Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 YO QUISIERA [COMPLETA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: YO QUISIERA [COMPLETA]   9/7/2008, 16:48

Yo Quisiera


CAPÍTULO 1

Revelando secretos


“Bueno, ya sabes que no me gusta que te pongas así, de todos modos conoces la manera en que es él, además, es lógico que si no te das a respetar siempre esté haciendo lo que se le da la gana contigo, pero por favor ya no llores, ¿ok? Te prometo que mañana mismo te tengo una respuesta y si el tarado de Vitya me dice algo que no esté en tu favor,
te juro que la parto la cara ¿ok Lena?”


L: “Pues sí, pero es que ya me cansé de esperarlo, ¿estás segura de que el quiere algo conmigo? Mejor dime la verdad Yulia, no me gusta que
solo estés mintiendo por no hacerme sentir mal”


Y: “Ay Lena, si él no quisiera algo contigo ya te lo habría dicho, eres mi mejor amiga y jamás haría algo que pudiera lastimarte, pero lo que si es que quiero que quede bien clara una cosa”

L: “¿Qué?”


Y: “Pues que lo que pase con mi hermano no tiene por que interferir en nuestra amistad, por que me dolería mucho que por culpa de ese tonto saliéramos peleadas”

L: “Eso nunca pasaría tontita, eres mi mejor amiga y ahora serás mi cuñada, no quiero que esto se arruine y no va a pasar, ¿ok? Además tu
hermano ni me pela....”

Y: “Solo dale tiempo, es muy tímido, no entiendo como siendo mayor que yo aún no aprende a comunicarse con los demás, tan fácil que es
decir “me gustas” pero ya ves como se complica la existencia y de paso
me la complica a mi”

L: “Ay no te quejes amiga, sabes que de cualquier manera la vida te lo va a pagar con muchos hijos”

Y: “Ay no, cállate, no me imagino rodeada de chamacos, además ni novio tengo ”

L: “Pues no tienes por que no quieres, ya ni recuerdo cuantos chavos te han dicho que les gustas y tú ni los pelas”

Y: “Es que ninguno me gusta, se me hacen tontos. ¿No tienes un primo o algo así?”

L: “No jaja, no aquí, pero si quieres le digo al que vive en Francia que venga a ser tu novio para que hagan francesitos jaja”

Y: “No, por el momento estoy bien =)”

L: “Ok ok... bueno amiga, te dejo por que mi mamá ya me está viendo muy feo, ¡Llevamos tres horas hablando por teléfono!”

Y: O_O “Se me pasó volando el tiempo. Está bien, de todos modos, te veo mañana ¿por qué si vas a ir a la competencia, ¿verdad?”

L: “Pues si, tengo que ir aunque no quisiera, la vez pasada me lastimé mucho, pero ya ves que dijo la profesora que tenía que ir o ya no me iba a dejar dar clases y tú sabes cuanto me gustaría eso”

Y: “Ay si, que lata con eso. Pero en fin, te veo mañana, descansa y llevas tu gatorade =)”

L: “Jaja ok nos vemos futura cuñada jaja”

Lena colgó el teléfono. Estaba nerviosa por el torneo del día siguiente, pues estaba casi obligada a ganar. Miró la foto que tenía con Yulia a un lado, ambas sonreían... ¡¡¡Que suerte tener una amiga así!!! Siempre la escuchaba, siempre estaba para ella en todo momento sin importar si estaba lloviendo, o granizando o cayendo una tormenta eléctrica, sabía que con solo alzar la bocina y decirle “necesito verte” ella iría a su rescate.

Yulia por su parte también sabía que en todo momento podía contar con ella, y eso era algo que en verdad agradecía pues difícilmente se relacionaba bien con las personas pero en la amistad con Lena todo era fácil, y es que ¿cómo no serlo? Era la mejor amiga que se podía pedir en el planeta. Yulia miró a su alrededor, no sabía por que todo el mundo le insistía tanto en que tuviera novio, a ella no le hacía falta, se sentía bien estando así, además, prefería estar sola antes que engañarse a ella misma; sabía perfectamente que a ella no le atraían los chicos, que le gustaban las niñas, pero no todas; solo le atraía una, pero ella moría por su hermano.

No sabía como soportar ese dolor de escuchar cada vez que Lena le decía “me gusta tu hermano” o “amo a tu hermano”... ¿por qué tenía que enamorarse así justo de ella? ¿por qué entre tantas personas y tantas miradas se había tenido que fijar justamente en esa gris y hermosa mirada de Lena? Pero no valía la pena reclamarse, nada solucionaría su problema, tampoco valía la pena hacerse ilusiones con alguien que jamás correspondería ese sentimiento... ¿por qué? Por que a Lena le gustaban los niños, solo por eso.

Fastidiada de tanto pensar en lo mismo, Yulia se levantó de su cama y salió al pasillo, entonces tocó la puerta cerrada que estaba justo enfrente de la suya.

“Pase” dijo una voz grave al otro lado, entonces Yulia giró la manija y entró al cuarto. Un chico bastante atractivo, con los mismos rasgos físicos que ella, pero con los ojos ligeramente más oscuros estaba frente al espejo peinándose con cuidado.

Y: “Hola hermanito hermoso”

V: “Jaja, algo quieres ¿verdad Yulia?”

Y: “Ay Vitya , como eres, una que te habla lindo y tú que mal interpretas todo, no es posible contigo, de veras”

V: “Jaja ay “zuricata” no te pongas así, solo bromeaba, deberías de conseguirte un novio para que se te quite el mal humor eh”

Y: “Jeje, ya sabes que no quiero novio, al menos no por el momento... y ya que tocas ese tema, jiji, ¿tú como andas ahorita? ¿tienes novia?”

V: “No Yul, no tengo novia, pero la verdad tampoco me interesa mucho eh”

Y: “¡Que mal!”

V: “¿Por qué está mal?”

Y: “Bueno, pues es que no sé si te acuerdes de Lena...”

V: “Claro que me acuerdo de Lena mensa, por si no lo recuerdas estoy contigo en tu clase de gimnasia, y por si no recuerdas, soy el asesor de Lena ”

Y: “Jiji, solo quería estar segura de que la recordabas”

V: “Pues ya ves que sí, ¿por qué? ¿qué tiene Lena?”

Y: “Pues Lena ... Lena está enamorada de ti u.u”

V: “Jajaja que chistocita eres Yulia ”

Y: “No es un chiste, lamentablemente es la verdad”

V: “No sé por que no te creo”

Y: “Yo tampoco sé por que no me crees, pero es la verdad”

V: “No entiendo por que... pensé que Lena tenía novio”

Y: “Tenía, pero ese imbécil la engañó... ya ni me recuerdes, Lena lloró mucho por culpa de ese idiota”

V: “Y ahora se enamora de mi???”

Y: “Pues sí, está perdidamente enamorada de ti, nunca la había visto así, la verdad me sorprende un poco, o sea, siempre me cuenta de sus novios y así...” en ese momento Yulia bajó la cabeza y miró al suelo, mientras su tono de voz también iba descendiendo.

V: “Yulia, disculpa si me meto en lo que no me importa, pero he querido hacerte una pregunta desde hace tiempo, solo que la verdad nunca me he atrevido”

Y: “Dime, estamos en confianza Vitya”

V: “Yul, ¿te gustan los niños?”

Y: O_O “¿Por qué me preguntas eso?”

V: “¿Me juras que no te enojas si te digo?”

Y: “No, para nada me enojo, ¿cómo crees?”

V: “Pues es que he notado que miras extraño a las mujeres, las examinas de pies a cabeza, aveces lo haces discretamente, pero otras veces eres demasiado obvia”

Yulia enrojeció demasiado y clavó aún más su vista en el suelo.

Y: “Vitya tengo vergüenza de decirlo”

V: “No tienes por que Yulia, no es una enfermedad ni nada de eso”

Y: “Lo sé, pero me da pena... sí, me gustan las niñas, pero no le dirás a nadie, ¿verdad?”

V: “Claro que no, tontita” le dijo abrazándola tiernamente.

Y: “Gracias hermanito, te amo”

V: “Yo te amo más, pero... ¿puedo hacerte una pregunta?”

Y: “Sí, desde ahora puedes preguntar casi lo que sea jiji”

V: “Ok jeje, ¿qué sientes por Lena?”

Y: “Eh? ¿yo? Bueno... ¿por qué?”

V: “Por que he visto como la miras, como la cuidas, como te enojas cuando algo no le sale, como compartes su frustración cuando las cosas no salen como las planea, como la abrazas... ¿qué sientes por ella?”

Y: “Ay hermano... “ Yulia suspiró profundamente “Siento que cada vez que alguien le hace daño es como si me lo estuvieran haciendo a mi... siento como si yo no fuera nada cuando ella se va de mi lado... siento impotencia de no poder hacer que sea feliz”

V: “En pocas palabras, la amas”

Y: “Sí, Vitya, creo que sí”

V: “¿Y por que no se lo dices?”

Y: “Por que sería como un suicidio, no podría entenderlo, siento que la perdería, yo solo soy su mejor amiga, ella no sospecha lo que siento y además ahorita está volando en un abismo por ti, por eso vine a verte, necesito que la hagas feliz, necesito verla bien”

V: “Pues entonces tú hazla sentir bien, ¿por qué lo tendría que hacer yo?”

Y: “Por que a Lena le gustan los hombres”

V: “Ay hermanita, a mi también” dijo Vitya mientras una lágrima rodaba por su mejilla repentinamente.


continuara...


Última edición por Crazyforkatina el 25/7/2008, 00:48, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   10/7/2008, 14:25

CAPÍTULO 2

Preguntas extrañas

Y: “¿En serio Vitya?”

V:“Sí, es totalmente en serio, y es totalmente frustrante, no sabes las ganas que he tenido de decirles a mis papás, pero siento que no vale la pena echarles a perder la vida, ni la imagen de “hijo ejemplo” que tengo”

Y: “No tienen por que avergonzarse de nosotros, no estamos haciendo nada mal”

V: “No, pero ya sabes que mi papá tiene ideas medio anticuadas, tan solo recuerda el trabajo que me costó convencerlo de que me dejara entrar a gimnasia”

Y: “En eso tienes razón, pero tampoco es justo que te reprimas a ti mismo”

V: “Lo sé, pero no es el momento de discutir eso, ¿sabes? Mejor dime, ¿qué piensas hacer con la pelirroja?”

Y: “No puedo hacer nada Vitya, a ella no le gustan las chicas, ya me resigné a eso”

V: “Pues que triste que pienses así, pero es lo más real, al menos sabes que debes de estar preparada para todo, pero por lo menos intenta hacer algo con respecto a ese tema, ¿no?”

Y: “No, no es buena idea”

V: “Entonces mejor deja de hacerte daño”

Y: “¿Y cómo hago eso?”

V: “Mejor aléjate de ella”

Y: “Pero también valoro mucho su amistad, y la que cometió el error de
enamorarme de ella fui yo, así que no tengo por que afectarla de ninguna manera, no puedo dejar el rol de “su mejor amiga” solo por que estoy confundida yo”

V: “Entonces sigue así, pero ya no te lastimes por favor”

Y: “Ok Vitya, y dime ¿mañana irás a la competencia?”

V: “Por supuesto que sí, tengo que ir a verla, estoy seguro de que Lena va a ganar el primer lugar, es muy buena en lo que hace”

Y: “Sí, a veces hasta he llegado a pensar que no es humana, que es un angelito hermoso y perfecto”

V: “Estás enamorada hasta las huesos”

Y: “Lo sé, lo acepto, comparto tu opinión XD”

V: “Jaja lo bueno que no pierdes el sentido del humor!

Y: “Eso nunca se debe de perder, ya sabes, si la vida te da limones...”

V: “Pues eso sí hermanita ^^”

Y: “Vitya,, ¿puedo dormir contigo hoy?”

V: “Claro “zuricata” duerme conmigo, por que mañana tienes que gritarl como maniática a Lena cuando gane el primer lugar =]”

Y: “Claro, mi pelirroja es lo mejor”

Ambos durmieron en la misma cama y al otro día se apuraron bastante para irse a la competencia. Se despidieron de sus padres y llegaron al gimnasio, donde había muchas jovencitas guapas y a Yulia se le iban los
ojos, pero nada fue igual a lo que pasó cuando vio a Lena; ella estaba
en un leotardo negro con algunos detalles en rosa que le quedaba ajustado a su hermoso cuerpo. En la cabeza llevaba una pequeña flor que detenía sus rizos, y en general, ese día se veía más hermosa que todos los días anteriores, o eso parecía a los ojos de Yulia, quien no podía despegar la vista de sus bien torneadas piernas para después pasar hacia su pecho, que lucía perfectamente [ay ya me imaginé a Lena así =p] . La pelirroja las miró y fue corriendo hacia ellos, abrazando
frenéticamente a Yulia.

L: “Ay Yul estoy muy nerviosa”

Y: “No tienes por que estarlo, pecosa, sabes que eres la mejor, además wow Lena te ves hermosa”

L: “Gracias, espero que alguien lo note, lo hice especialmente para impresionarlo” dijo mirando a Vitya quien estaba entretenido y no se enteró de nada.

Y: “Yo creo que si se va a impresionar, te ves preciosa, en serio *.*”

L: “Gracias Yul. Oye, ¿podemos hablar allá?” dijo señalando un lugar un poco alejado donde casi no había gente.

Y: “Ok, vamos”

Le avisaron a Vtya y después se fueron.

L: “Y dime Yul... ¿le preguntaste a tu hermano?”

Y: “Sí... le pregunté”

L: “¿Y que te dijo?”

Y: “Lena, es que no le gustas... pero no es por ti”

L: “Ay ¿cómo no va a ser por mi? ¿no le parezco bonita?”

Y: “No Lena no es eso, lo que pasa es que...”

L: “Ah ya sé, de seguro ya tiene novia”

Y: “No Lena, no se trata tampoco de eso, lo que pasa es que mi hermano...” pero no pudo terminar, por que el nombre de Lena sonó en el micrófono, era su turno de empezar con su rutina.

L: “Me dices después, gracias”

Y: “Ok Lena, después te digo...”

Lena empezó a calentar mientras Yulia había regresado con Vitya y la observaba embobada.

V: “La vas a desgastar de tanto verla”

Y: “¿Eh?”

V: “Jaja, nada zuricata”

Y: “Es que es hermosa, ¿no crees?”

V: “Sí, tiene lo suyo”

Y: “¿Cómo que tiene lo suyo? ¬¬ ¡es la niña más linda del planeta!”

V: “Jaja, si tú lo dices, te creo. ¿Ya le dijiste lo que sientes por ella?”

Y: “No, yo creo que nunca se lo diré así me tenga que morder la lengua O_O”

V: “No exageres no es para tanto... ay mira, ya va Lena”

Lena hizo una rutina hermosa, con tanta clase que parecía delicada al punto de pensar que podría romperse en cualquier movimiento... y esa sonrisa sensual e inocente a la vez no se borraba de sus labios... los
jurados estaban complacidos realmente y todo creció cuando hizo sus ejercicios en la viga y el caballo... realmente era exquisito verla ahí, de esa manera tan linda.


Después de que las demás chicas pasaron el jurado dio las calificaciones por micrófono y en todas las categorías y aparatos, Lena ganó la medalla de oro, mientras Yulia le gritaba desde la tribuna. Finalmente Lena se dio una ducha en los vestidores y salió a abrazar a Yulia.

Y: “Muchas felicidades pecosa!!! Ganaste 5 de oro!!!”

L: “Mucho se lo debo a mi asesor por la paciencia que me tuvo este tiempo. Mira, esa medalla es para ti” dijo sacando una y colgándosela en el cuello. “Y esta es para la niña que más quiero, para mi amiga.... no sé
por que digo amiga, para mi hermana Volkova” expresó sacando una más
grande y colocándosela en el delgado cuello, para después darle un beso en la mejilla.

Y: “Gracias Lena, por eso te queremos tanto”

L: “No tanto como yo quisiera” dijo viendo a Vitya, quien solo se hizo el loco y no dijo comentario alguno.

Y: “Lena, te invito a comer a mi casa, ¿te dejan?”

L: “Sí, supongo que sí, pero déjame preguntar, ¿ok?” Lena fue con su mamá, que estaba en las tribunas y la abrazó, para después empezar a
platicar con ella.

V: “Se ve buena onda tu suegra”

Y: “Jaja no es mi suegra u.u, pero si, es muy linda”

Lena regresó por fin y los tres se fueron a casa de Yulia, donde no había nadie, pues salieron a ver a su tío.

Los tres comieron comentando acerca de la competencia, pero después de un rato Vitya las dejó a solas.

L: “Ahora si dime, ¿tu hermano que?”

Y: “no te lo puedo decir, pero en serio que no es por ti pecosa”

L: “Para mi que si se trata de eso, pero si no me quieres decir está bien” dijo Lena haciéndose la ofendida, pero Yulia solo la miraba en silencio pensando en la maravilla que sería tenerla de pareja.

L: “¿Sí me escuchaste?”

Y: “¿Eh? ¿Perdón?”

L: “Yulia, ¿qué tienes? Últimamente como que te noto distante, no me haces mucho caso, ¿en que piensas?”

:Y “En... cosas Lena, en cosas, no importa, lo siento, ¿qué decías?”

L: “¿Segura? ¿No te pasa nada?”

Y: “No Lena” solo dijo eso mientras la abrazaba y sentía un poco de esa
calor que jamás podría sentir sin el pretexto de la amistad.

Lena se separó finalmente del abrazo.

L: “Bueno, hagamos de cuenta que te creo, pero espero que en algún momento me digas que te pasa por que a veces te ves demasiado extraña”

Y: “Lena, ¿qué harías si te dijera que estoy embarazada?”

L: O________o “¿Estás embarazada?”

Y: “Jaja, solo pregunté que harías si te dijera eso?”

L: “Pues la verdad sentiría una decepción muy grande por que ese no es el futuro que se merece una niña tan linda como tú, pero también te apoyaría en caso de que no tuvieras apoyo de nadie más, además mi sobrinito sería muy consentido por mi...” dijo mirando hacia el vientre plano de Yulia.

Y: “Jaja, no te aceleres Lena, lo que pasa es que de pronto me surgen preguntas extrañas jiji”

L: “¿Hay alguna otra pregunta extraña que quieras hacerme? Jaja”

Y: “Ammm,.. ¿qué harías si te dijera que me gustan las niñas?”

continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   10/7/2008, 14:35

CAPÍTULO 3

Igor

L: “Pues... te diría que muy probablemente estás confundida por la edad”

Y: “¿Y si te dijera que no es una confusión?”

L: “Pues nunca me había puesto a pensar en esa posibilidad, pero pues seguirías siendo mi mejor amiga, tú siempre vas a ser eso para mi”

Y: “Pues jeje, gracias es bueno saberlo”

L: “Pero no estás embarazada ¿verdad?”

Y: “Jajaja, ya te dije que no, solo era una pregunta”

L: “Ok Yulia, te creeré =]”

Pasaron la tarde charlando acerca de cosas sin importancia, lo que le interesaba a Yulia era solo estar cerca de la pelirroja, por más que esto le llegara a lastimar.

L: “Bueno querida Yulis, ya me voy por que todavía tengo que hacer tarea para mañana, además de que quedé de hablarle por teléfono a una amiga, y pues no quiero hacerla esperar tanto”

Y: “¿Una amiga?” inquirió Yulia levantando una ceja

L: “Jaja sí, si fuera algún chico ya te lo habría comentado, ¿no crees? Además, sabes que en este momento mi corazón pertenece solo a Vitya aunque no me haga caso el desdichado”

Y: “Jaja, pues sí, pero mejor trata de olvidarlo, creo que sería lo más conveniente”

L: “¿De plano?”

Y: “Sí Lena, de plano es lo que más te conviene, no quiero que salgas lastimada de todo esto “

L: “Pues entonces empezaré a hacerte caso Yulia”

Y: “Así las cosas deben ser”

L: “Jajaja, ok Yulia, entonces nos vemos”

Antes de que Lena saliera por la puerta se escuchó la voz de Vitya desde las escaleras.

V: “Zuricata... ¿puedes venir un momento por favor?”

Yulia quería que se la tragara la tierra, pues nunca le había comentado a Lena el apodo que tenía en su casa, así que solo se puso totalmente roja.

L: “¿Zuricata? Jajaja ¿como Timón el de el rey León? Jajajaja”

Y: “Ay calla Lena jaja, déjame en paz, lo que pasa es que así me dice mi hermano, dice que a lo lejos parezco una zuricata jaja”

L: “Jajaja, no tengo ningún comentario, prefiero seguir teniendo amistad contigo jajaja”

Y: “Jajaja que chistosa Elena”

L: “Ay ya no te enojes zuricata, nos vemos el lunes en la escuela. Te veo donde siempre, es que salgo a las 12, pero ahí te espero”

Y: “Ay sí, ay sí, como soy de cuarto salgo antes que tú” le dijo haciéndole una parodia

L: “Jaja no es mi culpa haber nacido antes Yulia jaja”

Y: “Bueno ya ya, déjame en paz Lena Sergevna Katina”

L: “Uy que humor, ya consíguete un novio eh Yul... jaja, nos vemos antes de que me mates” fue lo último que dijo para después darle un beso en la mejilla y salir de su casa.

Finalmente Yulia subió a ver a su hermano.

Y: “¡¡¡Vitya!!! Eres un pedazo de tonto, me dijiste zuricata enfrente de Lena ”

V: “Jaja, lo siento hermanita, es que no sabía que todavía estaba ahí abajo, perdóname”

Y: “No hay problema pero no me pongas esa cara de perro regañado XD”

V: “Oki hermana... mira, ¿qué te parece esto?” dijo señalando hacia la computadora.

Y: “Se ve muy bien, ¿qué es?”

V: “Es un diseño que estoy haciendo para un proyecto =]”

Y: “¿Y de que va a ser tu proyecto?”

V: “De la homosexualidad” respondió bajando la voz casi hasta un susurro.

Y: “¿Y por que bajas la voz?” inquirió Yulia imitándolo

V: “Pues por que me da miedo que alguien más escuche lo que te digo”

Y: “Jaja, pero exageras, ni siquiera hay nadie en la casa”

“Hijos... ¡¡ya llegamos!!” era la voz de su mamá

Y: “Bueno, no había nadie en la casa jaja”

Ambos bajaron las escaleras y se encontraron con sus papás, pero ellos no venían solos, pues un chico muy apuesto los acompañaba Su cabello era oscuro y tenía una especie de rayos en rubio en las puntas. Sus ojos eran verdes, muy intenso y su piel blanca. Sus labios rosas y finos. Larissa, la mamá de Yulia lo traía tomado por el brazo.

La: “Yulia, mira te presento a Igor, él es hijo de los vecinos que llegaron hace tres días”

I: “Mucho gusto Yulia” dijo el muchacho extendiendo la mano. Yulia la estrechó con él.

Y: “Igualmente”

La: “Y mira Vlad, él es mi hijo, Vitya”

I: “Es un placer conocerte” expresó para después repetir el gesto que hizo con Yulia. Vitya también le estrechó la mano.

V: “El placer es mío”

La: “Miren, el se va a quedar a comer pues sus papás salieron y se quedó sin llaves afuera de su casa, entonces pues nos pareció cortés invitarlo, ¿verdad Oleg?” inquirió mirando a su esposo.

O: “Sí, así es, sirve de que platican un rato Yulia y él” propuso de manera pícara mientras le sonreía a Yulia. La chica rubia sabía que su papá lo hacía con el propósito de que ella consiguiera novio, pues siempre le insistía con el tema, de alguna manera Yulia sospechaba que su papá ya se había dado cuenta de sus preferencias y que por eso precisamente quería evitarlas, comprometiéndola con cuanto chico conocía.

Y: “Este, sí, claro, vamos a platicar con él, ¿verdad Vitya?”

V: “Sí, por supuesto”

Se dirigieron hacia la mesa y entonces comieron. Al terminar, los chicos se subieron al cuarto de Vitya y empezaron a platicar alegremente acerca de los temas que platican los jóvenes de su edad [cuales temas? No sé, por que estoy medio amargada y nunca platico XD]. Hasta que llegaron a uno de los más típicos e incómodos [jeje, eso sí lo sé ]; los noviazgos.

I: “¿Y tienes novio Yul?”

Yulia estaba en ese momento tomando un poco de agua y casi se ahoga al escuchar la pregunta.

V: “Este.. no, por el momento no tiene”

I: “Que raro, con todo respeto tu hermana es muy bonita, ¿por qué no tienes novio Yulia?”

Y: “Bueno, lo que pasa es que como que no me gustan mucho los niños de mi edad, por que algunos suelen ser un poco... mmm..”

I: “Tontos, si, lo sé, me lo han dicho muchas veces, por ejemplo, mi última novia siempre me lo decía jaja”

V: “¿Cortaron hace mucho?”

I: “No, de hecho a penas cortamos hace una semana, y el motivo del rompimiento fue que me mudé, pero la verdad es que la relación ya estaba un poco desgastada, ¿y tú tienes nenaza ahorita?”

V: “Bueno, este... no, la verdad por el momento quiero concentrarme en la escuela =B”

I: “Haces bien, de pronto las relaciones quitan mucho el tiempo”

V: “Así es, mejor solterito y sin compromisos, así tengo más tiempo de hacer las cosas que me gustan, a veces puedo hasta dedicar más tiempo a la música”

I: Ah, entonces te agrada la música... eso explica el por qué de la guitarra, el amplificador, el micrófono, el teclado y las partituras encima de esa mesa O_O”

V: “Jaja, sí, así es”

I: “¿Y Tu Yul? ¿no tocas ningún instrumento?”

Y: “No, la verdad creo que eso no es para mi, lo que si hago es escribir algunas letras de canciones, después se las doy a mi hermano y él saca las melodías”

I: “Wow, que padre ¿ y quien canta?”

V: “Yulia es que la aúlla mejor jaja”

Y: “Yo no aúllo”

V: “No, la verdad es que mi hermanita canta muy bonito, y también escribe genial”

I: “Me imagino, espero que después me muestren algo de lo que escriban eh, por que a mi me..." No pudo terminar la frase por que fue interrumpido por el sonido de su celular. “Disculpen” dijo mientras contestaba. “Ok si, te veo ahorita”

Y: “¿Era tu novia?” inquirió Yulia con una sonrisa traviesa

I: “No, bueno hubiera sido, pero como te digo, ni novia tengo. Era mi papá, dice que ya están en la casa, así que ya me voy. Muchas gracias por todo chicos, espero de todo corazón que siempre nos llevemos así de bien como hoy”

Y: “Claro que sí, tú no eres uno de esos pesados que se creen la octava maravilla del mundo solo por que viven en esta zona”

I: “Jaja, me gusta tu sinceridad, en fin, espero verlos pronto”

V: “Claro, ten por seguro que así será, es más ¿por qué no nos das tu número? Es que mañana vamos a salir con unos amigos a bailar, y pues si quieres puedes venir ^^”

I: “Claro, sería una buena idea, ¿tienes un cuaderno o algo?”

Yulia le pasó una hoja que estaba sobre una pequeña mesa y le dio una pluma. El chico anotó su número y se lo dio a Yulia, para después salir del cuarto y despedirse de Oleg y Larissa, agradeciendo sus atenciones.

Yulia y Vitya seguían en su cuarto, ambos estaban acostados en el suelo.

Y: “Te cayó muy bien Igor, ¿verdad?”

V: “Sí, es muy agradable”

Y: “Vitya, vi como lo mirabas, por favor no me digas que te gustó”

Vitya se sonrojó un poco y volteó a ver hacia la ventana.

Y: “Ay no Vitya, no hagas eso, no te enamores así de un heterosexual, se siente horrible, te lo digo por experiencia u.u”

V: “Ay hermanita, es muy pronto para hablar de enamoramiento, mejor dime, ¿qué vas a hacer con lo de Lena?”

Y: “Pues ya me resigné a que solo soy su mejor amiga”

V: “Pues a veces así es la vida, ni modo, ¿la vas a invitar para lo de mañana?

Y: “Por supuesto, Lena no puede faltar =]”

V: “Pues avísale entonces, mientras yo voy a llamarle a los demás”

Y: “No, mejor primero llámales para saber quien va a ir”

V: “Bueno, tu mandas zuricata”

Vitya hizo unas 7 llamadas a sus amigos, pero ninguno de ellos podía salir por diferentes motivos, cosa que entristeció un poco al chico.

V: “Ay, nadie va a ir ”

Y: “No te pongas así, ellos se lo pierden, pero así mejor , nada más vamos tú, Lena y yo”

V: “Tienes razón, lo que importa es que nos divirtamos nosotros Ahora si llámale a la pecosa”

Yulia tomó el teléfono y marcó el número de Lena.

Y: “Hola pecosa”

L: “Hola Yul, ¿qué hay?”

Y: “A ps solo llamo para invitarte mañana al antro, lo que pasa es que vamos a salir mi hermano hermoso y yo, y pues nos preguntábamos si querías venir con nosotros”

L: “Claro Yul, por mi encantada, ¿a que hora y donde nos vemos?”

Y: “Mmm... te vemos a las 7 en tu casa, nosotros pasamos por ti, solo pide permiso, ¿va?”

L: “Ok, entonces te veo mañana a esa hora”

Y: “Nos vemos, besitos bye”

L: “Igual, bye bye”

Yulia colgó y después Vitya la miró.

V: “Besitos, bye??? Jaja, que gay eres hermana XD”

Y: “Déjame vivir mi gayosidad en paz, ¿ok? Jaja”

V: “Sale pues”

Y: “Oye, ¿por qué no le marcas a Igor? Digo, para que vaya con nosotros ^^, así sirve de que no te aburres con puras mujeres”

V: “Mero dime que no quieres que esté de mal tercio jaja”

Y: “No es eso zonzo XD , en serio, o a ver, dame el número y le marco yo. Vitya la obedeció, entonces Yul marcó el número.

Y: “Igor?”

I: “Sí, ¿qué pasó? ¿quién marca?”

Y: “Jaja, lo siento, soy Yulia, mira, solo te llamo para saber si vas a ir mañana”

I: “Claro, por mi encantado, pero podré hasta las 9, ¿en dónde se van a ver?”

Y: “Pues nos gusta mucho un lugar que se llama “La tentación” ¿sabes donde queda?”

I: O_O “A ese solía salir con mi novia O_O”

Y: “Jaja, pues ahí vamos a ir, entonces nos marcas cuando llegues, ¿no?”

I: “Sí, yo les marco, pero dime, ¿a que número?”

Y: “Pues a este, de donde te estoy llamando, es el celular de mi hermano”

I: “Ok, entonces yo les marco, nos vemos mañana linda”

Y: “Sale pues, nos vemos”

Yulia terminó la llamada y miró sonriente a su hermano.

Y: “Bueno, pues ambos irán, parece que mañana será un buen día”

V: “Ojalá que sí zuricata, pero ahora ya es tiempo de dormir, ¿no crees?”

Y: “Jaja, pero si son las 6 de la tarde O_o”

V: “Jajajaja XD pero ya tengo sueño, así que con tu permiso...”

Y: “Ok, ok, me voy, nos vemos en la mañana”

Yulia se fue a su habitación y cuando llegó a ella se recostó en su cama y sacando sus cuadernos se puso a hacer la tarea, pero terminó muy rápido, por lo cual se puso a escribir todo lo que estaba sintiendo.

“Soy tu mejor amiga, tu pañuelo de lágrimas, de amores perdidos”

Y: “Si, eso se ve bien” . “Tú te me quedas viendo y me preguntas si algo me está pasando...y yo no sé que hacer, si tú supieras que me estoy muriendo... quisiera decirte lo que yo siento, pero tengo miedo de que me rechaces”...

* Ay no, ahorita como que no me siento capaz de escribir más cosas, además el tonto de mi hermano ya me pegó el sueño, mejor me duermo de una vez* y sin decir más, Yulia se puso la pijama y se quedó dormida.

Al otro día despertó y después de todas las labores en casa se arreglo bastante y fue al cuarto de su hermano como a las 6:30 pm.

Y: “Ay hermano, te ves guapísimo”

V: “Lo sé, yo siempre me veo guapo jaja”

Y: “Claro, es de familia XD Oye ¿ya nos vamos? Quedamos de pasar por Lena a las 7”

V: “Sí, claro, ya vámonos, ¿llevas dinero?”

Y: “Ahorita le pido a papá”

V: “No, no hace falta, yo te invito, pero vámonos ya, ándale”

Ambos salieron de la casa después de despedirse de sus padres y se subieron en el auto de Vitya, que era un Mercedez Benz color negro [pues “pobres” lo que se dice “pobres” no eran vdd? O_o jaja]. Finalmente, después de unos veinte minutos de camino llegaron a casa de Lena y ella se subió al auto para que después de una media hora llegaran a “la Tentación” donde se metieron e inmediatamente se pusieron a bailar todo lo que ponía el Dj... Lena tomaba jugo de naranja, Yulia y Vitya también, pero acompañándolo con vodka. El tiempo se les pasó volando, cuando vieron ya eran las 9pm, y entonces en ese momento un mensaje llegó al celular de Vitya, y el mensaje era de Igor.
“Ya estoy afuera del antro, ¿alguien puede venir por mi?”


V: “Yulia, ahora vuelvo” le dijo al oído para después caminar hacia la salida.

L: “¿Ya se va tu hermano?”

Y: “No, para nada, salió por un amigo que está en la entrada”

L: “Ah ok”

Después de unos cinco minutos ambos chicos regresaron y se pusieron enfrente de ellas.

V: “mira Lena, te presento a Igor... “

I: “Encantado de conocerla señorita” dijo mientras estiraba su mano para tomar la de Lena

L: “Lo mismo digo” respondió Lena con una sonrisa de oreja a oreja, para después sentir como Igor llevaba su boca hasta su mano y la besaba, mirándola a los ojos...

continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   10/7/2008, 15:08

CAPÍTULO 4

Complejo De Explicar

Yulia notó que las miradas entre ellos no perdían contacto y que a Lena se le notaba más feliz que antes, por lo que le dio un ataque de celos e interrumpió el momento de una manera un tanto cortante.

Y: “Como sea, ¿ya nos ponemos a bailar?”

Lena la miró con cara de “¿ésta que?”, pero decidió hacerle caso y los cuatro se fueron a la pista de baile. Al principio, Yulia bailó con Igor y Lena con Vitya, pero después Lena se fue acercando a Igor y así se quedaron durante el resto de la noche, sin darse cuenta que tanto Yulia como Vitya tenían cara de pocos amigos. Finalmente, como a eso de la 1 am, decidieron salir del lugar, puesto que Lena no había conseguido permiso para llegar después de esa hora a su casa. Yulia, Vitya y Lena se fueron en el auto de él, mientras que Igor se despidió y se fue en su propio auto. Cuando llegaron a casa de la pelirroja, Yulia se bajó y le abrió la puerta, para después acompañarla hasta la entrada de su casa.


Y: “Bueno pecosa, estás sana y salva en tu casa, nos vemos el lunes en la escuela”

L: “Ay Yulia, eso no se vale, yo te quería invitar mañana a comer a mi casa u.u”

Y: “Pues si todavía esta en pie la propuesta, acepto encantada ^^”

L: “Ok entonces te veo mañana a las 3 aquí, si quieres también dile a Vitya que venga”

Y: “Ok, yo le digo, nos vemos mañana”

Se dieron un beso en la mejilla y Lena empezó a caminar hacia su casa, pero justo cuando iba a sacar sus llaves para abrir, Yulia le llamó.

Y: “¿Lena..?

L: “¿Qué pasó Yul?”

Y: “¿Mi hermano te gusta mucho?”

L: “Pues sí, pero tampoco me obsesiono, si ya sé que no le gusto, mejor paso a otra cosa y ya, además ya tengo a alguien en la mira, ¿alguna otra pregunta?”

Y: “No... nos vemos mañana”

L: “Ok nos vemos” la pelirroja dio la vuelta y casi cuando estaba adentro de su casa Yulia le volvió a llamar.

Y: “Lena...”

L: “Dime Yul”

Y: “No.. nada, te digo mañana, adiós”

Sin decir más Yulia dio la vuelta y se metió al auto, donde su hermano estaba ya algo desesperado.

V: “Ay zuricata, como te tardas, ya tengo sueño”

Y: “Lo siento, ya no seas llorón”

V: “Ok, solo por que te estabas despidiendo de tu novia jaja”

Y: “No es mi novia ... oye Vitya...”

V: “¿Qué pasa zuricata?”

Y: “¿No notaste como que se llevaron muy bien Lena e Igor?”

V: [suspiro] “Si, la verdad si lo noté, ¿se habrán gustado?”

Y: “Creo que sí, Lena hizo mirada de “aww me gusta” ”

V: “Calma Yulia, no podemos hacer nada, además ni siquiera estás segura, ya el lunes le preguntarás en la escuela”

Y: “No, me invitó a comer mañana a su casa” dijo después de que empezaron a avanzar.

V: “Ah pues qué mejor, mañana le preguntas =)”

Y: “Y me dijo que te invitara también a ti”

V: “Yo no puedo, tengo que hacer mucha tarea, además no quiero interrumpirlas”

Y: “Ok ok, conste que yo te invité”

V: “Sí, gracias, pero ya ves como es la vida jaja”

Y: “Ay no empieces a filosofar, que ya tengo sueño, mejor apúrate, lo único que quiero es llegar a casa a dormir”

V: “También yo me muero de sueño”

Llegaron en 15 minutos a su casa, puesto que no era demasiado el tránsito a esa hora. Entraron sigilosos, procurando no despertar a sus papás y cada quien se fue a su habitación después de decirse un “buenas noches”.

La pelirroja por su parte entró a su recámara después de mirar a sus papás que estaban en la sala viendo la televisión y se encerró para cambiarse su ropa, se puso un diminuto short negro y pegado [ay, lo siento, es que de imaginarla... jaja] y una ombliguera del mismo color pues hacía mucho calor [jaja calor el que me dio de pensar en esa escena!!! Jaja] y lavarse la cara y los dientes, mientras se miraba en el espejo, recordó la sonrisa de aquel chico. Sin duda era muy guapo, además de ser una persona agradable... “creo que me gusta” pensó mientras sonreía. Finalmente se metió a la cama y se quedó dormida.

Al otro día, llegó Yulia a su casa justo a la hora que habían quedado y después de comer muy rico se fueron a su recámara a escuchar música y platicar.

L: “Y dime , Zuricata, ¿qué me ibas a preguntar ayer?”

Y: “Ah, este... pues no, no tiene importancia”

L: “Si me lo ibas a preguntar si tiene importancia para mi °||°”

Y: “Jiji, bueno, solo es por curiosidad...¿también a ti te gustó Igor?”

L: “¿Cómo que si también a mi me gustó? ¿a quien más le gustó?”

Y: “Este.. jaja, era un decir..jeje, ¿si te gustó o no?”

L: “Sí, la verdad es que sí, digo, está guapísimo y todo eso, deberías de invitarlo a salir más seguido con nosotros jeje”

Y: “Pues sí, ¿verdad?” respondió Yulia notoriamente molesta por la respuesta de su amiga.

L: “Yul, ¿te molesta? ¿qué a ti te gusta o que?”

Y: “No, para nada Lena, no es eso. En fin, ya me voy, te veo mañana en la escuela, te portas bien, bye”

L: O_o “¿Hice o dije algo que te disgustara?”

Y: “No Lena, ya te dije que no, solo que recordé que tengo que hacer algunas cosas, nos vemos”

L: “Ok, nos vemos”

Yulia le dio un beso en la mejilla y después salió de su recámara y se dirigió a su casa. Cuando llegó, su hermano estaba cerca de su recámara, se encontraron y él se acercó a platicar con ella.

V: “Hola Hermana ¿cómo te fue?”

Y: “Pues estuvo bien hasta que le pregunté si le gustaba Igor”

V: “Ah, entonces si le gusta... bueno Yulia, tú sabías que esa respuesta era muy probable, por eso te pido que dejes de hacerte daño, si ya sé que me dijiste que quieres seguir siendo amiga de Lena, y pues eso está muy bien, pero tienes que hacerte consciente de que no es para ti por que a ella le gustan los chicos, ¿ok?”

Y: “Sí, yo sé que será difícil, pero seré su amiga siempre, no te preocupes hermano, por mi no hay problema, me tengo que acostumbrar a eso”

Después de esa plática Yulia supo que el amor de Lena jamás podría ser para ella, por lo que decidió empezar a olvidarla, involucrándose, desde ese día con todas las chicas posibles, pero no pasaba nada más allá de simples aventuras, y no por que ellas lo pretendieran así, si no por que Yulia simplemente no podía abrir su corazón a nadie más que no fuera la pelirroja; así pasaron alrededor de dos meses, en los que las salidas con Vitya, Lena e Igor eran muy recurrentes, prácticamente cada viernes salían a divertirse juntos, y Yulia ya se había hecho una experta en eso de disimular los celos que le daban cada vez que Lena le contaba de un chico que la traía loca; siempre omitía el nombre, pero también siempre decía lo maravilloso que era la manera en que él la conquistaba. Una tarde, mientras estaban en casa de Yulia, Lena empezó a platicar con ella.

L: “Yulia, yo tengo una duda, espero que no te enojes ni te ofendas si te lo digo de esta manera, pero es que pues ya es mucha la curiosidad que tengo”

Y: “Dime Lena, ya sabes que puedes confiar en mi”

L: “Ah pues es que tú nunca me has contado de tus novios ni nada, o sea, en la escuela pues que yo sepa no tienes, y aquí en tu casa pues no le hablas casi a nadie, ¿no te gusta nadie?”

Y: “Pues sí, sí me gusta alguien, pero es así como mi amor imposible, ya me resigné a que no va a pasar nada”

L: “¿Quién es el muy tonto eh?”

Y: “Lena, es que es algo complicado, ¿sabes?”

L: “¿Por qué Yul? ¿Es casado? ¿Es gay? ¿Es el sacerdote de la iglesia? O_o”

Y: “Jaja, claro que no Lena, es algo más complejo de explicar”

L: “¿Quieres contarme?”

Y: “Sí... pero prométeme que te diga lo que te diga no me vas a tratar diferente, ni me vas a ver raro ni nada”

L: “Claro que no Yulia, eso no va a pasar, me puedes decir con toda confianza”

Y: “Bueno, pues es que... soy...”

L: “Eres...”

Y: “No me gustan los niños”

L: “Bueno, yo sé que eres muy madura, pero eso no quiere decir que puedas llamar “niños” a los hombres, o sea, ya a los 18 no soy niños...”

Y: “No Lena, me refiero a que no me gustan los chicos...”

L: “ ¿Qué? O_O”

continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:18

CAPÍTULO 5
Un par de sorpresas

Y: “Pues lo que oyes Lena, que a mi no me agradan los chicos, soy gay y mira, si quieres dejar de hablarme te juro que por mi no hay ningún pro...”

L: “No digas tonterías Yulia, jamás dejaría de hablarte, seas hetero, gay, bisexual, transexual, o multisexual, jamás dejarías de ser mi mejor amiga, ¿cómo crees?”

Y: “¿En serio, Lena?”

L: “Claro que es en serio, tú eres una de las personas más importantes en mi vida, y créeme que nunca permitiría que una simple preferencia cambiara las cosas entre nosotras, es como si te hubiera dejado de hablar cuando me confesaste que eras fan de Barney; solo es otra preferencia y ya”

Y: “Jaja, gracias por entenderlo, aunque esa analogía de Barney no era necesaria, es un capítulo que quiero cerrar en mi vida XD”

L: “Bueno, solo era un ejemplo Yulis jaja, y dime, entonces ¿tienes pareja?”

Y: “Pues no, la verdad es que no ha llegado la persona adecuada para mi”

L: “Yulia, ¿te acuerdas de mi compañera de clases? La que se llama Sasha...”

Y: “Sí, la de los ojos bonitos, ¿no?”

L: “Esa exactamente”

Y: “Pues sí, ¿ella que?”

L: “Pues ella también es gay ^^”

Y: “Ah mira... ¿y por que me lo dices?”

L: “No sé, ¿no te gustaría invitarla a salir?”

Y: “Pues... no sé...”

L: “Sería buena idea, ella está muy bonita y bueno, pues podría llegar a ser la persona adecuada para ti”

Y: “Sí, podría ser... creo...” respondió Yulia un poco dudosa. Si bien era cierto que la reacción de Lena fue mucho mejor a la que esperaba, también se sentía preocupada por la manera en que la pelirroja la iba a tratar de ahora en adelante... ¿y si se daba cuenta que le atraía?.

L: “Entonces no se diga más, yo misma la hablo y mañana que nos acompañe a “la tentación” ¿qué te parece?”

Y: “Supongo que está bien :S”

L: “Jaja, ánimo Yul, no pasa nada, es una chica muy agradable. Pero bueno Yul, yo ya me voy por que tengo que hacer tarea y todo eso. Nos vemos mañana a la hora de siempre, ¿llegan allá?”

Y: “Sí Lena, nos vemos allá =) y muchas gracias por tu reacción eh, pensé que sería diferente”

L: “¿A caso crees que soy de mente tan cerrada? Al contrario, es lindo saber que mi mejor amiga es lo que es y que yo puedo hacer que se sienta bien”

Y: “Gracias Lena, te quiero mucho” Yulia pensó en abrazarla, pero no sabía como iba a tomarse este gesto Lena, por lo que solo se quedó con los brazos extendidos para después bajarlos y mirar al suelo.

L: “Zuricata, abrázame!!! ¿por qué te detienes eh? ”

Y: “Pensé que te iba a incomodar”

L: “Claro que no, es un abrazo de mejores amigas como el que nos damos siempre, ya te dije que yo no tengo esas ideas antiguas ni ignorantes, abrázame”

Yulia se acercó y teniendo sujeta a Lena no pudo evitar esbozar una sonrisa, finalmente fue ella misma la que se separó del abrazo.

Y: “Gracias Lena”

L: “Para eso estamos las amigas. Bueno, ahora si ya me voy antes de que se me haga más tarde, nos vemos mañana” le dio un beso en la mejilla y salió de la habitación, entonces Yulia fue a contarle todo lo sucedido a su hermano.

V: “Bueno, no me sorprende que Lena haya reaccionado así, es una niña muy inteligente que está abierta al mundo, además es centrada y muy madura, que bien que se lo haya tomado de ese modo”

Y: “Sí, ¿ves a lo que me refiero cuando te digo que ella es la mujer perfecta?”

V: “Pues sí, zuricata, no exageras, pero pues ya ves lo que pasa”

Y: “Así es, a ver que sucede mañana con lo de la otra chava “

V: “¿Qué no te parece linda?”

Y: “No es eso, de hecho es bastante linda la niña, pero pues nada se compara con Lena”

V: “Pero Lena es buga ”

Y: “¿Buga? ¿Qué es eso? O_o”

V: “Jaja, pues “buga” es una manera “ofensiva” de dirigirse hacia los heterosexuales, es como cuando un hetero le dice “joto” a un gay o “tortilla” a una lesbiana... bueno, no es ofensivo, pero suena mejor y es más corto que decir heterosexual”

Y: “Jaja, buga, suena raro, ¿de donde conoces tú ese término eh?”


V: “Jeje, y son horneadas...”

Y: “Jajaja, no empieces a desviarme el tema haciéndole como en el comercial de las galletas ”

V: “Y van con todo...”

Y: “Jaja, ya dime Vitya, o en este momento grito que te huelen las patas ”

V: “Jaja, pero no me huelen las patas, así que puedes gritarlo” Yulia tomó aire e infló los cachetes.

Y: “A Vitya le ...”

V: “No ya jaja, te digo. Es que no te quería contar por que no era nada formal, pero... estoy saliendo con alguien”

Y: “Que bien!!! ¿cómo se llama?”

V: “Max, es muy lindo, y muy inteligente =)”

Y: “Te felicito mucho hermano, pero ¿eso que tiene que ver con que sepas la palabra “buga” eh?”

V: “Jaja, pues que él me la enseñó XD”

Y: “Jaja ok ok, ¿y cuando me lo presentas?”

V: “No sé hermanita, después”

Y: “Mañana deberías de llevarlo =)”

V: “No de hecho no puedo, que bueno que mencionas lo de mañana, no voy a poder ir, me invitó a su casa a conocer a sus papás *.*”

Y: “Órale, pues parece que va en serio”

V: “Si *.* pero no me quiero imaginar que pasaría si papá se entera”

Y: “No tiene por que pasar nada malo Zarigüeya, siempre has sido un hijo ejemplo, siempre nos has respetado y en la escuela vas mucho mejor que yo, no tienen nada que reclamarte, es tu vida hermano”

V: “Lo sé, espero que papá piense igual, pero dime zuricata, ¿desde cuando soy zarigüeya eh?”

Y: “Jaja, es que ayer me puse a pensar que no tienes apodo y solo se me ocurrió ese”

V: “Jaja, ok, está bien Yul, y dime ¿vas a ir mañana tú?”

Y: “Pues sí, ya le confirmé a Lena, ni modo que no vaya”

V: “¿Y va a ir Igor?”

Y: “Seguro que sí, ya ves que no se le despega para nada a Lena”

V: “Pensé que te caía bien”

Y: “Sí me cae bien, es muy buen muchacho, o eso parece, pero no puedo evitar sentir una mala vibra en él... no sé, es extraño”

V: “Son celos Yulia”

Y: “Anyway no pasa nada hermano, ya me acostumbré y sinceramente puedo con ellos, en fin, ya me voy a dormir, por que tengo que estar muy guapa para mañana, quiero dejar a Lena con la boca abierta”

V: “Adiós Zuricata”

Yulia salió del cuarto de Vitya y se dirigió al suyo, tomó un poco de dinero y salió a pasear después de pedirles permiso a sus padres. Iba pasando por una estética y vio un corte que le fascinó. Como ya estaba un poco harta de su cabello, decidió que le hicieran ese corte a ella, y siendo sinceros, le quedó muy bien. El corte era algo rebelde, pero le sentaba de maravilla. [era así como lo trae en el video de los mtv music awards cuando cantaron not gonna get us y salieron muchas colegialas buenonas XD]. El estilista la miró un poco desconfiado y frunció el ceño.

Y: “¿Qué pasa chico? ¿no me veo bien?”

E: “Claro que sí, tu rostro es precioso, pero no sé, siento que falta algo”

Y: “Ya sé!!! Puedes teñirme el cabello!!!”

E: “Pero tu color de cabello es muy lindo”

Y: “Sí, pero quiero un cambio, anda tíñeme el cabello de negro”

E: “Ok, pero es bajo tu responsabilidad”

Y: “Sí, sí, ya hazlo”

El estilista la obedeció, pero dejó en las puntas su color natural, haciendo que su cabello luciera realmente genial [tipo Shane en la tercera temporada de The L World :p]

Yulia se miró en el espejo y quedó muy conforme, sus ojos se veían hermosos, y su piel más blanca.

Le pagó al estilista y salió de ahí con una sonrisa de oreja a oreja, que se borró cuando llegando a su casa sus papás la regañaron, pero al final le dijeron solo “estás loca” y aceptaron el cambio, mientras Vitya veía divertido la escena.

Después de eso Yulia fue a su cuarto y miró que había dejado olvidado su celular en la cama, por lo que lo revisó y tenía una llamada perdida de Lena. Justo estaba pensando en marcarle cuando sonó su teléfono.

Y: “¿Aló? Lena...”

L: “Hola zuricata, ¿por qué no me contestaste? ¿ya no me quieres? U.u”

Y: “Jaja, claro que no es eso tontita, lo que pasa es que salí y olvidé mi celular”

L: “Ah ok jaja, pues solo te llamé para avisarte que mañana nos vamos a ver un poco antes por que a Sasha como que no la dejan salir muy tarde y el chiste es que convivas con ella un rato, ¿no?”

Y: “Me parece bien Lena, entonces, ¿a que hora nos vemos?”

L: “Pues a las 5 =), al fin que hay tardeadas también”

Y: “Oki Lena, entonces nos vemos mañana”

L: “Sí zuricata, te tengo una sorpresa, pero mañana te digo por que mi mamá me apresura ya que le va a llamar la vecina chismosa ”

Y: “Jaja, ok, yo también te tengo una sorpresa, nos vemos mañana”

Colgaron el teléfono y Yulia se tumbó en la cama para tratar de escribir algo, pero no se sentía inspirada, por lo que simplemente bajó a cenar y después le pidió pedido el coche a su hermano, a lo que él le dijo que sí, pues Max pasaría por él, y se verían cerca de la casa.

Finalmente llegó el otro día y Yulia estaba puntual a la hora que le había indicado Lena, quien después de cinco minutos llegó tomada de la mano con Igor y del brazo con Sasha, a quien pudo reconocer por que esos ojos no eran fáciles de olvidar.

Yulia se quedó como privada al ver la escena de Lena con Igor, pero no fue capaz de articular palabra hasta que ellos le hablaron.

L: “Pues esta es la sorpresa, Yul, Igor y yo ya somos novios *.*”

Y: “Que bien...”

L: “Pero tu sorpresa está mejor, ¡¡¡te ves muy linda!!!” dijo la pelirroja casi gritando mientras le sonreía

Y: “Gracias Lena =)”

I: “Sí, te ves genial Yulia”

G: “Jeje, gracias Igor...”

L: “Lo siento, Yulia, ¿recuerdas a Sasha?”

Y: “Sí, hola Sasha, ¿cómo estás?”

S: “Bien Yulia, gracias... me falta hacer mi comentario a mi; te ves guapísima”

Y: “Jaja, me la voy a creer de tanto que me lo dicen”

S: “Créelo, es la verdad”

Yulia sonrió y todos entraron al bar, mientras Yulia mirando a Sasha supo que tal vez, con mucha voluntad, ella la haría a olvidar a su mejor amiga...
continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:20

Capítulo 6
Sasha

Los cuatro chicos entraron al lugar y se pusieron a bailar en círculo, pues el sitio no era gay y se les podían quedar viendo raro si se ponía a bailar Yulia con Sasha. Después de un rato de estar bailando, fueron a una mesa cercana a la pista y entonces se pusieron a platicar tratando de que la música los dejara escuchar, pero al ver que era en vano, pagaron la cuenta y salieron del sitio. Al estar afuera Yulia propuso la idea de ir a comprar un helado y a todos les pareció bueno, por lo que fueron a la fuente de sodas, donde solo había mesas con capacidad para dos personas, por lo que se sentaron Lena e Igor en una y Yulia y Sasha en otra.

Más que platicar, Igor y Lena se pusieron a besarse por lo que Yulia se sintió por de más incómoda y trató solo de olvidar el asunto empezando a platicar con Sasha.

Y: “¿Y qué te gusta hacer?”

S: “Pues escribo, me gusta eso ¿y a ti?”

Y: “También, es lo que me gusta, de hecho mi hermano sabe tocar algunos instrumentos y luego yo escribo canciones y él saca las melodías =]”

S: “Wow, que padre, y ¿alguno de los dos ha pensado en dedicarse a eso?”

Y: “no la verdad es que mi hermano toca muy bien, pero no corre la misma suerte con el canto, es muy desafinado”

S: “Jaja ok, ¿y tú no cantas?”

Y: “Sí, yo canto, no sé que tan bien o mal lo haga, pero si me agrada cantar =]”

S: “¿Sabes? Hay un lugar que yo frecuento mucho, es de ambiente gay y ahí va a haber un concurso de cantantes, ¿por qué no te metes?”

Y: “No sé, no creo cantar tan bien”

S: “Tu voz es muy linda, supongo que si cantas bien”

Y: “Jaja, gracias por el cumplido, fíjate que si me interesaría el concurso eh”

S: “Pues deberías de entrar, es en tres meses, solo que yo lo sé antes por que como si voy recurrentemente al lugar ya me hice amiga del gerente jiji”

Y: “Claro, sería muy interesante, le diré a mi hermano que me ayude y a ver si me quiere acompañar con la guitarra para entrar =D”

S: “Sí Yulia, y cambiando abruptamente de tema, dime ¿tienes pareja ahorita?”

Y: “No, la verdad no tengo u.u”

S: “¿Y eso por qué? Te me haces una niña muy linda y más ahora, te ves muy bien con tu cabello así”

Y: “Me haces sonrojarme jeje, pues no sé por que no tengo pareja, sinceramente”

S: “¿Y te gustaría tener o no es algo que esté en tus planes por el momento?”

Y: “Pues creo que no es algo para lo que esté del todo lista”

S: “Pero no debes cerrarte a nada, yo conozco a alguien a quien le gustas”

Y: “Jaja, ¿a quien?”

S: “Pues ... yo jaja, espero que no te moleste que sea tan directa”

Y: “No, claro que no me molesta, solo disculpa si aveces yo no digo las cosas”

S: “No te preocupes Yulia”

Se quedaron un momento en un incómodo silencio que finalmente interrumpió Sasha.

S: “Vaya, esos dos se ven muy enamorados” dijo señalando a Lena e Igor que se estaban besando[ besando? Ese torrrrrpe casi se la comía ]. Yulia volteó y no pudo evitar sentir una punzada de dolor, pero tuvo que disimular, sabiendo que por más que hiciera jamás podría cambiar eso.

Y: “Sí, se ve que se quieren mucho”

S: “Tu eres la mejor amiga de Lena, ¿verdad?”

Y: “Así es, ¿por qué?”

S: “Es que ella siempre habla de ti ^^ se nota que te quiere muchísimo”

Y: “Yo también la adoro, somos amigas desde hace algún tiempo, si a alguien le podría confiar mi vida sería a ella”

S: “Wow, que padre ha de ser eso”

Y: “Sí, es muy lindo”
Iban a entrar en otro silencio, pero Lena salvó la situación llegando al lado de Sasha.

L: “Chicas, nosotros ya nos vamos, ¿se quedan?”

Y: “Por mi está bien lo que diga Sasha”

S: “Gracias Yulia, pues yo creo que nos vamos por que no me dan permisos de salir muy tarde”

Y: “Ok, nos vamos Lena... ¿quieres que te acompañe a tu casa, Sasha?”

S: “Claro, por mi encantada”

L: “Bueno, pues nos vemos después Yulia, nos vemos Sasha”

Les dio un beso en la mejilla a cada una y después Igor llegó e hizo lo mismo, para que salieran tomados de la mano. Casi a los 5 minutos Yulia y Sasha los imitaron y Yulia la llevó a su casa en el auto de Vitya, cuando llegaron bajó a abrirle la puerta y finalmente se despidieron con un beso muy cercano a los labios.

Pasaron cerca de dos meses a partir de esa salida. El primer mes, Yulia y Sasha tenían una relación sin compromisos, simplemente salían, se la pesaban bien y hasta ahí, pero justo cuando cumplieron un mes así, decidieron “formalizar” la situación, por lo cual empezaban a salir sin Lena e Igor, simplemente se iban a divertir ellas juntas a lugares gay y la mayoría de veces las acompañaban Vitya y Max, quienes se veían muy enamorados.

La amistad de Lena y Yulia seguía igual, sin embargo ya no se dedicaban el mismo tiempo y la pelirroja pensó que eso tal vez podía desgastarla, por lo que una tarde invitó a Yulia a que salieran solas, cosa que ella aceptó, pues la extrañaba demasiado. Después de un rato de platicar y estar tomando vodka [muuuucho vodka ] que les ayudó a que se les quitara un poco la inhibición que tenían, Yulia notó algo ausente a su amiga, por lo que decidió preguntarle si algo le sucedía.

Y: “Lena, ¿qué tienes? Te noto medio distraída”

L: “Es que he estado pensando en algo que me tiene dando vueltas la cabeza en todo este tiempo”

Y: “Si quieres puedes contarme”

L: “¿Qué piensas de tener sexo antes del matrimonio?”

Y: O_O “Pues no es algo malo, siempre y cuando estés segura del sentimiento que tienes hacia la persona con la que vas a estar, jaja, que cursi soy XD ¿por qué?”

L: “Es que Igor me ha estado insistiendo con eso y ya no sé que hacer, si me da curiosidad, pero me da también mucho miedo salir embarazada, ¿te imaginas yo rodeada de chamacos? Diciéndome “mami mami, comprame ese pastel de chocolate” para que después me lo embarren en mis preciosos rizos? Jaja, lo siento, es que el vodka me ayuda a verle el lado coca cola a la vida XD”

Yulia empezó a reír, también estaba ya bastante “happy”, pero después tomó aire, estaba a punto de explicarle a Lena lo que le estaba preguntando, pero no podía evitar el dolor de saber que ese cuerpo con el que tantas veces había soñado iba a ser tocado por alguien más que no fuera ella.

Y: “Pues solo te puedo decir que si vas a hacerlo, lo hagas con todo el cuidado del mundo, que te prepares psicológicamente, que sepas que no habrá marcha atrás y que debes de estar segura que él es el hombre adecuado”

L: “Sí, pero... es que me da pena decirte algo...”

Y: “Puedes decirme lo que quieras”

L: “¿Cuál crees que sea la manera más segura de cuidarme?”

Y: “Pues... yo solo sé la teoría jaja, pero te puedo decir que visites a tu ginecólogo para que él te diga que tipo de pastillas anticonceptivas puedes tomar, además de que el condón es muy eficaz, ya sabes, sin gorro no hay fiesta jaja, y bueno, el espermicida, en fin... muchas cosas”

L: “Jaja, ¿segura solo es teoría?”

Y: “Por supuesto que sí, ¿a caso crees que me tenga que cuidar para no embarazarme estando con mujeres? Jaja”

L: “Jaja, no lo creo... Yul, ¿qué se siente estar con una mujer?”

Y: O_o “¿A que se debe esa pregunta, pecosa?”

L: “No sé, solo me dio curiosidad”

Y: “Pues... es lo mismo, pero diferente

L: “Jaja, no creo que sea lo mismo, en algo debe de cambiar”

Y: “Jaja, pues no sé, nunca he estado con un hombre jaja”

L: “Pues en mi caso es diferente, ya lo sabes, pero... ¿te digo algo?”

Y: “¿Qué?”

L: “Es que aveces me da curiosidad... no sé, besar a una chica :S”

Y: “¿Cómo? ¿En serio?”

L: “No wey, es broma ” respondió Lena sarcásticamente

Y: “Uy, disculpa, es que te ves muy hetero, no parece jaja”

L: “Jaja, es que de hecho me llamaba la atención antes de que tú me confesaras todo, pero pues no sé, solo es una loca idea que estaba en mi mente”

Y: “¿Estaba?”

L: “Bueno, sigue estando. Oye Yul, pásame mi copa” dijo señalando hacia un sillón que estaba junto a su amiga.

Y: “Ay no, levántate tu por ella ”

L: “Jaja, ok ok” Lena intentó tomar la copa, pero estaba tan mareada que casi cae, quedando a escasos centímetros de la boca de Yulia, quien solo la miraba sorprendida.

Y: “Lena...”

Y: “Sí, sigue en mi cabeza la idea...”

continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:21

Capítulo 7
Como si nada

Yulia sin decir más cerró los ojos y entonces empezaron a besarse, el beso para ambas estaba siendo muy satisfactorio, pero para Lena en especial estaba siendo delicioso, por tratarse de la primera vez que besaba a una mujer. [AUNQUE CLARO, YULIA ESTABA CONTENTA DEMASIADO, Lena BESA DELICIOSO ]
Después de unos instantes se separaron, y Yulia pensó que todo cambiaría, que tal vez Lena estaría molesta, pero ésta solo le sonrió para después empezar a reírse torpemente.

L: “Bueno, ya no tengo curiosidad XD”

Y: “Jaja, ¿no te molestaste?

L: “No, para nada, fue muy rico, lo malo es que bueno, me siento un poco culpable por Igor”

Y: “No tienes que sentirte así, simplemente fue un beso, ¿no?”

L: “Jaja, pues sí, gracias Yul, ya no tengo tentación, que bueno que haya sido con mi mejor amiga, gracias”

Y: “De nada Lena... oye ¿ya te llevo a tu casa?”

L: “Sí ya vámonos, creo que se me subió de más el alcohol”

Y: “Creo que sí”

L: “Yulia... ¿podemos simplemente hacer como si nada?”

Y: “Claro Lena, como si nada. ¿Nos vamos?”

L: “Sí, vámonos”

Pagaron la cuenta y salieron del lugar, Yulia llevó a Lena a su casa y después fue a la suya, donde estaba su hermano esperándola con cara de “¿ahora que hiciste?” al notarla tan pensativa. Finalmente Yulia le contó todo y él solo la miró tiernamente.

V: “Yul, pero no debes de perder de vista dos cosas; en primera, Lena tiene novio, y en segunda, tú eres su mejor amiga, ella solo quiso experimentar y fue muy clara, no te hagas ilusiones de que algo va a pasar, por que al final solo te harías daño tú misma,¿ok?”

Y: “Sí Vitya, eso ya lo sé, no te preocupes por mi. Ya me voy a mi cuarto, creo que me siento muy inspirada ahora sí”

V: “Ok Yulia, nos vemos mañana, duerme bien”

Y: “Igual, hermano”

Se dieron un beso y cada quien se fue a su cuarto. Yulia se tumbó en su cama después de tomar un cuaderno y una pluma y se puso a escribir, ésta vez, las palabras salieron solas, una tras otra, formando versos que reflejaban todo lo que estaba sintiendo en su corazón.
Finalmente se quedó dormida tras escribir una última estrofa. Al otro día, le enseñó a su hermano lo que había escrito.

V: “Wow Yulia, te quedó hermoso, ¿quieres que le ponga música?”

Y: “¿Y eso para que?”

V: “¿Cómo que para que? ¿No te acuerdas lo que me habías contado?”

Y: “¿Qué?”

V: “ del concurso que te mencionó Sasha...”

Y: “¡¡¡Sasha!!! ¡No le llamé ayer!”

V: “Pues no, te iba a decir, pero supe que estabas cansada y preferí dejarte seguir soñando con el beso de Lena, pero dime ¿qué hago con la letra? ¿si le pongo música?”

Y: “Sí Vitya,... ahora vuelvo, voy a llamarle a Sasha...”

Yulia salió apresurada del cuarto y tomó su celular para llamarle a su novia, entonces se citaron, pues según lo que le dijo, necesitaba hablar con ella de algo importante, por lo que se quedaron de ver en casa de Yulia.

Mientras el tiempo transcurría, Lena se encontraba en casa de Igor, pues lo había citado para aceptar por fin la propuesta que llevaba haciéndole desde hace tanto tiempo, además de que su cabeza estaba sumamente confundida por lo que sucedió con Yulia, pues lejos de recordarlo como un error, lo recuerda como algo lindo y divertido, una experiencia muy padre.

La pelirroja se encontraba sentada en la cama, mientras Igor llegó al cuarto con un poco de agua y le entregó un vaso que después de haberle dado un sorbo, Lena coloca en el buró que está a su lado. Ambos están platicando, cuando de pronto se abalanza tiernamente sobre ella y empiezan a besarse. El chico está lleno de pasión y está contagiando a Lena, por lo que suben las caricias de intensidad y llega el momento en el que la ropa empieza a volar por toda la habitación, a la par de caricias, besos, abrazos y palabras entrecortadas. Lena siente como un deseo la invade, le quema dentro de su cuerpo, y en un momento en el que cierra los ojos recuerda el beso que se dio una noche antes con su amiga, entonces empieza a imaginar las sensaciones que Yulia le podría propiciar, incluso se imagina que es ella quien está acariciándola, pero cuando abre los ojos y mira a Igor es cuando lo sabe, cuando por fin de da cuenta; está sintiendo algo por Yulia; desea a Yulia. De pronto se detiene en sus caricias y aún con un poco de falta de aire retira a Igor de encima de su cuerpo.

L: “No, espera”

I: “¿Qué? ¿Qué pasa Lena?”

L: “Es que no... no quiero”

I: “¿Cómo que no quieres? ¿por qué?”

L: “No sé... no quiero, perdóname”

I: “Lena, no tengo nada de que perdonarte, pero ¿por qué no quieres?”

L: “Por que no y ya... “ dijo mientras empezaba a ponerse la ropa que se había quitado e Igor la miraba confundido.

I: “¿No te sientes segura? Vamos nena, te he esperado mucho tiempo”

L: “Pero simplemente no quiero, ¿es tan difícil de entender eso?”

I: “No, lo que es difícil entender es por que me estás rechazando... ¿no ves cómo estoy? ¿no ves como te trato? ¿sabes cuanto darían otras por estar en tu lugar?”

L: “¿Qué te pasa? ¿por qué me dices eso?”

I: “Pues por que es la verdad, no entiendo por que te me niegas... te he dado todo, ¿crees que me ha salido gratis todas las salidas y las cosas que te he comprado?”

L: “O sea que a ti no te importa si te amo o no... ¿solo querías sexo? ¿qué clase de persona me crees al pensar que por que me has comprado cosas ya te puedes acostar conmigo eh?”

I: “Pues ... ¿qué más me podrías ofrecer?”

L: “Vete al infierno. Hasta nunca imbécil” fue lo último que la pelirroja dijo antes de salir de la habitación e irse a su casa. Cuando llegó, se encerró en su cuarto y se puso a llorar amargamente, en parte por que se sentía muy decepcionada de la actitud de Igor, ¿cómo es posible que apenas se diera cuenta de que él solo la quería para tener sexo?, y en parte también se sentía triste pues se dio cuenta muy tarde que sentía más allá de una amistad por Yulia, y esta jamás le haría caso por que estaba con Sasha, pero en ese momento en realidad necesitaba su consuelo, su abrazo, sentir junto a ella a su mejor amiga. Lo mejor que podía hacer era tranquilizarse, unas horas más tarde hablaría con Yulia.

Yulia por su parte estaba sentada en su cama, mientras que Sasha miraba por la ventana, estaba llorando pues unos instantes antes habían empezado una discusión muy fuerte. Yulia trató de tranquilizarla.

Y: “Sasha, es que si no me dices lo que tienes, créeme que yo no soy adivina, y no voy a poder saberlo”

S: “Pues es que no sé que más quieres que te diga yo, la que me tiene que decir algo eres tú, ¿no crees?”

Y: “Es que ese es el punto, no sé a que te refieres”

S: “Bueno, en vista de que veo que no vas a decir nada, pues mejor respóndeme una pregunta... ¿estás enamorada de alguien más?” esa pregunta le cayó a Yulia como un balde de agua fría y solo se recostó en la cama poniendo sus manos en su cara.

Y: “¿A que viene esa pregunta?”

S: “Pues es que a veces no me prestas la atención que creo que merezco, ya casi no te gusta salir conmigo, eso se nota, además ayer quedaste de llamarme, ¿y lo hiciste?”

Y: “No, pero es que estaba con Lena, perdona, se me olvidó”

S: “Ese es el problema, siempre se te olvida, siempre antepones a Lena de mi, yo sé que ella es tu mejor amiga y que lógicamente la quieres, pero debes de darme mi lugar”

Y: “No digas eso, en todo este tiempo ni había salido con Lena, ¡siempre estoy contigo!”

S: “Sí, ¡pero pensando en ella! “Que si Lena me dijo, que si Lena me contó, que si fui con Lena”... ¿ de que me servía que estuvieras conmigo si nada más pensabas en lo que hacía Lena?”

Y: “¿Estás celosa de mi mejor amiga?”

S: “Sí, y también estoy acabando con esta relación. Mira Yulia, eres una persona importante para mi, pero no vale la pena que nos sigamos engañando a nosotras mismas; tú no me amas y eso se nota. Siempre vas a contar con mi amistad, eso es obvio, pero prefiero que se quede en eso y tenerte presente como un bonito recuerdo antes e que esto se vaya al diablo y nos hagamos daño”

Y: “Gracias por ser sincera y por entenderme”

S: “De nada Yulia, te lo mereces. Ya me voy, sabes donde vivo, sabes mi teléfono... siempre contarás conmigo”

Y: “Gracias Sasha”

S: “De nada Volkova... te quiero”

Y: “Yo también”

Se dieron un abrazo, y Sasha salió del cuarto, mientras Yulia se tumbaba nuevamente en la cama y la miraba marcharse. Por fin tenía tiempo para pensar en Lena, aunque Lena no pensara en ella...
continuara...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:22

Capítulo 8
Yo quisiera

Un par de veces suena el timbre de su casa, pero ella está tan ocupada pensando en todo el asunto que ni siquiera se da cuenta, es más bien el sonido de la puerta de su cuarto , que se abre, el que finalmente la saca de su nube de pensamientos. Entonces la pelirroja entra, con un dejo de melancolía que le da a sus ojos un semblante triste y bello al mismo tiempo. Ambas se miran un momento, después de darse un beso en la mejilla, Lena la abraza contra sí misma, haciendo a Yulia protegerla entre sus brazos. Un momento de silencio, después se sueltan y se miran.

Y: “¿Qué tienes, Lena?”

L: “Solo que me di cuenta de que Igor es un imbécil”

Y: “¿Eso es todo? ¿qué tuvo que pasar para que lo notaras? Solo me hubieras preguntado y yo te lo habría dicho...”

L: “¿Qué?” preguntó Lena mirándola confundida

Y: “Nada Lena, cuéntame, ¿qué pasó?”

L: “Ammm... Pues es que hoy fui a casa de Igor, estábamos él y yo solos y pues...”

Y: “¿Pasó?”

L: “No, no pasó nada, pero estuvo a punto, solo que yo no pude, me negué...” a Yulia la invadió de pronto una alegría, en verdad la ponía contenta que Lena no se hubiera entregado a él.

Y: “Y entonces...???”

L: “Pues él me dijo un montón de cosas que me ofendieron. Solo lo mandé al diablo y me salí de ahí, pero si me hizo sentir mal notar que lo único que él quería era acostarse conmigo”

Y: “¿Lo amas?”

L: “Pensé que sí, pero me decepcionó, ya no sé ni que siento por él”

Y: “¿Y por qué te negaste?”

L: “No sé, solo no pude.. pensé en alguien más mientras él me tocaba” confesó agachando la mirada y enrojeciendo.

Y: “No me digas que pensabas en Vitya, por que...”

L: “No Yulia, claro que no pensaba en Vitya, eso es algo que ya pasó...”

Y: “¿Y entonces?”

L: “Yo... no sé”

Y: “¿Cómo que no sabes?”

L: “Bueno sí, si sé, es que me siento enamorada de... de alguien más”

Yulia se decepcionó un poco, pues a pesar de que estaba consciente de la realidad, prefería pensar en una fantasía.

Y: “¿De quien?”

L: “No te puedo decir, en serio”

Y: “Pues que mal que no confíes en tu mejor amiga”

L: “No es que no confíe en ti, solo que aún no estoy lista para decirlo, mejor cuéntame de tu vida... ¿cómo va todo con Sasha?”

Y: “Pues... cortamos hace rato”

L: “¿Y eso?”

Y: “Razones personales...”

L: “¿Es venganza por que no te conté?”

Y: “No, no es una venganza, es que no hace falta que te cuente este tipo de cosas”

L: “Yulia, no seas inmadura”

Y: “Pues así soy yo, no pensé que tuvieras problema con eso”

L: “No tengo problema, es solo que me molesta que no me cuentes solo por venganza de que yo no te conté algo que no tiene importancia”

Y: “Ya te dije que no es venganza, es que es un asunto delicado que solo nos concierne a Sasha y a mi”

L: “Como sea, ya me voy inmadura”

Y: “No soy inmadura”

L: “Claro que lo eres”

Y: “Piensa lo que quieras”

Ambas estaban enojadas, se sentían celosas la una de la otra, estaban cegadas por mirar tan solo lo aparente sin intentar adentrarse en la causa de la discusión. Lena salió por la puerta muy molesta, y a fuera se encontró a Vitya. Se despidió de él y salió rumbo a su casa, donde se puso a pensar en todo lo que le había pasado ese día; primero lo de Igor, y después se pelea con Yulia, ¿algo podía ir peor?.

Vitya entró en el cuarto de Yulia y la miró con los ojos un poco rojos, mirando por la ventana.

V: “¿Qué tienes, zuricata?”

Y: “Pues es que me acabo de pelear con Lena”

V: “¿Y eso?”

Y: “Me contó que terminó con su novio, por que se dio cuenta de que ese imbécil solo quería un acostón con ella”

V: “¿Y eso que tiene que ver con que ella y tú se hayan peleado?”

Y: “Pues que me dijo que se negó a estar con él, por que está enamorada de otra persona... y no me dijo quien era esa otra persona, ¿te das cuenta? No confía en mi u.u”

V: “No es que no confíe en ti, lo que pasa es que tal vez no se siente aún segura de que contártelo sea lo más adecuado, es normal que ahorita ande desconfiada del mundo, ¿no crees?”

Y: “Sí, pero yo soy su mejor amiga, no soy igual que ese imbécil”

V: “No vale la pena que te pongas así, ¿qué pasa, zuricata? Lena y tú son las mejores amigas, jamás se habían peleado, menos por alguna tontería así, no dejes que su amistad se vaya al caño, ¿ok?”

Y: “Ok Ok, ahorita mismo le mando un mensaje para disculparme”

Y dicho y hecho, Yulia tomó su celular y comenzó a escribirle un mensaje a Lena para demostrarle que estaba arrepentida de haberla tratado así. “Te quiero mucho, pecosa, disculpa mi actitud de hace rato, tienes razón, actué inmadura, pero no quiero que esto eche a perder lo que hemos logrado juntas. Eres mi mejor amiga y no me gusta estar enojada contigo, ¿hacemos las paces?” Lena recibió el mensaje y se alegró pues notó estas palabras muy sinceras, por lo que después de un par de minutos respondió “Sí zuricata, no sé que haría sin ti, que esto quede en el pasado, sabes que te quiero mucho y te necesito”

Al leer ese mensaje Yulia se sintió más tranquila, sonrió y abrazó a su hermano, para después empezar a escribir otro mensaje en el que acordaban reunirse en la escuela el próximo día. Pasaron dos semanas, el tiempo transcurrió rápidamente y entre ellas prefirieron no tocar el tema pues se sentían incómodas y lo mejor era no pelearse por cosas que “no tenían importancia”. Una tarde, mientras ellas esperaban el transporte afuera de la escuela, un chico trigueño de ojos muy lindos se acercó a Lena y se le quedó viendo por unos momentos. Yulia notó esto y se molestó un poco, por lo que inmediatamente se lo hizo notar.

Y: “¿Se te ofrece algo, Ivan? ¿Necesitas a Lena para algo o solo te gusta mirarla como idiota?”

L: “Yulia, no seas grosera”

I: “Gracias Lena, se nota que tú si tienes educación, no como esta guarra...”

Y: “Guarra la más vieja de tu casa, dime, ¿qué tanto le ves a Lena?”

I: “Eso a ti no te interesa, es un asunto con ella, no contigo. Lena, ¿me permites un momento, por favor?”


L: “Sí, dime, cualquier cosa que me tengas que decir, lo puedes hacer delante de Yulia”

I: “Bueno, ya que. Mi primo me regaló un par de boletos para ir a ver una obra de teatro, y me enteré que a ti te gusta mucho, y me preguntaba si quisieras ir conmigo...”

Y: “No, no quiere”

I: “Ah mira, Lena, ya tienes intérprete..”

L: “Yulia, eso es algo que decido yo, ¿no crees?”

Y: “Como veas Lena, me da igual”

L: * ah o sea que no le importo, ¿no? Pues entonces si voy * “Pues sí, claro que voy, ¿para cuando es?”

I: “Dentro de dos semanas...”

L: “Pues sí, claro sí voy. Mira, te doy mi teléfono por si me quieres llamar, por que ahí viene el camión que nos lleva, así que me llamas por favor” dijo sacando un papelito donde estaba escrito su nombre y su teléfono, y que siempre tenía listo por cualquier cosa. El chico estaba feliz, contrario a Yulia que tenía cara de pocos amigos. Finalmente Ivan se fue y Yulia y Lena se subieron al transporte. La pelirroja notó que su amiga iba muy seria con ella, por lo que prefirió preguntarle el motivo de su seriedad.

L: “Yul, ¿qué tienes? ¿estás molesta?”

Y: “No”

L: “Dime por favor por que estás molesta”

Y: “No importa, de cualquier manera, yo no soy tu intérprete y no me tengo que meter en tu vida, ¿no?”

L: “Ah, entonces es eso...”

Y: “......”

L: “No te molestes Yulia, es que no entendí por que te comportaste tan grosera con Ivan, él no te hizo nada”

Y: “Tienes razón, perdona... solo invitó a mi mejor amiga a una obra de teatro el día que yo tengo mi concurso, eso no es nada...”

L: “Yul, perdón, lo olvidé por completo, pero al rato que me llame en serio que lo cancelo”

Y: “No, no hace falta, ve y diviértete, seguro alguien más irá, además ya sabes que el lugar es gay, no quiero que te sientas incómoda”

L: “¿En serio no habría problema si no voy? Es que Ivan me gusta”. Lena dijo esto para ver cual era la reacción de Yulia, no por que realmente lo sintiera.

Yulia sintió una puñalada por la espalda, pero prefirió aparentar y hacer de cuenta que no estaba ni celosa ni molesta.

Y: “No Lena, no habrá problema, y ahora si me disculpas, me bajo aquí, recordé que tengo que hacer algunas cosas” y sin decir más se fue a la parte trasera del camión y tocó el timbre para bajarse, pues prefirió irse caminando a su casa. Cuando llegó, entró al cuarto de su hermano quien estaba tocando la guitarra, mirando unas partituras.

Y: “Hola Zarigüeya”

V: “Hola Zuricata. Oye, ¿qué crees? Estuve revisando tu canción y ya le saqué música, ¿y so con esa participamos en el concurso?”

Y: “No sé, ni si quiera estoy segura de que vaya a competir”

V: “¿Y eso?”

Yulia le contó todo lo que le acababa de pasar y él solo la miró tiernamente.

V: “Pero no por eso vas a dejar de ir al concurso, no pasa nada, total... además, en serio no es por ser presumido, pero me quedó genial la canción, así que mejor ensayemos, ok?

Y: “Ok ok”

Después de algunas indicaciones, empezaron a ensayar, y así se la llevaron las dos semanas que faltaban para el concurso. La relación con Lena estaba demasiado rara, pues se llevaban aún bien, pero cada quien andaba metida en sus rollos, además de que Yulia se sentía despreciada por Lena y ésta, muy incómoda respecto a lo que estaba sintiendo, a estarse engañando saliendo con un chico.

Finalmente el día del concurso llegó y de Lena no había ni sus luces, pues ella estaría con Ivan, no con Yulia como debía de ser, pero ese no era motivo para dejarse caer y eso lo sabía Yulia, por lo que mejor se empezó a preparar, estando ya a tres pasos del escenario. Finalmente a través del audio del lugar la presentaron y salieron ella y Vitya a escena, tan solo con la guitarra y el micrófono. Ambos se sentaron en un par de sillas que estaban en medio y Yul tomó el micrófono.

Y: “Esta canción la hice yo y se la quiero dedicar a la única persona que roba mi pensamiento sin darse cuenta. A esa persona que no está presente aquí, por que prefiere estar cerca de alguien más. A esa persona que amo y por la que yo quisiera ser todo. A esa persona que me llama “mejor amiga” sin saber el dolor que me causa que sus ojos no me vean más que como eso...” después de estas palabras, Yulia miró a todos lados, para al final darse cuenta de que Lena estaba ahí, en primera fila, mirándola con ternura. Al principio Yulia se arrepintió de sus palabras, pero supo que ya no había marcha atrás, que Lena había escuchado todo y que ella tendría que aceptar las consecuencias, fuesen cuales fueran.

Vitya empezó a tocar la guitarra y Yulia se paró delante del micrófono que había ya puesto en la base. Cerró sus ojos y empezó a cantar.

Soy tu mejor amiga
Tu pañuelo de lágrimas
De amores perdidos
Te recargas en mi hombro
Tu llanto no cesa
Yo solo te acaricio

Y me dices “¿Por qué la vida es tan cruel
Con tus sentimientos?”
Yo solo te abrazo y te consuelo

Me pides mil consejos para protegerte
De tu próximo encuentro, sabes que te cuido

Lo que no sabes es que yo quisiera ser
Ese por quien te desvelas y te desesperas
Yo quisiera ser tu llanto
Ese que viene de tus sentimientos

Yo quisiera ser ese por quien
tu despertaras ilusionada
Yo quisiera que vivieras
De mi siempre enamorada.

Tú te me quedas viendo
Y me preguntas si algo me está pasando
Y yo no sé que hacer si tú supieras que me estoy muriendo
Quisiera decirte lo que yo siento
Pero tengo miedo de que me rechaces
Y que solo en mi mente vivas para siempre

Por eso yo quisiera ser ese por quien
Tu te desvelas y te desesperas
Yo quisiera ser tu llanto
Ese que viene de tus sentimientos

Yo quisiera ser ese por quien tu despertaras ilusionada
Yo quisiera que vivieras
De mi siempre enamorada

Yo quisiera ser... tu llanto, tu vida.


A partir del primer coro no hizo más que mirar a Lena, quien estaba desde abajo llorando, compartiendo su emoción.
Cuando terminó, el público le aplaudió como loco, mientras el presentador anunciaba que con Yulia terminaban las presentaciones.

Yulia y Vitya bajaron del escenario, mientras él se iba con Max, que también estaba abajo y lo recibió con un abrazo.

Yulia y Lena se miraron, y la pelirroja la miró seriamente, con una mezcla de compasión y ternura...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:22

Capítulo 9

¿Eres su novia? O.O

Después de unos momentos en los que solo se miraban, Yulia rompió el silencio.

Y: “Lena, pensé que no vendrías...”

L: “¿Por qué pensaste eso?”

Y: “Bueno, pues tu cita con Ivan...”

L: “Ah eso... no tiene importancia ahora, tú eres mi mejor amiga, hay jerarquías que se deben respetar” lo dijo de una manera que a Yulia le pareció sumamente tierna.

Y: “Gracias por estar aquí”

:L “No hay de que agradecer Zuricata . además vine a decirte algo importante...”

Pero no pudo completar la frase pues el audio del lugar la interrumpió.


A: “Los jueces han decidido ya el resultado. Así que presten mucha atención. El tercer lugar es para... Alina Slovov con la canción “Tú”. El público aplaudió y una chica de cabello castaño y ojos oscuros pasó a recibir el premio que consistía en una colección de discos. “Y el segundo lugar.... es para.... Vladimir Smertin que participó con la canción “aire”. Nuevamente el público vitoreó al joven y éste pasó al escenario, y le entregaron un paquete de discos además de un micrófono de diadema. Yulia se encontraba nerviosa, pues sabía que tal vez podía ganar, así que solo se acercó a Lena para abrazarla, pero ésta le tomó la mano y la apretó. “Y después de mucho pensarlo, el primer lugar es para ... Yulia Volkova, con el tema “Yo quisiera”... ¡aplausos por favor!” Yulia brincó hacia Lena quien la tomó por la cintura a fin de que se colgara en ella, cosa que hizo rápidamente. Después ambas giraron la cabeza quedando de frente en un momento que para ellas se hizo silencioso y eterno a pesar del ruido que había alrededor. Unos instantes sostuvieron la mirada y Yulia empezó a acercarse a la pelirroja, pero ella entró en conciencia e interrumpió ese movimiento.

L: “Yulia...”

Y: “Lena...”

L: “No Yulia, tienes que pasar a recoger tu premio...”

Y: “Oh, cierto” comentó Yulia apenada para después “bajarse” de Lena y pasar al escenario mientras el público aplaudía y su hermano la miraba conmovido.

Una hermosa edecán pasó con el premio [que eran discos, un micrófono de diadema y un sobre con dinero, además de un reconocimiento] y se lo puso en las manos para después darle un pequeño beso en la mejilla que hizo a todos los presentes gritar de la emoción. Después ella misma le dio un micrófono y por medio del otro empezó a hablar.

E: “Bueno Yulia, muchas felicidades, que bueno que ganaste, tu canción es muy bella, se nota que alguien te trae loca...”

Todos hicieron el clásico [y en algunas ocasiones molesto] ruidito de “uuuuuh”, mientras la pelinegra solo se sonrojaba.

Y: “Pues sí, algo, así, digamos que esa noche andaba inspirada”

E: “Pues habría que ver lo que hace una mujer tan bella en una noche estando tan “inspirada” eh...”

Era obvio, la edecán les estaba coqueteando, y Lena lo pudo notar, por lo que se molestó un poco.

L: * ay esta anda de zorra con mi Yulia... ¿mi Yulia? O.o ¿qué te sucede Elena? NO es tu Yulia, además, o sea, ella ni siquiera siente nada por ti, ¿por qué estas tan confundida? Si, eso, solo es una confusión, a ti no te gustan las niñas ¿o si?...* pero fue sacada de ese pensamiento, pues Yulia solo respondía con una risita nerviosa al comentario de la edecán, quien estaba coqueteando abiertamente con ella.

Y: “Jiji... este... jaja”

E: “¿Qué? ¿A caso te pongo nerviosa?” interrogó acercándose a ella y tomándola por la cintura.

Y: “Bueno no, no es que me pongas nerviosa, pero...”

E: “¿Qué? ¿Tu novia se molesta?” le dijo soltándose y aparentando miedo

Yulia no sabía que responder pues delante de tantas personas observándola se sentía intimidada y su hermano se dio cuenta por lo que intercedió.

V: “Sí, amiga, linda edecán, su novia se molesta un poco, tú sabes, mi hermanita es muy linda y su novia muy celosa, ¿verdad Lena?” dijo mirando hacia donde estaba la pelirroja, que no supo como actuar en ese momento por que ese comentario la tomó por sorpresa y en medio de su desconcierto tan solo se limitó a sonreír.
Yulia se le quedó viendo a su hermano con cara de “cállate güey!!!” pero fue lo único que se le ocurrió para tratar de salvarla. La edecán también miró a Lena, de hecho todos los que estaban la miraron, mientras ella solo sonreía nerviosamente.
E: “Ah, pelirroja, ¿entonces tu eres su novia?”

L: o.O

E: “Pelirroja... dime, ¿eres su novia?”

Todos estaban a la expectativa de la respuesta, y hasta guardaron silencio por unos instantes. Yulia no sabía ni donde meterse, no quería que Lena estuviera en esa situación tan incómoda, pero tampoco se sentía muy bien con los coqueteos de la edecán, en general estaba confundida.
Lena por fin reaccionó, pensó que negar a Yulia delante de todos no sería buena idea, por lo que solo asintió con la cabeza, esperando que con eso se calmara un poco la situación, pero todo empeoró.

Se empezó a escuchar, después de algunos gritos, como el público coreaba “que pase, que pase” y entonces si, lo supieron, estaban perdidas en esa vergonzosa situación.
Yulia miró a Lena con cara de “te entiendo si no quieres pasar”, pero Vitya la miró de manera casi suplicante, por lo que después de pensarlo un poco, Lena pasó al escenario y abrazó a Yulia, no sin antes mirar feo a la edecán.

E: “Por fin pasó la afortunada novia de esta señorita”

L: ^^

E: “Que orgullo que tu novia gane, ¿no?”

L: “Sí, se lo merece”

E: “Uy si! Pero ¿qué se escucha?”

Y: o_O que?

El público otra vez empezó a corear algo, pero esto, sin duda, era peor que lo primero; “Beso! Beso!”. Lena se puso roja... deseaba ese beso, y mucho, pero no podía hacerlo, Yulia ¿qué diría Yulia de ella?. La pelinegra estaba igual, moría por tener otra vez esos labios delgados y rosas de su amiga, pero le daba muchísima vergüenza besarla.

E: “El público las aclama”

Ambas se acercaron lentamente, Lena solo cerró los ojos, esperando el beso de su amiga, pero ésta solo la abrazó y empezó a hablarle al oído.

Y: “Escucha, si no quieres hacer esto, yo lo entiendo, disculpa al tonto de Vitya, ya sabes que de pronto se le va la cabra al monte” [dícese de cuando una persona se le bota la cadena XD] [o sea, cuando una persona pierde la razón o la continuidad de un acontecimiento momentáneamente].

L: “Mejor dime que no quieres besarme”

Y: “No Lena, no es eso, ¿cómo crees? Solo que no quiero que pase de esta manera”

L: “Si quieres le digo a la edecán que te bese ¬¬”

Y: “WTF? ¿Crees que es eso?”

L: “Eso parece”

Yulia no lo podía creer, ¿la pelirroja le estaba armando una escena de celos?

Y: “Bésame”

L: “No, bésame tú ^^”

Yulia se separó de ella, ahora si la iba a besar, Lena le había dado “luz verde” [o sea, una señal de que siguiera]. Después se volvió a acercar a ella y juntaron sus labios. Esta vez no fue como la primera, que fue solo causa del alcohol... otra vez por una excusa, es cierto, pero esta vez todo era diferente , gozaron de cada sensación y de cada movimiento de sus lenguas. El beso estaba siendo tan placentero que por un momento perdieron la noción del tiempo; las manos de Yulia estaban enredadas ya en el cuello de la pelirroja, y las de ésta en la cintura de la morena. Todo estaba tan bien que ni cuenta se habían dado de que todos las miraban así o.o a excepción de la edecán...

E: “ ¬¬ Bueno, lo que el público pidió fue un beso, no una escena de canibalismo..”

Ambas se separaron apenadas después de ese sarcástico comentario de la edecán y una risa del público.

Y: “¿Eh? ¿Una escena de canibalismo? O.O”

E: “Sí, digo... es que casi te la comes XD”

V: “Jaja, ese estuvo bueno, hermanita”

Y: ¬¬ “Cállate”

E: “Mejor ya nos callamos todos ... a ver, otro aplauso por favor para Yulia!!!”

El público aplaudió y gritó mucho.

E: “Y ahora, ¿quién quiere bailar?”

Todos gritaron “yo” [ya saben, las manas casi se des hacían gritando XD] Entonces empezó la música y todos se pusieron a bailar. Yulia, Lena y Vitya bajaron del escenario y se quedaron un pequeño rato [pequeño? Se fueron a las 5 de la mañana a su casa!]. Finalmente, cuando salieron de ahí, Yulia se bajó a acompañar a la pelirroja a la puerta de su casa. Al llegar no sabían que decir, hasta que la pelinegra se decidió a hablar.

Y: “Uff... ¡que noche!”

L: “Sí, bailamos mucho ^^”

Y: “Ah... si... si, bailamos mucho...”

Ambas se quedaron calladas, y estaban tan nerviosas que empezaron a hablar al mismo tiempo.

Y/L: bueno...

Ambas rieron.

Y: “Lo siento, ¿qué me ibas a decir?”

L: “No, nada, tu dime “

Y: “Solo te quería agradecer, yo sé que lo de hace rato no fue agradable para ti... lo siento”

L: “Ay Volkova” le dijo acercándose lentamente a ella. Parecía que la iba a besar por lo que la pelinegra cerró los ojos pero finalmente se desvió girando su cuello a fin de hablarle al oído.

Y: “Lena...”

L: “De alguna manera me lo tendrás que recompensar” le respondió para separarse, darle un beso en la mejilla, muy cerca de los labios y sonreírle.
Yulia se quedó con mil emociones en el estómago, viendo como su amiga se metía a su casa con una amplia sonrisa dibujada en los labios.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:23

Capítulo 10
¿De ambiente?

Lena tenía un sentimiento especial esa noche, pues se había descubierto a sí misma. Quizá era que los hombres le dejaron de atraer, quizá que nunca le gustaron de verdad… ¿o solo estaba confundida por Yulia? No sabía a ciencia cierta lo que sucedía con ella, pero estaba segura de que lo iba a averiguar, ¿y como lo haría? Probando.

La noche pasó sin más contratiempos y a la mañana , después de desayunar y hacer su tarea Lena fue a casa de Yulia, quien aún se encontraba un poco adormilada, pero la invitó a pasar y se dirigieron a su cuarto.

Y: “Y dime Lena, ¿Cuál es tu urgencia? Digo, por que vienes en la madrugada a mi casa…”

L: ¬¬ “¿En la madrugada? ¡Son las 2 de la tarde!”

Y: “Eso para mi es la madrugada, así que no me molestes”

L: “Jaja nunca cambiarás”

Y: “No, pero así me quieren las nenas

L: “Ay si, ay si ¬¬ . Oye Yulita, hermosa, preciosa…”

Yulia se puso de nervios, su amiga siempre la llamaba así, pero ahora después de los besos que habían pasado no era tan cómodo que eso sucediera.

Y: “¿Qué pasó Lena?”

L: “Hablando de nenas… necesito que me hagas un favor…”

Y: “o_O ¿Cuál?”

L: “Bueno, ayer yo te hice un pequeño favor… solo quiero que me lo pagues” cuando dijo esto, se acercó demasiado a Yulia y casi la arrinconó contra la puerta.

Y: “¿Qué… quieres?” dijo Yulia con la respiración levemente agitada.

L: “Necesito que… me presentes nenas” le respondió alejándose de ella.

Y: >¬( “que?”

L: “Lo que oíste, que quiero que me presentes nenas… ya sabes, quiero hacer amigas, creo que no es muy sano que tú seas mi única amiga”

Y: “Entonces, ¿no te basto?”

L: “Claro que no es eso, tonta, pero si quiero salir un poco más. Más bien, lo que quiero son compañeras de juerga, amiga solo tú

Y: “Ah… claro. Mira… si quieres salimos hoy” dijo Yulia no muy convencida.

L: “Ay si!!! ¡salgamos!”

Y: “¿Vamos a la “tentación?”

L: “No, que aburrido, mejor llévame a los lugares que solías visitar con Sasha…”

Y: “Pero son lugares gay!”

L: “¡Por eso!”

Y: >¬( “¿Qué?

L: “Quiero decir… no es bueno encasillarse en algo… vamos ¿sí?”

Y: “Bueno, paso por ti a las 9, mientras como, me baño y me arreglo”

L: “Sale… cuídate. Nos vemos al rato” le dio un beso en la mejilla y salió de la habitación. Yulia se quedó dormida un rato y cuando despertó, en efecto, comió para después ducharse y poner mucho empeño a su arreglo, que era andrógino y muy “apantallante” . después se dirigió a ver a Vitya para pedirle prestado el carro, a lo que él no se negó, por lo que le dio las llaves inmediatamente. Cuando iba saliendo del cuarto, él mismo la detuvo.

V: “¿A dónde irás?”

Y: “A la gayta”

V: “o_O ¿Con Sasha?”

Y: “No… con Lena”

V: O_________O “Bueno, me cuentas cuando regreses”

Y: “Sí, ya cállate XD. Nos vemos, gracias”

Yul salió a toda prisa de su casa, dejando una nota a sus papás de que se tardaría, y llegó a la de la pelirroja, quien estaba vestida de una manera sensacional con un top negro, un pantalón ajustado de mezclilla y unas coquetas zapatillas. Su cabello lo tenía lacio y su maquillaje muy natural, a penas y se le notaba , se veía hermosa, sobre todo por el color de sus labios levemente resaltados con lipstick ligeramente rosa. Yulia se quedó estupefacta con la imagen y eso Lena lo notó, pero prefirió hacerse la que no sabía nada.

L: “Hey! Deja de pensar en nenas y vámonos, ¿sí?”

Y: “Sí… claro”

Subieron al auto y en el camino se fueron conversando acerca de lo que harían al llegar al antro.

Y: “Ajá… y entonces solo tomaremos jugo, no quiero llevarte a tu casa alcoholizada”

L: ¬¬ “Pero si eres tu la que toma ¬¬”

Y: “Solo bromeo Lena. XD. Ah y otra cosa… tal vez te hagan preguntas un poco incómodas… ya sabes… solo ven a una chica hermosa y se lanzan como mosca a la comida…” ambas enrojecieron por el comentario de Yulia, y no por lo de la mosca XD si no por lo de la “chica hermosa”

L: “No creo que me pregunten nada extraño ¿o si? ¿Qué me preguntarían?”

Y: “La gente es medio güey a veces, y no te van a preguntar si eres gay… probablemente te digan algo como “eres de ambiente”? y tu debes de responder que no”

L: “Jajaja, ¿de ambiente? Pero eso suena lindo, me imagino a tipos bailando con una conga en la mano y un collar de flores”

Y: “Jajajaja pero no es así, quiere decir que si eres lesbiana bisexual o algo así”

L: “Ok, ya sabré que decir entonces”

Llegaron al antro y entraron al estacionamiento que estaba en la parte superior, subiendo por una rampa ancha. Bajaron del auto y se metieron al antro tomadas del brazo. En cuanto llegaron, atrajeron muchas miradas [y como no si están re buenas! XD]. Pidieron la primer bebida de la noche y se pusieron a bailar en la pista, que cada vez se llenaba más de personas. Hubo un punto en el que casi no se podían ni mover, por lo que Lena sugirió que se fueran a sentar. En eso estaban cuando una mesera de ojos miel hermosos y piel blanca tropezó con Lena , quien al sentir el contacto solo la miró.

M: “Lo siento señorita, no quise molestarla”

L: “No te preocupes linda”

La mesera enrojeció mientras Yulia se quedaba un poco sorprendida, pues Lena no solía ser tan “cariñosa”

M: “¿Hay algo que necesite, señorita?”

L: “En realidad… no sé si puedas venir a sentarte un rato con nosotras”

M: “Mire, señorita, en 15 minutos salgo, y claro que acepto ^^”

L: “Bueno, te esperamos mi amiga y yo”

Yulia no podía creer lo que estaba viendo. Lena estaba ¿ligando?

Pasaron los 15 minutos y la mesera llegó, pero ya sin uniforme, si no más bien con una falda de mezclilla que le llegaba a la altura de las rodillas y con una blusa rosa sin mangas.

M: “¿Puedo?” preguntó señalando una silla. Yulia y Lena asintieron.

L: “ ¿Y cómo te llamas?”

M: “Me llamo Melisa… ¿es la primera vez que vienes por acá, primor?”

Lena enrojeció y miró al suelo, no estaba acostumbrada a que las niñas coquetearan con ella. Melisa entendió, por lo que supo que la había “regado y trató de componerlo.

M: “Lo siento, lo primero que debí de preguntarte, si, bueno, tú sabes… ¿eres de ambiente?”

Yulia iba a responder que no, pero Lena le ganó con una de las respuestas más inesperadas.

L: “Sí… y hoy vengo con ganas de ligar” le dijo guiñándole el ojo.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:24

Capítulo 11
" ¡Tu no eres lesbiana!

La pelinegra ahora si estaba que se la llevaba Parvis [Dícese de cuando a una persona se la lleva la fregada] [o sea estaba muy enojada xD] ¿Por que Lena hacía eso? ¿Por qué ahó, delante de ella? ¿Por qué con alguien que acababa de conocer?

M: "Me parece bien. Eres muy bonita, nena, pero... no me dijiste tu nombre"

L: Lo siento estaba tan ocupada viendo tus ojos que me olvidé hasta de presentarme. Soy Lena"

Melisa se sonrojó por pena, tal vez..Yulia lo hizo por enojo y al mismo tiempo no salía de su asombro, pues pareciese que Lena conquistaba mujeres frecuentemente, le salía de una manera natural y con clase [obvio ]

M: "Están más lindos los tuyos, ¿son verdes?- preguntó acercándose lentamente a su rostro.

Y: "No, son grises" respondió Yulia de la manera más cortante que pudo, cosa que desconcertó a Melissa y a la pelirroja.

M: "Ahh... ¿y tú quien eres?"

Y: "Me llamo Yulia, y vengo con Lena"

M: "Lo siento, ¿es tu pareja?"

L: ¡No! Es decir.. no, para nada, es mi mejor amiga, ¿verdad Yul? ^^

Y: "Sí... bueno Lena, en vista de que ya estás en compañía mejor me voy"

Yulia esperaba un "quédate" o algo por el estilo pero para su sorpresa la pelirroja solo asintió con la cabeza, cosa que la molestó un poco más de lo que ya estaba.

Y: "Ah no, ya me acordé que tengo que llevarte a tu casa, no puedo dejar que te vayas sola a esta hora"

L: "¡Pero a penas son las 11!"

Y: "Pero no sabes andar sola por las calles a esta hora"

M: "Creo que tu amiga tiene razón, mejor quédense las dos y le llamo a una amiga"

L: "¿Una amiga? ¡Que buena idea! ¿No, Yul?"

Y: "Comoo sea"

M: "Ok, permítanme, voy a llamarle"

Melissa sacó su celular de su bolsa del pantalón y se dirigió a un sillón que estaba al lado de donde ellas se encontraban. Yulia aprovechó para acercarse a Lena.

Y: "¿Que diablos haces?"

L: "Es obvio, ¿no?"

Y: "Sí, pero ¿por que?"

L: "Pues por que sí, ¿tiene algo de malo?"

Y: "¡Es que tú no eres lesbiana!"

L: "Tal vez no, pero está linda, ¿no?"

Y: "Pero..."

Yulia no terminó pues Melisa llegó a su lado con una amplia sonrisa.

L: "¿Por que tan feliz?"

M: "Por que hoy es nuestro día de suerte, mi amiga ya tenía pensado venir a este antro y está justo afuera"

Y: "Sí, que suerte ¬¬"

M: "¿Perdón?"

L: "Dijo que que buena suerte ^^" dándole un codazo a Yulia.

M: "Ahhh... mi amiga es hermosa"

Y: "Que bueno"

M: "¿Que tienes?"

Y: "Nada... ¿tu amiga tardará?"

M: "No, de hecho ahí viene" respondió señalando detrás de Yulia. Una chica de unos 20 años, delgada, ojos azules más oscuros que los de Yulia, de piel blanca y cabello castaño se aproximaba. Sus facciones eran muy finas y su actitud, en general, bastante atrayente.

M: "Hey Gabrielle.. ¡por acá!"

La chica volteó y sonrió. Su sonrisa también era muy bella. Lena se quedó impactada, la actitud de esa mujer la tenía tonta... ¡se veía tan segura! ¡tan tranquila! ¡Tan despreocupada! ¡Tan sexy! Además, su ropa... ¡que manera de vestir! Jeans algo holgados y deslavados. Unos converse color azul al igual que su corta playera. Encima un saco negro y con pequeñas rayas grises. Su cabello corto y lacio revuelto, con el corte marcado por las navajas.

Rápidamente estaba junto a Melissa, dándole un beso en la mejilla.

G: "¿Que hay, Melissa,cómo estás?"

M: "Bien Gabb, mira acabo de conocer a estas chicas. Lena, te presento a Gabrielle" dijo mientras Gabrielle se acercaba a la pelirroja y besaba su mejilla.

L: "Mucho gusto, soy Lena Katina"

G: "Créeme que el gusto es mío, preciosa"

Lena se puso roja.. ¡que voz! grave y suave a la vez...

M: "Ella es su amiga, Yulia"

Gabrielle la besó también.

Y : "Gusto en conocerte"

G: "Igualmente" dijo fría

M: "Chicas... ¿Les parece si bailamos?"

G: "Por mi encantada"

M: "Ok, yo pido bailar con Yulia"

Y: O_o bueno

G: "No te quedará más remedio que bailar conmigo" le dijo a Lena haciendo un puchero.

L: "jaja no digas eso, por mi encantada de bailar contigo"

Las cuatro se dirigieron a la pista de baile y se quedaron ahi hasta que el cuerpo les exigió un descanso y regresaron al sofá que estaban antes. Lena y Gabb se pusieron a conversar.

G: "Lena, nunca te había visto por aquí"

L: "No, es la primera vez que vengo"

G: "Con razón, una niña tan linda como tú jamás me habría pasado desapercibida"

L: "Jaja, me la creeré"

G: "De eso se trata... es la verdad ^^"

M: "Este... emm... Yulia y yo aún vivimos eh ¬¬"

G: "Lo siento, es que Lena es hermosa"

Y: "Lena... ya nos tenemos que ir ya son las 4 am"

L: "¿Tan tarde es?"

Y: "Sí... ¡te matarán!"

L: "No Yul, avisé que llegaría mañana"

G: "A parte de hermosa, bien portada"

L: "Jaja, me haces sonrojarme"

G: "Te ves linda cuando te sonrojas"

Y: ¬¬ "Aún así, ya es muy tarde. Si quieres te quedas en mi casa, pero ya vámonos por favor, me muero de sueño"

L: "Ok ok, chicas... fue un gusto conocerlas"

G: "Lo mismo digo.. hey, encanto, ¿me das tu teléfono?"

L: "Claro!"

Lena lo anotó en una servilleta y se lo dio.

G: Gracias linda

L: De nada ^^

M: Yulia, ¿me das el tuyo?

Y: Sí

Yulia imitó a la pelirroja.

Y: "Bueno, Lena, vámonos"

L: Claro. Nos vemos Melissa - Se acercó a ella y le dio un beso en la mejilla- Adiós Gabrielle- Iba a hacer lo mismo, pero ésta se adelantó en el movimiento y le dio un beso en los labios que la pelirroja correspondió apasionadamente.

G: "Lo siento... NO QUERÍA...."

L: yo sí quería ^^.. Nos vemos. Me llamas....

G: No lo dudes ...

Yulia se molestó mucho, por lo que solo se dio la media vuelta y dijo "bye" a las chicas. Empezó a caminar y Lena la siguió. Entraron en el auto y todo el camino se fueron en silencio. Cuando llegaron a casa, entraron sigilosamente en el cuarto de Yulia.

Lena se quitó su pantalón y su top, quedando en ropa interior. Cuando recordó que no estaba en su casa se sonrojó, pues también notó como Yulia la miraba.

L: "Lo siento Yulia, si te incomoda me pongo mi ropa"

Y: "No, no me molesta"

L: "Ok"

Yulia se puso pijama y ella y Lena se metieron a la cama. Ya estando ahi, Yulia apagó la luz con el control remoto y se quedaron viendo hacia la nada.

Como les sucedia en algunas ocasiones, empezaron a hablar al mismo tiempo.

Y/L: "Quiero..."

Y: "jaja lo siento, habla tu primero" Grave erros, Yulia quería confesarle sus sentimientos, pero no podría hacerlo, no después de las palabras de Lena.

L: "Ok, quiero agradecerte por estar conmigo en todo momento, por ser mi conciencia, mi mejor amiga, mi hermana, nunca dejarás de ser lo más importante para mi. Nunca dejaremos de ser las mejores amigas, ¿verdad?"

Yulia dijo un débil "Nunca" Mientras La pelirroja la tomaba de la mano para después pasar sus brazo por encima de la cintura de Yulia, quien solo se volteó al sentir como una lágrima caía de su rostro. "Nunca" repitió en un susurro antes de quedarse dormida con el abrazo de Lena...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:25

Capítulo 12
“Me too”

Amanecieron justo en la misma posición en que se quedaron dormidas. Yulia fue quien despertó primero y pudo sentir la respiración de Lena cerca de su oído. Volteó con cuidado para no despertarla y se quedó un momento observándola... ¡que bella era!. Imaginó por un momento como sería despertar a su lado todas las mañanas ... no pudo evitar curvar una sonrisa inocente como su imposible ilusión. La pelirroja iba abriendo los ojos en ese momento, por lo que la miró justo en el momento en el que sonreía.

L: Vaya, veo que alguien amaneció feliz hoy ^^

Y: Jiji, la verdad sí

L: ¿Es por Melisa?

Y: o_O Claro que no, ni siquiera la conozco bien

L: Es cierto, pero es muy bonita, ¿no te gustaría conocerla?

Y: Mmm puede ser, no me cierro a nada

L: Esa es la actitud, Volkova. ¿Qué tal si salimos hoy con ellas?

Y: No es excusa, pero por si no lo recuerdas, no tenemos sus teléfonos, ninguna se los pidió

L: Ay si es cierto, entonces, ¿crees que nos llamen ellas?

Y: No tengo idea...

El sonido del teléfono la interrumpió. Era el celular de Lena.

Y: Contesta Lena...

L: No conozco el número, ¿y si es un acosador?

Y: Ay Lena, no imagines cosas

L: Pero...

Y: Contesta

Lena obedeció.

L: ¿Bueno?

- Hola preciosa, ¿cómo estás?

Era la voz sensual de Gabrielle.

L: Hola Gabrielle, yo estoy bien, ¿y tú?
Lena puso el altavoz para que también Yulia escuchara

G: Pues no tan bien como tú, pero no me quejo- le respondió coquetamente

L: Jaja, que simpática eres ^^

G: ¿Y soy lo suficientemente simpática como para que me aceptes una invitación a comer hoy?

L: Por supuesto, por mi encantada

G: ¡Qué bien! ¿Yulia vendría? Es que, acá entre nos... le gustó a Melissa *jaja*

L: Jaja, Yulia, ¿vendrías?

Y: Amm... sí, claro

L: Ya escuchaste, Garbielle, Yulia si va
G: Perfecto, entonces ¿dónde nos vemos?

L: ¿qué te parece en el sushi- ito que está por Plaza Millenium?

G: Ok, me parece bien. Nos vemos en la entrada a las 3

L: Ok nos vemos.

G: Oye... oye

L: ¿Quep?

G: Besos

L: jiji, igual, nos vemos

Colgaron y Lena miró pícaramente a Yulia.

Y: o.O ¿Por qué me miras así?

L: No te hagas mensa, le gustaste a Melissa ... uhhhhh

Y: ¿Y tú me que dices, eh? Uy si, Gabrielle, Gabrielle...
L: Jaja, es que está linda, ¿no?

Y: Digamos que no es mi tipo

L: ¡Yulia! Jaja- le dio un pequeño golpe en el estómago

Y: ¿Qué? A mi no me gustan así

L: No a ti te gustan como Melissa

Y: Jiji... oye ¿y que hora es?

L: Amm no creo que sea tan tarde – miró su reloj- ¡Ya son las 12!

Y: ¿Tan tarde? Dormimos mucho

L: Demasiado... ya me voy a mi casa, regreso a las 2 para irnos


Y: ¿Y si te dejarán salir?

L: Claro, nos vemos al rato

Lena se vistió, le dio un beso en la mejilla a su amiga y salió de la casa. Yulia se fue al baño que estaba en el pasillo y se echó un poco de agua en la cara. Pensó en meterse a bañar, pero tenía mucha hambre por lo que mejor optó por bajar a la cocina a prepararse algo. En la cocina estaba Vitya.

Y: Buenos días zarigüeya

V: Hola zuricata, ¿ya me vas a contar como estuvo eso de que saliste con Lena al gayta?

Y: ¡Sh! Te van a escuchar mis papás

V: No soy tan tonto, mis papás no están

Y: ¿A dónde fueron?

V: Con la abuela

Y: Pero mamá estaba enojada con ella, ¿no?

V: Sí, precisamente fueron para hacer las paces

Y: Ah que bueno, ¿y cuando regresan?

V: En la noche, ¿por qué? ¿saldrás?

Y: Sí, Lena y yo tenemos una cita

V: o_O ¿Ya le dijiste que te gusta?

Y: No, saldremos con unas niñas que conocimos ayer

V: ¿Lena saldrá con una niña? O_O

Y: Sí...

Yulia le contó toooooda la historia a Vitya, quien solo la escuchaba, atento.

V: Tal vez solo está confundida- dedujo después de que Yulia terminó

Y: No lo sé, pero ¿por qué busca en alguien más? ¿Por qué no se fija en mi?

V: No sé, Yulia, no soy el oráculo

Y: Jaja, cállate. Mejor hazme mi desayuno, ¿sí?

V: Ok, ¿qué te preparo?

Y: ¡Hot cakes con cajeta!

V: Bueno

Vitya se puso un mandil y le cocinó a su hermana. Después, ambos se sentaron a desayunar.

Y: Eres tan... ¡gay!

V: Jaja, lo sé

Y: Gracias hermano amado XD

V: No seas payasa, mejor vete a apurar. ¿ya viste que ya es la 1?

Y: o.O Ok gracias Vitya

Yulia obedeció y se fue a arreglar. Lena pasó por ella a la hora exacta y se fueron al lugar indicado.

Cuando llegaron, Gabrielle y Melissa ya estaban ahí, y las recibieron con una ancha sonrisa.

G: Hola guapa

L: Hola ^^

G: ¿No me darás un beso?

L: Claro

La pelirroja besó su mejilla.

M: Hola Yul

Y: Hola Melissa

M: Te ves muy bien hoy

Y: Gracias, también tú...

G: ¿Entramos? Dijo extendiendo su brazo para que Lena lo tomara, pero la pelirroja la tomó de la mano. Yulia casi muere de celos, pero logró disimular muy bien.

Ya adentro, se sentaron Lena junto a Yulia, frente a Gabrielle que estaba sentada junto a Melissa. Pidieron cuatro órdenes de sushi. Después de una rica comida y una muy agradable charla, Gabrielle le pidió a Lena que la acompañara al tocador, dejando a Yulia a solas con Melissa.

M: ¿Desde cuando conoces a Lena?

Y: tengo más de 8 años de conocerla, desde la primaria siempre hemos ido en la misma escuela, aunque ella va un grado más que yo.

M: Ah ok...

Y: Sí, es mi mejor amiga

M: También Gabrielle es mi mejor amiga u_U

Y: ¿Y por que lo dices así? Pareciera que no te gustara ser su mejor amiga.

M: No es que no me guste, pero...

Y: ah, entiendo, me pasa lo mismo con Lena...

M: La verdad se nota, por eso saqué el tema en la conversación

Y: Yo pensé que no se me notaba

M: Tal vez yo lo sé por que estamos en la misma situación.

Y: Puede ser

M: ¿Y no has pensado salir con alguien más?

Y: Sí, pero no sé... no estoy segura, no sé si valga la pena lastimar a alguien más...

M: Igual y tú y yo podamos salir después

Y: Claro, sería un placer ^^

M: Oye, como que ya se tardaron mucho, ¿estarán bien?

Y: No sé, mejor voy a ver que pasa, ¿ok?

M: Ve

Yulia se paró y fue al baño. Al principio no vio nada fuera de lo normal, pero después de poner atención a la aparente tranquilidad escuchó detrás de una puerta un par de respiraciones entre cortadas. Se asomó por debajo de la puerta y vio claramente los zapatos de Lena y los tenis de Gabrielle. Ya no quiso saber más, no valía la pena lastimarse de esa manera. Salió corriendo del baño, sentía como sus lágrimas brotaban fuertemente y con insistencia. Llegó a la mesa donde estaba Melissa, y la abrazó con toda la fuerza del mundo. Melissa sin preguntarle nada la abrazó, hasta que después de unos segundos Yulia alzó la cara.

M: ¿Qué pasa, Yulia?

Y: Estaban besándose... en el baño, o quizá haciendo algo más...

M: O_O ¿En el baño?


Y: Sí, en el baño...

Melissa le alzó a cara un poco más, y se quedaron viendo por un momento. Yulia estaba tan dolida que lo único que necesitaba era olvidarse de todo. Se acercó lentamente a Melissa, quien estaba casi igual que ella, y empezaron a besarse con vehemencia. Después de unos segundos, un ligero ruido las interrumpió. Era Lena.

L: ejem... veo que no pierden el tiempo...

Y: Lo mismo digo

G: O_O

L: ¿Qué quieres decir?...

Y: Nda, Melissa y yo nos vamos, nos vemos después. Yuulia sacó el dinero suficiente para cubrir las cuentas de ambas y tomó a Melissa de la mano. Después ambas salieron, dejando a Lena y Gabrielle totalmente perdidas en el desconcierto o_O
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:27

Capítulo 13
“Living la vida Loca”

G: ¿Tu amiga se molestó por algo?

L: No lo sé, actuó muy raro, por lo regular no es así

G: Espero que no sea yo la que está causando esto

L: Claro que no, eso sería ilógico

Ambas se quedaron conversando por un rato más, mientras Yulia y Melissa estaban por llegar al auto de la pelinegra.

Y: Melissa, quiero disculparme contigo por todo… no debí de sacarte así, ni debí de besarte…

M: Shh- le dijo poniendo un dedo en su boca- No pasa nada, Yulia, también me quería salir, hubiera sido muy incómodo quedarme ahí con ellas. Y de lo del beso, discúlpame tú…

Y: Yo lo seguí

M: Bueno eso sí

Y: Melissa… ¿y si salimos tú y yo?

M: Mmm… ¿te refieres a salir de salir de salir?

Y: Sí, de ese salir… Bueno si no quieres no u_U

M: ¡Claro que quiero! Pero… ¿no crees que deberíamos de poner ciertas reglas?

Y: ¿Cómo cuales?

M: Pues por ejemplo, ser sinceras. Yo sé perfectamente lo que sientes por Lena y tú sabes lo que a mi me pasa con Gabrielle… pero podemos intentar olvidarlas…

Y: Trato hecho

M: Ok ¿cerramos el trato con un beso?

Y: Sí… por favor

Melissa se acercó a ella y la besó tiernamente

Y: Esperemos que todo salga bien

M: Así será

Y: Sí, supongo que sí ^^

M: Ok, entonces que novia tan hermosa tengo

Y: Por supuesto pero no tanto como la mía

M: Eres muy linda

Y: También tú, Meli


Se quedaron viéndose por un momento, ninguna de las dos estaban completamente seguras de como iban a salir las cosas, pero nada perdían con intentarlo.

Y: ¿Puedo llevarte a tu casa o quieres que nos quedemos otro rato paseando?

M: A mi casa no… mejor llévame a la tuya para platicar un rato.

Y: Ok te presentaré a mi lindo hermano gay XD. Mis papás no estarán… o quien sabe, tal vez ya llegaron, fueron a ver a la abuela.

M: Ok… ¿tu hermano también es gay? O_O

Y: Sí, creo que es el gen Volkov… XD

M: Eso parece jaja

Y: ¿Nos vamos, nena?

Subieron al auto, y se dirigieron a casa de Yulia, donde estaban Vitya y Max recostados en el sillón viendo una película. Yulia y Melissa entraron tomadas de la mano, por lo que Vitya se quedó un poco sorprendido.

Y: Hola Vitya… hola cuñado

V: Hola Yulia

Max: Hola cuñis

Y: jajaja que gay eres.. Bueno, les presento a Melissa, mi novia

V: O.O

Y: No hagas esa cara

V: lo siento. Mucho gusto melissa, soy Vitya y el es mi novio Max.

M: Encantada de conocerlos ^^

V: Igualmente

Max: ¡Ay que bonito cabello tienes!

Y: Jajaja Max!!! Deja de estar de gay!!! ¡cómo eres gay!

Max: ay y tu no?

Y: No… No mucho XD

V: Ajá, si, ya parece… oigan, ¿se quedarán con nosotros a nuestro maratón de películas o se irán al cuarto a “platicar”?

M: Pues yo como diga Yulia…

Y: Nos quedamos en rato, ¿qué película es?

V: Secreto en la montaña…

Y: Mejor nos vamos, me contaron que esa película es de gays

V:

M: Jajaja, si quieres vámonos a tu cuarto

Y: Sí, mejor,,, ¡nos vemos nenas!

Max: ¡No soy nena! ¡Aaaaaash!

V: jaja, ya mi vida, déjalas que se vayan, “la película” estaba MUY buena hasta que llegaron…

Y: Diac!

Yulia y Melissa subieron las escaleras corriendo entre risas y cuando llegaron a la habitación, Yul puso algo de música, se recostaron en la cama y se quedaron ahí toda la tarde, platicando sobre su infancia, y de vez en cuando se daban inocentes besos.

Mientras tanto, Lena estaba con Gabrielle en un bar, bailando y tomando.

L: ¿Te gusta ésta música?- le dijo al oído

G: Sí, pero me gustas más tú...

L: Estamos igual entonces- Gabrielle le dio un apasionado beso-

G: Oye... lo del baño estuvo muy padre...

L: Jaja sí

G: ¿Te gustaría repetirlo?

L: Claro, pero ¿cuándo? ¿dónde?

G: Pues aquí también hay baño...

L: Ay Ggabb no me tientes...

G: Pero si de eso se trataba...

L: Jaja, me encantas

G: Tú me encantas más...

L: Jaja, te gano... ¡mesera! Tráigame otro trago por favor...

G: ¡Lena !¿verdad que esa bebida sabe muy bien?

L: Ay si... ¿qué tiene?

G: Vodka, jugos y licor de cereza

L: Mmm con razón sabe tan rico...

G: No sabe tan rico como tú, pero si, es bueno...

Siguieron tomando, bailando y besándose por el resto de la noche, Lena estaba en total estado de ebriedad, se sentía como “feliz” por que reía de todo, pero solo por eso, no estaba contenta realmente.

Al salir del lugar ambas iban casi cayéndose del mal estado en el que se encontraban, Gabrielle fue a dejar a la pelirroja a su casa, se despidieron con un beso y Lena entró a hurtadillas para no hacer ruido, pero de cualquier modo sus papás no estaban , se encontró una nota que decía que ellos volverían en dos días, pues falleció un tío lejano de el señor y tuvieron que viajar a San Petersburgo.

Lena se sentía un poco mareada, a penas y se acordaba de todo lo sucedido ese día. Solo quería sentirse un poco menos confundida... ¿qué estaba sintiendo? ¿Por qué Gabrielle le gustaba tanto? ¿Sería que...? era una opción.

Yulia estaba recostada en el sillón, recargada en su hermano. Max y Melissa se habían ido hacía unos minutos. Vitya estaba casi dormido, cuando el sonido del teléfono lo despertó. Se levantó y fue a contestar.

V: ¿Bueno? Ah ... hola mamá. Bien... sí, ya llegó desde hace rato. Ajá... mmm... pues sí... ¿mañana? Ok yo la cuido. Nos vemos... besos.

Colgó el teléfono y se volvió a sentar en el sillón

Y: Era mamá... ¿qué quería?

V: Solo me dijo que llegan mañana por que papá ya no quiso manejar a esta hora

Y: ¡uju! ¿Sabes lo que eso significa?

V: Ammm... ¿qué es hora de dormir?

Y: No... que veré el canal prohibido

V: Jaja... ¡Yulia!

Y: Es broma, ¿cómo crees? Además pasan puras cosas hetero... ¡diac!

V: Jaja, si, guácala. Oye Yulia... hoy no has hablado para nada de Lena... ¿están enojadas?

Y: Larga historia...

V: Ay ¿me cuentas?

Y: Pues mira... – Yulia le relató todo lo que pasó ese día-

V: O.o ¿qué le pasa a Lena? ¡Ella no es así!

Y: ¿Así, como? ¿gay? ¿tortilla? ¿lencha?

V: No... así de fácil, así de “indecente”

Y: Lo sé, por eso mismo me molesté tanto con ella
V: Te entiendo, pero tampoco debiste de ponerte tan Crazy por Katina ... o sea, ponte a pensar y ella ni siquiera sospechaba lo que tú habías visto en el baño... ¿no crees que te pasaste? Deberías de llamarle para que te disculpe por la actitud que tuviste con ella.

Y: Pero...

V: Calla, y llámale


Y: Ok, pásame el teléfono

Vitya se levantó y le pasó el teléfono inalámbrico. Yulia marcó el Número que ya se sabía de memoria

Y: ¿Lena?

L: Hooooola!!! ¿quién habla? Bla bla?

Y: Soy Yulia

L: Hooooola Yulia!!!, ¿cómo stazzzzz?

Y: Bien, pero parece que tú no... Lena, ¿estás tomada?

L: Sí!!! Muy tomada!!!!

Y: O.o ¿Por qué?

L: Me quedé con Gabb y nos fuimos a bailar.

Y: ¿A que hora llegaste?

L: Hace como dos horas

Y: O sea, ¿a las 2 am?

L: Creo que si

Y: ¿Y no te regañaron?

L: Nah! Mis papás no están!!!

Y: Los míos tampoco u_U

L: ¿Quieres venir a mi casa?

Y: ¿A que?

L: A platicar, ni modo que a que

Y: No sé, es que ya es muy tarde y mi hermano tiene mucho sueño, ¿te parece si lo dejamos para otra ocasión?

L: Mejor dime que estás acostándote con Melissa y que te interrumpí

Y: No es así, pero si lo fuera ¿qué?

L: Ay nada!!! Luego nos vemos

Y sin decir más, colgó... dejando a Yulia un poco sorprendida, ¿por qué Lena pensó eso de ella?

Esa noche fue definitiva en el camino de vidas de ambas, pues al no verse al otro día, lo fueron posponiendo hasta que ya no tuvieron tiempo ni ganas de ver la una a la otra. Lena salía aún con Gabb... ya iban a cumplir dos meses de noviazgo. Siempre andaban en antros, las notas del colegio bajaron para la pelirroja, siempre llegaba a su casa en estado inconveniente, pues ella y Gabrielle consumían bastante alcohol. En varias ocasiones estuvieron a punto de ser descubiertas en los sanitarios, estaban viviendo la vida loca, llena de irresponsable pasión, excesos y una pareja que estaba igual o peor que ella. Se estaba yendo, sin darse cuenta, al camino de la perdición.

Yulia por el contrario se encontraba más estable. Seguía amando a Lena, pero estaba empezando a sentir un cariño bonito por Melissa. Ésta iba a su casa, veían películas y se encerraban en su cuarto para hablar horas y horas.
En una de esas ocasiones, justo cuando salió a despedir a Melissa, sonó su teléfono. Vitya, quien estaba más cerca de ahí, respondió.
V: ¿Bueno? ¿Con Yulia Volkova ¿De parte de quien? O_O, en un momento se la comunico.

Yulia iba entrando justo cuando se detuvo en seco pues su hermano la miraba seriamente.

Y: ¿Qué pasa? o.O

V: Te llaman del ministerio público o_O

Y: ¿Qué se les ofrece?

V: No sé, solo quieren hablar contigo

Y: Ok

Yulia tomó el teléfono y respondió.

Y: ¿Aló? Sí, si, ella habla... ¿qué? ¡¡¡Eso no puede ser cierto!!! ¡claro que no! ¡Voy para allá!

Colgó a prisa, se acomodó el cabello y miró a Vitya. Se le notaba también un poco pálida.

V: ¿Qué pasa?

Y: Tengo que ir al MP por Lena... ¡¡¡está detenida por faltas a la moral!!!

V: O__________________O
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:30

Capítulo14
Consecuencias

Ese era el colmo, ¿cuándo iba a imaginar Yulia que algún día su amiga se encontraría en una situación así? ¿faltas a la moral? ¡Por Dios!

V: A ver, zuricata, explícame ¿cómo está eso?

Y: No sé detalles y la verdad no quisiera saberlos, nos tendremos que conformar con saber que está ahí. Voy por ella.

V:No te vas a ir sola, te acompaño

Y: No, pero por favor, préstame tu auto

V: Pero Yulia...

Y: Que no, mejor avísale a Melissa. Nos vemos.

Vitya le dio las llaves y Yulia salió a toda prisa de su casa. En el camino iba enojada, decepcionada, dolida. Cuando llegó se dirigió a pagar la multa y posteriormente se dirigió acompañada de un guardia a los separos, donde se encontraba todo tipo de personas...y Lena. Caminó hacia ella, iba seria, estaba decidida a que la pelirroja no viera cuanto le dolía saber que estaba en esa situación. Cuando finalmente llegó a su lado ninguna de las dos pudo mantener el contacto visual en sus miradas, ambas clavaron sus ojos en el suelo.

L: Hola Yulia.

Y: Ya vámonos, ya está pagada la multa- le dijo de la manera más fría que encontró. Moduló su voz de tal manera que casi parecía que no le importaba Lena.

L: Pero, ¿y Gabrielle?

Y: Esperemos a que llegue Melissa.- justo iba diciendo eso cuando la chica de cabello castaño iba llegando.

M: Hola, chicas. Gabrielle, ya está pagada tu multa , ¿nos vamos?

G: Claro.

Tomaron sus cosas y salieron del lugar. Gabrielle se fue con Melissa en su auto, Yulia y Lena se subieron al suyo. Se hizo un incómodo silencio, hasta que la pelirroja tomó aire y empezó a hablar.

L: Gracias Yulia...

Y: No hay de qué

L: Sí, sí lo hay. Mira, las cosas no pasaron como te lo imag...

Y: No importa Lena, a mi no tienes por que darme explicaciones.

L: Pero....

Y: Pero nada. No soy nadie para que me digas nada.

Lena entendió que ese no era el mejor momento, la pelinegra estaba molesta, lo mejor era suspender la plática o bien posponerla.

L: Ok, cuando llegue a mi casa te pago lo de la multa.

Y: No hace falta, el dinero no importa.

L: ¿Cómo crees? Si importa.

Y: Ya te dije que no, Elena, en este momento lo menos grave es el dinero.

Yulia prendió el radio y subió el volumen. Fue una indirecta muy directa, y el mensaje estaba claro; no quería hablar. El camino trasncurrió silencioso, como nunca entre ellas.

Al llegara a casa de Lena, ésta se salió del auto y lo rodeó, mienreas Yulia bajaba su vidrio. Después quedó Lena frente a la ventana.

L: Gracias por todo, Yulia.

Y: Para eso estoy, ¿no?- dijo con ironía

L: ¿Por qué me dice eso?


Y: Por nada. Nos vemos después.

L: Yulia...

Y: Mande...

L: Nada. Gracias y perdona las molestias.

Yulia subió el vidrio, no quería escuchar más. Empezó a avanzar de camino a su casa, a la cual llegó muy pronto. Se sentía fatal, ya estaba harta de ser la que aguantaba todo... ¿todo?. Bueno, viéndolo fríamente, Lena no le había hecho absolutamente nada. Fue clara siempre, por ejemplo cuando sucedió lo del beso, le dijo que fue por pura curiosidad y Yulia aceptó, y ahora simplemente estaba saliendo con Gabrielle, ¿qué error era ese? Después de todo, ella misma salió en su momento con Sasha.

Cuando llegó a casa, durmió. Era la única manera de olvidarse de todo lo que estaba sucediendo.

A la mañana siguiente despertó muy temprano. En todo el día estuvo ausente, no se concentró para nada en sus clases, un par de profesores hasta le llamaron la atención. En la escuela no vio para nada a Lena, y nunca supo si eso era bueno o malo para ella. Al llegar la noche, Yulia estaba en su cuarto, el reloj marcaba casi las 9. Su pijama, que no era más que un pequeño bóxer negro y una camiseta blanca, ya se encontraba sobre su cuerpo.

El sonido de la madera en la puerta de su cuarto la distrajo de un vago pensamiento.

Y: Pasa zarigüeya

La puerta se abrió lentamente, dejando asomarse a unos rizos rojizos que caían coquetamente sobre los hombros de la más hermosa niña.

L: No soy Vitya

Y: Ya vi. Hola Elena- le dijo fríamente

L: Yulia, ¿podemos hablar?

Y: No sé, Lena, no sé si quiera hablar contigo, no sé si quisiera escuchar nada, no sé si quisieras en verdad escuchar todo lo que tengo que decirte.

L: Si estoy aquí es por que quiero hacerlo, por que quiero que me digas que diablos hice para que estés tan molesta conmigo.

Y: No me hagas hablar, Elena, no me hagas decirte cosas que tal vez no te gusten.

L: Quiero escucharte, Yulia, dime, ¿qué pasa?

Y: ¡No quiero!

L: ¡No seas cerrada ni inmadura!

Y: ¡¿Ahora la inmadura soy yo?! Ok, ¿quieres hablar? ¡Hablemos! ¿sabes que me pasa? ¡por supuesto que lo sabes! Estoy harta... ¡HARTA! De que tu hagas como si no pasara nada... de que te hagas la tonta, y es más, de que actúes como tonta.

L: No tengo idea de a que te refieres

Y: Si sigues negándolo no tiene caso que hablemos Lena.

L: Ok, pues dime, te escucho.

Y: No, ¡no quiero! Y si me disculpas, tengo que dormir...

L: No.

Y: ¿No qué?

L: No vamos a dejar esto así. No voy a hacer de cuenta que nada pasa, ¿qué tienes?

Y:¡Carajo! Me siento triste, Elena. Me duele ver en lo que te has convertido, me duele ver como te embriagas, como te faltas al respeto, como estás con Gabrielle. Tú antes no eras así...

L: ¿Así, como? ¿lesbiana?

Y: No, antes no eras una zorra.

Después de esa palabra, se escuchó el sonido de la mano de Lena en la mejilla de Yulia. Una sonora cachetada la dejó sin poder decir absolutamente nada.

L: ¿Una zorra? ¿soy una zorra? ¿por tener novia y vivir buenos ratos con ella? Discúlpame, pero sería una zorra si anduviera con muchas o si me parara a trabajar en una jodida esquina.

Y: Lo siento Lena, no quise ofenderte.

L: Jódete, Yulia.

La pelirroja salió llorando del cuarto. Se sentía pésima... quería respuestas, pero no sabía si de ese tipo.

Llegando a su casa sus padres no estaban, como siempre, pero esta vez el auto de mamá estaba en la cochera. Tomó las llaves y después le llamó por teléfono a Gabrielle para invitarla a salir.

L: Hola Gabb, buenas noches

G: Hola Lenita

L: Oye, ¿crees que puedas salir en este momento?

G: ¡Pero es Lunes! Mañana tengo que ir al colegio

L: Es cierto, ok, no te preocupes, está bien.

G: Para nada Lena, voy para allá. Para eso estamos las amigas.

L: Gracias Gabb.

Lena se sentó a esperar. ¿por qué Yulia la llamó zorra? ¿Por qué estaba tan molesta? En verdad no lo sabía, ¿por qué Yulia no le creía? ¿sería acaso que...? No, Yulia jamás correspondería los sentimientos que día a día crecían en ella.

Gabrielle llegó después de 20 minutos, se notaba extraña, algo no estaba del todo bien.

L: Hola Gabb.

G: Hola, ¿nos vamos?

L: ¿Qué tienes? Tus ojos están rojos...

G: No es nada, Lena. Ya vámonos.

L: Ok, si tú lo dices...

G: Deja de preocuparte, te pareces a mi hermana

L: Solo que tu hermana no te besa ni te toca

G: No, por que mi hermana no quiere olvidar conmigo a su mejor amiga

L: Muy chistosa

G: No te enojes Lena, solo bromeo.

Lena le dio las llaves de su auto y Gabrielle manejó hasta el antro. No se tomaron de la mano, ni se abrazaron, estando solas, su farsa no funcionaba ni servía de nada.

Al llegar, el lugar estaba casi vacío, siendo lunes a las 10 de la noche no muchas personas salían. La mesera llegó con ellas y le encargaron una botella de vodka, la cual les trajo rápidamente.

L: ¿Has hablado con Melissa?

G: No, no vale la pena, se ve muy contenta con Yulia

L: Ya ni me lo recuerdes

G: No entiendo nada

L: ¿Por qué no aceptas que la quieres?

G: Por que no es así, o sea, si la quiero, pero nada más como amiga.

L: Ojalá pudiera decir lo mismo de Yulia

G: No te quejes, es obvio que ella te quiere.

L: No, no es obvio, ella quiere a Melissa.

G: Eres una necia, ¿sabes?

L: No soy necia... pero en fin... a lo que venimos.

G: Ok- sirvió dos vasos con vodka- ¡salud!

L: ¡Salud!

En el copeo se pasó gran parte de la noche. Tomaban sin conciencia, Lena se sentía sumamente mal. “zorra” pasaba por su cabeza a cada momento. “Zorra” y cada vez dolía más. ¿eso pensaba Yulia de ella? Gabrielle la sacó de sus pensamientos.

G: Lena, no me siento bien- temblaba y de un momento a otro se puso pálida- Ayúdame

L: ¿Qué tienes?

G: N...No sé... ¡ayúdame!

Ya no dijo más. Cayó al suelo, pero no estaba inconsciente, decía cosas sin sentido. Temblaba y sudaba frío. Lena le pidió ayuda a un mesero que iba pasando, después llamaron a la ambulancia que afortunadamente llegó rápido... en una camilla la subieron y Lena se sentó junto a ella. Conforme pasaba el tiempo las cosas no parecían ir mejor. Por el susto, los efectos del alcohol en Lena ya eran prácticamente nulos, por lo que con plena conciencia tomó su celular y le marcó a Yulia.

L: ¿Yulia?

Y: Sí, ¿qué quieres, Lena?

L: Yo sé que no estamos bien, pero...

Y: ¿Necesitas algo?

L: No, supongo que tienes más cosas que hacer

Y: ¿Y me llamas a las 2 am para decirme eso?

L: No, no sabía que hacer, disculpa. Es que estoy en una ambulancia, voy camino al hospital del ángel, estoy con Gabrielle, no sé... no... no sé que tiene- ya no pudo seguir, empezó a llorar desconsoladamente y eso hizo a Yulia cambiar su actitud.

Y: Ok tranquila, Lena en este momento salgo para allá.
Lena no respondió, la comunicación fue cortada, era angustioso ver a Gabrielle así.

Llegaron al horpital y todo pasó como en cámara lenta, algunos corrían, ella solo miraba a Gabrielle que, acostada en una camilla, entraba a la sala de urgencias.

Lena se sentó en una silla cercana, ¡tenía tanto miedo! Después de unos 15 minutos aún no salía el médico, pero ya estaba ahí la única persona que podía hacerla sentir bien; Yulia iba llegando a su lado.

Y: ¿Ya te dijeron algo?

L: No, aún no sale.

Y: ¿Qué pasó?

L: Todo fue mi **** culpa- dijo Lena entre sollozos- solo mi culpa.

Yulia la abrazó. Para Lena sentir el calor de su amiga era sumamente reconfortante.... era sentir que ahora todo iría mejor.

Y: Tranquila, Lena- le susurró al oído. Lena suspiró aún entre sollozos y se aferró como nunca a su cuerpo...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:31

Capítulo 15
Mi mejor amiga. Antes y después de la verdad.

Y: Vamos, nena. Gabrielle va a estar mejor, no te preocupes.

El médico iba saliendo justamente en ese momento.

M: Familiares de Gabrielle Ivanova?

Lena se levantó y se dirigió hacia él.

L: Yo la traje, ¿cómo está ella?

M: ¿Qué parentesco tiene con usted?

L: Yo soy su... amiga

M: No puedo darle ese tipo de información a usted

L: Por favor, doctor, dígame como está.

M: No puedo, en verdad, lo siento mucho.

Yulia intervino al ver que Lena ya iba a desistir de su intento por convencerlo de que les ayudara.

Y: Mire, doctor. Usted nos tiene que brindar esa información, ya que Gabrielle vive solo con su hermana, y ella es menor de edad, además de que no se encuentra en la ciudad.

M: No les voy a decir nada, no puedo.

Y: Ok, yo no pensé que hubiera necesidad de esto, pero , ¿conoce usted al señor Oleg Volkov?

M: Claro, es el administrador y socio de las farmacias que surten el medicamento para éste hospital y algunos otros, ¿por qué?

Y: Ok, yo soy Yulia Volkova, ‘¿entiende lo que le quiero decir con eso?

El médico enrojeció, eso era una sutil amenaza de Yulia.

M: Claro señorita, discúlpeme por favor.

Y: No tenga cuidado, y ahora le repito; ¿cómo está Gabrielle?

M: Mire... su situación no es grave, lo que le pasó fue un conato de congestión alcohólica... aunado a esto, fue encontrada en su sangre una muestra pequeña de heroína.

Lena dejó escapar un gritito ahogado, ¿Gabrielle estaba drogada? No se dio cuenta.

Y: Pero, ¿ya está bien?

M: Sí, afortunadamente la trajeron a tiempo, pero eso sí, tendrá que quedarse por lo menos dos días en observación, por posibles efectos secundarios.

L: Ok, muchas gracias. Oiga, ¿podríamos pasar a verla?

M: Claro, pero eso será posible hasta que ella despierte, por el momento no es conveniente, su organismo necesita descansar.

L: Claro... gracias.

M: Bueno, las dejo. Con permiso.

Se quedaron ahí, ellas dos, solas. Lena ya estaba más tranquila y Yulia ya no se veía molesta.

Y: ¿Quieres contarme lo que pasó?

L: Sí, lo que pasó fue que después de estar en tu casa me fui a la mía, no estaban mis papás, entonces se me ocurrió llamarle a Gabrielle y le pedí que me acompañara al bar. Cuando llegó la noté un poco rara y le comenté sobre el asunto, pero ella me dijo que no me preocupara, que no estaba mal. Entonces nos fuimos y... tomamos como locas. Empezó a sentirse mal... temblaba, decía cosas absurdas, no sabes lo terrible que fue verla así.

Y: Me lo imagino Lena, lo bueno es que ella ya está fuera de peligro, ¿no?

L: Sí, pero no puedo evitar sentirme culpable, sentirme mal. Últimamente me he dedicado a hacer estupidez tras estupidez. Yo no soy así, Yulia y tú lo sabes.

Y: A eso me refería yo hace rato, aunque sé que la manera en que te lo dije no fue la adecuada, discúlpame por favor por haberte ofendido, pero es que en serio, al ver eso sentí tanta rabia, tantos celos...

Yulia tapó su boca, pero ya era tarde. Desvió su mirada y después de unos segundos Lena la tomó del mentón y giró su cara para que quedara justo en frente de la suya. Sus miradas se encontraron, tal vez se re descubrieron. El efecto fue inmediato, ambas se ruborizaron, pero ninguna de las dos dejó de verse.

L: ¿Qué dijiste Yulia?

Y: Nada... – trató de mentir la pelinegra

L: ¿Estabas celosa?

Y: Sí, es que eres mi mejor amiga, y desde hace tiempo que no me prestabas la atención a la que me tenías acostumbrada.

L: ¿Solo es eso?

Y: Sí- mintió Yulia

L: Yulia, hace rato viví una de las experiencias que nunca me imaginé pasar... me pude dar cuenta de la fragilidad que tenemos como seres humanos, un día estamos aquí y al otro podemos no amanecer... eso me ha ayudado a valorar muchas cosas, y hay algo que quiero decir desde hace tiempo, pero que simplemente me había callado. ¿Puedo decírtelo?

Y: Claro, Lena, por supuesto que sí.

El contacto visual no desapareció y la distancia tampoco tuvo cambios.

L: Prométeme que lo que te diga no va a hacer que la amistad entre nosotras cambie.

Yulia estaba un poco desconcertada, sin embargo asintió en señal de aprobación.

L: Dímelo

Y: Te prometo que nada cambiará, Lena

L: Ok... No soy una buena amiga, Yulia, nunca lo he sido. Contigo cometí muchos errores, pero hay uno que para mi es imperdonable...

Y: ¿Cuál, Lena?

L: Yo... yo me enamoré de ti- Lo dijo entre un suspiro y un sollozo, como si al expresarlo sintiera miedo y alivio al mismo tiempo. Yulia se quedó petrificada, ¿Lena enamorada de ella?

Y: Eso no puede ser Lena, ¿estás bromeando?

L: No Yulia, no podría bromear con algo así y lo sabes

Y: Es que... simplemente no puede ser, Lena.

L: ¿Me dejas explicarte?

Y: ¿No será que solo estás confundida a raíz de que supiste mis preferencias?- una sonrisa con un dejo de tristeza se dibujó en los labios de Lena.

L: No, Yulia, esto viene desde antes. Viene desde el día en que entraste a mi vida, ¿recuerdas como me tiraste el refresco sobre el uniforme por andar persiguiendo al tipo de 4to grado que te dijo “pulga”? tardó mucho tiempo en desaparecer esa mancha... lo que también tardó tiempo en desaparecer fue el color rojo de tus mejillas. Tu cara se sonrojó totalmente- al decir esto, le acarició suavemente las mejillas- pensé que eras una desvergonzada hasta que me ofreciste disculpas

Y: Debo confesarte que no sé por que lo hice, en algunas circunstancias ni si quiera me hubiera tomado la molestia de voltear a ver a mi “víctima”, pero tu me inspiraste algo... no sé que.

L: Y yo debo confesarte a ti que ese día me agarraste de buen humor, por que de haber sido otra fecha, te hubiera propinado unos zapes [golpes ligeramente dolorosos que se dan con la palma de la mano sobre la cabeza de alguien más *jaja*]

Y: Sí, hasta me dijiste de broma que yo tendría que ir a tu casa a lavar tu uniforme

L: Sí, me acuerdo, tu cara de terror al oír eso fue muy graciosa

Y: Siempre me molestas con mi cara de terror, ¿qué tiene de especial?

L: No lo sé, pero a mi me gusta mucho- ambas se sonrojaron y soltaron una pequeña risita- Y después, cuando empezamos a convivir... ¿sabes? Creo que siempre estuve enamorada de ti, pero... tu siempre tan fría... nunca me contabas nada, solo me escuchabas, y cuando yo intentaba preguntarte algo acerca de cualquier cosa simplemente desviabas el tema... me hablabas de tu familia, es algo que te agradezco mucho, pero nunca hacías comentario alguno acerca de chicos, ni de chicas... siempre sentía unas ganas inmensas de descubrir de ti, pero no me dejabas. ¿Recuerdas la noche que nos quedamos a dormir en casa de mi prima? Ese día amanecimos abrazadas, espero que no te incomode saberlo, pero siempre me ha encantado aferrar mi cuerpo a ti, sentir como respiras a mi lado, como tu respiración manda a mi brazo que se mueve a su compás... esa noche estuve a punto de besarte, pero no, no podía hacerlo; eras mi mejor amiga, solo eso. Y tú seguías tan hermética, ¿sabes? Ese día me propuse olvidarte.

Y: ¿Por qué?

L: Por que tu no me veías con otros ojos distintos a como yo te miraba ya, además, yo no quería aceptarlo, yo no era gay...

Y: ¿No?

L: Bueno, ahora tal vez sea un poco gay, pero antes solo eras tú, y pensé que solo se trataba de un cariño profundo.

Y: ¿Y por que no me dijiste nada?

L: Por que yo no sabía que tu eras gay...

Y: ¿Y cuando te lo dije? ¿por qué no hablaste?

L: Por que no quería lastimarte, Yulia. En el caso de que no me correspondieras no quería ponerte incómoda, y en el caso de que sintieras lo mismo, no quería lastimarte y darme cuenta de que solamente estaba confundida, además... ¡tú ya tenías a Sasha!

Y: ¡Pero sí tú misma me la presentaste!

L: Pensé que al verte con alguien me ayudaría a olvidarte, pero no fue así, Yulia, ¡no pude!- Lena sonaba sincera 100% lo que hizo a Yulia conmoverse- Verte con Sasha me causaba muchos celos ¡se veían tan contentas!

Y: Tú estabas con Igor, e igualmente se veían felices

L: ¡Claro! Cuando me lo propongo puedo aparentar. No te voy a negar que al principio me la pasé bien, pero... seguías en mi cabeza.

Y: ¿Por qué nunca me dijiste nada?

L: ¡Por tonta!

Y: ¿Y por que con Gabrielle?- su voz se quebró- ¿Por qué aceptar lo que eres con ella? ¿Por qué experimentar con ella?- una lágrima se resbaló por su mejilla.

L: Por que con ella no había cariño ni un lazo de amistad que se podría romper si todo salía mal, por que ella sabía mi juego.

Y: ¿Ella lo sabía?

L: ¡Claro! Todo el tiempo lo supo. Yo sé que su modo de vida no es el mejor, pero ella es una buena persona, solo que las circunstancias la orillan a actuar de cierta manera. Ella y yo llegamos al acuerdo de que “andaríamos” pero siempre supo lo que siento por ti, de hecho ella está en una situación similar aunque no quiera aceptarlo, pero eso es un asunto más personal.

Y: ¡Ay Lena! ¿Por qué nunca me dijiste nada?

L: No valía la pena, preferí que pensaras lo peor de mi antes de que supieras mis sentimientos. Además... tú empezaste a salir con Melissa. Supe que ya no tenía esperanza contigo.

Y: No sé que decirte, Lena. No me esperaba que me dijeras eso. Perdona, pero simplemente no sé que decir...

L: No digas nada, perdóname, no debí de hablar, pero ya no soportaba más

Y: Es que no lo puedo creer

L: Entiendo si no sientes lo mismo. Disculpa- la pelirroja se alejó de ella y se levantó, empezando a caminar hacia un pasillo solitario. Yulia no sabía como reaccionar, ahora sabía que Lena correspondía sus sentimientos, pero simplemente estaba inmóvil sin poder si quiera pronunciar palabra alguna. Después de unos segundos se levantó como por inercia y fue hacia ella.

Y: ¡Lena!- le llamó. La pelirroja no hizo caso al llamado, Yulia apresuró el paso y la tomó del brazo con fuerza, pero cuidando no lastimarla. La acercó hacia su rostro y sin preguntar, sin pensarlo, la besó con vehemencia mientras la apretaba contra sí misma., impidiéndole escapar.

La pelirroja correspondió el beso, no pensó un “no”, no dijo un “no”, simplemente se dejó llevar. Puso sus manos en la espalda de Yulia y por momentos la acariciaba, a veces a penas y rozaba, otras tantas la apretaba con fuerza. Ese era su primer beso, por que no solo se lo dieron con los labios, sino con el corazón....
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:33

Capítulo 16

¿Quieres ser mi novia?

Al separarse las miradas tiernas las delataban, lo que ellas sentían, a pesar de todo, tenía un nombvre, amor.

Lena acarició la mejilla de Yulia y le dio un dulce beso en la frente, mientras la pelinegra jugaba con sus dedos con los rizos de su nuca. Ambas sonrieron un momento y después se tomaron de la mano, sin decir nada se regresaron a la sala de urgencias. Al llegar, Lena se sentó y Yulia se hincó ante ella. La pelirroja pasó suavemente las yemas de sus dedos dibujando los labios de su amiga, al tiempo en que sonreía, inclinaba un poco la cabeza y la miraba tiernamente.

Y: ¿Qué tanto me ves, pecosa?

L: Es que... tienes un barrito

Y: O_o ¿En dónde?

L: Jajaja, no es cierto, Yulia, solo bromeo, en realidad estoy viendo tus ojos, ¡eres hermosa!

:Y Eres más hermosa tú, eres un ángel que vive entre los pobres mortales como yo

L: Jaja, y tú eres una exagerada, ¿lo sabías?

Y: No soy exagerada, es la verdad, y lo mejor... eres MI ángel

L: ¿Ah sí? ¿desde cuando soy tuya, eh?

Y: ¿No eres mía? U_u

L: No oficialmente, ¿o si? ^^

Y: Tienes razón U_u

L: Pero eso tiene solución, ¿no?

:Y 8-s Sí. Lena...- Tomó su mano y la entrelazó con la suya. Después con la otra acarició su mejilla- me pregunto si tu quisieras ser mi...

Yulia no terminó pues en ese momento su celular sonó- Lo siento- lo sacó de la bolsa trasera de su pantalón y contestó.


M: Hola Yuli, oye perdón que te moleste a esta hora de la madrugada, lo que pasa es que estoy un poco preocupada ppor que desde hace rato estoy intentando comunicarme con Gabb y en su casa nadie me contesta, ¿sabes si está con Lena?

Y: No, mira, tranquila, estamos en el hospital

M: ¿Qué les pasó?

Y: A Gabb le dio una semi-congestión alcohólica, pero afortunadamente ya está bien

M: ¿En que hospital están?

Y: En el del ángel

M: Ok voy para allá

Y: Aquí te vemos

Yulia colgó el teléfono y miró a Lena, quien parecía tener de un momento a otro un semblante triste

Y: ¿Que tienes?

L: Nada, solo que por un momento se me olvidó que andabas con Melissa

Y;: Pero... ella sabe lo que siento por ti

L: ¿De verdad?

Y: Claro, además ella tampoco está enamorada de mi

L: ¿Y que hacían juntas?

Y: Supongo que lo mismo que tú y Gabb

L: Pero Gabb y yo nunca fuimos nada

Y: O_O ¡pero si yo las vi!

L: Nos tomábamos de la mano, nos besábamos, nos abrazábamos, pero, ¿cuando dijimos que andábamos?

Y: Pues nunca, pero...

L: Pero nada además, acá entre nos *gossip* yo creo que ella quiere a Melissa, pero no se ha dado cuenta

Y:¿Cómo que no se ha dado cuenta?

L: Es algo incosciente. Según la teoría de Freud, cuando...- Yulia se acercó a ella y le dio un beso que fue prolonmgado por varios segundos- ¡Yulia! Por tu culpa se me olvidó lo que estaba diciendo ¬¬

Y: Lo siento, fue mi inconsciente xD

L: Jaja, eres un amor, te quiero mucho ^^

Y: También yo, mi pecosita. ¿Que va a pasar con nosotras?

L: Pues no sé, entre Gabb y yo no hay nada que no se pueda solucionar con un par de palabras

Y: Pues entonces hoy mismo hablo con Melissa, tampoco hay nada, pero lo haré por educación xD

:L Ok

Un enfermero llegó a donde estaban ellas y desde un principio miró fijamente a Lena

E: Señorita, su amiga acaba de despertar y me pidió que saliera a buscar a Melissa

L: Ella no ha llegado

E: Ah, ¿cuál es su nombre?

L: Elena, ¿por que?

E: Solo quería saber si su nombre era tan bello como usted, con todo respeto

Y: ¬¬ ¿ya podemos pasar a ver a Melissa?

E: Claro, síganme.

Empezó a caminar y ellas fueron detrás de sus pasos. Cuando llegaron a la habitación, el se pasó y Yulia detuvo a Lena, arrinconándola un segundo contra la pared. "Hey, tú eres mía" le dijo al oído. Lena se zafó, "aún no" le respondió guñándole el ojo y pasando al cuarto. El enfermero salió y la pelirroja se colocó del lado derecho de la cama donde estaba Gabb cubierta con una bata blanca. La miró un momento y después tomó su mano. Yulia puso cara de fastidio, odiaba la idea de que las manos que tanto amaba no estuvieran en contaco con las suyas.

L: Gabrielle, me espantaste mucho

G: Lo siento

:L ¿Cómo sigues?

G: Pues estoy viva, eso lo agradezco mucho

L: ¿Gracias? ¡después de esto me debes por lo menos una caja de chocolates!

G: Jaja, si, tienes razón. Oye, ¿no ha llegado Melissa?

L: No, tu amor Melissa aún no llega.

En el rostro de Gabrielle, que seguía pálido se alcanzaron a dibujar unos ligeros tonos rojos. Ella volteó a ver a Yulia, esperando encontrarla molesta, pero su sorpresa fue grande cuando vio como ésta esbozaba una sonrisa .

Y: Tranquila Gab, no me veas así,¿tanto mieod doy? o.O

G: No mucho... jaja solo bromeo Yul, es que me quedé pensando, ¿no te molesta lo que dijo Lena?

Y: No, No me molesta, yo sé lo que pasa aquí.- Dicho esto, se pasó del lado de la pelirroja y la rodeó con sus brazos.

G: ¿Andan?

Y: No Pero yo sé lo que siente y ella sabe lo que siento

G: Vaya... ¡milagro!

L: Jaja, cállate Gab

G: En verdad me alegra mucho que por fin se dejaran de negar algo obvio. Era como decir que Laura no es gay o que el sol no sale de día.

L: ¿Quien es Laura?

G: Una amiga xD. Eso no importa, lo que interesa en este momento es que ya todo está claro, y eso es bueno, es muy triste callar lo que sientes.

L: ¿Por que lo dices?

G: Por nada...

Y: Yo opino que le deberías de decir a Melissa lo que sientes, mira, lo que te pasó fue super grave, pero ahora tienes una segunda oportunidad y no deberías de dudar en aprovecharla.

G: Tienes toda la razón del mundo , pero ella es tu chica

Y: Hoy hablaré con ella, al igual que creo que ustedes necesitan hablar, así que las dejoa a solas

Yulia salió del cuarto y Lena y Gabrielle se miraron por unos momentos en silencio. Lena acariciaba su cabello

L: No sabes el susto que me diste

G: Perdón

L: Tengo más cosas que agradecerte que perdonarte, así que no te preocupes

G: Yo también a ti, ¿sabes? voy a extrañar tus besos, la verdad Yulia se sacó la lotería con esa boquita tuya :inlove:

L: ¡Gab! jaja

G: Es la verdad hasta me están dando ganas de pedirte un beso de despedida

L: Acércate y te lo doy

G: 8-s ¿En serio?

L: No jaja, ahora soy solo de Yulia ^^

G: Muy bien , ya que xD

l: nUNCA TE LO DIJE, PERO TE QUIERO MUCHO

G: y yo a ti, ven si quiera dame un abrazo

Lena le hizo caso, se acercó lentamente a ella y se fundió ahí, en sus brazos. En ese momento Yulia y melissa iban entrando a la habitación, y al encontrarlas en esa circunstancia, Yulia se molestó un poco, pero evitó hacer escándalo.

L: ¡Yul! Hola Melisa. Yulia... ¿te parece si las dejamos a solas?

Y: Sí.

Sin decir más, salió de la habitación, dejando desconcertadas a todas. Lena fue tars ella y la tomó del brazo. Caminaron por unas amplias escaleras y un pasillo que conducía hasta el jardín trasero del hospital. Se sentaron en una banca junto a una jardinera, estaban de frente mirándose, pero la morena desvió la mirada

L: Yulia, ¿te molestaste por el abrazo entre Gabb y yo?

Y: La verdad si, es que no puedo soportar la idea de que seas de alguien más

L: Pero yo no soy de alguien más, soy tuya

Y: ¿Me lo prometes? 8-s

L: Claro, pero ¿ya hablaste con Melissa?

Y: Ya... y ahora, ¿que sigue? ah si...- brincó la reja de una jardinera y tomó una margarita, después regresó con Lena y la puso en sus manos. Los rayos del sol a penas estaban saliendo, y hacían a su cabello y a sus ojos parecer más bellos que otras veces.

Y: ¿Quieres ser mi novia?

Lena no respondió, simplemente la tomó de la barbilla y la besó tiernamente

L: ¿Eso contesta tu pregunta?

Y: por supuesto :inlove:

Se tomaron de la mano y salieron del lugar. Yulia le mandó un mensaje a Melissa, de que no regresarían al hospital pue se llevaría a la pelirroja a su casa, y así lo hicieron. Al llegar , se bajaron del auto y la acompañó hasta la puerta.

Y: La princesa está en su castillo, y el paje se retira hacia su dormitorio.- dijo haciendo una reverencia

L: Jaja, no seas payasa. ¿Sabes? mis papás no están, ¿quieres un café o algo?

Y: Claro ^^

Se metieron a la casa y Yulia se sentó en el sofá. Desúés Lena colgó su chamarra en el perchero que estaba junto a la puerta y se sentó junto a la morena.

L: Te quiero, Yulia

Y: Yo te amo, Lena

L: Ammm... ¿quieres café?

Y: Pues sí, con dos de azúcar

Lena se levantó, pero se regresó a su posición original. Después besó con vehemencia a Yulia, quien correspondió el beso. Pronto, jaló a la pelirroja hacia su cuerpo y de un momento a otro sintió como sus manos estaban jugando con los senos de ella, que tanto le gustaban. Lena le correspondió tocando su entrepierna y sus caderas.

L: Espera... ¿no quieres café?- preguntó Lena con la voz agitada

Y: No , sabes que lo que menos quiero es café- le respondió cambiando de posición y quitando poco a poco su playera...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:34

La única necesidad sentida en ese momento era unir sus pieles de tal manera que una sola fuese la que estuviera recostada en el sofá. Yulia se detuvo un momento, no sabía si seguir, si calmar el deseo que lentamente la consumía o retirarse sabiendo que aún no era adecuado que sucediera. Miró a Lena un momento, y al notar un precioso rubor sobre sus mejillas supo que no podía contenerse por más que lo deseara, que no podía hacer de cuenta que no deseaba ese cuerpo perfecto que ahora mismo estaba a su alcance.
La cintura de Lena se vio envuelta rápidamente por las manos de su compañera, ella misma no estaba segura de que era el momento adecuado para entregar, además del alma, el cuerpo a quien lo pedía a silenciosos gritos, sin embrago, supo que el momento preciso no es el que se planea, si no el que llega.

Un par de apasionados besos más, dieron paso a un volcán que ya no pudo ser apagado. Lentamente, Yulia se colocó encima de la pelirroja, haciendo un movimiento de caderas con un ritmo tan impresionante que enseguida consiguió aumentar la agitación en la respiración de ambas. La pelirroja jugaba con los senos de Yulia, que estaban ya despiertos con el simple contacto con las pecosas manos de su amante. Después de un rato jugando con los simples movimientos, ambas supieron que querían más, que necesitaban más, por lo que la playera de Lena terminó de salir por fin, al tiempo en que el botón del pantalón de Yulia iba siendo desabrochado. La mano de Lena llegó a la entrepierna de Yulia, quien se encontraba cada vez más encendida por ese calor que emanaba del cuerpo de ambas, y después de unos movimientos circulares, la pelinegra supo que ya no podía más. Se aventuró a quitar también el sostén que cubría los senos de piel pecosa de su novia y se detuvo un momento a contemplarlos; eran hermosos, más de lo que pudo imaginarse en sus mejores sueños. Después se dirigió a besarlos, dándose cuenta de que el sabor era mejor que cualquiera que pudo haber probado antes. Su lengua recorría cada espacio, cada milímetro de piel, explorando, de vez en cuando mordiendo un poco para que Lena se diera cuenta del deseo que le provocaba, y funcionó, pues las caricias de la pelirroja esta vez se dirigieron hacia los senos de ella, mientras con la lengua comenzaba a explorar su oído, para después murmurar un “te quiero” que era interrumpido por suaves jadeos, pero que sirvió para proyectar a Yulia hasta uno de los niveles más altos, haciendo que quisiera aún más. Desde el lugar que se encontraba subió a base de besos hasta el cuello, jugó un rato ahí, y después siguió un camino curveado y travieso hasta el vientre plano y blanco de su pelirroja, quien poco a poco pedía más, dirigiendo sus propias manos hacia su pantalón para desabrocharlo y bajarlo suavemente, al igual que el pequeño bóxer negro ajustado que llevaba debajo de él, sin dejar de besar a Yulia, quien la ayudaba en esa labor de quitar la ropa, bajando traviesamente hasta sus pies que empezó a besar después de zafar las calcetas que los cubrían. Una vez que el pantalón había caído al piso y sido empujado por una patada de Yulia para alejarlo, pudo ver ante sus ojos algo que a pesar de su imaginación, nunca pudo contemplar tan hermoso; Lena estaba ahí, completamente desnuda y solo para ella. Haciendo un camino con besos subió pasando por los pies, las pantorrillas, las rodillas, y los muslos de ella. Intentó establecer un contacto visual con ella, pero le fue imposible, por que al voltear, solo se encontró con la cara de la pelirroja llena de un absoluto placer; sus ojos entreabiertos y su labio inferior aprisionado por sus dientes, entonces fue que entendió; no necesitaba aprobación alguna, al menos no con palabras, pues ese gesto, y ese sentimiento le daban a entender lo obvio; Lena quería ser suya. Sin pensarlo más, la acomodó sentándola en el sillón, justo a la orilla, recargada en sus codos, y se hincó delante de ella, para después perderse en su entrepierna. Exploró por unos segundos, su lengua quería recorrer cada rincón , y así lo hizo, dentro de lo humanamente posible. El sabor de Lena era mejor que el de cualquier otra persona con la que haya estado, y eso la hacía enloquecer, pues no solo tenían sexo, le estaba haciendo el amor, eso era. Lena la tomó del cabello, como impidiéndole silenciosamente que la abandonara, y así lo hizo, pero después de un tiempo indefinido salió de ella, mientras escuchaba un “te amo”, seguido de un suspiro que le indicaban que su amante había terminado. Un sueño, eso fue lo que creyó Yulia estar viviendo, pero al tocar el cuerpo con sudor de Lena estuvo consciente de que era la vida real. Nuevamente con besos subió hasta donde estaba esa boca que la había hecho enloquecer, y la dibujó con sus dedos.

Después simplemente sonrió.

L: ¿De que te ríes?

Y: De que me siento feliz, de que te amo y de que eres lo mejor que me ha pasado. De que por primera vez hice el amor, y de que a tu lado me siento con todas las fuerzas del mundo. De que tu sonrisa podría hacerme renunciar a lo que más quisiera, pero no es así por que lo que más quiero tiene tu nombre y tu apellido, y se encuentra justo a mi lado.

L: Eres muy linda conmigo, Yulia. Te amo, y no pienso dejarte ir, por que después de lo que acaba de pasar el día de hoy, no te podrás librar de mi.

Y: No me quiero librar de ti , sería un suicidio

L: Te amo ^^

Y: También te amo, y...

El celular de Lena sonó rompiendo ese momento.

Y: Contesta...

Lena obedeció, y se espantó un poco al notar que era su mamá la que le llamaba.

L: ¿Bueno?- preguntó del modo más normal que encontró en su voz

I: Hola hija. Oye, estamos afuera de la casa, pero tu papá olvidó las llaves el muy despistado, ¿podrías abrirnos?

L: O_o ¿Dónde están?

I: Afuera de la casa, estábamos a punto de entrar, pero no traemos llaves... ¡apúrate hija, muero de frío!

L: Ammm.. si... claro, voy en un segundo...

Colgó el teléfono rápidamente.

L: Es mi mamá, están justo afuera O_o

Y: Lena...

L: ¿Mande?

Y: ¡Vístete!

L: o_O

Lena obedeció rápidamente, mientras Yulia acomodaba sus vaqueros y su camisa, en lo cual no demoró nada de tiempo, por lo que ayudó a la pelirroja a ponerse las calcetas, mientras ambas reían de nervios.
El celular de Lena volvió a sonar.

I: Hija, ¡apúrate! ¿qué tanto haces?

L: Mmm nada, ya salgo.- colgó el teléfono- Yulia, ahorita regreso, solo compórtate normal, no pasa nada O_o- dijo nerviosa

Y: Jaja, tranquila amor- le dio un beso en la frente- y ya ábrele a mi suegra

L: Ahora vengo...

Lena salió de la casa y abrió el portón, después de unos segundos, todos iban entrando; su papá, y su mamá venían abrazados.

S: Hija, me tienes que preparar algo de comer por favor, ¡muero de hambre! Aunque sea uno de esos sándwiches que te salen tan ricos XD

L: Papá, tengo visitas- dijo señalando a Yulia, quien estaba sentada en el sofá con cara de “no rompo un plato [si supieran que rompe toda la vajilla!]. el papá de Lena solo sonrió.

I: Ay Sergey, que cosas dices de mi niña

S: Jaja, solo bromeo. Hola Yulia, ¿cómo estás?

Y: Muy bien, señor, gracias.

S: Me alegra mucho, hija, ¿por qué no nos preparas algo a Yulia y a nosotros?

Y: Emm... no señor, gracias...





S: Claro que sí, hija, ¿qué vas a decir de nosotros? No somos unos desatentos, así que por favor quédate.

L: Pero ¿qué tal si tiene cosas que hacer?

I: ¿Tienes algo que hacer?

Y: Amm... no

L: Ok, pues siéntense todos ahora vuelvo.

Después de lavarse las manos, todos pasaron al comedor donde ya estaba servida la comida y Lena sentada.

L: Buen provecho...

Empezaron a comer unos hot cakes [si, ya sé que tengo fijación por los hot cakes ] con leche y jugo, y cuando hubieron terminado, empezaron a platicar.

S: ¿Y como vas, Yulia? ¿qué dice tu novio?

Yulia se encontraba tomando un sorbo de jugo y casi se ahoga al escuchar la pregunta.
Cuando se recuperó respondió.

Y: Bien, gracias... lo quiero más que a nada en la vida- dijo volteando inconscientemente a ver a Lena- es muy lindo.

I: Que bueno hija, ojalá Lena encuentre a uno como tú...

Y: O_O ¿cómo yo?

I: Sí, como tú lo encontraste...

Y: Ah jajajaja, si, ojalá...

Lena se levantó escondiendo una risilla por el comentario ambiguo de su madre. Se dirigió junto a su padre y retiró su plato, al igual que el de su mamá y Yulia, y después fue a la cocina.

S: Entonces hija, ¿cómo se llama tu galán?

Y: Este... jiji... ammm... ahora vengo, voy a ayudarle a Lena...

S: Que tímida...

I: Ya Sergey, déjala XD

S:OK, SOLO PREGUNTABA

Y: Jiji, ahorita vengo- se levantó y alcanzó a Lena en la cocina. En cuanto la vio no pudo evitar abrazarla por la espalda y le dio un beso en el cuello.

L: Ya, o nos van a ver mis papás

Y: Si, ya ya- dijo haciendo cara de niña buena- Oye ¿por qué tu papá me preguntó por mi novio?

L: No le hagas caso, así es el jaja

Y: Ok... oye amor, ya me voy por que ni avisé bien a donde iba

L: Ok Yulia, ¿cuándo nos vemos?

Y: Al rato regreso por ti, quiero que me acompañes a casa, le daremos a Vitya la noticia 8-s

L: Ok al rato te veo aquí, te amo. Ven, te acompaño a la puerta.

Salieron de la cocina y se dirigieron hacia el comedor.

Y: señores, fue un gusto verlos, me tengo que ir a casa.

S: Ok hija, puedes venir cuando quieras, mi casa es tu casa, a ver cuando me aceptas una invitación a comer

Y: Tenga por seguro que estoy en la mejor disposición de venir...- le dio un apretón de manos a cada uno y un beso a la pelirroja- El café de esta casa es el más delicioso que he probado en mi vida...- dijo mirando a Lena con una sonrisa de oreja a oreja y guiñándole el ojo...
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:42

Un rato pasó de eso. Lena se encontraba en su habitación. A penas había terminado de desayunar y subió a bañarse. Cada caricia del agua con su piel le recordaba las traviesas manos de su morena, y le arrancaba una sonrisa de satisfacción, de picardía y de suma tranquilidad.

Mientras tanto, en la casa de Yulia las cosas no estaban muy diferentes. En cuanto llegó, sus padres la interrogaron, pero ella les explicó toda la situación y la entendieron a la perfección, pero la reprendieron un poco por salirse de esa manera. Vitya y ella se subieron a su cuarto, fue entonces cuando el pudo notar la sonrisa de oreja a oreja que traía su hermana.

V: Ammm Yulia... ¿por qué estás tan feliz?

Y: Solo por que la vida es bella, ¿no crees?

V: Ammm... si Yulia... no ya en serio, ¿por qué tan contenta?

Y: Tengo una sorpresa para ti, pero te la diré hasta al rato. Ahora me voy a dar una ducha, aunque no quisiera la verdad, quiero que mi cuerpo se quede con todo esto que tengo, pero creo que me tengo que bañar u.u

V: ¿Cuál es la sorpresa? ¿me compraste un auto? ¿me compraste una barbie? ¿Me compraste a Max?

Y: Ay ya deja de estar de gay,ya te dije que hasta al rato te diré de que se trata. Con tu permiso, hermanito- y sin decir nada más, salió del cuarto con una sonrisa que no se borró nunca, ni al bañarse, ni mucho menos después de unas horas, estando de frente a la puerta de Lena.

Un par de veces tocó el timbre, en realidad se sentía ansiosa de volver a ver a su amor. Un señor pelirrojo abrió la puerta.

Y: Hola señor Sergey

S: No me digas señor, solo llámame Sergey, ¿ok?

Y: Está bien, Sergey ^^

S: Ok, pasa por favor, Yulia.

Yulia obedeció y ni Lena ni su mamá estaban presentes en la sala

S: Yulia, ¿podemos hablar?

Yulia sintió como los nervios hacían presión sobre su pecho.

Y: Sí, señor... claro, ¿de qué quiere hablar?

S: Seré sincero, quiero hablar de mi hija. Yo me di cuenta de la manera en que la mirabas hace rato, siempre me he dado cuenta de cómo la cuidas, de cómo siempre estás cuando ella te necesita. Te diría que eres una excelente amiga, por que en verdad lo eres, pero, yo sé que ustedes no se ven solo con ojos de amistad.

Y: Señor, yo...

S: Espera Yulia, déjame terminar. No sé lo que pasa exactamente, ni quiero detalles de todo, pero solo quiero que sepas, que sea cual sea la situación, yo las apoyo, en primer lugar por que amo demasiado a mi hija como para dejarme llevar solo por prejuicios que a mi punto de vista son tontos, y en segundo lugar, por que yo sé que tu eres una buena muchacha que siempre ha estado ahí, detrás de Lena, apoyándola en los momento más difíciles, y disfrutando con ella los más bellos. Yulia... yo solo quiero que por favor la hagas feliz, o yo mismo buscaré la manera en que lo hagas, te daré un jalón de orejas si es necesario, ¿ok?

Y: Señor... ¿por qué usted me dice eso? ¿no está molesto? Preguntó la morena sin salir de una incredulidad que la había invadido desde unos momentos antes

S: No, no estoy molesto, si eso es lo que quiere Lena no me queda más que respetarla, no importa si mi esposa no está del todo de acuerdo, ella tiene una educación un poco más conservadora, pero en el momento en que decidan enfrentarla, créeme que estaré atrás de ustedes, ¿si?

Y: No sé que decirle...

S: No me digas nada, hija. Mejor ve a buscar a Lena, está allá arriba, en su cuarto. Eso sí; las quiero abajo en menos de 10 minutos, eh!

Y: Jjajaja, ay señor, que cosas dice

S: Jaja, es que yo también fui joven, aunque estas arrugas te digan lo contrario. Y ahora ve por tu chica.

Yulia no lo podía creer, las palabras de Sergey pasaban por su cabeza; tenía su apoyo. Ahora lo único que quedaba por hacer era ganarse a su suegra. Iba caminando con ese pensamiento por un pasillo que conducía hacia la recámara de Lena, pero sintió como unas manos la interceptaron por detrás de la cintura, y después subieron hacia los ojos y los cubrieron suavemente.

L: Hola mi amor

Yulia giró y le dio un beso suave y rápido.

Y: Hola mi vida. ¿qué haces? ¿planeaste espantarme, verdad?

L: Jiji, sí mi amor. ¿Cómo estás?

Y: Veamos... tengo a la novia más hermosa del mundo, ella me ama, yo la amo como no se puede amar, mi hermano es un gay adorable que está feliz, mis papás me quieren, tengo amigos excepcionales... creo que estoy perfectamente, sobre todo por lo de la novia

L: Jaja, creo que la afortunada es ella por tenerte a ti
Y: Las dos lo somos, además, tu papá me sorprendió mucho O_O

L: ¿Por qué?

Y: Pues verás...- Yulia le contó todo lo que había pasado momentos antes, mientras Lena la miraba con incredulidad.

L: ¿Mi papá te dijo eso? O__o

Y: Sí, pero al rato platicamos, tenemos que bajar rápido, pues me lo advirtió, me quería en 10 minutos en la sala.

L: Jaja, ay mi papi, está loquito

Y: Pues es tu papi amor, ¿qué esperabas?

L: Muy graciosa Volkovita... te perdono solo por que te quiero

Y: u.u ¿solo me quieres?
L: Si, mala, me dijiste loca ... jaja no amor, claro que no solo te quiero, yo te amo con todo mi corazón.

Y: Y yo a ti, preciosa- Yulia se acercó a ella y le dio un beso grande y profundo. Las manos de ambas empezaban a ir más allá de la cintura cuando escucharon que Sergey gritó desde la sala.

S: ¡Hey niñas! Ya bajen, por favor

Se separaron al instante y bajaron las escaleras corriendo, por lo que Yulia casi cae en el último escalón, pero alcanzó a conservar el equilibrio y no pasó a más. Sergey reía divertido, mientras Lena solo revisaba minuciosamente que no le hubiera pasado nada.

L: ¿Estás bien, Yulia?

Y: Sí, parece que no sabes que yo así bajo las escaleras XD

L: Jaja ay Yulia

S: ¡Que manera de bajar escaleras! Tienes estilo Yulia jaja

Y: Jaja si señor, ¿ya ves amo... Lena?

L: Sí Yulia, te creo. Papi, voy a salir con Yulia, regreso al rato

S: Sí hija, solo trata de llegar antes que tu madre, ya sabes cómo se pone cuando no estás en casa antes que ella

L: Si papá.

Ambas se dirigieron hacia la salida y fue hasta cruzar la puerta que se dieron la mano, mientras caminaban hacia el carro de Vitya.

L: ¿Y a dónde vamos, Yul?

Y: Quiero que conozcas un lugar que es muy especial para mi

L: Qué bonito

Y: Sí, ahí me iba cuando cierta persona me tenía en suspenso. Nadie lo conoce, ni Vitya sabe que existe, mucho menos Melissa. Solo yo he ido ahí

L: Entonces, si te parece, ese será nuestro lugar, ¿qué opinas?

Y: Nuestro lugar secreto

Yulia iba por una avenida grande, llena de autos y personas discutiendo por todos lados, cuando de pronto se desvió en una calle pequeña para salir a una encrucijada. Después empezó a recorrer un camino de piedras y tierra, hasta llegar a una pequeña laguna, llena de agua cristalina, pero que lejos de tener un tono azul, era más bien grisácea. Se estacionó junto a un árbol lleno de duraznos, y bajó del auto para abrirle la puerta a Lena. Ambas estaban ya con los pies puestos en la tierra. Un húmedo calor penetraba por su piel, acompañado de una brisa que movía los rizos de Lena y que jugaba traviesamente con el corto cabello de Yulia.

Se tomaron de la mano y Yulia dirigió el camino hasta llegar justo abajo del árbol.

Y: ¿Sol o sombra?

L: Sol

Y: Lo sabía

L: ¿Por qué lo sabías?

Y: Bueno, pues por que... tu eres como el sol. Yo estaba en la sombra hasta que te conocí. Yo sé que las cosas no se dieron tan fácilmente, pero eres el sol que ilumina, desde hace años, todas mis mañanas

Tomó a Lena por la cintura y la ayudó a sentarse recargada en el trozo del árbol, justo en la parte en la que el sol empezaba, haciéndose quedar a ella misma en la sombra.

Y: No, espera, recárgate en mi por favor- Lena la obedeció y colocó su cabeza sobre el pecho de la morena- ¿Ves el agua?- dijo señalando hacia la laguna.

L: Sí, claro que la veo, es hermosa.

Y: En efecto lo es, pero, ¿sabes por que?

L: No tengo idea

Y: Por que no parece ser del mismo color que la pintan en los poemas ni en las fantasías. Es decir, científicamente yo sé que el agua es incolora, pero siempre mencionan que “azul como el agua” en los poemas o redacciones que he escuchado, pero, si a esas nos vamos, ¿qué color alcanzas a distinguir justamente en esta laguna?

L: Mmm... yo diría que más bien se ve gris

Y: Exacto. Lo que sucede es que debajo de ella hay una gran concentración de piedras, por eso, por ilusiones ópticas, se alcanza a ver gris.

L: Pero finalmente es transparente, ¿no?

Yulia sonrió.

Y: Así es, es transparente, y esa es una de las razones por las que me gustaba venir aquí, por que el “gris” de esa agua me recordaba a tu mirada... gris, sí, eso es lo que ven mis ojos, pero finalmente transparente, y eso era lo que veía mi alma.

Lena estaba conmovida, esas palabras removieron algo muy especial en ella.

L: A mi me parece más bello el color azul. A veces miro el cielo y puedo ver claramente tu mirada en él.

Y: Amor, a mi también me pasaba eso, esa es otra de las razones por las que me gusta venir aquí. Veía el cielo, y después la laguna. Soñaba con el día en que al igual que el cielo se refleja en esta agua, tus ojos se reflejaran en los míos, y ahora que llegó, me siento inmensamente feliz.

L: No creo que estés más feliz que yo... te amo, mi Volkova

Y: También te amo

L: Nunca entenderé como pude ser tan tonta como para permitirme a mi misma hacerte tanto daño

Y: Eso no importa ahora, Lena, lo único que nos queda es vivir este presente que tenemos juntas... – Yulia miró el reloj- Y lo mejor, quiero que compartas conmigo este atardecer... es precioso, ¿sabes?

Lena la miró por un momento, cada palabra que decía la enamoraba más. ¿Cómo no pudo darse cuenta antes de cuanto se amaban? Después, el sol iba ocultándose delante de ellas. Unos tonos rojizos y otros naranjas coloreaban el cielo y se mezclaban con su azul.

Y: Y bueno... este hermoso atardecer, siempre me traía imágenes de mi abrazándote, ¿ves como el azul y el naranja se mezclan, para ser uno solo? Así me imaginé infinidad de veces algo...- de pronto calló y bajó la mirada.

L: ¿Qué? ¿por qué esa cara, chaparra?

Lena alzó su barbilla, y pudo notar que su novia estaba ruborizada.

L: ¿Por qué estás roja?

Y: Es que iba a decirte algo, pero temí que te molestara o incomodara de alguna manera

L: Dímelo, amor

Y: Es que, ver esos dos colores fundiéndose así, me provocaba hacer una analogía; los comparaba con nosotras haciendo el amor- dijo en un susurro. Lena la miró conmovida y después le dio un beso profundo.- Solo era eso

L: Yulia... te amo, no sé que más decirte. Te amo y solo eso quiero saber.- La besó de nuevo y después se puso encima de ella.- Solo espero que lo nuestro dure por mucho, mucho tiempo.

Y: Así será, mi Lena.

Se siguieron besando por un tiempo prolongado, de vez en cuando se miraban, se abrazaban, y platicaban un poco, para después volver a besarse. La noche caía ya, el frío de Lena empezaba a notarse por su piel erizada, por lo que decidieron partir de ahí, además, por estar en todos sus asuntos, ninguna de las dos había ido a la escuela, y tenían que ponerse al corriente. Subieron al auto y Yulia encendió el radio, justo cuando estaba pasando una canción de amor, que obligó a Lena a recargarse en su hombro y después besarle el cuello.

Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:42

Y: Amor, ¿ya quieres que te vaya a dejar a tu casa?

L: No lo sé, es que no quiero separarme de ti, pero ya ves lo que dijo mi papá.

Y: Por mi no hay problema, Lena, además te voy a ver mañana en la escuela, ¿no?

L: Claro, entonces sí, llévame a mi casa por favor.

Yulia la obedeció y se dirigieron a su casa, donde afortunadamente aún no llegaba su mamá, por lo que se quedaron un rato afuera, en el carro platicando. Al decidir que ya era demasiado tarde, se despidieron con un profundo beso y bajaron del auto. La pelirroja entró a su casa con un semblante feliz, que se borró al instante al ver a su mamá llorando.

L: ¿Qué pasa, mamá? ¿Por qué lloras?

En lugar de una respuesta, lo que recibió fue una cachetada. Miró a su mamá, desconcertada, pues nunca le había puesto una mano encima.

L: ¿Por qué haces eso?- preguntó casi llorando.

I: ¿Y todavía lo preguntas?

L: No entiendo a que te refieres...

I: Te vi besándote con Yulia. Desde que llegaste escuché el auto y me asomé por la ventana, y tú... tú estabas besándola...- sin decir más se rompió en llanto, que poco a poco se fue haciendo más intenso.

Lena no sabía que hacer, no le gustaba ver así a su mamá, además estaba a penas digiriendo lo que acababa de escuchar. Buscó con la mirada a su papá, y finalmente lo encontró sentado en el sofá y con un semblante de tristeza.

L: Mamá, yo...

I: Tu eres ... no es natural lo que te pasa, estás equivocada. Nunca pensé que me fueras a salir con esto.

L: Lo siento, yo no pensé que te haría tanto daño...

I: ¿Entonces? ¿qué pensaste? ¿qué haría una fiesta y me colocaría un gafette que dijera “mi hija es lesbiana”?

L: No es necesario que seas tan sarcástica

I: Y tampoco es necesario que estés viviendo esto, hija. ¡Está mal!

S: No Inesa, no es malo lo que está pasando, si Lena es feliz así, no deberíamos de...

I: Tú cállate Sergey, tu no sabes nada. No entiendo por que la apoyas en algo así, lo que está haciendo no será bien visto nunca, ¿qué va a decir la gente? ¿qué van a decir mis amigas?



S: No puedes ser tan superficial ni egoísta. No puedes pensar en lo que van a decir los demás, Lena es nuestra hija y ella sabrá que hacer con su vida y con su cuerpo

I: ¡Pero es que ella no es así! Estoy segura de que Yulia solamente la confundió... siempre te dije que era una mala influencia...

L: ¡Ella no es una mala influencia!

I: ¿Entonces que es? Por su culpa estás metida en esto, yo sé que ni siquiera te atraen las mujeres, seguramente solo lo haces para lastimarme, ¿qué hice mal?

L: No mamá, las cosas no son así. Yulia es una buena chica, y si me enamoré de ella fue por sus miles de virtudes, ella no me confundió.

I: ¿Te enamoraste, dices? No me hagas reír, entre personas del mismo sexo no puede haber amor, solo es una desviación, una depravación...

L: ¿Eso crees de las personas como yo?

I: Deja de decir que perteneces a esas personas, por que no es así. Tu no eres como esa marimacha!!!

L: No le digas así!!! No te voy a permitir que la ofendas!!!

I: Tu a mi no me permites nada, y mira, si tan enamorada estás, ¿por qué no le llamas y le dices que venga por ti? En este momento dejas de pertenecer a esta familia, a menos hasta que te des cuenta de lo equivocada que estás...

S: No, Inessa, ¿estás loca? La niña no se va, ¿cómo crees? ¿a dónde va a ir?

I: Pues que le llame a la manflora esa que tiene de novia... a ver si de verdad la ama tanto como dice.

S: Estás loca, esta es mi casa y Lena no se va.

I: Entonces me voy yo, puedes ir pensando en el divorcio

S: ¡No! ¿qué te pasa?

L: Papá, escucha, yo le llamo a Yulia, por favor ya no busques problemas ¿sí? Yo estaré bien

S: No hija, es que esto no es posible

L: En verdad, papá, si mi mamá no me quiere aceptar, no la puedo obligar. Ahora vuelvo.

Tomó su celular y llamó a Yulia para decirle que por favor la recogiera en su casa. No le explicó nada más, pero al escucharla tan alterada, la morena la obedeció y 10 minutos después ya estaba tocando el timbre. La puerta estaba abierta y la pelirroja se encontraba aferrada al cuerpo de su padre, ambos lloraban y eso le preocupó mucho a Yulia por lo que sin pensarlo, se pasó a donde estaban.

Y: ¿Qué tienes, Lena?

L: Mi mamá se enteró de todo, y me corrió de la casa

Y: ¿Qué? ¿Cómo que te corrió?

L: Pues sí, me dijo que me fuera y que ya no soy parte de esa familia...

S: Yulia, por favor, convéncela de que se quede, no se puede ir, ¿a dónde irá?

Y: Pues ese no es problema señor, nos vamos a mi casa, pero ¿por qué?

S: No se lo tomó bien, Yulia... por favor, déjame a mi niña, no importa lo que pase

Y: ¿Por qué dice eso, señor?
L: Por que mi mamá lo amenazó con divorciarse de él si me apoyaba

Y: Pero...

S: Yulia, dile que eso no importa, yo lo que quiero es que ella esté bien, ya lo que tenga que pasar, pasará...

Y: No puede perder todo señor, mire, hagamos un trato. Yo me llevo a Lena a mi casa en lo que usted trata de tranquilizar las cosas con su esposa, así, si logra convencerla de algo, Lena estará en buenas manos, la cuidaré como a mi vida, ¿sí?

S: Sí, Yulia, gracias, pero prométeme que a cuidarás mucho

Y: Como a mi vida, señor.

L: Gracias Yulia, pero, ¿no habrá problema con tus papás?

Y: Claro que no, y dime, ¿tienes tus cosas listas?

L: No, prefiero pasar mañana por ellas, lo único que llevo es mi uniforme y mis cosas de la escuela

Y: Con eso basta por ahora, ¿nos vamos?

L: Sí

Lena se aferró aún más a su papá, y después de unas cuantas palabras y lágrimas, salieron de la casa, a la que probablemente no podría regresar nunca.

En el camino se fueron en silencio, las palabras no eran oportunas en ese momento, por lo que prefirieron omitirlas. Al llegar a casa de Yulia, ambas bajaron con todo y la mochila que contenía cuadernos y la pijama de la pelirroja. Entraron a la sala, donde estaba Oleg viendo la televisión y Larisa en la cocina.

Y: Amm... hola papás. Lena y yo queremos hablar con ustedes, ¿podemos?

O: Claro hija.

Los cuatro se sentaron en la sala y Yulia les contó lo que había pasado, aunque claro, omitiendo el detalle del motivo por el cual sucedió.

O: Por nosotros no hay problema, hija, Lena se puede quedar aquí el tiempo que sea necesario

Y: Gracias papá, por eso te amo.

La: ¿Y a mi no me amas?

Y: También a ti mami. Y bueno... ya nos vamos a dormir, mañana tenemos escuela

La: Si hija, pero ¿no van a cenar nada?
Y: ¿Quieres cenar, Lena?

L: No, gracias, muero de sueño

Y: Entonces yo tampoco, mamá, gracias. Y bueno... hasta mañana.

O: Descansen

La: Buenas noches

Las chicas subieron las escaleras, y después de lavarse la cara y los dientes se dispusieron a colocarse la pijama. Yulia iba sacando su blusa, pero se atoró, por lo que Lena le trató de ayudar alzándosela, y justo en ese momento la puerta se abrió.

¡Chicas!

Era Vitya quien miraba sorprendido la escena. Lena se puso totalmente roja y empezó a reír de nervios, mientras Yulia lidiaba aún con la playera.

L: No es lo que crees, Vitya...

Y: Vitya, ¡carajo! Toca la puerta antes de abrir...


V: Lo siento, no sabía que las iba a encontrar así...

Y: Muy gracioso ¬¬ Lena se va a quedar a dormir

V: Ah ok Yulia

Y: Oye, esta es parte de mi sorpresa; Lena y yo andamos...

V: que bien

Y: Muy bueno, aunque no todos creen lo mismo.

V:¿Por qué?

Le contaron todo lo que había pasado esa noche, mientras el solo las miraba comprensivamente

V: No pasa nada Lena, puedes contar con nosotros siempre, tu cuñado precioso, o sea yo, las ayudará en lo que quieran

L: Gracias Vitya...

V: De nada nenas
Y: Vitya, si nos disculpas... ya tenemos sueño

V: Ay que amargada eres ¬¬ en fin, buenas noches, que “duerman” bien

Vitya salió del cuarto apagando la luz, y las chicas se acostaron en la cama de Yulia, y se abrazaron. La pelirroja lloraba ahora, se sentía sumamente mal de que la persona a la que más amaba en el mundo, además de Yulia, la rechazara de esa manera.

Y: Tu mamá lo entenderá, haremos lo que sea necesario, ya no llores, me duele verte así

L: No puedo evitarlo

Y: Entonces permíteme llorar contigo, por favor.

L: Gracias. – Lena dio la vuelta y quedaron de frente, después se abrazó más fuertemente a Yulia y la besó. Yulia correspondió la acción dándole un beso en la frente. Esa noche ninguna durmió, solo abrazaban juntas, se miraban lo que la oscuridad les permitía, y se la pasaron haciendo el amor, por que hacer el amor no fue entregarse físicamente, si no el alma.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   11/7/2008, 15:55

Capítulo 19
¿Estás segura?

La noche pasó tan lentamente, que cada segundo se podía respirar a la par de las respiraciones de ambas... las palabras estaban de más, lo único importante era sentir, que contra todo y pese a todos, ellas querían seguir juntas, no importaba el precio que tuviera que ser pagado.

Eran las 5 am, los rayos del sol aún ni siquiera se asomaban; por el contrario, un intenso frío se había apoderado de la habitación que compartían. La alarma del celular sonó, e hizo que Yulia despertara poco a poco. Cuando abrió los ojos, miró los de la pelirroja; estaban irritados, y unas ojeras tremendas dibujaban sus párpados, mientras su rostro había adquirido un tono ligeramente amarillento. Se encontraba en la misma posición en la que se había acostado la noche anterior, y en cuanto sintió los azules ojos de su compañera, esbozó una desganada sonrisa, que fue correspondida con una interrogante.

Y: No dormiste en toda la noche, ¿cierto?

L: No pude... cerraba los ojos y veía claramente a mi mamá llorando

Y: Lena, estoy muy apenada de que las cosas hayan sucedido así... ¿quieres contarme bien que es lo que pasó?

L: Pues... mi mamá nos vio. Ayer, cuando estábamos afuera de la casa, se asomó desde la ventana y vio como nos despedíamos y... me dijo que no era lo correcto, que yo estaba equivocada, que solamente me habías metido ideas... en fin, piensa que a mi no me gustan las mujeres y que me confundiste.

Y: ¡Ouch! ¿eso piensa tu mamá de mi?

L: Sí, eso cree ella u.u

Y: Lena, no quiero sonar grosera, pero a mi lo que me interesa es lo que piensas tú... ¿tú que crees?

L: Pues es obvio, Yulia, yo te quiero y sé que no solamente estoy confundida, por que lo que siento aquí- dijo señalando hacia su corazón- no lo había sentido por nadie más- se miraban a los ojos, ese contacto jamás desaparecía.

Y: Es lo que a mi me interesa, lo que creas y sientas tú

L: Puedes estar segura- le dijo tomándole la mano- de que quiero estar contigo. Es muy difícil para mi que mi mamá no lo acepte, pero sabíamos que algo así tenía que suceder algún día, ¿no?

Y: Claro, aunque hubiera sido mejor que las cosas pasaran como tenía que ser

L: ¿Y como es eso?

Y: Nosotras informarles con respecto a nuestra relación...

L: Pero no sucedió así, lamentablemente se enteró antes

Y: No quisiera cometer el mismo error con mis papás, a mi me gustaría, si no te molesta, que... les digamos acerca de lo nuestro.

L: Yulia, a mi también me encantaría, pero en este momento no me parece que sea oportuno, digo, piensa bien las cosas; me estoy quedando en tu casa por que me corrieron de la mía por estar con una mujer, yo no quiero que tú tengas problemas por mi culpa. Hablaremos con ellos, por supuesto que sí, pero cuando las cosas estés mejor, ¿qué te parece?

Y: Bien, si eso es lo que quieres, está bien

L: Es lo que más nos conviene en este momento. Yulia... te amo

Y: También yo te amo, demasiado

L: Entonces no nos preocupemos por este tipo de cosas, mejor vivamos nuestro romance en paz, y listo

Y: Ok ^^. Oye, pero se nos va a hacer tarde, ¿te parece si ya nos bañamos?

L: ¿Juntas?- respondió Lena sonriendo pícaramente

Y: ¡Sí!

L: Pues no Yulia, debes de respetar tu casa

Y: Ash, le quitas lo divertido a este asunto ¬¬

L: Jajaja ay amor, mejor ya apúrate, ¿quién se baña primero?

Y: Métete tú, mientras voy a preparar el desayuno, y apúrate, por que solo nos queda como una hora para estar listas las dos, así que... ¡a bañarse!

L: Bueno, ok mi niña...vamos ya.

Yulia la besó dulcemente y salió del cuarto, mientras Lena se metió a la ducha. En cuanto la morena estuvo fuera, ella se derrumbó; no sabía como manejar la situación. Si bien era cierto que con su mamá la relación era muy lejana, al contrario de su padre, también era cierto que la amaba demasiado y que no se sentía muy cómoda con la situación, no quería que su mamá sufriera con algo que a ella la hacía enteramente feliz.
Abrió la llave y sintió como el agua tibia caía sobre su cuerpo que había desnudado automáticamente al entrar al cuarto de baño. Después su cabello se vio también humedecido, mientras un poco de espuma era creada a partir del contacto del agua, el jabón, su cabeza y la yema de sus dedos. Después de unos segundos, unas gotas más calientes se deslizaban por sus mejillas; eran lágrimas que caían lentamente, a la par de miles de pensamientos... lo peor había llegado; su mamá, con sus palabras la había hecho caer en algunas dudas; ¿realmente amaba a Yulia? Claro que sí... no podía dudar eso... ¿o si?.

Bloqueó sus pensamientos, no quería sentir confusión, y se apresuró a salir de la ducha después de haber enjabonado su cuerpo y enjuagarlo. Ahora estaba más relajada y no quería que Yulia notara nada. Se puso una corta falda a cuadros de color rojo, después se puso una blusa blanca y encima una corbata también roja. Unas calcetas cubrían ya sus torneadas piernas, y unos zapatos negros sus pies.

La pelirroja se colocó delante de un espejo en forma de óvalo, de cuerpo entero, que se encontraba sostenido junto a la puerta de la habitación. Pasó una mano por su rizado cabello, y colocó un poco de maquillaje debajo de sus ojeras, al igual que en sus mejillas. Después arreglo su rostro como lo hacía siempre; sin más maquillaje que el corrector y un poco de rimel en sus rizadas pestañas. Cuando hubo terminado, se contempló en el espejo, y notó que a pesar de todo, en su rostro se notaba una felicidad grande que hace tiempo no estaba. Sonrió un momento, y en su sonrisa pudo ver una ligera familiaridad con la de Yulia; tal vez físicamente no eran parecidas, pero algo en ellas había en común; era provocada por la felicidad de un amor realmente grande. “No tengas dudas, Lena, ella es lo que necesitas para ser feliz”, se dijo a sí misma, mientras su morena entraba con una charola al cuarto.

Y: Amor, pensaba en prepararte algo más complejo, pero la verdad fue lo único que me salió- dijo señalando hacia un plato con fruta picada, que estaba reposando junto a un vaso de jugo de naranja y unas cuantas galletas de avena, mientras rascaba su cabeza de una manera graciosa.

L: Jaja ay Yulia, para mi está bien cualquier cosa que tu me des, linda. ¿Tú ya desayunaste?

Y: Sí, pensaba esperarte, pero se nos iba a hacer tarde, así que si no te molesta, puedes desayunar mientras me baño

L: Ok mi Yulia, vete a bañar ya, te espero aquí- le dijo guiñándole el ojo

Y: Ok... ok- le respondió nerviosa

L: Tranquila, Yulia, no te voy a comer

Y: ¡Pero si de eso se trataba!

L: Jaja ¡Yulia! No, ya ándale, vete a bañar

Yulia iba a reprochar, pero miró el reloj y supo que no tenía tiempo ya de estar haciendo eso. Tomando un poco de ropa de sus cajones, al igual que su uniforme, se metió a bañar y cerró la puerta del cuarto de baño.

Unos minutos pasaron, Lena terminó su comida y le dio tiempo de bajar a lavar los trastes que había utilizado. Cuando iba subiendo las escaleras, se encontró a Vitya, a quien saludó de manera efusiva con un beso y un gran abrazo. En se momento iba saliendo de su cuarto la mamá de Yulia, quien al ver la escena mal interpretó todo, pero no quiso hacer comentarios en ese momento, mejor lo guardaría para después.

La: Buenos días chicos

L: Hola señora, buenos días

V: Hola mami

La: Lena, ¿y Yulia?

L: Se está bañando, pero ya sabe como es, seguro está a penas tallando su cabello

La: Jaja, no creo, como es mi hija, seguramente que ya terminó y se dizque peinó y todo

Y: ¡Escuché eso mamá! – gritó Yulia bajando por las escaleras, con su mochila y la de Lena en la mano- ¡No se vale que hablen de mi a mis espaldas! Jaja

La: Ay no seas lady, hija, XD

Y: Pero mamá... soy lady o.O

La: Solo era un decir jaja

Y: Emmm... mamá, ya nos vamos a la escuela... nos vemos al rato

La: No lleguen tarde, hija, prepararé algo delicioso para cenar

Y: Ok mamá, nos vemos. Adiós inútil- le dijo a Vitya

V: Adiós mugrosa

Y: ¬¬

Ambas salieron de la casa y se tomaron de la mano, pero un momento después se soltaron, debido a que Yulia recordó que a partir de ahora tenían que ser sumamente cuidadosas para que nadie más descubriera lo que había entre ambas. Llegaron a la escuela del brazo, como cualquier par de buenas amigas y cada quien pasó sus clases pensando la una en la otra. La hora de la salida llegó, y Yulia, quien salió momentos antes de sus clases, pasó por Lena a su salón, cosa que no era extraña en sí, pero que salió de lo común, pues hacía tiempo que no lo hacía.

Se tomaron del brazo nuevamente y caminaron hacia la salida. La plática entre ambas estuvo basada en lo aburridas que estuvieron sus clases y en cuanto se extrañaban a lo largo de ellas, pero se vio interrumpida por un chico de muy buen aspecto físico que llegó tras de Lena y le tocó el hombro, haciéndola voltear también.

La morena justamente iba a interrogarle cual era el asunto que requería su atención, pero éste la interrumpió, empezando a hablar, pero dirigiéndose a Lena.

“Perdona que las moleste a tu amiga y a ti, pero hoy que te vi pasar no pude aguantarme las ganas de venir a saludarte y a presentarme ante ti. Me llamo Andrei, y... me gustas mucho, desde hace tiempo”

Lena lo miró de una manera desconcertada, mientras Yulia sentía como un calor invadía sus mejillas y un dolor muy grande se alojó en la boca de su estómago.

L: Gracias por lo que me dices, pero, estoy con alguien

A: No importa, soy compartido- respondió coquetamente

Yulia ahora si estaba molesta, y sin pensarlo más, habló.

Y: Pero yo no

Lena y Andrei la miraron desconcertados, entonces ella intentó corregir el momento

Y: Es decir, Lena no puede salir contigo ni nada por el estilo, por que...

L: Por que soy su...

Y: Mi... mi cuñada, si, eso, ella es mi cuñada, y no puede salir contigo

A: Por un momento pensé que ibas a decir que era tu novia, Volkova

Yulia se sintió muy extraña, sobre todo sorprendida

Y: ¿Cómo sabes mi nombre y por que pensaste semejante estupidez?

A: Ay Volkova, como si no supiera toda la escuela que eres una lesbiana... ¿sabes? Fuiste novia de una de mis amigas... mmmm Sasha, ¿te suena?

Y: No sé de que hablas

Lena se quedó pensando. El chico se le había hecho conocido, pero no sabía de donde, y ahora recordaba todo; era el primo de Sasha, pero en la escuela casi nadie lo sabía.

L: Andrei, no hay necesidad de ofensas, ya te dije, de cualquier manera que estoy con alguien, y ese alguien es su hermano, así que te voy a pedir que no me insistas en salir ni nada de eso. Y ahora si nos disculpas...- y sin decir más, tomó del brazo a Yulia y ambas empezaron a caminar, pero a Yulia eso no le bastó, y soltándose de Lena, regresó a donde estaba el chico.

Y: Ya oíste imbécil, no te le vuelvas a acercar, o verás conmigo

A: Como quieras Volkova, pero a mi me encantaría ver la cara de tu mamá cuando se entere de que a su princesita le gustan las princesas.- respondió para darse la vuelta, dejando a Yulia muy sorprendida.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   25/7/2008, 00:45

Lena se sentía ligeramente apenada con la situación; si bien era cierto que no era su culpa, tampoco podía disimular que le dio mucha ==üenza que Yulia pasara por un momento tan incómodo. Yulia llegó a su lado y la tomó nuevamente del brazo y así empezaron a caminar hacia la parada del autobús. Al abordar un cómodo bús, y sentarse en la parte de hasta atrás, Lena pensó en hablar, pero notó a Yulia demasiado molesta aún, así que quiso esperar a que fuera ella la que iniciara la conversación, cosa que sucedió casi inmediatamente después de una fugaz mirada por parte de la pelirroja.

Y: Pero, ¿qué se cree ese idiota, eh?

L: No te enojes, amor, ya sabes como es la gente

Y: Sí, pero ese se gana el premio a los imbéciles, para mi que ha de ser algo de Igor

L: Jaja ay amor, que cosas dices, así me gustas; cuando sonríes, cuando dices bromas, no cuando estás enojada por todo, no tiene caso que te molestes por algo que dijo en un momento de ofuscación y coraje, así que ya no le hagas caso ¿sí?

Y: ¿Ya ves lo que provocas, Lena?

L: Ay ¿yo por que?

Y: Pues por que eres irresistible, se me hace que tendré que poner a prueba mi paciencia, por que al parecer le gustas a muchos

L: Y a muchas

Y: ¬¬ Me quedo más tranquila eh- dijo sarcásticamente

L: Bueno, solo fue una manera de decirlo, es que hace rato una chica se me quedó viendo raro

Y: ¿Quién eh? ¿quién quien quien?

L: Una de las chicas dark que se juntan cerca de la biblioteca

Y: Ay Lena ¡les gustas a muchas personas!

L: Sí, pero a mi solamente me gusta una, que es hermosa, tiene los ojos más lindos del planeta entero y se llama Yulia Volkova

Y: Más te vale jijiji

L: Claro que si amor. Oye cambiando un poco de tema, ¿no sabes como sigue Gabb?

Y: No, no me ha llamado Melissa, no tengo idea de cómo vaya

L: Voy a marcarle a tu querida ex noviecita para que me diga ¿va?

Y: ¬¬ ok , para que te diga como sigue tu querida ex noviecita, ¿no?

L: Jaja si.- Lena tomó el teléfono y marcó al celular de Melissa , quien respondió después de dos timbrazos.

M: ¿Aló?

L: Hola Melissa, soy Lena... mmm llamo para preguntar como sigue Gabb

M: Pues muy bien, afortunadamente la dieron de alta justamente hoy a las 3:30 am, y ya la llevé a su casa, y ustedes ¿cómo están?
L: Pues más o menos, hemos tenido algunas dificultades, pero no nos quejamos, la verdad

M: ¿Y ahora que les pasó?

L: Bueno, mi mamá se enteró de que andamos, y me corrió de mi casa, por el momento estoy con Yulia en lo que se tranquilizan un poco las cosas.

M: Pero, ¿no crees que sea un poco peligroso que estés ahí con Yulia?

L: ¿Por qué peligroso?

M: Bueno, es que no me las imagino a las dos solas en una cama, con todo oscuro, y... bueno, ya sabes, a veces las ganas ganan..

L: Jaja eso lo dices tu por que eres una cochina promiscua, pero ya quiero verte a ti con Gabb, pobre, siento que la vas a dejar más delgadita de lo que está

M: Jajaja, ay cállate Lena, claro que no, además ni siquiera podemos dar ese paso por ahora, está en plena recuperación

L: A ver, a ver, no quiero pensar más en cosas, así que mejor dime... ¿ya andas con ella? O.o

M: ¡¡¡Sí!!! – respondió Melissa de una manera tan fuerte que hasta Yulia escuchó

L: ¡Me alegro mucho por ti! ¿Cómo pasó? Quiero detalles...

M: Ay Lena no seas curiosa, además es algo que no se puede hablar por teléfono, así que ¿por qué no mejor vienen a comer a la casa de Gabb el viernes?


L: Sí, claro... bueno, yo no sé es Yulia la que tiene que pedir permiso, recuerda que ambas estamos en su casa...

M: Ah pues sí, claro, pero la invitación está hecha, ustedes saben si la desprecian eh!


L: Ok ok, ya te dije que vamos a ver, pero ojalá que si sea posible, tengo muchas ganas de ver a Gabb

Y: ¬¬

L: Y a ti, también, claro.

M: Si, también sería agradable verlas sin que sea en un cuarto blanco y rodeadas románticamente por agujas, suero y demás

L: Pues entonces, mañana te avisamos si nos dejan ir. Ah ya tengo que colgar por que tenemos que bajar del bus...

M: Sale pues, mañana me avisan

L: Bye

La pelirroja colgó el teléfono y después miró a Yulia, indicándole que ya tenían que descender.
Después de unos pasos, llegaron a casa de Yulia, donde estaba ya Vitya con su mamá. Una vez que las vio le dio un abrazo grandísimo a Lena, quien solo rió y lo correspondió, mientras Yulia los veía con ternura y Larissa con picardía.

La: Ya niños, dejen de hacer eso, me hacen pensar que pronto tendré nuera- dijo para después dirigirse hacia el comedor- y ya vengan a comer.

Y/L/V: o.O

La siguieron en silencio, procurando no mirarse entre ellos, y después de lavarse las manos, todos se pusieron a comer. Esa tarde, Yulia y Lena hicieron su tarea en la recámara de la morena, y después durmieron plácidamente después de una noche agitada en la que procuraron no hacer mucho ruido .

Al otro día en la mañana, se apuraron bastante para irse a la escuela , y al llegar, Lena decidió acompañar a su novia a su salón. Justo después de darle un beso en la mejilla, llegó alguien y la tomó por la cintura, por lo que la pelirroja volteó pensando que era Yulia pero su sorpresa no fue agradable, pues quien estaba junto a ella no era más que Andrei.

A: Hola preciosa, ¿por qué tan sola?

L: Por que así me gusta estar, con permiso.

A: Ah pues que mal, a mi no me gusta estar solito eh, así que ¿por qué no platicamos un poco?

L: No tengo tiempo, y ahora, si me disculpas...- dijo dándose la media vuelta, pero Andrei la tomó con fuerza del brazo.

A: No sé por que te empeñas en no ser cortés conmigo, ¿tanto quieres a tu noviecito Volkov?

L: Eso es algo que a ti no te interesa

Andrei la jaló hacia él y trató de besarla, justo en el momento en que Yulia se estaba asomando por su salón para ver irse a su pelirroja. Al ver esto, Yulia pensó mal y se fue corriendo hacia el baño, mientras unas lágrimas de coraje salían de sus ojos.
Mientas tanto, Lena forcejeaba con Andrei y le dio una patada en la espinilla, haciendo que este se doblara del dolor. “Imbécil” – le gritó para después dirigirse a su salón apresuradamente.

Las clases pasaron, y aproximadamente a la 1 de la tarde, Lena pasó a buscar a Yulia a su salón, pero ella no estaba ahí, por lo que después de esperarla unos minutos, se fue directo a casa de la pelinegra. Al llegar, Vitya estaba en la puerta y su semblante lucía molesto, por lo que a penas saludó fríamente a Lena.

L: Vitya, ¿estás molesto?

V: ¿Y todavía lo preguntas?

L: o.O ¿Y ahora que hice?

V: Pues... ay cuñada, es que Yulia llegó muy mal, y creo que es algo relacionado contigo

L: ¡Pero yo no le hice nada!

V: Pues mejor habla con ella, está encerrada en su cuarto

L: Ok gracias

La pelirroja se dirigió al cuarto, y mientras iba subiendo las escaleras se encontró a Larissa, quien le sonrió para darle paso. Cuando finalmente llegó frente a la puerta de la habitación, le dio tres golpes, pero al no recibir respuesta decidió gritarle a Yulia.

L: ¡Yulia! ¿puedes abrir la puerta por favor?

Y: No, déjame en paz

L: Pero, ¿qué tienes? ¿por qué estás molesta?

Y: Pues tu sabrás... ¿creíste que nunca me iba a dar cuenta o que?

L: ¿De que Yulia, que te pasa?

Y: Ya déjame Lena, no quiero hablar contigo, vete por favor

Lena se quedó pensando, pero no encontraba nada en su comportamiento que haya podido molestar a Yulia. Bajó las escaleras, resignada y miró a Vitya que estaba en la sala viendo televisión. Se sentó junto a él, y empezó a jugar con un cojín para atraer su atención, cosa que funcionó.

V: ¿Qué tienes, Lena?

L: Pues es que tu hermana, no sé que le pasa, está molesta conmigo y ni siquiera me da oportunidad de hablar para saber que hice

V: Cuando llegó solo me comentó algo de un tal Andrei, venía lanzando improperios en su contra y se metió a la habitación; traía los ojos hinchados y no sé que tanto, así que yo creo que va por ahí.

Lena se levantó de pronto del sillón y le dio un beso en la mejilla a Vitya.

L: ¡Eres un genio!- le dijo inmediatamente después, para ir nuevamente hacia el lugar que estaba.

V: ¡Lenaaaaa! No hagas eso ¬¬

L: Jajaja ay cállate – le dijo abrazándolo, mientras una tosesilla los interrumpía.

La: Hola niños, lamento interrumpir jijiji

Ambos se miraron apenados

La: Ya es hora de comer, ¿alguien puede ir a avisarle a Yulia?

V: Ammm... yo voy, Lena, ayúdale a mamá a servir mientras.

L: Ok

La pelirroja y Larissa, se fueron hacia la cocina y empezaron a servir la comida en la mesa, el papá de Yulia no comería en casa, por lo que solamente pusieron 4 lugares. La comida transcurrió en silencio, Yulia no estuvo presente a pesar de los ruegos de Vitya, cosa que no era demasiado raro en ella, pues a veces estaba tan ocupada haciendo la tarea que no comía, pero siempre desquitaba su hambre a la hora de la cena.


Después de lavar sus trastes, Lena y Vitya se sentaron a ver la televisión, mientras su mamá leía un poco en el despacho.

V: Y en serio Lena, ¿no tienes idea de que tiene Yulia?

L: Ahora que me dijiste lo de Andrei, creo que sé lo que le pasa.

V: ¿Y que es?

L: Es que hace rato fui a dejarla a su salón, y cuando iba de regreso me encontré a ese imbécil, y después de estarme molestando un rato, el muy estúpido trató de besarme... no sé si Yulia vio eso, y lo mal interpretó

V: Puede ser, mi hermana es un poco impulsiva a veces

L: ¿Crees que si le explico todo me perdone?

V: Sí, mejor habla con ella antes de que se enoje más, por que créeme da más miedo que Voldemort cuando se enoja en serio O__o

L: Ay que Potter sonó eso XD, pero no me quiere abrir, ¿cómo le voy a hacer para hablar si no me deja verla ni siquiera?

V: Ah pues, en ese caso- buscó algo dentro de su bolsillo de la camisa que traía puesta. Después sacó una llave- Ten esta llave, es la de la habitación.

L: Si me la das mañana, mejor ¬¬

V: Jaja, lo siento, cuñis, pero eso no importa, mejor ya ve a hablar con la necia de mi hermana

L: Gracias cuñis, por eso te quiero- y le dio otro beso en la mejilla

V: Ay ya deja de besarmeee! – dijo de una manera afeminada

L: Jajaja es que me das risa cuando te enojas XD

V: Muy graciosa ¬¬ ay ándale, ya vete

Lena no dijo más y subió corriendo las escaleras, después metió la llave con cuidado en la cerradura y le dio vuelta sin hacer ruido. Al entrar, vio a su morena tumbada boca abajo sobre la cama. Aún tenía puesto el uniforme de la escuela, y se escuchaba como estaba sollozando, casi silenciosamente. Se acercó a ella, y con la mayor suavidad que pudo le acarició el cabello, para después acercarle su boca al oído. Al contacto, Yulia se sobresaltó y la miró desconcertada.

L: Yulia, tenemos que hablar

Y: No quiero hablar contigo, ya te lo había dicho, ¿no?

L: Sí, pero no se me hace justo que me tengas así, cuando yo ni siquiera te hice nada para que estés tan molesta

Y: ¿Ah, no me hiciste nada? ¿segura?

L: Claro que estoy segura, yo no te hice nada, y quiero que por favor me digas lo que tienes, y que me lo digas justo ahora

Y: Pues te vi cuando estabas a punto de besarte con Andrei

L: Y apuesto a que lo demás no lo viste, ¿verdad?

La pelinegra volteó a ver hacia la ventana y después miró al suelo.

Y: No- contestó tímidamente

L: Pues te perdiste la mejor parte. Después de que ese imbécil intentó besarme le di una patada en la espinilla y lo dejé retorciéndose del dolor.

Y: ¿Entonces no lo besaste?

L: Por supuesto que no

Y: Lena... no sé que decirte, perdóname por pensar mal de ti, es que...

L: Shhh- la pelirroja le tapó la boca con un dedo, y después la miró a los ojos- “Ya no hables”- susurró y después le dio un beso tierno.
Pero a Yulia no le bastaba un beso tierno, por lo que siguió besándola, mientras la recostaba en la cama y se ponía encima de ella.

L: Yul, tu mamá y tu hermano están allá abajo y tu papá está a punto de llegar, así que bájate antes de que ya no te deje...

Y: De eso se trata, Lena.

L: Yulia...- pensaba decir algo más, pero fue interrumpida por una sensación muy grande, que le provocó la morena al empezar a meter la mano por debajo de su blusa y jugar coquetamente con su brassier. Después de eso, la otra mano se ocupó de jugar por debajo de la falda a cuadros de la pelirroja.- Yulia, ¿qué haces?

Y: Demostrándote que eres solo mía- le dijo al oído, para después darle un leve mordisco en el lóbulo de la oreja.

L: Pero... eso lo sé... – respondió Lena con la respiración un poco agitada

Y: Solo trato de que estés segura- al decir esto, desabotonó la blusa por completo y también el brassier. Se acercó lentamente a Lena y comenzó a jugar con su lengua entre los senos de ésta, quien solo le acariciaba el cabello. Después bajó a su vientre , mientras una de sus manos se quedaba en los senos y la otra la ayudaba a desabrochar también la falda, y barjarla por completo, dejando a la vista su ropa interior. Lena estaba perdiendo el control, por lo que de pronto, estando casi completamente desnuda, giró a Yulia, quedando ahora al revés.

L: Pues si de eso se trata...- le dijo para empezar a desvestirla lentamente.

Y en una lucha por tener el control, pasó la tarde y parte de la noche, mientras la que estaba en ese momento al mando le tapaba con la mano la boca a la otra para evitar que fuesen escuchados sus gemidos.

Una vez que estaban lo suficientemente cansadas, durmieron abrazadas, hasta que se escuchó como alguien tocaba la puerta de su cuarto, cosa que las hizo despertarse sobresaltadas y también algo asustadas. “Vístete” le dijo Yulia a Lena mientras ella misma lo hacía.

Y: ¿Quién?

V: ¡El coco, güey!- respondió Vitya

Y: Ay tonto, me espantaste, ¿qué quieres?

V: Yo nada, dice mi mamá que ya se bajen a cenar, y dejen de estar haciendo lenchadas que se escuchan hasta el cuarto de su hermano...

Y: O_O ¿Eso dijo?

V: Jaja, obvio no, pero ya apúrense o se le va a hacer raro

Y: Ya vamos

Cuando dijo eso, miró a Lena quien ya estaba vestida y se estaba arreglando el cabello frente al espejo. “Así te ves hermosa”- le dijo abrazándola por detrás.

L: Lo sé, pero no está de más una arregladita, ¿qué va a decir tu mami cuando vea como me dejó de despeinada su hijita?

Y: Jaja, ahora resulta que yo tuve la culpa- comentó mientras ella misma se terminaba de vestir y también arreglaba su negro cabello.

L: Tú y solo tú

Y: Yo no, todo fue tu culpa, tal vez si no me hubieras hecho ponerme así de celosa, nada habría pasado

L: No me digas eso, por que si lo que pasó solo va a suceder cuando te pones celosa, constantemente haré lo posible para ponerte así- respondió la pelirroja guiñándole el ojo y dándole un beso en los labios , para después salir por la puerta de la habitación, con Yulia siguiéndola fielmente.
Volver arriba Ir abajo
Crazyforkatina
Ubicandose
Ubicandose


Femenino Edad : 27
Localización : México DF
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   25/7/2008, 00:47

A la mañana siguiente, mientras transcurría el desayuno, el papá de Yulia tenía un semblante sumamente serio, tal vez un poco preocupado, tal vez demasiado estresado; algo raro había en él. Vitya se sentó a un lado de Lena, después Yulia, y cada padre en una cabecera. Larissa sirvió los alimentos, y todos empezaron a comer en silencio, hasta que Oleg se detuvo repentinamente.

O: Familia, ahora que estamos todos, quiero hablar con ustedes.

Era raro en él ese tono de seriedad con el que había dicho el comentario, por lo que todos se miraron incrédulos alternativamente.

La: Habla, Oleg

O: Antes que nada, quiero disculparme con ustedes si en algún momento he sido bastante rígido con su formación, pero es que yo quiero lo mejor tanto en su vida profesional, como en su vida privada- esto lo dijo volteando a ver a Yulia- Ayer por la tarde recibí una noticia bastante fuerte, y que me dolió mucho, como no tienen idea- no sé si ustedes, hijos, se dieron cuenta, pero llegué más tarde de la media noche y en un estado del que me avergüenzo totalmente. Sé que no debí de reaccionar así, pero me sentí demasiado inmaduro, y además me tomó desprevenido, por lo que no encontré otra forma de desahogo.
Venía bajando del coche, después de un pesado día del trabajo. Al sacar las llaves y mi portafolios, me paré frente a la puerta, y miré con curiosidad que un chico muy apuesto estaba también ahí. Su rostro reflejaba perplejidad y algo de duda, por lo que le pregunté como podía ayudarle. El me miró un momento, y me dijo “¿Señor Volkov?”, yo asentí dudoso, pero después pensé que tal vez sería un vendedor o algo por el estilo, idea que se fue disipando al notar que no traía nada en las manos. Al mirar que no decía nada, le pregunté que fue lo que se le ofrecía, y me sorprendí mucho con la conversación que tuvimos.

* FLASBACK*

O: Dime hijo, ¿te puedo ayudar en algo? ¿Quién eres?

“Lo siento, señor, no sé que va a decir de mis modales. Me llamo Andrei , y si vine hasta acá es por que estoy muy preocupado por Yulia”

O: Andrei, ¿verdad? Que raro, mi hija nunca ha mencionado nada de ti

A: En realidad solo nos conocemos de vista, pero si estoy aquí es por que en verdad me preocupa.

O: ¿Y por qué te preocupa mi hija?

A: Pues, no se vaya a ofender, pero temo que ella presenta una conducta un poco anormal, diferente al resto

O: ¿Quieres por favor ser más específico?

A: Claro. No sé si usted recuerde que hace algunos meses su hija estuvo saliendo mucho con una muchacha...

O: Sí, claro, su amiga Sasha...

A: Exacto. Pues resulta que esta mujer es mi prima, y... siento mucho decirle que Sasha no era solo una amiga para su hija.

O: ¿A que te refieres?- le pregunté empezando a alarmarme.

A: Pues... pensé que usted ya sabía acerca de las preferencias de su hija.

Si lo que había escuchado en ese momento me dejó totalmente sin palabras, esa última frase me dejó totalmente congelada.

O: ¿A que te refieres?

A: Bueno, pues a su hija le gustan las niñas, creo que es claro, ¿no?

Las palabras eran claras, y sin embargo no las comprendía, ¿qué disparates absurdos estaba diciendo ese joven?

O: En primera, no hace falta que digas algo así, de nadie. En segunda, mi hija sabrá lo que hace, ella sabe como está manejando su vida... y en tercera, te quiero fuera de mi casa justo ahora. No sé que ganas con inventar algo así.

A: Como quiera, viejo tonto. Pero eso sí, tenga cuidado con su niña eh... si vine no es por que me preocupe, obviamente, es por que ... bueno, solo tenga cuidado con su nuevo huésped.

* Fin del flashback *

O: Y sin decirme más, se fue, simplemente se marchó llenándome de dudas. No quise llegar así a la casa, por lo que volví a subir a mi auto y me fui a tomar una copa, que se convirtió en dos, y después en más.
Ya cuando estaba casi ahogado en el alcohol, vi a lo lejos a mi amigo Yagor y comenzamos a platicar. Me contó que su hija de fue de la casa, cuando descubrió que estaba embarazada. Me dijo que andaba con un drogadicto, que cada noche llegaba a su casa ahogada en alcohol y mezclada con droga. Tuvo que salirse de la escuela, a penas iba entrando a la preparatoria.
Hijos... vengan conmigo, por favor.

Yulia y Vitya se miraron incrédulos, pero se acercaron a su papá, quien al instante los abrazó.

O: Yo sé que no he sido un padre perfecto, pero nadie puede serlo. Esa plática con Yagor me hizo darme cuenta de que tengo que estar agradecido por como son ustedes, por que nunca me han defraudado, en ningún sentido. Hija- dijo mirando a Yulia- Yo soy de otros tiempos y me va a costar trabajo asimilar todo lo que me dijo Andrei, pero es tu vida, y hasta el momento la has sabido llevar, así que sea cual sea la manera de vida que quieras para ti, tienes mi apoyo incondicional.

Yulia lo miró conmovida, no podía creer las palabras que escuchaba, y sin embargo, sentía una gran tranquilidad. Volteó a ver a su mamá; ésta no lloraba, ni se notaba enfadada, ¿sería acaso que también lo aceptaba? “te amo” fue lo que moduló la boca de su madre, para después curvar una sonrisa.


La segunda mirada fue hacia Lena, quien estaba ruborizada, pero que no des hizo el contacto visual. Su padre lo notó y después de un suspiro, comenzó a hablar de nuevo.

O: Además, siento si el comentario no va al caso, pero si entendí bien el comentario de Andrei, tienes muy buenos gustos- dijo mirando a Lena, quien se puso aún más roja y soltó una pequeña risita.

Y: Ay papá, jaja.

O: En serio. Ven Lena, únete a este abrazo.- Lena lo obedeció.

La: Invítenme al abrazo, ¿no?

O: Jaja si mujer, ven, anda.

Larissa también se unió al abrazo y así se quedaron por unos segundos, hasta que Yulia miró que Vitya lloraba. Yulia sabía justamente por qué, ¿la reacción de su papá sería igual que la que tuvo con ella?

O: Hijo, ¿por qué lloras?

V: Papá, es que...- Yulia y Lena le dieron su mano en señal de apoyo.

O: ¿Qué pasa hijo?

Vitya se armó de valor, ya no había más que hacer.

V: También soy gay.

Larissa lo miró tiernamente, y cambió una mirada con Oleg.

La: Hijo, de ti ya lo sabíamos. Siempre se lo dije a tu papá, y ahora... bueno. Lo mismo que es para Yulia es para ti. Los amamos.

V: O____o ¿tanto se me nota?

O: Si hijo , a veces te ves demasiado... mmmm... digamos que Yulia es más ruda

Y: ¬¬

V/L/La/: jajajajajajaja

O: Bueno hijos, basta de estar con esto. Por último quiero pedirles que sean discretos, no por lo que diga la gente si no por que no quiero que nadie los lastime con comentarios estúpidos, y ahora díganme, ¿quién quiere ir a comer a Piccolo Mondo?

Y: Jajaja, pero papá, ahí nos llevabas cuando teníamos 10 años jaja

O: U.u bueno ya, está bien, hagan lo que quieran jaja

V: Yo saldré hoy, ¿les parece si lo dejamos para la cena?

O: Bueno, está bien, así sirve de que tu mami se luce con algo delicioso.

Y: Nosotras también saldremos, a comer a la casa de una amiga.

O: Está bien hija, lleguen temprano.

Y: Si papá. Mamá, nos vemos al rato. Adiós inútil.- dijo mirando a Vitya mientras tomaba a Lena de la mano.
V: ¬¬

Ambas salieron de la casa, y se dirigieron a casa de Gabb. Estaban felices, una amplia sonrisa salía de sus labios. Al llegar abrazaron a Melissa, y después a Gabb, quien estaba recostada en el sillón. Ya no lucía tan mal, de hecho ya hasta el color de sus ojos resaltaba de una manera especial.
Después de un rato de platicar, y contar todos los detalles de la conversación con los papás de Yulia, Gabb las miró tiernamente.

G: Chicas, ahora que los papás de Yulia saben todo, no es correcto que Lena esté en este techo. Yo les ofrezco, de todo corazón que si gustan Lena puede estar aquí un tiempo en lo que se solucionan las cosas.

Y: O_O ¿En serio?

G: Claro, por supuesto si eso no las incomoda, antes que nada Lena es mi amiga, y además, tu sabes que yo solo vivo con mi hermana, así que no habrá el menor inconveniente, por que ella se casa en dos semanas!!! Jaja, y bueno... la propuesta está hecha.

L: Claro!!! Gracias Gabb!!!- le dijo abrazándola

Y: Hey hey, ya mucho abrazo

L: Jajaja ay amor, no seas celosa, aprende a Melissa

M: Yo opino lo mismo, ya fue mucho abrazo ¬¬

G: Ay ¿qué vamos a hacer con este par de celosas? Ay niñas, ya jaja, es en serio mi propuesta, por favor, dejen de imaginar cosas. Lena ama a Yulia, y yo amo a Melissa ^^

M: ¿En serio?

G: Claro que es en serio, entonces, ¿qué dices Lena?

L: Que por supuesto que sí

G: Pues ya quedamos, puedes venirte hoy mismo.

Durante la tarde se quedaron platicando y en la noche, Lena y Yulia cenaron en la casa de la segunda, les comentaron a sus papás acerca de sus planes y esa misma noche llevaron las pocas cosas a casa de Gabb.

Al día siguiente, Lena habló por teléfono con su papá, quien le dijo que su mamá seguía exactamente en las mismas, y que no encontraba el modo de hacerla cambiar de opinión. Durante la plática quedaron de acuerdo en reunirse al día siguiente para que le entregara toda su ropa, y también acordaron que mensualmente depositaría en su cuenta una cuota grande para que siguiera sus estudios. Después de un par de abrazos y unas lágrimas, Lena vio marcharse a su padre, y supo que con él siempre contaría; su madre era caso contrario, pero alguna vez aprendería a vivir con eso.

5 años después.

La pelirroja se encontraba recargada en el hombro de Yulia. Iban en un hermoso auto, recorriendo un camino lleno de piedras, pero nada incómodo. Después de pasar cerca de una hermosa casa con un jardín impresionante, estacionaron el carro cerca de un viejo árbol.

Yulia bajó y se fue al lado de Lena, para abrirle la puerta y ayudarla a bajar. La pelirroja al estar completamente pisando el suelo, le agradeció con un tierno beso en la mejilla.

L: Tan caballerosa como siempre, mi amor


Y: Jaja, claro, hermosa, yo siempre

L: Ay amor, hay que apurarnos, los chicos llegan en tres horas...
Y: Aún hay tiempo

L: Yo no tengo tiempo, estoy preparando algunas cosas de la comida

Y: ¿Quieres que te ayude?

L: No, Yulia, gracias, valoro nuestras vidas

Y: Jaja que chistosa eh

L: Es que la cocina no es lo tuyo amor

Y: Lo sé u.u pero no me preocupa

L: Mejor dime, ¿vas a cantarnos esta noche?

Y: Hace siglos que no agarro la guitarra...

L: Está en el estudio, vamos por ella

Se tomaron de la mano y entraron a la casa. Lena se dirigió a la cocina y Yulia entró a un pequeño cuarto. Sacó de un cajón unas partituras y de un mueble una guitarra cubierta con una funda negra. Con ambas cosas en las manos, salió de la casa por la parte trasera, que daba justo a la laguna, y se sentó junto al árbol viejo que estaba al lado del auto que acababan de descender. Miró las partituras, se le hicieron muy conocidas, pero no fue hasta que empezó a tocar la canción que miró cual era.
Sonrió un momento, y después comenzó la melodía. Hacía tres años que empezó a tocar la guitarra; estudio música. Lena se graduó en Letras inglesas y ambas tenían un buen empleo. Después de tres meses de estar en casa de Gabb, Lena se independizó, y una vez que ambas terminaron la carrera, decidieron vivir juntas, pero no ahí; a Yulia se le ocurrió un lugar especial para ambas: la orilla de la laguna donde alguna vez llevó a Lena... su lugar secreto.
De la mamá de la pelirroja no volvieron a saber, pero como la propia Lena lo dijo alguna vez; no se puede tener todo en la vida.

Después de la melodía, Yulia empezó a cantar; claro que se sabía esa canción. A lo lejos Lena alcanzó a distinguir el sonido y la letra, ¿cómo no la iba a reconocer? Era esa , la canción que Yulia le escribió solamente a ella; “yo quisiera”. Desde aquella noche no la había vuelto a escuchar, pero ahora, más que nunca, sonaba hermosa.

Eran cerca de las 7 de la tarde. El sol y sus rayos naranja estaban iluminando el cielo. Y esa laguna, seguía igual que antes; igual que la mirada de Lena: gris, y transparente. Yulia apenas terminó la canción cuando sintió cono unas manos la rodeaban y la acomodaban tiernamente sobre el pasto. Después, unos delicados labios estaban besándola tiernamente.

L: Hace mucho que no escuchaba esa canción

Y: Si, mi vida, hace mucho. ¿recuerdas como fue todo?

L: Claro que sí, ¿cómo olvidarlo?

Y: Si, pero hoy te amo más que antes

L: Y yo a ti, aunque tu hermano sea taaaaaan gay, igual que tus amigas... jaja

Y: Jajaja, ay amor, es que así es la vida; nuestro munod es de colores XD

Y: En efecto jaja, y hablando de colores... ¿si van a venir Vitya, Max, Melissa y Gabb?

L: Si amor, por supuesto, dijeron que llegaban a las 10

Y: Perfecto, entonces si nos da tiempo...

L: ¿Para que?

Y: ¿No lo imaginas? – preguntó poniéndose encima de ella cuidadosamente. Como respuesta obtuvo un beso, que se acompañó de muchas caricias, y que terminó, como muchas tantas veces, con ellas haciendo el amor, bajo el cielo del color de los ojos de Yulia, iluminado con los rayos rojizos como el cabello de Lena, a la orilla de la laguna gris, y transparente...

FIN
Volver arriba Ir abajo
Lena_Tenjou
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : En Mi Cueva o.O
Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 19/05/2008

MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   1/8/2008, 19:30

De verdad que me gustan mucho las Historias que escribes sobre Yulia y Lena!!!!!!!!!
Esta me gusto mucho ñ_ñ!!!!!!!

Espero seguir leyendo mas de tus historias
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: YO QUISIERA [COMPLETA]   

Volver arriba Ir abajo
 
YO QUISIERA [COMPLETA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cobrar la pensión completa exigirá cotizar 37 años
» Ver Pelicula completa En Español: "Prometheus"
» vendo tapiceria completa de cuero en color camel
» Completa puesta a punto
» Lo imposible......(Pelicula completa)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics todo publico :: TODO PUBLICO :: T.A.T.U-
Cambiar a: