Yuri's Lyrical Secrets

Para quienes hacemos y disfrutamos del Yuri
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Circunstancias//by Alejandra [Completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:37

Hola yo de nuevo aqui pervitiendo mentes XD
Este fic no es mio, es de una gran autora llamada Alejandra... espero les guste tanto como a mi.
(ADVERTENCIA: Este fic es Futanari asi que si no les gusta o algo por fa abtenganse de leerlo... grax ^w^)
Si hay algun problema con este tipo de fics en el foro... haganmelo saber y yo lo kito de inmediato y de paso me doy un sape XD


-------------------
Autor: Alejandra

CIRCUNSTANCIAS


Capitulo I

Lena llega a la pequeña y modesta casa en la que vive con sus padres, llegaba de la escuela con la mochila a su espalda.

-Mamá! Ya llegué… mamá?- Lena da un paseo por la pequeña casa y la encuentra desierta- mm… que raro…

Deja su mochila en su cuarto, se cambia de ropa y va a la cocina.

-Auh, tengo hambre- dice poniendo la mano en el abdomen, en la cocina no había rastros de comida preparada, ni siquiera del desayuno, cosa que se le hizo raro, su madre siempre tenía la comida lista cuando ella llegaba de la escuela… trato de no preocuparse y se puso a preparar algo de comer.

Mientras el guisado de patatas estaba listo se puso a hacer tarea, no quería quedar mal en la escuela, de ello dependía la beca para seguir estudiando, sus padres siempre le dieron todo lo que necesito, siempre estaban al pendiente de ella y la amaban infinitamente, la crisis había llegado hacía algunos años dejando a su padre sin trabajo estable, su madre siempre delicada de salud no podía trabajar y se quedaba en casa, estudiar era importante y prácticamente imposible para ella en ese momento si no fuera por esa beca que luchaba por alcanzar, quería ayudar a su padre con un trabajo de medio tiempo pero el nunca aceptaba, “la escuela es mas importante que cualquier otra cosa” le decía, realmente la comida nunca faltaba en casa, aunque no en exceso siempre había que llevarse a la boca, la ropa de Lena estaba algo deteriorada pero no le importaba, su uniforme de escuela siempre estaba impecable.

La comida estaba lista al mismo tiempo que Lena terminaba la tarea, se levanto guardando todo en su mochila de nuevo y fue a la cocina a servirse comida, eran ya las 5 de la tarde, su padre llegaba a comer a la casa entre 4 y 4.30 el debía estar con su madre, pero donde? Nuevamente trato de no preocuparse y termino de comer dejando el suficiente para ellos, lavo su plato y fue a su cuarto.

A las 9.30 de la noche escucho ruido en la pequeña salita, se había dormido leyendo uno de los pocos libros que su padre pudo comprarle en navidad, quito el libro de su pecho y salió.

-Mama, papa, donde estaban? Estaba preocupada- pregunta ya en la sala, donde ellos están sentados.
-Lena, hija, siéntate- le dice su padre tomado de la mano de su madre.
-Papa me estas asustando.
-Siéntate por favor.

Ahora está realmente asustada, se sienta sin saber que esperar.

-Hija, tu madre se puso un poco mal esta mañana poco después de que te fuiste a la escuela y hemos ido al doctor…
-Y? que les dijo?- preguntó Lena asustada.
-Estoy enferma Lena- le dijo su madre seriamente.
-Es grave?
-Si hija, necesito una operación y tratamiento… ambos muy costosos

Lena estaba callada, escuchando, pensando.

-Nos es imposible pagarlo ahora Lena, pero ya veremos que hacer, necesito que ahora ayudes a tu madre…

La voz del hombre se perdió para Lena, la pelirroja lo había decidido, dejaría la escuela y buscaría un trabajo, la beca podía esperar y estaría ahí el próximo año para ella, no podía decir los mismo de su madre, Lena asentía a lo que su padre le decía pero no lo escuchaba, al terminar la plática ella se levanto, calentó el guisado y sirvió a sus padres, la mujer cansada y algo adolorida se fue a la cama.

A la mañana siguiente Lena salió como siempre dejando en desayuno listo, llevaba su uniforme y su mochila, no llevaba libros, después de darse de baja en la escuela y hablar con el médico sobre la enfermedad de su madre se cambió y se puso la mejor ropa que tenía, que a pesar de eso no era muy buena, guardo el uniforme en la mochila y camino por el centro buscando trabajo en algún lugar.

-Señor por favor, necesito el trabajo.

El hombre gordo con barba la observa.

-Que edad tienes niña?
-16, casi 17
-Escucha, no tengo problemas en contratar mujeres en el bar pero no puedo hacerlo contigo, eres muy joven… podrían multarme, incluso cerrar el bar, lo siento, no puedo.
-Puedo mentir en mi edad.
-Lo siento, aun así te ves joven.
-Pero…
-No insistas niña, necesito gente pero no quiero tener problemas.

Lena salió del bar y se fue al parque a sentarse en una banca, ya casi era hora de volver a casa si no quería levantar sospechas, suspiró y observó a su alrededor, negocios abren, otros cierran, el lugar poco a poco se recupera de la crisis, era cuestión de tiempo para que su padre tuviera un buen trabajo y los problemas terminaran, por desgracia eso era lo que su madre no tenia, tiempo.

-Dicen que en la casa Volkov hay trabajo- escucho a una pareja joven hablar cuando pasó frente a Lena.
-En la casa Volkov? Ni loca iría a ese lugar…
-La casa Volkov?- dijo Lena en voz baja- donde es la casa Volkov?- Lena voltea a ver el reloj de la plaza, se levanta y empieza a correr a casa.

****

No batallo mucho para encontrar datos de la casa Volkov al día siguiente, estaba casi a la salida de la cuidad, 3 autobuses la dejaron relativamente cerca, al llegar el tamaño de la propiedad deja a Lena con la boca abierta, que hace un hombre con una casa así? Era demasiado espacio, demasiado cuidado, demasiada agua para demasiadas plantas y árboles, demasiado de todo.

-Que necesitas niña?- pregunta el guardia de la casa a través de la reja, Lena empezaba a odiar ese término.
-Me enteré de que aquí solicitan gente, quiero trabajar.

El hombre frunce el ceño y se rasca la cabeza a un lado de la gorra.

-Estas segura niña?
-…Pues… si, aquí necesitan a alguien no?
-Si, pero… espera- le dice entrando a una caseta, toma el teléfono y habla con alguien, minutos después sale abriendo la reja.
-Entra, la dueña te espera, camina en línea recta, llegaras a la casa, pregunta por Yulia Volkova.
-Yulia Volkova, entiendo, gracias- le dice Lena sonriendo.

El guardia levanta un poco la gorra en señal de despedida y vuelve a cerrar la reja.

El camino a la casa es hermoso, la casa es impresionante, cada detalle esta cuidado, el jardín parecía un pequeño bosque, el césped cortado casi con exactitud milimétrica, las flores protegidas de lo demás con pequeñas cercas, el camino empedrado no tiene una mota de polvo o tierra, los árboles enormes, todo era realmente impresionante, pudo quedarse todo el día admirando ese jardín no imagino como era por dentro, nunca pensó que algo así existiera… al menos no tan cerca de ella. Al llegar toca la puerta y se encuentra una con una mujer mayor.

-Buenos días, busco a Yulia Volkova.

La mujer la observa de arriba abajo y niega con la cabeza.

-Vienes por lo del trabajo niña?
-Si.
-Pasa, ahora te reciben- dijo haciéndose a un lado, Lena pasó, la mujer cerró la puerta y camino tranquila hacia la escalera, subió con calma cada escalón y después se perdió en el pasillo.

Lena aprovecho para observar la casa, era elegante, los pisos de mármol, las grandes ventanas con cortinas de tela que nunca había visto, las alfombras que estaban debajo de las mesitas de caoba con los floreros de cristal cortado en ellos, cualquier cosa ahí costaría mas que todas sus pertenencias juntas.

La mujer le habla desde arriba y la invita a subir, Lena lo hace rápidamente.

-Ve a la puerta del fondo, ahí te espera Yulia- después la mujer empieza a bajar las escaleras, Lena empieza a recorrer el pasillo y llega a la puerta, se acomoda sus gastadas ropas y toca la puerta.
-Pasa- dice una voz ronca desde dentro.

Le pelirroja entra a la oscura oficina, no ve a nadie y sigue caminando hasta el escritorio, la silla esta vacía.

-Siéntate- dice la misma voz más cerca, Lena se asusta pero trata de aparentar que no, toma la silla frente a ella- así que vienes por el trabajo… -dice una pequeña pero imponente mujer saliendo de las sombras cercanas ahí, no se veía mucho mayor que ella.
-Si- dice siguiéndola con la mirada, la mujer se queda de pie frente a ella, observándola.
-Que edad tienes?
-16, casi 17

Yulia sonríe y se acerca a ella.

-Eres linda…

Lena no sabe que hacer y solo agradece un poco intimidada.

-Me conoces?- pregunta Yulia.

Lena la observa detenidamente.

-No, lo siento.
-No lo sientas, es mejor… no has escuchado nada de mi entonces.
-No señorita

Yulia sonríe de nuevo.

-Para que quieres trabajar…
-Lena, Lena Katina.
-Para que quieres trabajar Lena?
-Mi madre esta enferma, necesitamos dinero para curarla.
-Yo voy a pagarte esto al mes- dijo Yulia tomando un papel del escritorio, Lena vio la cantidad y casi se va de espaldas, en un mes ganaría lo suficiente para pagar en plazos lo que su madre necesitaba.
-Cual sería mi trabajo?- dijo regresándole el papel.
-La mujer que te abrió, se ira pronto, es vieja y no es lo mismo con ella desde hace tiempo… no pongas esa cara, se ira a un asilo especial del cual también soy dueña, será muy bien tratada, ella es como mi segunda madre, solo quiero que descanse.

Lena asintió.

-Te encargarías de que la casa este limpia siempre, algunas cosas del correo, comida y demás.
-Si
-Si que?- preguntó la chica de ojos azules.
-Acepto el empleo.
-Muy bien… una cosa mas… hay dos condiciones para este trabajo.
-Cuales?
-Nadie debe saber lo que pasa dentro de esta casa- los ojos azules se pasearon por la figura de Lena y la chica sonrió- esa es una, no hablaras con nadie de lo que pasa aquí, la otra es que necesito tu presencia de tiempo completo, tendrás que mudarte aquí.
-Mudarme? Pero, mi madre…
-Esas son las condiciones- dijo acercándose demasiado a ella- lo tomas o lo dejas Lena- dijo poniendo las manos en los descansabrazos de la silla, Lena vio de cerca esos ojos… esos ojos azules que parecían devorarla… no le dio mucha confianza pero no tenía opción, mientras mas rápido empezara su madre el tratamiento mas posibilidades había para ella y sabía que esa era la única opción real que tenía.
-Acepto- dijo Lena, Yulia sonrió.
-Entonces te espero mañana en la mañana, a las 9- le dijo separándose y caminando a la puerta- se puntual, odio la impuntualidad y no traigas mucha ropa, te daré uniforme- le dijo en la puerta.

Lena asintió y salió sintiendo escalofríos, esa chica era muy extraña, demasiado para su gusto.

Al salir de la casa no vio a la mujer mayor, fue directo a la entrada y llego hasta la reja donde ya la esperaba el guardia.

-Te veo mañana Lena- le dijo el guardia, Lena le sonrió y volvió a casa.

Llegó a casa, no se tomo la molestia de ponerse el uniforme, su madre estaba haciendo la comida.

-Mamá, que haces de pie?- le dijo dejando la mochila en el suelo.
-No te preocupes hija, estoy bien, tu y tu padre me consienten mucho, porque no traes el uniforme?
-Mm… cuando llegue papa necesito hablar con los dos, ve a la cama, yo termino aquí.

La mujer no se sentía mal y se quedo con Lena hablando de cosas no tan importantes, la mujer sospechaba que había pasado pero no quiso hablar de tema sin su esposo.

Cuando el padre de Lena llego, comió y todo parecía normal, hasta que Lena le pidió sentarse en la sala.

-Tengo dos días sin ir a la escuela- dijo sin más- he estado buscando trabajo.
-Lena…- dijo su padre molesto.
-No papa, esta vez no, solo les aviso que he conseguido un trabajo donde me pagaran muy bien, el suficiente para la operación de mama, en plazos claro pero podrá pagarse, a más tardar en un mes podrá empezar a pagarse, podrás empezar con el tratamiento mama.
-Donde trabajaras?- dijo le padre serio.
-En la casa Volkov.
-Donde vive la dueña de las empresas Volk?
-Pues… no lo se, supongo, no la conozco, se llama Yulia Volkova, es una chica como de mi edad, no creo que ella sea la dueña- le dijo Lena viendo que su padre suavizaba el tono.
-Creo que si lo es, ella es muy conocida aquí, sus padres murieron hace unos años, ella tenía un tutor o algo así, ahora es mayor de edad, ya todo debe estar a su nombre.

Lena realmente no salía mucho ni hablaba con la gente, se dedicaba a estudiar, si Yulia era famosa definitivamente Lena nunca escucho de ella antes.

-Te trato bien?- preguntó la mujer.
-Si, muy seria pero no me trato mal…-recordó la incomoda platica con ella- porque?
-Dicen que ella es una persona rara, lo es?
-No lo se, es peculiar pero no precisamente rara, no lo se, necesito tratarla, hay algo mas… tendré que mudarme allá mañana, a las 9.
-Mudarte? Pero Lena…- le dijo su madre triste.
-Lo se mamá, pero no hay otra opción… será por poco tiempo, cuando tu estés bien dejare ese trabajo y volveré a la escuela, no se preocupen… haré la maleta ahora- dijo levantándose y yendo al cuarto, los padres se quedaron callados, no querían eso para su hija pero sabían que no había mas remedio, Sergey, el padre se levanto y fue al cuarto de Lena.
-Hija… lamento mucho que tengas que hacer esto, pero te prometo que será por poco tiempo, estoy buscando algo estable…
-Papá no te preocupes, yo entiendo, además, aun así lo habría hecho, lo sabes, necesito que ahora que no estaré aquí no te ausentes tanto, necesito saber que estarás por aquí por si algo pasa, para poder irme tranquila y hacer bien mi trabajo allá.
-Lo haré hija, además la señora Shmitav ya volvió de ver a su hijo, ella estará checando a tu madre mientras no estoy.
-Esta bien- dijo buscando ropa en los cajones-… creo que eso es todo… vamos con mamá- dijo llevándose a su padre abrazado a la sala.

El resto del día paso en una nostálgica calma, Lena no se iría de la cuidad si quiera pero el saber que no estaba en casa ponía a sus padres tristes pero todos sabían que no había mas por hacer.

****

Al día siguiente, Lena estaba puntual en el recibidor de la casa Yulia venia bajando las escaleras.

-Vaya, eres puntual, eso me gusta.
-Buenos días señorita- le dijo con la pequeña maleta en la mano.
-Ven, te llevare a tu habitación- le dijo subiendo de nuevo, Lena la siguió, fueron al mismo pasillo y le dio un cuarto grande, mas que el de su casa con cama, una pequeña televisión, despertador, un pequeño baño y demás comodidades- aquí vas a dormir, mi cuarto es el siguiente, la biblioteca esta…- Yulia salió mostrándole la casa, era enorme, Lena batallaría en aprenderse todos los lugares pero con la practica se haría experta- y aquí esta de nuevo tu habitación, entra- la pelirroja entró y Yulia cerró la puerta tras ella- ten, este será el uniforme, póntelo, quiero verte.

Lena incomoda por la mirada azul fue al pequeño baño y se cambió, al salir lo hizo con una faldita a medio muslo, una blusa blanca de botones pegada al cuerpo y zapatos de tacón no tan alto pero que hacían ver las piernas blancas muy sensuales.

-Justo como lo imagine- dijo sonriendo, Lena seguía de pie sonrojada- escucha, saldré unas horas, volveré a las 12, a la 1 debe estar la comida lista, me gusta comer a las 2.
-Entiendo señorita.

Yulia se acercó lenta pero decididamente mientras Lena inconcientemente daba pasos hacia atrás hasta topar con la puerta del baño cerrada.

-Te veo mas tarde- le dijo casi al oído y salió del cuarto, Lena se desconcertó al ver ese comportamiento, no sabía que trataba de hacer al portarse así pero la intimidaba, podría jurar que la veía con deseo pero… sacudió la cabeza y empezó sus labores.

Justo al medio día Yulia estaba de regreso en la casona, era muy puntual, subió a su cuarto sin hablar, Lena se fue a la cocina buscando que hacer de comer, había mucha comida en la alacena, más de la que ella había visto en toda su vida.


Última edición por Lucky el 4/5/2009, 23:00, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:43

Capitulo II

Lena tenía trabajando unas semanas en la casa de Yulia, realmente no hacía nada fuera de lo normal, Yulia era muy hermética y casi no hablaba, se encerraba horas en su cuarto y después salía muy seria, seguía con sus acercamientos como el del día que llego pero no pasaban a mas, Lena se había acostumbrado a ellos y a su escaso uniforme, iba a ver a sus padres los domingos, faltaba poco para la operación de su madre, los estudios ya estaban hechos, era muy buen tiempo para comenzar a tratarla.

******

-Lena, ya esta la cena lista?- preguntó entrando a la cocina.
-Ya señorita- dijo la pelirroja de pie en la estufa checando la comida.
-Bien…- dijo parándose detrás de ella, Lena podía sentir el cuerpo de Yulia pegado en su espalda, Lena se sobresalto y casi deja caer la cuchara- tranquila- le susurró al oído mientras se alejaba- espero la cena en la mesa- dijo saliendo.

Lena se quedo de píe, esos acercamientos eran muy comunes pero ese había sido mas fuerte que los demás.

-Lena!- le grito desde la mesa, por poco vuelve a tirar la cuchara y empezó a servir la cena, llegó nerviosa con el plato y lo puso al frente de ella iba a retirarse pero Yulia la tomo de la mano.
-Explícame- le dijo sin soltarle la mano.
-Co… como?
-Explícame, en que consiste la cena de hoy?
-Ah… es pollo en caldo… con…-la mano de Yulia empezó a tocar la pierna de la pelirroja.
-Con que?
-Con… verduras y algo de… arroz- Yulia estaba ahora tocando el muslo de Lena.
-Suena bien, retírate, termino en 20 minutos- le dijo dejando de tocarla, Lena casi corrió a la cocina.

Su respiración era agitada por la sorpresa, que pasaba con Yulia? Porque había hecho eso? Que pasaría si empezaba a tocarla mas? No podía irse... no podía dejar a su madre con el tratamiento sin comenzar, Yulia era extraña pero no pensó que tanto... que podía hacer?

Escucho un ruido en la escalera, Yulia había terminado de cenar, tan rápido? Se asomó por la puerta y vio el comedor solo, fue a recoger el plato y lo lavó, después fue a su recamara, se puso la pijama y se acostó en su cama pensativa.

******

Al día siguiente Lena despierta a la misma hora de siempre, apago el despertador, se estiro después iba a levantarse y casi cae de la cama al ver a Yulia de pie viéndola.

-Señorita! Me asustó, necesita algo?
-No, solo quería estar aquí, antes del amanecer.

Lena voltea a la ventana y ve el sol.

-Entonces tiene aquí mucho?
-Un tiempo- Yulia desvió la mirada y vio a Lena con una blusa de tirantes pegada al cuerpo, Lena se sonrojó- te veo en la mesa en un rato, iré a trabajar- dijo saliendo.
-Ok.... que nunca duerme?- preguntó a sí misma cuando la morena ya estaba afuera.

Se levanto y se baño, se puso su pequeño uniforme y salió directo a la cocina, Yulia leía el periódico en la mesa.

-Lena- la llamo antes de ir a la cocina.
-Si?- le dijo acercándose.
-Ven, quiero que veas algo.

La pelirroja se acercó, Yulia le señaló algo del periódico, Lena se agacho y se acercó un poco más.

-Que opinas?- le preguntó.
-Eh… no se que quiere que vea señorita- le dijo buscando con la vista algo familiar.
-Mira, acércate mas- le dijo tomándola del brazo y jalándola hacia ella hasta sentarla en sus piernas- aquí podrás ver.

Lena se vio sentada sobre Yulia con una pierna de la morena entre las suyas.

-Mira, aquí- le dijo dándole la vuelta al periódico y mostrándole una foto de ella con más gente en una fiesta- fue de hace dos días, que opinas?- le dijo con la otra mano en la cadera.
-Ah… sale muy bien señorita…- le dijo incomoda intentando levantarse, pero Yulia la detuvo de la cadera.
-Lena…- dijo soltando el periódico y poniendo la otra mano en la cadera.
-Ah!- dijo en un grito a medias suspirando ruidosamente- que… que… ah- dijo por fin levantándose- que desea almorzar?
-Lo dejo a tu elección- le dijo acercando la silla a la mesa mientras volvía la vista al periódico.

Lena fue la cocina y empezó a cocinar tratando de no hacerse ideas extrañas sobre Yulia, sabía que era peculiar en algunas cosas, pero… no podía creer que fuera homosexual, no de esas que se ponen arneses para satisfacer a la pareja, Yulia podría satisfacer a quien sea sin necesidad de nada… se sonrojó ante semejante pensamiento, si bien la experiencia de Lena era nula sabía de la vida y de la vida sexual, por boca de alguien mas claro y por lo que leía en libros y veía en Internet cuando le encargaban tareas de sexualidad y cosas así… aun así…

-No, debí confundirme- se dijo a si misma en un susurro.

Al dejarle el plato a Yulia la morena solo agradece sin mayor problema, Lena vuelve a la cocina.

A las 11:30 de la mañana, Lena estaba acomodando unos libros en la biblioteca, deseaba que Yulia algún día la dejara leer algo de ese lugar, era fantástico, ni la de la escuela tenía tantos ejemplares como en esa.

-Lena- le dijo a su espalda, la pelirroja salto del susto, empezaba a pensar que Yulia disfrutaba asustarla, siempre le hablaba cuando ella no la veía- no quise asustarte- le dijo caminando hacia ella.
-No se preocupe, estaba algo distraída.

Yulia sonrió y siguió caminando, Lena estaba casi de espaldas al estante lleno de libros, cuando se dio cuenta de que estaba en una posición cómoda para Yulia si quería hacer un acercamiento ya era tarde, Yulia estaba frente a ella, muy cerca.

-Lena…
-Si?...
-Ten- le dijo muy cerca de su rostro, Lena movió sus orbitas verdes al lado del rostro de Yulia y vio un papel en su mano.
-Que es eso?- le dijo tomándolo.
-Tu cheque… se que tu madre necesita eso, si quieres puedes ir ahora al banco, a depositarlo, antes de que lo cierren- le dijo acercándose aun mas, casi al punto de rozar sus labios con los de ella.
-Gracias… si… creo que iré ahora- le dijo moviéndose a un lado y empezando a caminar, después Yulia se puso a ver libros- señorita?- le dijo antes de alejarse mas.
-Mh…- le dijo volteando a verla.
-Gracias- la pelirroja sonrió y salió de la biblioteca.

Lena fue a su cuarto con los ojos azules en su cabeza, eran de un color tan hermoso, un azul no como cualquier azul un tanto común en Rusia, era azul las oscuro, con mas color, parecían brillar cuando la luz los llenaba, Lena volvió a sorprenderse al darse cuenta de cómo veía a Yulia, eso no le gusto nada, trato de borrar todo eso de su mente y salió de la casa con el cheque.

Ahora que podía, viajaba en taxi, llegó al banco, deposito todo el cheque en la cuenta de su padre y saco del cajero algo, trataba de no gastar mucho, llego rápidamente a la casa para avisarles y después volvió a la mansión, no quería abusar de Yulia.

Al entrar Yulia esta sentada en la sala viendo la televisión.

-Señorita, he vuelto, muchas gracias.
-Si claro…

La pelirroja va a la cocina a preparar la comida.

*****

Yulia ese día estaba muy intranquila, iba y venía de un lado a otro de la casa, Lena solo la veía pasar, hablaba por teléfono, subía y bajaba.

-Lena- le dijo- por favor, necesito tu ayuda, se que es poco ortodoxo pero, podrías por favor mañana ayudarme con unas visitas?
-Claro- le parecía poco ortodoxo pedirle ayuda con gente? Mas poco ortodoxo era sentarla en sus piernas pero Yulia era peculiar.
-Mañana tendré una junta temprano, aquí en la casa, con cinco hombres, podrías ayudarme a atenderlos y todo eso?
-Claro señorita.
-Llegaran a las 7 de la mañana.
-Muy bien.
-Gracias Lena- dijo volviendo a subir con el teléfono al oído, Yulia se regresa con el teléfono al hombro- en el despacho esta el uniforme que usaras mañana- le dijo y después volvió a subir.

Los hombres que irían a ver a Yulia eran los gerentes generales de sus cinco empresas, tenía juntas con ellos cada dos meses, aunque diario le llegaba por correo electrónico y fax gráficas y archivos de las empresas, estaba enterada de todo en tiempo real.

Yulia pasó todo es día ocupada, apenas terminaba de comer y se iba al despacho.

A las 6:00 a.m. Lena se puso lo que Yulia de dio el día anterior, era un uniforme como que ella usaba de tamaño normal, al parecer no quería que los hombres la vieran que la pequeñez que usaba, cosa que alegró a Lena, una cosa es que Yulia la viera y hasta cierto punto la tocara, pero alguien ajeno a ella si la habría hecho sentir incomoda.

A las 7 en punto los hombres estaban tocando la puerta, no le extrañó su puntualidad conociendo a Yulia, la pelirroja abre.

-Buenos días, pasen por favor- le dice con una sonrisa.
-Buenos días- contestan al mismo tiempo.
-Si gustan ya pueden pasar al despacho.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:43

Los hombres la siguen, la morena ya esta en su escritorio viendo unos papeles, todos toman sus lugares frente a ella, saluda y hace todo lo de la cortesía.

Yulia voltea a ver a Lena y asiente con la cabeza, la pelirroja sale y después entra con una bandeja con canapés, la junta transcurrió de lo más normal y casi al final Lena entro por la bandeja.

-No salgas por favor- le dice Yulia cuando Lena esta por retirarse, la pelirroja vuelve a su lugar- bueno, esta es la cuarta junta que tenemos, me tomo unos meses acostumbrarme a esto y bueno, puedo decir que ya esta controlado, aquí tengo unos reportes, sobre unos seguros de vida cobrados por familiares de nuestro compañero y amigo Ivanovich- el hombre se puso pálido, Yulia clavó su mirada en el- estos reportes aparte de las investigaciones que hice me demuestran que tu, me robaste mas de medio millón de dólares, pero no te preocupes, no te demandaré pudiendo hacerlo, esta será la última junta para ti conmigo y no te molestes en regresar a la empresa, alguien mas ya ocupa tu lugar- el hombre seguía pálido sin poder hablar- los demás ya pueden retirarse, muchas gracias por su tiempo, los veo en dos meses- Yulia se levantó y les dio la mano a los cuatro hombres- y tu, sal de mi casa ahora que tengo cosas que hacer- le dijo fríamente mientras los demás iban por la puerta.
-Pero señorita Yulia yo puedo explicarle…
-Que me vas a explicar? Que tu madre esta enferma? Que tus hijos tienen hambre? Investigue todo respecto a ti para darte el beneficio de la duda, no hay razón válida, eres un ladrón y quédate con el dinero, te hará mas falta a ti ahora ya que no conseguirás trabajo en toda Rusia, Lena- llamo a la sorprendida pelirroja- acompáñalo a puerta por favor, y si toma algo en el camino, coméntaselo a Hans, el se arreglara antes de salir.

La pelirroja se acercó al hombre el cual solo se levantó y fue escoltado por Lena hasta la reja, el guardia esperaba señal de Lena ella le dijo que todo estaba en orden y el hombre se fue para nunca mas volver.

Mientras volvía a la casa Lena pensaba en el comportamiento de Yulia, como se portó normal con el hasta el final, la humillación pública con sus compañeros y con ella, la forma como arregló todo para que todas las empresas rusas y filiales supieran que era un ladrón, Yulia estaba enojada y tenía razón para estarlo, pero había reaccionado de una manera correcta? Talvez lo hizo para que los demás no intentaran robarla, era una lección para todos, no era buena idea tenerla como enemiga.

Llegó a la casa, subió por la bandeja y la llevó a la cocina.

-Lena- le dijo saliendo de no sabía donde tomándola de la cintura desde atrás pegando su cuerpo y recargando su cabeza en la espalda de la pelirroja- fui muy dura con ese hombre?
-Señorita… yo no se… es su empresa, hizo lo que tenia que hacer…
-No temas expresarte, si te pregunté es porque quiero saber tu opinión- dijo juntándose mas a su cuerpo.
-Creo que… estuvo bien, no podía dejar que se aprovechara de usted pero…
-Pero?- preguntó sin soltarla.
-Pero, esta segura que no tenía necesidad de ese dinero?

Yulia la soltó y se puso frente ella.

-Lena, tu mama esta enferma ahora, si necesitaras mas dinero para algo me robarías?
-Claro que no.
-Que harías?}
-Pues… hablar con usted, pedirle un préstamo o algo.
-Ves Lena? era tan simple como eso, no me molesta el dinero, lo recuperare la semana que viene, me molesta el hecho de que quiera verme la cara de idiota, que actúe a mis espaldas pensando que soy tan tonta que nunca me daré cuenta, tu crees que se hubiera conformado con eso? Crees que no me hubiera seguido robando?
-No.
-Es cuestión de ser lógicos Lena y respondiendo a tu pregunta, no, su madre esta perfectamente bien viviendo a 30 minutos de aquí y su familia también es esta sana al igual que el- Yulia dio media vuelta- iré a ver a empresa a hablar con la gente, el reguero de chismes debe estar en su apogeo, regreso mas tarde- dijo para salir.

Yulia era interesante, su pensamiento era lógico, un poco radical en cuanto a la toma de decisiones pero en el fondo tenía razón, además, se tomo la molestia de investigar antes de actuar, eso no cualquiera lo habría hecho, Lena volvió a sus labores.

*****

Dos semanas habían pasado desde que Yulia había despedido al hombre, el que lo suplió hacía un buen trabajo sabiendo porque estaba ahí, la gente sentía un poco de miedo hacía ella pero les explico que su hacían su trabajo normal no tendrían problemas, les dijo que despidió a Ivanovich porque “tomo cosas que no le pertenecían de la empresa” la gente no preguntó mas y siguió con su trabajo.

Los acercamiento de Yulia era mas comunes y ahora eran de lo mas normal, lo único que seguía incomodando a Lena era que algunas veces Yulia amanecía a su lado viéndola dormir, le parecía un comportamiento mas extraño que el resto y sobre todo, lo que la tenia intrigada era eso que sentía cuando la abrazaba, ese arnés que parecía ponerse cada vez que se acercaba a ella, para que? que tipo de reacción esperaba ver en Lena? eso no lo entendía y le incomodaba pero le daba curiosidad al mismo tiempo.

****

Un mes después, la madre de Lena ya había sido operada, el doctor contaba con la recuperación pronta de la mujer para después entrar al tratamiento, la parte más dura y tardada de su proceso de curación.

Yulia preguntaba algunas por ella y Lena siempre decía que estaba mejor, era positiva, iba religiosamente cada domingo a verla, Yulia empezó a darle la tarde del sábado libres también, sabía que el tratamiento iba a ser largo y entrando a el, la mujer no saldría del hospital.

****

Ese lunes Lena estaba preocupada, su madre había entrado a tratamiento desde el sábado en la noche.

-Lena pasa algo?- le pregunta Yulia desde la mesa.
-No señorita, porque lo pregunta?
-Porque le has puesto azúcar al huevo y sal a al café.
-En verdad? Discúlpeme por favor- dijo retirando el plato y yendo a la cocina.

Cuando volvió minutos después con la comida correctamente preparada Yulia la detuvo.

-Que pasa Lena?
-Estoy preocupada por mi mamá, se puso mal con le tratamiento- le dijo seria.
-Es normal Lena, en unos días mejorará.
-Eso mismo me dijo el doctor…
-Entonces? Es normal Lena, trata de calmarte, a tu mama no le gustaría verte así por ella o si?
-No.

Yulia sonrió y Lena sonrió con ella, después le morena empezó a comer y Lena se retiró.

*****

Una semana después Lena estaba de animo normal, su mama estaba mucho mejor.

-Lena, tengo antojo de algo especial esta noche- le dijo mientras la tomaba de la cintura y pegaba su cadera a sus glúteos.
-De que cosa señorita?
-Pues…- dijo acercándose mas, Lena pudo sentir nuevamente el arnés en su trasero y pasó saliva- digamos que tu…-el corazón de Lena se aceleró- podrías darme algunas ideas, quiero algo dulce.
-Ah… eh… podría preparar un dulce especial, que vi el otro día en televisión.
-Suena bien- dijo alejándose.

Lena estaba realmente confundida ahora, había sentido a Yulia al principio y todo parecía normal, después sintió ese arnés… no pudo esconderlo y después ponerlo, no se separó de ella… a menos que… Lena ahora quería saber que pasaba… preguntarle? No sería demasiado… Lena tenía acceso a su cuarto, no quería quedarse con la duda, sabía que si Yulia la descubría tendría problemas, aunque no tenía porque saberlo…

El dulce quedo delicioso, Yulia comió y se puso de muy buen humor, el dulce es casi mágico.

****

Dos semanas después la curiosidad de Lena se había apagado por recordar al gerente de la empresa, no quería correr su misma suerte, pero los acercamientos de Yulia eran cada vez más obvios, Lena pensaba que quería que la sintiera pero nunca se quedaba tanto tiempo como para darle oportunidad de hacer algún comentario.

-Lena- le dijo mientras se acercaba a ella- ya esta lista la cena?
-Si señorita- le dijo dándole un poco la espalda para ver las verduras que hervían en la estufa.
-Bien, tengo algo de hambre- le dijo tomando su cadera con una mano y juntando se cuerpo al suyo, Lena no se sorprendió antes eso, era algo normal pero, Yulia empezó a mover la cadera lentamente, parecía estar frotándose con ella, Lena se confundió un poco ante esto y solo se quedo de pie, Yulia seguía, Lena siempre imagino lo que le diría el día que le diera oportunidad pero ahora que podía estaba en blanco, no sabía que hacer- te veo en la mesa- le dijo al oído y se fue.

Lena aun podía sentirla pero ella ya no estaba ahí, la pelirroja sacudió la cabeza y sirvió la cena, al llegar la morena la vio de una manera muy extraña, casi se la come con la mirada, la actitud de Yulia había cambiado en el transcurso de los días pero hasta ese momento lo noto.

-Su cena- le dijo dejándole el plato.

Lena pensó que empezaría a tocarle las piernas pero solo la saboreo con la mirada y la dejo ir, la pelirroja ahora si quería saber que pasaba con Yulia.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:44

Capitulo III

******

Al día siguiente Yulia salió temprano, le dejo la nota de que volvería mas tarde, no dejo hora… Lena teniendo acceso libre a todas las habitaciones de la casa entro al cuarto de Yulia, había estado ahí antes para limpiar pero nunca había hurgado donde no tenía porque, ese día se sentó en la silla del escritorio y empezó a buscar, no sabía bien que pero algo debía haber ahí.

Encuentra muchos documentos, no los lee por cuestiones de tiempo y falta de interés, eso no es lo que busca, debe hacerlo rápido, no sabe a que hora llegara Yulia, poco después, al final del cajón mas bajo, detrás de una carpeta y una agenda encuentra una carpeta, un expediente médico, lo ojea rápido, lee algunas partes, Lena se sorprende…

Escucha la puerta, deja todo como estaba y sale rápidamente yendo a su cuarto, esconde el archivo entre su ropa, después sale y se topa a Yulia bajando las escaleras.

-Buenos días señorita- le dice tratando de aparentar calma.
-Lena- le dice a modo de saludo y sigue subiendo hasta encerrarse en el despacho.

La pelirroja vuelve a su cuarto y cierra la puerta, saca el expediente de entre su ropa y esta por leerlo.

-Lena!- escucha gritar a Yulia desde el despacho, vuelve a guardarlo y sale del cuarto.
-Si señorita?- le dice cuando llega.
-Podrías hacer mas dulce como el del otro día?
-Claro, para la cena?
-No, para la comida por favor
-Muy bien- dice la pelirroja yendo a la cocina, decide hacer sus tareas domésticas, no quiere arriesgarse a que Yulia la descubra leyendo.

Después de la comida Yulia sonríe mucho, realmente el dulce la pone de bien humor.

-Lena, saldré un momento, regreso en dos horas, guarda el resto del dulce es delicioso.
-Claro señorita.

Yulia toma sus llaves y sale de la casa, Lena ve desde el ventanal su auto salir de la propiedad, espero 10 minutos por si la morena olvido algo pero ella no vuelve.

Lena sube corriendo, cierra su cuarto y lee con calma el informe medico, no lo entiende de todo pero según lo que leyó Yulia tiene algo parecido a un pene, no era intrasexual como lo llama el informe, tiene ambas partes, femenina y masculina al parecer por una alteración genética no peligrosa o mortal, ambas partes son totalmente funcionales en ella, Lena busca fotografías, solo hay diagramas, al parecer Yulia dejo de asistir con el doctor que la revisaba, sintió curiosidad de saber como era Yulia pero después pensó que talvez Yulia no quería que nadie supiera de eso, los archivos del psicólogo decían que Yulia en su edad temprana había sentido confusión con ella misma y con el entorno, que no sabía bien que pensar respecto a ella misma, después sin decir porque, esa confusión termino cuando ella tenía 15 años, después de eso no hay mas informes, se sintió avergonzada de haberse entrometido en su vida privada, cerro la carpeta y la dejo donde la encontró volviendo a sus labores, a pesar de que la casa era muy grande nunca estaba tan sucia como podría estarlo pero siempre había cosas que hacer.

En la noche Yulia solo volvió y ceno y se encerró en el despacho sin hablar mucho.

Lena recordaba mientras lavaba los trastes siempre haberla visto con pantalón, nunca con falda, detalle que ahora tenía mucho sentido.

Estaba lavando los últimos sartenes para irse a la cama cuando Yulia la sorprendió por la espalda, pegándose a su cuerpo y poniendo las manos en el mueble a los lados de la pelirroja dejándola sin escape.

-Entonces... le ha servido a tu madre el dinero?- le dijo al oído.
-Si...- dijo nerviosa
-Y dime Lena... te gustaría que el anterior fuera el ultimo cheque que recibas de mi?Lena soltó el sartén y se iba a dar la vuelta pero Yulia la tomo de los hombros y la mantuvo en su lugar poniendo los brazos de nuevo alrededor de la pelirroja- responde Katina, te gustaría?
-No, por favor no me despida....
-Si tanto te importa porque te metes donde no te llaman?- le dijo pegando el cuerpo al de Lena- porque te metes en mi vida?- ahora tenia la cadera pegada a los glúteos de Lena- no podías quedarte con la duda verdad?- le pregunto comenzando a frotar descaradamente- realmente quieres saber?

Lena sentía como eso que tenía Yulia estaba creciendo detrás de ella.

-Crees que no me daría cuenta?- le pregunto tomándola de las caderas con las manos para hacer mas presión.

Lena puso las manos sobre el mueble, seguía sintiendo a Yulia mientras la morena la inclinaba un poco.

-Aah!- gimió entre sorprendida y asustada.
-Sh!- le dijo Yulia moviendo sus caderas cada vez mas rápido mientras hacía mas presión trayendo a Lena hacia sí misma con las manos- mañana arreglaremos esto- dijo soltándola y separándose- mañana te quiero en mi habitación a las 9- dijo yéndose de la cocina.

Lena se quedo con las manos en el mueble, un poco inclinada como la había dejado Yulia, estaba asustada y preocupada, no podía perder el trabajo, apenas empezarían los gastos, estaba arrepentida de haber tomado algo tan personal y leerlo, como se enteró de eso?.... eso no importaba, lo importante es que Yulia lo sabía y estaba enojada.

*****

Al día siguiente, con el uniforme de siempre, Lena tocó tímidamente en la puerta de la habitación de Yulia.

-Pasa- escucho desde dentro, entro nerviosa
-Señorita?- pregunto al entrar, Yulia estaba sentada en un sillón, con una bata blanca y el cabello mojado, no tenía nada de maquillaje, estaba con las piernas cruzadas, le extiende una taza vacía, Lena busca alrededor y encuentra una cafetera, le sirve el café y se lo prepara, después regresa con ella y se lo da.

Yulia toma el café mientras Lena sigue de pie, el nerviosismo aumenta, Yulia separa los labios de la taza.

-Siéntate Lena

La pelirroja se sienta en la cama, es lo que tiene mas cerca.

-Se que ayer, cuando me fui hurgaste en mis cosas y sacaste de mi habitación el expediente medico- le dijo tomando café de nuevo, Lena tenia la vista al suelo- asumo que lo leíste, no es así?
-Señorita yo… perdón, no lo leí todo…
-Pero lo leíste, no es así?
-Si…
-Entonces, sabes de mi más que yo de ti.

Lena no contesto, seguía con la mirada al suelo.

-Quieres conservar tu trabajo?
-Si, por favor señorita, lo necesito…
-Te daré una oportunidad mas Katina, pero las cosas van a cambiar- le dijo dejando la taza en el suelo y poniéndose de pie- sabes porque la confusión terminó?- le dijo caminando hacia ella, Lena intento levantarse de la cama pero no pudo Yulia la tomó de los hombros para evitarlo, se empezó a acercar a ella, Lena se alejaba nerviosa y se recostaba en la cama sin darse cuenta, Yulia se colocaba lentamente encima de ella, al darse cuenta ya era tarde, Lena estaba totalmente sobre la cama y Yulia sobre ella- sabes? Me gustan las mujeres.

Lena se sobresalto al escuchar eso.

-Y tu eres una mujer muy linda… has tenido novio?
-No…- dijo con la cara de Yulia a pocos centímetros de la suya, una vez más vio esos ojos azules que tanto le gustaban y ahora causaban sensaciones extrañas en ella, sintió el cabello mojado de Yulia cayendo en su cara.

Yulia sonrió y se acercó más a Lena.

-No tenías porque saber nada más de mi Lena.
-Perdón…
-Si te besara ahora sería tu primer beso no?
-Que?- dijo tratando de hacerse para atrás hundiéndose mas en el colchón.
-Tú me has orillado a esto, abriste una caja de Pandora que nunca debiste tocar- mientras se acercaba más, Yulia instantes antes de besarla se levando de la cama y volvió al sillón, Lena se quedó acostada aun respirando agitada, esa pequeña mujer la ponía muy nerviosa ahora, mas ahora con esa nueva actitud- si escucho algún chisme en el pueblo o en la calle, cualquier cosa que me haga pensar que se te fue la lengua Katina en cualquier cosa que tenga que ver con lo que pase aquí, tendremos problemas esta claro?

Lena se levantaba de la cama acomodándose la ropa.

-Si señorita.
-Retírate.

Lena salió dejando a Yulia en el sillón, salió confundida, como iban a cambiar las cosas ahora? Acaso Yulia se sentía atraída por ella? Si así fuera que? Lena paso saliva y fue a la cocina, ya era hora de empezar a hacer el desayuno.

Yulia seguía en el sillón, el café se había enfriado seguía pensando en Lena, esa chiquilla tan entrometida, porque tenía que meterse en su vida? Porque tenía que haber descubierto de esa manera tan burda ese secreto?… le daría una lección y claro, al mismo tiempo calmaría sus hormonas, sabía que por mas cosas que hiciera ella no se iría, esa chica movía todo dentro de ella, no pensó pasar a mas de lo que hacía pero con eso, habían cambiado las cosas.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:45

Lena terminaba de hacer el desayuno, Yulia baja y se sienta en la mesa, Lena llega con el ánimo repuesto y sirve la comida, al retirarse la morena vuelve a tomar la mano de Lena, ésta se detiene.

-Lena- le dice tocando las piernas blancas, la pelirroja se estremece pero no se mueve- desde ahora no usaras ropa interior.
-Que??
-Quiero conocerte, como me conoces a mi- dice subiendo la mano casi hasta sus glúteos.
-No la he visto desnuda.
-Yo tampoco te veré desnuda, hoy será el último día con tu ropa, mañana empezarás- las manos de Yulia tocaban las partes internas de los muslos, Lena se incomodaba y quería irse pero sabía que no podía perder ese ingreso que prácticamente estaba salvando a su madre- retírate.

Lena se fue a la cocina molesta, se sentía un objeto para la diversión de Yulia, aunque, ahora que lo pensaba Yulia solo quería jugar, intimidarla, no le había hecho nada teniéndola en la casa día y noche, si quería jugar, Lena aceptaba el juego.

El resto del día paso igual Yulia solo bajaba a comer, tocaba un poco las piernas de Lena y la dejaba ir, la pelirroja se molestaba y se ofendía por eso pero no se dejaría vencer, el extraño juego que estaba por darse había comenzado.

Al día siguiente Lena se levantó a la misma hora, vistió su uniforme sin ropa interior, preparo el desayuno, Yulia seguía sin bajar, estaría ahí a la hora de comer, era tan puntual que parecía reloj suizo, justo a las 10 Yulia bajó vistiendo pantalón de mezclilla negro, cinturón y botas negras y una blusa roja, algo diferente y mas relajado a los días anteriores.

-Buenos días señorita- dijo con los platos.
-Hola Lena- dijo Yulia leyendo el periódico.
-Su desayuno- le dijo poniéndolo frente sus manos.
-Gracias, podrías pasarme la sal?- dijo dejando a un lado el periódico.
-Claro- dijo inclinándose casi frente ella, la pequeña falda se levanto, Yulia observó atentamente todo y sin moverse esperó la sal- aquí tiene, desea algo mas?
-No gracias- dijo sin verse perturbada por lo que Lena acababa de hacer, la pelirroja nunca coqueteo con nadie pero sabía bien lo que naturaleza le había regalado, asintió y se fue a la cocina.

*****

Después de 3 días de portarse así y no ver cambió en el comportamiento de Yulia, la pelirroja se sentía una triunfadora, le había ganado a Yulia en su propio juego.

-Si desayuno señorita- le dijo haciendo lo mismo, se quedo de pie a su lado esperando algo, la mano de Yulia recorrió sus piernas hasta llegar a sus glúteos.
-Que intentas hacer?
-Ah… que se refiere?- pregunto Lena sintiendo la mano acariciando sus glúteos.
-A tu actitud, a eso me refiero.
-No entiendo… us… usted me pidió que dejara de usar ropa interior.
-Ah si?...- dijo levantando una ceja- inclínate sobre la mesa.
-Como dice?- preguntó Lena nerviosa con la mano de la morena aun en su trasero.
-Pon los codos sobre la mesa.

Lena no estaba segura que pasaría, cuando se ponía nerviosa no podía pensar tan rápido.

-Hazlo

Lena tomo aire y se inclinó sobre la mesa, Yulia seguía acariciando el trasero de la pelirroja, después bajo la mano un poco más y toco el sexo depilado de Lena, la pelirroja se estremeció y cerró los ojos tratando de pensar en otra cosa pero era imposible, la morena seguía tranquila tocándola, con las piernas cruzadas, después la mano se alejó de ella, abrió los ojos y volteo a ver a Yulia, vio a chica con ojos de cielo meterse los dedos a la boca, Lena volvió a voltear al frente y se enderezó.

-Regresa en 20 minutos- le dijo Yulia comenzando a comer.

Lena se alejó sin voltear a verla, en la cocina Lena estaba enojada, se sentía usada después de eso, debía terminar con eso pero como?... debía dejar de coquetearle a Yulia, su plan no funcionó, al cabo de 20 minutos volvió por los platos y Yulia subió, no cruzaron palabra, Yulia se ausentaría todo el día y no llegaría hasta pasadas las 11 de la noche.

Lena prepara la cena, Yulia ha salido todo el día, regresa con hambre y pide algo fuerte para cenar, mientras Lena lo prepara la morena se baña y baja con un pantalón deportivo, al terminar de cocer lo sirve y Yulia no le presta el mayor interés, Lena se retira y cena mientras Yulia lo hace, al terminar lava su plato, Yulia sigue cenando, 5 minutos después Lena va por el plato de Yulia y lo lleva a la cocina, empieza a lavarlo mientras escucha la música del radio que acaba de prender.

Yulia esta de pie en la puerta viéndola tatarear esa canción de moda, se acerca y queda detrás de ella.

-Lena- le dice en el oído, la pelirroja se asusta y cuando va a voltear Yulia no lo permite- sigue lavando los platos- le dice mientras se pega a ella, Yulia empieza a mover la cadera contra el trasero de Lena, dada la pequeña falda y la tela de la pantalón deportivo la pelirroja puede sentir totalmente a Yulia, esta excitada, Lena no sabe que hacer- sigue lavando- le dice agitada al oído mientras la toma de la cadera y hace mas presión, los movimientos de Yulia no se detienen, aumentan de fuerza y constancia- ahh Lena!- dice en un gemido que taladra los oídos de Lena, la pelirroja hace tiempo que ha dejado el plato y ahora se agarra de la orilla del mueble con ambas manos, la respiración de Yulia es cada vez mas agitada después lanza un grito ahogado abrazando a Lena de la cintura, la siente temblar, la morena toma aire y se recupera un poco, suelta a Lena y se va a su habitación, la pelirroja se siente humillada, literalmente se acaba de masturbar con ella, unas lagrimas dejan sus ojos, termina lo pendiente y se va a su cuarto a bañarse.

*****

Casi todas las noches de ese mes es igual, Yulia la asalta mientras lava los platos, cada vez Lena siente mas fuerza en los vaivenes de Yulia, la pelirroja termina por esperarla cada noche acostumbrándose a eso.

*****

Esa noche Yulia no se presentó mientras lavaba los platos, Lena se relaja pensando que talvez ya perdió el interés y ahora limpia la mesa con relativa tranquilidad, la pelirroja esta a punto de irse a dormir cuando Yulia la toma de la cintura desde atrás y se pega totalmente a ella, toma el cabello rizado y lo hace a un lado empezando a besar su cuello, es la primera vez que tienen contacto tan directo sin contar la masturbación que Yulia practica con ella.

-Lena…- le dice entrecortado para después seguir besando el cuello, las manos de Yulia levantan la pequeña falda dejando su intimidad al descubierto, después la pelirroja escucha como se desabrocha el cinturón y abre su pantalón- inclínate en la mesa- le dice agitada.
-Por favor señorita… Yulia, no… -le dice asustada sin saber que tiene en mente.
-Inclínate en la maldita mesa!- le dice con la mano en la espalda empujándola hacia delante.
-Yulia por favor te lo suplico… no hagas esto…-dice comenzando a llorar.
-No voy a hacerte nada malo, deja de llorar- le dice jalando la blusa de Lena haciendo volar los botones para después quitar la blusa de un tirón.
-Yulia no…

Yulia empuja de una vez a Lena dejándola sobre la mesa y empieza a besar la espalda aun con brasier- no te muevas- le dice mientras se separa un poco mas de ella y baja besando la espalda llegando al cóccix, pasa la lengua por el área y toma los glúteos con las manos separándolos un poco, después coloca su pene en medio aprisionándolo entre ellos, Yulia empieza a moverse mientras Lena siente el pene entre sus glúteos pero no hay dolor, la penetración violenta que imagino nunca llego, siente el miembro de Yulia ir y venir entre sus glúteos, la respiración de Yulia es agitada, después de sabe dios cuanto tiempo Yulia grita llena de placer, Lena siente algo caliente bañar parte de su espalda y glúteos, Yulia se deja caer encima de Lena sudorosa, aun agitada besa la espalda de Lena tiernamente.

-No te levantes aun… espera un poco- le dice Yulia mientras se levanta y limpia lo que dejó en Lena y después, le aplica una pequeña inyección en la cadera y la cubre con una sábana, Lena sigue en shock inclinada sobre la mesa, unas lagrimas han mojado la madera- ven, vamos a dormir- le dice tomándola de los hombros para levantarla, la acompaña por la escalera y llegan hasta su cuarto.

Lena esta como ausente, ya no llora, Yulia le ordena que se ponga la pijama y se acueste, Lena como un robot se cambia en la oscuridad y se recuesta.

-Espero no recuerdes esto mañana- le dice cerrando la puerta, antes de dormir Yulia va por la ropa de Lena y la guarda en su habitación.

Lena despierta, eran las 10 de la mañana, era muy tarde, se levanta y se arregla rápidamente, y baja a hacer el desayuno, Yulia la esta abajo esperándola.

-Te quedaste dormida?- le pregunta mientras lee el periódico
-Discúlpeme- dijo yendo a la cocina
-Esta bien, pero que no se vuelva a repetir.
-Si señorita

Yulia sigue con su lectura.

El día pasa con calma Yulia ya no sale, solo pasea por el enorme jardín y después entra a su habitación.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:47

Capitulo IV

*****

El acoso del que Lena era victima no se repitió en muchos días, aunque Yulia seguía viendo a Lena cuando se agachaba por algo o al servirle la comida, seguía sin usar ropa interior.

Después del ataque de necesidad sexual que tuvo Yulia y que Lena no recordaba, las hormonas de Yulia estuvieron tranquilas, aunque no por mucho tiempo, Yulia como decía en informe que leyó Lena al principio de su vida se confundió, no sabía que papel jugaba en la sociedad y eso la llevo a la depresión, sus padres trataron de animarla, le llevaron a con psicólogos y médicos que estudiaron la posibilidad de operarla pero debían esperar a la decisión de Yulia, no podría decir nada hasta los 18, mientras ella estaba triste y sola, no quería amigos ni nada, siguió así hasta que una chica se gano su corazón y a los 15 se enamoró de ella, su única y mejor amiga Amy, para su suerte la chica era bisexual y empezaron una relación, ella fue la primera aparte de su familia en saber sobre el pene de Yulia, la chica no se escandalizo, juntas descubrieron su sexualidad, Yulia descubrió el placer al penetrar a otra mujer y de ser penetrada, entendió que tenía una joya que muy pocas tienen por no decir que era la única, la posibilidad de experimentar por ambos bandos la sexualidad, con Amy Yulia perdió la virginidad en todos los sentidos y la chica era muy abierta en cuando a eso y disfrutaba de la peculiaridad de Yulia haciéndola disfrutar a ella también, mientras, los médicos seguían estudiándola, cosa que empezaba a molestarle por lo cual, al descubrir que no era nada dañino dejo de asistir a las citas con ellos, el padre acepto la decisión de su hija y mando por todos y cada uno de los archivos para evitar accidentes o fugas de información, después de 1 año y medio la relación con Amy termino, su familia la cambió de escuela y de casa, Yulia volvió a Moscú, sus padres volverían una semana después, la morena en ese tiempo rubia se adelantó por que iba a entrar a la escuela, en el camino de regreso sus padres se volcaron en la carretera por culpa de un ebrio y murieron casi instantáneamente, Yulia era la única heredera de todo, siendo menor de edad la nana, la anciana Joy se quedo con ella, Yulia se volvió mas fría y rebelde, se tiñó el cabello de negro y empezó a salir con algunas chicas, solo con 2 tuvo relaciones, gozaban de la confianza de Yulia para guardar su secreto, ellas estaban felices con ella en el plano sexual, Yulia era maravillosa y con su adaptación natural era una diosa del sexo, ella lo sabía, poco a poco iba haciéndose adicta a el hasta que cumplió 18 y tuvo que hacerse cargo de las empresas, de eso hacía 6 meses, las mujeres con las que estaba se fueron del país por cuestiones de dinero, cortaron sanamente la relación con ella (ninguna sabía de la otra) y todo quedo en paz.

La necesidad de sexo llegó a Yulia nuevamente, la nana se hacía mas vieja cada día y se cansaba fácilmente, la morena decidió darle un merecido descanso y empezó a buscar gente para suplirla, chicas iban y venían a la casa, guiadas por los chismes que alguna vez oyeron, Yulia no encontraba a alguien que fuera responsable y discreta, hasta que Lena llegó con eso y algo extra, ese bello cuerpo y cara angelical, era perfecta, no pensaba acosarla o en todo caso haría lo que hizo noches atrás, la drogaría y Lena no recordaría nada de la que bien pudo ser la mejor noche de su vida, pero dado ese percance, al descubrir Lena su secreto decidió manejar las cosas de otra manera, esa chica era algo especial, cada vez quería mas de ella, el hecho de saber que de ella dependía la salud de su madre le gustaba, no era que se aprovechara de las necesidades de otros pero, eso no pudo llegar en mejor momento para ella, la morena estaba enterada de la enfermedad de la madre de Lena, sabía que pasaba con ella y sabía del tiempo que disponía con Lena ahí mejor que la misma pelirroja, la quería para ella y no la dejaría ir, quería que Lena la sintiera, disfrutara con ella y si con el paso de los meses no tenía al padre de la pelirroja fúrico tratando de despellejarla viva cual zorro destinado a un abrigo de piel, Lena llevaba el juego bien.

Yulia no quería pasar a mas con Lena pero con el paso del tiempo quería mas de ella, Lena la esperaba algunas veces y empezó a cambiar su actitud, ya no se asustaba tan fácilmente, algunas veces sola se inclinaba un poco para sentirla mas, Yulia disfrutaba de eso, sabía que terminaría por gustarle si no es que ya empezaba a gustarle.

*****

-Lena- le llamo la morena cuando pasó por ahí con unas cartas.
-Señorita?- le dijo levantando la vista de los sobres.
-Ven aquí- le dijo sentada en un amplió sillón, Lena se acercó y se quedó de pie a su lado, la morena empezó a tocar las piernas de Lena- dime, antes de venir aquí estudiabas?
-Si, estaba en la escuela, en el último año.
-Ah...- dijo subiendo la mano hasta el muslo cuando Lena se agacho de dejar las cartas en la mesita de café- ibas bien en las clases?
-Si... quería ganarme una beca... para seguir estudiando.
-Mh... – le tomo la cadera con ambas manos y la sentó en sus piernas de espaldas a ella, aun con las manos en las caderas la subió un poco hasta que Lena sintió nuevamente a Yulia y empezó a moverla de arriba abajo lentamente- te gustaría seguir estudiando?
-Si... pero no se puede... por ahora- le dijo recargándose en las rodillas con las manos, estaba sentada encima de ella con las piernas abiertas dejándose llevar por el movimiento de Yulia.

La respiración de la morena se agitaba y empezaba a tocar los muslos de Lena, la pelirroja estaba por levantarse cuando Yulia en un movimiento rápido la tomó de la cintura y la acuesta en el sillón subiéndose encima de ella.

-Lena- le dijo poniéndose entre sus piernas- quiero que sigas estudiando aquí en la casa.
-Pero como?
-Traeré un maestro...- dijo bajando una mano, Lena pensó que la tocaría pero no sintió nada, la morena se separó un poco del cuerpo, la pelirroja no entendía que pasaba hasta que Yulia se acomodó nuevamente y pudo sentir el miembro de Yulia a los largo de su vagina, Lena abrió los ojos llena de sorpresa y jalo aire por la boca, Yulia empezó a moverse lentamente, sintiendo el calor que emanaba del cuerpo de Lena.
-Ah! Señorita… yo tengo…- dijo intentando levantarse.
-Sh… sabes que teniéndote así podría hacerte mía- le dijo viéndola a los ojos.
-Que?? no!- dijo intranquila tratando de quitarse a Yulia de encima.
-Tranquila, solo quiero sentirte- le dijo tomando las manos para evitar que siguiera empujándola- si no dejas de moverte podría hacerlo de manera equivocada- le dijo empezando a agitarse, Lena entendió lo que quería decirle y dejo de moverse.

La imagen que cualquiera que haya entrado hubiera visto era a Lena costada en el sillón con la diminuta faldita casi en la cintura y la blusa algo desacomodada, a Yulia encima de ella moviéndose lentamente tomando a la pelirroja de los hombros con las manos, con el pantalón casi en las corvas dejando a la vista su bien formado trasero, la morena agitada y excitada mientras Lena solo esta acostada con sus manos sobre la espalda de Yulia esperando a que la chica terminara.

Conociendo perfectamente su cuerpo Yulia baja una mano del hombro de la pelirroja y abre hábilmente la blusa, sin dejar pasar la oportunidad de admirar de cerca los senos de Lena sin tocarlos, sube un poco su cuerpo de manera que ahora su pene roza con el abdomen de Lena, las acometidas de Yulia aumentan de fuerza, la pelirroja se da cuenta que si no se hubiera quitado pudo haberla penetrado accidentalmente, Yulia sigue moviéndose hasta que gime ahogando su voz en el cuello de Lena, la pelirroja se estremece al sentir un liquido caliente en su piel mientras Yulia tiembla nuevamente, agitada y agotada y deja caer en sobre el cuerpo de Lena, mientras ésta se siente un poco húmeda entre sus piernas, tiene aun tiene las manos en la espalda de la morena.

-Yulia?- le dice viendo que la morena no se movía mucho.
-Que?- le dice sin levantarse
-Quiero pedirle permiso… hoy es viernes y quiero ir a ver a mi madre…
-Quieres irte el fin de semana?- pregunta cansada.
-Si
-No te muevas- le dice mientras la morena sin despegar el cuerpo de Lena se estira a la mesa que café que tiene casi en frente por unos pañuelos desechables, después se separa un poco, Lena sigue con la vista al techo siente como Yulia pasa los pañuelos por su abdomen unas cuantas veces y después se separa de ella totalmente- Lena.

La pelirroja voltea a verla y la ve vestida, voltea a ver su cuerpo y se sienta rápidamente en sillón cerrando las piernas y bajando la falda.

-Cuando volverías?- le pregunta sentándose correctamente.
-El lunes- contesta cerrando su blusa.
-Estas segura?
-Si
-Bien, ve a ver a tu madre, te veo aquí el lunes, puntual Lena.
-Si- dijo levantándose y yendo al cuarto.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:47

Lena se baño y se puso ropa de civil, no entendía como permitía que Yulia llegara a tanto con ella, aceptaba que tenia curiosidad y hasta cierto punto disfrutaba del acoso de Yulia pero eso, lo que acababa de pasar era algo mas que solo acoso, no le asqueaba la idea de que Yulia haya depositado su semen lo que fuera en su piel, con el paso del tiempo lo veía normal y aunque nunca había visto a Yulia sin ropa sabía que el pene estaba ahí lo había sentido infinidad de veces, estaba entrando en un circulo vicioso pero no estaba segura de querer salir, no quería ser el juguete sexual de Yulia pero tenia la idea de que esa situación no le desagradaba del todo, aunque aun había el pero, no quería ser solo el objeto de diversión de la morena, la tocaba constantemente, la estudiaba, la observaba, se masturbaba con ella, en ella y ni siquiera la había besado… besar a Yulia? las cosas se estaban saliendo de control, debía hacer algo pronto.

Lena salió del cuarto con algo de dinero y fue a la puerta, no vio a Yulia por ningún lado, sin buscarla salió de la mansión y fue a su casa en taxi.

-Mamá?- dijo entrando a la casa con su llave.

El padre de Lena salió del cuarto al escucharla.

-Lena? hija! Que sorpresa!- abrazándola.
-Lo se papa, Yulia me dio estos días libres para venir a ver a mama, como esta?
-Bien, se recupera poco a poco, ahora duerme, ven vamos a la sala.

Padre e hija se fueron a la sala y se sentaron en el sillón.

-Y bien hija, ahora que tenemos tiempo cuéntame, a ti como te ha ido en la casa con la señorita Volkova?

Lena recordó las cosas que estaban pasando últimamente.

-Bien papa, todo bien.
-Te veo algo rara, estas cansada?
-…Si papa, estos días Yulia a llevado gente a la casa y he tenido algo de trabajo.

Que pasaría si su padre se enterara de todo? Si supiera lo que Yulia hace con ella? Se enojaría? Si, eso era seguro, pero que pasaría después? No lo imagino golpeando a una mujer que a penas si rebasaba el metro y medio de estatura, pero sabía que no se quedaría tranquilo, no quiso pensar más en eso, nadie tenía porque saberlo.

-Lena?
-Si papa? Perdón, no te escuche.
-Tienes hambre?
-Un poco…
-Quieres probar mi comida?
-Aprendiste a cocinar papa?- le preguntó riendo.
-Pues eso trato, no pensé que la cocina fuera tan difícil.

Lena fue a la cocina y probo la comida de su padre, no estaba tan mal como imagino, solo le faltaban unos cuantas cosas, Lena le dio unos consejos sobre cocina y después esperó a que su madre despertara.

La mujer despertó casi a media tarde, estaba feliz con su hija ahí, pensó que la veía hasta el domingo, las horas pasaban felices en la pequeña casa Katin.

La compañía con su familia durante ese tiempo hizo sentir a Lena casi como antes, antes de que todo eso pasara y se viera forzada a dejar de estudiar y trabajar, Yulia definitivamente era extraña y tenia unas manías muy raras, lejos de ella unos días se dio cuenta pero una cosa si debía agradecerle, gracias a ella su madre seguía viva, aunque el preció que debía pagar era alto nadie le dijo que sería fácil, aunque tampoco nadie le dijo que sería tan difícil.

-Cuéntame como te va con la señorita Volkova- le dijo su madre mientras comía en la cama.
-Bien mama, ella es amable y me trata bien.
-Es rara?- le pregunto el padre.
-Otra vez con eso? Ella no es rara, es peculiar, deja de verla como un fenómeno- Lena se sorprendió al escucharse a sí misma defender a Yulia así, que si era rara? claro que lo era y mucho- eh quiero decir, no le digas rara, ella es amable conmigo.
-Claro hija, tu debes conocerla mejor que nosotros.
-Si… pero bueno, no hablemos de ella, estaré aquí hasta el domingo.
-Ay hija, enséñale a tu padre a hacer arroz.
-Claro mama- dijo Lena riendo mientras el hombre dolido cruzaba los brazos.
-Hago mi mejor esfuerzo- dijo después serio.
-Lo se cariño, pero Lena te enseñará.

Tanto Lena y su madre rieron por la actitud de Sergey después el se unió a las risas, el tiempo pasaba tranquilo mientras Lena pensaba en Yulia.

****

Yulia por su parte estaba en su habitación, acostada en la cama viendo la televisión, ahora que le pelirroja no estaba ella debía hacer lo que hacia Lena por ella, extrañaba la comodidad que tenia cuando Lena estaba ahí…o lo la extrañaba a ella? Realmente Lena era hermosa pero pudiendo hacerlo no se había aprovechado de ella, estaban todo el tiempo solas, día y noche, sería tan fácil entrar a su recamara en la noche y meterse en su cama pero Yulia no quería hacerlo, no de esa manera al menos, talvez Lena podría ser algo mas que sexo, algo mas allá de solo un cuerpo de diosa del cual desfrutar… ella era especial, Yulia sonrió y se levantó de la cama bajando a la cocina a preparase algo para comer, iba a ser un fin de semana largo.

****

Después de descanso mental para Lena y ansiedad para Yulia el lunes por fin llego, Lena llegó puntual y a la hora de siempre ya estaba en la cocina buscando que prepararle a Yulia, la morena bajo y fue directo a la cocina.

-Hola Lena, como esta tu mama?- le pregunto sonriendo.
-Buenos días señorita, esta mucho mejor, gracias por preguntar.
-Y tu papa?
-Mi papa?... el esta bien, aprendiendo a cocinar- dijo riendo.
-Vaya, que bien- dijo riendo al imaginarse a un hombre en la cocina- Lena… eh… me da gusto que hayas vuelto, siempre puntual, eso me gusta- dijo para irse a la mesa.

Lena se quedo algo sorprendida, esperaba que Yulia tuviera la misma actitud de antes pero tuvieron lo mas parecido a una conversación con una distancia normal entre ellas, Yulia la vio a los ojos esta vez, el cambio le agrado a Lena, esperaba que durara lo suficiente.

-Su desayuno- le dijo al llevarle el plato.
-Gracias- le dijo sonriendo, la pelirroja se retiró.

Los días pasaban sin cambio, Yulia no tocaba a Lena ni la acosaba, la pelirroja estaba confundida, el cambio le gustaba pero también extrañaba un poco esos acercamientos, se dio cuenta que el sentirse tan deseada por la morena la excitaba, no se dio cuenta cuando o como pasó, aunque también le gustaba el hecho de que Yulia ahora platicara mas con ella, algunas veces se sentaba en el sillón muy cerca de la chica de ojos azules pero ella solo platicaba, sus manos no pasaban a su cuerpo, no supo su se sentía mejor o algo decepcionada por eso.

-Lena, mañana vendrán los gerentes, a las 8 esta vez, podrías ayudarme de nuevo con lo mismo.
-Claro señorita.
-Gracias… podrías ponerte mañana el uniforme para ellos?
-Claro.
-Genial- dijo para sacar su celular y ver algunos números al pie de la escalera levantó la vista y Lena seguía ahí viéndola- pasa algo?
-Eh? Ah no no, disculpe- le respondió sonrojada retirándose.

Yulia solo frunció el ceño y subió la escalera con el teléfono al oído.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:52

Capitulo V

****

Al día siguiente antes de las ocho ya estaba todo listo, Lena con su uniforme esperaba cerca de la puerta y Yulia vestida casualmente esperaba en el despacho, el teléfono se escucha, es la línea interna.

-Si?- dice Lena al contestar.
-Hola Lena, buenos días.
-Hola Hans, buenos días.
-Los gerentes han llegado.
-Déjalos pasar, gracias.
-Muy bien- dijo cortando la comunicación.

Momentos después se escucho el timbre desde la puerta.

-Buenos días- saludo sonriente, los hombres contestaron y entraron siguiéndola al despacho.

La junta transcurrió con normalidad, Lena entro 5 minutos antes del final y escucho las últimas indicaciones, y los acompañó a la puerta.

-Hola- le dijo el gerente nuevo a Lena.

Ella volteo a verlo y respondió al saludo.

-Escucha… Lena?
-Si
-Te gustaría salir a pasear por el parque algún día?

Lena observó al hombre, era mas alto que ella, cabello castaño, ojos azules pero no como el azul de Yulia, no era feo, realmente era bastante guapo.

-Lo siento, no puedo.
-Se que trabajas aquí, pero en tu día libre.
-No puedo- volvió a decirle Lena sin titubear.
-En verdad me gustaría salir contigo, eres muy linda y…
-Pasa algo Lena?- preguntó Yulia en voz alta bajando la escalera.
-No, nada- dijo Lena volteando a ver al chico.
-Bien, pasa algo Javin?- le pregunto al chico ya a su lado.
-…- Yulia tomo un momento la cintura de Lena y la pelirroja sonrió un poco, después la soltó y se quedo parada a su lado con los brazos cruzados- no, nada señorita Volkova, disculpen- dijo saliendo.

Lena salió detrás de el seguida de Yulia y lo acompañaron hasta la reja, después volvieron sus pasos, el chico ni siquiera se animo a voltear a verlas.

-Que te dijo?- le pregunto de vuelta a la casa.
-Quería invitarme a salir.
-Mmh… que le dijiste?
-Que no.
-Mh…- Yulia tomo la mano de Lena y sin decir mas se fueron caminando así hasta la casa.

Lena se sentía muy bien así, esa Yulia le gustaba mas que llevaba las cosas con calma a la Yulia que solo la usaba como un objeto sexual, había visto celos en la morena? Sonrió ante la idea.
-Lena- le dijo sin soltarla.
-Si?
-Hoy en la noche habrá algo en el cielo, se podrán ver algunos planetas muy cerca con un telescopio, querrías acompañarme?
-Claro- respondió sonriente.
-Bien, iré a preparar todo- se acerco y la beso en la mejilla, después le soltó la mano y subió al despacho de nuevo.

Lena sonrió y volvió a sus deberes.

El día estuvo plagado de miradas y sonrisas, no pensó que esa Yulia pudiera existir detrás de la Yulia fría y extraña que conoció al principio.

-Lena- le dijo al verla salir con el uniforme- cámbiate, la noche esta algo fresca y estaremos aquí un tiempo.

La pelirroja asintió, realmente sintió el cambio de temperatura, busco en su habitación algo que ponerse, lamentó no haber comprado ropa con la paga de Yulia, pensó no necesitarla estando ahí, busco y busco hasta que encontró algo no tan mal y se lo puso.

Al volver Yulia ya tenia listo todo, desde el telecopio en la posición, la silla donde estarían sentadas y la frazada con la que se cubrirían si tenían frío.

-Ven siéntate- le dijo Yulia señalando sus piernas, Lena se acerco y se dejo mover por Yulia, quien la sentó en sus piernas y la cubrió con la frazada, contrario a lo que la pelirroja esperaba no sintió nada al sentarse encima de Yulia, por primera vez la morena estaba tranquila.
-Lena, esta noche veremos algo fantástico… aparte de tus ojos.

La pelirroja se sonrojo tanto que sus mejillas parecían brillar, Yulia sonrió.

-Hoy veremos el acercamiento de dos planetas, será algo hermoso.

Yulia explico a Lena porque se da ese fenómeno y después le mostró los planetas y Lena realmente le interesó todo lo que Yulia decía, al final estaban sentadas en la silla, Lena estaba sobre Yulia.

-Lena, te ha gustado?
-Si, gracias por haberme invitado, a esta hora estaría durmiendo en lugar de ver esto.

Yulia sonrió y empezó a acariciar el rostro de Lena, ambas se veían a los ojos, Lena aun con su nula experiencia deseaba el beso, Yulia con su basta experiencia y siendo capaz de atar la cinta de sus zapatos con la lengua estaba nerviosa, quería besarla pero no sabía si Lena también quería, solo había una forma de averiguarlo, empezó a acercarse poniendo una mano en la cintura de la pelirroja para evitar que cayera y otra en la mejilla, Lena por su parte tenía ambas manos en el cuello de Yulia, sus cuerpos estaban cubiertos por la frazada, Yulia se acerco hasta quedar casi en sus labios, se vieron por ultima vez a los ojos y cerraron los ojos, los labios de Yulia rozaron los de Lena y empezó a besarla tiernamente, Lena inexperta al principio no sabía que hacer y solo se dejaba besar, después se dejo llevar por lo que su cuerpo le dictaba y empezó a besar a la morena, Yulia la besaba con cuidado, sintió la lengua de Lena rozar sus labios y después desaparecer, la morena la junto mas a su cuerpo y empezó un beso mas apasionado el cual Lena correspondió de igual manera, la lengua de ambas chicas tenían una pequeña pero excitante batalla la cual subiendo de tono hasta que Lena pudo sentir de nuevo a Yulia, la morena se separó cortando el beso y dejando a Lena con ganas de mas.

-Que pasa? No lo hice bien?- pregunto preocupada.
-Lena… besas fantástico para nunca haber besado a nadie pero…
-Pero?- pregunto lamiéndose los labios.
-Yo…- dijo mirando hacia abajo- lo siento.

Lena frunció el ceño pensativa y volteo a ver lo que Yulia veía y entendió a que se refería.

-Entiendo, pero no te preocupes, no sería la primera vez que me pasa esto contigo- Yulia se sonrojo y desvió la mirada, Lena la tomo de la barbilla haciéndola verla- no te preocupes- dijo volviendo a besarla.
-De verdad no te importa?
-No, en verdad no me importa- volviendo a besarla cada vez con mas pasión.

Lena se levantó a terminar el beso Yulia volteo a verla interrogante.

-Tengo algo de frío- le dijo, la morena asintió y ambas entraron a la casa, Yulia tomo de la mano a la pelirroja cuando entraron y la trajo hacia ella besándola nuevamente contra la puerta que daba al jardín, Lena sonrió al separarse y Yulia se alejó un poco, siguieron caminando, subieron la escalera en silencio, al llegar a la habitación de Lena que era la que estaba primero ambas se detuvieron ahí.
-Lena… yo…

Yulia se acercó la besar nuevamente a Lena, la pelirroja correspondió el beso con las manos en el cuello de la morena, Yulia la abrazaba más a su cuerpo, empezó a caminar con Lena hacía dentro de su habitación mientras le besaba el cuello, Lena estaba agitada, sentía algo de humedad entre sus piernas y ganas de no parar, sintió la cama en sus piernas y se dejó caer con Yulia encima, la morena la besaba de una manera embriagadora, Lena realmente quería mas, sintió como la mano de Yulia se deslizaba por su cintura y abdomen debajo de su blusa, quería sentir a Yulia, quiera sentirla de todas las formas como Yulia podía hacer que la sintiera, las manos de Yulia estaban a punto de tocar sus senos cuando una pequeña voz en la cabeza de Lena la obligo a detenerse y detenerla tomando la mano de Yulia para que no subiera mas.

-Que? que pasa?- preguntó agitada Yulia.
-Espera…- respondió igual de agitada.
-Que pasa Lena? estas bien?
-Si… solo que, no es que no quiera… pero, hoy no…

Yulia observó a Lena, sabía que era su primera vez, si la obligaba o la convencía no sería lo que quería dejar como recuerdo para su primera vez, la morena asintió.

-Entiendo, será cuando estés lista… será mejor que vaya a dormir, sino no te prometo autocontrol, hasta mañana- le dijo besándole los labios.
-Hasta mañana- contesto Lena.

Ambas fueron a dormir con una sonrisa en los labios.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:52

A las 7:00 a.m. hora en que despertaba siempre Lena estaba en su cama, pensando, realmente lo que había pasado el dia anterior había sido fantástico, talvez habría sido buena idea dejar a Yulia continuar, lo deseaba pero, con la cabeza fría ahora se dio cuenta, ella seguía trabajando para Yulia, que clase de relación podrían tener? Que clase de relación tenían? Sería la empleada aun? La novia? La amiga con derechos? Lena estaba confundida, no quería pensar en las cosas pero, realmente tenía que, no quería arruinar lo que fuera que estaba naciendo con Yulia pero debía hablar con ella y dejar las cosas en claro, se levantó, se baño y se puso el uniforme como siempre, salió a hacer su trabajo, Yulia seguía durmiendo.

Lena estaba preparando el desayuno cuando sintió a Yulia rodear su cintura y besarle el cuello.

-Hola, buenos días- le dijo Yulia, cuando Lena volteo a saludarla la morena la tomo de las mejillas y la beso.
-Vaya si son buenos días- le contesto Lena al terminar al beso, Yulia rió y después dio unos pasos atrás.
-Que haces con el uniforme?
-Pues… es mi uniforme… Yulia, tenemos que hablar.

Ambas mujeres fueron a la sala y se sentaron en el mismo sillón.

-Yulia… yo… lo que paso ayer fue algo genial…
-Pero?
-Pero no se que tipo de relación llevamos, que somos?
-Eso te preocupa?- le pregunto tomándole las manos.
-Pues si, un poco, tú conoces el mundo y yo… yo ni siquiera conozco Moscú.

Yulia observa a Lena.

-Lena, cual es el problema?
-No se que posición ocupo ahora aquí.
-Mi novia… si quieres…
-Y como conseguiré el dinero para mi madre?
-Yo te lo daré…
-A eso me refiero, no quiero que me pagues por ser tu novia, quiero que me pagues por lo que vine a hacer, esto- dijo señalando su uniforme.
-Entiendo…

Lena tomó el rostro de Yulia y la beso.

-Puedo hacer ambas cosas- le dijo volviendo a besarla, siguieron besándose recostadas en el sillón hasta que el hambre las hizo levantarse.

Lena preparo el desayuno y ambas desayunaban en la mesa de la cocina.

-Ehh…Lena…
-Si?
-Estas… usando ropa interior ahora?
-No- contesto con toda calma tomando de su taza de café, Yulia pasó saliva.
-Ok…- volviendo a comer- podrías empezar a usar otra vez?
-Si eso quieres…
-…No pero, es necesario.
-No quieres entonces?
-No…
-Entonces no lo haré- dijo le pelirroja sonriendo.
-Bien.

*****

Las semanas pasaban, tenían todas las comidas que podían juntas, la relación mejoraba cada día, aunque ambas querían las cosas no pasaban mas allá de besos, Yulia no presiona a Lena y Lena estaba muy contenta con la nueva Yulia.

Sus padres notaban un mejor estado de ánimo y pensaban que se llevaba muy bien con Yulia, ella solo sonreía y decía que si, nunca imaginaban que tan bien se llevaban.

Al terminar de desayunar seguían platicando en la mesa tomando café.

-Yulia, entonces… ese líquido caliente que expulsas cuando… ah… tienes orgasmos…- Yulia se ahogó con el café y empezó a toser, nunca en todos esos días hablaban de sexo o del acoso que Yulia tenia con Lena, segundos después la morena se calmó y volteo a ver a Lena- que es?
-A que te refieres?
-Podrías embarazar a una chica?
-Claro que no Lena, eso es imposible, una mujer no puede embarazar a otra.
-No eres cualquier mujer…
-Aun así, no puedo.
-Ok.
-Porque tu pregunta?
-Solo quería saber… Yulia, en la noche prepararé algo especial.
-El dulce que me hiciste hace tiempo?- pregunto emocionada.
-…Si, claro.
-Genial! Iré a trabajar- se levanto besándola y se fue al despacho.

El día paso normal compartían besos cuando se encontraban por los pasillos y después volvían a sus labores, al caer la noche Yulia estaba en la cocina con Lena, la pelirroja había preparado una cena deliciosa que tenia como postre el dulce, ya en su cuarto Yulia había tomado un baño y solo esperaba la hora para ir a la cama, estaba algo cansada.

Estaba recostada en la cama cuando la puerta se escucho, se levantó y la abrió, era Lena con una bata.

-Hola Lena, pasa algo?
-Si- respondió entrando, Yulia la siguió con la vista y cerro la puerta.
-Que pasa?
-Yulia… yo… esto es algo nuevo y…- La morena frunció el ceño- Yul… quiero que esta noche me hagas tuya- los ojos azules se abrieron como nunca- debajo de esta bata no hay nada mas que mi piel… tómame.

Yulia estaba de pie a unos metros de ella, escuchando todo con la boca abierta, se acercó lentamente hasta Lena y la tomo de las manos.

-Estas segura Lena? esta sería tu primera vez, no te veas forzada a esto.
-Estoy segura, antes tuve miedo, pero hoy no… hazlo.

Yulia se acercó y empezó a besar a Lena, la pelirroja respondía al beso abrazándose más al cuerpo de Yulia, la morena acostó a Lena en la cama y empezó a besarle el cuello, Lena simplemente cerraba los ojos y se dedicaba a sentir, la morena se separó del cuerpo pecoso y abrió la bata hasta la cintura descubriendo sus senos, beso el pecho y se separo nuevamente, poso sus manos sobre los senos blancos y firmes, la sintió estremecerse y gimió quedadamente, empezó a acariciar, tocando con calma y paciencia las hermosas formas de la pelirroja, rozaba el pezón erecto con la yema de los dedos, lo hizo cuanto pudo, después bajó y metió el pezón derecho en su boca lamiendo y chupando apasionada pero cuidadosamente, Lena arqueo la espalda un poco y soltó un gemido, sus manos se movieron sin que ella se los ordenara y terminaron en la cabeza de Yulia, acariciándola y revolviendo los cabellos negros, juntándola mas a su cuerpo, Lena gemía un poco mas fuerte pero parecía que no quería hacerlo, Yulia cambió de pezón y empezó la misma tarea con el otro, la respiración de Lena se agitaba, las manos de la morena empezaron a tocar las piernas, pero no como siempre lo hacía, esta vez era con cuidado, con cariño, no solo con deseo, los labios de Yulia bajaron hasta llegar al ombligo, la lengua hizo cosquillas en el abdomen de Lena y esta rió un poco, las manos dejaron las piernas y abrieron por completo la bata dejando al descubierto el cuerpo totalmente desnudo de Lena, ni cuando tuvo ese ataque de ansiedad sexual lo vio así, era perfecto.

Bajo la vista hasta su sexo, depilado como siempre, paso los dedos por el monte de Venus y Lena gimió de nuevo y poco después apago el gemido, abrió los ojos y volteo abajo, vio a Yulia separando sus piernas y acercar la cabeza a su cuerpo, lo que pasó después fue algo delirante para la pelirroja, Yulia tocaba sus piernas y glúteos mientras lamía cada parte de su sexo, Lena no encontraba lugar para agarrarse, tomaba la cabeza de Yulia, después las sábanas, la pared, era demasiado placer el que la lengua experta de la morena le proporcionaba.

-Yulia!- gimió en un grito con voz entrecortada- aah!... – Lena se arqueo sin poder evitarlo, gritó llena de placer mientras jalaba las sábanas entre sus manos, tembló unos momentos, respiraba agitada tratando de jalar mas aire, su cuerpo había experimentado el primer orgasmo de su vida y estaba algo agitada aun.

Yulia volvió a colocarse encima de ella y con una mano empezó a tocar la entrepierna completamente húmeda de Lena mientras la besaba con un sabor dulzón, no tardo mucho para que la pelirroja empezara a gemir en voz baja, cuando la morena supo que estaba lista se subió encima de ella.

-Lena… abre los ojos- le dijo al oído, al abrir los ojos vio el cielo en los ojos de Yulia, la morena se acomodaba, Lena abrió mas las piernas y ella quedo en el lugar correcto, la beso nuevamente y sintió la punta del pene a la entrada de la vagina,

Lena se intranquilizó un poco- tranquila- le dijo en un susurro.

Lena asintió y Yulia empezó a moverse lentamente, friccionando la punta con el clítoris hinchado de Lena, eso la relajó y empezó a agitarse, la morena se separó y volvió a colocarse en posición, beso a Lena y entro lentamente en ella, el beso se interrumpía por los pequeños gemidos de Lena, Yulia sintió un obstáculo con la punta de su pene, estaba poco menos de la mitad dentro, casi nada, empujo un poco mas y sintió como esa pequeña barrera era derribada.

-Ah!- dijo Lena en un quejido.

Yulia se detuvo y volvió a besarla, la morena empezó a moverse muy lentamente, seguía adentrándose en el cuerpo de Lena, sentía como su miembro se abría paso al interior, Lena ahogaba unos quejidos, sabía que era molesto para Lena pero no podía hacerlo rápido, algo caliente corrió a lo largo del pene hasta caer en la cama, después sus cuerpos se unieron, la penetro por completo, el rostro de Lena era una contracción de dolor.

-Tranquila mi pelirroja, lo peor ha pasado- le dijo besándole los labios, las manos de Lena estaban en la espalda de la morena con las uñas clavadas como un gato, Yulia comenzó a moverse lentamente, Lena aun sentía molestias, lo sabía por su cara, lo hizo mas lento aun, los pequeños quejidos de Lena empezaron a cambiar a gemidos, Yulia aumentaba el ritmo sin dejar de ser cuidadosa, Lena gemía mas fuerte cada vez.
-Yulia… hazlo mas rápido- le dijo entre gemidos de dolor y placer.
-Estas bien?
-Si.

La morena empezó a penetrarla con más fuerza pero nunca olvidando que esa pequeña chica debajo de ella acaba de perder la virginidad instantes atrás, el pene entraba y salía cada vez mas rápido y fácilmente, Lena ahora gemía abiertamente, Yulia sentía la humedad de Lena, sabía que el dolor había desaparecido, sintió las contracciones presionando su pene mientras ella misma tenia un orgasmo, ambas gritaron al mismo tiempo, Yulia sintiendo la presión del cuerpo de Lena en su miembro y la pelirroja sintiendo como Yulia depositaba dentro de ella ese liquido caliente, después ambas cayeron en la cama agitadas, Yulia se retiró de Lena haciéndola estremecer nuevamente.

-Estas bien?- le preguntó al verla sin moverse.
-Si… estoy cansada- le dijo acariciándole el rostro.

Se besaron y ambas durmieron felices.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:54

Capitulo VI

*****

El sol entra por las cortinas a medio cerrar, Lena abre los ojos y siente el brazo de Yulia rodear su cintura, sonríe, recuerda lo que paso el día anterior y sonríe mas, como puede se suelta del abrazo y se sienta, mueve la sábana de su cuerpo y ve un poco sangre en la cama, su virginidad esta ahí…no se arrepiente, hace un poco de presión contra el colchón y tiene una sensación rara, no sabe bien como describirla, dolor? Molestia? No lo sabe, lo que si sabe es que se siente diferente, voltea a donde esta Yulia dormida aun, retira la sabana por completo del cuerpo de la morena y por fin lo ve, el pene de Yulia esta un poco abajo en el monte de Venus, por lo demás todo es igual, sexo depilado, observa detalladamente, no le parece grotesco ni nada de eso, voltea al rostro de Yulia y ella sigue durmiendo, voltea nuevamente a su pene y lo observa, nunca antes vio otro pero ese se veía de tamaño considerable, sube la vista a sus senos, son muy diferentes a los suyos, pequeños y lindos, sube mas la vista y ve a Yulia viéndola, ella se asusta y hace un movimiento brusco.

-Auh!
-Ten cuidado, te sientes mal?- pregunta sentándose en la cama.
-No, tengo una molestia.
-Es normal, pasara con el tiempo o… podríamos seguir haciendo el amor- dijo sonriendo, Lena rió y se acostó en la cama junto con Yulia.
-Pensaré en la segunda opción- le dijo recargándose en su pecho.
-Gracias- le dijo la morena abrazándola.

Lena suspiro y sonrió.

-Gracias a ti…

Ambas suspiraron y volvieron a dormir.

Lena despertó dos horas después, no sabía que hora era pero sabía que era tarde, Yulia no estaba en la cama, con cuidado se sienta en la cama y se pone de pie el en suelo, busca la bata que traía el día anterior y se la pone, cuando esta a punto de salir de cuarto la morena entra con comida.

-Que haces de pie?
-Tengo hambre, además es tarde.
-Siéntate, te traigo comida.

Lena dio media vuelta y se sentó en el sillón.

-Aun tienes molestias?- le pregunto dándole el plato.
-No, ya es menos- le dijo empezando a comer- esto es delicioso, lo cocinaste tu?
-Si
-En serio?
-Oye, no soy una inútil- le dijo riendo- la nana me enseñó.
-Como esta tu nana por cierto?- le dijo para desviar el tema.
-Bien, ayer llamé, ella esta contenta pero quiere verme, le dije que pronto iré.
-Ok… en verdad esta delicioso, talvez ya debas cocinar tu.
-No me gusta la cocina, recuerdo que cuando era niña estaba con mama y la nana en la cocina…

Las chicas se la pasaron platicando de sus vidas toda la mañana, los días seguían pasando, los encuentros sexuales se repitieron primero de modo no tan seguido, Yulia quería que el cuerpo de la pelirroja se acostumbrara, al tercer o cuarto encuentro la pelirroja dejó de sentir molestias y ahora se dejaba llevar por Yulia, la morena tenía a Lena a su merced sexualmente hablando, hacía lo que quería con ella y Lena disfrutaba de las sesiones con Yulia.

-Aahh! Sigue! Mas… mas fuerte!!- gemía la pelirroja hincada a la orilla de la cama con los codos a la altura de las rodillas, Yulia estaba detrás de ella penetrándola como poseída tomándola de las caderas.

Yulia detuvo un poco los vaivenes de su cadera para tener un mejor punto de apoyo parándose mejor, volvió a centrar su atención en Lena quien realmente estaba ansiosa de que Yulia volviera a hacer su labor.

-No te detengas… sigue!
-No te cansas de esto eh?- le dijo jadeante mientras que la penetraba rápidamente, despacio iba introduciendo el pulgar en el ano de la pelirroja.

Lena gimió fuertemente y se aferró a la cama con las manos, y arqueo la espalda, Yulia la conocía muy bien y sabía como llevarla a ese punto donde nada le importaba y perdía en sentido de la realidad.

-Yulia!... aah!...

La morena se excitaba mas viendo la excitación de Lena, la pelirroja siendo penetrada sin piedad por la morena y Yulia penetrándola sin miramientos, solo fue cuestión de tiempo para que ambas tuvieran sus respectivos orgasmos, al terminar la faena Lena simplemente se dejó caer en la cama boca abajo agitada y respirando ruidosamente, Yulia cayo poco después encima de ella.

-Me encantas- le dijo al oído mientras retiraba los rizos de la nuca y empezaba a besarla, llevaban 2 horas en el cuarto de la morena, Yulia siguió besando la espalda de Lena.
-Yulia.... si seguimos aquí.... no podré levantarme mañana- dijo tratando de no dejarse llevar por los labios de Yulia.
-Para que quieres levantarte mañana?- le pregunto tocando los glúteos mientras lamía la blanca espalda.
-Porque mañana... vendrán los gerentes a las 7
-Ok... acomódate como estabas- le dijo levantándose un poco, Lena obedeció sin preguntar nada y tomo la misma posición que tenia antes, Yulia siguió besando la espalda y bajo a sus glúteos, mientras besaba esa parte de la pelirroja empezó a penetrarla con los dedos, el cuerpo de la pelirroja reaccionaba al primer toque de la morena, Yulia al sentir que estaba lista volvió a penetrarla con pene, Lena gimió nuevamente pero Yulia se retiró en poco tiempo, Lena volteó a verla reclamándole seguimiento con la mirada y vio a la chica acomodándose nuevamente, tomo algo de la humedad de la vagina y la subió con los dedos hasta el ano- relájate- le dijo mientras empezaba a penetrarla, Lena se quedo quieta, sintiendo a Yulia, se relajó lo mas que pudo sintiendo a la morena poco a poco dentro de ella.

-Aah!- dijo como gemido
-Estas bien?- Preguntó deteniéndose.
-Si, sigue.

La morena siguió explorando lentamente la cavidad de Lena hasta penetrarla por completo.

-Aaahh! Esto es maravilloso- dijo Lena.

Yulia sonrió y empezó a moverse hacia dentro y fuera de Lena lentamente, mientras mas gemía mas aumentaba el movimiento, contrario a cuando perdió la virginidad esta vez no hubo dolor, los dedos de Yulia se habían encargado de preparar a Lena en sesiones pasadas para lo que la morena tenía pensado, Lena gemía en cada acometida, aun así Yulia era cuidadosa, nuevamente un orgasmo sacudió el cuerpo lleno de pecas mientras los ojos azules se llenaban de lágrimas ante el orgasmo que casi la hizo llorar de tan placentero que fue.

Eso había sido demasiado para ambas, las dos cayeron en la cama cansadas, se besaron lo mejor que sus escasas fuerzas se lo permitieron y después de dos horas y media de sexo constante se durmieron casi al instante.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 14:56

Al día siguiente Lena estaba esperando a los gerentes, mientras Yulia estaba en el despacho, al llegar los hombres Javin sonrió al ver a Lena y ésta lo ignoró haciendo su trabajo, Yulia noto eso y trato de no molestarse y solo limitarse al trabajo, cosa que logró, al final de la junta la morena acompañó a Lena y a Javin lo le quedo mas remedio que irse sin cruzar palabra con Lena.

Ahora que la madre de la pelirroja estaba un poco mejor iba el sábado en la tarde y volvía a la mansión el lunes, nadie sabía que mas pasaba dentro de la casa, pero Yulia estaba de buen humor, cosa que no se veía desde hacía tiempo, en todos esos meses Hans y Lena se hicieron buenos amigos, aunque Lena era hermosa y se portaba muy bien con el, el hombre era casado y tenía un bebé de 7 meses, veía a Lena como su hermanita y Yulia lo sabía, por lo cual confiaba plenamente en dejarla encargada con el si ella salía a ver a la nana o a algún negocio, mientras la relación de las chicas iba viento en popa, algo mas estaba naciendo en el corazón de Yulia por la pelirroja.

-Señorita Volkova- le dijo Hans al teléfono, era domingo y Lena estaba con sus padres- esta aquí el señor Ivanovich, insiste en verla.
-Has que se vaya Hans, ese hombre no tiene nada que hacer aquí.
-Ya se lo dije pero dice que es muy importante verla, dice ser algo que le interesa, mencionó a Lena.
-Que?
-El, mencionó a Lena y dijo que era algo que le interesaba...
-Voy para allá, que no entre a la casa- le dijo la morena colgando.

Yulia salió de la casa y recorrió con calma el caminó a la reja, no le importaba hacer esperar al hombre, no entendía como tuvo el valor de ir a la mansión de nuevo, al llegar lo ve de pie afuera, con unos papeles, Hans solo desvió la mirada del hombre al escuchar a Yulia.

-Buenos días señorita- dijo Hans levantando la gorra un poco.
-Buenos días Hans, que haces aquí?- le pregunto al hombre viendo a la reja.
-Buenos días Yulia- le dijo Ivanovich.
-Respeta a la señorita Volkova- le advirtió amenazante Hans.
-Tranquilo Hans- le dijo tomándolo del brazo- dime a que has venido y lárgate- dijo caminando a la reja dándole la indicación al guardia de que la abriera, al salir Hans estuvo detrás de Yulia sin quitarle la vista a la nada agradable visita, la morena se alejó un poco- que quieres aquí?
-Veo que no tiene idea de a que he venido señorita Volkova- le dijo con tono irónico.
-Habla o haré que Hans te rompa las costillas.
-Esto te parece familiar?- le dijo dándole unas fotos.

Yulia las tomó después de unos segundos y empezó a verlas, frunció el ceño y volteo a verlo.

-Que quieres decir con eso?- le dijo para después volver a verlas, era fotos de Lena y ella aquella noche en el jardín besándose y entrando a la casa de la mano.
-Que estas cometiendo un delito, tu novia es menor de edad.

Yulia volteó a verlo y empezó a reírse.

-Me estas amenazando?- le dijo aun riendo.
-Quiero dinero, por no ir a la policía con esto.

Yulia siguió riendo hasta que se calmó después de unos segundos.

-Sabes que veo yo aquí imbecil- le dijo levantando la fotos- veo que me espiaste, que te metiste en mi casa sin mi permiso lo cual hace de eso allanamiento de morada, imagina eso a tu record como ladrón.
-No entre a la casa...
-No parece, me crees que tan estúpida como para dejarme intimidar por esto?- dijo aventándole las fotos en la cara y el pecho- crees que con todo el dinero y la reputación mundial que tengo debo preocuparme por eso? Es tu palabra contra la mía, es mas, no se te ocurrió pensar que era chica a que tu inteligentemente llamas mi novia sea en realidad mi esposa?- el hombre frunció el ceño- no, no lo pensaste y sabes porque? Te diré porque, estas tan frustrado porque te despedí que estas desesperado por sacarte la espina de la humillación que te atreves a espiarme y a tratar de chantajearme, toma tu poca dignidad y lárgate, tienes 3 segundos para irte de mi casa o mañana a las 7 de la mañana tendrás a la policía con una orden de arresto irrumpiendo en tu casa.

El hombre al ver a Yulia tan segura solo dio media vuelta y subió a su auto dejando las imágenes en el suelo, cuando Yulia lo perdió de vista recogió las fotos y entró a casa seguida de Hans quien tenía una idea de que pasaba pero era fiel a la chica y obviamente no dijo ni pregunto nada.

*****

Cuando Lena regresó vio a Yulia sentada en la sala.

-Que haces tan temprano despierta?- le pregunto besándola.
-Esperaba a mi novia.

Lena rió y volvió a besarla.

-Como esta tu mama?
-Pues, ella dice que bien pero yo la veo rara.
-Talvez sea por el tratamiento no crees?- le dijo abrazándola.
-Talvez… bueno, iré hacer el desayuno- dijo besándola de nuevo y subiendo la escalera para cambiarse.

Lena estaba en ropa interior en su habitación, estaba sacando el uniforme cuando escucho ruido en la puerta y volteo cubriéndose con la blusa que estaba en la cama.

-Te ves tan linda sonrojada- le dijo Yulia con una sonrisa desde la puerta.
-Me asustaste, no te esperaba- le dijo aun cubriéndose.

Yulia ve a Lena tapándose aun y sonríe de nuevo.

-Que pasa? Te avergüenza que te vea en ropa interior?
-No- le respondió dejando caer la blusa.

Yulia la observaba y se acerca, Lena sabe lo que quiere, lo ve en sus ojos.

La morena al estar a dos pasos de Lena se le echo encima como león en celo besándola apasionadamente, Lena excitada por su reacción y la pequeña abstinencia respondió de igual manera, Yulia la acostó en la cama y rápidamente le quito la poca ropa que tenía a los 2 segundos ella misma estaba desnuda también.

-Yulia…

La morena levantó la vista de entre las piernas de la pelirroja.

-Yul… hazme tuya, te necesito- le dijo casi suplicante.

La morena se levanto y puso las piernas de Lena en sus hombros, la pelirroja cerró los ojos cuando la sintió dentro de ella, Yulia se extasiaba viendo a Lena en ese estado, empezó a moverse con más fuerza, la cama se sacudía violentamente, los pechos de Lena se movían a la par con los movimiento de Yulia, los gemidos eran fuertes por parte de ambas, mientras Lena con los brazos por encima de su cabeza y ojos cerrados solo se dedicaba a sentirla, Yulia entrando y saliendo de Lena con fuerza y atrapando alternativamente los pezones de la pelirroja con la boca estaba a punto de tener el primer orgasmo de la semana, cuando Lena sintió su respectivo orgasmo tocando a la puerta abrazó a Yulia pasando las piernas a la cintura de la morena y juntándola a su cuerpo, ambas como siempre terminaron al mismo tiempo y después Yulia aun dentro de ella se levantó un poco y la beso.

-Bienvenida a casa.
-Vaya… talvez deba irme mas seguido si me vas a recibir siempre así- le dijo besándola.

Ambas rieron y quedaron viéndose, estaban por besarse de nuevo cuando el estómago de Lena reclamo alimento.

-Que romántica- le dijo Yulia levantándose de ella.
-Es tu culpa- dijo sonrojada Lena- me pones a hacer ejercicio muy temprano.
-Aja… vamos a comer- le dijo ayudándola a levantarse, antes de bajar se dieron una lenta y relajante ducha y 1 hora después estaban en la cocina almorzando.

Yulia no mencionó nada en la semana de la visita de Ivanovich, no vio necesidad, ya había destruido las fotos, pensó en quedarse con ellas como recuerdo del primer beso pero así como videos privados de los artistas siempre se divulgan porque alguien se mete a la casa y los roba, si por ella fuera no tendría problema pero tal como Ivanovich había dicho Lena era menor de edad, apenas iba a cumplir 17, realmente ante la ley estaba cometiendo un delito, toda la discreción que siempre cuidaba era mas por Lena que por ella, aunque fuera delito, tenía suficiente dinero para salir bien librada de eso pero no quería lastimar la relación de la pelirroja con sus padres si llegaban a enterarse de alguna manera, no pensó que Ivanovich fuera con los padres de la pelirroja, no quería lastimarlas, solo quería dinero.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:00

Capitulo VII

******

Después de una semana de relación casi idílica el fin de semana llegó, Lena se despidió de Yulia de una manera espectacular con una noche muy especial y el día siguiente en la mañana salió a ver a su madre.

Lena iba llegando en taxi a la casa, sacó la llave y entro, nadie estaba ahí, eso le recordó aquella vez hace meses cuando se enteró de que su madre estaba enferma y un mal presentimiento la lleno de angustia, nuevamente trato de no preocuparse y salió al centro comercial a comprar cosas que vio hacían falta.

Iba caminando con calma tratando de no pensar en nada mientras iba al supermercado a pie cuando siente una mano tomando su brazo, ella se asustó y se alejó del sujeto.

-Hola Lena.

La pelirroja soltó su brazo y se alejó aun más.

-Buenos días- le dijo Lena a Javin siguiendo su camino.
-Lena tengo algo que decirte- le dijo tomándola del brazo nuevamente- mira- le mostró una fotografía de ella y Yulia besándose en el jardín la noche de los acercamientos de planetas.
-De… de donde sacaste esto?- le dijo en voz baja arrebatándole la fotografía.
-Vayamos a tomar un café preciosa- le dijo sin soltarle el brazo.

Llegaron a un café no muy alejado de donde estaban y tomaron la mesa mas alejada, Lena estaba sentada de brazos cruzados.

-Bien- le dijo Javin cuando el mesero llevo su orden.
-Que quieres?- le preguntó enojada- yo no tengo dinero si eso deseas.
-No quiero dinero, te quiero a ti.
-Como te atreves!- le dijo llena de rabia- sabes que lo que me estas diciendo es un delito?
-Es interesante como interpretas la ley- le dijo sorbiendo su café- sabes- dejo la taza en el plato- lo que sea que haga la señorita Volkova contigo es peor que lo que hago yo ahora.

Lena quedo en silencio observando su café que empezaba a enfriarse.

-Lena, solo quiero una noche contigo, no te pido más, nadie sabrá.
-Yo lo sabré, no puedo…
-Lena, yo no soy mala persona, solo te pido una noche de todas la de tu vida, yo no tome estas fotografías, lo hizo un amigo, si por mi fuera yo te las daría pero, el no quiere las cosas tan fáciles.
-Que gana el si tu y yo…
-Eso no lo se, pero podrías meter en un gran problema a la señorita Volkova si la policía se entera de esto, podría perderlo todo y terminar en prisión, no quieres eso para ella verdad?

La mente de Lena analizaba todas las posibles salidas, tenia varias alternativas, irse después de abofetearlo, tirarle el café en la cara o solo levantarse y dejarlo sentado en la mesa, tenia varias opciones pero ninguna le daba una solución que protegiera a Yulia y a ella misma.

-Lena? que dices?- le preguntó Javin.
-Yo… no lo se, tengo que pensarlo…
-Tienes 20 minutos.
-Que?! No puedes darme solo 20 minutos para decidir algo así!
-Baja la voz preciosura, en 20 minutos debes decirme si o no, corre tiempo- le dijo viendo su reloj.

Que debía hacer? su mente terminaba en el mismo lugar, Yulia, que pasaría si ella se enteraba? de seguro la perdería, pero si no aceptaba podría perder todo lo que su padre le dejo, todo por lo que el lucho, por lo que lucha ahora Yulia… debía hablar con ella, se levanta de la silla.

-A donde vas?- le pregunta Javin tomándola de la mano.
-Debo hablar con Yulia.
-No, el tiempo se terminó.
-Claro que no- dijo soltándose y alejándose un poco, saco su celular y marco.
-Residencia Volkov- dijo Hans del otro lado de la línea.
-Hans, soy Lena, podrías comunicarme a la señorita Volkova por favor?
-Hola Lena, lo siento, la señorita salió a ver a su nana hace 2 horas.
-Viajo en avión?- preguntó un poco preocupada.
-No, por carretera, dijo que si necesitábamos algo que le dejáramos recado en la casa donde esta la nana, quieres el número?
-No gracias, aquí lo tengo, solo quería preguntarle si querría pastel de fresa o chocolate al volver, no te preocupes, gracias- colgó, llamo rápidamente a Yulia pero la llamada no entro, el camino al asilo era por una montaña hermosa y muy cerrada, la carretera era segura y la policía transitaba día y noche en busca de algún accidente, las llamadas a los celulares no entraban, solo salía de los aparatos para números de emergencia, no podría comunicarse con Yulia en al menos 3 horas, Javin no se veía tan paciente.

Lena estaba con el teléfono al oído pensando que hacer.

-Ya tomaste la decisión?
-No…
-El tiempo se terminó.
-Necesito tiempo.

Javin sabía que no podía darle oportunidad de hablar con Yulia, Lena era una niña y era fácil de intimidar, pero Yulia no, si Lena hablaba con ella la morena echaría toda su furia contra el por amenazar a su novia y sabía que ella no se detenía una vez que había tomado una decisión.

-Lena, es ahora o nunca- dijo levantándose dejando un billete en la mesa.

La pelirroja sabía que Javin se iría sin presionarla más pero iría a la policía, en ese momento, con la cabeza revuelta con ideas tomo la decisión hasta el momento más difícil de su vida.

-Es… esta bien.

Javin sonrió y la llevo del brazo fuera del café.

-Compra licor- le dijo antes de subir al auto de Javin.
-Que? para que quieres licor?
-Podrías solo comprarlo?- le dijo con voz quebrada, el hombre sintió una punzada de culpa, pero vio a Lena, tan hermosa y naturalmente sexy, con ese cuerpo, ese rostro de ángel, esos ojos de gato, el era casado y realmente quería a su esposa pero la oportunidad de tener a Lena le llego en bandeja de plata y no podía desperdiciarla, que era una noche con alguien mas después de 10 años de matrimonio? Que era una noche con el de todas las noches de la vida de esa chica? Fue por el licor y volvió al auto, le abrió la puerta a Lena y ella subió cerrándola con fuerza, casi le quedan a Javin los dedos atrapados en ella, dio la vuelta y subió al auto, Lena iba sentada viendo por la ventana, la pelirroja tomo la botella y la abrió, tomo un trago que casi la hace vomitar.
-Se diluye en algo mas- le dijo viéndola, ella no contesto, después de recuperar el aliento volvió a tomar- Lena, has hecho esto con alguien mas?- ella seguía sin hablar- necesito saberlo, esta será tu primera vez?- Lena dio un trago mas.
-Para que quieres saberlo?! Afecta eso en tu decisión?- le dijo alterada.
-No quiero lastimarte, es tu primera vez?
-No- fue todo lo que dijo para volver a beber otro trago.

Javin sabía lo que Lena trataba de hacer, quería estar ebria para cuando llegaran a su destino.

Veinte minutos después habían llegado a un hotel, entro directamente al estacionamiento y dejó a Lena fuera del elevador, instantes después llegó con la llave del cuarto y entraron al elevador, Lena seguía con la botella, pero no tomaba mas, estaba ebria, al menos eso pensaba, se sentía mareada y hasta cierto punto un poco relajada aunque no menos nerviosa, todo pasaba con lentitud para ella, Javin a pensar de su culpa estaba entusiasmado, eso no se daba todos los días.

Al llegar el abre la puerta y Lena entra, detrás de ella se escucha la puerta cerrarse, ya no hay marcha atrás, abre la botella y da otro trago, Javin llega tomándola por detrás con las manos en la cadera, Lena cierra los ojos y vuelve a tomar, en esa posición la lleva hasta la cama y la sienta ahí, el se quita el saco, la corbata y la camisa, el cuerpo de Javin esta muy bien formado, años de ejercicio pero Lena no piensa en otra cosa que no sea Yulia, no hay punto de comparación entre ellos, primero por ser de sexos opuestos, segundo de alguna manera Yulia eleva su excitación al máximo, Javin no le provoca nada que no sea repulsión, el se quita el pantalón, Lena voltea a otro lado, después lo escucha caminar por la alfombra, cuando voltea lo tiene frente a ella, totalmente desnudo, asqueada voltea al otro lado nuevamente, el la toma de la mejilla volteando su rostro, su miembro queda cerca de la cara pecosa.

-Hazlo- le dice denotando excitación.
-Que?- dice Lena asqueada por completo, parte el licor, gran parte la situación.
-Quiero ver si eres tan buena para hablar como para otras cosas.

Lena intenta levantarse pero el la detiene tomándola del hombro.

-Estas loco! –le dice quitando la mano de Javin de su hombro con un manotazo- No voy a hacer nada, nada! Acepte esto por Yulia pero nunca dije que fuera a colaborar contigo, eres un idiota.

Aun con Yulia no lo había hecho, nunca se lo había pedido y de haberlo hecho la pelirroja habría aceptado, pero realmente nunca se había dado la oportunidad, solo se dejaba hacer lo que Yulia quisiera, confiaba en ella totalmente y nunca la lastimó, definitivamente no haría eso con el.

-Escúchame niña-le dijo tomándola del cabello- si yo digo que lo hagas lo harás, no estas aquí para estar con caprichos.
-Empezare a gritar si no me sueltas- le dijo fríamente- que crees que pensara la gente cuando entre y te vea desnudo con una niña en la cama a punto de caerse de ebria?

Javin la soltó, Lena no era tonta, podría estar algo tomada pero no era tonta, si bien había aceptado sus términos no iba a ser sumisa, Javin empezaba a incomodarse con la situación, sabía que ese hombre no era el, no podía creer lo que estaba a punto de hacer, Lena toma la botella nuevamente y esta vez siente el licor en la garganta, ya no puede tomar mas, deja la botella en el suelo, Javin se pone en cuclillas para verla de frente.

-Lena…
-Lo que vayas a hacer hazlo ya.

Javin observa a Lena, no quiere obligarla pero, realmente quiere probarla solo una vez, y las palabras de Lena no llegaron en mejor momento, estaba a punto de disculparse y dejarla ir, en ese momento realmente es ahora o nunca, sin pensar más la acuesta en la cama y empieza a besarla, besa los labios, Lena no responde, solo ve al techo, deja la boca y besa el blanco cuello, Lena empieza a llorar en silencio pero se controla, Javin ya había perdido la razón al tener a Lena así, en el último momento de lucidez se pone el preservativo y ya fuera de sí empieza a tocarle los senos de una manera desesperada, la pelirroja cierra los ojos y trata de imaginar a Yulia haciendo eso, es muy difícil, sin importar que tan deseosa esté nunca la ha tocado así, cuando menos lo espera ya esta desnuda con Javin viéndola con la boca abierta, Lena es muy hermosa, ella desvía la mirada y cierra los ojos con fuerza nuevamente cuando lo siente tocar entre sus piernas, trata nuevamente de imaginar a Yulia, lo siente encima suyo y cuando lo siente entrar en su cuerpo, lágrimas salen de sus verdes ojos.

Javin gime cerca de su oído, eso es mas de lo que puede soportar, piensa en Yulia, en sus besos, sus manos, la forma tierna y apasionada como le hace el amor, como la toca, imagina que esta con ella, cuando Javin después de muy poco tiempo comparado con Yulia da señales claras de haber tenido un orgasmo se queda donde esta son moverse, Lena lo quita con asco de encima de su cuerpo y se levanta, toma su ropa, se viste rápidamente, toma las fotografías y negativos y se va de la habitación dejándolo en la cama aun sin moverse.

Sale corriendo sintiendo asco por ella misma y va al elevador, baja y sale de ahí, la visión es borrosa por las lágrimas, toma un taxi a unas cuadras del hotel y regresa a casa, sus ruegos son escuchados al encontrársela vacía nuevamente, no quiere explicar a su padre nada, ni el motivo de su amargo llanto o porque necesita desesperadamente una ducha ni que son esas fotografías.

Entra al baño y se quita la ropa, abre la llave y sin esperar a que el agua caliente empiece a salir se mete tallando con marcada repugnancia su cuerpo, los lugares donde Javin la besó y la tocó, después cae de rodillas vencida por la terrible experiencia y agotamiento mental y llora, llora porque sabe que ha engañado a Yulia, llora porque ese día nada estuvo de su lado, el hecho de que Yulia estuviera ausente, que se hubiera ido manejando al asilo, salir de la mansión cuando pudo haberse quedado con Hans platicando una hora mas, haber decidido ir al supermercado a pie y no en taxi o en el mejor de los casos quedarse esperando a sus padres en la casa, pero sobre todo el hecho de que bajo presión no piensa rápido y Javin le dio un panorama muy negro sobre Yulia, su amada Yulia, la había engañado, aun por su bien pero la había engañado, se lo diría, no podía esconderlo, Yulia tenía el don de enterarse de todo y tarde o temprano lo sabría, como poder confiar en la discreción de ese hombre que prácticamente la obligó a irse a la cama con el? se lo diría el lunes al volver a la mansión, el viernes tenían junta, no podía ver a Javin de nuevo, tenía que decírselo a Yulia, solo esperaba que entendiera y lo la odiara.

El timbre del teléfono la despierta de su pequeño coma autoinducido de tanto pensar, el cielo esta oscuro, tiene mucho tiempo ahí llorando, cierra la llave sintiéndose un poco mas limpia, se envuelve en una bata y sale del baño.

-Si?- dice con la voz ronca de tanto llanto.
-Lena
-Papá, donde están?- dice tratando de hablar mejor.
-En el hospital, tu mama se puso algo enferma, puedes venir?
-Voy para allá- dijo colgando, su madre enferma nuevamente, nunca estuvo sana pero al menos estaba estable, ahora la situación había cambiado, que mas podría pasarle, acaso tenía una maldición?

Se viste y se maquilla tratando de verse lo mejor posible y sale al hospital.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:00

-Hola nana- dijo la morena con una sonrisa.
-Niña, pensé que no vendrías- le dijo abrazándola.
-Maneje esta vez.
-Niña, no debes manejar, eres muy joven aun.
-Nana…- le dijo Yulia riendo
-Te noto muy feliz desde hace semanas…
-Lo estoy nana, lo estoy- dijo sonriendo.
-A que se debe tu felicidad? O debo preguntar a quien?

Yulia se sienta en el sillón donde la nana esta sentada y se recuesta en su regazo, como cuando era niña y debía contarle algo importante.

-Sabes que no puedo engañarte nana, no puedo ni quiero ocultarte nada, eres como mi madre.
-No digas eso niña, tu madre es Larisa y siempre lo será, pero dime, porque tan feliz?
-Nana, creo que estoy enamorándome de alguien- dijo sonrojada.
-Niña, eso es muy bueno, ya era hora… quien es la afortunada?
-Afortunada?- le preguntó nerviosa
-Niña, te conozco, no me dirás lo contrario, es la chica que trabaja ahora en la casa? es muy linda.
-Si nana- dijo totalmente roja.
-Eres una asalta cunas- le dijo riéndose.
-Nana!
-Es la verdad, pero dime, ella te corresponde?
-Eso creo nana, si la vieras… es linda, muy amigable y dentro de su corta edad segura de sí misma, su carita llena de pecas y esos labios que be… eh… ah…dios- susurró avergonzada.

La nana se rió aun con Yulia en su regazo.

-Niña, nunca cambiarás, pero cuéntame más de ella…

*****

Lena llegó al hospital preocupada, que había pasado con su madre, preguntó a la enfermera por informes, nadie sabía nada.

-Lena!- la llamo su padre desde lejos, la pelirroja volteo y fue a donde su padre estaba.
-Papá que paso?
-No lo se hija, tu mama iba respondiendo muy bien al tratamiento, de repente tuvo una recaída, gracias a dios que estaba en casa con ella sino…
-No lo digas papa, que le harán ahora?
-La van a revisar… ya saque dinero del banco, espero que eso sea suficiente, la cuenta quedo en ceros.
-Papá, pero como? Había suficiente dinero.
-Eso me pidieron hija, no lo malgasto.
-Lo se papá, no quise decir eso disculpa.

Ambos se abrazaron y esperaron al médico, la habría encantado que Yulia estuviera ahí con ella.

Después de horas y varios cafés el medico salió, ambos corrieron acribillándolo con preguntas.

-A ver, señor, señorita, silencio por favor- ambos se callaron- la señora ya esta estable, hubo que operarla de urgencia pero lo peor ya paso, pueden estar tranquilos, ahora con la operación todo estará como antes pero deberán cuidarla, alguien que este con ella, evitar que haga esfuerzo.
-Pero que paso doctor?- preguntó Lena.
-Una complicación.
-Nunca nos hablaron de complicaciones que necesitara operación.
-Así es señorita, esta complicación casi nunca se da, su madre es del 1% que la padece.
-Pero ya esta bien?
-Si, la tendremos en observación estos días y después podrán llevársela, si todo sale bien podrá mañana estar en casa.
-Habrá otras complicaciones?- pregunto Lena seria.
-No señorita, es buena hablando, debería ser abogada.

Lena recordó la estupidez que Javin le había dicho y su conciencia volvió a torturarla, con tantas cosas logró olvidarlo.

-Señorita?- le dijo el doctor
-Disculpe?
-Su madre estará lista mañana, si gusta descansar, mañana podrá entrar a verla.
-Si gracias- dijo yendo con su padre.
-Lena, debes quedarte en casa con tu madre, yo trabajaré.
-Papá, tu quédate en casa, yo seguiré con Yulia, estoy bien ahí y nos llevamos bien, además si dices que la cuenta quedo en ceros debo hablar con ella.

El hombre se quedo callado, sabía que la que llevaba el dinero a casa era su hija, dejo de discutir algo que sabía no ganaría, solo esperaban a que la mujer reaccionara bien y se la llevaran a casa.

El fin de semana para Lena paso lento y con cargos de conciencia, mientras Yulia volvía feliz de con la nana, le dijo que se ausentaría unas semanas, tenía junta con los gerentes y bueno, la nana sabía como era eso y no puso objeción, Yulia llego a la mansión a las 7:40 de la noche y llamo a la nana para avisarle que todo estaba en orden, solo le estaba esperar a Lena, su novia, sonreía al decir eso, su novia.

Lena llega a la casa y saluda a Hans, la fría y enorme mansión que ahora veía como su hogar le dio miedo, debía hablar con Yulia, entro y la encontró en el sillón donde la vio la semana pasada.

-Lena- le dijo sonriendo.

Al verla cerca la pelirroja empezó a llorar, no podía creer lo que había hecho.

-Lena que pasa? Porque lloras?- le dijo preocupada.
-Yul… yo… es que…
-Lena cálmate, dime que paso, te hicieron algo?

La pelirroja la ve, tan preocupada por ella y la conciencia la tortura aun mas, se calma y dispuesta a decirle todo se arrepiente.

-Mi mama Yulia, se puso muy mal, casi muere el sábado…
-Oh Lena, lo siento tanto- le dice abrazándola- pero ya esta bien?
-Si… pero… se acabo el dinero-le dijo sollozando.
-Por eso no te preocupes- le dijo besándola tiernamente en los labios y abrazándola.
-Yul…
-Lena, tu trasero esta vibrando.
-Que?- le dijo separándose.
-Tu trasero vibra.
-Es mi celular- dijo contestando- hola?... Papa?... si… si… entiendo… si papa- dijo riendo- se lo diré a la señorita Volkova- Yulia sonrió y se acerco a Lena tomándola de la cintura, Lena hizo la cabeza a un lado cuando vio que la morena quería besarla y al moverse, empezó a besarle el cuello- si papa...- Lena se separó dándole una mirada de reproche- si papa, lo haré- Yulia volvió a acercarse, quería provocarla, Lena se quita el teléfono del oído y la besa rápidamente y vuelve con su padre- como dices?.. ah si, ok, bye- dijo colgando- Yul!.

La morena rió y la abrazo.

-Lo siento pecosa, era una tentación muy grande, para que llamo tu papa?
-Quiere que vaya a la casa a ayudarle con mi mama, solo una hora o dos mientras el arregla lo de su trabajo, puedo señorita Volkova?- dijo poniendo las manos en el cuello de Yulia.
-Pues no lo se señorita Katina, tendrá que hacer meritos después de que vuelva.
-Lo que me pida señorita- dijo besándola.

Cuando termino el beso Lena volvió a salir de la casa, pasaría 3 horas en casa con su madre antes de volver.

*****

Yulia estaba en su despacho revisando los informes que cada semana le mandaban, el viernes tenían junta, tenia un montón de cartas que había llevado consigo al irse Lena, recibos, cuentas de banco o otras cosas mas.

Llamó al médico de la madre de Lena y se enteró de lo que pasó, realmente estuvo a punto de morir, agradeció al medico y se puso a revisar la correspondencia, todo era lo de siempre, excepto por una carta sin remitente, su nombre y dirección estaban ahí pero no decía quien la mandaba o de donde, se encogió de hombros y la dejó a un lado, después de revisar su cuenta bancaria y demás cosas volvió a la carta anónima, la abrió y saco un pequeño disco, era un CD pero mas pequeño de lo habitual, vio el disco, no tenía nada escrito en el, busco dentro del sobre y tenía nota, la saco y la desdobló.

“Descubre que hace Katina cuando estas de viaje”

Yulia frunció el ceño y metió el pequeño disco en la PC, el lector se encendió y abrió en la pantalla el recuadro que le preguntaba si quería ver el contenido o cancelar todo, estuvo a punto de cancelar todo y tirar el disco pero en el ultimo momento optó por ver que tenia el disco.

Espero poco y el reproductor de video se abrió mostrando primero la pantalla negra, la morena bostezo y a punto de sacar el disco la imagen cambió, era Lena tomada del brazo por Javin en la calle, Yulia se congeló y sus ojos se abrieron al máximo devorando las imágenes que tenia frente a ella, ellos entran a un café que Yulia no reconoce bien, la fecha automática de la cámara marca dos días anterior a ese, el día que ella fue con la nana, se acerca a la pantalla un poco, la imagen se corta y casi al instante se ven ellos saliendo del café para cortarse de nuevo y aparecer bajando del auto de Javin entrando a un hotel, Yulia observa con la boca abierta totalmente incrédula, su corazón late fuertemente, la escena vuelve a cortarse y después con una cámara que parece fija en el techo de una habitación se ve a ambos entrar a la habitación, Lena lleva una botella de vino o algo así, la calidad no es muy buena pero se ve lo suficiente, Lena bebe y Javin la toma de la cadera, Yulia siente los celos corriendo por todo el cuerpo, trata de calmarse y sigue viendo lo que pasa, Lena se sienta en la cama mientras Javin se desnuda, Yulia siente que le falta el aire, Lena sigue en la cama, bebe de nuevo y Javin llega hasta ella poniéndose al frente, Lena nueve la cabeza pero Yulia no ve lo que hace, sus manos tiemblan al imaginar lo que hace, la mano de Javin se mueve y la toma de cabello un momento y después la suelta y se pone de cuclillas frente ella y hablan un poco, el la besa y la acuesta en la cama, Yulia en este momento esta muriendo por dentro, ve a Lena en la cama de un hotel con Javin mientras ella dice que va con sus padres, su cuerpo tiembla, su visión es nublada, no puede respirar, entonces se da cuenta, esta llorando, se limpia las lagrimas y trata de controlar los sollozos, al ver de nueva cuenta la pantalla ve a Javin encima de Lena, la esta haciendo suya y Lena no hace nada para evitarlo, se levanta de golpe pero no sabe que hacer y vuelve a sentarse, el cuerpo de Javin se convulsiona sobre Lena y queda encima de ella, la pantalla negra de nuevo, el video ha terminado.

Yulia esta sentada en la silla frente a la pantalla negra con las manos en la cara y el corazón roto, Lena la ha engañado de la manera mas ruin, ella contándole a su nana que estaba enamorándose de esa chica hermosa y ella en la cama con otro... con un hombre que trabaja para ella, sigue llorando, tiembla de rabia, esta decepcionada, siente la ira corriendo por sus venas golpeando cruelmente sus sienes, el aire le falta, cree que se desmayará, se levanta trabajosamente y abre la ventana, las imágenes están en su cabeza, sigue llorando cada vez con mas dolor, le duele el estomago, va al baño del despacho e inclinada sobre el inodoro vomita mientras no para de llorar, cuando su estomago a vaciado el exceso de jugo gástrico y parte de la cena del día anterior Yulia se lava la cara, limpia el agua junto con las lágrimas y va a la PC, saca el pequeño disco mientras la computadora marca la pantalla azul con un error, lo ignora oprimiendo las teclas que sus dedos encuentran, la pantalla después de unos segundos vuelve a su estado normal, ve el disquito en su mano, se ve muy tentada a romperlo pero solo lo observa, agua cae sobre el, son sus lágrimas nuevamente, lo deja en el escritorio y toma unas esferas para el estrés que se compró en Japón hace un año... las mueve en sus manos, los sollozos siguen saliendo de su pecho, toma una esfera en cada mano y las aprieta con furia hasta que los nudillos le duelen y se ponen blancos por tanta presión sobre ellos.

-Aaaaah!!!!- grita tan fuerte como su garganta y sus pulmones lo permiten y avienta las esferas contra la pared haciéndolas añicos- nadie se burla de mi! Nadie!! Mucho menos tu Lena, mucho menos tu niña estúpida...- su respiración es agitada, el dolor del pecho bajo considerablemente, Yulia dejó de llorar, ahora es un ser lleno de rabia en busca de venganza.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:01

Capitulo VIII

Lena regresa un poco mas tranquila al ver a su madre mejor, solo con las molestias normales de una operación, ahora debía hablar con Yulia.

-Lena dice la señorita Volkova que te espera en el despacho- le dice Hans al entrar a la casa.
-Si, gracias- le responde preocupada, algo pasa con Yulia eso no es normal.

Al entrar a la casa va al despacho, esta abierto.

-Yulia?- dice entrando, voltea a un lado y ve vidrios en el suelo, algo pasó- Yulia estas aquí?
-Donde estabas?- le pregunta una fría voz desde atrás pasa segundos escuchar la puerta cerrarse de golpe, Lena voltea y ve a la morena, tiene los ojos enrojecidos e irritados, el azul es frío, como nunca- te hice una pregunta, donde estabas?
-Con mi madre, que pasa Yulia?
-Con tu madre... con tu madre en el cuarto de un hotel ebria como el sábado?

Lena no pudo hablar, otra vez la suerte no estaba de su lado, en unas horas de ausencia Yulia se había enterado de todo, como? de nuevo no lo sabía, el caso era que lo sabía y esa frialdad no la había visto antes, no sabía que esperar, esa era la Yulia que Lena no quería ver nunca, una Yulia cegada por la ira que no escuchaba ni entendía razones.

-Te hice una pregunta, contéstame!- le dijo levantando la voz, el grito hizo eco en los oídos de la pelirroja, estaba asustada, Yulia se acercaba amenazante, con los puños cerrados, Lena instintivamente se alejo de ella.
-Pue...puedo explicarte eso, por favor...
-No!
-Yulia por favor...
-Callate! te acostabas conmigo por el dinero verdad?- le dijo tomándola del cuello con la mano, la llevó de esa manera de espaldas hasta la pared- se que tu madre esta enferma, solo por eso no te saco a patadas de aquí, de ahora en adelante, todo lo que quieras extra te costara-Lena iba a decir algo y Yulia puso el dedo índice de la otra mano sobre sus labios- ahórrate las palabras, ya veo que tan bien usas la boca para otra cosa que no sea hablar- le apretó un poco el cuello- ahora Lenita, ves esos vidrios ahí?- le preguntó volteando a donde estaban las esferas reventadas, Lena asintió como pudo con los ojos llenos de lágrimas- pues límpialos que para eso te pago.

La morena la soltó y salió del despacho.

Lena se quedo recargada en la pared y después sentada en el suelo lloró, esos días nada salió como ella esperaba, hablaría con Yulia, sin importar como le explicaría las cosas, se levantó, se limpio las lágrimas y recogió los vidrios, después bajo a la cocina y esperó todo el día, Yulia no regresó, la pelirroja triste desayunó, comió y ceno sola después de meses de hacerlo con Yulia, eran las 11 de la noche y seguía sola, decidió darle tiempo, de todas maneras no iba a escucharla, como pudo ser tan tonta y caer en ese juego? odiaba a Javin y mas lo aborrecería si no arreglaba las cosas con Yulia.

A las 7 de la mañana Lena despertaba de una noche de mal dormir, salió, Yulia no estaba, triste hizo sus deberes, a las 11 de la mañana escucho la puerta y corrió solo para descubrir a Yulia con un hombre alto.

-Por aquí- le dijo la morena indicándole el camino- Lena, café.

Fue todo lo que dijo, ni la volteó a ver, la pelirroja fue a la cocina a preparar café y subió al despacho, dejo el café, Yulia agradeció y Lena salió, si así iban a ser las cosas sería duro para ella.

Media hora después Yulia salió acompañada del mismo hombre y no regreso en todo el día, una vez mas estuvo sola en la casa.

Al día siguiente Lena salió de su cuarto, ya no usaba el uniforme, vestía normal, fue a la habitación de Yulia y escucho ruido, toco pero no tuvo respuesta, toco de nuevo y entró.

-Yulia?
-Que haces aquí?- le dijo desde el otro extremo del cuarto.
-Quiero hablar contigo- dijo acercándose- por favor, escúchame.
-No tengo tiempo- dijo tratando de rodearla, Lena le tapaba el paso- no estoy jugando, quítate de mi camino.
-Escúchame, ese día, yo venia de casa mis padres pero…
-Basta! Dije que no quiero escucharte, no tengo tiempo, quítate- le dijo indicándole con la mano hacía donde quería que se moviera.
-Pero ellos no estaban, vi que les hacían falta algunas cosas y salí…
-No lo diré otra vez, muévete de mi camino y no te atrevas a tocarme!- le dijo viendo que Lena se acercó.
-En eso Javin llegó no se de donde…

Yulia pasó por donde estaba Lena empujándola, la pelirroja la tomo de la mano y no la dejó ir.

-Suéltame!- dijo forcejeando.
-No, me escucharas aunque tengas que golpearme no te soltare.

Yulia se quedó quieta.

-Ultima vez Lena, suéltame.

Lena entendió que aun no era tiempo y la dejó ir, ese día a pesar que estaba en la casa no se vieron, Yulia la evitaba y Lena trataba de hacer sus deberes.

Mientras un día se sumaba a la lista mas pesado era para Lena la indiferencia de la morena, el día siguiente era la junta, Javin estaría ahí, ya era de noche y Lena debía aclarar las cosas, verlo despertaría más el enojo de Yulia y no quería eso.

-Yulia- le dijo en la puerta de la habitación, la morena estaba sentada en el sillón tomando una copa de vino- Yulia…
-Que quieres?- le dijo desde donde estaba sin voltear.
-Hablar contigo- dijo acercándose e hincándose a su lado- lo que sea que te hayan dicho no es verdad mira, las cosas…
-Cállate, nadie me dijo nada, yo lo vi, no puedo creerlo, yo estúpidamente confiada en que ibas a ver a tu madre, desde cuando te ves con el?
-Yulia yo no…
-Desde cuando?! Desde que lo conociste aquí? Ya me imagino lo mucho que te burlaste de mi, pero eso se acabo, aléjate de mi vista, no te quiero ver aquí- le dijo viendo al frente.
-Yulia- Lena se levanto y en un arranque se acerco tomándola de las mejillas besando sus labios con sabor a vino, la morena recordó como Javin la besaba y ella solo lo aceptaba, en una reacción involuntaria la alejó levantándose y se limpió la boca.
-No vuelvas a hacer eso, te lo advierto!

Lena volvió a tomarla de las mejillas y la besó nuevamente, Yulia se alejó de ella y la abofeteo fuertemente, el golpe resonó en todas los rincones de la habitación, Lena se quedó de pie con la mano en la mejilla.

-Te lo advertí, lárgate de aquí antes de que te corra de mi casa.

Lena solo dio media vuelta y se alejó sollozando, Yulia volvió a sentarse y tomo de su copa con tranquilidad, mientras la pelirroja llegaba llorando a su habitación, nunca esperó eso de Yulia, no sabía que pasaría mañana cuando Javin llegara y así con la ropa que tenía puesta y la cabeza llena de pensamientos se durmió.

A las 7 de la mañana como siempre Lena se levantó, le dolía el cuerpo por la mala posición al dormir, se dio un baño y se puso el uniforme, no quería que Javin notara cambio alguno, el golpe que le dio Yulia le dolió, tenia una marca, mas le dolió en el alma ese golpe, salió del cuarto a preparar todo y esperar a los hombres.

Puntuales a las 8 llegaron todos, Javin al verla sonrió pero inmediatamente borro la sonrisa.

-Lena? que te paso?
-Por aquí por favor- les dijo a todos, como siempre la siguieron, al llegar al despacho toca y abre la puerta, Yulia lo espera, su mirada se centra en Javin, el lo sabe, Yulia se enteró de lo que paso.
-Bienvenidos, tomen asiento por favor- les dice la morena.

Los demás se sientan donde siempre, es un día normal en la junta, Javin esta nervioso y asustado.

-Empecemos- les dice la morena.

Mientras los demás gerentes hacen su trabajo y le explican a Yulia las cosas, ella se porta normal con ellos, cuando es el turno de Javin la mirada azul pesa demasiado y evita verla directamente, después de algunos errores por fin termina.

-Muy bien, los esperó la próxima junta, esperemos sigamos siendo los mismos de ahora- le dice viendo a Javin quien solo suda.

Lena llega por ellos para acompañarlos a la puerta, los demás hombres tienen prisa y se adelantan un poco, van por el camino de salida a la reja, Lena va mirando al suelo.

-Lena?- le dice tímidamente, ella no voltea- Lena?
-Espero estés feliz, tenías que decirle a Yulia verdad? No pudiste quedarte con las ganas- le dijo sin levantar la vista.
-No se de que hablas, yo no le dije nada- le dice tomándola del brazo.
-No hagas eso- Javin la suelta- entonces si no fuiste tu como demonios se enteró? nadie mas sabía eso, te odio Javin.
-No me digas eso, yo no dije nada, lo siento mucho Lena… te golpeo?- dijo tratando de tomarle la mejilla, ella quito la mano con un manotazo.
-Eso no te importa, si querías tenerme lo lograste, ese fue el peor día de mi vida, pero porque tenías que decírselo? Que no te basto conmigo? Veme, ve como estoy gracias a ti, espero estés feliz- dijo caminando hacia los demás gerentes que iban hablando de cosas sin importancia entre ellos, Javin se quedo de pie pensando, volteó a la casa y vio a Yulia viéndolo desde uno de los balcones, siguió su camino, ahora el estaba en la mira de la morena, habría sido capaz de golpear a Lena? Lena estaba emocionalmente destruida y Yulia estaba llena de rabia y no se quedaría con los brazos cruzados, que había hecho?
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:02

Al llegar a la reja simplemente salió, no quiso ver a Lena, estaba entendiendo las cosas, iría a hablar con Ivanovich, le pareció muy raro que el hombre al que el suplía fuera a buscarlo, que se entendiera tan bien con el, habría manipulado todo? Esta idea lo molestó.

La casa de Ivanovich no estaba tan lejos llegó después de 45 minutos, el esperaba en el pórtico bebiendo cerveza.

-Buenos días- le dijo sonriendo.
-Que hiciste?
-De que hablas?- le dijo ofreciéndole una cerveza.
-Es muy temprano para empezar a beber no crees?
-Cuando no tienes trabajo ni opción te topas con viejos vicios de nuevo- le respondió dejando la cerveza cerrada en el suelo bebiendo de la suya- entonces de que hablas?
-De lo que paso con Lena…
-Hablas de cómo la mocosa arrogante de Volkova se enteró de que su amada noviecita se acostó contigo?- Javin lo observó fijamente pero no dijo nada- pues fue por mi claro.
-Como? Porque?
-Realmente pensaste que me interesaba que te llevaras a la cama a esa niña? si es linda y lo que quieras pero por dios Javin, es una niña... eso es estar mal de la cabeza...

Javin escuchaba todo lo que le decía, se dio cuenta lo tonto que fue.

-Porque?
-Porque que?
-Porque te acercaste a mi... porque me usaste?
-Te sientes usado? imagina como se siente esa niña, Javin, para ser joven eres muy inteligente pero, bien dicen afortunado en el juego desafortunado en el amor, o bueno, yendo al grano, eres muy ingenuo, que pensabas que ganaba yo si te la llevabas a la cama? no me importa esa niña, ella fue una herramienta para llegar a Volkova, y vaya herramienta, si no pude sacarle dinero al menos destruiría algo de ella, tiene lo que me pertenece.
-De ella nada te pertenece, su padre trabajo por eso y ahora ella trabaja de igual manera.
-Como sea, el punto es que he resquebrajado algo importante en su arrogante vida, me iré de viaje con su dinero, solo quería estar seguro de que todo resultó como esperaba.
-Que?- le preguntó sin querer entender los hechos.
-Javin, Javin, porque crees que te conseguí el cuarto? por amabilidad?- dijo riendo- no amigo, en el techo del cuarto instale una pequeña cámara, buena faena con la niña- dijo sonriendo y levantando la cerveza.

Javin veía al suelo, estaba avergonzado, el da media vuelta y se topa con agentes federales mostrando sus credenciales.

-Alexander Ivanovich?- pregunta uno.
-No- y señala al nombrado.
-Alexander Ivanovich?- pregunta otro viéndolo mientras camina.
-Si.
-Esta arrestado por malversación de fondos de la empresa textil de la señorita Yulia Volkova, abuso de confianza, amenazas y espionaje a la señorita Volkova- dijo esposándolo.
-Eso no es verdad!- dijo tratando de soltarse, el agente le decía sus derechos- yo solo robe dinero!- le dijo al oficial- yo solo robe dinero- le dijo a Javin- imagina lo que te hará a ti.

Los oficiales lo metieron en el auto policiaco y se lo llevaron, sus palabras eran muy ciertas, el le robo dinero y lo metió en prisión acusado de otras cosas que sí hizo pero no tenía forma de probar, que le hará a el que hizo lo que le hizo a Lena, su novia...

Esa noche como el la llamo empezaba a pesarle, subió a su auto y volvió a la empresa.

*****

-Yulia- insistía Lena.
-Ahora no, estoy ocupada- le dijo con el celular al oído- si... ok... gracias- dijo colgando.
-Yulia...

La morena la ignoró y salió de la casa con las llaves del auto en la mano.

*****

La empresa de textiles de Yulia era grande e imponente, al verla el guardia la saluda, ella responde el saludo y pregunta por Javin, el dice que acaba de llegar y entra a la empresa, va directo a la oficina principal.

-Hola, vengo a ver al gerente por favor- le dice a la chica que esta antes de la puerta.
-A quien anuncio?- pregunta indiferente.
-Yulia Volkova.
-Volkova?... se-señorita Volkova, gusta un café? refresco? algo?- le pregunta nerviosa poniéndose de pie.
-Si, se mas amable con la gente que venga- le dijo caminando a la oficina, entro sin tocar y encontró a Javin con las manos en la cara.
-Que no deberías trabajar?- le pregunto cerrando la puerta, al escucharla se levanta nervioso.
-Se.. señorita Volkova!
-No me vengas con se... señorita Volkova- le dijo imitando su tono, se sentó frente a el cruzando la pierna el la imitó- desde cuando se ven?
-Como?
-Tu y Lena, desde hace cuanto se ven?
-Solo fue esta vez....
-Crees que soy tonta?- le pregunto tranquila.
-No señorita.
-Bien, porque no lo soy, solo te digo algo Javin, no voy a luchar contigo, y más te vale no luchar contra mi porque perderás.
-Lo se...- el celular de Javin empieza a sonar.
-Deberías contestar, talvez sea una emergencia.
-Si?- dice contestando- hola amor... que?.... entiendo....- y colgó serio.
-Alguna emergencia en casa?- pregunto Yulia.
-Eh...

Yulia se levanto.

-Deberías ir, la familia es primero.

Javin pensativo toma su saco y va camino a la puerta.

-Javin- lo llama Yulia, el voltea- una cosa mas... conmigo no se juega- después sonrió, el solo salió avisando a la secretaria que tenía una emergencia en casa y volvería lo mas rápido que pudiera -la familia es primero- dijo Yulia saliendo de la oficina.

*****

Cuando Javin llegó a casa su mujer lo recibió con una bofetada, el sorprendido no dice nada pero la mira interrogante.

-Eres un cerdo- le dice la mujer enfurecida.
-Que?- pregunta presintiendo las cosas.
-Como te atreves a meterte en nuestra cama después de hacerle lo que le hiciste a esa chiquilla, es una niña! La embriagaste para acostarte con ella? Eres un enfermo, no te demando solo porque no quiero que mi hija se quede con esa imagen de su padre, toma tus cosas y vete- le dice apuntando unas maletas, la computadora esta encendida, su esposa vio el video, no hay mas que decir, no hay donde esconderse, toma sus cosas y camina a la puerta, voltea a ver a su mujer, la ama, después intentara hablar con ella, realmente fue un tonto.

Sale de la casa con las maletas, al subirlas al coche ve el auto de Yulia del otro lado de la acerca, la morena esta dentro con lentes oscuros, no sabe si lo observa pero es lo mas seguro, Yulia sonríe, sube el vidrio polarizado y se va, quería que la viera, que supiera que ella era la artífice de todo, ahora debe afrontar las consecuencias de sus actos, Yulia no era tonta y no se detenía ante nada, eso lo sabía, pensó en Lena, que haría Yulia con Lena?
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:25

Capitulo IX

*****

Lena estaba en casa preparando la comida, era mas del medio día y Yulia simplemente no estaba, nunca estaba en casa ya, los días eran cada vez mas frescos y su cumpleaños se acercaba, le ilusionó tanto pasarlo con Yulia que deseaba que el tiempo pasara rápido, ahora que todo había cambiado no quería que el día llegara, lo recordaría?

Yulia entró riendo a la casa, Lena salió pero la morena la ignoró, subió con su extraño y repentino buen humor al despacho, resignada volvió a la cocina.

A la hora de comer Yulia bajo y se sentó en el comedor, leía algo que Lena no alcanzo a ver, llego con el plato y Yulia no hablo, dejó los papeles a un lado y empezó a comer, Lena estaba de pie viéndola.

-Que?- le preguntó sin voltear a verla.
-Nada, solo te veo…
-No lo hagas- dijo comiendo la sopa.
-Perdón…- dijo sin poder irse, solo quería verla.
-Que?- preguntó fastidiada.
-Yulia…

La morena dejo caer la cuchara en el plato y se levanto tomando los papeles y salió de la casa dejando la comida casi intacta, tardaría horas en volver, Lena no soportaba la indiferencia, la morena no quería verla o hablar con ella, eso le dolía.

A la hora de la cena y tomando la experiencia anterior solo le dejo la comida y se fue, Yulia poco después subió dejando el plato a medio comer.

Los días pasaban y Yulia se volvió hermética, no hablaba con Lena, salía casi todos los días por horas, prácticamente se veían unos minutos al día.

*****

Lena solo iba a ver a su mama los domingos, aunque Yulia iba con la nana desde el viernes y volvía el domingo en la madrugada, la pelirroja iba triste y muy seria, sus padres lo notaban pero no querían preguntar nada, el dinero escaseaba en la cuenta a causa de que se quedo vacía, necesitaban mas, Lena lo pediría a Yulia esperando que se lo prestara.

-Yulia?- preguntó tímida en la puerta.
-Que?

Lena entró y la encontró en el mismo sillón con una bata y el cabello húmedo, bebía, últimamente bebía mucho, aunque no parecía ella también extrañaba a Lena y estaba deprimida, en parte por eso salía tanto de la casa, para no verla y recordar su traición.

-Yulia... quería pedirte un... préstamo, mi mama necesita unas medicinas y no podemos compararlas...

La morena subió la mirada y vio a la pelirroja esperando su respuesta, la extrañaba tanto, la quería tanto, pero le rompía el corazón saber que solo la utilizo por el dinero, quería un futuro con Lena, sino una vida al menos algo mas que solo sexo.

-Lo necesitas mucho?- le preguntó sin verla.
-Si
-Lo que quieras extra te va a costar, recuerdas?- le dijo bebiendo.
-...Si lo recuerdo... que quieres que haga?
-Quítate la ropa.
-Que?
-Quitare la ropa.

Lena lo hizo, se desnudo lentamente frente a Yulia, la morena estudiaba ese cuerpo que alguna vez fue solo suyo, cuando Lena terminó se quedó de pie frente ella totalmente desnuda.

-Ponte de rodillas.
-Quieres que te ruegue por dinero?- le pregunto molesta.
-No vas a rogarme, ponte de rodillas.

Lena lo hizo y Yulia abrió las piernas.

-Acércate.

La pelirroja se acerco a ella caminando como una gata llena de sensualidad, era algo innato en ella y la pelirroja no lo notaba, cuando estuvo cerca de la morena se detuvo y Yulia se enderezó un poco tomándola de la barbilla para levantar su rostro.

-Ahora, veamos que tan buena eres con la boca- le dijo y la soltó, la morena volvió a su lugar.
-Que?... no quiero hacer eso para que me des dinero- dijo levantándose.
-Lo hiciste con el gratis.
-No hice eso con el, el quería pero no quise, por favor Yulia, lo habría hecho si me lo hubieras pedido, lo haría ahora si otra fuera la circunstancia.
-Bueno, como quieras- le dijo cruzando las piernas de nuevo y volviendo a su copa.

Lena estaba indecisa, no tenía problemas con hacer eso con Yulia, la idea la excitaba, la excito desde siempre que lo imagino, pero no quería hacerlo por dinero.

-Pídelo- le dijo la pelirroja de pie viéndola.
-Esto no es un juego Lena, las ofertas tienen caducidad y esta ya expiró, vístete y vete- le dijo viéndola y después bebió.

Lena se hinco de nuevo y empezó a tocar las piernas de Yulia debajo de la bata, Yulia reaccionó al sentirla de nuevo, realmente estaba enamorada de ella.

Volteo a ver la cara de la pelirroja, ella estaba viendo su miembro crecer poco a poco, Yulia olvido todo, solo quería amarla nuevamente, Lena abrió la bata descubriendo el cuerpo moreno, sus manos se pasearon por la cadera, tocando los senos y el abdomen, la morena gimió un poco, las manos pecosas bajaron para tomar el miembro, lo acarició a todo lo largo con la mano, Lena se enderezó un poco y abrió la boca muy cerca del pene, "lo que quieras extra te costara" recordó las palabras de Yulia y se alejó.

-No puedo hacerlo así.
-Si puedes, hazlo- le dijo tomando la cabeza de Lena acercándola nuevamente.
-Espera, por favor- le dijo luchando contra la fuerza.
-Hazlo!

Lena se dejo vencer, no podría tener lo que necesitaba de otra manera, abrió nuevamente la boca y dejo entrar el pene en ella, Yulia gimió al sentirse dentro de la boca, la pelirroja apreso el miembro de Yulia con los labios y empezó a succionar, la morena gimió mas fuerte.

-Abre mas la boca y... aah!...

Lena nunca había hecho eso antes y parecía que se entendía a las mil maravillas con el cuerpo de Yulia, desvió la mirada del rostro relajado de Yulia y se vio a si misma en el espejo, se vio de rodillas, desnuda frente a la morena haciendo algo que años atrás jamás hubiera imaginado, los gemidos de Yulia hicieron que volteara de nuevo a ella mientras le tomaba la cabeza.

-Lena!- la pelirroja la veía desde abajo- eres solo mía- le decía entre gemidos, después la tomo de los hombros y la levantó para sentarla encima de ella con las piernas abiertas y empezó a besarla con pasión, con ese deseo reprimido de semanas, empezó a tocar la entrepierna que estaba un poco húmeda, Lena empezó a gemir, después le pelirroja simplemente se levantó un poco para dejar entrar a Yulia en su cuerpo nuevamente, Lena se movía hacia arriba y abajo tomando el cuello a Yulia mientras la morena sentada tomaba la de las caderas y glúteos, con una fuerza pocas veces vista en alguien de su tamaño llevo en esa posición a Lena a la cama, al caer siguió penetrándola cada vez mas fuerte.

-Aah Yulia!- gemía Lena entre una mezcla de placer y dolor por las embestidas tan fuertes de la morena.
-Lena... eres mía- le decía al oído- mía!- le decía mientras la penetraba- dilo... di que eres... solo mía.
-Yulia... aah! si... soy solo tuya... solo tuya!

La morena seguía haciéndola suya duramente, Lena estaba en un punto donde no sabía si el dolor o el placer podían mas en su cuerpo, después, como siempre, ambas tuvieron sus orgasmos al mismo tiempo, Lena sintió la calidez que no veía en Yulia desde hacía tiempo dentro de ella mientras la morena ahogaba un grito mordiendo su hombro, Lena grito después de su orgasmo por la mordida, cuando Yulia la soltó simplemente se desplomó sobre ella agitada, si bien la resistencia física de ambas era asombrosa esa vez fue diferente, estaban cansadas y se durmieron casi al instante.

Lena despierta y se encuentra sola, va a levantarse y la entrepierna le molesta, no como la primera vez, esta vez sabe que Yulia se excedió un poco con ella, cuando esta por bajar de la cama la morena entra lista para salir.

-Yulia?- la llamo esperando a que las cosas volvieran a la normalidad después de lo del día anterior, la morena le arroja una bata y se acerca a ella.
-Tu cheque- le dice dejándoselo en la almohada- cambia las sabanas de mi cama hoy- y sale de la habitación.

Lena esta muy confundida, ahora entiende eso de que cualquier cosa extra le costara, ese era el costo, sexo.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:35

Después de la humillación había pasado un mes, en ese tiempo Lena busco mas a Yulia, ella no quería escucharla, la nueva junta llegó, Javin se veía cansado y algo acabado, Yulia sabía que intentó por todos los medios posibles hablar con su esposa pero ella no quería verlo, vendió la casa, se quedó con el dinero y se fue con su hija, vía correo le mando el divorcio con su abogado, el no quería firmar pero ella estaba decidida a separarse.

Lena seguía triste, Yulia estaba cada día mas lejos de ella, vivían donde mismo pero la convivencia era casi nula, Yulia era accesible cuando de trabajo se trataba, si Lena cambiaba el tema la morena se iba o la ignoraba.

Ese domingo sus padres le tenían un pequeño pastel, el lunes cumplía 17 años, con tantas cosas lo había olvidado, la salud de su madre estaba mucho mejor y no hubo necesidad de pedirle a Yulia de nuevo, cosa que no supo si alegrar o decepcionar a la pelirroja, mientras ella estaba feliz en su casa, agradeció a sus padres el pastel pero casi no comió, después de tanto tiempo de comer sola algunas veces se saltaba alimentos o comía poco y volvía a lo que hacía, Yulia comía en el comedor o fuera de la casa, al terminar el pequeño festejo Lena volvió a la mansión, Yulia estaba en su cuarto pero no la buscó, llego directo a su cama.

El lunes Yulia se portó con la indeferencia que ya era normal, nada en su actitud cambió, Lena no esperaba realmente nada de ella, a las 6 de la tarde, poco antes de que empezara a preparar la cena llego un mensajero con un pastel.

La pelirroja firmo de recibido y llevó el pastel a la cocina, abrió la caja, Yulia iba entrando por un vaso de jugo cuando lo vio, Lena volteo a verla en espera de respuestas, la morena frunce el ceño y se acerca a la caja, después ve su reloj deportivo que marca la fecha también y suspira.

-Lo mande comprar hace tiempo, olvide cancelar el pedido, mañana vendrá un maestro también, si quieres tomar clases con el hazlo, solo no descuides tus labores- le dijo saliendo con el vaso en la mano.

Lena voltea al pastel, Yulia lo recordó en su momento y mando comprar pastel, quería festejar su cumpleaños con ella, y ahora, meses después solo le explico que olvido cancelar el pedido, cerro la caja y lo puso en el refrigerador, empezó a preparar la cena.

Yulia estaba cenando en la mesa mientras Lena comía algo ligero en la cocina, cuando escucho que Yulia se iba saco el pastel y partió dos pedazos, los puso en platitos y sirvió leche en dos vasos, lo acomodo en una charola y subió, como pudo toco la puerta, a los pocos segundos Yulia abrió la puerta, la morena espera a que hable.

-Hola... te gustaría comer pastel conmigo?- le pregunto sonriendo un poco mostrándole la charola.
-Estoy cansada.

Lena borró su pequeña sonrisa y dio un paso atrás bajando la mirada.

-Claro, disculpa- dijo dando media vuelta con la charola.
-Lena- le pelirroja se detuvo y volteo a verla- pasa, un poco de pastel me caería bien.

La pelirroja se alegró nuevamente y volvió entrando a la habitación, dejo la charola en el escritorio y fue a donde estaba Yulia sentada y le dio el plato y el vaso con leche, ella volvió por el suyo y se sentó frente a ella, empezaron a comer pastel sin hablar.

-Y... como esta tu mama?
-Bien, creo que esta vez si estará bien... gracias por preguntar.

La morena asintió y volvió a comer pastel, después de unos minutos el pastel había terminado, Lena no quiso retar la decisión de Yulia de dejarla entrar estado ella ahí y cuando vio que Yulia termino se levantó para irse.

-Termina tu pastel- le dijo, Lena volvió a su lugar y comió tratando de no verla, no quería hacer algo que la molestara, cuando termino recogió el vaso de Yulia y lo puso encima de los platos vacíos.
-Gracias- le dijo Lena al caminar hacia afuera de la habitación, Yulia no dijo nada, solo se quedo donde estaba y Lena salió contenta, sentía que había dado un paso hacia delante con ella, lavo todo y fue a la cama.

Al día siguiente, a las 10 de la mañana llego un hombrecillo de lentes a la casa preguntando por Lena, era su maestro, la pelirroja no sabía que hacer, aunque seguir estudiando en casa sería mejor que no estudiar, no siempre estaría con Yulia y ella lo sabía, la morena dijo que no había problema, acepto las clases, el maestro puso una prueba para saber que tal estaba de conocimientos, salio bien y solo se verían los martes en la tarde, el le dejaría tarea y la revisaría, se escuchaba fácil y tenia validez oficial, si Yulia no puso peros ella tampoco los podría.

-Yulia?- la llamo al entrar a la casa, la morena se detuvo- vino el maestro, me dejo algo de tarea, puedo ir a la biblioteca a investigar? prometo no tardar.
-No están los libros que necesitas aquí?
-Si pero no sabía si podía tomarlos, puedo investigar aquí?
-Si- y volvió a caminar a su recamara.

Lena veía un avance considerable en su relación con Yulia, estaba segura que de seguir así podría hablar con ella, solo necesitaba más tiempo.

****

Dos días después, estaba Lena limpiando el recibidor, cuando alguien toco a la puerta, cosa que la sorprendió, si bien la gente llegaba hasta la casa siempre Hans le avisaba quien iba y para que, esta vez no llamó, la pelirroja abrió la puerta y encontró a una mujer de cabello oscuro y ojos violeta, parecía una actriz de cine, era impresionantemente bella.

-Hola- le dijo sonriendo y entrando a la casa- busco a Yulia Volkova.
-Eh... quien? ah espere un poco por favor, quien la busca?- dijo al reponerse de la sorpresa, Yulia iba pasando a otra parte de la casa y sabiendo que estaba Lena limpiando por ahí no volteo.
-Hey Volky!- le dijo la chica, Yulia se detuvo en ese momento y dio media vuelta llena de sorpresa, solo una persona en el mundo la llamaba de esa manera- así recibes a tus viejas amigas?- le dijo sonriendo.
-Amy?- Yulia sonrió y se acerco a ella dando pasos grandes, al estar frente a ella la abrazo.
-Amy, cuanto tiempo!- le dijo aun abrazándola.
-Amy- susurró Lena, el primer amor de Yulia, volteo a la pareja, seguían abrazadas, la chica no puedo llegar en peor momento para ella.
-Que haces aquí?- la feliz voz de Yulia la saco de sus pensamientos, el abrazo había terminado.
-Vine a verte.
-Fantástico, te quedaras?
-Traje maletas y todo, claro que si, un tiempo, a menos que no quieras.
-Claro que quiero- le dijo tomándola de la mano- Lena, acomoda las maletas de Amy en una habitación y...
-Como que en una habitación?- preguntó Amy soltando a Yulia cruzándose de brazos- que ya perdí el privilegio de dormir con la dueña de la casa?- le dijo coqueta sin importarle que Lena estuviera ahí.
-Claro que no- le dijo riendo- Lena sube las maletas a mi habitación.

Lena no podía creer lo que estaba pasando.

-Volky, vayamos al jardín, tengo tantas cosas que contarte, gracias Lena- le dijo sonriendo, después volteo con Yulia- recuerdas que te dije que estaría de viaje por Asia?
-Si claro.
-Pues veras...- ambas pelinegras se fueron caminando de la mano al jardín mientras Lena seguía sin moverse, realmente tenia una maldición.

Lena estaba en la ventana de la cocina, Amy y Yulia tenían mas de una hora hablando en el jardín, la morena ríe feliz con las cosas que Amy le dice, realmente se la pasa bien con ella, la pelirroja muere de celos.

-Eso fue genial Volky, ver su cara- le decía riéndose.
-Estas loca, como se te ocurrió hacer eso? pobre japonés- le dijo entre carcajadas.
-Bueno, me conoces...
-Si... Amy, sabes que me encanta tenerte aquí pero se que no viniste solo a verme- le dijo sin reír.
-Bueno, sabes que fuiste mi primer amor, y te adore como a nadie, si las cosas no hubieran cambiado aun seguiríamos juntas no crees?
-Si, talvez.
-Volky, conocí a alguien, en Alemania.
-Amy, eso es muy bueno- le dijo la morena sincera.
-Quiere casarse...
-Y?
-No se, tengo miedo, que tal si la vida de casados no es lo que espero... sexualmente hablando...

Yulia levanto una ceja

-Volky, eres la mejor, eres una fiera y eso me encanta y... quiero despedirme de ti antes de ser una señora en toda la extensión de la palabra.

La morena soltó una carcajada y después la abrazo.

-Estas loca pero bueno, una despedida, nunca la tuvimos- le dijo tomándola la mano- tu eh.... prometido es guapo?
-Claro, pero nadie como tu Volky, como es que sigues soltera?

La morena volteo a la casa y vio a Lena espiándola por la ventana y después volteo con Amy.

-Tengo cosas que contarte también.

Las chicas siguieron platicando hasta la hora de la comida, Lena era amable con Amy porque tenia que serlo, pero no le agradaba, sabía que la situación no era buena para ella, Amy era preciosa y Yulia la había amado mucho, a que había vuelto? A reconquistarla? Solo quería pasar tiempo con su amiga? Tenían algo ya? Yulia se ve radiante con ella, ríe y la toma de la mano, la abraza constantemente haciendo sentir peor a Lena y ella parece no darse cuenta de que esta ahí si quiera, Amy por su parte también busca a Yulia y solo se deja querer por ella, es amable con Lena y se ve que también quiere a la morena.

Todo es día se la pasaron hablando en el jardín, Lena no sabía si eso era costumbre de ellas o si no quería que Lena las escuchara, cuando estaba a punto de avisarles que la cena esta lista vio a Amy besar muy cerca de la boca a Yulia, no perdía el tiempo, Lena no hace mas que aguatarse y servir la cena después que entraron a la casa. A las 9 ya estaban en la recamara, Lena prefiere no acercarse y solo se va a la cama, esta tensa y preocupada, siente que ahora si puede perder a Yulia.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:36

Capitulo X

*****

El pequeño reloj hace el mismo trabajo de siempre, Lena se levanta, se baña y se arregla, baja a preparar el desayuno, Yulia centra toda su atención en Amy, Lena se limita a hacer su trabajo y cuando ellas se ausentan de la casa ella se dedica a hacer su tarea, al menos algo con que distraerse.

Los días pasan, Yulia vive feliz con Amy en la casa, la pelirroja sabe que ellas tienen algo, una noche las escucho cuando iba a la cama, esos gemidos solo podía provocarlos Yulia, ella mejor que nadie lo sabía, varias veces encontró empaques de condones femeninos en el bote de la basura o el suelo, la deprimida Lena al menos se alegra de que Yulia se cuide, Amy no le da mucha confianza.

*****

Lena y la chica ojos violeta no han hablado mucho, si bien porque siempre esta con Yulia o porque Lena la evita, Amy tiene curiosidad por conocerla.

-Lena- le dice Amy entrando a la cocina, la pelirroja voltea- se que no te agrado pero, me interesa conocerte.

La pelirroja se sorprende.

-No es eso, estoy ocupada- le dice lo mas amable que puede, no se siente bien, tiene días con mareos repentinos.
-Entiendo, aun así, deberíamos hacer un esfuerzo por Volky no crees?

Lena asiente y sale de la cocina, odia ese sobrenombre que usa con Yulia, Amy va detrás de ella.

-Sabe? Estoy estudiando aquí en las tardes- le dice Lena subiendo las escaleras- es difícil hacerse cargo de una casa tan...- Lena se agarra de la protección que tiene la escalera con la mano en la frente, se ha madreado de nuevo.
-Lena?- dice Amy tomándola de la cintura.
-Estoy bien- dice soltándose- es...

Lena hace el intento de agarrase de nuevo pero no puede, el desmayo se lo evita y cae de espaldas con la cabeza a un lado golpeándose la sien derecha con el filo de un escalón, Amy como puede ha detiene para evitar que siga golpeándose.

-Lena??- le dice tomándole el rostro pecoso- Yulia!!- le grita desde abajo- Yulia!

La morena que estaba en el pasillo escucha su nombre de la voz de Amy, ella no la llama Yulia a menos que sea algo serio, preocupada corre y cuando puede ver que pasa ve a Lena aun en la escalera con Amy hincada a su lado, la morena baja corriendo, sino fuera porque tenia toda su vida bajando esos escalones se habría caído.

-Que paso??- le pregunto al llegar.
-No se, solo se desmayó.
-Hay que bajarla de aquí- le dice cargándola con cuidado y poniéndola en suelo firme- llamare al doctor- dice yendo al teléfono de la sala.

Cuando regresa observa preocupada a Lena quien parecía querer volver en sí sin lograrlo.

-No salgas con que estas embarazada Lena, por favor- dijo entre dientes Yulia, Amy la escucha y solo voltea a ver a la pelirroja.

El médico de Yulia llegó 15 minutos después, la morena lo recriminó por tardar tanto, Amy trato de tranquilizarla, llevaron a Lena a su habitación y la acostaron en la cama, el doctor la reviso y después de 10 minutos dejó que las chicas se acercaran.

-Y bien doctor?- preguntó Yulia.
-La señorita ha comido bien en estos días?
-Pues… supongo, no lo se bien.
-Que no vive aquí?
-Si, pero ella come en la cocina, yo salgo mucho, no lo se.
-Bien Yulia, el desmayo fue provocado por falta de alimentación y…
-Que quiere decir que no esta comiendo?- pregunto Yulia.
-Si esta comiendo pero no como debería, le falta algo de peso, no se cuando pese pero a simple vista se nota- la morena volteo a ver a Lena, era verdad, se veía mas delgada y no lo noto hasta ese momento- y si sumamos eso al hecho de que esta bajo algo de tensión el desmayo era de esperarse, tenia mareos o nauseas?
-No lo se…

El doctor la miró interrogante, Yulia prefirió no decir más.

-Bien, entonces…
-Esta embarazada?- interrumpió Yulia.
-No… debía estarlo?
-No, solo pregunto.
-No lo esta, te daré unas medicinas, deberá tomarlas cada 12 horas y sobre todo cuidar la alimentación, que tenga todas las comidas del día, las primeras dos semanas debe comer muy bien para evitar que algo así pase de nuevo y en cuanto al golpe en la cabeza no paso a mayores, solo se vera morado y aparatoso, pero no pasa nada.
-Entiendo, gracias.

Yulia acompaño al doctor a la puerta pagándole la consulta y recibiendo las últimas indicaciones.

Mientras en la habitación Amy estaba sentada en la cama observando a Lena.

-Así que tu fuiste quien conquisto a Volky…- dijo en voz baja.

Lena empezó a moverse y abrió los ojos, vio a Amy viéndola y se descubrió en la cama, intentó levantarse y la cabeza le dolió.

-Auh! Que…
-Tranquila Lena, no te levantes- le dijo Amy.
-Que paso?- preguntó volviéndose a acostar.
-Te desmayaste y te golpeaste en la escalera.

Lena se toco la cara esperando sentir algún vendaje, al pasar sus dedos por el golpe volvió a quejarse.

-No deberías tocar eso- le dijo retirándole la mano de la cara- dime Lena, has comido estos días?
-Si
-Pues no parece.

Lena se quedo callada, porque estaba Amy con ella y donde estaba Yulia?

-Amy- dijo Yulia entrando- ah Lena, despertaste, como te sientes?- le preguntó sentándose en la cama a un lado de Amy.
-Me duele la cabeza.
-Es normal, te pegaste con un escalón, ya te mande comprar tus medicinas, debes comer mas.
-Eso mismo me decía la señorita- dijo Lena viendo a Amy- iré a preparar algo de comer.
-Quédate en cama, nosotras haremos algo de comer, no es así Volky?
-Claro, quédate aquí y descansa.
-Gracias- dijo Lena, realmente no se sentía muy bien aun.

Los días siguientes Lena estuvo bien cuidada por ambas chicas, la pelirroja le pago a Yulia el costo del medico y sus medicinas, Yulia no quería pero Lena no aceptó el no como respuesta y le dejo el dinero en el escritorio, su relación mejoró un poco pero Lena no tenía esperanza de nada, la relación con Amy fue mucho mas amigable y abierta, la mujer se preocupó cuando se desmayó y la cuido muy bien y realmente no tenía la culpa de lo que pasaba entre Yulia y ella, la salud de Lena mejoró y el golpe aun visible no era como al principio, sus padres se escandalizaron al verla pero después que les dijo que se pego con una puerta ellos se tranquilizaron un poco, la junta se acercaba nuevamente.

-Volky- la llamo Amy acariciando la espalda desnuda de Yulia, estaban acostadas en la cama, escasamente cubiertas con la sábana.
-Dime...
-Quiero ver el video que mencionaste
-Para que?- pregunto levantándose un poco.
-Quiero ver algo, no creo que las cosas hayan pasado como piensas, creo que ella te ama.
-Como quieras- dijo volviendo a acostarse.
-Te molesta que lo haga?
-No.
-Ok

Amy empezó a tocar a Yulia, la morena cerró los ojos, le encantaba, aunque con Lena fue algo genial la realidad era que le faltaba experiencia y Amy era una maestra, todas las bases de lo que Yulia sabía las había experimentado con Amy, no había punto de comparación.

******

Lena estaba en el despacho con los gerentes, Yulia les agradecía su presencia, Javin estaba muy sorprendido de ver a Lena con el golpe en la cara, realmente comenzaba a pensar que Yulia la golpeaba, intento hablar con ella pero Lena simplemente lo ignoró, su situación con su esposa seguía siendo tensa, la mujer comenzaba a odiarlo.

Por más preguntas que Javin le hacía, Lena simplemente lo ignoraba, Yulia se veía mas tranquila y realmente ahora también ignoraba a Javin.

Al salir los gerentes de la casa Amy entro al despacho y busco el disco donde le había dicho Yulia que estaba, después de mover carpetas y papeles lo encontró, era la hora de la verdad para Lena, puso el disco en el lector y fijo su atención en la pantalla, el video comienza… no duraba tanto realmente, empieza a observar detalladamente, el video esta editado, eso es obvio…

-Ahora entiendo Volky- dice a la pantalla.

Amy sale de ahí y va a la sala, Lena esta limpiando una mesita y Yulia esta un poco lejos de ella revisando el correo de la nana.

-Volky- le dice con una voz sensual- Yulia levanta la vista y la encuentra frente a ella- ah Volky!- dice sentándose en sus piernas, la toma del cuello y la besa apasionadamente, Lena se molesta y se va, Amy se separa.
-Que fue eso?
-Un beso Volky- le respondió dándole otro beso tierno.
-...Ok...

Amy se levantó y caminó a la cocina dejando a Yulia con su lectura un tanto confundida, al pasar por donde esta Lena, la pelirroja trata de no verla, Amy sonríe.

******

-Volky te lo dijo, algo hay raro en todo ese asunto, confía en mi- le decía Amy en su recámara, Lena estaba con el maestro en la biblioteca tomando clases.
-No Amy, o sea confío en ti, en ella no confío, viste el video?
-Si, estoy segura que Lena iba tomando para estar ebria.
-Eso es obvio- le dijo cruzando los brazos.
-No Volky, no quería sentir nada, quería perderse.

Yulia se queda pensando, realmente no se fijo en muchos detalles, estaba demasiado impactada o llorando para darse cuenta de pequeñas cosas, vio a Lena bebiendo pero no vio mucho de su lenguaje corporal, debía ver el video nuevamente o creer ciegamente en Amy, la primera opción no seria viable, creería ciegamente en Amy, a pesar de todo quería lo mejor para ella, porque le mentiría?

-A ver- le dijo sentándose en la cama- que me quieres decir?
-Que estoy segura de que todo fue un plan, que crees que gana el tipo ese que te robo el dinero con ayudarte a ver la “verdad” sobre Lena? El quería sacarte dinero no?
-...Si
-Y al no conseguirlo solo quería molestarte, lastimarte de alguna forma, Lena fue lo mejor que pudo usar contra ti.
-Suponiendo que eso sea cierto y suena lógico que tiene que ver Javin en esto?
-Eso no lo se bien, pero, tomando en cuenta que Lena es una pequeña con un cuerpo de diosa y...- Yulia la veía seria- y... bueno tiene el cuerpo así y lo sabes, el caso es que Javin se dejó convencer por el o le prometió algo no se, es hombre, los hombres pierden el control con las mujeres hermosas y no me digas que Lena no es una mujer hermosa, joven pero hermosa- Yulia seguía seria- además se muere de celos cuando estamos juntas o te beso, no lo has notado?- la morena seguía callada, las cosas sonaban muy lógicas en su cabeza ahora, de ser cierto o no sonaban con mucho sentido, al momento de ver le video estaba tan enojada y decepcionada que se cerro a todo lo que tuviera que ver con Lena, no la dejó hablar, aunque tampoco pregunto nada, solo asumió las cosas, dio por hecho cosas que a simple vista parecían reales, olvido que algunas veces las apariencias engañan.
-Houdini…
-Como?- pregunto desconcertada Amy.
-El mago Harry Houdini siempre dijo que, si los ojos ven y los oídos escuchan, el cerebro cree...
-El ladrón resulto ser más inteligente de lo que pensé.
-No, aun y si todo es cierto y las cosas pasaron como dices, así no puedo estar con ella ahora, todo es muy reciente, muy....
-Doloroso?
-Si, demasiado, no se que pensar, todo suena tan lógico ahora que, no se si quiero hacerme esa idea para no sufrir.
-Volky, por favor...
-Ya Amy, no me presiones- dijo con una mano en la frente.
-Solo quiero que estés conciente de que talvez todo fue un malentendido muy muy grande, yo me iré pronto y lo sabes, me casare y bueno, las cosas no serán las mismas, podré venir a verte cuando quieras y tu podrás ir pero, quiero que estés bien, que seas feliz- le dijo abrazándola.
-Gracias Amy.
-Y claro, te traeré a mis hijos para que los cuides- le dijo separándose.

-Será un placer- le dijo besándola en la boca, ese era el trato que llegaron el primer día, sería una despedida del amor y la relación que una vez tuvieron y que por causas del destino se vieron forzadas a romper, ahora, con de paso de los años querían cerrar ese ciclo, Amy al casarse pasaría a ser solo la mejor amiga de Yulia, sin importar el pasado ni olvidarlo tampoco, dejarían las relación amorosa adolescente atrás y ahora tendrían una madura y adulta relación de amigas, después de los días de despedida claro.

Lena preparaba la comida, odiaba cuando Amy empezaba a portarse romántica con Yulia, siempre besándola, abrazándola, ya había aceptado que estuvieran juntas pero verlo era otra cosa.

-Lena.

La pelirroja volteó sorprendida, era una de esas pocas veces que Yulia le habla, de seguro necesitaba algo, ella solo volteo sin responder.

-Escucha, Amy se ira el viernes, quiero que por favor hagas es platillo que hiciste hace tiempo, lo recuerdas?
-Cual?
-El dulce ese que me dijiste habías visto en la televisión.
-Ok.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:37

Yulia dio media vuelta y se fue, Lena se quedo pensando, Amy se iba por fin después de muchas y agotadoras semanas pero no esta feliz por eso, si Amy se iba Yulia volvería a su estado habitual, siempre enojada o de mal humor, ya no habría pretextos para que Lena justificara el comportamiento de la morena, antes se decía “es porque esta con Amy” ella en el fondo sabía que no era por eso pero ella quería pensarlo así, ahora que Amy se iba tenía que aguantar nuevamente la indeferencia de Yulia, intentaría hablar una vez mas con ella, si no aceptaba dejaría todo como estaba y solo esperaría a que su madre mejorara y se iría para siempre de la casa tratando de no verse lastimada por todo eso.

La semana pasó muy tranquila, Amy y Yulia se la pasaban siempre juntas, Lena hacía su trabajo y estudiaba, el viernes, Yulia salió temprano al aeropuerto y despidió a Amy, después volvió a la casa, Lena la noto algo triste y decidió esperar, después como siempre fue a ver a la nana.

La madre de Lena estaba bien, aun le faltaba algo de recuperación, Lena podía irse de la casa en ese momento si quisiera, pero decidió cerrar el mes, no querían quedarse en blanco con la cuenta y quería algo mientras su padre conseguía trabajo, cosa que ya estaba buscando.

El lunes Lena llegó a la mansión pero Yulia no estaba, volvió sus pasos y vio a Hans hablando por teléfono.

-Era la señorita Volkova, esta en Italia, al parecer tardará unos días más.

Lena asintió y volvió a la casa, empezó a preparar algo para desayunar y ya estando sola pensó en muchas cosas, no quería solo dejar ir a Yulia, habría lo que fuera para explicarle, pero si no lo entendía ya no era su problema

Una semana después Yulia volvió muy de buenas, Lena la atendió y todo siguió como hasta ese momento, excepto que Yulia se ocupaba más de cosas que antes no hacía.

-Yulia…
-Si Lena- dijo leyendo unas hojas en el escritorio del despacho.
-Podemos hablar?
-Dime.

Por fin, la morena acepto, debía manejar las cosas con tacto.

-Yulia, quiero hablar de lo que pasó hace meses, solo quiero explicarte, que me escuches y después de eso no te molestaré ok?
-Te escucho.
-Bueno, aquel día yo iba con mis padres, al llegar a la casa no estaban y salí a comprar cosas que les hacían falta, iba caminando cuando el salió de no se donde, te tomo del brazo y me mostró una fotografía de nosotras aquel día de los planetas recuerdas?- la morena asintió- la fotografía era de nosotras besándonos, me dijo que tenía que hablar conmigo al respecto, y me llevó a un café, yo pensé que quería dinero pero el me dijo que no, el me dijo que podrían meterte a prisión por eso por que yo soy menor de edad, que podrías perder todo lo que tu papá y tu han logrado a base de esfuerzo, el me dijo que las imágenes las había tomado un amigo suyo y que a cambio de dármelas y no crearte problemas debía… eso… yo intente llamarte para preguntarte si no había otra opción para ti pero ese día habías ido al asilo por carretera, las montañas hicieron imposible la comunicación, simplemente no hubo forma, el me dijo que tenía 20 minutos… yo no quería que algo malo te pasara, así que acepté, le pedí alcohol, quería estar lo menos conciente posible, no quería recordar nada…el accedió y lo compró, después me llevó a ese lugar… yo estaba ebria supongo, solo dejé que hiciera eso- dijo empezando a llorar- fue horrible y me arrepiento tanto de eso porque te perdí, yo estaba tan feliz contigo y… solo lo perdí- Lena lloraba y pasaba el dorso de las manos por la nariz y las mejillas.

Yulia escuchaba con la mandíbula apretada, no podía creer la manera como Javin había manipulado las cosas, a fin de cuentas Amy tenía razón en casi todo lo que pensó, Yulia se levantó mientras Lena la observaba, se acercó a Lena y le acarició el rostro.

-Te lastimo?

Lena negó con la cabeza entre sollozos.

-Ahora regreso- dijo Yula saliendo de ahí.

Lena después de un poco se limpió la nariz y se puso a limpiar el cuarto de Yulia, ya le había dicho la verdad, ahora todo dependía de ella.

******

Yulia llega a la empresa textil, entra hecha una furia.

-Señorita Volkova- le dijo la secretaria- gusta un café? Un refresco? Agua? Algo?
-No gracias, solo no nos molesten- dijo seriamente al entrar a la oficina de Javin, el estaba viendo unos documentos en la pantalla, cuando escucho la puerta cerrarse.
-Señorita Vol…
-Cállate!- le dijo caminando hacia el- como te atreves!- para ese momento ya estaba frente a Javin, lo tomaba del saco- como te atreviste a amenazar a Lena?
-Señorita… yo… yo… yo solo quería.
-No hables! Toma tus cosas y vete, no quiero verte en mi empresa.
-Pero por favor, mi esposa se esta divorciando, necesito el empleo….
-Ese no es problema mío, vete.
-Pero el gobierno me pide dinero para mi hija, yo necesito….
-Javin! No me interesa, vete-
-Pero…

Yulia tomo el teléfono, después de unos segundos pidió la presencia de seguridad, instantes después entraron sin anunciarse.

-Señorita?- dijo el jefe
-Escolten a este hombre fuera de las instalaciones, desde hoy no trabaja mas aquí.

Mientras dos lo tomaban de los brazos otro iba por sus cosas, Yulia observaba la escena con las manos a la espalda, Javin intento soltarse y correr en dirección a Yulia, los que lo tenían de los brazos lo evitaron y otros dos se pusieron delante de ella a modo de protección.

-Quédate con tu buena imagen Javin, no me hagas destruir eso también- dijo Yulia empezando a caminar protegida por los dos guardias al lado de Javin, el chico se tranquilizó, podía buscar trabajo en otra parte, a eso se refirió con cuidar su imagen, no quería estar vetado siempre como Ivanovich, tranquilo caminó por si mismo a la salida y fue acompañado hasta que salió por completo, Yulia volvió y arreglo su liquidación y dejo encargado al subgerente, la gente no entendía porque había pasado todo, pero la realidad era que Javin de un tiempo a la fecha estaba cansado y algo distraído, con las lecciones que había dado Yulia todos se cuidaban de hacer bien su trabajo, tenia fama de ser impulsiva y despedir gente pero a la morena no le importaba.

Yulia volvió a la casa y Lena estaba en el jardín recogiendo las hojas secas, la morena la observa por el cristal, las cosas habían marchado con muy mala suerte para ellas, ahora que sabía lo que pasó realmente se sentía mal por la forma como trato a la pelirroja antes, pero también estaba enojada y no pensó, justificación tenía y ahora no había mas por hacer, talvez cosas buenas salgan de cosas malas, si no se hubiera separado de ella de la forma dolorosa como lo hizo ahora no sabría que hacer, fue mejor así, quería a esa pelirroja a su lado pero eso ya no podía ser, suspiró y salió al jardín.

-Lena- la pelirroja dio un brinquito y dejo caer la bolsa con hojas.
-Me asustaste- le dijo con la mano en el pecho, Yulia rió, recordó cuando Lena recién llegó y se asustaba fácilmente con su presencia.
-Disculpa, no quise hacerlo, ven, necesito hablar contigo.
-Yo también- dijo Lena haciéndole un nudo a la bolsa y dejándola en el suelo, ambas entraron a la casa y se sentaron en la mesa de la cocina.
-Lena, ya arregle las cosas con Javin, no volverá a molestarte, lo despedí.

La pelirroja asintió.

-Porque hiciste eso?
-Porque lo merecía, escucha Lena…
-Yulia mi mama esta casi bien ya, creo que, si no dispones otra cosa quisiera solo terminar el mes aquí, extraño mi casa y… quiero darte gracias por ayudarme tanto cuando nadie mas lo hizo.

Yulia asintió, eso hizo las cosas mas fáciles.

-Entiendo, no te preocupes, de hecho yo iba a decirte que en un mes me iré a Roma por negocios, no se cuando volveré, podría ser un mes o años, talvez nunca.

Lena volteo a la cocina.

-Esta casa se ha convertido en mi segundo hogar, podría decir mi primer hogar, la extrañare pero está bien, supongo que así debieron ser las cosas.
-Como vas en tus clases?- le preguntó evitando el silencio que amenazaba con apoderarse de ambas.
-Bien, al terminar este mes es como si nunca me hubiera ausentado de la escuela, gracias por eso también, no tenías porque hacerlo.

Yulia solo sonrió, Lena se levanto y con ella también lo hizo la morena, Lena le extendió los brazos y Yulia solo la abrazó, aspiró el aroma de su cabello y se separó.

-Espero verte algún día- le dijo Lena.
-Talvez en mis vacaciones venga a Moscú- le dijo resignada, ambas sonrieron.

El restó del mes paso como si fueran grandes amigas, no querían llegar a mas porque sabían que sería mas difícil separarse después, era mejor así, la ultima semana Lena recogió todas sus cosas y las tenía listas, mientras Yulia hablaba por teléfono, después salió muy sonriente, debía ser Amy pensó Lena.

El ultimo día, Yulia tenía todo listo y Lena recogía las ultimas cosas, no quería olvidar nada, las casa estaría sola, Hans se iría con ella a Roma, al final del nostálgico día solo se abrazaron de nuevo y cada una partió a su destino con una sensación de vacío.

******

*TRES AÑOS DESPUES*

Yulia maneja impaciente entre el tráfico italiano, desde que se mudo dejando su amada Rusia tuvo que aprender otro idioma, adecuarse a las costumbres y a la forma de vida de un país extraño, en el transcurso de esos tres años viajo por el mundo, su nana mejoro en salud con el clima menos frió que las montañas de Rusia, conoció casi toda Europa y cerro muchos tratos importantes, pero seguía sola, después de irse de su casa llegó a Alemania para la boda de Amy, una ceremonia muy emotiva, Yulia se emocionó por su ahora amiga y el novio era muy atractivo, no tanto como la morena pero era guapo, después de la boda Yulia partió a Roma y empezó su vida allá, nunca se acostumbro del todo y ahora que los tratos estaban cerrados y sus cuentas bancarias aumentando ya podía volver a Moscú, en todo ese tiempo lo único ruso que veía eran películas, vodka y Amy, la chica tuvo en Moscú un bebe rubio como su padre y hasta el momento con los ojos del mismo tono que el de ella, era una preciosura y Yulia lo adoraba, ella lo vio nacer y cuidó a Amy después del parto, de no haber sido por eso no habría pisado su patria en tres años pero fue una visita de 3 o 4 días, lo que Amy duro en el hospital.

Voltea por el retrovisor al auto negro que la sigue a todos lados y sonríe su fiel amigo Hans trabajo como guardaespaldas en Roma y ahora ambos están ansiosos por llegar al departamento de Yulia, ese día volverán a Moscú.

*****

Lena descansa en la cama cuando su celular empieza a sonar, se levanta apoyándose en sus brazos dejando los senos desnudos al aire.

-Si?- contesta tallándose los ojos.
-Donde estas hija?- la voz de su madre termina de despertarla.
-Investigo algo para el caso, que pasa mama?
-Tolkien llego hace más de 30 minutos.
-Que?
-La cena hija, trabajas tanto que olvidas las cosas importantes.
-Si, lo olvide, ahora salgo para allá- dijo colgando.

Volvió a acostarse boca abajo con los ojos cerrados.

-Quien era?- le pregunto una chica rubia desnuda mientras le acariciaba la espalda pecosa.
-Mi madre, Tolkien llego a la casa para cenar- respondió sin abrir los ojos.
-Odio que tu esposo nos interrumpa- le dijo la rubia besándole la espalda.
-Lo se, me encartaría quedarme pero debo asistir a una cena familiar- dijo dándose la vuelta y besándola en la boca, se levanto y se vistió.
-Te veré mañana?- pregunto la rubia.
-Claro- dijo lanzándole un beso y salió.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:39

Capitulo XI

*****

Lena se arregló en su auto antes de llegar a la casa de sus padres, ya lista bajo y entro a la casa.

-Lena, no deberías trabajar tanto- le dijo su madre saludándola.
-Lo se mamá, hola papá, mi amor- le dijo besando los labios de su esposo.
-Hola nena- le dijo tomándola de la cintura para llevarla al comedor.
-Como te va con el caso Lena?- le pregunto su padre.
-Bien papá aunque es difícil aun siendo estudiante, ya sabes, muchos jueces no me dejan participar activamente pero no importa, se puede decir que ayudo a los demás abogados y eso es algo.
-Claro hija, pero solo te faltan unas cuantas asignaturas- le dijo la madre.
-Dos, después de esas dos seré pasante de abogado- dijo sonriendo.

Todos sonrieron con ella y Tolkien le tomo la mano y la beso.

-Hija, se que eres joven pero cuando me darás un nieto?- pregunto la madre emocionada.
-Ay mama- dijo riendo- no por ahora, apenas acabare la escuela.
-Tu no quieres hijos aun Tolkien?- volvió a preguntar Inesa.
-Claro que si suegra, me muero por una pequeña Lenita corriendo por la casa pero eso no lo decido yo solo, mi princesa es la que cargara con todas las molestias y cansancios, ella decidirá cuando sea tiempo- dijo acariciándole la mejilla, la pelirroja sonrió.
-Hacen la pareja perfecta, sus hijos serán hermosos- dijo ilusionada la madre.
-Gracias mama, te prometo intentar darte un nieto hoy en la noche.

Tolkien se sonrojo a mas no poder junto con sus padres, Lena estalló en carcajadas.

-Que cosas dices hija, mejor sirvo la cena- dijo la mujer aun apenada yendo a servir la comida.

La cena transcurrió con mucha tranquilidad, el ambiente en la casa era de armonía, al terminar la cena Lena decidió retirarse, los padres los acompañaron al auto de Lena, vieron a su yerno abrir la puerta para Lena, el manejaría.

-Que tal tu día Tolkien?- le pregunto Lena.
-Bien, ya sabes sigo con complicaciones con el caso de la demanda de los trabajadores.
-Si, eso es algo complicado, nadie quiere dar su brazo a torcer.
-Es complicado lo se, pero me gusta los retos.
-Lo se Tolkien.

El tráfico era escaso y en poco tiempo llegaron a casa, al entrar Tlokien la tomo de la cintura y la acerco a el.

-Lenita, debemos intentar darle un nieto a tu mama- dijo sonriendo, Lena rió entre sus brazos.
-Tolkien, tu sabes que no es posible.

El chico rió y la soltó.

-Si no necesitas algo saldré con Yirki.

En eso la puerta se escucha y Tolkien abre, momentos después un chico de cabello negro y piel blanca entra sonriendo.

-Hola Lena
-Hola Yirki
-Lena, si no necesitas nada mas, saldré hoy.
-No te preocupes, estoy bien, estoy cansada y me dormiré temprano.
-Bueno, siendo ese el caso, me robo a tu marido esta noche- dijo Yirki tomándolo de la mano.
-Es todo tuyo, diviértanse chicos, te cuidas cariño- dijo despidiéndose de ambos y subiendo las escaleras.

Tolkien y Yirki caminaron hasta la puerta y antes de salir se soltaron.

La pelirroja estaba en la habitación quitándose la ropa, se daría un baño y se dormiría.

Tolkien y Lena se conocieron en la universidad, después de todo ella decidió estudiar derecho, Tolkien era un estudiante extranjero hijo de un magnate noruego, era un año mayor que ella y se conocieron en una clase que el tuvo que repetir por problemas del cambio de escuelas, era un tipo ideal para muchas, alto, cabello castaño, ojos azules, muy guapo y atractivo, rico a mas no poder y heredero de una firma internacional de abogados que empezó dos años atrás en Moscú, Tolkien estaba destinado a ser el director general de la empresa, todo era correcto pero el era extranjero, no podía esperar a que pasaran otros dos años para la nacionalización, y le propuso un trato a la única amiga que estaba con el por lo que era, no porque era guapo y rico, esa chica pelirroja que luchaba por mantener la beca, esa chica que el esta seguro es gay, tan gay como el mismo.

Con un 1% de inseguridad fue a proponerle un negocio a su amiga en aquel café donde la había citado, ella sorprendida por la propuesta le pidió tiempo, el solo quería una cosa, la nacionalidad, como? casándose con ella, ella no quería nada de el, el le ofrecía la nacionalidad noruega y todas las comodidades que una esposa tiene, sería socia de la firma de abogados y tendría acceso a una cuenta exclusiva de ella y nada despreciable, pero a Lena no le interesaba nada de eso, ella quería trabajar, ganar su propio dinero, así se lo hizo saber a Tolkien, el le explico que su padre empezaba a sospechar de sus preferencias y si aceptaba casarse sería en esos términos, ella aceptó solo por el trabajo y por ayudar a su amigo, la pelirroja creo un contrato matrimonial que nadie mas que ellos vio donde se especificaba que ellos estarían casados no menos de 3 años, tiempo cuando Tolkien podría obtener la nacionalidad sin depender de ella, el divorcio, el caso de darse debía ser por acuerdo mutuo, Lena disfrutaría de los privilegios de esposa y al separarse ella se quedaría con lo que había obtenido por su cuenta a menos que Tolkien dijera otra cosa, el trabajo en la firma sería aparte de todo, si ella era capaz de sostenerse ahí por su buen desempeño no se iría un si el divorcio de daba y ella no quisiera irse, Tolkien leyó muy bien todo el contrato, era una abogada muy capaz, entendía los términos de la supuesta relación y no esperaba nada a cambio que el no pudiera darle, había confiado en su instinto y no se había equivocado, empezaron a dejarse ver en la escuela y eventos juntos, de la mano, con unos cuantos besos esporádicos y después de un año se casaron, los padres de ambos estaban contentos por sus hijos, Tolkien rápidamente empezó a trabajar mientras Lena estudiaba, cuando pudo empezó a trabajar, era muy buena en lo que hacía, ambos exitosos y hermosos eran la sensación de la sociedad, la única persona ajena a ellos que sabía la verdad era Yirki, novio de Tolkien desde hacía 2 años quien quedo encantado con Lena y acepto el trato de ellos dos.

Lena por su parte vivía tranquila, estaba por terminar la escuela y todos estaban orgullosos de ella, en la universidad conoció a una chica que se volvió su amiga, ella sentía mucha atracción por Lena y un día en una fiesta se lo hizo saber, Lena hasta ese momento no había salido con nadie, seguía recordando esos ojos azules con amor, estaba por decirle que no a la chica pero una tarde, vio a Yulia salir de una tienda con un bebe rubio en brazos, era muy pequeño, parecía recién nacido, iba a acercarse para ver al pequeño pensando que talvez era hijo de Yulia cuando vio a Amy detrás de ella con algunas bolsas, entendió que Yulia se había decidido por ella, Yulia paso sin notarla, iba embelesada viendo al rubiecito y platicando con Amy, volvió a su casa triste y empezó a salir con la chica, la atracción seguía pero no había amor, eran algo así como amigas con derecho, cuando Lena acepto casarse ella acepto seguir viendo a Lena y Lena no podía ocultar mucho sus necesidades naturales, aunque nadie como Yulia, Tolkien sabía de la relación de Lena con su “amiga”, ella misma se lo dijo, eso no le importó siempre y cuando fueran discretas y si lo eran, cada uno tenía su vida aparte en privado y en público eran la pareja ideal.

*****

Yulia llega a casa después de un día cansado por el viaje y los últimos arreglos de los negocios, extrañaba tanto ese lugar, el clima cruelmente frío le dio la cálida bienvenida a su hogar, entró dejando las maletas en el suelo y se sentó en un sillón, respiro profundamente y sonrió, había vuelvo a casa, su casa... donde estaría Lena? pensó al ver ese lugar donde tantas cosas pasaron, después de unos momentos se levanto y tomó la maleta mas pequeña y la llevó a su cuarto, saco ropa limpia y se baño, después durmió mucho tiempo, le tomaría algunos días acostumbrarse al cambio de horario.

Tres días después Yulia tomaba café en el jardín, se hacía cargo de la casa ella sola, no quería meter a gente extraña a su casa, en el fondo ella sabía que solo era un pretexto, quería ver a Lena pero no podía buscarla para ofrecerle trabajo, había pasado mucho tiempo, sabía que talvez ella estaría en el ultimo año de su carrera profesional, sería mas fácil solo buscarla y llevarla a comer, pero no lo hacía porque realmente no sabía que esperar, seguiría soltera?

Se levanto y fue a la cocina a dejar a taza, debía empezar a trabajar, fue al despacho y se hundió en un mundo de papeles.

-Si?- dice al teléfono, se siente tan bien de hablar ruso con alguien mas.
-Yulia, necesito verte hoy mismo- le dice su abogado de asuntos laborales.
-Si, estoy bien- dijo sarcástica.
-No estoy para bromas, te han demandado.
-Que? quien y porque?- pregunto sorprendida Yulia.
-Mira, ya te hice una cita con la mejor firma de abogados de Moscú, debes ir ahora a las 3 de la tarde a la firma de Von Troken, la conoces?
-No, que clase de nombre es ese?- pregunto Yulia anotando el nombre.
-Es noruego, no importa, debes ir a las tres, te veo ahí y te explico las cosas ok?

Yulia anoto la dirección también y se preparó para salir, una demanda? porque? nadie la había demandado antes.

*****

Lena llega a la oficina, todos saben que ella es prácticamente la dueña, camina confiada con su traje ceñido al cuerpo, es hermosa y lo sabe.

-Lena- le dice la secretaria de Tolkien, la única que se animó a entrar en el mundo de Lena descubriendo a una chica muy amable y sencilla.
-Hola Kristen, que tal tu fin se semana?- pregunta Lena caminando a su lado.
-Hola, todo bien, oye, recuerdas las empresas Volk?
-Claro- dice Lena sintiendo mariposas en el estómago.
-Bueno, adivina que?
-No tengo idea- dice Lena entrando a su oficina.
-La dueña vendrá- dice emocionada.
-Yulia?- dice algo emocionada.
-Si! la conoces?
-Si, algo así, tengo tiempo sin verla, talvez ya no me recuerde- dice tratando de sonar casual.
-Vendrá a las 3, quieres atenderla?
-No creo, solo ayudare en el caso, gracias.

Kristen sale tomando nota y Lena se queda de pie, Yulia ira directamente a su oficina... por las condiciones de Yulia lo mas seguro es que alguien la haya demandado... talvez si sea bueno idea tomar el caso, por ser estudiante no esta permitido pero puede ser la segunda a bordo.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:40

Yulia lleva 10 minutos buscando estacionamiento, debe ser una firma importante, no quiere entrar al subterráneo pero tendrá que hacerlo, al hacerlo se da cuenta que hay igual cantidad de autos ahí pero con mas espacio, encuentra lugar y baja, ve cámaras por todos lados, el lugar esta bien cuidado, eso le crea confianza, entra y su abogado lo espera impaciente.

-Vaya, ya era hora- le dice intranquilo.
-Ya Fabrizzio, tranquilo ya llegue.
-Mira, el es Tolkien Von Trolken, el director de la firma.
-Hola- dice Yulia
-Hola
-Eh... puedes decirme ya que pasa Fabrizzio?
-Eso te lo explicara el señor Von Troken.

Yulia voltea al hombre y espera.

-Señorita Volkova, la realidad es que es algo importante, vayamos a mi oficina, mi esposa les dará una visión general de las cosas, es su especialidad.

El pequeño grupo caminó a la gran oficina, entraron y Tolkien les pidió esperar, Yulia estaba un poco preocupada, no sabía que podía pasar.

-Señorita Volkova no se preocupe, es algo complicado pero no imposible de resolver.

La morena asintió.

-Ah ahí viene mi esposa.

Todos voltearon a verla, Yulia se quedo sin habla, Lena entró con ese atractivo traje que marcaba su perfecta figura, la niña que trabajó para ella se convirtió en unos años en una preciosa mujer.

-Ella es Lena Katina de Von Troken, mi esposa, ella los atenderá, cualquier cosa me llamas cariño- le dijo Tolkien, la pelirroja sonrió y el salió.
-Buenas tardes- dijo con voz segura, Yulia seguía observándola sin hablar- soy Lena Katina de Von Troken pero pueden llamarme simplemente Lena, seré su asesora en esta demanda, entiendo que la señorita Volkova aun no esta enterada de nada- dijo observándola, la morena seguía sin hablar.
-No Lena, aun no le digo nada- dijo Frabrizzio al ver el estado catatónico repentino de Yulia.
-Entiendo, señorita Volkova, necesito hacerle unas preguntas...- Lena volteo confundida a ver a Fabrizzio, Yulia seguía sin moverse.
-Yulia!- le dijo el hombre sacudiéndola del hombro, la morena despertó de su letargo mental.
-Señorita Volkova necesito hacerle unas preguntas- dijo sentándose en el escritorio.
-Lena?- preguntó después de un momento.
-Si?
-Lena?- preguntó de nuevo.
-...Si?
-Lena que haces aquí?
-Aquí trabajo, mi esposo es el director general, ahora Yulia, puedo llamarte Yulia? pasaremos muchos meses juntas y creo que es mas cómodo así- dijo destilando seguridad por cada poro de su blanca piel.
-Eh... ah si claro, así me llamabas antes no?

Lena ignoró el último comentario y empezó a explicarles lo que realmente estaba pasando.

Lena hablaba y hablaba sobre cuestiones legales, Yulia escuchaba tratando de no distraerse y no saltarle encima a Lena y besarla, ella parecía indiferente y solo hacía muy bien su trabajo.

El problema era un poco grave pero muy complicado de resolver, requería tiempo y dinero, por suerte Yulia contaba con las dos cosas.

-Entonces Yulia, estas totalmente segura de que lo que ellos dicen nunca paso- pregunto Lena después de una hora de junta.
-No Lena, claro que no, me conoces, nunca haría eso.

Ese tipo de comentarios dejaban a Fabrizzio confundido, Yulia le hablaba como si se conocieran y Lena respondía como si no fuera así.

-Ok, mira, creo que por ahora es suficiente, necesito los archivos laborales de estas personas para estudiarlos.
-Están en Roma, acabo de volver de allá- dijo Yulia cansada.
-Los necesito- volvió a decir.
-Yo puedo ir por ellos- dijo Fabrizzio.
-De hecho, necesitaría que se quedara allá, estaremos requiriendo algunas cosas conforme a la marcha de la demanda.
-Si, el puede hacer eso- dijo Yulia, Fabrizzio era el caso contrario a Yulia, era italiano trabajando en Moscu y extrañaba su tierra.
-Muy bien, te veré en tres días Yulia, espero que para ese momento ya tengas todo en tus manos- dijo levantándose.

Ambos se levantaron y se fueron a la puerta acompañada de la pelirroja, Yulia iba confundida por su comportamiento.

Al salir Yulia hablo con Fabrizzio de su viaje, no quería que empezara a preguntar cosas, esa misma noche Fabrizzio iba feliz rumbo a Italia.

*****

Yulia esta en su recámara, no entiende que paso con Lena, sigue siendo hermosa y esa seguridad que apenas nacía en ella se desarrollo de una manera casi intimidante, ahí estaba esa linda pelirroja, al parecer su vida dio un giro de 180 grados, esta casada con un hombre exitoso y muy guapo... casada... ahora la morena se sentía sola, de alguna manera siempre guardo la esperanza de que al volver intentaría algo con ella, nunca espero encontrarla casada, pero ella nunca se comunicó, siempre estuvo tan ocupada que nunca mandó una carta, un mensaje, nada, simplemente se fue, que quería? que la esperara toda la vida? fueron tres años de abandono, eso pesa en cualquiera.

Cuando menos se dio cuenta estaba marcando el teléfono y con la secretaria esperando.

-Si, disculpe, podría comunicarme con Lena Katina?
-Claro que si, quien la busca?- dijo la voz amable.
-Yulia Volkova
-Un momento por favor.

La comunicación se cortó y después Lena contesto.

-Hola Lena, soy Yulia.
-En que te puedo ayudar Yulia?
-Quería invitarte a comer mañana, puedes?
-No, no creo, iré con mi esposo a comer pero puedo pasado mañana, te parece?
-Si claro…
-Bien, pasa por mi a las 2.
-Ok…
-Adiós.

La comunicación se corto, Lena era totalmente diferente, no sabía si le gustaba o no pero era diferente Yulia estaba confundida, mientras la pelirroja sonreía, veía claramente la sorpresa y el interés en Yulia pero no se la dejaría fácil.

******

-Hola Lena- dijo la morena sonriente al verla llegar.
-Hola- dijo besándole la mejilla- vamos a comer, muero de hambre- dijo caminando al auto de Yulia y se quedo esperando en la puerta del pasajero, la morena se acerco y abrió la puerta- gracias- dijo entrando.

Yulia un poco confundida tomo su lugar.

-Y bien Lena, a donde quieres ir?
-Sorpréndeme- dijo para después ponerse el cinturón.

Al llegar al restaurant de lujo Lena se maneja con total seguridad, pide la comida mas deliciosa y cara del lugar, no era nuevo para ella.

-Yulia, brindemos- le dice levantando la copa, la morena la imita- el brindis es por la interesante situación que tenemos ahora- dijo para inmediatamente después beber, Yulia bebió su copa sin entender sus palabras, iba a preguntar pero la comida llego, ambas agradecieron.

-Bien, comamos, he tenido un día algo complicado- dijo Lena.

La comida transcurrió en silencio mayormente, al finalizar Lena no pudo evitar la pregunta, no quería saber, pero necesitaba hacerlo.

-Y como esta Amy?- pregunto bebiendo su copa.
-Bien, feliz con su hijo, es una hermosura el niño, se parece a ella en algunas cosas.
-Y a ti en otras?- pregunto viéndola fijamente.
-No tendría porque parecerse a mi, no es hijo mío, se parece a su padre, el esposo de Amy.
-Se caso?- pregunto Lena sorprendida.
-Si, hace 3 años en Alemania, fue una boda muy emotiva.

Lena estaba pensativa, todo lo que ella creyó durante tres años no era verdad, Yulia no estaba con ella, el rubiecito que vio en sus brazos si era hijo de Amy, pero Yulia no tenia nada que ver con ella.

-Lena?
-Si?- dijo volteando a verla.
-Donde conociste a tu esposo?
-En la universidad, después que te fuiste entre a la escuela con la beca, nos conocimos ahí.
-Debe ser un buen hombre para poder conquistarte- le dijo un poco triste.
-Es muy bueno, el mejor.

Yulia asintió y volteo a otro lado.

-Aunque, conocí a alguien mejor que todos.

La morena volteo confundida, Lena solo sonrió.

-Nos vamos? Tengo que hacer algo aun y es algo tarde- dijo la pelirroja.
-Claro, solo pagare la cuenta y nos vamos.

El tiempo que Lena se quedo esperando pensaba las cosas, la realidad era que nunca había dejado de sentir eso que había sentido en la casa, ahora podría ser su oportunidad y no la dejaría ir, solo restaba ver si Yulia sentía lo mismo.

Yulia dejo a Lena en su trabajo y salió de ahí con una sonrisa, ver a la pelirroja la hacía feliz, aunque estuviera casada.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:42

Capitulo XII

****

El siguiente día a primera hora los archivos que Lena quería habían llegado, ahora que Fabrizzio estaba en Italia serían ellas dos y su equipo de abogados, situación que le favorecía a la morena.

-Lena- dijo sonriendo, la pelirroja beso a Tolkien y el se fue, gesto que no hizo feliz a Yulia.
-Bueno días Yulia- dijo quitándose algo de lápiz labial- tienes los archivos que te pedí?
-Si- dijo seria.
-Bien, pasemos a la oficina, necesito revisarlos contigo.

Ambas fueron a la oficina.

-Siéntate por favor.

La morena tomo una silla y Lena se sentó en la silla detrás del escritorio, tomo las carpetas y empezó a leer.

Mientras Lena se concentra en la lectura Yulia la observa, recordó todas las cosas que pasaron dentro de la mansión, desearía que al volver ella estuviera soltera, simplemente fue algo que la agarro fuera de todo, nunca lo espero, Lena levanta sus ojos verdes y sus labios rojos se mueven, esta preguntándole algo? sale de sus pensamientos como puede.

-Como dices?- pregunta apenada, eso fue demasiado obvio.
-Creo que ya se que hacer, ganaremos el caso pero se llevara tiempo, tenemos que demostrar las cosas negativas de sus expedientes y resaltar tus cosas buenas, escucha, ahora tengo algo que hacer pero mas tarde iré a tu oficina, estarás ahí?
-Si, todo el día.

-Bien, iré a verte.

Ambas se levantaron, Lena tenía que consultar su idea con Tolkien, si todo resultaba como ella pensaba ganarían ese juicio en unos meses.

*****

-Lena!- la llamo su amiga en la escuela.
-Jen, hola- dijo sonriendo.
-Hola, saldremos este fin de semana?
-No lo se, tengo que estudiar, ya casi termino y quiero estudiar.
-Lena, eres millonaria, soborna a alguien.
-Jen, no soy millonaria y si lo fuera tampoco sobornaría a alguien, quiero que todo lo que tenga sea por mi mérito.
-Si Lena, lo se, entonces saldremos?- dijo algo coqueta.
-Basta, no lo hagas aquí- dijo alejándose un poco.
-Lo olvide, entonces- dijo tomándola del brazo como cualquier amiga a otra amiga- paso por ti a las 9:30.
-Ok, pero ten un plan B, no se si pueda.
-Ok, te veo el viernes- dijo besándola en la mejilla y fue a su clase.

Lena ya estaba a punto de terminar, no quería perder la beca, no quería tomar dinero de Tolkien para la escuela, el realmente no le pedía cuentas de nada, podía hacer el con dinero que era para ella lo que quisiera, pero quería lograr todo por ella misma, talvez su amiga tenia razón, desde que tomo el caso de Yulia solo estudiaba y trabajaba, talvez si le hacía falta relajarse.

Saliendo de la escuela Lena fue al trabajo, no iba con traje sastre como siempre, solo iría a preguntarle algunas dudas a Tolkien, así que entro y salió rápidamente después volvió a su casa.

El tiempo pasó rápidamente, Jen llego puntual por ella, Lena terminaba su baño, estaba cansada, bajo a abrir, se sorprende, olvido la cita.

-Lena! No te has cambiado??- dijo molesta entrando.
-Jen lo olvide, lo siento
-Lena, necesitas relajarte, esta cita la hicimos hace pocos días y se te olvido? De seguro te la pasaste leyendo algo verdad?- dijo molesta cruzada de brazos.
-Un poco, pero...
-Pero?
-Pero puedo compensarte, te llevo a cenar.
-Yo no quería cenar hoy... pero puedes darme lo que quiero- dijo tomándola de la cintura- ah tu esposo!- dijo soltándola.
-No esta, no llegara hoy- dijo acercándose a ella empezando a besarla, Lena y Jen dormirían en otra habitación, Tolkien sabría que Lena estaba ocupada dejándole una nota, aunque sabía que llegaría en la madrugada o hasta la mañana, el saldría con Yirki esa misma noche.


-Ah Lena!- dijo Jen cayendo en la cama agitada- cada vez es mejor... me alegra no... haber salido.

Lena se acostó a su lado, volteo a ver el reloj del cuarto, marcaba la 1:00 a.m., la pelirroja sonrió, realmente le hacía falta relajarse.

-Lena, recuerdas que, dijimos que cuando alguna tuviera pareja dejaríamos esto?
-Si.
-Estoy por darle el si a la chica de quinto semestre la recuerdas?
-La de cabello negro?
-Si, ella.
-Vaya, me alegro por ti Jen, se que has andado detrás de ella por muchos meses.
-Bueno, desde que tomaste el caso dejaste de ponerme atención.
-Lo se, discúlpame, he estado ocupada.
-No importa, creo que esta será la despedida, seguiremos siendo amigas verdad?- pregunto algo temerosa, detrás del sexo que tenían frecuentemente las chicas se tenían cariño.
-Claro- respondió Lena besándola en la boca- ese fue el trato- dijo volviendo a besarla.
-Extrañare esto.
-Yo también, suerte con la chica- dijo encima de ella

*****

Los siguientes meses Lena solo se dedicó al caso de Yulia, ya había terminado las materias y esperaba que el semestre terminara, en ese tiempo se veían constantemente, solo estaba Tolkien presente cuando Lena no podía estar por cuestiones de que aun terminaba de estudiar oficialmente pero el caso era totalmente de ella.

-Yulia, el caso casi termina, te invito esta noche a salir- dijo Lena en aquel café al que iba seguido.
-Bueno, solo si vamos a bailar, nunca te vi bailar.
-Hecho- dijo sonriendo.

Al salir Yulia dejo a Lena en la oficina, siempre se veían en la oficina de una u otra o en café, al parecer Lena no quería volver a la mansión, cosa que desconcertaba a la morena pero Lena había cambiado.

Después de terminar sus pendientes Yulia busco a Lena en la oficina, ella se había cambiado, salió con una pequeña y ajustada faldita, una blusa que acentuaba muy bien su figura y unas zapatillas de tacón que le sentaban de maravilla, a la morena le recordó el uniforme que usaba cuando trabajaba en la casa, estaba de pie a un lado del auto con la boca abierta, la pelirroja se acercó sonriendo.

-Nos vamos?- le dijo sin dejar de sonreír.
-Ah... si claro, sube- dijo abriendo la puerta, dio gracias a dios por ir sentada sino, Lena habría notado que tanto le gusto su vestimenta.

Después de poco llegaron al sitio de moda, Lena había reservado en el área exclusiva, aun mesera las atendió en medio del ruido, poco después les trajo una bebida a cada una.

-Vamos a bailar- dijo Lena tomándola de la mano, en la parte donde estaban la gente era escasa, parecían tener la pista para ellas, la luz era poca, el ambiente estaba lleno de sensualidad, en compañía de una mujer hermosa, la morena se deja llevar a la pista y al llegar se pone a bailar, Lena empieza a hacer lo mismo, se mueve sensual, sonríe, la toma de la mano, la suelta, vuelve a sonreír sin dejar de bailar.

Yulia nerviosa trata de no verla mucho, no sabe si Lena lo hace inconscientemente pero si libido aumentaba y no estaba segura que esperaba o quería Lena con eso.

-Relájate- le dice Lena para darle la espalda y empieza a bailar pegándose a su cuerpo, Yulia no se movía- muévete conmigo- le dijo tomando las manos de Yulia poniéndolas en su cintura, pego sus glúteos a la cadera de Yulia, seguía moviéndose, el cuerpo de la morena reaccionó sin poder controlarlo, Lena volteó a verla un poco y sonrió, Yulia contrariada no sabía que hacer, Lena seguía bailando, sentía a Yulia y parecía gustarle, cada vez mas se pegaba mas a su cuerpo, Yulia estaba excitada, estaba bajando las manos a la cadera cuando recordó que era casada, la soltó y se alejó un poco, Lena se dio la vuelta y la rodeo con los brazos del cuello.
-Que pasa?- le dijo la pelirroja al oído- no te gusta?
-Eres una mujer casada Lena- dijo secamente sin bailar mucho.
-Esa es una historia interesante, vámonos de aquí- dijo tomándola de la mano sin darle tiempo de responder.

Después de salir del lugar y pudiendo hablar sin gritar Yulia aun algo aturdida por el ruido y la actitud de Lena abre la puerta y espera a que Lena suba, después sube.

-A donde vamos?
-A mi casa, quiero que veas algo.
-Ok

Lena guía a Yulia y poco tiempo después llegan a una mansión, era diferente a la de Yulia pero no dejaba de ser impresionante, ambas se bajaron y entraron a la casa.

-Me gusta tu casa, es enorme- dijo Yulia viendo los detalles.
-Si, sabes que es lo mejor?
-Que?
-Que esta vez yo no la limpio- dijo sonriendo, Yulia sonrió un poco y se quedo de pie esperando.
-Que quieres que vea?- dijo buscando algo sin saber bien que.
-Ya quieres irte?- pregunto sirviendo unos tragos.
-No quiero que tu esposo llegue y se pregunte que hago aquí.
-Tolkien no esta, salió del país con su socio- dijo sonriendo ofreciéndole la copa.

La morena acepta la copa y la bebe rápidamente, Lena se acerca a Yulia poniendo las manos en el cuello muy cerca de su oído.

-Yul, recuerdas lo que dije la ultima vez que estuvimos juntas?- dijo susurrando.
-Que cosa exactamente?
-Soy tuya Yulia, solo tuya.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:42

La morena no la tocaba, no sabía que hacer.

-Que buscas de mi Lena?- preguntó sin separarse.
-Todo, nunca deje de amarte Yulia, quiero saber que sientes tu, dímelo.
-Lena- dijo tomándola de los brazos para retirarlos de su cuello- estas casada, no tiene caso hablar de eso.
-Dímelo- dijo sin soltarle las manos.
-En que afectaría eso, te divorciaras? Si te dijera que te amo lo dejarías?- preguntó secamente.
-No, pero te diría que mi matrimonio es una fachada, Tolkien es gay y yo también por si no lo has notado - le respondió volviendo a abrazarla, Yulia le dio la respuesta sin darse cuenta.
-Que?
-No te das cuenta que me vestí así para ti?- le dijo al oído- no es el lascivo uniforme que me diste en tu casa pero es lo que mas se parece si es que quiero salir a la calle, hace tres años éramos inmaduras en algunas cosas y las situaciones no ayudaron mucho, tu solo te fuiste y yo no te detuve, esta vez no pasara lo mismo, tómame Yulia, hazme tuya una vez mas y para siempre, quiero sentirte- le dijo empezando a mover sus labios a los de la morena.

Yulia cerró los ojos esperando el contacto, Lena al verla cerró los ojos también y la beso, sus labios se tocaron, Lena pasó las manos a la nuca de Yulia mientras la morena tomaba a Lena de la cintura juntándola a su cuerpo, el beso fue lleno de sentimientos guardados durante años, ese amor que ninguna de las dos se atrevió a expresar.

El beso tomaba pasión a cada momento, las respiraciones se agitaban.

-Lena....
-No digas nada, ven- dijo tomándola de la mano subiendo las escaleras, caminaron en silencio, no había necesidad de hablar, llegaron a una de las habitaciones y entraron, Lena cerro la puerta con llave, tomo nuevamente a Yulia la sentó en la cama, la pelirroja dio unos pasos hacia atrás, Yulia la miraba expectante.

Lena sonrió y desabrochó dos botones de la blusa, sus senos se asomaban de una manera peligrosamente sensual, Yulia observaba recargándose en los codos quedando un poco recostada, Lena camino lentamente hasta llegar a ella, se acerco lo mas que pudo sin tocarla sobre la cama, rozo los labios con los de Yulia, bajo al cuello también rozándolo pero sin besarlo, después se sentó en sus piernas abriendo las propias y empezó a besarla apasionadamente tocándole los senos con las manos, Yulia la tomaba de la cintura, la cadera y los glúteos, como aquella última vez que la hizo suya.

La pelirroja se separó lentamente, se levantó y se alejó dos pasos atrás, Yulia seguía viéndola, Lena dio un paso adelante y se hincó tocando sus piernas, Yulia la observaba, sabía lo que Lena tenia en mente, subió las manos al abdomen mientras la morena se excitaba de solo recordar la única vez que Lena había hecho eso, lo haría de nuevo, esta vez sin presiones de nada, Lena bajo las manos al cinturón y lo desabrochó siguiendo con el pantalón, se hizo un poco para atrás y jaló toda la ropa de una vez dejando a Yulia desnuda de la cintura hacia abajo, ahí estaba, justo como lo recordaba, ambos sexos, el pene listo para hacer su trabajo y la vagina visiblemente húmeda, Lena sonrió y se acercó tomando la base del pene con la mano derecha recorriéndolo a todo lo largo, la respiración de Yulia era ruidosa y pesada, la pelirroja se acercó y sin dudarlo metió el miembro de Yulia en la boca, la morena gimió, Lena seguía su labor ante el rostro lleno de placer de Yulia, mientras con una mano acariciaba las piernas morenas con la otra empezaba a penetrarla sin dejar que el miembro dejara su boca, Yulia dio un grito mezclado con un placentero gemido, antes de perderse en las sensaciones alcanzo a tomar una almohada en recargarse en ella, después dejo de pensar, solo gemía acostada en la cama, Lena excitada de verla como nunca seguía con su labor, no paso mucho tiempo cuando Yulia empezó a gemir mas fuerte y mas agitada, se enderezó un poco y tomo a Lena de los brazos y la subió un poco, tomo la mano que la penetraba indicándole que quería que la dejara ahí mientras ella sola se masturbaba cerca del abdomen de Lena, se besaban apasionadamente, segundos después Yulia interrumpió los besos haciendo la cabeza hacia atrás entre fuertes gritos, Lena sintió mas humedad en sus dedos dentro de Yulia mientras ese mismo líquido caliente caía en su abdomen, la morena gritaba y gemía, después, la espalda de Yulia volvió a su posición natural, la morena tenia la frente llena de pequeñas gotas de sudor, su cuerpo aun tenía ligeros espasmos, Lena retiró los dedos húmedos del cuerpo de Yulia y se los llevo a la boca ante la mirada cansada de la morena, al terminar de lamerlos sonrió y la beso.

La morena suspiró fuertemente y Lena se levanto de encima de ella, rodó sobre la cama tomo unos pañuelos desechables limpiando su blusa, terminó por abrir todos los botones y limpió también su piel, al levantar la mirada tenía a Yulia frente a ella desnuda, se le echo encima totalmente fuera de control, terminó de quitar la blusa dejando a la pelirroja en ropa interior, la besaba, tocaba sus senos, en un desesperado intento por sentirla prácticamente arranco el brasier bajando ansiosa a lamer, chupar y mordisquear los senos y pezones erectos de una Lena que empezaba a gemir tomando la cabellera negra.

Mientras la boca se entretenía con el blanco pecho las manos de Yulia bajaron por la cadera y desabrocharon la falda bajándola hasta donde alcanzaron sus brazos, Lena con sus piernas terminó por quitarla, con las manos en la cadera de la pecosa Yulia bajo besando y lamiendo el abdomen, bordeo la pequeña braga negra y bajó a sus piernas tocándolas y besándolas, la morena volvió a subir besándola en la boca.

-Te amo- le dijo al oído para después lamer el lóbulo.
-Te amo Yulia- respondió tomándole la cabeza.

La morena volvió a bajar llevando las bragas fuera del cuerpo de Lena con las manos, la pelirroja al sentirse desnuda abrió las piernas dejando a Yulia entre ellas, la morena observó el cuerpo pecoso, era mas hermoso de lo que recordaba, esos tres años le sentaron muy bien, acarició las piernas y sin perder mas tiempo dirigió su cabeza a la intimidad de Lena, empezó a lamer lentamente, quería llevarla al límite como Lena lo había hecho hacía unos momentos, la pelirroja gemía tomando la cabeza de Yulia.

-Aaah! Mas!- exigió Lena, Yulia comenzó a chupar el clítoris mientras con las manos tocaba los senos y cualquier otra cosa que Lena dejara a su alcance- Yul... ahora! Hazlo ya!- la morena se alejó de la pelirroja solo para ponerse encima de ella, se acomodo y lentamente entro en ella mientras la besaba mordiendo los labios de Lena- Yuli....aah!- dijo mezclando un gemido con lo único que pudo decir al sentir a la morena dentro de ella- mas!- ordenó con los ojos cerrados y las manos en la espalda de Yulia, la morena empezó a moverse cada vez mas rápido y fuerte, Lena estaba muy excitada, intentaba hablar, decirle a Yulia cuando la amaba pero de sus labios solo salían gemidos y palabras entre cortadas que no tenían mucho sentido y aunque hubiera podido decir algo los gemidos llenaban los oídos de Yulia, las uñas de Lena empezaban a enterrarse en la espalda morena mientras los inconfundibles espasmos del orgasmo sacudían a Lena, Yulia por su parte tenía el segundo orgasmo de la noche entre los espasmos de Lena

Cuando un poco de lucidez llegó a sus mentes estabas acostadas en la cama, Yulia aun encima de Lena.

-Vaya....- dijo Yulia.
-Lo se....- respondió Lena sonriendo.
-Te amo Yul- dijo abrazándola.
-Yo también te amo- respondió besándole el cuello, la pelirroja sonrió, sería una noche muy larga, una de las mejores de sus vidas.

*****

Al día siguiente Yulia despierta abrazando por la espalda a Lena, vio la espalda blanca y pecosa con algunos mechones rojos, sonrió y beso el hombro y la abrazo mas fuerte, así era como quería despertar todos los días.

Le pelirroja al sentirse abrazada sonrió y se juntó mas al cuerpo que la aprisionaba.

Horas después estaban desayunando en la cocina de la casa de la pelirroja, Yulia había cocinado.

-Entonces el te propuso el trato.
-Si y bueno, con eso no se lastiman a nadie, el es gay y no se puede enamorar de mi ni yo de el, lo quiero mucho pero solo como amigo.
-Y te divorciarás?- pregunto la morena.
-La verdad no lo hemos hablado, yo pensé que tu estabas con Amy, así que no lo hemos hablado, pero supongo que si.

La morena se quedo seria, la idea de compartir a Lena con alguien nunca le gusto, no le gusto antes y tampoco le gustaba ahora.

-Yul, tranquila.
-Estas segura que Tolkien es gay?

La pelirroja rió.

-Si, estoy segura.
-Como lo sabes?
-Yul- dijo riendo aun tomando su mano por encima de la mesa- en todo este tiempo no me ha tocado, nos besamos en eventos públicos y demás pero al llegar aquí no pasa nada, tenemos la recámara principal que es nuestra según mis padres, los suyos yo todo el mundo pero cada uno tiene su habitación, tu ya conociste la mía- dijo sonriendo- además, el ahora esta de viaje con su novio de años.

La morena escuchaba aun seria, ya había perdido a Lena por malos entendidos y por ser tan impulsiva, si bien tomaba las decisiones correctas lo hacía después de pensar las cosas.

-Yul?
-Lena... no quiero perderte otra vez por malos entendidos.
-No pasara Yul- dijo levantándose para abrazarla, la morena se levanto también- no podría estar sin ver tus ojos de cielo cada día.

La morena suspiro y recargo la cabeza en el pecho y cuello de Lena mientras la abrazaba.

-Lena no creerás lo que pasó- dijo Tolkien emocionado entrando a la cocina, encontró a las chicas abrazándose- que demonios pasa aquí?- pregunto molesto.

Yulia soltó a Lena y volteo a ver a Tolkien.

-Señorita Volkova? Pero que....

Yulia no sabía que hacer, estaba de pie viéndolo mientras Lena volvía a tomar la mano de la morena.

-Tolkien ella sabe- dijo Lena.
-Ah bien, disculpen, esta si es una sorpresa- dijo sonriendo perdiendo el porte y viéndose un poco afeminado mientras servía jugo- Lena, Yirki y yo iremos a Noruega, acabamos de llegar y lo decidimos ahora, todo en orden?- dijo terminándose el jugo.
-Si no te preocupes- dijo le pelirroja abrazando de la cintura a una Yulia que trataba de entender lo que pasaba.
-Bien, vuelvo en 3 días, debemos ir a la cena de gala en una semana, te veo después, cualquier cosas me llamas- dijo besándola en la mejilla- señorita Volkova, siempre un placer- dijo sonriendo, la morena solo sonrió confundida.
-Tolkien todo esta bien?- dijo Yirki entrando a la cocina, Yulia lo estudió rápidamente- hola Lena.
-Hola- dijo la pelirroja sonriendo.
-Cielo- le dijo Tolkien al chico- ella es la señorita Volkova, goza de la confianza de Lena, señorita Volkova, el es Yirki, mi novio.

El chico se acerco a darle la mano a Yulia y sonrió, después el saludo volvió al lado de su novio.

-Debemos irnos o perderemos el vuelo- dijo Yirki acariciando la mejilla de Tolkien- hasta luego Lena, mucho gusto señorita Volkova.}

Ambos se fueron tomados de la mano y salieron de la casa, Yulia seguía viendo al lugar donde estaban antes confundida.

-Yul?- dijo Lena tomándole el rostro- ahora estas segura de que Tolkien es gay?
-Si- dijo volviendo a abrazarla.

Aunque no pregunto nada sabía que Lena había salido con mas gente, lo comprobó la noche anterior y aunque ella misma estuvo con Amy mientras Lena estaba aun en la mansión no podía evitar los celos, pero tampoco podía hacer reaclamaciones, lo importante era que estaban juntas, desde cuando eran tan celosa?
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:45

Capitulo XIII

******

Las chicas salían constantemente, era normal verlas juntas ya que Lena llevaba el juicio de Yulia así que no era raro verlas en la oficina de la otra.

Aunque las cosas iban bien entre ellas había cosas que no le agradaban mucho a la morena, como que Lena dijera su apellido de casada o que todos le preguntaran por Tolkien, sabia que así serian las cosas pero aun no se terminaba de acostumbrar.

-Yul, mi mama se enteró de que trabajo en tu caso y quiere conocerte, nunca te dio las gracias por darme trabajo en aquel momento, te invitó a cenar, podrías?

-Claro, yo también quería conocerla.

-Entonces paso por ti a las 8:00 ok?- dijo dándole un beso en los labios- debo irme ahora, tengo que hacer algo antes de la cena.

La pelirroja salió de la oficina de Yulia y fue a buscar unos informes, horas después volvió por la morena, Yulia se había cambiado de ropa, iba formal pero cómoda.

Yulia a pesar de ir un poco nerviosa no hizo nada que delatara su estado, entro confiada a la casa.

-Mama- dijo Lena en voz alta- ya llegamos.

Los padres de Lena salieron de la cocina.

-Hola hija- dijeron viendo a Yulia como si fuera una estrella de cine, la morena sonrió.

-Mama, papa, ella es Yulia Volkova, Yulia, ellos son mis padres, Inesa y Sergey Katin.

La morena se acerco y les dio la mano a ambos.

-Señorita Volkova, es un honor conocerla- dijo la madre de Lena tomando la mano de la morena con ambas manos- muchas gracias por lo que hizo por nosotros, al darle trabajo a mi hija, gracias a usted es que ahora estoy viva.

-Señora Katina no diga eso, fue un placer para mi tener a Lena en la casa- dijo volteando a ver a Lena quien se sonrojo un poco y después recuperó su palidez habitual.

-Bueno mama, regrésale la mano a la señorita Volkova y vamos a cenar, muero de hambre.

La mujer soltó a Yulia y fueron a la mesa, Yulia se portó totalmente tranquila con los padres de Lena al final de la cena platicaban como si fuera común ese tipo de cena juntos.

Lena estaba sentada frente a Yulia con las piernas cruzadas viéndola hablar con sus padres, deseo tanto que esas cenas se hicieran sabiendo que ella era la dueña de su corazón y no Tolkien como ellos creían.

-Yo le digo a Lena que debería tener hijos no cree señorita Volkova? Tolkien, el esposo de Lena es tan guapo- decía Inesa emocionada a la morena.

-Otra vez con eso mama?- dijo Lena tomando de su copa.

-Es que serían preciosos, ustedes tan guapos... que opina señorita Volkova?

-Bueno, esa es decisión de Lena y su esposo, ellos deben hablar de eso aunque creo que esta muy joven.

-Eso le dijo yo- le dijo Lena a la morena quien se veía incomoda con la platica.

Yulia se quedo seria pensando en lo que la madre de Lena decía, no pudo evitar imaginarse a Lena con Tolkien igual que como la vio en ese video hace años, talvez Lena podía ceder a la presión de su madre y embarazarse aunque Tolkien era gay, sería un excelente padre por la forma en como cuidaba a Lena siendo solo su amiga pero no estaría dispuesto a embarazar a Lena, no del método tradicional y si Lena quiere un hijo? Seria maravilloso tener un hijo de la pelirroja, le gustaría que fuera así pero con ella, que el o la pequeña la llame mama a ella y no papa a Tolkien o a cualquier otro, quiere una familia con Lena, la pelirroja querría una familia con ella?

-Yulia?- la voz de Lena la trajo de vuelta a la mesa, todos la veían.

-Disculpa Lena, no te escuche.

-Te sientes mal?- pregunto preocupada.

-No, solo estoy algo cansada- dijo sonriendo.

-Te llevo a tu casa- dijo Lena levándose de la mesa.

-Si... señora fue un placer, la cena estuvo deliciosa, muchas gracias- dijo la morena levantándose también.

La señora emocionada las despidió y ambas subieron al auto de Lena.



-Que pasa Yul?- dijo tomándola de la mano.

-Nada, es solo que esa platica de tus hijos...

-No hagas caso, desde que me case mi mama me ha dicho lo mismo.

-Lena tu quieres...

-Un hijo? Si, pero no con el, lo quiero contigo.

-Lena yo no...

-Yulia- dijo interrumpiéndola, detuvo el auto a media calle- no te preocupes, te amo y si tengo un hijo será contigo- después se acerco y la besó, el beso fue corto pero tierno, al separarse Yulia sonrió y tomo la mano pecosa.

-Sabes? No deberías detenerte así, podrías provocar un accidente.

Lena rió y continuó su camino, irían a la casa de Lena nuevamente, quedaba mas cerca y ambas estaban cansadas.





******

Al medio día Tolkien había vuelto y todo volvía a la normalidad, se preparaban para la cena a la que tenían que asistir, Lena le contó a Tolkien lo que pasaba con Yulia, el siempre supo que hubo una mujer muy importante en la vida de Lena y que por malos entendidos tuvieron se separarse dejando a la pelirroja muy triste pero nunca imagino que sería ella, Tolkien estaba feliz de que Yulia haya entendido la situación y que Lena haya recuperado a la que el sabía era el amor de su vida.



Esa misma noche estaban listos para la fiesta, Tolkien llevaba un traje impecable y

Lena un vestido de noche negro sin mangas y descubierto en parte de la espalda, zapatillas altas y el cabello recogido.

-Tolkien, querido, si no fuéramos como somos caería rendida a tus pies- dijo sonriendo.

-Lo mismo digo Lenita, vamos a desplazar a todos en esa fiesta, se me ve bien el cabello?

-Si Tolkien, vamos.

Salieron del brazo de la casa y subieron al auto, al llegar la fiesta estaba plagada de reporteros y medios de comunicación, Lena y Tolkien saludan a algunas personas y entran al lugar, Lena va tomada de la cintura por el atractivo hombre.

Al entrar la pareja se encuentran con mas parejas conocidos de Tolkien, todos adoraban a Lena, ella sabía manejar su posición y a cada momento se los lleva al bolsillo con comentarios adecuados y haciendo gala de sus encantos innatos que ahora sabía como manejar.

-Lena, iré por mas bebidas, quieres algo?- le dice Tolkien.

-Si, solo agua por favor.

-Ahora regreso.

El chico salió del grupo y fue a la barra, se tomo su tiempo para regresar, al volver todos ríen en el pequeño grupo.

-Ah señor Von Troken, su esposa es simplemente adorable- dice un hombre mayor que tenia fama de ser algo gruñón.

-Lo se, Lena es única- dijo Tolkien acariciando la espalda desnuda de Lena.

-Deberían ir a cenar a la casa- Tolkien sonrió, Lena era un imán para la gente, gente que a Tolkien le convenía tener de su lado.

-Cuando guste- dijo Lena sonriendo, desvió la mirada del hombre, detrás de el estaba Yulia viéndola, un hombre hablaba con ella pero la morena parecía no escucharlo, llevaba un traje elegante de pantalón y saco, se veía muy bien, Lena sonrió y Yulia la vio sonrió un poco forzado y le dijo algo al hombre y subió las escaleras, estaba enojada.

-Tolkien, amor, ahora regreso- dijo dándole la copa con agua, Tolkien había visto a Yulia en entendió que pasaba, tomo la copa de Lena, la pelirroja se disculpo con los demás y subió las escaleras, vio a Yulia entrar al baño mas alejado del segundo piso y ella apresuro el paso, entro sin anunciarse y cerró la puerta con seguro, Yulia estaba de pie viéndose en el espejo con las manos sobre en el lavamanos.

-Lena? Que haces aquí?- le pregunto en voz baja volteando a verla.

-Vengo a verte, se que estas molesta.

-Lo estoy, no me gusta eso que hace tu esposo- dijo esto ultimo con sarcasmo.

-Yulia, no te pongas así... por favor...- dijo acercándose con esa mirada que nadie podía resistir, la morena cruzo los brazos volteo a otro lado, ni ella podía resistirse a esa mirada- Yul...- le dijo tomando la barbilla para hacer que la volteara a ver- te amo, lo sabes, deja de preocuparte si?

-Lena es mas que eso, muero de celos cada vez que te toca como lo hizo hoy, se que tarde o temprano lo besaras y eso no podré soportarlo, te amo, te quiero solo para mi, sin compartirte con nadie, odio que seas la señora de Von Troken, que la gente digan que hacen una pareja perfecta, que la gente te relacione conmigo solo porque eres mi abogado, quiero que seas la señora de Volkova, que todos sepan que te amo, que nos amamos, que eres mía- dijo tomándola de la cintura

acercándola a ella.

-Solo soy tuya Yulia lo sabes- le dijo pasando las manos por el cuello de la morena.

-Lo se pero...

-Pero? No hay peros Yul, soy tuya lo sabes- dijo bajando la mano derecha hasta el zipper del pantalón y lo bajo.

-Lena que haces?

La pelirroja no contestó, metió la mano y empezó a tocarla.

-Lena....

-Tómame Yulia, demuéstrame que solo soy tuya.

Estas palabras de reto acusaron el efecto que Lena buscaba, la pelinegra comenzó a besarla con pasión y deseo, con las manos subió el vestido hasta poder tocar la piel, sintió una pequeña braga, con las manos en los glúteos la llevo de espaldas a la pared del amplio baño y se recargó ahí, se separó de los labios de su amada y bajo poco a poco junto con sus manos las cuales tenían la braga, para cuando se hinco en el suelo de mármol la pelirroja dejó de sentir su ropa interior.

-Aah Yul!- gimió con los ojos verde grisáceo clavados en los azules de Yulia, la morena sonrió y se metió debajo del vestido, Lena solo separó las torneadas piernas y el placer que solo Yulia podría proporcionarle empezó en oleadas que estremecían a la pelirroja la cual en un momento pensó que se caería si no tomaba algo para sostenerse, la morena se levanto y ya a la altura de Lena empezó a besarla, la pelirroja agitada correspondió el beso lo mejor que su estado le permitió, Yulia levantó nuevamente el vestido y se acercó a ella, la pelirroja pudo sentirla, con las manos la tomo de las piernas subiéndolas a la su cintura, la pelirroja se aferró ahí mientras Yulia la detenía de los glúteos, de donde sacaba una mujer tan pequeña tanta fuerza? No lo sabía pero en ese momento era lo que menos le importaba.

Aaah!- gimieron ambas al mismo tiempo, Yulia la había penetrado, empezó a moverse con Lena recargada en la pared sosteniéndose solo de los brazo de Yulia y sus propios brazos en el cuello de la morena.

-Lena! Eres mía... siempre lo has sido...- dice a la pelirroja agitada mientras la penetra viéndola a los ojos- lo fuiste a los 16.... lo eres ahora... lo serás siempre.... dilo!

-Lo soy Yulia... siempre lo seré aah!! Hazme tuya... te pertenezco- dice para después besarla apasionadamente.

Entre besos interrumpidos por los gemidos ambas llegan al orgasmo tratando de no gritar, Lena baja las piernas y se pone de pie en el suelo, sabía que Yulia no podría sostenerla mucho tiempo después de eso, cuando Yulia sabe que Lena esta segura en el suelo ella deja la poca fuerza que le quedaba y se recargo en la pelirroja, Lena la abrazó y besó su frente.

-Te amo Yulia, mañana es fin de semana, iré a tu casa a quedarme contigo.

La morena se había recuperado ya y se enderezó aun agitada separándose de Lena para besarla en la boca.

-Te amo, seré mas paciente, te espero en casa- dijo subiendo su pantalón.

-Yul- la morena volteó a verla, se arreglaba el cabello en el espejo- podrías regresarme mi ropa interior?

-No- dijo sonriendo, se acercó y la besó rápidamente- te espero mañana- y se dirigió a la puerta.

-Yul!

-Sh!...- la morena se abrió la puerta y se asomó y volvió a entrar- el pasillo esta solo, te espero- y salió cerrando la puerta.

-Yulia mi ropa!- la morena se había ido, la pelirroja suspiro y después sonrió, se arregló y cuando estuvo lista salió también, Tolkien estaba hablando con otras personas.

-Lena, estaba por buscarte- dijo tomándola de la cintura al llegar a su lado.

-Me entretuve con algo importante, disculpa.

Las presentaciones no se hicieron esperar, Lena conoció mucha gente ese día, se cruzaba con Yulia algunas veces y solo sonrían cómplices, horas después, la morena se despidió de la joven pareja y se fue a su casa, instantes después ellos también se fueron, el dueño de la casa los despidió en la puerta, Tolkien tomo a Lena de la cadera un momento y le ayudo a subir rodeando el auto.

-Mañana iré con Yulia, estaré el fin de semana con ella- le dijo cuando subió.

-Muy bien Lena, yo invitare a Yirki a la casa.

Ambos sonrieron y platicaron de otras cosas, así era su relación, sincera, abierta y llena de confianza y cariño.

Llegaron a la casa, durmieron en sus habitaciones después de hablar un poco mas, Lena se preparaba mentalmente para volver a la mansión Volkov, la casona donde todo comenzó, donde cosas pasaron tanto buenas como malas, el lugar donde hace casi 4 años Lena dejó su corazón con esos ojos azules que nunca dejo que amar.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:49

-Buenos días- dijo Lena en la reja de la casa de Yulia, Hans estaba distraído viendo algo en la caseta, levanto la vista y salió.

-Buenos di... Lena?- dijo sorprendido.

-Hans- le dijo sonriendo.

Abrió la reja rápidamente y salió abrazando a la pelirroja.

-Lena! Cuanto has cambiado- dijo levantando a la mujercita del suelo.

-Lo se- dijo riendo cuando la dejo en el piso.

-La señorita Yulia me lo dijo pero no tenía idea de cómo te veías, eres hermosa.

Lena se sonrojó y Hans rió.

-Supongo que vienes a verla.

-Supones bien.

-Pasa entonces.

-Ahora vengo con mi auto, necesitare mas espacio- dijo acercándose a su vehículo.

-Cielos... ese es tu auto?- pregunto a ver el lujoso y costoso auto al que Lena se acercaba.

-Si- dijo abriendo la puerta.

-Genial!.

Lena solo rió y subió al auto encendiéndolo, Hans abrió la reja y Lena entro despidiéndose con la mano desde dentro, recorrió con calma la gran entrada de la casa, al llegar a la puerta bajo con la pequeña maleta al hombro y todo la puerta, instantes después Yulia abría con una sonrisa.

-Lena- dijo abrazándola.

-Yul- dijo empujándola hacia dentro de la casa, cuando estuvo dentro la abrazo fuertemente y le beso la mejilla- extrañaba tanto esta casa.

Ambas se soltaron y Lena dio una mirada rápida al recibidor, algunas cosas habían cambiado.

-Demos un paseo por la casa- dijo Lena tomándola de la mano, Yulia le pidió la pequeña maleta y empezaron el paseo por la casa dejando la maleta en el cuarto de Yulia, la pelirroja se estremeció al entrar, Lena lo recorrió lentamente hasta quedar frente a la cama de Yulia, en esa cama donde tuvo la primera y la ultima vez con Yulia.

-Que pasa Lena?- dijo tomándola de la cintura.

-Nada, solo recuerdo cosas, vamos a ver la casa.

Salieron de la mano y fueron al cuarto que Lena ocupo, todo estaba como lo dejó al irse.

-No ha cambiado nada- dijo sorprendida.

-No quise cambiar nada.

Lena sonrió y volteó a besarla.

-Sigamos- dijo Lena al terminar el beso.

Recorrieron la casa, ambas tenían recuerdos de cada una de las partes, algo había pasado en cada rincón de la casa, bajan nuevamente para salir al jardín, el lugar de su primer beso. Al terminar el recorrido pasaron todo el día hablando entre risas, besos y muestras de cariño, se sentía bien para ambas estar así.





*****

Los días pasaban, el juicio estaba por terminar, Lena veía a Yulia casi a diario, tanto Tolkien como Lena estaban ansiosos por vivir con su verdaderos amores, el día de decir la verdad se acercaba, ambos estaban emocionados y un poco nerviosos, aun en publico seguían con sus roles de pareja perfecta, Yulia había controlado sus celos y ahora solo esperaba el día que la verdad se revelara, sin importar lo que pasara estaría al lado de la pelirroja.

Ese era el ultimo año que estaban casado cumpliendo con le contrato.

-Tolkien, como será el divorcio?- preguntó Lena sentándose a su lado en la sala de su casa.

-Pues, Yirki tiene un departamento aquí, quiero irme con el.

-Yo quiero irme con Yulia, la verdad amo esa casa.

-Vendemos esta casa y dividimos el costo a la mitad- le dijo el hombre cruzando las piernas.

-Tolkien , tu compraste esta casa.

-Lena, el contrato estipula que si yo quiero puedo darte algo mas y eso quiero hacer.

La pelirroja solo asintió, cuando Tolkien decidía algo muy raras veces cambiaba de parecer.

-Bueno, creo que eso podremos verlo mas adelante, cual será la causa del divorcio?- preguntó Lena.

-Incompatibilidad de carácter?

-Será una sorpresa para todos- dijo Lena recostándose en el pecho de Tolkien- tu papa pondrá el grito en el cielo cuando le digas, te quitara la oficina?

-No, hace seis meses empezó los tramites para darme todo, en poco tiempo estará listo.

-Quiero seguir trabajando ahí.

-Claro.

-Estas tan emocionado como yo Tolkien? Por fin podremos ser libres para estar con la persona que amamos, sin tener que salir en publico o besarnos en fiestas.

-Oye, eso pudo herir mi ego- dijo riendo Tolkien.

-No es eso cariño, besas de maravilla pero sabes que me refiero- dijo Lena acariciando el rostro de aun su esposo.

-Si Lenita, lo se, será fantástico.





El día de la graduación de Lena sus padres, Tolkien y Yulia estuvieron presentes y ese día hubo una cena en la casa de los padres, todo estuvo bien y en armonía, Tolkien trato de no portarse cariñoso con Lena por la presencia de la morena y Yulia realmente agradeció el gesto.





-Que tal salí en la foto?- preguntó Lena mostrándole el periódico.

-“La firma Von Troken ganó un extraordinario e importante caso legal a favor de la empresaria de origen ruso Yulia Volkova, el juicio fue llevado por la esposa del gerente general, la joven pero inteligente recién egresada Lena Katina de Von Torken....”- la morena levanto la vista del periódico y lo tomo viendo la fotografía de Lena saliendo del juzgado- ganaste tal como dijiste que pasaría- le dijo sonriendo.

-Así es, ganamos- dijo besándola, al separase Yulia le regreso el periódico, la puerta se escucho, ambas tomaron sus posiciones, Lena sentada cruzada de piernas y Yulia de pie.

-Adelante- dijo la morena, la puerta se abrió y un niño entra caminando tambaleándose, Yulia corrió y lo cargo, Lena se sorprendió- que haces aquí solo preciosura?- dijo la morena con el niño en brazos riendo alegre tomando a Yulia de la cabeza.

-No esta solo Volky- dijo Amy entrando momentos después entrando, Lena se levanto.

-Amy, que sorpresa- dijo Yulia besándola en la mejilla con el niño en brazos- recuerdas a Lena?- le dijo tomándola del brazo con su mano libre para poder cerrar la puerta.

-Lena?- dijo Amy caminando hasta ella- Lena, que cambio, te ves fantástica- dijo sonriendo.

La pelirroja observaba a escena, Yulia cargando a un niño pequeño que se veía feliz en sus brazos.

-Tía Volky- dijo el pequeño- dulce.

La morena siguió su camino sonriéndole a Lena y le dio una paleta de un cajón del escritorio.

-Max- dijo Yulia llamando la atención del pequeño, el niño volteo a verlo con los ojos violeta que había heredado de su madre- ella es tu tía Lena- dijo de pie a un lado de la pelirroja- el niño sonrió y metió la paleta en la boca- ah es un pequeño convenenciero, ya le di la paleta, no me hará caso hasta que se la termine- el niño se acerco y la abrazó- pero aún así lo adoro- dijo besándole la mejilla, Amy caminaba hacia ellos, al llegar tomo Max en sus brazos y sonrió.

-Así que eres la tía Lena- dijo a la callada pelirroja- me alegra tanto por ambas- dijo sincera.

Lena no había hablado en esos minutos.

-Sabes que me case verdad?- le preguntó Amy ante la expresión de Lena- Max es hijo de mi esposo... lo sabe Volky?- preguntó viendo a Yulia.

-Si lo se, discúlpame, solo estoy sorprendida- dijo acercándose al pequeño- es muy lindo- dijo Lena acariciándole la mejilla, el niño sonrió y después volvió la vista a Amy- tiene tus ojos.

-Si, es como la firma familiar- dijo Amy yendo a sentar al niño en el sillón.

-Lena- dijo la morena tomándola de la cintura- quiero un bebe.

-Hey, no hagan sus cosas aquí, mi hijo esta presente- dijo tapándole los ojos con una mano, después rió ante el sonrojo de ambas y se sentó correctamente cruzando las piernas.

Lena no sabía bien que hacer, Amy seguía viéndola sin molestarle que Yulia estuviera con ella, además ahora estaba casada, no era una amenaza para su relación con Yulia así que bajo la guardia se sentó donde estaba, Yulia se sentó en las piernas de la pelirroja, quería dejarle claro que nada pasaba entre Amy y ella ahora y Lena entendió el mensaje y empezaron a platicar.

-Entonces les digo chicas, deberíamos ir a cenar no creen? Max! No agarres eso, esta sucio- dijo Amy interrumpiendo la plática.

-Oye, en mi oficina nada esta sucio- dijo Yulia algo resentida.

-Volky, es un cenicero- dijo Amy con el niño en brazos- desde que aprendió a caminar ya no hallo que hacer con el.

-Aun así quieres tener hijos Yul?- pregunto Lena riendo de la expresión de Amy.

-Si- dijo sonriente la morena- podré dejárselos a Amy para que jueguen con Max.

-Volky eso sería fant.... Max! No metas las manos ahí!- dijo levantándose.

-Será genial tener hijos Lena- dijo besándola rápidamente.

Lena sonrió, la morena realmente quería tener hijos con ella y de cierta forma la entendía, no tuvo hermanos y sus padres murieron a temprana edad, aunque su nana la cuido no era lo mismo, necesitaba tener una familia a la cual cuidar y proteger, alguien que la hiciera sentir necesaria aparte de Lena, esa idea la hizo sentirse feliz y llena de emoción.

El día había llegado, Lena estaba en la casa de sus padres, Tolkien estaba esperándola afuera de la casa, insistió en acompañarla pero ella se negó.

-Lena hija, tienes alguna buena noticia?- le preguntó su madre viéndole el abdomen, se había vuelto casi una obsesión el embarazo de su hija.

-No es buena pero es noticia, escuchen traten de tomar esto con calma.... Tolkien y yo nos vamos a divorciar.

La noticia les cayó como balde de agua fría en la espalda, los padres estaban cayados, viéndola fijamente.

-Pero porque?- pregunto su padre, la pelirroja estaba callada- te fue infiel?

-No papá ... yo...- la pelirroja suspiró- yo estoy enamorada de una mujer.

Eso los dejó totalmente sin palabras, no la voltearon a ver por verse a ellos mismos.

-Yo siempre he estado enamorada de ella, desde que tenía 16 y ahora que ha vuelto no la dejaré ir, ya hable con Tolkien y esta de acuerdo en todo solo...

-No! No Lena- dijo su madre gritando- no! Lena estas confundida, equivocada, mi hija no puede ser una de esas.

-Mama- dijo Lena con la mano en la frente- por favor, gritármelo en la cara no me hará cambiar.

-Es Yulia verdad?- dijo la madre temblando- ella es la que te pervirtió en la casa cuando trabajaste para ella, te hizo algo estando allá?

-Mama....

-Dime! Te hizo algo?

-Mama...

-Lo sabía ella te pervirtió!- dijo la mujer llorando casi fuera de sí.

-Mama! Basta! Deja de culpar a Yulia, si, ella es la mujer a quien amo y ella no me pervirtió ni me hizo nada, las cosas simplemente se dieron, papá...

El hombre volteó a verla.

-Papá, mamá, necesito saber si me apoyan o no, no contesten ahora, vendré en tres días, me encantaría que estuvieran conmigo como lo estuvieron con Tolkien, sé que es algo difícil y sorpresivo pero es la verdad, siento no haber llenado sus

expectativas pero no puedo ni quiero cambiar, ya sea que me apoyen o no yo los seguiré amando.

Tolkien entro a la casa por los gritos de la mujer.

-Lena?- los tres voltearon a verlo.

-Todo esta bien Tolkien, vamonos- dijo tomando del brazo al chico mientras la mujer lloraba en el sillón, el padre de la pelirroja estaba a su lado, tratando de consolarla pero con su mente lejana, recordando aquellos momentos cuando ella volvía de la casona, durante un tiempo estuvo pensativa, distante, perdida dentro de su cabeza, después estaba radiante y feliz, después triste y deprimida y en ese momento Yulia se fue, ahora muchas cosas tenían sentido para el en el comportamiento extraño de su hija hacía casi 4 años, lo que no entendía era porque se había casado con Tolkien y porque el seguía acompañándola y tratándola como si nada pasara.





-Tan mal fue?- le preguntó Tolkien dentro del auto.

-Si, mi madre dijo que no podía creer que su hija fuera una de esas, una de esas- repitió la pelirroja con la voz quebrada- de seguro ahora cree que soy la peor persona del mundo.

-No te pongas así Lenita, dale tiempo- dijo Tolkien sonriendo tratando de confortarla, la pelirroja sonrió un poco y no hablo hasta despedirse de el en la casa de Yulia, la morena estaba con Hans esperándola, al bajar la pelirroja la mano de Tolkien despidió a ambas chicas, al entrar la pelirroja saludó a Hans y entro de la mano con Yulia.

-Lena que paso?- preguntó la morena dentro de la casa.

-Pues... lo que tenía que pasar, mi madre se puso como loca, me gritó y dijo que su hija no podía ser una de esas, que tu me pervertiste mientras estuve aquí.

-Bueno, técnicamente eso podría ser verdad- dijo Yulia tímidamente.

-Lo se- dijo Lena riendo un poco, después suspiró- Tolkien dice que necesita tiempo.

-Y si no lo acepta?

-Nada, solo no asistirá a nuestra boda- dijo sonriendo un poco besándola, no se dejaría intimidar por nadie, por nada la perdería de nuevo.





Esa noche parte solo la pasaron en el balcón viendo las estrellas y después durmieron, a la mañana siguiente la pelirroja amaneció de mejor animo y se bañó.

-Yul, amor- dijo bajando en bata y cabello húmedo- recuerdas donde deje mi ropa ayer... papa?- dijo la pelirroja sonrojada viendo a su padre hablando en la sala con Yulia.

-Hola Lena.

-Papá? Que haces aquí?- preguntó recuperándose de la sorpresa.

-Vine a hablar contigo y bueno, la señorita Volkova me dijo que te estabas bañando y decidí hablar con ella.

La pelirroja se preocupó pero al ver el rostro de Yulia entendió que nada malo había pasado y se relajó.

-Bueno, aquí me tienes, que pasa?- dijo sentándose al lado de Yulia.

-Hija, seré honesto contigo, la noticia de ayer me sorprendió mucho pero no me es nueva, yo había notado algo diferente en ti, no quiero saber detalles, solo quiero decirte que, si esta relación te hace feliz y ella te quiere yo te apoyo, aunque tu madre ahora no lo haga, yo si.

-En verdad papa?- dijo emocionada.

-Si, eso le dije a la señorita Volkova hace un momento.
Volver arriba Ir abajo
Lucky
En Camino
En Camino
avatar

Femenino Edad : 31
Localización : en mi trabajo me la vivo ahora =O=
Cantidad de envíos : 222
Fecha de inscripción : 13/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   30/6/2008, 15:51

Lena volteo con Yulia y ella sonrió, Lena la abrazo.

-Aun así Lena- dijo el padre evitando que ellas tuvieran mas contacto, no le molestaba pero una no estaba listo para ver a su hija besar a otra mujer- no me has explicado que pasa con Tolkien.

-Aun no puedo decir nada papa, pero todo se sabrá.

El hombre asintió y se levantó.

-Bueno hija, no vayas mañana, tu madre aun no lo supera bien, dale tiempo, ahora me voy, compermiso señorita Volkova- ambas chicas acompañaron al hombre a la puerta, Lena quería llevarlo hasta la reja pero como vestía solo bata Yulia no lo permitió y fue sola con el.

-Señor Katin- le dijo Yulia mientras iba camino a la reja- realmente agradezco su apoyo y comprensión, se que no es fácil para usted pero es muy importante para nosotras su decisión, mas para Lena, le prometo que la cuidare muchísimo, nunca la lastimare.

-Eso espero, la ama?

-Con toda mi alma señor.

El hombre asintió y después suspiró.

-Solo quiero pedirle... quiero pedirte que la hagas feliz, tan feliz como sea humanamente posible.

Yulia asintió y siguieron caminando hasta llegar a la reja.

-Te veré después Yulia, tu casa es muy bonita.

-Claro señor, gracias.

El salió y Yulia volvió a la casa contenta, el apoyo de Sergey era importante para su pelirroja, ahora solo faltaba su madre pero tenía esperanzas.





****

Tolkien había hablado con su padre también, el cual tuvo una reacción muy mala, amenazó con desheredarlo pero Tolkien no se echo para atrás, todos en casa querían saber que pasaba con Lena, el dijo que estaba de acuerdo después salió de la casa dejándolos confundidos, ahora Lena estaba de vacaciones y no iba a la oficina, el padre de Tolkien no supo donde buscarla y Sergey no dijo donde estaba y aunque Inesa tenía una sospecha se negó a la idea y tampoco dijo nada, los días pasaban entre dudas para todos.





*****

-Yul, mañana iré a firmar el divorcio definitivo, seguiré en la oficina trabajando.

-Ok, que hay con tu mama? Ya te habló?

-No... no creo que lo haga en un buen tiempo, ella estaba obsesionada con que tuviera un bebe y adoraba a Tolkien...

-No te pongas triste pelirroja, veras como todo se arregla, dale tiempo- le dijo Yulia besándola tiernamente.

-Lo se Yul- dijo antes de empezar a besarla nuevamente.



Al día siguiente Lena se presentó en el trabajo de manera normal, ella y Tolkien formaron el divorcio y después se fueron a comer, relación seguía siendo la misma y nadie notó cambio, mientras la madre de Lena estaba muy confundida, estaba segura de que la culpable de todo era Yulia.

-Señorita Volkova?- dijo si secretaria al teléfono.

-Si?

-La busca la señora Inesa Katina.

La morena suspiró, sabía que ese día llegaría.

-Dile que pase y que no nos interrumpan por favor.

La secretaria obedeció y cerro la puerta tras ella dejándolas solas.

-Señora Katina, dígame que puedo hacer por usted.

-No se como, pero estoy segura de que usted sedujo a mi hija- le dijo seria pero tranquilamente- solo quiero pedirle que la deje, déjela continuar su vida, con su esposo, con su familia.

Yulia estaba callada escuchándola a la mujer, no tenía pensado contestarle de alguna mala manera, aun si ella fuera agresiva.

-Ella es una buena persona, no haga que arruine su vida con otra mujer, eso no es natural.

La morena seguía callada, unos pasos acercándose la hicieron desviar su atención de la mujer, era Lena entrando sin anunciarse.

-Buenas tardes madre- dijo casi a su lado- hola amor- dijo yendo a ella, al llegar la beso en los labios y se sentó en el escritorio- madre, puedo saber que haces con mi novia?

La mujer seguía viéndolas sorprendidas.

-Lena...

-Madre, te hice una pregunta- dijo Lena interrumpiendo a Yulia.

-Hija, yo vine a hablar con esta mujer- dijo viendo despectiva a la morena.

-Mama, esta mujer como le dices tiene nombre, se llama Yulia Volkova y lo sabes, y sabes también que ella es mi novia, solo te aviso, el divorcio esta firmado y si vas a venir a verme o a ver a Yulia solo quiero pedirte que seas amable con ambas, Yulia nunca me trato mal, no lo ha hecho ni lo hará, además es la mujer que amo y me casare con ella, espero nos acompañes.

Inesa estaba con la boca abierta, no podía creer lo que escuchaba de los labios de su hija.

-Lena pero....

La mujer no dijo mas y solo se levantó saliendo de la oficina.

-Siento que tengas que pasar por esto- dijo Lena sentándose en las piernas de Yulia cuando su madre salió.

-No te preocupes Lena, sabía que algo así pasaría.

-Sabes? Papa nos invito a cenar hoy.

-A casa de tus padres?

-Claro que no- dijo riendo, Lena estaba tranquila, sabía que su padre la aceptaba sin importar que ahora estuviera con una mujer.





*****

Los siguientes meses se hicieron mas fáciles para Lena, su madre ya no molesto a Yulia y su padre se portaba de lo mas normal con ambas, tenía todo ese tiempo viviendo en la mansión, Hans ahora sabía y estaba feliz por sus amigas.

-Lena...

La pelirroja agitada se movía encima de la morena mientras esta la tomaba de las caderas.

-Lena....

La chica abrió los ojos y volteo a verla.

-Mírame- le dijo la morena para volver a tomarla de las caderas y empezar con el movimiento haciéndola gemir- no cierres los ojos.

La pelirroja gimió mas fuerte y se agacho a besarla después enderezo el cuerpo con las manos hacia atrás dejando ver cada parte de la anatomía pecosa, hizo la cabeza para atrás moviendo el cabello con ella, los senos danzaban al mismo tiempo que sus movimientos, Yulia no resistió y los tomo con las manos, los movimientos de Lena aumentaban, las respiraciones de ambas se agitaban cada vez mas, ambas gemían y se movían cada vez mas rápido.

Ese orgasmo fue demasiado para la espina dorsal de la pelirroja y al terminar cayo sobre Yulia.

-Ah Yul, eso fue genial- dijo agitada.

-Lo se.

Siguieron besándose hasta pasada la media noche, su boda estaba cerca y la emoción crecía.



Como era de esperarse Amy viajaba constantemente para ayudarles con la boda, Tolkien ayudaba a Lena para escoger el vestido y Yirki ayudaba escogiendo los arreglos del salón, sería una boda pequeña, solo familia y amigos irían, Lena tenía una pequeña esperanza de que su madre aceptara su relación y estuviera con ellas.





******

El día había llegado, Lena estaba en una habitación con Tolkien, su padre y Jen, la cual se enojó por no haberle dicho la verdad, pero después se le paso entendiendo un poco las razones de Lena.

-Papa, estoy muy nerviosa.

-Tranquila Lena, todo saldrá bien.

-Lenita, trata de estar tranquila- le dijo Tolkien

-Si Lena, cálmate- dijo Jen.

-De seguro Yulia esta totalmente tranquila, quien tuviera su temple- dijo viéndose al espejo.





Mientras Yulia estaba en otra habitación con la nana, Hans, Amy y Yirki, estaba nerviosa.

-Yulia cálmate- le dijo la nana.

-No puedo.

-Volky, no querrás dejar viuda a Lena antes de la boda verdad?

-No!

-Entonces cálmate, te vas a desmayar.

-Hazle caso a Amy- dijo la nana riendo.

-Gracias nana- dijo la chica de ojos violeta.

-Amy! Donde esta Max?- dijo Yulia levantándose de golpe del sillón.

-Con su padre, Volky, cálmate- dijo acercándose a acomodarle el saco.

-Yulia, si te despeinas no volveré a peinarte- dijo la nana.

-Y yo no volveré a maquillarte- dijo Yirki.

-Bueno bueno ya!- dijo Yulia sentándose de nuevo.



Mientras en el salón los pocos invitados platicaban entre si, casi nadie sabía de esa boda, ni siquiera del divorcio de Lena y Tolkien, eran amigos de Tolkien, el esposo de Amy con Max, la novia de Jen y la familia de Hans.

A las 6:00 la juez llegó puntual, la novia de Jen corrió a avisar que la hora había llegado, Yulia salió primero del brazo de la nana seguidas de los demás.

-Nana- dijo en voz baja- me habría encantado que mis padres estuvieran aquí hoy.

-Lo están Yulia, en primera fila- dijo tomándole la mano tratando de que no se deprimiera en ese momento.

-Gracias por decirme lo que necesitaba escuchar nana, sigo nerviosa.

-Todo saldrá bien- le dijo abrazándola frente a la juez, la anciana tomo su lugar al frente, Yulia esta nerviosa, su estomago parece tener una guerra dentro, sus manos tiemblan un poco, sus palmas sudan, su corazón parece salirse de pecho en cualquier momento, de repente, escucha pasos, siente que el corazón se detiene un momento, después casi jura que los demás escuchan sus latidos al ver a Lena entrar con el vestido de novia de la mano de su padre.

Ella sonríe, Lena responde de la misma manera, el padre llega hasta su lado con Lena, le besa la mejilla y la deja al lado de Yulia.

La boda paso muy lento para ellas, rápida para los demás, a la hora de pedir los anillos Max camino con su pequeño traje hasta donde estaba la pareja y se los dio en un pequeño cojín rojo esa era una sorpresa para Yulia quien no pudo evitar besarlo al dejarlo ir, casi al terminar la boda Lena volteo hacia atrás esperando ver su madre pero no estaba, suspiró y volteo a ver a Yulia, entendió que no puede tenerlo todo en la vida, solo esperaba que el tiempo la ayudara y volvieran a tener la misma relación de antes.

-Te ves hermosa- le dijo Lena mientras iban en la limosina.

-No, tu te ves hermosa- dijo besándola.

Antes de bajar se retocaron lo que pudieron el maquillaje.

-Adelante señora de Volkova

-No sin usted señora de Katina.

Ambas sonrieron y se besaron.

-La amo señora de Volkova

-La amo también señora de Katina.

Volvieron a besarse.

-Ya terminaron?- pregunto Amy en la puerta interrumpiendo el beso.

-Amy!

-Volky!- dijo imitando su tono- ya entren, las esperan para iniciar el baile.

Entraron felices y la fiesta comenzó, al final se fueron a escondidas de todos a la luna de miel que Tolkien les regaló a París, la madre de Lena no asistió a la boda, talvez, con el tiempo entendería la nueva y feliz relación de su hija, no puede tenerse todo en la vida, pero mientras mas cerca estás de la felicidad las cosas se van haciendo a cada momento mas fáciles.


FIN
Volver arriba Ir abajo
eclar
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 24
Localización : en algun lugar
Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   6/7/2008, 20:43

estuvo muy bueno e interesante el fanfic , te doy las gracias por subirla
Volver arriba Ir abajo
Lena_Tenjou
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 33
Localización : En Mi Cueva o.O
Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 19/05/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   18/7/2008, 21:33

Sipi sip lo mismo digo ñ_ñ, estuvo muy interesante y entretenido, Gracias por compartir con nosotras la Historia!!!! ::uiuiui:: ::uiuiui::
Volver arriba Ir abajo
koby-Sama
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 24
Localización : Mi ksa xD
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 10/02/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   3/8/2008, 04:00

me gusto muxo! jaja
fue linda =) aunq no se q hago tan seguido en esta seccion xD
me gusto =)
Volver arriba Ir abajo
bichitoxxx
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 38
Localización : En algun lugar oscuro.
Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 25/12/2008

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   29/12/2008, 01:00

muy originla la historia y muy buena la escritora
Volver arriba Ir abajo
sussyshizuma
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 40
Localización : santiago,chile
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 17/01/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   22/2/2009, 00:53

1° Me encanto la historia
2° Debo decir que es primera vez que leo algo de futanari
3° Quiero decirte que lo escribiste genial, tienes ese don para escribir y que sea bello y exitante, pero no burdo o grotesco en las partes donde se referia a hacer el amor...
Bueno mil gracias por la historia en verdad me encanto
Volver arriba Ir abajo
qlau
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 26
Localización : En la lunaaaa :)
Cantidad de envíos : 9
Fecha de inscripción : 18/01/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   16/4/2009, 18:10

*¬* Mi dios, esta es la historia perfecta, pero ha que mente tan mas pervertida tengo
Volver arriba Ir abajo
chikane0704
Lektor
Lektor


Femenino Edad : 28
Localización : aqui
Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 27/05/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   17/7/2009, 17:51

uyyyyyyyyyyyyy!!!!!!!!!! esta muy linda!!!!!!!! me encanto, felicidades!!!!!!!!! eres muy buena escritora
Volver arriba Ir abajo
Ekaryl
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : cartagena, colombia
Cantidad de envíos : 423
Fecha de inscripción : 25/07/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   26/7/2009, 15:33

que super historia.... muy buena... gracias por publicarnosla...
Volver arriba Ir abajo
Shikat
YLS m@niaco
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Peru - Lima
Cantidad de envíos : 841
Fecha de inscripción : 04/07/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   23/12/2009, 14:40

Gracias x sta gran historia!! m ncanto!!!
pero xk ahi keda!! abu!!!!
weo weno!! genial1!
Volver arriba Ir abajo
b153xu4l
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 20
Localización : En los sueños de quienes dicen soy su peor pesadilla
Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 07/01/2010

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   17/1/2010, 20:22

estuvo muy interesante y bonita gracias por subir la historia
Volver arriba Ir abajo
http://hi5.com/friend/profile/displaySameProfile.do
himeko1999
Dangerous and Moving
Dangerous and Moving
avatar

Femenino Edad : 27
Localización : Ni puta idea c:
Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 10/07/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   18/1/2010, 15:47

esta historia esta muy buena y sobre todo la parte del arnes bueno bye
Volver arriba Ir abajo
Yarina
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 21
Localización : Pucallpa
Cantidad de envíos : 49
Fecha de inscripción : 20/01/2009

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   5/2/2010, 13:19

Super!!!!!! no me canso de leer este fic me encanta ^^
Volver arriba Ir abajo
Dayana Hernandez Garcia
Ubicandose
Ubicandose
avatar

Femenino Edad : 26
Localización : en alguna parte de tu corazon
Cantidad de envíos : 112
Fecha de inscripción : 10/03/2010

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   26/4/2010, 17:02

me quede anonadada fue hermoso muy lindo me encantan este tipo de historia y no te pasaste estubo genial a mi parecer
Volver arriba Ir abajo
Matsuri
Lektor
Lektor
avatar

Femenino Edad : 25
Localización : Azarath
Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 26/04/2010

MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   27/4/2010, 00:48

Uno de los mejores Fics de ellas que he leido

Y yo quiero más Lemon XD

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Circunstancias//by Alejandra [Completo]   

Volver arriba Ir abajo
 
Circunstancias//by Alejandra [Completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» AYUDA CHICAS NECESITO KIT COMPLETO PARA UÑAS DE GEL
» Desmontar salpicadero completo.(Desmontaje finalizado)
» Alejandra Maglietti: "Me da menos vergüenza mostrar las lolas que cantar".
» COMPRO ESCAPE COMPLETO/ PARCIAL DE 1.8 16V 130 CV DEL 2000
» 7 Dias 7 noches seguridad privada programa completo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yuri's Lyrical Secrets :: Fan Fics 18+ :: 18+ :: T.A.T.U-
Cambiar a: