Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 " Verdades a Medias" [Completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:15

Este es un fic que posteo maniacgatita en un foro X que esta afiliado a nuestro forito...por obvias razones no pongo publicidad...en fin es un fanfic de T.a.T.u ; que me ha gustado un monton...espero q lo disfruten como yo lo hice...saludos!!


"Verdades a Medias"

Capitulo 1



Las palabras de su amiga rondaban su cabeza una y otra vez mientras manejaba su auto ultimo modelo “si tantas ganas tienes ve con una prostituta pero ponte a trabajar ya!” se lo dijo en broma pero talvez no era tan mala idea...
Da la vuelta en la zona roja de la cuidad, la gente le llamaba “la pequeña Las Vegas”, todo lo que pasaba ahí, ahí se quedaba. Siguió por las calles extrañamente limpias, nunca antes estuvo ahí pero siempre se lo imaginó sucias y llenas de ratas, la realidad era lo contrario, sigue conduciendo hasta llegar a una calle llena de mujeres con atuendos provocativos que a ella le parecieron mas bien vulgares, siguió su camino, no se animaba a detenerse, ninguna le convencía, estaba a punto de volver a casa con gesto indiferente pero una rubia llamo su atención, su ropa dejaba mostrar parte de su cuerpo, ella no le pareció vulgar, platicaba con otra mujer joven, talvez demasiado joven para estar ahí, se acerca a la acera, ambas mujeres voltean a verla, la mujer joven de cabello castaño se acerca sonriendo dejando a la rubia atrás.
-Hola, que hace una chica linda como tu por este rumbo, puedo ayudarte?- le dijo amigablemente.
-Ho... hola....
-Puedo ayudarte hermosura?
-Eh... si... yo quisiera hablar con tu amiga... la rubia...
-Mmm...- dijo la castaña frunciendo el ceño- Yulia!- le dijo volteando a ver a la rubia- te buscan.
La rubia se acercó hasta la ventanilla del auto mientras la castaña se alejaba.
-Hola, me buscabas?- le dijo recargándose en marco de la ventanilla.
-Hola.... quieres dar un paseo?- le pregunto un tanto nerviosa.
-Claro...- dijo rodeando el auto y subiéndose en el lugar del copiloto.
Ambas subieron y auto arranco.
-... Soy Yulia- dijo después de unos momentos de silencio.
-Lo se, tu amiga lo dijo...
-Ok...- dijo volteando a la ventana.
-Discúlpame, soy Lena- dijo extendiendo la mano- Yulia la saludo.
-Y a donde vamos?- pregunto la rubia.
-No lo se bien, a ver a donde nos lleva la tarde- dijo sonriendo.


Llegaron en silencio al departamento de Lena, en la zona de lujo de la cuidad.
-Bajemos- le dijo a la rubia.
Ambas chicas bajaron y entraron directo al elevador, Lena veía en ratos a Yulia, le parecía muy linda, mientras Yulia descaradamente veía las curvas detrás del traje de ejecutiva, el cual dejaba ver sus bien formadas piernas y el cabello recogido de una manera seria, dejando ver solo el color rojo, las manos pecosas y blancas con las uñas perfectamente bien cuidadas, un discreto pero costoso reloj estaba en su muñeca, no llevaba joyas pero con ese reloj daba a conocer el buen gusto y todo lo que podía comprar, se veía que la mujer tenia dinero, Yulia no entendía porque recurrir a ella pero eso no le importaba.
El ascensor se detuvo en el piso 22 y Lena salió seguida de Yulia, entraron rápido a su departamento, Lena dejó su bolsa en una mesa junto con las llaves, Yulia hizo lo mismo y la siguió.
-Quieres tomar algo?- le dijo deteniéndose
-Pues... agua por favor
La pelirroja se suelta el cabello y va por el agua, al volver se la da y se sienta en un sillón con una copa de coñac, Yulia toma un poco de agua y ve a la pelirroja sentada con las piernas cruzadas viéndola, se acerca a ella.
-Entonces... que quieres esta tarde?- le dijo hincándose frente a ella tocándole las piernas.
Lena se estremeció y de una manera inconsciente separo las piernas, la rubia empezaba a tocar los muslos blancos cuando unas manos pecosas la detuvieron.
-Espera... quiero hablar contigo... siéntate por favor.
La rubia no muy convencida se levanto y se sentó a un lado de ella, Lena volvió a cruzar las piernas y siguió bebiendo de su copa.
-Dime Yulia... porque aceptaste venir conmigo?
-A que te refieres?... debí decir que no?
-Me refiero a que soy mujer, tu eres mujer, porque aceptaste venir conmigo?
-Es... que pasa? Quieres que me vaya?
-No, sabes quien soy?
-No...- dijo la rubia viéndola con mas atención tratando de recordarla.
-Bien, eres lesbiana Yulia?
La rubia estaba incomodándose con la platica pero sabía que clientes como ella son dinero fácil, no quieren sexo, solo hablan por una hora o poco menos y después la dejan donde la recogieron, pagándole como si hubiera hecho algo mas, en parte por eso Yulia salía en las tardes, para evitar a gente ebria, algunos de los y las que la buscaban solo querían hablar.
-Pues... si....
-Entiendo- dijo terminando su copa- y siempre estas ahí? En la misma calle?
-Si... bueno no siempre, pero la mayoría de las veces.
-Bien, te busco de nuevo en una semana te parece, a la misma hora que hoy- dijo poniéndose de pie.
-Eso es todo?- le preguntó confundida la rubia poniéndose de pie también.
-Por hoy si, te llevo de regreso, vamos- dijo caminando hacia la salida, Yulia la siguió.

Al llegar Lena le pago a Yulia como si hubiera hecho algo mas y la rubia volvió feliz, ella sería una cliente segura, de esas que solo hablan, raras veces la tocan, volvió a contarle a su amiga María, una inmigrante latina que se quedo varada en Rusia después de la muerte de su hermano y se quedara con la enorme y casi impagable cuenta del hospital, sin papeles ni nada mas que una deuda muy grande.

= = = = =
Lena llegaba a su trabajo, su amiga Alex ya la esperaba en el la lujosa oficina.
-Vaya, hasta que llegas...
-Buenos días Alex...
-Buenos días Lena, porque hasta ahora?
-Porque soy la dueña y puedo llegar a la hora que quiera, pasa algo?
-No, todo esta en orden, solo te fastidio.
-Haces muy bien tu trabajo....
-Gracias, no por nada soy la vice presidenta.
-No, hablo de fastidiarme, lo haces muy bien...
Alex sonrió.
-Bueno, me iré a trabajar...
-Alex.... recuerdas lo que me dijiste ayer?
-Respecto a que?- dijo la chica de ojos grises mientras se sentaba en la sala de la oficina seguida por Lena.
-Pues....
-Vamos Lena, hemos sido amigas 13 años, podrías tenerme un poco de confianza- dijo en una pose seria, sabía que Lena hablaba en serio.
-Ayer fui a la pequeña Las Vegas...
-Como?- le pregunto pensando que escucho mal.
-Ayer... saliendo de aquí fue a la pequeña Las Vegas.
-Buscaste a una mujer? Espera... tuviste se...
-No, solo hable con ella un poco- dijo Lena cruzando las piernas.
-Lena, porque no buscas a alguien aquí... o sea no aquí en el trabajo pero...
La pelirroja seguía cruzada de piernas viendo a su amiga con la mirada interrogante.
-Mírate Lena, no estas conciente de tu figura, vete en un espejo, ve estas piernas- dijo tomando los muslos con las manos- ve tu rostro, eres una mujer hermosa, no tienes que recurrir a eso para satisfacer tus necesidades.
-Alex... en primera no satisfago mis necesidades con ella ok? Solo hablamos un poco, en segunda- dijo tomando las manos de su amiga, la cuales aun estaban en sus piernas- deja de hacer eso, si mi secretaria entra y te ve haciéndome eso va a pensar que quieres violarme y en tercera, Yulia es linda.
-Yulia eh? Mmm bueno, no voy a decirte que hacer lo sabes, pero ten cuidado, no te enamores de ella.
-Claro...- le dijo Lena levantándose, la plática había terminado, ambas volvían al trabajo.

Alex era amiga de Lena desde la escuela, si bien venía de unas de las familias mas adineradas de Rusia y no necesitaba trabajar pero realmente le gustaba hacerlo y era buena, el hecho de que tuviera ese puesto en la empresa de Lena no era porque fueran amigas, se lo había ganado, ella era la única que sabia las preferencias de Lena, a Alex no le importo eso, ella era un alma libre, ni Lena estaba segura de sus preferencias, siempre sería un enigma talvez pero siempre en cualquier ocasión había respeto y eso a la pelirroja le encantaba.
Lena por su parte venía de una familia de empresarios, era la mayor seguida de su hermano Sergey el cual no trabajaba mucho ni sabía de negocios, mas bien solo vivía de lo que su familia tenía, siempre estaba de viaje, cosa que le convenía a Lena, ella manejaba la empresa a su antojo sin dar cuentas a nadie, sabia hacerlo bien... pero tanta responsabilidad y poder tenía sus puntos malos, Lena era lesbiana, desde siempre lo supo pero nunca pudo llevar una relación libre, ella era la cara de la empresa ante el mundo, solo se dejaba ver como la soltera cotizada, pensó en nunca necesitar a nadie pero se equivoco, tantos años de soledad terminaron por vencerla y ahora no sabía que hacer con eso que sentía, Alex le aconsejaba que se consiguiera una novia o algo así pero Lena no podía hacerlo, al menos no mientras no encontrara a la mujer indicada, sabía que no llegaría a tocar a su puerta, solo esperaba que su mente se calmara un poco como siempre que tenia esos pensamientos de soledad.

= = = = =
Yulia despierta en su departamento, no era grande ni lujos pero era acogedor, estaba lejos de la pequeña Las Vegas, no quería nada que tuviera que ver con su trabajo en casa, llevaba una relación cordial con los vecinos, ellos no sabían mucho de ella, por no decir que nada, la veían salir en la tarde y no sabían a que hora volvía, pero era una vecina ejemplar, siempre pagaba a tiempo, estaba al pendiente de todo y siempre estaba lista a ayudar a quien se lo pidiera, la gente tenia una sospecha de que hacía pero nunca decían nada, no querían hacerla sentir mal.
La rubia se levanta y se prepara un café con una bata puesta, se detiene viendo sus fotos, sonríe, le gusta ver su antigua vida, antes de eso que hacía hoy, suspira y vuelve a la cocina, lo único bueno del día anterior fue esa pelirroja, sonrió de nuevo y termino su café, tenía un día largo que apenas comenzaba.


La semana paso sin más complicación Lena perdida en su mundo de trabajo y Yulia lidiando con algunos clientes, el día que sabía que Lena la buscaría no acepto a nadie, no quería que Lena llegara y no la encontrara.
-Yulia, ahí viene la pelirroja- le dijo María al ver el auto de lejos ir directamente hacia ellas.
-Ah si cumple sus promesas- le dijo Yulia sonriendo.
-Así parece.
El auto se detuvo y Yulia solo subió, después una mano salió del lado de conductor saludando a María.
-Hola pelirroja!- grito María con un saludo mientras el auto arrancaba.

-Hola Yulia- le dijo Lena sonriendo.
-Hola Lena, que tal el trabajo?
-Bien, ya sabes... el tuyo?- le pregunto mientras se daba vuelta para salir de esa sección de la ciudad.
-Bien... iremos de nuevo a tu departamento?
-Si.


Última edición por julianna-sama el 31/7/2008, 03:54, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:18

"Verdades a Medias"
capitulo 2

Habían pasado 3 meses, Lena había buscado a Yulia todos viernes y se iban a su departamento a platicar, la rubia no se portaba provocativa con Lena, solo hablaban de sus vidas, por obvias razones no hablan de cosas muy personales, eran conocidas, casi amigas pero aun no lo eran del todo, Yulia pasaba cada vez mas tiempo con Lena, quien a pesar de tener a Alex con ella necesitaba alguien mas con quien hablar y Yulia sabía escuchar.
-...entonces le dije, María, eso era un hombre.
Lena soltó una carcajada ante el clímax de la historia de Yulia, siempre tenía cosas extrañas y graciosas para contar, se divertía mucho con ella.
-Ya imagino su cara, debió haber sido gracioso- dijo la pelirroja entre risas aun limpiándose las lagrimas que las carcajadas le había provocado, después suspiró y encendió un cigarrillo y empezó a fumar- bueno, supongo que ya es hora de que vuelvas, es algo tarde- dijo viendo su reloj de pulsera.
-Que hora es?- dijo Yulia mientras se ponía de pie.
-Las 10.15
-Tan tarde? Debí estar como dos horas aquí... bueno no importa, mi departamento no queda tan lejos, hasta mañana Lena.
-Yulia...
-Si?- dijo deteniéndose.
-... No te he ... pagado aun.
-Ah si, no te preocupes, esta corre por mi cuenta, gracias por el buen rato, adiós.
-Adiós...
Yulia salió del departamento de Lena, antes lo veía normal pero con forme fue avanzando su relación empezaba a preocuparse por la rubia, sabía que su trabajo era peligroso en mas de un aspecto y aunque nunca hablaban de eso sabía que ella no era la única persona que buscaba a Yulia, por alguna razón esa idea empezaba a molestarle, sacudió la cabeza y camino al balcón y vio a Yulia subir a un taxi, después volvió y se sentó en el sillón con una copa de coñac...


= = = = =
-Entonces… Yulia ha ido a tu departamento todos los días este último mes?- le preguntó Alex sentada en el sillón de la oficina.
-Si, no todos los días pero si.
-Y le pagas por hablar…
-…Si… deja de verme así quieres?
-De que otra manera quieres que te vea Lena? Le pagas por algo que no hace...
Lena suspiró.
-Mira, se que el dinero no se te va a terminar pero, podrías no se invitarla a cenar o algo así, hazte amiga de ella ya que se ve no tienes ganas de algo mas.
-No es eso Alex, mira…
La puerta de la oficina se abrió sin anunciar a la persona, nadie en la empresa hacía eso más que Alex, y el hecho de que alguien lo hiciera sorprendió a ambas.
-Hola!- dijo un chico un poco mas joven que Lena pero mas alto que ella, cabello rojizo, casi castaño y ojos verdes, las chicas se levantaron del sillón.
-Sergey…- dijeron ambas y después voltearon a verse.
-Que pasa Lena, no te da gusto ver a tu hermano menor?-dijo acercándose a ellas-Alexandra… pensé que ya te habían despedido.
-Ya quisieras…- le dijo Alex volteando a ver a Lena, ambos se odiaban, a Alex le molestaba el hecho de que fuera un vago sin oficio ni beneficio y que hiciera casi su voluntad en la casa de los padres de Lena hasta que se iba evadiendo el castigo de su padre y el la odiaba porque era la única fuera de su familia que le decía que era un inútil.
-Por favor, no empiecen ahora quieren? – dijo Lena interviniendo antes de que empezara una batalla como las que ya conocía- Sergey, que haces aquí? Pensé que estabas de viaje.
-Estaba, decidí pasar un rato por la casa, te traje recuerdos de los lugares donde estuve hermanita.
Alex giró los ojos y soltó una pequeña risa de burla.
-Que haces aquí? Que no se supone que tienes que trabajar o algo? Vete!- dijo Sergey haciendo sonar los dedos, Alex lo vio fijamente, después se cruzo con la mirada suplicante de Lena, no quería una pelea, Alex solo dio media vuelta y se alejó de ahí.
-Sergey…-dijo Alex antes de salir de la oficina- también te traje algo de mi ultimo viaje, lo vi y pensé en ti…
Sergey volteo a verla con curiosidad.
-A mira, aquí lo tengo, que casualidad- dijo metiendo la mano a la bolsa de su saco- esto es para ti con todo mi cariño- dijo sacado la mano vacía y mostrándole el dedo medió- patán…- dijo lo suficientemente alto para que la escuchara y salió de ahí riéndose.
-Ah! Pero que…?! Quien demonios se cree esa?
-Sergey ya basta- dijo Lena tratando de no reírse- déjala en paz por favor, mejor siéntate y dime que te trae por aquí.
-Bueno, he pasado mucho tiempo fuera de casa y decidí venir a ayudarte con la empresa.
-Mmm… no necesito ayuda Sergey, pero me alegra que hayas vuelto, ya que estas aquí porque no vas a hablar con el proveedor de…
-Lena! Llegué cansado del viaje, iré a descansar, te veo mañana hermanita- dijo levantándose y besándola en la mejilla, al salir Lena se suspiró y después se rió, sabía que Sergey no iba a hacer nada ahí mas que fastidiar a la gente, en especial a Alex, no era de gran ayuda pero tampoco podía correrlo, era su hermano a fin de cuentas, cuando estuviera ahí podría mandarlo a citas inexistentes como esa que invento del proveedor, sabía que se iría con cualquier pretexto con tal de no hacer nada, pero no siempre funcionaría, Lena esperaba que se aburriera pronto y decidiera viajar otra vez.

-Lena, sabes que te quiero mucho pero, Sergey es… bueno, ya sabes…
-Lo se Alex, se aburrirá pronto, tranquila- dijo mientras se sentaban en las mesa designada para ellas en un restaurante cercano a la empresa, normalmente comían juntas.
-Y ahora que tu adoración esta aquí, como le harás con Yulia? No puedes buscarla tan libremente como hasta ahora, tu hermano es un vago y de seguro conoce gente allá.
-Eso estaba pensando, iré este viernes y le explicare la situación, aun no lo resuelvo pero ya se me ocurrirá algo- dijo le pelirroja volteando a ver el menú.
= = = = =
-Te gusta la pelirroja entonces?- le preguntó María a Yulia, estaban en el departamento de Yulia.
-Si, eso creo, es linda y muy amable, me trata bien, no se…
-Es linda Yulia pero una no se enamora de los clientes recuerdas?
-Si… platicamos casi como amigas, es diferente con ella.
-Han tenido sexo?
-No, solo platicamos.
-Eso si me sorprende, tres meses y no te ha tocado… eso habla bien de ella, hazte su amiga, igual te da trabajo en la empresa y sales de este hoyo… y no hablo de tu departamento, hablo del trabajo.
-Lo se, no quiero aprovecharme de ella así, quiero tenerla como amiga.
-Entonces inténtalo- le dijo María mientras se metía un bocado a la boca.

= = = = =
Dos días habían pasado desde que Sergey había llegado a Moscú, Lena trataba de no enojarse con el por las cosas que hacía pero siempre lo recriminaba.
-Lena!- dijo Sergey cruzado de brazos.
-Lena!-dijo Alex con cierta frustración.
-Ah ya por favor! Parecen niños, por última vez no Sergey, no voy a despedir a Alex, traten de llevase bien o discutan donde nadie los vea, esto parece casa de locos.
-Ash, bueno!- dijo Sergey levantándose de la silla- me voy a casa, este trabajo es cansado.
-Lena…-dijo Alex cuando Sergey se fue.
-Alex no quiero mas quejas por favor- dijo tomándose las sienes con los dedos y cerrando los ojos, esos dos días habían sido realmente estresantes a causa de Sergey y su relación odio-odio con Alex.
-Lena, Sergey despidió a todos los obreros del sector 15.
-Que dices?- pregunto abriendo los ojos y quitando las manos de la cabeza- como que los despidió? Porque?
-Por idiota, llegó según el a implementar un nuevo dispositivo de trabajo y como todo lo que decía estaba mal nadie lo hizo, se enojo y los despidió, no se han ido, quieren hablar contigo.
-Pues vamos… no se cuanto tiempo mas pueda soportarlo aquí Alex, me colma la paciencia y apenas lleva dos días.
-Y mañana es viernes, no lo olvides-le dijo mientras se levantaba de la silla.
-No lo hago…- dijo Lena mientras salía de la oficina.
Al llegar con los obreros Lena los convoco a una junta, estaban asustados porque pensaban que iban a perder su trabajo, le pelirroja les explico que aunque Sergey era su hermano no tenía ningún poder sobre ellos o sus trabajos, nadie mas que Alex o ella podían despedir gente, les recomendó tratar de sobrellevar a su hermano el cual no tardaba en irse de nuevo, los obreros tranquilos y sabiendo que contaban con le apoyo de ambas mujeres volvieron felices a sus labores.


Era viernes, Lena caminaba con dirección a la oficina de Alex, desde que Sergey estaba ahí Alex ya no iba a la oficina de la pelirroja, quería evitar enfrentamientos accidentales con el y solo se veían a la hora de comer, Lena iba caminando pensando en que por fin era el día de la cita con Yulia.
-Te digo que lo hagas así, lo quiero así y bien hecho y que quede bonito!- la voz de su hermano saco a la pelirroja de sus pensamientos y regreso sin hacer ruido hasta la puerta entreabierta de la oficina de la gerente de ventas- no, no quiero que lo hagas cuando puedas, debes hacerlo ahora, lo quiero así, con rojo aquí.
-Señor Katin, no puedo hacerlo ahora, la señorita Katina necesita de manera urgente estas cosas, podría dejármelo aquí y en 30 minutos a mas tardar se lo tengo listo.
-Que te dije? Lo quiero ya… o quieres que le diga a mi hermana que no haces bien tu trabajo, te mandaría a la calle en menos que esto- dijo tronando sus dedos.
Lena frunció el ceño, sabía que su hermano era un flojo pero no pensó que molestaba tanto a la gente, estaba escuchando a un Sergey que no solo era sarcástico como lo era con Alex, ese Sergey era altanero y muy prepotente, la pelirroja abrió la puerta.
-Sergey…- el pelirrojo se separó de la chica y sonrió al verla, pensó que no había escuchado nada.
-Hermanita! Que sorpresa…
-Sergey necesito hablar contigo, buenos días Lidia, podrías hacerme el favor de llevarle esto a Alexandra? dile que yo se lo mando, ella sabe que es.
La chica se levanto y tomo la carpeta que Lena de estaba dando.
-Lidia, por lo otro no te presiones tanto, tenemos hasta las 4- dijo cuando la chica salía de la oficina.
-Muy bien señorita Katina, ahora regreso.
Ambos pelirrojos la vieron salir de la oficina y Sergey iba a irse también pero Lena lo detuvo.
-Te dije que quería hablar contigo Sergey, vamos a mi oficina.
El chico puso cara de fastidio pero la siguió, al llegar cerraron la puerta y Sergey se sentó frente a ella.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:22

-Y bien Lena, para que soy bueno?
-Eso mismo me pregunto yo- dijo Lena seriamente.
El pelirrojo se estiro en la silla y se cruzo de brazos.
-Sergey, eres mi hermano y te quiero, pero te diré esto claramente, nunca, jamás vuelvas a hablarle así a Lidia ni a ningún otro trabajador de aquí, no puedes gritarles ni maltratarlos así, queda claro? Ellos trabajan aquí pero de ninguna manera son cosas de tu propiedad ni de nadie ok?
-…- el pelirrojo la veía con expresión fastidiada.
-Esta claro Sergey?
-Si Lena, esta claro como el agua.
-Ok, y ya deja a Alex en paz por favor.
-Y ya deja a Alex en paz por favor- dijo Sergey imitando el tono de Lena- bah! No le hago nada.
-…No te quejes después de lo que te diga, ella se ha contenido por mi, pero no siempre será así, déjala tranquila.
-Ok, ok… llorona, ya me voy a la casa-dijo poniéndose de pie y saliendo.
-Ay Sergey…- dijo en voz baja negando con la cabeza.


Después de un agotador día Lena maneja por fin a buscar a Yulia, la encuentra donde siempre.
-Que tal tu día Lena?
-De locos, la verdad estoy algo tensa.
-Puedo darte un masaje llegando a tu departamento- le dijo Yulia con una sonrisa.
-Si, seria bueno.
El resto del viaje transcurrió en silencio Yulia no quiso molestar a Lena con alguna platica y mejor vio hacia la calle, al llegar al departamento Lena fue a su cuarto a cambiarse de ropa por una mas cómoda, realmente estaba cansada, nunca hacía eso, al salir lo hace con el cabello suelto y una bata.
-Estoy lista para el masaje- le dice mientras la invita a la habitación.
Yulia sonrió y la siguió, al entrar se quedo sin palabras, la recamara era del tamaño de la mitad de su departamento.
-Wow…- dijo Yulia con la boca abierta.
-Que pasa?- pregunto la pelirroja deteniéndose.
-Nada… vamos- dijo volviendo a caminar, al llegar se quedan al pie de la cama, Yulia se puso detrás de ella y empezó a tocarle los hombros- que te puso así de tensa? Pareces una roca.
-Bueno…- dijo dando media vuelta para estar de frente a Yulia- mi hermano llego de viaje…
-Aja…
-Y el es algo…
-Aja…
-Pues ya sabes, tiene eso que…
-Aja…
-Es un idiota.
-…Aja…- frunciendo el ceño.
-Pero que hago? Es mi hermano, tengo que soportarlo, dime como me pongo o que?
-Solo acuéstate en la cama- le dijo la morena frotando sus manos, en su bolsa tenía loción para el cuerpo, no era que acostumbrara dar masajes, la usaba siempre que lo necesitaba, como para quitarse otras lociones de su cuerpo.
-Me quito la bata?- le pregunto antes de acostarse.
-Hasta la cintura por favor.
-Ok- Lena dándole la espalda a Yulia se quito la bata y la dejo hasta la cintura, después se acostó en la cama boca abajo, Yulia veía la espalda de Lena, llegó un momento donde se dio cuenta que tenia la boca abierta y empezó a caminar para acercarse a ella.
-Empezare entonces- dijo aclarando la garganta, se subió a la cama y se sentó en las corvas de Lena, muy cerca de sus glúteos y empezó a tocarle la espalda.
La pelirroja realmente necesitaba un masaje, a cada contacto de Yulia se quejaba, primero de dolor y después de relajación, ambos gemidos eran extremadamente sensuales para Yulia quien solo trataba de concentrarse y hacer bien su trabajo.

Veinte minutos después Lena ya no se quejaba, su espalda ya no estaba tensa, Yulia seguía tocando a Lena desde los hombros hasta la cintura, donde la bata no le permitía seguir bajando, la respiración de Lena era lenta y tranquila, suspiraba en momentos, parecía como si estuviera dormida, talvez lo estaba después de la sesión de masaje de Yulia.
-Lena?- dijo la rubia retirando mas manos-Lena?- volvió a preguntar acercándose a ella inclinado el cuerpo sobre el de ella sin tocarla, pudo verla, dormía entre las sabanas de seda y sus rizos rojos.
-Lena?...- la pelirroja parecía no despertar en un tiempo, que haría? Despertarla? Esperarla? Irse?... decidió irse, se levanto de la cama y busco el baño para lavarse las manos, lo encuentra después de un paseo por la enorme habitación, el baño no era menos impresionante que la misma habitación, todo en orden y limpio, no imagino a Lena lavando su propio baño, con esas uñas de seguro no lo haría, se lavo las manos y se vio en el espejo, se acomodo el cabello y salió.
-Ah dios!- dice sorprendida para después taparse la boca con la mano, mientras estaba en el baño Lena se dio vuelta y ahora dormía boca arriba con la bata y la sábana solo tapando parte de su cuerpo, Yulia puede verla semidesnuda, puede ver parte de sus senos, se acercó un poco mas sin dejar de verla, estaba ya al pie de la cama sin quitarle los ojos de encima, Lena esta dormida aun, con los labios un poco entre abiertos y el cabello revuelto, la palabra sexy vino a la mente de la rubia, desvió la mirada al resto del cuerpo, sería tan fácil tocarla, acariciar sus piernas incluso besarle los labios pero no, no seria como esos patanes que tanto odiaba, como pudo tapo el cuerpo que Lena y se preparo para salir de su habitación.
-Yulia…- dijo le pelirroja adormilada.
-Lena? Creí que dormías- dijo volviendo.
-Lo hacía pero me despertó la sábana, ven, no te vayas aun.
La rubia se sentó a su lado, Lena tenía los ojos cerrados.
-Ven acuéstate conmigo- dijo haciéndose a un lado.
La rubia se quedo paralizada, si cerebro trabajaba a mil por hora, que quería Lena? Compañía? Platicar en la cama? Seguir durmiendo? … Sexo? Yulia sacudió la cabeza, Lena no quería sexo, solo quería dormir.
-Te vas a acostar o no?- pregunto Lena sentada en la cama con la bata puesta, tanto tiempo había pasado pensando que la pelirroja se levanto y se vistió y ella ni se enteró de eso.
-Si, si, creo que te sirvió el masaje- dijo mientras se quitaba los zapatos.
-Si, eres buena con las manos- la rubia se sonrojo un poco y dejo salir una risa- ah digo, por el masaje… ya acuéstate, estoy cansada y quiero dormir, mañana no te vayas, quiero hablar contigo.
-Mañana?
-No pensaras irte a la mitad de la noche o si?
-No, no, descansa.
Lena abrazo a Yulia con la cintura y pego su cuerpo al de la rubia, después durmió plácidamente.

El reloj empezó a sonar a las 7.00 a.m., Yulia abrió un ojo y se descubrió a sí misma abrazando a Lena quien ahora le daba la espalda.
Lena se movió un poco haciendo que Yulia la soltara, la pelirroja apago el reloj.
-Yulia- dijo levantándose de la cama- necesito hablar contigo.
La rubia pensó que le dirían que no podían verse más.
-Recuerdas que dije que ayer que mi hermano volvió de viaje?
-Si…
-Bueno, es el algo… amigable por así decirlo, ya no podré ir a buscarte.
Yulia se levanto de la cama y se puso los zapatos.
-Entiendo.
-Quiero pedirte un favor…
-Cual?- dijo Yulia empezando a salir de la habitación seguida de Lena.
-Quiero que sigas viniendo, no podré ir a buscarte pero tú puedes seguir viniendo, en taxi si quieres, yo lo pago.
Yulia frunció el ceño y desvió la mirada de la pelirroja.
-Yulia?
-Ok, mismo día? misma hora?
-Si, respecto a lo de ayer…
La rubia abrió los ojos y paso saliva.
-Gracias- dijo Lena.
-Ah??
-Gracias por cubrirme con la sabana.
-Ah si… claro… debo irme, te veo el viernes- dijo saliendo apresuradamente de ahí, que bueno que no la había tocado pensó mientras caminaba a su casa.


= = = = =
-Vaya! Por fin!
-Cállate! No grites.
-Pues es que después de tanto Lena.
-Alex, escúchame, no tuve sexo, solo dormimos juntas….
Lena y Alex platicaban en la oficina de Lena, Sergey de ninguna manera iría en fin de semana a la empresa.
-Bueno pero algo es algo, dormiste semidesnuda con ella y no te toco, aun cuando pensó que estabas durmiendo, eso es muy bueno… niégame ahora que te gusta- dijo Alex tomando café.
-No, no puedo negarte que me gusta, no sabes lo linda que es- respondió con una sonrisa.
-Hum… sabes cual es su trabajo verdad?
-…Si
-Te molesta?
-La verdad empieza a molestarme.
Alex solo asintió y volvió a beber café, el silencio se apoderó de la oficina.
-Bueno Lena, si tanto te molesta sácala de ese oficio y dale trabajo aquí.
-Ya lo había pensado, pero no quiero que piense que estoy loca, le daré tiempo a la situación a ver que pasa.
-Bien… yo iré a ver las geniales ideas de tu hermano en el sector 11, me han llegado quejas de el desde que llego.
-Ya se- le respondió Lena entre fastidiada y enojada- a mi también, recibo mas llamadas internas con quejas que llamadas externas… no se que le pasa, el no era tan… así como es ahora.
-Es un consentido, eso paso, luego regreso a darte el informe- dijo poniendo la taza vacía en la mesita de centro y yendo a la puerta.
-Si Alex, gracias.
Lena se quedo sentada en el sillón pensando su situación, invitaría a Yulia a cenar cuando fuera a su departamento, es mas ella misma cocinaría, la idea la hizo sonreír.


A la 1:30, media hora antes de salir Alex volvió con un informe detallado de las cosas que Sergey había hecho, Lena estaba harta de el, hablaría con su padre, la única persona en el mundo que el chico parecía respetar y hasta cierto punto temer...
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:25

" Verdades a Medias"
capitulo 3

El domingo Lena fue a casa de su padre, Sergey seguía dormido a pesar que ya pasaba del medio día, la pelirroja le explicó todo lo que estaba pasando, las quejas, las llamadas, llevó los informes, todo, el hombre molesto se levanto y fue hasta la recamara del chico mientras Lena se retiraba, no quería ver la humillación de su hermano, aunque sabía que lo merecía, Sergey padre siempre estuvo metido en negocios y tenia buen olfato para éstos, después de trabajar 3 años para otra personas renuncio y con el dinero que le dieron y junto creo una empresa, después de algunos altibajos la empresa se consolido, la manejo durante 30 años, le enseño a Lena todo lo que necesitaba saber ya que Sergey siempre parecía estar en las nubes, al retirarse no era un anciano, solo quería disfrutar de la vida con su esposa, sabía que su empresa estaba en buenas manos, Lena era muy responsable y entendía que el dinero no lo era todo, sabía que la gente valía por lo que era, no por lo que tenía, al contrario de Sergey, quien simplemente se daba una vida que siendo justos no merecía, el padre de los pelirrojos fue un buen padre siempre preocupado por su familia a pesar de su excesivo trabajo, pero cuando se enojaba, era severo en sus castigos, en parte por eso Sergey viajaba todo el tiempo, casi siempre huía antes de ser castigado por las cosas que hacía, al llegar a la empresa Lena trato de controlar a su hermano, pero no funciono, ahora le dejaba el turno a su padre.
-Holgazán! Levántate!- gritó mientras abría la puerta, Sergey seguía durmiendo, el hombre llegó hasta la cama y tomo el vaso de agua que Sergey había dejado a un lado la noche anterior y se la echó en la cara.
-Aah!! Que demonios!!-dijo al despertarse asustado- quien diablos… papá…
-Cállate! no puedo creer lo que haces en la empresa, con la gente, que no entiendes que la mano de obra hace a una empresa grande? O que? si los despides tu harás el trabajo de los obreros?
-Papá es que…
-Cállate! El lunes iras a trabajar con Lena y ya levántate, tienes que podar el césped, muévete!
-Pero…
-Pero que?
-…Nada…
El hombre dio media vuelta y salió de la habitación, Sergey paso todo el domingo podando el césped de la mansión, vació la alberca, la limpió y volvió a llenarla, Sergey padre pensó en ponerlo a podar los árboles pero su esposa le pidió no hacerlo, no quería que las figuras en ellos se arruinara, después de la alberca el sol estaba por meterse y lo dejó descansar.
El lunes Sergey llego de traje acompañado por su padre, todos en la empresa lo conocía por el periódico, comidas y eventos, pero muy pocos lo habían visto en persona, aun así no dejaba de imponer respeto, fue directo a la oficina de Lena saludando a la gente que se cruzaba en el camino, el sabía que Lena ya estaba ahí, en el camino se encontró a Alex, también iba con Lena.
-Señor Katin, que sorpresa tan agradable, como esta?- le dijo amable y sincera Alex.
-Alexandra, pues estoy muy bien, aquí batallando… y tu muchacho, salúdala, demuestra algo de educación- le dijo a su hijo.
-Alexandra…
-Sergey…
-Bueno, no se que se traigan ustedes pero recuerden que del odio al amor hay paso- dijo el hombre caminando, ambos voltearon a verse con cara de asco.
Todos entraron a la oficina, Lena estaba escribiendo en la computadora, al verlos sonrió y se levanto a saludar a cada uno.
-Que puedo hacer por ustedes?- pregunto Lena.
-Primero las damas- le dijo Sergey padre a Alex.
-Gracias señor, bueno Lena, ya hable con la gente, habrá junta a las 3.
-Ok Alex, gracias- Lena sabía de esa junta desde el viernes, Alex realmente iba a platicar con Lena pero con la visita de su padre tubo que usar en plan B.
-Bueno, me retiro, con permiso-dijo Alex saliendo.
-Alexandra no te vayas, necesito hablar con Lena pero quiero que estés presente- dijo Sergey padre.
-Oh bien señor- dijo volviendo a su lugar a aun lado de Lena.
-Desde ahora, Sergey trabaja aquí- ambas voltearon a verse pero ninguna lo interrumpió- pero, será un ayudante general.
-Que??- dijeron Sergey y Lena al mismo tiempo, Alex sonrió.
-Guarda silencio muchacho, Lena, Alexandra el va a ayudarles en lo que necesiten, ustedes serán su superiores.
-Pero papá!- dijo Sergey.
-Papá estas seguro de esto?- le pregunto Lena
-Claro hija, tu hermano necesita aprender ciertas cosas, sabes que desde que me retire no he metido mano en los asuntos de la empresa ni te he cuestionado nada, pero la familia es la familia, Sergey- le dijo viéndolo- trabajaras aquí, cualquier cosa que no quieras hacer o que no hagas se me informará y tu y yo arreglaremos cuentas, entendido?
-Si papa…
-Esta claro Lena, Alexandra?
-Si papa.
-Si señor.
-Bien, me voy, iré a comprar una cosas con tu madre- el hombre se despidió de todos y Sergey se quedo sentado, no era lo mismo ir a la empresa como el hijo del fundador o el hermano de la dueña que ir a trabajar, le esperaban días muy cansados, Alex seguía sonriendo.

Ese día, Sergey hizo algunos trabajos simples pero molestos para el, Alex lo mandaba a traer cosas que después no utilizaba y le volvía a llamar para que se las llevara, el trabajo no era en sí tan pesado pero le molestaba el hecho de que ella pudiera darle órdenes.

Aunque Sergey pensó que Alex lo molestaría todo el tiempo pero después de 3 días perdió el interés y ahora ya no le hablaba, Lena seguía mandándolo a todos lados, la semana paso cansada para el chico y relajada para Lena.
-Viernes por fin!- dijo Lena sonriendo.
-Si… iras con Yulia?
-Si Alex, pero antes prepararé la cena, la invitaré a cenar.
-Wow… eso es grande, no cocinas ni para ti…
-Lo se…
-No te preocupes Lena, talvez solo te agrade como amiga.
-Si…
Ambas chicas se despidieron y salieron a sus destinos.
Lena llego, se baño y se vistió cómodamente y empezó a preparar la cena.

La pelirroja perdió la noción del tiempo en la cocina y cuando estaba dando los últimos toques el timbre sonó, Lena salió rápidamente de la cocina se acomodo el cabello y abrió la puerta, era Yulia.
-Hola- dijo Yulia tratando de sonreír.
-Hola, tuviste un mal día?
-Un poco, ayer…- dijo entrando- solo estoy cansada… a que huele?
-La cena, tienes hambre?
-Si, eso huele delicioso Lena, no sabía que cocinabas.
-Hay cosas de mi que no sabes, vamos a cenar- dijo sonriendo tomándola de la mano.
Entraron a la cocina y Yulia se sentó en la mesa mientras Lena sacaba los platos y empezaba a servir la comida, ambas se sentaron a comer mientras Lena le contaba las novedades de su hermano, la rubia tenia una idea de la situación y le pareció dura pero justa la decisión del padre de Lena, al terminar de cenar Yulia estaba totalmente relajada y el cansancio aunque era notorio ya no le molestaba tanto como cuando llegó. Al terminar la velada se fueron al sillón y se sentaron juntas a ver televisión.
Lena se acomodó y Yulia se recargo en el costado de la pelirroja, pensó que se molestaría y estaba preparada con una disculpa pero Lena no le dijo nada.
Quince minutos después Yulia se había dormido en los brazos de Lena, ella seguía viendo la televisión cuando volteó a verla la vio mas linda que nunca, porque había llegado a ese trabajo? Algo grave debió pasar en su vida para verse forzada a eso, pero que? Lena acercó sus dedos a los labios de Yulia, los rozó apenas, la rubia sintió el contacto y paso la lengua por sus labios, al parecer la había dado comezón Lena sonrió, se fue acercando poco a poco quería besarla pero se detuvo, Yulia no la toco cuando estaba semidesnuda, ella tampoco podía robarle un beso, si quería besarla sería con ella conciente y aceptándola, no lo haría mientras dormía.
Lena volvió a su lugar y se recargo en Yulia abrazándola.

A los pocos minutos Yulia despertó asustada alterándola Lena también.
-Que pasa Yulia??
-Lena?- dijo con la mano en el pecho
-Si, soy yo, que pasa? Me asustaste.
-Nada, discúlpame… me quede dormida, creo que será mejor que me vaya si no te molesta.
-… No, además mañana iré a trabajar- Lena se levanto y saco dinero de la bolsa y se lo dio a Yulia, la rubia vio el dinero indecisa, no quería aceptarlo pero necesitaba dinero, desde que la conoció casi no aceptaba gente, solo lo hacía para juntar la cuota que debía darle al proxeneta que la cuidaba de los demás y la renta, empezaba a batallar por el dinero pero no quería que Lena lo supiera, tampoco quería su dinero pero no tenía otra opción, con la mirada abajo lo tomo, le dio las gracias y salió del departamento, Lena se quedo de pie viéndola, noto algo de vergüenza en ella pero no entendió porque.

= = = = =
La semana paso y era jueves nuevamente, Sergey seguía trabajando con Lena mientras Alex hacía como que no existiera y los demás le hablaban solo lo necesario mientras la pelirroja seguía manejando todo de igual manera, algunas veces veía a Sergey otras solo le habla por teléfono y le pedía algo, el pelirrojo estaba harto de eso y mostraba cada vez mas mal humor y renuencia a hacer las cosas.
-Lena?- dijo la secretaria al teléfono.
-Si? Que pasa?- dijo al altavoz sin dejar de escribir en
la PC.
-Tu papá te llama.
-Gracias, pásame la llamada.
La llamada con ella se interrumpió y después se escucho otro sonido, indicando que la llamada estaba conectada.
-Papa?
-Lena, como estas?- dijo el hombre.
-Bien papa, como estás ustedes?
-Bien… bueno, la verdad te llamo porque Sergey no podrá trabajar estos días.
-Volvió a irse?- pregunto Lena esperanzada.
-No, se callo de las escaleras ahora antes de salir a trabajar, dijo que no le creerías y me pidió que te llamara.
-Se calló? Pero como? Esta bien?
-Si si, no te preocupes, venimos del doctor, dijo que no tenía nada, solo necesita reposo y claro, tener mas cuidado al bajar, tiene unos buenos golpes pero nada grave, solo algo doloroso.
-Ok papa, cuando salga iré a verlo, gracias por llamar.
-Adiós hija- dijo el hombre cortando la comunicación.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:29

Lena se quedo pensando un poco, la idea de que el mismo se hubiera lanzado de las escaleras con tal de no trabajar le vino a la cabeza pero debía darle en merito de la duda, solo fue un accidente, no sería capaz de tanto, menos contra el mismo.
-Lena- dijo Alex entrando después de tocar ligeramente.
-Hola Alex, que pasa?
-Pues no encuentro a Sergey, necesito algo de la parte sur.
-Sergey se callo de las escaleras de la casa de papa en la mañana, el doctor le recomendó reposo.
-En serio?- preguntó Alex no muy convencida.
-Si, yo también pensé lo que piensas ahora pero no creo.
-No se me haría raro…
-Ni a mí pero bueno, no vendrá en lo que resta de la semana.
-Ok no importa, veras a Yulia con mas libertad- le Alex sonriendo.
-Si, lo se, sabes he estado pensando como decirle que trabaje aquí.
-…Porque?- dijo sin sonreír.
-Pues me preocupa su eh… “trabajo”- dijo haciendo las comillas con los dedos- es peligroso no crees?
-Claro, bueno… y que sabe hacer?
-No se, debo hablar con ella eso también.
-Lena, no sabes que sabe hacer, con que pretexto le dirás eso? No puede solo llegar y decirle que trabaje aquí así nada más.
-Lo se Alex, lo se, déjame pensar.
-Ok… bueno, ahora regreso, mandare a alguien más por eso que necesito.
-Ok, te veo a la hora de comida.
Ambas siguieron con su trabajo.
= = = =
Ese día y el viernes estuvo muy relajado, realmente Sergey afectaba el ambiente de trabajo, que pasaría si Lena decidiera irse por alguna razón o muriera? que pasaría con la empresa? no quería ser dramática pero nadie tiene la vida comprada y nada es seguro, alguien debía estar listo por si algo pasaba y definitivamente Sergey no era ese alguien y su padre no viviría por siempre, quien se quedaría con todo si ella faltaba? En ese momento la única persona era Alex...
Lena suspiró, pensó en hablar con Sergey pero ya lo había hecho antes, el simplemente no esta interesado en la empresa o la familia, en nada mas que el mismo y su comodidad, solo esperaba que no se viera algún día sin dinero, ese día sería la muerte para su hermano.
La pelirroja decidió olvidar el tema, Sergey no cambaría ya, se dedico a trabajar además ese día tenia la cita con Yulia, no quería quedarse dormida de nuevo debajo de su manos o si?... Lena volvió a revivir ese momento, le gusto sentirse tan cerca de Yulia.... la pelirroja sacudió la cabeza, no podía tener algo mas con Yulia o si?... porque tantas dudas? Ella misma le dijo a la rubia que no tendrían sexo, solo buscaba una amiga pero, Yulia tan linda siempre, con esos impresionantes ojos azules...
-Lena?
-... Eh? Alex? Volviste pronto...
-Lena es hora de comer...
La pelirroja se sorprendió, paso horas pensando en muchas cosas, entre ellas la rubia, eso empezó a preocuparle un poco.


Al finalizar el día el estado de confusión de Lena no mejoró, fue a ver a Sergey quien estaba viendo la televisión, tenia varios golpes y pequeñas cortadas en la cara, la pelirroja se impresionó un poco al verlo, después el le contó como estuvo la caída, según su relato los golpes pudieron ser peores, Lena se alegro de que estuviera casi bien y salió de la casa de su padre, después solo manejo hasta su departamento y espero a Yulia... la rubia no llego.
Una hora después de la acordada Lena sabía que no llegaría, no se molesto, al contrario, se preocupó un poco, después de analizar la situación decidió buscarla, talvez había olvidado la cita, pero lo dudaba, Yulia no era así...

35 minutos ya estaba en la pequeña Las Vegas de nuevo, fue directo a donde siempre estaba, estaba María sola, a cada momento que pasaba Lena se preocupaba un poco mas.
-María...- dijo la pelirroja bajando del auto
-Hola Lena- dijo la chica sonriendo.
-Hola, donde esta Yulia? Se supone que nos veríamos hoy pero no llego.
La latina se quedo callada, no se veía sorprendida, al parecer esperaba esa situación.
-María?
-Yulia esta... enferma, por eso no fui contigo ahora, no pudo avisarte...
-Enferma? De que?
-Lena por favor, ella ira la otra semana, debe descansar ahora.
-Dime que tiene? Por favor!- le dijo acercándosele.
-Cálmate, ella no tiene nada malo, solo esta enferma.
-María... es algo grave- dijo tomándola de los hombros, las demás chicas empezaban a centrar su atención en ellas, cosa que no era buena para Lena, ya demasiado hacia con entrar en ese auto a la pequeña Las Vegas.
-Ok ok, tranquila-le dijo tomando las manos de sus hombros y quitándolas de ahí- Yulia va a matarme por esto pero... ella vive por donde tu vives...
Lena volvió a su auto y saco su agenda electrónica y guardo la dirección de Yulia, agradeció a María y salió a buscarla.

Lena salió del sector de la cuidad y volvió por donde había llegado, siguió las instrucciones de María y a unos 15 minutos lejos de su departamento, en la sección de clase media la pelirroja entro al edificio de apartamentos, no era lujoso pero estaba bien.
No había nadie que cuidara la puerta y cualquiera podría entrar y salir sin problema, Lena iba en el elevador con esa idea en la cabeza, al llegar a la piso 5 las puertas se abrieron, al salir busco el departamento 520, no estaba muy lejos del elevador, la pelirroja toco un poco nerviosa, nada paso, volvió a tocar mas fuerte.
-Ya voy!- se escucho lejano desde adentro la voz de Yulia- Maldita sea Rudy, no puedo salir a....si...- las palabras de Yulia fueron cortadas en el aire al ver a Lena en su puerta.
La pelirroja por su parte veía a Yulia con los ojos muy abiertos, sus labios quisieron decir algo, pero la voz no salió.
-Yulia... - dijo después de unos minutos.
-Lena... - dijo bajando la cabeza y dando un paso atrás- que... que haces aquí?
-Yulia...- volvió a decir entrando al departamento sin esperar la invitación, se le acercó y tomo su rostro con cuidado y lo levantó- Yulia...
La cara de la rubia tenía golpes, un pequeño parche en la ceja derecha, el pómulo izquierdo morado e hinchado, la boca abierta en tres partes diferentes, el mentón lastimado, los ojos azules llenos de vergüenza.
-Yulia que paso?
-Lena... yo no...
-Dime que te paso- le dijo tratando de mantener la calma tomándola de los brazos, la rubia puso cara de dolor y se alejo un poco.
-Que...?- le dijo soltándola
-No quería que me vieras así...- le dijo sin moverse.
Lena abrió poco a poco la bata de Yulia y le descubrió los hombros, también tenía algunos golpes.
-Lena por favor- le dijo cubriéndose y alejándose un poco.
La pelirroja iba a decirle algo pero alguien toco la puerta, por unos segundos no se movieron, volvieron a tocar, Yulia rodeo a Lena y abrió la puerta un poco.
-Volkova!- dijo la voz masculina desde afuera.
-Hola Rudi, como puedes ver no puedo salir hoy- le dijo seriamente.
-Lo se, no vengo a presionarte, solo quiero decirte que ese problema esta arreglado.
-Lo se Rudy, ayer viniste a decirme lo mismo- le dijo Yulia riendo.
-Ah en serio? Bueno me invitas a pasar?
-Rudy no puedo... tengo a alguien aquí.
El hombre metió la cabeza y volteo hacia dentro viendo a Lena de pie con los brazos cruzados y cara de molestia.
-Ah ya veo, eres buena Volkova, mira que tener a alguien aquí con esa cara... te veo en unos días, olvida lo de este mes ok?- le dijo sacando la cabeza, Yulia cerró la puerta y volteó con Lena.
-Quien era ese?- le preguntó con los brazos cruzados.
-Rudy, el es quien nos cuida, es buena persona, solo algo alocado.
-...Ya me vas a decir que paso? Porque estas así?
-Lena no tiene importancia, no me preguntes mas- le dijo recargándose en la puerta con la mirada al suelo.
La pelirroja se acerco y le tomo la cara con cuidado haciendo que levantara la vista.
-Yulia por dios, mírate, algo peor pudo haberte pasado- dijo abrazándola, la rubia respondió al abrazo y empezó a llorar -Yulia…- le dijo mientras la abrazaba, después la rubia se separó y caminó al cuarto, Lena la siguió.
-Lena te quedarías conmigo hoy?- le preguntó cerca de la cama.
-Claro Yulia- dijo acercándose, ambas se acostaron en la cama.

Minutos después Yulia dormía aun con la bata puesta, Lena pensó en abrazarla pero no quiso lastimarla y solo la veía dormir.
Después de unos momentos Yulia volvió a despertar de la misma manera que en el departamento de Lena volviendo a asustar a la pelirroja, la rubia al sentir a alguien a su lado volteó asustada y vio a Lena viéndola asustada, trato de calmarse pero Lena sabía ahora que algo andaba mal con ella.
-Yulia, vístete, toma algo de ropa y cosas que necesites, nos vamos a mi departamento.
-Que?...
-Me escuchaste, nos vamos de aquí, no se que te pase pero no estas bien y no quiero que estés sola, nos iremos a mi departamento.
Yulia no quería estar sola, realmente tenía miedo y solo obedeció a Lena, se cambió en el baño, tomo sus cosas y ambas salieron en el auto de la pelirroja.

El camino de 15 minutos fue lento y callado, no era tarde pero el sol ya se había metido, ninguna habló, al llegar Lena invita a pasar a Yulia hasta la recamara de nuevo y le dice que se ponga cómoda, Lena sale a hacer algo de cenar y cuando Yulia la busca lo hace con una blusa de dormir pegada al cuerpo y un short, fue una cena callada.
-Yulia, dormirás conmigo, mañana tengo que ir a trabajar pero puedes quedarte aquí, cuando regrese hablaremos.
Yulia asintió y al momento de caer sobre la almohada se durmió.


= = = = =
-… No puede ser…
-Lo es, ahora esta en mi departamento.
-Pero… golpeada Lena? La golpearon?
-Si Alex, te digo, esta golpeada…
-No puedo creerlo, pobre- dijo con una cara de preocupación.
-No sabes como me sentí cuando empezó a llorar… fue como… ah no se, me dolió verla así, no se quien le haría eso, es tan pequeñita que…
-Lena-le dijo Alex interrumpiéndola, la pelirroja solo volteo a verla- que sientes por Yulia?
-A que te refieres?
-Me refiero a que sientes por ella? La amas?
-No… claro que no- dijo Lena riendo.
-Dime que te gustaría, que querrías hacer de ella?
-Pues… me gustaría protegerla de todo eso a lo que ahora esta expuesta, quiero cuidarla, ayudarla y ay por dios Alex! Estoy enamorada de Yulia!- dijo tapándose la boca.
Alex asintió y después clavo sus ojos grises en las pupilas verdes en Lena quien seguía sorprendida.
-Lena cálmate… mira, talvez solo sea que te gusta mucho, ahora que esta contigo verás que sientes realmente por ella, talvez haga cosas que te molesten como ah… no se hurgarse la nariz mientras come o no se, tranquila.
-Hurgarse… dios- dijo Lena con la mano en la frente tapando sus ojos riendo- eso sería muy raro- bueno- recuperando la postura- no se, el caso es que ahora esta conmigo, hablare con ella, ahora ya tengo pretexto para no dejarla volver a lo que hacia antes.
-Tomate las cosas con calma.
-Lo haré no te preocupes.
Después Lena le contó la caída de Sergey, Alex rió mucho imaginándolo, sabía que estaba bien así que se burlo de el todo el día, algunas veces Lena solo la escuchaba reír al pasar por ahí, la gracia le duraría todo el fin de semana.


= = = = =
Eran las 11:00 cuando Yulia despertó, por un momento de desorientó y no supo bien donde estaba, segundos después lo recordó y se acostó de nuevo, las sábanas de seda se sentían muy bien, nunca había dormido en unas así y era agradable… estaba en el departamento de Lena, cuanto tiempo estaría ahí? El que fuera, debía hacer algo para ella, dio un vistazo rápido por el lugar, todo estaba en orden, si no fuera porque ella estaba en la cama el lugar se vería en perfecto estado.
Se estiro de nuevo y al voltear a un lado encontró una nota.

“Yulia: Espero que hayas descansado bien, ahora estoy en el trabajo, volveré a las 2:30, en la cocina hay comida por si quieres, estas en tu casa, toma lo que necesites, te veo mas tarde.
Lena”

Hasta su caligrafía era elegante, se levantó y tomo un baño, al salir fue a la cocina y comió algo de fruta.

Después dio un paseo por el departamento, no toco nada, solo vio las cosas en los libreros, libros y fotografías, imágenes de Lena de pequeña acompañada de otro niño, pelirrojos ambos, el debía ser su hermano Sergey, ambos sonríen a la cámara en un gran jardín, después fotos de Lena mas grande con otra niña de cabello claro, de un color no muy definido, esa misma niña aparece en varias otras fotografías a distintas edades, hasta estar con Lena en una oficina, esa imagen parece reciente, de meses talvez, Yulia mueve la vista hacía los libros, la mayoría son en ruso, algunos en ingles… Lena habla inglés muy bien al parecer, claro no le extraña, debe hablar mas idiomas, después de saciar un poco su curiosidad vuelve a la sala y prende el televisor, ahí esperará a Lena hasta que llegue.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:33

Lena regresa a su departamento antes de lo previsto, decidió salir temprano al entrar llama a Yulia pero no contesta, no cree que se haya ido, talvez aun duerma y este en la habitación, deja su bolsa y sus llaves en la mesita al entrar y sigue caminando, entra a la sala y la ve sentada en el sillón.
-Yulia?
La morena dio un pequeño salto y dejo salir un grito que instantes después se ahogo en su garganta.
-Lena- dijo volteando- me asustaste, pensé que llegarías mas tarde.
-Decidí salir temprano- dijo caminando hacia el sillón donde estaba sentada la rubia.
-Ah… tienes hambre?
-No mucha, Yulia, tenemos que hablar.
La rubia sabía que esa plática llegaría, era cuestión de tiempo, así que solo asintió.
-Bueno… eh…- la pelirroja pensaba sus palabras- ok… mira, seré honesta contigo, lo que haces hasta ahora es muy peligroso… ya te paso algo malo y pudo ser peor- dijo viendo los golpes de su rostro- quiero que dejes eso.
-Que? pero… no puedo Lena.
-Claro que puedes, si es por el dinero yo puedo darte trabajo en la empresa.
-No es por eso, crees que hago esto por gusto?
-No, Yulia no te ofendas, yo no entiendo eso pero no creo que lo hagas por gusto.
La rubia se dio cuenta en ese momento, Lena realmente no sabía como se manejaban las cosas en ese mundo, no quiso ofenderla, solo necesitaba saber, volteo a verla y vio preocupación en sus ojos, preocupación de que ella se molestara, dio un largo respiro.
-Mira Lena, no puedo dejar eso porque tenemos una especie de contrato con Rudy, no es firmado ni nada, no es como los contratos legales que tu conoces, es un contrato verbal en el que yo estoy comprometida a darle una cuota mensual, una cantidad de dinero, el no se mete contigo siempre y cuando le des el dinero, el nos cuida de otros que están en el mismo negocio, nos protege de los demás, no nos toca nunca, hasta cierto punto nos tiene algo de aprecio, el tenia un local de baile exótico, por cuestiones de droga y eso lo perdió pero ahí el aprendió a tratar a la mujeres, te dije, es buena persona, solo que esta algo loco, si te llevas bien con el no hay problema… pero no podemos irnos hasta cumplir con una cantidad que el según como te ve establece al principio.
-Que pasa si te vas?
-Me buscara, me encontrará y me obligará a trabajar de nuevo, no conviene tenerlo como enemigo.
-No entiendo Yulia, si te cuida porque dejó que te pasara esto.
-El no puede estar con todas al mismo tiempo, pero el ya sabe quien es.
-Entonces… tu libertad tiene un precio.
-Pues por así decirlo, si.
-Entiendo… y realmente las deja ir después de eso?- preguntó pensativa Lena.
-Si, a pesar de todo el es hombre de palabra, desde el primer día el nos dice que no le interesa tocarnos y nos da su palabra que nunca habrá nada entre el y nosotras y lo cumple, si ayer lo hubiera dejado pasar solo habríamos tomado café o hablar del negocio, no me habría forzado a nada.
-Entiendo…- dijo Lena para después quedarse callada pensando, el tal Rudy parece ser buena persona en el fondo, es hombre de palabra y hombre de negocios, tal como Lena…-quieres comer?- le preguntó después de un momento.
-Si claro.
Las chicas platicaron toda la tarde de sus vidas, ahora ya no eran conocidas, ni era la relación del principio, ahora eran amigas dadas las circunstancias.


Al anochecer cuando estaban pensando que hacer de cenar Alex llegó al departamento de Lena.
-Hola, interrumpo algo?
-Claro que no, pasa- le dijo Lena sonriendo- no pudiste aguantar la curiosidad verdad?
-No, ya me conoces…
Ambas caminaron a la sala, Yulia estaba de pie viendo a la ventana.
-Yulia- la rubia volteo- mira, quiero presentarte a mi amiga Alex, la conozco desde que éramos pequeñas, trabaja conmigo.
Alex se adelanto y le dio la mano.
-Hola- dijo Yulia, antes de que pudieran hacer algo mas un teléfono comenzó a timbrar- ah disculpen es el mío- dijo yendo a la habitación.
-Es linda.
-Lo se Alex…
-Lindos ojos azules
-Lo se Alex…
-…Eso que tiene en el labio debió dolerle mucho.
-Lo se Alex… ya no me digas.
-Bueno, quieren cenar algo en especial?- pregunto al ver que Yulia venia de vuelta.
Después que la cena llegó el hielo se rompió, dada la personalidad de Alex era muy fácil de tratar y Yulia se portó muy abierta con ella, las tres pasaron horas platicando.

Cuando Alex se fue, ambas quedaron sentadas en la sala, no era tan tarde pero Yulia estaba acostumbrada a dormir casi a la madrugada, Lena se fue a la cama y Yulia se quedo viendo televisión, a las 3:00 a.m. la rubia se fue a la cama.

Al despertar, Lena ve a Yulia durmiendo profundamente, sonríe un poco y se baña rápidamente y sale del departamento.
Cuarenta minutos después Lena estaba en la pequeña Las Vegas, hablando con algunas mujeres, éstas se extrañaban por las preguntas de Lena pero a fin de cuentas nadie se metía con nadie… lo que pasaba ahí, ahí se quedaba.
Diez minutos después Lena llego a un edificio no muy lejos de ahí, entro directo al elevador y fue al tercer piso, y toco la puerta del departamento 319, casi al instante se abrió la puerta.
-Buenos días…- dijo Lena.
-Buenos días… yo te conozco… estabas con Volkova cuando fui a verla.
-Si, necesito hablar con usted señor…
-Rudy, solo Rudy y háblame de tu por favor- dijo haciéndose para un lado para dejar entrar a Lena, la pelirroja entro y escucho la puerta cerrarse tras ella- siéntate.
Lena caminó hacia la sala, contrario a lo que pensaba todo estaba muy limpio, se sentó en un sillón y Rudy en otro.
-Puedo traerte algo?
-No gracias, vengo a hablar de negocios.
-Vaya, una mujer de negocios… -el la observo un momento- supongo que no vienes interesada en trabajar, o si?
-No, vengo a hablar de Volkova.
-Eso imaginé, que quieres con ella?
-Quiero que la dejes libre.
Rudy rió y se cargo en el respaldo de sillón.
-Escucha, no se que relación tengas con Volkova pero, no la dejare ir solo porque vienes y me lo pides, ella y yo tenemos un trato, un trato el cual no ha terminado de cumplir.
-Yo terminare el contrato ahora, quiero que la dejes libre.
Rudy se sorprendió, mas de una vez se topo con clientes de algunas chicas que querían “su libertad” al saber que había dinero de por medio se iban como si nada hubiera pasado.
-Vas en serio con Volkova eh?... mira, como su mmm… cuidador es mi deber tratar de hacerte cambiar de opinión, sabes que hace ella verdad?
-Si, si, lo se.
-Sabes que tu no eres la única que la busca.
-Si si- dijo Lena molesta- eso también lo se.
-A esto me refiero, podrás con el pasado de Volkova en tu cama?
Lena se quedo callada, realmente podría con el pasado de Yulia? No estaba segura de que sentía por ella, no sabía lo que Yulia sentía por ella, el dinero no era problema, podría comprar la mitad de Rusia si quisiera, que tanto podía faltarle a Yulia por pagar? Además Sergey gastaba mucho dinero en sus viajes, ya era hora que Lena hiciera algo con la cuenta bancaria que solo crecía, independientemente de que pasara con ellas, sentía aprecio por ella y la sacaría de ahí.
-Entonces?- le preguntó Rudy.
-Cuanto quieres?
-Ahora si me has sorprendido, eres la primera que acepta eso, déjame ver…- Rudy se levanto y fue por unas carpetas que estaban en un cajón, al volver escribe la cantidad en un papel, Lena lo ve y después levanta la vista, vuelve la vista al papel y saca la chequera, prepara el cheque y se lo da- bien, este es el expediente medico de Volkova, aquí vienen estudios que se hizo cuando la lleve al doctor el día de la golpiza, todo esta bien con ella, esta limpia, al igual que Hernández- dijo dándole otra carpeta.
-Que? Herna…. Que? que es eso?- pregunto Lena tomando la carpeta.
-El expediente de María como supongo la conoces, ellas querían irse juntas, fue una promesa que les hice a ambas.
-No entiendo…
-Ellas se querían retirar juntas del negocio, no querían dejar a la otra sola y yo les di mi palabra de que si una de ellas terminaba con el contrato se irían las dos juntas, en esa carpeta esta el expediente medico de María, su pasaporte y lo de más que necesita para irse de aquí si quiere, el pasaporte corre por mi cuenta, ahora si me disculpas, tengo un asunto que arreglar.
Lena se levantó y camino a la puerta.
-Entonces trato cerrado con las dos?
-Si, trato cerrado.
Lena le extendió la mano y Rudy se la dio, el trato estaba cerrado.

Al volver al departamento Lena encuentra a Yulia en la cocina, preparando algo para desayunar.
-No me digas que saliste a desayunar- le dijo Yulia al verla con las capetas en la mano.
-Como?
-Negocios?…-dijo apuntando las capetas.
-Ah no, de hecho eso es tuyo, siéntate por favor.
A Yulia le extraño que le dijera eso y apago el fuego de la estufa y se sentó.
-Fui a ver a Rudy.
-Que?... porque??
-Yulia cálmate.
-Lena porque lo hiciste? Mucho te debo ya con que me tengas aquí, esa carpeta no te la dio gratis ni por las buenas… le pagaste verdad? No puedo pagarte eso!
-Yulia no te estoy cobrando, ni te cobrare, cálmate si?
La rubia se levanto de la silla y fue hasta la ventana, Lena la siguió y se paró a un lado de ella, Yulia seguía viendo a la calle, Lena se acercó y la abrazó por detrás, tomándola de la cintura.
-Tan malo es que haya ido a buscarlo?- le dijo casi susurrando en su oído, Yulia sintió escalofríos por la cercanía- tan malo es que trate de ayudarte?- le preguntó juntándola mas a su cuerpo.
-…No
-Entonces?
La rubia se dio vuelta y quedo de frente con Lena, la pelirroja seguía tomándola de la cintura.
-Lena… me avergüenza eso… no sabes como deseo que nos hayamos conocido de otra manera-le dijo sin verla.
-Que te avergüenza? El hecho de que tenias que ganarte la vida? El de que a pesar de todo supiste mantenerte a flote? El que no te hayas dejado vencer por la adversidad? No se que te paso para que llegaras aquí pero esto, no tienes nada de que avergonzarte.
-Tu no entiendes Lena… que pasará el día que me enamore? Cuando tenga que contarle lo que hacía, mi pasado… nadie entiende eso, nadie lo acepta…
-Si alguien te deja por eso entonces no valía la pena, lo que hayas hecho antes que esa persona llegara no importa, porque fue antes que ella, lo que hagas después, eso es lo que cuenta.
-Tu te enamorarías de mi? Aceptarías mi pasado? Mírame a los ojos y dímelo, lo aceptarías así nada mas?
Lena se quedo callada viéndola a los ojos.
-Lo sabía- dijo sonriendo tristemente, quito la mano de su cintura y la tomo entre las suyas- gracias Lena, te pagare cada euro que te haya cobrado Rudy, te lo prometo- después soltó la mano y empezó a caminar.
-Yulia
La rubia se detuvo pero no volteó.
-Podrías voltear a verme por favor?
-No puedo… lo que me quieras decir dímelo ya.
Lena caminó hasta donde estaba Yulia y la rodeó para quedar de frente, los ojos de Yulia estaban húmedos y algunas lágrimas estaban en sus mejillas.
-No llores…- dijo quitándole una lagrima que a pesar de sus esfuerzos abandonó sus ojos.
-Tu no entiendes Lena- le dijo entre sollozos desviando la mirada.
-Entiendo mas de lo que crees- le dijo tomándola de las mejillas para que la mirara a los ojos, después sin decir mas se acerco lentamente a Yulia hasta que sus labios estaban a escasos centímetros, podían sentir la respiración de la otra en las boca, Lena paso una de sus manos a la cintura de Yulia y la acerco mas a ella, después eliminó el especio entre ellas y unió sus labios a los de Yulia en un beso delicado, tierno, sintiendo los labios de la otra, ambas con los ojos cerrados, Lena con la mano en la cintura y la otra en la nuca de la rubia, mientras Yulia con su manos en espalda de la pelirroja, Lena empezó a tornar mas apasionado el beso hasta...
-Aauh!- dijo Yulia con algo de dolor y se alejo un poco, Lena abrió inmediatamente los ojos y la encontró con dos dedos en su labio inferior y los ojos cerrados con expresión de molestia.
-Oh Yulia, perdón, lo olvide- dijo acercándose a sus labios para ver el daño recién causado mas de cerca- aun te duele?
-No mucho- dijo abrazándola, la pelirroja correspondió al abrazo y le beso la cabeza- te han dicho que besas muy bien?
-Una que otra vez- dijo Lena riendo, después de eso la tomo de la mano y la llevó de vuelta a la cocina y la sentó en una silla y se hincó frente ella.
-Yulia, tu me gustas- le dijo tomando su mano.
-Lo se-dijo sonriendo- tu me gustas también Lena, pero pensé que nunca te fijarías en mi.
-No vuelvas a decir eso- le dijo para volver a besarla, al estar Lena hincada intento acercarse mas a Yulia y quedo entre sus piernas, Lena empezó a tocar sus muslos y Yulia volvió a quejarse.
-Yul, lo siento no sabía- dijo Lena separándose.
-No te preocupes, talvez debamos dejar esto para después
-Mira, también dejaron libre a María- dijo Lena levantándose y dándole una carpeta.
-En serio?
-Si, y le dio un pasaporte también.
-En serio? Debo decírselo!
-Yulia, vamos a comer algo antes ok? Cuando terminamos tu vas a con María y yo con Alex, tengo que hablar con ella.
-Ok, gracias en verdad- dijo sonriendo, Lena solo sonrió y espero la comida que Yulia había dejado a medias.


= = = = =
-Es tu novia??
-Pues si, algo así… no te parece genial?
-Claro que si Yulia, es fantástico… y eso de que pago la deuda…
-Lo se, le pagare el dinero, ya se lo dije.
-No le hace falta, lo sabes… es dueña de las empresas Katin, puede comprarse el mundo si quiere.
-No es por eso María, es lo justo, además, tu eres libre ahora también- le dijo dándole la carpeta.
-Que? Rudy cumplió?
-No solo eso, te deja un pasaporte y tus papeles en regla.
-Genial, con el ahorro que tenia completo el hospital! Podré volver a Chile- dijo con lágrimas en los ojos.
-Si… te extrañare- le dijo algo triste a la latina, sabía que se iría en cuanto pudiera- pero te visitaré, no te libraras tan fácilmente de mí.
-Eres bienvenida Yulia, lo sabes…
María estaba feliz, después que se quedo varada en Moscú veía cada días mas difícil volver ya que no podía sacar el pasaporte tan fácilmente y si las autoridades sabían que estuvo ilegalmente tanto tiempo podría tener problemas de tipo judicial, poco a poco se estaba haciendo la idea de quedarse ahí, pero ahora que su sueño estaba a unos días estaba contenta, lo único que le dolía era dejar a Yulia, su única amiga en Rusia.


Mientras Lena estaba con Alex contándole todo, la chica se puso feliz por su amiga, pero muy en el fondo esperaba que solo fuera un capricho, esperaba de todo corazón equivocarse pero realmente no conocía a Yulia, era linda y se veía buena persona pero no la conocía, mientras, solo estaba feliz por Lena, si algo malo pasaba entre ellas, Alex sería la primera en saber.


Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:34

Los siguientes días, María pago lo que le restaba del hospital y lo que restó lo uso en comprar el boleto a su casa, Yulia aunque algo triste estaba a la vez muy contenta por ella, Lena y Yulia la despidieron en el aeropuerto, después Yulia trato de normalizar sus horas de sueño, hacía deporte, estudiaba y llevaba cursos para poder trabajar con Lena, trataba de cansarse lo mas que podía para dormir temprano, decidieron no llegar a mas aun, ya que su relación estaba comenzando apenas, dos días después de la salida de María Yulia volvió a su departamento y saco sus cosas, se cambió a otro mas cerca de la compañía, Lena y la rubia se veían frecuentemente, los golpes y heridas empezaban a sanar rápidamente, ambas estaban felices.
Mientras en la empresa, Sergey buscaba motivos para no seguir yendo, aparte de las burlas y comentarios de Alex, odiaba trabajar.
-Hey Sergey, sabes cuantos idiotas se necesitan para romperte la nariz?- le dijo cuando entro a la oficina a dejarle una caja de archivos.
-No me molestes.
-Ay Sergey, anda dime cuantos.
-…..
-Pues solo uno… tu.
-Ahí esta tu estúpida caja- dijo pateándola.
-Hey, hey, tranquilo, no maltrates cosas de la compañía o te lo descontare del sueldo.
-…Idiota- le dijo dando media vuelta.
-Adiós cariño- le dijo lazándole un beso.
Al salir azotó la puerta, momentos después Lena entró.
-Que le pasa a Sergey? Va a romper todas las puertas de la empresa.
-Ah no se, su interrelación humana no es buena y su comunicación es deficiente.
-Bueno, te trajo la caja?- preguntó Lena.
-Si, acá esta.
Lena se levantó y se sentó en el suelo a un lado de la caja.
-Y esta huella?
-Es el piecito de tu hermano, me hizo el favor de patear la caja antes de irse, porque no pones a tu secretaria a hacer eso?
-Es un archivo, no hay problema, puedo hacerlo yo.
-Bien, como gustes… a ver, hazte a un lado déjame ayudarte- le dijo levantándose de su asiento para sentarse en el suelo con Lena.
Esas escenas eran muy comunes en la empresa, muchos empleados las veían buscando algo o haciendo cosas que otras personas por su rango no harían.
-Sabes?- le dijo Lena.
-Mh- murmuró Alex con la vista en las carpetas.
-Yulia dijo que me tenia una sorpresa hoy, ya sabes, resulto buena para las computadoras y ha hecho trabajos por su cuenta, talvez me compre algo no?
-Talvez, cuando entra a la compañía?
-El lunes.
-Lena, no será contraproducente para su relación verse todo el día?- le dijo volteando a verla.
-Eso pensé, pero estará en otra parte, no nos veremos mucho.
-No se molestara por eso?
-No, Yulia es muy comprensiva- le dijo sonriendo.
-Ok… mira!
-Me asustas! No hagas eso.
-Perdón, encontré tu carpeta… puedo llamar a Sergey para que se lleve la caja- preguntó Alex sonriendo.
-Si claro- dijo levantándose y ayudándola- yo estaré en mi oficina, gracias Alex.
La relación de ambas iba muy bien, ya tenían meses como pareja y eran estables, casi no peleaban, Yulia se esforzó mucho por independizarse de Lena después de dejar su trabajo nocturno y lo estaba logrando, entraría a la empresa preparada para el puesto, ya había ido a conocer las instalaciones y escucho los comentarios acerca de Sergey, esperaba no tener problemas con el aunque también era muy posible que no lo viera, ella estaría en otra sección de la empresa, nadie podía saber que era la novia de Lena, lo sabía y no le molestaba, ella entendía que tenía que ayudar a la imagen de Lena, siempre se veían en el departamento de Lena, esta vez Yulia la había citado en el suyo con motivo de la sorpresa, la pelirroja no tenia idea que era y estaba ansiosa por verla.

Al salir, Lena fue al departamento de Yulia y al tocar la puerta se abrió y ella entró, alguien le tapó los ojos.
-No abras los ojos hasta que yo te diga- le dijo Yulia al oído, la pelirroja asintió, le dio la vuelta y se alejó un poco- ahora.
Lena abrió los ojos.
-…Ah… Yu…-le dijo a medias con la boca abierta.
-Te gusta?
-Ah… wow…
-Tomare como un si el hecho que tengas la boca abierta y me veas de esa manera- dijo riéndose.
Yulia se había teñido el cabello de negro y se habría bronceado ligeramente la piel.
-Ven acá!- dijo tomándola de la mano para acercarla y después besarla, la besaba apasionadamente tomándola de la cintura.
-De haber sabido que te pondrías así me habría teñido el cabello antes- le dijo tomando algo de aire, ambas se deseaban desde hace tiempo, ambas sentían amarse pero habían pospuesto el momento, ya fuera por el trabajo de Lena o por las actividades de Yulia.
Lena sonrió y volvió a besarla hasta ponerla contra la pared, se separó de sus labios y le beso el cuello.
-Le… Lena espera… si no nos detenemos ahora… no se que pueda pasar.
-Yo si se que puede pasar…- Lena volvió a besarla mientras pasaba sus manos por la espalda y la cintura de Yulia.
-Lena… estas segura?- le preguntó agitada.
-Si… tu no?
-Si- volvieron a besarse.
Seguían contra la pared besándose cada vez mas provocativamente, Lena tocaba las caderas de la ahora pelinegra, la pelirroja se separó un poco y la tomó de la cintura, le dio una mirada rápida pero llena de deseo.
-Me encantas…- le dijo besándole el cuello- siempre me has gustado.
-Tu también… Lena- dijo esto ultimo como un gemido lleno de sensualidad.
Yulia empezó a desabrochar el saco de Lena mientras la pelirroja acariciaba el abdomen desnudo, las respiraciones de ambas empezaban a escucharse, Yulia se separó de la pared y empezó a caminar hasta la habitación mientras le desabrochaba la blusa a la pelirroja sin dejar de besarla.
En un momento ya estaban en la cama, Lena con la blusa abierta mostrando los senos debajo de ese sexy brasier sin saco y Yulia sin blusa, ambas agitadas, ambas deseosas de ese momento, Lena se dio la vuelta quedando encima de Yulia y sola se quito la blusa y desabrocho su ropa interior, la retiro de su cuerpo con una mano tapándose inmediatamente con la otra.
Yulia la veía con la boca abierta, se sentó en la cama aun con Lena sentada encima de ella con las piernas abiertas quedando a la altura de sus pechos, con una mano tomo la mano pecosa y la retiró lentamente para dejar los hermosos senos de la pelirroja frente a sus ojos, la pelinegra sonrió y volteo a verla los ojos, Lena sonrió también y tomo las manos de Yulia y las pasó por su cintura, la recientemente morena la acercó a ella y empezó a besar los senos de Lena, pasaba la lengua por la blanca piel y daba mordiscos en los rozados y erectos pezones mientras gemidos cada vez mas fuertes salían de los labios rojos de Lena, ésta tomaba de la cabeza a Yulia, la pelirroja volteo a ver sus manos y las vio entre los cabellos negros, el cambio de imagen de Yulia le había encantado, unas manos en sus glúteos y una mordida en el pezón izquierdo la hicieron gemir ruidosamente, volteo nuevamente con su amante y la vio pasando la lengua entre sus senos.
-Yulia....- gimió nuevamente.
Lena le quito el brasier a la morena y la recostó en la cama empujándola suavemente con las manos en los hombros, Lena se quedo unos momentos viendo los senos de Yulia, eran deliciosamente pequeños, su piel antes tan blanca como la de la pecosa estaba con un bronceado que la hacia lucir naturalmente hermosa, Lena se acercó a besarla en la boca, sentía su lengua jugueteando con la de Yulia, después bajo a su cuello besándolo delicadamente mientras la tocaba con las manos en los senos, después bajo mas lamiendo y besando el abdomen de Yulia hasta llegar a su pantalón de mezclilla, se levantó un poco y lo desabrocho, lo tomó de los costados y empezó a bajarlo, la morena levantó las caderas para ayudarle, descubrió su piel dejando ver sus torneadas piernas, se deshizo del pantalón y vio la pequeña ropa interior de Yulia, todo en ella era pequeño, pequeño y hermoso, se despidió de la prenda con una sonrisa para descubrir el sexo de Yulia totalmente depilado, la pelinegra se inquietó un poco al ver que Lena solo la observaba, en un acto reflejo empezó a cerrar las piernas.
-No hagas eso- le dijo tomándola de las rodillas abriendo sus piernas de nuevo.
-Pensé que...
-Shh... Se que pensaste, no es el caso, al contrario- dijo mientras se acercaba a ella, al momento que Yulia sintió la lengua y los labios de la pelirroja entre sus piernas cerró los ojos, a pesar de su experiencia nadie la había hecho sentir así con un solo roce.
-Ah Lena.... eres... ah dios!- dijo al sentir a la pelirroja separando cada pliegue de su piel, sin hacer nada mas que eso, Lena logró lo que nadie había hecho antes, le provocó un orgasmo a la morena- Aaah! Le... ahh!- Yulia nubló su pensamiento, solo se dedico a sentir, sus manos se cerraron fuertemente tomando las sabanas y sus caderas fueron detenidas por las manos de Lena, después la espalda de la morena se arqueo y de sus labios salió un grito lleno de placer que Lena estaba segura habían escuchado en el edificio de enfrente, cuando el cuerpo de Yulia volvió a su estado normal excepto por la respiración Lena subió de nuevo a su rostro y encontró los ojos azules con lágrimas.
-Yulia estas bien?- le preguntó asustada Lena.
-No podría estar mejor... eres una diosa- le dijo aprovechando el descuido de Lena para subirse a su cuerpo.
Yulia besaba y tocaba cada rincón del cuerpo de Lena, lo siguiente que la pelirroja sintió fueron dos dedos de Yulia entrando y saliendo de ella, el sonido de sus gemidos la hicieron conciente de que volumen de voz tenia ahora pero no le importo, tenia los ojos cerrados desde quien sabe cuanto tiempo, era demasiado el placer como para estar conciente de todo, abrió los ojos y vio las pupilas azules viéndola, quito una mano de los senos de Yulia y la tomo de la nuca para besarla, cuando había quedado totalmente desnuda? no lo sabía, no le importaba solo quería seguir sintiendo todo eso que Yulia le provocaba, la morena con medio cuerpo sobre el de Lena, sus dedos entrando y saliendo de la ya por demás húmeda vagina de la pelirroja besaba a Lena hasta que ésta dejó de hacerlo para jalar aire a sus pulmones por la boca, sus cuerpos cubiertos unas casi imperceptibles gotas de sudor, Yulia grabando mentalmente casa gesto, cada gemido y respiración de Lena, los pechos de la pecosa bajando y subiendo agitadamente al ritmo de su respiración, sus labios intentando decir algo, su voz ronca por la excitación solo lanzaba gemidos, Yulia aceleró el ritmo mientras mordía y chupaba alternativamente los pezones de la pelirroja.
Después las uñas clavadas en la espalda de la morena.
-Yu.. Aaah!! – grito Lena mientras un orgasmo como nunca había sentido antes la recorría por completo, los muslos se tensaron, las uñas se clavaron mas en la espalda morena y la respiración se detuvo por unos segundos, todo se detuvo por segundos, un grito mas fuerte que anterior y después la calma que viene después de la tormenta, la respiración se normaliza poco a poco, Yulia retira los dedos húmedos del cuerpo de Lena haciendo que se estremezca y un pequeño gemido escape de sus labios nuevamente.
Yulia se acercó dando un beso que mas bien fue solo un toque de labios, sabía que Lena no podría hacer mas que eso por el momento, después la abrazó y esperó a que Lena tomara un poco de fuerza.
-Por dios Yulia....- dijo después de unos minutos- tu eres la diosa... fue fantástico- dijo mientras la abrazaba mas a su cuerpo.
-Y tu debes cortarte las uñas- le dijo riendo.
-Lo siento amor... fue algo que no pude evitar- le dijo pasando la mano por la espalda sintiendo con los dedos los pequeños surcos que no vio pero debían estar enrojecidos.
-No te reclamo, te amo Lena- le dijo besándole delicadamente los labios.
-Te amo también Yulia.... estoy tan cansada ahora- dijo riendo un poco.
-Descansemos- le dijo tomando la sabana que estaba a sus pies y cubrió sus cuerpos, durmieron toda la noche abrazadas.

= = = =
Lena llega a las 11.30 a la oficina, camina alegre con una sonrisa en los labios.
-Lena- dice Alex entrando a su oficina y cerrando la puerta tras ella - quiero preguntarte, vamos a cerrar el trato... Lena? Hey Lena!- le dijo pasando su mano por el rostro de su amiga quien solo estaba sentada en su silla sin parecer escucharla.
-Ah? Alex? Que pasa?
-Eso mismo te pregunto, bueno, vamos a cerrar el trato con.... tienes algo diferente hoy.
Lena solo sonrió y se encogió de hombros.
-Que ibas a preguntarme? Le dijo entrelazando sus dedos y poniendo las manos en el escritorio.
-Ah si, vamos a cerrar el trato... tuviste sexo con Yulia!
-Cállate! Dios, eres un fenómeno, como sabes eso?- dijo Lena sonrojándose.
-Te cortaste las uñas- le dijo señalando sus manos- por todos los santos y beatos del mundo, te cuidabas las uñas como si fueran tus hijas y de repente te las cortas... solo hay una razón para eso o me equivoco?
Lena se sonrojo aun mas y después sonrió.
-Tu cara me responde... eh... bueno, antes de que un silencio incomodo llegue dime, cerraremos el trato con la empresa de plástico o no?
-Si Alex, lo haremos...- dijo perdiendo la mirada en la nada con una sonrisa en sus labios.
-No se como pudiste manejar hasta aquí con esa actitud, a la salida te llevo a tu departamento ok?
-Si claro...
-Lena sabías que el Rusia normalmente hace frío?
-Si claro...
-Lena, sabes que hoy vine a trabajar sin pantalones?
-Si claro... que!?- le dijo volteando a verla.
-Contigo no se puede hablar hoy, vengo mas tarde por ti- dijo levantándose de la silla y caminando a la salida.
-... Ok
Alex salió de la oficina sonriendo, su amiga era realmente feliz ahora.



Como lo prometió Alex acompañó a Lena a su departamento, un momento después platicar Alex va al baño, al salir encuentra a Lena besado a una chica de cabello negro.
-Perdón no quise interrumpir... Yulia??- preguntó después que la chica se dio la vuelta.
-Hola Alex- le dijo la pelinegra sonriendo, aun con lo brazos en la cintura de Lena.
-Wow... Yulia....- le dijo sonriendo.
-Hey, sigo aquí- dijo Lena riendo por la expresión de Alex.
-Perdón Lena pero... ese cambio te favorece mucho Yulia... bueno, yo me voy, te veo el lunes Lena, bueno a ambas, se cuidan- dijo despidiéndose de las dos.
-Alex, quédate a comer- le dijo Yulia.
-No se, no quiero molestarlas…
-No digas eso, anda quédate, no me hagas rogarte- le dijo Lena abrazando a Yulia y besándole la cabeza.
-Ok- respondió Alex sonriendo.
Las tres comieron y Alex realmente constato el amor de las chicas, eso la dejo un poco mas tranquila, al filo de las a 11 de la noche Alex se fue dejándolas solas, las chicas esperarían con paciencia a que el lunes llegara, repasaron las reglas como ellas las llamaban, lo que ambas acordaron hacer para evitar que alguien sospechara de ellas, Yulia estaba de acuerdo y no se molestó por eso, al contrario, le dio algunas sugerencias a Lena, después hablaron de María, Yulia le platico que después de llegar a su país empezó a dar clases de ruso, idioma que hablaba muy bien y ahora vivía tranquila y empezaba a salir con un profesor de historia de una de las escuelas a las que asistía y estaba muy contenta, cosa que alegro a Lena, ver a su morena feliz la hacía feliz.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:37

" Verdades a Medias"
capitulo 5

El día esperado llegó, ambas asistieron puntuales a trabajar, a las 9:15 hicieron un recorrido para presentarla con los demás, el ambiente era bueno, relajado y tranquilo, excepto cuando Sergey estaba cerca, Yulia se veía segura y tranquila, al llegar al edificio donde casi no estaría dado su puesto, el mismo donde estaban Alex y Lena todos la recibieron bien y se gano algunos admiradores, cosa que no le cayo muy en gracia a la pelirroja, pero estaba segura de que Yulia sabría mantenerlos a raya.
-Y ella es Alexandra, la vicepresidenta- le dijo siguiendo el protocolo que dirían que iban a llevar, Alex sabiéndolo fingió no conocerla y se presento- y bueno, creo que es todo, tu puesto estará… a mira, el es mi hermano, Sergey!- le llamó Lena levantando la voz, el pelirrojo se acercó.
-Sergey, ella es Yulia Volkova, trabajara con nosotros en sistemas.
El chico la vio rápidamente y dijo un “hola” carente totalmente de interés y se fue.
-No te preocupes Yulia, así es el… Yulia? Te sientes bien? Estas muy pálida.
-…Si si, es la emoción, ya sabes…
-Ok…- le dijo no muy convencida- te acompaño a tu lugar.
Lena dejo en su lugar a Yulia y volvió a sus labores, la morena un poco tímida empezó a hablar con la gente, pocas horas después estaban platicando como amigos, Yulia supo ganárselos, las chicas no se verían en todo el día hasta la hora de salida, donde se contaban sus respectivos días en el departamento de Lena, a la pelinegra le sorprendió que Lena conociera por nombre a todos, la empresa era enorme y eso era difícil, pero Lena los conocía a todos.


El puesto de Yulia aunque era algo complicado algunas veces, normalmente llevaba un día relajado, escucho todas las historias de Sergey sin creerlas del todo, aunque tomo sus precauciones y decidió no acercarse a el, durante algunos meses lo evito aunque no siempre podía, el no mostraba interés alguno en ella o alguien mas, cosa que la tranquilizó, no quería problemas con Lena por el.

Ese día el clima era templado, era un bien día para pasear por ahí en los parques, ellos trabajaban, tenían junta con la dueña y la vice presidenta, Yulia se alegró, vería a Lena unos minutos, al llegar al edificio principal, la morena la busca con la mirada, la ve hablando con un hombre apuesto, de cabello castaño, Lena ríe con el.
-Quien es el?- le pregunta a un compañero con toda la naturalidad posible.
-Es el novio de la señorita Katina- le dice.
La morena siente un vértigo y un hueco en el estómago.
-Como? Su novio?- dice tratando de verse tranquila.
-O algo así, no se-le responde encogiéndose de hombros y se va a comer galletas que siempre daban en las juntas.
-No le hagas caso- le responde otra chica alta de cabello rubio, también compañera de ella- la verdad no sabemos mucho de su vida privada, sabemos que el siempre esta siguiéndola pero ella nunca acepta sus invitaciones, el es cliente de aquí, tiene mucho dinero… no tanto como la señorita Katina- dijo en voz baja- pero- volvió a hablar normal- ella nunca le hace caso y hace bien, a nadie de aquí le agrada.
Yulia asiente pero los celos están presentes, verla con el riendo tan a gusto le molesto, esperó la junta y durante todo el transcurso de ésta veía al hombre viendo a Lena, lo vio sonreír cuando se levanto y Lena mostró algo mas de sus piernas, estaba al borde de un ataque de celos hasta que vio que Alex le dio un pisotón “por accidente” para que dejara de verla, cosa que la hizo reír, su novia era hermosa y lo sabía pero no estaba lista para ver como algunos la veían y no poder nada, 40 minutos después la junta terminaba, iba de malas a su lugar.
-Yulia?
-Si?- volteó.
-La señorita Katina te busca- le dijo otra persona del edificio.
-Gracias- volvió sus pasos y llegó hasta la oficina de Lena, ella apenas veía con el mismo hombre, estaban hablando animadamente.
-Yulia, necesito hablar contigo, pasa por favor.
-Lena entonces iras a comer conmigo hoy?- le preguntó el hombre ignorando a
Yulia, ésta frunció el ceño molesta, Lena lo notó.
-No puedo Yamir, ya te lo dije, discúlpame- le dijo quedando a un lado de Yulia.
-Podemos hablar un poco mas?
-Necesito hablar con Yulia, lo siento, te veré luego, en la otra junta- dijo abriendo la puerta de la oficina- Katerine, no quiero interrupciones por favor- le dijo a su secretaria, la chica asintió, Yamir entendió el mensaje y se despidió.
Lena invitó a Yulia a pasar y entro detrás de ella cerrando la puerta con seguro, tomo la mano de Yulia y la acercó hacia ella recargándola en la puerta.
-No te enojes- le dijo abrazándola aun con el cuerpo de la morena recargado en la puerta.
-Quien es ese tipo?- le dijo sin corresponder al abrazo.
-Un tonto que quiere salir conmigo- respondió besándole la boca y el cuello.
-Mmh… has visto como te mira?-le preguntó haciendo la cabeza a un lado para que Lena pudiera besarla mas mientras le tomaba la cintura.
-Si y?
-Como que y?- dijo Yulia enderezando la cabeza.
-Si, que tiene que me coma con la mirada, no puede tocarme… tu si- le dijo tomando una mano de la morena subiéndola a sus senos.
La morena empezó a tocar a Lena por encima del saco pero pronto lo abrió y abrió también la blusa tocándola ahora sobre la ropa interior.
-Lena… no me agrada ese tipo- dijo besando la piel de su pecho.
-Lo se, a mi tampoco me agrada… pero tranquila… no pasa nada… aah!- gimió tomándola de la cabeza.
Le morena le dio la vuelta recargándola en la puerta y empezó a tocar los muslos blancos, Lena subió un poco su falda y abrió las piernas.
-Te amo Lena- le dijo empezando a tocarla, la morena sonrió al sentirla húmeda.
-Ah Yul...
-Sh! Pueden escucharnos, no hagas ruido- dijo para después adentrar dos dedos en ella.
Lena suspiro fuertemente y evito un grito.
-Eres mala… sabes que… no puedo resistirme a eso… aah!- le dijo para después besarla apisonadamente mientras la sentía dentro de ella.
Yulia sentía sus dedos húmedos, sabía lo que pasaría, aun era muy pronto, bajo el ritmo, retiró su mano y se llevó a Lena hasta los sillones de la oficina, la acostó en uno de ellos y bajo sus bragas subiendo un poco mas la falda.
-Mmh Yulia…- gimió por lo bajo al sentir la lengua de la morena entre sus piernas.
Yulia lamía la entrepierna de Lena mientras le tocaba las piernas hincada en el suelo… el teléfono empezó a sonar.
-Contesta- le dijo rápidamente Yulia para volver a lamer.
-No…
-Contesta- volvió a decirle.
-No puedo… hacerlo contigo… ahí…- le dijo agitada la pelirroja viéndola entre sus piernas.
-Hazlo- le dijo para después introducir dos dedos en ella.
-Aaah!!- Lena cerró los ojos al sentirla pero volvió a abrirlos, tono un respiro largo y aclaró la garganta tomando el teléfono- si?- contestó tratando de no respirar con tanta agitación.
-Lena, estoy esperando que…
-Alex!! Ah!... que deseas?
-…Quiero hablar contigo… estoy esperando a que…
-Si!!... de que… quieres hablar?
-Lena que estas haciendo?
-…Yo… ah dios!... dame 20… minutos mas- le dijo colgando.
-Que dijo?-preguntó Yulia para volver a lo que hacía.
-Sigue!- dijo tomando los cabellos de Yulia, la morena siguió con lo que hacia, la respiración de Lena se agitaba aun mas y su cuerpo se tensaba, después las caderas de la pelirroja se elevaron y tapo su boca con la mano, un gemido se ahogó ahí.
Cuando los espasmos acabaron, Yulia se sentó a su lado y la besó para después abrazarla, el teléfono volvió a sonar.
-Odio ese aparato ahora- le dijo Yulia besándola- iré al baño a arreglarme, te amo- se levantó dándole otro beso.
Lena contestó.
-Lena, ya terminaste?-le preguntó Alex
-Que? ...
-Ya puedo ir a verte?
-Ah si ya- dijo levantándose, acomodándose el cabello, cerrando su blusa y saco y bajando su falda.
-Ok, voy para allá- y colgó.
Lena caminó al baño y vio a Yulia salir con el cabello arreglado.
-Yul, amor- le dijo tomándola de la cintura- donde esta mi ropa interior?
Yulia extendió la mano mostrándosela sonriendo.
-Dámela, Alex no tarda.
-Bien- le dijo dándosela- te veré mas tarde?- le preguntó besándola.
-Claro- respondiendo el beso.
-Mas tarde no te devolveré nada- besándole los labios- te amo- dijo para ir camino a la puerta.
Lena sonrió y fue camino al baño.
Al salir la morena Alex venía ya camino a la oficina con unas carpetas, al llegan entró y cerró la puerta, Lena salía del baño.
-Vaya…
-Que?- le preguntó Lena sentándose en su silla.
-Siento haberte interrumpido.
-No te preocupes- dijo sonrojándose.
-Bueno, quiero que veas esto…
Ambas chicas pasaron el resto del día revisando unos archivos, Lena sabía que Alex supo lo que había pasado pero sabía también que su amiga era de toda su confianza, mientras Yulia había olvidado el enojo, sabía que la pelirroja la amaba y aun si tuviera 100 pretendientes atractivos como Yamir, Lena solo tenía ojos para ella.


= = = = =
Sergey estaba sentado en un sillón en los pasillos de la compañía, pensando en sus viajes, quería irse de nuevo pero no podía, no mientras su padre lo tuviera vigilado, la gente pasaba ignorándolo o tratando de no molestarlo, el veía al techo ignorando a la gente, de repente una chica pequeña de cabello negro chocó con otra mas alta de cabello castaño, los papeles que ambas traían en las manos cayeron al suelo, ambas se disculparon y empezaron a recoger sus cosas, Sergey centra su atención en ellas, ambas están de rodillas metiendo papeles encarpetas, sonríe con malicia por el pensamiento subido de todo que tuvo al verlas así, ambas son lindas pero son de posición económica inferior, por lo tanto no las vería de otra manera que no fueran sus trabajadoras, se levanta sin intención de ayudarlas y con el rostro de la chica de cabello negro en su mente camina al elevador, la mujercita le parece familiar… en ese momento recuerda, esa chica es la que Lena le presentó el otro día, la nueva, era muy linda, pero no tenía dinero…

Los días pasaban, Sergey estaba cada vez mas aburrido y fastidiado, si no fuera por la chica de cabello negro ya sería un martirio estar ahí, no era precisamente que le gustara, había algo que ella que le llamaba la atención pero no sabía que era, debía ser o muy buena en su trabajo o pésima porque Lena constantemente la tenía en su oficina, cuando estaba con ella no quería que nadie la molestara, debía ser importante lo que se hablaba dentro, no quería tener mas responsabilidades y preguntó nada, solo se dedicaba a lo que tenía que hacer, tenía oportunidades para hablar con ella pero no tendría caso, no recordaba ni su nombre… en unos días se le pasaría el interés, como con todo lo que pasaba por su vida, excepto sus viajes.


= = = = =
Habían pasado 10 meses desde que Yulia trabajaba con Lena, las cosas iban bien, simplemente no podrían estar mejor, su relación era mas seria que al principio, y se amaban intensamente, no tenían nada que envidiarle a las otras parejas.
-Aah! Aaahh! Si Yulia sigue!! Ah!!
-Ah Lena!- gemía ruidosamente encima de Lena.
-Yul!!- dijo sin poder mover las manos- Yulia!
Ambas seguían con los movimientos casi frenéticos, sin poder o querer detenerse, ambas al mismo tiempo soltaron un grito y después el cuerpo de Lena cayó totalmente en la cama y el cuerpo de Yulia cayó sobre el de la pelirroja.
-Yul…- dijo suspirando después de unos momentos de tranquilidad- desátame amor, quiero abrazarte.
Yulia levantó el cuerpo del de su amada y le quito las ataduras suaves pero firmes de las muñecas, la morena tenía mucha imaginación en cuanto a su vida sexual y siempre tenia alguna idea nueva que llevaba a Lena al los limites del placer.
-Esto fue nuevo y muy interesante- le dijo Lena abrazándola- estoy cansada.
-Duerme, yo lo estoy también…
Lena se durmió casi de inmediato abrazándola, Yulia se quedo despierta pensando en el giro que dio su vida en tan poco tiempo, de estar un poco mal mejoro para estar muy bien, tenia trabajo, una mujer que la amaba y a quien amaba, tenia amigos, que mas podía pedir?


= = = = =
Sergey esta en su cuarto en la casa de su padre, esa mujer de cabello negro lo tiene pensativo, el hecho de verla tan seguido lo inquietaba, que era eso que le llamaba tanto la atención de ella? durante meses estuvo ahí, nadie le llamo la atención mas que ella, porque?
Se estira cómodamente en la cama y sigue pensando en ella, siente un cosquilleo entre sus piernas, será posible?... sonríe, mete la mano a su pantalón y empieza a imaginarse con la chica de cabello negro, su mano se mueve en un lento masaje, cada movimiento es mas placentero que el anterior… imagina a Yulia en su cama, tocándolo como el lo hace en ese momento, tenía tiempo de no hacer eso, de repente la imagen de Yulia vuelve de nuevo a su cabeza, esta vez con cabello rubio, abre lo ojos y se sienta en la cama con la sábana en la cintura, su corazón empieza a latir acelerado.
-No!- susurra con los ojos abiertos reviviendo las imágenes de una Yulia rubia tiempo atrás, una Yulia rubia que trabajaba como prostituta…-No puede ser!- dice al vacío de su habitación, hay personas que se parecían a otras, dicen que todos tenemos un gemelo en el mundo, talvez esta chica de cabello negro era la “gemela” de la chica de cabello rubio… o no?
Se levanta de la cama, su erección era menos intensa a falta de estimulación mental y física, su cerebro esta ocupado en recordar a esa prostituta que hacía muchos meses atrás el contrato, la misma que…
-Sergey!- dice su padre afuera de su habitación- el toma su almohada y se la pone en los genitales, el padre entra y prende la luz- deja de hacer ruido, tu madre trata de dormir…- el hombre observa a su hijo de pie con la almohada-… uhm… - masculla apagando la luz y cerrando la puerta.
Sergey se quita la almohada y se acuesta en la cama tapándose con la sábana, debe averiguar si es la misma chica… ya tiene una motivación real para ir al trabajo.
= = = = =
-Entonces, crees que es buena idea?-le pregunta Lena a la morena mientras cenaban en su casa.
-Claro amor, bueno no se mucho de negocios pero eso suena muy lógico.
-Aun tendré que preguntarle a papá, aunque Alex también cree que es buena idea… Yul…
-Que pasa?- le pregunta tomando su mano.
-El mes que viene hay una fiesta de caridad, todo le mundo estará ahí, me han invitado…
-Aja...
-Quiero que vayas conmigo… como mi novia.
-Como?- preguntó Yulia sorprendida.
-Pues, ya es hora de que todos sepan que te amo no crees?
-Incluidos tu pretendiente?
-Si celosa, incluido el- le dijo Lena riendo.
-Como crees que lo tomen tus padres?
-Pues… no lo se, espero que bien, el que me preocupa es Sergey, es un poco raro algunas veces, pero no importa, te amo.
Yulia sonrió y se estiro sobre la mesa para besarla, esperaba que las reacciones no fueran tan adversas, un mes faltaba para gritar al mundo su amor por la pelirroja.

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:38


= = = = =
Era lunes nuevamente, Sergey iba pensativo, para que quería realmente saber si era la misma o no? Por ahora solo saciar su curiosidad.
Después de estar con Lena todo el día y ayudarle a Alex en cosas que ella no quería hacer iba camino de salida y por fin vio a Yulia, hablando con alguien más.
-Hola- dijo Sergey acercándose.
-Hola- dijo Yulia mientras que la otra chica dio un paso atrás.
-Como estas? Soy Sergey, el hermano de Lena.
-Si, lo se… eh mucho gusto, debemos irnos- le dijo Yulia tomando del brazo a su compañera quien ahora solo escuchaba en silencio la corta platica, ambas subieron a un auto azul, Yulia solía irse con ella cuando su esposo la recogía, ya que vivían por el rumbo y aun no quería comprar auto, no lo necesitaba realmente, además no estaba acostumbrada.
Yulia se fue con su amiga y Sergey se quedo de pie viéndola, estaba seguro ahora, si era la misma chica, esa voz ronca y extrañamente sensual no era de cualquiera, era ella, no parecía recordarlo.


Después de dos semanas de su descubrimiento Sergey perdió el interés y ahora volvía a la monotonía, veía a Yulia por los pasillos pero ya no le hablaba, ambos se ignoraban como antes, Lena supo del acercamiento de su hermano para con ella pero lo tomo como simple curiosidad y dejó pasar el hecho como algo sin importancia.


= = = =
Ambas chicas estaban en el centro comercial, buscando ropa, tenían y querían verse perfectas, la morena tenía bien gusto y le ayudo a Lena a escoger que ponerse, ambas compraron vestidos de gala, solo lo usarían esa vez, ambas lo sabían pero no importaba, después podrían donarlo a alguna institución o algo así, al terminar vuelven al departamento de Lena, Yulia tiene días pensativa y algo seria, Lena piensa que esta nerviosa por la fiesta, cosa que si bien es cierta no es lo que la tiene así, piensa es Sergey, el no parece recordarla pero ella si lo recuerda, nunca podrá olvidarlo…
-Yul? Me escuchaste?- pregunto Lena acariciando su rostro.
-No amor, lo siento.
-Has estado muy distraída estos días, estas bien? Es por la fiesta?
-Si, eso creo… iremos a ver a tus padres antes de la fiesta correcto?
-Si, quiero decirles antes de la fiesta.
-Bien- dijo abrazando a la pelirroja y recargándola en su pecho.


= = = =
Era domingo, medio día, Lena sentada frente a sus padres y Sergey, con la ropa mas informal y cómoda que encontró sin verse desalineada, los había citado a todos ese día, estaba sola, no quería que si ellos tenían una reacción negativa hicieran sentir mal a Yulia, aunque la morena insistió en acompañarla la pelirroja se negó, la esperaría en su departamento.
-Mama, papa, Sergey… lo que quiero decirles ahora es algo importante, muy importante y…quiero que lo sepan por mi antes que lo sepan por rumores o por alguien mas.
-Estas embarazada?- preguntó Sergey.
-Lena?- preguntó su madre viéndole el vientre.
-Lo estas?- pregunto el padre.
-No, no, por favor…- dio un largo y profundo respiro- por favor, no me interrumpan hasta que haya terminado ok?
Los tres asintieron, el padre de Lena tomo las manos de su esposa, sabía que era algo importante.
-Bien… como ustedes saben yo nunca he salido con alguien… al menos que ustedes sepan, ahora, tengo mas de un año, casi dos con alguien- la madre de Lena sonrió- esta persona es maravillosa, y bueno, como pueden ver estoy enamorada…
-Lena eso es muy bueno, como se llama el afortunado?- preguntó su madre emocionada.
-… Bueno, aquí la parte complicada de esto… estoy saliendo con una chica y estoy enamorada de ella.
La mujer borro la sonrisa poco a poco mientras su cerebro procesaba lo que acababa de escuchar, su padre estaba serio con las manos de su esposa entre las suyas y Sergey giro los ojos negando con la cabeza.
-Yo se que esto no es lo que esperaban de mi pero, lo siento, no puedo cambiarlo, no puedo evitarlo.
-Lena… es por mi? Hice algo mal como madre?- preguntó entre lágrimas.
-No mama, no es culpa de nadie, no es algo de preocupación o vergüenza, por favor no lo tomes así…
-Como quieres que lo tome? Mi única hija…
-Nunca me he equivocado en las decisiones que he tomado y lo saben, tan seguros están de mi juicio que dejaron la fortuna familiar en mis manos… papa…-el hombre volteó a verla- por favor…
-Lena será mejor que te vayas ahora- le dijo tratando de consolar a su esposa- eres mi hija y te amo, si bien no es lo que esperábamos de ti te amo pero, es mejor que por ahora te vayas, debo hablar con tu madre.
Lena se levanto.
-El día de la cena de beneficencia la llevare conmigo, ira como mi novia, depende de ustedes conocerla antes o ese día- dijo tranquilamente y después salio de la casa, caminó el amplio jardín con la frente en alto y llegó hasta su auto y fue camino a su departamento, iba tranquila, la respuesta no fue la que esperaba pero pudo ser peor, al menos su padre la apoyaba, sabía que las cosas iban a mejorar.
Al llegar se encuentra con Yulia, la cual la abraza al entrar.
-Que paso? Que te dijeron?-le pregunta después de besarla en los labios.
-Ya lo saben, no resulto como esperaba pero pudo ser peor, estoy segura que las cosas se arreglaran.
Pasaron el resto de la tarde en compañía una de la otra, no hablaban mucho, esos ratos de silencio aunque raros en ellas ayudaban cuando algo pasaba.


A las 9:30 estaban buscando algo para preparar para la cena, cuando el teléfono suena.
-Si?
-Lena…
-Mama? Que pasa?
-Esta tu… novia contigo ahora?
-Si, íbamos a cenar que pasa?- Yulia se acerca al escuchar la conversación.
-Quiero que vengan a cenar, podrían?
-Cenar hoy? En la casa?- preguntó de nuevo para informarle a Yulia de la situación, la morena se sorprende un poco y asiente después de un momento.
-Si, podrán?
-Si mama, vamos para allá.
Yulia se puso nerviosa y Lena la llevo a su departamento a cambiarse de ropa antes de llegar con sus padres, Lena estaba divertida de verla así, realmente quería darle una buena impresión a sus suegros.

Al llegar a la casa de sus padres, Lena toma la mano de Yulia antes de entrar y sonríe a una nerviosa Yulia.
-Tranquila amor, no te van a comer.
-Lo se… solo son nervios normales- dice riendo un poco.
Entraron directo a la sala donde estaban todos sentados, al escucharlas voltean a verlas.
-Buenas noches- dicen ambas al mismo tiempo, soltando sus manos los demás contestan.
-Yulia? Tu??- dice Sergey poniéndose de pie.
-Se conocen?- pregunta el padre tomando del brazo a su hijo para sentarlo de nuevo.
-Si señor Katin, yo trabajo en la empresa, en el área de sistemas- se apura Yulia a responder.
-Oh bien, siéntense aquí por favor.
Las chicas se acercan y se sientan en un sillón frente a todos, el padre estudia a Yulia sin malicia, Inesa la ve detalladamente y Sergey no le quita los ojos de encima a la morena, la situación es incomoda pero sabían que pasaría.
-Mama, papa, Sergey, ella es Yulia Volkova.
Todos se quedan callados, la morena sonrojada no sabe que hacer, el padre de Lena se levanta y le da la mano.
-Mucho gusto Yulia.
-El gusto es mío señor.
El hombre vuelve a su lugar.
-Lena…-dijo Inesa- se que en la tarde tuve una reacción mala pero, fue de sorpresa la noticia y bueno… solo quiero que sepas que te apoyo en esto, aunque me tomara algo de tiempo verlo normal, no quiero decir que sean anormales solo que… me tomara algo de tiempo…
-Entiendo mama, gracias- dijo Lena para ver a Sergey.
-Que? que quieres que te diga?- preguntó a verla observándolo.
-Quiero que me digas que piensas.
-Lena… yo…- dijo viendo a Yulia- pues… ah no se, esta bien supongo.
La pelirroja sonrió y tomo la mano de Yulia.
-Vamos a cenar- dijo el padre.
Todos se levantaron y fueron a cenar, aunque Lena cocinaba muy bien esa comida estaba deliciosa, las preguntas llovieron sobre Yulia quien supo contestarlas todas de manera victoriosa, la morena era amable y educada, no tenia los modales de Lena o Inesa pero en el tiempo con Lena aprendió varias cosas, el padre estaba conforme y tranquilo, la madre no muy convencida pero hasta cierto punto aceptándolo y Sergey, aunque no lo demostraba estaba muy molesto, no podía creer que una prostituta estuviera con su hermana, no podía creer que su única hermana se fuera a la cama con otra mujer, eso no era normal ni natural, era una aberración, en su pensamiento machista y misógino una relación lésbica no tenia cabida.
La cena acabo en una aparente calma y aceptación, las chicas volvieron su camino y Lena dejó a la pelirroja en su departamento y volvió al suyo a descansar, ahora que la familia lo sabía estaban mas tranquilas pero decidieron no hacerlo publico en la empresa, no era bueno para Yulia que los demás supieran que estaba con la dueña.
Sergey padre aunque algo sorprendido siempre sospecho algo así de su hija, nunca se interesó por los chicos sin importar cuan atractivos eran, aunque nunca admitió su sexualidad tampoco la descubrió viendo a chicas, era muy discreta y ahora, analizando con mas calma la situación entendió que su hija hizo a un lado sus sentimientos y necesidades por su familia y la empresa, ahora que se había enamorado no podían echarle en cara nada cuando la las sacrificada había sido ella misma, Lena era su orgullo, todos los sabían, y ahora la admiraba por su valor y dedicación, la apoyaría ahora y siempre.
Inesa por su parte estaba confundida, aunque Yulia era amable y bonita no podía imaginarla al lado de su hija, ni pensar en verlas besándose, siempre le enseñaron que los hombres están hechos para las mujeres, deben ser pareja para formar una familia… como podría Lena y otra mujer formar una familia? Que dirían sus amigas si se enteraban que su hija, su única hija estaba liada con otra mujer, que era una lesbiana, era su culpa? La descuido el algo? Esas preguntas le asaltaban la mente a cada momento.


= = = =
Al día siguiente, lunes, Sergey trató de no toparse con Yulia, la evitaba y le huía, no quería verla, esperaba que lo de Lena fuera una locura temporal, hasta un acto gobernado por la lujuria, no amor, deseaba que Lena llegara sola a la fiesta de caridad, deseaba verla llegar hasta con Alex, pero no con ella.


Alex estaba con sus únicos y hermosos ojos grises abiertos a mas no poder escuchando la historia de Lena.
-Y entonces todos nos sentamos a cenar.
-No!
-Pensé que sería mas difícil pero no lo fue.
-No!
-...De haber sabido que tendrían esa reacción les hubiera dicho antes
-No!
-Alex!
-Disculpa Lena pero no lo creo, pero sabes? Si no lo hiciste antes fue porque no estabas con la persona indicada, las cosas pasan a su tiempo y por una razón, nunca antes ni después, talvez antes no estaban listos pasa saberlo.
-Si tienes razón.... soy tan feliz, llevare a Yulia al baile de caridad, la presentaré como mi novia.
-Me parece genial, por fin le das su lugar.
-Si, Alex... no se como pero siempre pones las cosas en perspectiva para mi, no se que haría sin ti- le dijo sonriendo.
-Lo se, estas enamorada de mi... tómame ahora!- dijo subiendo sus piernas a las de Lena recostándose en el sillón.
-También tienes el don de dañar los momentos como este...
Alex rió más por la cara de Lena que por el comentario y volvió a acomodarse en su lugar, siguieron platicando de cosas triviales y después se fue a su oficina a seguir con el trabajo.
La semana pasó, Yulia estaba cada vez mas contenta y nerviosa, su vida era perfecta hasta que veía a Sergey, lo veía de lejos, el trataba de no verla, talvez era mejor así, sabia que no podía evitarlo por siempre pero, solo quería tiempo para hablar con Lena.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:40

"Verdades a Medias"
capitulo 6

El día de la fiesta, ambas estaban listas, con vestidos de gala que realmente les venían muy bien, ambas habían sido peinadas y maquilladas para la ocasión, ambas al verse que quedaron con la boca abierta, ambas rieron después de eso y se fueron tomadas de las manos a la fiesta.
Al entrar al lujoso salón todas las miradas se centran en ellas, ambas mujeres son hermosas en su muy particular forma, Yamir llegó casi corriendo, sonriendo, saluda con un beso en la mejilla a Lena, ignorando de nuevo a Yulia.
-Lena! Quieres una copa? Agua? Bailar?- dijo tomándola de la mano.
-Yamir, por favor…-dijo soltándose y tomando la mano de Yulia- quiero presentarte a alguien un especial para mí, ella es mi novia, Yulia Volkova.
Yamir se quedó en una pieza, sin hablar, Yulia le sonrió y tomo la cintura de Lena.
-Amor, quieres ir por una copa?- le preguntó la morena.
-Claro, lo que quieras- respondió Lena caminando junto con Yulia.
Yamir se había quedado escuchando todo, apenado con el mismo y enojado, no podía creer que Lena lo hubiera despreciado por una mujer, eso debía ser un error, cualquier mujer que veía caía a sus pies… menos ella, se sentía humillado, como una mujer pudo ganarle el campo de una manera que el ni se enteró? tenia años detrás de Lena y nunca lo vio venir.
-Odias esto tanto como yo verdad?- le dijo una voz conocida detrás de el sacándolo de sus pensamientos.
-Que?- dijo volteando- Sergey…
-Yamir, se que desde mucho tiempo atrás buscas a Lena… tengo un trato para ti- le dijo ofreciéndole una copa.
-…Que trato?- le dijo aceptando la copa.

Del otro lado del salón, Lena platicaba con mucha gente, todos habían conocido a Yulia como su novia, unos se sorprendieron, otros se alejaron un poco de ellas y los más jóvenes lo tomaron muy bien, a ellas nos les importaba mucho, pero se quedaron con la gente de mente abierta, al empezar la velada como tal invitaron a la gente a pasar a las mesas, ellas siempre tomadas de las manos se fueron a sentar en la mesa principal, los meseros rápidamente llevaron las cosas y llenaron las mesas de comida y bebida, Yamir con expresión molesta se sentó en la misma mesa, Sergey en la de un lado, la comida era italiana, el organizador era un italiano orgulloso de sus raíces y quería que eso quedara claro, el mesero puso a un lado de Yulia unos panecitos y pequeñas jarritas con líquido amarillento, la morena estaba confundida.
-Amor que pasa?- le preguntó en voz baja Lena al verla en ese estado.
-Lena, yo no… no se que sea esto- le dijo avergonzada en voz aun mas baja.
-Es comida italiana Yul, no te preocupes, si quieres comer algo antes del platillo fuerte puedes tomar pan, poner un poco de aceite en este recipiente y aderezarlo, es delicioso pero tiene muchos condimentos.
La morena asintió y evito los condimentos del aceite, Yamir del otro lado de la mesa las observaba atentamente.
Ambas se desenvolvían con soltura y los que estaban a su lado ya platicaban cómodamente con ambas, al llegar el platillo fuerte Lena le dio una rápida clase a Yulia y ella aprendió muy bien, nadie notaba su falta de experiencia, solo Yamir que parecía halcón vigilándolas, al finalizar, les dieron un postre de frutas y crema de la Toscana, antes de que la gente empezara a dispersarse Yamir se levantó y tomo el micrófono que estaba listo para el discurso de agradecimiento.
-Buenas noches- dijo con voz firme, todos voltearon a verlo- hoy hemos recibido una gran cena a cargo de nuestro bien amigo y benefactor el señor Pietro Banzinni, y hoy tenemos una invitada especial, traída por nuestra gran amiga la señorita Katina- Lena frunció el ceño e imagino lo que Yamir trataba de hacer- cual es su nombre señorita?- le dijo con el micrófono en la cara de Yulia.
-Yulia Volkova…- dijo dudosa ante la actitud de Yamir.
-Cual es su relación con la señorita Katina?
-La señorita Volkova es mi novia- se adelanto Lena, los demás que ya tenían una idea se sorprendieron al ver sus sospechas ciertas.
-Dígame señorita Volkova, que opina de esta obra de beneficencia?
Lena estaba molesta pero no lo demostraba, Yamir quería humillar públicamente a Yulia en un desesperado intento por limpiar su ego masculino, volteo a ver a Yulia quien ya la veía, la pelirroja sonrió y asintió.
-Bueno…- dijo Yulia tomando el micrófono y poniéndose de pie- yo, así como todos estamos aquí porque apoyamos esta causa noble, pero, con todo respeto señor Banzinni, su comida es deliciosa, todo quedo muy bien, pero es algo contradictorio, aquí estamos todos nosotros, gastando miles de euros en ropa, accesorios y demás, aquí esta usted gastando miles, talvez millones de euros en este evento de gala, todo ese dinero que solo se vera reflejado hoy se esta tirando prácticamente a la basura cuando en lugar de investirse en dar comida a los necesitados, en dar casa o sustento a miles de familias en África, Etiopía o cualquier otro lugar con carencias esta aquí, en esta mesa, en esta cena, en este lugar, como promoción personal es muy bueno, pero como ayuda a los demás carece de sentido.
Todo el salón estaba callado, sumido en una sorpresa que no sabían bien como tomar, esa chica era demasiado honesta sin llegar a ser grosera, nadie sabía que hacer o que decir, el mismo Yamir se quedo sin palabras, un hombre de unos 50 años de piel bronceada, cabello entrecano y traje impecable apareció entre las mesas, iba con paso seguro a Yulia, la morena lo reconoció, el era Pietro Banzinni, al llegar todos están expectantes, viendo el espectáculo que Yulia acaba de regalarles, Petro al llegar con Yulia la observa severamente, le quita amable el micrófono de la mano y se lo da a Yamir, quien sigue de pie sin saber que hacer, Pietro se acerca a Yulia y dice algo al oído que ni Yamir que esta a su lado escucha y después sonríe abiertamente y empieza a aplaudir, todos incrédulos lo imitan, Yulia sonríe y se sienta, el evento continúa, la pelirroja esta feliz, Pietro le dice a Lena y Yulia que quiere agradecer públicamente ese mensaje tan directo y cierto, la pareja es la nueva protegida del multimillonario italiano.

-Vaya Yulia, eso estuvo genial!- les dijo Alex cuando se alejaban de la mesa bajo la mirada ahora cálida de Pietro.
-Alex?- pregunto sorprendida Yulia.
-Alex! Donde estabas, viste lo que hizo Yul?- dijo Lena sonriendo.
-Si, llegue hace tiempo, felicidades Yulia, nadie se había atrevido a decir algo así, todos solo lo adulan, fue genial.
-Lo mismo me dijo el- le respondió Yulia sonriendo.
Yamir veía molesto al trío de mujeres riendo y platicando, no soporto la imagen y se retiró de la velada.

= = = = =
El lunes, después de que Lena les dio el sábado libre a todos, el personal llego contento a trabajar, Yulia llegó con ánimo después de todo un fin de semana con Lena, eran las 11 de la mañana, Yulia venía de la oficina de su jefe después de ver unos proyectos, nadie sabía de la fiesta ni lo que los demás que asistieron a ella habían presenciado, iba pensando en algún programa que resolviera el problema del área de conteo, como lograr que los elementos en las cajas fueran contados sin abrirlos? se perdía tiempo y mano de obra…
Una mano en su brazo y un jaloneo la sacan de sus pensamientos, es arrastrada al cuarto de limpieza, Yulia asustada quiere gritar pero esa mano le tapa la boca, después el cuarto que estaba a oscuras se ilumina, Sergey esta ahí, acaba de prender la luz, quita las manos del cuerpo de la morena, Yulia no hace el intento de escapar y gritar al verlo.
-Hola cuñadita- le dice en todo sarcástico.
-Sergey… que quieres?- dice tratando de no perder la poca calma que le queda.
-Quiero preguntarte algo- se acerca mientras acaricia la mejilla de Yulia, la morena intenta alejarse pero la pared se lo impide, Sergey sonríe- dime cuñada… ya le dijiste a Lena como nos conocimos?
-De que hablas? Que quieres?- le pregunta quitando de un manotazo la mano de Sergey.
-No te atrevas!- dice tomándola del cuello- no te atrevas… crees que no te recuerdo zorra? Crees que no se quien eres? Lena no lo sabe verdad? No sabe la vida que llevabas antes.
Yulia empuja a Sergey.
-Déjame idiota, entre Lena y yo no hay secretos, no me molestes- dijo intentando salir de cuarto.
-Lo sabe todo eh? Sabe como nos conocimos Yulia? Lo sabe?
La morena no contesto, siguió su camino asustada, sabía que tanta tranquilidad no era para siempre, Sergey si la recodaba, y claro que Lena no sabía nada de lo que entre ellos pasó, aun no estaba lista para confesárselo, tenia la esperanza de que el no la recordara dado su cambió de apariencia y dejar todo atrás pero ahora que sabía quien era estaba segura que no la dejaría en paz, al menos no mientras estuviera con Lena… pero no la dejaría, la amaba.
-Yul? Yulia?
-Lena?... Que pasa?
-Eso mismo te pregunto, estas bien? Te ves algo pálida.
-Si… me buscabas?
-Alex quiere invitarnos a comer hoy, crees poder?... Yulia?
-Eh? Ah si, si claro, te veo en el estacionamiento?
-Si… segura que estas bien?
-Si no te preocupes, te veo mas tarde- dijo tomando un momento su mano y después siguió su camino.
Lena la sigue con la vista un poco preocupada, “talvez tenga mucho trabajo” piensa y vuelve a su oficina.

A la hora de la comida, Yulia espera a Lena en el estacionamiento, el auto de Alex se acerca con Lena como copiloto, se detiene y sube a Yulia, todo parece normal para Lena ahora, Yulia es la misma de siempre, cosa que la tranquiliza.
-Amor, tienes mucho trabajo?- le pregunta Lena en la mesa mientras Alex se retira al baño.
-Porque lo preguntas?
-En la mañana te vi algo distraída, te sientes bien.
-Si Lena, estoy bien no te preocupes.
Alex volvió y la comida transcurrió con normalidad, al estar al lado de Lena, Yulia olvidaba todo lo malo y era feliz, solo necesitaba tiempo y valor para contarle a Lena
= = = = =
Los días pasaron convirtiéndose en meses, Yulia prácticamente vivía una doble vida, una donde trataba de no afectar su relación con Lena a acusa del acoso de Sergey y otra donde siempre tenía miedo y estaba estresada a causa de los ataques del pelirrojo, Lena notaba algo extraño en su morena, sabía que algo pasaba con ella pero no quería decírselo, no quería presionarla pero esa situación comenzaba a preocuparle demasiado.
-Yul… amor…
-Que pasa?- preguntó levantando la cabeza del pecho pecoso y desnudo.
-Eso te pregunto yo, has estado extraña desde hace unos meses, tienes algún problema en que te pueda ayudar?
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:40

-No pasa nada Lena, solo estoy cansada- dijo besándola y volviendo a recargarse en su pecho.
La pelirroja la abrazó sin convencerse de nada de lo que había dicho Yulia, la relación con su madre mejoró mucho, había aceptado a Yulia y la trataba bien, aun así ella no quería ir con ellos, nunca decía que no pero estando allá siempre estaba inquieta e incomoda, Lena optó por no ir con ella a casa de sus padres.

= = = = =
-Me lastimas!
-Cállate! Sabes que puedo hacer mas que esto- le dijo Sergey tomando con las fuerza la muñeca de la morena.
-Que quieres?… porque me haces esto?
-Sabes lo que quiero- dijo soltándola- fue un buen movimiento el tuyo conquistar a una de las mujeres mas ricas de Rusia.
-Yo no sabia quien era cuando la conocí, déjame en paz
-Amas a mi hermana?- preguntó cerrándole el paso, Yulia tenía semanas odiando tener que salir del departamento, Sergey siempre estaba en los pasillos por donde ella pasaba.
-Para que quieres saber eso?
-Contesta!... se que si, crees que es bueno que una mujer como ella este con alguien como tu? Arruinaras su vida y su carrera, arruinaras esta empresa y la dejaras en la calle, eso quieres?
Sergey se fue dejándola pensativa, tenia meses diciéndole lo mismo, sería posible que arruinara a la mujer que tanto amaba? Era posible que lo mejor para las dos fuera alejarse? Yulia no quería pensar, no quería analizar a fondo nada, no quería darse cuenta que talvez Sergey tenía razón.


-Algo pasa con Yulia…
-Porque dices?
-Porque la conozco Alex, algo le pasa y no me quiere decir…
-Habla claro con ella entonces, yo también la he notado extraña, pensé que habían peleado.
-No, no hemos peleado… no se…
-No te atormentes Lena habla con ella hoy, no hay mucho trabajo y podrás salir temprano, yo me encargo de todo.
-No, tengo una mejor idea, iré a su departamento saliendo de aquí.
Sergey estaba en la puerta escuchando, iba a entrar con Lena pero se quedo escuchando la plática, sonriendo volvió sus pasos.


= = = = =
-Y que quieres que haga?- preguntó Yulia enojada.
-Lo que tengas que hacer, sabes que tengo razón... hoy ira Lena a buscarte.
Yulia dio media vuelta con los ojos llenos de lágrimas, sabía que lastimaría a Lena como se juró nunca hacerlo, sabía que después de eso la pelirroja no querría ni escuchar su nombre, pero ahora estaba convencida de que era lo mejor para amabas, mas para Lena.
Ese día la morena se dedico a recoger algunas cosas que había dejado ahí, sabía también que después de eso no podría volver a la empresa.


Eran las 7 de la tarde, Lena toca contenta la puerta de Yulia, la morena demora en abrir, eso le extraña, nunca tarda tanto, vuelve a tocar y momentos después abre la puerta envuelta en una bata.
-Hola amor- dije besándole los labios y entrando al departamento- porque estas sudando? Hacías ejercicio?- le pregunta quitando unas gotitas en su frente con el dedo.
-Lena, que haces aquí?
-...Vengo a hablar contigo, porque te has portado tan rara? Ahora eres muy fría conmigo, pasa algo?
-No, ahora no puedo hablar, por favor, ve a tu departamento, yo te buscare...
-Hey chica- dice una voz masculina desde el cuarto de Yulia, Lena frunce el ceño, después sale un hombre alto y bien parecido abrochándose la camisa- debo irme, mi esposa me espera, estuviste genial como siempre, ten- le dice dándole dinero, la morena lo toma- llámame... adiós preciosa...- le dice a Lena y sale del departamento.
Lena siente un hueco en el pecho.
-Yulia... que... que pasa aquí?- dice con los ojos llenos de lagrimas.
-Lena...que quieres que te diga...
-Dime que es una broma, por favor dime que no es lo que parece... por favor...
La morena no contesta, ve la decepción en los ojos verdes de Lena, Yulia se encoge de hombros y sonríe.
-La gente no cambia Lena... que tu me hayas creído no es mi problema.
Lena no hablaba, ve fijamente al vacío, Yulia esta muriendo por dentro, la pelirroja toma un largo respiro y dos lagrimas salen de sus ojos, después levanta la vista.
-Ahora entiendo tu comportamiento... no te era suficiente...
-Nunca lo fuiste, eres una niña tonta que juega a salvar el mundo, me aburrí, lo siento, esto es la vida real, madura.
Lena baja la mirada y mete la mano a su bolso.
-Ten... tu paga por el servicio todos estos meses, eres la prostituta mas cara que pude haber encontrado en todo Moscú- le dice aventándole un fajo de billetes en el pecho, que al chocar con ella vuelan por el aire y caen lentamente al suelo, la pelirroja da media vuelta y sale del departamento sin cerrar la puerta.
Cuando Yulia escucha el ascensor cerrarse cae al suelo de rodillas llorando, el hombre que salió de la habitación de Yulia entra al departamento.
-Yulia? Estas bien?- pregunta de una manera que denota su homosexualidad tan bien escondida con Lena, al verla en el suelo llorando corre a ella.
-Se fue Jan.... se fue- dice abrazándolo.
-Tranquila Yul, fue lo mejor no es así?
-Ella me llamaba así... se fue... que haré sin ella...- la morena ya no puede hablar, su voz se ahoga por el llanto, su amigo la abraza tratando de en vano de consolarla.


= = = = =
Lena sale del edificio y sube a su auto, sus ojos están llenos de lagrimas, se queda sentada un momento llorando, después ve a su alrededor, ve las rosas que había comprado para Yulia y una tarjeta, toma las rosas y las tira por la ventana, rompe la tarjeta y la tira a un lado de las flores, voltea a la parte trasera del auto y ve sus maletas, enciende el auto y acelera con dirección a las afueras de la cuidad, a la cabaña donde pensaba pasaría unos días con Yulia.
Lena manejo todo el camino montañoso a alta velocidad, quería inconscientemente volcarse en alguna pendiente o encontrarse de frente con algún camión de carga pero no paso, llegó a la cabaña en menos de la mitad del tiempo destinado para el viaje, bajó aun aturdida por lo que acaba de descubrir, se siente humillada, traicionada, burlada de la manera mas cruel en que la persona que ama se pudo burlar, esta lastimada y muy enojada, se sienta en un sillón y recuerda la escena, recuerda el beso que le dio a Yulia... el ultimo beso, se limpia la boca con desprecio, se levanta, va al mini bar y se sirve una copa, la bebe de un trago siente como el licor le quema la garganta al pasar por ahí, no es una sensación agradable pero no le toma importancia, tiene en la mente la sonrisa del hombre al salir del cuarto de Yulia, como le da dinero y ella lo toma como si nada pasara, en un movimiento violento avienta el vasito que se estrella en el suelo, voltea a ver los vidrios esparcidos por el suelo.
-Justo como mi estúpido corazón- le dice al aire sin levantar la vista de los trozos de vidrio, toma la botella y se va al sillón y se sienta a beber sola, en la oscuridad de la noche que ya ha caído por completo, llorando en soledad, con el alcohol y la rabia golpeando sus sienes, bebe y llora toda la noche.


El sonido de su celular le martilla la cabeza, enojada se levanta del sillón que le dejo dolor de cuello y contesta.
-Lena, oye, solo pregunto, vendrás a trabajar?- era Alex con su habitual alegría.
-No
-Todo esta bien?
-No, quiero que corras a la zorra de Volkova, no la quiero en mi empresa, esta claro?
-Que paso Lena?
-Nada! que tengo que darte explicaciones para todo? solo hazlo!- dijo Lena colgando y apagando el teléfono dejando a Alex confundida y preocupada, sale a buscar a Lena pero no esta en su departamento, va a buscar a Yulia tampoco la encuentra, solo espera a que el tiempo pase.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:42

"Verdades a Medias"
capitulo 7

Después de 3 días Lena llega a la empresa con cara de pocos amigos, no saluda a nadie y se encierra en su oficina, medía hora después su secretaria la llama.
-Lena?
-Que?!
-...Te busca la señorita Alexandra...
-No quiero ver a nadie, y deja de llamarme Lena, desde ahora soy la señorita Katina también para ti como para todos los demás, entendiste?
-...Si señorita Katina, disculpe la molestia.
Lena cuelga el teléfono y se recarga en la silla a fumar, nunca fumaba en la oficina.


Alex no puede creer lo que le dicen, Lena siempre esta dispuesta y accesible para quien la buscara, en especial para ella, va a la oficina y entra sin anunciarse, la encuentra con la mirada perdida, el lugar huele a cigarro y el escritorio hay ceniceros llenos de colillas de cigarro.
-Lena? Que demonios paso?- le pregunta ya dentro.
-La despediste?
-Que?
-Todo tengo que hacer yo?? Que si despediste a la mujerzuela esa?
-No hubo necesidad, no se ha presentado desde hace días, Lena que paso?
-Nada.... paso que soy una estúpida, siempre lo fui... recuerdas como era feliz y vivía en mi mundo rosa?
-Si...
-Pues todo era mentira Alex, todo el tiempo me engaño... solo quería mi dinero… eso me pasa por fijarme en muertos de hambre.
Alex no puede evitar la sorpresa al escucharla hablar así, esa era una Lena que nunca pensó ver, no sabía que había pasado con ellas pero sabía que era algo muy grave, ese evento sea el que sea había cambiado en cuestión de días a su amiga, ahora no la reconocía.
-Que?- le dice al darse cuenta que la observa.
-Lena, se que estas sufriendo pero no puedes desquitarte con todos aquí.
-Alex, no me molestes ahora quieres?- dijo volviendo a encender un cigarro.
La chica confundida se levanto de la silla y se fue, sabía que Lena estaba muy mal pero no podría ayudarla, no ahora al menos, la pelirroja no saldría de su oficina en todo el día.

Sergey estaba contento, había estado ahí cuando vio a Lena entrar al edificio de Yulia y después la vio salir enojada, vio cuando tiró las rosas y después se fue a toda velocidad, después vio salir a Yulia con una pequeña maleta hecha un mar de lagrimas, sabía que ellas habían terminado su relación, su hermana nunca reaccionaba así, al día siguiente busco a Yulia en el departamento y no la encontró, sabía que lo que hubiera entre ellas había terminado.
-Yamir- dijo al teléfono.
-Sergey… alguna novedad?
-Parte uno del plan listo, solo dale un poco de tiempo, Lena ahora esta enojada y no querrá verte, yo te llamo cuando sea el momento.
-Entendido- dijo Yamir con una sonrisa colgando el teléfono, era su oportunidad para tener a Lena.

= = = =
El tiempo pasaba, ni Alex ni Lena sabían de Yulia, se la había tragado la tierra, Lena se había vuelto casi una ermitaña, no hablaba con nadie, no salía mas que de la oficina a su departamento y del departamento a la oficina, en el trabajo no hablaba con nadie, no atendía a la gente, Alex era la que hacía el trabajo de la pelirroja, Lena solo se sentaba en la silla a fumar, salía solo a gritarle a los empleados, el ambiente agradable que había ahí cambio a uno tenso y desagradable, la gente llegó a tener miedo de hacer algo mal o encontrarse con ella en los pasillos, Sergey veía el cambio de su hermana y empezó a preocuparle, no iba a ver a sus padres, contestaba el teléfono pero nunca estaba disponible para ver a alguien, las únicas personas que podía hablar un poco con ella eran Alex, Sergey y su secretaria, prácticamente Sergey la veía solo ahí, gritándole a la gente o azotando la puerta de su oficina.
-Lena, hija…
-Que pasa mama?- le preguntó la pelirroja al teléfono.
-Tenemos mucho de no verte… podrías venir a cenar con nosotros hoy?
-No puedo mama, tengo cosas que hacer.
-Lena… se que estas dolida por Yulia pero…
-Adiós mama- dijo colgando el teléfono, Lena no quería hablar de Yulia con nadie, el solo hecho de mencionar su nombre la alteraba.
El teléfono volvió a sonar, Lena dejo su copa de coñac y lo contesto de mala gana.
-Señorita Katina, su padre al teléfono.
-Comunícalo.
La secretaria conecto la llamada, el tono del teléfono se lo hizo saber.
-Que pasa papá?
-Lena, quiero que vengas a la casa.
-Tu también? No puedo papá, lo siento.
-Hija, no se que paso pero no puedes vivir así…
-Deja de meterte en mi vida, no soy una niña, yo tomo mis decisiones, mantente al margen de esto.
-Esta bien Lena si eso quiere lo haré- dijo el molesto.
-Gracias.
Colgó para después tomar su copa, bebía todo el día pero nunca estaba ebria, solo estaba en un estado taciturno, si no fuera por que solo tenia ropa de marca y era algo mecánico arreglarse cualquiera dudaría que ella era la dueña.

= = = = =
Otro día mas, Lena pierde la cuenta de las semanas que han pasado, solo sabe que empieza a cambiar el clima, ya hace un poco de frío en la mañana y en la noche, nuevamente llega a su oficina y se sienta a ver por la ventana, el teléfono suena, Lena se enoja al ser molestada tan temprano.
-Señorita Katina, el informe EGM llegó, quiere revisarlo usted o se lo paso a la señorita Alexandra?
-Dámelo- le dijo secamente para después colgar.
La secretaria suspiró, tenia tiempo que su jefa no era la misma chica amable y sencilla que ella conoció, no sabía que le había pasado pero incluso ya le agradaba mas Sergey que ella, se levanta y toca la puerta, escucha un “pasa” y entra, la oficina una vez limpia y agradable tiene ahora un olor a cigarro y a humedad, hay ceniceros y colillas por todos lados, se acerca rápidamente al escritorio, deja la carpeta y da media vuelta mas rápido aún.
No escucha nada de parte de Lena, sabe que esta ahí y es mejor así, no quiere molestarla, respira tranquila al cerrar la puerta desde afuera, la empresa era un reguero de pólvora con el comportamiento de Lena, muchos culpan a Sergey y otros solo dicen que así son los ricos y Lena solo esta mostrando su verdadera cara, Alex ya no sabe que hacer, toleró a Lena los primeros días pensando que era una etapa pero ahora esta realmente molesta por su actitud, no puede hablar con ella, a duras penas la ve algunas veces, esa mujer no es la misma chica que era su amiga y eso le duele, sabe que la esta perdiendo pero no puede hacer nada por salvarla, nadie que no quiera salvarse puede ser salvado… Lena no acepta nada de nadie, Alex solo ve triste el oscuro panorama que Yulia dejó.
-Señorita Alexandra?- dice la secretaria de Lena tocando la puerta.
-Si Katherin, que pasa?- responde al abrirla.
-La señorita Katina quiere verla.
-Si gracias, vamos…
Ambas chicas salen y Alex entra la oficina de Lena, tenía días de no entrar ahí.
-Lena, este lugar apesta, debes dejar que entren a limpiarlo.
-Siéntate Alex.
La chica obedece y se sienta frente a Lena.
-Revisa eso- le dice dándole la carpeta.
Alex lo toma y lo lee.
-Es el informe EGM, pero esta mal…
-Lo se, sabes quien lo hizo?
-Si, una chica nueva que entro hace 2 meses…
-Despídela.
-Que?? Claro que no Lena! No la despediré por esto.
-No te estoy preguntando, despídela.
-Lena, tu te equivocaste dos veces al hacer este informe por primera vez, ella solo se equivoco una.
-No necesito gente que me cuestione, hazlo o también te vas tu.
Alex frunció el ceño incrédula.
-Me estas despidiendo?
-Necesito gente que me apoye, no gente que me contradiga, lo siento pero quiero tu escritorio limpio para la hora de salida.
-No tendrás que esperar tanto- dijo levantándose y aventando la carpeta en el escritorio.
-…Alex!
Su amiga no volteó y salió de la oficina enojada.
-Esta bien! Vete, no te necesito!... no necesito de nadie… Alex… lo siento- dijo susurrando con los ojos llenos de lágrimas- lo siento…- dijo viendo el emblema de la empresa en la pared de su oficina- no se si podré seguir haciéndome cargo de ti…-Lena lloró en silencio en su oficina hundida en su silla.


= = = = =
Sergey esta en el jardín de la casa de su padre, puede verse a sí mismo cuando era niño, tendría unos 6 años, recuerda esa escena, ha encontrado un perro fuera de su casa, sabe que tiene hambre y sed y lo mete a escondidas a la casa, Lena lo descubre.
-Sergey, es tu perro?- le pregunta Lena, de 8 años con un vestido verde y cola de caballo.
-Sh! No le digas a papá, no quiero que lo saque, tiene sed.
La pequeña Lena corre hacia la casa y momentos después saca una pequeña vasija con agua.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:44

-Ten perrito, toma agua- le dice al perro, en ese momento el animal toma desesperado el líquido bajo la mirada feliz de ambos- Sergey, convenceré a papá de que nos quedemos con el- le dice abrazando a su hermano, aunque mas joven siempre fue mas alto que ella.
Sergey despierta agitado en su cama, había sido un sueño, un sueño tan real de algo que paso hacía muchos años, tantos que ya no lo recordaba, donde quedo aquel niño que siempre cuidaba a su hermana mayor?
Pasa las manos por el cabello y trata de dormir, empieza a recordar cosas que tenía según el, olvidadas. Debe encontrar a Yulia y pedirle que vuelva con Lena, su hermana sufre demasiado sin ella.


*Flash back*
-Sergey, ahora que papá nos dejo al perro debemos ponerle nombre.
-Ponle tu el nombre, gracias a ti se quedo.
-Mh… que te parece Pashtet, tiene cara de Pashtet.
-Así se llamara, y cuando este mas grande podrá cuidarnos.
-Sergey, yo no necesitare a un perro cuidándome, tu crecerás mucho y serás fuerte como papá, tu me cuidaras… verdad?
-Claro Lena, siempre te cuidare.
*Fin flash back*


Sergey se levanta, no entiende en que momento cambió tanto a lo que es hoy, se levanta de la cama y se pone una bata, ve su reloj, 3.26 a.m. en silencio sale al jardín y va hasta la casa del perro, el animal al escuchar algo se levanta alerta.
-Pashtet, soy yo, tranquilo.
El perro al escucharlo corre hacia el moviendo la cola.
-Hola amigo, tenia tiempo sin venir… oye, te ves mas joven- dice sentándose a su lado en el suelo a su lado, el perro se sienta con el- ah si, ya recuerdo, tu eres Pashtet Junior… tu padre murió hace poco… y no estuve aquí para consolar a mi hermana, ella lo quería mucho sabes?- el perro lo ve mientras se lame los bigotes- ah tu que vas a saber de lazos de familia eres un perro, seguro ni lo recuerdas… o si?- el perro agacha la cabeza- uy, te ves triste, lo siento, no quise herir tus sentimientos- el animal levanta la cabeza y le lame la mano- mmm… empiezo a pensar que eres mas listo de lo que creo… sabes? Hice algo muy malo a mi hermana, Lena, la recuerdas? una pelirroja muy linda que ahora esta sufriendo mucho… sufre por mi culpa… aleje a la persona que amaba solo porque no me gustaba su relación, crees que me perdone?... yo he hecho las cosas mal desde hace tiempo y no me di cuenta, tuve que lastimar a la persona que mas quiero para darme cuenta… soy un tonto no lo crees?- el perro deja salir un suspiro- si lo se… pero sabes? Haré que Lena me perdone y vuelva con Yulia, porque se aman y yo he sido un idiota- el perro se recargó en la pierna de Sergey y este le acaricio la cabeza- gracias amigo… no te abandonare mas, ni a ti ni a mi familia, ven Pashtet Junior, vamos a dormir.


-Sergey… Sergey!- dice su padre.
-Que pasa papá?... se me hizo tarde para trabajar?
-Sergey… porque esta el perro aquí en tu cuarto?
-Que? ah si, lo metí anoche… tenia frío…
-Mh… bien… tenía pensado meter su casa hoy y lo que dure el invierno, buen chico- le dice al perro mientras lo acaricia en la cabeza- ya es hora Sergey, debes trabajar.


= = = = =
Sergey había escuchado los rumores de que Alex ya no trabajaba en la empresa, de eso hacía 3 días, Lena estaba hecha un caos, la empresa era como un barco sin capitán, el chico se esforzaba realmente por tratar de manejar los problemas que surgían, dejó de ser prepotente y ahora habla con la gente, comentaba con los jefes de departamento las posibles soluciones a lo que pasaba, manejaba algunas cosas solo, otras se apoyaba en ellos, estaba arrepentido de lo que había hecho con su hermana, al verla en ese estado se dio cuenta que tan feliz era con Yulia, la busco pero no la encontró, busco al hombre con quien la vio pero tampoco lo encontró, se sentía buscando una aguja en un pajar, decidió dejar de buscarla y concentrarse en la empresa, estaba cayéndose a pedazos y el trabaja poco a poco tratando de unirla de nuevo.

Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:45

"Verdades a Medias"
capitulo 8

El clima cambió radicalmente en cuestión de semanas, ahora era frío y cruel, Lena caminaba por los pasillos de la empresa con un abrigo largo y botas de piel, iba por la sala principal, los empleados estaban tomando café y comiendo galletas antes de empezar sus labores, al pasar todos guardan silencio, una chica joven que Lena no reconoce esta distraída con algo que lee, sigue caminando con el café en la mano, cuando ella se da cuenta de la presencia de la pelirroja es tarde, ha derramado su café sobre ella, el ambiente es tenso, todos observan temerosos la escena, otros fingen no haber visto nada y se retiran un poco, Lena puede sentir el calor de la bebida sobre sus pies, gracias a la piel de las botas no se quema, pero siente el calor, voltea abajo y ve el vapor salir de sus pies, la chica se asusta, derrama el resto del café en sus manos, hace una mueca de dolor pero se inca frente a Lena a limpiar sus botas con las manos enrojecidas por la quemada.
-Señorita Katina, por favor discúlpeme, no la vi… yo… perdón, no me despida por favor, mi mama esta enferma y necesito el trabajo.
Lena frunce el ceño por la actitud de la chica, voltea a su alrededor, ve a sus trabajadores intranquilos por su reacción, voltea de nuevo con la chica quien sigue limpiando sus botas entre ruegos de dejarla conservar su trabajo, en ese momento se da cuenta de todo, al tener la joven chica literalmente rogándole de rodillas por su perdón por un accidente en el que la única lastimada había sido ella misma entendió lo que Alex trato de decirle, estaba actuando muy mal por alguien que no estaba siquiera ahí, Lena se pone de cuclillas a la altura de la chica tomándole las manos, ella voltea a verla.
-Tranquila, como te llamas?
-O… Odell
-Bien Odell, ven conmigo por favor- dice amable levantando a la chica, Lena la lleva hasta su oficina.
-Dios, este lugar apesta- dice Lena recordando las palabras de su amiga Alex- disculpa el olor, limpiare hoy- le dice, la chica sonríe nerviosa- siéntate aquí por favor- le dijo mostrándole una silla- Katherin?- dijo por el altavoz.
-Si señorita Katina?
-Podrías por favor traerme el botiquín?
-Claro, ahora lo llevo.
-Gracias.
La secretaria entra después de la orden de Lena y le deja el botiquín en el escritorio, Lena le agradece y ella se va presurosa.
-Bien Odell, dame tu mano.
La joven se la da y Lena estudia la piel enrojecida.
-Bien, parece que no fue nada grave, solo algo doloroso, te pondré esto, es como un paño que siempre esta húmedo, no lo esta realmente, solo es frío, bajara la hinchazón y te quitara el ardor- dice mientras acaba de ponerlo.
-Gracias señorita Katina, es muy amable.
-No es nada, debes tener mas cuidado con el café, que venias leyendo?
-El informe medico de mi madre…
-Que pasa con ella?-pregunta Lena con interés real.
-Tiene un problema en el corazón, necesita una operación para desbloquear las arterias.
-Es costosa?
-Muy costosa señorita Katina.
-Entiendo, tienes mucho trabajando aquí?
-6 meses
-Tanto a pasado?- susurra Lena- discúlpame un segundo, no tardo- dice saliendo de la oficina.
Al salir los trabajadores vuelven a sus labores en el instante en que la vieron salir.
-Katherin, podrías investigar la situación de Odell en la empresa? quiero darle el préstamo interno anual ahora, lo necesita.
La secretaria sonrió y asintió, la Lena que ella había conocido al parecer estaba de regreso.
Lena regresó a la oficina, Odell seguía donde mismo.
-Dime, te sientes bien? Quieres irte a tu casa?
-No señorita Katina, estoy bien, muchas gracias.
-Segura?
-Si, segura.
-Buen, entonces cualquier cosa que necesites me llamas.
La chica se levantó, se despidió y se fue de ahí, al llegar a su departamento todos la cuestionan, ella cuenta la historia con una Lena que hace mucho no se veía por la empresa.

-Katherin?- dice por el intercomunicador
-Si señorita Katina?
-Podrías venir un momento por favor?
-Claro.
Momentos después la chica toca la puerta y entra, Lena la lleva a la sala de la oficina y se sienta frente a ella.
-Se que me he portado muy mal contigo y con todos, quiero ofrecerte una disculpa, tu no tenias la culpa de mis problemas, lo siento en verdad.
-Entiendo señorita Katina, no se preocupe.
-Por favor, no me hables de usted y llámame Lena, como antes.
La secretaria sonrió.
-Ya te dije Lena, no hay problema, me da gusto que hayas vuelto... aunque tienes mucho que hacer con los demás.
-Lo se, iré por partes, gracias por entender... podrías buscarme a la señora del aseo? Este lugar apesta.
La chica rió y asintió, el lugar realmente apestaba.

La mujer del aseo llegó asustada, sabía que ver a la dueña era casi una sentencia de muerte en cuanto a trabajo se refería… no había hecho nada mal… porque quería despedirla?
-Adelante- escucho desde afuera después de tocar, entro lentamente para encontrar a la dueña tirando el contenido de los ceniceros en el bote de basura.
-Señorita… puedo ayudarle en algo?- dijo extrañada al verla limpiando.
-Si, necesito que me dejes aquí todo lo que necesito para dejar este lugar impecable.
-Puedo limpiar por usted señorita, es mi trabajo.
-Pero esto es mi responsabilidad, podrías traerme todo lo que necesito? Ya después lo harás tu.
-…Ok
-Gracias.
La mujer salió y después volvió con todo lo que Lena necesitaba y se retiró, la pelirroja pasó 4 horas limpiando su oficina, al terminar preguntó por los pendientes, había demasiados, se enteró de que Sergey había ayudado en algunas cosas y se esforzaba por entender todo, Lena se puso feliz, algo bueno había salido de su etapa oscura.
-Katherin, saldré un momento, cualquier cosa me llamas a mi celular… o lo comentas con Sergey- sonrió al decir eso, nunca pensó que pasaría, la secretaria asintió y volvió a sus labores.


= = = = =
Lena iba conduciendo por el camino tan bien conocido por ella, llega a una mansión y los guardias de la entrada la saludan, ella contesta con una sonrisa y la dejan pasar, recorre el enorme jardín y llega hasta la puerta, baja y toca.
-Nana- le llama Lena a una anciana que abrió la puerta.
-Lena? Que milagro que vienes a visitarme.
-Lo se nana, he estado algo ocupada.
-Bah! Ustedes lo jóvenes no tienen mas excusa que esa, lo mismo dice Alex.
Lena rió, la mujer era realmente la nana de Alex, pero ellas siempre estuvieron juntas y la mujer paso la mitad de su vida cuidando de ambas, para las chicas era su nana, como su abuela, para la mujer ellas eran como las hijas que nunca pudo tener.
-Nana necesito hablar con Alex.
-Aun no regresa de sus vacaciones, que no recuerdas que le diste días libres?
Lena se sorprende, Alex le mintió a su nana para no dejarla en mal con ella, a pesar de cómo la había tratado y su comportamiento Alex seguía fiel hasta el final con ella.
-Si nana, lo olvide… sabes donde esta ahora?
-No, dijo que iba a viajar por el mundo.
Lena asintió, conociendo a Alex esa frase podría ser literal, le encantaba viajar y hablaba varios idiomas sin contar que ahora tenía el tiempo para hacerlo, dinero nunca le faltaba.
-Bueno, ya que estas aquí pasa, te haré el chocolate que tanto te gusta.
Lena sonrió y se dejó consentir toda la tarde por la mujer.
Después fue a casa de sus padres, no se disculpo pero su padre le dio una mirada de reproche y ella bajó la vista, después todo volvió a la normalidad, los padres de
Lena trataron de comprenderla.
Al volver a la empresa se encontró con Sergey, el pelirrojo la abrazo y la besó en las mejillas, cosa que sorprendió un poco a Lena ya que el se había vuelto muy frío con todos, el cambio en su hermano era notable y le gustaba, ahora hablaban como colegas, a Sergey aun le faltaba mucho por aprender pero tenia iniciativa e interés cosas que nunca había visto en el.
= = = = =
Yulia estaba sentada en el pequeño pórtico de la casa donde vivía desde hacía meses, veía al cielo estrellado, trataba de no pensar en Lena pero no podía, que estaría haciendo ahora? Talvez decidió rehacer su vida después de la forma como ella rompió su corazón, suspira, no quiere ni pensar en la idea de que Lena este con alguien mas pero, talvez eso era lo mejor, estar lejos de ella, dejarla hacer su vida con alguien que no tenga un pasado tan escabroso como ella, que tuviera su misma posición económica, que su nombre fuera sinónimo de éxito, no de anonimato como el de Yulia.
-Yulia te vas a enfermar, hace algo de frío.
-No tengo frío María.
-Claro, se que en Moscú hace mas frío que aquí pero… no tienes hambre? Alberto nos preparó la cena.
-Ahora voy… tu novio es muy buen cocinero, no se porque es maestro- dijo Yulia riendo.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:46

-Lo mismo le digo, ven, vamos a comer.
Yulia se levanto de la mecedora y entró a la casa con ella, después de alejarse de Lena la morena viajo ese mismo día a Italia, vivió en una pensión pequeña con el dinero que le aventó la pelirroja en la cara antes de irse, tenía la idea de buscar a Pietro y pedirle ayuda pero no quiso estar cerca de Lena, sabía que tarde o temprano iban a verse, ellos tenían contacto y Europa es un lugar donde viajar relativamente rápido a otros países, no quería verse tentada a buscarla, así llamó a María y le pidió asilo en su casa, la latina estaba feliz de tener a Yulia en su casa un tiempo, María sabía que algo no estaba bien con Yulia pero nunca esperó encontrarla tan devastada como la encontró, a pesar de que su cambió le sentó de maravilla y se veía mejor que nunca, la morena estaba muy triste y eso se notaba, Alberto, el novio de María fue comprensivo y muy amable con Yulia, el entendía algo de ruso pero no tanto como para poder hablar con ella, la morena en cambio no hablaba español, la una persona que le entendía a la perfección era María, Alberto sabía el pasado de María y lo aceptó porque la amaba, no sabía de Yulia por boca de María pero por lógica estaba seguro de que esa pequeña mujer se dedicaba a lo mismo que su ahora prometida, ellas hablaban largas horas en ruso mientras el preparaba sus clases o salía a ver a su familia, una palabra era común en sus platicas, no sabía tanto como para saber exactamente de que hablaban pero sabía que esa palabra era el nombre de una mujer, Lena, mientras María salía o se ocupaba en cosas de su trabajo ellos intercambiaban lenguajes y el trataba de enseñarle español a ella y ella ruso a el, las clases iban lentas, lo hacían mas bien para tratar de tener algo de contacto, Yulia estaba conciente que lo necesitaba si pensaba quedarse ahí.
-Hola mi nombre es Yulia- dijo la morena en un español con demasiado acento pero entendible.
-Muy bien- dijo Alberto con una sonrisa.
-Tu nombre es Alberto- le dijo después de pensar un poco.
-Vas mejorando Yul- le dijo María entrando a la casa en ruso.
-Oye, estamos en la case de español, nada de ruso Mary- le dijo Alberto en tono de fingido reproche.
-Ella es María- dijo Yulia de nuevo en español.
Alberto sonrió, Yulia aprendía bien las cosas, la morena se levanto a beber agua.
-Porque Yulia habla con acento todas la palabras en español menos tu nombre?- Le preguntó el hombre a María mientras la tomaba de la cintura.
-Le enseñe a pronunciarlo, me tomo dos días hacer que lo dijera bien.
-Aprendió bien…
-Tengo un poco de hambre, conseguiste las cosas que te pedí?- pregunto Yulia a María.
-Si, todo- le contesto alejándose de Alberto, no quería provocarle alguna nostalgia que se pudiera evitar.
-Siéntense, les preparare lo que hacía cuando ibas a comer al departamento en Moscú.
María le explicó a Alberto las cosas y ellos se sentaron mientras Yulia cocinaba, poco a poco el profesor y la rusa se entendían más en sus respectivos idiomas.


= = = =
Con el paso de las semanas y la nueva actitud de ambos hermanos su relación mejoró, Alex seguía de viaje y Lena seguía esperándola.
-Sergey, nunca llamaste.
El pelirrojo, quien estaba revisando unos inventarios salto del susto, no porque lo hubieran sorprendido, reconoció la voz al instante.
-Yamir… que haces aquí?
-Esperaba tu llamada y me dije, porque no ir allá? Mi socio debe estar esperando noticias mías, aun falta cerrar el trato.
Sergey estuvo tan ocupado estos meses que olvido el trato con Yamir, trato que el mismo le había propuesto.
-Yamir escucha- le dijo levantándose de la silla y cerrando la puerta de que la que ahora era su oficina- no hay trato, Yulia se fue, mi hermana esta mal aun y no querrá verte.
-Sergey… amigo, se que mientes, acabo de hablar con tu hermana, la invite a tomar con café como despedida.
-Te vas?
-Si, saldré del país mañana… he venido a despedirme de los amigos- le dijo extendiéndole la mano con una sonrisa.
-Mmm… cuando regresas?- le dijo dándole la mano.
-No lo se, talvez regrese en unos meses pero no me quedare, estaré viajando constantemente…
-Yamir… el trato se cancela, no te quiero cerca de mi hermana.
-Sergey, no me vengas con sentimentalismos ahora, tu fuiste el que vendiste a tu hermana al mejor postor, o sea yo, o que? ya se te olvido eso?... acaso ella sabe porque su amada mujer se fue? Sabe que tu la obligaste usando no se que artimañas?
Sergey estaba callado.
-No me hagas hablar de mas con tu hermanita ok? te veré luego… socio.
Yamir salió de ahí con una sonrisa que a Sergey no le pareció nada buena… ahora ya sabe como se sentía Yulia cuando el la presionada diciéndole cosas parecidas, no entiende como aguanto tantos meses su acoso…
-Soy el peor hermano del mundo…lo bueno es que ya te vas- susurró para después volver al trabajo.


-Lena vas a salir con Yamir?- le preguntó Sergey molesto.
-Iremos a tomar café, se va mañana a España, créeme que si con un café se va rápido yo mismo lo pago, reléjate, no pasa nada.
-Iras con el con esa falda?
-Si quiere me la quito.
-No!... solo preguntaba… no llegues tarde por favor.
-No papá- le respondió Lena riendo, ya era hora de salida y cada uno iba camino a su auto.


= = = = =
Yamir llevaba media hora hablando de sus aventuras, contrario a lo que Lena pensó al principio no estaba aburrida, las cosas que le pasaban en sus viajes eran divertidas, al parecer Yamir no era mal hombre, solo que Lena no estaba interesada en el mas allá de amigos, el nunca lo entendió así hasta ese día.
-Ha sido una velada agradable Yamir.
-Ha sido? Ya termino?
-Debo volver a casa, estoy algo cansada.
-Bien, te llevo, no dejaré que una dama vaya por las calles sola.
Lena rió ante el comentario y acepto.


Veinte minutos después estaban en el departamento de Lena, Yamir le pidió permiso para usar su baño, Lena no pudo negarse.
-Bien Lena, talvez no nos veamos en unos meses… quiero que brindemos…
-Ok, pero estoy algo cansada.
-Claro- le dijo tomando unas copas y algo de licor, Lena evitaba el alcohol después de su “etapa oscura” pero sabía que si no lo hacía lo tendría mas tiempo en con ella.
Yamir lleno las copas.
-Bien señorita, brindo por las despedidas.
Lena levanto la copa y el en un movimiento algo torpe soltó la copa y se rompió en el suelo.
-Lena, lo siento…
-No te preocupes, es solo una copa, espera ya vengo.
La pelirroja fue a la cocina por otra copa y se la dio a Yamir, volvió a servir.
-Ahora si, brindo por las despedidas…
Lena volvió a levantar la copa y ambos bebieron, después de terminada la copa Lena solo esperó a que Yamir terminara la suya para que se fuera.

= = = = =
Sergey estaba intranquilo en su cuarto, la visita de Yamir no le había dejado en paz… solo por si las dudas iría a ver a Lena a su departamento, tendría cualquier excusa cuando llegara.
-No necesito excusas para ver a mi hermana- dijo decidido saliendo del cuarto.


= = = = =
El licor se había terminado de las copas, Lena estaba sentada en el sillón mientras Yamir se preparaba para irse, habían hablado unos minutos más del viaje.
-Entonces, espero vayas a visitarme a España, te llevaré a Madrid, es un lugar hermoso.
-Lo haré no te preocupes.
-Has ido a España antes?- le preguntó poniéndose la gabardina.
-Unas cuantas veces… pero nunca como turista.
-Debes ir entonces, soy el mejor guía de turistas de Europa.
-Ok…- Lena se sentía mareada, solo quería que Yamir se fuera para recostarse.
-Bien Lena, te veo luego.
-Que tengas buen viaje…- Lena intentó levantarse y al hacerlo volvió a caer en el sillón.
-Te sientes mal?
-No… necesito llamar… a Ser…gey…- dijo luchando por mantenerse despierta, entre su extraño estado entendió que algo andaba muy mal, Yamir se acercó y le acaricio la mejilla.
-Lena… esta será mi despedida- le dijo mientras le acariciaba las piernas, Lena estaba ahora inconsciente.


= = = = =
Sergey manejaba rápidamente hacia el departamento de Lena, tenia un mal presentimiento.
-Vamos, vamos, muévete!!- le decía a otro auto conducido por una mujer con sus hijos, quien luchaba por mantenerlos sentados en sus lugares- aah mujeres!!
Sergey en una buena maniobra pero no menos peligrosa esquivo ese auto y otro que venía en sentido contrario y siguió su camino.


= = = = =
Yamir llevaba a Lena cargada a su recamara.
-Mh… hubiera sido mas fácil si solo hubieras aceptado Lena…- le dijo dejándola en la cama, el se alejó un poco y se quedo observándola, sonrió y se quito la gabardina, después se colocó encima de ella viendo su rostro muy de cerca- así que tienes pecas…- después se acercó a besar sus labios.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:51

"Verdades a Medias"
capitulo 9

Sergey llega por fin al departamento de Lena, la puerta que da a la calle esta cerrada, nadie que no tenga llave puede entrar, empieza a tocar desesperado, el portero sale a ver que pasa y lo reconoce, recordaba a toda la gente que entraba con los inquilinos.
-Joven Katin, que sorpresa- le dice el hombre al abrir la puerta.
-Hola, vengo a ver a mi hermana- le dice mientras camina al elevador.
El hombre no sabe si Lena ha llegado o no, al entrar por el estacionamiento subterráneo no tiene control sobre quien entra y quien sale, aunque igual nadie que no viva ahí puede entrar, cuando le va a decir si no sabe si esta ahí Sergey va en camino dentro del elevador.


Nunca se le había hecho un camino tan largo y un levador tan lento, cuando al fin llega sale corriendo y toca la puerta del departamento, nadie atiende, toca nuevamente… algo pasa dentro, Lena nunca demora tanto en abrir, se retira un momento viendo la chapa… que hacer ahora? Irse? Entrar por la fuerza? Si tira la puerta y resulta que Lena estaba tomando una ducha o durmiendo habría armado un escándalo por nada… pero si no… no quiso arriesgarse, dio unos pasos para atrás y después corrió golpeando la puerta con la parte derecha del cuerpo, la puerta crujió pero no se abrió.
-Aauh!! Malditas puertas seguras!- dijo sobando el brazo volviendo a tomar impuso. Se alejó de nuevo y volvió a hacer lo mismo, esta vez la puerta se abrió un poco, le bastó otra patada para poder entrar, corrió por el pasillo hasta la sala, vio las copas vacías en la mesa y otra mas rota en el suelo, corrió al cuarto de Lena y abrió la puerta de golpe.
Ahí estaba Yamir, en la cama encima de Lena, la pelirroja estaba inconsciente con el saco y la busca abiertos, la falda levantada hasta medio muslo, una mano de Yamir tocaba la pierna y la otra sobre uno de sus senos besándole el cuello.
-Déjala!!- grito Sergey lleno de rabia, Yamir estaba tan entretenido que no se dio cuenta de la presencia del pelirrojo.
-Sergey?- dijo separándose un poco.
-Como te atreves imbecil!- gritó mientras caminaba hacia el con los puños cerrados.
-Sergey espera, no es lo que parece… no le hice nada
El pelirrojo dejó de hablar y al estar lo suficientemente cerca solo le dio un golpe certero en la nariz, Yamir no pudo ni defenderse del ataque y solo se cubrió los golpes.
-Tu me dijiste…
Sergey que ahora estaba encima de Yamir golpeándole el rostro se detuvo ante esas palabras.
-Tu me dijiste… que podía quedarme… con ella.
-Imbecil! Te dije que podías conquistarla, no que la violaras bastardo!- dijo dándole otro puñetazo que se estrello en la ya fracturada nariz, Sergey se controlo un poco y se levantó- lárgate antes de que te mate a golpes y jamás vuelvas a acercarte a Lena entiendes? Si te veo cerca de ella o la empresa te matare.
Yamir supo que la amenaza era en serio y se levanto, tomo su ropa y se fue, Sergey cerró la puerta lo mejor que pudo y puso un sillón recargado en ella, sabía que no volvería pero aun así lo hizo, al volver ve a su hermana justo como la había dejado, seguía en la cama con la ropa desacomodada, su corazón se hizo pequeño de dolor y arrepentimiento.
-Lena… lo siento tanto- susurró acercándose a ella, le acomodó y cerro su blusa, bajo la falda, le quitó las botas y el saco, toco su pulso en el cuello, era normal, al parecer solo era un sedante, dormiría unas horas, la cargó y la acostó en su lugar, la arropó bien, y se acostó junto a ella, abrazándola.


= = = = =
Lena despierta con dolor de cabeza, poco a poco las cosas se aclaran, siente un cuerpo al lado suyo, lo ultimo que recuerda es estar con Yamir cuando empezó a sentirse mal, asustada se sienta el cama volteando a ver a la persona que la acompaña.
-Sergey?
El pelirrojo despierta.
-Lena, pasa algo?
-Que paso? Porque estas aquí?
-Nada Lena, todo esta bien.
La pelirroja se recuesta y Sergey vuelve a abrazarla.
-Sergey… dime la verdad… yo recuerdo a Yamir aquí…
-No paso nada Lena, yo te cuide.
Lena se tranquilizó al escuchar eso, sabia que su hermano era sincero y se reconfortó dejándose abrazar por el, ambos durmieron unas horas mas.

A las 11.52 despertaron con hambre, Lena se baño mientras Sergey preparaba algo de comer, a la pelirroja solo se faltaban las botas y el saco, toda su demás ropa estaba en orden, eso la tranquilizo totalmente, al salir ya no tenia dolor de cabeza y tenia hambre, comió junto con Sergey, después el volvería a la empresa y ella buscaría a Alex.

-Nana, ya regreso Alex?- le preguntó a la mujer mientras la besaba en la mejilla.
-Ya, volvió hace una semana, no ha ido a trabajar?
-No nana, le di mas días libres pero la necesito en la empresa, esta aquí? O en su departamento?
-En su departamento.
-Bueno, voy a buscarla, nos vemos nana.
La mujer se despidió y Lena nerviosa fue en busca de su amiga.


Lena tenía 10 minutos afuera del edificio de Alex, no quería llegar solo así después de cómo la trato pero tenía que enfrentarla en algún momento, aun nerviosa entro y subió al elevador, al llegar al piso Lena suspiró tocando el timbre, a los pocos segundos Alex abrió la puerta con el cabello húmedo y una bata.
-…Hola- dijo Lena viendo al suelo.
-Señorita Katina, que la trae por aquí?- preguntó levantando una ceja
-Puedo… puedo pasar?- dijo sin verla aun.
-Eso depende… sigue usted siendo una idiota prepotente?
-…No… lo siento.
-Dímelo de nuevo, pero esta vez mírame a los ojos, odio que la gente no me vea cuando habla.
Lena levantó la vista y se encontró la mirada severa de Alex, la chica estaba muy enojada con ella y no era para menos.
-Lo siento Alex, se que actué como una idiota, no tengo palabras para disculparme contigo por como te trate, pero vine que me perdones y a pedirte que vuelvas a la empresa.
-Quieres que vuelva a la empresa?
-Si
-Serías capaz de rogar por eso?
-Si, lo haría con tal de que volvieras.
-… Pasa- le dijo haciéndose a un lado, Lena entró y fue siguiendo a Alex a la sala, ambas se sentaron- y bien, te que te hizo volver?
-Una situación con una chica del trabajo… Alex por favor, vuelve a la empresa- le dijo hincándose a su lado.
-Lena levántate- le dijo tomándola de los brazos para sentarla a su lado- no necesito que hagas esto, con la disculpa era mas que suficiente… pero te advierto vuelve a tratarme así y jamás en la vida volverás a verme.
Lena asintió con la mirada al suelo, Alex tomo su barbilla y levanto su rostro.
-Me da gusto que hayas regresado- después se acerco y la beso en la mejilla y la abrazó, Lena sonrió sobre el hombro de su amiga- eso si, no volveré a la empresa hasta la otra semana.
-Claro Alex, cuando quieras… solo regresa.
-Sergey se fue de viaje otra vez?- preguntó separándose de ella.
-No, pero no creerás el cambio que tuvo.
Aunque algo tímida aun por su trato Lena le describió el nuevo Sergey, Alex no lo creyó pero ya tendría tiempo para verlo cuando volviera a trabajar, le contó la situación con Yamir y como de alguna manera Sergey la rescató.
-Mas le vale a ese patán no volver- le dijo Alex enojada.
-No volverá, Sergey trae los puños morados, de seguro lo golpeo y muy fuerte.
-Eso y mas se merece… creo que Sergey realmente cambió, ya era hora no?
-Si, dime, donde estuviste estos meses?
-En todos lados, conocí a unos chicos que me dejan en claro que dios existe…- Alex se paso toda la tarde contándole su viaje, ninguna mencionó a Yulia.


= = = = =
-Has pensado en hablar con Lena? Explicarle todo?
-Ya ha pasado mucho tiempo, talvez ella ya este con alguien mas, no tiene caso.
-Ella te amaba Yul, yo lo vi... inténtalo.
-María no tiene caso.
María entendía la reacción de Lena ante lo que ella cree que descubrió de Yulia pero no podía entender como Yulia aceptó eso... debía amarla tanto, que aun conciente de que la mas lastimada sería ella ideo el plan para alejarla, sabía que Yulia por si misma no podría dejarla, lastimarla fue la única y mejor opción.

= = = = =
Alex estaba en su departamento preparando la cena, era domingo, al día siguiente volvería a la empresa, estaba contenta con el cambio de Lena, había vuelvo a ser la casi la misma, excepto por la tristeza en sus ojos, estaba a punto de servir su cena cuando alguien toco el timbre, pensó que talvez era Lena, pero ella nunca iba sin llamar.
-Hola Alexandra, necesito hablar contigo.
-Sergey??
-Por favor, es importe, es de Lena.
Alex pensó un poco, realmente era importante, Sergey no iría por una cosa sin importancia con ella.
-Ah bueno... pasa...
Sergey entro y esperó a que Alex le indicara donde sentarse.
-Vamos a la sala y lo que sea háblalo rápido, estaba por cenar.
Ambos llegaron al sillón y se sentaron lo mas separados que pudieron.
-Habla.
-Mira... se que lo te diré hará que me odies mas pero... necesito tu ayuda.
-Que hiciste? Perdiste la empresa en una apuesta verdad?
-Que? Yo no apuesto... no, mira, yo... yo conocí a Yulia antes de que Lena la presentara en la fiesta.
-Lo se, la llevo a casa de tus padres.
-No! Guarda silencio por favor y escúchame.
Alex frunció el ceño y cruzo los brazos.
-Mira, yo la conocí antes de eso, cuando papá me obligo a trabajar en la empresa, uno de esos días yo salí a buscar algo de distracción y fui a la pequeña Las Vegas.
El corazón de Alex empezó a latir acelerado.
-...Y eso que tiene que ver con Yulia?
-No es necesario que la cubras Alexandra, ambos sabemos que hacia antes de estar con Lena, yo... busque a alguien ese día... todas esas mujeres eran tan vulgares... estaba a punto de irme cuando la vi, no me pareció tan linda pero al menos la vulgaridad no te saltaba en el rostro al verla... yo la contrate, no estaba muy segura pero aceptó.
-Tuviste sexo con Yulia??
-No pero...
-Pero? Pero que? Habla!
-Supongo que supiste que la golpearon...
-Si yo la... tu la golpeaste??
-...
-Tu la golpeaste?- dijo le dijo levantándose y tomándolo del la solapa del abrigo.
-Por favor- le dijo tomándola de las manos.
Alex lo soltó y se sentó a su lado.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:51

-Las cosas se salieron de control... yo me salí de control y paso... eso, al día siguiente estaba en la calle, buscando comida saliendo de la empresa y unos tipos prácticamente me secuestraron y me golpearon, en un momento pensé que era un asalto o algo así pero después antes de irse me dijeron que eso me ganaba por golpear mujeres, entendí que era por esa chica, decidí dejar todo así y volví a casa, mis padres no estaban y yo me fui a mi habitación, tome un baño y me di cuenta que los golpes no eran cualquier cosa, al día siguiente me lance de las escaleras, 4 peldaños antes del final, mi mama me vio caer y pensó que los golpes eran de la caída, no tuve que explicar eso.
Alex escuchaba atenta la historia, ahora todas las piezas empezaban a encajar en su cabeza poco a poco.
-Después el tiempo paso y lo olvide, hasta que Lena llevo a esa chica nueva a la empresa, me la presentó y en ese momento se me hizo familiar pero no le tome importancia, con el paso de los meses la recordé, la recordé rubia, pensé que solo era una chica con gustos extravagantes con una vida doble, cosa que realmente no me importo... hasta que Lena la llevó como su novia, yo no sabía que Lena tenía esos gustos, odie a Yulia porque pensé que ella se había aprovechado de Lena.... y... empecé a presionarla.
-...Por eso ella se portaba rara con Lena...- susurró Alex.
-Ese día, yo escuche su plática, sabía que Lena iría a verla para hablar con ella, yo le dije que ese era su oportunidad para idear algo para que Lena se enojara con ella, no se que paso pero... ese día Lena salió enojada del departamento de Yulia y después Yulia salió llorando acompañada de un hombre...
-Yulia nunca engaño a Lena...
-No lo creo... yo le propuse un trato a Yamir el día de la cena de caridad... alejaría a
Yulia y el conquistaría a Lena...
Alex se levanto y abofeteo a Sergey.
-Eres un idiota! Como se te ocurrió hacerle eso a tu hermana? La lastimaste, la heriste, la hiciste perder la esperanza en el amor! Solo porque no te gusto que estuviera con una mujer? Es su vida Sergey, su vida! No tienes ningún de intervenir si ella no te lo pide, para que me dices esto? Que esperas que te diga? Que esperas que haga con esta confesión? Dime! Habla demonios!- le grito volviéndolo a tomar de las solapa del abrigo.
-Necesito tu ayuda para encontrar a Yulia- Alex lo soltó.
-Crees que yo se donde esta? Que crees que estuve haciendo estos meses? La busque pero no tengo idea donde esta, quería respuestas, de haber sabido que tu las tenias me habría ahorrado tiempo, no puedo creerlo Sergey...
-Se que me odias pero necesitamos unir fuerzas, estoy dispuesto a hacer lo que sea para hacer que Yulia vuelva.
-Vete de aquí, necesito pensar y tu presencia me incomoda.
Sergey se levanto y se fue.
Alex se quedo en sillón pensando, ahora todo tenía sentido, nunca pensó a Sergey tan inteligente y frío... al final pudo controlar todo menos la reacción de Lena, nadie pensó que se pondría de esa manera, esa mala reacción hizo entrar en razón al pelirrojo.
-Cosas buenas siempre salen de las cosas malas...- dijo a nadie en particular, la cena se enfriaba en la estufa, Alex seguía pensando.


Al día siguiente Alex se presento en la empresa y todos se sorprendieron, pensaron que el rumor era cierto ya que se ausento meses, ella dijo que había estado de vacaciones y al ver a Lena la abrazó mientras la pelirroja respondía con una sonrisa frente a todos los presentes, eso les dejo en claro que ellas no estaban distanciadas, las cosas volvían a su normalidad poco a poco, y ahora con la presencia de Alex la gente se sentía mas segura.
El en transcurso de día Sergey y Alex se cruzaron y ambos siguieron la misma actitud de siempre, no se hablaban, Lena estaba tranquila siempre y cuando no pelearan, comieron en el mismo restauran que hace muchos meses no visitaban, Alex tenia mucho trabajo, al igual que Lena pero estaban contenta de tenerse una a la otra, al salir Lena se despidió de Alex y cada una salió en su auto, cuando Lena se fue Alex esperó a Sergey y los dos se fueron a su departamento.
-Sergey, dijiste que viste a Yulia salir con un hombre, sabes quien es?
-No... Lo busque también pero no tengo idea de quien sea.
-Tengo un plan, desde mañana empezaremos el programa buscar a Yulia, mientras necesito que recuerdes todo lo que puedas, todo del hombre ese, algo me dice que el sabe donde esta Yulia.
-Ok.
Sergey se fue y Alex solo esperaba que aun fuera buen tiempo para encontrarla, Lena no tenía en la mente conocer a alguien más pero no sabía que estaría haciendo Yulia en ese momento.


La semana pasó, todo estaba en orden nuevamente, Alex se entero del préstamo que Lena autorizo para Odell, la chica que estaba hipnotizaba con la nobleza de Lena, la admiraba y estaría toda la vida agradecida.
-Alexandra!- le dijo Sergey entre los pasillos.
-Shh! Que haces hablándome aquí? No podemos hablar aquí- dijo en voz baja metiéndose a una oficina vacía.
-Ya recordé mas cosas del hombre, lo reconoceré si lo veo en la calle.
-Bien, mañana en la tarde iremos a la pequeña Las Vegas y lo buscaremos.
-No puedo entrar a la pequeña Las Vegas... podrían golpearme de nuevo.
-Ese no es mi problema ni es problema de Lena, atente a las consecuencias de tus actos, te veo mañana- dijo saliendo de la oficina.
Era cierto, debía afrontar las cosas, lo haría por Lena


= = = = =
-Porque estamos aquí?
-Porque aquí encontraremos al hombre... y quiero divertirme un rato.
-Pero porque aquí?
-Ya, no seas homofóbico Sergey... nada te pasara si te ven en la parte gay de la pequeña Las Vegas.
Alex y Sergey iban en el auto de Alex.
-Guarda silencio- dijo bajando el vidrió de su lado- hola, buscamos a alguien, podrías ayudarnos?
Un hombre musculoso se acercó al auto.
-Hola, no me lo tomes a mal, eres muy linda pero estas en la parte equivocada.
-No es para mi, es para mi amigo.
El hombre se agacho un poco más y vio a Sergey sentado en el lugar del copiloto viendo hacia el frente.
-Aah...- dijo sonriendo- puedo ayudarte el algo?- le dijo dirigiéndose a el.
-Te habla el caballero- le dijo Alex a Sergey tocándole el brazo.
-Eh?? Ah no... Digo si pero no... Busco a alguien en especial.
-Quien es el suertudo pelirrojo guapo?
-...
-Contesta- le dijo Alex.
-Es un chico alto, un poco fornido, cabello castaño, ojos claros, barba de candado... muy... atractivo... y guapo...
-Pues podría ser cualquiera... si me dejo la barba entraría en tu lista?
-No!
Alex ahogo una risa.
-Digo no gracias... solo lo quiero a el...
-Oh bueno, lo intente, algo mas que puedas decirme de el?- dijo resignado el hombre.
-Pues... tiene un tatuaje en el brazo, un dragón.
-Ah ya, se llama Jan, es francés, lo encontrarás a 4 cuadras en esta misma dirección y si el no te complace, ya sabes donde encontrarme guapo.
-...No gracias, estoy bien con el... vamonos- le dijo a Alex.
-Gracias, le has hecho un gran favor a mi amigo- dijo Alex con una sonrisa.
-Vamonos!- volvió a decir Sergey.
-Ves, esta ansioso por verlo.
-Vamonos ya!- grito el pelirrojo, el hombre sonreía.
-Gracias por todo- Alex subió el vidrio y arrancó el auto.
-Te odio...
-Ya pelirrojo guapo- le dijo imitando al hombre- no te harás gay solo por estar aquí- dijo riéndose.
Siguieron su camino y llegaron al sector indicado.
-Ok Sergey, búscalo.
Sergey veía atento a los hombres hablando entre ellos, otros solo de pie, algunos levantando pesas en la calle.
-Ahí, es el!- dijo apuntando a un hombre justo como lo escribió Sergey, Alex llegó hasta donde estaba y detuvo el auto.
-Bájate, habla con el.
-Yo??
-Ni modo que yo, yo que atractivo tengo para el? Anda, despliega tu sensualidad y sácale información.
-....
-Anda ya se va, corre.. Hazlo por Lena.
-Aah! Bueno ya! Ya voy- dijo bajándose le auto, Alex estaba divertida realmente con la situación pero sabía que no sabría hablar con el hombre y bajo detrás de el.
-Hola Jan- le dijo Sergey, el hombre detuvo su camino interrogante.
-En que te puedo ayudar?
-Se que no me conoces pero necesito tu ayuda.
-Claro, lo que necesites- dijo coqueto, Sergey era a fin de cuentas tan atractivo como Lena, pero en versión masculina.
-...Eh... bien, necesito tu ayuda porque alguien a quien amo con todo mi corazón sufre por algo que paso hace tiempo- el hombre frunció el ceño- es mi hermana, se que tu conoces a Yulia Volkova, necesito encontrarla... hubo un malentendido y necesito encontrarla.
Jan veía a Sergey con desconfianza, después vio a Alex a su lado.
-Ella es tu novia?- preguntó el francés.
-Claro que no! Es amiga de mi hermana y de Yulia.
-Que quieres saber de Yulia?
-Tu sabes donde esta ahora verdad?- preguntó el pelirrojo.
-Claro.
-Podrías decirme?- pregunto de nuevo Sergey.
-Que tanto te interesa saberlo?
-Mucho, por favor dime.
El francés sonrió.
-Te propongo un trato...- le dijo tomando a Sergey del brazo alejándolo de Alex, la chica vio como Jan hablaba algo con Sergey y éste negaba con la cabeza, después Sergey pensó un poco y volvió a decirle algo, Sergey asintió y volvió con Alex.
-Ahora vengo, no tardo.
Alex asintió y vio como Sergey entro a un pequeño cuarto con Jan y esperó, 3 minutos después Sergey salió corriendo limpiándose la boca.
-Vamonos!- le dijo tomándola del brazo caminando al auto.
-Que paso?
-Nada! vamonos de aquí.
Al llegar Alex abrió la puerta con la alarma y Sergey entro cerrando la puerta de golpe.
-Ya sabes donde esta Yulia?- preguntó enciendo el auto.
-Esta en Santiago de Chile, en América, con su amiga la latina, podríamos irnos de este maldito lugar de una buena vez?
-Ya, ya, ya voy- dijo enfilándose hacia la salida- ...besa bien?
-Cállate!- dijo con las manos en la cara.
-Lo hiciste por Lena, eres un buen hermano Sergey- dijo tomándole la mano.
El camino transcurrió en silencio y Alex, contrario a lo que pensaba Sergey no dijo mas, al dejarlo donde dejo su auto se rió al recordar su expresión, se rió de le hasta llegar a su departamento, ya sabía donde estaba Yulia, lo mas difícil estaba hecho.
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 36
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   31/7/2008, 03:53

"Verdades a Medias"
Capitulo Final

-Te vas?
-Solo unos días Lena, un eh... amigo me llamo de Londres, quiere que vaya a ... verlo.
-Mh... Dejaste un romance a medias?
-Bueno... ya me conoces...
-Alex, te necesito aquí, trata de no tardar tanto por favor.
-No, no serán dos o tres días.
-Sergey se fue hoy a ver a un amigo a Italia, todos se van...
-No te pongas así Lena, sabes que te quiero y no te abandonaré, solo que necesito verlo.
-Ok, buen viaje Alex- le dijo abrazándola
-Ojala lo sea Lena- le dijo besándole la mejilla cuando se separó- mañana temprano saldré, así que aprovéchame hoy.
Le pelirroja solo sonrió.


= = = = =
-Hemos llegado Sergey, hablas español?
-No.
-Mh... Bueno, tomemos un taxi, el nos llevara a la casa de la amiga a de Yulia... me agrada el clima de aquí.
Ambos chicos habían llegado a Chile el plan resultó y Lena no sospecho que estaban juntos, salieron con el taxi dándole solo el papel de la dirección, 20 minutos después llegaron a una casa pequeña, tenia flores en el jardín, parecía un buen lugar para vivir, le pagaron al taxista en dólares y fueron hasta la puerta, al tocar un hombre joven abrió.
-Si?- les dijo en español.
-Ahh... hola...- dijo Alex.
-No hablas español??- le preguntó Sergey interrumpiéndola.
-No, es difícil, no me interrumpas me desconcentras.
-A ver, déjame a mi- dijo Sergey- Hola- dijo en español.
-Ya lo salude, pregúntale por ella- lo interrumpió Alex.
-A eso voy, no me interrumpas, sabes como se dice conoces en español?
El hombre seguía viéndolos esperando a que su plática terminara.
-Quien es Al?- dijo Yulia en español saliendo a ver el escándalo.
-Amigos tuyos creo, son rusos- le dijo, Yulia se quedo callada al verlos.
-Sergey... Alex....Al, ellos no son amigos míos.
-Quieres que los saque de aquí?
-...No, deben decirme algo importante.
Alex y Sergey veían sorprendidos la plática entre Yulia y el hombre, no pensaron que sabría expresarse tan bien en otro idioma.
-Déjalos pasar por favor- le dijo la morena.
-Todos los rusos son atractivos?- preguntó Alberto al ver nuevamente con mas detenimiento a los chicos, Yulia solo rió ante el comentario.
-Pasen- les dijo Alberto en un ruso con acento.
Los chicos pasaron y se quedaron de pie dentro, el silencio incomodo llegó.
-Yul, estaré arriba con Mary, cualquier cosas me llamas.
-Gracias.
Cuando estaban solos Yulia fue a la sala y ellos la siguieron.
-Que quieren?- preguntó seria.
-Quien es el?- preguntó Sergey.
-Eso no es de tu incumbencia, que quieres? A que viniste?
-Es tu novio?- pregunto Alex al ver que Yulia no respondería nada que Sergey le preguntara.
-No, es el prometido de María... que hacen aquí?
-Queremos hablar contigo- dijo Sergey-... yo quiero hablar contigo, lo siento mucho Yulia, siento la forma como te trate, lo que te obligue a hacer, se que amabas a Lena, perdón...
-Yulia, fue este el idiota que te golpeo?- dijo María bajando la escalera.
-Si María, es el hermano de Lena, espera, me dicen algo importante.
Alberto venia bajando las escaleras y se la llevo de la mano de nuevo hacia arriba, sabía que si la dejaba ahí terminaría corriéndolos de la casa.
-A que han venido?
-Queremos que vuelvas, Lena sufrió mucho cuando te fuiste, se volvió fría y cruel...
Alex le contó a la morena las cosas que habían pasado en su ausencia, Yulia no podía creer lo que le contaban de Lena.
-No se que esperan que haga, ella no quiere verme- les dijo al terminar la historia- ya sabe todo esto?
-No- dijo Sergey.
-Debe saberlo, saber si ella aun quiere verme, si aun me quiere, no se porque están aquí tratando de revolver mi vida con esto y no saben que siente ella, que ganaría yo si ahora dejó todo, voy con ustedes a Moscú y resulta que Lena no quiere verme...
Los chicos voltearon a verse, Yulia tenía razón.
-Tu aun la amas?- preguntó Alex.
-Con todo mi corazón…Ahora si me disculpan estábamos ocupados- dijo Yulia levantándose, a ellos no les quedó mas remedio que levantarse e irse, volverían a Moscú ese mismo día.
Al irse Yulia se quedo sentada en la pequeña sala, había estado nerviosa todo el día, Jan le llamó para avisarle que irían a buscarla, la morena se molesto un poco porque les había dado la dirección pero al comentarle a lo que Sergey accedió con tal de que le donde estaba y que iba con Alex sabía que no iba a molestarla, iban a tratar asuntos de importancia.
Practico ese discurso en el espejo, sabía que los chicos irían sin Lena, si Lena hubiera aparecido no habría sabido que hacer… ahora solo restaba esperar a que ellos volvieran a Moscú y hablaran con Lena, si no volvían querría decir que la pelirroja ya no la amaba y se olvidaría de ella de una buena vez.


= = = = =
Lena estaba acostada en su cama después del caos de la oficina, pensaba en Yulia… nadie que la conoce la menciona pero ella no la ha olvidado, da la vuelta quedando de lado cubierta con la sábana, recuerda los momentos felices que paso con ella… todos eran mentira…
-Porque Yulia?....
Unas lagrimas empiezan a salir y ella las limpia y se levanta de la cama, va a la sala y toma unas carpetas que dejó al llegar junto con su laptop, vuelve a la cama, se sienta encendiendo la lámpara y se pone a trabajar.

Al día siguiente llego a la empresa como siempre temprano, en su oficina ya están Alex y Sergey.
-Que hacen aquí? No estaban de viaje?
-Volvimos- dijo Sergey.
-Si ya me di cuenta… volvieron? Estaban juntos?
-Ehh…
-Siéntale Lena- le dijo Alex, la pelirroja se sentó en su lugar y espero.
-Lena, Sergey yo te hemos mentido… el no fue a Italia y yo no fui a Londres… estábamos en América… en Chile… con Yulia
-Que??- dijo Lena levantándose.
-Tranquila Lenita- le dijo Sergey asustado de que se pusiera como antes.
-Cálmate Lena- le dijo Alex también.
-Que hacían allá??- dijo Lena tratando de calmarse sentándose de nuevo.
-Fuimos a buscarla.
-Para que Alex?
-Lena, ella nunca te engañó, todo fue mi culpa- dijo Sergey avergonzado.
-De que estás hablando?
-Lena, no me odies por favor, yo te quiero y lo que hice lo hice por un amor mal entendido, fue un error… yo, al saber que era tu novia la presioné para que se alejara de ti.
-Porque??- dijo Lena levantándose de nuevo.
-Porque no quería que mi hermana estuviera con otra mujer- dijo levantándose también y yendo a ella- pero después al verte en ese estado, al ver como sufrías por lo que yo había hecho me di cuenta, perdóname Lena, yo no quería, pensé que era lo mejor, me equivoque… la busque pero no la encontré, busque a Jan pero tampoco lo encontré.
-Jan?- preguntó Lena con los ojos llenos de lágrimas entendiendo todo poco a poco.
-El tipo con el que la viste, se llama Jan, es gay, es amigo suyo- le dijo Alex.
Lena sigue de pie escuchando todo.
-Ella nunca… vete Sergey…
-Lena…
-Vete! No quiero verte ahora, solo vete por favor- dijo empezando a llorar, Sergey dio media vuelta y se fue también con algunas lágrimas que Alex alcanzó a ver.
-Porque no me lo dijiste Alex?
-No lo sabía Lena, lo supe hace dos semanas, fue el tiempo que nos tomo buscar a Jan y encontrarla.
-Ella no me engaño entonces?- preguntó llorando.
-No Lena, todo fue un plan para que te alejaras de ella…
-Por culpa de Sergey- dijo limpiándose las lágrimas de las mejillas.
-Si pero, no lo juzgues tan duramente, el te quiere, se dio cuenta del daño y quiere corregirlo ahora, el me busco para pedirme ayuda, busco a Jan… lo beso con tal de que le diera la dirección de Yulia en Chile.
-Sergey beso a un hombre?- preguntó sorprendida.
-Si, esa fue la condición de Jan… el aceptó, por ti, Sergey no es malo, solo es un tonto…- dijo Alex abrazando a Lena, la pelirroja suspiro entrecortado y la soltó.
-Viste a Yulia?- le preguntó mas tranquila.
-Si, ambos la vimos.
-Como… donde vive?
-Vive con maría y su prometido en Chile.
-Yulia tiene prometido?
-No no! María tiene un prometido, Yulia esta sola… amándote como siempre…
Lena sonrió… después borró la sonrisa.
-Que?
-Alex, le dije cosas horribles, le dije prostituta, le avente dinero a la cara…
-Ella entenderá, deja de buscar pretextos para no verla, ya no la amas?
-Claro que si!
-Entonces?
-Que haré con Sergey…
-Lena no lo odies por eso, fue un error, todos los cometemos, no fuiste tu la que me despidió del trabajo hace unos meses? No fue ese un error que quedo en el pasado? Aprende a aceptar que algunas veces la gente se equivoca, lo importante es que aprendan de sus errores y créeme, tu hermano aprendió.
-Tengo que ver a Yulia, antes veré a Sergey, tienes la dirección?
-Si, ten- dijo sacándose un papel de la bolsa de la chamarra.
Lena corrió hacia fuera de la oficina, le dijo a su secretaria que volvería en unos días, Alex se quedaría a cargo.
= = = =
-Pashtet Junior… hoy afronte las consecuencias de mis actos, busque a Yulia, le confesé a Lena lo que había hecho… bueno parte… creo que ella me odia ahora…
El perro subió a la cama con el y se recargó en el abdomen de Sergey, el estaba acostado, tomando jugo de naranja después de haberse quedado sentado en el pasto del jardín sintiéndose mal con el mismo, empezó a acariciarle la cabeza.
-Ahora ya no puedo hacer mas que espera que Lena me perdone, crees que lo haga algún día?
Pashtet lo vio y suspiró.
-Tu negativismo no me ayuda mucho ahora Pashtet Junior.
-Deja de presionar a Pashtet.
Sergey se asustó y se levantó de la cama, el perro brinco y llegó corriendo moviendo la cola hasta la puerta donde estaba Lena de pié.
-Lena…
La pelirroja sonrió y acaricio a Pashtet, después se acerco y se sentó en la cama, Sergey se sentó a su lado, Pashtet estaba acostado ahora a sus pies.
-Sergey, entiendo lo que hiciste y porque lo hiciste.
-Lo siento…
-Esta bien Sergey, me alegra que hayas intentado arreglar las cosas, pero eso me toca a mi.
-Iras a ver a Yulia?
-Si, mañana salgo, solo quería dejarte tranquilo, gracias por ser honesto conmigo y tratar de ayudarme- dijo levantándose de la cama.
-Lena…- le pelirroja volteo a verlo- tienes mi apoyo totalmente, tu y Yulia, tienen mi apoyo…
-Lo se, gracias- dijo besándole la mejilla y saliendo del cuarto.
La pelirroja volvió a su departamento, preparó una pequeña maleta y esperó el amanecer del siguiente día para tomar su vuelo.


= = = = =
Yulia estaba disfrutando del atardecer sentada en la mecedora, ahora que ya dominaba el lenguaje casi en su totalidad estaba buscando algún trabajo, Alberto y María estaban contentos con ella ahí y no le pedían nada, pero no quería abusar de su hospitalidad, el frío en esa parte del mundo se estaba yendo, Yulia nunca sintió tanto frío realmente, le gustaba el clima de ese país.
-Si pudiera ver tus ojos una vez mas…- dijo suspirando y sacó una foto de Lena, la pelirroja se veía sonriente y feliz a su lado, beso la imagen y se la puso en el corazón.
-Yulia, ven a cenar- le grito María desde dentro de la casa.
-En un momento…- dijo en voz alta, volvió a ver el cielo y después la foto de Lena- tus ojos son más hermosos que este cielo… - dijo cerrando los ojos con la foto en el pecho nuevamente, la morena sintió una mano en su hombro.
-Que poco paciente eres María, se que la comida se enfría pero…- sin voltear supo que no era María, ese perfume que despertó sus sentidos como hacía mucho no lo hacía nada solo podía ser de una persona en el mundo-… Lena…- dijo levantándose poco a poco sin voltear, la mano que estaba en su hombro bajó lentamente hasta tomar su mano.
-Yul…
Yulia no volteaba, tenía miedo de que fuera una alucinación.
-Yul… amor…- dijo Lena tomándola de la cintura con la otra mano.
Yulia comenzó a llorar dándose la vuelta.
-Lena… estas aquí….
La pelirroja limpió unas lágrimas en las mejillas de Yulia.
-No llores…
-Lena… pensé que no volvería a verte.
Yulia no pudo moverse, inconscientemente se había hecho a la idea de que no volvería a verla.
-Lo se todo Yul, lo siento vuelve conmigo, vuelve a casa…- dijo tomándola de la cintura con ambas manos.
-Lena…- la pelirroja se acercó y besó a Yulia, la morena tembló al sentir a Lena, solo pudo abrazarla y corresponder el beso.
-Así que ella es la famosa Lena- preguntó Alberto abrazando a María de la cintura desde atrás viendo la escena por la ventana.
-Si, ella es Lena…
-Todos los rusos son atractivos?
María rió ante en comentario y se dio la vuelta para besarlo.


Esa noche Lena y Yulia pasaron la que sería la ultima noche para la morena en casa de la pareja, cenaron y pasaron toda la noche hablando, Lena nunca supo que Sergey golpeo a Yulia, ninguno vio la necesidad de decirlo, algunas cosas es mejor no saberlas… Yulia volvió a Moscú y con el idioma recién aprendido ayudaba a extranjeros latinos, italianos y de otros países con idioma similar al español varados en Rusia por distintos motivos para evitar que pasara lo que paso con María, trabajaba para el gobierno.
Sergey hizo las pases con Yulia en Moscú y los mas importante, hizo las pases con el mismo.


= = = = = =
La fiesta era magnifica, la novia se veía preciosa, el frío se había terminado, Alex, Sergey, Yulia y Lena acompañaban a María y Alberto en su boda, mientras las chicas bailaban Alex estaba sentada viendo a las felices parejas bailar.
-Alexandra…
Alex levantó la vista y vio a Sergey extendiéndole la mano, la invitaba a bailar, dudosa aceptó, la música era lenta, una balada.
-Sergey…
-Lena decidió abrir una empresa en América… yo la voy a dirigir- le dijo al oído por la cercanía del baile.
-Eso me parece muy bien- dijo siguiendo el baile.
-Volveré a Moscú por mis cosas y por Pashtet Junior y quería despedirme de ti… acepto que antes te odiaba pero, no eres mala persona.
-El sentimiento era mutuo, no te preocupes- le dijo riendo.
-Es una lástima que no tengamos mas tiempo para conocernos…
-Tu hermana y yo hemos sido amigas por más de 13 años Sergey…
-Lo se… es solo que…
La música era cada vez más romántica, ellos siguen moviéndose lentamente.
-Alex…
La chica voltea a verlo de frente, Sergey se acerca hasta los labios de Alex, no hacen nada por evitar el beso, sus labios se tocan, el beso comienza lento, sensual…
-Ah por dios!
-Dios no!
Se separan rápidamente
-Que asco!- dicen al mismo tiempo con cara de asco limpiándose la boca, se ven fijamente.
-Sergey buen viaje- dice extendiéndole la mano.
-Gracias Alexandra- le da la mano un segundo y se sueltan como su fueran a quemarse, después se van en sentido contrario con la misma cara de asco.
Yulia y Lena siguen bailando viendo todo.
-Nunca pensé ver eso- dice Lena abrazando a Yulia.
-Ni lo veras de nuevo, viste sus caras?- contesta la morena riendo.
-Si… cosas raras pasan en las bodas.
-Veamos que pasa en la nuestra.
-Nuestra boda?- pregunta la sonriente pelirroja.
Yulia sonríe también y se acerca a besar a la pelirroja.

La morena al volver tiene una fiesta preparada en la casa de los padres de Lena, ahí le pedirá matrimonio, Lena obviamente dirá que si.
Volver arriba Ir abajo
Yarina
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Pucallpa
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 20/01/2009

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   12/9/2011, 17:55

Woww!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
es genial, aunque ya lo lei no me canso de leerlo
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   29/6/2012, 19:11

buenisima me enkanto
Volver arriba Ir abajo
xty
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 32
Localización : En Mi ksa
Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 28/11/2012

MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   28/11/2012, 17:56

esta historia fue unica que inspiracion la tuya te felicito de verdad no me arrepiento haber perdido mi tiempo leyendo esta gran historia
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: " Verdades a Medias" [Completo]   

Volver arriba Ir abajo
 
" Verdades a Medias" [Completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: