA MARCHA ATRÁS.

- TU MIRADA AHORA ES DIFERENTE...- MURMURÓ LENA A YULIA UNA TARDE DE SÁBADO EN UN PARQUE.
- ¿A QUÉ TE REFIERES?
- ANTES ERA TRISTE.
- ¿TRISTE COMO QUÉ?

LENA SE QUEDÓ CALLADA. QUERÍA ENCONTRAR LAS PALABRAS PRECISAS QUE PUDIERAN EXPLICAR EN ALGO LO QUE QUERÍA DECIR.
CUANDO YULIA ESTABA A PUNTO DE DECIRLE QUE ERA BROMA, LENA EMPEZÓ.

- ERA TRISTE COMO LOS DÍAS GRISES DE INVIERNO, TRISTE COMO UN AVE HERIDA QUE BUSCA UN LUGAR PARA MORIR, TRISTE COMO ESOS BARCOS QUE SE ALEJAN DEL PUERTO PARA YA NO REGRESAR, TRISTE COMO MI PROPIA MIRADA HASTA QUE TE CONOCÍ.
- ¿QUÉ LA CAMBIÓ?
- ¿MI MIRADA?
- SÍ.
- TÚ.
- ¿ESTÁS SEGURA?
- COMPLETAMENTE.
- ¿POR QUÉ?
- PORQUE ERES COMO ERES, ILUMINAS MI DÍA CON TU SONRISA, TU ENERGÍA, TU REBELDÍA, TU IRONÍA, TU BUEN HUMOR, TU CARIÑO...

HAY, LENITA, CÓMO DECIRTE QUE ES MÁS QUE CARIÑO... CAVILABA YULIA.

- ¿POR QUÉ CAMBIÓ TU MIRAR?- PREGUNTÓ LENA AÚN UN POCO SONROJADA POR LO QUE ACABABA DE DECIR.
- PORQUE ANTES ME SENTÍA VACÍA Y SOLA.
- ¿Y AHORA?
- AHORA TE TENGO A TI.

YULIA TOMÓ LA MANO DE LENA Y EMPEZARON A CAMINAR SIN RUMBO FIJO. LENA SONREÍA Y CONTAGIABA A YULIA, QUIEN CADA QUE LA VEÍA SONREÍA MÁS. EL MOMENTO ESTABA CERCA, PRONTO YULIA SE ATREVERÍA, LENA LE LANZABA INDIRECTAS MUY DIRECTAS, SÓLO FALTABA QUE YULIA ENCONTRARA EL VALOR SUFICIENTE.
LÍEV Y KRYZSTOFF LAS OBSERVABAN ALEJARSE.

- PARECE QUE ELENA YA SE OLVIDÓ QUE ES UN ÁNGEL.- DIJO KRYZSTOFF SONRIENDO.
- ESO ERA LO QUE BUSCÁBAMOS.
- ¿LUEGO QUÉ?
- AÚN FALTA LO MÁS DURO, PONERLA A DECIDIR.
- ¿DE QUÉ HABLA?
- HAREMOS QUE ELENA PIENSE QUE HA COMETIDO UNA FALTA Y LA HAREMOS ESCOGER ENTRE SEGUIR SIENDO LO QUE ES O QUEDARSE CON YULIA.
- SEA CUAL SEA LA DECISIÓN QUE TOME, ¿ES DEFINITIVA?
- NO, SI ESCOGE SER ÁNGEL, PERO LUEGO PARECE ALMA EN PENA, LE DAMOS UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD, PERO SÓLO EN ESE CASO.

LAS CHICAS CAMINARON Y CAMINARON. LENA SE DESPIDIÓ Y QUEDARON EN VERSE AL DÍA SIGUIENTE. YULIA SINTIÓ QUE TENÍA QUE DECIRLE A LENA LO QUE SENTÍA POR ELLA, LO HARÍA, QUERÍA DECIRLE QUE YA LA HABÍA ENCONTRADO Y QUE NO ESTABA DISPUESTA A DEJARLA IR...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:18

CAPÍTULO V: “ESE BRILLO EN TUS OJOS”



OTRO SÁBADO HABÍA LLEGADO. OTRO SÁBADO POR LA TARDE LAS HABÍA ENCONTRADO EN EL PARQUE QUE SOLÍAN FRECUENTAR. CUALQUIERA QUE LAS VIERA EN MÁS DE DOS OCASIONES YA SABÍA QUE VIENDO A UNA VERÍA A LA OTRA. YA SE HABÍAN HECHO UNA. SIEMPRE LO FUERON, SUS ALMAS ESTABAN UNIDAS DESDE SIEMPRE, PERO AHORA HABÍAN SIDO SUS CUERPOS LOS QUE SE ENCONTRARON.
SIN EMBARGO, LENA PRESENTÍA QUE ALGO IMPORTANTE Y DECISIVO SE ACERCABA. SE PREGUNTABA A SÍ MISMA CUÁNTO TIEMPO MÁS LE QUEDABA POR DISFRUTAR CON AQUELLA MARAVILLOSA MUJER, QUIEN LA HACÍA OLVIDAR QUIÉN ERA Y QUE SOÑARA CON “IMPOSIBLES”. LA ANGELICAL PELIRROJA ESTABA CAVILANDO, PENSABA. ERA CONSCIENTE QUE SE HUBIERA CONFORMADO CON OBSERVARLA SIEMPRE DESDE UN RINCÓN, TRANSFORMARLA EN SU ILUSORIA COMPAÑÍA A TRAVÉS DE LAS SOMBRAS, SE HUBIERA RESIGNADO A ROZAR SU PIEL SIN QUE ELLA SUPIERA QUE ESTABA ALLÍ. PERO AHORA QUE LA CONOCÍA, AHORA QUE LE HABÍA HABLADO, QUE LA HABÍA VISTO A LOS OJOS, AHORA QUE YULIA SENTÍA ALGO POR ELLA, AHORA ERA CONSCIENTE DE QUE NO SE HUBIERA CONFORMADO SÓLO CON ESO, NO, HUBIERA QUERIDO TODO O NADA, PORQUE YULIA TE OBLIGABA A ESO, A EXIGIR TODO O ALEJARTE, ERA IMPOSIBLE NO QUERERLO TODO DE ESA PEQUEÑA Y REBELDE OJIAZUL, ERA COMO UN VENENO, QUE DE A POCOS TE CONSUMÍA, LENA JAMÁS PENSÓ EN BUSCAR UN ANTÍDOTO, QUERÍA QUE ESE VENENO LLAMADO YULIA LE RECORRIERA TODO SU SISTEMA Y SE HICIERA PARTE DE ELLA. LO HABÍA CONSEGUIDO, YULIA YA ERA PARTE ESENCIAL DE ELLA, Y LO SERÍA PARA SIEMPRE, SIEMPRE LO HABÍA SIDO.
DE CUANDO EN CUANDO LE ASALTABAN LAS PREGUNTAS, ESAS INTERROGANTES, ¿CÓMO, CUÁNDO? SE QUEDARÍA SOLA OTRA VEZ, SE QUEDARÍA SIN ELLA. LENA EMPEZÓ A ENTRISTECERSE ANTE LA IDEA Y DESENLACE QUE PARECÍAN INEVITABLES.
YULIA PERCIBIÓ EL ESTADO EN EL QUE SE ENCONTRABA LA PELIRROJA, DESPUÉS DE TODO, 20 MINUTOS EN SILENCIO Y ESA MIRADA DE VACÍO Y DESALIENTO ERAN SEÑALES CLARAS PARA YULIA DE QUE ALGO ATORMENTABA A SU PELIRROJA.

- ¿LENA...? ¿QUÉ SUCEDE?
- ¿CÓMO?
- ¿TE PREOCUPA ALGO?
- NO...
- CLARO, Y TÚ Y YO ESTAMOS EN IPANEMA A UNA TEMPERATURA DE 35 °C.
- AJÁ...- MURMURÓ LENA SIN TOMAR MUY EN CUENTA LA IRONÍA QUE ACABABA DE LANZAR LA PELINEGRA.
- LENA...
- ¿UHM?
- VAMOS, DIME, SABES QUE PUEDES CONTAR CONMIGO PARA LO QUE SEA.

YULIA SOBREPARÓ DELANTE DE LENA, OBLIGÁNDOLA A DETENER EL PASO. TOMÓ ENTRE SUS CÁLIDAS MANOS EL PÁLIDO ROSTRO DE AQUELLA PRECIOSA MUJER Y LA MIRÓ DIRECTO A LOS OJOS.

- ANDA, PECOSA, DIME QUÉ TE PREOCUPA.

LENA ALTERNABA SU MIRADA ENTRE LOS LABIOS DE LA PELINEGRA Y LOS OJOS DE LA MISMA. POR UN MOMENTO SINTIÓ GANAS DE BESARLA Y DECIRLE TODA LA MALDITA VERDAD, PERO LUEGO SE CALMÓ Y RECORDÓ QUE SU HISTORIA NO ERA MUY CREÍBLE. SIN EMBARGO, DIJO SU VERDAD, A MEDIAS, CLARO.

- NO ES NADA IMPORTANTE.- RESPONDIÓ ESQUIVANDO LA MIRADA AZUL.
- POR FAVOR, NO ME MIENTAS, TE CONOZCO.
- ES ALGO RIDÍCULO, TE VAS A REÍR.
- JAMÁS ME BURLARÍA DE ALGO QUE TE MANTIENE CALLADA POR MÁS DE 20 MINUTOS. DEBE SER ALGO IMPORTANTE.
- TAL VEZ...
- LENA...
- ESTÁ BIEN. SÓLO ME PREGUNTABA SI ALGÚN DÍA ALGO O ALGUIEN TE ALEJARÁ DE MÍ, SI ALGO NOS SEPARARÁ.
- ¿A QUÉ VIENE ESA PREGUNTA?
- NO SÉ, TE DIJE QUE ERA UNA RIDICULEZ.
- NO, NO ME PARECE ALGO RIDÍCULO, PERO SI QUIERES SABER UNA RESPUESTA... POR MI PARTE, NADA ME ALEJARÍA DE TI, SÓLO LA MUERTE, ERES LO MEJOR QUE ME HA PASADO.

LENA SUSPIRÓ...SÓLO LA MUERTE, QUE IRONÍA. YULIA NOTÓ LA MIRADA DE “SENTENCIA” DE LENA Y QUEDÓ UN POCO CONFUNDIDA, PERO PENSÓ QUE ERA MEJOR CENTRARSE EN HACERLE SENTIR A LENA QUE LO QUE ELLA QUERÍA ERA PERMANECER EL RESTO DE SU VIDA A SU LADO Y NO ALEJARSE. TENÍA QUE HACER LO QUE HABÍA PLANEADO DURANTE ESA MADRUGADA.

- ¿TE CONVENCÍ?
- NO HAY NADA DE QUE CONVENCERME, ERA SÓLO UNA PREGUNTA SUELTA.
- SERÁ COMO TÚ DIGAS.
- ME SONÓ A QUE NO ME CREES.
- NO, EN SERIO, TE CREO.
- ESTÁ BIEN. ¿TE QUIERES QUEDAR AQUÍ?- PREGUNTÓ LENA RETOMANDO LA MARCHA.
- NO, QUIERO IR A OTRO LUGAR.
- CLARO, ¿DÓNDE?
- ES CASI UN MES QUE NOS CONOCEMOS Y, BUENO, NO CONOCES MI CASA.
- ¿ESO SIGNIFICA...?
- QUE QUIERO QUE VAYAMOS A MI CASA.
- TE ADELANTO QUE NO SOY MUY BUENA CON LAS MADRES.
- MAMÁ NO ESTÁ EN CASA, SE FUE DE VIAJE POR EL FIN DE SEMANA CON PAPÁ A SAN PETERSBURGO, DE VISITA FAMILIAR.
- ¿POR QUÉ NO FUISTE?
- PORQUE PREFERÍ QUEDARME A PASAR MÁS TIEMPO CONTIGO.

LENA SONRIÓ, ERA ESA SONRISA DE SATISFACCIÓN LLENA DE DULZURA QUE VOLVÍA LOCA A YULIA.

- VAMOS.- SENTENCIÓ YULIA.

TOMÓ LA MANO DE LA PELIRROJA E INICIÓ EL RECORRIDO QUE LA LLEVARÍA A SU CASA.
LLEGARON LUEGO DE UN RATO. YULIA ESTABA MUY NERVIOSA, NO SABÍA CÓMO ERA QUE EN ESOS MOMENTOS TODO LO QUE HABÍA PENSADO SE HABÍA ESFUMADO DE SU MENTE.
ENTRARON Y YULIA UBICÓ A LENA EN UNO DE LOS SILLONES DE LA SALA, MIENTRAS ELLA IBA AL BAÑO E REFRESCARSE Y TRATAR DE CALMARSE.
LENA SE SENTÓ. RECORRIÓ CON SU VISTA LA HABITACIÓN, SENTÍA EL AROMA DE YULIA POR TODA LA CASA, LE ENCANTABA ESE AROMA. PENSABA EN LO LINDO QUE SERÍA QUE YULIA LE DIJERA QUE LA AMABA, PENSABA EN CÓMO REACCIONARÍA... SE SONROJÓ ANTE SU IDEA. TRATÓ DE NO PENSAR MÁS EN ELLO.
POR SU LADO, YULIA SE MIRABA EN EL ESPEJO DEL BAÑO TRATANDO DE INFUNDIRSE ÁNIMO Y CORAJE, ESTE ERA UN MOMENTO ESPECIAL, ERA IMPORTANTE, NO PODÍA ESTROPEARLO, TENÍA QUE SER DIRECTA Y CONVINCENTE Y HACER LO IMPOSIBLE PARA QUE LENA ENTENDIERA TODO EL AMOR QUE LE PROFESABA. FINALMENTE SE ARMÓ DE VALOR Y SALIÓ DEL BAÑO.

- ¿NO TE HICE ESPERAR MUCHO?
- NO, POR FAVOR, QUE OCURRENCIA, ESTÁS EN TU CASA, PUEDES HACER LO QUE QUIERAS.
- MENOS HACERTE ESPERAR.

LENA SONRIÓ. YULIA SÓLO SE LIMITÓ A OBSERVARLA, ERA HERMOSA. YULIA TOMÓ LAS MANOS DE LENA, MIENTRAS ELLA DEJABA DE SONREÍR.

- LENA, QUIERO HABLAR CONTIGO.
- ¿QUÉ HICE?
- SER TAN... NO SÉ, ES DIFÍCIL DE EXPLICAR.
- ¿ESTÁS MOLESTA?- PREGUNTÓ CON UN HILO DE MIEDO EN SU VOZ.
- ES LO QUE MENOS ESTOY.
- ¿ENTONCES?
- ESTOY ENAMORADA. ENAMORADA DE UN SER MARAVILLOSO, DE UN ESPÍRITU QUE ME COMPLEMENTA Y ME HACE MEJOR PERSONA.
- ¿LO CONOZCO?
- LA PREGUNTA CORRECTA SERÍA SI LA CONOCES Y LA RESPUESTA ES SÍ.

LENA FIJÓ DIRECTO Y PROFUNDO SU VISTA EN LOS OJOS DE YULIA, PODÍA SENTIR LO QUE ELLA SENTÍA, SABER LO QUE PENSABA, RECONOCÍA MIEDOS Y ESPERANZAS, SABÍA QUE SE ESTABA REFIRIENDO A ELLA, Y NO ERA NECESARIO SER UN ÁNGEL PARA DARSE CUENTA, LA CONEXIÓN QUE SE ESTABLECÍA ENTRE ELLAS ERA TAN FUERTE, QUE SOBREPASABA LOS LÍMITES DE LO NORMAL, RAYANDO EN LO ESPECIAL. DESPUÉS DE TODO, SU AMOR ERA ESPECIAL.
LENA SE SOLTÓ UNA MANO Y CON ELLA ACOMODÓ EL CABELLO DE LA MORENA, PUDIENDO ACARICIAR SU MEJILLA. SE ACERCABA LENTAMENTE, CASI DE MANERA INCONSCIENTE, ERA COMO SI LOS LABIOS DE YULIA FUERAN IMANES QUE ATRAÍAN LOS SUYOS, YA NO PODÍA RESISTIR. LA BESÓ. FUE UN BESO MÁGICO, EN TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA. YULIA SE DEJÓ LLEVAR Y LOS IMPULSOS DE LENA POCO A POCO SE FUERON APODERANDO DE ELLA. AQUELLA CARICIA DE LABIOS COMENZÓ DE MANERA TAN TÍMIDA, SUAVE, INOCENTE... PERO LUEGO CAMBIÓ EN UN BESO MÁS APASIONADO, EXPERIMENTADO, CASI SALVAJE. NINGUNA PODÍA CONTENER POR MÁS TIEMPO ESA PASIÓN QUE LES RUGÍA EN EL INTERIOR. SUS CUERPOS LES EXIGÍAN ALGO MÁS QUE UN SIMPLE BESO. AHORA FUE YULIA LA QUE TOMÓ LA INICIATIVA. RECOSTÓ A LENA EN EL SILLÓN Y EMPEZÓ A BESARLA CON MÁS FURIA, SI ES QUE CABE. POCO A POCO SUS EXPERTAS MANOS FUERON COBRANDO VIDA Y EMPEZARON A RECORRER LAS CADERAS DE LA PELIRROJA. LENA ESTABA EXCITADÍSIMA, JAMÁS HABÍA SENTIDO ALGO ASÍ, SÓLO CON EL BESO Y LAS LEVES CARICIAS SE SENTÍA EN OTRO PLANO. ESTABA FELIZ, ESTABA CON YULIA.
LA PELINEGRA YA TENÍA NECESIDAD DE HACERLA SUYA, ERA COMO SU PADRE DECÍA, HABÍA MOMENTOS PARA LA GENTILEZA Y HABÍA MOMENTOS PARA LA NECESIDAD, AHORA POR FIN PUDO COMPRENDER A QUÉ SE REFERÍA SU PADRE.
LE QUITÓ LA PESADA GABARDINA A LENA, CUYA RESPIRACIÓN EMPEZABA A AGITARSE DE MANERA EXAGERADA ANTE LA INMINENTE SITUACIÓN. YULIA SÓLO SE DESPEGABA DE SUS LABIOS PARA BESARLE EL CUELLO, A PESAR DE LA “PRISA” QUE SENTÍA EN NINGÚN MOMENTO DEJÓ DE SER SUAVE Y TRATAR A LENA COMO SE MERECÍA, COMO A UNA PRINCESA. LAS PALABRAS SOBRABAN, DESPUÉS HABRÍA TIEMPO PARA DECLARACIONES MÁS EXTENSAS, FORMALES Y DETALLADAS.
YULIA SE QUITÓ SU CAMISA Y LUEGO PROCEDIÓ A DESPOJAR A LA PELINEGRA DE SU DELICADA Y SUAVE CAMISA BLANCA. LAS MANOS DE YULIA TRAZABAN RUTAS DE EXPLORACIÓN SOBRE EL BLANCO Y SUAVE VIENTRE DE LENA, QUIEN ESTABA LLEGANDO AL CLÍMAX. LUEGO LE QUITÓ LOS PANTALONES NEGROS E IBA A HACER LO MISMO CON LOS SUYOS, PERO LAS MANOS DE LENA LA DETUVIERON.

- NO, YO QUIERO HACERLO...- ESCUCHÓ A LENA MURMURAR.

LENA SE MONTÓ ENCIMA DE YULIA Y PROCEDIÓ A DESPOJARLA DE TODAS LAS PRENDAS QUE AÚN TENÍA PUESTAS YULIA Y AHORA FUE ELLA QUIEN LE DIO TRABAJO A SUS LABIOS, LENGUA Y MANOS. A PESAR DE NO HABER TENIDO ANTES LA MÁS MÍNIMA EXPERIENCIA, LENA TENÍA UNA CAPACIDAD ENORME PARA AMAR, SABÍA A QUÉ LUGARES DIRIGIRSE, COMO ACARICIARLOS, CUÁNTO TIEMPO... APRENDIÓ EN CUESTIÓN DE SEGUNDOS A INTERPRETAR LOS GEMIDOS Y LAS RESPIRACIONES ENTRECORTADAS DE YULIA. LUEGO DE UN RATO DE RECONOCERSE, LENA DECIDIÓ QUE DEBÍA SER LA PRIMERA EN DAR. EMPEZÓ SU LABOR ENTRE LAS PIERNAS DE YULIA, QUIEN SE RETORCÍA REPITIENDO EL NOMBRE DE LENA. RÁPIDAMENTE LA LABOR DIO RESULTADOS, EN POCOS SEGUNDOS YULIA SE ENCONTRABA LLEGANDO AL ORGASMO MIENTRAS GRITABA CON TODAS SUS FUERZAS EL NOMBRE DE LA PELIRROJA.
LENA LA OBSERVABA MIENTRAS SU RESPIRACIÓN SE CALMABA. YULIA ESBOZÓ UNA PÍCARA SONRISILLA AÚN CON LOS OJOS CERRADOS, SATISFECHA POR LO QUE ACABA DE SENTIR, PERO MAQUINANDO LO QUE LE HARÍA SENTIR A LENA AHORA QUE ERA SU TURNO.
RÁPIDAMENTE RETOMÓ SU POSICIÓN ANTERIOR Y DEJÓ A LENA BAJO SU CUERPO, TENIENDO EL CONTROL COMPLETO DE LA SITUACIÓN. LOS BESOS SE ESPARCIERON POR TODO EL CUERPO DE LENA, QUIEN IRÓNICAMENTE SE SENTÍA EN EL CIELO. POCO A POCO SE FORMÓ UN CAMINO DE ROCES HASTA EL CENTRO DE LA PELIRROJA. YULIA SE CONCENTRÓ EN DEVOLVERLE EL PLACER QUE ACABA SE SENTIR, ADEMÁS ERA ELLA, ERA LENA, EL AMOR PERSONIFICADO.
LENA SENTÍA QUE YA PODRÍA MORIR EN PAZ, SI FUESE MORTAL, CLARO. ESTABA SIENDO AMADA POR YULIA, POR SU OTRA MITAD, LA FELICIDAD PLENA HABÍA SIDO ALCANZADA POR AMBAS. EL GRITO FINAL, LENA ACABABA DE AMAR Y SER AMADA EN TODAS LAS DIMENSIONES. SE SENTÍA EXTRAÑA, ERA ALGO QUE NO HABÍA SENTIDO ANTES, ESTABA EXHAUSTA. SONRIÓ, ERA UNA NOCHE LLENA DE EXPERIENCIAS NUEVAS, AHORA TENÍA SUEÑO, UN SOPOR ENORME SE APODERÓ DE SU RECIENTEMENTE AMADO CUERPO Y SÓLO QUERÍA RECOSTARSE SINTIENDO EL CUERPO DE YULIA A SU LADO. HABÍA SENTIDO TANTAS COSAS NUEVAS EN TAN POCO TIEMPO...
LA PELINEGRA LE LEYÓ EL PENSAMIENTO, PUES EN PARTE ELLA SENTÍA Y QUERÍA LO MISMO. TOMÓ LA GABARDINA DE LENA Y LA COLOCÓ SOBRE AMBOS CUERPOS DESNUDOS. SE ACURRUCÓ Y DEJÓ QUE LENA SE RECOSTARA SOBRE SU PECHO, SINTIÓ COMO LA DELICADA MANO DE LENA LE RODEABA LA CINTURA.

- ERES HERMOSA. TE AMO.- DIJO YULIA BESANDO SUAVEMENTE LA CABELLERA DE LA PELIRROJA.

LENA SINTIÓ BROTAR ALGO MUY CÁLIDO Y ARRULLADOR EN SU PECHO. LEVANTÓ LA VISTA HASTA ENFRENTAR DIRECTAMENTE A YULIA Y SONRIENDO LEVEMENTE MUSITÓ:

- TE AMO.- ACERCÁNDOSE LUEGO HASTA QUE PUDO BESAR POR ÚLTIMA VEZ, ESA NOCHE, A YULIA.

AMBAS DURMIERON, SOÑARON, DESCANSARON. EL ALMA CANSADA Y MALTRATADA DE YULIA POR FIN DESCANSABA, YA HABÍA ENCONTRADO LO QUE HABÍA PERDIDO, YA ESTABA COMPLETA. LENA POR SU PARTE, YA ESTABA VIVA, AHORA TENÍA SENTIDO Y SIGNIFICADO, TODO SE COMPRENDÍA. ESTABA CON YULIA, NO HABÍA MÁS RESPUESTAS.
PERO ALGO ENTRE LOS SUEÑOS DE LENA NO LA DEJABA TRANQUILA. LUEGO DE UN PAR DE HORAS DE SUEÑO TRANQUILO, SENTÍA UNA PRESENCIA EN EL AMBIENTE, EN SUS SUEÑOS. ESCUCHÓ UNA LEVE, PERO MASCULINA Y CONOCIDA VOZ LLAMÁNDOLA. POCO A POCO VOLVIÓ A LA CONCIENCIA, LO ESCUCHÓ AHORA CLARAMENTE, ERA KRYZSTOFF.
LA PELIRROJA DESPERTÓ SOBRESALTADA, SE MOVIÓ DE MANERA QUE NO DESPERTARA A LA PELINEGRA, QUIEN DORMÍA RELAJADAMENTE CON UNA PERCEPTIBLE SONRISA EN LOS LABIOS. SE PUSO DE PIE Y SE VISTIÓ. ESCUCHÓ OTRA VEZ EL LLAMADO DE KRYZSTOFF.
SE SENTÓ EN OTRO DE LOS SILLONES Y OBSERVÓ A YULIA. LA MIRADA ESTABA LLENA DE TRISTEZA, SABÍA QUE HABÍA COMETIDO UN GRAVE Y ENORME ERROR, JAMÁS DEBIÓ DEJAR QUE AQUELLO SUCEDIERA, DEBIÓ ALEJARSE DESDE EL COMIENZO, PERO NO, TENÍA QUE ECHARLO TODO A PERDER. TAL VEZ SÍ SE HUBIERA CONFORMADO SÓLO CON OBSERVARLA. TAL VEZ...
ELLA ERA UN ÁNGEL, HACE MUCHO QUE HABÍA DEJADO DE PERTENECER AL MUNDO AL QUE PERTENECÍA YULIA, NO TENÍA DERECHO DE ATARLA A ELLA, MENOS SABIENDO QUE YULIA TAMBIÉN SE MARCHARÍA Y JAMÁS VOLVERÍA A VERLA. SINTIÓ CULPA, CULPA POR HABERLE HECHO ESE DAÑO. HABÍA DEJADO QUE SE ENAMORARA DE ELLA Y AHORA IBA A MARCHARSE Y LA IBA A HACER SUFRIR, PENSÓ QUE ESA NO ERA LA MEJOR EXPERIENCIA PARA DESPEDIRSE DE ESTE MUNDO. MALDITA SEA, ERA UN ÁNGEL, ¿CÓMO PUDO OLVIDARLO...?
SE ACERCÓ A YULIA Y SE ARRODILLÓ. GRUESAS Y SENTIDAS LÁGRIMAS BROTARON DE SUS PRECIOSOS OJOS. TENÍA QUE HABLAR CON KRYZSTOFF. TENÍA QUE DESPEDIRSE DE YULIA, PERO LUEGO, PRIMERO LO PRIMERO.

- PERDÓN...- SUSURRÓ ENTRE EL MUDO LLANTO.

SE APARECIÓ EN LA ABANDONADA ESTACIÓN DE TRENES. EL SOL EMPEZABA A DESTELLAR SUS CÁLIDOS RAYOS, ALGUNAS NUBES SE ENCONTRABAN EN EL CIELO, DISPUESTAS A NO DEJAR REINAR AL ENORME ASTRO LEONADO. KRYZSTOFF GIRÓ SOBRE SU SITIO Y LA OBSERVÓ. LENA ESBOZÓ UNA FINGIDA SONRISA.

- HAY SONRISAS QUE SON UN MODO DE LLORAR CON BONDAD...
- ¿DE QUÉ HABLAS?
- LENA, ¿AÚN PUE

CAPÍTULO V: “ESE BRILLO EN TUS OJOS”

OTRO SÁBADO HABÍA LLEGADO. OTRO SÁBADO POR LA TARDE LAS HABÍA ENCONTRADO EN EL PARQUE QUE SOLÍAN FRECUENTAR. CUALQUIERA QUE LAS VIERA EN MÁS DE DOS OCASIONES YA SABÍA QUE VIENDO A UNA VERÍA A LA OTRA. YA SE HABÍAN HECHO UNA. SIEMPRE LO FUERON, SUS ALMAS ESTABAN UNIDAS DESDE SIEMPRE, PERO AHORA HABÍAN SIDO SUS CUERPOS LOS QUE SE ENCONTRARON.
SIN EMBARGO, LENA PRESENTÍA QUE ALGO IMPORTANTE Y DECISIVO SE ACERCABA. SE PREGUNTABA A SÍ MISMA CUÁNTO TIEMPO MÁS LE QUEDABA POR DISFRUTAR CON AQUELLA MARAVILLOSA MUJER, QUIEN LA HACÍA OLVIDAR QUIÉN ERA Y QUE SOÑARA CON “IMPOSIBLES”. LA ANGELICAL PELIRROJA ESTABA CAVILANDO, PENSABA. ERA CONSCIENTE QUE SE HUBIERA CONFORMADO CON OBSERVARLA SIEMPRE DESDE UN RINCÓN, TRANSFORMARLA EN SU ILUSORIA COMPAÑÍA A TRAVÉS DE LAS SOMBRAS, SE HUBIERA RESIGNADO A ROZAR SU PIEL SIN QUE ELLA SUPIERA QUE ESTABA ALLÍ. PERO AHORA QUE LA CONOCÍA, AHORA QUE LE HABÍA HABLADO, QUE LA HABÍA VISTO A LOS OJOS, AHORA QUE YULIA SENTÍA ALGO POR ELLA, AHORA ERA CONSCIENTE DE QUE NO SE HUBIERA CONFORMADO SÓLO CON ESO, NO, HUBIERA QUERIDO TODO O NADA, PORQUE YULIA TE OBLIGABA A ESO, A EXIGIR TODO O ALEJARTE, ERA IMPOSIBLE NO QUERERLO TODO DE ESA PEQUEÑA Y REBELDE OJIAZUL, ERA COMO UN VENENO, QUE DE A POCOS TE CONSUMÍA, LENA JAMÁS PENSÓ EN BUSCAR UN ANTÍDOTO, QUERÍA QUE ESE VENENO LLAMADO YULIA LE RECORRIERA TODO SU SISTEMA Y SE HICIERA PARTE DE ELLA. LO HABÍA CONSEGUIDO, YULIA YA ERA PARTE ESENCIAL DE ELLA, Y LO SERÍA PARA SIEMPRE, SIEMPRE LO HABÍA SIDO.
DE CUANDO EN CUANDO LE ASALTABAN LAS PREGUNTAS, ESAS INTERROGANTES, ¿CÓMO, CUÁNDO? SE QUEDARÍA SOLA OTRA VEZ, SE QUEDARÍA SIN ELLA. LENA EMPEZÓ A ENTRISTECERSE ANTE LA IDEA Y DESENLACE QUE PARECÍAN INEVITABLES.
YULIA PERCIBIÓ EL ESTADO EN EL QUE SE ENCONTRABA LA PELIRROJA, DESPUÉS DE TODO, 20 MINUTOS EN SILENCIO Y ESA MIRADA DE VACÍO Y DESALIENTO ERAN SEÑALES CLARAS PARA YULIA DE QUE ALGO ATORMENTABA A SU PELIRROJA.

- ¿LENA...? ¿QUÉ SUCEDE?
- ¿CÓMO?
- ¿TE PREOCUPA ALGO?
- NO...
- CLARO, Y TÚ Y YO ESTAMOS EN IPANEMA A UNA TEMPERATURA DE 35 °C.
- AJÁ...- MURMURÓ LENA SIN TOMAR MUY EN CUENTA LA IRONÍA QUE ACABABA DE LANZAR LA PELINEGRA.
- LENA...
- ¿UHM?
- VAMOS, DIME, SABES QUE PUEDES CONTAR CONMIGO PARA LO QUE SEA.

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:18

YULIA SOBREPARÓ DELANTE DE LENA, OBLIGÁNDOLA A DETENER EL PASO. TOMÓ ENTRE SUS CÁLIDAS MANOS EL PÁLIDO ROSTRO DE AQUELLA PRECIOSA MUJER Y LA MIRÓ DIRECTO A LOS OJOS.

- ANDA, PECOSA, DIME QUÉ TE PREOCUPA.

LENA ALTERNABA SU MIRADA ENTRE LOS LABIOS DE LA PELINEGRA Y LOS OJOS DE LA MISMA. POR UN MOMENTO SINTIÓ GANAS DE BESARLA Y DECIRLE TODA LA MALDITA VERDAD, PERO LUEGO SE CALMÓ Y RECORDÓ QUE SU HISTORIA NO ERA MUY CREÍBLE. SIN EMBARGO, DIJO SU VERDAD, A MEDIAS, CLARO.

- NO ES NADA IMPORTANTE.- RESPONDIÓ ESQUIVANDO LA MIRADA AZUL.
- POR FAVOR, NO ME MIENTAS, TE CONOZCO.
- ES ALGO RIDÍCULO, TE VAS A REÍR.
- JAMÁS ME BURLARÍA DE ALGO QUE TE MANTIENE CALLADA POR MÁS DE 20 MINUTOS. DEBE SER ALGO IMPORTANTE.
- TAL VEZ...
- LENA...
- ESTÁ BIEN. SÓLO ME PREGUNTABA SI ALGÚN DÍA ALGO O ALGUIEN TE ALEJARÁ DE MÍ, SI ALGO NOS SEPARARÁ.
- ¿A QUÉ VIENE ESA PREGUNTA?
- NO SÉ, TE DIJE QUE ERA UNA RIDICULEZ.
- NO, NO ME PARECE ALGO RIDÍCULO, PERO SI QUIERES SABER UNA RESPUESTA... POR MI PARTE, NADA ME ALEJARÍA DE TI, SÓLO LA MUERTE, ERES LO MEJOR QUE ME HA PASADO.

LENA SUSPIRÓ...SÓLO LA MUERTE, QUE IRONÍA. YULIA NOTÓ LA MIRADA DE “SENTENCIA” DE LENA Y QUEDÓ UN POCO CONFUNDIDA, PERO PENSÓ QUE ERA MEJOR CENTRARSE EN HACERLE SENTIR A LENA QUE LO QUE ELLA QUERÍA ERA PERMANECER EL RESTO DE SU VIDA A SU LADO Y NO ALEJARSE. TENÍA QUE HACER LO QUE HABÍA PLANEADO DURANTE ESA MADRUGADA.

- ¿TE CONVENCÍ?
- NO HAY NADA DE QUE CONVENCERME, ERA SÓLO UNA PREGUNTA SUELTA.
- SERÁ COMO TÚ DIGAS.
- ME SONÓ A QUE NO ME CREES.
- NO, EN SERIO, TE CREO.
- ESTÁ BIEN. ¿TE QUIERES QUEDAR AQUÍ?- PREGUNTÓ LENA RETOMANDO LA MARCHA.
- NO, QUIERO IR A OTRO LUGAR.
- CLARO, ¿DÓNDE?
- ES CASI UN MES QUE NOS CONOCEMOS Y, BUENO, NO CONOCES MI CASA.
- ¿ESO SIGNIFICA...?
- QUE QUIERO QUE VAYAMOS A MI CASA.
- TE ADELANTO QUE NO SOY MUY BUENA CON LAS MADRES.
- MAMÁ NO ESTÁ EN CASA, SE FUE DE VIAJE POR EL FIN DE SEMANA CON PAPÁ A SAN PETERSBURGO, DE VISITA FAMILIAR.
- ¿POR QUÉ NO FUISTE?
- PORQUE PREFERÍ QUEDARME A PASAR MÁS TIEMPO CONTIGO.

LENA SONRIÓ, ERA ESA SONRISA DE SATISFACCIÓN LLENA DE DULZURA QUE VOLVÍA LOCA A YULIA.

- VAMOS.- SENTENCIÓ YULIA.

TOMÓ LA MANO DE LA PELIRROJA E INICIÓ EL RECORRIDO QUE LA LLEVARÍA A SU CASA.
LLEGARON LUEGO DE UN RATO. YULIA ESTABA MUY NERVIOSA, NO SABÍA CÓMO ERA QUE EN ESOS MOMENTOS TODO LO QUE HABÍA PENSADO SE HABÍA ESFUMADO DE SU MENTE.
ENTRARON Y YULIA UBICÓ A LENA EN UNO DE LOS SILLONES DE LA SALA, MIENTRAS ELLA IBA AL BAÑO E REFRESCARSE Y TRATAR DE CALMARSE.
LENA SE SENTÓ. RECORRIÓ CON SU VISTA LA HABITACIÓN, SENTÍA EL AROMA DE YULIA POR TODA LA CASA, LE ENCANTABA ESE AROMA. PENSABA EN LO LINDO QUE SERÍA QUE YULIA LE DIJERA QUE LA AMABA, PENSABA EN CÓMO REACCIONARÍA... SE SONROJÓ ANTE SU IDEA. TRATÓ DE NO PENSAR MÁS EN ELLO.
POR SU LADO, YULIA SE MIRABA EN EL ESPEJO DEL BAÑO TRATANDO DE INFUNDIRSE ÁNIMO Y CORAJE, ESTE ERA UN MOMENTO ESPECIAL, ERA IMPORTANTE, NO PODÍA ESTROPEARLO, TENÍA QUE SER DIRECTA Y CONVINCENTE Y HACER LO IMPOSIBLE PARA QUE LENA ENTENDIERA TODO EL AMOR QUE LE PROFESABA. FINALMENTE SE ARMÓ DE VALOR Y SALIÓ DEL BAÑO.

- ¿NO TE HICE ESPERAR MUCHO?
- NO, POR FAVOR, QUE OCURRENCIA, ESTÁS EN TU CASA, PUEDES HACER LO QUE QUIERAS.
- MENOS HACERTE ESPERAR.

LENA SONRIÓ. YULIA SÓLO SE LIMITÓ A OBSERVARLA, ERA HERMOSA. YULIA TOMÓ LAS MANOS DE LENA, MIENTRAS ELLA DEJABA DE SONREÍR.

- LENA, QUIERO HABLAR CONTIGO.
- ¿QUÉ HICE?
- SER TAN... NO SÉ, ES DIFÍCIL DE EXPLICAR.
- ¿ESTÁS MOLESTA?- PREGUNTÓ CON UN HILO DE MIEDO EN SU VOZ.
- ES LO QUE MENOS ESTOY.
- ¿ENTONCES?
- ESTOY ENAMORADA. ENAMORADA DE UN SER MARAVILLOSO, DE UN ESPÍRITU QUE ME COMPLEMENTA Y ME HACE MEJOR PERSONA.
- ¿LO CONOZCO?
- LA PREGUNTA CORRECTA SERÍA SI LA CONOCES Y LA RESPUESTA ES SÍ.

LENA FIJÓ DIRECTO Y PROFUNDO SU VISTA EN LOS OJOS DE YULIA, PODÍA SENTIR LO QUE ELLA SENTÍA, SABER LO QUE PENSABA, RECONOCÍA MIEDOS Y ESPERANZAS, SABÍA QUE SE ESTABA REFIRIENDO A ELLA, Y NO ERA NECESARIO SER UN ÁNGEL PARA DARSE CUENTA, LA CONEXIÓN QUE SE ESTABLECÍA ENTRE ELLAS ERA TAN FUERTE, QUE SOBREPASABA LOS LÍMITES DE LO NORMAL, RAYANDO EN LO ESPECIAL. DESPUÉS DE TODO, SU AMOR ERA ESPECIAL.
LENA SE SOLTÓ UNA MANO Y CON ELLA ACOMODÓ EL CABELLO DE LA MORENA, PUDIENDO ACARICIAR SU MEJILLA. SE ACERCABA LENTAMENTE, CASI DE MANERA INCONSCIENTE, ERA COMO SI LOS LABIOS DE YULIA FUERAN IMANES QUE ATRAÍAN LOS SUYOS, YA NO PODÍA RESISTIR. LA BESÓ. FUE UN BESO MÁGICO, EN TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA. YULIA SE DEJÓ LLEVAR Y LOS IMPULSOS DE LENA POCO A POCO SE FUERON APODERANDO DE ELLA. AQUELLA CARICIA DE LABIOS COMENZÓ DE MANERA TAN TÍMIDA, SUAVE, INOCENTE... PERO LUEGO CAMBIÓ EN UN BESO MÁS APASIONADO, EXPERIMENTADO, CASI SALVAJE. NINGUNA PODÍA CONTENER POR MÁS TIEMPO ESA PASIÓN QUE LES RUGÍA EN EL INTERIOR. SUS CUERPOS LES EXIGÍAN ALGO MÁS QUE UN SIMPLE BESO. AHORA FUE YULIA LA QUE TOMÓ LA INICIATIVA. RECOSTÓ A LENA EN EL SILLÓN Y EMPEZÓ A BESARLA CON MÁS FURIA, SI ES QUE CABE. POCO A POCO SUS EXPERTAS MANOS FUERON COBRANDO VIDA Y EMPEZARON A RECORRER LAS CADERAS DE LA PELIRROJA. LENA ESTABA EXCITADÍSIMA, JAMÁS HABÍA SENTIDO ALGO ASÍ, SÓLO CON EL BESO Y LAS LEVES CARICIAS SE SENTÍA EN OTRO PLANO. ERA LA PRIMERA VEZ QUE SENTÍA ALGO, TAL VEZ LO QUE SUCEDÍA ERA QUE EL AMOR YA LA HABÍA “HUMANIZADO” CASI COMPLETAMENTE. ESTABA FELIZ, ESTABA CON YULIA.
LA PELINEGRA YA TENÍA NECESIDAD DE HACERLA SUYA, ERA COMO SU PADRE DECÍA, HABÍA MOMENTOS PARA LA GENTILEZA Y HABÍA MOMENTOS PARA LA NECESIDAD, AHORA POR FIN PUDO COMPRENDER A QUÉ SE REFERÍA SU PADRE.
LE QUITÓ LA PESADA GABARDINA A LENA, CUYA RESPIRACIÓN EMPEZABA A AGITARSE DE MANERA EXAGERADA ANTE LA INMINENTE SITUACIÓN. YULIA SÓLO SE DESPEGABA DE SUS LABIOS PARA BESARLE EL CUELLO, A PESAR DE LA “PRISA” QUE SENTÍA EN NINGÚN MOMENTO DEJÓ DE SER SUAVE Y TRATAR A LENA COMO SE MERECÍA, COMO A UNA PRINCESA. LAS PALABRAS SOBRABAN, DESPUÉS HABRÍA TIEMPO PARA DECLARACIONES MÁS EXTENSAS, FORMALES Y DETALLADAS.
YULIA SE QUITÓ SU CAMISA Y LUEGO PROCEDIÓ A DESPOJAR A LA PELINEGRA DE SU DELICADA Y SUAVE CAMISA BLANCA. LAS MANOS DE YULIA TRAZABAN RUTAS DE EXPLORACIÓN SOBRE EL BLANCO Y SUAVE VIENTRE DE LENA, QUIEN ESTABA LLEGANDO AL CLÍMAX. LUEGO LE QUITÓ LOS PANTALONES NEGROS E IBA A HACER LO MISMO CON LOS SUYOS, PERO LAS MANOS DE LENA LA DETUVIERON.

- NO, YO QUIERO HACERLO...- ESCUCHÓ A LENA MURMURAR.

LENA SE MONTÓ ENCIMA DE YULIA Y PROCEDIÓ A DESPOJARLA DE TODAS LAS PRENDAS QUE AÚN TENÍA PUESTAS YULIA Y AHORA FUE ELLA QUIEN LE DIO TRABAJO A SUS LABIOS, LENGUA Y MANOS. A PESAR DE NO HABER TENIDO ANTES LA MÁS MÍNIMA EXPERIENCIA, LENA TENÍA UNA CAPACIDAD ENORME PARA AMAR, SABÍA A QUÉ LUGARES DIRIGIRSE, COMO ACARICIARLOS, CUÁNTO TIEMPO... APRENDIÓ EN CUESTIÓN DE SEGUNDOS A INTERPRETAR LOS GEMIDOS Y LAS RESPIRACIONES ENTRECORTADAS DE YULIA. LUEGO DE UN RATO DE RECONOCERSE, LENA DECIDIÓ QUE DEBÍA SER LA PRIMERA EN DAR. EMPEZÓ SU LABOR ENTRE LAS PIERNAS DE YULIA, QUIEN SE RETORCÍA REPITIENDO EL NOMBRE DE LENA. RÁPIDAMENTE LA LABOR DIO RESULTADOS, EN POCOS SEGUNDOS YULIA SE ENCONTRABA LLEGANDO AL ORGASMO MIENTRAS GRITABA CON TODAS SUS FUERZAS EL NOMBRE DE LA PELIRROJA.
LENA LA OBSERVABA MIENTRAS SU RESPIRACIÓN SE CALMABA. YULIA ESBOZÓ UNA PÍCARA SONRISILLA AÚN CON LOS OJOS CERRADOS, SATISFECHA POR LO QUE ACABA DE SENTIR, PERO MAQUINANDO LO QUE LE HARÍA SENTIR A LENA AHORA QUE ERA SU TURNO.
RÁPIDAMENTE RETOMÓ SU POSICIÓN ANTERIOR Y DEJÓ A LENA BAJO SU CUERPO, TENIENDO EL CONTROL COMPLETO DE LA SITUACIÓN. LOS BESOS SE ESPARCIERON POR TODO EL CUERPO DE LENA, QUIEN IRÓNICAMENTE SE SENTÍA EN EL CIELO. POCO A POCO SE FORMÓ UN CAMINO DE ROCES HASTA EL CENTRO DE LA PELIRROJA. YULIA SE CONCENTRÓ EN DEVOLVERLE EL PLACER QUE ACABA SE SENTIR, ADEMÁS ERA ELLA, ERA LENA, EL AMOR PERSONIFICADO.
LENA SENTÍA QUE YA PODRÍA MORIR EN PAZ, SI FUESE MORTAL, CLARO. ESTABA SIENDO AMADA POR YULIA, POR SU OTRA MITAD, LA FELICIDAD PLENA HABÍA SIDO ALCANZADA POR AMBAS. EL GRITO FINAL, LENA ACABABA DE AMAR Y SER AMADA EN TODAS LAS DIMENSIONES. SE SENTÍA EXTRAÑA, ERA ALGO QUE NO HABÍA SENTIDO ANTES, ESTABA EXHAUSTA. SONRIÓ, ERA UNA NOCHE LLENA DE EXPERIENCIAS NUEVAS, AHORA TENÍA SUEÑO, UN SOPOR ENORME SE APODERÓ DE SU RECIENTEMENTE AMADO CUERPO Y SÓLO QUERÍA RECOSTARSE SINTIENDO EL CUERPO DE YULIA A SU LADO.
LA PELINEGRA LE LEYÓ EL PENSAMIENTO, PUES EN PARTE ELLA SENTÍA Y QUERÍA LO MISMO. TOMÓ LA GABARDINA DE LENA Y LA COLOCÓ SOBRE AMBOS CUERPOS DESNUDOS. SE ACURRUCÓ Y DEJÓ QUE LENA SE RECOSTARA SOBRE SU PECHO, SINTIÓ COMO LA DELICADA MANO DE LENA LE RODEABA LA CINTURA.

- ERES HERMOSA. TE AMO.- DIJO YULIA BESANDO SUAVEMENTE LA CABELLERA DE LA PELIRROJA.

LENA SINTIÓ BROTAR ALGO MUY CÁLIDO Y MELÓDICO EN SU PECHO. LEVANTÓ LA VISTA HASTA ENFRENTAR DIRECTAMENTE A YULIA Y SONRIENDO LEVEMENTE MUSITÓ:

- TE AMO.- ACERCÁNDOSE LUEGO HASTA QUE PUDO BESAR POR ÚLTIMA VEZ, ESA NOCHE, A YULIA.

AMBAS DURMIERON, SOÑARON, DESCANSARON. EL ALMA CANSADA Y MALTRATADA DE YULIA POR FIN DESCANSABA, YA HABÍA ENCONTRADO LO QUE HABÍA PERDIDO, YA ESTABA COMPLETA. LENA POR SU PARTE, YA ESTABA VIVA, AHORA TENÍA SENTIDO Y SIGNIFICADO, TODO SE COMPRENDÍA. ESTABA CON YULIA, NO HABÍA MÁS RESPUESTAS.
PERO ALGO ENTRE LOS SUEÑOS DE LENA NO LA DEJABA TRANQUILA. LUEGO DE UN PAR DE HORAS DE SUEÑO TRANQUILO, SENTÍA UNA PRESENCIA EN EL AMBIENTE, EN SUS SUEÑOS. ESCUCHÓ UNA LEVE, PERO MASCULINA Y CONOCIDA VOZ LLAMÁNDOLA. POCO A POCO VOLVIÓ A LA CONCIENCIA, LO ESCUCHÓ AHORA CLARAMENTE, ERA KRYZSTOFF.
LA PELIRROJA DESPERTÓ SOBRESALTADA, SE MOVIÓ DE MANERA QUE NO DESPERTARA A LA PELINEGRA, QUIEN DORMÍA RELAJADAMENTE CON UNA PERCEPTIBLE SONRISA EN LOS LABIOS. SE PUSO DE PIE Y SE VISTIÓ. ESCUCHÓ OTRA VEZ EL LLAMADO DE KRYZSTOFF.
SE SENTÓ EN OTRO DE LOS SILLONES Y OBSERVÓ A YULIA. LA MIRADA ESTABA LLENA DE TRISTEZA, SABÍA QUE HABÍA COMETIDO UN GRAVE Y ENORME ERROR, JAMÁS DEBIÓ DEJAR QUE AQUELLO SUCEDIERA, DEBIÓ ALEJARSE DESDE EL COMIENZO, PERO NO, TENÍA QUE ECHARLO TODO A PERDER. TAL VEZ SÍ SE HUBIERA CONFORMADO SÓLO CON OBSERVARLA. TAL VEZ...
ELLA ERA UN ÁNGEL, HACE MUCHO QUE HABÍA DEJADO DE PERTENECER AL MUNDO AL QUE PERTENECÍA YULIA, NO TENÍA DERECHO DE ATARLA A ELLA, MENOS SABIENDO QUE YULIA TAMBIÉN SE MARCHARÍA Y JAMÁS VOLVERÍA A VERLA. SINTIÓ CULPA, CULPA POR HABERLE HECHO ESE DAÑO. HABÍA DEJADO QUE SE ENAMORARA DE ELLA Y AHORA IBA A MARCHARSE Y LA IBA A HACER SUFRIR, PENSÓ QUE ESA NO ERA LA MEJOR EXPERIENCIA PARA DESPEDIRSE DE ESTE MUNDO. MALDITA SEA, ERA UN ÁNGEL, ¿CÓMO PUDO OLVIDARLO...?
SE ACERCÓ A YULIA Y SE ARRODILLÓ. GRUESAS Y SENTIDAS LÁGRIMAS BROTARON DE SUS PRECIOSOS OJOS. TENÍA QUE HABLAR CON KRYZSTOFF. TENÍA QUE DESPEDIRSE DE YULIA, PERO LUEGO, PRIMERO LO PRIMERO.

- PERDÓN...- SUSURRÓ ENTRE EL MUDO LLANTO.

SE APARECIÓ EN LA ABANDONADA ESTACIÓN DE TRENES. EL SOL EMPEZABA A DESTELLAR SUS CÁLIDOS RAYOS, ALGUNAS NUBES SE ENCONTRABAN EN EL CIELO, DISPUESTAS A NO DEJAR REINAR AL ENORME ASTRO LEONADO. KRYZSTOFF GIRÓ SOBRE SU SITIO Y LA OBSERVÓ. LENA ESBOZÓ UNA FINGIDA SONRISA.

- HAY SONRISAS QUE SON UN MODO DE LLORAR CON BONDAD...
- ¿DE QUÉ HABLAS?
- ELENA, ¿AÚN PUEDE VERTE?
- TODOS PUEDEN... CUANDO ELLA ME VE.
- SE ACABÓ, NO PUEDES SEGUIR HACIENDO ESTO.
- KRYZS, YO...
- TÚ NADA, YA LO SABÍA TODO, PERO QUERÍA VER HASTA DÓNDE LLEGABA TU MENTIRA. ¡QUÉ CLASE DE ÁNGEL ERES! SE SUPONE QUE DEBEMOS PROTEGERLOS, NO HACERLES DAÑO, ¿ES ESTE TU IDEAL DE PROTECCIÓN?- FARFULLÓ EL ÁNGEL FINGIENDO ENOJO. TENÍA QUE HACERLO, ERA LA ÚNICA MANERA DE PONERLA A ELEGIR.
- ¡NO!, NO ES MI IDEAL DE PROTECCIÓN, PERO NO ES ALGO QUE YO HAYA BUSCADO, ¿CREES QUE ME HACE FELIZ SABER EL DOLOR QUE LE VOY A CAUSAR? ¿CREES QUE ME HACE FELIZ SEPARARME DE ELLA? PUES NO, TENGO EL ALMA DESHECHA EN PEDAZOS, MI CORAZÓN TIENE UN MALDITO NUDO EN EL MEDIO. ¡NO QUIERO DEJARLA!
- PERO TIENES QUÉ. SABES PERFECTAMENTE QUE CRUZASTE TODOS LOS LÍMITES QUE ÉL NOS IMPONE. ROMPISTE TODAS LAS REGLAS. SABÍAS QUE PODÍA VERTE Y NO TE ALEJASTE, LA ENAMORASTE, ME MENTISTE Y ENCIMA AHORA PONES EN DUDA TU MISIÓN.
- NO, NO PONGO EN DUDA MI MISIÓN, SÉ CUÁL ES Y NO LA CUESTIONO, PERO ME ENAMORÉ, NO LO BUSQUÉ. LA VI Y FUE... MARAVILLOSO. NO QUISE HACERLO...- SOLLOZÓ ELENA DEJÁNDOSE CAER DE RODILLAS SOBRE LA NIEVE. YA NO TENÍA FUERZAS PARA SEGUIR PELEANDO.

KRYZSTOFF SE ACERCÓ Y SE AGACHÓ. SE LE ESTRUJABA EL PECHO DE VER ASÍ A SU PEQUEÑA, PERO ERA NECESARIO, TODO DEPENDÍA DE ELLA.

- ERES UN ÁNGEL, NO LO OLVIDES. ELLA ES MORTAL, PERTENECEN A MUNDOS DIFERENTES. ÉL...
- ÉL LO SABÍA, ¿POR QUÉ ME ENVIÓ?

KRYZSTOFF SE QUEDÓ CALLADO. ELENA SE PUSO DE PIE. UNA ENORME IRA SE APODERÓ DE ELLA. CADA VEZ SE HACÍA MÁS HUMANA.

- YA NO IMPORTA. MI CORAZÓN ESTÁ ROTO Y EL SUYO LO ESTARÁ DENTRO DE UNOS MOMENTOS. YA NO IMPORTA. SI ESTE ES SU IDEAL DE PRUEBA, DÉJAME DE DECIRTE QUE ES MUY CRUEL.

SE ALEJÓ CAMINANDO RÁPIDAMENTE, PRESIONANDO CADA PASO CON FURIA.

- ¡ELENA, REGRESA AQUÍ!
- TENGO ALGO MÁS IMPORTANTE QUE HACER...
- ES UNA ORDEN. ERES UN ÁNGEL, NO TIENES LIBRE ALBEDRÍO, DEBES OBEDECER.

ELENA GIRÓ.

- SÉ PERFECTAMENTE LO QUE SOY Y AHORA LO VEO COMO UNA CONDENA, PORQUE ME VOY A QUEDAR SOLA POR UNA ETERNIDAD, UN ETERNIDAD SIN ELLA. SÉ QUE NO LO PUEDO CAMBIAR Y NO SABES CUÁNTO SE LO AGRADEZCO A ÉL.
- ¡ESTÁS BLASFEMANDO!
- DIME ALGO QUE NO SEPA...
- ELENA, TE VAS A CONDENAR.
- YA TODO ME DA IGUAL. SIN ELLA, NADA IMPORTA.
- ¡REGRESA AQUÍ!
- DEBO DESPEDIRME, ES LO MENOS QUE LE DEBO A YULIA...

Y SE FUE. ELENA DESAPARECIÓ, DEJANDO A KRYZSTOFF MUY CONFUNDIDO, ¿SE SUPONE QUE DEBÍA REACCIONAR ASÍ...?
LÍEV APARECIÓ CASI ENSEGUIDA. POSÓ UNA DE SUS MANOS EN EL HOMBRO DE KRYZSTOFF.

- TRANQUILO, TENÍA QUE SER ASÍ.
- ESO SIGNIFICA QUE HA OPTADO POR SER ÁNGEL.
- VA A RENUNCIAR A ELLA.
- PERO VA A SER DESDICHADA.
- ENTONCES LE DAREMOS UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.
- SERÍA LO MEJOR, ESTÁ MUY CONFUNDIDA.

YULIA DESPERTÓ, SINTIÓ QUE LE HACÍA FALTA ALGO O ALGUIEN. SE LLEVÓ UNA INGRATA SORPRESA AL VER QUE LENA NO ESTABA. SE PUSO DE PIE RÁPIDAMENTE Y SE VISTIÓ A UNA VELOCIDAD EXTREMA. LLAMÓ SU NOMBRE POR TODA LA CASA, PERO NADIE LE CONTESTABA. PENSÓ QUE DEBÍA BUSCARLA, ¿QUÉ HABRÍA LLEVADO A LENA A MARCHARSE DE ESA MANERA...?
BUSCÓ LAS LLAVES DE LA CASA Y CUANDO ESTABA DISPUESTA A SALIR EN BÚSQUEDA DE LA OTRA MITAD DE SU ALMA, LA ENCONTRÓ FRENTE A LA CASA.

- LENA...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:19

CAPÍTULO VI: “UN DÍA GRIS DE INVIERNO”



YULIA HECHÓ A CORRER Y SE ABRAZÓ A LENA. LA PELIRROJA TENÍA LOS OJOS HINCHADOS Y ENCARNADOS, AÚN HABÍAN RASTROS DE LÁGRIMAS QUE SE HABÍAN DESBORDADO ANTE LA INMINENTE DESPEDIDA. YULIA SE AFERRÓ AL CUERPO DE LA MUJER A QUIEN AMABA, PERO NO SINTIÓ QUE FUERA CORRESPONDIDA. SE SEPARÓ Y SE FIJÓ EN EL ESTADO EN QUE SE ENCONTRABA LA PELIRROJA. AHORA ESTABA PREOCUPADA.

- LENA, ¿QUÉ SUCEDE?
- DEBEMOS HABLAR.
- C-CLARO, ENTREMOS, ME ESTOY CONGELANDO.

LENA SE ENCONTRABA INMUTABLE, INEXPRESIVA. SE SENTÍA COMO SI ESTUVIERAN A PUNTO DE VACIARLA, A PUNTO DE QUE LA DEJEN SIN NADA. LA MIRADA ESTABA FIJA EN LA NIEVE. NO TIRITABA, ERA LÓGICO, NO SENTÍA LO MISMO QUE LOS MORTALES. PARECÍA QUE ESTUVIERA MUERTA...

- NO, QUIERO QUE VENGAS CONMIGO, DEBO MOSTRARME ALGO, ESO RESPALDARÁ MI HISTORIA.

LENA EMPEZÓ A CAMINAR, SE DIRIGÍA AL CEMENTERIO. YULIA NO COMPRENDÍA NADA, PERO AÚN ASÍ LA SIGUIÓ. LENA CAMINABA POR DELANTE, EN SILENCIO. UN GRUESO Y DOLOROSO NUDO EN LA GARGANTA, ESE INDESCRIPTIBLE DOLOR EN EL PECHO Y LA TRISTEZA DE PERDER A YULIA LE IMPEDÍAN ARTICULAR PALABRA ALGUNA. SIN EMBARGO, ESE SILENCIO Y LA EXTRAÑA ACTITUD DE LENA ESTABAN DESQUICIANDO A LA PELINEGRA. SE PUSO A LA ALTURA DE LENA, DE MANERA QUE ÉSTA YA NO FUERA POR DELANTE. LE TOMÓ LA MANO, BUSCANDO ASÍ ALGUNA REACCIÓN, NADA. FINALMENTE YULIA TENÍA QUE SABER.

- ESTÁ BIEN, ¿ADÓNDE VAMOS?- PREGUNTÓ DETENIENDO A LENA SUJETÁNDOLA POR AMBOS BRAZOS.
- LO SABRÁS EN CUANTO LLEGUEMOS.
- NO, ME LO DIRÁS AHORA.
- VAMOS AL CEMENTERIO.- DIJO LENA PROSIGUIENDO SU CAMINO.

UN TIRÓN EN LA ROPA LA HIZO GIRAR Y ENFRENTAR CON LA VISTA A YULIA.

- POR FAVOR, DIME QUÉ TE SUCEDE.
- CUANDO LLEGUEMOS ALLÍ, TE EXPLICARÉ, LO PROMETO.
- ¿AL CEMENTERIO...? NO ENTIENDO NADA, PODRÍAS POR LO MENOS DESPEJARME UN POCO EL PANORAMA.
- SERÁ MEJOR HABLAR ALLÁ.
- ¿QUÉ TE SUCEDE? ESTÁS TAN DIFERENTE... HACE UNAS HORAS ERAS TÚ, LA MUJER DE LA QUE ME ENAMORÉ, CON QUIEN QUIERO PASAR TODOS Y CADA UNO DE MIS DÍAS, LA MUJER A QUIEN AMÉ Y ME AMÓ CON PASIÓN, TE ENTREGASTE A MÍ Y YO A TI... Y AHORA, ESTÁS TAN DIFERENTE, TAN FRÍA...
- NO VUELVAS A DECIR ESO...- DIJO CASI EN UN GRITO LENA, ZAFÁNDOSE DE LAS MANOS DE YULIA Y TRATANDO DE CONTENER EL LLANTO QUE AMENAZABA CON DESBORDARSE.
- ¿DE QUÉ HABLAS...? ¡MALDITA SEA! ¡DIME QUÉ TE SUCEDE!
- LLEGAMOS...

SE ENCONTRABAN FRENTE AL PORTÓN DE UN VIEJO CEMENTERIO, LENA ENTRÓ SIN MAYOR CEREMONIA, CAMINABA TAN RÁPIDO COMO ERA HUMANAMENTE POSIBLE. YULIA NO TUVO MÁS OPCIÓN QUE SEGUIRLA.

- ¿A QUÉ LE TEMES?- ENCARÓ YULIA A LA PELIRROJA.

NO LE RESPONDIÓ, SE HABÍA DETENIDO FRENTE A UNA VIEJA Y DESCUIDADA LÁPIDA. YULIA TAMBIÉN SE HABÍA DETENIDO, PERO NO LEÍA BIEN LO QUE DECÍA EN LA LÁPIDA, EL POLVO ACUMULADO SE LO IMPEDÍA.

- LENA, HÁBLAME, POR FAVOR...
- TENGO QUE IRME.
-¿CÓMO? PERO SI HACE UN MES QUE HAS LLEGADO Y-Y... YO...NO QUIERO QUE TE VAYAS.
- NO IMPORTA LO QUE TÚ O YO QUERAMOS.- DIJO CON LA CABEZA GACHA Y LÁGRIMAS RODANDO CUESTA ABAJO EN SUS MEJILLAS.
- NO, NO TE VAS A IR. VOY A HABLAR CON TUS PADRES, ME CONSEGUIRÉ UN EMPLEO, HARÉ LO QUE SEA PARA QUE TE QUEDES, ACABO DE ENCONTRARTE Y N...
- NO SABES LO QUE DICES...- LENA PENSÓ QUE ERA MEJOR SER HIRIENTE.
- NO, POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA ESTOY SEGURA DE ALGO, TE AMO Y NO TE VOY A DEJAR IR. ME COSTÓ MUCHO ENCONTRARTE.
- NO SEAS TONTA, POR EL AMOR DE DIOS. NO TENGO PADRES, NO TENGO FAMILIA EN NINGÚN LUGAR DEL MUNDO, NO TENGO PASADO, NO TENGO HISTORIA, JAMÁS SIENTO FRÍO, HAMBRE, SUEÑO. ¿NO TE HAS PREGUNTADO NUNCA POR QUÉ SIEMPRE USO LA MISMA ROPA?
- PENSÉ QUE ERA LO QUE TE GUSTABA. NO ME PARECIÓ MUY IMPORTANTE.
- NO ESTUDIO, NO TENGO EDAD. LO ÚNICO PARECIDO A ALGO QUE TÚ TENGAS Y QUE YO TENGO ES ESTE MALDITO AMOR QUE ME DESTROZA EL CORAZÓN EN ESTE PRECISO MOMENTO.
- EL AMOR NO DESTROZA, A MÍ ME SALVÓ.
- CUANDO ES IMPOSIBLE ES DESTRUCTOR.
- ¿DE QUÉ ESTÁS HABLANDO? NUESTRO AMOR ES POSIBLE, ES REAL... TODO LO QUE ACABAS DE DECIR, NO TIENE NINGÚN SENTIDO.
- POR ESO TE TRAJE AQUÍ, LAS PRUEBAS SON IRREFUTABLES. NUESTRO AMOR SÍ ES IMPOSIBLE...- DIJO LENA MIENTRAS CON SU MANO DERECHA Y EL ROSTRO BAÑADO EN LÁGRIMAS LIMPIABA LA LÁPIDA FRENTE A LA CUAL SE HABÍAN DETENIDO, DEVELANDO ASÍ LAS LETRAS EN ELLA.

“ELENA KATINA SERGEEVNA, AMADA HIJA Y SER HUMANO ÚNICO. 1942-1960”. YULIA SINTIÓ COMO SI LE CLAVARAN UN PUÑAL DE HIELO EN MEDIO DEL CORAZÓN.

- ¿QUÉ CLASE DE BROMA ES ESTA?
- NO ES NINGUNA BROMA, YO... NO ESTOY VIVA.
- ¿QUÉ RAYOS ERES?
- SOY UN ÁNGEL, ME ENVIARON A CUIDARTE, PERO ALGO SALIÓ MAL Y PODÍAS VERME Y...
- ¡CÁLLATE! ESTO TIENE QUE SER UNA PESADILLA.
- YULIA, ESCÚCHAME POR FAVOR...- IMPLORÓ LENA ACERCÁNDOSE A YULIA.
- ALÉJATE DE MÍ, NO HAY NADA QUE EXPLICAR.- DIJO YULIA ALEJÁNDOSE DE LA PELIRROJA.
- JAMÁS BUSQUÉ ESTO. SE SUPONÍA QUE SÓLO DEBÍA CUIDARTE, PERO ESA NOCHE PUDISTE VERME Y SIEMPRE PODÍAS.
- ¿POR QUÉ NO TE ALEJASTE?
- PORQUE NACIÓ EN MÍ LO MISMO QUE NACIÓ EN TI, LO MISMO QUE ME OBLIGÓ A ENTREGARME A TI. POR QUE ME ENAMORÉ DE TI.

YULIA TRATABA DE ASIMILAR LO QUE LE ESTABA DICIENDO LENA. MIRÓ LA LÁPIDA, LA MIRÓ A ELLA. TRATABA DE ENTENDER.

- ¿CÓMO SUCEDIÓ?
- NO TENGO RECUERDOS DE ELLO, SÓLO SÉ QUE ANTES ERA MORTAL, COMO TÚ, PERO LUEGO, ME CONVIRTIERON.

EL LLANTO HACE MUCHO QUE HABÍA SIDO EXPUESTO POR PARTE DE LA PELINEGRA, ERA INÚTIL TRATAR DE ESCONDERLO, LA VENCÍA, ERA LA ÚNICA MANERA DE LIBRARSE UN POCO DE ESE INMENSO DOLOR. YULIA SÓLO ATINÓ A PEDIRLE ALGO A LA PELIRROJA.

- QUÉDATE CONMIGO...- SUSURRÓ EN UN HILO DE VOZ Y MIRÁNDOLA DE FRENTE.

LENA DUDÓ, POR UN MOMENTO PENSÓ EN QUEDARSE Y MANDAR TODO AL INFIERNO, PERO PENSÓ, QUE ÉL PODÍA A VECES SER COMPRENSIVO, PERO TAMBIÉN PODÍA CASTIGAR, A ELLA O A YULIA Y LO QUE MENOS QUERÍA ERA PERJUDICAR AL SER QUE TANTO AMABA.

- TENGO QUE IRME, PERTENECEMOS A MUNDOS DIFERENTES. SOY UN ÁNGEL. LO SIENTO.- SENTENCIÓ FINALMENTE, DÁNDOSE MEDIA VUELTA, CAMINO A LA PUERTA DE SALIDA.

YULIA SINTIÓ QUE EL UNIVERSO SE LE VENÍA ENCIMA, IBA A PERDERLA, NO PODÍA PERMITIRLO, TENÍA QUE HACER ALGO, PERO PARECÍA QUE NO HABÍA NADA QUE PUDIERA CONVENCER A LA PELIRROJA PARA QUE CAMBIARA SU OPINIÓN. LE GRITÓ:

- ¿SABES? ES LA PRIMERA VEZ QUE ME ENFURECE TANTO EL DARME CUENTA QUE SOY UNA ESTÚPIDA, QUE MI CORAZÓN ES UN ESTÚPIDO...

LENA SE DETUVO, SIN EMBARGO SIGUIÓ DÁNDOLE LA ESPALDA A YULIA. LAS LÁGRIMAS CAÍAN INCESANTEMENTE EN LA NIEVE A LOS PIES DE LA PELIRROJA. YULIA CONTINUÓ:

- QUE CON EL CORAZÓN NO SE DISCUTE, QUE ES CIERTO CUANDO DICEN QUE EN ESTO NO SE ESCOGE, QUE SIEMPRE TERMINAS ENAMORÁNDOTE DE QUIEN NO DEBES... PERO, ¿SABES QUÉ ES LO QUE MÁS ME ENFURECE...? QUE AÚN SI HUBIERA PODIDO ESCOGER, DE TODAS MANERAS Y SIN NINGUNA DUDA, IGUAL TE HUBIERA ESCOGIDO A TI...

ESTO FUE UN GOLPE MORTAL PARA LENA. SE DIO LA VUELTA Y MIRÓ DE FRENTE A YULIA.

- ES POR TU BIEN. SÓLO RECUERDA QUE TE AMO Y SIEMPRE TE AMARÉ. PERDÓNAME...- DIJO LENA CON LA MIRADA INFINITAMENTE CRISTALINA Y HERIDA POR EL DOLOR.

FRENTE A LOS PROPIOS OJOS DE YULIA, LENA SE DESVANECIÓ. AHORA NO LE QUEDABA NINGUNA DUDA A LA MORENA. LENA LE HABÍA DICHO LA VERDAD. LENA SE HABÍA IDO, LA HABÍA PERDIDO.
KRYZSTOFF SE APARECIÓ AL LADO DE YULIA. LA MORENA SE HABÍA ARRODILLADO EN LA NIEVE Y AHORA CON LOS PUÑOS FUERTEMENTE CERRADOS LLORABA SIN NINGÚN REPARO. AL ÁNGEL SE LE PARTIÓ EL CORAZÓN. SÓLO LA OBSERVABA CON UNA MIRADA LLENA DE COMPASIÓN. ESPERABA QUE LENA PIDIERA SER MORTAL, SE LO CONCEDERÍAN EN EL ACTO. ESPERABA QUE YULIA TUVIESE LA PACIENCIA NECESARIA.

LUEGO DE HABER LLORADO HASTA QUEDARSE SIN LÁGRIMAS, YULIA SE QUEDÓ CASI TODO EL DÍA OBSERVANDO LA LÁPIDA EN LA CUAL ESTABA GRABADO EL NOMBRE DE LENA. SÓLO OBSERVABA. A LAS SEIS DE LA TARDE, APROXIMADAMENTE, YULIA DECIDIÓ REGRESAR A CASA, NO TENÍA MÁS OPCIÓN.
AL LLEGAR A SU CASA, ENTRÓ EN LA FASE DE SU TRISTEZA EN QUE SE LLENABA DE CÓLERA. EMPEZÓ A GRITARLE AL CIELO, TRATANDO DE QUE ÉL LA ESCUCHARA.

- TENÍAS QUE MANDARME UN ÁNGEL, TENÍAS QUE DEJAR QUE ME ENAMORARA. ME LA QUITASTE... ¿POR QUÉ? ¿TANTO ME ODIAS? PERO SABES QUÉ, NO ME IMPORTA, ME ENTIENDES, ¡NO ME IMPORTA! AÚN ASÍ LA AMO, SIEMPRE LA AMARÉ, ALGÚN DÍA TENDRÉ QUE ENCONTRARLA OTRA VEZ, NO DEJARÉ QUE ME DERROTES... TENGO QUE ENCONTRARLA...- SOLLOZÓ, CAYENDO DE RODILLAS DANDO RIENDA SUELTA A SU DOLOR OTRA VEZ. PERO YA NO PUDO MÁS MANTENER ESA ACTITUD DE DESAFÍO.
- POR FAVOR... DEVUÉLVEMELA...- FUE LO ÚLTIMO QUE SUSURRÓ ANTES DE SEGUIR LLORANDO.

MIENTRAS TANTO, EN EL CENTRO DE LA PLAZA ROJA, SE ENCONTRABA LENA. AÚN SEGUÍA LLORANDO, TODO EL DÍA LO HABÍA HECHO. LOS DEMÁS ÁNGELES LA OBSERVABAN, PARECÍA QUE TODOS ESTABAN DE DUELO. SE SOLIDARIZABAN CON EL DOLOR DE SU COMPAÑERA.
EMPEZÓ A LLOVER. YULIA SE HABÍA QUEDADO DORMIDA EN EL SUELO DE SU HABITACIÓN, ARROPADA POR SU TRISTEZA, SOLEDAD Y DESOLACIÓN. LENA ESTIRÓ LAS PALMAS DE SUS MANOS Y LAS COLOCÓ HACIA ARRIBA. SENTÍA COMO CAÍAN LAS GOTAS PROVENIENTES DEL CIELO. MIRÓ HACIA ARRIBA Y CADA GOTA SE MEZCLABA CON SUS LÁGRIMAS. ABRIÓ LOS OJOS Y DIJO:

- ¿ES TU FORMA DE DECIR QUE LO SIENTES...? SI HUBIERA PODIDO ESCOGER, DE TODAS MANERAS ME HUBIERA ESCOGIDO A MÍ... YULIA... PERDÓN...- DIJO MIENTRAS AGACHABA LA CABEZA Y SE ARRODILLABA DERROTADA POR EL DOLOR. LAS PALMAS DE SUS MANOS SINTIERON AHORA EL FIRME Y HÚMEDO CONCRETO. ERAN SU SOPORTE PARA NO CAER. LAS LÁGRIMAS SEGUÍAN CAYENDO INCLEMENTES DE SUS PRECIOSOS OJOS. SU LLANTO YA NO ERA MUDO, AHORA GEMÍA Y SENTÍA QUE EL ALMA SE LE IBA EN CADA EXHALACIÓN, SÓLO ATINABA A REPETIR UNA Y OTRA VEZ:

- PERDÓNAME, YULIA...

K PASARA CON YULIA Y LENA?.......
SEGUIRA SIENDO UN ANGEL O LE DARAN SU SEGUNDA OPORTUIDAD?.....
O YA SERA DEMASIADO TARDE.......
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   18/12/2008, 04:19

CAPÍTULO VII: “EL RESTO DE MI VIDA CONTIGO”


AHORA ERA YULIA LA QUE PERSONIFICABA UN SENTIMIENTO: LA TRISTEZA. LA VACUIDAD HABÍA REGRESADO. PERO AHORA TODO ERA TAN DIFERENTE. AMABA A LENA CON TODO SU CORAZÓN, LA EXTRAÑABA HORRORES. UNA PARTE SUYA ESTABA CONCENTRÁNDOSE EN OLVIDARLA, O AL MENOS EN TRATAR DE HACERLO. SU OTRA PARTE ALBERGABA ESPERANZAS, ESA PEQUEÑA ESPERANZA DE QUE LENA REGRESARA A SU VIDA.
ERA EN ESOS DÍAS QUE SE PONÍA A PENSAR. LENA ERA COMO UNA BRILLANTE ESTRELLA FUGAZ. ENTRABA Y SALÍA DE SU VIDA COMO ESOS CUERPOS CELESTES. RAYOS... SÍ QUE LA EXTRAÑABA.
ESTABA SENTADA FRENTE A SU ESCRITORIO, ASÍ QUE TOMÓ UNA HOJA Y UNA PLUMA. IBA A ESCRIBIR O AL MENOS IBA A INTENTAR PLASMAR LO QUE SENTÍA EN ESE MOMENTO EN ESA FINA HOJA DE PAPEL.
LENA YA NO OBSERVABA. SÓLO FIJABA SU VISTA EN ALGÚN PUNTO INEXISTENTE Y SE CONCENTRABA EN ÉL. KRYZSTOFF HABÍA INTENTADO ANIMARLA, PERO LA PELIRROJA SIEMPRE TERMINABA LLORANDO. LA SOLEDAD, QUE ANTES ERA SU MEJOR AMIGA, AHORA NO ERA MÁS QUE SU VERDUGO Y TORTURA A LA VEZ. NO LE HABLABA A NADIE, SE ESCONDÍA Y HUÍA DE SUS COMPAÑEROS, SÓLO RECORDABA A YULIA.
LA PELINEGRA, POR SU PARTE ESTABA PEOR QUE NUNCA. NO CENABA, A VECES NI SE LEVANTABA DE LA CAMA. CADA QUE VOLTEABA DESEABA VER A LENA PARADA ALLÍ MIRÁNDOLA, COMO EN SU SUEÑO. ESE SUEÑO, YA ERA UNA CONSTANTE. LA PELINEGRA SÓLO DORMÍA PARA PODER SOÑAR A LENA.
EN LAS TARDES FRÍAS, EN LAS NOCHES DESPEJADAS, EN LAS MAÑANAS RUTINARIAS, EN CUALQUIER MOMENTO LA EXTRAÑABA. A VECES EN CLASE SIMPLEMENTE NO PODÍA MÁS Y LAS LÁGRIMAS CAÍAN SILENCIOSAS.
LARISSA ESTABA MÁS AFLIGIDA QUE NUNCA. SENTÍA QUE SU PEQUEÑA HABÍA TOCADO FONDO Y NO SE EXPLICABA CÓMO DE SU APARENTE ESTADO DE FELICIDAD DE HACE UNAS SEMANAS SE HABÍA HUNDIDO TANTO EN LA TRISTEZA Y EL DOLOR.
UNA TARDE ENTRÓ A SU HABITACIÓN, SE SENTÓ EN SU CAMA Y LA ACOMODÓ PARA QUE LA CABEZA DE LA PELINEGRA QUEDARA EN SUS FALDAS.

- ¿A QUIÉN EXTRAÑAS TANTO, PEQUEÑA?

EL LLANTO INICIADO POR YULIA LE INDICÓ A LARISSA QUE ESTABA EN LO CORRECTO.

- TRANQUILA, HIJA. JAMÁS DEJES QUE LA AUSENCIA DE ESPERANZA CONGELE TU CORAZÓN.

YULIA SUSPIRÓ Y CONTINUÓ LLORANDO. LARISSA SÓLO TRATÓ DE CONSOLARLA.

LENA ESTABA EN PARÍS. PARA SER MÁS EXACTOS EN LA TORRE EIFFEL. ERA SU LUGAR FAVORITO DESDE QUE HABÍA DEJADO RUSIA. KRYZSTOFF LA IBA A VER DE VEZ EN CUANDO, PERO SIEMPRE ERA LO MISMO, SILENCIO.
AQUEL DÍA YULIA VIO SOBRE SU ESCRITORIO LA HOJA QUE UNOS DÍAS ATRÁS HABÍA ESCRITO. CREÓ UN POEMA. SE LE OCURRIÓ UNA IDEA. TOMÓ LA HOJA Y LA ENROLLÓ, LA ATÓ CON UNA DELGADA CINTA NEGRA Y SALIÓ DE SU CASA. EN EL CAMINO COMPRÓ UNA DELICADA ROSA BLANCA Y SE DIRIGIÓ AL CEMENTERIO. NO SABÍA SI LENA ESTARÍA CERCA SUYO, SI ESTABA EN ALGÚN LUGAR Y AHORA NO PODÍA VERLA, PERO SÓLO SABÍA QUE LO MÁS CERCA QUE PODÍA ESTAR DE LA PELIRROJA ERA ESA LÁPIDA.
LLEGÓ Y DEJÓ LA ROSA JUNTO AL POEMA QUE HABÍA ESCRITO. KRYZSTOFF OBSERVABA LA ESCENA. PENSÓ QUE ERA HORA DE PRESIONAR A LENA PARA QUE DIERA EL GRAN SALTO. DESPUÉS QUE YULIA SE HUBO MARCHADO, TOMÓ LA ROSA Y EL POEMA Y FUE EN BUSCA DE LENA, SABÍA QUE ESTARÍA EN LA TORRE.
LENA SINTIÓ UNA FIRME MANO SOBRE SU HOMBRO, GIRÓ SIN ÁNIMO Y SE ENCONTRÓ A KRYZSTOFF CON UNA ROSA BLANCA Y UNA HOJA ENROLLADA EN LA MANO.

- ESTO ES PARA TI...
- ¿DE TU PARTE?
- FUI AL CEMENTERIO... SON DE YULIA.
- ¿TE VIO? ¿SIGUE...VIVA?
- NO, NO ME VIO Y SÍ, SIGUE VIVA. CREÍ QUE SERÍA MEJOR SI TÚ TUVIERAS ESTO.
- GRACIAS.
- ME VOY, CUALQUIER COSA ME LLAMAS.
- CLARO.

LENA TOMÓ LA ROSA Y LA HOJA Y ESPERÓ A QUE KRYZSTOFF SE FUERA. LA TRISTEZA SE POSÓ DE MANERA PENETRANTE EN SU MIRADA. VIO LA ROSA Y ASPIRÓ. LUEGO Y CON MUCHA DELICADEZA, DESATÓ LA DELGADA CINTA NEGRA Y DESPLEGÓ LA HOJA BLANCA QUE TENÍA LETRAS ESCRITAS.

“NO SÉ SI ALGÚN DÍA LEERÁS ESTO, LO ESCRIBÍ UNA TARDE EN QUE LA SOLEDAD ME SIRVIÓ DE COMPAÑERA Y CRÍTICA. SIEMPRE FUISTE Y SERÁS MI MUSA. A PESAR DE TODO LO QUE PUDE HABER PENSADO O DICHO AÚN TE AMO Y CREO QUE SIEMPRE LO HARÉ. NO SABES CUÁNTO DESEARÍA TENERTE A MI LADO Y NO EXTRAÑARTE COMO LO HAGO. ESTÉS DONDE ESTÉS, SI PUEDES LEER ESTO, SABRÁS QUE SIEMPRE TE ESTARÉ ESPERANDO Y EL DÍA QUE ME CANSE DE HACERLO, SERÉ YO QUIEN TRATE DE ENCONTRARTE.

SIN UNA ESPERANZA

SENTADA AQUÍ, PENSANDO EN LO QUE FUE Y PUDO SER;
CON LA TENUE LUZ EN MIS OJOS LLENOS DE LÁGRIMAS;
TAN ROJOS COMO LA SANGRE QUE DERRAMA MI CORAZÓN,
TAN CANSADOS Y PESADOS E INÚTILMENTE GASTADOS,
PORQUE POR TU AMOR YA TODO LO HE DADO.

LA ILUSIÓN FUE GRANDE, EL DESENGAÑO ENORME,
TUS PALABRAS ME HIRIERON
COMO DARDOS DIRIGIDOS A MI CORAZÓN.
TU INFINITA MIRADA, ANTES LLENA DE TERNURA Y PASIÓN
AHORA SÓLO ME BRINDA FRIALDAD Y AFLICCIÓN.

LA CULPA DESTRUYE MI ALMA,
LAS PREGUNTAS INVADEN MI MENTE,
Y MIS ENTRAÑABLES AMIGAS, LA SOLEDAD Y LA MELANCOLÍA,
VIENEN ESTA NEGRA NOCHE A HACERME COMPAÑÍA.

YA NO PUEDO ESCAPAR,
YA SE UNIERON A MÍ,
COMO LAS ESTRELLAS SE UNEN A LA NOCHE
PARA VER EL ATARDECER MORIR.

¿CÓMO HE DE OLVIDARTE?
ES EL ÚNICO PENSAMIENTO QUE HUYE DE MÍ,
TAL VEZ PORQUE NO QUIERO,
TAL VEZ PORQUE NO PUEDO...

EL TIEMPO PASA Y YO SIGO AQUÍ,
SIN UNA ESPERANZA Y SIN SABER DÓNDE IR...

ESPERO ENCONTRARTE ALGÚN DÍA.

CON AMOR, YULIA”.

LENA SE QUEDÓ EN SILENCIO, SINTIÓ QUE TODO PARÍS ENMUDECÍA. SÓLO ATINÓ A LLAMAR A KRYZSTOFF.

- ¿QUÉ SUCEDE?
- YA NO AGUANTO MÁS Y NO SÉ SI SEA POSIBLE, PERO QUIERO SER MORTAL, QUIERO SER COMO TODOS ELLOS.- DIJO SEÑALANDO A LAS PERSONAS QUE PULULABAN POR LA CAPITAL FRANCESA.
- YA TE HABÍAS TARDADO...
- SÓLO DIME QUÉ TENGO QUE HACER.
- VE A BUSCARLA.
- ¿Y YA?
- APENAS PISES SUELO MOSCOVITA DEJARÁS DE SER ÁNGEL.
- GRACIAS...
- NO TE PREOCUPES, ES TU DESTINO. MAÑANA SERÁ DIFERENTE TODO.

LENA LO ABRAZÓ FUERTE Y LE DIJO QUE JAMÁS LO OLVIDARÍA. SE CONCENTRÓ Y APARECIÓ FRENTE A SU LÁPIDA, FUE LO PRIMERO QUE PUDO VISUALIZAR. DE PRONTO LE PARECIÓ QUE LA GABARDINA ERA DEMASIADO DELGADA. EL FRÍO INVIERNO RUSO SE HIZO RESPETAR CON LA PELIRROJA. VIO UNA VEZ MÁS LA ROSA Y EL POEMA Y SE ECHÓ A CORRER, QUERÍA LO MÁS ANTES POSIBLE LLEGAR A LA CASA DE YULIA.
EL AIRE ENTRABA Y SALÍA DE SUS PULMONES DE UNA MANERA DESCONTROLADA. SENTÍA QUE LAS PIERNAS LE DOLÍAN Y LA GARGANTA LE ARDÍA. IBA CORRIENDO COMO SI ESCAPARA DE UNA MANADA DE LEONAS HAMBRIENTAS. FINALMENTE DIVISÓ LA CASA DE YULIA. VIO A UNA MUJER SALIR DE LA CASA Y METERSE AL AUTO, EL CUAL SE ALEJÓ DE LA CASA DE LA MORENA. LENA SE DETUVO. ¿Y SI YULIA IBA EN EL AUTO? TENÍA QUE AVERIGUARLO.
ACELERÓ LO MÁS QUE PUDO. LA LLUVIA HACÍA MUCHO RATO QUE LA HABÍA EMPAPADO, SÓLO LE IMPORTABA LLEGAR. FINALMENTE LO HIZO. TOCÓ LA PUERTA COMO DESAFORADA, NO LE IMPORTÓ QUE HUBIESE TIMBRE.
YULIA ESTABA TIRADA EN SU CAMA. SE SOBRESALTÓ UN POCO AL SENTIR LOS GOLPES EN LA PUERTA PRINCIPAL. LE EXTRAÑÓ. SUS PADRES YA SE HABÍAN IDO, SINTIÓ EL AUTO PONERSE EN MARCHA Y ALEJARSE. ¿QUIÉN SERÍA A ESAS HORAS Y CON ESA LLUVIA? Y SOBRE TODO, ¿POR QUÉ LA IMPACIENCIA?
YULIA FRUNCIÓ EL CEÑO, DISPUESTA A DESPACHAR DE LA MANERA MENOS CORTÉS A AQUEL QUE SE HUBIERA ATREVIDO A VIOLAR LA TRANQUILIDAD EN LA QUE SE HABÍA SUMERGIDO SU HOGAR.
BAJÓ PESADAMENTE LAS ESCALERAS, MIENTRAS SEGUÍA ESCUCHANDO LOS FUERTES TOQUES EN LA PUERTA. LENA ESTABA DESESPERADA. PENSÓ QUE YULIA SÍ SE HABÍA IDO EN ESE AUTO. AHORA, ¿HASTA QUÉ HORA IBA A ESPERAR...?
TRES SEGUNDOS, ESO FUE LO QUE ESPERÓ ENTRE LO QUE PENSÓ Y QUE YULIA ABRIERA LA PUERTA.
YULIA ESTABA SORPRENDIDA, A QUIEN MENOS ESPERABA VER AL ABRIR ESA PUERTA ERA A LENA. LA MIRÓ, LA PELIRROJA ESTABA COMPLETAMENTE EMPAPADA Y TIRITABA DE MANERA PERCEPTIBLE. EL EFECTO INICIAL SE ESFUMÓ, DANDO PASO A LO QUE AMBAS NECESITABAN: SENTIRSE. SE ABRAZARON TAN FUERTE COMO LES FUE POSIBLE. YULIA SINTIÓ LA RESPIRACIÓN AGITADA DE LA PELIRROJA Y SE PREOCUPÓ. SE SEPARÓ DE LENA.

- ¿ESTÁS BIEN?
- SÍ, ES SÓLO QUE... TUVE QUE CORRER PARA LLEGAR MÁS RÁPIDO.
- ESPERA, ESPERA, HAS CORRIDO, ESTÁS TEMBLANDO Y ESTÁS AQUÍ...
- YA NO SOY MÁS UN ÁNGEL... PEDÍ SER MORTAL.
- ¿Y YA?
- SÍ, PERO YO TENÍA QUE PEDIRLO, AÚN SI PENSABA QUE ERA IMPOSIBLE.

YULIA ABRAZÓ NUEVAMENTE A LENA Y LA HIZO ENTRAR A LA CASA. LA DEJO EN LA SALA Y FUE POR UNAS MANTAS Y ALGO DE ROPA SECA. AYUDÓ A LENA A CAMBIARSE Y A SECARSE. ENCENDIÓ LA CHIMENEA Y LE COLOCÓ UNA MANTA ENCIMA, NO QUERÍA QUE SU PECOSA SE ENFERMARA.

- PERDÓNAME...- MURMURÓ LENA.
- ¿PERDONARTE? NO HAY NADA QUE PERDONAR.
- SÍ, YO TUVE LA RESPUESTA TODO EL TIEMPO Y NUNCA ME DI CUENTA.
- ¿QUÉ FUE LO QUE TE “MOTIVÓ”?

LENA SACÓ DE UNO DE LOS BOLSILLOS DE SU MOJADA GABARDINA UN PAPEL Y LA ROSA.

- ESTO.- DIJO MOSTRÁNDOLE AMBAS COSAS.
- PERO, CÓMO...
- ES UNA LARGA HISTORIA.

LENA TOMÓ LAS COSAS Y LAS ARROJÓ AL FUEGO DE LA CHIMENEA.

- ¿POR QUÉ LO HICISTE?
- PORQUE ESO REPRESENTABA QUE PROBABLEMENTE JAMÁS IBA A ESTAR CONTIGO, AHORA ESO QUEDÓ EN EL PASADO.

YULIA SE ARRODILLÓ FRENTE A LENA Y TOMANDO AMBAS MANOS DE LA PELIRROJA, LE DIJO:

- AQUELLA MARAVILLOSA NOCHE NO DIJE COMPLETAMENTE LO QUE QUERÍA. DESDE QUE TE VI, SUPE QUE TÚ ERAS A QUIEN MI CORAZÓN ESTABA BUSCANDO, MI ALMA TE RECONOCIÓ Y YA NO PUDE DEJARTE IR DE MÍ. ESTÁS AQUÍ, EN MÍ, EN MI CORAZÓN, EN MI SISTEMA Y TE VAS A QUEDAR PARA SIEMPRE. TE AMO, ES LO ÚNICO QUE IMPORTA, NO IMPORTA DE DÓNDE VENGAMOS, QUIÉNES FUIMOS O QUIÉNES SOMOS, SÓLO IMPORTA EL HECHO DE QUE TÚ Y YO ESTAMOS AQUÍ, LA UNA PARA LA OTRA, SOPORTÁNDONOS Y AMÁNDONOS. SI TÚ TAMBIÉN ME AMAS Y AUNQUE SÉ QUE VA A SONAR COMO UNA MERA FORMALIDAD... ESA NOCHE NO LO DIJE, TENÍA LA LENGUA OCUPADA...PERO, AHORA SÍ PUEDO PREGUNTÁRTELO: ¿QUIERES SER MI NOVIA? ¿QUIERES COMPARTIR TU ALMA CONMIGO? ¿ME ACEPTAS COMO ESE SER DESQUICIADO QUE SE VA A DESVIVIR POR HACERTE FELIZ?

LENA MIRABA CON DULZURA A YULIA, FINALMENTE RESPONDIÓ.

- NO SÉ SI SEA PORQUE AHORA SOY UN SER HUMANO, PERO TODO SE ME HACE DIFÍCIL DE EXPLICAR... SÓLO SÉ QUE LA RESPUESTA ES SÍ, QUIERO SER TU NOVIA Y QUIERO QUE TÚ SEAS LA MÍA. TE ACEPTARÉ TAL Y COMO ERES, PORQUE YA TE CONOZCO, NUESTRAS ALMAS SE RECONOCIERON DESDE QUE SE VIERON. YA ERES PARTE DE MÍ. TIENES LO QUE A MÍ ME FALTA Y YO TENGO LO QUE TÚ BUSCAS. ME COMPLEMENTAS. ME HACES FELIZ. TE AMO.

Y UN BESO SELLÓ TODO. SIN EMBARGO, LENA SE SEPARÓ RÁPIDAMENTE, HABÍA ALGO QUE FALTABA SER DICHO.

- AHORA QUE LO PIENSO, SIEMPRE QUISE DECIRTE ALGO.
- ¿QUÉ COSA?
- ESTOY SEGURA DE DECIR LO CORRECTO AL CONFESARTE QUE QUIERO PASAR EL RESTO DE MI VIDA CONTIGO... AHORA SOY COMO TÚ, COMO TODOS. TENGO LIBRE ALBEDRÍO, PUEDO ELEGIR Y HE ELEGIDO AMARTE A TI, ENTREGARME A TI, EN TODOS LOS MEDIOS POSIBLES. QUIERO PASAR CONTIGO TODOS LOS DÍAS QUE TENGO POR DISFRUTAR. SÍ, QUIERO PASAR EL RESTO DE MI VIDA CONTIGO, SÓLO CONTIGO, SÓLO AMÁNDOTE. SIN MIEDO A NADA, SÓLO A TU LADO, LUCHAREMOS JUNTAS CONTRA TODO Y TODOS.
- NO ERES COMO TODOS, ERES ESPECIAL, ERES MÍA. AL FIN TE ENCONTRÉ Y NO TE VOLVERÁS A IR.
SE ABRAZARON, FINALIZANDO ASÍ LA DECLARACIÓN PERFECTA. ES ASÍ COMO SE DEMOSTRARON QUE EL AMOR ES UNA BARRERA QUE NADIE PUEDE VENCER, NI EL TIEMPO, NI EL ESPACIO. TODOS TENEMOS A NUESTRA ALMA GEMELA ESPERANDO, ELLAS SE ENCONTRARON Y YA NO ESTABAN DISPUESTAS A PERDERSE. FUE SÓLO CUESTIÓN DE TENER PACIENCIA Y ESPERAR. DESPUÉS DE TODO, ESTABA EN SU DESTINO, SÍ, PORQUE AHORA ERA UNO SOLO, YA NO ERAN DOS. ERA SU DESTINO.

FIN...........
Volver arriba Ir abajo
fernanda
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : chihuahua
Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 06/01/2009

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   8/1/2009, 19:11

me ha encantado!!!!!!!! esta realmente muy buena!!!!!

Fer
Volver arriba Ir abajo
Nichya
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 33
Localización : Salta - Argentina
Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 11/08/2008

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   14/9/2009, 18:49

Es un excelente Fic!! Su autora es Zaebela... =P!

Saludos!!!
.:Nichya:.
Volver arriba Ir abajo
lolys
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi lugar favorito...!
Cantidad de envíos : 417
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   20/12/2009, 15:46

kyaaaaaaa!!!! que binita historia!!!!

me encanto!!!!
Yulia tendrias que hacerle una conti de como le siguieron!!!
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   20/12/2009, 22:00

sisisisi stoy de acuerdo con lolys!!!!
stuvo muy bonita!!! la histora!!! lindizima!!!!
Volver arriba Ir abajo
b153xu4l
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 20
Localización : En los sueños de quienes dicen soy su peor pesadilla
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   13/1/2010, 00:10

la verdad wow es una historia bellisima me dejo con un impacto enorme gracias
Volver arriba Ir abajo
http://hi5.com/friend/profile/displaySameProfile.do
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   15/5/2011, 17:20

k lindo me encanto esta padre
Volver arriba Ir abajo
tiempo
Lektor
Lektor


Masculino Edad : 25
Localización : en las calles buscando la felizidad de los demas
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 05/04/2011

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   16/5/2011, 05:40

me recordo la de un angel enamorado pero esta mucho mas bonita esta historia ^^
Volver arriba Ir abajo
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   21/5/2011, 21:09

cool me gustoo wow
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Destinos...anonimo [completo]   

Volver arriba Ir abajo
 
Destinos...anonimo [completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» AYUDA CHICAS NECESITO KIT COMPLETO PARA UÑAS DE GEL
» Desmontar salpicadero completo.(Desmontaje finalizado)
» COMPRO ESCAPE COMPLETO/ PARCIAL DE 1.8 16V 130 CV DEL 2000
» Orden INT/1176/2013 clasificación y provisión de destinos en el Cuerpo de la Guardia Civil.
» 7 Dias 7 noches seguridad privada programa completo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: