Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 trios peligrosos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   5/9/2009, 18:41

zhi!! cOnti pliz!!!! s mi unika fOrma de distraerme

xfa cOnti!!! dale!!1 bezhitOs pa la scritOra jeje
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   16/10/2009, 21:19

contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/10/2009, 14:03

cOnti cOnti cOnti cOnti pz aki si kreO q vOY acer huelga eh1! jajajaja
Volver arriba Ir abajo
eclipse082
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : colombia
Cantidad de envíos : 48
Fecha de inscripción : 15/10/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/10/2009, 18:06

Jajajajaja conti...porfa..!!
Que esta super..!
Volver arriba Ir abajo
chikane0704
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : aqui
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 27/05/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   24/11/2009, 21:13

ooooooo tienes ke continuar... nomas me dejaste picada... esta muy padre tu fic... felicidades
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   26/11/2009, 17:10

Esta genial el fic!!!
Porque no lo continuas???
Quiero la conti!!!!!!!!!
Onegaiiiiii!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   27/11/2009, 03:04

Conti pls! xDDD
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   27/11/2009, 23:26

Zhi kiero la conti!1 conti conti
Volver arriba Ir abajo
lolys
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi lugar favorito...!
Cantidad de envíos : 417
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   29/11/2009, 06:52

guaaaaauuuuu!!!!!!!!!!!!!!! que bueno te quedo!!! ojala que la sigas pronto!!!
bechos!!!
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/12/2009, 14:06

Siento mucho la espera. Ahora que tengo un poco más de tiempo espero compensar ^^ gracias por leer y de verdad perdonadme

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

CAP. 9-HORMONAS Y DESEOS

“Judith has hecho bien, no te preocupes, realmente tienes todo el derecho a enfadarte y a ser un poco celosa”-le repetía una y otra vez su conciencia.



Miró a Adriana, a su lado. Realmente era fácil enamorarse de ella. Una chica muy atenta y delicada, guapa y que la amaba. Porque la amaba verdad ¿? Ruth solo era una amiga y ella era más y eso le tranquilizaba.



Entonces observó como Adriana comenzaba a despertarse, frotándose los ojos suavemente. Era tan dulce…



-Hey… porque no me has despertado ¿?-le preguntó Adriana cambiando de posición y mirando a Judith de frente.



-No se… es que me daba pena, ayer no dormiste mucho y…-Judith sonrió acariciando la mejilla de Adriana.



-Bueno, vamos a hacer algo.-dijo levantándose de golpe Adriana y agarrando la mano de Judith.



-No sé si podremos seguir el plan de la piscina, creo que va a llover.-respondió Judith acercándose a la ventana.



-No sería la primera vez que me baño en una piscina mientras llueve.-sonrió Adriana.



-No ¿?-la miró escéptica Judith.



-Con Ruth el año pasado en el viaje de fin de estudios.-rió Adriana.



“porque la tiene que meter en todas las conversaciones ¿? No se da cuenta de que ahora está conmigo ¿? Ella no importa.”



-Está bien, vamos.-dijo Judith subiendo las escaleras y a por los bikinis.



Sí, le iba a dar algo que Ruth nunca le daría. Iba a hacer que se olvidara de esa arpía de golpe. Haría que gritara su nombre, Judith, una y otra vez, y le suplicara por más. Iba a hacer que se acordara de ella toda la vida. Ruth nunca le llegaría ni a la suela de los zapatos.



Cogió un bikini para ella, el más sugerente de todos, y otro para su querida Adriana. Se lo lanzó por los aires al verla sentada en la cama por el reflejo del espejo de su armario.



-Te gusta ¿?-preguntó Judith girándose hacia su novia.



-Sí, el azul siempre me ha gustado.-sonrió comenzando a quitarse la camiseta.



Judith se quedó estática. Hasta ahora el deseo que sentía hacia Adriana se había controlado, necesitaba besarla, pero podía resistir la tentación de ir más alla con mucha fuerza de voluntad. Pero ahora… desde la noche anterior… había estado al borde del colapso cuando Adriana había salido sin dar más explicación y dejándola en aquel estado. De hecho, incluso se tuvo que pegar una ducha de agua bien fría. Necesitaba besarla, necesitaba tocarla, acariciarla, sentirse y sentirle dentro de ella.



Adriana seguía quitándose prendas de ropa. Extrañamente se sentía observada. Levantó la vista, siendo consciente de que solo estaba en ropa interior.



Sonrió al ver a Judith mirándola estrechamente, poniendo una mano en su cadera.



-Que pasa Judith ¿?-rió.



Judith pareció salir del trance de golpe, sonriendo también.



-Lo siento, es que… -se mordió el labio inferior.



“Me está seduciendo ¿? Pues se va a enterar”-pensó Judith. Era la maestra de la seducción. Incluso involuntariamente atraía miradas de todo el mundo.



Agarró su camiseta y se la quitó lentamente bajo la atenta mirada de Adriana. Judith, después de estar segura de que el par de hermosos ojos de su novia le prestaban toda la atención posible le arrojó la camiseta hacia ella, contoneándose hacia ella y quedándose a centímetros de ella, para darle un show privado y completo.



Luego comenzó a soltarse la falda, poco a poco, bajándosela con la máxima lentitud posible y sonriendo al ver que la cara de Adriana era capaz de captar diferentes tonalidades de rojo.



Cuando tuvo la falda fuera acaricio lentamente los hombros de Adriana para sentarla en la cama y seguir contoneándose, lentamente.



-Creo que deberíamos empezar a cambiarnos.-rió nerviosa Adriana levantándose descuidándose que Judith estaba en frente de ella, haciendo que la subida de libido que había notado hace un momento no fuera nada en comparación con la posición en la que estaba ahora. Los labios entre abiertos de Judith la llamaban y el calor que irradiaba el cuerpo de la mujer frente ella solo empeoraba la situación.



“En definitiva lo de la piscina no va a estar tan mal”-pensó Adriana.



-Que pasa ¿? Te pongo nerviosa ¿?-preguntó Judith con picardía. Le gustaba el hecho de provocar ese efecto en su novia. Nunca había visto así a Adriana. Incluso cuando fueron a ver una película porno a su casa con 13 años, ella había sido capaz de verla sin ningún titubeo y criticando a la que tuvo la idea, que no fue otra que Pilar.



-No… es que…-Adriana no sabía que contestar. Como siguiera con ese juego… posiblemente se abalanzaría sobre ella, aunque… era su novia, podía hacer eso ¿no?



-No ¿? Seguro ¿?-preguntó de nuevo acercándose más a ella y riéndose.



-No me hace gracia Judith.-le respondió Adriana haciendo un puchero fingido.



Simplemente con ese hecho, habían cambiado la atmosfera de seducción, por una juguetona.



-No llores niña.-volvió a reír Judith besando su mejilla y separándose.-Me gusta provocar estas reacciones en ti.-finalizó comenzando a ponerse el bikini y mirando por el rabillo del ojo a Adriana.



“Porque es tan irresistible ¿?”-se preguntaban las dos una y otra vez.



-Vámonos a la piscina.-dijo Judith una vez acabado de ponerse el bikini.



Adriana la observó. Un bikini negro, ajustado y… muy pequeño.



-Oye tu padre no te dice nada por ir así vestida ¿?-le preguntó con una ceja alzada. Conocía a su padre, el súper director, y realmente daba miedo. Era un hombre serio y chapado a la antigua.



-Normalmente no voy vestida así por la calle. Además me lo compro mi madre. Yo pensaba que te gustaría.-suspiró Judith haciéndose la indignada.



-Me encanta, o dios, pero si te queda genial.-Adriana se acercó a Judith, dándose cuenta de que su novia se la había jugado una vez más. Se estaba riendo.



“Sigo cayendo en sus tontas bromas”-pensó Adriana antes de sacarle la lengua a su novia y caminando hacia la puerta.



Las dos bajaron a la piscina, la primera en tirarse fue Adriana. Estaba acalorada después del strip tease privado que su novia le había regalado.



-Que tú no te bañas ¿?-le preguntó a Judith que seguía en el borde de la piscina estática.



-Si tú no me obligas no.-rió sacándole la lengua.



Quería que Adriana la tocara, la buscara.



Adriana simplemente sonrió saliendo de la piscina y caminando hacia donde estaba Judith.



-Está un poco fría pero… es soportable.-le susurró al oído poniendo su mano en la espalda de Judith.



Un escalofrío subió por la espalda de Judith. No estaba segura si por el frio o por sentir la mano de Adriana bajando por su espalda.



-Me vas a empujar ¿?-preguntó girándose y pasando los brazos por detrás de su cuello.



-Mmmmm puede que sí o puede que no.-le contestó Adriana moviendo su mano ahora hacia arriba por la espalda de Judith, trazando líneas suavemente con las yemas de sus dedos.



Judith la besó dulcemente, dejando que su boca acariciara la de Adriana con devoción.



-Y ahora ¿?-le preguntó.



-Sí.-sonrió Adriana caminando hacia el borde de la piscina y tirándose. Produciendo que inevitablemente Judith perdiera el equilibrio y se cayera también.



-Pensaba que no lo harías.-sonrió Judith saliendo del agua, moviendo su cabeza y produciendo que miles de gotas salieran despedidas por el aire.



Adriana se limitó a tirarle agua con la mano.



-Oye.-protestó Judith acercándose lentamente a su presa.



-Te ves muy bien con el pelo mojado.-dijo Adriana cuando Judith estaba a escasos milímetros de ella.



Judith no quería hablar. Desde la mañana sentía ese deseo irrefrenable hacia Adriana, y por las reacciones de ella cuando se estaban cambiando, creía que era reciproco.



-Adriana, te deseo.-le susurró escondiendo sus ojos bajo el flequillo.



Adriana se tenso. La deseaba ¿? Dios, ella también, con todo su cuerpo y alma. La deseaba tanto que hasta le dolía.



-Porque te crees que me he metido al agua congelada en cuanto hemos bajado ¿?-preguntó Adriana mirando a Judith.



Esta levantó la cabeza, exponiendo sus ojos llorosos a la mirada de Adriana.



-Pensaba que tú tal vez… no me deseabas.-sonrió Judith.



“Malditas hormonas, porque lloro ¿?”-se preguntó Judith a sí misma.



“No está fingiendo”-pensó Adriana acercándose a su novia y abrazándola.



-Te quiero, te amo y te deseo.-le susurró al oído.



Sí, mujeres como Judith nunca iba a encontrar. Judith era increíble, simpática, guapa, cuerpo diez, inteligente, responsable, picante, dulce…



Esta vez fue Adriana la que dio el primer paso, dejando de lado las dudas y los miedos. Olvidando sucesos pasados y disfrutando el presente. Besando a Judith como si no hubiera mañana, esperando pacientemente a que Judith entre abriera los labios para meter su lengua y saboreas esa boca. Tan dulce…


/////////////////////////////////////////
Continuará...
Volver arriba Ir abajo
lolys
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi lugar favorito...!
Cantidad de envíos : 417
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/12/2009, 15:51

guoouuuuu!!!!

magnifica continuacion!!!!


gracias por continuar!!!!
Volver arriba Ir abajo
Mitsuka
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : santiago_chile :D
Cantidad de envíos : 359
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/12/2009, 17:37

wooooooo esta muy buena la conti porfa!
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/havetobebroken
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   20/12/2009, 18:15

excelente conti!!! spero el prox CAp.!!
Volver arriba Ir abajo
Mitsuka
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : santiago_chile :D
Cantidad de envíos : 359
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   22/12/2009, 13:22

no te demores tanto!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/havetobebroken
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   24/12/2009, 12:16

*o* conti contiiii x3!!!
Volver arriba Ir abajo
Mitsuka
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : santiago_chile :D
Cantidad de envíos : 359
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   24/12/2009, 15:26

si la CONTI!
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/havetobebroken
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   26/12/2009, 23:21

Conti, onegaiii!!!!
Volver arriba Ir abajo
pinkmeza
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Caracas, Venezuela
Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 06/11/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   22/1/2010, 23:09

esto es una maldad coontiii!!!
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   23/1/2010, 08:43

Gracias por leer y por la inmensa paciencia, os agradezco mucho que sigáis dándome apoyo ^^ Esto va dedicado a todas y todos ^^ mi manera de disculparme jejeje

//////////////////////////////////////////////////

CONTINUA

CAP. 10-Noche para recordar



Definitivamente estaba confiada, sabía que ahora era el momento de dar el paso y comenzó a empujar a Judith hacia el lado menos profundo de la piscina, acariciando sus bien torneados muslos.



-Es-espera.-susurró Judith rodeando las caderas de Adriana con sus piernas.



-Bueno yo pensaba que…-los colores de la cara de Adriana poco a poco cogían una tonalidad roja.



Judith la besó amorosamente para callarla.



-No es por eso, es que…-suspiró antes de continuar.-No quiero que… bueno… mi primera vez sea en una piscina… me gustaría ir a la cama.-finalizó Judith, tan roja como Adriana.



-Tu primera vez ¿?-preguntó algo escéptica Adriana mientas acariciaba el cuello de Judith con su nariz suavemente.



-Sí.-rió nerviosa.-No tengo pinta de virgen ¿?-preguntó en un ligero gemido mientras disfrutaba de las caricias de su amante.



Adriana simplemente rió y se separó de Judith, saliendo de la piscina y estirándole una mano a Judith.



Judith salió de la piscina y se abalanzó contra Adriana, capturando sus labios en el proceso y comenzando a empujar a su novia hacia dentro de la casa.



-Oye, y tú ¿? Eres virgen o no ¿?-susurró en el oído de Adriana antes de mordisquear su lóbulo.



Adriana asintió tímidamente antes de seguir los pasos de Judith, ambas unidas, sus cuerpos pegados y sus labios una vez más unidos. Acariciándose la una a la otra.



Las respiraciones de ambas muchachas estaban agitadas, sus cuerpos ardiendo y sus manos hiperactivas. Querían recorrer el cuerpo la una de la otra con lentitud, con suavidad.



-Vamos a la cama, rápido.-dijo entre gemidos Judith mientras después de subir las escaleras y llegar a la puerta de la habitación de sus padres.



-En la cama de… del… ósea… tu padre… el director ¿?-se separó Adriana para titubear.



Judith solo rió y se quitó la parte de arriba de su bikini, de manera sugerente, seguidamente lo utilizó para rodear el cuello de Adriana y entrar al cuarto, dejando a una atontada Adriana mirándola desde la puerta.



-Llevo soñando con este momento desde nuestro primer encuentro en el baño.-sonrió Judith acomodándose boca arriba en la cama y dándole una vista completa de sus pechos a Adriana.



Adriana la observó fijamente. Quería guardar esta imagen en su mente para siempre. Judith empapada y solo con la parte de abajo, tumbada en la cama y con un leve sonrojo cubriendo sus mejillas.



Decidió caminar hacia ella besando su cuello y regalándole leves mordiscos a su paso, mientras una de sus manos acariciaba los pechos de Judith, de manera pausada, alargando el sonido de sus gemidos.



-Qui-quiero más.-gimoteó Judith besando a Adriana de una manera que nunca antes había hecho. Puro deseo, lujuria, pasión y amor era lo que se podía saborear en aquel beso, pero sobretodo deseo. Invadió la boca de Adriana, acariciándola en su totalidad y disfrutando de su sabor.



Adriana rompió el beso para seguir con su tortura. Le encantaba escuchar la voz de Judith en gemidos, aun más sabiendo que era ella la que arrancaba aquellos gemidos de entre sus labios.



Comenzó a besar suavemente el pecho derecho de Judith, mientras que con su mano derecha, acariciaba su pecho libre. Succionó al principio suavemente, pero al notar el aumento de volumen de los gemidos de Judith, no dudó en aumentar la fuerza de succión, produciendo que Judith no pudiera evitar arquear la espalda y agarrar su cabeza con fuerza.



Cambio de pecho, acariciando la aureola antes de chupar y succionar el pezón izquierdo de Judith, escuchando como sus gemidos cada vez eran más frecuentes y su respiración más agitada.



Sabía que si continuaba con su administración… el primer orgasmo de su novia con ella habría sido algo… como decirlo… frustrante… pero… por otro lado… le encantaba escuchar la voz de Judith cuando lo hacía… tal vez…



Agarró los ambos pechos de Judith y los juntó, para así poder lamerlos a la vez, provocando un sonido indescriptiblemente hermoso para los oídos de Adriana.



-Mmmm… me gusta, por favor, no pares.-suplicó Judith con la espalda a no poder arquearla más.



Nunca había sentido esto, nunca nadie le había dado tanto con tan poco, y nunca nadie le había provocado tanta excitación como ella. Estaba a punto de…



-Adri… Adri…-repetía entre suspiros, provocando que Adriana despertara de su ensoñación.-Baja más…



Entonces Adriana se dio cuenta de la situación. Estaba húmeda, muy húmeda, y Judith lo estaba aun más. Asique prefirió no hacer sufrir más a Judith y comenzar a bajar lentamente por su abdomen, besándolo y lamiéndolo con cuidado, como si la piel de Judith de porcelana se tratara.



Y después de una larga demora para Judith, al fin, Adriana llegó al tan ansiado lugar. Con un rápido movimiento, soltó el bikini y lo removió.



Adriana observó por unos pocos segundos la escena. Estaba en la cama del director, con su hija completamente desnuda sobre ella, y a su entera merced… hace un par de semanas… no se le habría pasado por la cabeza esa imagen. Así pues Adriana sonrió tontamente antes de acomodarse de nuevo entre las piernas de su novia, separando las piernas de Judith y acariciando su zona intima con suavidad y amor.



-P-por favor-r, b-bésame.-suspiró Judith ante tal caricia.



Adriana atrapó los labios de Judith mientras comenzaba a adrentarse más profundamente en la intimidad de su novia, acariciando su clítoris de manera tortuosamente lenta.



Judith no paraba de suspirar, y los labios de Adriana comenzaron a tomar otro rumbo, hacia el sur de su cuerpo. Podía sentir como se tensaba su cuerpo, como la piel se le erizaba ante el contacto con los labios de Adriana.



Hasta que los labios de Adriana llegaron a un lugar especifico de su feminidad, que produjo que de sus labios se escapara un gemido algo más fuerte, con la espalda arqueada y sus manos acariciando la cabellera de aquel ángel que la estaba enloqueciendo por momentos.



Adriana al escuchar aquel gemido, decidió que se quedaría en esa posición, trabajando ese lugar de la anatomía de su novia, succionándolo y jugando con la entrada de su novia. De golpe levantó la cabeza, separándose de la intimidad de Judith.



-Judith… estás segura de que quieres que continúe ¿?-le preguntó.



-Te lo suplico.-suspiró Judith.



-Pero… y si…-Judith acarició la mejilla de Adriana.



-Tienes miedo ¿?-le preguntó a Adriana mientras besaba su mejilla.



-No quiero hacerte daño.-fue la corta respuesta de su Adriana.



-No me haces daño, me encanta y… creo que no lo podría describir con palabras.-sonrió Judith.



La respuesta ya estaba dada, y aunque el cerebro de Adriana parecía no reaccionar, su corazón y su cuerpo sí que lo hicieron, empujando el abdomen de Judith de nuevo a la cama y retomando su acción.



Lamiendo, besando y succionando ese bultito que arrancaba tantos gemidos de la boca de su novia. Comenzó también a adentrar dos dedos dentro de su novia, después de jugar un poco con su entrada.



-Ahhh…-alzó la voz Judith.



Adriana estaba a punto de parar, parecía haberle hecho daño… o no ¿? Pero los movimientos de Judith le dieron la respuesta, su novia estaba buscando más administración. Así que Adriana como buena samaritana comenzó a mover los dedos dentro de su novia. Estaba muy húmeda la zona, asique no se le hacía muy difícil de no ser por… un impedimento…su himen… Pero en una de las sacudidas sintió como la barrera se rompía, dando más libertad de movimiento a Adriana. Judith respondió con un gritito que no duró más de unos segundos, puesto que en seguida fue transformado por gemidos, en cuando Adriana succionó de nuevo su clítoris, con su mano libre acariciando su pecho derecho.



Así estuvieron por un tiempo, hasta que Adriana sintió como las paredes de su novia comenzaban a estrecharse y un dulce néctar salía de la intimidad de su novia, mientras esta le regalaba un último grito. Sí, no solo había desvirgado a la chica más sexy del instituto, sino que había provocado que eyaculara.



-Dios! A sido… -dijo Judith mientras se tiraba sobre Adriana.- Muchísimas gracias… mi primera relación sexual y descubro que soy multi-orgásmica. Te amo… y me encanta que hayas venido a pasar el fin de semana a mi casa.-susurró en su oído, acoplando sus caderas y produciendo una fricción indescriptiblemente hermosa y placentera después de quitarle el bikini a su novia.



Judith se enderezó sobre Adriana, observando la reacción de esta ante el estimulo de fricción de sus zonas. Adriana estaba colorada, sus pezones erectos y la respiración agitada, así que procedió a darle el placer que ella le había dado besando sus pechos. Primero los acarició con las manos, mientras besaba y lamía el cuello de Adriana, y luego, bajó lentamente, mordisqueando su hombro hasta llegar a sus dulces y suaves pechos.



Adriana acariciaba incesantemente la cabellera de Judith mientras esta la llenaba de caricias, hasta que poco a poco, una de las manos de Judith comenzó a bajar a su zona intima, primero la acarició, y luego, sin demorarse demasiado la penetró con dos de sus dedos, pero para su sorpresa, sin encontrar barrera alguna.



Judith pensó en parar y decirle algo, montar en cólera y descubrir la verdad, porque le había mentido ¿? Adriana no tenia himen ¿? Eso significaba que no era virgen… Pero… es que en este momento estaban tan a gusto…



Estaba decidido, primero acabaría lo que estaban haciendo, después pediría explicaciones. Aunque Adriana hubiera mantenido alguna otra relación sexual y le hubiera mentido… daba igual, lo importante era que ella iba a hacer que tuviera miles de orgasmos y no se olvidaría de ella en la vida.



Después de esa divagación por parte de Judith, la administración comenzó a ser más rápida. Metía y sacaba sus dedos de dentro de Adriana con una rapidez y destreza aplastante, mientras lamia su zona intima con esmero, dejando los pechos olvidados.



Y cuando al rato, Adriana estaba a punto de alcanzar el clímax, Judith se puso sobre ella de nuevo, saliendo de la humedad de su novia y friccionando zona con zona, pechos con pechos, produciendo gemidos incesantes y besos húmedos por parte de ambas hasta llegar al tan ansiado y susodicho clímax.



-A partir de ahora los encuentros en el baño van a cambiar un poco.-le dijo Adriana a Judith, que se había quedado sobre ella mientras recobraba el aliento.



-Quédate a vivir aquí.-dijo Judith besando la mejilla de Adriana y escondiendo su rostro en su cuello.



-Ojala pudiera, pero no creo que al director le guste la idea.-sonrió Adriana.



Entonces Judith se acordó del incidente de la virginidad… era el momento para empezar a hablar sobre eso ¿?



Se tumbó al lado de Adriana y pasó los brazos por su cadera.



-Adriana… porque me has dicho que eras virgen ¿?-le preguntó Judith. De golpe, no quería suavizar nada, cuanto antes se lo dijera, mejor.



-Porque lo soy.-respondió Adriana acariciándole la cabeza.



-Pero no tenias himen…-Judith fue callada por un beso.



-Te lo contaré pero solo si me prometes no decírselo a nadie… ah y tampoco te rías.-le advirtió.



Judith solo sonrió y asintió, dejando a su novia continuar.



-Veras… me pegué un golpe con la bicicleta… y creo que… fue ahí cuando lo perdí… porque aun no me había bajado la regla y ese día me salió sangre… y bueno… realmente… tú eres mi primera… lo prometo…-Adriana se estaba volviendo loca para intentar explicarlo, mientras Judith se tapaba la boca con la mano, intentando disimular la risa que se estaba apoderando de ella.-No te rías…



-Lo siento.-rió sin disimular Judith.-Esas cosas solo te pueden pasar a ti… pero te creo, y te quiero… ten eso siempre presente.-dijo mientras con sus manos apartaba un par de mechones rebeldes de Adriana detrás de su oreja.



-y yo también.-le respondió Adriana.-Este fin de semana ha sido la mejor decisión que he tomado en mucho tiempo, aunque hayan pasado cosas malas.-sonrió Adriana.



Judith la besó. No le gustaba que Adriana sufriera, pero estaba segura de que el lunes cuando volviera a clase, vendría deprimida por los constantes abusos psíquicos por parte de su hermano.



-Todo irá bien, yo estaré contigo.-le susurró al oído Judith mientras la besaba de nuevo. Un beso lleno de amor, el más puro amor y devoción.



Y antes de querer darse cuenta se enzarzaron una vez más en la pelea por la dominancia. Ninguna de las dos se dejaba dominar por la otra, entre besos, caricias, tocamientos, lametazos, succiones…



A la mañana siguiente el ruido del timbre produjo que ambas jóvenes se desvelaran.



-Que pasa ¿?-preguntó Adriana besando la frente de Judith, que estaba apoyada en su hombro.



-El timbre.-respondió cortamente Judith sin moverse ni un milímetro.



Adriana volvió a cerrar los ojos. Espera! Había dicho timbre ¿?



-Y si son tus padres ¿?-preguntó alarmada Adriana.



-Tienen llaves, además dijeron que me llamarían.-respondió Judith con la misma tranquilidad que momentos atrás. Abrazándola y acomodándose sobre Adriana mientras besana su hombro.



-No iras a abrir ¿?-preguntó aun preocupada Adriana.



-No. Estate tranquila, además, quiero disfrutar estos momentos contigo. Ayer me dejaste muy cansada. Ha sido una noche que nunca olvidaré en mi vida.-sonrió Judith a Adriana besándola.



Adriana se sonrojó.



-Oye… tú también me dejaste cansada a mi.-protestó Adriana.



De golpe, la puerta de la habitación se abrió.



-NIÑAS! Que hacéis en mi cuarto ¿?-preguntó una voz grave.



Judith sintió como Adriana se tensaba y rió.



-Deja de hacer el tonto Pili, la estas asustando.-dijo Judith tapando bien a Adriana y cerciorándose de que su amiga no tendría la visión completa de su novia desnuda.



-Que fuerte… lo habéis hecho… la una con la otra… me puedo unir ¿?-preguntó Pili entrando en el cuarto con la parte superior del bikini de Judith en la mano.



-N-no-respondió Adriana roja como un tomate.



-Seguro que lleváis toda la noche dale que te pego no ¿?-rió Pilar sentándose en la cama.



-Que haces aquí ¿? Como has entrado ¿?-preguntó Adriana aun sin creerse la situación.



-Estoy aquí para que me corrijas los ejercicios de inglés, y para contaros algo que pasó ayer cuando salimos todas al cine. Además he entrado por la puerta, porque sé donde guarda tu amada novia una copia de la llave de la casa. Como no me abríais he entrado, me imaginaba algo así, así que… ya sabía porque no me habíais abierto.-sonrió Pilar.-Quiero detalles… que tal ¿?

CONTINUARÁ…
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   23/1/2010, 15:55

aja q tal esa loka pilar!!! se las sabe toitas!1 jejeje
spero la conti conti!1 no te tardes si plis!!1
gracias Bye Bye
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   23/1/2010, 18:45

kawaiiin.n
konti konti
Volver arriba Ir abajo
Miko-Chan
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : Chile
Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 13/08/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   24/1/2010, 00:45

AAAH!!
Como puedes! >____Continuala ya!! ¬¬
*Saca pistola*
Volver arriba Ir abajo
chikane0704
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : aqui
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 27/05/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   27/1/2010, 15:48

si ya continuala!!! esta muy padre!!!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   27/1/2010, 21:10

OMG kiero conti de este fic
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   28/1/2010, 13:42

Gracias por leer y comentar ^^ espero que os guste este cap.



Capitulo 11-Entre los celos y el amor



-No Judith.-miró Adriana amenazante a esta.-Ni se te pase por la cabeza contarle nada a Pilar.-dijo seriamente.



-Que fuerte me parece… no querer contarle a tu amiga del alma lo que pasó anoche en esta cama… además en la cama del director… eso da un poco de morbo no ¿?-Pilar sonrió antes de levantarse y acercarse a la puerta de nuevo.-Bueno… si no me queréis contar nada no me contéis nada… pero… al menos… utilizasteis precaución verdad ¿? Porque un bebe trae consigo muchas responsabilidades y…-Pilar no pudo continuar porque un cojín alcanzó su cara.



-Anda espéranos en el comedor y ahora bajamos.-dijo Judith riendo.



-Que ¿?!! Además os da vergüenza que os vea desnudas ¿? Que es esto ¿? El siglo XVI o que ¿? Además os he visto desnudas miles de veces en los vestuarios de gimnasia y…-otro cojín fue estampado en su cara, mientras el volumen de risas de Judith incrementaba.-Ok ya he pillado la indirecta.-sonrió corriendo escaleras abajo.



Se escucharon sus pasos alejándose y bajando las escaleras, y fue entonces cuando Judith decidió levantarse de la cama y abrir un poco la persiana, dejando que unos pocos rayos de sol se colaran a la habitación. Adriana giró la cabeza hacia la persiana, entrecerrando los ojos al principio y una vez se acostumbraron a la luminosidad, apreció la imagen que tenia ante sus narices.



Una chica hermosísima, incluso se podría confundir con un ángel gracias a los rayos de sol… y esa sonrisa tan perfecta…



Judith al ver a su novia con cara de boba, se acercó a ella lentamente y la beso suavemente, simplemente rozando sus labios.



-Vamos, menos mirar y más vestirse, que ya sabes como de impaciente es Pili y no queremos que nos pille en alguna postura difícil de excusar.-suspiró Judith comenzando a vestirse.



-Y si me niego a levantarme ¿?-preguntó Adriana intentando esconder su sonrisa.



-Pues… intentaré despertarte como sea.-le respondió Judith picándole un ojo y caminando hacia ella. Tenía la ropa interior y la falda puesta, y aunque no dudaba de la capacidad de Adriana para quitársela en unas milésimas de segundo… esperó con toda su alma que Adriana se levantara después de un poco de cariño.



Judith se agachó a la altura de Adriana, en el borde de la cama apoyó una de sus manos, y con la otra acarició la mejilla de su amada, besándole dulcemente los labios y mordiéndole el labio inferior antes de apartarse y volver a repetir.



-Adriana sal de la cama y vístete.-mientras se alejaba, no antes sin pegarle un golpecito en la cabeza.



-Odio madrugar.-susurró mientras salía de la cama y se comenzaba a vestir Adriana.



-Madrugar ¿? Son las 11 y media de la mañana.-rió Judith caminando hacia el baño de sus padres y mirando a Adriana de refilon.



Adriana se limitó a resoplar y cuando se terminó de vestir siguió a Judith hasta la cocina.



-Habéis tardado.-recriminó Pilar dándole a Adriana los ejercicios de ingles.



-No te quejes. Podía haber llamado a la policía y haberles dicho que una ladrona estaba entrando en mi casa.-bromeó Judith mientras preparaba un par de cafés para ella y Adriana.



Adriana cogió los ejercicios y comenzó a corregirlos. Explicándole a Pilar donde había fallado. Judith se acercó a ella y colocó un café en su mano izquierda.



-… y así seguro que apruebas.-finalizó Adriana dándole los apuntes a Pilar y tomando un sorbo de café.



Pilar agarró los apuntes y les hecho un ojo por encima. Simplemente era alucinante como Adriana en 30 minutos había conseguido lo que no había conseguido la profesora de ingles en 2 meses de clase.



-Oye… y tú no vas a estudiar ¿?-le preguntó a Judith.



Esta sonrió y se sentó al lado de Adriana, apoyándose sobre su hombre.



-No, ya sé como irá el examen y estudie hace una semana, con que lo repase esta noche me bastará.-respondió.



-Os veis muy bien juntas.-sonrió Pilar poniéndose en frente de ambas y haciendo un marco con sus dedos.



Era una realidad. Las dos eran guapas, simpáticas y listas… y además estaban juntas. Si esto lo supieran en el colegio… sin ninguna duda serian la mejor pareja de toda la escuela. En ese momento de pensar en la escuela Pilar se acordó de la tarde anterior.



-Chicas.-llamó la atención de la pareja antes de continuar.-Ayer cuando quedamos todas para ir al cine… Ruth estaba muy rara. No habló en toda la tarde y cuando veníamos para casa me preguntó que haber que tal estaba Adriana.-dijo Pilar mirando a Adriana.



-Y ahora va de victima ¿?-preguntó en alto Adriana.-Esto es una pasada. Primero me llama y me interrumpe con Judith, luego me llama asquerosa y me empuja, y luego hace que mi hermano me descubra… y ahora se siente muy mal ¿? Pero de que va ¿?-se desahogo con tono de frustración Adriana.



-No te preocupes Adri, ya verás como todo va bien. Por Ruth ni te preocupes. Recuerda que hay más gente en el instituto.-sonrió besando su mejilla.



-Ya lo sé, pero compréndeme. Ella es… bueno era una de mis mejores amigas… y duele que no me acepte como soy.-le respondió Adriana abrazándose a su novia.



-Eso es porque no merece la pena.-sentenció Judith.



-Pero…-Pilar iba a interrumpir, pero una mirada asesina por parte de Judith hizo que cerrara la boca de golpe.



La cara de Judith lo decía todo para Pilar. Si bien ambas sabían que Adriana y Ruth eran mejores amigas, Pilar y Judith también, por lo que conocía muy bien a la chica que estaba malmetiendo contra la mejor amiga de su novia.



“Malditos celos… tengo que hablar con Judith antes de que la cague más. Tiene que ser realista.”-pensó mientras caminaba hacia el salón, haciéndole un gesto a Judith para que la siguiera.



-Termina el desayuno, voy a hablar con Pilar.-Judith besó a Adriana antes de alejarse hacia el salón.



Asegurándose de cerrar las puertas y de que Adri no le seguiría se sentó en el sofá.



-Que quieres ¿?-le preguntó.



-Realmente eres consciente de lo que estás haciendo ¿? Esa cara que has puesto hay fuera… No seas tan celosa.-le dijo en un suspiro.



-Pili, no puedo dejar que a Adriana le hagan más daño. La quiero demasiado.-le respondió.



-Sí, pero si la quieres demasiado intentarías que arreglase las cosas con Ruth, no que se olvidara de ella.-le comentó mirándola directamente a los ojos.



-Me he fijado en como mira a Ruth.-dijo refiriéndose a Adriana.-Y si la ama ¿?-le preguntó en un suspiro.



-Os podíais hacer un trío.-rió Pilar.



Ese era su punto fuerte, que pese a lo malo de la situación, siempre decía algo para animar a la gente de su alrededor.



-Sí, pero los tríos son peligrosos.-rió Judith.



-Por favor, piénsate bien lo que le vas a decir, pero no vayas en contra de Ruth, ella también es tu amiga al fin y al cabo.-susurró Pilar guiñándole un ojo y saliendo por el jardín, camino a su casa.



Judith se quedó allí sola. Era legal que no quisiera que Adriana y Ruth se vieran más ¿? No, no era ni justo ni legal y además era muy egoísta. Pero y si Adriana la dejaba ¿? No, ella la amaba…



“Tengo que hablar con ella” se dijo a si misma antes de caminar hacia la cocina de nuevo.



Adriana estaba en la misma posición que cuando se fue. Se veía muy mal… pero era normal. Ella si se enfadara con Pilar haría lo mismo.



“Da igual que me deje de amar, o que se valla con Ruth, pero no puedo verla así, tengo que ayudarla a hacer las paces”-pensó Judith. Sí, aunque seguía teniendo la voz de los celos que le decía lo contrario, pudo contenerla, y hacer lo que una persona enamorada y madura debía de hacer: Darlo todo por amor, incluso si ese todo, era Adriana.



-Adriana por favor, alegra esa cara. Si quieres mañana hablo con ella. En el descanso. Estoy segura de que si se lo explico de manera adecuada lo entenderá.-dijo Judith acercándose a Adriana y depositando un ligero beso en su hombro.



-Gracias, de verdad. No sé lo que haría sin ti.-sonrió Adriana besando la frente de Judith.



Aun así, esa sonrisa falsa no engañaba a Judith. Sabía que Adriana intentaría falsear para quitarle hierro al asunto, y que tendría una sonrisa en la cara, aunque lo único que quisiera fuera derrumbarse y llorar.



Continuará...
Volver arriba Ir abajo
lolys
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi lugar favorito...!
Cantidad de envíos : 417
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   28/1/2010, 15:53

guoooo!!!! que buena conti!!! ma ha gustado mucho!!!
Volver arriba Ir abajo
Yulia
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 35
Localización : en el lado oscuro de la luna
Cantidad de envíos : 1592
Fecha de inscripción : 25/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   28/1/2010, 17:12

wowwww essta genial esa conti *-*

baka te fajaste me gusta mucho ocmo va la historia *-*
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   29/1/2010, 01:51

Conti Contiix3
Volver arriba Ir abajo
Miko-Chan
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : Chile
Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 13/08/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   31/1/2010, 09:05

Muy muy muuuuy corto ¬¬
*Saca tridentes, mosquetas y antorchas*
Para la proxima más larga... y pronto!! >___< xDD
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   31/1/2010, 16:47

mejor poco que nada ): pacieenciaaaa que es la madre dela ciencia >
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   31/1/2010, 21:32

Kawaiii!!!
Onegaiii, ya quiero la conti!
La historia esta genial!
Volver arriba Ir abajo
bakablack
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : España
Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 31/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   1/3/2010, 18:17

Disculpadme por tardar tanto... pero más vale tarde que nunca ^^U Espero que os guste y gracias por leer.

Cap. 12-Sustos y alivios






-Escúchame. Ahora desayunamos y luego te apetecería…-Judith
no pudo continuar, fue interrumpida por la música de su propio móvil.





“Maldito teléfono móvil…”-pensó Judith antes de contestar.





-Quien ¿?-preguntó.





-Cielo, soy papa. En 30 minutos estamos allí. Espéranos en
la puerta de casa, iremos a comer a casa de la abuela.-respondió una voz grave
al otro lado.





-Vale papa, hasta ahora.-respondió colgando.





Levantó la mirada y se encontró con la de Adriana.





-Tus padres… están aquí ¿?-preguntó Adriana claramente
preocupada.





-Tenemos media hora para cambiar las sabanas del cuarto de
mis padres.-rió Judith antes de pasar las manos alrededor del cuello de su
novia y continuar.-Se me ha pasado el fin de semana muy rápido… yo quería estar
más tiempo contigo… poder besarte-deposito un suave beso en su
cuello.-acariciarte.-comenzó a mover las manos desde el cuello hacia la cabeza,
enredando sus manos en el sedoso cabello de su amada.-y … más cosas.-finalizó
observando como el color de las mejillas de Adriana comenzaba a volverse cada
vez más rojo.





-Ya… a mi también.-suspiró Adriana intentando besarle
también a Judith. Pero Judith se apartó.





-Vamos, ayúdame a cambiar las sabanas.-rió Judith agarrando
la mano de Adriana y subiendo las escaleras. Llegaron a la habitación y sacaron
las sabanas nuevas, comenzando a cambiarlas.





-Que les dirás a tus padres cuando pregunten por las sabanas
¿?-preguntó Adriana quitando la funda de la almohada.





-Bueno… he barajeado diferentes opciones… y creo que lo
mejor es decirles que me pase parte de la noche haciendo el amor con una chica
llamada Adriana, y como nos daba morbo hacerlo en su cama… pues pasó. Que
disfrutamos mucho y que nos encantó, pero por respeto a ellos he cambiado las
sabanas.-sonrió Judith estirando la sabana bajera de la cama, ahora cambiada.





-Bueno, hay muchas chicas que se llaman Adriana en el
instituto, no creo que tu padre me pillara.-le respondió Adriana siguiéndole el
juego.





-Entonces le diré tus apellidos y donde vives. Será gracioso
ver cómo te pasas todo el curso en el aula de castigo.-dijo Judith mientras
seguía colocando sabanas.





-Piensa que si revelas mi identidad… tu padre no creo que te
dejara volver a verme… y entonces ¿? Que harías ¿?-le preguntó Adriana
terminando de hacer el lado de su cama y caminando hacia Judith.





-Está bien… creo que tu ganas. Les diré que dormí en su cama
y me bajo la regla. Contenta ¿?-la última parte la susurró en el oído de
Adriana. Sabía de sobre que ese era el punto débil de su chica. Como respuesta
se encontró con los labios de Adriana. Adriana no tardó en entre abrir sus
labios, esperando que Judith los acariciase con los suyos mientras sus manos
viajaban directas a las caderas de Judith.





Judith reaccionó, dándole a su chica lo que estaba pidiendo,
un poco de amor y lujuria. Rodeó el cuello de Adriana con sus brazos,
acariciando con la punta de su lengua sus labios.





-Te amo.-susurró Judith.





-Y yo. Será mejor que me valla… no ¿?-preguntó Adriana
bajando suave y disimuladamente las manos de las caderas de Judith, a su
trasero.





-Uy… no sé yo… por mi podrías venir a casa de mis abuelos
conmigo.-le respondió Judith escondiendo su rostro en su cuello.





-No, creo que es demasiada presión para mí.-rió Adriana.





El móvil comenzó a pitar de nuevo. Judith suspiró
pesadamente y sacó su móvil.





-Vámonos. Te veo mañana y… te quiero, te quiero
muchísimo.-le volvió a besar Judith.





-Yo también te quiero.-le guiñó un ojo Adriana.





Judith metió las sabanas a la lavadora y salieron las dos
chicas juntas por la puerta. En la entrada, un coche esperaba a Judith.





-Hasta mañana.-se despidió con un grito Adriana mientras
caminaba hacia el lado contrario que Judith, camino a su casa.





Judith se montó en el coche.





-Que tal el fin de semana ¿?-preguntó poniéndose el
cinturón.





-Bien hija, ya sabes que tu padre, aunque no sea muy
romanticón, de vez en cuando le dan venadas.-rió su madre acariciando el brazo
de su marido.





-Y tú ¿? No sabia que Adriana iría a casa.-dijo su padre
mirándola por el retrovisor.





-Ha venido a ayudarme con ingles.-sonrió Judith.





-Entonces te lo has pasado bien no ¿?-preguntó su madre.





-Claro, porque lo preguntas mama ¿?-le respondió Judith.





-No sé, tu cara. Parece que tú también has descansado de tus
padres.-la informó su madre.





Judith esta vez no contestó, simplemente comenzó a mirar por
la ventana. El lunes sería un día ajetreado para ella. Tendría que pedirle
perdón a Ruth, hablar con Adriana, hacer el examen de ingles, y también pactar
con Ruth, le dejaría las cosas claras, Adriana era suya pero su mejor amiga era
Ruth. Judith suspiró. Demasiados problemas.





Se concentró en los arboles. Robles, pinos, manzanos,
perales… muchos tipos de arboles, naturaleza… seguro que a Adriana le
encantaría la casa de sus abuelos. Era todo muy natural y tranquilo, alejado de
la ciudad y con un precioso lago no muy lejos de la casa.





Además a Adriana le encantaban los animales, y su abuela
tenia caballos y perros.





-Bueno, preciosas mujeres… hemos llegado a nuestro
destino.-bromeó el padre de Judith.





-Ve tirando tú cariño, yo tengo que hablar con tu hija.-su
madre hecho sin ningún tipo de reparo a su padre.





-Dios! Me gustaría saber a mi si hubiéramos tenido un niño…
seguro que no sería lo mismo.-sacó la lengua su padre alejándose hacia la casa.





-Que quieres mama ¿?-preguntó Judith bajándose del coche.





-No os habréis llevado a algunos chicos a casa verdad
¿?-preguntó su madre.





-No.-negó Judith.





No había mentido en lo más mínimo, no había metido a ningún
chico a casa.





-Bien, no me mientes, pero… estas enamorada ¿?-preguntó su
madre otra vez.





Oh Oh… eso solo significaba una cosa. Su madre quería
averiguar lo que pasaba… y era capaz de detectar cuando mentía y cuando no…





-Sí.-susurró Judith.





-Bien, y… es alguien que has visto hace poco ¿?-preguntó su
madre.





Estaba claro. No había manera de escaquearse, ni intentar
ocultárselo. Su madre acabaría sabiendo lo que pasaba. Recordó una frase que le
dijo cuando era niña y se comió todas las galletas del bol “Me da igual que lo
que me digas me duela, con tal de que tengas la confianza para decírmelo”





-Mama… tenemos que hablar.-suspiró y cedió finalmente.





-Dime cariño, soy toda oídos.-sonrió su madre frotándose las
manos.





-Tengo pareja… y esa pareja es chica.-dijo del tirón. Para
que prepararle psicológicamente para eso ¿? , al fin y al cabo ella era
psicóloga.





-Sabía que pasaba algo con esa Adriana. A ver cuando me la presentas y la
traes a casa.-sonrió su madre.





Bien! Lo aceptaba, y quería conocerla… pero… y Adriana ¿? Querría
conocer a su madre también ¿?





-Como sabes que es Adriana ¿?-preguntó Judith curiosa.





Vale que su madre la leyera como un libro abierto pero… que le
leyera la mente era excesivo incluso para una psicóloga.





-Tu lenguaje verbal y no verbal te delatan. La cara que
pones cada vez que la llamas, el cambio de voz cuando hablas de ella… La verdad
es que llevaba una semana queriendo saber quién era esa chica. Le pregunté a tu
padre y me dijo que era una chica con potencial, pero que muchas veces seguía
demasiado sus principios e ideales y eso la metía en problemas.-le explicó su
madre.





-Bueno… respecto a papa…-su madre la interrumpió.





-Tranquila, no le diré nada a tu padre. Tú lo harás cuando estés
preparada.-le respondió su madre.





-Gracias mama. Realmente… no sé como saldrá esto y… tu apoyo
es muy importante.-sonrió Judith.





Su madre siempre había estado para apoyarla. Cada paso que daba
en esta vida, cada tropiezo, cada levantamiento, cada lección… su madre siempre
estaba a su lado.





-Judith… ya sabes que no me gusta sacarte las cosas a la
fuerza… por eso prefiero que me lo digas.-dijo su madre acercándose a ella y abrazándola.





Cuando Judith entró en el coche… no solo se había fijado en
la cara de felicidad, sino también en la de reflexión y análisis. Algo había
que preocupaba a su hija y quería saber que era. No por curiosidad, ni por
chismorreo, simplemente quería ayudar a su hija. Siempre había seguido una
regla para criar a su única hija: “Darle consejos, pero dejarla caer”, era la
única manera de que aprendiera.





-A que te refieres ¿?-preguntó Judith cuando se separó de su
madre.





-Algo que anda en tu cabeza dando vueltas.-le sonrió.-Se que
estas preocupada y me gustaría saber porqué. Aun que si no quieres de…-fue
interrumpida por Judith.





-Veras, Adriana tiene una mejor amiga… se llama Ruth y
siempre andaban juntas. Este fin de semana la llamó cuando estaba conmigo, para
que bajara a hablar con ella. Adriana le contó lo nuestro y ella empezó a
insultarla.- Judith suspiró antes de continuar.-Adriana está muy afectada por
eso, aunque lo intente negar y… no sé si intentar que hagan las paces o
no.-finalizó la explicación Judith.





-Y por qué no ayudarlas a hacer las paces ¿?-preguntó su
madre.





-Porque sé que a Ruth le gusta Adriana y como se lance a su
cuello… lo más seguro es que me deje.-le respondió directa.





-Lo sabes ¿? Ruth… te lo ha dicho ¿?-le preguntó su madre.





-No, no me lo ha dicho, pero yo sé que le gusta.-respondió
con rabia Judith.





-Bien, te diré tres cosas antes de ir a casa de tu abuela.
Uno, si ella no te ha dicho nada, no tiene porque ser así, ellas son amigas y
es normal que se sonrían y que la pasen bien una al lado de la otra. Dos,
menuda confianza que tienes en Adriana, realmente piensas que ella te mandará a
freír espárragos porque su amiga se le ha tirado al cuello ¿? Y por ultimo…
sonríe mujer, mañana puede ser mucho peor.-sonrió su madre.





-Mama pero… es que…-Judith no sabía que contestar. Realmente
su madre tenía toda la razón.





-Mira, si te quedas más tranquila tráela a casa. Tu padre
tiene reuniones todas las tardes de la semana que viene. Yo hablaré con
ella.-intentó tranquilizar a su hija.





-No iras a echarle un sermón verdad ¿?-le preguntó Judith.
Ahora estaba sonriendo.





Al menos había hecho que su hija, por unos escasos momentos
se olvidara de sus problemas amorosos.





-No, le preguntaré cuáles son sus intenciones con mi hija y…
que si te deja embarazada… se tendrá que hacer cargo del bebe.-rió su madre.





La verdad es que no era muy bromista, pero esta ocasión
merecía serlo, por la felicidad de su hija.





-Bueno que ¿? Clara, Judith, vais a venir ¿? Sino estos
hombres van a acabar con toda la comida!-gritó su abuela desde la puerta de la
casa.





-Vamos.-dijo Clara, la madre de Judith, ofreciéndole la mano
a su hija.





Mientras, en casa de Adriana las cosas eran diferentes. En
cuanto vio el coche de los padres de Judith alejarse supo que ese día, sería un
día duro para ella. Se encendió un cigarrillo y comenzó a caminar por las
calles, sumergida en pensamientos.





Realmente que pasaría si su hermano se lo había dicho a sus
padres ¿? La internarían en un claustro de monjas ¿?





Lamentablemente el camino no era tan largo como Adriana
desearía, asique antes de darse cuenta estaba a las puertas de su casa. Apagó
el cigarro y entro, asomando la cabeza primero.





No había moros en la costa asique siguió su camino,
esperando poder refugiarse en su cuarto… pero la suerte no estaba de su lado.





-Damián cariño, ayúdame con la comida.-escuchó decir a su
madre.





Damián no tardó más de dos segundos en levantar la cabeza
del sofá y mirar a su hermana.





-Adri ve tú.-le mandó tumbándose de nuevo.





-Pero te ha llamado a ti.-le contestó Adriana. Que se
suponía que se debía dejar pisotear por su propio hermano ¿?





-Pues sé un pequeño secretito que tal vez le encante saber a
mama.-sonrió maquiavélicamente Damián.





-De acuerdo, ya pille la indirecta.-suspiró Adriana
caminando hacia la cocina.-Mama, vengo yo a ayudarte.-le dijo a su madre una
vez en la cocina.





-Ah! Ya has vuelto. Que tal en casa de tu amiga ¿?-preguntó
su madre.





-Bien.-respondió cortamente Adriana. Comenzando a ayudar a
su madre.





-No me dices nada más ¿? Solo bien ¿?-preguntó su madre.





-Sí, Judith es una de mis mejores amigas, y me divertí mucho
con ella.-le dijo a su madre.





-Bien, entonces me alegro. Has tenido algún problema con
Ruth ¿?-preguntó su madre.





A que venía tanta pregunta ¿? Su madre se preocupaba por ella,
pero desde cuando esa insistencia ¿? Normalmente no solían tener muchas
oportunidades de tener este tipo de conversaciones madre e hija, su madre
utilizaba “las compras” como tapadera de vez en cuando.





-Por que lo preguntas ¿?-Adriana respondió con otra
pregunta.





-Hay hija, porque no me lo pones fácil ¿? Solo quería tener
una conversación contigo. Además ayer llamo Ruth bastantes veces preguntando
por ti. Simplemente era curiosidad.-le contestó su madre.





-Me peleé con ella.-respondió cortamente Adriana. Sabia de
sobra que la siguiente pregunta iba a ser el porqué, así que prefirió evitar la
pregunta adelantándose.-Donde está papa ¿?





-Está arreglando el jardín. Si quieres ve a ayudarle a él,
yo ya me las puedo apañar sola.-le respondió su madre.





Adriana comenzó a alejarse pero fue detenida por la mano de
su madre.





-Sabes que siempre estaré aquí para ti. Sea lo que sea que
te pasa… no te voy a obligar a contármelo, pero… quiero que sepas que te quiero
con todo mi corazón, y que tu padre y yo estamos muy orgullosos de ti.-sonrió
so madre dándole un sonoro beso en la mejilla.





-Gracias mami.-respondió susurrante Adriana caminando hacia
el jardín.





En cuanto Adriana pisó el salón, su hermano se asomó de
nuevo por el sofá.





-Ya ayudaste a mama ¿?-preguntó Damián. Adriana solo
asintió.-Genial, ahora tráeme un zumo en el vaso de tubo. Ah! Y con dos hielos.-dijo
su hermano.





Adriana dio media vuelta y fue a por los dos hielos, el zumo
y el vaso. Volvió y se lo dio a su hermano.





-Ahí lo tienes.-susurró antes de salir rápidamente al
jardín. No quería ser la esclava de su hermano.





En el jardín, su padre andaba plantando flores. La verdad es
que las pintas de su padre… eran algo cómicas, sucio de tierra, con un sombrero
feo y con esos guantes verdes que se veían a kilómetros.





-Te gustan las nuevas flores ¿?-preguntó su padre quitándose
el gorro y caminando hacia Adriana.





-Sí, me gusta el contraste del azul con el amarillo.-le
respondió Adriana.





-Ay…-suspiró su padre.-Ya estoy viejo para esto.-rió
observando su trabajo.





La palabra bonito se quedaba corta. Dos horas de plantación
habían sido un arduo trabajo, pero habían sido beneficiosas, pues el jardín se
veía esplendido.





-Ya está la comida ¿?-le preguntó a Adriana. Que aun seguía
anonadada por el jardín.





-Poco le quedará.-respondió Adriana.





Con un simple movimiento de cabeza, Adriana se metió a casa
después de su padre. Él se lavó las manos, mientras ordenó a Adriana que
llamara a su hermano para sentarse en la mesa.





-Vamos Damián, a comer.-le dijo a su hermano, que seguía en
calzones tirado en el sofá.





Damián la ignoró.





-Damián, vamos, sino papa vendrá a por ti.-insistió Adriana.
Tampoco hubo respuesta.-Capullo.-susurró.-Que quieres ¿? Que te mastique la
comida ¿?-preguntó Adriana posando una de sus manos en la cadera.





-Dios, porque me castigas con una hermana tan pecadora!! Y
petarda.-gritó enfatizando la palabra pecadora y riendo.





Adriana se alejó. Su hermano le crispaba los nervios. Era
pedante y lo peor de todo es que se sentía vulnerable a sus deseos.





Se sentó a comer, su hermano y padres también. Comer,
simplemente eso. Le daba igual que estuvieran hablando, y aun menos de que.
Estaba demasiado ocupada en sus pensamientos. En cómo explicar a unos padres de
extrema derecha, que su linda y virginal niña se sentía atraída por otra linda
niña…





-Que te parece Adriana ¿?-le preguntó Damián mirándola.





Ni idea que le había preguntado, asique puso cara de
extrañez, para que su hermano le repitiera la frase completa.





-He dicho que hoy viene Jose. Tiene muchas ganas de
verte.-rió Damián.





Porque su hermano intentaba matarla ¿? Que le había hecho
ella a Damián para odiarla tanto ¿? Jose… porque ¿?





Jose era uno de los amigos de su hermano. No era un secreto
que amaba a Adriana desde hacía ya unos meses. Siempre andaba detrás de ella.
La llamaba, la escribía… Era un pesado.





-Yo tengo que hacer tareas para el colegio asique…-Adriana
encogió los hombros.





-Ya, pero tendrás un ratito para hablar con él verdad
¿?-sonrió Damián.





Maldito cabrón… realmente eran hermanos ¿? Porque empezaba a
dudarlo…





-Sí.-cedió otra vez. Demasiadas para un solo día.





Acabó de comer, recogió su plato y fue directa a su cuarto.





Sus padres esta tarde tenían una reunión… por lo que estaría
solo en casa con su diabólico hermano y el petardo de su amigo.





No supo cuando, pero cerró sus ojos y se quedó dormida,
hasta que escuchó unos golpes en la puerta. Abrió los ojos para encontrarse con
los ojos marrón intenso de Jose.





-Que haces aquí ¿?-preguntó Adriana levantándose de la cama
de golpe.





-Bueno… tu hermano está en el baño y me dijo que tal vez
bajarías a tomar algo con nosotros… pero como no bajabas… pues he decidido
subir yo.-le sonrió acercándose a ella y agarrándola por las caderas.





-Suéltame!-gritó Adriana. Una cosa era tener un acosador,
otra cosa era tenerlo en tu cuarto y además recién levantada.





-Porque no sales conmigo ¿? Te daré todo lo que quieras. Tengo
dinero, soy guapo y tengo enchufes.-sonrió Jose.





-Ya, y no eres nada creído.-susurró Adriana empujándole.





No sirvió de nada. Jose la tenía bien agarrada por la
cintura. Mierda! No podía ir a peor. Su hermano no estaba y este depravado a
saber lo que querría hacerle. Aunque… si su hermano estuviera allí… la
defendería ¿?





-Venga, no seas así. Cualquiera de tus amiguitas mataría por
un día conmigo, y tú… te niegas ¿? Ninguna chica se me resiste, y tú no vas a
ser menos.-susurró Jose con los ojos inyectados en sangre, acercando sus labios
peligrosamente a los de Adriana, mientras manoseaba su trasero.





-No!!!-gritó intentando separándose en vano.- Déjame en
paz.-gritó Adriana desesperada.





Y si la violaba ¿? Pero era el amigo de su hermano… como iba
a hacer eso ¿?





-Jose lárgate de mi casa.-escuchó una voz ronca Adriana.





Adriana cerró los ojos con fuerza. Aun estaban las manos de
Jose en su trasero, aunque ahora no se movían, se habían quedado estáticas.





-Tío, no es lo que parece… solo bromeaba y…-Damián no lo
dejó continuar.





-Lárgate ya o te corto las manos capullo.-le advirtió Damián
una vez más.





-Pues tú te lo pierdes zorrita.-susurró Jose al oído de
Adriana antes de separarse de ella y girarse hacia Damián.-Mira tío, lo siento,
no sé que me ha pasado…-Damián lo agarró del brazo y lo empujo fuera del cuarto
de Adriana.





-Este es el último aviso.-escuchó Adriana susurrar a su
hermano.





Entonces unos pasos alejándose corriendo y silencio…





Puff… menos mal que su hermano estaba allí. La había
salvado… aunque… estuviera enfadado con ella.





Adriana se tiró boca abajo en la cama, poco más y la…la
viola… no, probablemente solo la hubiera manoseado… o intentado besar…





-Adri… estas bien ¿?-preguntó Damián asomándose a su cuarto.






Damián se acercó al no escuchar respuesta, y comenzó a
acariciar el pelo de su hermana. Luego la abrazó.





Como podía haber sido tan imbécil de dejar a su hermana con
el tío mas salido del mundo. No lo tenía que haber traído a casa… Pensaba que
tal vez… si lo traía a casa Adriana se enamoraría de él o al menos se fijaría
en el chico. Que imbécil e idiota que había sido.





-De verdad lo siento.-susurró.





Adriana levantó la cabeza y correspondió al abrazo de su
hermano. Al fin y al cabo era su hermano, el que siempre le protegía y ayudaba…
aunque hace dos noches…





-Tú no tienes la culpa Damián.-susurró Adriana al escuchar
los sollozos de su hermano.





Esto era una de las cosas que le fascinaban sobre su
hermano. El que pudiera ser tan fuerte y vulnerable a la vez y el que
permitiera a Adriana ver sus sentimientos.





-Sí que la tengo. No tenía que haber sido tan tonto. Por Dios
Adriana! Eres mi hermana y te quiero, me da igual que estés con Judith, con tal
de que seas feliz. Y en vez de estar contento por ti, cojo e intento liarte con
ese desgraciado.-contestó Damián, ahora más tranquilo.





Damián se tumbó al lado de su hermana, los dos mirando al
techo.





Esto significaba que habían hecho las paces ¿?





-Vamos te invito a un cigarro en el jardín. Aun falta unas
horas para que papa y mama vuelvan y… bueno me gustaría que me contaras que tal
el fin de semana.-dijo su hermano agarrando la mano de Adriana y tirando de
ella fuera de la habitación.





No se lo podía creer. Su hermano… quería saber cómo le había
ido el fin de semana ¿? Eso indudablemente era que habían hecho las paces.
Adriana sonrió.





-Toma.-dijo su hermano dándole un cigarro y sentándose en
una banca.-Siento mi comportamiento… bueno, ya sabes que me impacto y todavía
más que no me lo dijeras. Aunque Judith tiene que ser la hostia. Que fuerte,
con Judith… si tú supieras las veces que he pensado en ella para… -Damián se
calló y miró a Adriana disculpándose con la mirada.





-Espero que a partir de ahora no pienses en ella para…-hizo
una mueca de asco y negó con la cabeza para quitarse la idea.





-Tranquila, ahora que se que es tu chica… prometo no pensar
nunca más en ella. Aun que está muy buena…-Damián se percató de que empezaba a
divagar y no quería meter más la pata con la novia de su hermano así que mejor
sería cambiar de tema.-Y que tal el fin de semana, quitando la interrupción de
Ruth y mía ¿?-preguntó Damián.





-En serio Dami, pensaba decirte lo de Judith y mio pero no
sabía cómo te lo tomarías y me daba miedo que se lo dijeras a papa y
mama.-suspiró Adriana.





-No te preocupes, tu secreto está a salvo conmigo. Ya he
sido hermano cabrón durante este medio día y la verdad… te quiero y quiero ser
un buen hermano para ti.-sonrió Damián.





-Gracias.-susurró Adriana abrazándolo mientras exhalaba humo
del cigarro.





-Sabes de qué me he acordado cuando le he visto con sus
manos en tu culo ¿?-preguntó Damián. Adriana solo negó, a lo que Damián
continuó.-De todos los momentos en los que tú me has ayudado y me has dado
apoyo… y yo no me he portado nada bien contigo…-suspiró Damián, pero luego
sonrió con malicia y miró a su hermana-Que ha pasado el fin de semana que no me
quieres contar ¿?-preguntó curioso.





Las mejillas de Adriana tomaron un color rojizo, y Damián
continuó.





-Dios mio! Te has tirado a la hija del director ¿?-preguntó Damián.





-No lo digas así, que suena muy mal.-contestó Adriana tapándose
el rostro con las manos.





Damián comenzó a reírse. Su hermana siempre había sido tan
vergonzosa…





-Y que tal fue ¿?-siguió preguntando Damián.





-Fenomenal. Todo súper bonito y romántico.-Adriana aun
estaba algo sonrojada, pero era su hermano, y había confianza.





-Era virgen ¿?-siguió preguntando Damián.





-Sí, oye… y a ti que te importa ¿?-le preguntó a su hermano
pegándole un suave golpe en el hombro.





-Auch, no seas así, era simple curiosidad. Eso significa que
ya eres toda una mujer… has hecho el amor con Judith y ella te ha hecho
mujer…-a Damián le estaba comenzando a salir la vena protectora, apretando el
puño con fuerza y enfatizando la palabra “hacer el amor” con cierto rin tintín.





Adriana rió. Su hermano y ella siempre habían tenido esa
clase de conexión tan común entre los hermanos. Siempre se contaban todo, o
básicamente casi todo.





-No iras a pegarle una paliza no ¿? Porque es una chica… y
te puede denunciar.-bromeó Adriana.





-No tranquila.-rió Damián con ganas. Al fin había recuperado
la relación con su hermana.-Oye… y se lo vas a decir a papa y mama ¿?-preguntó
Damián.





-Ni idea. Tú qué harías ¿?-le preguntó Adriana mientras
seguía fumando con tranquilidad.





-Yo… creo que no se lo diría, sabes cómo es mama… aun que
decidas lo que decidas… yo te apoyaré hasta el final.-sentenció su hermano
pasando su brazo por los hombros de Adriana.-Ya estas mejor ¿?-le preguntó.





Casi provocó que violaran a su hermana… y si hubiera pasado…
habría matado a Jose y ahora estaría en la cárcel.





-Sí, no ha pasado nada.-sonrió Adrian intentando
tranquilizar a su hermano.





CONTINUARÁ...
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   2/3/2010, 12:19

jja!! a q buen hermanito m ah salido!!!
i q tal novia!! rlinda!!
Volver arriba Ir abajo
pinkmeza
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : Caracas, Venezuela
Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 06/11/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   2/3/2010, 21:37

exelente!! solo una palabra... MAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS
Volver arriba Ir abajo
Naisha
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : españa
Cantidad de envíos : 96
Fecha de inscripción : 07/02/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   3/3/2010, 01:55

contiii <3
Volver arriba Ir abajo
*Miya*
YLS BRONZE MEMBER
YLS BRONZE MEMBER
avatar

Femenino Edad : 23
Localización : En algun lugar de este inmenso mundo!!!
Cantidad de envíos : 1233
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   3/3/2010, 21:33

Waaaa... Kawaiii!!!
Ya quiero la conti!!! La historia esta genial! n.n
Volver arriba Ir abajo
darsteffi
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : Venezuela-guarenas
Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 22/10/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   4/5/2010, 10:01

espero que continues!! esta genial este fic!
Volver arriba Ir abajo
http://www.metroflog.com/darnis_1
galilhea99
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 30
Localización : por mi en Japòn, pero es en España
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 23/09/2010

MensajeTema: Re: trios peligrosos   8/10/2010, 05:38

muy bueno, pero muy bueno pero veo q na hay actualizaciones desde hace mucho tiempo no sera q nos dejaras con las ganas?????? ganas de mas digo jeje buenisimo
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: trios peligrosos   10/10/2010, 11:53

contiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!! que mas tenemos que esperar??
Volver arriba Ir abajo
lera_karel
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : DREAMWORLD: algo más alla de la realidad, dnd todos los sueños pueden llegar a realizarse.
Cantidad de envíos : 344
Fecha de inscripción : 26/01/2008

MensajeTema: Re: trios peligrosos   10/10/2010, 22:11

Al final se nos muere una lectora con tanta espera.

Por Dios!!! súbenos la conti, porfavor baka
Volver arriba Ir abajo
http://www.lerakarel.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: trios peligrosos   

Volver arriba Ir abajo
 
trios peligrosos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Muere un niño de dos años tras ser atacado por un perro de su familia en Pontevedra
» Roberto Maroni: “Expulsión inmediata de los inmigrantes peligrosos”
» El Gucci de esta petarda
» Lugares peligrosos
» La mafia gitana y su relación con la OTAN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Historias Originales :: 18+-
Cambiar a: