Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   9/10/2008, 23:47

ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS



ALIVE LEGENDS

26/11/2005

El tiempo pareció detenerse en aquel lugar, una ligera brisa comenzó a soplar desde el norte haciendo descender la temperatura, y arrancando estremecidos e intermitentes guiños blancos y azules a las estrellas, la luz plateada de aquella luna se desvaneció… Ahora en la más completa penumbra, oscuras y tenebrosas nubes se cernían sobre ellas, el aire se encontraba pesado, cargado con la opresiva sensación del trueno. Parecía como si aquella carretera se separase en dos atmósferas: Una clara e iluminada por la pálida luz de la luna, y la otra en la que ahora entraban sumergidas de oscuridad y tinieblas…

Sólo las luces cegadoras de un auto frente a ella al tomar la curva, sólo el sonido sordo de los cristales al romperse y el crujir de los hierros retorciéndose a su alrededor, fue lo último que escuchó, y después el vacío la cubrió de oscuridad… Luces, sonidos, dolor no existieron más…

-¿Estas bien? ¿Me escuchas?

-Está despertando…

Su ojos azules se abrieron lentamente, se hallaba recostada sobre una cama improvisada de hojas y heno, su vista era turbia, la cabeza le dolía, como si un gigantesco clavo hubiese penetrado su frente y aquel sonido agudo que taladraba sus oídos no cesaba, casi podía oír con claridad los latidos de su propio corazón y la sangre que fluía en sus sienes resonaba como si fueran martillazos, creía que le estallaría la frente, pero aquella jaqueca se desvaneció al recordar quien le acompañaba en el auto.

-¿Lena? ¿Dónde esta Lena? -Se levantó velozmente, pero así, de igual forma calló pesadamente al suelo.

-No te levantes, estas malherida… -Le decía aquella joven sentada a su lado, que con un pañuelo mojado limpiaba la sangre que brotaba de la cabeza de la chica pelinegra.

-Ella tiene razón, no hagas esfuerzos, pronto vendrán por ti y te sentirás mejor… - Escuchó decir de aquel joven que colocaba un poco más de leña al fuego-, ¿Cual es tu nombre?

Su mirada aún era difusa pero con un gran esfuerzo pudo ajustar su vista y observó a aquellos dos extraños quienes le acompañaban, aquella joven de cabellos castaños oscuros, de mirada limpia, que ocultaba detrás de aquellos anteojos, delgada, de piel clara. Después observó al joven que alimentaba el fuego, igualmente delgado, de piel morena y oscuros cabellos, tan jóvenes como ella misma. Era una noche extraña, y a medida que su visión registraba la tenue luz del fuego, observó el lugar, bañado con matices de tristeza y melancolía, aquel lugar era un pequeño claro entre las más ocultas entrañas de un bosque, donde aquí y allá se destacaban masas oscuras de abetos, arbustos y pinos de aspecto lúgubre. Sólo aquel manto silente, el viento y las tinieblas los envolvían.

-Yulia, mi nombre es Yulia… -Respondió con la mirada perdida, y tomando fuerzas de su deteriorada situación increpó nuevamente-, ¿Dónde esta Lena? -Trató de levantarse nuevamente pero la chica se lo impidió.

-¿De que hablas? No hay nadie más aquí… -E instintivamente giró el rostro al lugar donde se encontraba su compañero cruzando una mirada significativa con aquel chico, quien negó con la cabeza.

-Debes estar confundida y desconcertada… -Habló el joven y acercándose a ella posó sus manos en la frente de la pelinegra, la examinó minuciosamente, entonces ella pudo sentirlas, aquellas manos eran suaves y frías, como una gélida brisa del diciembre ruso-, Tienes una fuerte contusión, debe haberte afectado…

-No, yo sé que ella estaba conmigo, por favor deben ayudarme a encontrarla… -Y en un intento fallido de ponerse en pie nuevamente, un shock eléctrico recorrió su cuerpo a causa del dolor, fue como si un millón de pequeñas agujas penetraran su cuerpo.

-No hay nadie más donde te encontramos… -El chico hizo una pausa y, clavando su mirada en la de ojos azules, exclamó-, Créeme… -Para instantes después retirarse junto a su compañera.

-Te encontramos inconsciente, muy cerca de aquí, en el acantilado del valle, en la vieja carretera… -Explicaba la joven que limpiaba las heridas de chica de mirada azul.

Entonces Yulia comenzó a recordar pequeños fragmentos de aquella noche, la fiesta conmemorando su regreso a la fama, a Lena tomada de la mano de aquel chico, a la feliz abuela Larissa con la pequeña Viktoria en brazos, a los padres de ellas, Oleg y Serguei brindando por tiempos mejores, a Inessa llorando inconsolablemente al lado de su hija por la inesperada pero extraordinaria noticia, por “la buena nueva” que daría a conocer instantes después, la felicidad de todos los asistentes en aquel sitio… Pero, también recordó aquel instante, ese pequeño instante al rompérsele el corazón y el alma al escuchar “la buena nueva”, la boda de su pelirroja, recordó el dolor, la confusión, el miedo. Y la imagen de aquel momento atravesó su mente como un sable, aquella cuando al estar a solas recriminó a Lena por sus decisiones, muy bien sabia que no tenia el valor moral para hacerlo, porque ella misma había propiciado aquello, pero aun así lo hizo, y después… Después la batalla campal, los gritos, los reclamos de la pelirroja por sus múltiples engaños, por su cobardía.

Recordó esa expresión de dolor en el rostro de su amada Lena al destrozarle también el corazón, cuando ella misma en un arranque de celos y desesperación le dijo a aquella pelirroja que jamás la había amado, que siempre había sido un juego para ella, que su amor jamás existió, que si había hecho todo aquello había sido por la fama, y al ver aquella imagen en su mente, una familiar sensación de una corriente de fuego, preludio siempre situaciones detestables recorrió sus entrañas, al escucharse decir asi misma aquellas palabras que lo destruyeron todo: “Nunca te quise de todos modos…”. Entonces deseó nunca haber recordado nada.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   9/10/2008, 23:47

-Ella debe estar cerca, créanme por favor, les digo que alguien me acompañaba, recorríamos esta carretera para llegar a Moscú, pero el auto, el auto… -Relataba Yulia con desesperación ante sus atentos acompañantes.

-Lo siento pero ahí no hay nada… -Decía la chica mientras humedecía nuevamente el pañuelo.

-¿Dicen que me encontraron muy cerca del acantilado?

-Si…

-Entonces tal vez salí del auto para pedir ayuda y perdí el conocimiento, debemos ir hasta haya, tal vez Lena esté malherida…

-Estamos más cerca de lo que crees, y créeme, ahí no hay nada para ti… -Dijo el joven señalando al noreste de aquel lugar-, No hay nada más que vacío y antiguas leyendas…

-¿El auto? ¿Tampoco está el auto? Mi auto no pudo haber desaparecido… -Y una visión sacudió a Yulia, recordó que al tratar de evitar al furgón que invadió su carril, salió de la carretera destruyendo las contenciones de la misma y vio su auto caer al desfiladero y sólo pudo ver el rostro de Lena, de aquella joven pelirroja que lloraba-, Lena, debo encontrarla, esta ahí, en algún lugar, lo sé…

Y los recuerdos de aquella noche regresaron, uno a uno como espectros para atormentarla, aquellos donde su pelirroja lloraba, y ella la tomaba de la mano por la fuerza, arrastrándola al auto para salir de aquel lugar, donde la vida de ella, de ambas, se desmoronaba. Quería sacarla de ahí porque la gente la ahogaba, deseaba estar a solas con ella y explicarle, explicarle lo que ella misma no entendía, para tratar de remediar lo imposible, para tratar de salvar su amor, aquel amor que ella misma había herido de muerte tiempo atrás.

La subió por la fuerza al auto y aceleró, tan fuerte que el sonido del motor de su auto deportivo fue escuchado por todos los invitados, ya no importaba nada, ya no tenia nada que perder, porque ya lo había perdido todo, había perdido lo más importante en su vida, el amor de Lena, por errores estúpidos, por no saber valorar aquel amor que alguna vez le perteneció, por cobarde, por destruir lo único valioso que alguna vez hubo en su vida, por mentirle a aquella quien le acompañaba en el auto. Se sintió como en el cuento Alicia cayendo por el agujero del conejo, cada vez más rápido, cada vez más profundo, cada vez más oscuro y no podía detenerlo, su vida se le escapaba de entre sus manos. Y las imágenes del auto perforaron su mente y un pánico irracional estalló en toda su magnitud, Yulia lloraba amargamente, con desesperación.

-Nadie sobrevive en aquel lugar, nadie, tal vez, tal vez ya este muerta… -Sentenció el chico quien miraba a Yulia tristemente, ella quedó paralizada, prácticamente clavada al suelo de aquel bosque.

-Yo lo hice, yo sobreviví… -Increpó Yulia y la joven pareja cruzó sus miradas en silencio-, Ella también tiene que estar viva, no puede morir, no ahora que comenzará una nueva vida, no ahora que encontró con alguien más toda la felicidad que yo soñé poder darle, se casará, tendrá a su lado a una persona que no le fallará, que defenderá su amor sin importar nada ni nadie, como siempre lo deseó, ella no puede morir aquí, no así, no por mi, no en este **** lugar… -Y su mente, en blanco, se negó a razonar. Trató de incorporarse.

-¿No lo entiendes, verdad? -Exclamó el chico con los ojos llenos de pasión-, Puedes morir si te levantas de este sitio, estas malherida ¿Es tan importante para ti que arriesgues tu vida por ella? -Preguntó mientras se erguía frente a ella.

-Si, lo es, es todo para mí…

-Entonces iré de nuevo a aquel lugar, la buscaré y te juro que si la encuentro la traeré a ti… -El chico se dirigió hacia el umbral de aquel claro en medio del bosque.

-Oscar ten cuidado, ellos están ahí… -Lo detuvo la joven de cabellos castaños antes de salir.

-Lo tendré amor, alguna vez te hice una promesa y no pienso romperla… -El joven tomó entre sus brazos a la chica y besó sus labios.

Los ojos de Yulia se cristalizaron, alguna vez ella también había hecho una promesa, prometió jamás dañar a Lena, pero a comparación del chico, ella la había roto tiempo atrás. Y el desapareció en la oscuridad de un negro aterciopelado.

-¿La amas, no es así? -Sonrió la chica de mirada limpia.

-¿Sabes? Tengo muy presente el primer día que la vi. La conocí hace tanto tiempo, ese día, todo comenzó ese día. Nunca había visto unos ojos como los suyos, tan profundos, tan inmensamente profundos, fue como si ella pudiera verlo todo dentro de mi, fue como un impacto que entró en mi cabeza, una sensación similar a un escalofrió, cuando la vi por primera vez, sentí una presión, como si mi corazón fuese apretado por ambas manos, entonces el tiempo se detuvo para mi, fue en ese momento que el universo existió sólo para unirnos y jamás pude apartar mis ojos de ella. ¿Me preguntas si la amo? Con toda el alma, pero a veces eso no es suficiente… -Yulia derramó lagrimas tan amargas que le quemaron el rostro. No pudo continuar, las palabras y la voz, le faltaron.

-Es suficiente, lo sé, porque yo lo amo a él de la misma forma… -La chica de mirada limpia y cabellos castaños tomó algunos leños y avivó el fuego-, Te contaré una historia de alguien que amó tanto como tú, y entonces, sólo entonces me responderás si es suficiente o no… -Y volvió a su sitio junto a Yulia.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   9/10/2008, 23:48

-Las historias son sólo eso, “historias” cuentos maravillosos que jamás ocurrieron… -La pelinegra se incorporó para tomar la posición de sentada-, Yo te contaré una historia, una historia real y como en la realidad es una historia triste… -Dirigió su mirada en aquel fuego vivo y en mitad de un solemne silencio comenzó su relato y su corazón voló junto al desconocido sitio donde se encontraba su amada-, Hubo una vez… -Comenzó su relato con ironía-, Una pareja que se amó como ninguna otra, desgraciadamente frente al mundo sólo fue una quimera, un falso amor de plástico, un canto de sirenas, aun así ellas se amaron, era lo único que importaba, un amor sin limites, pero la realidad fue que nunca aceptaron su amor… -La joven pelinegra lloraba con la vista perdida en aquel fuego-, Hoy todo se terminó, hoy todo quedó atrás, porque la estúpida que no supo valorar su amor la traicionó, cuando estuvo sola se entregó a alguien más, una pequeña niña es la prueba de aquella noche, sus errores fueron muy graves, caminó por sendas equivocadas y al amor de su vida la hizo llorar, pues cuando lo comprendió y quiso volver fue muy tarde, ahora esta sola sin aquel amor, hoy ella llora arrepentida frente a este fuego… -Yulia dirigió su mirada azul a aquella chica desconocida-, ¿Te gustó mi historia de amor?

La voz entrecortada de aquella mujer que narraba su historia, le sumió en una indescriptible tristeza y la joven desconocida le regaló aquella mirada de conmiseración y misericordia, aquella joven de cabellos oscuros y mirada azul que le abría su corazón había cometido errores, y la vida se había encargado de cobrarlos con creces, entonces aquella desconocida quiso responder para mitigar su dolor pero no pudo, las palabras se negaron a fluir de sus labios.

-¿Escaparon, no es así? -El rostro de la joven de cabello castaño palideció ante la sentencia de Yulia.

-Hay muchas formas de escapar… -Balbuceó sin demasiada convicción aquella desconocida-, Digamos que es así…

-¿Dime por qué? -Yulia deseaba saber de aquellos jóvenes enigmáticos.

Entonces la chica de cabellos castaños habló y su voz se propagó dulce y conciliadora llenando el silencioso espacio.

-No sólo tu amor es prohibido, no sólo la sociedad te juzga a ti, hay tantas formas de intolerancia, y todos luchamos contra ellas, aquellas estúpidas reglas y convencionalismos sociales, todos lo hacen de una u otra forma…

-¿Entonces dime de qué huyen? -Interrogó Yulia.

-De ellos, de aquella sociedad, en donde eres esclavo igual que los demás, donde naciste cautiva, en una prisión que no puedes probar, no puedes oler, ni tocar, aquella que a diario te dice que eres libre pero que en verdad nunca lo serás…

-¿Porque lo dices? ¿Qué tan grande es tu problema que se compare al mío?

-El dinero y las creencias son tan grandes barreras para algunos, como las tuyas propias, las creencias de él en un Dios no son las del Dios de mi familia… -Y dirigiendo su mirada donde minutos atrás el joven había desaparecido continuó-, El no existe para los míos ni existirá jamás, y aquella sociedad hipócrita que dice ser tolerante, no puede albergar a alguien que no es de su linaje, nos buscan, quieren destruir el amor que hemos conservado, el que hemos pagado con tanto dolor y sufrimiento, no lo permitiremos, juramos luchar juntos hasta el ultimo instante y aun ahí, en el final estaremos juntos… -Y, clavando su mirada en la de Yulia-, Él lo prometió… -Exclamó con tal convicción que no dejó lugar a dudas.

El chico regresó con las manos vacías, muy cansado como si pareciese haber recorrido una gran distancia y antes de que pudiera decir nada Yulia lo bombardeó con miles de preguntas.

-¿Lena, donde esta Lena? ¿La encontraste? Dime que la encontraste y que esta bien…

-Mara amor, ayúdame a levantar a la chica… -La joven de cabellos castaños tomó a Yulia del brazo y la puso en pie, pronto aquel chico se acercó para ayudarla pues aunque la pequeña Yulia era delgada fue difícil tenerla en pie.

-¿Dime la encontraste? -Yulia interrogaba desesperada ante el silencio del joven, el tiempo que esperó la respuesta le pareció infinito, y sintió cómo las dudas y los temores le asaltaron. ¿Que ocultaba? Pues el tiempo había sido demasiado desde el accidente, su inconciencia y la espera de la ayuda, y al ver su futuro sin Lena deseó haber muerto en aquel sitio.

-Cuando me acerqué aquel lugar, pude ver y escuchar a muchas personas que se encontraban ahí, y no quise esperar más, si a quien buscas esta ahí, aquellas personas ya la encontraron, ahora tú eres quien debe regresar…

-No iré… -Y se desplomó en aquella cama improvisada-, Ya no hay nada para mi allá, sólo déjenme morir, no vale la pena vivir sin ella… -Y herida por la tristeza su voz se vino a bajo.

-No Yulia, no digas eso, tienes una pequeña niña por quien luchar y un amor que ganar… -Suplicó la joven de mirada limpia.

-Mi niña tendrá una vida feliz, sus abuelos la amaran tanto como yo lo hago y yo sólo seré una imagen en una antigua fotografía y el recuerdo de alguien más en su vida, y para Lena seré sólo una pesadilla de la cual hoy ha despertado. Ella ya no me ama…

-Muy bien sabes que lo que dices no es verdad… -Y tras una pausa continuó-, La mentira… -Le dijo el con voz cansada-, Es el único refugio de los mediocres y de los viles. Pero recuerda que el ser desconocida no impide a la verdad ser verdadera. Y la innegable verdad es que Lena jamás dejará de amarte. ¿Ya no te importa ella? ¿Ya no le amas a quien buscas con desesperación? Si es así entonces quédate aquí y muere, porque si te has rendido, si te has dado por vencida antes de luchar por su amor, en verdad te digo que ya no importará nada, porque ya estas muerta, no seas estúpida Yulia lucha por aquel amor, por lo único valioso que has tenido en tu miserable vida, porque si en verdad la amas será eterno, y ni la muerte te dará la paz que buscas… -El chico furioso la tomó del brazo y levantó-, ¡Camina! ¿Que no tienes valor? ¿Que no vale la pena su amor? ¡Camina!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   9/10/2008, 23:49

Entonces ella cerró los ojos, y tomando entre sus manos aquel crucifijo que pendía de su cuello, suplicó a Dios por una respuesta, su alma necesitaba desesperadamente una señal, un indicio a aquella pregunta. ¿La amaba tanto para luchar en una batalla donde había perdido todo? Y cuando aquella lacerante tristeza estaba a punto de ahogarle, un llanto dulce y sosegado fue la única respuesta.

-Vale más que mi propia vida… -Dijo en un susurro casi inaudible a causa del dolor que se extendía por todo su cuerpo.

Le vieron llorar, fueron unas lagrimas silenciosas, apacibles, que decían más que todas las palabras del mundo, y entonces se dejó escuchar la potente voz del joven que no dejó opción a duda.

-¡Entonces camina! -El chico la obligó a ponerse en pie y ayudado por la joven de cabellos castaños emprendieron aquel recorrido.

Aquel llanto inundó su alma y su corazón dolorido, sanándolo, y sin dejar de presionar aquel crucifijo entre sus manos, bendijo a aquella mujer por quien esa noche su corazón lloraba, bendijo a aquella hermosa mujer de ensortijados cabellos rojos, que siendo aun niñas le obsequió el tesoro más valioso que poseía, aquel crucifijo que pendía alrededor de su cuello, regalo de su abuela, era tan asombroso que una cosa como esa a la cual le enseñaron que debía ver con desagrado y como algo idolátrico pudiera ser de ayuda en tiempo de soledad y problemas, le daba consuelo y fuerza a cada paso, mientras lo sostenía entre sus manos al recorrer aquel oscuro camino.

Aquel chico observó a su compañera de manera suplicante al ver la inmensa tristeza en los ojos azules de Yulia, cuanto deseó él en ese momento decirle la verdad, anunciarle a ella lo que le reservaba el destino y, así, enjugar su pena y la suya misma. Si pudiera evitarle a ella un dolor semejante, Dios sabe que lo habría hecho, pero esa noche ella debería comprenderlo por si misma… Esa noche sus pies hollarían las espinas… Los tres jóvenes salieron de aquel claro en medio del bosque y pronto la luz de la fogata se desvaneció y un halo de oscuridad acompañó sus pasos y a medida que ascendía y descendía por el intrincado camino de aquel bosque oscuro, aquí y allá los oscuros abetos y pinos que producían un efecto lúgubre parecían acercarse a ella en la oscuridad y hacía renacer en Yulia los pensamientos y las siniestras fantasías que taladraban su mente, pero en ese instante el recuerdo del amor de Lena parecía arrojar un extraño consuelo y un relámpago de sensaciones se propagó por su interior nublando su voluntad de sucumbir a las fantasmales nubes que, recorrían incesantemente por los valles, mientras caminaban las luces y las sirenas eran más visibles y al estar a pocos metros de distancia se detuvieron.

-Se que puedes llegar sola a donde ella se encuentra, y se también, que serás feliz, no desistas jamás Yulia, porque su amor es tan grande que te a guiado a través de la oscuridad, no la pierdas, pues si lo haces no habrá valido la pena regresar de donde lo has hecho, pero te juro a ti, por todo cuanto me es sagrado y querido que, si alguna vez llega ese momento, no titubearé ni trataré de evadirme del deber que se me ha impuesto, y vendré por ti… -El joven la dejó seguir sola, el tenia una promesa que cumplir junto a su niña.

-¿De donde he regresado? -Nadie respondió-, ¿Porque no vienen conmigo? -Dijo la joven pelinegra al voltear hacia atrás pero ya no estaban.

Yulia sujetó el crucifijo fuertemente entre sus manos, el dolor en su cuerpo era insoportable pero debía luchar para llegar a ella y demostrarle que la amaba, y lo haría, daría su vida a Lena si así se lo pidiera, y caminó hacia la luz, el corazón en máxima alerta, bombeaba fuerte, y una inconfundible sensación de miedo erizó sus cabellos, y sus fuerzas le abandonaron, y aquellas voces y sirenas se escucharon lejanas, tan lejanas. ¿Perdería la vida en aquel solitario lugar sin Lena? No, no era su destino terminar así, y mientras avanzaba las luces de los autos de rescate le cegaron y sólo podía escuchar voces lejanas, tan lejanas…

-Sáquenlas del auto…

-La pelirroja entró en shock, esta fibrilando, no te mueras, traigan aquello de prisa, no te mueras jovencita, respira, vamos respira…

-¿Y la otra? Aun la aprisiona el volante, sáquenla…

-No hay nada que hacer con la conductora, no tiene pulso…

-Vamos muévanse, saquen a las dos del **** auto…

Sólo una luz brillante que le cegaba y aquel dolor insoportable, y después el vacío la cubrió de oscuridad, luces, sonidos, dolor no existieron más, sólo oscuridad, sólo la nada…

01/04/2006

El viento juega con su cobrizo cabello ondulado, su mirada se detiene en el borde de aquellos arbustos, la claridad del orto solar presenta ante ella los perfiles de una tumba, y una cascada de escalofríos y sensaciones le paralizan. Frente a una tumba de mármol contempla el bosque que se desdibuja en el horizonte, algo de hierba la cubre, pero con sus delicadas manos las aparta, un joven se acerca a ella, le entrega un ramo de rosas rojas y se aleja.

-Estoy aquí como lo prometí hace tiempo…

-¿La encontraste? -Escucha una voz detrás de ella.

-Si, y junto a esta hay otra… -Hace a un lado la hierba que la cubre, sólo que esta tumba es modesta, no es de mármol, es sólo una pequeña cruz de madera.

El viento revuelve su ondulado cabello rojo que cubre el collarín ortopédico que porta desde hace ya cinco meses, y aquella fedula en el brazo izquierdo, le recuerdan aquel accidente donde hace tiempo atrás en ese mismo sitio casi pierde la vida.

-Sabias que existe una historia acerca de este lugar, de ahí su nombre “Valle de los enamorados”… -La pelirroja se arrodilla frente a las dos tumbas y coloca las rosas en una de ellas.

-Si, sé que existe pero jamás la he escuchado… -Responde la joven pelinegra mientras trata de colocar las margaritas sobre la otra tumba, es difícil para ella pues con aquel collarín ortopédico y una fedula en la pierna derecha y muletas es complicado depositarlas en el suelo, así que la pelirroja termina con el trabajo.

-No sabíamos que flores les gustaban así que les trajimos las que nos gustan a nosotras… -Lena charla con aquellas dos tumbas, a Yulia le parece extraño. ¿Pero qué no lo es en este mundo?-, ¿Dime Yulia, buscaremos a quienes te ayudaron?

-Si, quiero agradecerles por darme el aliento de seguir luchando, espero que aun estén juntos, que nadie haya podido separarlos, pero será más tarde, ahora contéstame esta pregunta. ¿Por qué traemos flores a estas tumbas de desconocidos?

-Te contaré la historia de estas dos tumbas, aunque esta más que una historia es una leyenda viva, y ocurrió aquí… -La joven de mirada gris y cabello rojo la toma de la mano y comienza su relato-, Hubo una vez… -Sonrió-, Un amor como no hubo mas… -Y mirando fijamente sus ojos azules continuó-, Aquel amor fue prohibido, ella pertenecía a una casta de nobles, su familia estrictamente religiosa tenia en ella su ofrenda a su Dios, su linaje y sus dogmas fueron su juez y verdugo, pues el joven que la amó con infinita dulzura, tristemente fue separado de ella, con un amor a cuestas partieron por diferentes senderos, pero ellos sabían que se volverían a ver, pues el amor que se tuvieron fue el más fiel. Y entonces sucedió en una tarde de invierno, la noche caía, un auto gris y una motocicleta coincidieron en aquel lugar… -Lena señalaba el mismo sitio donde su auto había caído hacia más de cinco meses-, Y para evitar chocar fueron de pique en este mismo barranco, ese fue el momento que los dos tanto esperaron en sus vidas, estar juntos de nuevo, ese momento llegó y se fue de largo. Pues el no supo que dio la vida por ella y ella no supo que dio la vida por el…

-Es una historia triste, demasiado triste…

-No, no lo es, pues la leyenda aun no termina, se dice que si vienes con la persona que amas a este lugar, su amor será eterno, como el amor de los que aquí perdieron la vida, pues dicen que su amor desafió a la muerte y que si escuchas con atención al viento, oirás sus voces y sus risas porque al final de todo ahora tiene una eternidad para estar juntos…

-¿Tu crees en esta leyenda? ¿Crees que realmente sucedió? ¿Qué realmente están juntos?

-Yo creo en ella, como creo en mi amor por ti… -Y la pelirroja comenzó a limpiar aquellas tumbas, donde el polvo ocultaba los nombres de aquellos seres que ahí perdieron la vida.

Yulia toma camino al automóvil, la pelirroja limpia delicadamente con el pañuelo el polvo que esconde los nombres, ahora puede leer a quien pertenecen aquellas tumbas algo antiguas.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   9/10/2008, 23:50

-Ellos existieron, sus nombres fueron…

-Mara y Oscar… -Yulia termina la frase sin ver las tumbas.

-Si, ¿Pero como…? -Lena la observa incrédula.

-¿Como lo supe? -Interrumpe la morena-, Sólo lo sé amor, sólo lo sé…

Entonces al girar sobre sus talones y deshace el camino andado para tomar a Lena entre sus brazos. Yulia con el corazón acelerado y los ojos cristalizados, sólo tuvo fuerzas para musitar un sincero y estremecedor: “Gracias…”.

-Es hora de irnos ya…

-¿Buscaremos a aquellos desconocidos? ¿Podremos encontrarlos?

-No es necesario amor, ya no lo es…

-¿En verdad alguien te ayudó?

-Créeme, me ayudaron a encontrar el camino. ¿Sabes? Regresé de un lugar muy lejano donde me encontraba, y lo hice por ti…

-¿Crees que nuestro amor sea suficiente como fue el de ellos para desafiar a la muerte?

Y mirando a las dos tumbas fijamente fue entonces que Yulia pudo responder.

-Si Lena, si es suficiente…

Y tomando la mano de Lena unieron sus labios en un beso de amor infinito, y al deshacer el camino andado una ligera brisa acompañó sus pasos al auto donde el conductor las esperaba, y mientras caminaban creyeron escuchar voces, risas y promesas de amor eterno…

Lo que se hace con amor no tiene final… Todo es continuación…

NEO

P.D.1: Espero que les haya gustado tanto como a mí, -lloré a moco tendido-, por eso me tomé el atrevimiento de publicarla y editarla un poco, Neo, amigo, espero que no te incomode éste gesto... XD

P.D.2: Con el tiempo publicaré las otras historias que tengo de él... Hasta la próxima ocasión...
ATT. Amblark
Volver arriba Ir abajo
florecitarockera
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 29
Localización : mexico
Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 26/08/2008

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   15/10/2008, 01:42

WOOOOOOOOWWWW!!! WOOOOOW WOOOOOOOW AHAHA..
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   26/9/2011, 11:17

esta padrisima la vdd
Volver arriba Ir abajo
xty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : En Mi ksa
Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 28/11/2012

MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   29/11/2012, 16:45

interesante la historia gracias por compartirla
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]   

Volver arriba Ir abajo
 
ALIVE LEGENDS BY: NEO SHADOWS [completa]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cobrar la pensión completa exigirá cotizar 37 años
» spartacus legends
» Ver Pelicula completa En Español: "Prometheus"
» vendo tapiceria completa de cuero en color camel
» Completa puesta a punto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: