Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:25

Titulo: Corazón de Plata
Autora: Alisa Lansky

“- Qué sucede en mi vida Vlad? - le susurró Yulia- acaso estoy destinada a sufrir cada vez que alguien entre en mi corazón?

El chico la miró con aflicción y le respondió

- De una u otra forma todos lo estamos, Yul. “


I- Volkova

Era una noche fría de viernes, Yulia se encontraba sentada sobre el suelo en el balcón de su apartamento observando la fría lluvia y la neblina que en ese momento invadía las calles de Moscú, su ciudad natal. La melancolía se apoderaba de ella y su llanto silencioso no lograba sellar la lesión en su alma, había pasado un año ya, un año desde la noche que cambió su vida.

Un año entero de vida monótona y taciturna, de días artificiales, vacíos y dolorosos.

Un único pasatiempo, ser Dj de su bar, el "Van Gogh", que su padre le había heredado al morir.

La mayoría de sus noches terminaban de la misma manera, con aventuras.

Las pasaba con chicas a las que por efecto de el alcohol, no reconocía al día siguiente acostadas sobre su cama, nunca veía a una más de dos noches consecutivas. Así lo quería, nada serio, en su memoria aún habitaba un recuerdo sombrío, no correría el riesgo de ser lastimada de nuevo.

Una de las pocas noches en que se encontraba de un relativo buen humor, sentada tras la barra de bebidas ya avistaba su próxima conquista: una chica rubia que la miraba desde hacía ya algunos minutos. A su lado se encontraba su amigo y compañero de andanzas Vladimir.

- Te ha mirado toda la noche -le dijo- ve por ella.

Se decidió a atacar, después de todo el Dj suplente no lo estaba haciendo tan mal, pero una voz dulce llamó su atención.

- Disculpe???

Era una chica preciosa como de su edad, quizá uno o dos años mayor. Su cabello era rizado de color rojo, el color de sus ojos se definía entre verde y gris.

- Si?- le respondió torpemente, quizá por la sorpresa.
- Despierta! - Vladimir le susurró al oído para volverla a la realidad.
- Vengo por una oferta de empleo que vi en el periódico, es este bar suyo?
- Sí, lo es
- Quisiera saber si...
- Cuándo puedes empezar? - recibió un fuerte codazo en las costillas por parte de su amigo, lo que le indicó que se había apresurado en la decisión.
- ..... no debo hacer alguna entrevista o algo?
- No, no lo creo - recibió un segundo codazo, miró a su amigo agresivamente.- auch.... digo, el puesto de mesera no requiere demasiada experiencia.
- Oh, por Dios!, puedo hablar contigo un segundo???- Le dijo su amigo indicándole que lo siguiera.
- Nos regalas un momento?- le preguntó a la chica.
- Claro

- Ok, te he visto hacer muchas estupideces en esta vida, pero...
- Qué? si hace tan solo un rato me estabas diciendo que fuera por aquella otra chica!
- Sí, pero esto es distinto, por lo menos debiste pedirle alguna recomendación o algo así, perfectamente podría robar el lugar y tu sólo haces decisiones financieras con tus........ pantalones
- O sin ellos, jeje

Vladimir le lanzó una mirada seria que expresaba que no le agradaba que tomara todo en broma.

- Sólo bromeo, se la pediré - le dijo- y luego iré por la rubia de aquella mesa- se dio la vuelta y descubrió que ya no estaba ahí. - Demonios!, se fue!.
- Jaja, parece que esta noche la pasarás aburrida Yul
- Cállate

Se disponía a regresar al lugar en donde se encontraba la chica del cabello rizado cuando Vladimir la tomó por la bolsa trasera del pantalón para detenerla.

- Ahora qué?
- Noté un parecido entre ella y alguien que conocí una vez, y según lo que veo, tú también lo hiciste.- su rostro tomó una expresión sombría

Yulia lo miró fijamente

- No Vlad, no noté nada- contestó en voz baja
- No me engañas, ambos sabemos bien que se parece a Ma...
- No menciones ese nombre- le interrumpió enojada
- Sólo digo.....- se detuvo por un minuto para ver a su amiga y pensar sus palabras- no crees que esto pueda hacerte daño
- Será tan sólo una mesera, nada más que eso

Vladimir la miró y asintió levemente con la cabeza.

- Si eso es lo que quieres, está bien por mi

Yulia se alejó.

*Espero que sepas lo que haces Yulia* se dijo a sí mismo

- Disculpa, ya regresé- expresó para llamar la atención de su nueva empleada
- No hay problema
- No nos hemos presentado aún... mi nombre es Yulia Volkova.- extendió la mano para saludarla
- Yo soy Elena Katina.- dijo mientras estrechaba la mano de la chica de ojos azules
- De acuerdo Lena -le contestó- si quieres pasamos a mi oficina y hablamos del empleo
- Bien

Yulia le mintió a Vladimir, había notado el parecido, era imposible no hacerlo, sus rizos eran idénticos (a excepción del color), sus pequeñas pecas, sus ojos verdes, la forma en que miraba con ellos...

Aún no entendía por qué la estaba contratando, quizá inconscientemente, sentía que Mariana estaría ahí de nuevo.


II- La nueva mesera

Después de todo la noche no terminó mal para Yulia, que encontró a la rubia justo cuando estaba por irse y la convenció de tomarse unos tragos con ella, a la mañana siguiente amaneció en su cama.

- Me llamarás?- le preguntaba la chica cuando la despedía en la puerta
- Por supuesto Kim
- Mi nombre es Anna- su entrecejo se frunció

Yulia le dirigió una mirada sorprendida

- Era broma- mintió
- Eso espero!
- Te llamaré

Yulia cerró la puerta

- Qué fastidiosa!- se dijo
- Oye no tienes mi número- gritó la rubia al otro lado de la puerta
- Sí lo tengo Kim- respondió sin abrirle
-ANNA!!
- Lo que sea!

De no haber sido porque encontró una nota de Vladimir en su bolso, no habría recordado que la noche anterior había contratado a una chica.

Ya había regresado a su humor usual, su aire triste y somnoliento, que demostraba claramente la vida tan opaca que llevaba.

Pasaron algunos días y Lena comenzó a trabajar en el bar, Yulia trataba de no mirarla ni dirigirle la palabra, después de todo sus asuntos en el local eran, más que administrativos y de trabajo, el encontrar diversión.

Se cumplían ya dos semanas ese día desde que había conocido a Lena, el día pasó rápido y la noche llegó cuando Volkova ya empezaba a abrir el Van Gogh.

Cuando abría las puertas de la entrada principal, estas resbalaron de sus dedos, la nieve derretida había mojado la superficie de estas y se estrellaron contra los dedos de su otra mano, esto le provocó gran ira y con ello no se hizo esperar una fuerte exclamación de...

- Hijo de la @&/=$%!!!!!
- Jajajaja

Escuchó una risa detrás suyo, y se volvió de mal humor para ver la cara de quien disfrutaba de su dolor

- Lena !, qué haces aquí a esta hora?
- No lo sé, decidí llegar temprano, disculpa por reírme, debe de haber dolido mucho
- Detesto estas malditas puertas- dijo amargadamente sin mirarla
- Estás sangrando!- dijo señalando su mano
- Ahgg, demonios- se miró la mano- se va a inflamar
- Déjame ayudarte, entramos?

Pasaron al bar y Lena le tomó la mano para limpiar su herida, el roce de sus manos no era igual al de las manos frías de las mujeres de las que con costos conocía el nombre, y su mirada parecía reconfortar cada centímetro de su alma congelada.

*Qué te pasa Yulia Volkova???*- sabía que le estaba sucediendo, estaba siendo débil, no podía permitirlo o caería.

- No lo hagas, no necesito que me ayudes -retiró su mano de la de Lena groseramente- no te molestes -agregó para no parecer tan descortés
- Quiero hacerlo- en su voz reinaba un aire dominante a pesar de que era tan solo su empleada, le tomó la mano de nuevo
- Ya parará de sangrar- Yulia trató de zafarse de la mano de la chica
- Pareces una niña, deja que te ayude, vas a contraer una gangrena
- Gracias -le dijo levantándose- pero puedo hacerlo sola
- Siempre eres así ? -ahora la chica de ojos verdes sonaba algo dolida

Yulia volvió algo asombrada y la miró a la cara

- A qué te refieres Lena?
- Pareces una sombra, tu mirada está vacía, quizá no debería entrometerme pero...
- No deberías- le dijo descortésmente y salió del bar


- Muy amable Romea!- escuchó que decía Vladimir que se encontraba apoyado sobre la pared de afuera, obviamente había escuchado su conversación con Lena.
- Romea??? Por qué no cierras la boca Vlad?, tan sólo creas contaminación sónica
- Uy, que grosera!!... definitivamente la chica tenía razón, te levantaste más fría que lo que normalmente....
- Por qué no se ocupan todos de sus asuntos y dejan de preocuparse por mi humor?
- Yo porque soy simplemente insoportable, a ella quizá porque ese extraño ser llamado Yulia Volkova empieza a importarle -y después de decir esto entró en el bar

* Ja! yo importarle a ella, ...acabo de conocerla *, al mismo tiempo que pensaba en esto notaba que, aunque no quisiera, la idea de que ella le importara a Lena le producía un sentimiento alegre, quizá a Yulia también le importaba ella.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:26

III- La historia de Yulia

Después de un largo rato en el que intentó sacar aquella idea de su cabeza, regresó adentro y se dirigió al bar, saltó la barra y se sirvió un Vodka, la noche empezaría a calentarse en unos minutos. Antes de que bebiera la primera copa, Lena se le acercó despacio, como si temiera que estallara de nuevo.

- Lo siento mucho -le dijo tímidamente- no quise entrometerme

La furia de Yulia había bajado en el instante en que vio aquellos ojos verdes-grisáceos y notó la tristeza que los invadían.

- No te disculpes,...-respondió sin levantar la vista- no debí gritarte, realmente me comporté como una niña. Lo siento.

Después de decir esto le dio la espalda y comenzó a caminar hacia el rincón más alejado de la barra, con su vaso de Vodka en mano.

- Pero....- le dijo Yulia deteniéndose y volviendo repentinamente - preguntaste algo..... y la respuesta es sí, siempre soy así.

Lena la miró con una expresión compasiva, que era justo lo que ella menos deseaba en ese instante. Así que siguió alejándose.


- Así está mejor!- susurró una voz que la hizo sobresaltarse
- VLADIMIR, Por dios! Déjame en paz! Deja de entrometerte!
- Vodka? veo que vas a empezar la noche con algo ligero
- Ya cállateeeeeee!!!!

Esa noche pasó igual a las otras.

A la mañana siguiente, las calles de la ciudad moscovita estaban cubiertas de nieve, pero aún así decidió salir a caminar. Necesitaba pensar. Desde la noche en que contrató a Lena su vida se había puesto de cabeza o por lo menos...más de lo que ya estaba.

Qué debía hacer? Si sus pensamientos no se alejaban de ella, si su corazón se aceleraba como hacía tanto no lo hacía....

Pero no podía amarla, no debía. Y si sucediera lo mismo que la última vez?

Y así llegó otra noche. Se encontraba en la barra hablando con una chica de cabello castaño cuando sintió que le tocaban el hombro y en cuanto se volvió se encontró con Anna, la chica rubia.

- ho...hola!, jeje, nunca te llamé verdad? Cielos es que se me olvid..

En ese momento la rubia volcó el contenido de su copa sobre la cara de Yulia.

- Quizá eso te ayude con tu memoria- le dijo, y luego miró a la chica de cabello castaño y le explicó :
- No te ilusiones con la cara bonita, el dinero y las promesas,... sólo quiere llevarte a la cama
- Eso no es verdad- respondió Yulia quitándose el vino de los ojos, cuando levantó la cabeza no había nadie mas que Lena
- Estás bien?
- ehmmm, sí
- Ella era..
- Sí, lo fue por una noche, aggh.. me lleva el demonio con Kim!
- Siempre sales con alguien diferente?
- Ammm, pues no podría decirse que salgo, mas bien
- Duermes con alguien diferente
- Si, algo así
- Prometí no entrometerme pero... no has tenido alguna relación duradera?
- Por supuesto, a veces duran toda la noche... con ella por ejemplo fueron horas y horas de...

Yulia hablaba sin siquiera sonrojarse, cosa que si le sucedió a Lena

- Me refería a una relación seria, a un compromiso- interrumpió

Yulia lo pensó bien para responder la pregunta.

- Si no quieres no tienes que responderme- le dijo Lena cuando lo notó
- Una vez la tuve – susurró, miró hacia otro lado al no poder evitar que en sus ojos reflejara la tristeza, no quería que ella lo viera. Pero Elena lo notó
- Cielos, no quise....
- No.. estoy bien, yo..

La miraba con compasión

- Creo que la mesa de allá necesita que la atiendas- le dijo Volkova para salir de la incómoda situación, pero Lena no se movió, siguió mirándola a la cara.
- Qué te pasó?

Sus ojos verdes trataban de sacar la respuesta de los de Yulia

- No quiero aburrirte con algo que no es importante

Lena la miró tiernamente.

- Por favor

Yulia pensó silenciosamente, los ojos de aquella chica no le permitían negarle nada, así que inició su relato

- Mariana... ese era su nombre, era una chica que acababa de llegar a Rusia, abandonó su país cuando murió alguien especial para ella, nunca quiso decirme quién. Creo que no ha existido amor más grande que el que yo sentí por ella. Le confesé lo que sentía una noche, y ella me dijo lo que sentía también, fue el momento más feliz de mi vida.

Ella me regaló un corazón de plata, lo colocó en la cadena que siempre llevaba, jamás la había visto quitársela, sin embargo ese día lo hizo y me lo puso alrededor del cuello, creo que fue una forma de decirme que le pertenecía -Yulia sonrió tristemente.

-Sus padres vinieron a buscarla, no aceptaron su relación conmigo, quizá no debimos decírselo, pues trataron de separarnos. Un día no lo soporté más, escapé de mi casa con mi auto y fui a buscarla al hotel en que sus padres le obligaron a quedarse.

Compramos un apartamento, aún vivo en él –los ojos de Yulia estaban brillantes, pero no permitía que ninguna lágrima se deslizara por su mejilla, discretamente las limpiaba con el dorso de su mano- Ella enfermó, y las pruebas del hospital revelaron que padecía Leucemia, iba a morir, nada podíamos hacer.

Sus padres me culparon de ello (cómo podría tener yo la culpa?), se quedaron viviendo en Rusia, para no lastimarla más con el viaje, pero no me dejaban verla... no la vi morir. Cuando me enteré de que había fallecido perdí la cabeza y entré a su casa, nadie fue capaz de impedírmelo.

Estaba tendida en su cama, pálida como el papel y con la expresión más triste que jamás hubiera visto en su rostro.

No creo en el amor desde eso, por eso no amo a nadie, quizá ni siquiera a mí misma.

La extrañaba tanto como la amaba, así que fui hasta su tumba y posé sobre ella el corazón plateado que me dio.

- Por qué hiciste eso?
- No quería tener recuerdos de ella, me moría cada vez que le recordaba.

Después de la última palabra que pronunció Yulia, un incómodo silencio se hizo presente.

- Tu me la recuerdas -dijo Yulia después de un rato- quizá por eso te he tratado como lo he hecho, lo siento.
- No te preocupes, lo entiendo – respondió- es curioso que ambas tengamos historias tristes que contar.
- De verdad?- le preguntó Yulia mirándola sorprendida
- Si, hace años me enamoré de alguien,... que se fue a vivir de regreso a Alemania antes de que pudiéramos empezar una relación, su nombre era Peter.

* Un hombre *- pensó Yulia

- Te preguntarás qué hago trabajando en un bar gay- agregó como adivinando lo que pensaba la morena.

Yulia movió su cabeza de arriba abajo para afirmar.

- Sencillo, ....un cambio de vida.

Le sonrió levemente a Yulia, que sin embargo no cambió su gesto, su mirada seguía hundida en el suelo.

- Tus ojos son parecidos a los de él. La verdad te le pareces mucho, sólo que él si sonreía.- agregó tímidamente, Yulia siguió con su mirada dura- Por eso me has causado tanto interés
- Interés?- por fin Yulia alzó la mirada, acaso había escuchado bien??
- Ahhhh si – Lena se sonrojó mucho – si, me preocupas un poco, por eso suelo ser tan entrometida

Yulia también se había sonrojado, y se levantó.

- Gracias Lena- le dirigió una sonrisa.

Era la primera sonrisa verdadera que Lena hubiera visto en el rostro de la chica Volkova.

* Su belleza es sublime * -pensaba- * Realmente lo es*
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:27

IV- Amor?

- Lo escuchó todo mirándome, incluso sus ojos expresaban tristeza al saber lo que había pasado

Yulia y Vladimir se encontraban tendidos afuera sobre la hierba, mirando las estrellas en la colina en la que se encontraba el bar, ya habían cerrado y eran alrededor de las cuatro de la mañana. Lena se había ido poco antes.

- Así que ella también sufrió por alguien- dijo Vladimir
- Si, y se nota que lo quería. Luego, ella dijo......
- Si?
- Ella dijo que me parecía a él en los ojos, ya sabes a Peter, y dijo que por eso se interesaba tanto en mí.
- Interesaba?
- Si
- Igual que tu te interesas en ella
- No sé si de la misma manera...
- Ajá! Te atrapé! Te he ganado! La quieres! admítelo!
- No seas tan infantil Vladimir!. Pues sí, admito que siento algo hacia ella, pero aún no entiendo qué es- Yulia mentía
- Amor, qué más va a ser?
- Me siento como una adolescente, estoy muy confundida- esto no era del todo falso
- No seguirá siendo Mariana la causante de esto?

Yulia lo miró, no le gustaba escuchar el nombre de Mariana, le traía mucho dolor.

- Lo siento, no lo mencionaré de nuevo- se disculpó Vladimir
- Lena se parece a ella, pero a la vez es totalmente distinta
- Bien, ahora soy yo quien está confundido. Qué piensas hacer?
- No pienso enamorarme de ella, eso está claro en mi mente
- Y si ya lo has hecho Yulia?

..................

Al abrir sus ojos miró la ventana oscura, a través de la cual con dificultad se distinguía el blanco paisaje, la nieve que caía. Esa noche no había nadie a su lado, ningún cuerpo que le proporcionara calor ajeno al de su propio cuerpo. Eran alrededor de las seis de la mañana.

* No he dormido nada *se dijo molesta al revisar su reloj.

La pregunta de Vladimir todavía le daba vueltas en la cabeza a pesar de que intentaba apartarla.

Decidió salir a su balcón donde inmediatamente sintió aquel frío que calaba los huesos, vio la nieve cayendo y las calles de aquella ciudad, el pequeño parque donde había pasado la noche más feliz de su vida junto a Mariana, y también la más triste, cuando la perdió.

Por fin sintió algo de sueño después de un par de horas, y se fue a la cama.

- Las 12 – se dijo observando su reloj – bueno, por lo menos dormí un poco más.

El clima no había mejorado en absoluto, su mente era lo único que estaba un poco más claro.

* Tengo que hacer algo, tengo que pensar en algo que me distraiga y aleje mi mente de ella *- Volkova se partía la cabeza pensando en una solución- * Ya sé!*


El lunes a las 3

Yulia llegó a la casa de Vladimir con una sonrisa tan grande y tan inusual en ella que parecía otra persona.

- Se te congeló la cara o comiste hongos?
- No, vamos a remodelar el bar
- Remodelarlo? Para qué?
- No lo sé, creo que así me distraería, además no tendría que ver a Lena, le daría vacaciones hasta que terminen los arreglos
- Esa es la idea más estúpida que haya escuchado en mi vida. El bar no necesita remodelaciones, tiene suficiente capacidad para .....
- Lo sé, lo sé, pero quizá atraiga mayor clientela
- Para qué? Si te va mejor que nunca. Por cierto, todavía no comprendo porque no has salido de ese mugroso apartamento.
-Tengo mis razones Vlad, pero...
- Ahora qué?
- Me diste una idea... mejor pintaremos mi apartamento, me ayudarás?
- Cuando no lo he hecho?
- Genial, gracias.

La música electrónica sonaba muy alto en el club, y Yulia tenía que gritar para explicarle a Lena lo que quería decirle.

- VOY A CERRARLO MIENTRAS REMODELAMOS MI APARTAMENTO, NO PUEDO HACER DOS COSAS A LA VEZ, PUEDES TOMAR VACACIONES
- NO, LOS AYUDARÉ
- NO TIENES QUE HACERLO
- LO SÉ, PERO LO HARÉ – contestó sonriendo coquetamente y se fue antes de que Yulia pudiera decir algo más
- ÉXITO! – gritó Vladimir- LA TIENES DOMINADA!

Yulia Volkova le lanzó una mirada asesina.

- TAN SÓLO LA DEJÉ IR UN RATO, MÁS TARDE SE LO ORDENARÉ- le gritó a su amigo.

Por fin estaban cerrando el club cuando Lena se acercó a ella para despedirse.

- Dame la dirección de tu apartamento, a qué hora empezamos?
- Mira Katina, de verdad no necesitamos tu ayuda, puedes tomar un descanso hasta que te avisemos.
- Ya te dije que no necesito descansar, quiero ayudarte. Acaso lo que quieres es deshacerte de mí?

Miró con sus ojos verdes los ojos azules de Volkova

- Por supuesto que no – pudo ver como a espaldas de Lena, Vladimir ponía sus ojos en blanco en señal de desaprobación – pero es mi apartamento, y no quiero que tengas trabajo extra
- Para mi no hay problema, de todas formas no tendré que venir aquí, por favor, déjame ayudarte

No apartaba sus ojos de los de Yulia, esta no paraba de pensar y Vladimir se encontraba en una increíble batalla por contener la risa.

- Te veré el lunes a las 3, entonces

Lena Katina sonrió y le dio un impulsivo beso en la mejilla

Yulia se sorprendió tanto que no reaccionó y la vio desaparecer a través de la puerta del bar.

Vladimir no se pudo contener más.

- JAJAJAJAJAJAJAJAJA
- Cállate!

El chico comenzó a imitar la voz de Lena: - Yulia me regalarías tu Mercedes??? – Luego imitó la de su amiga: - Claro, quieres conocer el asiento trasero?...

- Vladimir sé cuanto te gustan tus dientes y no creo que estés dispuesto a perderlos, así que te recomiendo que cierres la boca.
- Cuando vas a admitirlo? Estás enamorada Volkova!
- No lo estoy, es sólo que necesitamos ayuda no crees?
- Sí!..... claro!

Vladimir tuvo otros cien ataques de risa en el auto de Yulia camino a su casa, y justo estaba repitiendo la escena del beso una vez más cuando su amiga detuvo el auto

- Ok, abajo Vlad, necesitas caminar un rato
- Pero señorita si sólo estoy diciendo la verdad!
- Vladimir bájate!
- Yulia faltan cinco cuadras para llegar a mi casa!
- Ahora!

Vladimir se puso más serio

- bueeeeno, aquí termina mi viaje con la srta. Yulia Katina, Miss simpatía...
- ABAJO!!!!!!!!!!!

Vladimir bajó del auto, Yulia aceleró apenas la puerta terminó de cerrarse.

- Estás enamorada admítelo!!!!!!!- le gritó su amigo mientras se alejaba el auto, y cuando lo perdió de vista agregó- espero que no.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:28

V- Qué voy a hacer Vladimir?

Los días siguientes transcurrieron lentamente para Yulia. Estar en el bar con Lena se le hacía tan difícil como sacársela de la cabeza. No había visto a Vladimir desde que lo obligó a bajarse del auto y le preocupaba que estuviera molesto.

El domingo por la tarde, se encontraba abriendo las puertas del club.

Una vez más la humedad provocó que se le deslizara la puerta de la mano, y se escuchara otra fuerte exclamación de:

- Me lleva la $%¿?^*¨&”!!!!!
- Estoy comenzando a pensar que te gusta hacer eso- escuchó decir
- Auch... Lena!
- Qué bueno que no fue la misma mano
- Demonios! Eso dices tu!
- Déjame ver

Lena tomó la mano lesionada de Yulia. Esta la apartó de nuevo.

* No me hagas esto Lena, no me toques *- pensaba

- Tienes que dejar de comportarte como perrito en veterinario, mira como te quedó la otra mano.

Efectivamente en la mano que Yulia se había lastimado anteriormente tenía golpes de un color extraño, algo más allá del morado.

- Dame tu mano- ordenó la chica de rizos

Yulia extendió su brazo hacia Lena, no podía negarle nada.

* Su mirada es cálida, ella.... * -Yulia ahora observaba a la chica- * ella es como Mariana, pero hay algo...*

- Supongo que lo primero que deberías cambiar son las puertas del bar Volkova, y luego preocuparte por el apartamento – le dijo una voz a sus espaldas y la sacó de su meditación.
- Sí Vlad, definitivamente- dijo sorprendida al oír la voz de su amigo, que la miraba con compasión – creí que no vendrías
- Y perderme tus accidentes? Jamás!
- Jaja.- Miró a su amigo con una sonrisa- Oye Vladimir lo que hice fue estúpido
- No, creo que me lo merecía.
- No, me refiero a que tenías razón, lo siento amigo

El corazón se le detuvo unos segundos, era serio, no una broma. Su amiga realmente estaba enamorada. Vladimir esbozó una falsa sonrisa, tratando de controlar su interior.

- Felicidades Yulia! – le susurró Vladimir cuando Lena se alejó
- No lo creas, esto no es bueno en absoluto, qué voy a hacer Vladimir?
- No lo sé Volkova, no lo sé.


El corazón de plata

Así llegó el lunes. Eran las 2:30 p.m. y Yulia se encontraba dormitando en el balcón, estaba helado, pero quiso salir, aún estaba cansada de la noche anterior.

-------

Se vio a sí misma en el pequeño parque, estaba sentada en una banca, con su cabeza escondida en sus brazos que reposaban sobre sus rodillas.

Estaba llorando silenciosamente, su mano derecha empuñaba una figurilla plateada. La lluvia caía sobre ella, y tiritaba de frío, pero permanecía sentada ahí, como si no lo notase.

Aquella sin duda había sido la noche en que Mariana había muerto.

-------

La despertaron unos toques en su puerta, su cara estaba empapada por las lágrimas. Se dirigió a la puerta pensando en aquella noche terrible, anterior al día en que sepultaran a su amada.

Se secó las lágrimas, y abrió la puerta aún cabizbaja, se encontró con una chica de rizos que la miraba con una sonrisa tímida.

- Hola Yulia, llegué muy temprano?
- No... está bien....pasa
- Tuve que preguntarle a Vladimir tu dirección, olvidé preguntártela
- Y yo olvidé decírtela- sonrió recordando- quizá fue por el bes...
- Qué?

Yulia supo que había hablado demasiado

- Qué qué?- le preguntó a Lena como si no supiera de lo que le hablaba
- Creo que dijiste.... que fue por el beso..
- El... emm.. el beso?
- El que yo te dí
- Ahmm.... –miró hacia arriba- deberíamos empezar por el techo.

Ambas comenzaron a reír estúpidamente, era obvia la intención de despiste del comentario, así que a ninguna le fue posible disimular su nerviosismo.

Alguien tocó a la puerta. Yulia corrió como una centella hacia la puerta

- VLAD!!!!!, me alegra verte, pasa por favor, cómo has estado?, compraste la pintura?...
- Yulia para! No hables tan rápido me estás volviendo loco!, a mí también me alegra verte, ya pasé adelante, y estoy bastante bien....- Vladimir calló de pronto
- No me contestaste lo de la pintura, la compraste verdad?
- Ammm, pues..
- VLADIMIR!
- Tranquila iré ahora mismo....

Yulia recordó lo que implicaba la ausencia de un tercero...

- No, no, no, pensándolo bien no necesitamos la pintura, no te vayas- dijo apresuradamente
- Volkova, vinimos a pintar, corrígeme si estoy atrasado con la tecnología pero creo que eso se hace con pintura.
- No nos dejes solas!- le susurró a su amigo en tono desesperado.

Vladimir sonrió

- Bueno..., si así lo prefieres- fingió dirigirse a la sala y luego, escapando del alcance de su amiga, salió corriendo del apartamento.
- Te quemarás en el infierno Petrovich!!!!

Al volverse vio la cara sorprendida de Lena.

- Juegos de niños- le dijo Yulia

Vladimir regresó un rato después y comenzaron a pintar. Iniciaron con la cocina y el comedor, que, a pesar de parecer pequeños, les llevó el día entero terminar. A las cinco de la tarde se encontraban exhaustos, tendidos en el piso del apartamento.

- Debo irme, me están esperando- dijo el chico
- Acaso es una chica Vlad?- le preguntó Lena con curiosidad

Vladimir le sonrió fingidamente- nos vemos- dijo sin contestar

Se quedaron en un incómodo silencio un rato después de que Vladimir se hubo marchado, hasta que Lena lo rompió.

- Yulia, mira, no sé si esto vaya a molestarte, pero..
- Qué?- le dijo volteándose para verla
- Te traje esto

Era un sobre amarillo, Yulia lo abrió curiosa y descubrió un pequeño corazón plateado. Quedó totalmente estupefacta, el corazón era muy parecido al que le había regalado Mariana.

- No creo que deberías olvidarla, ella no lo merece
- Yo...

Yulia Volkova se puso de pie y se quedó quieta. Luego posó el corazón sobre una mesa y se alejó lentamente hasta el balcón. Lena lo pensó bien antes de decidirse a seguirla.

Yulia se encontraba apoyada en la barandilla del balcón, observando hacia abajo.. sus ojos estaban húmedos y rojos, pero no lloraba.

- Yulia.........
- Ves el parque? – le preguntó como si no la hubiera escuchado- Ahí fue donde la conocí, y también donde pasé la noche que ella murió.

Lena miró hacia el parque, totalmente cubierto por nieve y le pareció el lugar más solitario del universo, luego miró a Yulia.

- Aún la extrañas?- le preguntó

La chica de ojos azules levantó la vista para mirarla, luego la desvió de nuevo hacia abajo. Y asintiendo dijo:

- Todos los días -la voz se le quebró- cada vez más.
- Creo que cometí un error de nuevo...
- Quizá sea mejor que me vaya -le dio la espalda a Yulia.
- No, Lena. Mírame –la chica pelirroja obedeció- no has hecho nada malo hoy. Por favor no te vayas.
- Yulia, tengo que decirte algo, y después me dirás si quieres que me quede.

Yulia se quedó mirándola sorprendida. La mirada seria de Elena le hizo suponer lo que diría * No Lena, no..* repetía en su cabeza.

- Desde que te conocí- empezó a decir la de rizos- no he pasado una sola noche sin pensar en ti.....porque.....porque creo que te amo.

Yulia sabía que iba a decir esto, pero no quería que lo hiciera, se quedaron en silencio, viendo la nieve caer.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:29

VI- Te extraño tanto Mariana!

El conflicto que ahora se desarrollaba en la mente de Yulia era incontrolable. Qué debía hacer?, Lena estaba ahí, confesándole su amor, pero su temor a ser lastimada le impedía responderle.

La chica de rizos esperaba una respuesta, pero quizá inútilmente, quizá aquel corazón helado de la chica de ojos azules realmente no amaría a nadie, no después de Mariana.

* No me dirá nada *- concluyó Lena, y siguió su camino hacia la puerta del apartamento con las lágrimas avecinándose a sus ojos.

* Detenla, dile lo que sientes* - el corazón de Yulia le gritaba que lo hiciera, pero la puerta ya se había cerrado tras la chica.

Se quedó inmóvil, viendo el parque, pensando en Mariana.....y en Elena.

- Lo siento Lena, pero no soportaría perderte- susurró

Habría pasado el resto de la noche en el balcón si el frío no se lo hubiera impedido, se levantó y fue hasta la mesa donde aún reposaba el corazón de plata, lo tomó con su mano derecha y se acostó en el sillón a observarlo, hasta que se durmió.

Lena regresó al día siguiente, al contrario de lo que había pensado Yulia.

* Ella es increíble, vino aquí sólo para cumplir su promesa *

No se dirigieron palabra, y el incómodo silencio hizo que Vladimir comprendiera que él también debía permanecer callado.

Al final del día, cuando por fin terminaron de pintar el apartamento, Lena se retiró, y Vladimir comenzó a interrogar a su amiga

- Qué sucedió anoche cuando me fui?- empezó
- No sucedió nada- Yulia realmente no quería hablar de ello
- Por favor!, este sitio estaba más silencioso que una escuela de mimos!

Yulia siguió sin decir nada.

- Dime qué paso, soy tu mejor amigo, sabes que puedes confiar en mi. Recuerdas cuando éramos niños y te hiciste pipí encima?, yo jamás dije....
- De acuerdo Vlad, de acuerdo.... ella me dijo que me amaba- miró hacia la ventana
- Ohh -Vladimir estaba impactado- y bien?, qué le dijiste?
- Nada- dijo sin apartar la vista del paisaje nevado, un sentimiento de culpa le oprimía el corazón.
- Nada??? Y qué hizo?- Vladimir no sabía si sentir alivio, o tristeza por su amiga
- Se fue, no dijo nada más.

Callaron de nuevo, a pesar de que Vladimir miraba a su amiga ella seguía con la mirada perdida .

- Por qué no le dijiste...- rompió el hielo Vladimir
- Tengo mis razones, no quiero que cuestiones lo que he hecho- interrumpió Yulia duramente.
- Estás lastimando a Lena!
- No quiero perder a nadie más!
- Mariana no hubiera querido......- Vladimir alzaba la voz
- QUÉ TE HE DICHO DE MENCIONARLA?- Yulia por fin volteó para ver a su amigo.
- MARIANA NO HUBIERA QUERIDO QUE NO TE PERMITIERAS AMAR POR MIEDO, Y MENOS AÚN POR SU RECUERDO - continuó el chico sin hacer caso a Yulia- ENTIÉNDELO DE UNA VEZ YUL, MARIANA NO VA A VOLVER!!!

Silencio de nuevo. Ahora se miraban a los ojos, Vladimir temblada de furia.

- Piensa en eso –murmuró y salió dejando sola a Yulia.

Quien temblaba ahora era la chica de ojos azules, apretaba fuertemente los dientes y respiraba agitadamente. Sin poder aguantarlo, rompió a llorar.

* Qué debo hacer???*- Yulia sentía como esa herida que había sido abierta en su corazón hace un año se agrietaba nuevamente- * Te extraño tanto Mariana *




Las amo a las dos

Vio el parque nevado de nuevo, ella estaba sentada en la misma banca de siempre, pero ahora se encontraba en los brazos de una chica de cabello rizado. Conversaban animadamente, eran felices.

- Quién es esa chica? -dijo de pronto la voz de Mariana- la de ojos verdes.
- Lena? -contestó esta- ella trabaja para mi, sólo eso.
- Si no te conociera diría que no hablamos de la misma chica -levantó las cejas- pues yo hablo de una que tienes aquí -posó su mano en el lado izquierdo de su pecho, justo sobre su corazón.

Yulia suspiró. Era verdad.

- Ella es idéntica a ti, pero tiene cosas tan distintas a la vez
- Creo que esas cosas te gustan, por qué no intentas demostrarle eso?
- Por que todavía te amo a ti,..- hizo una pausa- las amo a las dos
- Yulia -Mariana tomó con sus manos el rostro de la chica- yo ya no estoy ahí, y lo sabes.

Una lágrima escapó de los ojos azules de Yulia

- Lo sé- respondió silenciosamente- lo sé

Se abrazaron, bajo los copos blancos de nieve que caían del cielo.

- No tuvimos oportunidad de despedirnos con anterioridad
- No, creo que nos privaron de ello- respondió Yulia, con el rostro invadido por lágrimas- sin embargo ahora lo hemos hecho.
- Sí, pero debo irme- Mariana se apartó de Yulia, la de ojos verdes no lloraba, se limitaba a sonreír tristemente- y no regresaré.

Yulia cerró los ojos.

- Siempre estarás conmigo, lo sabes.
-Si Yulia, lo sé.....

------------------------------

La nieve había cesado, incluso se veía un ligero rayo de sol, eso fue lo primero que notó cuando despertó por la mañana. Esto era bueno, abrirían el bar de nuevo esa noche

El sueño de la noche anterior había logrado descargar la presión que Yulia sentía sobre su alma. Esa noche llamaría a Lena hacia la barra y le diría cuales eran sus verdaderos sentimientos.

Se levantó del sofá, en donde había caído dormida.

* Antes de ir al bar tengo que hacer una visita*

Se arropó con todos los abrigos que tenía (según el meteorólogo sería uno de los días más fríos del año) y salió del apartamento.

- Qué desea jovencita?- preguntó la señora de la floristería
- Trece rosas
- Trece?
- Sí trece, por qué?
- Solo vendemos rosas individualmente o por docenas
- Y cuál es la diferencia??- Yulia comenzaba a irritarse
- El trece es un número de mala suerte- respondió como si explicara algo natural

Yulia respiró profundamente, estaba al borde de ponerse furiosa

- Entonces deme una docena y una rosa adicional
- Siguen siendo trece
- Ya lo sé!! Sólo deme trece malditas rosas!!!- *respira Yulia, respira*
- De acuerdo señorita, no tiene porqué perder la cabeza.

Con las doce rosas blancas y una roja, se dirigió al cementerio en que la tumba de Mariana estaba situada.

Tomó la docena de rosas y las posó sobre ella.

- Gracias a ti conocí el amor, me hiciste descubrir quien yo era en realidad, me diste fuerza para enfrentarme al mundo, y ahora que ya no estás, sigues viviendo dentro de mi.- se agachó para buscar la figura de plata que había dejado allí hace tanto.
- Buscas esto?- dijo una voz masculina a su espalda
- Vlad?- exclamó Yulia, el chico sostenía el corazón en su mano
- Es increíble que nadie lo haya tomado en todo este tiempo- dijo mientras se lo entregaba
- Es un camposanto de clase alta- explicó, sintió el roce frío de la plata al tomar lo que le extendía su amigo y un escalofrío recorrió su cuerpo- cómo supiste que estaría aquí?
- No lo sabía, algo me dijo que debía venir aquí- el chico dijo mientras sonreía- no visitabas este lugar desde hace un año, vaya coincidencia!.
- Algo me dijo que era hora de concluir un asunto pendiente
- Y esa rosa, por qué no la pones con las demás?

Yulia sonrió.

- Porque hoy en la noche empezaré uno nuevo.
- Eso es genial Yul -no era verdad, sin embargo no podía quitar a su amiga la alegría que se reflejaba en sus ojos- pero está haciendo mucho frío, debemos irnos.
- Sí - Yulia miró por última vez la gran loza que tenía inscrito el nombre de aquella chica de mirada pícara y ojos soñadores, sonrió ligeramente, y salió del lugar abrazada de su amigo.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:29

VII- No llores Yul, no llores

Yulia manejó hasta el bar seguida por el auto de Vladimir. Y cuando bajó, entendió lo que iba a hacer.

- Oh cielos, no había pensado en que le diría- la chica puso cara de preocupación
- No te pongas nerviosa, sólo debes ser sincera
- Es solo que hace mucho no hacía algo así- se sentaron en la barra, ella llegaría pronto.

El club se llenó poco a poco, Lena no aparecía.

- Estás seguro de que le avisaste que viniera a trabajar?- preguntó Yulia desesperada
- Completamente

Después de media hora, por fin la chica se hizo presente. Se acercó a ellos tímidamente, así como la vez que Yulia le había reprendido.

- Suerte- le dijo Vladimir al oído y se fue a la pista de baile.

La chica de ojos azules tomó la rosa roja que había comprado y la ocultó tras de sí.

- Hola -saludó la chica de ojos verdes
- Hola -correspondió Yulia- puedo hablar contigo? Tengo algo importante que decirte
- Claro
- Ven conmigo

Fueron a una mesa apartada del gentío y la música, pero no se sentaron.

- Acerca de la otra noche... en mi apartamento
- Lamento lo que dije, no fue un momento apropiado, me precipité y..
- Nada de lo que hiciste estuvo mal, fue descortés de mi parte quedarme callada. Perdóname por favor.
- Estabas pasando un mal momento.., qué podrías responder a algo así?- interrogó con mirada afligida

Yulia se preparó, este era el momento..., agarró la rosa firmemente, sintió su corazón acelerarse.

- Lena??- llamó una voz masculina desde la barra
- Aquí Peter- dijo ella

Yulia enmudeció. Un hombre alto se acercó a ellas y pasó su brazo por los hombros de Lena.

- Qué sucede?- preguntó él- interrumpo?
- Ella es Yulia Volkova- la presentó la chica- la dueña del bar

* La dueña del bar???*- a Yulia se le escapaba el aliento

- Yulia, él es Peter Klauss, fue mi compañero de clase en la secundaria.

El chico tendió su mano, Volkova la estrechó con su mano derecha, su pulso era irregular. En su otra mano, las espinas de la rosa se le incrustaban dolorosamente, la estaba apretando muy fuerte.

- No deseo interrumpirlas- dijo hipócritamente Peter- estaré en la barra

Se alejó.

-El es el Peter del que me hablaste?
- Si, ha crecido mucho- dijo viéndolo
- Acaso no se mudó a Alemania??? - empezó Yulia
- Vino a de visita a Moscú, llegó a mi casa esa noche.... la primera que visité tu apartamento -era obvio que no quería recordar el momento- y se queda ahí desde entonces

A la chica de cabello oscuro de le desinflaba el alma- * se queda en su casa?*

- Ohh, ya veo- se limitó a decir

* Dime algo Yulia, lo que sea* - pensaba Lena desesperada, quizá en cierta forma estaba usando a Peter.

Yulia se aclaró la garganta. Pensó que era obvio que la chica que tenía frente a ella estaba empezando algo con aquel hombre.

- Iré a ver que hace Vladimir- explicó, guardó rápidamente la mano ensangrentada en que empuñaba la rosa en su bolsillo, y luego se fue, dejando a Lena sola.

Elena Katina bajó la cabeza y clavando su mirada en el suelo, suspiró desilusionada.

Sin embargo, la chica de ojos azules salió corriendo del bar, y cuando estuvo en el estacionamiento del lugar, sus ojos se humedecieron.

Sacó la rosa de su bolsillo, las gotas de sangre le bajaban por el brazo, y la lanzó con fuerza en el muro frontal, los pétalos volaron en todas direcciones, No lloraría, ahora para ella eso era de idiotas enamorados.

Descargó su furia contra el muro, estrellando sus débiles puños ya lastimados en él. Sentía como su corazón se desgarraba de nuevo.

De pronto alguien la abrazó por detrás, impidiéndole hacerse más daño.

- Por qué me pasa esto Vladimir??- su voz temblaba, pero no permitiría que las lágrimas inundaran su rostro.
- Tranquila Yulia, estoy contigo, qué pasó?
- Ella vino con ese hombre, con Peter, el chico que quería.

Vladimir entendió, y se mantuvo abrazado a Yulia hasta que esta dejó sus inútiles intentos de romper la pared. Luego se sentaron apoyados en el muro. A Yulia una lágrima se le desprendió más del alma que de sus ojos.

- No llores Yul, no llores- decía el chico repetidamente, aquello le partía el corazón- tranquila, Peter no significa nada para ella, lo sé.
- Cómo puedes saberlo?
- Porque ella y yo nos hemos amigos vuelto cercanos, la otra noche, cuando me fui de tu casa fue porque me lo pidió, no me dijo para qué, cuando me lo contaste lo entendí todo. Ella no cree, sabe que te ama.

Yulia Volkova se limpió algunas lágrimas, estaba recuperando la calma. Comenzó a reírse débilmente, al ver cuán fácil se había desesperado, su mundo se iluminaba de nuevo.

- Entonces debo terminar lo que inicié
- Bien, entonces busca algún pegamento, recoge esos pétalos y reza porque no note el mal estado de la rosa

Ambos comenzaron a reír.

- Te la llamo?
- Si Vlad, por favor.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:30

VIII- Querías verme?

Vladimir, el chico que al igual que su amiga tenía ojos azules, reprimía su deseo de llorar a gritos.

Su alma se encogía al pensar en lo que estaba por hacer, buscaría por todo el club a la chica de rizos que le había robado el corazón a la única mujer que estuvo a su lado en cada momento importante de su vida, Yulia, a quien amaba profundamente desde que eran niños.

Al encontrar a Elena Katina le diría que saliera para encontrarse con ella. Él sabía que en el momento en que la puerta frontal se abriera, habría perdido al amor de su vida, pero después de todo, ella volvería a ser feliz.

Yulia caminaba en círculos nerviosamente.

* Qué le digo??, qué le digo??*- miró las puertas del bar- * malditas puertas, cómo me gustaría romperlas a patadas......Oh, no es el momento para pensar en eso... qué le digo??.. qué le digo?? *

La puerta se abrió para dar paso a Elena y a Yulia el corazón se le cayó a los pies.

- Querías verme?
- Si, toma asiento Lena –lo dijo por costumbre, pues al mirar alrededor descubrió que fuera del bar sólo habían algunos cubos de basura- mejor olvídalo.

Lena la miró seria.

- Te llamé porque quiero contarte una historia sobre una chica que cometió errores toda su vida la llamaremos Yulia..na si, Yuliana .

Ella un día, siendo adolescente, escapó del colegio para fumar un cigarrillo, pero necesitaba un lugar tranquilo para hacerlo, después de mucho caminar encontró un parque pequeño pero acogedor y se sentó en una de las bancas entre los árboles, encendió su cigarrillo y observó a su alrededor, vio niños jugando, personas leyendo... y una chica... una chica de cabello rizado que la miraba raramente, Yuliana decidió acercársele para hablar... y sin saberlo esto cambió su vida.

Yuliana perdió el alma la noche en que a la chica del parque se le escapó la vida, esa noche oscura en que durmió abrazada a sus recuerdos en la misma banca del parque.

Un año más tarde, llegó a su vida una segunda oportunidad de ser feliz, pero una vez más, cometió un error, esta vez por miedo, calló cuando no debía hacerlo.

Lo bueno de esta historia es que aún hay tiempo para modificar su final pero necesito tu ayuda.

Lena, que estaba seria desde la primera palabra de Yulia, se acercó a ella y la miró a los ojos.

Yulia le tomó la mano.

Lena la miró por unos segundos a los ojos, sintiendo ganas de llorar de alegría. Y, acercándose lentamente a Yulia, la besó.


Al fin despertaste

Los párpados de la chica se abrieron y casi instantáneamente se entrecerraron cuando un luminoso rayo de sol irritó sus pupilas azules. Inmediatamente se preguntó porqué no había corrido las cortinas de su ventana la noche anterior, y lo recordó.

* Habrá sido un sueño??*- se preguntaba, estaba tendida sobre su costado izquierdo y entonces sintió, bajo las sábanas, el peso de un brazo sobre su cintura. Al levantar sus cubiertas se descubrió desnuda, y con el corazón acelerándose tomó la mano que ya sabía a quien pertenecía.

- Al fin despertaste- le dijo la voz dulce de la pelirroja

Yulia se volteó y la encontró desnuda también, acostada a su lado

- Si, por poco me quemo la retina de los ojos, debimos cerrar la cortina anoche

Elena rió.

- Estábamos ocupadas- dijo coquetamente
- Sabes? Me gustaría estar ocupada ahora mismo
- A mi también- exclamó mientras se sentaba encima de Yulia, que no hacía más que mirar cada detalle de su cuerpo desnudo.
- Cuantas veces fueron?- preguntó Volkova
- Qué?
- Cuántas veces .... ya sabes?
- Con esta van cinco
- Wow!
- Pero ya deja de hablar
- Como ordene señorita

A las 7 en punto de esa noche, a pesar de la plegarias de Yulia por quedarse en la cama, las dos chicas se encontraban en frente del bar.

Yulia sacó sus llaves para abrir, pero Lena se le adelantó

- Creo que sería mejor que yo abriera – le dijo sonriente
- Déjame, no me trates como si fuera estúpida
- No te estoy tratando como estúpida, sólo digo que es preferible que yo lo haga, necesito que tus manos estén sanas hoy en la noche. Le guiñó un ojo sensualmente.

Yulia le cedió las llaves tragando saliva, quizá en algunas ocasiones valía la pena ser tratada como estúpida.

Pasó el tiempo y, como todas las noches, el club se fue llenando. La mente de Yulia, no se ocupaba en nada más que en lo que había vivido las últimas 24 horas. Así que no notó la ausencia de su amigo, y ni siquiera imaginó lo que este estaba sufriendo.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:30

IX- Vlad

- Chico?? Chico estás bien??- escuchó
- Qué hace parado de cabeza Señor Elefante?
- Chico, eres tú el que está al revés- le respondió el elefante

Vladimir se encontraba acostado en una mesa, sólo su cabeza y sus piernas, que salían del borde, se mantenían colgadas. No tenía idea de adónde estaba, ni de porque el elefante podía hablar, pero el dolor de cabeza le partía los sesos

- Crees que puedas levantarte?
- Eso creo.

El muchacho se levantó rápido e igual de rápido se tambaleó, cayó al suelo y se le oscureció el panorama.

La voz del elefante lo despertó de nuevo.

- Creo que se pasó de tragos
- No estará muerto del madrazo que se dio?- escuchó decir a una segunda voz masculina
- No, sólo muy borracho
- Por lo menos dejó de bailar, qué vamos a hacer con él?
- Que se quede aquí un rato
- Más? Lo dejaste aquí toda la noche
- Entiende que no puedo lanzarlo a la calle. Todavía cree que soy un elefante.
- De acuerdo, de todos modos es muy bien parecido.

Vlad abrió los ojos como si sus párpados tuvieran resortes. En lugar de su amigo elefante se encontró un hombre adulto, y a su lado estaba la persona dueña de la otra voz, un hombre con labial rojo y suficiente maquillaje para que Vladimir se sintiera preocupado. Ambos lo miraban

- Hey, ya despertó -dijo este y comenzó a acercarse a Vlad- hola guapo

Vladimir olvidó sus nauseas y su dolor de cabeza para incorporarse de un salto.

- Qui...quién es usted?- tartamudeó
- Tranquilo amor, el es Boris mi novio, y yo soy Nat, somos los dueños de este bar
- Su...su qué?

Vlad se horrorizó al pensar que había pasado una noche ebrio en un bar gay desconocido, y bajó las manos para asegurarse de que su pantalón estuviera en su lugar.

- Tranquilo chico, pasaste la noche solo -le dijo Boris, el hombre “elefante” al ver su expresión- y cantando el nombre de una chica nadie se te acercaría.
- No recuerdo haber entrado aquí
- Me parece que ya estabas ebrio cuando llegaste, estás muy desafinado, espantaste muchos clientes, nos hiciste perder algunos rublos.

Fue entonces cuando Vladimir recordó todo.

- Quién es Luly?- preguntó Nat
- Luly?
- Ese era el nombre que cantabas
- ahh, ...Yuly... Yulia
- Te dije que estabas desafinado.- dijo Nat
- Ya me voy -dijo Vlad- cuánto les debo?
- Nada chico, pero deja que te llame un taxi- le ofreció Boris
- No, gracias, prefiero caminar

Momentos después Vladimir, que había recuperado su jaqueca, caminaba por las nevadas calles de la ciudad en que creció, y recordó lo que había vivido junto a Yulia en cada rincón de ella, las luchas con nieve en el parque, las caminatas bajo la lluvia después del colegio..., su vida entera era su amiga homosexual.

Por qué me dices esto Vlad?

Ya habían pasado cuatro días desde la última vez que Yulia había visto a Vladimir, y esta estaba comenzando a preocuparse, se tranquilizó cuando lo vio entrar al bar esa noche y dirigirse a ella lentamente.

- Hola
- Hola Vlad, dónde has estado?
- Por ahí, en ningún lugar en especial. Cómo te fue al final?

Lena llegó al lugar en que se encontraban y abrazó a Yulia por detrás, dándole un beso en el cuello.

- Ya ves- respondió la chica de ojos azules
- Hola Vlad!- saludó la pelirroja
- Hola Lena- respondió sin ganas
- Te ves cansado
- Sí, estoy un poco cansado
- Mi amor, creo que te llaman en aquella mesa- interrumpió Yulia

Cuando estuvieron solos, Yulia se acercó a su amigo y le susurró:

- Seis veces esa noche- sonrió pícaramente
- Seis veces qué?

Yulia levantó las cejas

- Seis veces- repitió
- Aww... Seis???- por fin entendió a lo que se refería
- Sí señor, quieres Vodka?
- Definitivamente

La chica sirvió en dos vasos el licor. Y mientras le entregaba uno a Vlad, levantó el suyo.

- Por el amor?- dijo a modo de brindis y lo tomó de un trago

Vladimir la miró fijamente y..

- Te amo

Yulia escupió una nube de vodka por toda la mesa.

- QUÉ?- fue lo único que pudo pronunciar mientras tosía
- Lo siento Yulia, no pude aguantarlo más
- Pero...pero tú no puedes amarme... yo no... tú no... tú y yo no......hace mucho?
- Toda la vida
- Vlad yo te quiero como un amigo, como un hermano, pero no puedo amarte.
- Acaso crees que no lo sé? Crees que cierro los ojos ante la realidad de que no vas a amarme nunca? Crees que guardo alguna esperanza de que sientas algo por mí? Dímelo, lo crees?
- Entonces por qué me amas?
- Simple... me es inevitable, igual que a ti te es inevitable querer a Lena.
- Por qué me dices esto Vlad?
- Porque estoy suficientemente borracho para olvidarme de mi orgullo.

Vladimir se levantó para irse.

- Por qué me ayudaste con Lena, Vlad?
- Porque con ella serás feliz

Su amigo salió del bar y Yulia Volkova pensó en que no entraría nunca más.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:31

X- Estás sola?

El bar estaba más lleno que nunca, así que Lena no advirtió que su novia estaba adentrándose cada vez más en una dimensión extraña gracias al Vodka.

Volkova se sentía terrible, su amigo la amaba y ella nunca se había dado el trabajo de prestarle atención.

* Pobre Vlad * - repetía en su mente.

Pasaban los minutos y Yulia bebía como nunca. Unas horas atrás era la mujer más feliz del planeta, con su novia, su mejor amigo y su bar. Y ahora una parte de su vida se derrumbaba de nuevo.

- Estás sola?

La mente ya entrenada de Yulia, ayudada por el alcohol, recopilo los detalles de la mujer que le hablaba con una sola mirada.

* 22 años, cabello rubio cenizo un poco más abajo de los hombros, ojos color miel, 90-60-90, definitivamente buscando sexo*

- Por el momento sí -le coqueteó inconscientemente
- Genial! Porque vengo a acompañarte- se sentó en las piernas de Yulia y comenzó a acariciarle el cabello.
- Oye, no creo que ese sea un buen lugar para sentarte

La chica dejó de acariciar el cabello de Yulia y lentamente bajó su mano hasta la entrepierna de esta.

- A mi me gusta.. está muy caliente...

Yulia trataba de resistirse pero ya estaba acostumbrada a dejarse llevar y poco a poco Lena se fue apartando de su mente.

- Vamos a algún lugar donde pueda enseñarte lo que puedo hacer.

La puerta de la oficina de Yulia de abrió de un golpe, mientras esta y la chica de cabello rubio se besaban apasionadamente.

Yulia se lanzó de espaldas al sillón mientras se quitaba la blusa, la chica se desnudaba frente a ella, poco después esta comenzó a besarla en el cuello, el pecho, el vientre....

Yulia la tomó por la cintura y la acostó en el lugar en que ella estaba hacía un momento, se quitó los pantalones y lentamente se acostó entre las piernas abiertas de la chica . No sabía lo que hacía, o acaso sí lo sabía?

- Ah AH!

Su compañera gemía cada vez más alto, y Yulia veía en su cara que lo estaba haciendo bien, giraron nuevamente, de forma que Yulia pudo ver los senos desnudos de la chica, el techo y el rostro sorprendido de una pelirroja de ojos grises.


Tu corazón no es de plata

Para los clientes del Van Gogh, fue el mayor espectáculo de su vida. De una puerta salió una enfurecida chica pelirroja llorando, seguida por otra que se subía los pantalones al tiempo que corría gritándole que la esperara, y al final, una tercera chica que se encontraba a medio vestir, con una gran sonrisa en su rostro.

- LENA, lena...
- CÁLLATE!

Lena le tiraba todo lo que encontraba a su paso, vasos, platos..

- Lena, por favor, LENA- decía la de ojos azules esquivando los objetos

La chica de rizos salió del lugar, Yulia la siguió

El frío afuera era insoportable, aún más con los pantalones abiertos.

- Espérame..

Lena se volvió para encararla, estaba furiosa

- PARA QUÉ? ACASO TIENES UN NUEVO TRUCO PARA HUMILLARME? PARA LANZARME EN CARA LO ESTÚPIDA QUE SOY POR CREER QUE ME AMAS?
- Lena yo te amo, te lo juro
- ESO SE LO DICES A TODAS VOLKOVA?
- Lena, por favor...no te vayas así- Yulia lloraba
- Que no me vaya? Bien,... me quedaré si me dices que lo hiciste sin querer, puedes mirarme a los ojos y decirme que no sabías lo que hacías?

Yulia dejó de hablar, y bajó la cabeza. A pesar del alcohol que había consumido, ella sabía lo que hacía, se había dejado llevar por el deseo.

- Déjame en paz Yulia, tu corazón no es de plata, es una roca impenetrable. Maldigo el día en que me enamorarme de ti.

Lena subió a su auto y se alejó. Dejando a Yulia tiritando de frío, hundida en lágrimas y arrepentimiento.
Volver arriba Ir abajo
kconniye
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 29
Localización : Mi Kasita 0=)
Cantidad de envíos : 144
Fecha de inscripción : 20/07/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   22/7/2008, 02:32

XI- Eres libre

Habían pasado tres semanas desde el incidente en el Van Gogh. Y a pesar de que Lena había regresado a trabajar después de la primera semana, no se habían dirigido palabra en todo ese tiempo, a Yulia le pesaban las palabras de Lena en el corazón “ Maldigo el día en que me enamoré de ti”, la pelirroja no podía haber escogido mejores palabras para mostrar su desprecio ante los actos de su novia.

Peter hizo su aparición de nuevo y a Yulia no le agradó en absoluto, pero ella ya no tenía ninguna clase de influencia sobre Lena, sabía que no podía hablar.

El antiguo compañero de la chica de ojos verdes poco a poco se fue convirtiendo en su novio.

Yulia ahogaba sus penas en Vodka, no en mujeres. Nadie podía impedírselo, pues ya no tenía a nadie en el mundo. Ahora era característico verla sentada en una mesa en la oscuridad, con la mirada perdida y la botella casi vacía.

Y justo de esa manera la encontró Lena la noche que se le acercó para hablarle por primera vez en mucho tiempo.


- Yulia?
- Qué quieres Lena?- su voz era muy grave y temblorosa, como si tuviera un nudo en la garganta para retener el llanto.
- Peter se irá de Rusia- le dijo mirándola en un intento por mostrar indiferencia

Yulia cerró los ojos, estaba lo suficientemente sobria para saber lo que quería decirle

- Y tu te irás con él- el nudo en su garganta se apretó más
- Si- respondió- y por ello debo renunciar
- Cuándo te vas?- abrió los ojos
- Mañana por la noche, pero si me pides que trabaje....- a Lena también le dolía, aquella figura derrotada y ebria era la chica a la que amaba de forma extraordinaria.

Yulia apoyó su cabeza en la pared detrás de ella, sumiendo su rostro en la oscuridad, una lágrima le bajó la mejilla.

- Eres libre- se escuchó decir desde la penumbra
- Gracias- a Lena le temblaban los labios, le dio la espalda a Yulia por un par de segundos, sin moverse, indecisa.
- Cuídate Yulia Volkova

Siguió su camino hasta donde se encontraba Peter esperándola.

Yulia nunca se sintió más sola en su vida. La había perdido, como perdió a Mariana.

Explotó en llanto y se acostó sobre la mesa, cubriendo su cabeza con sus manos.

Horas después, Vladimir colocó la botella de Vodka en el suelo, y observó el cuadro por unos momentos, con el corazón desgarrado levantó a su amiga en brazos para llevarla a casa y le escuchó decir:

- Ella se irá Vlad.
- Te lo digo Yul, ella aún te ama

Esa mañana no nevó, en su lugar la lluvia se hizo presente, el día lloraba junto al alma de Yulia.

Se levantó temprano, el dolor de cabeza la mataba. Encontró a su amigo dormido en el sofá, y con mucho esfuerzo sonrió, él era su único amigo, la única persona del planeta que no le había abandonado.

Se preparaba un café cuando lo escuchó levantarse.

- Huele bien!- dijo
- No puedo darte la razón, creo que ya perdí todos mis sentidos –dijo roncamente- cómo supiste...?
- Lena me llamó -su cara mostró seriedad de pronto- ella te quiere
- No, ella me odia, y tiene razón.
- Te lo digo Yul, ella aún te ama.
- Y qué gano con ello?
- Que tienes la oportunidad de actuar

Rió sarcásticamente

- Qué sugieres que haga?
- Su vuelo sale a las 19:00 hrs, incluso sé de cuál aeropuerto, ella me lo dijo
- Estás loco Vladimir!, no existe forma en el mundo de que yo sea capaz de detenerla.
- No intentes detenerla, sólo pídele perdón, ella decidirá si irse o quedarse.

Yulia se quedó pensativa por un momento.

* En todo este tiempo no le he pedido perdón, por qué no lo he hecho?*

Miró a su amigo, cuya mirada se perdía en su taza de café.

- Vlad, por qué me ayudaste de nuevo?
- Ya te lo he dicho, sonaría necio si lo repitiera.

Yulia pensó de nuevo. Mirando a Vladimir con compasión

- Ve al aeropuerto, yo estaré bien –dijo el chico- hazlo Yul.

Y Volkova se decidió:

- A qué hora dijiste que sale ese vuelo?

----

Faltaban 10 minutos para las seis de la noche, cuando Yulia y Vladimir llegaron al aeropuerto, Lena ya debería de estar ahí. Pero el aeropuerto, además de ser inmenso estaba totalmente abarrotado de viajeros, sería difícil encontrarla.

Los minutos pasaban y Yulia comenzaba a desesperarse.

- En dónde está Vladimir?- decía impaciente mirando por todos lados
- No lo sé, sabías que Moscú está repleto de chicas de cabello rizado?, me he confundido unas setecientas veces, quizá tenga algunas citas el próximo verano.
- Petrovich, no es el momento para.....

Yulia la vio, era inconfundible, sus rizos, sus ojos, la mirada triste en ellos. Estaba lejos, abrazada a Peter, que a diferencia de su novia, se veía radiante de alegría.

- Lena!- Volkova no pudo contenerse y salió corriendo hacia ella dando empujones entre la multitud- LENA!- repitió, la chica no la escuchaba- ELENA KATINA

Por fin la chica de ojos verdes captó la voz desesperada de la de ojos azules.

- YULIA???- gritó esta- * No puede ser mi imaginación! *
- Qué dices mi amor?- preguntó Peter
- Yulia está aquí, la escuché!- dijo la chica, buscando entre la multitud, por un instante olvido su indiferencia
- Volkova???- el chico hizo un gesto de disgusto, su novia le había contado lo que había sucedido entre ellas dos.
- Sí!
- LENA- se volvió a escuchar, mucho más cerca
- YULIA ESTOY AQUÍ!

Estaban de frente ahora, ambas petrificadas. Lena recordó lo que estaba haciendo y su gesto volvió a ser duro.

- Tengo que hablar contigo, esta vez es en serio, hubiera detenido el avión de ser necesario- Yulia hablaba muy rápido, a pesar de estar muy agitada por la carrera que había hecho hasta la chica.
- De acuerdo- su tono amargado era bastante falso, miró a su novio- Peter nos darías un minuto?
- Claro- dijo de mala gana- pero recuerda que debemos abordar pronto

Se marchó

- Qué quieres decirme?
- Lena..... yo te amo – Yulia no soportaba un minuto más sin decirlo- y necesito que me perdones, yo sé que es difícil, he sido una estúpida toda mi vida, por eso nada me sale bien...

Los ojos verdes de la chica mostraron lástima.

- Yulia yo...- empezó a decir luego de unos minutos
- Quiero que me perdones por quedarme callada aquella noche, por haber sido una estúpida grosera y sobre todo por lo imbécil que fui cuando pasó... aquello.

Sé que no merezco tu perdón, pero también sé que no existe sobre la tierra un corazón como el tuyo.

Antes de conocerte vivir no significaba nada para mí, amarte me ha hecho amar cada detalle de hacerlo. Tú le diste sentido a mi vida, no se lo quites ahora por favor....

- Yulia -Lena tomó con una de sus manos la barbilla de la chica para que se calmara- te perdono

Volkova dejó de hablar, miró los ojos de Lena sintiendo su alma elevarse..ella la había perdonado, pero su entusiasmo se apagó al ver que esta seguía mirándola seria.

Una pesadilla, no podía ser otra cosa, tenía que ser un mal sueño,... pero no, todo era real.

Su estómago se volvió pesado de repente.

- Pero esta vez el perdón no es suficiente

Yulia cerró los ojos lentamente, mientras inclinaba la cabeza de nuevo.

En el interior de Lena la confusión era insoportable. Acaso quería quedarse junto a Yulia?, no, no podía.

- Te irás con Peter- los ojos de Yulia se inundaban.- pero por qué..??

La chica de rizos se aferró a su cuerpo en un abrazo, empapando su abrigo con el llanto. Yulia no podía llorar, las lágrimas se mantenían en sus ojos, el dolor que sentía la debilitaba a tal punto que no tenía fuerza para hacerlo, sólo sentía un gran vacío en su pecho. Y prefirió no preguntar más la razón de la partida.... sabía cuánto la había lastimado.

- No regresarás, verdad?- preguntó con voz quebrada
- No- respondió la pelirroja- no podría verte de nuevo, mi corazón no lo soportaría.

Yulia asintió despacio con la cabeza –el mío tampoco.

Peter regresó.

- Mi amor, debemos irnos- dijo antipáticamente observando como las chicas no desistían de su abrazo

Lena tembló como si acabaran de leer su sentencia de muerte. Por fin las lágrimas de Yulia se hicieron presentes. Se separó de la chica rápidamente, el nudo en su garganta la ahogaba. Dirigió su mirada hasta el chico.

- Cuídala, Klauss – le dijo suavemente, limpiando las lágrimas de su rostro.- no permitas que exista más tristeza en su vida.

La voz quebrada de la chica suavizó a Peter, quien asintió, se imaginaba cómo sería estar en el lugar de Yulia, dejando ir a Lena para no verla nunca más. Abrazó a su novia fuertemente, y se adentraron en el aeropuerto.

Yulia cayó sobre sus rodillas, llorando mientras el sentimiento de vacío se extendía por todo su cuerpo.

Vladimir se acercó a ella compasivamente.

- Qué sucede en mi vida Vlad? - le susurró Yulia al sentir su presencia- acaso estoy destinada a sufrir cada vez que alguien entre en mi corazón?

El chico la miró con aflicción y le respondió

- De una u otra forma todos lo estamos, Yul.

La levantó con cariño y se abrazaron fuertemente en medio de la multitud.

Pasados unos minutos en que Yulia descargó su alma sobre los hombros de su amigo, regresaron al auto. Vladimir sentó a la chica en el asiento de pasajero, y le colocó el cinturón de seguridad, ya que Yulia, perdida en un universo desconocido, lloraba incansablemente.

* Si tan sólo me amaras Yul *

Acababan de emprender el regreso cuando el chico notó en la pista del aeropuerto varios aviones en movimiento, volvió la vista a su reloj. Eran las 19 hrs. en punto. Detuvo el auto y contempló a Yulia una vez más, la niña tenía la cabeza apoyada en la ventana, y a pesar de que sus ojos estaban cerrados, él supo que estaba despierta, supo que aún lloraba. Y un suspiro prolongado que escapó de los labios de ella le entristeció profundamente.

Vladimir miró de nuevo la pista iluminada y todos los aviones en ella, y su corazón se estremeció al saber que dentro de alguno de ellos, había una pelirroja que también lloraba en silencio.

FIN
Volver arriba Ir abajo
narualj
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 25
Localización : medallo xD lo peor.. n with my vast loneliness
Cantidad de envíos : 69
Fecha de inscripción : 22/02/2008

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   13/8/2008, 16:13

triste.. pero me encanto.. queria que se quedaran juntas .. me gusto mucho n.n
Volver arriba Ir abajo
zhayho
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : en el rincon mas recondito de este platena
Cantidad de envíos : 120
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   9/8/2011, 04:48

si yo tambien keria lo mismo estubo muy triste ese adios pero me enkanto
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]   

Volver arriba Ir abajo
 
Corazón de Plata [CoMpLeTo!!]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Café y té "buenos para el corazón"
» En Mar del Plata se construyen 360 edificios. Por Sofía Wachler.
» AYUDA CHICAS NECESITO KIT COMPLETO PARA UÑAS DE GEL
» "Mar del Plata no recuerda algo así", dijo Pulti sobre el recital de Montaner
» Cuestionan al municipio de Quilmes por el proyecto Costa del Plata

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: