Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:14

25 Septiembre 2007

Estaba sentada en mi escritorio, aburrida, totalmente perdida entre mis deberes. Un vacío, irónicamente, “llenaba” mi vida. Tardé mucho tiempo en descubrir la más difícil de mis verdades. Es decir, yo siempre lo he sabido, y no me molesta en lo más mínimo, pero sé que el mundo no está listo aún para que el respeto y la tolerancia lleguen a la vida de cada persona. Mis papás piensan que soy una rebelde sin causa que tan solo está haciendo todo esto para hacerlos enojar. Eso no es cierto, y yo lo sé, bueno, ahora también lo sabes tú. Debes de estar algo traumado, es la primera vez que te uso y ya te estoy bombardeando de información absurda. Lo siento de verdad, pero no es por gusto, lo que pasa es que Diana [mi loquera] me mandó a que hiciera un diario para tratar de quitarme las cosas y los problemas que “tengo”. Mis papás me llevaron con ella para tratar de arreglar mi pequeño “defecto”. Tal vez más adelante te enteres de cual es, pero por ahora tengo mucho sueño, es que la fiesta de anoche estuvo bastante buena, la verdad es que vale la pena el castigo que me impuso mi madre. Tomé como nunca, hasta aguanté más que el tonto de Boris... jaja, me encantó su cara cuando me vio besándome con... jaja ¿qué dijiste? ¿pensaste que tan pronto te revelaría mi secreto? Pues no. Te hace falta conocerme más. Julia Volkova no es tan entendible a fin de cuentas... En fin, hasta mañana, pedazo de papel.

26 de Septiembre 2007-12-20
“Julia... ¡Julia!”

Abrí los ojos. Esa era la voz de mi mamá, que en cuanto me ve me empieza a hablar “golpeado”

“¿Mande?”- fue todo lo que le pude responder-

“Tu papá y yo tenemos que hablar contigo. Anoche llagaste en un estado muy inconveniente. No es correcto que una niña de 17 años tome tanta cantidad de alcohol, y quien sabe cuanta cosa. Tampoco está bien lo de tu “anormalidad”. Ayer llegaste en sus brazos. Según lo que me dijo, se acababan de conocer en el antro. Ya te hemos dicho que no salgas a esos lugares”
“No me grites, si te escucho” Fue mi respuesta, que se vio interrumpida por la rasposa y áspera voz de mi papá.

“Ya te he dicho que no le hables en ese tono a tu mamá. Julia, hemos tomado una decisión. Créeme que de verdad me duele, pero dejarás de ir a tu escuela. A partir de esta tarde irás al Instituto para Señoritas con problemas de comportamiento. Tus cosas están allá abajo. Son las 2 de la tarde y tú a penas te estás levantando. Que vergüenza. Estamos seguros de que la decisión que tomamos es la mejor. Báñate, vístete. Te esperamos allá abajo. Hoy mismo te trasladas para el instituto”
Me quedé helada, no supe que hacer o que decir en ese momento. Sabía que mi comportamiento no era precisamente el de una hija ejemplo, pero tampoco creía merecer estar encerrada con una bola de tontas y fresas niñas bobas. Estaba yo llena de rabia, totalmente desorientada. Mi mamá solo me miró con una especie de compasión extraña. Me puse como loca; grité, aventé cosas, lloré. También intenté el chantaje emocional, pero era algo que ya no funcionaba con mis papás, que ya no me creían nada. Y tenían razón para no hacerlo, es decir, soy parrandera, irresponsable... a eso sumémosle “lo otro” ¡soy todo un caso!. En fin, moría de coraje, pero nada podía hacer ya contra esa decisión, así que solo obedecí a mi papá Que me miraba con rabia oculta entre su gran decepción. Bajé a la cocina y desayuné sin hablarles. Era obvio que jamás les perdonaría lo que harían conmigo. Finalmente, cuando menos lo sentí ya estaba en el carro con mis maletas, que por cierto había empacado mi mamá. Durante el camino no les dirigí la palabra, solo los miraba con desprecio, a pesar de que mi mamá intentaba ser amable aunque sea un poco conmigo. Finalmente llegamos a un lugar grande, lleno de estúpidas y cursis flores que me hacían empalagarme por tanta “dulzura”. En fin... esa no es la parte interesante de mi día de hoy, lo que sigue si lo es: mi papá bajó las cosas de la cajuela, y después de dos minutos [o tal vez menos] arrancaron y se fueron, dejándome a solas con una señora de edad mayor, pero no tanto. Ella se presentó, me pareció como “moldeada” a un estilo propio de las personas de la alta sociedad. “Yo soy la dra. Smertin, y de verdad quiero que te la pases bien aquí. Con el tiempo verás que las cosas van mejor, déjalo todo en nuestras manos”- Patético, eso mismo pensé yo. Pero ya estaba ahí, no había modo de regresar. La Dra. Casi consiguió llamar mi atención por lo menos un momento, pero digo “casi” por que en un instante mis ojos vieron la más bella cosa que se hubieran podido imaginar: Era una piel blanca, con anatomía delgada. Unos ojos grises hermosos, que te prendían de ellos con solo verlos unas vez... y finalmente un cabello rojizo que jugaba coquetamente entre sus hombros

“Ella es Lena, y será tu “guía” a partir de hoy. Ya después ella te explicará, ella va en 3ro, tu apenas entraste, así que harán todo juntas” dijo la Dra, al tiempo en que la pelirroja me sonreía tímidamente. Jamás había visto una sonrisa tan linda, por lo que lo único que pude hacer fue decir torpemente un “hola” en voz casi inaudible... ¡rayos! Ya te revelé mi secreto. Así es, me gustan las mujeres. Bueno, más bien, me gusta esa mujer...
La doctora nos dejó a solas y se hizo un pequeño silencio. Finalmente ella se decidió a hablar, algo apenada. Se notaba totalmente que era una persona reservada, de esas que hablan tan solo lo necesario.
L: “Bien, como ya te dijo la doctora, mi nombre es Lena, ¿puedo saber el tuyo?”

J: “Claro que sí. Me llamo Julia”

L: “Bien, Julia. Como ya te explicó la doctora, soy tu “guía”. Digamos que te voy a asesorar para que sepas como manejarte dentro del instituto. Nos soy tu superior, no soy tampoco tu niñera. Tan solo veme como una amiga en la que puedes confiar si es que necesitas algo. Ahora, déjame preguntarte algo, ¿puedo?”

J: “Claro”- le respondí en tono sereno mientras nos mirábamos a los ojos-

L: “Bien. ¿Por qué estás aquí?”

Titubeé un momento. Su mirada gris estaba examinando cada parte de mis ojos, como buscando sinceridad, así que eso fue lo que le ofrecí.

J: “Varias cosas. Creo que tengo problemas con la bebida, ya se me salió de control, al menos esa es la excusa de mis papás, pero yo sé que es por otra cosa” -Su mirada penetró aún más en la mía- “Es que me gustan las chicas, creen que aquí se me va a quitar”- Le sostuve la mirada, y pude notar que ella enrojeció poco a poco

L: “Ah. Bien, pues eso es algo que no se te va a quitar, pero podemos hallar la manera de que tus papás no se sientan atacados por tus preferencias sexuales”- lo dijo en tono frío, como si muchas veces ya hubiera pasado por lo mismo. Me pareció una chica demasiado madura para ser tan solo un año más grande que yo. A decir verdad, ella me encantó desde el principio- “Bien, ahora te voy a mostrar tu cuarto, que por cierto tú y yo vamos a compartir. Esto regularmente no se hace, pero esta vez es una excepción por que estoy haciendo un servicio especial, para obtener mi titulación más pronto”

Nos dirigimos hacia las habitaciones, y entramos en una que era bastante grande. Era muy agradable estar ahí, aunque para mi gusto el lugar era demasiado sobrio. Estaba llena de libros, muchos ejemplares pero cada uno ordenado de manera sorprendente. Había un buró con una rosa, cosa que me decepcionó un poco, seguro su novio se la había dado. Ella se sentó sobre la cama. Enfrente había otra, y me invitó a sentarme.

L: “Ponte cómoda. Por hoy no vas a tener ninguna clase, pero ya mañana te presentas, así que aprovecha tus últimos instantes sin deberes. Yo me tengo que ir, me están esperando. Si quieres puedes leer el libro que gustes” – esa idea pareció hasta cierto punto graciosa, ¡Julia Volkova leyendo!. No, no lo creo- “En fin, me voy, al rato nos vemos”
La chica iba saliendo del cuarto, pero la curiosidad me invadió y sin poder evitarlo le dije que se detuviera un momento. Ella me hizo caso, y volteó a verme diciéndome “¿qué se te ofrece?”

J: “Te quiero hacer una pregunta, ¿puedo?”

L: “Claro”

J: “Veo que eres muy cortés, que eres culta y amable... entonces, me pregunto: “¿Por qué estás aquí?”

Ella no me respondió al instante. Se puso tan roja como su cabello y agachó la mirada, yo supe que la pregunta la incomodó, pero no pude decirle que no me contestara, en verdad me importaba el motivo por el que estaba ahí. Finalmente habló.

L: “Razones personales” me dijo con frialdad y vergüenza. Ese tono era raro en ella y me sorprendió de sobre manera, tanto que ni siquiera pude detenerla cuando con prisa salió del cuarto. Se alejó, y me tumbé en la cama para tratar de analizar su cortante respuesta...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:17

En eso me quedé pensando por mucho tiempo, hasta que llegó la hora de la cena. Lena llegó al cuarto, al parecer ya había olvidado el asunto.

L: “Es hora de cenar, ven, te muestro donde es el comedor” me dijo, al tiempo que quitaba la rosa algo marchita del florero y colocaba otra. Tenía una nota que arrancó y dejó sobre su buró, boca abajo. Me llamaron la atención los detalles de la tarjeta. Era un color rosa, y tenía adornos muy personalizados. Preferí no pensar más en eso, y me paré atrás de ella, pero la curiosidad nuevamente me mató.

J: “Uy... ¿tu novio te dio esa rosa?”

Ella se sorprendió con la pregunta y volteó a verme con sus ojos grises más abiertos que de costumbre.

L: “Algo así. Pero bueno... ya vámonos” me dijo, tomándome de la cintura para hacerme salir del lugar. Caminamos un par de pasillos en silencio, hasta que llegamos al comedor, donde tan solo había alrededor de 15 chicas, ya que la escuela era muy “exclusiva”. Bien, me senté a un lado de mi pelirroja hermosa [ay Dios, que cursi fue eso] y me sirvieron la comida. Ella se levantó un momento, y se dirigió hacia donde estaba una niña realmente linda. Su cabello era rubio y sus ojos azules. Su piel era blanca como la nieve y sus labios finos, rosas, sensuales. Estaba examinándola cuando me di cuenta de que en un tipo de lenguaje secreto le indicaba a Lena una hora. “Las diez” eso fue lo que entendí. Lena solo afirmó con la cabeza y se regresó a sentar a mi lado. Ese mensaje me puso pensativa, sin duda Lena es extraña. En fin, llegó la noche, eran justamente las 9:55pm, la hora adecuada para dormir. Lena y yo nos fuimos a nuestro cuarto. Me lavé los dientes y me puse la pijama. Lena me miró y me dijo que ya me durmiera, que ella tenía que salir por un libro. Yo la miré extrañada y solo asentí con la cabeza. Ella salió del cuarto, y yo moría de ganas por seguirla, pero sé que eso no es correcto, así que me quedé ahí sola en mi cuarto, y ahora mismo estoy escribiendo en ti, diario traumado por mis aburridas aventuras. Hasta mañana.

26 Septiembre 2007

Hola, pequeño diario, jeje. Hoy fue un día genial. No es que pasara nada extraordinario, al contrario, todo mi día fue plano, igual que ayer. Bueno, hoy empezaron las clases. Me parecen sencillas, además aquí si que saben como tratarme, creo que este lugar no es tan malo. Bueno... a excepción de una profesora, me dijo que aquí no me iba a servir de nada ser una muñequita de aparador, que aquí mi calificación dependía de mi esfuerzo. Eso yo ya lo sabía, no sé que le hacen al cuento. Pero la verdad es que no quiero platicarte de eso, hay cosas más importantes para mi, por ejemplo, la clase de deportes. A penas en la mañana Lena me dijo que el uniforme para esa clase era distinto. No sabes que bien se veía hoy ella corriendo con ese pequeño short blanco que le queda tan ajustado... en serio su anatomía es totalmente perfecta. Hasta mi maestro se dio cuenta de que yo estaba embobada con ella, jaja, que pena. Sin duda ella si es una muñequita, pero de esas que no se pueden alcanzar. Me fascina su sonrisa y su mirada, y su manera de hablar y de caminar, y también de respirar-... pero hay algo que no me cuadra muy bien. Se me hace que algo trae entre manos, por que siempre sale del cuarto a la misma hora, al parecer. Y la chica rubia le habla muy extraño, solo ellas se entienden... pero ¿sabes? Quiero soñar que algún día yo la entenderé, y la cuidaré, y será mi princesa, a pesar de que sé que es imposible, pues ella ya tiene a su príncipe. Hoy casi no me habló, la vi algo triste ¿qué tendrá mi muñequita? Ah como quisiera solucionar sus problemas...
[tr][td class=postbody valign="top"]27 de Septiembre

Hoy otra vez la vi triste, se me hace que su novio le está haciendo pasar mal la vida. Por otro lado, sigue muy juntita con la chica de ojos azules que siempre la acompaña; que envidia me da, ella tiene el privilegio de ser su mejor amiga. De seguro ella la solapa cuando sale a las 10 de la noche a ver a su novio. ¡Que envidia ser su novio! Y todo para que Lena esté toda triste sin tomarse la molestia de mirarme a los ojos cuando le hablo. No es que no cumpla con su labor de guía, lo que sucede es que solo hace eso. Yo quisiera ser su amiga, por lo menos, ya que es mi amor imposible. No sé que me pasa con esa pelirroja, esta vez no es como las demás, ella no es como las demás. ¿Será que tengo que empezar a creer en el amor a primera vista? Yo siempre he creído que esa cursilería no existe, pero ahora lo estoy dudando.
Pasando a otro tema, mi profesora de física otra vez me regañó, dice que me la paso pensando en tonterías, como los chicos. Jajajaja, casi muero de risa al escuchar eso, sin embargo tuve que aguantarme para que no me regañara. ¡Como quisiera que alguien la ponga en su lugar!. Por cierto, mañana Lena entrará conmigo a la clase, por que todos los guías [que en mi salón solo son 4] tienen que ir a ver el progreso de sus asignados. Me dará mucha vergüenza con Lena que tenga que ver como me trata esa maestra, pero me da gusto por que estaré un tiempo con ella.
En fin, hasta mañana, por que ya tengo sueño.


28 de Septiembre

¡No te puedes imaginar mi felicidad! ¡Este día fue estupendo! Como ya te había comentado ayer, Lena entró conmigo a mi clase de Física y se sentó junto a mi, en el salón también estaba su amiga la rubia, al parecer es guía de uno de mis compañeros, sinceramente la ignoré. La profesora nos empezó a explicar un tema de una manera confusa, y por más que le puse atención no logré entenderle, por lo que le pregunté a Lena discretamente, sin embargo la maestra escuchó y empezó a regañarme. Lena no tenía por que defenderme, y sin embargo lo hizo, eso me provocó gratitud. El asunto estuvo así, mi profesora, “la lagartija” como he optado por llamarla, me dijo: “Deja de hablar, ya sé que te interesa más la moda que mi clase, a las niñas huecas como tú les pasa eso, pero en mi clase no te comportes así”
L: “No tiene por que tratarla así, profesora, solo me estaba preguntando acerca del tema”
P: “¿Por qué la defiendes Katina? Tu eres brillante en cualquier circunstancia, no vale la pena que te confrontes a un profesor por una desobligada como Volkova”

L: “Le vuelvo a repetir: no la trate así. Respete a mi compañera”

P: “Y tú respeta mi autoridad”

L: “Yo la respeto, a su autoridad y a usted, pero no voy a permitir que trate así a Julia”

P: “Tú a mi no me permites nada. Tu compañera es una vaga sin futuro, y tú solo la alientas en su camino de perdición. Es más, no dudo que sea una alcohólica o drogadicta, o una lesbiana, como tantas que hay ¿verdad Katina?”

L: “Ya basta, ninguna de las dos tiene por que soportar esto. Julia, agarra tus cosas. Profesora, la dra. Se va a enterar de esto. Con permiso”

Yo en el momento me quedé helada, esa forma tan fría y tan inteligente de enfrentarse con un profesor no la había visto jamás, mucho menos para defenderme a mi. Tomé mis cosas y salí tras de Lena, que azotó la puerta. Las últimas palabras de mi profesora fueron: “Katina se va a acordar de esto”.

Yo me sentía culpable y afectada de sobremanera por todo lo que había escuchado, por que a pesar de todo siento que mi profesora tiene razón, ¿y si de verdad soy una vaga sin futuro?. Nos dirigimos al cuarto, y sin razón aparente unas lágrimas resbalaron por mis mejillas. Estaba llena de dolor y coraje. Traté de que Lena no me viera, pero fue tarde. Se acercó a mi y acarició mi mejilla, yo sentí que volaba. Me dijo en tono dulce “no pasa nada, toda está bien” y yo no pude resistirme a ese imán que en ese momento se convirtieron sus brazos. La apreté con fuerza, me pegué a su pecho que es tan bello como reconfortante. Entre sollozos y lágrimas le decía “discúlpame”. En un momento ella me susurró al oído “no te preocupes, no pasa nada” y me hizo entrar en calma. Me separé de ella, sintiéndome algo incómoda. Me sentí fatal al creer que solo había tomado ese pretexto para estar cerca de ella, sin embargo todo ese llanto valió la pena por su solo abrazo. Nadie me había defendido como ella, en verdad estaba embriagada de gratitud.

Tomamos distancia y pasamos poco tiempo platicando. Ella después se puso a leer, se veía hermosa en esa pose: hincada encima del sillón con un libro en las manos y concentrada totalmente. Me encanta verla así: tan tranquila y tan hermosa. Yo preferí dibujarla en esa posición a fin de conservar esa imagen en mi memoria por mucho tiempo.

A las diez en punto salió otra vez, pero esta vez decidí seguirla, mordiendo mi moral y mi ética, pues la curiosidad de saber a donde iba a esa hora era cada vez más fuerte. Ella entró en una habitación similar a la nuestra. Un momento de silencio, después ligeros murmullos. Me acerqué a la puerta para escuchar mejor. “No tenías por que defenderla así, estuvo mal ¿qué carajos te pasa?”

Lena solo respondió “nada”. La otra voz, que era de una mujer joven seguía reclamando “Estoy molesta, Lena, ¡Molesta! Has cambiado mucho a raíz de su llegada, ¡ya basta! Yo debo ser todo para ti, así como tú lo eres para mi ¿ok?”

“Sí” Respondió tímidamente mi princesa. A mi me sorprendió tanto esa frase que solté un lápiz que llevaba en la mano y que provocó un ligero ruido.
“Alguien está afuera” dijo la voz de mujer. Yo corrí a esconderme tras una puerta que estaba ahí. Lena se asomó y no vio a nadie, sin embargo me imagino que pensó que sería una buena idea salir de ahí. Salió ella, y a los dos minutos alguien que mis ojos no podían creer... ¡La chica rubia!
Insisto, este día fue genial, por que descubrí [o creo haber descubierto] una cosa: ¡A Lena le gustan las mujeres!. Es cierto, tal vez esa chica es su pareja, pero mi esperanza no se agota, aún no...

Hasta mañana![/td] [/tr][tr][td class=genmed height="40" valign="bottom"]
29 de Septiembre:

No sé que le pasa a Lena conmigo, de pronto se acerca a mi, veo como si me quisiera decir algo, pero cuando busco su mirada se arrepiente al instante y cambia el tema o simplemente se va. Creo que es demasiado rara.
Hoy algo me pareció muy extraño: Estaba yo en el baño después de las clases, en el receso de 30 minutos que nos dan los profesores, entonces entró al baño la chica rubia. Me miró de arriba hacia abajo, con una mezcla de expectación y desprecio. A mi no me gusta que nadie me mire así, por lo que le pregunté que quería.
J: “¿Puedo ayudarte en algo?”
“No lo creo”- me respondió en tono grosero- “Tú eres la famosa Volkova ¿no?”
J: “¿Famosa? No, creo que te equivocas, si soy Julia Volkova, pero no tengo nada de famosa. ¿Quién eres tú?”, le pregunté fingiendo indiferencia. “Azul” me contestó amargamente.
J: “Bien, Azul, ¿por qué me miras así, y por que me llamas “famosa”?

A: “Por que lo eres, al menos para Lena. No sé que estés haciendo, pero mejor aléjate de su lado. Lena es mía”

Fingí sorpresa, pero estaba tan enojada por que le dijera “mía” a Lena [como si se tratase de un objeto] que no pude guardar la calma.

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:17

J: “No sé a que te refieres, no sé nada de la vida privada de Lena, ni mucho menos de la tuya, pero a mi no me jodas con ese tipo de cosas”
A: “Solo te advierto” y sin más se salió del baño. Me quedé sorprendida, pero no quise hacer corajes en ese momento. Regresé a mis clases sin poderme concentrar del todo, y finalmente llegó la tarde. Fui a recostarme a mi cama, sin más por hacer pues ya había adelantado labores los días anteriores. Solo estaba esperando a Lena, que no llegaba por alguna razón. Decidí tomar uno de los libros que alguna vez me había ofrecido, pues estaba un poco aburrida. Me llamó la atención uno de color azul que parecía no tener mucho tiempo de uso.
Lo tomé y lo iba a abrir, pero resbaló de mis manos y fue a dar al suelo. En el momento se abrió, y salió de el algo parecido a un separador, que llamó mi atención. Le di la vuelta y empecé a leerlo.
“Para la niña más hermosa del planeta, para mi princesa adorada, para Lena, mi ángel terrenal” atte. Tu Cielo”
Inmediatamente comprendí el mensaje, y me molesté sin poder evitarlo. Aún estaba yo con el separador en la mano cuando entró Lena al cuarto. A mi no me dio tiempo de guardarlo, por lo que opté por solo hacer como si no lo hubiera leído.
J: “Lo siento, tomé este libro”
L: “No te preocupes, yo misma te dije que los tomaras”
Metí el separador, esperando que Lena no me viera, pero mi maniobra fue descubierta.
L: “¿Leíste lo que decía?” – me preguntó mirándome a los ojos. Pensé en mentirle, pero esa mirada te lo impide.
J: “Sí. Lo siento” dije apenada
L: “No importa, pero espero que nadie más lo sepa, ya sabes como son las reglas en esta escuela. Si se enteran de mi novio me asesinan” dijo fingiendo indiferencia. Dio la vuelta e iba a salir del cuarto, eran las 10 en punto. Algo dentro de mi me obligó a detenerla, por lo que le dije: “Pero tú no tienes novio”. Escuchó esa frase y tal vez no le tomó importancia, por que siguió caminando. Desesperada y en un momento de ofuscación, un impulso me obligó a decir casi en un grito: “Sé lo de Azul”. Esta vez las cosas funcionaron, ella se detuvo en seco, y volteó a verme , sorprendida. Regresó a donde yo estaba y solo me miró en silencio...
Mañana te cuento lo que pasó, por que tengo sueño, jaja.

Adiós
30 de Septiembre
Bueno, ahora si continúo con mi relato de ayer, jeje.

Después de que me miró unos instantes, finalmente se decidió a preguntarme como me había enterado, a lo que yo le respondí que había escuchado un rumor, pues me apenaba contarle la escena del baño, pero ella me cachó en mi mentira, y me dijo que solo lo sabían Azul y ella, así que le tuve que contar todo.
Me dijo que se sentía triste por que últimamente las cosas no iban muy bien. Que antes en verdad amaba a Azul, pero que por las últimas fechas todo había cambiado. Supongo que le di confianza, cosa que en verdad le agradezco, pero no sabes como me sentía de escucharla hablar de eso, ya que los problemas con Azul tenían otro origen; otra persona. ¿Te das cuenta? ¡Lena no es para mí! A pesar de que ya no quiere a la odiosa de su novia [a la que por cierto, no sabe como decirle que quiere terminar con ella], tampoco se fijaría en mi, por que le gusta “alguien” más.
Me contó que ese “alguien” había llegado a romperle todos sus esquemas, todos sus límites y estereotipos, pero que se sentía culpable por Azul y al mismo tiempo muy triste, pues ese “alguien” era un inalcanzable para ella. No entiendo como una chica así puede estar sufriendo por una fulana teniéndome a mi a sus pies, [ay que modesta soy, jeje]
Lena me decía todo con profunda tristeza, tanta que me contagió a mi también, creo que me estoy enamorando, ¡que miedo!

Ah, y para cerrar el relato de ayer, te digo, muy molesta, que por más que quise que Lena me dijera quien es ese [más bien “esa, por que me dijo que los hombres no le pasan jeje] “alguien” especial, ella se levantó y se fue a dormir sin responder nada, excusándose en que tenía ya mucho sueño.

Pero en fin, no pido más, tal vez aún no confía tanto en mi, así que me conformo con lo que he logrado.

Ahora te escribo lo de hoy:

Estaba pensando en la posibilidad de que Lena fuera bipolar, pues ayer apenas estábamos platicando muy bien y hoy me ignoró todo el día. Al principio me molesté, pero después de meditarlo, hice una suposición: creo que Azul se enojó con ella y le prohibió estar tan cerca de mí, pues ayer por estar platicando conmigo no fue su “cita nocturna” como he optado por llamarle, jaja.
Por un lado me da gusto solo de imaginar la cara de la pesada de Azul ayer que Lena no llegó, pero por otra parte, me preocupa que Lena esté mal por mi culpa, pues finalmente fui yo quien la entretuvo.
En fin, eso es todo por hoy, sé que es patético, pero cuando Lena no se cruza por mi camino en mi vida no pasa nada interesante, ni nada que vaga la pena contar, por que, como ya sabes, tú eres mi único amigo aquí.
Ay que cursi, te llamo amigo a ti, y a lo que siento por Lena lo llamo amor...
Julia Volkova , creo que ya te perdimos.

Hasta Mañana!


1 Octubre 2007
Todas las cosas que están pasando por mi cabeza me tienen revuelta. Hoy Lena se dedicó a mirarme en silencio mientras yo leía y hacía mi tarea de estadística, materia en la que ella era muy buena debido a que se requería para lo que quiere estudiar; psicología.. Yo creo que sintió mi desesperación, por que después de ver que borré 7 veces una ecuación que no me salía fue a ayudarme a hacerla. Se acercó y tomó mi mano, después recargamos el lápiz sobre el papel y empezamos a escribir. “Tienes que sacar primero la sumatoria para poder hacerla, después el resultado lo divides entre el número que está fuera del paréntesis y...” Pero ya no me dijo más al darse cuenta que no le estaba prestando atención por mirar sus ojos que tanto me gustan. “Podrías también concentrarte” me dijo en tono serio. Yo me disculpé y miré nuevamente el cuaderno, después de mucho razonar pude resolverla. Ella soltó mi mano y deslizó suavemente su brazo que estaba sosteniéndose en mis hombros. Se iba alejando lentamente de mi, entonces quise mirar otra vez sus ojos a esa distancia, por lo que en ese momento volteé a verla, pero me sorprendió ver que ella también me estaba mirando a los ojos y nuestras miradas estaban cruzadas y atraídas la una a la otra. Se hizo un silencio breve, y ella cerró sus ojos. Yo sentí como si un impulso me quemara por dentro y obligué a los míos a cerrarse también. Pensé que ese era el momento justo de actuar y ante su fragilidad me acerqué poco a poco, matando la distancia entre nuestros labios. Faltaban escasos dos centímetros, cuando ella abrió los ojos algo sorprendida y se retiró de mi lado. “Perdón” me dijo después de que yo la miré confundida. Se dio la vuelta y salió del cuarto sin decir más.
No sé que pasa con ella, la hora en que salió eran las 8:53pm [ hora que me grabé a fin de recordar el momento exacto en que “casi” la besé] Y ahora son las 11:45pm y ella aún no regresa, por lo cual ya me preocupé demasiado en vista de que ella siempre regresa a las 10:30 pm. Me muero de ganas por salir a buscarla, pero a mi no me permiten rondas nocturnas, por lo que me tengo que quedar aquí desesperada hasta que se le de la gana regresar. Seguro en cuanto salió se fue con la tonta de Azul.
¡Ay ya no quiero hacer corajes! Mejor me voy a dormir, e intentaré soñar con ese calor que provenía de su rostro cuando la distancia se hizo casi nula con el mío. ¡Que cursi soy!
Hasta mañana!

2 de Octubre
¡Lena no estaba con Azul! No sé por que, pero eso en lugar de alegrarme, me tiene preocupada, es decir, si no estaba con ella, entonces ¿con quien estaba? De seguro con su “amor imposible”, que tristeza. Ayer me dormí hasta que ella llegó, que fue casi a las 3 de la madrugada. Casi me quedo dormida sin verla, pero eso resultó imposible, por que llegó en un pésimo estado, como nunca me imaginé verla: ¡ebria!. Entró casi a hurtadillas al cuarto, o eso intentó, pero tropezó con su buró y cayó en su cama con fuerza. No pudo evitar soltar una risita torpe y solo se tapó la boca para que yo no la escuchara.
Me molesté al ver esa escena, y fue entonces cuando comprendí la molestia de mis padres cuando me veían llegar así. Me moría de rabia de pensar que seguramente Azul tendría la culpa de sus problemas y que seguramente ella la habría embriagado, pero como te comenté en el primer párrafo, no estuvo con ella, ¿qué como lo supe? Pues lo supe en la tarde de hoy, por que Azul le reclamaba furiosa afuera del baño que no había acudido a verla, a lo que Lena solo le respondió que estaba ocupada. Azul se puso como loca, y empezó a preguntarle si estaba conmigo [no es que yo las estuviera espiando, pero cualquiera se queda a escuchar si escucha su nombre acompañado de un par de groserías en una conversación ¿no?].
Lena le contestó en tono frío algo que me dolió mucho, pero que me hizo despertar del sueño que me había creado por lo que pasó ayer.
Sus palabras exactas fueron: “Ya te dije que con Volkova mi relación solo es “asignado”- “guía”, no vengas con lo mismo”. Al escucharla, Azul la miró dudosa mientras yo preferí dejar de hacerme daño y me fui de ese lugar.
Cuando llegó al cuarto [ hace rato] me miró por un momento y quería decirme algo, pero no se lo permití, ya que no estaba relacionado con los asuntos escolares, y por lo tanto, sobre pasaría la relación “asignado”- “guía” que ella dice que hay entre nosotras.
Hay veces que no la entiendo, pero una cosa si es segura: Julia Volkova no sufre por nadie.
Después de mi momento de egolatría, me despido siendo las 10:46pm, y con Lena ya dormida en su cama.
Hasta mañana!

3 Octubre 2007
Las cosas con Lena no van mejor, pero verás que pronto cambiará.
Hice algo que te tengo que confesar, por que causó diversas reacciones en mi; ¡leí su diario!. Si, yo sé que no fue ético, pero es que ya no aguantaba más estas dudas que tanto me atormentaban, aunque no sé si las respuestas eran las que yo buscaba, o si estaba lista para conocerlas.
Aproveché la salida de ronda de Lena [ si, hoy volvió a salir ¬¬] para escribirle una nota y dejársela entre el libro negro que siempre tiene junto a su escritorio. Lo abrí y me di cuenta de que no era un libro, sino más bien una “bitácora” por decirlo de algún modo. Curiosamente estaba escrita solo desde el día que llegué yo, lo que se me hizo en extremo curioso, así que empecé a leerlo, dejándome llevar por la facha de ese lenguaje tan correcto [casi científico] que tiene Lena.
Voy a transcribir lo que leí:
25 de Septiembre:
Hoy me encontraba en la clase de matemáticas cuando la dra. Me mandó llamar, así que acudí inmediatamente a su oficina. Cuando llegué me informó que por fin había llegado al Instituto una alumna nueva de la cual yo tenía que ser guía. Al principio me sentí asustada, pues mi capacidad para dirigir estaba pasando por una crisis, pero después me dije : “Lena, es tu momento” y acepté la “misión”.
Me llevó hasta donde estaba ella, mientras yo ideaba en mi mente un futuro con Azul.
La doctora nos presentó, y yo me quedé prendada de sus ojos, son de un azul hermoso. Por un momento pensé que el rubor estaba en mi rostro, pero me he dado cuenta de que ya aprendí a controlarlo.
Se llama Julia, Julia Volkova. Se nota a simple vista inquieta y curiosa, además de un poco necia, bueno, eso es lo que percibí yo, lo siento, es que creo que esto de la psicología me está dominando mucho. La llevé a nuestro cuarto y le expliqué toda la dinámica, haciéndole ver que puede confiar en mi [por que de verdad puede].
Todo salió bien hasta que ella me preguntó que por que estaba yo en ese lugar, después de que yo la interrogara a ella. “Me gustan las chicas” me dijo. “Me gustan las chicas” le quise decir, pero aún no tengo la seguridad de que sea bueno que lo sepa, menos por que desde el primer momento en que la vi sentí algo extraño, no sé si es ternura, curiosidad o simplemente expectación.

27 de Septiembre
Últimamente no me siento muy bien con mi relación con Azul. No sé que pasa, pero ya me harta estar mucho tiempo con ella. Julia me ha preguntado por mi novio, jaja, ¡si supiera la verdad!.
En fin, ahora que toco el tema de Julia, hoy entré con ella a su clase de física, y pude notar que su profesora la trata muy mal, lo cual me llenó de rabia, y sin darme cuenta tuve la necesidad de defenderla como nunca había defendido a nadie. Estaba realmente enojada, pero todo acabó cuando ella me miró con gratitud, como nunca creí ver que una persona como ella pudiera mirar a alguien. Después cambiamos de sitio y yo aún trataba de tranquilizarla después de la incómoda escena. Sus ojitos derramaron una lágrima mientras nosotras estábamos juntas, yo solo le decía “no pasa nada”, me hubiera gustado hacer más por ella, pero mi mortalidad me lo impide.
En fin, basta de hablar de Julia... me está asustando ver que de Azul ya no te hablo, pero es que no sé que siento, pues ella se puso furiosa de ver que defendí a Volkova. Cree que tenemos algo que ver, y que me estoy enamorando de ella, y lo peor es que no lo pude negar, pues no estoy segura de que me pasa.

30 de Septiembre
¡Julia sabe lo de Azul!
Hablamos un rato al respecto de eso, y vi en su mirada algo especial que no sé como definir.
¿Qué me pasa? No lo sé, por el momento no quiero removerle, así que es todo por hoy.

2 de Octubre

Ayer casi nos besamos, ¡no lo puedo ni lo quiero creer!
Me siento terriblemente confundida y culpable, cuando pasó eso salí del lugar aún a pesar de su mirada extrañada. Fui corriendo a la bodega y destapé mi botella que tenía guardada, tú sabes que regularmente no tomo, pero esta vez no lo pude evitar, y por lo mismo de que mi cuerpo no está acostumbrado al alcohol me puse “hasta atrás” con un par de sorbos.
Llegué a mi cuarto como pude y me dormí finalmente.
Volkova ... Bah! Después te digo, por que ni siquiera sabe que el 4 de Octubre es mi cumpleaños! ¿qué puedo esperar de algo así?
En fin... Ya no quiero problemas con Azul, así que mejor será de deje de pensar en esas cosas y que conserve esa línea que nunca debió de romperse entre Julia y yo.


ESO era todo lo escrito. Estoy sorprendida , pero no sé que hacer. Lena aveces es confusa. Aparte de lo que escribí, en su diario hay cosas como “no por que dos corazones sean felices se tienen que romper tres” o “Volkova está a la misma distancia de mi como el Sol del mar”.
Por otra parte, ¡el 4 es su cumpleaños!
No sé que hacer, ni sé si se lo quiero festejar. Mañana decidiré todo.
Por el momento, acabo por hoy.
Hasta mañana!
Ah, por cierto, le estoy preparando a la pecosita una cosa muy linda para mañana!!!

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:18

4 de Octubre
Estoy realmente... ¡¡¡feliz!!!
Como te mencioné ayer, hoy fue el cumpleaños de Lena. Fíjate que estaba pensando en no hacer nada, hasta me acosté temprano, pues quería dormir y que se me olvidara todo, pero por eso de las 2:00am un sentimiento realmente grande me invadió, y no pude evitar levantarme a prepararle una sorpresa a Lena.
Tomé una pluma y papel, lo decoré perfectamente con los motivos que se que a Lena le gustan y empecé a escribir. Básicamente pensaba que solo fuera una carta, pero la verdad es que esa noche estuve inspirada y me salió una canción de la cual me acordé, que es una de mis favoritas.
Mira, esto es lo que decía la carta:

Lena:
Un día como hoy de hace 18 años naciste tú, e iluminaste la vida de las personas cercanas a ti, ¿qué cómo lo sé? Pues por que esa es tu función, al menos en mi caso has llegado a cambiar muchas cosas que ninguna persona antes había podido lograr. Eres tierna, simpática, responsable, noble, inteligente y muy hermosa, ¿qué más se podría pedir de ti? Estoy segura de que tú serías el regalo perfecto para alguien, pero como en esta ocasión no es tu turno regalar, sino más bien que alguien te regale algo, pues entonces yo soy la que trataré de darte algo que te merezcas, pero en este lugar no se pueden hacer muchas cosas, así que no me regañes si no te agrada tu regalo, jaja.

No tienes idea de cuanto me alegra haberme encontrado con alguien como tú en esta vida, eres lo mejor de lo mejor, y deseo que cumplas muchísimos años más, y que quieras compartir algunos de ellos conmigo.

Aveces creo que estás loquita, pero aún así te quiero, sí, te lo repito: te quiero, y me da miedo que las cosas pasen de ser un “te quiero” a ser algo más, pues estoy segura de que ya está sucediendo.
Con mis mejores deseos, Julia.
Por cierto, te dedico esta canción, ojalá que te guste:

Hoy en tu cumpleaños podría, no sé
Conseguirte media tonelada de flores
Siete miradas distintas, 500 besos de sabores
Un collar de perlas amarillas
Dos boletos para el cine, un disco de los Rolling



Un trozo de carbón que en menos de mil años será un bello diamante
Un diente de tiburón, una piedra lunar y hasta una foto de Marte recién tomada
20 poemas de amor y una canción desafinada

150 sueños dorados, y un par de fantasías más terrenales
mi bolsa de canicas, mi infancia y muchas felicidades
mis manos llenas de caricia envuelta para regalo
mi acta de nacimiento endozada a tu nombre, hay tiempo para pensarlo



150 sueños dorados, y un par de fantasías más terrenales
mi bolsa de canicas, mi infancia y muchas felicidades
mis manos llenas de caricia envuelta para regalo
mi acta de nacimiento endozada a tu nombre, el tiempo se ha terminado

Hoy en tu cumpleaños podría conseguir
Todo lo que tengo y soy para ti
Y todo lo que venga, ¿a cambio de que? No sé
Algo se nos ocurrirá, mi verdad, que algo se nos ocurrirá.

A mi me encanta esa canción, ojalá que a ti te guste.

Te quiero
Tuya
Julia Volkova



Sí, ya sé que esa carta fue cursi, pero no me importa lo que pienses, por que al menos a Lena le encantó mi idea. Por supuesto, eso no fue todo, Julia Volkova no es tan simple.
Corrí al jardín y le dije al conserje queme regalara flores, para hacer un experimento, jaja, el no me creyó, pero aún así me dijo que agarrara las que quisiera, así que tomé una bellísimas margaritas y las junté en un ramo. Por otro lado, sin que nadie se diera cuenta, me salí un momento de la escuela y fui a la tienda por un pastelito que apenas y cabía en mi palma, y le coloqué un cerillo que simulaba una vela.
En el transcurso de las clases no hice nada, pues quería que ese momento fuera más “nuestro”, así que esperé a que sonara el timbre que indica el final de las mismas.
Eran las 5:00 pm, y Lena entró al cuarto llena de regalos. Se veía indiferente, como si ese día fuera como otro. Ella me miró sin decir nada, seguramente estaba sentida, pues ella creía que yo no sabía nada de su cumpleaños. Después de verme un momento, dio la media vuelta para salir del cuarto, después de decir solo “Julia”, pero me paré volando de la cama y la jalé [claro, con mucho cuidado] del brazo. Ya que la tuve frente a mi...

J: “Lena, cierra los ojos”
L: “¿Para que, Julia?”
J: “Por favor, Lena, es importante, te quiero mostrar algo”
L: “No sé por que te hago caso”
J: “Gracias”
Cerró sus ojos, y puse en su mano la carta, al igual que el ramo de flores.
J: “Ya puedes abrirlos”
Ella abrió los ojos y comenzó a leer la carta. Cuando terminó su mirada estaba llena de lágrimas.
L: “Gracias Julia, yo pensé que no...”
J: “¿Qué no sabía? No hay manera de no saberlo, Lena, eres importante para mi”
L: “Muchas gracias” me respondió mientras agachaba la cabeza
J: “De nada”
Me dirigí hacia la mesa de centro, donde había puesto el pastel con el cerillo, y lo prendí con un encendedor que llevaba en la mano.
Volví a donde estaba Lena, escondiendo el pastel tras de mí.
J: “Cierra los ojos otra vez, por favor”- Esta vez ella me obedeció al instante. Estiré la otra mano, y apagué la luz, pues es necesario prenderla a las 5 ya que nuestro cuarto es muy oscuro.
Ya con la luz apagada, le pedí que abriera los ojos. Ella los abrió y me miró agradecida.
J: “Sóplale, Lena”
Un aire suave salió de su boca y apagó el cerillo.
Nos miramos, después le dije: “Feliz cumpleaños”. Ella se lanzó a mis brazos, tan repentinamente que me agarró desprevenida y casi caemos. Por unos estuvimos abrazadas, yo no pude evitar cerrar los ojos, como si con esto buscara que ese momento se acentuara en mi memoria. Ella se separó poco a poco, mientras yo seguía con los ojos cerrados.
L: “Yo también tengo algo para ti, abre los ojos”
Yo, esclava de su voz, la obedecí, y la pude mirar a escasos centímetros de mi. Nos miramos unos segundos, y después pasó lo inevitable; nuestros rostros se acercaron, nuestros labios se fundieron entre sí y mis manos se enroscaron en su espalda, las suyas en mi cintura. De pronto aparecieron las caricias, y yo, que estaba llena de deseo, la tomé con más fuerza y en un arrebato de desesperación la aventé a la cama. Poco a poco la ropa iba volando, y la vi, ahí, tirada, tan frágil y tan solo para mí. La visión fue hermosa, y me llenó de ternura. Su mirada había cambiado, ahora en lugar de preocupación o tristeza tenía un brillo especial que hacía a esos ojos grises ser aún más hermosos. Me agaché junto a ella, la abracé con la pasión ya esfumada. Le di un beso en la mejilla, y después al oído le susurré “te amo”. Ella me dijo “No debería decírtelo, pero también te amo”.

Eso era todo lo que quería escuchar. La tomé de la mano y nos pusimos la ropa que se había alcanzado a caer. Después, ella se levantó y la abracé por la espalda. Le di un beso en la mejilla, y platicamos por horas, abrazadas, con mis brazos entre su cintura y nuestras manos entrelazadas.

¡¡¡ Que día!!! ¿no? Apuesto a que no te esperabas que te contara esto, pero ya ves, las cosas pasan inesperadamente.
Ahora te dejo, pues Lena ya se acostó y le voy a dar su beso de las buenas noches. Espero que no se arrepienta de lo que pasó, ni de lo que está a punto de pasar.
Hasta mañana!!!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:19

5 de Octubre
Me siento dichosa, nunca me imaginé que sus labios rosas pudieran proveerme de tal felicidad, creo que ahora la necesito un poco más, lo único malo es que me siento un poco culpable por Azul, es cierto que ella no me cae bien, pero tampoco se merece que le estemos haciendo esto, pues se ve que quiere mucho a Lena. Por cierto, hablé con mi pecosita para saber que es lo que va a pasar con nosotras, pues me muero por que sea mi novia. Ella me explicó que por el momento no podemos empezar nada formal, por que primero tiene que hablar con Azul, cosa en la que yo estoy de acuerdo, pues ella merece que tengamos por lo menos esa atención, pero no sé como hacerle para contenerme y no abrazar ni besar a mi Lenita, por el momento tengo que aprender a vivir con eso, al menos hasta que mi pelirroja sea totalmente libre.
Es medio masoquista, lo sé, pero por ahora es la mejor opción.
En fin...
Hasta mañana!


6 de Octubre
Estuve a punto de explotar de rabia, ¡no sabes que cosas me pasaron!
En la mañana, la profesora de física me puso una regañada tremenda, solo por que me salió mal una cuenta ¬¬. ¡Me gritó delante de todos! Lo peor es que seguramente la “asignada” de Azul le fue con el chisme a ese odiosa, por que ella me interceptó otra vez en el baño, cuando iba saliendo.
La escena fue esta:

A: “Hey, Volkova, en lugar de estar quitando novias mejor ponte a estudiar física, ya me dijeron por ahí que eres una inepta”

J: “Déjame pasar” ¬¬

A: “Considéralo, Julia, tienes que salir de esa burbujita de cristal, “princesita”, o si no, seguirás siendo lo que eres hasta ahora: una fracasada”

J: “Déjame en paz, o verás las consecuencias”

A: “Jajaja, no te tengo miedo, chaparra, tú deberías de tenerlo”

J: “Yo tampoco tengo miedo, quítate”
Intenté empujarla, pero siendo ella más alta ni siquiera la moví. Ella sonrió irónicamente y me tomó de la blusa, después me arrinconó en la pared [#”%$/(& Abusiva!]. Iba a golpearme en la cara pero me quité a tiempo y la jalé del cabello. Empezamos a forcejear y a hacer ruido, cuando un puñetazo de ella llegó a mi labio y comencé a sangrar. Después se abalanzó sobre mi, y quería golpearme nuevamente, pero alguien la detuvo. Volteé a ver y era Lena quien la empujó con fuerza hacia el lavabo. Azul la miró sorprendida, pero no le dijo nada.

L: “¿Qué pasa aquí?”

J: “No sé, esta loca vino y...”

A: “Amor, que bueno que llegaste, ella empezó a gritar y...”

J: “¡Mentirosa! ¡Eso no es cierto! ¡Fuiste tú!”

L: “Díganme que pasa”

J: “Ella empezó”

A: “Fue ella, amor”

L: “No importa. Azul, vámonos. Julia, vete a la enfermería a que te curen eso y después te veo en la habitación”

Su tono fue frío, indiferente. Azul me lanzó una sonrisa burlona. Ellas salieron y yo empecé a llorar de rabia y de dolor, pero no físico, sino más bien emocional, al notar que a Lena no le importó ni un poco lo que había pasado.

Fui a la enfermería y me colocaron un poco de alcohol para limpiar y evitar infecciones, después me pusieron una pomada para el dolor. Después fui a mi habitación, aún molesta, y vi que ahí ya estaba Lena. Me miró de una manera preocupada, y yo solo le devolví una mirada indiferente.

L: “¿Ya estás mejor?”
J: “Sí”
L: “¿Qué tienes?”
J: “Nada”
L: “Entiendo que estés enojada, pero conozco muy bien a Azul y si yo te defendía, ella se iba a enojar más y después te iba a ir peor a ti, solo te cuidé. Por otro lado, necesitaba hablar con ella. Me di cuenta de que es una mentirosa y una abusiva. Me molesté mucho, discutimos, y entonces...”
J: “Entonces...”
L: “Cortamos”- me dijo, agachando la cabeza. Pensé que estaba triste, a punto de llorar, pero alcancé a distinguir en sus labios una sonrisa.

J: “Eso es bueno ¿o malo?”

L: “No lo sé. ¿Y tú como sigues?”

J: “Ya mejor, gracias, ya ni me duele”

L: “Déjame ver”
Ella tocó con la yema de sus dedos mi labio inferior, para después delinear ambos suavemente, después rozó mis mejillas, con la misma suavidad. Yo me estremecí con el contacto y solo cerré los ojos. Mi mano pasó por sus rizos rojos y esta vez ella cerró sus ojos. Nos acercamos, lentamente nos besamos en repetidas ocasiones.
Me dio un beso leve y me dijo “hasta mañana”. Se acostó y apagó la luz, dejándome sola en la oscuridad sin poder hacer nada.
¿Será que solo está jugando conmigo?
Hasta mañana!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:21

7 de Octubre
Me siento realmente muy confundida por las actitudes de Lena. Es decir, ella se comporta de una manera muy tierna cuando está conmigo; es dulce, tenemos confianza plena la una en la otra, siempre está sonriendo, se ve feliz, pero todo cambia cuando llegamos a ver a Azul, por que inmediatamente se pone seria, yo diría que hasta se comporta indiferente conmigo, es seca, distante.
Tal vez sea por que de alguna manera “respeta” a Azul y no le gusta renegarle en la cara que ya tiene novia... espera un momento.... ¡yo no soy su novia! Es cierto, no somos nada, pero es que ella no da ese paso de preguntarme si quiero andar con ella... ¿o soy yo la que tiene que preguntar? Es que me da mucho miedo decirle lo que siento, preguntarle si quiere ser mi novia, por que ¿qué tal si ella no quiere? ¿qué tal si ella no está lista todavía para andar con alguien? Eso sería comprensible, ya que acaba de terminar con una relación un poco conflictiva, pero ya me estoy desesperando de no saber que somos.

A veces me pongo un poco triste, pues quisiera no tener que ocultar que la amo, gritárselo en la cara para ver su expresión al saberlo, pero sinceramente estoy inundada de culpas.
Hace rato estábamos charlando, empezamos a conocernos cada día. Todo iba bien en la conversación hasta que abordamos el tema de su familia. Ella inmediatamente cambió, su mirada tomó un tono triste que jamás le había visto.
J: “¿Estás bien, pecosa?”
L: “Sí, no me pasa nada”
Empezó a llorar sin un motivo aparente y eso me preocupó un poco, pero no pude hacer más que simplemente abrazarla contra mi pecho hasta que ella se calmó y su llanto pasó a ser solo una pequeña exclamación de tristeza.
J: “Lo siento, no volveré a tocar ese tema, si es que te molesta”
L: “No es eso, por favor perdóname chaparra, es que aún no estoy lista para hablarlo contigo”
J: “¿Conmigo? O sea que alguien más ya lo sabe?”
L: “Sí, solo una persona”
J: “De seguro es la odiosa de Azul”
L: “Sí, ella es la que lo sabe. Julia, perdona, pero esto no es sencillo... me acostumbré a estar con ella, desde que llegué a este lugar siempre ha estado a mi lado, la relación amorosa fue después, pero además de eso, es mi mejor amiga, perdona que aveces hable tanto de ella, pero es que de alguna manera la extraño”
Me llené de celos, pero en ese momento lo único que quería era que Lena no se sintiera mal.
J: “Te entiendo, Lena, no tengas cuidado”
Ella me miró agradeciendo el gesto, para después empezar una plática larga de cocina y lugares que hemos conocido. Pude darme cuenta de que ella es muy culta, sabe acerca de muchas cosas y la manera en que te lo cuenta hace que te transportes al mismo lugar.
Se sentó entre mis piernas, mientras yo le mostraba un álbum de fotos que tenía, tanto con mi familia, como con mis contados amigos.
Ella se detuvo en una foto en especial, donde yo estaba vestida con un conjunto de mezclilla, con el cabello corto, peinado con una línea en medio y las puntas levantadas y con lentes oscuros, tras de mí estaba la pirámide del Sol, de mi viaje a México. Ella la miró un momento, después sonrió.
L: “No entiendo por que te tapas esos ojos si son tan bellos”
Volteó a verme y me dio un beso suave.
L: “Esta foto me encantó...”
J: “Jaja, si, está linda”
L: “¿Y si me la regalas?”
J: “Mmm... lo pensaré”
Volteó nuevamente hacia mi y me dio otro beso, esta vez más intenso y más largo que el primero.
J: “Bien, ya me convenciste, puedes quedártela, jaja”
L: “Jaja, gracias”
Se dirigió hacia el buró y tomó el portaretratos que estaba ahí. En el estaba una foto de Azul y ella abrazadas. La sacó y acomodó la mía, después volvió a meter la primera, acomodándolas para que ambas fueran visibles.
L: “Creo que tengo que comprar otro...”
J: “No me molesta estar junto a ella, mientras no intente golpearme”
L: “Julia...”
J: “Lo siento”
Nos miramos un momento y después me ayudó a hacer mi tarea, sentándose conmigo en la mesa. La verdad ya me había desesperado un poco, pero seguía insistiendo con tal de estar con ella.
Cuando por fin la terminamos, me fui a recostar en la cama y ella se fue detrás de mi. Me dijo que la acompañara a comprar un café, pues tenía frío. Yo me negué rotundamente, entonces ella se abalanzó sobre mí y empezó a hacerme cosquillas. Tuve que rendirme y acompañarla, después de besarla un poco nos dirigimos hacia allá.
Regresamos y se tomó su café, mientras yo la besaba en el cuello. Un instinto me llevó a susurrarle al oído “te amo” y al ver su cara de sorpresa traté de corregirme, con la esperanza de que no hubiera notado lo que dije.
L: “¿Qué dijiste?”
J: “Mmmm... que... que ya mañana!!!”- mentí
L: “Ya mañana que?
En ese momento recordé que , en efecto, al otro día irían mis padres al internado, por mi, para pasar el fin de semana en mi casa.

J: “Que ya mañana vienen mis papás”
L: “¿Así que saldrás del internado?”
J: “Sí... ¿tú vas a salir?”
L: “Pues con mi familia no... entonces,... pues no”
J: “¿Quieres venir con mi familia y conmigo?”
L: “No sé ¿no se molestan tus padres?”
J: “No lo creo, anda, vamos a comer a mi casa y nos escapamos a algún otro lugar, ¿qué te parece?”
L: “Está bien, chaparra”
Me sentí realmente feliz y en un impulso le di otro beso.
L: “¿Y a que hora van a venir?”
J: “A las 8:00 am”
L: “Bueno, entonces ya hay que dormirnos”
J: “¿Juntas?”
L: “¡¿Julia! No. Tú en tu cama, jaja”
J: “Ya que”
Se fue a su cama y se puso su pijama, pero en el baño, por que nunca me deja verla ¬¬. Después yo hice lo mismo, le di el beso de las buenas noches [ of course] y me vine a escribir en ti.
Ya quiero que sea mañana!!
Hasta mañana!!!
8 de Octubre
El día de hoy nunca lo voy a olvidar, ya que fue totalmente maravilloso.
Como te había dicho ayer, Lena me acompañó con mi familia. Al principio pensé que no había sido una buena idea invitarla, pues tal vez mi mamá sospecharía de lo que “hay” entre ella y yo, pues me tiene muy bien checada desde que me encontró besándome con una amiga en mi cuarto, pero después me convencí de que era una excelente decisión.
Mis papás fueron por mi al instituto, y se llevaron una sorpresa cuando la vieron. Ay, mejor te voy a escribir el diálogo, jeje:
Larissa [o sea mi madre santa]: “Hola Julia, espero que ya estés mejor ahora. Ya te extrañaba”
Oleg [mi no tan santo padre]: “Hija, ¿cómo estás?”
J: “Muy bien, me siento muy bien en este lugar, es maravilloso, a excepción de una profesora , pero todo lo demás va súper”
Mis papás lógicamente se sorprendieron un poco, pues por lo general yo siempre me quejo de todo.
La: “Me alegra ver que estás bien, hija”
J: “Gracias mamá. Por cierto, les presento a Lena, ella es mi guía en la escuela, ella me ha ayudado mucho”
La: “Hola, Lena, mucho gusto”
L: “Igualmente señora”
O: “Estás muy linda Lena, yo soy Oleg Volkov, papá de esta cosa”
L: “Jajajaja, mucho gusto, me llamo Elena Sergevna Katina”
J: “Papá ¬¬”
O: “¿Sergevna? ¿Katina? Entonces tu papá es Sergey Katin!!!! Hace mucho que no lo veo!!!”
L: “¿Cómo señor? ¿usted conoce a mi padre?”
O: “Si hija, y también Larissa lo conoce, de hecho lo conoce más que yo ¬¬”
L/J: o_O
La: “Cállate Oleg ¬¬”
O: “Jajaja, bueno, es que en la preparatoria fueron novios, jeje”
L: o_O “Que sorpresa”
J: “ ¬¬ no nos des detalles jaja”
O: “Pero después el y yo fuimos los mejores amigos. Él se enamoró de una mujer muy bella que supongo que es tu mamá, pues también es pelirroja y hermosa”
Lena se enrojeció y mi mamá volteó a ver muy feo a mi padre, mientras yo solo reía.
L: “Gracias señor”
O: “De nada hija, es la verdad. Oye, ¿no quieres venir a comer a la casa?”
J: “¬¬ de hecho yo ya la había invitado papá”
O: “Jajaja, ahí está, con más razón. Entonces no se diga más, vámonos hijas, vámonos Larissa”

Todos subimos al coche y yo me fui atrás con Lena. No pude evitar tomarla de la mano por algunos momentos, mi padre nos vio, pero seguramente lo tomó como una muestra de amistad. Ahora agradezco que no haya sido mi madre la que nos viera, pues ahí si tendría problemas y muy graves.
Después de un tiempo llegamos a mi casa e inmediatamente nos sentamos a comer, mientras veíamos un rato la televisión. Después de un rato, mi padre sirvió un vaso de vodka para él y uno para mi, pues mi mamá no toma. Yo le rechacé el vodka y el se sorprendió, pues yo soy la única que siempre lo acompaña, a pesar de que a mi mamá de molesta eso. He pensado y tal vez solo le seguía el juego a mi papá para hacer que mamá se molestara, pero ahora ya no tenía intensiones de hacerlo.
Mi mamá también se sorprendió, pero no dijo más.
Después de unos cuantos vodka, mi papá sacó mis fotos de cuando yo era más pequeña y se las mostró a Lena, jaja.
O: “Mira, esta foto se la tomamos mientras estábamos formados en la fila para entrar al foot ball. Julia pensó que no la veríamos, pero se equivocó, y le tomamos la foto justo en el momento en el que se estaba sacando los mocos, jajajaja”
J: “¬¬ papá!!!”
L: “Jajajaja, ay Julia, que cochina eras jajajaja”
O: “Y eso que no te he enseñado donde...”
Lo tuve que interrumpir antes de que dijera algo que afectara mi reputación con Lena de por vida o_O

J: “Lena, vamos a mi cuarto, quiero mostrarte algunas cosas”
O: “Si, niñas, suban, tu mamá y yo vamos a ir con tu tío, pero regresamos pronto, nada de meter a sus novios a la casa eeeeeh”
J/L: “Jajajaja, ok”

Nos subimos al cuarto, mientras Lena me seguía haciendo burla por la foto que mi papá le había mostrado.
L: “Julia, eres una puerca”
J: “Jajaja, y todavía no se me quita” le dije, guiñándole el ojo y acercándome poco a poco a ella.
L: “Jajajaja, déjame Julia, o gritaré que me quieres violar”
J: “o_O Nadie tiene por que saberlo Lena, jajaja. O sea, no es que no quiera, pero...”
Lena me dio un golpe en el estómago después de reír. Vi esa sonrisa y casi me derrito en el momento, pero preferí mantenerme firme, jeje.
L: “Julia... jajajaja, es que esa foto es genial”
J: “Déjame en paz ¬¬”
L: “Jajaja, es que no tenías en que ocupar tus dedos?”
J: “Antes no, pero ahora sí” otra vez la miré pícaramente.
L: “O_o Ah si? En que?”
La tomé por la cintura y la tiré a la cama, después comencé a hacerle cosquillas. Mi plan funcionó, pues ella se retorcía de risa, mientras yo estaba cada vez más cerca de su rostro. Vi sus ojos cercanos a mi mirada, clavados fijamente y en un impulso empecé a besarla con toda la pasión que había reprimido desde la última vez que nos besamos. Empezamos un juego de caricias, cuando de pronto ella se detuvo.
L: “No, Jul, tus papás están allá abajo”
J: “No lo creo, ya se fueron”
L: “Por lo menos asómate a ver si es cierto que ya no están” Me lo dijo con una mirada que mezclaba un “por favor” y una orden.
Salí de mi cuarto y vigilé en las escaleras. Efectivamente, mis padres ya no estaban.
Abrí la puerta de mi cuarto y no vi a Lena, por lo que pensé que estaría en el baño de mi recámara y me asomé, tampoco estaba ahí. Salí del baño, algo sorprendida y de pronto ella salió detrás de la puerta y sin que pudiera evitarlo me tumbó sobre la cama y empezó a hacerme cosquillas.
L: “Dulce venganza”
Yo estaba riendo, la verdad me estaba dejando, pero de pronto le di la vuelta y otra vez tomé el control.
Empecé a besarla nuevamente, esta vez ella correspondió toda la pasión que yo estaba sintiendo.
Era como si con cada una de sus respiraciones me estuviera diciendo “sigue” y yo por supuesto que seguí . Mis manos estaban inquietas totalmente, no sabía ni a donde dirigirlas pues cada parte de su maravilloso cuerpo me incitaba a tocarla, y la locura crecía al ritmo de mi pasión.. Poco a poco estaba desabotonando su blusa, cundo de pronto ella me detuvo.
L: “Julia... yo, bueno, no sé como decirlo”
J: “¿Qué pasa princesa?”
L: “Es que, bueno... es la primera vez que yo... bueno, tú sabes”
Mi corazón se llenó de alegría al saber que yo sería la afortunada en estrenar ese delicioso cuerpo que aún no conocía los placeres sexuales.

No me había puesto a pensar en ese momento, pues antes no me importaba como eran mis relaciones. Siempre me enfocaba solo a lo que podía llegar a sentir yo, era egoísta con las niñas que en ese momento estaban en mi cama, pero sabía perfectamente que con la pelirroja tenía que ser diferente todo.
La miré y en sus ojos pude encontrar una mezcla de ternura y deseo, ese complemento perfecto de la inocencia que quiere ser descubierta. Ella estaba apenada, tal vez, por la situación, pienso que pudo ser que se sintiera hasta cierto punto intimidada por las cosas que estaban pasando. Decidí hacerlo del modo más suave que jamás haya podido imaginar en mi. Descubrí en mi propio cuerpo algo que creía extinto: la ternura.
J: “Amor, no te voy a lastimar, tú solo confía en mi. Eres mi princesa y jamás haría algo que te dañara”
Pude ver que ella ahora estaba tranquila. Me acerqué a su cuello, y empecé a buscarme a mí misma en él. Su respiración cercana a mi oído me hacía estremecer, era como ninguna otra lo había sido. Terminé por fin de desabotonar su blusa, para encontrarme con un brassier que marcaba de manera perfecta su pecho. La miré como pidiendo permiso para despojarla de él, que era mi último obstáculo antes de llegar a tener contacto directo con sus senos. Ella accedió fácilmente y entonces también lo arranqué con suavidad, para terminar encontrándome con la visión más bella que mis ojos hubiesen podido merecer. Ahí estaban sus senos desnudos ante mí. Con mi boca empecé a acariciarlos de forma suave, casi rozándolos con movimientos circulares, pero después de un tiempo comencé a sentir la insuficiencia de esa caricia y aumenté el ritmo de mis movimientos mientras yo misma me despojaba de mi ropa.
Mi boca iba descendiendo, perdiéndose entre las delicias de su vientre. Otra vez la miré para preguntarle si acaso ella quería que yo bajara hasta la parte más íntima de su vida. Otra vez ella accedió.
Desabroché su pantalón poco a poco, como quien aprecia una obra de arte. Pude sentir su nerviosismo, pues ella temblaba debajo de mí. Pensé que sería bueno hacer que se tranquilizara, así que sin dejar de quitar su pantalón me acerqué y apenas rocé sus labios, para después dirigirme hasta su oreja. La besé también, la exploré, para terminar con un “te amo”.
Ella se estremeció y yo nuevamente bajé hacia su abdomen. La coloqué suavemente al borde de la cama, mientras me arrodillaba ante sus piernas. Mi cabeza se perdió en su entrepierna y mi lengua recorría cada espacio de ese ser maravilloso. Disfruté cuanto pude de su sabor, lo que hacía que a mi también llegara el placer al sentirla tan mía. “No pares por favor” me decía entre gemidos, y por supuesto, yo seguí con ella, en todo momento. Arqueó su espalda después de unos minutos y exhaló de manera maravillosa, que me hizo a mi también exhalar. Subí a sus labios y observé como su piel estaba roja por el calor. No lo podía creer, Lena había sido mía, solo mía. Yo me había inscrito en su historia como el primer cuerpo en tocar el suyo. Mis deseos aún no se calmaban del todo, pero decidí que esa era su noche, sin embargo, ella me miró y empezó a imitar lo que yo había hecho. Ahora te puedo decir que ella es maravillosa, a pesar de que no lo sabe, me hizo sentir como jamás nadie lo había hecho. Daba ternura la manera en que me miraba como preguntando “¿así está bien?” seguramente también daba ternura como sin palabras yo le contestaba que así estaba excelente.
Yo acabé también y ella me miró a los ojos. Me dijo “te amo” cosa que jamás había hecho, fue entonces cuando descubrí que antes había tenido sexo, pero esa tarde hice el amor.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:21

9 de Octubre

Hoy la vi despertar entre mis brazos. Abrí los ojos y ahí estaba ella: la niña de los rizos rojos que tanta locura me hace sentir solo con percibir su aroma de vainilla que me vuelve loca.
La tuve tan cerca de mi que estuve tentada a besarla nuevamente, sin embargo un pensamiento interrumpió todo lo que yo estaba pensando. ¿Dónde estaban mis papás? Tomé el celular para mirar la hora y pude notar que tenía un mensaje de mi mamá. “Vamos a quedarnos, pues tu papá no se siente muy bien para manejar... llegamos mañana en la tarde”. Eran a penas las 9 de la mañana, por lo cual no me espanté y decidí esperar a que mi princesa despertara.
Valió la pena la espera, pues esa imagen de verla abrir los ojos lentamente nunca se va a borrar de mi memoria. Su semidesnuda piel solo estaba cubierta con la sábana, y ella la jaló suavemente para cubrirse del todo, mientras yo la contemplaba esbozando una torpe sonrisa de incredulidad.
J: “Buenos días, princesa”
L: “Buenos días Jul”
J: “¿Cómo dormiste?”
L: “Bien... ¿y tú?”
J: “Nunca había dormido mejor”
Iba a besarla, pero en ese momento brincó un poco, para después abrir sus ojos y hacer un gesto de sorpresa.
L: “¿Y tus papás?”
J: “Van a llegar hasta la tarde princesa”
L: “¿Y eso?”
J: “Papá se sentía cansado, y en esos casos prefiere no manejar”
L: “Muy bien, Jul”
J: “Sí. Oye Lenita.... me voy a bañar, después bajamos a desayunar ¿qué te parece?”
L: “Sí Jul, está bien, pero después voy y eh”
J: “Claro que sí princesa”
Me metí a bañar, mientras ella y su belleza permanecían aún desnudas en mi cama. Cada caricia del agua me recordaba a la noche anterior. Cuando salí de la ducha me dediqué a mirarla nuevamente. Estaba ahí sentada, con su mirada angelical que en un segundo me domina.
Cubierta aún con las sábanas ella tomó su ropa y se metió a bañar, mientras yo bajaba a preparar el desayuno.
Después de unos minutos ella bajó, aún con el cabello mojado.
J: “Amor... te preparé el desayuno”
L: “Gracias Julia”
Desayunamos en calma, mientras yo me perdía entre esa sensación de tranquilidad y ternura de ver su semblante sereno al mirarme. Unas cuantas veces dejé de hacer cualquier movimiento con tal de solo maravillarme ante ese espectáculo tan bello de sus rizos moviéndose al compás del viento que se alcanzaba a colar por la ventana.
Mis padres llegaron a casa poco después de la comida, justo cuando ella y yo habíamos terminado de recoger mi cuarto.
Por la noche nos llevaron de regreso al instituto, no sin antes alabar a Lena por su comportamiento y pos los cambios que notoriamente había logrado en mi
Cuando llegamos, nos encontramos a Azul en la entrada cuando iba bajando de una camioneta. Entramos las tres al mismo tiempo al edificio, ella nos miró despectivamente e hizo la finta de que se iba por otro lado, sin embargo me di cuenta de que nos siguió. Lena me tomó de la mano, ahora ya caminábamos seguras una al lado de la otra, sin embargo esa seguridad no duraría mucho tiempo, pues al llegar al cuarto, estaba Azul esperándonos acostada en la cama de Lena.
L: “¿Qué haces aquí?”
A: “Visitando a mi novia... ¿cómo estás amor?”
Yo me quedé sorprendida, pues Lena lejos de molestarse siguió son un semblante normal.
L: “Bien”
Me soltó de la mano, para después desviar la mirada hacia la ventana.
J: “¿qué pasa Lena?”
L: “Nada Jul... nada”
A: “Ay no se pongan serias cuando estoy aquí... Vamos Lena, dile a Julia que tienes”
J: “¿Qué pasa Lena?”
L: “En serio nada” dijo Lena para después recostarse en su cama, a un lado de Azul y meterse entre las sábanas.
Azul me miró de manera burlona, mientras yo seguía desconcertada. Finalmente se levantó y dio la vuelta a la cama de Lena, para darle un beso en los labios, cosa que me enfureció, pero no pude decir nada pues finalmente Lena no es mi novia oficialmente.
Tengo que investigar que se trae Azul entre manos...
Hasta mañana!
10 de Octubre
Lo primero que hice hoy fue confrontar a Lena de una vez por todas, pues la escena de la noche anterior me tenía muy molesta. Me dirigí hacia su cama y ella ya estaba despierta, por lo que inmediatamente empecé a hablar.
J: “Buenos días. Lena, perdón que lo primero que escuches sea un reclamo, pero es que ayer me dio mucha rabia ver como Azul te llamó “amor” y después te dio un beso. ¿Me puedes decir que fue eso?”
L: “Nada Volkova, no fue nada, perdóname. Jul.... además no entiendo por que me reclamas si tú y yo no somos nada”
Ese comentario me hirió mucho, pero finalmente ella tenía razón.
J: “Es cierto, pero eso no te da derecho a que puedas jugar conmigo. Una noche antes hicimos el amor, y ahora resulta que no te puedo reclamar nada... ¿a qué estás jugando eh?”
L: “No estoy jugando Julia. Tal vez en este momento no entiendas muchas cosas, pero lo que estoy haciendo es por el bien de ambas”
J: “¿Por el bien de ambas? Discúlpame pero te tengo que corregir; a mi no me estás haciendo ningún bien, en serio, lejos de eso me estás lastimando, lo que dices no tiene sentido”
L: “Eso es por que tu no lo quieres entender, o no lo puedes entender ahora, pero Julia, te voy a decir algo; yo sé lo que hago y tú tendrás que confiar en mi, por que de lo contrario esto se va a ir al demonio”
J: “¿Me estás condicionando tu amor?”
L: “No”
J: “Pues eso parece”
L: “Piensa lo que quieras, en serio no importa, yo sé lo que hago y por qué lo hago”
J: “Lo siento Lena, perdón por desconfiar”
L: “ES que tú no conoces a Azul”
J: “No me menciones a esa estúpida”
L: “No la ofendas por favor”
J: “Y tú no la defiendas... ¿sabes qué? He notado que aún la prefieres, no tiene caso que yo esté atrás de ti si tú vives solo de tu pasado con ella”
Me di la vuelta y salí del cuarto, ella no hizo nada por detenerme, lo que me enojó aún más. Durante todas mis clases estuve amargada, les contesté mal a los profesores, e incluso uno de ellos me amenazó con mandar un reporte a la dirección, sin embargo no lo hizo pues terminé el trabajo a tiempo con tal de no estar escuchando reclamos. En general el día estuvo muy malo, pues me dediqué a hacer tarea solamente y ya en la noche me dolía la cabeza de haber visto tantas letras juntas.
Estaba en mi recámara cuando ella llegó al lado de Azul, cosa que me hizo enfurecer más, pero no quise que ella lo notara, por lo cual permanecí inexpresiva. Azul me saludó y la ignoré, pues ya no tenía caso reclamarle nada, aunque por dentro quería golpearla. Ya tenía yo la pijama puesta, entonces me metí entre las sábanas y cerré los ojos haciéndome la dormida. Lena se acercó a mi después de que la puerta se escuchó y Azul salió por ella. Me miró un momento y después acarició mi cabello y quitó un mechón de el de mi frente.
L: “Jul, ya sé que no estás dormida... ¿podemos hablar?” no respondí nada, no quería hablar con ella, pues hace mucho que no pasaba un día así de malo.
L: “Julia, por favor, es importante”
Abrí los ojos y ella me miró por un momento, pero después desvió la mirada hacia la ventana.
J: “¿Qué quieres Lena?” le pregunté fríamente
L: “ Explicarte por qué me estoy comportando así”
J: “Ah....”
L: “Tiene que ver con Azul, obviamente”
J: “Lo sé, no soy tan tonta como tu crees”
L: “Yo no creo que seas tonta”
J: “Pues así me tratas Lena”
L: “¿Me dejas explicarte?”
J: “Sí”
L: “Como te digo, tiene que ver con Azul, mira, lo que pasa es que ella y yo duramos mucho tiempo en el noviazgo y para ella está resultando un poco difícil la separación, entonces..”
J: “¿Vas a regresar con ella?”
L: “Déjame hablar Julia, te tengo que explicar muchas cosas”
J: “No, Lena. Cada palabra que dices me lastima más, mejor ya no me digas nada”
L: “Si tú así lo quieres...”
J: “Sí, así lo quiero. ¿Sabes? Mejor que aquí quede todo, oh, lo siento, se me olvidaba que tú y yo no somos nada, se me olvidaba que nuestra historia no existe, pero aquí termino algo que no empezó”
L: “De eso no se trataba Julia, de verdad eso no era lo que yo quería para nosotras”
J: “Pero eso es lo que conseguiste”
L: “No puedes ser tan soberbia, ni tan orgullosa, ni siquiera me escuchas y ya estás emitiendo un juicio, pero yo también ya me harté, y si eso es lo que quieres, pues eso pasará. Desde hoy soy tu guía solamente y te pido respeto y ahora ya duérmete por que mañana tienes examen”
J: “El examen y tú se pueden ir al carajo”
L: “Y tú nos puedes acompañar. Hasta mañana” lo dijo molesta, su voz estaba quebrada, seguramente de coraje.
Mis ojos enrojecieron, pero no lloré, pues como ella misma lo dijo, soy una soberbia que jamás derramaría una lágrima por alguien que no fuera yo misma.
Hoy mando todo al diablo, nada me interesa. Nos vemos.


23 de Abril
Hola. Hace milenios que no escribía ni una sola página en ti, pero la verdad es que no he tenido ganas de hacer nada. En un breve resumen de mi vida los últimos 6 meses, te cuento que poco faltó para que no aprobara el semestre, pues me volví una desobligada en la escuela, además de que he tenido muchos problemas con mis papás pues he vuelto a ser la de antes, es que sin Lena nada tiene sentido. Desde la última vez que escribí en ti no he vuelto a hablar con ella, bueno, no hasta hace rato, por que ella vino a buscarme. Lógicamente que cruzábamos palabra, pero todo en relación a la escuela, contrario a la charla de hace rato en que me pude dar cuenta de muchas cosas, pero eso te lo cuento después.
Como te comenté, hace 6 meses que mi vida ha sido un desastre, pues me rebelé de la manera más estúpida con mis profesores y mis padres, con decirte que en la cena de Navidad me puse ebria y comencé a insultar a mi padre delante de mis familia, obviamente mi castigo fue ejemplar, pero no me importó demasiado y en la escuela las cosas seguían igual. Me daba mucha rabia ver a Lena caminando por los pasillos feliz de la vida, casi siempre al lado de Azul, aunque ninguna de las dos tenía mucho tiempo, pues como fue su último semestre escolar, los deberes escolares las absorbían demasiado. Así es, ya se va Lena. Me duele mucho pensarlo, pero creo que es lo mejor, pues estando cerca nos lastimamos de alguna manera, aunque aveces creo que yo para ella no significo nada, no soy ni siquiera su “ex” pues nunca hubo nada.
Mi vida amorosa ha sido nula, en este tiempo me he dedicado a coleccionar números telefónicos y aventuras en antros que no pasan de eso. Todas las noches de los viernes me escapaba del colegio para irme a bailar y no regresaba sino hasta el domingo. En la dirección afirmaba que me iba a mi casa, mientras que a mis padres les decía que me quedaba en la escuela a hacer tarea. Las noches de juerga eran eternas, siempre acababa en casa de alguna chica mayor que yo, y siempre me escapaba a la mañana siguiente para irme otra vez a vagar por el mundo. Probé muchas bocas, muchos cuerpos, pero ninguno era como el de Lena. Caí en un juego de hacerme daño a mí misma para poder llamar su atención, lo hacía inconscientemente, y nunca funcionaba pues ella solo me daba ayuda indirectamente a través de sus amigas o de los profesores.
Bien, ahora que estás enterado de mi vida durante este tiempo, es hora de que te cuente lo que me pasó hoy, Miércoles 23 de abril. Lena vino hacia mi, me miró un momento y después empezó a hablar.
L: “Julia, yo sé que de mi piensas lo peor, pero no se me hace justo que sea así. Como bien sabes, el Viernes me voy de aquí, a la Universidad y no quiero que te quedes con una mala imagen mía, pues las cosas no fueron así”
J: “Lena, gracias por tratar de arreglar las cosas, pero la verdad es que no quiero escucharte más. Ya me hiciste mucho daño, ya no quiero sufrir por ti”
L: “Es que yo no hice nada, en serio, sé que parece que sí, pero en serio que no...”
J: “Gracias, te lo repito, pero no quiero hablar contigo”
L: “Lo sabía, tú nunca vas a cambiar”
J: “No. Nunca”
L: “Bien, pues ojalá que no sea malo para ti. Ya sabía que no me ibas a escuchar, por eso te hice una carta. Está dentro de tu libro de historia. Nos vemos”
Sin decir más, salió del cuarto. Me moría de ganas por leer la carta, pero mi orgullo no me lo permitió y solo vine a escribir en ti, pequeño diario, creo que finalmente sirves para algo... en fin...
Hasta mañana!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/12/2008, 21:22

24 de Abril
Mañana Lena se va, y es el tiempo en que me doy cuenta de que soy la tonta más tonta del mundo. No quise escucharla, sé que la lastimé, pero es que no sabía que hacer, me sentía muy mal, traicionada, utilizada... hoy me doy cuenta de que no es así, y me siento como la peor basura del mundo. Mañana se me va la niña que más he amado, corrección; la única niña que he amado.
El día de hoy me desperté temprano, pues no quería encontrarla antes de que empezaran las clases. Me bañé y por estar pensando en tantas cosas se me hizo tarde, por lo cual cuando salí me apresuré demasiado, pues aún no arreglaba mis cosas para la clase. Tomé mi libro de historia y lo metí en la mochila. Llegué un poco tarde a clase, pero la profesora aún no llegaba, por lo que no tuve el menor inconveniente. La clase estaba más aburrida que otras veces, no sé por qué. Mi aburrimiento llegó a tal punto que empecé a garabatear en mi cuaderno. Al verme distraída, la profesora me puso a leer la página 54. Abrí el libro y vi un sobre color azul [que ironía]. Lo puse del lado izquierdo y después leí lo que me indicaron. Al terminar, mi curiosidad mató a mi orgullo y lo abrí. En el estaba una carta que empecé a leer en voz baja. La caligrafía era delicada y suave, me envolvió.

“Julia, seguramente cuando estés leyendo esto faltará muy poco para que yo me marche de tu vida, pero no quise irme sin explicarte lo que realmente ha sucedido en todo este tiempo. Para empezar, no quiero justificar mis actitudes, solo quiero que trates de comprender y de ponerte a pensar como hubieras actuado tú. Sé que yo no tenía el derecho de lastimarte de esa manera, pero me encontraba entre la espada y la pared.
Cuando terminé con Azul, su reacción fue muy mala, al principio me amenazó con hacerte daño, pero la verdad es que no creí que fuera capaz de algo así, pues si lo hacía sería expulsada y eso era lo que ella menos quería. Tú llegaste a mi vida a iluminar muchas cosas que jamás me imaginé que podría descubrir en nadie, y sin embargo, te perdí. En fin, siguiendo con lo de Azul... yo quería tener contigo una relación y ella se dio cuenta, más bien lo había notado desde que llegaste, entonces sacó sus mejores armas y me hizo dos amenazas; la primera fue delatarnos con la directora, lo cual hubiera causado la expulsión de ambas, además de un escándalo muy grande, pues no sé si lo sepas, pero soy hija del político Sergey Katin, y Azul tiene muy buenos contactos con la prensa, con lo cual hubiera logrado que el escándalo nos afectara a todos, desde mi papá, hasta la escuela, tu familia y claro... tú. La segunda amenaza que me hizo fue la más grave; me dijo que iba a suicidarse. Podría parecer una locura, pero ella no está bien según su psiquiatra y en cualquier momento podía cumplir con esa amenaza, tuve miedo de ser la culpable de su muerte, por eso preferí dejarte, y así protegernos a todas.
Mañana me voy, y solo te conté todo esto por que no quiero que me recuerdes como un mal capítulo en tu vida, sino que quiero que me recuerdes como yo te voy a recordar toda mi vida: como la niña a la que amé.
Sin más por el momento, me despido de ti, esperando que encuentres a alguien menos cobarde que te merezca más que yo. Te amo, y te dedico esto:

Compréndeme ahora que todo cambió
Me arrepentí y es verdad que terminó
Pero yo sé que en el fondo te amaré
Entonces no pienses mal, no pienses mal de mí...

Los celos que opacaron tu ilusión
No dejan ver lo esencial entre las dos
Estoy aquí y te juro se acabó
Entonces olvídalo, perdóname y pasó

Es que soy prisionera de un error
Una tonta arrepentida que por hoy
Ha preferido invocar al olvido
Y suplicar de rodillas perdón
Esta historia es pasado, ya fue
Pero nos ha amargado, lo sé
Da por seguro, mi amor, te lo juro
Nadie va a amarte como yo lo haré

Estuve mal, se qué lloraste por mi
Me apabullé y cobarde te mentí
Quiero aliviar esta cruz que me cargué
Al menos no pienses mal, solo me equivoqué...

Es que soy prisionera de un error
Una tonta arrepentida que por hoy
Ha preferido invocar al olvido
Y suplicar de rodillas perdón
Esta historia es pasado, ya fue
Pero nos ha amargado, lo sé
Da pos seguro, mi amor, te lo juro
Nadie va a amarte como yo lo haré

*Prisionero- Miranda

Julia, te amo en verdad y te deseo lo mejor.
Tuya.
Elena Katina”

Cuando terminé de leer la carta, una lágrima salió de mis ojos y me sentí muy mal... todo este tiempo había estado lejos del amor de mi vida por una estupidez llamada orgullo. Ahora ya era demasiado tarde y la había perdido, mañana mismo se va y yo sin hacer nada. Todas mis clases me la pasé pensando en el asunto. Por la noche llegué al dormitorio con la cabeza mirando al suelo, me moría de vergüenza. Esperé a que mi pelirroja llegara y la miré por un momento.
J: “Lena ¿podemos hablar?”
L: “Ahora sí quieres hablar... claro”
J: “Gomenasai.... sé que debes de pensar que soy la persona más tonta de este mundo y tienes razón. Mañana te vas y me quedaré aquí sola hasta que muera de amor y de tristeza. Desaproveché todo este tiempo y...”
L: “No tiene caso lamentarnos, como te escribí en la carta, sé que cometí un grave error al no decirte la verdad, pero es que me sentía acorralada, no quería que ella se hiciera daño, ni que nos lo hiciera a nosotras, no me quedó otra opción” cuando me dijo esto, bajó la mirada y una lágrima cayó al suelo.
J: “No llores, sé que tampoco me comporté a la altura de las circunstancias, por favor no llores Lena”
L: “¿Cómo no llorar si es demasiado tarde?”
J: “No lo es Lena, te amo en verdad”
L: “Y yo a ti, pero no hay más por hacer”
Acaricié su mejilla y levanté su cabeza, me topé de frente con sus ojos grises en los cuales me pierdo tan fácilmente. Por inercia al verla llorar empecé a llorar también, y poco a poco nos fuimos acercando. Un húmedo beso, así lo defino, por nuestras bocas y por nuestras lágrimas. El beso quedaba corto en contraste a las emociones por las que atravesamos, por lo cual comenzamos a subir la intensidad de él y también de las caricias para emparejarnos con nuestro sentir. La tumbé suavemente en la cama y de una manera lenta, sin prisas fui despojándola de su ropa. Era el rito más hermoso, más cuidadoso y más tierno que me pude imaginar. Disfruté de cada segundo, la miraba a los ojos y con suavidad recorría su cuerpo poco a poco. Examiné cada una de sus pecas, besé cada centímetro de su piel tersa y suave con esa frescura que la caracterizaba. Me impregné de su olor de vainilla que tanto extrañaba... nuestras almas se unieron y nuestros corazones quedaron de frente, latiendo en un solo ritmo. Ella llegó a su grado de sentimientos de una callada y pura manera, mientras yo la observaba. Me abracé a su cuerpo y dormimos por el resto de la noche, posiblemente nuestra última noche juntas.

4 de Octubre [cuatro años después]
J: “Hey Alex... ¿qué haces?
A: “Leyendo tus cursilerías, prima”
J: o_O “¿cuáles cursilerás?”
A: “Tu diario... tu historia con Lena”
J: “o_O ¿por qué lees eso?”
A: “Es que la primera hoja estuvo buenísima y ya no pude parar... wow prima, que historia”
J: “Sí, lo sé... la historia del amor de mi vida”
A: “Ay prima, que cursi eres”
J: “Tú estás amargada, por que no conoces el amor ¬¬”
A: “Jajajaja, a verdad sí, pero ya llegará el hombre de mi vida”
J: “Ay que aguada prima, esperas al hombre jeje, mejor búscale por el otro lado”
A: ¬¬ “Ay no, ya contigo tenemos jaja. Por cierto, ¿les avisaste a tus papás?”
J: “Claro que sí, mensa. Hoy es un día importante ¿no?”
A: “Si prima. ¿Y ya le hablaste a Lena?”
J: “Sip, dice que viene para acá”
A: “¿No estás nerviosa?”
J: “No, por que solo es un paso más, ya ves que vivimos juntas desde hace tiempo, solo vamos a casarnos o_O”
A: o_O “¿Solo?”
J: “Lo digo para no ponerme nerviosa, pero si lo estoy, aunque una cosa es segura; pasaré el resto de mi vida con ella”
A: “Que cursi, pero está bien”
Preparamos todo para la fiesta, y a las 7 empezaron a llegar todos los invitados. Hoy es el cumpleaños de mi pelirroja y también le tengo una sorpresa....
Estábamos bailando y mis papás y amigos estaban tomando al igual que sus papás. Cuando les dijimos lo nuestro no lo tomaron mal, pues sabían perfectamente que ambas sentíamos algo muy especial.
Como a eso de la media noche, decidí dar el paso. Me subí a la tarima donde estaba un grupo musical que habíamos contratado para ese día, y tomé un micrófono.
J: “Lena, eres la mujer de mi vida, por lo tanto quiero compartir el resto de ella contigo, despertar a tu lado todas las mañanas, acostarme entre tus brazos todas las noches, y que cada día se fortalezca más este amor que siento por ti. Lena... nunca he sido muy buena para hablar, pero este día en especial memoricé seis palabras... las primeras dos son las que siempre pienso cuando estoy contigo y son: “te amo”. Las segundas, reflejan el compromiso que tengo contigo, y son: “¿Te quieres casar conmigo?”
Ella me miró y sonrió, para después subir conmigo. Puse el micrófono en su boca.
L: “Si Volkova, claro que sí, y déjame te digo que si no me lo pedías, iba a hacerlo yo.... te amo mi Juls”
Nos besamos mientras los invitados aplaudían con sinceridad. Después bajamos de la tarima y el grupo tocó una canción mega romántica, donde estuvimos tomadas de la cintura y con su cabeza en mi hombro.
Alrededor de las 3:00 am el alcohol había hecho efectos en mi papá, quien ya estaba desinhibido [por no decir borracho o_O] y se subió a la tarima.
O: “Yo quiero brindar por la felicidad de mis hijas, por que en serio que las quiero mushooo hip, además, Lenita es la hija de mi mejor amigo de la preparatoria, Sergey, te quiero mushooo. Bueno, Lena, yo te quiero decir algo, mi hija es una loca, es medio atrabancada, terca, enojona, orgullosa y algo mam... digo, algo payasa, por lo que debes de tenerle mucha paciencia”
J: ¬¬
O: “Pero dentro de todo, es una buena chica y te ama. Cuando era más jóven tuvimos que mandarla a ese instituto, en contra de su voluntad, pues su comportamiento dejaba mucho que desear, queríamos que tuviera un mejor comportamiento y lo tuvo, pero no fue gracias a la escuela, ni a los maestros, sino a una bella pelirroja que le cambió todo, que le dio paz, madurez y todo lo que es ahora, gracias a ti, que con solo quererla y aceptarla como es, la hiciste entrar en el mundo real, y la hiciste amar. Gracias Lena, y por favor hazla tan feliz como se lo merece. Princesa, cuida a Lena por favor, y simplemente sean felices. Las amo”
Ambas lloramos por las palabras de mi padre y nos abrazamos, dándonos en último beso de esa noche, pero no el último de nuestras vidas...
FIN
Volver arriba Ir abajo
pollito5772
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 27
Localización : Chile
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 28/01/2008

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   28/1/2010, 18:20

Hermosa historia xD gracias por compartirla.
Volver arriba Ir abajo
b153xu4l
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 20
Localización : En los sueños de quienes dicen soy su peor pesadilla
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   2/2/2010, 23:57

es una historia muy bonita enserio me gusto mucho
Volver arriba Ir abajo
http://hi5.com/friend/profile/displaySameProfile.do
darsteffi
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : Venezuela-guarenas
Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 22/10/2009

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   17/3/2010, 11:22

me gusta mucho esta historia ya la habia leido en otro
foro, pero vale la pena leerla de nuevo!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.metroflog.com/darnis_1
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   8/4/2010, 13:00

Snif Snif!!1 si si!!!
ncantadoraaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Mely_m
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Somewhere Maybe Nowhere
Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 29/07/2011

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   5/8/2011, 14:42

barbara no me canso de leerla
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   2/11/2011, 23:39

me enkanto esta padrisima
Volver arriba Ir abajo
linita-chan luna
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : mexico slp
Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 12/04/2011

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   25/11/2011, 03:26

DiAbLOsSss ME HA ENCANTADOOOOO YO TAMBIEN ME KIERO CASAR AMMM NO TENGO KON KIEN WUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA NIMODO JEJEJEJ YYA YEGARA ALGUIENN
Volver arriba Ir abajo
xty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : En Mi ksa
Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 28/11/2012

MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   29/11/2012, 15:24

tu historia fue genial muy buena
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]   

Volver arriba Ir abajo
 
Mejor comportamiento por CrazyforKatina [completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» hay dias que mejor no se levanta uno de la cama
» AYUDA CHICAS NECESITO KIT COMPLETO PARA UÑAS DE GEL
» Desmontar salpicadero completo.(Desmontaje finalizado)
» ¿Mejor un destete natural?
» Ituzaingó: Empiezan los Talleres de Orientación Laboral para los "Jóvenes con Más y Mejor Trabajo".

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: